Está en la página 1de 5

FACULTAD DE INGENIERÍA

ESCUELA DE COMPUTACION Y SISTEMAS

ENSAYO DE LENGUAJE II
ALUMNO: FALCÓN VÁSQUEZ, MIGUEL ÁNGEL
ID: 000217953
PROFESOR: TEJADA FERNÁNDEZ, VICENTE
CICLO: II
FECHA: 9/11/19

TRUJILLO-PERÚ
¿DEBERÍA SER LEGAL LA PENA DE MUERTE?
La pena de muerte es un tema muy polémico, aunque se
encuentra abolida en la mayoría de países del mundo, un ejemplo
es EE. UU que la contemplan en sus normativas penales como un
castigo para el delincuente. ¿Realmente el delincuente debería
morir?, En mi opinión debería ser ilegal, ya que viola el derecho a
la vida proclamado en la Declaración Universal de los Derechos
Humanos.

La pena de muerte es la manera más extrema de pena cruel,


inhumana y degradante, constituye una violación a los derechos
humanos, en este caso al derecho de la vida y al derecho de no
sufrir torturas o penas crueles. Aunque en países como Bielorrusia,
Australia, Nueva Zelanda, Timor Oriental, China, Indonesia, Irán,
Japón, Este castigo lo único que hace es generar una sociedad
insegura y no soluciona en absoluto la violencia. Un Estado que es
capaz de cometer "asesinatos legales" se transforma en una
amenaza para el ciudadano, abandona los principios de
humanidad y respeto a los derechos humanos, y se pone al mismo
nivel del criminal que haya matado o cometido un acto grave para
conseguir sus fines, por lo que moralmente no se diferencia del
criminal que carece de valores y el Estado. Así mismo volviendo a
referirnos a Estados Unidos, desde que se aprobó la ley de Pena
de muerte el índice de criminalidad sigue siendo alto hasta ahora.
Además, no todos los delincuentes actúan racionalmente, es más,
no es racional ser delincuente. Hay personas que cometen delitos
por factores culturales (tal como el honor, el reconocimiento, la
formación previa), circunstanciales (como la droga, el alcohol, la
necesidad económica) o patológicos, que no responden a la
descripción arquetípica del hombre racional, que, en todo
momento, respondiendo al instinto de supervivencia, elegiría vivir a
enfrentar la muerte. A modo de ejemplo, imaginen a un pedófilo
que viola y mata brutalmente a su propia hija en un barrio. Muchos
pensarán que este desagradable y repugnante sujeto debería ser
sancionado con la pena de muerte, pero criminales como estos,
sufren tendencias patológicas, así como la ausencia en el control
de impulsos que son los factores determinantes en la comisión de
los ilícitos, y sujetos como ellos difícilmente responden a la
amenaza de sanción estatal antes de satisfacer sus caprichos.
Apelando al Artículo 1° de la Constitución Política de la República
estipula que el Estado está al servicio de la persona. Esto implica,
que el gobierno no puede en caso alguno abandonar a sus
habitantes, así sean buenas o malas personas, mucho menos
condenarlas a morir, ya que ello implica una negación total de
derechos humanos (que por definición son inviolables e
inalienables) y la privación total de la dignidad humana del sujeto,
lo que en términos prácticos se traduce en retroceder en 60 años
en la historia de la humanidad, antes del reconocimiento universal
de los derechos fundamentales (sean de primera, segunda o
tercera generación), sin considerar la brutal idea de que podríamos
volver a los tormentos y de la época inquisitorial. Otro argumento
en contra de la pena de muerte es la situación de quitarle la vida a
alguien conlleva el riesgo de que pueda haber una equivocación
humana por parte del sistema de justicia. Por ejemplo, el caso de
George Stinney Jr, un niño de color que con 14 años fue el
estadunidense más joven en morir a causa de la pena de muerte,
este niño fue acusado de golpear hasta matar a dos niñas (11 y 8
años de edad), bajo las leyes de Carolina del Sur en ese momento
(1944), toda persona sobre la edad de 14 años era tratado como a
un adulto. Stinney fue condenado a la silla eléctrica, por una
deliberación que solo duró 10 minutos y el jurado estaba
constituido por personas blancas, se basó en usa confesión que
había sido tomada a la fuerza. Mas de 70 años del caso Stinney Jr
y el gobierno lo declaró inocente. La hermana de George recuerda
que el niño era tan pequeño que colocaron una guía telefónica
para que pudiese alcanzar en la silla eléctrica. Así como este niño
hay muchos casos similares

También se aplica de forma discriminatoria, si eres pobre o


perteneces a una minoría racial, étnica o religiosa tienes más
probabilidades de ser condenado a muerte, debido a la
discriminación que existe en el sistema de justicia. Además, los
colectivos pobres o marginados tienen más dificultades para
acceder a los recursos legales que necesitan para defenderse, y
por último se usa como herramienta política. Las autoridades de
algunos países usan la pena de muerte para castigar a los
opositores políticos.
Por lo tanto, la pena de muerte es un hecho que atenta a nuestros
derechos humanos, la aplicación de esta pena no necesariamente
aplica a crimines futuros solo erradica a un criminal, por tanto la
pena de muerte es y será siempre un tema muy polémico

También podría gustarte