Está en la página 1de 29

En la grecia clásica la democracia no tenía el mismo significado que le otorgamos actualmente; la

Democracia aparece en la Antigua Grecia, en especial Atenas alrededor de este año. Las pequeñas
dimensiones y la escasa población de las polis (o ciudades griegas) explican la posibilidad de que
apareciera una asamblea del pueblo, de la que solo podían formar parte los varones libres,
excluyendo así al 75% de la población integrada por esclavos, mujeres y extranjeros.

Roma

Se asumen lares públicas, un concepto más amplio, inclusivo y complejo, el cual representaba
diversos intereses o grupos que constituían a la comunidad.

Las asambleas romanas se denominaron comicios, según lo referido por Rousseau (1988)

El senado romano (senatus) fue una institución complementaria a las cuestiones de la vida pública
de la ciudad

Edad media

Fueron adoptados esquemas con una muy escasa referencia a la democracia, especialmente
cuando en algunos países europeos los monarcas, apremiados por necesidades económicas,
Durante la Edad Media se utilizó el término de democracias urbanas para designar a las ciudades
comerciales, sobre todo en Italia y Flandes, pero en realidad eran gobernadas por un régimen
aristocrático, e igualmente existieron algunas democracias llamadas campesinas, como la de
Islandia, cuyo primer Parlamento se reunió en 930

Siglo XII

En América en el siglo XII se formó la Liga Democrática y Constitucional de donde se consagraron


los principios de limitación y división del poder, así como de igualdad democrática de hombres y
mujeres. La democracia de Haudenosaunee ha sido considerada por varios pensadores como el
antecedente más directo de la democracia moderna

Siglo XIII

A fines del siglo XII se organizaron principios democráticos en las Cortes del Reino de León llamado
ayuntamiento, también en Europa a través del protestantismo fomentó la reacción democrática al
rechazar la autoridad del Papa, pero se fue en contravía porque hizo más fuerte el poder temporal
de los príncipes.

Renacimiento

Posteriormente durante el Renacimiento se empezaron a gestar grandes transformaciones, las


cuales poco a poco volverían a hacer de la participación política un importante tema de reflexión y
una demanda popular que siglos después se haría más universal.

Nicolas Maquiavelo

1469-1527) es considerado el primer politólogo moderno, creo la base de una clasificación muy
simple de los seres humanos, una minoría pequeña y activa de príncipes y una masa grande y
pasiva, el “vulgo”, la importancia del trabajo de Maquiavelo ha sido discutida desde entonces,
considerándolo algunos inmoral y otros realista. Se dice, que su modelo es mecánico (Deustsch,
1998), al no cambiar la naturaleza de los príncipes ni la del vulgo, y siempre actúan ambos
recíprocamente de acuerdo con pocas reglas inmutables.

1653

Se publicó en Inglaterra el Instrument of Government, donde se consagró la idea de la limitación


del poder político mediante el establecimiento de garantías frente al posible abuso del poder real.

1688

La democracia triunfante en Inglaterra se basó en el principio de libertad de discusión, ejercida


sobre todo en el Parlamento, Las propuestas sobre el contrato social de Hobbes, Locke y
Rousseau, abundaron sobre las ideas de los derechos individuales, de la soberanía popular y de la
representación política, de la legitimidad y de la ciudadanía, entre muchas otras.

1735

En América la revolución de los comuneros de Paraguay de sostuvo el principio democrático Por su


parte, en Brasil, los afroamericanos que lograban huir de la esclavitud a la que habían sido
reducidos por los portugueses, se organizaron en repúblicas democráticas llamadas quilombos,
como el Quilombo de los Palmares o el Quilombo de Macaco.

1776

La Independencia de Estados Unidos estableció un nuevo ideal para las instituciones políticas de
base democráticas, expandido por la Revolución francesa de 1789.

Años 1809-1824

Guerra de Independencia Hispanoamericana, difundiendo las ideas liberales, los derechos


humanos concretados en la Declaración de Derechos de Virginia y la Declaración de los Derechos
del Hombre y del Ciudadano.

Los Siglos XIX y XX

Las Revoluciones burguesas se les conoce por el constitucionalismo y el derecho a la


independencia, principios que constituyeron la base ideológica sobre la que se desarrolló toda la
evolución política de los siglos, la revolución industrial, las transformaciones en el mundo rural y
los subsecuentes procesos migratorios concentraron en las ciudades a amplios grupos de
artesanos y asalariados que descubrieron la homogeneidad de sus condiciones de vida y que
reivindicaron derechos políticos, para así complementar los fenómenos que expresaban esa nueva
realidad política urbana, también Inglaterra, fue el primero que vinculó acceso a la ciudadanía y
derecho de voto para los no propietarios, y así en el proceso de lucha por la obtención de
derechos políticos nacieron los primeros partidos políticos de masas.

se violaban los principios de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, La
democracia se inscribe desde el inicio de la Revolución Francesa como condición esencial de la
realización de una sociedad en libertad. Porque la ciudadanía no es ni más ni menos que eso: el
ejercicio de la libertad en sociedad
Año 1791

se violaban los principios de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, La
democracia se inscribe desde el inicio de la Revolución Francesa como condición esencial de la
realización de una sociedad en libertad. Porque la ciudadanía no es ni más ni menos que eso: el
ejercicio de la libertad en sociedad.

Año 1789

La figura del ciudadano estuvo en el centro de los acontecimientos y de las representaciones,


emerge una nueva cultura política de la ciudadanía. La igualdad política afirmada en 1789 es algo
derivado del reconocimiento de la igualdad civil: es el surgimiento del individuo-ciudadano
(Rosanvallon 1992).

Años: 1787- 1853

Las constituciones de Estados Unidos de 1787 con las enmiendas de 1791, Venezuela de 1811,
España de 1812, Francia de 1848, y Argentina de 1853 ya tienen algunas características
democráticas, que registrarán complejos avances y retrocesos.

Años 1789 y 1793

Se ven sensibles problemas de la modernización sin posibilidad de establecer, frente a un sistema


de valores emergente centrado sobre el interés y el enriquecimiento, una sociedad fundada sobre
la equidad y la fraternidad (Gross 2000).

Años 1832- 1911

La evolución democrática inglesa fue mucho más lenta y se manifestó en las sucesivas reformas
electorales que tuvieron, en realidad recién puede hablarse de la aparición progresiva de países
democráticos.

Siglo XX

La democracia se ve con más características como fueron: la abolición de la esclavitud, la


conquista del sufragio universal, el reconocimiento de la igualdad legal de las mujeres, el fin del
colonialismo europeo, el reconocimiento de los derechos de los trabajadores y las garantías de no
discriminación para las minorías raciales y étnicas.

