Está en la página 1de 281

1

CONTRA EL
CALVINISMO
ROGER E. OLSON

2
Este libro está dedicado a tres de mis héroes teológicas
Que fueron a estar con el Señor en 2010:

Donald Bloesch, Vernon Grounds y Clark Pinnock

3
CONTENIDO

Dedicación
Prólogo (por Michael Horton)
Prefacio………………………5

UNA Introducción: ¿Por qué este libro ahora?............ 13

DOS: ¿De quién calvinismo? ¿Qué teología


reformada?.....................................................................29

TRES Calvinismo simple: el sistema TULIP………… 44

CUATRO Sí a la soberanía de Dios; No al


Determinismo divino …………………86

CINCO: Sí a la elección; No a la doble


predestinación……………………130

SEIS: Sí a la Expiación; No a la Expiación Limitada /


Redención Particular…………………………………174

SIETE: Sí a la Gracia; No a la gracia irresistible /


Monergismo………………………………………….198

OCHO Conclusión: los enigmas del calvinismo..........224

Apéndice 1: Intentos calvinistas de rescatar la reputación de Dios

Apéndice 2: Respuestas a los reclamos calvinistas


Notas
Sobre el Autor
Derechos de autor
Sobre el editor

Comparte tus pensamientos

4
PREFACIO

El libro Contra el calvinismo de Roger Olson representa una presentación


y defensa contemporáneas del arminianismo evangélico que no solo
merece, sino que también requiere una lectura cuidadosa y comprensiva
por parte de personas no arminianas.
Roger tiene razón cuando dice que es cada vez más difícil saber
qué significa en realidad la etiqueta "Reformado " hoy. Especialmente en
Estados Unidos, donde a todos les gusta escoger y elegir los elementos
de su credo personal, suena arrogante decirles a otras personas que
en realidad no están reformados si tienen puntos de vista que difieren
significativamente de nuestras confesiones y catecismos. Sin embargo, al
igual que otras tradiciones confesionales, la enseñanza reformada está
determinada por una confesión común de creyentes en iglesias reales, no
por el énfasis de ciertos maestros o movimientos populares. Los credos y
las confesiones no hablan por nosotros; Hablamos como iglesias a través
y con ellos. Por lo tanto, los no calvinistas deben evaluar estos resúmenes
y los sistemas doctrinales que son consistentes con ellos en lugar de
depender de presentaciones idiosincrásicas.
Cuando se trata de las doctrinas de la gracia, nuestras confesiones
rechazan el hipercalvinismo y el arminianismo. Además, la teología del
pacto, que incluye el bautismo de los hijos del pacto y el gobierno de la
iglesia de conexión liderado por ministros y ancianos, pertenece a nuestra
confesión común junto con el famoso TULIP. La gloriosa gracia de Dios
es tan evidente en nuestra visión del bautismo y la Cena del Señor como
medios de gracia, más que actos como meramente humanos de
compromiso y recordar. Para las iglesias confesadas reformadas y
presbiterianas, regular la adoración, el ministerio, el alcance y la disciplina
sobre la base de las Escrituras es tan crucial para glorificar y disfrutar a
Dios como lo es la doctrina de la elección o la justificación.

5
Pero este desafío corta en ambos sentidos. Aunque la mayoría de los
arminianos no se suscriben a una confesión o colección de estándares
doctrinales comunes, existen representaciones bastante estándar, al menos,
de las convicciones arminianas evangélicas. Roger Olson corta las
caricaturas, desafiando los conceptos erróneos. Si las críticas populares al
calvinismo a menudo se intercambian por malentendidos o
representaciones exageradas, entonces los calvinistas también deberían
sentir simpatía por los arminianos cuando se los acusa falsamente, por
ejemplo, de ser "pelagianos " que niegan la gracia a favor de la rectitud de
las obras.
Ninguno de nosotros es inmune a la tentación de las falsas acusaciones,
pero Roger y yo estamos de acuerdo en que a menudo ha habido más calor
que luz en los debates contemporáneos calvinistas-arminianos. Ninguno de
los dos sucumbe a la ilusión de que ambos representan verdades parciales
que pueden ser equilibradas en una mezcla no contradictoria y armoniosa. No
hay tal cosa como el calmininismo. "Donde chocan estas posiciones clásicas,
Roger es un Arminiano de pura sangre y estoy tan convencido de que las
Escrituras enseñan lo que se denomina infelizmente “Calvinismo”. Sin
embargo, también estamos de acuerdo en que no se gana nada, de hecho,
mucho se pierde, al tergiversar las opiniones de los demás. Es una cosa que
decir que alguien tiene un cierto punto de vista de que la persona rechaza
explícitamente y otra cosa es argumentar que la visión conduce lógicamente
a esa conclusión. Aquí es donde a menudo nos desviamos por ambos lados:
confundimos nuestras interpretaciones de las consecuencias de las
posiciones de los demás con una declaración caritativa de las opiniones
expresadas por los demás.

Por un lado, Roger piensa que si seguí el calvinismo hasta sus


conclusiones lógicas, debo admitir que el Holocausto y los desastres
naturales son causados directamente por Dios y que aquellos condenados el
último día podrían culpar justamente a Dios en lugar de a ellos mismos. En
su opinión, el grave error del hiper-calvinismo es en realidad la posición
que se sigue más lógicamente del calvinismo mismo. En mi opinión, no es
en absoluto sorprendente que algunos arminianos hayan abandonado el
consenso cristiano clásico con respecto a algunos atributos divinos y el
pecado original y hayan adoptado teorías moralistas de la persona y obra
de Cristo, así como la justificación.

6
Por otro lado, creo que si Roger siguió el arminianismo a su conclusión
lógica, debería continuar negando que la salvación es enteramente de la
gracia de Dios; que el arminianismo conduce inevitablemente a las
convicciones centradas en el hombre en lugar de centrarse en Dios si se
sigue constantemente. En otras palabras, cada uno de nosotros cree que la
otra persona es inconsistente. Al final del día, Roger sospecha que el
monergismo (p. Ej., Solo Dios trabajando) socava la bondad y el amor de
Dios (así como la agencia humana), y no puedo ver cómo se puede
reconciliar el sinergismo con la sola gratia (solo por gracia). Sin embargo,
Roger sabe que el calvinismo no enseña que Dios es el autor del mal o que
los seres humanos no tienen responsabilidad. Y sería imprudente para mí
describir el Arminianismo como “Pelagiano”.
A pesar de que todavía tomaría una excepción a algunas de las
descripciones de Calvinismo de Roger, respeto su compromiso de
involucrar diferencias reales en lugar de caricaturas. Por mi parte, he
aprendido mucho de Roger sobre las posiciones declaradas de los
principales teólogos arminianos y aprecio sus advertencias y reproches en
el camino.
También comparto la valoración de Roger sobre el estado del
evangelismo contemporáneo. Más allá del arminianismo, argumenta, las
suposiciones pelagianas parecen sorprendentemente prevalentes. Está de
acuerdo en que "el cristianismo sin Cristo" es "simplemente generalizado
en la vida de la iglesia estadounidense." Cuando los amigos arminianos
como Tom Oden, William Willimon y Roger Olson desafían este estado
de cosas mientras algunos predicadores reformados profesan vender su
derecho de nacimiento por una sopa mortal de la religión popular, nuestras
diferencias, aunque importantes, se ponen en una perspectiva
adecuada. No tengo dudas de que Jacobo Arminio o Juan Wesley se
sentirían tan ofendidos como Roger Olson por lo que a menudo pasa
erróneamente por el "arminianismo” hoy en muchos círculos.
Agradezco a Roger la franqueza, la pasión y la argumentación
informada que representa este libro. Al final del día, Roger y yo
compartimos el acuerdo más importante: a saber, que las preguntas
cruciales involucradas en este o cualquier otro debate deben ser llevadas
al bar de la Escritura. Ambos creemos que las Escrituras son claras y
suficientes, incluso si estamos confundidos y débiles. Todos somos

7
peregrinos en camino, aún no los que hemos llegado a nuestro glorioso
destino. Solo esforzándonos cada vez más para hablar entre nosotros como
coherederos con Cristo en lugar de tratar unos con otros y pasarnos como
adversarios, podemos enfrentarnos a serios desacuerdos, y con la
esperanza de que también podamos ser sorprendidos por acuerdos
satisfactorios en el camino.

Michael Horton

8
PREFACIO
Escribo este libro a regañadientes; La polémica no es mi estilo preferido
de beca. Es decir, yo preferiría proclamar lo que soy para denunciar lo que
estoy en contra. Valoro el enfoque irénico de la teología, y espero estar en
contra del calvinismo lo más irenamente posible. Quiero dejar en
claro “justo al frente” que yo no estoy en contra de los calvinistas. Muchos
de mis parientes son calvinistas, y los amo mucho. Aunque mi familia
inmediata no era teológicamente de esa persuasión, sabíamos que nuestros
parientes eran tan cristianos como nosotros. Todavía creo que ese sea el
caso; una persona puede ser salvada tan maravillosamente y tan dedicada
como sea posible a un cristiano y ser calvinista. Déjame repetir: no estoy
en contra de los calvinistas.
Sin embargo, soy muy consciente de lo difícil que puede ser separar el
sentido de autoestima de las creencias sostenidas
apasionadamente. ¡Espero que mi tía Margaret no esté dando vueltas en su
tumba cuando se publique este libro! Y rezo para que mis primos y amigos
calvinistas no se ofendan. Intento, en la medida de lo posible, separarme
de mi teología para aceptar con agrado las críticas de este último sin
volverme personalmente defensivo. Solo puedo esperar y rezar para que
mis amigos y familiares calvinistas hagan lo mismo.
Esta esperanza de una audiencia justa requiere que sea
escrupulosamente justo en mi manejo del calvinismo. Esa es mi intención
en este pequeño libro. Prometo hacer todo lo posible para representar al
calvinismo como lo harían los calvinistas, sin distorsión ni
caricatura. Prometo no configurarlo como un hombre de paja fácilmente
cortado y quemado. Mi lema es "Antes de decir 'No estoy de acuerdo ',
asegúrese de que pueda decir 'Entiendo.'” Otro principio trato que
de seguir es: “siempre representar al otro punto de vista como sus mejores
adherentes representan.” Eso es lo que quiero que se haga con mi
arminianismo, y prometo hacer mi mejor esfuerzo para hacer eso con el
calvinismo.
Considero a los calvinistas mis hermanos y hermanas en Cristo, y me
duele tener que escribir en contra de su teología, que tiene una rica historia

9
y tradición. Confieso que el calvinismo, que he estudiado desde sus fuentes
primarias (desde Calvino y Jonathan Edwards hasta John Piper y
numerosos teólogos reformados entre ellos), tiene muchos aspectos
positivos. Como a muchos calvinistas les encanta señalar, el calvinismo (o
teología reformada) no se puede reducir a las doctrinas que se asocian
popularmente con él: depravación total, elección incondicional, expiación
limitada, gracia irresistible y perseverancia de los santos
(TULIP). Algunos de esos (especialmente los tres del medio) son las
creencias que criticaré en este libro. El pensamiento reformado en general,
sin embargo, los trasciende y es un todo mayor del cual son solo una
parte. La importancia que tienen para el pensamiento reformado es muy
debatida tanto por los calvinistas como por otros.
Mi punto aquí es simplemente reconocer que cuando digo que
estoy "contra el calvinismo". Me refiero solo a algunos puntos de la teología
reformada y no a todo lo que representa. Debido a que la tradición reformada
(tal vez distinta de algunas de sus doctrinas objetables) está centrada en
Cristo, lo considero parte del rico tapiz del cristianismo clásico. Puedo y hago
culto con los calvinistas sin encogerme.
En caso de que alguien necesite más persuasión sobre este asunto, deseo
señalar que he trabajado y adorado junto a los calvinistas en tres
universidades cristianas y varias iglesias (bautistas y presbiterianos)
durante los últimos treinta años sin dificultad. He votado a favor de
contratar profesores calvinistas y darles la tenencia. No tengo reparos en
que los calvinistas sean verdaderos creyentes cristianos y fieles eruditos y
maestros cristianos. Sé de primera mano que a menudo lo son. Admito que
algunos calvinistas me ofenden. Son aquellos que consideran que su
teología es la única auténticamente cristiana (o evangélica) y que
tergiversan otras teologías distintas de las suyas, especialmente el
arminianismo. Desafortunadamente, especialmente en los últimos años, he
encontrado que esos rasgos son demasiado comunes entre los "nuevos
calvinistas".
Algunos lectores pueden cuestionar mis credenciales para escribir sobre
el calvinismo. Déjame tranquilizarlos. Por varias razones, me considero
capaz de escribir de manera justa y precisa sobre una teología con la que
no estoy de acuerdo. He enseñado teología histórica en tres universidades

10
cristianas en los niveles de pregrado y posgrado durante casi treinta
años. Estudié a Calvino y Jonathan Edwards y a otros teólogos reformados
en el seminario y la escuela de posgrado, y siempre he requerido que mis
alumnos los lean como parte de sus cursos de teología histórica. También
he hecho un gran esfuerzo para invitar a los "calvinistas de alto nivel"
(aquellos comprometidos con todo el esquema TULIP) a hablar e
interactuar con mis clases. He leído los Institutos de la Religión Cristiana
de Juan Calvino, así como muchos de los tratados de Jonathan Edwards
con cuidado y con extrema atención a no ser juzgados.
Conozco bien al mayor defensor contemporáneo del nuevo
calvinismo, John Piper, y he leído varios de sus libros. He estudiado los
escritos de muchos otros calvinistas, incluidos Charles Hodge, Loraine
Boettner, Louis Berkhof, Anthony Hoekema, R.C Sproul y Paul Helm. He
asistido a conferencias teológicas calvinistas, he contribuido a
publicaciones calvinistas, he participado en diálogos extendidos con
pensadores reformados y he publicado un importante libro de texto de
teología histórica que se dedica ampliamente a la teología reformada.
Mi relación con el calvinismo y la teología reformada es más que
pasajera. Se ha convertido en una pasión, y no solo con la intención de
refutarla. Mi estudio de las fuentes reformadas ha enriquecido
enormemente mi propia vida teológica y espiritual. No pretendo ser un
experto en calvinismo, pero defenderé mi capacidad para describirlo y
evaluarlo basándose en un estudio exhaustivo de sus fuentes primarias,
tanto antiguas (siglo XVI) como contemporáneas. Espero y espero que
incluso calvinistas bien informados consideren mis descripciones aquí
justas, si no profundas.
Deseo agradecer a varias personas por su inestimable ayuda para
completar este libro. Todos los calvinistas, lo ayudaron sin saberlo
simplemente respondiendo a mis preguntas y participando conmigo en el
diálogo teológico. No había subterfugios de mi parte; La idea de este libro
surgió más tarde que la mayoría de esos eventos. En primer lugar quiero
agradecer a Michael Horton, editor de Modern Reformation y astuto
calvinista erudito, que ha conversado gentilmente (a veces debatido)
conmigo sobre estos asuntos durante varios años. He aprendido mucho de
él. También quiero agradecer a mis amigos calvinistas de la Iglesia

11
Presbiteriana Redentora de Waco, Texas, y de la Fraternidad Universitaria
Reformada local. Han soportado mis corteses (con suerte) misericordias
cuando hablaron en mis clases y siempre corrigieron mis errores con
delicadeza. Finalmente, agradezco a mis muchos estudiantes calvinistas
que tomaron mis clases a pesar de mis reparos en la teología reformada y
que a menudo contribuyeron a mi comprensión de su propia tradición de
fe.

12
UNO
INTRODUCCIÓN: ¿POR QUÉ ESTE LIBRO
AHORA?

Poco después de comenzar a enseñar teología, un joven estudiante ansioso


me siguió a mi oficina y me pidió que hablara en privado conmigo. Sin
dudarlo, lo invité a sentarse junto a mi escritorio y decirme lo que
pensaba. Se inclinó hacia mí y, con seriedad, dijo: "Profesor Olson,
no creo que sea cristiano. "No hace falta decir que me sorprendió un poco.
"¿Por qué es eso?” Yo pregunté.
"Porque no eres calvinista ", fue su respuesta.
Le pregunté de dónde sacó la idea de que solo un calvinista puede ser
cristiano, y nombró a un pastor y autor destacado a cuya iglesia asistió. Ese
pastor y autor se ha hecho famoso mundialmente por su promoción del
alto calvinismo. Alenté a mi alumno a volver y hablar con su pastor sobre
este asunto, y confirmé mi confianza en ser cristiano por mi fe en
Jesucristo. El estudiante nunca se retractó que yo no era cristiano. Años
más tarde, sin embargo, el pastor negó haber enseñado que solo los
calvinistas podían ser cristianos.
Esa fue la primera salva, por así decirlo, de mi larga lucha con el "nuevo
calvinismo" celebrado por la revista Time (12 de mayo de 2009) como una
de las diez grandes ideas que están cambiando el mundo "en este
momento". “Mi acusador estudiantil fue uno de los primeros de un
movimiento que más tarde se denominó la generación de cristianos
"jóvenes, inquietos y reformados”. En ese momento, lo único que sabía
era que muchos de mis mejores y más brillantes estudiantes de teología
gravitaban hacia el calvinismo bajo la influencia del pastor que el
estudiante mencionó. Muchos en nuestra facultad los llamaron "cachorros
de Piper". Pero su tribu estaba destinada a aumentar en los próximos años.

13
EL FENÓMENO “JOVEN, INQUIETO Y
REFORMADO”
En 2008, el periodista cristiano Collin Hansen publicó la primera
exploración de un fenómeno sobre el que hablaban la mayoría de los
líderes cristianos evangélicos: joven, inquieto, reformado: El viaje
del periodista con los nuevos calvinistas. 1 Las raíces de este movimiento
profundiza en la historia de los protestantes. El calvinismo, obviamente,
deriva su nombre del reformador protestante Juan Calvino (1509–1564),
cuyo cumpleaños 500 se celebró recientemente en toda América del Norte
con conferencias y eventos de adoración dedicados a su memoria. Un
catalizador más reciente fue el predicador, teólogo y educador puritano de
Nueva Inglaterra Jonathan Edwards (1703–1758), quien defendió la
versión de la teología de Calvino contra lo que él vio como el racionalismo
progresivo del deísmo en su época. Un aspecto aparente del nuevo
movimiento juvenil calvinista (que no se limita a la juventud) es la
popularidad de las camisetas gráficas con el rostro de Jonathan Edwards y
el lema "Jonathan Edwards es mi homeboy".

Un importante catalizador contemporáneo del movimiento es el pastor


bautista de Minneapolis, autor y orador popular John Piper (n. 1946),
cuyos numerosos libros de teología son inusualmente amigables con los
lectores y eruditos, una combinación rara. Su Deseando a Dios: las
confesiones de un hedonista cristiano 2 es superado solo por la Biblia en
términos de inspiración y autoridad para muchos de los cristianos
reformados, jóvenes e inquietos que devoran con entusiasmo los libros y
sermones de Piper (disponibles en línea). Piper habla ante enormes
audiencias juveniles en las "Conferencias de Pasión" y los eventos de "Un
día", a veces asisten hasta cuarenta mil personas menores de veintiséis
años. Lo que muchos de sus seguidores no saben es algo sobre lo que Piper
no hace ningún secreto: que simplemente está re envasando la teología

14
calvinista de Jonathan Edwards para la juventud contemporánea. (¡Los
escritos de Edwards pueden ser desalentadores de leer!)

Para los lectores que no están seguros de qué se trata este "Nuevo
Calvinismo" (o quizás incluso el calvinismo en sí mismo), aquí presentaré
la descripción adecuada del periodista Hansen. (A lo largo de este libro se
desarrollará una descripción más completa del calvinismo y la teología
reformada.) Según Hansen:

Los calvinistas, al igual que su homónimo, el teólogo de la Reforma Juan

Calvino, enfatizan que la iniciativa, la soberanía y el poder de Dios es la única

esperanza segura para los seres humanos pecaminosos, volubles y moralmente


débiles. Además, enseñan que la gloria de Dios es el tema principal de la

predicación y el enfoque de la adoración. 3

Además, Hansen explica: “El calvinismo hace un gran balance de la


trascendencia, lo que extrae temas bíblicos como la santidad, la gloria y la
majestad de Dios.”4 Pero si estos fueran los únicos énfasis del nuevo
calvinismo (o el viejo calvinismo, en realidad), pocos cristianos
protestantes genuinamente evangélicos se pelearían con eso. ¿Qué
cristiano evangélico les niega? Para Hansen y los que estudia, sin
embargo, puede ser una cuestión de énfasis. Según él, los nuevos
calvinistas están reaccionando a lo que consideran un declive general de
la teología y especialmente el énfasis en la gloria de Dios en la vida de la
iglesia estadounidense contemporánea. Sus súbditos, dice, están
reaccionando contra la “buena teología del sentimiento” de muchas
5
iglesias evangélicas contemporáneas.

15
Hansen se refiere a los estudios sociológicos de jóvenes cristianos
evangélicos que etiquetan su visión predeterminada de Dios
como "Deísmo terapéutico moralista" 6, un término elegante para una
visión de Dios como una figura de abuelo en el cielo que exige la
perfección, pero siempre perdona de todos modos. Este "Dios" es un juez
y un entrenador de autoestima. No puede estar contento pero siempre
perdona. Esta es una visión débil y delgada de Dios según los estándares
cristianos históricos, y muchos cristianos jóvenes lo han descubierto y se
han volcado a la única alternativa disponible para ellos: las doctrinas
fuertes y densas del calvinismo.
Como maestro veterano de la universidad cristiana y de los estudiantes
universitarios, acepto esta crítica de gran parte de la vida y la predicación
de la iglesia evangélica contemporánea. Demasiados jóvenes cristianos
crecen sin casi ningún conocimiento bíblico o teológico, pensando que
Dios existe para su comodidad y éxito en la vida, incluso si él establece
una ley que nadie puede realmente cumplir. Como un abuelo bondadoso
que adora a su progenie preadolescente mientras califica sus malas
calificaciones, Dios puede estar decepcionado de nosotros, pero su
objetivo principal es hacernos cumplir de todos modos.
Eso puede ser una especie de caricatura; pocos pastores o maestros
evangélicos dirían eso. Pero mi experiencia resuena con lo que Hansen
argumenta: que de alguna manera u otra, la mayoría de los jóvenes
cristianos evangélicos se las arreglan para aferrarse a una imagen de Dios
y fracasan totalmente en extraer la riqueza de la Biblia o la teología
cristiana para profundizar su comprensión de sí mismos y de
Dios. Muchos de los más brillantes y mejores se vuelven vagamente
conscientes de que algo falta en su educación espiritual, y cuando
escuchan el mensaje del calvinismo, se aferran a él como su bote
salvavidas de la espiritualidad acuosa y culturalmente acomodada. ¿Quién
puede culparlos? Sin embargo, el calvinismo no es la única alternativa; la
mayoría de ellos sabe poco o nada sobre sus debilidades o teologías
alternativas históricamente ricas, fieles a la Biblia y más razonables.

16
RAÍCES DEL NUEVO CALVINISMO
Por ahora los lectores pueden preguntarse si este nuevo fenómeno del
calvinismo es una moda juvenil que surgió de la nada. Ya he sugerido
fuertemente que ese no es el caso. Pero hay algo nuevo en ello: el atractivo
de una teología muy antigua para un público muy joven. El calvinismo y
la teología reformada (la distinción y la relación de esos términos se
descomprimirán en el capítulo 2) solían considerarse en gran parte una
tradición cristiana de la mayoría de los ancianos. Hace años, incluso
muchos cristianos evangélicos pensaban que el calvinismo estaba casi
confinado a los enclaves holandeses de Grand Rapids, Michigan y Pella,
Iowa (y comunidades similares pobladas principalmente por inmigrantes
holandeses). Holanda era, después de todo, un país donde el calvinismo se
prendió especialmente. Grand Rapids cuenta con una serie de instituciones
calvinistas influyentes, como el Calvin College and Seminary, varias
editoriales de tendencias reformadas y numerosas iglesias calvinistas
grandes. En Pella, Iowa, la escena de un festival anual de TULIP con gran
asistencia, se pueden encontrar iglesias Reformadas Primero, Segunda y
Tercera a una cuadra de la otra. Y la ciudad cuenta con el excelente
Colegio Central, una escuela reformada de artes liberales.

Todo esto de ninguna manera pretende degradar a las iglesias


reformadas o la teología calvinista; Tienen una rica tradición histórica y
una gran presencia dentro del cristianismo evangélico
estadounidense. Muchos líderes y pensadores evangélicos destacados han
sido reformados desde los días de los puritanos (que eran calvinistas
ingleses). Sin embargo, durante varias generaciones durante el siglo XX,
la vitalidad del calvinismo pareció disminuir. Uno puede sentir que en los
tonos defensivos de la gran teóloga calvinista Loraine Boettner (1901–
1990) en su tomo masivo, La Doctrina Reformada de la
Predestinación. 7 (el libro de Boettner fue tratado durante mucho tiempo
como una fuente magistral sobre el calvinismo elevado por numerosos

17
cristianos reformados, a pesar de que los libros escritos de manera más
popular que defienden la misma teología lo han eclipsado en gran medida).

Boettner, quien declaró que "una exposición completa y completa del


sistema cristiano solo se puede dar sobre la base de la verdad como se
establece en el sistema calvinista" 8 y que "nuestra doctrina es la doctrina
claramente revelada de las Escrituras" 9. Describió el declive de la fuerte
creencia calvinista entre los evangélicos estadounidenses. Estaría
encantado de ver su actual renacimiento. Pero tenía razón. En la década
de 1940 a través de la década de 1980, el calvinismo luchó por aferrarse a
los jóvenes; El movimiento de Jesús de la década de 1970 fue todo menos
calvinista, y los movimientos carismático y de la Tercera Ola también
fueron, en su mayor parte, no calvinistas. Estos fueron los movimientos
cristianos populares de mi juventud; muchos de los adolescentes y
estudiantes universitarios cristianos de hoy (y también las personas
mayores) están tan entusiasmados con su nueva fe en la soberanía absoluta
de Dios como los jóvenes cristianos de mi generación estaban a punto
de "saciar a Jesús". ”

Sin embargo, el calvinismo nunca desapareció o incluso pasó a la


clandestinidad. Siempre ha sido una fuerza fuerte en ciertos segmentos de
la vida de la iglesia estadounidense. Y los creyentes reformados, jóvenes,
inquietos y contemporáneos desconocen en gran medida a los calvinistas
antes de que John Piper (y sus populares predicadores y escritores
jóvenes), allanaron el camino para su redescubrimiento de ese mensaje y
estilo de vida. Uno fue Boettner, un poco conocido pero influyente. Otro
fue uno de mis profesores del Seminario, James Montgomery Boice (1938-
2000), quien pastoreaba la Décima Iglesia Presbiteriana, fuertemente
calvinista y evangélica, en Filadelfia. También fue un predicador de radio,
comentarista de la Biblia, editor de la revista cristiana (Eternity), y autor
de numerosos libros, principalmente sobre teología reformada. (Boice

18
tomó un año sabático de su iglesia a mediados de la década de 1970,
durante el cual impartió un curso en el Seminario Bautista de América del
Norte en Sioux Falls, Dakota del Sur; yo fui uno de sus alumnos durante
el curso de predicación del mini semestre.) La mayoría de los jóvenes. Los
nuevos calvinistas nunca han oído hablar de Boice, pero fue un pastor,
teólogo, autor y orador increíblemente prolífico que, como Piper más
tarde, fue casi una fuerza de la naturaleza en la vida evangélica
estadounidense.
Otro precursor y pionero del nuevo calvinismo es el teólogo y apologista
reformado RC Sproul (n. 1939), fundador de los influyentes Ministerios
Ligonier, que se especializa en la apologética cristiana. (No todos los
calvinistas son tan aficionados a la apologética racional como Sproul, pero
no puede haber dudas acerca de sus credenciales calvinistas). Sproul ha
enseñado en varios seminarios conservadores calvinistas destacados y ha
aparecido en persona y por medios de comunicación en numerosas
conferencias cristianas y eventos eclesiásticos. Entre sus ampliamente
leídas exposiciones y defensas de la teología calvinista están Lo que está
10
reformado. ¿Teología? y elegidos por Dios. Hansen le da a Sproul un
gran crédito por allanar el camino para el nuevo Calvinismo a pesar de
que no es tan conocido entre los jóvenes, inquietos, reformados como John
Piper.
Otro escritor y orador calvinista popular que ayudó a preparar el
escenario para el renacimiento de la teología reformada entre los jóvenes
es el evangelista de radio, el pastor y el comentarista bíblico John F.
MacArthur (n. 1939), pastor de una de las mega iglesias originales: la
iglesia comunitaria de la gracia de Sun Valley, California. Su programa de
radio Grace to You ha estado en constante transmisión desde 1977. En
1985 fundó su propio colegio cristiano y en 1986 su propio seminario. Es
autor de numerosos libros, todos los cuales promueven una perspectiva
calvinista sobre la Biblia y la teología. No puede haber duda de que, como
Boice y Sproul, la influencia de MacArthur "se filtró " a los nuevos
calvinistas que, en general, nunca han oído hablar de él.

19
A otro precursor y pionero se le debe dar crédito por el resurgimiento
del calvinismo a pesar de que pocos de sus jóvenes seguidores saben de
él. Ese es el prolífico autor teológico y editor Michael Horton (nacido en
1964), quien enseña teología en el campus de California del Seminario
Teológico Westminster en Escondido. Es un consumado organizador y ha
reunido a muchos calvinistas (y otros con puntos de vista similares sobre
Dios y la salvación) en organizaciones como la Alianza de Evangélicos
Confesantes, de la que fue director ejecutivo. Es editor de la enormemente
exitosa Moderna. Revista Reforma y presentadora del programa de
radio White Horse Inn, tanto seria como popular Órganos de
interpretación de la Biblia calvinista, crítica cultural y teología. Muchos
jóvenes calvinistas están descubriendo a Horton y sus obras,
como Cristianismo sin Cristo: El evangelio alternativo de la American
11:
Church una crítica profética de la delgada teología "centrada en el
hombre " y la espiritualidad de Gran parte del cristianismo evangélico
contemporáneo.

Estos calvinistas notables están rodeados por una multitud de otros que
podrían ser nombrados como promotores influyentes del calvinismo
evangélico y preparadores para el surgimiento del nuevo calvinismo en la
década de 1990 y la primera década del siglo veintiuno. Pero hay que
mencionar un fenómeno más para dar incluso un resumen superficial de sus
antecedentes: el “renacimiento de Edwards” tanto en filosofía como en
teología durante las últimas décadas del siglo XX. Durante décadas y quizás
un siglo, Jonathan Edwards era conocido por la mayoría de las personas,
incluidos los cristianos, solo como el malhumorado predicador del sermón
"Pecadores en las manos de un Dios enojado". "Sin embargo, fue

20
redescubierto como un profundo filósofo y teólogo, así como un observador
astuto de la naturaleza y naturalista aficionado en los años 80 y más
allá. Numerosos libros siguen cayendo de las imprentas de los editores
que promocionan a Edwards como " El teólogo de Estados Unidos”, el
título de una recomendación teológica de Edwards y su
12
pensamiento. Durante sus días de estudiante en el Seminario Teológico
Fuller, John Piper eligió a Edwards como su mentor teológico y encontró en
él el relato más rico y completo del cristianismo bíblico en el mundo
13
moderno.

