Está en la página 1de 9

Bibliografía

Colom, E. (2011). UN WATER. Obtenido de


https://www.google.com/search?client=firefox-b-
d&ei=GpTAXfeoBcnW5gKFl4uIBw&q=El+GEA+Los+4+ejes+de+acci%C3%B3n+
de+su+%E2%80%9CPlan+de+trabajo+estrat%C3%A9gico+2009-
2011GUATEMALA&oq=El+GEA+Los+4+ejes+de+acci%C3%B3n+de+su+%E2%
80%9CPlan+de+trabajo+estrat%C3%A
Insivumeh. (2012). Obtenido de
http://www.insivumeh.gob.gt/hidrologia/rios%20de%20guate.htm#PRINCIPALES
%20RIOS%20DE%20GUATEMALA
MARN. (2010). POLITICA NACIONAL DE AGUA DE GUATEMALA. Obtenido de
http://www.politicade-recurso-hidrico-Guate-nex.
MARN, & JICA. (2017). Manual de Educación Ambiental sobre el Recurso Hídrico en
Guatemala. Guatemala.

El agua es un bien natural de carácter estratégico porque satisface necesidades vitales,


es necesaria para la mayor parte de actividades económicas y es indispensable para los
procesos ecológicos esenciales. Por tratarse de un bien cuyo comportamiento es
espacial y temporalmente irregular, se ha previsto una crisis global del agua, en unos
territorios por escasez y en otros por sobre abundancia, lo cual convierte la gestión y
gobernanza de este bien natural en un asunto político con proyección regional,
continental y global, y por lo tanto de seguridad nacional, toda vez que el Estado de
Guatemala debe garantizar a sus habitantes, primero, el acceso al vital recurso y
segundo, medidas para protegerlo de los impactos producidos por eventos hídricos
extraordinarios.

Se entiende por ley, al conjunto de normas jurídicas de carácter obligatorio dictadas por
el legislador, a las que se somete una sociedad, para regular o normar algo. Las leyes
delimitan el libre actuar de las personas dentro de la sociedad. Se puede decir que son
el control externo que existe para la conducta humana; por lo que el legislador crea este
conjunto de normas jurídicas destinadas a la regulación de problemas ambientales, para
regular la interacción existente entre el ambiente y los seres humanos. (MARN & JICA,
Manual de Educación Ambiental sobre el Recurso Hídrico en Guatemala, 2017)

Por legislación ambiental se entiende el conjunto de normas jurídicas, tratados,


convenios, estatutos, reglamentos, y el derecho común que, de manera muy amplia,
funcionan para regular la interacción de la humanidad y el resto de los componentes
biofísicos o el medio ambiente natural, con el fin de reducir los impactos de la actividad
humana, tanto en el medio natural, así como en la humanidad misma. (MARN & JICA,
Manual de Educación Ambiental sobre el Recurso Hídrico en Guatemala, 2017)

La legislación ambiental está compuesta por una serie de instrumentos tales como:
1. Leyes generales
2. Leyes específicas
3. Acuerdos gubernativos
4. Acuerdos ministeriales
5. Normas técnicas
6. Reglamentos y ordenanzas municipales

Estos instrumentos regulan uno o varios aspectos del medio ambiente y aseguran el uso
y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. En el tema del agua existen
diversas leyes dentro de las cuales podemos mencionar: (MARN & JICA, Manual de
Educación Ambiental sobre el Recurso Hídrico en Guatemala, 2017)

La Constitución Política de la República de Guatemala en su Artículo 127 establece


que “Todas las aguas son bienes de dominio público, inalienables (intransferibles) e
imprescriptibles (no se pueden vender). Su aprovechamiento, uso y goce se otorgan en
la forma establecida por la ley, de acuerdo con el interés social. Una ley específica
regulará esta materia”.

El Decreto 74-96 del Congreso de la República de Guatemala, Ley de Fomento de la


Educación Ambiental.

La Ley de Áreas Protegidas, Decreto 4-89 del Congreso de la República de Guatemala,


cuya aplicación corresponde al Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP),
incorpora genéricamente las aguas como parte de procesos ecológicos esenciales y
sistemas naturales vitales.
El Decreto 68-86 del Congreso de la República de Guatemala, Ley de Protección y
Mejoramiento del Medio Ambiente, cuya aplicación corresponde al Ministerio de
Ambiente y Recursos Naturales (MARN), la cual está sustentada en el Artículo 97 de la
Constitución Política de la República, el cual trata sobre el medio ambiente y el equilibrio
ecológico, por lo que emitirá las disposiciones que sean necesarias y los reglamentos
correspondientes.