Año 1853

Recoge las bases del programa de gobierno liberal. Abole la esclavitud. Amplia libertades. Amplia
la participación democrática: Los gobernadores de provincia y los miembros de asambleas
departamentales serán escogidos por el pueblo y no por delegados.

Año 1905

Se crea la reforma de derecho de representación de las minorías en los cargos directivos de las
corporaciones públicas.

Año 1910
Se crea una reforma de elección del presidente por voto directo del pueblo

Año 1914

En Colombia, el primer presidente elegido según el sistema democrático moderno fue el


conservador José Vicente Concha

Año 1930- 1946

La democracia planteada en la Constitución de 1886 se reformuló con la intención de modernizar


el sistema y expandir la participación de otros sectores de la sociedad colombiana, como es el caso
de los campesinos y los obreros.

Se realiza una reforma donde se reconoce el derecho de asociación sindical y de huelga.

Año 1953

En este periodo el país defendió orgullosamente una tradición de democracia civilista, al menos
durante el siglo XX, en comparación constante con otros países de Latinoamérica en los cuales
habían tenido lugar golpes militares, dictaduras y cierre de las instituciones democráticas. Se
permitió la elección directa de los senadores (que eran elegidos por asambleas). Los
representantes a la cámara ya estaban por directa.

Año 1957

Se Consagró el Frente Nacional, y la “paridad política” 50 - 50 en las 3 ramas del poder, limitando
la participación a los dos partidos. Ratificó el derecho al voto de la mujer (que venía de la
dictadura).

1958 hasta 1974

Se reinstauro el sistema democrático, pero controlado por el pacto del Frente Nacional, efectuado
entre los dos partidos mayoritarios (Liberal y Conservador). En el pacto, representantes de ambos
partidos acordaron la alternancia en el poder y la división de los cargos burocráticos, con el objeto
de frenar los enfrentamientos violentos en el campo.

En este año 1974 se vuelve a elegir a los Presidentes mediante el uso del sufragio

Año 1979

Se busco la Imposición 1979 Julio César Turbay Ayala pretendió imponer el voto obligatorio, pero
la CSJ lo tumbó.

Año 1986

Se realiza la reforma constitucional y el presidente Belisario Betancur dio elección popular de


alcaldes.

Años 1980 y 1990

El sistema político recibe críticas de varios sectores de la sociedad (movimientos sociales,


académicos, organizaciones juveniles, guerrillas organizadas, el narcotráfico, etc).
Año 1991

Constitución de 1991 se le da una importancia central a la participación ciudadana y consagra


nuevos mecanismos para ejercerla.

También se establece desde su primer artículo que Colombia es una República democrática y
participativa, está asumido el reto y el compromiso de promover la participación ciudadana en
todos los espacios de la vida social.

Año 1994

Se crea Ley 134 de 1994 por la cual se dictan normas sobre mecanismos de participación
ciudadana.

Año 2002

Se crea la Ley 26300 de 2002 donde se evidencia Derechos de participación y control ciudadano en
Perú

Introduccion

La siguiente presentación pretende hacer un histórico de la participación ciudadana desde su


origen en la antigua Grecia, pasando por los romanos y las distintas etapas de evolución hasta la
actualidad en Colombia. Se quiere mostrar como desde su origen hasta hoy se han perfeccionado
los mecanismos de participación y cómo ha sido su dinámica a través de cada momento histórico.

No se trata de un análisis exhaustivo, sino de mostrar un concepto general de la participación


ciudadana a través del tiempo desde su origen hasta nuestros días

500 A.C Grecia

En la Grecia clásica la democracia no tenía el mismo significado que le otorgamos actualmente, la


democracia aparecía en la Antigua Grecia, en especial Atenas alrededor de este año, Las pequeñas
dimensiones y la escasa población de las ciudades explican la posibilidad de que apareciera una
asamblea del pueblo, de la que solo podían formar parte los varones libres, excluyendo así al 75%
de la población integrada por esclavos mujeres y extranjeros

Roma

Se asumen lares públicos un concepto mas amplio inclusive y complejo el cual representaba
diversos intereses o grupos que constituían a la comunidad, Las asambleas romanas se
denominaron comicios, según lo referido por Rousseau (1988) El senado Romano (senatus) fue
una institución complementaria a las cuestiones de la vida pública de la ciudad

Edad Media

Fueron adoptados esquemas con una muy escasa referencia a la democracia especialmente
cuando en algunos países europeos los monarcas, apremiados por necesidades económicas,
durante la edad Media se utilizó el término de democracias urbanas para designar a las ciudades
comerciales, pero en realidad eran gobernadas por un régimen aristocrático e igualmente
existieron algunas democracias llamadas campesinas como la de Islandia
AMERICA SIGLO XII

Se formó la Liga Democrática y Constitucional de donde se consagraron los principios de limitación


y división del poder, así como de igualdad democrática de hombres y mujeres.

SIGLO XIII

A fines del siglo XII se organizaron principio democráticos en las Cortes del Reino de León llamado
ayuntamiento también en Europa a través del protestantismo fomentó la reacción democrática al
rechazar la autoridad del Papa, pero se fue en contravía porque hizo más fuerte el poder temporal
de los príncipes

Renacimiento

Se empezaron a gestar grandes transformaciones, las cuales poco a poco volvían a hacer de la
participación política un importante tema de reflexión y una demanda popular que siglos después
se haría mas universal.

Nicolas Maquiavelo

(1469-1527) es considerado el primer politólogo moderno, creo la base de una clasificación muy
simple de los seres humanos, una minoría pequeña y activa de príncipes y una masa grande y
pasiva el vulgo, la importancia del trabajo Maquiavelo ha sido discutida desde entonces,
considerándolo algunos inmoral y otros realista. Se dice que su modelo es mecánico (Deustsch,
1998) al no cambiar la naturaleza delos príncipes ni la del vulgo, y siempre actúan ambos
recíprocamente de acuerdo con pocas reglas inmutables

1653

Se publico en Inglaterra el Instrument of Government, donde se consagró la idea de la limitación


del poder político mediante el establecimiento de garantías frente al posible abuso del poder real

1688

La democracia triunfaría en Inglaterra se basó en el principio de libertad de discusión, ejercida


sobre todo en el Parlamento, Las propuestas sobre el contrato social de Hobbesm, Locke y
Rousseau, abunsaron sobre las ideas de los derechos individuales de la soberania popular y de la
representación política, de la legitimidad y de la ciudadanía, entre muchas otras

