Está en la página 1de 7

Psicologia ll

Nancy Paola Partida Avila


Profesora: Margarita Aguirre Macias
Percepción. Se encarga de evaluar y entender cualquier estimulo sensorial que
se tenga en el cuerpo, de esta manera, el cerebro logra entender qué es lo que
sucede a su alrededor o incluso, en su interior (hambre, sueño, sed, etc).

Aprendizaje. Se puede decir, que esta es la parte que se encarga de entender


que ciertas conductas o actividades, generan ciertos resultados.
Lenguaje. Este proceso es el encargado de hacer posible que el ser humano se
pueda comunicar con otros seres.

Pensamiento. Es complejo definir este proceso, esto se debe a la inmensidad y


complejidad del mismo. Sin embargo, se puede decir en pocas palabras, que el
pensamiento es el proceso que aparece antes de actuar ya que permite evaluar
riesgos y recompensas.

Atención. Se encarga de estimular ciertas partes del cerebro, para que este se
enfoque en una determinada actividad o suceso.

Memoria. Es la encargada de almacenar imágenes de situaciones vividas, para


posteriormente mostrarlas, cuando el individuo así lo desee.

Motivación. La motivación se encarga de hacer que el cuerpo tenga la energía


suficiente para realizar una determinada actividad.

Emoción. Las emociones se encargan de dirigir la actitud de un individuo.


Además, estas permiten que el mismo pueda actuar de forma rápida y eficaz,
frente a ciertas situaciones que hagan actuar a las emociones.
“Estilos de aprendizaje”

Sistema de representación visual


El sistema de representación visual tiende a ser el sistema de representación
dominante en la mayoría de las personas. Ocurre cuando uno tiende a pensar en
imágenes y a relacionarlas con ideas y conceptos. Como por ejemplo cuando uno
recurre a mapas conceptuales para recordar ideas, conceptos y procesos
complejos. Por lo mismo, éste sistema está directamente relacionado con nuestra
capacidad de abstracción y planificación.

Sistema de representación auditivo


Las personas que son más auditivas tienden a recordar mejor la información
siguiendo y rememorando una explicación oral. Este sistema no permite abstraer o
relacionar conceptos con la misma facilidad que el visual, pero resulta fundamental
para el aprendizaje de cosas como la música y los idiomas.

Sistema de representación kinestésico


Se trata del aprendizaje relacionado a nuestras sensaciones y movimientos. En
otras palabras, es lo que ocurre cuando aprendemos más fácilmente al movernos
y tocar las cosas, como cuando caminamos al recitar información o hacemos un
experimento manipulando instrumentos de laboratorio. Este sistema es más lento
que los otros dos, pero tiende a generar un aprendizaje más profundo y difícil de
olvidar, como cuando aprendemos a andar en bicicleta.
“Habilidades básicas del pensamiento y
lenguaje”
El pensamiento:, por su parte, es el producto de la mente. Las actividades
racionales del intelecto y las abstracciones de la imaginación son las responsables
del desarrollo del pensamiento.
La noción de habilidad del pensamiento está asociada a la capacidad de
desarrollo de procesos mentales que permitan resolver distintas cuestiones.
Existen habilidades del pensamiento para expresar las ideas con claridad,
argumentar a partir de la lógica, simbolizar situaciones, recuperar experiencias

Lenguaje: Las Habilidades o Competencias Comunicativas se entienden como un


conjunto de procesos lingüísticos que se desarrollan durante la vida, con el fin de
participar con eficiencia y destreza, en todas las esferas de la comunicación y la
sociedad humana. Hablar, escuchar, leer y escribir son las habilidades del
lenguaje. A partir de ellas, nos desenvolvemos en la cultura y la sociedad, y a
través de su desarrollo, nos volvemos competentes comunicativamente.
El lenguaje verbal y el no verbal (cine, música, pintura, etc.), la diversidad
lingüística, la gestualidad, la emocionalidad, la comprensión de las diferencias, las
semejanzas entre el habla y la escritura y el papel mediador de la lectura,
cimientan nuestra capacidad de comprender, interpretar y elaborar contenidos
comunicativos, para la interpretación del mundo, la expresión de la subjetividad y
el ejercicio de nuestra ciudadanía.
“Tipos de inteligencia.”

Inteligencia lingüística: Como su nombre indica, es la habilidad de


dominar el lenguaje. Pero este tipo de inteligencia no solamente incluye el
lenguaje oral, sino también la escritura o la gestualidad, por lo que tiene mucho
que ver con el proceso comunicativo

Inteligencia lógico-matemática: Es la capacidad de conceptualizar


las relaciones lógicas entre las acciones o símbolos (por ejemplo, un
matemático o científico). Dicho de otra forma, es la habilidad para razonar de
manera deductiva y lógica y la habilidad de resolver problemas matemáticos.

Inteligencia espacial: La inteligencia espacial se define como la capacidad


humana poder observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas y,
además, es la habilidad para manipular o crear imágenes mentales para poder
resolver problemas.

Inteligencia musical: Mientras algunas personas son muy buenas realizando


esculturas o pintando, otras tienen una capacidad enorme por elaborar piezas
musicales, pues reconocen y componen tonos y ritmos musicales con gran talento.
Estas personas aventajadas en el aspecto musical tienen una inteligencia musical
alta, lo que les permite tocar instrumentos y leer o componer piezas musicales con
facilidad.

Inteligencia corporal y cinestésica:Este tipo e inteligencia hace visible una


gran conexión entre la mente (y las emociones) y el movimiento, y, además de los
bailarines, suelen poseerla actores o deportistas.

Inteligencia intrapersonal: La inteligencia intrapersonal comprende el


autoconocimiento y la autoapreciación, también incluye el entendimiento de la
condición humana. Los psicólogos, filósofos o los escritores, generalmente tienen
una alta capacidad en este tipo de inteligencia. Además, este tipo de individuos
suelen gozar de un mayor bienestar emocional y psicológico.
Inteligencia interpersonal: La inteligencia interpersonal es la habilidad de
discernir las emociones y las intenciones de los demás y permite interpretar las
palabras y gestos, o los objetivos y metas de otras personas. Los políticos,
profesores o actores son aventajados en este tipo de inteligencia.

La inteligencia emocional: Comprende tanto la inteligencia intrapersonal como la


inteligencia interpersonal, y está compuesta por cinco elementos: autoconciencia
emocional, autocontrol emocional, automotivación, empatía y habilidades
sociales.

Inteligencia naturalista: La inteligencia naturalista se refiere a la sensibilidad


que muestran algunas personas hacia el mundo natural, pues es la habilidad de
distinguir, ordenar, clasificar, comprender y utilizar elementos del medio ambiente,
objetos, animales o plantas.

Inteligencia existencial: “La capacidad para situarse a sí mismo con


respecto al cosmos y respecto a los rasgos existenciales de la condición humana,
como es el significado de la vida y de la muerte, el destino final del mundo físico y
psicológico en profundas experiencias como el amor a otra persona”

Inteligencia creativa: ¿Qué caracteriza a las personas con alta inteligencia


creativa? La fluidez, es decir, la capacidad para producir muchas ideas; la
flexibilidad, para para ver y abordar las situaciones de formas diferentes; y la
originalidad, para fabricar respuestas poco habituales o novedosas.

Inteligencia colaborativa: Se podría definir como la capacidad de elegir la


mejor opción para alcanzar una determinada meta trabajando en conjunto, y
está basada en la idea del trabajo en equipo, tan necesario para las empresas de
hoy en día.
“Percepción y sensación de personas con
distintos puntos de vistas, tradiciones, culturales y
contexto.”

También podría gustarte