Está en la página 1de 3

NATALIA CAÑON CHISABA

ESCUELA DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS, CONTABLES, ECONOMICAS Y DE


NEGOCIOS
PROGRAMA DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS
CULTURA POLÍTICA

Referencia Bibliográfica:

-Jorge, J; Leguizamón, M & Steciow, U (2013). La influencia de la educación sobre la


participación política. Universidad de la Plata. Volumen 1. Número 39. Pp. 153-168 Recuperado
de: http://sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/29660/Documento_completo.pdf?sequence=1

Título del documento: La influencia de la educación sobre la participación política.

Autores: José Eduardo Jorge, Mara Leguizamón y Ulises Steciow.


Universidad Nacional de La Plata (Argentina)

Tipo de documento: Es un texto argumentativo.

N° de páginas: 16

Palabras claves: Educación, participación política, cultura política, medios de comunicación


Sinopsis:

El texto es una investigación que se enfoca en argumentar el por qué el nivel educativo de una
población es eje fundamental de la participación política de la misma, sin embargo este no es el
único factor que juega un papel importante en la participación política de una sociedad según
Jorge, Leguizamón & Steciow (2013): “(…)el incremento de la información política accesible para
el ciudadano común, el ascenso de la igualdad de género, el cambio en las prioridades valorativas
y el predominio de la economía de servicios.”(Pág. 154). Lo que significa que el desarrollo de
varios factores dentro de la era pos industrial influyó en la participación política de una sociedad
como el avance de los medios de comunicación logró que el ciudadano común tuviera cada vez
más acceso a la información política, y cómo el desarrollo de la economía permite que el
ciudadano común se enfoque en adquirir un pensamiento crítico a partir de la educación para la
participación política porque el voto deja de ser suficiente.
A principios de los años sesenta se evidencia la búsqueda por parte de los ciudadanos, de nuevas
formas de participación política y de espacios en los que su participación política sea verdadera a
la hora de tomar decisiones, es por esa razón que crean movimientos sociopolíticos en pro de los
derechos humanos, del feminismo, de las etnias, de la ecología, cómo lo dicen Jorge, Leguizamón
& Steciow (2013): “Una de sus expresiones son las organizaciones civiles englobadas bajo el
concepto de “nueva política”, que incluyen movimientos sociales vinculados al ecologismo, el
feminismo, el pacifismo y la defensa de los derechos humanos, de género y de minorías étnicas y
culturales.” (Pág. 155).

En la actualidad en sociedades en las que la educación superior abarca a la mayoría de la población


se presenta una apatía general por los temas de participación política una de las tesis que presentan
los autores frente a este tema es la que propone Sartori junto con Schumpeter:

(…) que ni el ejercicio recurrente del voto ni la difusión de la educación general han modificado
esta situación. La persona más educada –afirma– no cuenta por eso con la motivación ni las
aptitudes necesarias para opinar, actuar y decidir de manera idónea sobre cuestiones políticas. Los
asuntos públicos requieren un conocimiento experto y unas habilidades especializadas que solo
una educación política específica podría proporcionar. El razonamiento del ciudadano común –
prosigue Sartori–, aun si es muy instruido, desciende de nivel –como advertía Schumpeter– no
bien entra en el terreno de la política. La democracia moderna funciona porque los ciudadanos no
deciden sobre los temas políticos –para lo cual carecerían del interés y las aptitudes suficientes–,
sino porque su papel es elegir a los representantes que toman las decisiones. (Jorge, Leguizamón &
Steciow, 2013, pág. 156).

A lo que los autores afirman que según los avances tecnológicos y económicos las afirmaciones
dejan de ser válidas, ya que los avances en los medios de comunicación hacen que el acceso a la
información política sea mayor y que la educación permita a los ciudadanos asimilarla y apropiarla
y ser capaz de generar algo los que los autores llaman: “movilización cognoscitiva”. La
investigación que argumenta esta afirmación es una encuesta a personas con distinto nivel
educativo de Argentina en las que se refleja el interés por la participación política de la población
con nivel educativo superior, tanto como por informarse a través de los medios de información
acerca de lo que pasa en la política. Otra de las conclusiones a las que llegan los autores es la
tendencia de extinción de las distinciones de género y sexo en la educación superior, como lo
afirmar los autores Jorge, Leguizamón & Steciow (2013): “Una primera conclusión que se
desprende de estos análisis es que la educación superior tiende a borrar las diferencias de género y
de edad que puedan existir en la población general en materia de participación política (…)”.
(Pág.162). Su investigación es un claro argumento de su tesis, es la educación la clave paralos
cambios políticos es por medio de esta que se pueden llegar a generar cambios políticos
importantes, porque es de esta manera que la población es capaz de entender la información
política que recibe de los medios de información y no sólo de entender sino de formar un
pensamiento crítico frente a esta y de esta misma manera crece su interés y su activismo político
que sobrepasa el voto.

Objetivo de la lectura: Dar una mirada crítica a la amplia relación que tiene la educación de una
sociedad y su participación e interés político.

Preguntas que genera el texto:

 ¿Este patrón aplica en la sociedad colombiana?


 ¿Los medios de comunicación como medios de información política o como medios de
manipulación social?
 ¿La educación superior es para la sociedad colombiana fuente de cultura o dentro de las
herramientas que ofrece, esta es la que menos importancia tiene para los estudiantes?
 ¿Por qué al parecer en Colombia la participación política solo le interesa a los estudiantes
de universidades públicas y más bien son pocos los estudiantes de universidades privadas a
los que les interesa?