El Reglamento de las Descargas y Reuso de Aguas Residuales y de la Disposición


de Lodos, Acuerdo Gubernativo 236-2006, tiene como objetivo proteger los cuerpos
de agua de los impactos provenientes de la actividad humana; recuperar los que están
en proceso de deterioro; y promover el desarrollo del recurso agua, con visión de gestión
integrada. El cual se complementa con su Manual General del reglamento de las
descargas y recursos de aguas residuales y de la disposición de lodos, Acuerdo
Ministerial 105-2008 el cual sirve para interpretar los aspectos técnicos y legales que se
encuentran regulados en el Acuerdo Gubernativo 236-2006.

El Reglamento de las Descargas de Aguas Residuales en la Cuenca del Lago de


Atitlán, Acuerdo Gubernativo 12-2011, tiene como objetivo fijar los parámetros y
establece una reducción progresiva de los límites máximos permisibles de las descargas
de aguas residuales a cuerpos receptores en la cuenca del lago de Atitlán.
La Constitución Política de la República de Guatemala en su Artículo 127 establece
que “Todas las aguas son bienes de dominio público, inalienables (intransferibles) e
imprescriptibles (no se pueden vender). Su aprovechamiento, uso y goce se otorgan en
la forma establecida por la ley, de acuerdo con el interés social. Una ley específica
regulará esta materia”.

1. PROBLEMÁTICA
Anteriormente se mencionó la cantidad de agua aproximada que existe en Guatemala.
Por lo, se estima que esta gran disponibilidad de agua a escala nacional y anual es
“teórica” porque de hecho no se satisfacen todas las demandas a escala local y mensual.
Esto se debe a múltiples factores tales como la variabilidad espacio temporal del clima,
la influencia de la topografía y ubicación de las poblaciones respecto a la accesibilidad
de las fuentes de agua, pero especialmente se debe a la ausencia de un sistema
nacional, institucionalizado, de gestión y gobernanza del agua con actividades
planificadas, coherentes y coordinadas (Andreu, 1993;
Azpurua y Gabaldón, 1976; Colom et al, 2010).
La proporción en la extracción de agua para satisfacer las demandas en Guatemala es
similar a la del resto del mundo: el uso agropecuario es el mayor, equivale al 41% de la
demanda hídrica total y al 77% de los usos consuntivos; el uso doméstico representa el
9% de la demanda total y el 16% de los usos consuntivos; el industrial el 3% de la
demanda total y el 7% de los consuntivos. Los usos no consuntivos corresponden casi
totalmente al uso con fines hidroeléctricos. Aún no se ha estimado la demanda hídrica
para fines turísticos ni caudales ecológicos (SEGEPLAN, 2006).

Se estima que un incremento del 10% en la cobertura de sistemas adecuados de agua


potable de hogares urbanos implicaría disminuir un 8.2% la probabilidad de que exista
desnutrición infantil global y, a su vez, disminuir la tasa de mortalidad materna de 153 a
116.33 muertes por cada
100,000 niños nacidos vivos (SEGEPLAN, 2006b). No obstante, sigue siendo necesario
una evaluación a detalle que indique cómo la inversión.

Cerca de 3 millones de guatemaltecos se abastecen de fuentes naturales cuya calidad


no es confiable, y si prevalece el ritmo de crecimiento de la tasa poblacional y de la
inversión en el subsector, para el 2025 serán 5 millones de habitantes quienes no tengan
acceso a estos servicios
(Galindo y Molina, 2007; SEGEPLAN, 2006),

2. ANTECEDENTES
En Guatemala se estima una disponibilidad de más de 97 mil millones de metros cúbicos
anuales de agua, cantidad 7 veces mayor al límite de riesgo hídrico establecido por
estándares internacionales al relacionarla con su población. Guatemala no cuenta con
capacidad instalada para regular y almacenar el agua -el índice estacional de
almacenamiento equivale al 1.5% de su capital hídrico- lo que significa precarias
posibilidades de asegurar la dotación de agua a las diversas demandas y la gestión
apropiada de los riesgos naturales, todo lo cual impacta la salud, el ambiente y las
oportunidades productivas. (MARN, POLITICA NACIONAL DE AGUA DE GUATEMALA,
2010)

