Está en la página 1de 7

Comunicación, sociedad y educación

Análisis y debates

Módulo 1 – La comunicación

– Aportes de Watzlavick –

Teoría de la comunicación humana

1
A continuación mencionamos dos temas de interés para el desarrollo de este
módulo, que aporta Paul Watzlawick en su libro.

 Algunos axiomas exploratorios de la comunicación.


 La homeostasis

1. Algunos axiomas exploratorios de la comunicación.

La imposibilidad de no comunicar.

Hay una propiedad básica de la conducta: no hay nada que sea lo contrario
a conducta, es decir, es imposible no comportarse.

Ahora bien, si se acepta que toda conducta , en una situación e interacción


tiene un valor de mensaje es decir , es comunicación, se deduce que por
mucho que uno lo intente, no puede dejar de comunicar. Actividad o
inactividad, palabra o silencio, tiene siempre un valor de mensaje: influyen
sobre los demás, quienes, a su vez, no pueden dejar de responder a tales
comunicaciones y, por ende, también comunican.

Los niveles de contenidos y relaciones de la comunicación.

Toda comunicación implica un compromiso, y por ende, define la relación.


Esta es otra manera de decir que la comunicación no sólo transmite
información sino que, al mismo tiempo, impone conductas. Toda
comunicación tiene un aspecto de contenido y un aspecto relacional tales
que el segundo clasifica al primero y es una metacomunicación –
comunicación acerca de la comunicación

2
El aspecto relacional CLASIFICA Aspecto de contenido

El aspecto de contenido DEFINE Aspecto relacional

 La Puntuación de la secuencia de hechos.

Se refiere a la interacción - intercambio de mensajes - entre los comunicantes.

Para un observador, la comunicación puede entenderse como una secuencia de


intercambios ininterrumpidas. Los que quieren participar de una interacción
siempre introducen lo que se llama “ puntuación de la secuencia de hechos”.

En una secuencia prolongada de intercambios, uno de los participantes


puntúan la secuencia de modo que uno de ellos tiene iniciativa, predominio,
dependencia, etc. Es decir, establecieron entre ellos patrones de intercambio
(a los cuales pueden o no estar de acuerdo) y dichos patrones constituyen
reglas de contingencia con respecto al intercambio de esfuerzos.

La puntuación organiza la conducta y , por ende, resulta vital para la


interacción en marcha . La falta de acuerdo con respecto a la manera de
puntuar la secuencia de hechos es la causa de incontables conflictos en las
relaciones.

Las discrepancias no resueltas en la puntuación de las secuencias


comunicacionales pueden llevar a 'impasses" interaccionales, en los que los
participantes se hacen acusaciones mutuas de locura o maldad.

Las discrepancias de puntuación tienen lugar en todos aquellos casos en que


por lo menos uno de los comunicantes no cuenta con la misma cantidad de
información que el otro, pero no lo sabe. Así, por ejemplo, una persona escribe
una carta a otra proponiéndole pasar unas vacaciones con ella. Esta segunda
persona acepta, pero su carta no llega a destino. Después de un tiempo, la

3
primera llega a la conclusión de que la otra no ha tenido en cuenta su
invitación, y decide no interesarse más por ella. Por otro lado, la otra persona
se siente ofendida porque no tuvo contestación a su carta con la que esperaba
más detalles, y también decide no establecer nuevo contacto. A partir de ese
momento, el malestar silencioso puede durar eternamente, a menos que se
decidan a averiguar qué sucedió con sus comunicaciones, es decir, que
comiencen a metacomunicarse. En este caso, un hecho exterior fortuito
interfirió la congruencia de la puntuación.

Se observa en estos casos de puntuación discrepante un conflicto acerca de


cuál es la causa y cuál el efecto, cuando en realidad ninguno de estos
conceptos resulta aplicable debido a la circularidad de la interacción.

El concepto de la "profecía autocumplidora" constituye un fenómeno


interesante en el campo de la puntuación. Por ejemplo, una persona que parte
de la premisa "todos me odian", se comporta, tal vez, con agresividad, ante lo
cual es probable que los demás reaccionen con desagrado, corroborando así su
premisa original. Lo que caracteriza la secuencia y la convierte en un problema
de puntuación, es que el individuo, considera que él sólo está reaccionando
ante esas actitudes, y no que las provoca.

