Está en la página 1de 4

ESTRUCTURAS Y ABORDAJES EN PSICOTERAPIA PSICOANALITICA.

FIORINI

DIFERENTES NIVELES DEL DIAGNOSTICO

Todavía la psiquiatría clásica se maneja con el supuesto de un diagnostico singular, desarrollos posteriores nos hablan de la
importancia de desarrollar diferentes diagnósticos.

Diferentes diagnósticos reflejan el hecho de que todo individuo y todo grupo humano expresan a la vez su inserción en
diferentes planos de interacciones sociales, de modo que sus procesos psíquicos responden a diferentes sistemas de leyes,
mecanismos y modos de transformación.

Una aproximación clínica se apoya en la indagación de diferentes niveles del diagnóstico. 10 categorías que pasamos a
nombrar:

1. DIAGNÓSTICO CLINICO

Comprendemos aquí las categorías de la clínica psiquiátrica. Destacamos la importancia de tomar en cuenta este diagnóstico
ya que el mismo se desprende opciones estratégicas: medicación, elección de la técnica terapéutica.´

2. DIAGNÓSTICO PSICOPATOLÓGICO PSICODINÁMICO

Nos remite al panorama de la psicopatología psicoanalítica en la cual se identifican diversos tipos de conflicto, de ansiedades,
mecanismos defensivos, identificaciones, que subyacen por determinado motivo de consulta, nivel en el cual se hace posible
la comprensión dinámica de un síntoma. Traza los caminos para la interpretación de los fenómenos inconscientes.

3. DIAGNÓSTICO EVOLUTIVO

Este tipo de diagnóstico toma un enfoque de la línea de Erikson, el cual plantea que en cada etapa de vida se suponen tareas
que le son propias, ciertos problemas a resolver. Desde este nivel la pregunta que nos hacemos ante el paciente, ante su
sufrimiento, es ¿Cuál es la tarea que esta persona tiene por delante y no puede resolver? ¿A dónde apuntan?

Erikson propuso pensar para la adolescencia tres tareas centrales (definir las relaciones con el sexo, con la vocación y con el
grupo familiar), cada etapa vital admite esa mirada en términos de logros sin resolver.

4. DIAGNÓSTICO ADAPTATIVO Y PROSPECTIVO

Íntimamente vinculado con el anterior. Evaluar el estado de las capacidades yoicas del individuo, que relación guarda el
estado de esas funciones con las exigencias que se trata de enfrentar. Y a la vez evaluar si está constituido un proyecto al cual
tienden las conductas de las personas. La cualidad del proyecto, las posibilidades de realización, y las distorsiones propias del
narcisismo constituyen a si mismo un gran aspecto de diagnóstico.

5. DIAGNÓSTICO GRUPAL

Establecer evaluaciones de las dinámicas grupales en las cuales el paciente está inserto con su conflictiva, y a formular
hipótesis de correlaciones entre dinamismos grupales y dinamismos intrapsíquicos activados o potenciados. Aquí debemos
incluir la conceptualización del síntoma en cuanto emergente grupal, los roles inconscientes estereotipados, los fenómenos
de depositación en ciertos miembros del grupo, los mitos que el grupo comparte, y la incidencia fantasmática reactivada en
el paciente, etc.

1
6. DIAGNOSTICO PSICOSOCIAL

Comprende reconocimientos sobre la incidencia de los sistemas de valor que constituye una ideología, en sus dimensiones
conscientes e inconscientes, sobre la problemática que afecta al paciente. Las inserciones institucionales, su poder de
influencia sobre los conflictos, ansiedades, defensas del consultante.

7. DIAGNOSTICO COMUNICACIONAL

Identificar los sistemas de mensajes que manejan individuo, grupo, instituciones. Modalidades y distorsiones en la
comunicación; estilo comunicacional. Es el diagnostico de los códigos verbales y de los códigos de acción.

8. DIAGNOSTICOS DE POTENCIALES DE SALUD

Una evaluación del estado de las funciones yoicas, de sus condiciones de eficacia en los dominios adaptativos, creativos y
elaborativos. El manejo de la ansiedad que permiten esas funciones, el estado del juico de realidad, acciones con valor
adaptativo, capacidad de demora, etc. Estas evaluaciones son decisivas para la planificación estratégica de la intervención
terapéutica.

9. DIAGNOSTICO DE LA PROBLEMÁTICA DEL CUERPO

Comprende una consideración de diversos aspectos de la problemática psicológica referida al cuerpo (esquema corporal,
autoimagen, somatizaciones, etc). Áreas de intervención médica, de intervención psicológica y trabajo interdisciplinario.
Aspectos del narcisismo involucrados en los datos de orden corporal.

10. DIAGNOSTICO DEL VÍNCULO TERAPEUTICO

Este nivel incluye para nuestro enfoque la consideración de la capacidad de alianza terapéutica. Comprende a la vez una
identificación de fenómenos transferenciales y contratransferenciales más notorios y de su eventual poder de interferir en el
tratamiento.

Nos permite desplegar una visión amplia del paciente, a la vez rigurosa, respondiendo a las modalidades de comprensión
que desde una psiquiatría dinámica se han postulados como necesarias para la construcción de un diagnostico
“multidimensional”.