Ninguna parte de esta historia incluye aquellos asociados con el bastión


del pensamiento y reforma reformados estadounidenses.

Vida —Calvin College y Seminario de Grand Rapids, Michigan. La


medida en que esas instituciones allanaron el camino para el nuevo
calvinismo es incierta. Su influencia es probablemente más
remota. Además, algunos pensadores reformados estadounidenses
asociados con esas instituciones han expresado ciertas reservas sobre el
nuevo calvinismo que, interpretado de cierta manera, podría considerarse
como una duda sobre sus precursores ya nombrados.

El 1 de diciembre de 2009 de la revista Christian Century contenía un


artículo del teólogo reformado Todd Billings, del Seminario Teológico
Occidental de Holanda, Michigan (como Calvin College and Seminary, un
centro de la antigua tradición reformada de raíces holandesas). En su
artículo “ La remontada de Calvin? The Irresistible Reformer”, Billings
criticó el enfoque unilateral del nuevo calvinismo en algunas de las
doctrinas más exóticas de la teología reformada y, especialmente, el
esquema TULIP de depravación total, elección incondicional, expiación
limitada, gracia irresistible y perseverancia de los santos. Dijo que los

21
nuevos calvinistas usan TULIP como una prueba de fuego por la cual se
prueba la autenticidad de uno como Reformado. En respuesta, afirma
que "TULIP no proporciona una destilación adecuada ni precisa de la
teología reformada " 14 y critica a los nuevos calvinistas por colocar en el
centro lo que es periférico a la tradición.
Para Billings y para muchos otros "calvinistas eclesiásticos " (un término
para aquellos asociados con las denominaciones litúrgicas y sacramentales
más antiguas, neerlandesas y escocesas reformadas y presbiterianas), los
nuevos calvinistas están perdiendo el barco casi por completo. "Reformado "
designa no un énfasis en la predestinación y ciertamente no en la reprobación
(la predestinación de algunas personas al infierno), lo que Calvin calificó de
famoso como el "horrible decreto [de Dios]", sino en cierto católico (con una
pequeña "c " meaning universal) y la visión sacramental del Cristianismo que
enfatiza la soberanía de Dios, pero que no la pone en práctica para celebrar
el control absoluto de Dios sobre los eventos más insignificantes, incluyendo
el mal.
La objeción de Billings sin duda será debatida por otros
autoproclamados cristianos reformados. Solo lo menciono aquí porque
expresa un murmullo contra el nuevo calvinismo que se puede escuchar
emanando de las antiguas instituciones reformadas del cristianismo
estadounidense y europeo que, en cierta medida, han restado importancia
al sistema TULIP de teología reformada. Exploraré este y otros aspectos
de la diversidad reformada y calvinista en los próximos dos capítulos.

LA NECESIDAD DE UNA RESPUESTA


AHORA
Esta introducción se titula “¿Por qué este libro ahora? De hecho, ¿por
qué un libro ahora contra el calvinismo? ¿No es bueno el auge de la
reflexión teológica seria y el compromiso entre los jóvenes cristianos?
¿Por qué verter agua fría en los fuegos de avivamiento de la espiritualidad
entre los jóvenes? Me tomo muy en serio esa objeción.

22
Sin embargo, creo que ha llegado el momento de que alguien señale los
defectos y las debilidades de este tipo particular de calvinismo, el tipo
ampliamente aceptado y promovido por los líderes y seguidores del
movimiento joven, inquieto y reformado. Pero la promoción de lo que
considero un sistema defectuoso no proviene solo de ellos. La misma teología
de la soberanía absoluta de Dios se puede encontrar en Calvin (quizás sin el
aspecto de expiación limitada), Edwards (de la manera más extrema que
explicaré), Boettner, Boice, Sproul y muchos otros popularizadores del
calvinismo. Entonces, ¿qué hay de malo en creer y celebrar la soberanía
de Dios? ¡Absolutamente nada! Pero puede ser y, a menudo, se toma
demasiado lejos, por lo que Dios es el autor del pecado y del mal —Que es
algo que pocos calvinistas admiten, pero que se desprende de

Lo que enseñan como una "consecuencia buena y necesaria " (una frase
técnica un tanto confusa que los calvinistas utilizan a menudo para señalar
los temidos efectos que ven en las teologías no calvinistas).
Uno puede ir al fenómeno de Internet llamado YouTube y ver numerosos
videos de los adeptos del nuevo calvinismo que declaran creencias
impactantes sobre la soberanía de Dios, incluso que Dios causa todas las
calamidades y horrores "para su gloria". "John Piper publicó un sermón
famoso unos días después de los Acontecimientos terroristas de las Torres
Gemelas del 11 de septiembre de 2001, declarando que Dios no solo los
permitió sino que los causó. 15 Desde entonces ha publicado otras
declaraciones que atribuyen de manera similar los desastres naturales y las
horribles calamidades a Dios. Piper no está solo; muchos de los nuevos
calvinistas y sus mentores están afirmando agresivamente que esta visión de
Dios es la única bíblica y razonable.
El calvinismo popular contemporáneo puede ser, en general, compatible
con Calvin y muchos de sus seguidores (aunque creo que está aún más
configurado por su sucesor como pastor principal de Ginebra, Theodore
Beza [1519–1605] y sus seguidores), pero No es la única versión de la
teología reformada y del calvinismo. Lo explicaré más en el próximo
capítulo. Por ahora, basta con decir que incluso muchos cristianos
reformados están conmocionados y consternados por las implicaciones
del énfasis extremo del nuevo calvinismo en la soberanía de Dios.

23
Por supuesto, la definición de "Reformado " depende en gran medida de
que la iglesia o el pensador reclamen la etiqueta. De hecho, la organización
mundial llamada la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas (WCRC)
incluye muchas denominaciones e iglesias que de ninguna manera abarcan
todo el sistema TULIP. (De hecho, sorprendentemente para algunos
calvinistas, el WCRC incluye algunas iglesias arminianas que creen en el
libre albedrío y niegan el control meticuloso y providencial de Dios de
todos los eventos). Me considero reformado en su sentido más amplio: no
luterano en el amplio protestante corriente que se extiende desde la
Reforma suiza, dirigida originalmente por Ulrich Zwinglio (1484–1531).
Creo que alguien necesita finalmente ponerse de pie y enamorado decir
con firmeza “¡no!” A declaraciones atroces sobre la soberanía
de Dios hechas a menudo por los calvinistas. Llevados a su conclusión
lógica, que incluso el infierno y todos los que sufrirán allí eternamente
están predeterminados por Dios, Dios se vuelve moralmente ambiguo en
el mejor de los casos y un monstruo moral en el peor. He llegado a decir
que este tipo de calvinismo, que atribuye todo a la voluntad y el control
de Dios, hace que sea difícil (al menos para mí) ver la diferencia entre Dios
y el diablo. Algunos de mis amigos calvinistas se han sentido ofendidos
por eso, pero sigo creyendo que es una pregunta válida que vale la pena
seguir. Lo que quiero decir es que si yo fuera calvinista y creyó lo que
estas personas enseñan, me costaría distinguir la diferencia entre Dios y
Satanás. Desempaquetaré eso con más detalle a lo largo de este libro.
Algunos calvinistas acusan a los no calvinistas de rechazar su teología
de la soberanía de Dios debido a un amor humanista latente por el libre
albedrío. Un colega calvinista, que desde entonces se ha convertido en un
conocido autor de libros Reformados, una vez me preguntó seriamente si
había considerado si mi creencia en el libre albedrío era evidencia de un
humanismo no reconocido en mi pensamiento. No hace falta decir que
rechacé esa sugerencia. El hecho es que yo, como la mayoría de los
cristianos evangélicos no calvinistas, abrazamos el libre albedrío por dos
razones (más allá de lo que creemos que está en todas partes en la Biblia):
es necesario preservar la responsabilidad humana por el pecado y el mal,
y es necesario para preservar a Dios de ser responsable por el pecado y el
mal. Honestamente puedo decir (como hacen la mayoría de los

24
evangélicos no calvinistas) que no No hagas caso omiso del libre albedrío,
excepto por esas razones.
No me interesa la teología centrada en el hombre; Estoy muy interesado
en adorar a un Dios que es verdaderamente bueno y que reprocha el
Holocausto y todos los demás males que son demasiado numerosos para
mencionarlos. Demasiados autores calvinistas tergiversan las teologías no
calvinistas como si estuvieran centradas en el hombre, humanistas, menos
que honra a Dios, e incluso que no es bíblico sin reconocer los problemas
en su propia teología. Demasiados seguidores jóvenes e impresionables
aún no han descubierto cuáles son esos problemas. 16 Escribo esto para
ayudarlos.

Entonces, ha llegado el momento de un irénico y amoroso, pero


firme: “¡No! “A la versión extrema del calvinismo promovido por los
líderes de la generación joven, inquieta y reformada, y muy a menudo
abrazado acríticamente por sus seguidores. Voy a demostrar que el "¡No!
“Se puede decir desde dentro de la teología reformada en sí y ha sido dicho
por algunos teólogos reformados y eruditos bíblicos. Mostraré que este
calvinismo extremo, que con el adherente Hansen al que calificó
de "radical " 17, tiene fallas inherentes en la Biblia, la lógica y en términos
de la tradición cristiana más amplia.
Aquí pondré todas mis cartas sobre la mesa y confesaré que opero con
cuatro criterios de verdad teológica: Escritura, tradición, razón y
experiencia (el llamado Cuadrilátero Wesleyano). La Escritura es la
principal fuente y norma de la teología. La tradición es la teología ‘norma
normado’ -un mecanismo de orientación respetado. La razón es una
herramienta crítica para interpretar las Escrituras y eliminar afirmaciones
teológicas absolutamente increíbles que se contradicen entre sí o conducen
a consecuencias que son insostenibles a la luz de lo que se
cree. Experiencia es el crisol inevitable en el que se hace la teología, pero
aunque es un criterio para la evaluación, no es una autoridad, por lo que
casi no apelaré a ella. Lo que sí creo acerca de la experiencia es que
ninguna teología se crea o abarca en un vacío; La experiencia siempre
colorea lo que creemos y cómo lo creemos.

25
Argumentaré a lo largo de este libro que el alto calvinismo no es la única
ni la mejor manera de interpretar las Escrituras. Es una posible
interpretación de textos aislados, pero a la luz de todo el testimonio de las
Escrituras no es viable. Además, argumentaré que el alto calvinismo está
en tensión con la antigua fe de la iglesia cristiana y gran parte de la
herencia de la fe evangélica. Algunos de sus principios cruciales no se
pueden encontrar antes del padre de la iglesia Agustín en el siglo quinto,
y otros no se pueden encontrar ante un hereje llamado gottschalk (d. Circa
867) o desde él hasta el sucesor de Calvino, Theodore Beza.
Finalmente, argumentaré que el alto calvinismo cae en contradicciones;
no puede hacerse inteligible, y el cristianismo debe ser inteligible.
Por "inteligible " no me refiero filosóficamente racional; Me refiero a ser
capaz de ser entendido. Una pura contradicción es un signo seguro de
error; Incluso la mayoría de los calvinistas están de acuerdo con eso. La
mayor contradicción es que Dios se confiesa como perfectamente bueno y
al mismo tiempo se lo describe como el autor del pecado y el mal. No digo
que todos los calvinistas admiten que su teología hace a Dios el autor del
pecado y del mal; muchos lo niegan. Pero mostraré que es
una "consecuencia buena y necesaria " de lo que dicen sobre Dios.

Alguien ha dicho que no vale la pena creer en ninguna teología que no


pueda predicarse de pie frente a las puertas de Auschwitz. Yo, por mi
parte, no podía pararme en esas puertas y predicar una versión de la
soberanía de Dios que hace que el exterminio de seis millones de judíos,
incluidos muchos niños, forme parte de la voluntad y el plan de Dios de
tal manera que Dios predestinó y lo aseguró. . 18 Quiero que los jóvenes
calvinistas (y otros) sepan y, al menos, acepten las consecuencias
inevitables e inevitables de lo que enseña esta forma radical de teología
reformada. Y quiero darles municiones a sus amigos, familiares y
mentores espirituales para que socavan su excesiva confianza en la solidez
de su sistema de creencias.

26
27
28
DOS
¿QUÉ ES CALVINISMO? ¿QUÉ ES
TEOLOGÍA REFORMADA?

Asistí a una reunión de la sociedad profesional de teólogos cristianos en la


que un destacado académico de Calvino y un teólogo reformado leyeron
un artículo sobre la teología de Calvino. En ninguna parte mencionó las
doctrinas de la providencia meticulosa (que Dios controla todos los
eventos, incluido el pecado y el mal) o la predestinación. De hecho, todo
el esquema TULIP faltaba por completo de su explicación de la
teología de Calvino. El énfasis estaba más bien en la gratitud hacia Dios
como un tema importante de Calvin. Durante el tiempo de discusión que
siguió, le pregunté al erudito por qué no dijo nada sobre la doctrina de
Calvino de la absoluta y total soberanía de Dios. Respondió casi
condescendientemente que esto no es una parte esencial de la teología de
Calvino o de la teología reformada.
¡Esto sería una gran sorpresa para muchos calvinistas reformados,
jóvenes e inquietos! Mi experiencia es que la mayoría de ellos se
especializan en esa doctrina; Es para ellos la doctrina del gran consuelo y
la razón por la que abrazaron el calvinismo en primer lugar. Uno me dijo
que tenía una segunda conversión: la segunda al calvinismo debido a una
experiencia repentina y abrumadora de consuelo al creer que la salvación
es todo lo que Dios está haciendo y no tiene nada que ver con sus
decisiones, excepto cuando Dios le dio El don de la fe para creer en
Jesucristo. Para otros jóvenes calvinistas (y otros), la fuerte doctrina de la
soberanía de Dios permite que el mundo caótico tenga algún sentido: es
todo el resultado de un plan maestro divino.
En resumen, la mayoría de los participantes en el movimiento del nuevo
calvinismo creen firmemente que la soberanía absoluta de Dios, que descarta
la contingencia y el libre albedrío, es fundamental para su recién descubierta
fe reformada. Les sorprenderá mucho descubrir que "Reformado " es un

29
concepto esencialmente controvertido. Lo que ellos llaman Reformados no
es la única versión de la tradición Reformada, e incluso es discutible
si Calvino creyó en su totalidad lo que ellos llaman Calvinismo.

¿QUÉ SON EL CALVINISMO Y LA


TEOLOGÍA REFORMADA?
Antes de sumergirme en mi crítica del calvinismo, me incumbe explicar
lo más cuidadosamente y precisamente posible a qué calvinismo estoy
criticando y a qué teología reformada estoy en contra. Pero las diferentes
categorías son usadas de diferentes maneras por diferentes teólogos e
historiadores, por lo que es difícil tratarlas como cajas, categorías cerradas
en las que todas las creencias encajan totalmente o no. Hay mucha fluidez
y ambigüedad en estos términos y en los fenómenos que describen.
Comparo la situación con tratar de resolver conceptos como “liberal”
y “conservador” en la vida política estadounidense. Se dice que los
republicanos son conservadores. Sin embargo, históricamente, muchos de
los primeros eran radicales. Abraham Lincoln fue uno de los primeros
republicanos de Estados Unidos y fue un infame iconoclasta y destructor
del status quo. Por lo tanto, era cualquier cosa menos conservador en el
sentido habitual de la palabra. Durante la década de 1960, varios políticos
republicanos destacados eran liberales políticos y sociales notables.
Nelson Rockefeller (1908 –1997) fue vicepresidente bajo Gerald

R. Ford y era famoso por ser bastante liberal. Sin embargo, él era un líder
del Partido Republicano. También durante los años sesenta y setenta,
muchos demócratas, especialmente los del sur, eran archiveros políticos y
sociales. Fueron llamados "Dixie Demócratas " y, a veces, "Boll Weevil
Demócratas " debido a sus defensas de las tradiciones del sur y su negativa
a votar por reformas sociales progresistas.
Las categorías políticas no son tan ordenadas como muchos piensan.
Tampoco son calvinistas y reformados. Cuando la gente me dice que
alguien está reformado teológicamente, tengo poca idea de lo que quiere

30
decir. Entre los nuevos calvinistas juveniles, generalmente significa que la
persona es calvinista en el fuerte sentido de la creencia en todo el sistema
de soteriología TULIP (doctrina de la salvación). Sin embargo, conozco
personas que están sólidamente reformadas en sus propias mentes y que
rechazan aspectos cruciales de TULIP. De manera similar, conozco
personas que se identifican con orgullo como calvinistas que no serían
consideradas reformadas por las principales autoridades sobre lo que
significa reformado. En algunos círculos bautistas, “calvinistas” solo
indica que una persona cree en la doctrina de la seguridad eterna de los
verdaderos creyentes, que una persona genuinamente salvada no puede
convertirse en apóstata y terminar en el infierno, sin importar lo que haga
o no haga. En algunos círculos reformados (especialmente lo que he
llamado círculos “reformados por la iglesia”) los bautistas no pueden ser
verdaderamente reformados. El WCRC, la Comunión Mundial de Iglesias
Reformadas, un cuerpo ecuménico de 214 denominaciones en 107
países, no incluye ningún grupo bautista, aunque algunos bautistas se
llaman a sí mismos ya sus iglesias "Bautistas Reformados". ¡Finalmente,
muchos luteranos usan la etiqueta Reformada para designar a todos los
protestantes no luteranos! 1
Si estás confundido, no te preocupes por eso. Estos términos y las
categorías que intentan nombrar son resbaladizos. A pesar de la existencia de
la WCRC, no existe un magisterio mundial (autoridad formal) que tenga el
poder de decidir quién es y quién no es reformado o calvinista. Hablando en
términos prácticos, cualquiera puede aplicarse estas etiquetas a sí mismo de
la forma que desee y nadie puede hacer nada al respecto (excepto rechazar
sus reclamos). Por supuesto, algunas denominaciones, iglesias y otras
organizaciones cristianas tienen sus propias pruebas de fuego para
determinar quién dentro de ellas es genuinamente calvinista o reformado (o
ambos). Un enfoque tradicional es identificar como reformados solo a
personas y grupos que confiesan los "tres símbolos de la unidad "
(declaraciones de fe) —El Catecismo de Heidelberg, la Confesión belga y
los Cánones de Dort. Pero eso excluye a los presbiterianos, la mayoría de los
cuales identifican su tradición como reformada, y la RMC (Comunión
Mundial de Iglesias Reformadas) incluye muchos grupos presbiterianos.
(Los presbiterianos se adhieren a la Confesión de Fe de Westminster escrita
por calvinistas británicos en 1648 en gran parte sobre la base de los
tres "símbolos de la unidad " mencionados anteriormente).

31
Debido a esta confusión de etiquetas, será útil desentrañar los términos
con mayor detenimiento y examinar las afirmaciones de los nuevos
calvinistas, muchos de los cuales pertenecen a iglesias bautistas o
independientes, de ser verdaderamente representativos del calvinismo
histórico y contemporáneo y de la teología reformada. Muchos de ellos
afirman que ellos o sus líderes son los verdaderos portadores de la
antorcha del verdadero calvinismo y la teología reformada, y tienden a
colocar el esquema TULIP en el centro de lo que significa ser calvinista y
reformado. Quiero dejar claro que no me opongo a toda la teología
reformada ni a todo el espectro de la forma de vida cristiana reformada por
igual. Estoy en contra del esquema TULIP del calvinismo y la teología
reformada radical que lo abraza y lo lleva a sus límites. Lo llamo "Teología
reformada radical " en oposición a la teología reformada moderada, que es
más inclusiva y menos enfática sobre TULIP.

TEOLOGIA REFORMADA EN LA
PERSPECTIVA HISTÓRICA
Una forma de acercarse a decidir quién es verdaderamente reformado
es mirar al WCRC. Todos afirman algunos de los ancestros espirituales y
teológicos en la rama suiza de la Reforma del siglo XVI liderada por
Zwinglio y Calvino. (Sin embargo, históricamente hablando, los
reformistas de Estrasburgo, Martin Bucer [1491 - 1551], suelen ser
considerados por los teólogos históricos como un líder importante del
movimiento reformado.) Sin duda, la WCRC celebra la vida y el
pensamiento de Juan Calvino; eso fue evidente durante 2009: el 500
aniversario de Calvino. El nacimiento Sin embargo, sus miembros
incluyen denominaciones que no exaltan particularmente a Calvino o su
teología, pero cuyo pedigrí histórico, por así decirlo, se remonta a la
Reforma Suiza de la cual Calvino era parte. La ARM (Alianza Mundial de
Iglesias Reformadas) se fusionó con otra organización reformada para
formar la CRGC en 2010; su sitio web incluía la siguiente descripción, que
uno puede asumir que es aproximadamente correcta del WCRC:

32
WARC es una comunidad de más de 200 iglesias con raíces en la Reforma del siglo
XVI dirigida por Juan Calvino, John Knox, Ulrich Zwinglio y muchos otros, y los

movimientos de reforma anteriores de Jan Hus y Peter Valdes. Nuestras iglesias son

congregacionales, presbiterianas, reformadas y unidas. La mayoría vive y atestigua

en el hemisferio sur; Muchos son minorías religiosas en sus países. La Alianza es

una red interdependiente de personas e iglesias que trabajan y adoran juntas con fe

en la promesa de Dios de estar siempre con su creación. 2

El WCRC, al igual que el WARC anterior, incluye todo, desde la Iglesia


Protestante de Argelia (la primera iglesia miembro en orden alfabético por
país) hasta la Iglesia Presbiteriana de Sudáfrica. 3 Entre las denominaciones
miembros se encuentran la Iglesia Evangélica Waldense del Río de la Plata
del Uruguay, una rama del movimiento Waldensiano más grande que se
remonta al ministerio del reformador italiano Peter Waldo (1140–1218), que
vivió mucho antes que Calvin y el Remonstrante. Hermandad de los Países
Bajos: la iglesia arminiana más antigua del mundo. (Jacobo Arminio [1560 –
1609] y sus seguidores, los Remonstrantes, eran fervientes oponentes de al
menos los tres principios del TULIP).
Cabe destacar que en la lista faltan iglesias bautistas y, sin embargo,
como se mencionó anteriormente, muchos de los líderes reformados
jóvenes e inquietos son bautistas. La exclusión de los bautistas de la
WCRC más que insinúa que los cristianos reformados de todo el mundo
no consideran a "bautista reformado " una etiqueta históricamente
precisa. Por supuesto, los bautistas reformados (y otros) siempre pueden
decir que el WCRC no tiene autoridad para decidir quién es y quién no es
reformado, y eso es cierto. ¡Es interesante, sin embargo, que la WCRC
excluye a los bautistas, pero incluye a muchos como los valdenses y
remonstrantes, que no se consideran calvinistas! ¿Qué iglesias están o
pueden ser incluidas en el WCRC? De acuerdo a su constitución, cualquier
cuerpo (denominación) puede unirse:

• Que acepta a Jesucristo como Señor y Salvador;

33
• Que sostiene que la Palabra de Dios dada en las Escrituras
del Antiguo y Nuevo Testamentos es la autoridad suprema
en asuntos de fe y vida;
• Que reconoce la necesidad de la continua reforma de la
Iglesia católica;

• Cuya posición en la fe y en el evangelismo está en


general de acuerdo con la de las confesiones históricas
reformadas;
• Y que reconoce que la tradición reformada es un espíritu
bíblico, evangélico y doctrinal, en lugar de una definición
4
estrecha y exclusiva de fe y orden.

No se dice nada sobre con qué "confesiones reformadas " una


denominación miembro debe estar en "acuerdo general " o con lo que
significa "acuerdo con”. Uno solo puede asumir que son el Catecismo de
Heidelberg, la Confesión belga y la Confesión de Westminster o la
Declaración de Saboya (la versión congregacional de la Confesión de
Westminster). Sin embargo, dado el sabor teológico bastante liberal de
algunas denominaciones de miembros, es poco probable que "acuerdo
general " signifique algo parecido a una adhesión estricta.
La ARM parecía considerar la teología reformada como flexible; La
organización destacó el antiguo lema "reformado y siempre reformando "
(parafraseado en su constitución como "la continua reforma de la Iglesia
católica "). Una evidencia de esto son los escritos de uno de sus líderes: el
ex secretario teológico de la ARM, Alan PF Sell (n. 1935). Como
secretario teológico, se puede confiar en que el propio enfoque
de Sell para la teología reformada se encuentra en algún lugar de la
corriente principal del pensamiento reformado mundial contemporáneo.
Sell fue profesor de doctrina cristiana y filosofía de la religión en el
Colegio Teológico Unido de Gales antes de su jubilación.

Durante su carrera como teólogo reformado, Sell escribió muchos


libros, incluido un volumen sobre el debate calvinista versus arminiano

34
sobre la salvación: El gran debate: calvinismo, arminianismo y salvación.
Allí criticó algunos aspectos del calvinismo tradicional sin tomar partido
con el arminianismo. Según él, "La protesta ética arminiana [contra la
doctrina de la doble predestinación] no se puede dejar de lado
fácilmente”, 5 y "en general, creemos que una mejoría del calvinismo es
preferible a una capitulación de los extremos arminianos.” 6 El contexto
deja claro que no se opone tanto al arminianismo ordinario (por ejemplo,
como lo enseña el propio Arminio) sino a algunos extremos racionales a
los que algunos lo han llevado. Distingue entre el "arminianismo del
corazón”, que encuentra mucho más aceptable, y el "arminianismo de la
cabeza ", una especie de religión racionalista e incluso deísta, que él
considera objetable.

Pero el comentario más intrigante de Sell in The Great Debate es el


citado anteriormente acerca de una "mejora del calvinismo deseada ". "En
otras palabras, como muchos otros en el movimiento reformado moderno,
Sell cree que algunos aspectos del " calvinismo alto " clásico deben ser
modificados. No deja ninguna duda de a qué se dirige cuando cita al
teólogo presbiteriano escocés James Orr (1844-1913), quien criticó la idea
de Calvino de la soberanía de Dios porque en ella "el amor está
subordinado a la soberanía, en lugar de la soberanía al amor". ” 7 Como
Orr y muchos otros pensadores reformados, Sell cree que Calvin entendió
que su teología reformada estaba en parte correcta y en parte incorrecta.
En una afirmación reveladora, Sell sugiere que la doctrina de la elección
de Calvin se reinterprete para que "Dios llame no solo a los individuos,
sino a un pueblo por su alabanza " (es decir, la elección
corporativa). 8 Esto es lo que Arminio creía acerca de la elección; La
mayoría de los arminianos a lo largo de la historia lo han interpretado de
esta manera.

35
En un conjunto de tres volúmenes de teología semisistemática con el
título general Doctrina y Devoción, 9 Sell expresó una perspectiva
revisionista de la teología reformada que Calvin probablemente no
reconocería como continua con su propio pensamiento, especialmente en
las áreas de la soberanía de Dios en la historia (providencia) y la salvación
(predestinación). A lo largo de los tres volúmenes, Sell rechaza
repetidamente cualquier forma de determinismo divino (la idea de que
Dios preordena y da a conocer todo lo que sucede en la historia sin
excepción) y afirma la libre voluntad limitada de las personas humanas.
Para ser justos, hay que decir que Sell también atribuye todo
el “trabajo” De salvación a Dios y ninguno a los seres humanos. Sin duda
lo señalaría como evidencia de sus inclinaciones reformadas. Sin
embargo, Arminio afirmó lo mismo, como lo han hecho todos los
arminianos clásicos desde entonces. 10

Aquí he usado Sell como un estudio de caso en lo que llamo "teología


reformista revisionista " para señalar que la "teología reformada " no es
de ninguna manera una estructura monolítica o un sistema cerrado,
como lo tendrían algunos del nuevo movimiento calvinista (y sus
precursores y mentores). De ninguna manera es idéntico al sistema de
soteriología TULIP o con una visión determinista de la soberanía de
Dios en la providencia o la predestinación. De hecho, muchos de los
principales portavoces reformados han venido a rechazarlos mientras
insisten en que todavía están reformados.

Otros aparte de Sell podrían ser mencionados: g. C. Berkouwer (1903–


1996), uno de los teólogos reformados más influyentes del siglo veinte,
luchó contra lo que él consideraba un calvinismo rígido que insistía en la
soberanía de Dios hasta el punto de afirmar el decreto de reprobación
de Dios en contra de ciertas personas individuales (es decir, que Dios
preordena a algunos seres humanos específicos al infierno). Hendrikus

36
Berkhof (1914 –1995) (que no debe confundirse con el teólogo calvinista
Louis Berkhof [1873-1957], con quien no estaba relacionado), un prolífico
teólogo reformado holandés, rechazó radicalmente la visión tradicional
calvinista de la soberanía de Dios, enfatizando en cambio, la
autolimitación de Dios y el pacto humano se asocian con Dios en el reino
11
y en la salvación.

Otro reconocido teólogo reformado que revisó la teología reformada


para alejarla del calvinismo clásico fue James Daane, quien fue profesor
de teología y ministerio en el Seminario Teológico Fuller durante muchos
años. Su La libertad de Dios: un estudio de la elección y el púlpito 12 es un
ataque vigoroso contra el determinismo divino y, especialmente, la
doctrina del decreto de doble predestinación de Dios. Para Daane, la
elección incondicional de Dios es de un solo individuo, Jesucristo y, por
lo demás, del pueblo corporativo de Dios: Israel y la iglesia. Y Daane
rechaza radicalmente cualquier decreto de reprobación.