1735

En America la revolución de los comuneros de Paraguay se sostuvo en el principio democrático por


su parte en Brasil, los afroamericanos que lograban huir de la esclavitud a la que habian sido
reducidos por los portugueses se organizaron en repúblicas democráticas llamadas quilombos

1776

La independencia de estados Unidos estableció un nuevo ideal para las instituciones políticas de
base democráticas, expandido por la Revolución Francesa de 1789

1809 - 1924
Guerra de Independencia Hispanoamericana, difundido las ideas liberales los derechos humanos
concretados en la declaración de Derechos de virginia y la declaración de los derechos del Hombre
y del Ciudadano

1789

La figura del ciudadano estuvo en el centro de los acontecimientos y de las representaciones,


emerge una nueva cultura política de la ciudadanía. La igualdad política afirmada en 1789 es algo
derivado del reconocimiento de la igualdad civil: es el surgimiento del individuo-ciudadano
(Rosanvallon 1992)

1791

Se violaban los principios de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. La
democracia se inscribe desde el inicio de la Revolución Francesa como condición esencia de la
realización de una sociedad en libertad. Porque la ciudadanía no es ni mas ni menos que eso: el
ejercicio de la libertad en sociedad

SIGLOS XIX y XX

Las revoluciones burguesas se les conoce por el constitucionalismo y el derecho a la


independencia, principios que constituyeron la base ideológica sobre la que se desarrolló toda la
evolución política de los siglos, la revolución industrial, las transformaciones en el mundo rural y
los subsecuentes procesos migratorios concentraron en las ciudades a amplios grupos de
artesanos y asalariados que descubrieron la homogeneidad de sus condiciones de vida y que
reivindicaron derechos políticos, para así complementar los fenómenos que expresaban esa nueva
realidad política urbana, también Inglaterra, fue el primero que vinculó acceso a la ciudadanía y
derecho de voto para los no propietarios y así en el proceso de lucha por la obtención de derechos
políticos nacieron los primeros partidos políticos de masas

1787-1853

Las constituciones de Estados Unidos de 1787 con las enmiendas de 1791, Venezuela de 1811,
España de 1812, Francia de 1848 y Argentina de 1853 ya tienen algunas características
democráticas, que registrarán complejos avances y retrocesos

Siglo XX

La democracia se ve con mas características como fueron: la abolición de la esclavitud, la


conquista del sufragio universal, el reconocimiento de la igualdad legal de las mujeres, el fin del
colonialismo europeo, el reconocimiento de los derechos de los trabajadores y las garantías de no
discriminación para las minorías raciales y étnicas

1914

En Colombia el primer presidente elegido según el sistema democrático moderno fue el


conservador JOSE VICENTE CONCHA

1905 Se crea la reforma de derecho de representantes de las minorías en los cargos directivos de
las corporaciones públicas
1910 Se crea una reforma de elección del presidente por voto directo del pueblo

1930 - 1946

La democracia planteada en la Constitución de 1886 se reformuló con la intención de modernizar


el sistema y expandir la participación de otros sectores de la sociedad colombiana, como es el caso
de los campesinos y los obreros. Se realiza una reforma donde se reconoce el derecho de
asociación sindical y de huelga

1953

En este periodo del país defendió orgullosamente una tradición de democracia civilista, al menos
durante el siglo XX en comparación constante con otros países de Latinoamérica en los cuales
habían tenido lugar golpes militares, dictaduras y cierre de las instituciones democráticas. Se
permitió la elección directa de los senadores ( que eran elegidos por asambleas) los
representantes a la cámara ya estaban por directa

1957 Se consagro el frente nacional y la paridad política 50-50 en las 3 ramas del poder, limitando
la participación a los dos partidos. Ratifico el derecho al voto de la mujer (que venía de la
dictadura

1986 Se realiza la reforma constitucional y el presidente Belisario Betancur dio elección popular de
alcaldes

1980 - 1990

El sistema politíco recibe críticas de varios sectores de la sociedad (movimientos sociales,


académicos, organizaciones juveniles, guerrilleras organizadas, el narcotráfico, etc).

1991

Constitución de 1991 se le da una importancia centra a la participación ciudadana y consagra


nuevos mecanismos para ejercerla.

También se establece desde su primer artículo que Colombia es una República democrática y
participativa, está asumido el reto y el compromiso de promover la participación ciudadana en
todos los espacios de la vida social.

1994 se crea Ley 134 de 1994 por la cual se dictan normas sobre mecanismos de participación
ciudadana

2002 La historia de la Asamblea Popular Constituyente

2003: Ley 850 Ley Estatutaria de Veeduría

2007: La Corte Constitucional consolidó la independencia y autonomía de derecho a la información


pública como derecho fundamental

2013: Sentencia 274 garantiza la participación democrática y el espacio de los derechos políticos,
configura un mecanismo de control ciudadano de la actividad estatal
.MARCO LEGAL DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA
EN VENEZUELA
En Venezuela están sentadas las bases jurídico-formales y con rango constitucional
para que la sociedad civil venezolana se desarrolle y se consolide como ciudadanía
organizada, con autonomía política frente al Estado venezolano, asuma sus
derechos y también sus responsabilidades en el ejercicio de la participación, en
todas y cada una de las instancias previstas formalmente.
La Asamblea Nacional a través de la Comisión Permanente de Participación
Ciudadana, Descentralización y Desarrollo Regional, define la participación
ciudadana como un proceso gradual, mediante el cual se integra el ciudadano en
forma individual o en forma colectiva, en la toma de decisiones, la fiscalización
control, y ejecución de las acciones en los asuntos públicos y privados que afecta
en lo político, económico, social y ambiental, para permitirle su pleno desarrollo
como ser humano y el de la comunidad en que se desenvuelve (Asamblea Nacional,
2006).

La participación en Venezuela, en la actualidad, va más allá del voto para elegir


a los diferentes funcionarios que optan a cargos de elección popular. Ciertamente,
la participación comprende la posibilidad de elección, pero también el diálogo
abierto, un alto y activo compromiso ciudadano y una voz en las decisiones que les
afectan (Stiglitz, 1999).

En Venezuela se prevé con rango constitucional la posibilidad de que la sociedad


civil participe y alcance el desarrollo bajo un paradigma específico: el desarrollo
humano. Pero si bien existe la posibilidad desde lo jurídico-formal de que se alcance
el desarrollo humano, se debe tener claro que la sola consagración de medios,
herramientas, mecanismos para la participación de la sociedad civil venezolana, no
garantiza per se, que se pueda alcanzar dicho desarrollo humano. En este sentido
cada sociedad detenta unas condiciones socio históricas y sociopolíticas que son el
reflejo de su nivel de desarrollo, en las que la cultura y la tradición local juegan un
papel preponderante y que se manifiestan con distintas características dependiendo
de las condiciones socioeconómicas de cada estrato poblacional, que pueden ser
identificadas como capacidades. (2006, p.13).

