Está en la página 1de 4

TEORÍA DE LA ISOSTASIA

La teoría de la Isostasia se basa en la idea de que existe un estado de equilibrio


entre grandes bloques de la corteza terrestre, tales como montañas, planicies y
mesetas por un lado y los fondos oceánicos por otro. Esta condición de equilibrio
es debida a que las montañas están compuestas por rocas relativamente ligeras
mientras que en las cuencas oceánicas están integradas por rocas más pesadas.

Se supone que a una cierta profundidad debajo de la corteza, existe una capa
de compensación isostática constituida por materiales en estado fluido o
semifluido.

Teniendo en cuenta el hecho de que existe una división en bloques de la corteza


terrestre, las masas de materiales que son erosionadas de los bloques
montañosos y depositadas en las planicies y en los fondos oceánicos, producen
un desequilibrio isostático que obliga a emerger a las masas continentales y a
hundirse más a los fondos oceánicos.
La isostasia es la condición de equilibrio gravitacional a la que tiende la zona
externa de la geosfera (la corteza y el manto contiguo) de manera que se
presentan diferencias de altitud, como las que distinguen océanos de
continentes, que compensan las diferencias de densidad en las distintas áreas.
Se resuelve en movimientos verticales (epirogénicos) y está fundamentada en
el principio de Arquímedes. Fue enunciada como principio a finales del siglo XIX.
El equilibrio isostático se puede romper:
 Al formarse una cordillera.
 Al erosionarse un bloque montañoso, y acumularse estos materiales
sobre otro bloque.
 Al aumentar la temperatura y fundir un casquete glaciar que recubre un
bloque.

MODELOS ISOSTÁTICOS:

En 1735, en una expedición científica en Perú, Pierre Bouguer observó que


la deflexión de la vertical era menor a la esperada basándose en la topografía
visible de los Andes. El mismo fenómeno fue observado en un levantamiento
topográfico en la India a cargo de George Everest. De estas observaciones
surgió la idea de que cierta compensación, con un contraste negativo de
densidad, debe existir debajo de la topografía visible.
Esto condujo al concepto de isostasia, que asume equilibrio de cada columna de
la Tierra hasta cierto nivel de compensación. La condición de equilibrio isostático
se plantea como:

𝐻
∫ 𝑝𝑑𝑧 = 𝐶𝑡𝑒.
−𝑇0

Donde T0 es la profundidad de compensación, H la altura de la topografía y p la


densidad. Esta expresión establece que existe un nivel de compensación T0 por
encima del cual el peso de todas las columnas imaginarias de corteza y manto
es constante. Esta condición se cumple aproximadamente en la tierra para
valores de T0 de pocos cientos de kilómetros. Si el peso de dos columnas fuera
distinto, el manto (que es fluido en escalas de tiempo geológicas) se desplazaría
hasta equilibrarlos, alcanzando un equilibrio isostático.

Se han desarrollados dos hipótesis isostáticas extremas, que tratan de explicar


cómo se compensan en la profundidad, las características de la superficie de la
Tierra:

a) Hipótesis de Pratt-Hayford (1864): dice que la compensación se consigue


por variaciones laterales de densidad por encima del nivel de
compensación situados a 113,7 km de profundidad, dependiendo de las
densidades de la elevación.
b) Hipótesis de Airy: sostiene que la corteza terrestre se encuentra en un
estado de equilibrio de inmersión, como los icebergs sobre el agua, de
manera que los materiales superficiales tienen aproximadamente la
misma densidad y flotan sobre un substrato más denso. Por lo tanto, el
concepto de Airy supone que las cadenas montañosas deberían tener
profundas raíces en el basamento por debajo del nivel alcanzado por los
bloques de regiones terrestres más deprimidas.

BIBLIOGRAFÍA

 https://es.wikipedia.org/wiki/Isostasia
 http://iesmontesobarenes.centros.educa.jcyl.es/sitio/upload/Isostasia_1.p
df
 http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1020147294/1020147294_012.pdf
 http://iespoetaclaudio.centros.educa.jcyl.es/sitio/upload/isostasia_weg_1
bac.pdf
 Geología General – Hugo Rivera Mantilla.

También podría gustarte