Está en la página 1de 7

MACROSOMIA FETAL

La expresión macrosomía fetal se utiliza para describir a un recién nacido


significativamente más grande que el promedio. (1)

En el peso fetal debemos distinguir dos aspectos diferentes:

 Feto grande para la edad gestacional (GEG): peso fetal estimado (PFE)
superior al percentil 97 para una edad gestacional determinada (dos
desviaciones estándar por encima de la media)
 Macrosoma: neonato con peso al nacer superior a los 4000 g, sea cual
sea la edad gestacional (2)

En caso de PFE >4000g se propondrá la finalización de la gestación a partir de


las 39 semanas con el objetivo de disminuir la incidencia de complicaciones
maternas y fetales durante el parto, mientras que en caso de PFE >4500 g, en
pacientes diabéticas, o PFE >5000 g, en pacientes no diabéticas, se finalizará
gestación mediante cesárea electiva a partir de la semana 39. (3)

Sin embargo, los riesgos asociados con la macrosomía fetal aumentan en gran
medida cuando el peso al nacer es de más de 9 libras y 15 onzas (4500 g). (1)

La macrosomía fetal puede complicar el parto vaginal y hacer que el bebé corra
el riesgo de sufrir lesiones durante el nacimiento, además los riesgos de que se
presenten problemas de salud para el bebé después del nacimiento aumentan.
(1)

Diagnóstico

Calcular o anticipar el peso de un bebé al nacer es difícil. No se puede realizar


un diagnóstico definitivo de macrosomía fetal hasta después de que el bebé
nazca y lo pesen. (1)
Si la futura madre tiene factores de riesgo para la macrosomía fetal, es probable
que el proveedor de atención médica realice pruebas para controlar la salud y el
desarrollo del bebé, como las siguientes: (1,3)

 Ecografía: hacia fines del tercer trimestre, el proveedor de atención


médica u otro miembro del equipo de atención médica podrían realizar
una ecografía para tomar mediciones de las partes del cuerpo del feto,
como la cabeza, el abdomen y el fémur. Luego el proveedor de atención
médica combinará esas mediciones en una fórmula para calcular el peso
del feto. (1,3,4)

No obstante, la precisión de la ecografía para predecir la macrosomía fetal


es poco fiable. (3)

 Análisis prenatales: si el proveedor de atención médica sospecha que el


feto tiene macrosomía fetal, podría realizar análisis prenatales, como una
prueba en reposo o un perfil biofísico fetal, para controlar el bienestar del
bebé. (1,4)

Una prueba en reposo mide la frecuencia cardíaca del feto en respuesta


a sus propios movimientos. Un perfil biofísico fetal combina una prueba
en reposo con una ecografía para controlar el movimiento, el tono
muscular y la respiración del bebé, y el volumen del líquido amniótico.
(1,4)

Si se considera que el crecimiento excesivo del bebé se produjo por una


enfermedad de la madre, el proveedor de atención médica podría
recomendar un análisis prenatal, a partir de la semana 32 del embarazo.
(1)

Síntomas

La macrosomía fetal es difícil de detectar y diagnosticar durante el embarazo, sin


embargo, los signos y síntomas posibles incluyen: (1)
 Altura del fondo uterino de gran tamaño: durante las visitas prenatales,
el proveedor de atención médica podría medir la altura del fondo uterino
ya que una altura mayor de la esperada podría ser un signo de
macrosomía fetal. (1,5)

 Exceso de líquido amniótico (polihidramnios): demasiada cantidad de


líquido amniótico podría ser un signo de que el feto es más grande que el
promedio. (5)

La cantidad de líquido amniótico refleja la producción de orina del bebé, y


un bebé más grande produce más orina. Algunas enfermedades que
aumentan el tamaño del bebé también podrían aumentar la producción de
orina. (5)

Causas

La causa de la macrosomía fetal puede consistir en factores genéticos, así como


en una enfermedad de la madre, como la obesidad o la diabetes. En raras
ocasiones, un bebé puede tener una enfermedad que acelera el crecimiento
fetal. En algunos casos, el peso al nacer mayor que el promedio permanece sin
causa aparente. (2)

Factores de riesgo

Hay muchos factores que podrían aumentar el riesgo de tener macrosomía fetal,
entre los cuales están: (1)

 Diabetes de la madre: es más probable que ocurra macrosomía fetal si


la madre tubo diabetes pregestacional o diabetes gestacional. (5)

Si no se controla la diabetes de manera adecuada, es probable que el


bebé tenga hombros más grandes y una mayor cantidad de grasa corporal
que un bebé cuya madre no tiene diabetes. (5)
 Antecedentes de macrosomía fetal: si anteriormente la madre tuvo un
bebé al que se le diagnosticó macrosomía fetal, corre un mayor riesgo de
tener otro bebé con dicha afección. (5)

 Obesidad de la madre: la macrosomía fetal es más probable si la madre


es obesa. (5)

 Aumento de peso excesivo durante el embarazo: aumentar mucho de


peso durante el embarazo incrementa el riesgo de tener macrosomía fetal.
(5)

 Embarazos anteriores: el riesgo de tener macrosomía fetal aumenta con


cada embarazo. Hasta el quinto embarazo, el peso promedio al nacer de
cada embarazo sucesivo normalmente aumenta unas 4 onzas (113 g). (5)