Por lo que se deben considerar las particularidades de cada sociedad, su cultura


política, su identificación y la apropiación de la participación y de todo lo que ella
conlleva: derechos, pero también obligaciones y de cargas que le son propias, por
cuanto en la actualidad se ha redimensionado la relación entre la sociedad y el
Estado, en donde la corresponsabilidad juega un papel fundamental, tal como se
prevé en Venezuela.

La Constitución venezolana vigente (CRBV, 1999) favorece la emergencia de una


sociedad civil abierta, activa y bien informada que discuta libremente las causas y
consecuencias de la problemática social, política, ambiental, entre otras, a través
de la participación y cooperación en la formulación e instrumentación de las políticas
públicas – todo ello en articulación con la democracia protagónica y participativa
que el actual sistema de gobierno se tiene previsto en Venezuela – y que tiene una
importancia intrínseca al ofrecer un sistema que defiende derechos de alto valor
para los ciudadanos, tal como afirma Sen (1999), sobre este aspecto.

Paralelamente a esta previsión constitucional se debe considerar el contexto en el


que se encuentra la sociedad venezolana – en lo político, económico, social y
jurídico – y el arraigo o no de la participación y de su actuación corresponsable en
las actividades que le son asignadas para que pueda alcanzar un desarrollo
humano.

A continuación se presenta una aproximación al marco jurídico-institucional en el


que se insertan los consejos comunales en atención a las diferentes normativas que
guardan relación con la materia y se da respuesta a interrogantes que se refieren a
la inserción y articulación de los consejos comunales en las instituciones existentes
y que propician la participación desde los formal y lo empírico, así como su
adecuación a las normativas vigentes.

Para contextualizar tanto jurídica como institucionalmente a los consejos


comunales, se debe partir de lo consagrado en la vigente Constitución promulgada
a través de un proceso constituyente inédito para los venezolanos en 1999, por lo
que es necesario tomar en consideración el concepto de Estado que formalmente
ésta consagra. Así mismo, la Constitución actual establece en sus principios el
desarrollo de la democracia participativa, y tal como lo señala Lanz (2005) hay un
cambio radical de los principios, por cuanto se pasa de principios de
representatividad (intermediarios y gestores de las políticas y acciones), a principios
de participación ciudadana, de corresponsabilidad, de concurrencia y de
cooperación.

Establece de esta forma, la actual Constitución venezolana, una nueva concepción


social, política, económica y jurídica en el país; y para el caso de la sociedad
venezolana, establece, en los términos del constitucionalismo social
contemporáneo, una posibilidad para la consolidación de un Estado social de
Derecho y de justicia, el cual garantice las conquistas de los derechos sociales
fundamentales – entre estos derechos sociales fundamentales están: la
alimentación, la educación, la salud, el trabajo y la seguridad social – y en el que se
reconozca y garantice una mayor participación del ciudadano (tanto en lo individual
como en lo colectivo) en los asuntos públicos.

Para ello la sociedad civil debe asumir su cuota de responsabilidad – es decir, su


corresponsabilidad -, la cual necesariamente debe compartir con el Estado. Y en
este sentido, juega un papel fundamental, a nuestro modo de ver, la apropiación y
ejercicio por parte de la sociedad civil, de los derechos y obligaciones que le han
sido otorgados, así como el reclamo de nuevos derechos y el reconocimiento de los
mismos, no sólo formalmente si no de hecho.

En cuanto a las diferentes instancias de participación, en Venezuela están los


consejos comunales, pero ¿qué son los consejos comunales? Los consejos
comunales, en los términos que establece la Ley son instancias de participación,
articulación e integración entre las diversas organizaciones comunitarias, grupos
sociales y los ciudadanos y ciudadanas, que permiten al pueblo organizado ejercer
directamente la gestión de las políticas públicas y proyectos orientados a responder
a las necesidades y aspiraciones de las comunidades en la construcción de una
sociedad de equidad y justicia social (Ley de los consejos
comunales, 2006, Artículo 2).

Es así que por mandato legal se impulsan los consejos comunales a través de su
ley especial que les rige, tienen una plataforma legal y no constitucional, son
una nueva instancia de participación ciudadana a través de la cual se puede
materializar la participación como herramienta para la construcción de ciudadanía,
de manera que se pueda alcanzar un verdadero desarrollo humano. Esto con base
a lo formalmente establecido en la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela (CRBV, 1999) en concordancia con otras leyes vigentes, como por
ejemplo la Ley de los consejos comunales (2006).
La Ley de los consejos comunales (LCC, 2006) tiene como objeto la creación, el
desarrollo y la regulación de los consejos comunales, y lo relativo a la relación de
estas instancias con el Estado, en cuanto a las políticas públicas (su formulación,
su ejecución, su control y su evaluación). Su Capítulo I prevé definiciones a los
efectos de la ley, así como los deberes propios de quienes
conforman los consejos comunales.

Todo lo concerniente a la integración y organización del consejo comunal, las


atribuciones de la asamblea de ciudadanos y ciudadanas, la forma en que estará
integrado el consejo comunal, las atribuciones de los órganos que le conforman y
las diferentes Unidades, están en el Capítulo II.

Por su parte, el Capítulo III, trata sobre la constitución del consejo comunal: la
elección, duración y carácter del ejercicio de las y los integrantes del consejo
comunal. Así mismo está en este Capítulo lo inherente al equipo promotor
provisional (el procedimiento que debe seguir, la naturaleza que tiene, las
actividades que le son propias). También prevé a la Comisión Electoral, a la
Asamblea Constituyente Comunitaria; y lo referente al registro de los consejos
comunales.

El funcionamiento del consejo comunal: Funciones del Órgano Ejecutivo, las


funciones de la Unidad de Gestión Financiera, a las funciones de la Unidad de
Contraloría Social; así como a la articulación de los diferentes órganos del consejo
comunal; están contemplados en el Capítulo IV. La gestión y administración de los
recursos del consejo comunal, la forma en que son recibidos, su manejo y la
responsabilidad en su administración, están desarrollados en el Capítulo V de la ley.

