Está en la página 1de 11

UNIVERSIDAD PERUANA UNIÓN

FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE CONTABILIDAD Y GESTION TRIBUTARIA

FORMACIÓN Y DESARROLLO INTEGRAL X

DEBERES DE LOS PADRES

Por

Ullauri Chuquipiondo Javier

Pucallpa - 2019
INTRODUCCIÓN
EL DEBER DE UN PADRE E HIJOS

Función primordial de la familia es la procreación y educación de los hijos, la vida en


común y la ayuda mutua. Con el nacimiento de los hijos se cumple la finalidad principal del
matrimonio. Pero esa finalidad no es completa por la sola transmisión de la vida,
comprende también la formación del niño hasta su madurez: la educación.

EL DEBER

Deber es una responsabilidad establecida previamente a su cumplimiento. Es la obligación


de un sujeto frente a otro, sea éste una persona física, una persona jurídica (empresa u
organización) o inclusive el Estado.

Los deberes se relacionan con actitudes que se esperan de todos los seres humanos, más allá
de su origen, etnia o condiciones de vida, para asegurar formas comunitarias con igualdad
de derechos para toda la humanidad. El deber es la contra cara del derecho, y a su vez, son
aliados íntimos ya que para disponer de ciertos derechos debemos cumplir una serie de
obligaciones.

¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES DEBERES DE LOS PADRES PARA CON SUS
HIJOS, DE ACUERDO A LA SANTA ESCRITURA?

El primer deber de los padres es amar a sus hijos. Los niños deben ser engendrados con
amor y deseados por ambos padres, pero no por placer, pecando o por accidente.

(Tito 2, 4) 2 Que los ancianos sean sobrios, serios, prudentes, sanos en la fe, en el
3
amor, en la paciencia. Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no
calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; 4 que enseñen a las mujeres
jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos.

El segundo deber de los padres es de enseñarle a sus hijos la ley divina (Deuteronomio 4, 9-
10; 6, 7; Salmos 77, 5-7; Proverbios 22, 6; Efesios 6, 4, etc.). Los padres deben enseñarles a
sus hijos la fe correcta y el temor de Dios (Génesis 18, 19; Salmos 33, 11; Proverbios 1, 7).
Tienen también la obligación de leerles los relatos maravillosos de Dios, contenidos en los
santos libros (Éxodo 13, 14-15; Josué 4, 6; Salmos 43, 1).

Los padres también deben enseñarle a sus hijos la obediencia y la sumisión (Proverbios 4,
3-4; I Timoteo 3, 4); deben, también, bendecirlos (Génesis 48, 15-16; Hebreos 11, 20).
Además, deben compadecerlos (Salmos 102, 11-13); exhortarlos y consolarlos (I
Tesalonicenses 2, 11); guiarlos correctamente (I Timoteo 3, 4, 12); reprenderlos cuando sea
necesario (I Reyes 2, 23-24); corregirlos y castigarlos si así se impone (Deuteronomio 8, 5;
Proverbios 3, 12; 13, 24; 19, 18; 22, 15; 23,13-14; Hebreos 12, 7, 9-10); evitar enfadarlos o
fastidiarlos (Efesios 6, 4; Colosenses 3, 21); darles lo que necesiten (Proverbios 13, 22;
Mateo 7, 9-11; Lucas 11, 11-13; II Corintios 12, 14; I Timoteo 5, 8).

Los padres deben orar por sus hijos, pidiendo sabiduría para ellos, que crezcan
espiritualmente y se salven (Génesis 17, 18).

Tienen el deber de ayudarlos en los momentos de tentación (Job 1, 5) y en caso de


enfermedad (II Samuel 12, 16); ser buen ejemplo para sus hijos (II Reyes 15, 3) y educarlos
desde la juventud (Proverbios 22, 6) en las buenas obras y el amor cristiano, de acuerdo a
los Santos Evangelios.
DEBERES DE LOS PADRES
I. ANIMAR Y ESTIMULAR A LOS HIJOS
(COLOSENSES 3:21) - Padres, no exasperéis a vuestros
hijos, para que no se desalienten.
MOTIVAR O ANIMAR

Para conseguir que los niños sean ordenados, estudiosos, alegres, sinceros,
responsables, y que sean constantes en lo que sea posible, parece difícil pero no
lo es tanto. Se puede motivar a los niños, desde la más temprana edad, a que
aprendan y sepan lo que esperamos de ellos y para ellos.