Finalmente, otro influyente teólogo reformista crítico del calvinismo


elevado es el sudafricano Adrio König, profesor retirado de teología en la
UNISA (Universidad de Sudáfrica), ¡de quién soy! La Reflexión de un
creyente sobre Dios 13 atacó cualquier versión determinista de la
soberanía de Dios y afirmó, en cambio, un Dios auto limitado, que sufre
el rechazo humano y el mal, e invita a las personas a asociarse con él sin
predestinarse ni determinar sus elecciones. De nuevo, al igual que Berkhof
y los otros teólogos reformistas revisionistas que se mencionan aquí, la
mayoría, si no todos los arminianos, podrían firmar con gusto estas
visiones reformadas de la soberanía de Dios.
Por supuesto, soy muy consciente de que los teólogos reformistas y
calvinistas más tradicionalistas y sus seguidores descartarán a estos
revisionistas como desertores de la tradición. Los revisionistas

37
probablemente responderían que los tradicionalistas están olvidando el
lema Reformado “reformado y siempre reformando. “Incluso la propia
tradición reformada necesita una reforma y, según los revisionistas, nunca
ha sido tan frágil como para ser incapaz de cambiar. Sin embargo, hay que
admitir que especialmente en Estados Unidos en los últimos años, con el
surgimiento del nuevo calvinismo, "Reformado” Se utiliza con mayor
frecuencia en los círculos protestantes evangélicos para el sistema de
soteriología TULIP (sin excluir, por supuesto, otros aspectos de la creencia
reformada). Pero, ¿es eso necesariamente un uso preciso de la etiqueta
Reformada? Incluso entre los evangélicos en América, "Reformado " se
describe de maneras muy diferentes.
Como mi primer testigo, llamo al conocido historiador y teólogo
reformado Donald McKim, un editor de libros de referencia para el editor
presbiteriano Westminster John Knox Press y ex profesor de teología en
varios seminarios presbiterianos y reformados, incluido el Seminario
Teológico de Memphis (donde también se desempeñó como decano) y el
Seminario Teológico de la Universidad de Dubuque. McKim se graduó en el
Seminario Teológico de Westminster (un bastión de la teología reformada
conservadora) y tiene un doctorado de la Universidad de Pittsburgh. Durante
su carrera, editó y escribió numerosos libros sobre teología reformada, entre
ellos La Enciclopedia Sobre la Fe reformada, El manual de Westminster
para la teología reformada y la introducción de la fe reformada. 14 En
prácticamente todas las cuentas, McKim es una autoridad confiable en
teología reformada.

Según McKim, "Cada iglesia o grupo de iglesias... tiene su propia


definición de lo que significa ser 'Reformado'. ' ” 15 En otras palabras, según
este experto, " Reformado "no es una categoría monolítica o cerrada; Es, de
hecho, un concepto esencialmente disputado. Y afirma que es una tradición
viva aún en ciernes. 16 Sin embargo, eso no significa que sea una categoría
vacía o sin sentido. Más bien, según McKim, tenemos que tratarlo como una
familia diversa: la "familia reformada " que remonta su ascendencia a Juan
Calvino de Ginebra y más atrás. "La fe reformada... tiene su árbol

38
genealógico,” McKim declara, y como todos los árboles genealógicos, está
lleno de diversidad. 17

Un aspecto de esa diversidad, según McKim, son las diferencias entre el


enfoque propio de Calvino de la teología y el de sus seguidores. “Aunque
Calvin tenía una mente sistemática brillante, sus sucesores en el siglo XVII
sistematizaron aún más su teología. Se hizo más detallado y fundido en el
molde llamado escolástica. ” 18El resto del libro de McKim revela que no
considera este desarrollo como algo bueno.

Como muchos otros estudiosos de la tradición reformada, McKim lo


describe en términos de "semejanzas familiares " en lugar de un sistema
cerrado. Un parecido familiar es el "confesionalismo”: los cristianos
reformados confiesan frecuentemente su fe usando los credos históricos
de la cristiandad (especialmente el Credo de Nicea) y las confesiones
reformadas históricas como la fórmula del consenso helvético de
1675. 19 Sin embargo, según McKim, estas confesiones de fe son
siempre “relativa,” “temporal,” y “provisional." 20 Se da cuenta de que no
todas las personas reformadas estarán de acuerdo y dice: “Aunque algunos
cuerpos reformados han tendido a ser más estrechos y casi asumen que sus
formulaciones son el único medio de expresar la verdad de Dios, este
impulso va en contra del genuino latido del corazón de la fe
reformada.” 21 Un ejemplo del enfoque “más estrecho “de las confesiones
reformadas podría ser la obra de Sproul, cuyos libros como ¿Qué es la
teología reformada? casi trata a la Confesión de Fe de Westminster como
una autoridad igual a la Escritura misma. (Por supuesto, Sproul lo negaría,
pero lo apela a menudo como si fuera una autoridad incorregible para el
pensamiento cristiano y especialmente reformado).
El tratamiento de McKim de la fe reformada subraya su terreno común
con otras ramas del cristianismo; incluye capítulos sobre las Escrituras
como la Palabra de Dios, la Trinidad y la persona de Cristo, donde no se

39
encuentra nada distintivamente calvinista. En los capítulos sobre la
providencia y la salvación, donde uno esperaría encontrar un gran énfasis
en los distintivos calvinistas, McKim proporciona relatos modestos de la
doctrina reformada. Por ejemplo, al hablar de la soberanía de Dios sobre
la historia (providencia), reconoce que las personas reformadas
tradicionalmente enfatizan que “el plan y los propósitos de Dios guían la
creación, la historia humana y las vidas humanas. El Dios que sabe todas
las cosas también quiere todas las cosas. ” 22 Sin embargo, cuando recurre
al problema de Dios y el mal, niega explícitamente lo que muchos
consideran el punto central de controversia del calvinismo alto, que Dios
incluso predestina y da cierta (“envía ") el mal: "No hablamos de Dios "
enviando 'el mal sobre nosotros o causar esas cosas en nuestras vidas que
están en contra de los propósitos del amor bondadoso y la justicia de
Dios como los conocemos en Jesucristo.” 23 Por supuesto, teólogos más
reformadas niegan que Dios realmente ‘hace que ’el mal en ningún sentido
directo, pero como mostraré más adelante muchos calvinistas no afirman
que incluso el pecado y el mal son partes del plan divino ordenado de
antemano y se prestan determinado por Dios para encajar en Dios Los
propósitos de la historia. McKim parece querer evitar cualquier
implicación de que el mal es parte del plan de Dios o que Dios lo hace
cierto. La suya es una versión suavizada de la soberanía de Dios que
probablemente no satisfaría a muchos de los nuevos calvinistas y sus
teólogos mentores.
Lo más sorprendente es que, quizás, McKim ni siquiera menciona la
expiación limitada (la "L " en TULIP), también llamada "redención
particular " por muchos calvinistas. Su libro incluye un capítulo completo
sobre la "Obra de Cristo " en el que discute la doctrina reformada de la
expiación. Pero uno busca en vano una expiación limitada, algo que
sorprendería a muchos calvinistas.

En su capítulo sobre "La salvación: recibir el regalo de Dios ", McKim


afirma describir "los énfasis reformados”, pero dice poco sobre la elección
incondicional o la gracia irresistible. Él pone el énfasis en la elección
corporativa para servir en lugar de la elección individual para la salvación,
solo mencionando brevemente esta última: “Algunos creen; Otros no lo

40
hacen. La explicación para esto está en la elección eterna de
Dios. ” 24 Finalmente, cerca del final de su libro, McKim deja claro mi
punto de vista: “No todos los cristianos reformados de hoy se suscriben a
[los] 'Cinco puntos del calvinismo. ' ” 25

El contraste entre esta explicación de la fe reformada y la de


Sproul en ¿Qué es la teología reformada? (y otros libros similares) es
desconcertante. Allí, Sproul virtualmente equipara la teología reformada
con el alto calvinismo de TULIP y una doctrina tan fuerte y absoluta como
sea posible de la soberanía de Dios: “Si Dios no es soberano, entonces él
no es Dios. Pertenece a Dios como Dios para ser soberano. ” 26 El contexto
deja claro que, por “soberano”, Sproul significa que Dios es el
determinante absoluto y el controlador de todo, hasta los más mínimos
detalles. El resto de su libro se lee de manera muy diferente a la de McKim;
expone la fe reformada en términos de TULIP, incluida la doble
predestinación: Dios El decreto de reprobación de algunos al tormento
eterno en el infierno. 27

Aquí, entonces, tenemos dos reconocidos estudiosos de la tradición


Reformada, Donald McKim y RC Sproul, que la definen y describen de
maneras muy diferentes. Las únicas cosas que parecen tener en común son
el linaje histórico de la herencia reformada, incluido pero no
exclusivamente determinado por Calvin y un énfasis en la soberanía divina
considerada como algo que falta en las teologías no reformadas. Por
supuesto, incluso Sproul admitiría que "Reformado " incluye más que solo
TULIP (como McKim argumenta sin descanso), pero ese sistema
soteriológico le sirve como el rasgo distintivo de la teología reformada,
mientras que no lo hace para McKim.

Un teólogo reformado estadounidense que parece caminar en una línea en


algún lugar entre McKim y Sproul es el presidente del Seminario Teológico
de Fuller, Richard Mouw, cuyo pequeño libro Calvinismo en
el Aeropuerto de Las Vegas 28 es un recorrido encantador de la teología

41
reformada tal como lo entendió el autor. Mouw afirma TULIP sin colocarlo
al frente y en el centro como el todo y el fin de la teología reformada; para
él, la visión reformada de una sociedad transformada parece más importante
que una doctrina particular de la soberanía de Dios. Sin embargo, dice que se
suscribe a las doctrinas TULIP mientras admite que "tienen una sensación
muy dura sobre ellas". ” 29 Es fácil discernir que Mouw se siente incómodo
con el énfasis clásico calvinista en TULIP y especialmente con las formas en
que se expresa a menudo. "Debo... decir por adelantado que... encuentro que
muchos calvinistas carecen de amabilidad y respeto. Incluso encuentro que
estas cualidades faltan en las interacciones de los calvinistas con
otros cristianos. De hecho, los calvinistas a menudo no son muy amables y
respetuosos cuando debaten los puntos finos de la doctrina con
otros calvinistas. ” 30

La incomodidad de Mouw con algunos puntos de TULIP es evidente en


su capítulo sobre la "L " en TULIP: expiación limitada o redención
particular, es decir, la idea de que la muerte expiatoria de Cristo en la cruz
fue diseñada por Dios solo para algunos pecadores (los elegidos). Él lo
llama su "doctrina de anaquel", por lo que se refiere a una parte de su
sistema de creencias que no funciona en su vida en el día a día. 31 Mientras
continúa afirmándolo (de una manera algo revisada), Mouw desea dejarlo
en su mayoría solo y lo baja de la estantería de vez en cuando y luego
vuelva a colocarlo. Uno solo puede preguntarse por qué alguien querría
aferrarse a una "doctrina de estante". ”
Pero mi punto es que Mouw representa un tercer tipo de teólogo
evangélico reformado en América (y quizás en todo el mundo). El primero
está representado por McKim, cuya teología reformada es flexible y está
abierta a revisión y no considera al TULIP como un elemento central. El
segundo está representado por Sproul, cuya teología reformada parece
bastante cerrada y gira en torno a una visión fuerte de la soberanía de
Dios (que yo llamo determinismo divino) y TULIP. La tercera está
representada por Mouw, quien afirma todos los elementos históricos del

42
calvinismo, pero se siente algo avergonzado por al menos algunos de ellos y
no considera al TULIP ni a la soberanía divina absoluta como los temas
distintivos de la fe reformada.
Por lo tanto, el problema de definir "Reformado " continúa y
probablemente siempre continuará. Como dije anteriormente (y espero
haberlo probado) es un concepto esencialmente controvertido. Aun así, no
está vacío o sin sentido. A partir de los recursos que he mencionado hasta
ahora aquí están mis tesis sobre el significado de "Reformado". "Primero, es
un tipo ideal de teología protestante ligada a una rama histórica de la Reforma
protestante que se deriva de los esfuerzos de reforma de los teólogos suizos
Ulrich Zwinglio y Juan Calvino (y sus asociados), pero también del teólogo
de Estrasburgo Martin Bucer. Se pueden encontrar tensiones en
denominaciones tan diversas como el congregacionalismo y el anglicanismo.
Segundo, común a todas las teologías reformadas es un énfasis en la
supremacía y soberanía de Dios, aunque esto se interpreta de diferentes
maneras. "Reformado " no es sinónimo de TULIP, aunque TULIP está
presente dentro de la tradición Reformada y todas las personas
Reformadas tienden a lidiar con él de alguna manera (aunque solo sea
rechazándolo como la característica central de su fe).
En tercer lugar, la fe reformada es confesional (por McKim) y tiende a
mirar hacia atrás de alguna manera a ciertas confesiones de fe reformadas,
como el Catecismo de Heidelberg y la Confesión de Fe de Westminster.
(Ya sea que los bautistas pueden ser reformados, lo dejo como una
pregunta abierta mientras señalo que muchos bautistas se adhieren a la
Segunda Confesión de Fe Bautista de Londres de 1689, que fue
fuertemente influenciada por la Confesión de Westminster y, a su vez,
influida por confesiones bautistas posteriores como la de New Hampshire
Confesión de Fe.)
Deseo dejar claro que no estoy en contra de la fe reformada en
general. Pero estrechamente relacionado con el nuevo calvinismo del
movimiento joven, inquieto y reformado, es lo que llamo una "teología
radical reformada " que no es representativa de todas las personas
reformadas o sus tradiciones teológicas. Expondré más sobre eso en el
capítulo 3.

43
TRES
MERO CALVINISMO: EL SISTEMA DE
TULIP

Demasiada gente (especialmente en el movimiento joven, inquieto y


reformado del nuevo calvinismo) simplemente compara el calvinismo con
la teología reformada como si fueran sinónimos. Como expliqué
anteriormente, eso simplemente no es el caso. Sin embargo, a veces el uso
común supera el uso correcto de las palabras, y el hábito de igualar las dos
es tan generalizado que está casi más allá de la corrección. Sin embargo,
es importante distinguir a los dos, ya que muchas personas que
legítimamente se consideran reformadas no se adhieren a lo que
generalmente se considera calvinismo en todas sus características. El
calvinismo es parte de la historia de la tradición reformada, pero no lo es
todo y, para muchas personas reformadas, puede prescindirse de él.
Aquí quiero explicar las características esenciales del Calvinismo histórico
como un sistema de creencias. Mientras que “Reformado” designa una rama
de la Reforma y una familia amplia y diversa de protestantes, el “calvinismo”
designa un conjunto de creencias sobre la soberanía de Dios, especialmente
en relación con las doctrinas de la providencia y la predestinación. Está lejos
de ser monolítico, pero está más unificado que reformado. Hay características
esenciales del calvinismo sin las cuales no sería reconocible como tal, pero
dentro de esa comunidad existe una diversidad que a menudo da lugar a
debates incluso entre los calvinistas.
Sin embargo, antes de entrar en esas áreas de diversidad, quiero permitir
que los calvinistas principales expliquen lo que yo llamo "calvinismo de
variedad de jardín " o "calvinismo de mero”. “Sorprendentemente, se está
no vinculada con precisión o exactitud a lo que Calvino pasó a enseñar,
aunque es histórica y teológicamente en deuda con Calvin. Lo que
usualmente llamamos "calvinismo " hoy incluye algunos elementos que
Calvin mismo no enfatizó si los creyó en absoluto. Un ejemplo es

44
la "expiación limitada". "Algunos teólogos históricos creen que a Calvin le
disgustaría la naturaleza excesivamente sistemática y escolástica del
calvinismo desarrollado por sus seguidores. Explicaré estos asuntos más
detalladamente en este capítulo.
Loraine Boettner es un importante teólogo calvinista y una guía
confiable para esta perspectiva general calvinista sobre la soberanía
de Dios. Aunque no es bien conocido, medio siglo después de la cima de
su productividad como autor, su influencia en los calvinistas
contemporáneos es profunda. En general, los teólogos calvinistas lo
consideran una gran "figura paterna " que empaquetó y les transmitió la fe
calvinista. Ciertamente, no se le considera infalible, y algunos calvinistas
no estarán de acuerdo con algunas de sus enseñanzas, pero pocos teólogos
calvinistas del siglo XX pueden compararse con él en términos de
influencia y respeto.

Según Boettner, el calvinismo comienza con una visión de Dios derivada


de las Escrituras que también es consistente con el teísmo filosófico: "La
esencia misma del teísmo consistente es que Dios tendría un plan exacto para
el mundo, anticiparía las acciones de todas las criaturas que Se propuso crear
y, a través de Su providencia todo incluido, controlaría todo el
sistema. " 1 Boettner lo apunta aún más al afirmar que Dios " muy
obviamente predeterminó cada Evento que sucedería "de modo que " Incluso
los actos pecaminosos de los hombres están incluidos en este plan. " 2 Para
Boettner (y muchos otros calvinistas) esta creencia en la meticulosa
providencia divina (que llamaré " determinismo divino” Y explique por qué
en el capítulo 4) se basa en el infinito de Dios (teísmo filosófico) y en las
Escrituras como Amós 3: 6, “Cuando el desastre llega a una ciudad, ¿no lo
ha causado el Señor?”

Prácticamente todos los calvinistas (a diferencia de algunos en la


tradición reformada y especialmente de lo que he llamado teólogos
"reformistas reformistas") afirman una visión fuerte o elevada de la
soberanía de Dios como la de Boettner . ¿Calvino afirmó el mismo?

45
En los Institutos de la Religión Cristiana de Calvino, el pastor principal
de Ginebra escribió sobre la providencia de Dios: "Sin duda, debemos
sostener que cualquier cambio que se perciba en el mundo se produce a
partir de la conmoción secreta de la mano de Dios... lo que Dios Ha
determinado que necesariamente debe tener lugar así.” 3 El contexto que
lo rodea, incluida una ilustración vívida sobre un comerciante robado y
asesinado por ladrones, deja absolutamente claro que Calvin no puede
ocurrir nada que no esté predeterminado y que Dios lo haya determinado.
Él dice que un cristiano se dará cuenta de que nada es realmente un
accidente, ya que todo está planeado por Dios.

Este, entonces, es el primer punto del mero calvinismo: la soberanía


total, absoluta y meticulosa de Dios en la providencia, mediante la cual
Dios gobierna todo el curso de la historia humana hasta los más mínimos
detalles y hace que todo sea cierto para que ningún evento sea fortuito o
accidental. Pero encaja en el plan y propósito general de Dios. Boettner lo
expresa bien: "No hay nada casual ni contingente en el
mundo " 4 porque "el mundo en su conjunto y en todas sus partes y
movimientos y cambios se integraron en la unidad de la actividad
gobernante, omnipresente y armonizadora de la voluntad divina, y su
propósito era manifestar la gloria divina.” 5 Pocos, si es que alguno,
calvinistas reales se pelearían con algo de esto. (Yo digo "calvinistas
reales” Porque no es difícil encontrar personas que dicen ser calvinistas
que no lo son. Por ejemplo, muchos bautistas del sur piensan que son
calvinistas solo porque creen en la seguridad eterna del creyente, el quinto
punto del sistema TULIP. ¡Pero eso, por sí mismo, difícilmente hace que
uno sea calvinista!)

Expondré y criticaré esta visión calvinista de la soberanía de Dios en el


siguiente capítulo. No es lo que todos los cristianos creen. Todos los

46
cristianos siempre han creído que nada puede suceder sin el permiso
de Dios, y casi todos los cristianos siempre han creído que Dios desconoce
lo que sucederá. Pero los calvinistas por lo general van más lejos y afirman
que todo lo que sucede está planeado y hecho por Dios. Calvin negó
explícitamente el mero conocimiento previo o el permiso de Dios, incluso
6
del mal.

Algunos lectores pueden preguntarse si simplemente he elegido a un


calvinista extremo, Boettner, para representar una variedad de jardín o
mero calvinismo. De ningún modo. Todas estas ideas sobre la soberanía
de Dios en la historia y la salvación se pueden encontrar en los calvinistas
contemporáneos como Sproul y Piper. Los citaré cuando comente mi
crítica en el siguiente capítulo. Aquí simplemente estoy usando Boettner
como modelo para exponer la corriente principal, “variedad de
jardín”, mero calvinismo.
De acuerdo con Boettner (y la mayoría de los calvinistas), Dios no solo
es supremo y absolutamente en control (y control) en la historia; él
también controla absolutamente quién y quién no será salvo. Aquí es
donde recurrimos al famoso (o infame) TULIP acróstico para describir el
sistema calvinista de soteriología. Los lectores deben saber el origen de
TULIP. Es un acróstico desarrollado en el siglo XIX para ayudar a los
estudiantes a recordar los llamados "cinco puntos del calvinismo ", tal
como se mencionaron en los Cánones del Sínodo de Dort en 1618/1619.
Dort fue una reunión de "divinos " calvinistas (teólogos, eruditos,
pastores) en la ciudad holandesa de Dordrecht para responder a las
creencias de los Remonstrantes, seguidores de Jacobo Arminio. Los
Remonstrantes presentaron a los líderes de la Iglesia Reformada de los
Países Bajos un "Remonstrance" o protesta contra ciertas ideas calvinistas
comunes. Algunos historiadores (especialmente los calvinistas) han
tergiversado este documento como si rechazara las cinco creencias
representadas por TULIP (total depravación, elección incondicional,
expiación limitada, gracia irresistible, perseverancia de los santos). De
hecho, solo rechazó los tres del medio, dejando la depravación total y la
perseverancia de los santos abiertas a una discusión más a fondo. (Hubo

47
varias versiones de "Remonstrance" escritas y publicadas a lo largo de la
década posterior a la muerte de Arminio y al Sínodo de Dort, y algunos
dejaron abierta la perseverancia, mientras que otros parecían cerrarla como
un error. Pero todos afirmaron una total depravación).
El Sínodo de Dort rechazó las remonstrantes ' ‘Protesta’ y afirmó los
llamados cinco puntos del calvinismo que posteriormente llegaron a ser
resumida mediante el TULIP recurso heurístico. Los cánones (decretos)
de Dort incluían mucho más que TULIP, pero esas cinco creencias eran
las que se pensaba que los Remonstrantes negaban, por lo que
generalmente se consideran la esencia de los pronunciamientos del Sínodo
de Dort.

Desde entonces, el calvinismo de Dort ha sido resumido por los propios


calvinistas utilizando los cinco puntos, y Boettner los sigue bastante de
cerca en su exposición de la fe calvinista. Lo mismo ocurre con muchos
otros autores calvinistas cuyos títulos de libros revelan la centralidad de
TULIP: Los cinco puntos del calvinismo por el pastor y teólogo cristiano
reformado Edwin H. Palmer 7 y Los cinco puntos del calvinismo:
definidos, defendidos y documentados por David N. Steele y Curtis C.
Thomas. 8 Otros libros no tienen los cinco puntos en sus títulos pero, sin
embargo, organizan sus exposiciones del calvinismo según TULIP. Un
ejemplo es Sproul 's ¿Qué es la Teología Reformada? (Una notable
excepción es H. Henry Meeter, The Basic Ideas of Calvinism, 9, que
apenas menciona TULIP. Este libro parece ser más una exposición de la
teología reformada y el pensamiento social en general que la soteriología
calvinista en particular).

Muchos, si no todos, los calvinistas están de acuerdo con Boettner sobre


los cinco puntos como sistema. Son, escribió, un "sistema simple,
armonioso y coherente”, y "demuestran que alguno de ellos es falso y que
todo el sistema debe ser abandonado.” 10 Una pregunta que surgirá más
adelante es si este sistema se puede encontrar en Calvin. Argumentaré que

48
no puede ser y que al menos la "L " se crea y se inserta en el sistema
después de él. Pero eso no molesta a la mayoría de los calvinistas, ya que
no creen que su calvinismo deba adherirse servilmente a lo que Calvin
creyó o escribió.

"T " POR DEPRAVIDAD TOTAL


El primer punto del sistema calvinista es "T " para la depravación total.
Este es un concepto ampliamente mal entendido; no significa que los seres
humanos sean tan malos como pueden serlo. El "total " es lo que engaña a
la gente a pensar eso. Más bien, típicamente, significa que cada parte de
cada persona humana (excepto Jesucristo, por supuesto) está infectada y
tan afectada por el pecado que él o ella están totalmente indefensos para
agradar a Dios antes de ser regenerados (nacidos de nuevo) por el Espíritu
de Dios. Según Boettner, la persona natural, antes y aparte de la gracia
regeneradora de Dios, siempre la peca y se deleita libremente 11 porque “es
un extranjero por nacimiento y un pecador por elección.” 12 Las “virtudes
naturales”. ”De las personas no cuentan como buenas porque están hechas
con motivos incorrectos; La depravación se encuentra en la condición del
corazón heredada de Adán. 13 Los seres humanos nacen con una naturaleza
corrupta pero, sin embargo, son totalmente responsables de los pecados
que no pueden evitar debido a esta condición. 14 Boettner afirma que "solo
los calvinistas parecen tomar muy en serio esta doctrina de la caída
[pecado original].” 15

De nuevo, ¿es esta visión pesimista pesimista de la humanidad


consistente con las propias enseñanzas de Calvino? Sin duda alguna lo
es. Calvin escribió que debido a la caída de Adán "todo el hombre está
abrumado, como por un diluvio, de pies a cabeza, de modo que
ninguna parte es inmune al pecado y todo lo que procede de él debe

49
ser imputado al pecado”. Como dice Pablo, todos los cambios de los
pensamientos... son enemistades contra Dios... y, por lo tanto, la
muerte. ” 16

¿Esto también es consistente con la enseñanza calvinista contemporánea


después de Boettner? De hecho, es. Sproul lo expresa de manera
sucinta: “En nuestra humanidad corrupta nunca hacemos nada
bueno.” 17 Al igual que Boettner y Calvin antes que él, Sproul atribuye esta
condición desesperada e impotente de la persona natural, aparte de la
gracia regeneradora de Dios a la caída de Adán. Para todos ellos, al menos
para la mayoría, sino para todos los calvinistas, todos los seres humanos,
excepto Jesucristo, heredan la naturaleza corrupta de Adán y se les
considera culpables del pecado de Adán. Boettner escribe: “El pecado
de Adán se imputa a sus descendientes.” 18 Sproul resume la visión
calvinista de la humanidad debido a la caída de esta manera: “El hombre
es incapaz de elevarse al bien sin la obra de la gracia de Dios en su interior.
No podemos volver más a nosotros mismos a Dios que un recipiente vacío
puede llenarse con agua. ” 19
Muchos calvinistas explican la condición humana después de la caída y
antes de la regeneración por el Espíritu Santo como literalmente muertos
espiritualmente, basándose en los efesios 2. En otras palabras, para el
calvinismo típico, la persona humana caída natural es absolutamente
incapaz de siquiera desear a Dios o a cosas de Dios. No existe una
capacidad moral (a diferencia de una capacidad natural hipotética que no
existe en los asuntos espirituales) para llegar a Dios o para aceptar la oferta
de salvación de Dios. Todo lo que fluye de la persona muerta es putrefacto
y sucio, incluso si parece ser virtuoso. La razón es que la verdadera virtud
se define por el motivo, y el corazón del pecador, ennegrecido por el
pecado, tiene una disposición constante hacia el yo más que hacia Dios o
el prójimo. Es importante tener en cuenta este relato de la condición
humana porque es por qué los calvinistas argumentan que nadie puede ser
salvo sin una elección incondicional y una gracia irresistible.

50
Al igual que Calvin, los calvinistas suelen reconocer la existencia
de "virtudes cívicas " en personas naturales caídas que están
espiritualmente muertas. Calvin se mostró elocuente acerca de los "dones
naturales " de las personas caídas, que pueden, con la ayuda del Espíritu
de Dios, alcanzar la gracia común para lograr grandes cosas en las artes y
las ciencias. 20 por supuesto, ninguna de estas habilidades o logros tiene
nada que ver con la salvación. Sproul comenta sobre la realidad de
la "virtud civil " mediante la cual las personas se ajustan exteriormente a
la ley de Dios y realizan actos de caridad, pero niega que estos sean signos
de la vida espiritual porque todos se hacen por interés propio. 21 La
persona natural y caída puede lograr grandes cosas, pero no puede agradar
a Dios porque el corazón todavía es corrupto y egocéntrico. El pecado está
en los motivos, y están completamente equivocados hasta que el Espíritu
Santo regenera a la persona.

"U " PARA ELECCIÓN INCONDICIONAL


El segundo punto de TULIP es la elección incondicional. "Elección " es
otra palabra bíblica para predestinación a la salvación (o servicio); son
sinónimos. Todos los cristianos creen en la elección; Los calvinistas creen
en ello de una manera particular. Boettner lo expresa claramente: "La Fe
Reformada ha sostenido la existencia de un decreto divino eterno que,
antecedente a cualquier diferencia o desierto en los hombres mismos,
separa a la raza humana en dos partes y ordena una a la vida eterna y la
otra a la eterna muerte [infierno]. " 22 Esto es, por supuesto, lo que
comúnmente se conoce como " doble predestinación. ”

51
Algunos calvinistas negarán esta enseñanza en favor de
una “única predestinación,” a menudo llamado “leve” o “moderada
calvinismo.”(Estos términos también se usan a veces para otras
permutaciones del calvinismo). La predestinación única es la creencia de
que Dios elige a algunas personas caídas para salvar, mientras que
simplemente “pasa por alto”a otras y las “abandona”a su condenada
condena. En otras palabras, de acuerdo con esta idea, no hay un decreto de
Dios por el cual él precede a nadie al infierno. Es decir, no hay un “decreto
de reprobación” sino solo uno de elección para la salvación.