El GEA (Gabinete Específico del Agua) realiza acciones con base en los 4 ejes de acción
de su “Plan de trabajo estratégico 2009-2011” y “Estrategia de monitoreo de resultados”,
que reflejan el ordenamiento institucional y conceptual del agua en Guatemala y que han
guiado las intervenciones de las entidades públicas del sector hídrico durante el período
2008-2011.
De esta manera, EL GEA y a la Estrategia Nacional del Agua como referente en
Guatemala para contribuir al desarrollo social, económico y ambiental del país
confirmando la adopción del paradigma de la gestión integrada de los recursos hídricos,
y reafirmando la soberanía del estado sobre las aguas de su territorio y de brindar agua
para todos con paz social.

La cobertura de agua para consumo humano con servicio mejorado alcanza el 78%
(2006), con grandes diferencias según regiones; en las zonas urbanas la cobertura
alcanza cerca del 80% mientas en el área rural es cercana al 53%; y el servicio de
saneamiento promedia el 47% a nivel nacional—77% en ciudades y 17% en el área rural.
Se estima se tratan cerca del 5% del total de aguas residuales, lo que se han constituido
en el problema de contaminación de las aguas más común y grave. (MARN, POLITICA
NACIONAL DE AGUA DE GUATEMALA, 2010)

LINEAS DE TRABAJO DEFINIDAS POR EL GEA el GEA establece seis líneas de trabajo
definidas por el Gabinete General de Gobierno y organiza su plan estratégico de
coordinación de política, planificación y presupuesto en relación con los ejes siguientes:
(1) Agua y saneamiento para el desarrollo humano, cuya rectoría corresponde al
Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social
(2) Gobernabilidad y planificación del agua, cuya dirección corresponde al grupo asesor
GEA, por carecer el país de autoridad rectora del agua.
(3) Manejo de bosque, suelo y calidad del agua en cuencas, cuya rectoría corresponde
al Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales.
(4) Aguas internacionales, cuya rectoría corresponde al Ministerio de Relaciones
Exteriores, con el apoyo del Equipo Nacional de Expertos, coordinado por Grupo Asesor
del GEA. (Colom, 2011).

CONSENSO DE APROBACION DE LEY DE RECURSOS HIDRICOS


El ministro de Ambiente y Recursos Naturales, Sydney Samuels, y los presidentes del
Congreso de la República, Óscar Chinchilla, y de la comisión Legislativa de Ambiente,
Edgar Eduardo Montepeque, coincidieron en que antes que finalice el año 2017 deberá
quedar aprobada una ley que regule la utilización del agua en Guatemala, ya que en la
actualidad no existe. con el propósito de tener un mejor aprovechamiento y protección
de los recursos hídricos del país para que estos no se agoten y sufran menores niveles
de contaminación.
3. CONTEXTO
3.1. Condiciones Sociales
3.1.1. Instituciones a nivel local y nacional a cargo de la protección del ambiente
acuático
Existe una diversidad de instituciones que intervienen en el manejo de recursos hídricos,
cada una con distintas responsabilidades y atribuciones, ent (MARN & JICA, Manual de
Educación Ambiental sobre el Recurso Hídrico en Guatemala, 2017)re ellas se pueden
mencionar: (MARN & JICA, Manual de Educación Ambiental sobre el Recurso Hídrico en
Guatemala, 2017)
Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN). Al Ministerio de Ambiente y
Recursos Naturales le corresponde formular y ejecutar las políticas relativas para orientar
el comportamiento de los diferentes grupos en la utilización del recurso hídrico.
Ministerio de Educación (MINEDUC). Le corresponde brindar servicios escolares y
extraescolares para la educación; en materia ambiental se sustenta en el Decreto 74-96
del Congreso de la República.
Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA). Es el encargado de
regular el riego en el país y actualmente promueve el acceso a servicios técnicos y
financieros (crédito) para la construcción de proyectos de sistemas de riego y para
agricultores individuales o asociados.
Ministerio de Energía y Minas (MEM). Tiene a su cargo todo lo relacionado con la
política energética y la explotación minera, la asignación de fomentar el uso de fuentes
renovables de energía y desarrollo de hidroeléctricas.
Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS). Una de las funciones
relacionadas al agua es velar por su calidad en materia de agua potable y saneamiento.
(MARN & JICA, Manual de Educación Ambiental sobre el Recurso Hídrico en Guatemala,
2017)
Ministerio de Comunicaciones, Trasporte, Obras Públicas y Vivienda. La ley del
Organismo Ejecutivo, Decreto 114-97 del Congreso de la República de Guatemala,
faculta a este Ministerio para la construcción de canales de navegación, dragado de ríos
y medición hidrológica.
Municipalidades. La municipalidad tiene la responsabilidad del manejo ambiental dentro
de su territorio y lo relativo a la prestación de los servicios básicos (agua y drenajes, y
disposición de desechos sólidos).
Autoridades de cuencas. Las autoridades de cuencas se encargan del manejo
integrado de los recursos hídricos en las cuencas de los lagos y ríos. Existen cinco
autoridades de cuencas hidrográficas:
1. Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Amatitlán
(AMSA).
2. Autoridad para el Manejo Sustentable del Lago de Atitlán y su Entorno
(AMSCLAE).
3. Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Izabal, y Río
Dulce (AMASURLI).
4. Autoridad para el Manejo y Desarrollo Sostenible de la Cuenca del Lago de Petén
Itzá (AMPI).
5. Autoridad Protectora de la Subcuenca y Cauce del Río Pensativo.
El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología
(INSIVUMEH). Es la entidad gubernamental encargada de la investigación en el tema
del agua; sin embargo, su función se ha limitado a la generación de datos básicos.
Población en General: Ya que toda la población tiene la obligación de proteger el
recurso hídrico y hacer uso sostenible de la misma.