La motivación es lo que más puede colaborar en la tarea de educar a los niños,


despertando en ellos una acción positiva en todas las tareas que realizan durante
su cotidiano.

FOMENTAR LA MOTIVACIÓN ES FUNDAMENTAL PARA EDUCAR


A LOS NIÑOS

Después de conocer las frases que alimentan y estimulan la afectividad de los


niños y mejoran su comunicación y diálogo con la familia, es recomendable que
se haga un ejercicio. Añade algunas frases que normalmente usas en tu casa con
tu hijo al listado abajo. Obsérvalas y verifica de qué forma están motivando a tu
hijo. Seguro que tu hijo has presentado un comportamiento deseable.

Presentamos las frases para una motivación positiva y la consecuente relación


con la actitud promovida. Las frases positivas deben ser usadas a menudo.
Delante de otras personas aumentan su eficacia; pero, en presencia de hermanos
pueden producir celos.

Así que hay que tener mucho cuidado para no sobrepasarse en este sentido.
Mucho que se les quiere. Hacerlo una vez al día, no sería mala idea. A
continuación, encontrarás algunos ejemplos de frases. Primero, aparece lo que
dicen los padres y luego la actitud que promueven las palabras en los niños.

PADRES NO EXASPERÉIS A VUESTROS HIJOS (EF. 6:4 Y COL. 3:21)

En ambos pasajes el mandato para los padres abarca sólo un versículo. La


instrucción en ambos casos es muy similar: “Padres no provoquéis a ira a
vuestros hijos” y “Padres no exasperéis a vuestros hijos”. Cuando se dan
instrucciones a los hijos que les ponen en una dirección contraria a la que
desean, es inevitable cierto grado de enojo o frustración por su parte. Si el
pasaje estuviera diciendo que nunca digamos o hagamos algo que los enoje,
entonces simplemente sería imposible cumplir este mandamiento. Pero el
pasaje no está enseñando esto, sino más bien, que tú proceder hacia tus hijos sea
en sabiduría, respeto y amor para no provocar que se enojen innecesariamente.

Es decir, este mandamiento no es una licencia para dejar a tus hijos sin
corrección e instrucción con tal que no se enojen, sino es un directriz en cuanto
el cómo debes tratarlos. De hecho, en el versículo 4 de Efesios 6 se establece lo
opuesto de provocar la ira de nuestros hijos: “criarlos en disciplina y
amonestación del Señor”. Este contraste nos indica que si estoy enojando
innecesariamente a mis hijos no los estoy criando en la disciplina y
amonestación del Señor.

Para muchos padres, las palabras “disciplina” y “amonestación” quieren decir


gritos, pellizcos, puñetazos, empujones, bofetadas, burlas, insultos, adjetivos
ofensivos, amenazas y cosas semejantes.

Todo esto cabe en la categoría de exasperación de nuestros hijos y está en


contradicción con la disciplina y amonestación del Señor. De hecho, el verbo
“criadlos” nos da la idea de una madre alimentando con ternura a su bebé; así
debemos nutrirlos, crecerlos con dedicación, atenderlos y enseñarles el camino
del Señor. La disciplina y la amonestación implican la aplicación de principios
bíblicos, límites, relación, respeto, ejemplo, confianza, conversación,
instrucción, comunicación, perdón, gracia, e inclusive corrección física
siguiendo, por supuesto, pautas bíblicas.

El mandato, entonces, para los padres es que no exasperen a sus hijos. Aquí
presento algunos ejemplos de casos cuando los padres exasperan a sus hijos. La
lista no es toda, pero espero que pueda ser útil para revisar si estamos
desobedeciendo este mandamiento básico para los padres.

Estás exasperando a tus hijos cuando:

 Usas ironía o burla.