Boettner y otros calvinistas se burlan de la idea de la predestinación


única. Señaló, con razón, que para Dios predestinar a algunos a la
salvación es predestinar a algunos a la condenación. Escribió de la
reprobación que “esto, también, es de Dios." 23 Lo explicó de esta
manera: "Nosotros [los calvinistas] creemos que desde toda la eternidad
Dios ha querido dejar algo de la posteridad de Adán en sus pecados, y que
el factor decisivo en la vida de cada uno se encuentra solo en la voluntad
de Dios” 24 Esto puede estar poniendo el asunto un poco más fuerte de lo
que muchos calvinistas desean plantearlo, pero se aferra con coraje a la
creencia en la soberanía absoluta de Dios en todas las cosas. Note lo que
Boettner está diciendo aquí: el "factor decisivo " en el ir al infierno
de algunas personas es la voluntad de Dios. Boettner estaba impaciente,
por decir lo menos, con los calvinistas que abogan por una predestinación
única: " Calvinismo moderado es sinónimo de calvinismo enfermizo, y la
enfermedad, si no se cura, es el principio del fin.” 25

¿Qué dijo Calvino? ¿Creía en esta doble predestinación, incluida la


reprobación soberana de Dios de ciertas personas humanas al infierno?
Escribió: “Dios, una vez establecido por su plan eterno e inmutable, a los
que mucho antes había decidido recibir en la salvación, ya los que, por
otro lado, dedicaría a la destrucción. " 26 Para que nadie lo malinterprete,
Calvino refirió su punto de vista ridiculizando a los que aceptan la elección
pero rechazan la reprobación, diciendo que es una idea " absurda ": " Por

52
lo tanto, condena a los que Dios pasa por alto "; y esto lo hace solo por la
razón de que quiere excluirlos de la herencia que predestina para sus
propios hijos.” 27 Calvin reconoció y afirmó notoriamente el carácter
altamente objetable de esta doble predestinación y, especialmente, el lado
reprobador de ella, llamándolo "el horrible decreto". ” 28
¿Qué pasa con otros calvinistas? Sproul afirma inequívocamente la
elección incondicional de algunos a la salvación y la predestinación de
otros a la condenación:

[La visión calvinista de la predestinación] enseña que, desde toda la eternidad, Dios

ha elegido intervenir en las vidas de algunas personas y llevarlas a la fe salvadora y

ha optado por no hacer eso por otras personas. Desde toda la eternidad, sin una

visión previa de nuestro comportamiento humano, Dios ha elegido a algunos para

la elección y otros para la reprobación... La base para la elección de Dios no

descansa en el hombre sino únicamente en el buen placer de la voluntad divina. 29

A aquellos que dicen que Dios elige a algunos para la salvación, pero
no predestina a nadie a la condenación, Sproul responde: "Si existe la
predestinación, y si esa predestinación no incluye a todas las personas, no
debemos apartarnos de lo necesario". Se deduce que hay dos lados para la
predestinación. No es suficiente hablar de Jacob; También debemos
considerar a Esaú [refiriéndose a Romanos 9]. ” 30

Sproul explica cuidadosamente que estos dos decretos de Dios —


elección y reprobación— no son iguales. Rechaza lo que él
llama "hipercalvinismo”, que cree en la "ultimidad igual " de los decretos
de elección y reprobación. (Aquí hay un área de diversidad entre los
calvinistas, aunque Sproul declara lo que él llama "hipercalvinismo "
como "anti-calvinista " 31). Como lo explica, el decreto de elección es
positivo mientras que el decreto de reprobación es negativo. En otras

53
palabras, Dios pone positivamente la fe en los corazones de los elegidos,
mientras que a propósito se niega a hacerlo con el reprobado. La única
diferencia es que Dios no crea incredulidad en los corazones del
reprobado; él simplemente los deja solos en su condena mientras crea la
32
creencia en los corazones de los elegidos.
Uno solo puede preguntarse qué tan grande es la diferencia. ¿Cómo hace
esto que los dos decretos no sean igualmente definitivos? Ambos son
incondicionales en el sentido de que la elección de Dios no se basa en nada
de lo que Dios ve en las personas elegidas o pasadas por alto. Como
explicaré en el capítulo 5, llamar a un decreto "positivo " y al
otro "negativo " no parece aminorar la repugnancia de la reprobación.
Sproul acusa al hipercalvinismo de hacer "violencia radical a la integridad
del carácter de Dios ".” 33 Un crítico de la alta opinión calvinista de
Sproul diría lo mismo acerca de su opinión.

Algunos lectores que han venido a abrazar el calvinismo (o están


considerando que) por el oír o leer John Piper se pueden preguntar
si se adopta esta “terrible decreto ” de la reprobación. Es decir, ¿cree Piper
que la predestinación es incondicional y doble? Sin duda lo hace. En Los
placeres de Dios, él discute "El placer de Dios en la elección " y no deja
ninguna duda de que está de acuerdo con Calvin, Boettner y Sproul. La
elección, dice, es incondicional porque “no se basa en lo que alguien hace
después del nacimiento. Es gratis e incondicional. " 34 Él no se detiene
mucho en lo no elegido, pero afirma que Dios elige a algunos que no
salvan a pesar de que tiene compasión de ellos. 35 Trataré esta afirmación
en el siguiente capítulo; Me parece contradictorio y para la mayoría, si no
todos, los no calvinistas. 36 El punto principal de la "U " de TULIP, para
los calvinistas, es la naturaleza incondicional de la elección para la
salvación (que también sería verdad de la reprobación). La predestinación
de Dios de los destinos eternos de los seres humanos individuales no tiene

54
nada que ver con su carácter o elección previstos. Cada autor calvinista
enfáticamente enfoca este punto en casa. Boettner declara que la elección de
Dios no se basa en nada de lo que Dios ve en una persona, incluyendo su
presciencia de su fe o arrepentimiento. Incluso la fe y el arrepentimiento son
regalos de Dios para los elegidos y no pueden ser la base de su
elección. 37 Para los calvinistas, esta es una doctrina de la misericordia y la
gracia, que Dios, soberanamente, elige salvar a algunos pecadores que no
merecen y hace todo el salvamento sin la cooperación de ellos. Los críticos
creen que eligen pasar por alto el lado oscuro de esta doctrina, que es que
Dios podría salvar a todos, ya que la elección para la salvación es
incondicional, pero no lo hace. Boettner intenta explicar por qué:

La condena de los no elegidos está diseñada principalmente para proporcionar una

exposición eterna, ante hombres y ángeles, del odio de Dios por el pecado, o, en

otras palabras, es una manifestación eterna de la justicia de Dios... Este decreto

muestra uno de los atributos divinos que, aparte de él, nunca podría haberse

apreciado adecuadamente. 38
Muchos calvinistas prefieren apelar al misterio en este momento y no
ofrecer ninguna sugerencia de por qué Dios no salva a todos. Quizás este
sea un elemento aislado en la teología de algunos calvinistas que, con
razón, podría llamarse extremo o radical. La creencia de Boettner (y las
respuestas similares de otros calvinistas) plantea esta pregunta: ¿No fue la
cruz de Jesucristo una manifestación suficiente de la justicia y el odio de
Dios hacia el pecado? (No es que Jesús fuera un pecador, sino que el
pecado del mundo fue puesto sobre él en parte para mostrar cuán
seriamente Dios toma el pecado.) La razón especulativa de Boettner y
otros calvinistas para reprobar parece disminuir la gloria de la cruz.

"L " PARA LA EXPIACIÓN LIMITADA

55
El tercer elemento de TULIP es la “expiación limitada”, también y
preferiblemente llamada por muchos calvinistas, la redención en
particular. "Este es el único punto de TULIP impugnado por muchos
calvinistas auto identificados y tal vez totalmente desaparecido del propio
pensamiento de Calvino. (Esto se discutirá en detalle en el capítulo 6).
Muchos calvinistas dicen que son "cuatro punteros " o "calvinistas
de cuatro puntos”. "Quieren decir que creen en T y U y I y P, pero no en
L. Sin embargo, la L - la expiación limitada, la redención particular - es
parte del sistema histórico calvinista de soteriología, y muchos
calvinistas altos argumentan que no se puede abandonar sin hacer.
Violencia a todo el esquema calvinista de salvación.
Antes de exponer este punto de TULIP, debo señalar que todos los
calvinistas aceptan la "teoría de la sustitución penal " de la expiación. Es
decir, creen con Calvin y con los puritanos y con la mayoría de los
cristianos evangélicos que Dios castigó a Jesús por los pecados de las
personas que Dios quería salvar, o todo el mundo, incluidas todas las
personas (la visión arminiana típica) o los elegidos (la visión calvinista
típica ). En otras palabras, Jesucristo satisfizo la justicia de Dios al soportar
el merecido castigo de cada persona que Dios quería salvar. Eso es lo que
los hace "salvaderos". "Muchos no calvinistas también afirman esta
doctrina de la expiación, pero los calvinistas suelen argumentar que la
creencia de que Cristo llevó el castigo para cada persona Los pecados
conducen inevitablemente al universalismo: la creencia en la salvación de
todos.

Boettner apoya firmemente la expiación limitada, argumentando que


está lógicamente conectada con la elección incondicional. Con la mayoría
de los calvinistas, afirma enfáticamente que el valor de la muerte de
Cristo era suficiente para la salvación de todas las personas, pero que
era eficiente salvar solo a los elegidos. 39 Otra forma de decirlo es que los
beneficios de la muerte de Cristo en la cruz, aunque suficientes para la
salvación de todas las personas, fueron destinados por Dios solo para los
elegidos. La naturaleza limitada de la expiación, entonces, estaba en
su alcance y no en su valor. Es por esto que muchos calvinistas prefieren

56
el término "redención particular " o "Expiación definitiva. "Fue destinado
especialmente por Dios a personas particulares (en oposición a todos
indiscriminadamente), y definitivamente aseguró o logró la salvación de
aquellos a quienes estaba destinado: los elegidos. 40

En la verdadera moda calvinista, Boettner declara con crudeza la


doctrina de la redención particular que se aplica a los no elegidos: "[La
cruz] no era, entonces, un amor general e indiscriminado del cual todos los
hombres son igualmente objetos, sino un peculiar, misterioso, Amor
infinito por los elegidos, que hizo que Dios enviara a su Hijo al mundo
para sufrir y morir.” 41

¿Qué pasa con otros calvinistas? ¿Afirman esta doctrina de expiación


limitada como lo hizo Boettner (y quizás Calvin no)? John Piper
definitivamente lo afirma: “Él [Cristo] no murió por todos los hombres en
el mismo sentido. La intención de la muerte de Cristo para los hijos de
Dios [los elegidos] era que comprara mucho más que la salida del sol y la
oportunidad de ser salvo. La muerte de Cristo en realidad salva de todo
mal a aquellos por quienes Cristo murió, especialmente. ’’ 42Sproul
definitivamente lo afirma. Prefiere llamar a esta doctrina "expiación
intencional ": "La expiación El propósito final de Dios se encuentra en el
propósito final o la voluntad de Dios. Este propósito o diseño no incluye a
toda la raza humana. Si lo hiciera, toda la raza humana seguramente sería
redimida.” 43
Las respuestas a los cargos de estos calvinistas contra la creencia en la
expiación universal (por ejemplo, que lógicamente requiere creer en la
salvación universal) se contestarán en el capítulo 6. En mi opinión,
simplemente están equivocados. No existe una conexión lógica entre la
expiación universal y la salvación universal, ya que existe una conexión
lógica entre el presidente de los Estados Unidos que declara una amnistía
incondicional para los manifestantes de la guerra de Vietnam que huyeron

57
a Canadá para escapar del proyecto y cada uno de ellos se valió de ellos
automáticamente (esto sucedió realmente con el presidente Jimmy Carter,
y muchos de los que pudieron haber regresado a casa porque todo fue
perdonado no regresaron). Esta es solo una breve descripción de TULIP.
Yo abordaré los temas complejos con mayor profundidad en los capítulos
siguientes. Aquí es simplemente importante tener en cuenta, para la
comprensión de los lectores, que la mayoría de los calvinistas niegan que
Dios haya querido la cruz para todas las personas, lo que significa, por
supuesto, que él no ama a todos de la misma manera.

Boettner y Piper afirman que la cruz beneficia a todos de alguna manera.


Por lo tanto, es cierto decir (al menos para ellos) que Cristo murió por
todos. Boettner escribió que "ciertos beneficios " de la cruz se extendían a
toda la humanidad en general. Estas son solo “bendiciones temporales” y
no tienen nada que ver con la salvación. 44 Piper enseña que Cristo
murió "para todos " pero no de la misma manera. Intentando tomarse en
serio los pasajes "todos " de las Escrituras (que se tratarán con más detalle
más adelante) dice:

No negamos que todos los hombres sean los beneficiarios previstos de la cruz en

algún sentido. 1 Timoteo 4:10 dice que Cristo es “el salvador de todos los hombres,

especialmente de aquellos que creen. "Lo que negamos es que todos los hombres

son los beneficiarios de la muerte de Cristo de la misma manera. Toda la


misericordia de Dios hacia los incrédulos, desde el sol naciente (Mateo 5:45) hasta

la predicación mundial del evangelio (Juan 3:16), es posible gracias a la cruz. 45

Por supuesto, como señalaré y analizaré con más detalle en el capítulo


6, uno podría preguntarse legítimamente qué tan beneficiosa es la cruz
para aquellos a quienes Dios niega su poder salvador. ¿Cómo logra la cruz
algo para los no elegidos? ¿Cómo se logra la salida del sol por la cruz de
Cristo, y de qué beneficio es la predicación del evangelio a los no elegidos?
¿Cómo logra lo primero y de qué beneficio es lo último para los no
elegidos? Uno solo puede sospechar que tanto Piper como Boettner (y
otros calvinistas que afirman que Cristo murió por los no elegidos "en

58
algún sentido ") simplemente quieren rechazar las acusaciones de que su
opinión de la expiación limitada choca con las Escrituras que dicen que
Cristo murió por todos.

Además, especialmente Piper (y sin duda otros calvinistas) desea decir


que Dios tiene una compasión genuina por los no elegidos por quienes
Cristo no murió como un sacrificio expiatorio. "Hay un amor general de
Dios que él otorga a todas sus criaturas”, 46 pero este no es el amor que
Dios tiene para sus elegidos. Y, según Piper, Dios tiene compasión sincera
incluso por los no elegidos, por lo que desea su salvación, aunque se niega
a proporcionarla en la cruz. 47 Parafraseando a John Wesley, esto parece
ser un amor y compasión que hace que la sangre se enfríe. ¿Qué amor se
niega a salvar a quienes podrían salvarse porque la elección para la
salvación es incondicional? ¿Qué compasión se niega a proveer para su
salvación cuando podría ser provista?
El punto es que la variedad de jardín, el simple calvinismo, por lo general,
pero no siempre, restringe la intención salvadora de Dios en la cruz de Cristo
a los elegidos; Dios no pretende que sea para la salvación del reprobado, el
no elegido. Están excluidos de la expiación, excepto en un sentido atenuado
de recibir algún tipo de bendiciones temporales que quedan en su mayoría
sin explicar. Por lo tanto, algunos calvinistas se negarán a decir a una
multitud de personas o a extraños: "Cristo murió para que puedas ser salvo "
o "Cristo murió por tus pecados”. “Eso sería presuntuoso; No hay manera de
saber eso. Sin embargo, inteligentemente, Piper y algunos otros calvinistas
que creen en la expiación limitada pueden decir a todos ya todos, "Cristo
murió por ti”, sin sentido. “Cristo murió por tus pecados” o “Porque Cristo
murió por ti, puedes ser salvo. “Algunos podrían considerar esto como un
subterfugio, falso.
¿Sobre la base de qué Escrituras afirman los calvinistas una expiación
limitada? Muchos críticos, incluidos algunos calvinistas que se llaman a sí
mismos "cuatro punteros”, argumentan que esta doctrina no tiene una base
bíblica. Sin embargo, Boettner, Sproul, Piper y otros apuntan a pasajes como
Juan 10:15; 11:51 –52; y 17: 6, 9, 19, en el que Jesús dice cosas tales
como: «Yo doy mi vida por las ovejas. "Un punto principal del capítulo 6,

59
dedicado a la expiación limitada, será que el versículo aquí que habla de la
muerte de Cristo por su pueblo, sus ovejas o las que le dio su Padre no
necesariamente lo excluye de morir por otros. De hecho, 1 Juan 2: 2 establece
claramente que él, Jesús, es la expiación por los pecados de los todo el
mundo. Piper y otros afirman que esto se refiere a los hijos de Dios
dispersos en todo el mundo y no a todos.

"I " POR LA GRACIA IRRESISTIBLE


El cuarto punto de TULIP se denomina gracia irresistible, gracia
efectiva (el término favorecido de Sproul para ella) o gracia eficaz (el
término favorecido de Boettner para ella). Un término estrechamente
relacionado es monergismo: la creencia de que Dios es el único agente
activo en la salvación. El monergismo es lo opuesto al sinergismo: la
creencia de que la salvación incluye la cooperación de la persona que está
siendo salvada. La gracia irresistible no significa que toda la gracia sea
siempre irresistible o eficaz. Más bien, solo la gracia salvadora otorgada a
los elegidos para regenerarlos y darles un nuevo nacimiento es irresistible
y eficaz. Una persona elegida por Dios para la salvación no podrá, porque
no puede, resistir el "llamado interno " de Dios porque Dios "dobla su
voluntad". "No es una cuestión de coerción; el Espíritu Santo no abruma y
obliga a la persona a arrepentirse y creer; más bien, el Espíritu Santo
transforma el corazón de la persona para que él o ella quieran arrepentirse
y creer.
Boettner y otros calvinistas relacionan este aspecto de su soteriología
con la depravación total:

Como calvinistas sostenemos que la condición de los hombres desde la caída es tal
que, si se los dejaran solos, continuarían en su estado de rebelión y rechazarían todas

las ofertas de salvación. Cristo habría muerto en vano. Pero desde que se prometió

... la obra de Dios en la redención se ha hecho efectiva a través de la misión del

Espíritu Santo, que opera de tal modo sobre el pueblo elegido, para que sean

llevados al arrepentimiento y la fe, y así sean herederos de la vida eterna. 48

60
Basan esto en su doctrina de la depravación total como muerte espiritual
absoluta, de modo que ni siquiera una persona elegida tiene la capacidad
de responder a Dios, y mucho menos a acercarse a Dios, hasta que Dios
les respire nueva vida en la regeneración y las Escrituras. El pasaje
principal de la Escritura al que suelen señalar es Juan 6:44, donde Jesús
dice: “Nadie puede venir a mí a menos que el Padre que me envió lo
atraiga. Los calvinistas argumentan que la palabra griega traducida
como "dibujar " siempre significa "obliga " (pero no "obliga "). Para
contrarrestar cualquier idea de que significa "coacción " (ya sea en Juan 6
o en la teología calvinista) Sproul escribe: “El punto central de la gracia
irresistible es que el renacimiento aviva a la vida espiritual de una manera
tal que Jesús se ve ahora en su dulzura irresistible.” 49

Boettner está de acuerdo: "Este cambio [la regeneración por medio de


la gracia irresistible a través del llamamiento interno] no se logra a través
de una compulsión externa, sino a través de un nuevo principio de vida
que ha sido creado dentro del alma y que busca el alimento que solo puede
satisfacerlo. " 50 Este confiable guía calvinista también declara
inequívocamente que la obra del Espíritu Santo en la gracia de
regeneración, aunque irresistible, nunca viola la agencia libre de la
persona : " Los elegidos están tan influenciados por el poder divino que su
venida es un acto de elección voluntaria. . ” 51 Esto parece peculiarmente
paradójico, pero eso no molesta a Boettner ni a otros calvinistas.
Con respecto a la apelación de los calvinistas a Juan 6:44, en el capítulo 7
discutiré si la palabra griega traducida "dibujar " realmente
significa "obligar " o "arrastrar " o "dibujar irresistiblemente ", como Sproul
y otros calvinistas argumentan. Al igual que con muchos otros textos de
prueba utilizados por los calvinistas para sus doctrinas distintivas, este está
abierto a otras e incluso mejores interpretaciones. Por ejemplo, si la palabra
griega para “dibujar ” en Juan 6:44 solo puede significar “arrastrar ”
o “obligar ” en lugar de “cortejar ” o “llamar ” , entonces Juan 12:32 debe

61
interpretarse como enseñanza de la salvación universal. Allí dice Jesús: "Y
yo, cuando soy levantado de la Tierra, atraeré a todas las personas a mí
mismo. "La palabra griega traducida " dibujar "es la misma que se usa en
Juan 6:44. Por lo tanto, si la palabra debe interpretarse como "obligar "
o "arrastrar", entonces Jesús diría en Juan 12:32 que obligará o arrastrará
a todos los hombres a sí mismo. ¡Así no es como los calvinistas entienden
el verso!

¿Calvino creyó y enseñó la gracia irresistible? Aunque no usa el


término, Calvin claramente enseñó el concepto al final de una larga
discusión sobre cómo actúa Dios en los elegidos para llevarlos a sí
mismo: "En resumen: mediante la adopción libre, Dios hace a quienes
desea que sean sus hijos; La causa intrínseca de esto está en sí mismo,
porque está contento con su propio placer.” 52

Sproul expresa fuertemente esta doctrina: “Dios hace unilateralmente y


monergísticamente lo que no podemos hacer por nosotros mismos.” 53 En
la verdadera moda calvinista, él coloca la regeneración por el Espíritu
Santo (nacer de nuevo) antes de la conversión (en el orden lógico de los
Eventos de la salvación). Es decir, antes de que una persona pueda recibir
los dones de la fe y el arrepentimiento, debe convertirse en una nueva
criatura en Cristo Jesús a través de la "llamada interna efectiva " de Dios,
que es comparable con una creación de la nada. 54 En otras palabras, Dios
no toma un potencial existente y lo construye o lo extrae para obrar la
salvación en una persona la vida de Más bien, Dios toma a una persona
muerta en delitos y pecados y la lleva a la vida espiritualmente.

Sproul, como todos los calvinistas, distingue entre la "llamada


exterior", que es el evangelio que se predica a todos, y la "llamada
interna”, mediante la cual el Espíritu Santo regenera a una persona. Solo
los elegidos reciben lo último, y siempre resulta en su salvación y no
pueden hacer lo contrario. 55 La regeneración, entonces, debe preceder a la

62
conversión (arrepentimiento y fe) porque nadie respondería a Dios con
arrepentimiento y fe a menos que él o ella haya nacido de nuevo por
primera vez. La persona salvada generalmente no es consciente de la
prioridad de la regeneración; él o ella puede sentir que nacer de
nuevo sigue a la fe y al arrepentimiento, pero teológicamente el calvinista
sabe que no puede ser el caso.
Este es un distintivo del esquema calvinista y, que yo sepa, todos los
calvinistas se suscriben a él. Otros también pueden suscribirse a ella, pero
solo si creen que el bautismo infantil regenera a un niño (regeneración
bautismal), como en la teología episcopal y luterana. Sin embargo, muchos
protestantes, como los bautistas y los pentecostales, creen que la fe precede
a la regeneración en el orden lógico de la salvación. El mensaje común del
evangelio para la mayoría de los cristianos evangélicos es "cree y se
salve " , basado en pasajes de las Escrituras como Juan 3: 1 –21, en el que
Jesús le dice a Nicodemo que debe nacer de nuevo y que la creencia en él
logrará eso. (v. 14). Realmente no hay manera de reconciliar este pasaje
con la creencia de que la regeneración precede a la fe.

“P” DE PERSEVERANCIA
El quinto aspecto del calvinismo TULIP es la perseverancia de los santos.
Este es quizás el aspecto menos controvertido del calvinismo porque muchos
no calvinistas también creen en él, basándose en pasajes de las Escrituras
como Romanos 8:35 –39. Incluso Jacob Arminio (1560–1609), el gran
oponente del calvinismo, declaró que no podía decidir sobre esta doctrina y
la dejó para un estudio adicional. 56 Murió antes de finalmente decidirse. La
primera declaración de fe remonstrante de 1610 no incluía una negación o
afirmación de la misma. Más tarde, especialmente Wesley y sus seguidores
(metodistas, wesleyanos) lo rechazaron sobre la base de Escrituras como
Hebreos 6. Sin embargo, esto no parece ser un problema.

63
Doctrina particularmente objetable para muchos no calvinistas porque no
toca el tema central del desacuerdo: el carácter de Dios.

Sin embargo, vale la pena exponer brevemente este quinto punto de


TULIP como creen los calvinistas. Sproul nota acertadamente que el
término "perseverancia de los santos " se expresa mejor
como "preservación de los santos " porque la seguridad eterna del
verdadero creyente es la obra de Dios en su totalidad y no la de
ellos. 57 Todos los calvinistas creen que una persona verdaderamente
elegida nunca puede ser perdida finalmente o completamente porque Dios
evitará que se caiga. Otro término para esta doctrina es "gracia
ineludible". ”Se sigue lógicamente de los otros puntos de TULIP. (Sin
embargo, los luteranos, que generalmente están de acuerdo con el
monergismo, rechazan esta doctrina).
Algunos no calvinistas discutirán vehementemente contra esta creencia;
en su mayor parte son arminianos fuertes que reaccionan contra el
calvinismo. Por ejemplo, muchas iglesias bautistas se llaman "bautistas de
libre albedrío " precisamente porque rechazan esta doctrina sostenida
fuertemente por algunas iglesias bautistas no calvinistas. De hecho,
probablemente sería seguro decir que la mayoría de los bautistas,
especialmente en el sur, no son calvinistas, sino que se adhieren
fervientemente a la gracia que no se puede emitir bajo la frase "seguridad
eterna". ”Los bautistas de libre albedrío se oponen no solo al calvinismo,
sino también a esta doctrina, ya que es ampliamente aceptada por otros
bautistas.
Acabamos de estar en una "gira", por así decirlo, de una variedad de
jardín o mero calvinismo. Pero no es toda la historia del calvinismo. En la
siguiente sección, quiero explorar más a fondo la diversidad entre los
calvinistas examinando algunas variedades de "mero calvinismo". ”

VARIEDADES DEL TULIP

64
Ya debería estar claro que considero que “Reformado” es una categoría
más flexible con una diversidad mucho mayor que
el “calvinismo”. "Claramente, según los estándares mundiales
contemporáneos, como el WCRC, las dos categorías no están vinculadas
de manera inextricable, excepto en el sentido de que todas las personas
reformadas reclaman un árbol genealógico religioso que se remonta a la
Reforma Suiza del siglo XVI, incluida la obra de Juan Calvino. Pero no
todos están de acuerdo con TULIP o incluso mucho de lo que dijo Calvino
acerca de la soberanía de Dios. El calvinismo no es tanto una familia o
herencia como un sistema de creencias teológicas. Está firmemente
arraigada en la tradición reformada, pero no es idéntica a ella.
Muchos en la tradición reformada se sienten incómodos con el
calvinismo (¡como lo fueron algunos reformadores suizos durante la vida
de Calvino!), Y el calvinismo se extiende fuera de la comunidad
reformada mundial de iglesias, por ejemplo, a la vida bautista. Incluso se
puede encontrar aquí y allá entre las llamadas Iglesias Libres (por ejemplo,
la Iglesia Evangélica Libre de América, que en los últimos años se ha
estado inclinando cada vez más hacia el calvinismo) y, en ocasiones,
incluso entre los pentecostales. Hace poco conocí a un pastor calvinista de
una gran iglesia de la Asamblea de Dios; ¡esto no se había escuchado en
el pasado y probablemente sacudiría la jerarquía de la denominación Ag!
Este pastor El pastor asociado es claramente un miembro del movimiento
joven, inquieto y reformado, aunque para una persona de la AG, es un
nombre poco apropiado y definitivamente una anomalía. Llamar a
alguien "Reformado " y Pentecostal parece más que extraño.

Aquí escribiré sobre la diversidad entre los calvinistas sobre


el calvinismo en lugar de la diversidad del calvinismo. ¿Por qué? La
diversidad es siempre de las personas; El calvinismo no es un grupo de
personas, sino una construcción teológica que es interpretada y vivida de
diversas maneras por varias personas, algunas dentro de la familia
reformada y otras fuera de ella. El bosquejo de la variedad de jardín o el
simple calvinismo dado arriba.

65
Enfocado en un tipo ideal de calvinismo compartido por muchos
calvinistas, pero no todos. Todos los calvinistas reales ven a TULIP como
una descripción relativamente precisa de su soteriología, pero algunos
rechazan un punto (siempre “L”), y algunos que aceptan los cinco puntos
los aplican a prácticas como el evangelismo de diferentes maneras. Y
luego está el viejo argumento entre calvinistas "supralapsarios"
e "infralapsarios", que discutiré en breve.

Ya mencioné el hecho de que muchos calvinistas rechazan la "L" en


TULIP a favor de una combinación de expiación universal y elección
particular y gracia efectiva. Estos "cuatro puntos" calvinistas salen del
resto y argumentan que a pesar de elegir solo a algunas personas para la
salvación y solo atraer a algunas personas de forma irresistible a la fe, Dios
envió a Cristo a morir por los pecados de todo el mundo y no solo por los
pecados de los elegidos. La crítica de la expiación limitada vendrá más
tarde aquí; por ahora me limitaré simplemente a señalar que muchos
calvinistas están de acuerdo con los arminianos y los luteranos (y quizás
otros) que la muerte sustitutiva en la cruz fue en realidad dirigida por Dios
para todas las personas. En otras palabras, soportó el castigo por los
pecados de todo el mundo sin excepción.

Un notable teólogo calvinista de la tradición bautista que aceptó todos


los puntos de TULIP excepto "L" fue August Hopkins (1836–1921),
profesor de teología en el Seminario Teológico de Rochester y autor de
numerosos libros, incluido el extenso y utilizado libro de texto Sistemático
de teología . Sobre la base de pasajes de las Escrituras, como 1 Juan 2: 2,
él argumentó que "la expiación de Cristo ha hecho provisión objetiva para
la salvación de todos, al eliminar de la mente divina todo obstáculo para
el perdón y la restauración de los pecadores, excepto su voluntad
voluntaria. La oposición a Dios y la negativa a volverse a él.” 58

Siguiendo fuerte en el verdadero estilo bautista, el teólogo bautista


calvinista Millard Erickson (n. 1932) argumentó de manera
similar: "Llegamos a la conclusión de que la hipótesis de la expiación

66
universal es capaz de explicar un segmento más grande del testimonio
bíblico con menos distorsión que la hipótesis de expiación
limitada.” 59 muchos otros, especialmente los calvinistas de la Iglesia
Bautista y Libre, están de acuerdo con Erickson y Strong. Probablemente
fue el calvinismo mayoritario entre los evangélicos no reformados a lo
largo de gran parte del siglo XX, hasta el surgimiento del movimiento
reformado joven e inquieto bajo la influencia de John Piper y otros que
abogan por una expiación limitada.
Pero, ¿qué hay de los teólogos dentro de las comunidades reformadas
tradicionalmente, como los presbiterianos conservadores y los reformados
cristianos? ¿Todos afirman la "L" en TULIP? Apenas. Un ejemplo notable
es el teólogo James Daane, mencionado anteriormente, miembro de la
Iglesia Cristiana Reformada. En la libertad de Dios este profesor del
Seminario Fuller criticó el Sínodo de Dort para citar “pasajes sin escritura
para probar 'expiación limitada ' ” y para eliminar virtualmente el misterio
de la teología reformada a través de modos escolares de pensamiento que
se centran en serie en lugar de la comunidad. De mucho calvinismo
tradicional escribió:

Todos... los intentos de emplear el número —la idea de limitación— para entender

la naturaleza de la elección, la elección de la iglesia, la naturaleza de la gracia divina

y la expiación de Cristo son realmente intentos de reducir el misterio de las verdades


cristianas a límites que Podemos gestionar racionalmente. Por este camino, todo

misterio desaparece: el misterio de la incredulidad y, no menos, el misterio de Cristo

y de la iglesia. 60

Los críticos pueden descartar a Daane como influenciado por el teólogo


reformista suizo Karl Barth (1886 –1968), pero su influencia principal fue
el teólogo reformado holandés Berkouwer, quien generalmente se
considera mucho más tradicional que Barth. En cualquier caso, Daane
representa a alguien que no es bautista y está plenamente dentro de la
familia reformada y un evangélico (no liberal o neo ortodoxo) que rechazó
la expiación limitada.