El Capítulo VI trata sobre el Fondo Nacional de los consejos comunales. El Capítulo


VII contiene lo que respecta a la Comisión Presidencial del Poder Popular, la
Comisión Regional Presidencial del Poder Popular, la Comisión Local Presidencial
del Poder Popular y la Comisión Especial de la Asamblea Nacional. Finalmente, el
Capítulo VIII consagra la Disposición Transitoria; y el Capitulo IX la Disposición
Derogatoria.

Ahora bien, más allá de las particularidades que establece la ley, llama especial
atención, la creación de una instancia centralizada y con dependencia directa de la
Presidencia de la República, como lo es la Comisión Presidencial que está prevista
en el Capítulo VII, artículo 30 de la Ley de los consejos comunales y que, un año
después, fue creada por el Presidente. Por cuanto replantea la ubicación de la
instancia institucional con la cual el consejo comunal va a tener contacto; pues antes
era una instancia local y ahora lo es nacional.

Antes de la aprobación de la Ley de los consejos comunales, éstos tenían relación


– en el nivel municipal – con los Consejos Locales de Planificación Pública (CLPP).
En la actualidad, los consejos comunales pasan a relacionarse directamente con el
poder nacional a través de la Comisión Presidencial, la cual centraliza el
funcionamiento de los consejos comunales pues controla su registro y los recursos
provenientes del Fondo Nacional de los Consejos Comunales (FNCC), del Fondo
Intergubernamental para la Descentralización (FIDES) y Ley de Asignaciones
Económicas Especiales (LAEE). La Comisión Presidencial realiza una actividad
contralora a través de la Comisión Estadal y la Comisión Local al otorgarles o no la
personalidad jurídica a los consejos comunales en los términos que le consagra la
propia ley especial que les rige.

La Comisión Presidencial fue creada por el Presidente de la República a través del


Decreto No. 5.139 publicado en la Gaceta Oficial No. 38.606, de fecha 17 de enero
de 2007, en donde se crea el Consejo Presidencial para el Poder Comunal, casi un
año después de la aprobación de la Ley especial.

En el decreto se precisa que el Consejo Presidencial tendrá que definir las políticas
de articulación entre las instancias representativas y participativas, así como
establecer los principios para la administración de los recursos del Estado por parte
del pueblo y el ejercicio directo y protagónico de la democracia. Este Decreto fue
reformado parcialmente por el Decreto 5.191, de ese mismo año.

Las responsabilidades y atribuciones de los miembros del referido Consejo serán


establecidas por el Vicepresidente de la República, el cual también lo presidirá. El
Consejo estará integrado por los Ministros del Poder Popular para la Participación
y el Desarrollo Social, para la Cultura, para el Ambiente, para la Economía Popular,
para las Industrias Ligeras y el Comercio, y para los Pueblos Indígenas (Decreto
5.139).

También formarán parte de ese Consejo la presidenta del Fondo de Desarrollo


Microfinaciero, el comandante de la Reserva Nacional y el director del Gabinete del
Ministerio de Poder Popular para la Cultura, así como un representante del Comité
de Tierra Urbana y un dirigente comunal (Decreto 5.139). La selección de estos dos
últimos representantes la realizó el Presidente de la República y se desconocen los
criterios que privaron para la selección de quienes fueron designados. ¿Cómo
contemplan las actuales normas jurídicas vigentes en Venezuela a los consejos
comunales? Los consejos comunales tienen su génesis en normativas de rango
legal y no en la Constitución venezolana vigente (CRBV, 1999) como sucede con
los Consejos Locales de Planificación Pública (CLPP). El consejo comunal es un
órgano legal que actúa en un territorio determinado y con una población definida.
En principio, los consejos comunales guardaban una estrecha vinculación con los
Consejos Locales de Planificación Pública (CLPP) en sus actividades pues su
primer punto de contacto era a nivel
municipal.
La vinculación cambia con la aprobación de la actual Ley de los consejos comunales
(2006). Situación en la que también la recientemente aprobada Ley Orgánica de
Poder Público Municipal (2006) contribuye a la desarticulación de los consejos
comunales de la estructura en la que anteriormente se insertaban, es decir, al nivel
local o municipal. El punto de encuentro de los consejos comunales era a través de
los Consejos Locales de Planificación Pública, quienes eran sus promotores y
animadores, tal como lo preveía la Ley de los Consejos Locales de Planificación
Pública, en su artículo 8, al establecer que: “El Consejo Local de Planificación
Pública promoverá la red de Consejos Parroquiales y Comunales en cada uno de
los espacios de la sociedad civil que, en general, respondan a la naturaleza propia
del municipio cuya función será convertirse en el centro principal de la participación
y protagonismo del pueblo en la formulación, ejecución, control y evaluación de las
políticas públicas, así como viabilizar ideas y propuestas para que la comunidad
organizada las presente ante el CLPP. Una vez aprobadas sus propuestas y
convertidas en proyectos, los miembros de los consejos parroquiales y comunales
podrán realizar el seguimiento, control y evaluación respectivo. Los miembros de
los consejos parroquiales y comunales tendrán carácter ad-honorem.

Esta situación se modifica, de acuerdo a lo que prevé el Capítulo IX de la Disposición


Derogatoria Única de la Ley de los consejos comunales (2006), al establecer que
“queda derogado el artículo 8 de la Ley de los Consejos Locales
de Planificación Pública y todas las disposiciones que contradigan lo previsto en
esta Ley”.

Los consejos comunales tienen un ámbito de acción territorial y poblacional


determinados y su aparición no excluye otras formas de organizaciones comunales,
vecinales o como se les denomine, por el contrario, se les debe ver como instancias
de participación a través de las cuales se pueden construir y articular mecanismos
de protagonismo popular.

Luego de un año es que se les “reconoce” a los consejos comunales, con su


inscripción en la Comisión Presidencial, vida jurídica. Ello debido a que, en su primer
año de funcionamiento, los consejos comunales constituidos en el Segundo
Gabinete Móvil en Barquisimeto, no habían podido cumplir con su inscripción ante
la misma, puesto que fue en el 2007 que se creó y entró en funcionamiento. Cabe
preguntar, ¿qué sucede con los consejos comunales que obtuvieron recursos?, en
caso de que haya irregularidades, ¿cómo se determinarían las responsabilidades?