 Los expones delante de los demás.
 Cambias la instrucción según tu estado de ánimo.
 Impones normas que tú mismo no cumples.
 Estableces tus preferencias como si fueran mandamientos divinos.
 No cumples lo que prometes.
 No reconoces tus errores.
 Los comparas con sus hermanos o amigos o familiares.
 Su dominio propio es mayor que la libertad otorgada.
 Traes al presente asuntos atendidos y cerrados en el pasado.
 Das juicios sin haber escuchado.
 Hablas con ellos sólo cuando han hecho algo malo.
 Te preocupa más tu reputación como padre que el bienestar espiritual de
tu hijo. “¿Y que van a decir los demás?”
 Hablas con ellos como si fueran casos perdidos.

II. EDUCAR DEBIDAMENTE A LOS HIJOS (EFESIOS


6:4) Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros
hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.
PUEDE LA BIBLIA AYUDARLE A EDUCAR A SUS HIJOS

LA ORQUÍDEA es una planta de flores muy hermosas, pero difícil de cultivar,


pues para lograrlo hay que controlar la temperatura y la iluminación y tener en
cuenta el tamaño de la maceta. Además, esta planta es sensible al suelo y a los
fertilizantes, y resulta un blanco fácil de enfermedades e insectos. Por eso, no es
nada extraño que el primer intento de cultivar una orquídea fracase.

Educar a los hijos es mucho más difícil y complejo que cultivar una planta, y
también exige considerables atenciones. De ahí que los padres suelan dudar
respecto al tipo de crianza que deben dar a sus hijos. Muchos sienten que
necesitan ayuda, tal como la persona que quiere cultivar orquídeas necesita el
asesoramiento de un experto. Sin duda todos los padres desean la mejor guía.

Aunque la Biblia no es un manual sobre la crianza de los hijos, el Creador


inspiró a sus escritores para que incluyeran muchos consejos prácticos sobre el
tema. Las Escrituras destacan el valor de cultivar buenas cualidades, algo que,
en opinión de muchos, suele pasarse por alto (Efesios 4:22-24). En este sentido,
los consejos bíblicos representan un elemento esencial de la educación
equilibrada. Dichos consejos han beneficiado ya a miles de personas que los han
aplicado, sin importar la época en que hayan vivido o sus antecedentes
culturales. Por ello, seguir las recomendaciones divinas puede ayudarle a tener
éxito en la crianza de sus hijos.

El ejemplo de los padres es la mejor lección: “Tú, sin embargo, el que enseñas a
otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú, el que predicas: ‘No hurtes’, ¿hurtas? Tú, el
que dices: ‘No cometas adulterio’, ¿cometes adulterio?” (Romanos 2:21, 22.).
QUÉ DICE LA BIBLIA ACERCA DE LA CRIANZA DE LOS HIJOS

Nunca olvidaré el momento en el que por primera vez tuve entre mis brazos a
mi hijo mayor. Me sentí abrumado de orgullo, emoción y ansiedad. Me di
cuenta que no había marcha atrás: Me había convertido en padre.

Los padres especialmente los primerizos a menudo tienen sentimientos de


anticipación e incluso miedo. Nos preguntamos si estamos listos. Nos
preocupamos de que algo vaya a suceder y que no sepamos qué hacer. Tenemos
miedo de cometer tantos errores que nuestros hijos vayan a ser afectados de una
manera irreparable.

Así que buscamos recursos para ayudarnos. Buscamos a nuestros propios padres
para obtener un poco de sabiduría. Les preguntamos a nuestros hermanos y
amigos que ya tienen hijos. Y algunos de nosotros consultamos la Biblia, que
está llena de consejos de crianza.

ATESORA A TUS HIJOS

El Salmo 127:3 declara, “Los hijos son una herencia del Señor, los frutos del
vientre son una recompensa.”2 Los niños son, ante todo, una recompensa—una
bendición. Es fácil ver a nuestros hijos como bendiciones cuando son pequeños.
Pero la Biblia dice que a medida que crecen (y más allá de esa fase adorable)
debemos seguir atesorándolos, aun y cuando no es tan fácil.

Atesorar a nuestros hijos significa que no debemos ser padres con crueldad,
sobre-corrección o disciplina excesivamente dura. Tal tratamiento puede causar
que nuestros hijos se vuelvan amargados y resentidos. Colosenses 3:21 nos
alienta, “Padres, no exasperen a sus hijos, no sea que se desanimen.” Como
padres, es nuestro trabajo asegurarnos que nuestros hijos se sientan apoyados y
amados.