67
Quizás la división más antigua y más profunda entre los calvinistas está
sobre el orden de los decretos divinos. El debate se remonta al menos
al sucesor de Calvino en Ginebra, Theodore Beza. Esta es un área de
teología un tanto sutil que desanima a muchos novatos, por lo que voy a
tomar tiempo y espacio aquí con cuidado para explicar de qué se trata y
por qué los calvinistas se dividen sobre esto.
Poco después de la muerte de Calvino, algunos de sus seguidores
adoptaron un estilo de trabajo teológico ajeno al propio Calvin. En general,
se ha calificado de "escolástico", refiriéndose a la tendencia de
los teólogos medievales a usar la filosofía y la lógica para especular sobre
asuntos que no se mencionan en las Escrituras. (El ejemplo común, aunque
algo extremo, es: “¿Cuántos ángeles pueden bailar sobre la cabeza de un
alfiler?”) Una manifestación de este enfoque escolástico del calvinismo
fue un intento de discernir el orden lógico (no temporal o cronológico) de
Dios. Los decretos que expresan su soberanía sobre la creación y la
redención. La pregunta de fondo era: "¿Decretó Dios la elección y
reprobación de personas antes o después del decreto para permitir la
caída? “Aquí hay otra, y tal vez mejor, una forma de decirlo: "¿Decretó
Dios la elección y reprobación de las personas a la luz de la caída o antes
y no a la luz de la misma?
Si esto parece un esfuerzo totalmente especulativo, incluso muchos
calvinistas estarían de acuerdo. Sin embargo, una vez que algunos
calvinistas llamaron "supralapsarios", quienes argumentaron que el primer
y más importante decreto de Dios era salvar a algunas personas aún por
crearse y maldecir a otras, aparecían con su versión del calvinismo, todos
tenían que intervenir. Los "infralapsarios" ”Fueron y son aquellos que
argumentan que Dios decretó crear y permitir la caída (¡lo cual todos están
de acuerdo en que él realmente ordenó de antemano!) Primero y solo
entonces decretó elegir a algunas personas caídas para salvación y
predestinar a otras a la condenación.

Cuando el Sínodo de Dort se reunió en 1618/1619, esto fue debatido y


la asamblea de los divinos Reformados finalmente decidió permitir ambas
vistas sin marginar a ninguno de ellos como una herejía. Sin embargo,

68
hubo algunos presentes que consideraron la visión supralapsaria como una
herejía porque parecía hacer de Dios el autor del pecado y del mal.
Boettner se alía con el supralapsarianismo, llamándolo "alto
calvinismo". ” 61 (Sin embargo, debe notarse que esto no hace de ninguna
manera su explicación general de la teología calvinista en general, es decir,
TULIP, diferente del infralapsarianismo). Sproul, por el contrario,
condena al supralapsarianismo llamándolo “hipercalvinismo” y “anti-
calvinismo”. "Este punto de vista, dice, hace a Dios el autor del pecado
al "involucrar a Dios en la coacción del pecado "y, por lo tanto, hace "
violencia radical al... carácter de Dios ".” 62
Un supralapsario podría argumentar fácilmente que Sproul es culpable
de vivir en una casa de vidrio mientras lanza piedras. ¿De qué manera el
supralapsarianismo hace más a Dios el autor del pecado que el
infralapsarianismo? La diferencia parecería estar en otro lado. El
supralapsario simplemente desea exaltar la supremacía de Dios al no hacer
nada acerca de él, incluidos sus decretos, dependiendo de algo que suceda
en el mundo. El supralapsario piensa que el infralapsario ha hecho
precisamente eso al subordinar el decreto de elección y reprobación al
decreto para permitir la caída. Si solo a la luz de la caída realiza Dios su
plan de redención, entonces, el supralapsario dice, la redención es un tipo
de "Plan B " en Dios. Esto se acerca demasiado al consuelo del
arminianismo, dice el supralapsario, porque hace que Dios dependa
indirectamente del mundo.
Sin embargo, como mostraré, hacer que Dios dependa del mundo podría
ser parte del calvinismo, especialmente lo que llamaré calvinismo radical
o extremo, ya sea supra o infralapario. Esto se debe a
que algunos en ambos campos enfatizan que se dice que todo el programa
de creación y redención (incluida la reprobación y el infierno) es "para la
gloria de Dios”. ¿Necesita Dios que el mundo se glorifique a sí mismo? ¿O
es la creación más bien el resultado del desbordante amor trinitario de
Dios?

69
Un área más de la diversidad entre los calvinistas tiene que ver con si
Dios solo “permite” el pecado y el mal o, en cierto sentido, lo produce.
Todos los calvinistas están de acuerdo en que Dios preordena el pecado y
el mal porque todo está preordenado por Dios. (Es cierto que algunas
personas no instruidas que piensan que son calvinistas pueden no creer
esto, pero todo teólogo calvinista que se remonta a Calvin lo afirma).
Sproul representa a aquellos calvinistas que niegan firmemente que Dios
es, en cualquier sentido, el autor del pecado o el mal. Calamidades, sí; mal
moral, nunca

La situación problemática está establecida por la afirmación


de Sproul (y otros calvinistas) de la soberanía divina absoluta (providencia
meticulosa y lo que llamaré determinismo divino, aunque no le guste esa
terminología): "Si hay una sola molécula en este Universo corriendo
suelto, totalmente libre de la soberanía de Dios, entonces no tenemos
garantía de que una sola promesa de Dios se cumpla alguna vez... Tal vez
esa única molécula sea lo que evita que Cristo regrese.” 63 Así que
inevitablemente surge la pregunta: “¿Es Dios, entonces, el autor del mal y
del pecado? "Sproul dice que no: " Una cosa es absolutamente impensable,
que Dios pueda ser el autor o hacedor del pecado.” 64 Afirma que
Dios permitió la entrada del pecado y el mal en su buena creación, pero no
la obligó. sesenta y cinco
Otro conocido calvinista que dice que Dios permite o permite el pecado
y el mal sin causarlo ni ser su autor es Paul Helm, un filósofo evangélico
y teólogo británico que enseña en el Regent College de Canadá. En su
libro La Providencia de Dios, este calvinista, como Sproul, expresa una
visión elevada de la soberanía de Dios: "No solo todos los átomos y
moléculas, todos los pensamientos y deseos, son mantenidos por Dios,
sino todos los giros y vueltas. Cada uno de estos está bajo el control directo
de Dios.” 66

70
Pero, por supuesto, esto eleva a un tono intenso la cuestión de la
relación de Dios con el pecado y el mal. ¿Es Dios el autor de ellos? Helm
dice que no. Debido a la "naturaleza impecable" de Dios, él no puede ser
el autor del pecado, pero debido a que es soberano, debe permitir el pecado
y el mal si han de existir. Pero Helm argumenta que este permiso de pecado
y maldad es "permiso específico" (similar o idéntico a lo que Boettner
llama "permiso dispuesto"). Es decir, Dios nunca toma la postura de
espectador cuando permite cosas, incluyendo el pecado y el mal. Sin
causarlos, los desea específicamente de tal manera que asegure que
ocurrirán sin que realmente los causen:

Dios ordena todas aquellas circunstancias que son necesarias para que una persona

realice una acción moralmente mala en particular (por ejemplo, una acción de

crueldad en un momento y lugar en particular). Dios mismo no realiza esa acción,

ni podría, por las razones ya dadas [a saber, su naturaleza impecable]. Sin

embargo, permite que esa acción tenga lugar. Él no lo impide para

detenerlo. Entonces, en circunstancias ordenadas por Dios, alguien hace una mala

acción; Las circunstancias están ordenadas, pero el mal está permitido. 67

Muchos calvinistas dirían "amén" a este relato de la relación de Dios con


el pecado y el mal. No más que nadie, quieren decir que Dios es la causa
o el autor del pecado y el mal.
Boettner incluye un extenso capítulo sobre este tema en La Doctrina
Reformada de la Providencia y, como Helm, sostiene (pero incluso con
más vehemencia) que aunque Dios ordena todo, él no es la causa ni el autor
del pecado ni del mal. Investigaré esto más a fondo en el capítulo 4, así
que por ahora dejaré de lado cualquier discusión extensa sobre los
problemas inherentes en esta visión. Que se sepa por ahora que estoy de
acuerdo con la segunda opinión sostenida por algunos calvinistas de que
su doctrina de la soberanía de Dios necesariamente implica o enseña que
Dios es el autor del pecado y el mal, o al menos lo asegura activamente en
algún sentido causal para que El lenguaje del "permiso " no es suficiente.
No es nada difícil encontrar calvinistas en Internet (por ejemplo, los
bloggers) que afirman negativamente que el calvinismo requiere confesión
de que Dios es el autor del pecado y el mal. Una de esas personas es

71
Vincent Cheung, quien escribe sobre el calvinismo como calvinista en su
sitio web www.vincentcheung.com . Sé poco acerca de esta persona,
excepto que es un comentarista prolífico en temas relacionados con la
teología desde una perspectiva calvinista. Como muchos otros se pueden
encontrar fácilmente en la web, Cheung ridiculiza a los calvinistas que
dicen que Dios no es el autor del pecado. 68 Luego dice que "cuando
alguien alega que mi visión de la soberanía divina hace que Dios sea el
autor del pecado, mi primera reacción tiende a ser " ¿y qué? '... no hay
ningún problema bíblico o racional con él siendo el autor del
pecado. ” 69 Cheung continúa argumentando que el relato típico calvinista
de la soberanía absoluta de Dios necesariamente conduce a Dios como
autor del pecado en cualquier sentido común de “autor ”.

Otro calvinista que afirma que Dios más que simplemente permite el
pecado y el mal, pero sin llamar a Dios "autor del pecado", es John Frame
(n. 1939). Frame enseñó durante muchos años en el Seminario Teológico
de Westminster y ahora tiene una cátedra de teología en el Seminario
Teológico Reformado. Es autor de numerosos libros, muchos de ellos
sobre teología reformada (desde una perspectiva fuertemente calvinista).
En una entrevista con Andy Naselli publicada en Internet en 2009, Frame
respondió a una pregunta acerca de que Dios no está causando sino que
solo permite el mal. Aunque se resiste a decir que Dios causa o autoriza el
mal, Frame dice que el lenguaje del permiso no es lo suficientemente
fuerte y prefiere decir que Dios "en realidad produce el mal".” 70

Otro calvinista que no cree que el lenguaje de Dios simplemente


permitiendo el pecado y el mal es lo suficientemente fuerte como para
hacer justicia a la soberanía de Dios es John Piper. Si bien no rechaza el
lenguaje del permiso, a menudo va más allá para explicar el papel
de Dios en los desastres, el mal e incluso el pecado. En un sermón
publicado en su página web poco después de los ataques terroristas en
Nueva York y Washington, DC, el 11 de septiembre de 2001, Piper

72
rechazó explicaciones del papel de Dios como mero permiso y afirmó que,
en cierto sentido, Dios ha ‘diseñado’, “ordenados" , y " gobernaron "esos
eventos. 71 Durante un sermón predicado a una conferencia de jóvenes en
2005, hizo hincapié en la Soberanía absoluta de Dios sobre todas las cosas
y dijo: "Incluso una "bomba sucia" que nivela Minneapolis sería de
Dios.” 72
Muchos calvinistas se estremecen ante declaraciones como las de
Cheung, Frame y Piper , pero otros las consideran como la dura verdad
que necesariamente se deriva de las propias enseñanzas de las
Escrituras . Por ejemplo, José le dijo a sus hermanos que tenían la
intención de venderlo a la esclavitud en Egipto por maldad, pero Dios lo
hizo para bien (Gen. 50:20). Luego está el Evento de la cruz de Cristo, que
fue predestinado por Dios "desde antes de la fundación del mundo.”
Ambos eventos involucraron pecados. ¿No fue Dios el autor de estos
pecados? No importa cómo intente evitarlo, dirán algunos calvinistas, no
se puede escapar del hecho de que Dios predispuso y convirtió estos
eventos en ciertos, así que él es su autor, si no su causa directa. Si bien no
estoy de acuerdo con que estas historias requieran creer que Dios hizo al
pecado o al mal cierto, estoy de acuerdo con los calvinistas que dicen que
la visión calvinista típica de la soberanía requiere la confesión de Dios
como autor del pecado y el mal.

Hay un último reino de diversidad en el calvinismo que debe


mencionarse. Ese es el debate sobre el verdadero "hipercalvinismo ",
utilizado correctamente (según la mayoría de los teólogos reformados) de
la versión de Calvinismo de Herman Hoeksema (1886 –1965) que rechazó
la práctica de ofrecer indiscriminadamente la invitación del evangelio a la
salvación de todas las personas. Hoeksema nació en los Países Bajos pero
emigró a los Estados Unidos cuando era niño y se estableció en Grand
Rapids, donde finalmente pastoreaba una gran iglesia reformada
cristiana. Entre otras obras escribió Dogmáticas
Reformadas. 73 Hoeksema provocó una controversia dentro de las iglesias

73
reformadas al argumentar que el evangelismo indiscriminado, como las
invitaciones abiertas a la salvación, viola la doctrina de la soberanía de
Dios en la salvación.

Según Hoekema, "el llamado del evangelio nunca es una oferta de


salvación.” 74 Es más bien una proclamación de lo que Dios ha hecho; Solo
Dios decidirá qué hacer con él, y él siempre decide usarlo para atraer a los
elegidos hacia sí mismo. Pero no es una buena intención sobre la oferta
de salvación a todo el mundo porque “Dios no desea la salvación de todos
aquellos a quienes llegue el Evangelio; Él desea la salvación solamente de
los elegidos.” 75

La Iglesia Reformada Cristiana expulsó a Hoeksema por esto,


sosteniendo que "la predicación del evangelio es una oferta
bienintencionada de salvación, no solo por parte del predicador, sino
también por parte de Dios, a todos los que la escuchan, y que Dios desea
seria y seriamente la salvación de todos a quienes viene el llamado del
evangelio.” 76
El teólogo reformado Daane atribuye el calvinismo extremo
de Hoeksema no a una interpretación aberrante del calvinismo alto, sino a
esa teología en sí misma: una teología que él llama "teología
decretal ", que incluye la reprobación como un decreto de Dios. 77 Uno
tiene que preguntarse qué lógica impide a una persona que cree en TULIP
se mueva a las posición de Hoeksema. ¿Por qué Dios desea seriamente la
salvación de todos y cómo puede el llamado del evangelio ser una oferta
de salvación bien intencionada para todos, incluso para los no elegidos, si
Dios ha decretado que solo algunos serán salvos?

74
Teología radical reformada
Dada la diversidad manifiesta de la comunidad reformada y entre los
calvinistas, cuando digo " estoy en contra del calvinismo " y quiero
rescatar la reputación de Dios de la "teología radical reformada ", ¿de qué
calvinismo y de qué teología reformada estoy hablando? ¡Hay tantos tipos!
En efecto. Bueno, aquí quiero explicar a qué clase estoy en contra; el resto
del libro explicará por qué en detalle.
Por "calvinismo" como lo que estoy en contra me refiero al "alto
calvinismo " de TULIP, ya sea infralapsario o supralapsario. Realmente
no importa mucho qué tipo de persona examina de cerca: se encontrará
que ambos hacen que Dios sea moralmente ambiguo en el mejor de los
casos y un monstruo moral en el peor de los casos (a pesar de las
afirmaciones calvinistas de lo contrario). Una vez más, deseo
enfatizar que no se trata de libre albedrío en lo que a mí respecta, excepto
que el libre albedrío es necesario para proteger el carácter de Dios de
ser impugnado. Lo que me preocupa, como lo dejaré muy claro, es la
enseñanza bíblica de que "Dios es amor" (1 Juan 4:16).
Por favor, no descartes esto como demasiado fácil; Voy a desentrañar
mi afirmación de que el calvinismo elevado, el calvinismo que afirma la
mayor parte o todo el TULIP, contradice directamente que Dios es amor.
Soy muy consciente de las objeciones calvinistas de que el amor
de Dios es diferente de nuestro tipo de amor. Lo he escuchado muchas
veces. Si bien hay algo de verdad en eso, la mayoría de los calvinistas lo
exageran. Si el amor de Dios es absolutamente diferente de las más altas y
mejores nociones de amor a medida que las derivamos de la Escritura
misma (especialmente de Jesucristo), entonces el término simplemente no
tiene sentido cuando se adjunta a Dios. También se podría decir "Dios es
creech-creech ", una afirmación sin sentido.
Como espero demostrar, algunos calvinistas están de acuerdo conmigo
sobre la analogía entre la bondad y el amor de Dios y nuestras ideas más
elevadas y mejores de bondad y amor. Paul Helm, por ejemplo, rechaza
cualquier idea de que la bondad y el amor de Dios sean totalmente
cualitativamente diferentes de los nuestros (como el nuestro se deriva de las
Escrituras, por supuesto). Sin embargo, argumentaré, incluso aquellos que
están de acuerdo conmigo no pueden explicar adecuadamente cómo su

75
explicación de la soberanía de Dios, especialmente en relación con el pecado,
el mal y la reprobación, es consistente con la bondad o el amor.
De nuevo, ¿contra qué estoy en contra? Por "contra el calvinismo"
quiero decir que me opongo a cualquier sistema de creencias que incluya
la "U ", la "L " y / o la "I " en TULIP. La "U " y la "I " siempre aparecen
juntas incluso cuando se rechaza la "L”. Me opongo enérgicamente a
la "l", pero creo que está necesariamente implicado por la "U " y
la "I”, por lo que estoy de acuerdo con los calvinistas que sostienen que es
inconsistente dejarlo fuera. La "flor,” Por así decirlo, ¡está dañado más allá
del reconocimiento o recuperación al arrancar ese pétalo!
También, creo, la afirmación de la elección incondicional implica
necesariamente la afirmación de la reprobación a pesar de las
negaciones de algunos calvinistas. La reprobación es la "consecuencia
buena y necesaria " de la elección incondicional a menos que uno afirme
la salvación universal. (Un ejemplo de esto es el gran teólogo reformado
suizo Karl Barth, quien, creo, afirmó el universalismo). Como no puedo
afirmar la salvación universal, juzgo que la elección incondicional con su
necesaria reprobación correlacionada es inaceptable porque impugna el
carácter de Dios como incondicional bueno.
La gracia irresistible hace lo mismo. Impugna la bondad de Dios. Si
Dios llama y atrae a los pecadores de manera irresistible para que escapen
del infierno simplemente porque los abruma y los regenera sin ningún acto
de libre albedrío por parte de ellos, ¡entonces un Dios bueno haría eso por
todos! No me conformo con dejar la pregunta del "por qué " en el reino
del misterio aquí. Reconozco el misterio en la revelación, pero no uno que
requiera creer en una voluntad oculta o secreta de Dios que lo convierte en
un monstruo moral. Solo un monstruo moral se negaría a salvar personas
cuando la salvación es absolutamente incondicional y únicamente un acto
de Dios que no depende del libre albedrío.
Cuando digo que estoy en contra del calvinismo, me refiero a las
creencias fundamentales de la variedad de huertos, el mero calvinismo en
la medida en que son llevados a su conclusión lógica. Me doy cuenta de
que no todos los calvinistas los llevan a su conclusión lógica; En varias
etapas del proceso de razonamiento, los calvinistas individuales se
detienen y apelan al misterio y se niegan a ser lógicamente consistentes al

76
afirmar las consecuencias buenas y necesarias de sus creencias. ¡No estoy
en contra de ellos o de su calvinismo altamente modificado y
atenuado! (Y este es probablemente el caso de la mayoría de las personas
que conozco que se consideran calvinistas).
Sin embargo, dentro del movimiento joven, inquieto, reformado del
nuevo calvinismo y entre sus mentores (la gente que leen y escuchan y
admiran como sus héroes), la mayoría de los participantes están llevando
al calvinismo a sus conclusiones lógicas, o al menos lejos en esa dirección.
Hay una audacia e incluso agresividad entre ellos que no encuentro entre
la mayoría de los calvinistas de la generación anterior. Estoy en contra de
cualquier calvinismo (y cualquier teología) que impugne la bondad de
Dios en favor de la soberanía absoluta, lo que lleva a la conclusión de que
el mal, el pecado y todo horror de la historia humana están planeados y
hechos ciertos por Dios.
¿Qué hay de la "teología radical reformada"? "¿Qué quiero decir con eso
y por qué la reputación de Dios necesita ser rescatada de ella? Por teología
radical reformada quiero decir lo mismo que el calvinismo consistente
descrito anteriormente. Me refiero a ese calvinismo extremo, tan evidente en
algunos oradores y escritores calvinistas y sus entusiastas seguidores, que
inevitablemente termina convirtiendo a Dios en el autor del pecado y el mal,
ya sea que se use ese lenguaje (“autor ") o no. Que John Piper prefiera decir
que Dios "diseña " y "gobierna " el mal no hace ninguna diferencia cuando
el contexto necesariamente implica que Dios quiere que suceda y lo hace
cierto, especialmente cuando se dice que esto es necesario para su plena
glorificación.
Para ser perfectamente contundente y " ir directo a la
persecución”, como dice el dicho, mi problema es principalmente y
especialmente con el determinismo divino que conduce a la reprobación
incondicional de Dios de ciertos

Personas al eterno sufrimiento en el infierno por su gloria. Me opongo a


cualquier idea de que, como dice el viejo calvinista, "aquellos que se
encuentran sufriendo en el infierno pueden al menos consolarse con el
hecho de que están allí para la mayor gloria de Dios. "Reconozco y
reconozco libremente que pocos calvinistas dirían esto. Pero mi

77
argumento es que deberían encontrar el coraje para decir esto porque está
necesariamente implicado por lo que dicen. Explicaré y defenderé esa
afirmación a lo largo de este libro.
La teología radical reformada, entonces, es cualquier teología que hace
afirmaciones acerca de Dios que necesariamente, lógicamente implican que
Dios es menos que perfectamente bueno en el sentido más alto de bondad
que se encuentra en el Nuevo Testamento y especialmente en Jesucristo, la
revelación más completa de Dios para nosotros. Es infralapsarianismo o
supralapsarianismo consistente, ya sea hiper-calvinista u ordinario, mero
calvinista.
Entonces, ¿contra qué teología reformada no estoy en contra? Supongo
que tendría que decir que la única teología reformada que no estoy
en contra es la teología reformista revisionista, la que encuentro en Sell y
Berkhof y en Daane y König (aunque no esté de acuerdo con todo lo que
enseñan). Es la teología reformada que rechaza explícitamente un decreto
divino de reprobación y se respalda desde allí para rechazar audazmente
otras afirmaciones calvinistas que necesariamente requieren reprobación
divina. Es la teología reformada la que rechaza explícitamente el
determinismo divino de cada Evento sin excepción, sin dejar espacio para
el libre albedrío, y respalda desde allí para afirmar una autolimitación
divina y amorosa, de tal manera que Dios no es responsable del
sufrimiento de los inocentes. En el holocausto u otros horrores de la
historia.
Creo que es posible encontrar teología reformada no radical
comúnmente entre la gente reformada e incluso entre algunos que se
consideran calvinistas. Ellos apelan al misterio más que a los decretos
divinos que gobiernan cada Evento, incluida la caída. Afirman la
soberanía de Dios sin extender eso al pecado y al mal, excepto en la
medida en que Dios lo permita (sin el permiso positivo y voluntario del
que hablan los calvinistas consistentes y el teólogo reformado radical que
habla de que Dios los hace seguros). Afirman la elección como la
elección graciosa e incondicional de Dios de un pueblo para el servicio sin
la determinación incondicional de los destinos eternos de los individuos,
incluidos algunos al infierno. Son personas reformadas que están de
acuerdo con Adrio König, él mismo del pedigrí reformado, que escribió:

78
Cualquiera que nivela las cosas con generalizaciones vagas intentando explicar
todo y todas las circunstancias posibles, ya que la voluntad de Dios siempre
termina en la situación imposible de que hay más excepciones que reglas, más
cosas que son inexplicables y que chocan con la imagen de Dios. que nos es
dado en su palabra, que hay confirmaciones reconfortantes de que él está
dirigiendo todo ... Cualquiera que intente usar la omnipotencia y la providencia
de Dios para proponer un

el plan divino meticulosamente preparado que se está desarrollando en la historia


mundial (l. Boettner) siempre tendrá el problema de que otros creyentes no
podrán discernir al Dios del amor en el curso real de los eventos mundiales
... Debe ser enfáticamente

declaró que ... las Escrituras no presentan el futuro como algo que se materializa
[sic] de acuerdo con un "plan " sino de acuerdo con el pacto ... Hay cosas
angustiosas que suceden en la tierra que no son la voluntad de Dios (Lucas

7:30 y todos los demás pecados mencionados en la Biblia), que están en contra
de su voluntad, y que provienen del pecado incomprensible y sin sentido en el
que nacemos, en el que vive la mayor parte de la humanidad, y en el que Israel
persistió, y contra el cual incluso los "hombres más sagrados " ... lucharon todos
sus días ... Intentar interpretar todas estas cosas mediante el concepto de una

El plan de Dios, crea dificultades intolerables y da lugar a más excepciones que


las regularidades. Pero la objeción más importante es que la idea de un plan está
en contra del mensaje de la Biblia, ya que Dios mismo se vuelve increíble si
contra quien ha luchado con poder, y por el cual sacrificó a su único Hijo, fue
78
de alguna manera parte integrante de la Biblia. su consejo eterno.

ALTERNATIVAS A LA TEOLOGÍA
RADICAL REFORMADA.

Una de las razones por la que muchos jóvenes (y quizás otros) abrazan
el nuevo calvinismo (que es por cierto)

79
La gran teología reformada radical, como se acaba de describir, es porque
están convencidos de que es la única teología bíblica e intelectualmente
seria disponible. Es muy cierto, como han sostenido algunos calvinistas,
que muchas iglesias evangélicas de los Estados Unidos están casi
totalmente desprovistas de teología. He sido profesor de teología de miles
de estudiantes en tres universidades cristianas durante casi treinta años.
Durante ese tiempo, he notado una tendencia a la baja en términos de
la conciencia bíblica y teológica de los estudiantes cristianos .

También he notado esa tendencia en las iglesias a las que he


asistido. Mientras que hace treinta años y la mayoría de las iglesias más
evangélicas enseñaron historias bíblicas y realizaron algún tipo de
catequesis con los jóvenes, la mayoría se ha trasladado al "estudio " más
vago de las cuestiones éticas y morales, a menudo sustituyendo la
discusión de la posible interpretación espiritual de las películas para la
Biblia. La enseñanza y el estudio de las doctrinas. 79

Muchas iglesias y organizaciones cristianas de jóvenes simplemente


han renunciado a su responsabilidad de enseñar las creencias cristianas
básicas para que el cristianismo parezca una religión superficial de
autocumplimiento con la ayuda de Dios para muchos jóvenes
cristianos . Esto es lo que el intelectual calvinista Michael Horton
llama "cristianismo sin Cristo " , 80 y estoy de acuerdo con el Es
simplemente omnipresente en la vida de la iglesia estadounidense.
Entonces, cuando los jóvenes intelectualmente curiosos que están
convencidos de que debe haber algo más en su fe que la religión popular
a la que se les ha dado encuentran el calvinismo por primera vez
(generalmente bajo el nombre de teología reformada), a menudo quedan
impresionados y, a veces, son arrastrados por la fe. eso. En mi experiencia,
esto está en parte bajo la influencia de sermones extremadamente
apasionados emitidos por académicos popularizadores del calvinismo que

80
predican en enormes conferencias juveniles (los sermones están en podcast
para volver a escucharlos), como si su teología fuera la única que
verdaderamente honra a Dios.

He descubierto que muchos de los nuevos calvinistas simplemente no


saben que existen alternativas viables a su nueva fe doctrinal. Al leer libros
de sus pastores y maestros favoritos, muchos de ellos están convencidos
de que todas las alternativas, y especialmente el
temido "arminianismo ", están centradas en el hombre, no cuentan con el
respaldo bíblico y son intelectualmente débiles. Casi todas las alternativas
al calvinismo se agrupan como arminianismo o semi-pelagianismo o
ambos (muchos calvinistas como Sproul igualan a los dos). En su sermón
sobre “¿Por quién murió Cristo?” Piper ataca al arminianismo como una
teología de la auto-salvación. Él dice: “Para decir que Cristo murió por
todos los hombres de la misma manera, el Arminiano debe limitar la
expiación a una oportunidad impotente para que los hombres se salven de
su terrible situación de depravación.” 81

Esto es, por supuesto, una caricatura del arminianismo, como lo he


demostrado en la Teología Arminiana: mitos y realidades. Uno tiene que
preguntarse qué pensaba Piper cuando tergiversó el arminianismo de esta
manera. La teología arminiana no dice que las personas puedan salvarse a
sí mismas o que la expiación es impotente. La teología arminiana
tradicional dice que en y por medio de la cruz de Cristo, el pecado de Adán
heredado por todos fue perdonado (Romanos 5) para que las personas solo
sean condenables por sus propios pecados. La cruz elimina completamente
todos los obstáculos para la salvación de todo ser humano, excepto su
propia resistencia a Dios. La gracia ofrecida libremente, que se da a todos
en cierta medida, pero especialmente a través de la predicación de la

81
Palabra. ¡Creo que Piper lo sabe porque nos lo hemos comunicado y me
dijo que solía ser un arminiano! 82

Lo que a menudo omiten Piper y casi todos los críticos calvinistas del
arminianismo (y otras teologías alternativas de la soberanía y salvación de
Dios ) que son cruciales de mencionar son: (1) cualquier limitación de la
soberanía de Dios se dice que es voluntaria autolimitación porque Dios es
soberano sobre su soberanía, y (2) si alguien viene a Cristo con
arrepentimiento y fe, es solo porque están capacitados por la "gracia
preveniente " de Dios para hacerlo. Rara vez me encuentro con calvinistas
que describan de manera justa la doctrina arminiana de la gracia
preveniente, aunque es central y crucial para la teología arminiana.
Entonces, ¿qué es el arminianismo o la teología arminiana? Es la
alternativa evangélica principal al calvinismo, muy vilipendiada pero
inocente. Para apoyar el retrato que dibujaré aquí, señalo a los lectores
la Teología de Arminia , que contiene cientos de citas de apoyo de
destacados teólogos arminianos, que se remontan al mismo Jacob
Arminio, quien atribuyó toda la salvación a la gracia de Dios y negó
fervientemente que él atribuyó cualquier parte de la obra de salvación
al "hombre " (la persona humana que se arrepiente y cree en la salvación).
Al contrario de las tergiversaciones de muchos críticos calvinistas, el
arminianismo no "limita la soberanía de Dios " ni atribuye el mérito
al "hombre " en la salvación.