 Bebé varón: por lo general, los bebés varones pesan un poco más que
las niñas. La mayoría de los bebés que pesan más de 9 libras y 15 onzas
(4,5 kg) son varones. (4)

 Embarazo pasado de término: si el embarazo continúa más de dos


semanas después de la fecha de parto, el bebé corre un mayor riesgo de
tener macrosomía fetal. (5)

 La edad de la madre: las mujeres mayores de 35 años tienen más


probabilidades de tener un bebé al que se le diagnostique macrosomía
fetal. (1,4,5)

Tratamiento

Si el proveedor de atención médica sospecha de una macrosomía fetal, no


significa que el parto vaginal quede automáticamente descartado. Sin embargo,
se tendrá que dar a luz en el hospital, en caso de que se necesiten fórceps o
ventosas durante el parto o en el caso que se deba realizar una cesárea. (2)

Por lo general, no se recomienda la inducción del trabajo de parto. Las


investigaciones sugieren que la inducción del trabajo de parto no reduce el riesgo
de complicaciones relacionadas con la macrosomía fetal y que puede aumentar
la necesidad de practicar una cesárea. (3)

El proveedor de atención médica podría recomendar una cesárea en los


siguientes casos: (3)

 Diabetes: si la paciente tuvo diabetes antes del embarazo o si desarrolla


diabetes gestacional y el proveedor de atención médica calcula que el
bebé pesa 9 libras y 15 onzas (425 gramos) o más, una cesárea puede
ser la forma más segura para que nazca el bebé (3)

 El bebé pesa 11 libras (5 kilogramos) o más y no hay antecedentes


de diabetes materna: si la paciente no tuvo diabetes pregestacional o
gestacional y el proveedor de atención médica calcula que el bebé pesa
11 libras (5 kilogramos) o más, puede recomendar una cesárea (3)

 La paciente dio a luz un bebé con distocia de hombro: si la paciente


dio a luz un bebé con distocia de hombro, corre más riesgo de que el
problema vuelva a ocurrir. Es posible que se recomiende una cesárea
para evitar los riesgos asociados con la distocia de hombro, como una
clavícula fracturada (3)

COMPLICACIONES

 Maternas
 Parto instrumentado
 Cesárea
 Lesiones perineales
 Hemorragia postparto
 Rotura uterina (1,2,6)

 Fetales
 Distocia de hombros
 Lesión del plexo braquial
 Fracturas (2,6)
 Neonatales
 Hipoglicemia: al detenerse el aporte de glucosa por la placenta
 Policitemia: por el incremento de producción de eritropoyetina como
resultado de la hipoxia causada por el incremento de la demanda
oxidativa asociada a hiperglicemia e hiperinsulinemia
 Hiperbilirrubinemia: secundaria a policitemia
 Asfixia perinatal: más marcado en hijos de madres diabéticas, por el
incremento de la utilización de oxígeno intrauterino por la hiperglicemia
y la hiperinsulinemia.
 Mortalidad neonatal (2,6)

 Infancia y posterior: (en hijos de madres diabéticas)


 Obesidad
 Intolerancia a la glucosa
 Síndrome metabólico
 Remodelación cardíaca (6)
BIBLIOGRAFIA

1. Yvonne S. Butler Tobah, Mary L. Marnach. Macrosomía fetal - Síntomas y


causas - Mayo Clinic [Internet]. Mayo Clinic. 2018. Disponible en:
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/fetal-
macrosomia/symptoms-causes/syc-20372579

2. Robert L. Stavis. Recién nacido grande para la edad gestacional (GEG) -


Pediatría [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. 2017.
Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-
ec/professional/pediatr%C3%ADa/problemas-perinatales/reci%C3%A9n-
nacido-grande-para-la-edad-gestacional-geg

3. Barber Marrero MA, Plasencia Acevedo WM, Eguiluz Gutiérrez-Barquín I,


Molo Amorós C, Martín Martínez A, García Hernández JA. Macrosomía fetal.
Resultados obstétricos y neonatales. Prog Obstet Ginecol [Internet]. 1 de
octubre de 2017;50(10). Disponible en: http://www.elsevier.es/es-revista-
progresos-obstetricia-ginecologia-151-articulo-macrosomia-fetal-resultados-
obstetricos-neonatales-13110653

4. Martinez JL, Pardo J. Macrosomía fetal: ¿Riesgo Perinatal? Rev Med Clin
Condes [Internet]. 1 de abril de 2016;14(2). Disponible en:
http://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-
articulo-macrosomia-fetal-riesgo-perinatal-X0716864003319833

5. Bazalar-Salas D, Loo-Valverde M. Factores maternos asociados a


macrosomia fetal en un hospital público de Lima-Perú, enero a octubre del
2018. Revista de la Facultad de Medicina Humana. abril de 2019;19(2):62-5.
Disponible en:
http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_abstract&pid=S2308-
05312019000200006&lng=es&nrm=iso&tlng=es

6. Beta J, Khan N, Fiolna M, Khalil A, Ramadan G, Akolekar R. Maternal and


neonatal complications of fetal macrosomia: cohort study. Ultrasound Obstet
Gynecol. septiembre de 2019;54(3):319-25. Available in:
https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/uog.20278