Condiciones Económicas
Guatemala enfrenta grandes desafíos para lograr una gestión adecuada de sus recursos
hídricos nacionales. Debido a que la deforestación sigue aumentando mientras la
demanda mundial de madera ejerce presión sobre los bosques de Guatemala, la
erosión, la escorrentía y la sedimentación de las aguas superficiales son el resultado de
la deforestación, la cual es motivada por el desarrollo de los centros urbanos, las
necesidades de la agricultura, y las contradicciones en la planificación del uso del agua
y de tierras. Con el crecimiento de los sectores industriales, los efluentes no-tratados que
entran en los cursos de agua y acuíferos han crecido también. Las aguas residuales no-
tratadas contaminan los recursos hídricos, mientras que las instalaciones de tratamiento
son insuficientes. (MARN & JICA, Manual de Educación Ambiental sobre el Recurso
Hídrico en Guatemala, 2017)
El agua subterráneo también se utiliza en el sector agrícola y en el sector industrial. La
producción de energía hidroeléctrica es un componente clave (92%) de la generación de
electricidad de Guatemala y se destaca por el proyecto hidroeléctrico Chixoy. El Instituto
Nacional de Electrificación (INDE) supervisa y ejecuta proyectos hidroeléctricos en
Guatemala. Como se observa el recurso hídrico es de ayuda económica para el país.
Pero mientras más desarrollo social exista también existirá un decremento en los
recursos hídricos del país.
Todo el crecimiento de los sectores industriales ha conducido a un aumento de la
escarnecía de contaminantes dañinas en los ríos, arroyos, y ha causado lixiviación en
las aguas subterráneas.
Para establecer el valor del agua, se deben tomar en cuenta los costos de inversión para
captar el recurso de operación y mantenimiento, para extraer, transportar y purificar el
agua. Las tarifas por el consumo de agua constituyen también un instrumento económico
que alienta el buen o mal uso del agua dependiendo de cómo estén estructurados y de
cómo se apliquen.
Considerar la disponibilidad y capacidad de pago por parte de los usuarios con el fin de
diseñar los sistemas de captación, conducción y saneamiento del agua más apropiados
y acordes a la realidad del lugar, para asegurar que se mantengan en operación.
Existen diferencias de acuerdo al consumo y cubren todos los costos de captación cruda
del subsuelo por medio de pozos, cloración del agua conforme a normas sanitarias,
almacenamiento del agua tratada en tanques y distribución a través de una red hasta los
domicilios, es autosostenible.
Rangos de exceso de consumo (más de 20 m3) de agua potable y tarifa
correspondiente