La teología arminiana clásica, como la de John Wesley ( 1703–1791),


afirma la depravación total de los seres humanos y su total impotencia
incluso para ejercer una buena voluntad hacia Dios, aparte de la
sobrenatural asistencia de Dios. Atribuye la capacidad del pecador para
responder al evangelio con arrepentimiento y fe a la gracia preveniente: el
poder iluminador, convincente, llamativo y habilitador del Espíritu Santo
que trabaja en el alma del pecador y los hace libres para elegir la gracia
salvadora ( o rechazarlo). Esta es la interpretación arminiana de
los "dibujos " de Dios mencionados por Jesús en el evangelio de Juan.
Dios no dibuja de manera irresistible sino persuasiva, dejando que las
personas humanas puedan decir que no.

82
La teología arminiana afirma la elección divina, pero la interpreta como
corporativa más que individual. Romanos 9, el pasaje bíblico del alto
calvinismo, se interpreta como lo hicieron los padres de la iglesia
primitiva , al referirse al servicio de Israel y a los creyentes gentiles en el
plan de Dios , no a los destinos eternos de los individuos. Los arminianos
afirman la predestinación, interpretándola con Romanos 8 como el
preconocimiento de fe de Dios . Rechazan la reprobación, excepto en la
medida en que es elegida libremente por personas que viven en contra de
la voluntad de Dios revelada en la naturaleza y la ley escrita en sus
corazones (Romanos 1 y 2).

Sobre todo, los arminianos insisten en que Dios es un Dios bueno y


amoroso, que verdaderamente desea la salvación de todas las personas.
Nota 1 Timoteo 2: 3 –4: “Esto es bueno y agrada a nuestro salvador, que
quiere que todas las personas se salven y lleguen a conocer la verdad ”; y
2 Pedro 3: 9: “El Señor no se demora en cumplir su promesa, como
algunos entienden la lentitud. En cambio, es paciente contigo, no quiere
que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento. "Los
arminianos consideran que estos pasajes de la Escritura y otros similares
señalan de manera clara e inequívoca el deseo universal de Dios de
salvación de cada persona. El griego de 1 Timoteo 2: 4 no puede Ser
interpretado de cualquier otra manera que refiera a cada persona sin
límite. Algunos calvinistas interpretan que 2 Pedro 2: 4 se refiere solo a
los elegidos, pero a la luz de 1 Timoteo 2: 4, eso difícilmente funciona.
Los arminianos creen que cualquier limitación de la intención de
Dios para la salvación de todos, incluida la "expiación
limitada " , impugna necesariamente y de manera inexorable el carácter de
Dios, incluso cuando los calvinistas insisten en lo contrario. Los
arminianos no afirman que los calvinistas digan que Dios no es bueno ni
amoroso; dicen que el calvinismo implica eso necesariamente, de modo
que los calvinistas deberían decirlo para ser lógicamente coherentes con
ellos mismos.

La principal alternativa al calvinismo es el arminianismo clásico (¡que


es diferente de lo que a veces se incluye bajo esa etiqueta!) Como se
describe brevemente más arriba. Nuevamente, insto a los lectores que

83
estén interesados en explorar más para leer la Teología de Arminiana y
otros libros de Arminianos sobre arminianismo, tal como yo y muchos
Arminianos hemos leído los Institutos de Calvino y muchos libros sobre
Calvinismo de calvinistas. No debes creer lo que dicen los calvinistas
sobre el arminianismo sin comprobarlo por ti mismo en las fuentes
primarias. 83

¿Es la teología arminiana respetable bíblica e intelectualmente? ¿Es un


competidor serio con el calvinismo? por supuesto, solo alguien que lo
investiga con bastante profundidad en las fuentes primarias puede saberlo
con seguridad. Pero mi argumento es que la única razón por la que esto se
cuestiona seriamente es por las calumnias despiadadas que los calvinistas
plantearon en su contra a lo largo de los años; la mayoría de lo que dicen
los calvinistas es simplemente falso o al menos parcialmente cierto. Uno
de los peores delincuentes es Sproul, que equipara el arminianismo con la
herejía del semi-pelagianismo, 84 condenado en el Segundo Concilio o
Sínodo de Orange en el año 529 dC (que también condenó cualquier
creencia de que Dios predestinó el pecado). Prácticamente todos los libros
de una teología calvinista expuesta de los calvinistas que he leído (y he
leído docenas) finalmente llegan a criticar al arminianismo como un
mensaje superficial de salvación personal si no es una herejía real.

Insto a los nuevos calvinistas jóvenes, inquietos y reformados a pensar


por sí mismos acerca de las alternativas del calvinismo , incluido
especialmente el arminianismo. Pero también recomiendo la investigación
de teólogos reformados no calvinistas como H. Berkhof, König y Daane,
pero quizás sobre todo el gran teólogo reformado holandés g. C.
Berkouwer, quien publicó muchos volúmenes de teología sistemática en
los años cincuenta y sesenta. Algunos pueden considerarlo calvinista, pero

84
definitivamente no lo fue en el sentido completo de TULIP, "calvinismo
elevado ", especialmente porque rechazó cualquier noción de reprobación
divina incluida en la soberanía de Dios . 85 Otras alternativas protestantes
son el luteranismo, que rechaza la expiación limitada y la perseverancia
incondicional, y la teología anabautista, que se enfoca principalmente en
el discipulado más que en la teología sistemática, pero claramente incluye
la creencia en la libertad de voluntad otorgada por Dios y rechaza el
TULIP casi en su totalidad. (Algunos anabaptistas aceptan la depravación
total.)

En última instancia, espero que las alternativas al calvinismo justifiquen


una seria consideración debido a los serios enigmas presentados por la
extensión lógica del calvinismo clásico, a lo que ahora se refiere este libro.

85
Cuatro

SÍ A LA SOBERANÍA DE
DIOS ; NO AL
DIVINO DETERMINISMO

Fui a escuchar a un famoso funcionario del gobierno, que también era un


conocido cristiano evangélico, hablar en la capilla de nuestro
colegio. Esperaba escucharlo hablar sobre los peligros de fumar porque
eso era por lo que era especialmente conocido; Él era un cruzado contra el
tabaco. Pero eso no es a lo que se dirigió en su charla de capilla. En
cambio, durante aproximadamente una hora, mantuvo el tema "Dios mató
a mi hijo". "No estaba totalmente sorprendido porque sabía que él era
miembro de una iglesia reformada grande e influyente. Sin embargo,
nunca había escuchado a ningún calvinista poner un asunto similar tan
directamente. El médico habló de manera elocuente y conmovedora acerca
de la trágica muerte de su hijo adulto joven en un accidente de
montañismo y varias veces se detuvo, miró atentamente a la audiencia
joven y declaró: “Dios mató a mi hijo.”
El orador dejó muy claro lo que quería decir. No quiso decir que Dios
permitió la muerte de su hijo o simplemente permitió que sucediera. Más
bien, quiso decir que Dios lo planeó y lo hizo seguro. No llegó a decir que
Dios lo causó, pero su título que se repite a menudo implica que: “Dios
mató a mi hijo.” También dejó en claro que no quiso decir que esto fue un
hecho inusual de la intervención de Dios; lo que quiso decir fue que cada
muerte, como cada Evento, está planeada y gobernada por Dios de tal
manera que sea inevitable. (YO Estoy seguro de que diría, si se le
preguntara, que Dios usa causas secundarias como el clima, la humedad y
los equipos defectuosos, pero para él esto no era pertinente. Todo lo que
le importaba era que Dios había matado a su hijo.) En otras palabras, este
estadista cristiano estaba públicamente declamando que Dios es

86
absolutamente soberano hasta los detalles y que Dios planea cada Evento,
incluidas las tragedias, y los hace seguros.
Lo que era especialmente significativo de esta presentación de la vista
calvinista de la soberanía divina en la providencia (Dios de gobierno de la
historia y la vida) fue el orador que habló tan apasionadamente. Por
supuesto, lo creía porque pensaba que era bíblico. Pero también dejó en
claro que lo creía porque era lo único que le daba consuelo y esperanza
ante una tragedia tan devastadora. Si la muerte de su hijo fue simplemente
un accidente y no forma parte del plan de Dios, dijo, no podría vivir con
la absoluta aleatoriedad y la falta de significado de la misma. Él solo podía
encontrar consuelo en la muerte de su hijo si era obra de Dios y no en
absoluto un accidente.
Mientras escuchaba, me preguntaba qué diría este gran estadista
evangélico si la muerte de su hijo no fuera, como él informó, inmediata y
sin dolor, sino una muerte prolongada, agonizante y dolorosa, por ejemplo,
de cáncer. ¡Tales muertes ocurren comúnmente y algunas veces a niños y
jóvenes! Recuerdo que un día visité a la amiga adolescente de mi hija en
el hospital y escuché a un niño gritar en agonía sin pausa durante los treinta
minutos que estuve allí. Fueron gritos desgarradores de tormento absoluto
que resonaban en los pasillos del hospital. Nunca había escuchado algo
así, y me dejó temblando. ¿Qué pasaría si esos padres le preguntaran al
orador si creía que su hijo estaba siendo asesinado de
esa manera en particular? ¿por Dios? ¿Qué diría él? Si fuera consistente
con él mismo y con su teología, tendría que decir que sí.
Estaba trabajando en mi oficina un día cuando sonó el teléfono. Era un
pastor que había leído en el periódico estudiantil sobre mi rechazo al
calvinismo. Él exigió saber: “¿Cómo no puedes creer en la soberanía
de Dios?”
Le pregunté qué quería decir con la soberanía de Dios, y él
respondió: "Me refiero al hecho de que Dios controla todo lo que sucede.”
Respondí preguntándole: “¿Eso incluye el pecado y el mal?”
Hizo una pausa: "No.”

87
Entonces, le pregunté: “¿Usted realmente cree, entonces, en la
Soberanía de Dios? "Se disculpó y colgó.
Lo que quería decirle al pastor es que sí creo en la soberanía
de Dios, con todo mi corazón, alma y mente. Creo, como enseña la Biblia
y todos los cristianos deben creer, que nada puede suceder sin el permiso
de Dios. Eso es lo que algunos llamarían una "visión débil" de la
soberanía de Dios (aunque no tiene nada que ver con ninguna "debilidad"
de Dios), mientras que el calvinismo típicamente afirma una "visión
fuerte " de la soberanía de Dios. Veamos la doctrina calvinista de la
divina providencia, la doctrina de la soberanía de Dios sobre la naturaleza
y la historia.

DOCTRINA CALVINISTA DE LA
PROVIDENCIA DE DIOS
Ulrich Zwinglio y Juan Calvino

Muchos estudiosos consideran que el verdadero fundador de la tradición


reformada es Ulrich Zwinglio, quien escribió un extenso ensayo
titulado Sobre la providencia. Este ensayo llegó a ser influyente en
Calvino y, a través de él, en toda la tradición reformada (aunque muchas
personas reformadas, especialmente las que he etiquetado
como "revisionistas", han venido a rechazar gran parte de ella). Zwinglio
definió la providencia como el "gobierno de Dios" y la dirección de todas
las cosas en el universo. Porque si algo fuera guiado por su propio poder
o percepción, hasta ahora la sabiduría y el poder de nuestra Deidad serían
deficientes." 1 Zwinglio continuó su exposición negando que cualquier
cosa en el mundo sea" contingente, fortuita o accidental "porque solo Dios
es el La "única causa" sobre todo, de modo que todas las otras llamadas
2
causas son simplemente" instrumentos de la obra divina".

88
Zwinglio basó gran parte de esta fuerte doctrina de soberanía en la
filosofía; comenzó con una idea presupuesta de Dios como
necesariamente la realidad determinante y sacó de ella la conclusión de
que todo debe ser una manifestación del poder de Dios o, de lo contrario,
Dios no sería Dios. Por supuesto, Zwinglio también apeló a las Escrituras,
al igual que todos los defensores de la fuerte doctrina de la soberanía de
Dios. Será útil mirar algunos pasajes supuestamente de apoyo antes de
pasar a mirar la doctrina de Calvino y luego las interpretaciones de la
providencia de los calvinistas.
En el capítulo 3, vimos que los calvinistas apelan a las historias de la
crucifixión de José y Jesús para apoyar una visión de la soberanía
providencial de Dios como detallada y meticulosa, incluida la maldad. Por
supuesto, no todos los eruditos o intérpretes bíblicos deducen esa doctrina
de estas historias y eventos. Por ejemplo, ¿no es posible que Dios "los
haya querido para siempre " en el sentido de que pudo haber detenido los
Eventos pero optó por permitirlos? La mayoría de los calvinistas dirán que
hay poca o ninguna diferencia entre eso y su punto de vista, pero
argumentaré que la diferencia es grande.
Los calvinistas apelan a las declaraciones de los profetas del Antiguo
Testamento, como el ya referido a Amós 3: 6. Pero hay otros pasajes,
como Proverbios 16:33; Isaías 14:27; 43:13; 45: 7; y Daniel 4:35. Todos
estos indican la autoridad supervisora de Dios y descartan los detalles. Por
ejemplo, Proverbios 16:33: "La suerte es echada en el regazo, pero cada
decisión es del Señor ", mientras que Isaías 45: 7: "Yo formo la luz y creo
oscuridad, traigo prosperidad y creo desastre"; Yo, el Señor, hago todas
estas cosas. "Casi no hay necesidad de citar más lejos; estos pasajes solo
parecen proporcionar una prueba de la fuerte visión de la providencia de
Dios . Más adelante en este capítulo, por supuesto, argumentaré que hay
interpretaciones alternativas que expresan mejor la soberanía de Dios y
que no hacen a Dios el autor del mal.
Calvino retomó donde Zwinglio se quedó con su doctrina de la
soberanía de Dios sobre la historia, la meticulosa providencia de Dios,
aunque no la defendió de la filosofía, sino principalmente de las Escrituras
(¡lo que no quiere decir que la filosofía no lo haya influenciado!). En una
ilustración vívida, Calvin escribió:

89
Imaginemos, por ejemplo, a un comerciante que, entrando en un bosque con una
compañía de hombres fieles, se aleja de sus compañeros y, en su deambulación,
se encuentra con un ladrón , cae entre ladrones y es asesinado. Su muerte no solo
fue prevista por el ojo de Dios , sino también determinada por su decreto. Porque
no se dice que previó cuánto duraría la vida de cada hombre, sino que determinó
y fijó los límites que los hombres no pueden pasar ... Sin embargo, en lo que
concierne a la capacidad de nuestra mente, todas las cosas en ella parecen
fortuitas [accidentales]. ¿Qué pensará un cristiano en este punto? Sólo está:
Todo lo que sucedió en una muerte de este tipo, lo considerará fortuito por
naturaleza, tal como es; sin embargo, él no va a dudar de que la Providencia de
Dios ejercía autoridad sobre la fortuna para dirigir su fin. 3

Calvino resume toda su doctrina de la providencia de Dios de la


siguiente manera: “Ningún viento surge o aumenta, excepto por el
mandato expreso de Dios.” 4 En otros lugares, argumenta que el gobierno
providencial de la historia de Dios no puede expresarse mediante un
permiso; Dios no solo permite nada, sino que lo ordena y lo lleva a cabo
con toda seguridad. Para Calvin, esto se ve más claramente en la caída de
Adán, que fue predestinada por Dios. En caso de que haya alguna duda
sobre cuán fuerte fue la doctrina de la providencia de Calvino, citaré este
pasaje de sus Institutos :

En resumen, como se dice que la voluntad de Dios es la causa de todas las cosas, he

hecho de su providencia el principio determinante de todos los planes y obras

humanos, no solo para mostrar su fuerza en los elegidos, que están regidos por el

Espíritu Santo, sino también para obligar al reprobado a la obediencia. 5

¿Cómo pudo Calvino decirlo de manera más directa y contundente que


eso? Dios obliga a los reprobados, a los malvados, a obedecer su
voluntad. En otras palabras, incluso el mal hecho por las personas
malvadas es preordenado y dado por Dios. Los calvinistas posteriores,
como Sproul, afirmarán que el calvinismo no dice que Dios obligue a los
malvados a hacer actos malvados. Calvin parecía pensar que es así, a pesar
de que argumenta que Dios no se ha manchado por el mal de sus actos
porque sus motivos son buenos, mientras que los suyos son malos. (por

90
supuesto, esto solo plantea la cuestión del origen de los motivos
malvados).
Jonathan Edwards
Los puntos de vista posteriores de los calvinistas sobre la
providencia de Dios son en gran parte consistentes con los de Zwinglio y
Calvino. En otras palabras, en general, el calvinismo elevado de Zwinglio,
Calvino, Edwards, Boettner, Sproul, Piper equivale al determinismo
divino a pesar de las fuertes objeciones de los calvinistas a esa
terminología. Comenzamos con Jonathan Edwards.

Edwards enseñó la doctrina más fuerte posible del gobierno de


Dios. Para él, Dios no es solo la realidad determinante; Él crea el mundo
entero ex nihilo (de la nada) en cada momento y no funciona a través de
causas secundarias. 6 Todo sin excepción es directa e inmediatamente
causado por Dios, incluido el mal. Edwards insistió en que todas las cosas,
incluidos el pecado y el mal, provienen de "una infalible determinación
previa del futuro del Evento [que significa todos los Eventos]" , de modo
que todo sucede de acuerdo con una "providencia universal y
determinante" que impone "algún tipo de necesidad de todos los
eventos. ” 7 Edwards lo clava:
Dios, de manera decisiva, en su providencia, ordena todas las voliciones de
los agentes morales, ya sea por influencia positiva o permiso:

y está permitido en todas las manos, que lo que Dios hace en el asunto de las
virtuosas voliciones del hombre , ya sea más o menos, es

por alguna influencia positiva, y no por mero permiso, como en el caso de una
volición pecaminosa. 8

El uso del lenguaje del permiso por parte de Edwards no debe desanimar
a los lectores, ya que esto debe entenderse en el contexto de sus
declaraciones anteriores sobre "determinar la providencia" y la "necesidad
de todos los Eventos". "Claramente, por " permiso "Edwards solo
significa que, en el caso del mal, Dios no obliga ni obliga a la gente a

91
pecar, sino que lo hace cierto. Uno tiene que preguntarse por qué Edwards
(y otros calvinistas) volvieron a usar el lenguaje de "permiso" cuando su
(y su) explicación general de la providencia de Dios requiere algo más
directo y activo.

Edwards no solo afirmó la soberanía absoluta y determinante


de Dios sobre todos los Eventos en el mundo; también afirmó la necesidad
de las propias decisiones de Dios. Esto apunta su creencia en lo que yo
llamo determinismo divino. Para él, todo lo que sucede, incluso en la
propia mente y voluntad de Dios, es necesario. Para aquellos que dudan de
esto, consideren que Edwards afirmó “la necesidad de los actos de la
voluntad de Dios.” 9 Por supuesto, Edwards no quiere decir que alguna
fuerza exterior de Dios o incluso dentro de Dios coacciona a Dios para
decidir y actuar como lo hace. Más bien, “la determinación necesaria de
la voluntad de Dios en todas las cosas, [es] por lo que él ve para ser el más
apto y mejor." 10 En otras palabras, "la voluntad de Dios está determinada
por su propia sabiduría infinita y suficiente en todo.” 11 El resultado
inexorable de esto debe ser que la creación del mundo por parte de Dios es
necesaria y no contingente. Es decir, no es libre.
Algunos defensores de Edwards pueden objetar que el teólogo puritano
afirmó que las acciones de Dios son libres. De hecho lo hizo. Entonces,
¿cómo reconcilió estas cosas? Edwards argumentó que el libre albedrío
solo significa hacer lo que está de acuerdo con el motivo o la disposición
más fuerte de cada uno. Para él, como para la mayoría de los calvinistas
que desean abrazar un cierto sentido del libre albedrío tanto en Dios como
en las criaturas, el libre albedrío no puede hacer otra cosa que la que hace
uno (el poder de la elección contraria), que es el sentido libertario del libre
albedrío pero solo hacer lo que uno quiere hacer, incluso si él o ella no
podrían hacer lo contrario. Según Edwards, incluso las necesidades
de uno siempre están determinadas por algo. El corazón, la sede de las
disposiciones, determina los actos de la voluntad humana con la misma
seguridad que Dios. La sabiduria determina sus decisiones y acciones.

92
Los filósofos han llamado a esto "compatibilismo", una creencia de que
el libre albedrío es compatible con el determinismo. Probablemente no es
lo que la mayoría de la gente piensa que significa libre albedrío. La
mayoría de las personas probablemente se refieran a la capacidad del libre
albedrío de hacer lo contrario. Pero de acuerdo con el compatibilismo, la
única vez que uno no es libre es cuando uno se ve obligado a hacer algo
que no quiere hacer. En este sentido, entonces, la creación de Dios del
mundo es "libre" porque es lo que Dios quería hacer. Pero eso no significa
que Dios podría haber hecho lo contrario.

Uno tiene que cuestionar la ortodoxia de la visión de Edwards. El punto


central de la ortodoxia cristiana que afirma tradicionalmente la libertad de
creación es asegurar que se encuentre dentro del ámbito de la gracia y no
de la necesidad. Lo que sea necesario no puede ser amable. Además, si la
creación del mundo por parte de Dios era necesaria, entonces el mundo
es, en cierto sentido, parte de Dios, un aspecto de la propia existencia de
Dios . Esto se conoce como panenteísmo: La creencia de que Dios y el
mundo son realidades interdependientes. La mayoría de los cristianos
12
ortodoxos siempre han considerado esa herejía.

En realidad no estoy acusando a Edwards de herejía; más bien, lo estoy


acusando de inconsistencia porque claramente no tenía la intención de
hacer que Dios dependiera de ninguna manera del mundo. El punto es que
sus reflexiones especulativas sobre la soberanía de Dios lo llevaron a
conclusiones con las que probablemente no estaba cómodo y
probablemente no se sostuvo de la misma manera todo el tiempo. Sin
embargo, a pesar de las intenciones de Edwards, su fuerte doctrina de la
soberanía —divino determinismo— es una pendiente resbaladiza que
conduce lógicamente hacia el panenteísmo.

Otro problema con el que Edwards tuvo que lidiar fue el problema de la
relación de Dios con el pecado y el mal. ¿Acaso su fuerte doctrina de la
providencia no conduce inevitablemente a que Dios sea el autor del pecado
y del mal? Edwards estaba claramente incómodo con eso, pero al mismo

93
tiempo lo admitió en cierto sentido. Primero, su explicación de cómo Dios
hizo segura la caída de Adán es que Dios le negó a Adán "esas influencias,
sin las cuales la naturaleza se corromperá ", pero esto no hace a Dios el
autor del pecado. 13 Para aclarar el punto, Edwards declaró que "el primer
surgimiento o existencia de esa disposición malvada en el corazón de
Adán, fue con el permiso de Dios”; quién podría haberlo prevenido, si lo
hubiera complacido, al dar tales influencias de su Espíritu, que hubieran
sido absolutamente efectivas para impedirlo; lo cual, es un hecho claro, él
retuvo. " 14 , aunque Dios haya asegurado la primera disposición malvada
que dio origen a todos los demás, argumenta Edwards, Dios no es
culpable. Solo Adán era culpable porque sus intenciones eran malas. Las
intenciones de Dios al dar pecado y maldad ciertamente eran buenas. “En
el mal dispuesto, Dios no hace el mal.” 15
¿Esto realmente libera a Dios, por así decirlo, de ser el autor del pecado
y del mal? Edwards finalmente concluyó:

Si por "autor del pecado " se entiende el otorgante, o no el impedimento del


pecado; y al mismo tiempo, un eliminador del estado de los Eventos, de tal
manera, para los fines y propósitos sabios, santos y más excelentes, que el
pecado, si está permitido o no obstaculizado, seguirá de manera muy segura e
infalible: Yo digo Si esto es todo lo que se quiere decir, al ser el autor del pecado,
dieciséis
no niego que Dios es el autor del pecado.

Sugiero que la mayoría de la gente consideraría que es el autor del


pecado. Pero muchos calvinistas, al darse cuenta de que para la mayoría
de las personas, "autor del pecado " significa que Dios obligó a Adán a
pecar contra su voluntad, rechazan ese lenguaje mientras están de acuerdo
con Edwards. Ni Edwards ni ningún calvinista creen que Dios obligó a
Adán a pecar en contra de su voluntad, pero el lenguaje común dicta que
uno es el "autor " de algo simplemente haciéndolo seguro. Por lo tanto,
sostengo que el calvinismo hace a Dios el autor del pecado en el sentido

94
de que, según su relato de la soberanía de Dios, Dios hizo que el pecado
de Adán fuera cierto.
Mi punto aquí es simplemente esto: Cuando los calvinistas niegan que
su doctrina haga a Dios el "autor del pecado", lo que generalmente quieren
decir es que Dios no obligó a Adán (ni a nadie) a pecar contra su
voluntad. Sin embargo, deben admitir, junto con Edwards, que su
doctrina hace que Dios sea el autor del pecado en el sentido de que Dios
aseguró que Adán (y toda su posteridad) pecaría.
R.C. Sproul

Al igual que Edwards, Sproul rechaza la etiqueta de "determinismo"


para esta visión fuerte de la soberanía divina porque entiende
que "determinismo" significa "coerción externa".” 17 Él admite, junto con
Edwards y todos los demás calvinistas, que Dios determina todas las cosas,
pero prefiere llamar a esto divina “determinación”, no “determinismo
”. 8 Uno solo puede preguntarse qué diferencia realmente hace. Continuaré
llamando a este punto de vista determinismo divino siguiendo la definición
ordinaria de "determinismo" (tal como aparece en varios diccionarios y
enciclopedias), que “Cada Evento es necesario por eventos y condiciones
precedentes.” 19 Ciertamente, ese es el caso de las creencias de Edwards y
Sproul y la mayoría de los otros calvinistas sobre la soberanía de Dios .
Pasemos ahora al relato de Sproul de la soberanía providencial de
Dios. Sproul es bien conocido por hacer declaraciones bastante enfáticas
y extremas sobre la doctrina calvinista. Por ejemplo, en Elegido por
Dios, él escribe que cualquiera que no esté de acuerdo con su creencia
(como se expresa en la Confesión de Fe de Westminster) sobre la
predestinación debe ser un "ateo convencido". 20 Para Sproul (y muchos
otros calvinistas), la predestinación es más que un concepto acerca de la
soberanía de Dios para decidir quién será salvo y quién no será salvo;
También es un concepto sobre la "soberanía total" de Dios en todas las
cosas. En el capítulo 3 cité la observación de Sproul de que no puede haber
una sola molécula en el universo que no esté totalmente bajo el control de
Dios. Es famoso por preguntar al público que si cree en Dios, en el sentido

95
de soberanía total que aquí estoy llamando determinismo divino. Luego
pregunta cuántos son ateos. Los que no levantaron la mano en respuesta a
la primera pregunta, dice él, deberían levantar la mano a la segunda
pregunta. Su razón, por supuesto, es que “si Dios no es soberano, entonces
él no es Dios. Pertenece a Dios como Dios para ser soberano.” 21

Lo extraño de esto es que en Elegido por Dios, Sproul afirma que "los
hombres buenos y sabios" pueden estar en desacuerdo con esta doctrina,
pero luego dice que cualquiera que no esté de acuerdo con él debe ser un
ateo convencido. ¡No debería sorprenderse si algunos "hombres buenos y
sabios" se ofenden por esa sugerencia! 22 Muchos cristianos están de
acuerdo con él en que la soberanía de Dios es una parte esencial de la
naturaleza de Dios sin estar de acuerdo con su interpretación de esa
soberanía.

Entonces, ¿cuál es exactamente la doctrina de predestinación /


providencia de Sproul? Recibimos una fuerte pista en su definición de
predestinación: “Incluye todo lo que sucede en el tiempo y el
espacio.” 23 En otras palabras, predestinación, en su sentido más amplio,
es simplemente otra palabra para la determinación de Dios de todos los
Eventos: providencia meticulosa. Él afirma que todo lo que sucede es la
voluntad de Dios. 24 Para concretarlo escribe:

El movimiento de cada molécula, las acciones de cada planta, la caída de cada


estrella, las elecciones de cada criatura volitiva [criaturas que eligen], todas ellas
están sujetas a su voluntad soberana. Ninguna molécula inconformista corre
suelta en el universo, más allá del control del Creador. Si existiera una de esas
25
moléculas, podría ser la mosca crítica en la pomada eterna.

En otras palabras, “una molécula inconformista podría destruir todas las


promesas que Dios haya hecho sobre el resultado de la historia.” 26
Sproul va a hacer una distinción entre los dos sentidos de la voluntad de
Dios: Voluntad decretal de Dios y voluntad permisiva de Dios. 27 Esto

96
podría aliviar un poco la ansiedad sobre el papel de Dios en el mal, pero
luego él retira con una mano lo que dio con la otra: "Lo que Dios permite,
él decreta permitir.” 28 En otras palabras, el permiso de Dios es voluntario
e incluso determinante; simplemente refleja y promulga los decretos
eternos de Dios. Por lo tanto, incluso el pecado está tanto dentro de la
voluntad decretiva de Dios como de la voluntad de permisiva de Dios.
Este último no determina de ninguna manera el primero o de lo contrario
Dios no sería soberano. Lo que Dios permite, él decretó
permitir, incluyendo el pecado. La forma en que Sproul explica la relación
entre la voluntad decretiva de Dios y la voluntad permisiva de Dios tiende
a colapsarlos juntos. El espectro de un Dios que quiere el pecado y el mal
todavía se cierne sobre él.

Para obtener una comprensión más completa de la doctrina de


Sproul de la soberanía providencial de Dios, es útil observar su visión del
libre albedrío. Por un lado, a diferencia de algunos calvinistas, Sproul
afirma que Adán y Eva cayeron por su propia voluntad: "El calvinismo ve
a Adán pecar por su propia voluntad, no por coacción divina.” 29 Por otra
parte, se dice de la caída, “Adam saltó a la fosa [de la depravación y la
muerte espiritual]. En Adán todos saltamos al pozo. Dios no nos tiró al
hoyo. ” 30 algunos de los lectores de Sproul se consuelan con esto, como si
alivia el problema de la elección soberana de Dios de que Adán pecaría.
Pero eso no está claro en absoluto.

97
Es importante mirar más de cerca lo que Sproul quiere decir con "libre
albedrío". Allí recurre al compatibilismo de Edwards, en el que el "libre
albedrío" es simplemente hacer lo que uno quiere hacer aunque no pueda
hacer otra cosa. Al igual que Edwards (en muchos sentidos el mentor de
Sproul), Sproul argumenta que "nosotros[siempre] elegimos de acuerdo
con nuestra inclinación más fuerte en este momento".31 Esto también
habría sido cierto para Adán, porque tanto Edwards como Sproul
simplemente están explicando lo que siempre significa "libre albedrío".
Sproul lo explica con más detalle: "Hay una razón para cada decisión que
tomamos. En un sentido estricto, cada decisión que tomamos está
determinada".32 ¿Determinada por qué? Por nuestros motivos e
inclinaciones interiores.
Todo lo que uno tiene que hacer para ver que esto realmente no resuelve
el problema de Dios y el mal es pensar al revés desde el primer pecado de
Adán hasta el motivo que lo controlaba y en realidad lo causó. En otras
palabras, lo que Sproul está diciendo es que el pecado de Adán fue
predeterminado por una disposición interna al pecado. Adán no podría
haber hecho otra cosa que él. Sproul dice que esto no es determinismo
porque define el determinismo como "coerción por fuerzas externas”, que
en realidad no tiene nada que ver con eso, como ya se señaló. Parece estar
inventando esa definición de manera arbitraria, simplemente para evitar
llamar a su punto de vista de la historia, incluida la caída, el determinismo.