 Comunicación analógica y digital.

En la comunicación humana, es posible referirse a los objetos de dos maneras


distintas.

La analógica tiene su origen en períodos más arcaicos de la evolución y refiere


en general a la comunicación no verbal: posturas, gestos, expresiones faciales,
inflexión de la voz, mientras que la digital alude principalmente al manejo del
lenguaje de símbolos. Toda comunicación tiene un aspecto de contenidos y un
aspecto relacional. Cabe suponer que comprobaremos que ambos modos de

4
comunicación no sólo existen lado a lado, sino que se complementan entre sí
en cada mensaje.

Según Watzlawick, el aspecto relativo a la relación es de naturaleza


predominante analógica y el aspecto relativo al contenido se transmite
en forma digital.

Los seres humanos se comunican tanto digital como analógicamente. El


lenguaje digital cuenta con una sintaxis lógica sumamente compleja pero
carece de una semántica adecuada en el campo de la relación, mientras que el
lenguaje analógico posee una semántica pero no una sintaxis adecuada para la
definición inequívoca de la naturaleza de las relaciones.

Interacción simétrica y complementaria

Puede describírselo como relaciones basadas en la igualdad o en la diferencia.


En el primer caso, los participantes tienden a igualar especialmente su
conducta recíproca, y así su interacción puede considerarse simétrica. Sean
debilidad o fuerza, bondad o maldad, la igualdad puede mantenerse en
cualquiera de esas áreas.
Igualdad máxima, diferencia mínima

En La interacción complementaria, la conducta de uno de los participantes


complementa la del otro .

En una relación complementaria hay dos posiciones distintas:

posición superior o primaria mientras que el otro ocupa la posición


inferior o secundaria.

Puede estar establecida por el contexto social o cultural, o el estilo


idiosincrático de relación de una díada particular. Hay un carácter de mutuo
encaje en la cual ambas conductas tienden cada una a favorecer a la otra.

5
Todos los intercambios comunicacionales son simétricos o complementarios,
según que estén basados en la igualdad o en la diferencia.

2. ¿Qué es la homeostasis?

Muchos autores hablan de la relación entre emisor y receptor se produce en el


marco de un proceso de búsqueda de equilibrio. El emisor y el receptor se van
conociendo durante la conversación, se van transformando y van adecuando
los mensajes entre sí. Estos autores en general parten de la idea de que la
sociedad es un espacio sin conflictos en el que cada sujeto busca la armonía.
Otros autores creen que la sociedad está atravesada por conflictos y que la
comunicación es una arena de los mismos.

En todo caso es cierto que en la relación emisor-receptor ambos participantes


se van conociendo, probando, midiendo y que con el tiempo puede lograrse un
equilibrio. Para hablar de ese equilibrio se recurre a la figura de la física
“homeostasis”.

La homeostasis es un concepto de la física que tiene que ver con la tendencia a


la estabilización de un cuerpo. Ciertas propiedades de la comunicación (la
retroalimentación) contribuyen al equilibrio entre la comunicaciones.

Dice Watzlavick “sostenemos básicamente que los sistemas interpersonales


-grupos de desconocidos, parejas matrimoniales, familias, relaciones
psicoterapéuticas o incluso internacionales, etc- pueden entenderse como
circuitos de retroalimentación, ya que la conducta de cada persona afecta la de
cada una de las otras y es, a su vez, afectada por estas.

El homeostato alcanza su estabilidad por medio de una búsqueda al azar de


sus combinaciones que continúa hasta que se alcanza la configuración interna
apropiada. Se trata de algo idéntico a la conducta de ensayo y error de muchos

6
organismo bajo tensión. En el caso del homeostato, el tiempo necesario para
tal búsqueda puede variar entre segundo u horas.”

Sitios para ampliar información

Reseña del Libro de la Teoría de la comunicación humana

http://www.cem.itesm.mx/dacs/publicaciones/logos/anteriores/n40/mrizo2.
htm

Teoría de la comunicación humana – monografías

http://www.monografias.com/trabajos14/watzlawick/watzlawick.shtml

Bibliografía
Paul Watzlawick, Janet Beavin Babéelas y Don Jackson. Teoría de la
comunicación Humana, Barcelona, Herder, 1997.