EXPLORACIÓN DE LA SITUACIÓN COMO UNA MODALIDAD DE ABORDAJE EN PSICOTERAPIAS

Pensar todo caso clínico en términos de “situación”:

Un tipo de consultas con frecuencias vistas en términos de situación, son aquellas que tradicionalmente se llaman “situaciones
de crisis”. Esta situación de crisis plantea numerosas demandas de abordaje técnico que son particulares para enfrentar los
dinamismos propios de la crisis. Desde lo teórico permite comprender “situaciones”, permite comprender como el psiquismo
funciona en situaciones.

A partir de estas lecturas diagnosticas individuales (diagnóstico clínico, nivel caracterológico y nivel psicodinámico) quiero
pasar a destacar de qué manera estas estructuras que estamos diagnosticando en un individuo deben ser pensadas en
situación.

2
La acumulación de situaciones de crisis podemos pensarla como un espacio en el que están convergiendo diferentes series
causales, diferentes series de fenómenos que van configurando la situación crítica: Serie corporal, serie familiar, serie laboral,
serie evolutiva, serie prospectiva, serie social. Que Freud llamo series en postulación de las “series complementarias” la
etiología.

La noción de serie: se trata de una clase homogénea de fenómenos que responden a cierta legalidad, a cierto
encadenamiento causal que es propio de esa clase de fenómenos; por eso por ejemplo habla de una serie corporal, porque
remite a una serie de encadenamientos causales, que tienen que ver con el cuerpo biológico también y que son distintos a los
de la serie familiar por ejemplificar una.

 Serie corporal: historia del cuerpo de esta mujer con todas sus resonancias inconscientes y fantasmáticas.
 Serie familia: un encadenamiento de sucesos hacen que a esa otra clase homogéneas de fenómenos que llamo las
dinámicas de un grupo familiar a lo largo del tiempo; con sus movimientos, sus pérdidas, sus cambios, sus
reestructuraciones.
 Serie laboral: cuando digo investigar, me refiero a que si la paciente no trae espontáneamente sus comunicaciones
todos los detalles de lo que hace una institución, es decir a una empresa laboral, creo que nosotros técnicamente
tendremos que ir a la búsqueda de esos datos.
 Serie evolutiva: entendidas desde una psicología evolutiva.
 Serie prospectiva: uno se pregunta si el conjunto de elementos que constituyen la situación de un paciente conduce a
configurar un proyecto o bien ha llevado a una abolición de proyecto, a una aniquilación de proyecto. En el proyecto
intervienen tanto las dimensiones inconscientes que investiga el psicoanálisis como también las posibilidades que la
conciencia le presenta al sujeto en cuanto a que hacer de su vida, desde cada etapa hacia adelante.
 Serie social
 Serie de los fenómenos clínicos, en términos de clínico-psiquiátricos.

El aparato psíquico circula por todas las series. Lo que pasa es que el aparato solo no gesta estas series, sino que todas las
series a su vez son construidas desde su aparato psíquico y desde otras zonas de la realidad, que son coproductoras con cada
una de las series.

Se destaca que para pensar en una situación, se necesita pensar diversos órdenes de la realidad, que van sucesivamente
articulando círculos céntricos alrededor del paciente.

La creación de un vínculo terapéutico, es posiblemente la creación de una nueva serie en la situación.

Otra posible entrada en la situación se presentaría como la entrada en ese grupo familiar. Habría entrevistas diagnósticas,
entrevistas de orientación o entrevistas terapéuticas con el grupo que forman la paciente. Como vincular un trabajo individual
con un trabajo grupal.

Hay otro tipo de abordaje de la situación, que consiste en preguntarnos si hay algún grupo social, grupo de padres, grupo de
amigos, un grupo que realice alguna actividad en su zona, que pudiera ofrecerle a esta mujer alternativas.

Creo que es necesario, para un abordaje clínico efectivo en psicoterapias, tener en cuenta a la vez, la importancia de la
palabra espontanea del paciente y la importancia de una investigación activa nuestra. Como momentos alternantes en la
tarea clínica; como momentos destinados no a oponerse, sino a encadenarse.

Punto de encuentro entre algo que el psicoanálisis puede llamar con todo derecho realidad psíquica, y otros niveles de
realidad como la de modalidades biológicas de reproducción celular.

De modo tal que con ese tipo de enfoque que estoy desarrollando, lo que destaco es que, para pensar una situación, y digo
que para pensar en la paciente es necesario pensar en su situación también, para pensar esa situaciones necesitamos de los

3
fundamentos de la psicología y el psicoanálisis; necesitamos de los aportes de la clínica psiquiátrica, pero además necesitamos
pensar diversos ordenes de realidad que van sucesivamente articulando círculos concéntricos alrededor de esta paciente.

Cualquier delimitación focal que se lleve a cabo en una terapia debe ser hecha dentro de una situación, pensada como un
trabajo dentro de una situación. Pensar en situación, nutrido de los conceptos de sastre es precisar la manera en que se
totalizan los conjuntos de estructuras (series) conformando por convergencia la modalidad singular de cada situación.

El concepto de situación, designa un objeto articulador, su función de articulación se realiza por efectos de montaje
(articulación), dados por uniones entre series cuyas resonancias ligan entre sí a diferentes tipos de objetos: discursos, cuerpos,
instituciones, fantasmas individuales, etc.

Este panorama de despliegue de series, esta concepción de la situación nos permite pensar en una diversidad de
posibilidades de abordaje estratégico y técnico.

También podría gustarte