La pregunta para Sproul y todos los calvinistas que toman este enfoque
es la siguiente: ¿de dónde vino la inclinación al mal de Adán? Para ellos,
no puede venir del libre albedrío porque el libre albedrío es simplemente
elegir actuar de acuerdo con las inclinaciones de uno. Voy a explorar este
dilema del calvinismo con más detalle más adelante en este capítulo. Aquí
simplemente lo planteo como un problema para las explicaciones típicas
de Sproul y otros calvinistas de la caída de la humanidad en el pecado y el
mal y la participación de Dios en eso. Para aludir a lo que vendrá: parece
lógicamente necesario, por este relato del libre albedrío y la soberanía
de Dios, rastrear la primera inclinación al mal de regreso a Dios como su
fuente, que, por supuesto, ¡ningún calvinista quiere hacer!

Loraine Boettner

98
Paso ahora de Sproul a Boettner. ¿Qué dijo Boettner acerca de la
providencia soberana de Dios? Ya he citado sus fuertes declaraciones
sobre la soberanía de Dios .Aquí simplemente agrego a esa explicación
anterior. Según Boettner, la visión reformada de la providencia de Dios es
que Dios "muy obviamente predeterminó cada Evento que
sucedería... incluso los actos pecaminosos de los hombres son

Incluido en este plan. ”33 Pero, como Sproul, Boettner quiere decir que
Dios sólo permite los actos pecaminosos de la gente; Él no los causa. Sin
embargo, también como Sproul, él retira con una mano lo que da con la
otra diciendo sobre esto:

Incluso las acciones pecaminosas de los hombres [incluyendo el primer pecado de

]
Adán] pueden ocurrir solo con su permiso [de Dios . Y dado que no permite de

mala gana sino de buena gana, todo lo que suceda —incluyendo las acciones y el

destino final de los hombres— debe ser, en cierto sentido, de acuerdo con lo que él

deseaba y proponía. 34
En otras palabras, incluso el primer acto pecaminoso (y, por lo tanto, la
primera inclinación al pecado) fue planeado y propuesto por Dios porque
él lo deseaba. Boettner insiste, sin embargo, en que Dios nunca se peca a
sí mismo o que hace que la gente pese. Sin embargo, para llevar a cabo su
propósito y plan, hizo que incluso el primer pecado fuera seguro. ¿Cómo?

Todo lo que necesitamos saber es que Dios gobierna a Sus criaturas, que Su control

sobre ellas es tal que no se aplica violencia a su naturaleza y que Su control es

consistente con Su propia pureza y excelencia. Dios presenta los incentivos externos

que el hombre actúa de acuerdo con su propia naturaleza, pero hace exactamente lo que

Dios planea que haga. 35

Más adelante en este capítulo exploraré esto más a fondo y preguntaré


si realmente libera a Dios por ser el autor del pecado y del mal. ¿Realmente

99
difiere de decir que Dios determina el pecado y el mal y los hace
seguros? ¿Es el lenguaje de mero permiso realmente apropiado para esta
cuenta del papel de Dios en el pecado y el mal? Si Dios presenta a las
personas con "incentivos externos" garantizados para que resulten en su
pecado, ¿no es eso lo que hace a Dios el autor de su pecado? Si es así,
¿cómo son ellos responsables y Dios no lo es?
Paul Helm

Me basaré ahora en Paul Helm, otro testigo calvinista de la fuerte


doctrina de la providencia que creo que pone al calvinismo en el agua
caliente al conducir inexorablemente a la "consecuencia buena y
necesaria" de que Dios es el autor del pecado, del mal, e incluso de todo
sufrimiento inocente. La Providencia de Dios de Helm es ampliamente
considerada un clásico contemporáneo del pensamiento calvinista. He
aquí cómo expresa la soberanía de Dios en la providencia: No sólo cada
átomo y molécula, cada pensamiento y deseo, es mantenido en existencia
por Dios, sino que cada giro y vuelta de cada uno de ellos está bajo el
control directo de Dios".36 Entonces, "la providencia de Dios está "bien
arraigada"; se extiende a la ocurrencia de acciones individuales y a cada
aspecto de cada acción".37 Por supuesto, Helm reconoce que para
muchos de sus lectores esta fuerte visión de la soberanía de Dios elevará
a un tono intenso el problema del mal. ¿Es Dios, entonces, el autor del
pecado y del mal? ¿Qué hay de la bondad de Dios?
Este problema del mal y el papel de Dios en él se vuelven aún más
problemáticos cuando Helm se vuelve a describir cómo Dios gobierna el
mal en el mundo:

Porque, según el punto de vista "sin riesgo " [la opinión de Helm sobre la

providencia de Dios en la que Dios no toma riesgos], Dios controla todos los

Eventos y, sin embargo, emite órdenes morales que se desobedecen en algunos de

los Eventos que él controla . Por ejemplo, manda a los hombres y mujeres a amar

a sus vecinos mientras que al mismo tiempo ordena acciones que son maliciosas u

odiosas. 38

100
Según Helm, Dios tiene dos voluntades: "lo que sucede " (lo que él
decreta y declara cierto) y "lo que debería suceder " (lo que manda que a
menudo va en contra de lo que decreta). Algunos calvinistas se refieren a
estos como la "voluntad decretiva de Dios" y la "voluntad preceptiva
de Dios ". "En otras palabras, de acuerdo con este punto de vista de la
providencia de Dios, Dios le ordenó a Adán y nunca a comer del árbol del
conocimiento del bien y el mal (voluntad preceptiva) mientras que al
mismo tiempo (o desde la eternidad) decretando que Ellos comerían de
eso. La pregunta crucial que esto plantea es cómo Dios es bueno y no está
en conflicto consigo mismo. Dios asegura que sus órdenes morales serán
desobedecidas. ¿Cómo puede Dios hacer eso sin obligar a la gente a
pecar? ¿Y cómo lo hace sin ser responsable del pecado?

En esta coyuntura, Helm, al igual que muchos calvinistas, recurre a la


retención de Dios de la influencia divina para que las personas pequen
naturalmente sin que Dios los haga pecar: "Lo que determina la acción
[por ejemplo, la caída] en la medida en que es una El mal es
la retención divina. Dios retiene su bondad o gracia, y de inmediato el
agente forma un motivo o razón moralmente deficiente y actúa en
consecuencia. ” 39

En otras palabras, Dios hace que el mal sea seguro sin hacer el mal a sí
mismo. El mal, después de todo, está en el motivo con el cual la criatura
lleva a cabo la acción preordenada. El motivo del pecador es malo,
mientras que el motivo de Dios para predecirlo y darlo por seguro es
bueno. El pecador está pecando porque, por un motivo malvado (por
ejemplo, el egoísmo), él o ella desobedecen la preceptiva voluntad
de Dios aunque no pueda hacer otra cosa porque Dios retiene la provisión
necesaria para no pecar.

Esto plantea muchas preguntas sobre la bondad de Dios, la


responsabilidad humana y la fuente del primer motivo malvado. Helm
afirma que, a pesar de la participación de Dios en la seguridad del mal, es
un Dios perfectamente bueno, por lo que "la bondad de Dios debe tener

101
alguna relación positiva con el tipo de acciones humanas que
consideramos buenas". De lo contrario, ¿por qué atribuir bondad a
Dios?” 40 Trataré los problemas inherentes a este relato de la
providencia de Dios más adelante en este capítulo. Basta decir aquí que
parece incoherente en el mejor de los casos.
John Piper

¿Qué pasa con el influyente John Piper, probablemente el mentor más


importante del nuevo calvinismo entre la generación joven, inquieta y
reformada? ¿Qué dice acerca de la soberanía y la providencia de Dios,
incluyendo el mal? Sigue a Edwards y paralelos a Helm de cerca. Como
se explicó anteriormente, Piper cree que todo, sin excepción, llega a
suceder de acuerdo con el plan y el propósito preestablecidos de Dios y
que Dios hace que todo sea cierto sin participar en el mal mismo: "De
alguna manera (para que no podamos comprenderlo por completo) Dios
es capaz, sin censurar, de "tentar" a que la persona haga lo que Dios ordena
41
que haga, incluso si se trata del mal." Con Helm Piper afirma dos
voluntades en Dios: "Dios decreta un estado de cosas [incluido el mal]
mientras que también está dispuesto y enseña que un estado de cosas
diferente debe suceder.” 42
Piper niega, en su relato de la providencia, que
Dios es el autor del pecado o del mal a pesar de que él “vela por que las
cosas que son contrarias a los mandamientos de Dios se cumplan.”

Cada uno de los autores citados hasta ahora en esta sección en alguna
parte dice que todo lo que Dios precede y confirma, incluido el pecado y
el mal, glorifica a Dios. Boettner lo dice muy sucintamente: “Dios tiene
un propósito definido en el permiso de cada pecado individual, habiéndolo

102
43
ordenado 'Para Su propia gloria.' incluso las obras de Satanás están
preordenadas y controladas por Dios para su gloria!” 44
Resumamos la típica visión calvinista de la soberanía de Dios. Si bien
puede haber matices de diferencia en cada cuenta, es seguro decir que hay
algunos puntos comunes para que se pueda ofrecer una descripción
general. En el alto calvinismo, la soberanía de Dios en su providencia
significa que todo, hasta los detalles más minuciosos de la historia y las
vidas individuales, incluidos los pensamientos y acciones de las personas,
están predeterminados y determinados por Dios. Incluso los pensamientos
y acciones malvados se planifican y se producen de tal manera que
Dios "se encarga" de que cumplan su voluntad. Nada en absoluto, lo que
sea, cae fuera del plan y la actividad predestinantes de Dios.

Sin embargo, Dios no está manchado por el mal que hacen las criaturas
a pesar de que lo confirma porque sus motivos son siempre buenos, incluso
al provocar el mal que él prohíbe. Y el plan final de Dios es bueno, de
modo que el mal cumple su propósito. “Dios quiere con justicia las cosas
que los hombres hacen con maldad.” 45 Sin embargo, las criaturas son las
únicas responsables del mal que cometen. 46 Dios hace que el pecado y el
mal sean ciertos, no por coaccionar o forzar a las personas a hacerlos, sino
retirando u ocultando la influencia divina de que no necesitarían pecar y
hacer el mal. Todo lo que sucede, incluido el pecado, es ordenado por Dios
para su propia gloria.

EL PROBLEMA DE LA REPUTACION DE
DIOS
Sproul afirma que “cualquier distorsión del carácter de Dios envenena
el resto de nuestra teología.” 47 De hecho, los cristianos no calvinistas
están completamente de acuerdo, pero consideran que la visión típica del

103
alto calvinismo de la soberanía de Dios lógicamente conduce a una
distorsión del carácter de Dios. Por supuesto, ningún calvinista admite
esto, pero ese no es el punto. Los calvinistas con frecuencia acusan a los
arminianos y otros no calvinistas de no llegar a las “consecuencias buenas
y necesarias " de sus creencias admitidas, por lo que es justo que los
arminianos hagan lo mismo con los calvinistas. En términos generales, con
pocas excepciones, los calvinistas afirman la perfecta bondad y el amor de
Dios, pero su creencia en meticuloso

La providencia y la soberanía absoluta y determinante (determinismo)


socavan lo que dicen. Parece que quieren tener su pastel y comérselo
también.

Antes de adentrarme en mi crítica del relato del calvinismo sobre la


soberanía de Dios, quiero afirmar de manera clara e inequívoca que todos
los cristianos ortodoxos, incluidos los no calvinistas como los arminianos,
también afirman la soberanía de Dios. A veces los calvinistas
contrabandean su propia definición de soberanía en el significado de la
palabra misma, de modo que cualquiera que no esté de acuerdo con su
48
determinismo divino no crea en la soberanía divina. Ya he demostrado
que los arminianos creen en la soberanía de Dios, y una vez más, señalo
a los lectores la Teología Armiana: mitos y realidades. Los no calvinistas
toman la voluntad permisiva de Dios más seriamente que los calvinistas
y explican historias bíblicas como José y sus hermanos (gen. 50) y la
crucifixión de Jesús de esa manera: Dios previó y permitió que las
personas pecaminosas hicieran cosas porque vio el bueno que sacara de
ellos. 49 Pero Dios, de ninguna manera, los predomina o los confirma.
Alguien podría preguntar cómo Dios podría estar seguro de que
sucedería. Dios conoce los corazones de las personas y puede prever que,
dadas ciertas circunstancias previstas, harán cosas pecaminosas. Dios no

104
tiene que manipularlos; Él simplemente puede predecirlos
infaliblemente. Los calvinistas se burlarán de esto, pero su propia
explicación de la participación de Dios plantea mayores problemas con los
que pueden luchar pero dejar sin resolver.

En resumen, la descripción calvinista de la soberanía de Dios dada


anteriormente en este capítulo hace inevitablemente a Dios el autor del
pecado, el mal y el sufrimiento inocente (como los hijos del Holocausto)
y, por lo tanto, impugna la integridad del carácter de Dios como bueno. Y
cariñosa El Dios de este calvinismo (en oposición a, digamos, la teología
reformista revisionista) es, en el mejor de los casos, moralmente ambiguo
y, en el peor, un monstruo moral difícilmente distinguible del
diablo. Recuerde, de acuerdo con este relato de la soberanía y la
providencia de Dios, incluso el diablo solo está haciendo las obras que
Dios le ha encomendado. Ellos, como todo lo demás, han sido
predestinados, planeados, queridos por Dios y determinados por
Dios para su gloria. Puedo estar de acuerdo con todo corazón filósofo
evangélica Jerry Paredes que dice: “El Los calvinistas deben sacrificar
una noción clara de la bondad de Dios para mantener su visión delos
decretos soberanos de Dios.” 50
Acerca de la afirmación calvinista de
que incluso el mal es querido y determinado por Dios, con razón, dice: “En
este punto, la idea de bondad, tal como la conocemos, simplemente ha
perdido su forma.” 51

Permítanme ser perfectamente claro que cualquier objeción que Sproul


y otros puedan plantear sobre la soberanía en la visión calvinista. El relato
calvinista de la soberanía de Dios es el determinismo divino. Ninguna
cantidad de reparos puede evitarlo. Para afirmar que todo lo que sucede,
hasta los detalles más minuciosos, incluso los propios pensamientos y
acciones de Dios, están determinados es por definición afirmar el

105
determinismo. Incluso si Sproul no sigue Edwards en el argumento de
que Dios los pensamientos y las acciones propias s se determinan (que,
dado su acuerdo con Edwards idea compatibilista del libre albedrío, que
parecería tener a), que hace afirmar que todo en el mundo Está
determinado por Dios.
Todos los calvinistas citados anteriormente a veces recurren al lenguaje
del permiso cuando hablan de la soberanía de Dios sobre el pecado y el
mal, pero un examen detallado de lo que quieren decir revela que su idea
del permiso de Dios es diferente al permiso ordinario. Está dispuesta e
incluso determinante el permiso. Recuerda que Dios permite la caída de
Adán, pero también lo hace seguro, porque está en su voluntad y propósito,
al retener o retirar el poder moral que Adán hubiera necesitado no pecar.
Este es un extraño tipo de permiso de hecho. ¿Quién creería que un
maestro que retiene la información que necesitan los estudiantes para
aprobar un curso simplemente les permitió fallar? ¿Qué pasaría si esa
maestra, cuando los padres y los funcionarios de la escuela los
llamaban a la alfombra, dijera: “No les hice fallar? ¿Lo hicieron por su
cuenta? ¿Hay alguien que aceptar que la explicación o habría que
acusar al maestro de no sólo permite a los estudiantes que fracasan,
sino también de la realidad, haciendo que fallen? ¿Y qué pasaría si el
maestro argumentara que él o ella realmente planificaron y aseguró
la falla de los estudiantes por una buena razón? Para defender los
estándares académicos y mostrar lo bueno que es el maestro al
demostrar qué tan necesaria es su información para que los estudiantes
puedan ¿pasar? ¿Acaso estas admisiones no profundizarían la
convicción de todos de que el maestro está equivocado moral y
profesionalmente?
Muchos, quizás la mayoría, de los críticos del calvinismo registran una
gran consternación ante su determinismo divino. Hay muchas razones,
pero la primera y más importante es que hace que Dios sea moralmente
impuro, si no repugnante.
Un día, al final de una sesión de clase sobre la doctrina
del calvinismo de la soberanía de Dios, un estudiante me hizo una
pregunta que había dejado de considerar. Preguntó: " Si se te revelara de
una manera que no pudieras cuestionar o negar que el verdadero Dios es

106
realmente como dice el calvinismo y gobierna como afirma el calvinismo,
¿todavía lo adorarías? "Sabía la única respuesta posible sin pensarlo un
momento, aunque sabía que impactaría a muchas personas. Dije que no,
que no lo haría porque no podría. Tal dios sería un monstruo moral. Por
supuesto, me doy cuenta de que los calvinistas no creen que su visión de la
soberanía de Dios lo convierta en un monstruo moral, pero solo puedo
concluir que no lo han pensado hasta su conclusión lógica, ni siquiera han
tomado suficientemente en serio las cosas que dicen sobre Dios y el mal.
Y el sufrimiento inocente en el mundo.

Tal vez nadie haya tomado una postura más fuerte contra la doctrina
del calvinismo de la providencia de Dios que el teólogo David Bentley Hart,
quien examinó el papel de Dios en el sufrimiento inocente en Las Puertas
52
de El mar: ¿Dónde estaba Dios en el tsunami? Allí llama a la vista
expuesta por los altos calvinistas. “Fatalismo teológico” y dice que las
personas que sostienen ese punto de vista “difaman el amor y la bondad de
Dios por una fascinación servil y malsana con su temible
soberanía. ' ' 53 Luego dice:

Si de hecho existiera un Dios cuya verdadera naturaleza, cuya justicia o


soberanía, se revelara en la muerte de un niño o la negligencia de un alma o un
infierno predestinado, no sería una gran transgresión pensar en él como una
especie de malévolo. O demiurgo despreciable, y odiarlo, y negarle la adoración,
y buscar un Dios mejor que él. 54

Me resulta útil citar a Hart con cierta amplitud, ya que expresa mis
sentimientos propios y no calvinistas sobre el determinismo divino
del calvinismo, incluido el pecado y el sufrimiento malvado e inocente, de
manera tan clara y valiente:

Uno debe considerar el precio al que se compra ese consuelo [es decir, el del orador

calvinista que predicó “Dios mató a mi hijo ”]: nos obliga a creer y amar a un Dios

107
cuyos buenos fines se realizarán no solo a pesar de de —pero enteramente a

través de— cada crueldad, cada miseria fortuita, cada catástrofe, cada traición, cada

pecado que el mundo haya conocido; nos obliga a creer en la eterna necesidad

espiritual de un niño que muere de una muerte agonizante por difteria, de una madre

joven devastada por el cáncer, de decenas de miles de asiáticos tragados en un

instante por el mar, de millones de asesinados en campos de exterminio y gulags. Y

las hambrunas forzadas (y así sucesivamente). Es algo extraño, en efecto, buscar la

paz en un universo moralmente inteligible a costa de un Dios moralmente

repugnante. 55
Con gran renuencia, porque sé que puede ofender profundamente a los
calvinistas, ¡solo puedo decir amén!
Sin duda, algunos calvinistas se opondrán y dirán que Dios solo permite
el pecado y el mal y el sufrimiento inocente; Él realmente no los causa. Y
les permite sin culpa, sin participar en el pecado o el mal en sí mismos. La
respuesta a esta objeción a la crítica devastadora de Hart debería ser obvia
a partir de las citas calvinistas proporcionadas anteriormente. Pensadores
evangélicos Jerry Walls y Joseph Dongell señala acertadamente en Por
qué no soy un calvinista que el lenguaje de permiso que se usa con
frecuencia “No se siente bien con el calvinismo serio” 56, aunque los
calvinistas como Sproul y Helm recurren a él para evitar cualquier
implicación de que Dios es la causa del pecado, el mal o el sufrimiento
inocente.

Walls y Dongell con razón también señalan que el mismo Calvin


rechazó este lenguaje del permiso de Dios como inapropiado para la
soberanía de Dios. 57 Es cierto, algunos calvinistas lo usan, pero “si Dios
solo permite ciertas cosas sin causarlas específicamente, es difícil ver
cómo esto encajaría con la afirmación calvinista de un determinismo que
58
abarca todo. " (Walls define el determinismo como "la visión de que

108
cada evento debe suceder exactamente como ocurrió debido a las
condiciones anteriores". 59 )

Según Walls y Dongell y muchos otros críticos cuidadosos del


calvinismo, una profunda incoherencia se encuentra en el corazón de la
afirmación de los calvinistas de la exhaustiva soberanía divina, el
determinismo divino y el mero permiso de todos: "Para un determinista, y
este es el punto crucial: No se puede ver ningún evento aislado de los
eventos que lo causan. Cuando se tiene esto en cuenta, es difícil ver cómo
los calvinistas pueden hablar de cualquier Evento o elección como
permitida. ” 60 Ellos asumen la afirmación de Sproul de que el mal surge
del mal carácter formado por disposiciones malignas. Este es el intento
de Sproul (y otros calvinistas) de evitar que Dios sea el autor del mal,
porque se dice que Dios predomina y realiza ciertas acciones, mientras que
el mal de ellos fluye de los deseos pecaminosos de los actores finitos. El
motivo de Dios al preordenar y dar certeza de que el pecado es
moralmente puro, y él no obliga a nadie a pecar. Por lo tanto, se dice que
Dios simplemente permite el pecado o la mala acción al mismo tiempo que
lo hace seguro.

Walls y Dongell cuestionan con razón la coherencia de esta explicación


del papel de Dios en el mal, porque inevitablemente surge la pregunta:
¿de dónde provienen la mala disposición y los malos deseos de la
criatura? Aquí está uno de los talones de Aquiles del calvinismo que
utiliza a Faraón como caso de estudio (porque Sproul culpa las malas
acciones de Faraón a su malvado personaje y no a Dios que los
predestinó). Walls y Dongell señalan que “el Faraón no se convirtió en la

109
persona que estaba en el vacío. Más bien, su carácter estaba formado por
una larga serie de eventos y elecciones, todos los cuales fueron
determinados por Dios (según el calvinismo). ” 61
En otras palabras, para
ser consistente, el calvinismo debe decir que incluso el carácter malvado
de Faraón en última instancia proviene de Dios. (Imagina un universo en
el que solo Dios y la primera criatura existen. ¿De dónde puede provenir
el primer impulso maligno, si no es del libre albedrío de la criatura, que
el Calvinismo niega, excepto en el sentido compatibilista, o Dios?)

Walls y Dongell preguntan, entonces: "¿Qué sentido tiene, entonces,


decir que Dios permitió las acciones de Faraón , dado este cuadro "
62
del rol de Dios al hacer que todo sea cierto sin excepción? Señalan
que “la noción de permiso pierde todo significado significativo en un
marco calvinista. Por lo tanto, no es sorprendente que el propio Calvin
sospechara de la idea y advirtiera contra su uso. ” 63 Finalmente, Walls y
Dongell resumen todo el problema de manera concisa y enérgica: “El
calvinismo es difícil de explicar por el pecado y el mal de una manera
moralmente plausible. Porque si Dios determina todo lo que sucede,
entonces es difícil ver por qué hay tanto pecado y maldad en el mundo y
por qué Dios no es responsable de ello. ” 64
La apelación, entonces, al permiso de Dios del pecado y el mal no
cuadra con la fuerte doctrina de la soberanía divina del calvinismo. Es
cierto que muchos calvinistas hacer caer de nuevo en él, pero que no
mejora lo demás que se dice de Dios 's plan de acción y que todo lo
determina en la prestación de todo sin excepción determinada.
Algunos calvinistas defienden la bondad de Dios basándose en lo que
se llama la teodicea del " bien mayor”. (La teodicea es cualquier intento
filosófico o teológico para justificar las acciones de Dios ante el mal).

110
De hecho, por lo que puedo decir, todos los calvinistas incorporan una
versión de la mejor defensa de la bondad de Dios frente al pecado y la
maldad en sus doctrinas de la providencia. Walls y Dongell se refieren
específicamente a Paul Helm. El problema, señalan (y yo diría que
otro talón de Aquiles del calvinismo), es la creencia en la decisión divina
de reprobar al infierno a muchas personas al "pasarlas por
alto" soberanamente al elegir a algunos para salvar. ¿En qué sentido se
puede decir que el infierno sirve a un bien mayor? ¿Qué bien? Diré más
sobre este tema en el capítulo 5, sobre la elección incondicional.
Me gustaría hacer una pausa aquí y aclarar algo. Si el alto calvinismo
está diciendo algo distintivo en su doctrina de la providencia, es que Dios
planea y resta intencionalmente a propósito y controla todo sin
excepción. Hablar de Dios simplemente como permitir el pecado y el mal
y el sufrimiento inocente contrasta con esta fuerte doctrina de la
providencia. Si es lógico que los calvinistas digan que Dios permite el mal,
solo pueden significar que en un sentido altamente atenuado e inusual
de "permisos" y "permite", uno que no está incluido en el lenguaje
ordinario de la mayoría de las personas. Dicho sin rodeos, pero claro,
según el calvinismo elevado, Dios quiere que el pecado, el mal y el
sufrimiento inocente ocurran incluso si, como dicen algunos calvinistas
como John Piper, duele a Dios. Y él quiere que sucedan de una manera
causal; Él los hace seguros.

Vamos 's examinar un caso de estudio la mayoría de los calvinistas son


reacios a tratar. Encuentro que la mayoría de sus estudios de caso de la
soberanía de Dios se refieren al hecho de que Dios permita el sufrimiento
en las vidas de los cristianos para fortalecerlos. Véase, por ejemplo,
65
Piper 's La sonrisa escondida de Dios, en el que explica cómo la
aflicción intensa ayudó a fortalecer la vida espiritual de los héroes
cristianos John Bunyan, William Cowper, y David Brainerd. Pero, ¿qué
ocurre si nos alejamos de ese tipo de aflicción disciplinarias que Pablo, en

111
el Nuevo Testamento, claramente dice que Dios trae a las vidas de
los cristianos por su propio bien y para su gloria a otros dos tipos de
aflicción: el intenso sufrimiento de un niño morir de cáncer y el secuestro,
violación y asesinato de un niño?
Si el alto calvinismo tiene razón, no tenemos más remedio que atribuir
estas horribles aflicciones a Dios tanto como debemos atribuir las
aflicciones de Bunyan, Cowper y Brainerd a Dios. Simplemente no hay
forma de evitarlo, dado lo que dicen los calvinistas sobre la soberanía de
Dios "de grano fino " que controla cada giro y giro de cada átomo y
pensamiento. Los sufrimientos de los niños no están exentos por los
calvinistas a pesar de que rara vez los mencionan.
Entonces, vuelva conmigo al incidente mencionado anteriormente en el
hospital donde visité a la amiga de mi hija. Al final del pasillo, no muy
lejos, podía escuchar a un niño pequeño, quizás de dos o tres años, gritando
de dolor entre una tos horrible y mordaz. La pobre niña estaba siendo
retenida por alguien que le habló con dulzura mientras tosía
incontrolablemente y luego gritaba un poco más. No fue de ninguna
manera una rabieta o un grito de malestar infantil normal o habitual. Nunca
he escuchado algo así antes o desde entonces o incluso en la televisión. Mi
pensamiento constante fue: "¿Por qué alguien no hace algo para aliviar el
sufrimiento de ese niño? “Quería correr por el pasillo y ver si podía
ayudar, pero me di cuenta de que había muchas personas a su alrededor en
esa habitación. Lo que he escuchado me persigue hasta hoy. Parecía que
el niño posiblemente estaba muriendo de muerte agonizante.
Si el calvinismo es verdadero, Dios no solo planeó y ordenó, sino que
también aseguró el horrible sufrimiento de ese niño pequeño. No solo
planificó, ordenó y dio seguridad a la enfermedad del niño, sino también
la agonía resultante. No responderá que Dios sufre con ella, como dice
Piper. En el Pleasures of God Piper ofrece su propio estudio de caso de la
soberanía de Dios en la tragedia. Él dice en algunos Detalle de la muerte
de su madre en un horrible accidente automovilístico. (Él hace hincapié en
el hecho de que ella sufrió poco, pero ¿qué pasaría si ella hubiera sufrido
como el niño que escuché en el hospital?) Piper usa su

112
La muerte de la madre para ilustrar cómo sucede lo que sea que complace
a Dios, aunque también lo aflija. 66 Dios, según él, planeó y se encargó de
que el accidente automovilístico y la muerte de su madre sucedieran para
su gloria. Pero, ¿cómo hace que Dios sea menos monstruoso decir que
Dios planifica, ordena y hace segura la agonía de un niño moribundo pero
se lamenta por ello? Piper dice que todo en la creación, incluyendo el
pecado, el mal y el sufrimiento, es una expresión de la gloria de
Dios. 67
Él dice que Dios "ama una reputación mundial " 68 y hace todo
69
lo posible para que su gran poder sea conocido.

En The Doors of the Sea, el teólogo Hart habla de un gran hombre de


Sri Lanka de enorme fuerza física, cuyos cinco niños fueron asesinados
por el tsunami asiático de 2004. El hombre apareció en un artículo en
el New York Times. No pudo evitar que sus hijos perecieran y, al relatar
sus inútiles intentos, se sintió “completamente abrumado por su propio
70
llanto". " Luego, Hart escribe: " Solo un cretino moral... habría
intentado aliviar su angustia asegurándole que sus hijos habían muerto
como resultado de los consejos eternos, inescrutables y justos de Dios, y
que de hecho su muerte había sido misteriosa. Sirvió los propósitos
”71
de Diesen la historia. Por supuesto, la mayoría de los calvinistas sería
aconsejar a sus seguidores a no decir esas cosas en estos momentos a estas
personas. Sin embargo, Hart reflexiona que “si pensáramos
vergonzosamente vergonzosos y crueles decir tales cosas en el momento
en que el dolor de otro es más real e irresistiblemente doloroso, nunca
deberíamos decirlas.” 72

113
Pasa conmigo ahora al segundo estudio de caso imaginario (pero a
menudo real) de sufrimiento inocente. Este involucra el mal
moral. Imagínese a una niña que es secuestrada por un maníaco del sexo
vil que la coloca en su automóvil y conduce de su vecindario a un bosque
aislado junto a un río. A pesar de que ella llora y protesta, la lleva hasta la
orilla del río donde la viola, la estrangula y la arroja al cuerpo. (Esto no es
meramente imaginario; se basa en una historia real que vi en un programa
de televisión llamado Cold Case Files).