Mi esposa y yo hemos criado a tres hijos durante los últimos trece años. Ha
habido altibajos, y hemos cometido un montón de errores. Pero nunca falla:
Siempre que tenemos un día particularmente difícil como padres, recordamos
una historia tierna o dulce sobre el hijo en cuestión, y nos deja con sonrisas y
sentimientos de agradecimiento por tener a un gran hijo.

Tal como lo dice la Biblia, nuestros niños son una bendición para nosotros. Y
así debemos atesorarlos en todo momento y en todas sus edades.
ENSEÑA Y CORRIGE A TUS HIJOS

Los padres estamos para impartir conocimientos devotos y honrados a nuestros


hijos. Esto debería ser la base de nuestras enseñanzas para ellos. Proverbios 22:6
explica la importancia de esto: “Instruye al niño en el camino correcto, y aun en
su vejez no lo abandonará.” Queremos inculcar en nuestros hijos un sentido de
vida honrada que los lleve hasta la edad adulta.

Para hacer esto, los padres son animados a enseñar y corregir a sus hijos a través
de una disciplina cuidadosa y suave. La escritura nos dice que Dios disciplina a
sus hijos (es decir, a todos los creyentes) por amor: “Hijo mío, no tomes a la
ligera la disciplina del Señor ni te desanimes cuando te reprenda, porque el
Señor disciplina a los que ama, y azota a todo el que recibe como hijo.”

GRACIA Y PERDÓN

Pero aunque Dios nos ha dado la sabiduría sobre la crianza, todos fallamos a
veces mientras la vivimos. Aunque mi esposa y yo hemos aprendido una o dos
cosas por ahora, aún sentimos ansiedad. Nos cuestionamos o incluso nos
lamentamos alguna decisión que hayamos tomado al calor del momento. Nadie
es perfecto, mucho menos nosotros.

Pero por suerte tenemos la herramienta más poderosa en nuestros bolsillos: La


gracia de Dios. Nosotros, como hijos que fallamos al gran padre cuando
pecamos, aún somos amados por él. Mi esposa y yo nos aferramos a esta verdad
cuando perdemos la compostura u olvidamos un evento o aceptamos
demasiados compromisos.

Y porque conocemos la gracia de Dios tan personalmente, buscamos extender


esa misma gracia hacia nuestros hijos cuando nos fallan, también. Deja que tu
manera de criar a tus hijos esté llena de la gracia, amor y perdón mientras
atesoras, enseñas y modelas una vida honrada para tus hijos.
DEBERES DE LOS PADRES

EDUCAR ANIMARY ESTIMULAR


INTRODUCCION DEBIDAMENTE A LOS

DEBER DEBERES - SANTA LA BIBLIA AYUDA Y MOTIVAR O ANIMAR EDUCAR A LOS NIÑOS NO EXSASPEREIS A
ESCRITURA DICE TUS HIJOS

Educar a los hijos es Nunca olvidaré el La motivación es lo Añade algunas Padres no


Responsabilidad Amar a sus hijos. momento en el que frases que provoquéis a ira a
mucho más difícil y que más puede
establecida Enseñar la ley Divina por primera vez tuve normalmente usas vuestros hijos”
complejo que cultivar colaborar en la tarea
previamente a su La obediencia y la entre mis brazos a mi en tu casa con tu
una planta de educar a los
Sumision Ayudar en hijo mayor hijo al listado abajo.
momentos de niños
Obsérvalas y
tentacion verifica de qué EJEMPLO
forma están
(Efesios 4:22-24)
motivando a tu hijo.
Atesora a tus hijos

Enseña y corrige a 1.- Usas ironía o burla.