Las actividades que les corresponde ejercer a los consejos comunales las hacen
una institución social de suma importancia y trascendencia para el logro de la
satisfacción de sus necesidades, por cuanto, deben identificar sus problemas,
priorizarlos, enumerar sus impactos y reconocer las causas de los mismos, proponer
soluciones y ejecutar las ideas; así mismo, supervisan y controlan las actividades
administrativas que se lleven a cabo (es decir, planifican), todo ello les permite ser
una herramienta para la materialización y concreción del desarrollo humano en
Venezuela, si logran una verdadera independencia y autonomía del gobierno.
En Venezuela la participación ciudadana está surgiendo tímidamente, pero al
empoderarse de ésta la ciudadanía organizada y asumir su rol protagónico y
su corresponsabilidad, cambiará necesariamente, la forma de hacer políticas
públicas en Venezuela, y se alcanzará un desarrollo humano con equidad, en donde
la calidad de vida del venezolano prevalezca, todo ello más allá de los manejos
partidistas que se puedan dar y de la voluntad política que se quiera instaurar. La
sociedad civil tiene la decisión.

Referencias mínimas citadas y para ampliar información


Anzola Nieves, Aurora (2004). Consejos Locales de Planificación Pública:
¿herramientas para la construcción de ciudadanía? Trabajo final del Seminario
Comprensión socio-histórica del desarrollo de la Región Centro Occidental de
Venezuela. Doctorado en Estudios del Desarrollo. CENDES-UCV. Caracas.
Documento Mimeografiado.

Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. Home Page. Fechas


de consulta: 28/03/2016. Dirección: http://www.asambleanacional.gov.ve

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999). Gaceta Oficial


5.453 del 24 de marzo de 2000. Segunda versión. Caracas, Venezuela.

Decreto Nº 5.191. 2007. Reforma Parcial del Decreto Nº 5.139, de fecha 17 de enero
de 2007, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela
Nº 38.606, de fecha 17 de enero de 2007, mediante el cual se crea
el Consejo Presidencial para el Poder Comunal.

Decreto No. 5.139. 2007. Publicado en la Gaceta Oficial No. 38.606, de fecha 17 de
enero de 2007.

Ley de los Consejos Comunales (2006). Gaceta Oficial Nº 5.806 Extraordinaria


del 10 de abril de 2006. Caracas-Venezuela.

Ley de Reforma Parcial de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal (2006).
Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, No. 5.806. Extraordinaria,
del 10 de abril de 2006. Caracas-Venezuela.

Ley Orgánica de los Consejos Locales de Planificación Pública. (2002). Gaceta


Oficial No. 37.463 de fecha 12 de junio de 2002.

Ley Orgánica de Planificación (2001). Gaceta Oficial No. 5.554, de fecha 13 de


noviembre de 2001. Caracas, Venezuela.
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). (1999). Informe sobre
el Desarrollo Humano. Oficina de Desarrollo Humano. Fecha de consulta:
28/03/2016. Dirección: http://portal.onu.org.do/contenidos/archivos/

Sen, A. (2000). Desarrollo como libertad. Editorial Planeta, Bogotá, Colombia.

Stiglitz, J. (1999). Participación y desarrollo: perspectivas desde el paradigma


integral de desarrollo. Conferencia sobre Democracia, Economía de Mercado y
Desarrollo, Naciones Unidas, Documento.

Introducción
Para algunos la participación ciudadana es algo importante y esencial porque alimenta el
espíritu de la democracia, la legitimidad y la ciudadanía, para otros, es simplemente un
requisito formal que hay que satisfacer, independientemente de sus resultados, y hay algunos
que consideran la participación ciudadana como un fastidio por muchas razones que no viene
al caso enlistar.
En el caso Venezolano, la participación es en un derecho constitucional que tiene todo
ciudadano, sin excepción alguna, y que puede ser ejercida de manera directa o a través de
representantes. Incluso hay un listado de mecanismos en el artículo 70 de la Constitución que
indica las distintas modalidades o los distintos espacios que el constituyente creó para
garantizar la participación en los asuntos públicos.
La importancia de la participación ciudadana ha sido recogida en la Carta Iberoamericana de
Participación en la Gestión Pública, que es como se titula el documento oficial aprobado y
suscrito en la XIX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en
Portugal en el año 2009, en la que se inicia señalando que en la actualidad las sociedades
contemporáneas demandan la ampliación y profundización de la democracia como sistema
político.
Reconocen los jefes de estado y de gobierno que el derecho genérico de las personas a
participar colectiva e individualmente en la gestión pública, es un elemento esencial en la
ampliación y profundización de la democracia, lo que impone la tarea de construir mecanismos
idóneos para alcanzar ese fin y que además, los mismos se conviertan en un útil complemento a
los mecanismos existentes de representación política en el Estado.
En Venezuela y particularmente en el ámbito local hay dos principios en los cuales hay mucho
por hacer, me refiero a la institucionalización y la adecuación tecnológica, y en particular otros
dos principios que pareciera están entrando en una situación crítica por la realidad política que
nos agobia, ellos son: la igualdad y la gratuidad en la participación.