Para disminuir el costo del tratamiento de las aguas residuales se establece:


Diagrama de jerarquía del manejo ambiental

A consecuencia de estos cambios se reducen los desechos sólidos y líquidos,


disminuyendo con ello el costo del tratamiento de las aguas residuales.
La inversión en la conservación de las fuentes de agua produce beneficios económicos
y evita desastres naturales.
No obstante, para disponer de la cantidad y de la calidad de agua necesaria, se requiere
reconocer y mejorar los servicios ambientales, que consisten en la protección de los
recursos naturales, bosques, nacimientos y fuentes de agua. Una forma adecuada podría
ser el pago por servicios ambientales del tipo hidrológico, que permitirá invertir en el
cuidado de los bosques que son los responsables de la provisión de agua al manto
freático a través de la infiltración del suelo, Este pago se refiere a un incentivo para las
personas y comunidades encargadas del manejo de las áreas de recarga hídrica,
ubicadas generalmente en las partes altas de las cuencas. (MARN, 2006)
Recursos Naturales Vinculados al territorio Nacional
Los recursos Naturales vinculados al territorio Nacional son mucho debido a que
Guatemala es un país Megadiverso, es decir existe una gran variedad de especies tanto
de fauna como de flora, como recursos hídricos, sistemas de montañas, cadenas
volcánicas, su riqueza es tanta, que no se ha sabido valorar, que hacer uso insostenible
de uno de ellos es como causar el sistema domino, poco a poco se dañarían los demás
recursos.
Los recursos bosque y agua mantienen una estrecha relación. La deforestación seguida
por cambios de uso de la tierra disminuye la capacidad de infiltración. Para el período
2001-2010 se registra una pérdida de 132,138 hectáreas de bosque anual. Esto puede
provocar la disminución del flujo de aguas superficiales durante la época seca, ya que la
capacidad de infiltración disminuye a un nivel tan bajo, que la mayoría del agua
proveniente de la lluvia escurre superficialmente durante el invierno. Los bosques regulan
el ciclo hidrológico, pero no generan más agua, al menos no en un corto tiempo.
Uno de los efectos más positivos y notorios del bosque es la reducción de la erosión en
las laderas. Esta reducción de la erosión es el efecto más notorio entre una zona
forestada y una deforestada. Esto reduce también el riesgo de inundaciones, pues el
excesivo sedimento en los cauces facilita que los ríos se desborden. También con la
existencia de bosques y agua existe diversidad de flora y fauna en el país. (MARN &
JICA, Manual de Educación Ambiental sobre el Recurso Hídrico en Guatemala, 2017)
Dentro de los recursos hídricos principales de Guatemala están:
Lagos principales de Guatemala:
 Lago de Atitlán
 Lago de Izabal
 Lago de Amatitlán
 Lago de Peten, Itzá (Insivumeh, 2012)
Los principales Ríos o afluentes de Guatemala son:
 Rio la pasión 353 km de longitud
 Rio Motagua 486 km de longitud
 Rio Polochic 196 km de longitud
Las vertientes de Guatemala son:
 Vertiente del Pacifico
 Vertiente del Caribe
 Vertiente del Golfo de México (Insivumeh, 2012.)
Bibliografía
Colom, E. (2011). UN WATER. Obtenido de
https://www.google.com/search?client=firefox-b-
d&ei=GpTAXfeoBcnW5gKFl4uIBw&q=El+GEA+Los+4+ejes+de+acci%C3%B3n+
de+su+%E2%80%9CPlan+de+trabajo+estrat%C3%A9gico+2009-
2011GUATEMALA&oq=El+GEA+Los+4+ejes+de+acci%C3%B3n+de+su+%E2%
80%9CPlan+de+trabajo+estrat%C3%A
Insivumeh. (2012). Obtenido de
http://www.insivumeh.gob.gt/hidrologia/rios%20de%20guate.htm#PRINCIPALES
%20RIOS%20DE%20GUATEMALA
MARN. (2010). POLITICA NACIONAL DE AGUA DE GUATEMALA. Obtenido de
http://www.politicade-recurso-hidrico-Guate-nex.
MARN, & JICA. (2017). Manual de Educación Ambiental sobre el Recurso Hídrico en
Guatemala. Guatemala.