tus hijos 2.- Los expones delante de los demás.
En cuanto a la renovaos en 3.- Cambias la instrucción según tu estado de ánimo.
pasada manera de el espíritu de vestíos del nuevo 4.- Impones normas que tú mismo no cumples.
vivir, despojaos del vuestra hombre, creado 5.- Estableces tus preferencias como si fueran mandamientos
viejo hombre, que mente, según Dios en la Gracia y perdon divinos.
está viciado justicia y santidad 6.- No cumples lo que prometes.
conforme a los de la verdad. 7. No reconoces tus errores.
deseos engañosos, 8.- Los comparas con sus hermanos o amigos o familiares.
9.-Su dominio propio es mayor que la libertad otorgada.
10.-Traes al presente asuntos atendidos y cerrados en el pasado.
11.- Das juicios sin haber escuchado.
12.- Hablas con ellos sólo cuando han hecho algo malo.
13.- Te preocupa más tu reputación como padre que el bienestar
espiritual de tu hijo. “¿Yque van a decir los demás?”
14.- Hablas con ellos como si fueran casos perdidos.
COMENTARIOS
1. Los deberes que los padres nace desde que se entre en dialogo con nuestro
compromiso o esposa, de tener un hijo, como padres nos vamos preparando para la
llegada de nuestro primer hijo o hija, el momento más importante que uno espera de
ver por primera vez a nuestro hijo, y el sentimiento encontrado es único e
inexplicable.

2. Yo en particular tengo un hijo varón, la emoción que sentí al verlo y sentirlo por
primera vez lo tengo siempre en mi mente, y pues empezó muchas más
responsabilidades y deberes que tengo que cumplir hacia mi hijo.

3. Por otro lado existe una cultura que aprendimos y nos enseñaron que es la familia es
decir mis padres, la educación que me dieron repercutirá mucho en las enseñanzas
que tengo que darle a mi hijo, y creo que es una buena educación.

4. La Biblia nos enseña muchas cosa buenas de que debemos atesorar a nuestros hijos
por supuesto que sí, amarlos incansablemente ante todas las cosas ellos son lo
primero en la vida, también que enseñarles los valores, ser honestos, responsables,
amables, veraces, puntuales y muchos valores más, darles protección y respeto ante
todo, confianza, a aprender de los errores que en la vida comete, que de ellos
tenemos que aprender y no cometernos nuevamente, a no rendirnos, a seguir
luchando por nuestros sueños, hasta lograr el éxito

5. También está la parte espiritual, brindarles nuestra fe en ellos y mostrarles lo


hermoso que es la palabra de Dios, que tenemos a él para que nos guie y proteja en
nuestro camino. Que la gracia de Dios es nuestro tesoro más grande que podamos
tener, con él en nuestro espirito todo será más fácil.

6. Yo en particular trato de darle lo mejor a mi hijo de enseñarle las cosas buenas, pero
es muy difícil de criar a un hijo, y claro está que yo soy el ejemplo que va a seguir,
por eso es muy importante mis acciones ante él. Sé que me falta mucho pero con fe
y la gracia de Dios sabré guiar al buen camino a mi hijo que cultive buenos valores
y que en la vida se encontrara con malas dediciones, y que hay que superarlas nunca
se rinda, con sabiduría los superar y será feliz.
BIBLIOGRAFÍA

1. Historias y Biografías HB, 6 de Setiembre 2017, Deberes de los padres e hijos en la


familia educación y respeto. Ubicado en: https://historiaybiografias.com/deberes-los-
padres-hijos-familia/
2. Que Significado, Mónica Porporatto, 14 de febrero 2015, deberes, ubicado en :
https://quesignificado.com/deberes/
3. DOXOLOGIA. Org, 26 de febrero 2016, Los principales deberes de los padres para
con sus hijos. Ubicado en : https://doxologia.org/es/palabras-de-espiritualidad/los-
principales-deberes-de-los-padres-para-con-sus-hijos
4. Guiainfantil.com, 12 de marzo de 2016, Frases positivas para motivar a tu hijo.
Ubicado en: https://www.guiainfantil.com/189/frases-positivas-para-motivar-a-tu-
hijo.html
5. Paginawebggratis.es, Como entender La relación entre Padres e hijos desde una
perspectiva bíblica. Ubicado en: https://revistaelheraldo.es.tl/Como-entender-la-
Relaci%F3n-entre-Padres-e-Hijos.htm
6. Biblioteca en línea, Puede la Biblia ayudarle a educar a sus hijos. Ubicado en:
https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2004441
7. ExploraDios. Scott Cummings, Cómo criar a tus Hijos Bíblicamente. Ubicado en:
https://www.exploregod.com/es/como-criar-a-tus-hijos-biblicamente