Está en la página 1de 3

Josmar A Durant C

Carta a un amigo
Querido amigo te escribo en esta ocasión para contarte sobre una
experiencia genial que tuve en este semestre en la universidad.

Todo comenzó en las inscripciones cuando unos compañeros me


convencieron de meter alguna electiva, que no sabía que se podía hacer, me llamo
la atención una llamada educación psicoeducativa en sexualidad. No sabía de qué
podría tratar además del tema de la sexualidad, pero me intereso cual era la
educación que podíamos recibir en ese tema.

El primer día me gustó mucho que hubiera personas de semestres mayores,


pero lo mejor de todo fue la forma en que la profesora mercedes nos introdujo al
tema con una dinámica que consistía en decir la primera palabra que pensaras al
escuchar la palabra sexualidad. Todos empezaron a decir cosas relacionadas y la
profe ponía palabras cada vez más explicitas, de verdad eso fue de lo mejor. nos
explicó que la sexualidad engloba TODO (política, educación, familia, sociedad…)

Al salir de esta clase estaba súper emociona de volver la siguiente semana, no


podía creer lo genial que era aprender más de un tema que parece estar tan normal
pero que en realidad esta tan problematizado y tenía ganas de hablar con todos mis
compañeros de eso que había aprendido.

Las clases siguientes hablamos de la conexión que tenía la sexualidad con la


política, la educación, la sociedad. La importancia de hablar mucho de este tema,
de enseñar, de saber comunicar y manejarlo en su mayoría, yo de cada clase que
salía me sentía cada vez más capaz de hablar de este tema y poder transmitir un
poco de lo que había aprendido ese día, me sentía segura de lo que decía.
La profe nos mandaba videos, lecturas, un poco de material para que
nosotros nos nutriéramos de los temas, también contaba sus anécdotas de la
organización a la que ella pertenece (AVESA) y ahí es donde yo caí más en cuenta
de la necesidad que hay de educar y hablar sobre estos temas.
Me impresionaba como tenía una anécdota para todo y si no era ella eran
mis compañeros, algo que realmente fortalecía la discusión y expandía el tema
porque cada tema que tocamos fue muy breve a comparación de lo extenso que
podía llegar a ser.
En la primera unidad quede convencida de que quería tener mucha más
comunicación con mis padres y hermanos sobre esto, y de que si en un futuro había
alguien a la que pudiera orientar lo haría, sentí que me podía parar delante de
padres e invitarlos a hablar con sus hijos de todo esto.

Cuando la profe toco el tema de la fisiología del hombre y de la mujer, m e


intereso mucho la cantidad de mitos falso que hay de la información errónea que se
maneja en la sociedad, lo peor de todo es que es algo que se mantiene con nosotros
desde que nacemos ¿Por qué no hay una educación certera y profunda de esto?
Siendo tan importante conocernos y cuidarnos.

Hubo una clase que trataba de pornografía que me gusto porque la profesora
comento que había cosas que ella no sabía y el hecho de presenciar como la
participación del grupo influyo en un nuevo conocimiento para la profe fue muy
gratificante. Otra clase que me gustó mucho fue la de los métodos anticonceptivos,
en lo personal me movió mucho porque se hizo mucho énfasis en el uso del condón
para evitar las enfermedades de transmisión sexual y la profe nos informó del
porcentaje de efectividad de todos los métodos anticonceptivos, jajajaja ese día Salí
de la clase diciéndole a todos que usaran condón si va a tener relaciones sexuales.

Ya sabes ¡usa condón!


Uno de los temas que creo que me movió mas fue el tema del abuso sexual,
aprendí que el abuso sexual y la agresión sexual son dos cosas distintas que se
diferencia por edades y por la manera del abuso. Pero lo que realmente me sacudió
fueron las anécdotas que se contaron, las sentía tan personales, me di cuenta que
hay veces en las que esa situación se sale de las manos de la persona que está
siendo agredida. Me sorprendió cuando la profesora pidió que se pararan las
personas que conocen a alguien que haya sido agredido sexualmente, se paró la
mayoría del salón y reflexionamos sobre la cantidad de personas que son víctimas
del abuso sexual.

En conclusión, fue una maravillosa experiencia, aprendí mucho, me llené de


valor para comunicar esto que aprendí e incremento mi interés por saber más del
tema. para poner un granito de arena hacia un cambio que es necesario en la
sociedad actual, para una mejor educación y manejo del tema para todos.
Todo lo que aprendí me parece necesario que lo sepan todos los
profesionales que trabajan con la salud, y personalmente los psicólogos porque
estoy segura de que en algún punto de mi futura carrera profesional me llegaran
casos de algo tratado con la sexualidad y no podemos dejar a un lado la importancia
de tratar esto, no solo remitirlo hacia otro profesional, cuando nosotros mismos
deberíamos tener las herramientas para tratarlo y ayudar en la solución de estos
casos.

Ahora a todos los compañeros que puedo les digo que metan esa electiva si tienen
la oportunidad, realmente uno no entra igual que como sale de esta experiencia.

También podría gustarte