Está en la página 1de 4

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación


Universidad Nacional Experimental del Magisterio “Samuel Robinsón”
Casanay Estado Sucre

Proyecto de vida en el marco


de mi práctica como docente

Participante: Facilitador:
Albani Rosal Miguel Castillo

C.I. 25.900.280 P.N.F: Educación


Primaria

Casanay Estado Sucre 2019


Mi nombre es Albani Rosal, nací en El pilar municipio Benítez el 24 de
Junio de 1997, tengo 22 años, mis padres Mercedes Mata y Andrés Rosal
(casados) mis estudios de primaria y secundaria los realicé en Agua Clarita,
Municipio Andrés Mata, dejando siempre en alto a las dos instituciones en
cuanto al canto, que con tan solo 05 años de edad ya representaba a mi
escuela, al llegar al liceo ya no solo cantaba, si no que era todo una
compositora, siempre fui aplaudida , y soñaba con ser una ”cantante”, al
culminar el bachillerato, ingresé a cursar mis estudios en la Aldea Bolivariana
“Comandante Lina” ubicado en Casanay Estado-Sucre, donde me preparaba, y
en ese mismo tiempo Salí embarazada de mi hermoso Josué Santiago, cuando
iba apenas por el cuarto trimestre, pero eso no me impidió terminar, luche,
pase por cosas difíciles, y al nacer mi bebé, me lo tenía que llevar a mis clases
desde los 15 días de nacidos, hasta los ocho meses, pero conseguí el éxito fue
por superar los obstáculos que nos presenta la vida, y así finalice el Técnico
Superior Universitario en Agroalimentaria, mis pasantías la realicé en la
“Escuela Técnica Agropecuaria Robinsoniana Cumanagotos” Las Manoas,
termine mi carrera en el 2018, el mismo año entregué mis documentos,
aspirando cargo como docente en una escuela, mientras esperaba estuve 02
meses (noviembre y diciembre) en la Escuela Bolivariana “Agua Caliente”
colaborando como docente de educación inicial, la cual para mí fue una
experiencia más en mi vida tener que compartir y educar a niños y niñas tan
pequeños, activos y cada uno con diferentes modalidades y costumbres. Luego
en el mes de enero del 2019 me dan la gran noticia de que había obtenido el
cargo como docente en la misma institución donde colaboré, de esta manera
me informó la directora que sería asignada al tercer y cuarto grado y darles
clases, fue cuando inicié mi trabajo el de enseñar, impartir conocimientos y
llegar a un aula donde me encuentro con estudiantes de diferentes caracteres,
comportamientos de agresividad y pacíficos en esta forma me enfrascaba en
ayudarlos, socializar para saber también sobre sus vidas, porque a veces nos
encontramos con niños que tienen una fatal convivencia en el ambiente de
clases, obteniendo de muchos docentes ser juzgados, catalogados al educando
como un ser fastidioso, grosero y malo, pero lo que no sabemos muchos de
nosotros el por qué son así, en una ocasión tenía dentro del aula a un infante
con las mismas características antes mencionada, pensé que si era aún más
cariñosa, dulce y aportarle amor que le faltaba de su familia, lo podría manejar
e ir al diálogo pudiéndome contar sus problemas y así yo darle una solución a
este caso, así fue como pude lograr lo que me propuse obteniendo mi
respuesta clara siendo el factor determinante el hogar de dónde provenía
dicho comportamiento. Por eso debemos ser docente investigativo ir más allá
de una clase en la pizarra, y no juzgar tan fácil a una persona sin conocer
muchas veces sus necesidades. Hoy en día doy 4to grado sin ser preparada en
educación integral aunque eso no me afecta ni me baja el autoestima porque
de igual modo soy profesional en otra área y me enfoco en lo que citó el

maestro Simón Rodríguez “El título de maestro no debe darse al que sabe
enseñar, esto es al que enseña a aprender, no al que manda a aprender, o
indica lo se ha de aprender, ni al que aconseja que se aprenda”, por eso me
baso a la formación para educar y dejar la enseñanza, de manera que
contamos con una gran cantidad de graduados en educación que aunque lo
sean, no todo aquel se le llama docente, eso lo sabemos es al llegar al aula de
clase, que muchos al estar allí dicen y se preguntan ¿para que estudie esto?
¿Qué fue lo que hice? Dándole las respuestas ellos mismos a sus preguntas,
abandonan el cargo y se dan por vencidos, por qué ven lo que es realmente
trabajar en el salón, se resignan aun siendo graduados en esa carrera. En fin la
prueba es con los niños y allí es donde ejecutamos esa labor tan bonita, educar,
y lograr tener un país donde nuestros educandos sepan desenvolverse en la
sociedad, preparados a sobre vivir, luchar, ser independientes y libres a la
ignorancia.