Está en la página 1de 3

EL IMPACTO DE LOS PROYECTOS TICS EN LA

ORGANIZACIÓN Y LOS PROCESOS DE ENSEÑANZAAPRENDIZAJE EN LOS


CENTROS EDUCATIVOS

Las TIC provocan cambios en las propias organizaciones educativas, así, por ejemplo,
producen un aumento de las interrelaciones entre los diferentes miembros de la comunidad
ofreciendo la oportunidad de una comunicación más fluida entre estos.

Según Kagel 2016, nos dice que mediante las TIC en las instituciones educativas permite que
exista una mejor comunicación entre los integrantes de cada institución en lo cual permite
más relación, dinamismo y en lo cual será de gran ayuda ya que podrán dialogar de temas
educativos y así podrán establecer pautas para tener una educación más eficaz e interactiva

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han tenido un desarrollo


explosivo en la última parte del siglo XX y el comienzo del siglo XXI, al punto de que han
dado forma a lo que se denomina “Sociedad del Conocimiento” o “de la Información”.
Prácticamente no hay un solo ámbito de la vida humana que no se haya visto impactada por
este desarrollo: la salud, las finanzas, los mercados laborales, las comunicaciones, el
gobierno, la productividad industrial, etc. La educación ha sido considerada por mucho
tiempo el eslabón privilegiado que articula la integración cultural, la movilidad social y el
desarrollo productivo. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados durante las últimas
décadas los sistemas educativos de América Latina aún enfrentan problemas estructurales
importantes que obstaculizan el logro de una educación de calidad con cobertura extendida
en los países de la región. Casi el 50% de la población entre 5 y 19 años de los países
latinoamericanos, que la CEPAL estimaba en más de 150 millones en el año 2005, está fuera
de los sistemas formales educativos y con una preparación que no les permite una integración
plena en la economía moderna e incluso los deja en riesgo de formar parte de los segmentos
de población que quedan bajo la línea de pobreza (CEPAL). La experiencia de incorporación
de tecnologías en los sistemas educativos de América Latina y el Caribe en los últimos veinte
años ha mostrado poco efecto en la calidad de la educación. Ya hemos señalado en este
documento que parte de ello se explica porque la lógica de incorporación ha sido la de la
“importación”, introduciendo en las escuelas dispositivos, cables y programas
computacionales, sin claridad previa acerca de cuáles son los objetivos pedagógicos que se
persiguen, qué estrategias son las apropiadas para alcanzarlos y, sólo entonces, con qué
tecnologías podremos apoyar su logro. El resultado es que las tecnologías terminan ocupando
un lugar marginal en las prácticas educativas, las que siguen siendo relativamente las mismas
que había antes de la inversión. Y también hemos planteado que la falta de evidencia sobre
el efecto de las tecnologías se relaciona con las limitaciones que tienen los propios sistemas
de medición de la calidad, fundamentalmente restringidos a test estandarizados en algunas
materias.

ACCESIBILIDAD

El uso de las TIC aplicando los modelos pedagógicos pueden dar resultados muy favorables
hacia los estudiantes, pero un punto muy importante a tratar es la accesibilidad que tienen los
estudiantes hacia estas nuevas tecnologías

Como pone en manifiesto el Informe de Horizon, en sus sucesivas actualizaciones, Los retos
y las exigencias a las que deben dar hoy respuesta los centros educativos determinan la
relevancia de algunos factores, si se pretende una escuela de calidad que atienda a la
complejidad actual. Así, el papel a jugar por las Tecnologías de la Información y la
Comunicación (TIC) es relevante ya que aportan la posibilidad de flexibilizar y mejorar
procesos que inciden directamente en el aprendizaje. Cabe añadir que el proceso de
implantación de las TIC en el ámbito educativo viene marcado frecuentemente por la
necesidad de ser actualizado o renovado, lo que desde una perspectiva política, debe ser
analizado, ya que las TIC amplían permanentemente su oferta (tabletas, móviles, webs
semánticas, realidad aumentada, entornos personales de aprendizaje, etc.).

Pero es importante conocer si es que los estudiantes tienes acceso a estos recurso o
dispositivos digitales, ya que de no ser así este sería un obstáculo o un impedimento para que
los estudiantes no puedan desempeñarse de una manera adecuada.

Sabemos que hoy en día la mayoría de personas pueden tener acceso a una computadora y a
una red de internet que son los principales recursos para que el estudiante pueda tener un
aprendizaje de la mano con el tic, pero en algunos casos algunos estudiantes no tienes
accesibilidad a lo antes mencionando

Las unidades educativas en la ciudad de Riobamba carecen de infraestructura informática lo


cual dificulta poder dotar de equipamiento digital a dichas instituciones, si bien desde las
políticas gubernamentales, políticas educativas, dictaminan y garantizan los recursos
necesarios tangibles e intangibles para que el desarrollo del aprendizaje sea de calidad y
constructivo, poco o nada se nota en la última década un avance o despunte en las cifras de
dotación tecnológica en las unidades educativas de la ciudad, es importante recalcar también
que si en una cantidad mínima de Escuelas y colegios se ha logrado gestionar ya sea de
manera autónoma por medio de convenios con instituciones privadas y publicas el uso
correcto de dichos implementos digitales o laboratorios no son aprovechados al cien
porciento ya que es también es necesario tener el talento docente debidamente preparado para
explotar dichos recursos en beneficio de los educandos, también cabe mencionar a (Aushay
y Castillo, 2016), nos menciona que, el rápido progreso de las Tecnologías de la Información
y Comunicación (TIC’s) continúa modificando la forma de elaborar, adquirir y transmitir los
conocimientos, es por eso que los sistemas educativos con sus modelos y estrategias se han
visto en la necesidad de adaptarse a una sociedad que está cada vez más sumergida en las
TIC’s. Por ello la educación debe replantear sus objetivos, sus metas, sus pedagogías y sus
didácticas, deben crearse métodos para que el estudiante aprenda y no para que el profesor
enseñe; para esto, la tecnología propicia el medio. Todo esto nos lleva al cuestionamiento de
las técnicas de enseñanza, la pedagogía y toda estrategia para impartir conocimiento en las
aulas a cerca de la Informática, es caduca y sin vigencia ya que en las UE que pueden contar
con infraestructura y dotación tecnológica sus profesores carecen del conocimiento adecuado
o basto para poder llegar al entendimiento de conglomerado estudiantil.