Participación ciudadana
Es un proceso que implica la acción responsable, organizada y permanente de los ciudadanos
en la esfera política y el control de la gestión pública que busca una mayor eficiencia de los
recursos estatales destinados a la satisfacción de demandas sociales.
La participación ciudadana se refiere a las posibilidades que tienen los ciudadanos y miembros
de grupos sociales de determinada comunidad para incidir en la detección de necesidades
sociales así como el la respuesta que dará el gobierno a las mismas, sin pasar necesariamente
por la democracia representativa, es decir partidos políticos u organizaciones gremiales entre
otras, esta se invoca por asuntos económicos, administrativos y políticos.
La participación no se decreta, es un proceso cultural y gradual, implica que los funcionarios
públicos la entiendan y le den valor, y que el ciudadano la asuma como algo cotidiano, que
tiene su sentido y su utilidad. Venezuela requiere de un proceso de formación, información y de
construcción de diversas metodologías para lograr materializar la participación efectiva en
nuestra cultura, porque el diseño constitucional ya existe.
Reconocimiento de la participación como Derecho
 Artículo 62. Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente
en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus representantes elegidos o elegidas.
La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública es el
medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto
individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar la
generación de las condiciones más favorables para su práctica.
En el desarrollo del artículo 62 se le reconoce a todos los ciudadanos y ciudadanas el derecho
de participar libremente en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus
representantes elegidos, el derecho al sufragio, el cual se ejerce mediante votaciones libres,
universales, directas y secretas (Artículo 63), el derecho a que los representantes rindan
cuentas públicas, transparentes y periódicas sobre su gestión, de acuerdo con el programa
presentado, el derecho de asociarse con fines políticos, mediante métodos democráticos de
organización, funcionamiento y dirección así como el derecho a concurrir a los procesos
electorales postulando candidatos (Artículo 67).
Responsabilidades del Estado en las que se plantea la corresponsabilidad
ciudadana, participación como deber.
 Artículo 55. Toda persona tiene derecho a la protección por parte del Estado a través de
los órganos de seguridad ciudadana regulados por ley, frente a situaciones que constituyan
amenaza, vulnerabilidad o riesgo para la integridad física de las personas, sus propiedades,
el disfrute de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes. La participación de los
ciudadanos y ciudadanas en los programas destinados a la prevención, seguridad ciudadana
y administración de emergencias será regulada por una ley especial. Los cuerpos de
seguridad del Estado respetarán la dignidad y los derechos humanos de todas las personas.
El uso de armas o sustancias tóxicas por parte del funcionario policial y de seguridad estará
limitado por principios de necesidad, conveniencia, oportunidad y proporcionalidad,
conforme a la ley.
El artículo 55 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, establece que toda
persona tiene derecho a la protección por parte del Estado a través de los órganos de seguridad
ciudadana, al mismo tiempo que se señala el deber de participación de los ciudadanos y en los
programas destinados a la prevención, seguridad y administración de emergencias a través de
medios que se complementen en una ley especial; en el sentido de deber ciudadano y en torno a
la participación política, el artículo 62 establece que los ciudadanos tienen por un lado el
derecho de participar libremente en los asuntos públicos, directamente por medio de sus
representantes elegidos y por otra el deber de facilitar la generación de las condiciones más
favorables la práctica de la participación.
En torno a la población joven que generalmente es considerada como una parte de la población
ajena al mundo político, por medio de la Constitución Nacional se les ofrece la posibilidad de
ser actores activos en la toma de decisiones por medio de la consagración del derecho y el deber
de ser sujetos activos del proceso de desarrollo del país, al mismo tiempo que se establece la
responsabilidad conjunta ente el Estado, la participación solidaria de las familias y la sociedad,
para la creación de oportunidades para estimular su tránsito productivo hacia la vida adulta y,
en particular, para la capacidad y el acceso al primer empleo; en relación con la tercera edad se
señala que los mismos deben formar parte de manera conjunta también para hacer respetar la
dignidad humana, su autonomía y garantizar la atención integral y los beneficios de la
seguridad social que lleven y aseguren la calidad de vida de los ancianos (artículos 79,80).
La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, es rica en la diversidad de
mecanismos que establece para promover la participación e intervención de la ciudadanía en la
construcción y desarrollo de un proyecto de país que procura la suprema felicidad social y el
bienestar individual y colectivo.
Entre los mecanismos de participación hemos encontrado la participación en asuntos públicos:
mediante la contraloría social a la gestión de los asuntos públicos proceso a través del cual las
instituciones públicas dirigen los asuntos de interés general, administran los recursos públicos
y garantizan la realización de los derechos humanos. La contraloría social permite la
eliminación de los abusos y la corrupción, y prestando la debida atención al Estado de derecho
y el respecto a los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales.
Así mismo se contempla como instancia de participación ciudadana el sufragio, la rendición de
cuentas y la participación de los pueblos indígenas en la el diseño y desarrollo de presupuestos
públicos.
Cualificación de la participación
La participación ciudadana dentro del marco de la Constitución nacional tiene múltiples
canales de actuación, entre ellos los siguientes:
 a) Formación, ejecución y control de la gestión pública, entendido esto como el medio para
lograr el protagonismo que garantiza su completo desarrollo, tanto individual como
colectivo.
 b) En el sector salud, en la toma de decisiones sobre la planificación, ejecución y control de
la política específica en las instituciones públicas de salud.
 c) Los pueblos indígenas participar en la economía nacional y a definir sus prioridades, así
como en la elaboración, ejecución y gestión de programas específicos de capacitación,
servicios de asistencia técnica y financiera que fortalezcan sus actividades económicas en el
marco del desarrollo local sustentable.
 d) Dentro del orden municipal la participación ciudadana se expresa en la incorporación en
procesos de definición y ejecución de la gestión pública, al control y evaluación de
resultados, en forma efectiva, suficiente y oportuna.
 e) Por medio de la Constitución se abre la posibilidad de crear mecanismos para que estados
y municipios descentralicen y transfieran a las comunidades y grupos vecinales organizados
los servicios que éstos gestionen previa demostración de su capacidad para prestarlos,
promoviendo:
 f) La transferencia de servicios en materia de salud, educación, vivienda, deporte, cultura,
programas sociales, ambiente, mantenimiento de áreas industriales, mantenimiento y
conservación de áreas urbanas, prevención y protección vecinal, construcción de obras y
prestación de servicios públicos.
 g) La participación de las comunidades y de ciudadanos, a través de las asociaciones
vecinales y organizaciones no gubernamentales, en la formulación de propuestas de
inversión ante las autoridades estatales y municipales encargadas de la elaboración de los
respectivos planes de inversión, así como en la ejecución, evaluación y control de obras,
programas sociales y servicios públicos en jurisdicción.
 h) La participación en los procesos económicos estimulando las expresiones de la economía
social, tales como cooperativas, cajas de ahorro, mutuales y otras formas asociativas.
 i) La participación de los trabajadores y comunidades en la gestión de las empresas públicas
mediante mecanismos autogestionarios y cogestionarios.
 j) La creación de nuevos sujetos de descentralización a nivel de las parroquias, las
comunidades, lo barrios y las vecindades a los fines de garantizar el principio de la
corresponsabilidad en la gestión pública de los gobiernos locales y estadales y desarrollar
los procesos autogestionarios y cogestionarios en la administración y control de los servicios
públicos estatales y municipales.
 k) La participación de las comunidades en actividades de acercamiento a los
establecimientos penales y de vinculación de éstos con la población.

