Está en la página 1de 2

Visita a un espacio cultural

El Centro Ceremonial Otomí: un templo prehispánico en medio del bosque.

Vallejo, M. E. Et al (2002) Las funciones de los museos con una visión didáctica para esto se
necesitan propuestas novedosas relacionadas con la educación y la comunicación.
Vallejo, M. E. Et al (2002) Los museos en donde habita una riqueza histórica y cultural de nuestro
país, siendo los museos el espacio para dar a conocer nuestro patrimonio.
Vallejo, M. E. Et al (2002) Fomenta y fortalece la identidad cultural y la memoria histórica de las
sociedades a través de la comunicación en conjunto de la educación integral de los museos,
propiciando el acercamiento a la comunicación atendiendo a entender a el significado de algunos
conceptos.
Vallejo, M. E. Et al (2002) Los museos tienen la propuesta de otorgar programas que ayuden a la
educación en aspectos de crear conocimiento, identidad, trabajar de manera interdisciplinaria, acercar
al público va su historia y conocer su cultura.
Zavala, L () El patrimonio cultural esta ligado al concepto de objeto cultural.
Zavala, L () Es posible pensar en una diversidad de opciones que podríamos conocer como una opción
ritual y una opción lúdica en la que cada una supone en los museos una determinada función en
relación con el patrimonio cultural.

Los vestigios de las culturas prehispánicas son un mapa esencial para entender el pasado de este país.
Nos referimos a ese grupo de huellas arqueológicas (desperdigadas en cada rincón de México) que
aunque comparten características parecidas, tienen historias y tiempos diferentes que contarnos. Un
ejemplo asombroso de esto es el Centro Ceremonial Otomí, en el Estado de México.
Un monumento que si bien se construyó en 1980, se edificó con las normas y estilos que dictan las
tradiciones de este pueblo originario.
El templo otomí se ideó para ofrecer a los indígenas de la zona un área para realizar ceremonias
y rituales religiosos. Desde hace más de tres décadas, se encuentra al pie del Cerro de la Catedral;
en el corazón del Bosque Otomí-Mexica; un parque estatal de 2.800 hectáreas.
Simbología y numerología otomí

El complejo, que abarca 50 hectáreas, se divide en dos secciones principales:


la Plaza del Coloso y la Plaza del Sagitario. La primera da la bienvenida a los
visitantes con un gigantesco mural hecho por el pintor y escultor Luis Aragón. Se
trata de la obra Dāmishy, una representación del nahual del jaguar realizado
con piedras naturales de distintas tonalidades.

Una vez ya expuesto información sobre el espacio cultura visitado, expondré la importancia de
conocer estos espacios de desarrollo humano y cultural, la cuál recae en la simpleza de conocer a
México y nuestras raíces de lo que hoy conocemos como México, es decir somos mexicanos pero sin
embargo aún desconocemos mucha historia de nuestro propio país la cuál es muy variada ejemplo de
esto son las comunidades