Está en la página 1de 2

El método FCT se encuentra bien descrito en varias normas de ensayo.

Debe observarse que el método


deberá ser utilizado únicamente para cartón corrugado simple de capa única. En el ensayo de cartón de
doble capa y de triple capa, se le deben quitar capas al cartón corrugado de forma que el ensayo se lleve a
cabo sobre cartón de capa única. La interpretación del resultado no deja de tener sin embargo su
complicación.

Evidentemente es difícil transformar tales datos para obtener el valor real de resistencia del cartón de doble
capa o de triple capa. Los métodos de ensayo actuales miden la fuerza máxima de compresión que el cartón
corrugado puede resistir antes de que el fluting colapse finalmente debido a la compresión.

Esto significa que la resistencia se mide cuando el espesor del cartón corrugado se ha reducido ya a menos
de la mitad de su espesor original y cuando por lo tanto el cartón ha perdido de forma drástica su propiedad
de rigidez a la flexión. Probablemente podría proporcionarse una información valiosa acerca de la resistencia
al aplastamiento en el plano del cartón corrugado si se registraran también la energía tensil y el gradiente
inicial de la curva fuerza-deformación.

6.2 La curva uniforme describe la compresión del cartón no dañado y la deformación del fluting, bajo una
carga creciente. En el momento del colapso, el cartón corrugado ha sido ya prensado a menos de la mitad
del espesor original. La curva quebrada muestra la compresión del cartón corrugado que ha sido dañado
durante el proceso de transformación por fuerzas de compresión muy altas perpendiculares a la superficie.

Fichas Técnicas

Una ficha de especificaciones técnicas de cualquier producto proporciona una información completa y
detallada del mismo y se constituye en un interlocutor válido entre el proveedor y su cliente.

La información que se debe indicar en una ficha técnica no está especificada, normalmente se suele
elaborar de acuerdo con las necesidades y aplicaciones del material que define y suele incluir un listado de
valores de resistencia y características que se han determinado tras realizar una serie de pruebas.

Dado que los materiales celulósicos son higroscópicos, es decir, que modifican su contenido en humedad
para alcanzar el equilibrio con el ambiente en el que se encuentran, y considerando que esto afecta a sus
propiedades, las fichas de especificaciones técnicas deben necesariamente incluir el acondicionamiento al
que ha estado sometido el material.

Además, para que la información sea completa se debe indicar la normativa o, en su defecto, metodología
con la que se ha determinado las propiedades y resultados que se presentan.

Desde el Laboratorio se tiene capacidad para elaborar completas fichas técnicas, que contengan la
información necesaria para la perfecta descripción del material.
Durante varios años, tres atmósferas de prueba estándar han sido de uso común:
20 ° C / 65% r.h .; 23 ° C / 50% r.h. y 27 ° C / 65% r.h.
En el momento de la publicación de esta revisión de ISO 187: 1977, la atmósfera era de
23 ° C / 50% r.h. se usa casi exclusivamente en la mayoría de los países y después del 1
de enero de 1993 se debe considerar la atmósfera de prueba estándar ISO para pruebas
de pulpa, papel y cartón. Sin embargo, el 23 ° C / 50% r.h. La atmósfera es difícil de
alcanzar en algunos de los países ubicados en zonas tropicales, y en dichos países la
temperatura de 27 ° C / 65% r.h. Se permite la atmósfera. Hasta el 1 de enero de 1993 el
20 ° C / 65% r.h. La atmósfera es aceptable como una atmósfera de prueba estándar.

¿Es adecuado el método FCT?

En una investigación llevada a cabo en el KCL (Instituto de Investigación Finlandés de la Pulpa y el Papel),
se encontró que el valor FCT no cambiaba incluso si el cartón corrugado era pre-comprimido al 30 % de su
espesor original. A pesar de la dura manipulación que esto implicaba, el cartón corrugado volvía a más o
menos su espesor original. El valor ECT quedaba también más o menos invariable. Por otro lado, se observó
una reducción drástica en la rigidez a la flexión, y esto implicaba que se reducía la resistencia BCT de la caja
de cartón corrugado.

Esta investigación mostró que mediante el método FCT (o mediante mediciones normales de espesor del
cartón corrugado) no necesariamente se detectan las fuerzas de compresión perpendiculares a la superficie
a la cual el cartón corrugado está expuesto durante la manipulación dura en la etapa de transformación.
Únicamente cuando el cartón corrugado ha quedado expuesto a fuerzas de compresión tan altas de forma
que el espesor se ha reducido aproximadamente en un 50% o más, puede detectarse entonces claramente
un valor de resistencia FCT inferior. El cartón se recuperaba de forma que solo se pudo observar un cambio
de espesor de un 10%. La rigidez a la flexión del cartón corrugado se había reducido en ese momento en
aproximadamente el 30% (ver Figura 6.4).

Esto conduce a un cierto número de respuestas: tal vez mediremos la capacidad del cartón corrugado para
resistir fuerzas de compresión de una forma diferente al método FCT actual. El ensayo de espesor bajo una
presión de ensayo de 20 kPa no muestra indicación alguna de las reducciones de espesor que pueden
haberse producido en el cartón corrugado durante la transformación. Debe utilizarse el método de rigidez a
la flexión como control de rutina para indicar si el proceso de transformación ha originado alguna reducción
seria en el nivel de calidad. Hoy existe un número considerablemente mayor de aparatos de laboratorio para
poder describir de una manera más relevante las propiedades del cartón corrugado que los que estaban
disponibles en el momento en que se estandarizó el método FCT. El método FCT deberá complementarse
con el ensayo de la rigidez a la flexión de cuatro puntos.

Todo ello muestra que el FCT es un buen método para medir la resistencia a la compresión perpendicular a
la superficie, pero que no se ve afectada por los daños que puedan haber reducido considerablemente el
espesor. Es por lo tanto una guía de poca confianza para la rigidez a la flexión y para el BCT.

También podría gustarte