Factores que inciden en la participación


 a) El conocimiento efectivo por parte de los vecinos de los objetivos, metas y visiones de la
organización que funge como medio de participación, así como el prestigio y confianza que
brindan los dirigentes de la misma, sólo de esta manera puede generarse interés en
participar, puesto en su conjunto ambos aspectos permiten entender que se trabaja para la
comunidad y que existe representación por parte de sus líderes.
 b) Por otra parte es fundamental el conocimiento critico que se tenga sobre la historia de la
comunidad, lo que se traduce en el conocimiento de factores que tuvieron y tienen
influencia sobre la vida de la comunidad, sus intentos por resolver los problemas, los modos
de organización, ya que tal situación permite tomar conciencia de las causas que lo llevaron
a enfrentar las cosas de una u otra manera.
En todo caso es necesario observar que la participación ciudadana y comunitaria requiere de
una estructura que la haga posible y que la canalice, estructura que es y debe ser distinta y
adaptada a cada espacio o región, así como a los intereses y necesidades de cada grupo, pues no
se debe olvidar que la participación se hace interesante cuando se siente que por medio de ella
efectivamente se pueden resolver los problemas del entorno, todo esto enmarcado dentro de un
sentido de pertenencia y compromiso que se traduce en objetivos y fines claros y que
constituyen la razón de ser de dicha organización, que además debe contar a su vez con roles de
funciones definidos y diferenciados.
Por otra parte, entre los factores que inciden o favorecen la participación por parte de las
comunidades se destacan: el fortalecimiento del tejido social; la generación de capacidades y
espacios de educación en la población respecto a los temas y los derechos; el hecho de que
actualmente la sociedad civil asume responsabilidades y habilidades para decidir, gestionar y
vigilar; la disposición de la ciudadanía para emanciparse del autoritarismo; el incremento en el
número de personas y de organizaciones de base sociales comunitarias participando; el
reconocimiento del componente identidad y cultura y la motivación de la inclusión de grupos
de mujeres, jóvenes, etnias, etc. También se plantea que se ha generado un proceso de
incidencia social que hace amplio y efectivo el concepto de participación, hasta llegar a la toma
de decisiones concertadas.
Por último, en términos de la relación sociedad civil-estado, se resalta que actualmente se
aprecia una cultura política que promueve la participación ciudadana solidaria, que se han
establecido escenarios de concertación y diálogos en torno a problemáticas específicas en los
países y que existen y se usan sistemas de comunicación, donde se aprovecha el uso de nuevas
tecnologías de la información; lo que permite la transparencia de la información por parte de
los distintos actores, el intercambio de buenas prácticas relacionadas con el tema y la
sistematización de experiencias.
Se reconocen también varios aspectos los cuales se relacionan con ámbitos como:
 1. Histórico/contextual: hace alusión a la historia política de corrupción, clientelismo y
desconfianza y los contextos de represión y conflicto armado de los países. En este sentido
se identifica el desafío de re-pensar la historia, recuperar la memoria y reconfigurar la
experiencia de lo público.
 2. Normativo: la manipulación de las leyes relacionadas con la participación, la cooptación
de los mecanismos participativos para validar decisiones unilaterales y el peligro de reducir
la toma de decisiones al cumplimiento de leyes o normas.
 3. Gobierno: reconocimiento de las implicaciones de la partidización y/o discriminación de
los opositores o no simpatizantes del gobierno por parte de instancias públicas
partidarizadas, considerando el poco compromiso del gobierno en facilitar y permitir
procesos de participación ciudadana y evidenciando en la práctica la tendencia al
centralismo y en algunos casos al autoritarismo.
 4. Institucional: las implicaciones de las instituciones políticas cerradas, la desconexión
entre democracia participativa y representativa, el desconocimiento de la realidad de las
necesidades, expectativas y requerimientos de la ciudadanía, la burocratización de las
instancias de participación tanto de base social como estatales y la falta de recursos
económicos por parte de las organizaciones/ o falta de autonomía económica (se depende
por ejemplo de la cooperación internacional o caso Ecuador de CPCCS). Todo esto podría
resumirse como la ausencia de una reforma de estado para una adecuada implementación
de la PC
 5. Actores sociales: la fragmentación de los actores sociales, las propuestas aisladas, el
desconocimiento de leyes o temas coyunturales.
En conclusión según lo comprendido de todo lo explicado anteriormente, puedo decir que los
Factores de éxito para la participación son, la generación de un tejido social fuerte de actores
sociales y políticos propositivos; la sociedad civil organizada y capacitada que lleva a cabo una
verdadera participación ciudadana; existencia de normas vinculantes; la definición de
lineamientos o códigos de buenas prácticas de participación ciudadana (que sirva de guía para
la estandarización de procesos y procedimientos para la ciudadanía, en los que se destaque el
sentido de vida digna y compromiso ciudadano); el establecimiento de políticas de gestión del
recurso financiero acordes con las necesidades reales de la comunidad, sus expectativas y los
requerimientos; el impulso de una cultura de gestión pública y de participación ciudadana-
mediante la promoción de una cultura organizacional en los servicios públicos municipales; la
formación en temas de planificación participativa, desarrollo local y gestión pública; la
vinculación concurrente entre participación y representación política; la construcción de una
participación con enfoque de derechos sociales, económicos, políticos y culturales; una mejora
en la lucha contra la corrupción debido a la transparencia en las decisiones públicas y una
gradual información pública amigable al ciudadano; y la existencia de corresponsabilidad,
transparencia y eficiencia para el cumplimiento de la Ley.

Conclusión
La participación ciudadana en Venezuela es un elemento que se encuentra consagrado en la
Carta Magna, en distintas acepciones ya sea como principio, derecho, deber, espacio o instancia
y como proceso sociopolítico; es así, como incluso en el preámbulo de la misma se observa, con
el fin supremo de refundar la República para establecer una sociedad democrática,
participativa, y protagónica con lo cual se cambia la tradicional concepción del Estado
Venezolano que como lo señalaba la Constitución de 1961 declaraba un sistema de democracia
representativa.
La participación ciudadana a través de la Constitución se pretende repartir en los distintos
niveles del Poder Público, a nivel municipal se establece que el gobierno local debe de acuerdo
a sus competencia incorporar la participación ciudadana al proceso de definición y ejecución de
la gestión pública y al control y evaluación de sus resultados, en forma efectiva, suficiente y
oportuna (artículo 168); lo cual se afianza en el desarrollo de la participación y el mejoramiento
en general de las condiciones de vida de la comunidad.
En este sentido, la participación de la sociedad civil a partir de la formulación de políticas,
programas de desarrollo, en la iniciativa, en la concertación y en la fiscalización crea una nueva
relación con el Estado, que se traduciría en un camino hacia la democratización, lo cual según
dice Claros "conduce a la sociedad a erigirse como un ente fiscalizador del Estado e interventor
de los espacios de decisión". (2000,p.87). De esta manera se podrá convocar a las instituciones
para que contribuyan en la organización, promoción y capacitación de la participación, para
que las comunidades intervengan en los escenarios que posibiliten cooperar, concretar y vigilar
la gestión de los bienes y recursos de Estado.
Finalmente, se espera que la participación permita la reducción de los niveles de corrupción en
el sector público, ya que sí un ciudadano participa en el proceso de toma de decisiones, en la
ejecución de políticas o en el control de las mismas, podría considerarse que será un individuo
menos propicio a corromper para obtener beneficios del Estado o dejarse sobornar por
funcionarios estatales. Así pues, al ser los candidatos beneficiarios de las actividades públicas,
se generará una conciencia por lo público como bien común que se incorpora al desarrollo de la
calidad de vida.

También podría gustarte