Calvin nos ofrece el caso de un comerciante que tontamente se aleja de


sus compañeros y se encuentra en el foso de los ladrones y es robado y
asesinado. Como se mencionó anteriormente, dice que este Evento, como
todos los Eventos, no solo fue previsto y permitido por Dios, sino que en
realidad fue causado y gobernado por el plan secreto de Dios. En ninguna
parte sugiere o permite que esto sea una excepción a la soberanía
de Dios; más bien, deja claro que es una ilustración de cómo Dios obra
todas las cosas que siempre están siendo "dirigidas por la mano siempre
presente de Dios.” 73

Leemos sobre el comerciante tonto o un evento similar hoy y negamos


con la cabeza y decimos: “Sí; Puedo ver a Dios predestinando eso. Que
hombre tan estúpido. Y Dios fácilmente podría tener una buena razón para
hacer que eso suceda. "Pero si Calvin tiene razón (y si los calvinistas de
alto rango, como los que hemos citado, tienen razón), no es solo el
comerciante necio cuya muerte es asegurada por Dios; también es el
secuestro, la violación y el asesinato de la niña que fue “dirigida por la
mano eterna de Dios.” Note que este Evento no fue un desastre de la
naturaleza o el resultado de la estupidez de alguien. Era pura
maldad. Pero ya sea que tomemos la ilustración de Calvin del comerciante

114
asesinado o la ilustración muy real de la niña, según la visión
del calvinismo de la soberanía de Dios, ambos son idénticos en que Dios
planeó, ordenó, gobernó y los hizo seguros. Hart tiene razón en que esto
inexorablemente hace a Dios "el arquitecto secreto del mal". ” 74

Pero aún peor, según Piper, esto hace de Dios el "rostro sonriente " que se
esconde detrás de una "providencia que frunce el ceño". "En La sonrisa
oculta de Dios, cita la canción " Dios se mueve de una manera
misteriosa "del himno calvinista del siglo dieciocho: " No juzgues al Señor
con sentido débil, sino confía en él por su gracia; detrás de una providencia
ceñuda oculta una cara sonriente. " 75 Eso está muy bien cuando habla de las
aflicciones que Dios trae a las vidas de sus

Héroes para hacerlos cristianos más fuertes. Pero, ¿qué pasa cuando se
aplica por igual, como debe ser si Piper está en lo cierto acerca de la
providencia de Dios, en la escena de un maníaco sexual que viola a una
niña, luego la estrangula y la arroja a un río? No servirá para escapar de la
dificultad diciendo que, en tales casos, Dios simplemente permite el
pecado, el mal y el sufrimiento inocente. Si el calvinismo es correcto, Dios
también lo aprueba y lo vuelve cierto, incluso si él también se lamenta por
ello. ¿Qué clase de Dios es ese?
Piper y otros calvinistas hablan mucho de la gran reputación y
renombre de Dios. Lo que muchos de sus oyentes y seguidores no se dan
cuenta es que su explicación de la soberanía de Dios hace que la
reputación de Dios sea dudosa en el mejor de los casos; a menos que, por
supuesto, todos los medios de la reputación de Dios es su poder. ¿Pero es
eso realmente lo que entendemos por la reputación de Dios? ¿No es más
una cuestión de su carácter tan bueno? Como se señaló anteriormente,
Helm dice que la bondad de Dios no puede ser tan diferente de nuestras
mejores y mejores ideas de bondad que pierde todo significado. Pero,
¿no es eso lo que sucedió aquí con las ideas de Piper y calvinistas
similares sobre el papel de Dios en el mal y el sufrimiento inocente? Creo
que sí.

115
Quiero registrar el hecho de que algunos dentro de la comunidad
reformada están de acuerdo con esta evaluación de la doctrina de la
soberanía de Dios en el alto calvinismo. James Daane, entre otros, critica lo
que él llama "teología decretal " (que es lo que llamo determinismo divino)
por no tomar en serio el mal. Dibujando las consecuencias buenas y
necesarias de la explicación de esta teología del papel de Dios en el pecado
y el mal, Daane dice: "Con su ojo de fe, el teólogo decretal puede mirar a una
humanidad destrozada y sangrante, a un mundo en guerra. Con sí mismo, y
ver solo una cosa de belleza y paz. ” 76

LA LIBERTAD DE DIOS Y LA
RESPONSABILIDAD HUMANA
Al menos otros dos problemas surgen directamente de la descripción
del alto calvinismo de la soberanía de Dios. No solo la reputación
de Dios como bien impugnado, sino también la libertad de Dios en
relación con la creación y la responsabilidad humana por el mal, se ponen
en duda.
Ya he tocado el problema de la libertad de Dios. Volverá a aparecer en
este libro porque es un tema central en el debate sobre el
calvinismo. Incluso algunos teólogos reformados creen que el alto
calvinismo clásico efectivamente, si inadvertidamente, socava la libertad
de Dios, lo cual es muy irónico porque todos los calvinistas afirman que
su visión de Dios está diseñada para proteger la trascendencia de Dios,
incluida su libertad.

Muchos calvinistas argumentan que solo el calvinismo protege a Dios


de hacerse dependientes de las criaturas. Boettner, por ejemplo, argumenta
que el calvinismo tiene que ver con la absoluta libertad de Dios de ser
condicionado por alguien o algo fuera de él. De hecho, para Boettner, todo
el esquema del calvinismo, aunque está respaldado por las Escrituras,

116
puede derivarse de la idea del infinito de Dios. Así, cuando Dios creó el
mundo, lo hizo con “perfecta libertad.” 77 Helm también se apoya en la
idea de la trascendencia de Dios o de la alteridad total para decir que las
criaturas no pueden afectar la voluntad divina. Dios está totalmente libre
del ser humano o de cualquier otro condicionamiento: “Ninguna decisión
humana puede cambiar la voluntad divina en ningún aspecto.” 78 Sproul
escribe sobre la autosuficiencia de Dios como absolutamente crucial
para la deidad de Dios y aclara que quiere decir que Dios está libre de
cualquier dependencia de cualquier cosa fuera de él por cualquier cosa que
sea o haga. 79
Estas ideas de Dios no son exclusivas del calvinismo; en su mayor parte
son acciones comunes en lo que se denomina "teísmo cristiano
clásico": una imagen de Dios desarrollada a lo largo de los siglos, pero
especialmente en la iglesia primitiva y en las universidades medievales.
En el teísmo cristiano clásico, se dice que Dios es incapaz de cualquier
tipo de cambio o dependencia de cualquier cosa o persona fuera de él para
cualquier cosa. Dios es actus purus, para usar el término de Tomás de
Aquino, el gran filósofo y teólogo escolástico medieval. Eso significa que
no hay potencialidad en Dios, solo actualidad.
La pregunta es, sin embargo, si al menos algunas versiones del
calvinismo hacen que Dios dependa inadvertidamente del mundo para algo
que necesita: su propia glorificación a través de la manifestación de todos
sus atributos por igual. Este es un tema que se extiende en todo el
calvinismo superior: que todo lo que Dios hace en la creación y la
redención es para su gloria. Esta idea del propósito de Dios es rastreable
al menos para Edwards, pero Boettner lo expresa mejor con su respuesta a
por qué Dios ha permitido que el pecado entre en el mundo:

El pecado... está permitido para que la misericordia de Dios se muestre en su


perdón, y que su justicia se muestre en su castigo. Su entrada es el resultado de
un diseño establecido que Dios formó en la eternidad, y mediante el cual se

117
propuso revelarse a Sus criaturas racionales como completo y completo en todas
las perfecciones concebibles. 80

Piper, también como Edwards, afirma que el propósito de Dios en todo


lo que sucede es la exhibición de su gloria. Edwards explicó claramente,
como acepta Piper, que el propósito de Dios en todo, incluido el mal, es la
manifestación completa de todos sus atributos, incluida la justicia y la
81
ira.

En un giro irónico, esta explicación del propósito de Dios en la creación


y la redención, incluyendo el pecado y el mal, vuelve a perseguir a
Edwards y la mayoría de los calvinistas después de él. (También se pueden
encontrar indicios de esto en Calvin.) Aparentemente, Dios necesita que el
mundo sea como es, incluyendo el pecado, el mal, el sufrimiento inocente,
la redención y la reprobación (infierno), para manifestar sus atributos y,
por lo tanto, glorificarse a sí mismo. . ¿Podría Dios haberse abstenido de
eso? no de acuerdo con Edwards, quien afirmó la “determinación
necesaria de la voluntad de Dios en todas las cosas por lo que él ve para
ser el más apto y mejor. " 82
La negación de Edwards y otros calvinistas de la libertad libertaria
como incoherente y el abrazo del compatibilismo incluso en Dios (es
decir, el libre albedrío de Dios está controlado por sus motivos más
fuertes) llevan directamente a la idea de que la creación de Dios del mundo
como el " teatro de su gloria "(Calvin) era necesario y no verdaderamente
libre en el sentido de que podría haber sido de otra manera. Esta conclusión
lógica de esta fuerte visión de la soberanía es contraria al fuerte énfasis
en la trascendencia de Dios y la libertad de condicionamiento. ¡También
es contrario a la ortodoxia cristiana tradicional! Y socava toda la idea de
que la creación y la redención son únicamente por gracia, porque lo que
es necesario no puede ser por gracia.

118
El filósofo evangélico Bruce A. Little critica correctamente a Piper y
otros que piensan como él. Según Piper, señala acertadamente que Dios
ordena el mal (como todo lo demás) para glorificarse a sí mismo. 83 Señala
que "Piper usa sus palabras con cuidado para decir que en toda la maldad
en esta tierra, Dios tiene un propósito: hacer que la gloria de Cristo brille
con más brillo...". La muerte torturada [de un niño] es parte de esta
voluntad. Esta posición no solo hace que el mal sea necesario para el
propósito de Dios, hace que Dios sea el moralmente responsable del
mal. ” 84 Otros críticos se acercan a la exposición de la medida radical de
este punto de vista de la Soberanía de Dios como incluyendo el mal. Es
que Dios debe crear, permitir el pecado y el mal, redimir y rechazar para
realizar el potencial de su propia glorificación.

Sin el mundo, entonces, Dios no sería Dios de la misma manera; Su


gloria sería menos de lo que está con ella. El mal, entonces, es necesario
para Dios. Dios depende del mundo, incluido el mal. El filósofo
evangélico Jeremy Evans concluye con razón: “Si Dios necesita la
creación para ejemplificar estas propiedades [justicia, ira], entonces los
humanos pueden cuestionar correctamente si Dios fue libre en su acto de
creación.” 85

Por supuesto, pocos calvinistas lo expresarán de esa manera, pero es


una "consecuencia buena y necesaria " de lo que algunos de ellos
dicen sobre el propósito de Dios en la creación y la necesidad de las
acciones de Dios que surgen de su carácter. El resultado es que Dios
no es verdaderamente libre en relación con la creación en el sentido de
poder hacer otra cosa que crear, permitir (dar) cierta maldad, redimir y
condenar para su gloria.
El segundo de los dos problemas que siguen a la
doctrina calvinista de la providencia de Dios es el inevitable cambio de
responsabilidad por el pecado y el mal de las criaturas a Dios. Una vez
más, todos los calvinistas dicen que Dios no es responsable por el pecado

119
y el mal a pesar de que los predomina y los confirma, y que las criaturas
son responsables aunque no puedan hacer lo contrario.

En sus Institutos, Calvino afirma que “la providencia de Dios no


exculpa nuestra maldad." 86 A aquellos que afirman que la providencia de
Dios hace a Dios y no al pecador responsable del mal, dice: "Fuera... con
esta imprudencia de perro, que de hecho puede ladrar la justicia de Dios
a distancia pero no puede tocarla". 87Su explicación es que aunque la
gente no haría cosas malas "a menos que él [Dios] lo quiera", las hace
motivadas por una "inclinación al mal". Por lo tanto, a pesar de que no
podían hacer otra cosa que hacer, y aunque “sus delitos son cometidos
únicamente por la dispensación de Dios” 88 Dios no es culpable y ellos sí
lo son.

Claramente, lo que Calvino quiere decir es que el "mal" está en las


intenciones del corazón y no en las acciones en sí mismas. Ya que Dios
predomina y confirma las acciones con un buen motivo (¡sin duda para su
gloria!), No se le puede responsabilizar por el mal de ellos. Más bien, la
persona que hace lo malo que no puede evitarlo (porque está obligada por
un motivo maligno y, en última instancia, por Dios) 89 es la única parte
culpable.

¿Qué dijo Edwards sobre esto? Ya hemos visto que Edwards creyó y
argumentó que Dios “hace que el pecado sea infalible” al “retener su
acción y energía.” 90 Él escribió a los pecadores que “Dios los deja a ellos
[sic] a sí mismos [para que] necesariamente pequen.” 91 Pero, según
Edwards, Dios no hace el mal por voluntad malvada. 92 Esto se debe a que
la culpa reside totalmente en la disposición maligna del corazón que
surgió en Adán y en nosotros por el permiso de Dios que lo hizo necesario.
Aquí está la declaración más clara de Edwards sobre este asunto: “Para
Dios... tener la disposición [control] de este asunto [la caída], en cuanto a
retener esas influencias, sin las cuales la naturaleza se corromperá, no es
el autor del pecado.” 93

120
Note un par de cosas aquí. Primero, Edwards creyó y enseñó que la
naturaleza humana (y quizás la naturaleza de criatura en general, incluidos
los ángeles) necesariamente se corrompería y pecaría sin la influencia
divina sobrenatural. Todos los calvinistas que siguen la línea
de Edwards aquí (y la mayoría lo hacen) deben estar haciendo la misma
suposición. El correlato necesario de eso es que la naturaleza humana no
fue creada bien. Esto equivale a finitud con “no es bueno.” Por supuesto,
nadie ha pensado que la naturaleza finita es metafísicamente perfecta
como Dios es perfecto. Es capaz de la corrupción. Pero decir que
necesariamente se corromperá sin la influencia sobrenatural de Dios es
cuestionar la bondad de la creación de Dios.
En segundo lugar, Edwards está diciendo que Dios mantuvo la
influencia necesaria porque de lo contrario la caída habría sucedido
inmediatamente. De cualquier manera, Dios pudo haber preservado a
Adán de pecar; optó por no hacerlo, sabiendo infaliblemente que Adán
caería si retiraba su poder sobrenatural y conservador.

En tercer lugar, la caída de Adán y todas sus consecuencias (incluido el


secuestro, la violación y el asesinato de la niña) fueron queridos por Dios
y hechos ciertos por Dios.
Cuarto, Edwards en ninguna parte explica el origen de la disposición
malvada de Adán que lo hizo a él y no a Dios culpable. Pero su doctrina
de la divina providencia, que es una soberanía exhaustiva hasta en los
detalles más mínimos, parecen requerir que todo en la creación, incluidos
todos los motivos y disposiciones, se encuentren bajo el control de Dios y
se vuelvan ciertos por Dios. Sin embargo, en este argumento, Edwards
parece estar diciendo que la disposición malvada de Adán simplemente
surgió de la nada. Eso está prohibido por la fuerte doctrina
de Edwards sobre la soberanía de Dios y por su negación del libre albedrío
libertario. ¡Todo viene de alguna parte! Si la inclinación al mal que causó
que Adán pecara vino de su interior de manera autónoma, ¡eso sería una
enorme concesión al arminianismo!

El erudito en Edwards, John E. Smith, editor de The Works of Jonathan


Edwards, comenta que “debe ser, entonces, que Dios en su sabiduría

121
cuenta con una naturaleza maligna necesaria sujeta a la culpa moral." 94 Y,
a la luz de la declaración de Edwards en otra parte, de que "nada puede
suceder, pero lo que es la voluntad y el placer de Dios deben suceder...”
Este lenguaje extraordinariamente fuerte parece poner a Edwards en la
posición de hacer de Dios la causa eficiente. De todo mal y
pecado.” 95 Smith critica a Edwards por no tener en cuenta
adecuadamente el pecado de Adán o la falta de culpa de Dios y dice de la
defensa de Dios de Edwards: “Edwards terminó sin convicción.” 96

Vayamos a Boettner. ¿Qué dijo acerca de la responsabilidad


de Dios por el pecado y el mal? Fiel a su doctrina de meticulosa
providencia, no dudó en afirmar “el dominio absoluto de Dios sobre los
pensamientos y las intenciones del corazón [del hombre].” 97 Sin embargo,
argumentó, las personas están esclavizadas al pecado por su propia culpa.
¿Cómo comenzó esta esclavitud al pecado? Boettner repite los argumentos
de Edwards. Incluso la caída de Adán y Eva fue “ordenada en los consejos
secretos de Dios”, 98 y Dios usó su dominio sobre sus pensamientos e
intenciones para hacer que la caída fuera segura. Sin embargo, Boettner
afirmó que “Dios de ninguna manera obligó al hombre a caer. Él
simplemente retuvo esa inmensa gracia imperturbadora con la que Adán
infaliblemente no habría caído, cuya gracia no estaba obligado a
otorgar.” 99 Según Boettner, al igual que Edwards antes que él, esta es la
razón por la que Dios no es responsable del pecado y el mal y los seres
humanos sí lo son. Todo desde que Adán heredó su naturaleza corrupta y
también actúa pecaminosamente debido a ella.
Entonces, según Boettner, la única manera en que Dios pudo haber sido
responsable por el primer pecado de Adán es si lo obligó a pecar.
Simplemente hacer que su pecado sea seguro al retener la "gracia
restrictiva " de ninguna manera hace a Dios responsable de ello. Dos
preguntas surgen automáticamente. En primer lugar, ¿quién cree que una
persona que asegura que otra persona cometerá un delito, de manera que
la otra persona que realmente cometió el delito no hubiera podido hacerlo

122
de otra manera, no es un cómplice? Cualquiera que vea la serie de
televisión Law & Order sabe que una persona o compañía que seduce a
una persona para cometer un crimen, incluso de manera indirecta, es tan
culpable como la persona que la comete. Y la persona que lo comete es
culpable solo en la medida en que pudo evitar hacerlo. Le pregunto, si
estuviera en un jurado y se convenciera de la evidencia de que el acusado
no podría haber hecho otra cosa que cometer el delito, ¿votaría culpable o
por absolución? Me atrevo a decir que el sentido común dicta que los
jurados voten para la absolución en tales casos.
Segundo, Boettner cree que Dios no le debía a Adán de ninguna manera
que la gracia restrictiva no debía pecar. Considero que eso es
discutible. Pero el problema no es si Dios lo debía hacer, sino si el Dios
que es amor, revelado de manera más completa en Jesucristo, lo habría
eliminado, por lo que le aseguraría que Adán caería con todas las
consecuencias de eso. El argumento de Boettner que Dios no le debe de
ninguna manera la gracia restrictiva a Adán ciertamente hace que Dios
parezca insensible, especialmente cuando Dios culpa a Adán por pecar
cuando Dios lo creó con una naturaleza tan débil que pecar era
inevitable. Parece que, por esta razón, Dios puso a Adán a caer. Recuerda
a la vieja perorata sobre el teólogo holandés supralapsario Francisco
Gómaro, quien acusó a Arminio por no aceptar este alto relato de la
soberanía de Dios y todo lo que viene con ella.

¿Qué pasa con otros calvinistas? ¿Qué tienen que decir sobre la
responsabilidad de Dios y la responsabilidad de la humanidad por la caída
y todas sus consecuencias? Helm repite los argumentos de Edwards y
Boettner acerca de que Dios ordena el mal y lo vuelve cierto. Dios no
causa acciones malas, sino que las “determina”
por “retención divina”. Afirma que solo la causa inmediata de un acto
100

malvado puede considerarse culpable de ello. 101 Creo que esto es falso
porque se opone al sentido común y la ley natural. Jeremy Evans tiene
razón: "La responsabilidad última... reside donde está la causa última. " 102

John Piper evita las tortuosas explicaciones de otros calvinistas y


simplemente dice que no sabe cómo es que Dios predomina e impone

123
cierto pecado y maldad, pero los pecadores son responsables y Dios no. Él
dice que esto es, en última instancia, un misterio que no puede ser aliviado
por el razonamiento humano. La Biblia simplemente dice ambas cosas:
Dios pre-ordena al mal y los humanos son responsables de todos
modos. 103

Muchos críticos del alto calvinismo, incluido este escritor, creen que
una grave contradicción se encuentra en el corazón de esta visión fuerte
de la soberanía de Dios que incluye la pre-ordenación de Dios y la entrega
de cierta maldad, especialmente cuando se explica por el mecanismo de la
“retención” de Dios o “retirar” la gracia necesaria de tal manera que Adán
cayó (y toda su posteridad con él) infaliblemente por el diseño
de Dios. Me tomo en serio que los calvinistas rara vez atribuyen la culpa
del pecado a Dios; casi siempre dicen que Dios es moralmente puro e
inerte y que toda culpa por el pecado está en las criaturas
pecaminosas. Pero el problema es que esto contradice su fuerte visión de la
soberanía de Dios que incluye a Dios en la determinación del mal.

¿Quién puede culpar a quienes temen que esto conduce inevitablemente


a la consecuencia buena y necesaria de que Dios es el autor del pecado y
del mal y por lo tanto es el principal responsable de ello? aparte de un mero
acto de voluntad para abrazar lo que es ininteligible, ¿qué impide que
alguien que cree esto continúe diciendo que las criaturas no son culpables
y que Dios lo es? Lo que uno tiene que enfrentar es la pregunta de a qué
lado de esta doctrina de doble lado de la soberanía absoluta y
determinante de Dios y la responsabilidad única de los seres humanos de
abrazar. Uno no puede realmente abrazar a ambos sin caer en la
contradicción. Apelar al misterio no es apropiado; la contradicción no es
un misterio, como incluso Sproul argumenta enfáticamente en Elegido por
Dios. Estoy de acuerdo con él cuando escribe que “Para un cristiano
abrazar ambos polos de una contradicción flagrante es cometer suicidio

124
intelectual.” 104 Trataré más este problema de ininteligibilidad en la
conclusión.

ALTERNATIVAS AL DETERMINISMO
DIVINO
¿Las Escrituras requieren la aceptación de la alta doctrina calvinista del
determinismo divino? No es así. ¿Qué pasa con todos esos pasajes bíblicos
que los calvinistas usan para argumentar su caso a favor de una ordenación
y determinación exhaustivas de todos los Eventos, incluyendo el pecado y
el mal? Algunos de ellos han sido mencionados anteriormente. Cada
pasaje que supuestamente enseña la determinación divina del mal, el
sufrimiento inocente y el pecado pueden interpretarse como refiriéndose
al permiso de Dios. Prácticamente todos los cristianos están de acuerdo en
que nada puede suceder sin el permiso de Dios. La pregunta es si al
Calvinismo realmente se le permite recurrir al lenguaje del permiso
cuando ya dice que Dios quiere lo que sea que suceda, incluyendo el
pecado y el mal, y que el permiso de Dios es un “permiso voluntario” que
los hace seguros. La principal alternativa a esta fuerte doctrina de la
soberanía de Dios es la autolimitación divina.
En primer lugar, que se entienda claramente que los que apelan a la
autolimitación divina y el permiso pasivo como la explicación del pecado
y del mal en un mundo creado por el Dios omnipotente no dicen que
Dios nunca manipula circunstancias históricas para llevar a cabo su
voluntad. Lo que Dios nunca hace es causar el mal. Dios puede y, sin
duda, a veces produce algún evento al colocar a las personas
en circunstancias en las que sabe lo que harán libremente porque necesita
que lo hagan para que se cumpla su plan. Tal parecía ser el caso con la
crucifixión de Jesús. Incluso entonces, sin embargo, no fue que Dios tentó
o manipuló a los individuos para que pecaran. Más bien, sabía qué eventos,
como la entrada triunfal, darían lugar a la crucifixión.

125
Pero lo que no debemos decir es que la caída de Adán, que desató toda
la historia del pecado y el mal, fue querida, planificada y determinada por
Dios. Dios no lo predispuso ni lo hizo seguro, y no fue parte de su
voluntad, excepto permitirlo a regañadientes. Cómo sabemos esto? Lo
sabemos porque conocemos el carácter de Dios a través de Jesucristo. La
doctrina de la encarnación prueba que el carácter de Dios está
completamente revelado en Jesús de tal manera que “No hay
interpretación de cualquier pasaje [en la Biblia] que socava las
revelaciones de la mente divina inculcada por Jesús puede ser aceptado
como válido. Lo que él dice y hace es lo que Dios dice y hace. No tenía
ningún decreto oculto que ocultar, ningún lado oscuro de su Padre que
protegiera de la revelación, ninguna razón para estar a la defensiva sobre
los [caminos de] Dios.” 105

La alta doctrina calvinista de la soberanía de Dios, incluyendo el mal


como parte del plan, el propósito y el poder determinante de Dios,
contradice flagrantemente los pasajes de las Escrituras que revelan
que “Dios es amor” (1 Juan 4: 8), no se complace en la muerte del malvado
(Ezequiel 18:32), quiere que todos sean salvos (Ezequiel 18:32; 1 Tim. 2:
4; 2 Pedro 3: 9), y nunca tienta a nadie (Santiago 1:13). Sin duda, los
calvinistas tienen explicaciones inteligentes pero poco convincentes de
estos y muchos otros pasajes de las Escrituras. Por ejemplo, John Piper
sostiene que Dios tiene “sentimientos y motivos complejos” , 106 de tal
manera que genuinamente se arrepienta de que el pecado y el mal tienen
que ser parte de su mundo, desea genuinamente que todas las personas
puedan ser salvadas, y se aflige cuando aquellos a quienes predestinó a
morir e incluso sufren en el infierno por la eternidad para su gloria,
experimentan ese destino. Pero estas no son explicaciones convincentes de

126
estos pasajes importantes que revelan el corazón de Dios. Ellos hacen a
Dios de doble mente.
Entonces, ¿cómo podría uno lidiar con la realidad del pecado y el mal
en el mundo de Dios sin poner límites indebidos en el poder y la soberanía
de Dios? La única forma es plantear lo que asume la Escritura en todas
partes: una autolimitación divina en relación con el mundo de la libertad
moral, incluida especialmente la libertad libertaria. Esa libertad es un
regalo maravilloso y terrible de Dios para las personas humanas creadas a
su imagen y semejanza. En otras palabras, Dios permite que su perfecta
voluntad sea frustrada por sus criaturas humanas a quienes ama y respeta
lo suficiente como para no controlarlos.
Por lo tanto, Dios tiene dos voluntades, pero no son las propuestas por
el calvinismo. Como resultado de la libre elección de Adán de caer en el
pecado (con libre elección aquí lo que significa que podría haber hecho de
otra manera), Dios tiene una voluntad perfecta - conocida también como
su voluntad antecedente. ("Perfecto" aquí significa “lo que Dios realmente
desea que suceda”) . La perfecta voluntad de Dios es que nadie
perezca; esta es la voluntad antecedente de Dios (antecedente de la caída
y su corrupción resultante en el mundo). Dios también tiene una voluntad
consecuente - como consecuencia de la rebelión de la criatura. Es que
permite que algunos libremente elijan perecer. Pero su permiso es
genuinamente reacio y no manipulador.

El teólogo evangélico Stanley Grenz (1950-2005) ofreció una distinción


útil en la providencia de Dios que corresponde a las dos
voluntades: perfecta / antecedente y consecuente, mencionada
anteriormente. Es la distinción entre “soberanía de facto” y “soberanía de
jure”. ” 107 Según Grenz, con quien estoy de acuerdo, debido a la
autolimitación voluntaria de Dios, ahora es soberano de jure (por derecho)
pero todavía no es soberano de facto (en realidad). Su soberanía de
facto es el futuro. Esto refleja la narrativa bíblica en la que Satanás es
el “Dios de esta era” (2 Cor. 4:4) (donde "Mundo" claramente
significa "esta edad del mal presente"), y Dios lo derrotará en la era

127
venidera para convertirse en "todo en todo " (1 Co. 15:28). La totalidad de
1 Corintios 15 no puede interpretarse de ninguna otra manera; asume la
distinción entre el gobierno soberano de Dios de jure ahora y de facto en
el futuro. Esto no quiere decir, por supuesto, que Dios no sea realmente
soberano ahora en absoluto; solo dice que Dios está permitiendo que su
soberanía sea desafiada y que su voluntad sea parcialmente frustrada hasta
entonces.
¿No limita esto el poder y la soberanía de Dios? No, porque Dios
permanece omnipotente; él podría controlar todo y de todos, si él eligió.
No obstante, para tener criaturas reales y personales que puedan elegir
libremente amarlo o no, Dios limita su control. Sin embargo, Dios es
soberano en el sentido de que nada puede suceder que Dios no permita.
Nada queda totalmente fuera de la supervisión supervisora y el
gobierno de Dios. Pero no todo lo que sucede es lo que Dios quiere que
ocurra o determina que suceda. No hay determinismo divino exhaustivo.

Por supuesto, Jesús, siendo Dios, podría haber sanado a todos en


Nazaret cuando visitó allí (Marcos 6: 5), pero él “no podía” hacer milagros
allí a causa de su falta de fe. Como Dios, él tenía el poder de hacer
milagros. Pero normalmente había limitado su poder para hacer milagros
en presencia de la fe. Él no quería andar unilateralmente curando a las
personas sin una cierta medida de cooperación o fe receptiva de su parte.
Así es con la soberanía de Dios. Podría ejercer un control determinista,
pero ha optado por no hacerlo. Como el teólogo E. Frank Tupper dice:
Dios no es un “hacer cualquier cosa, en cualquier momento, en cualquier
lugar como Dios porque él ha elegido no ser ese tipo de Dios.” 108 Él ha
elegido hacerse parcialmente dependiente de sus compañeros del pacto
humano mientras sigue siendo el "poder del pacto superior del amor
santo.” 109

128
Este es un libro destinado a señalar las debilidades e incluso fallas
fatales del alto calvinismo, es decir, la teología reformada radical. No
pretende ser una defensa del arminianismo o cualquier alternativa al
calvinismo. Eso lo convertiría en un libro mucho más largo y, por lo tanto,
muchos podrían negarse a leerlo. Lo que falta en las estanterías de
las librerías y bibliotecas no es un libro sobre Arminianismo o incluso uno
sobre la soberanía autolimitada de Dios sobre el Calvinismo. Lo que falta
es un libro que demuestre por qué el calvinismo alto no es bíblica,
teológica o lógicamente sostenible. Eso es todo lo que pretende ser este
volumen. De vez en cuando mencionaré alternativas al calvinismo
elevado, como (sobre la soberanía de Dios) Frank Tupper, una
providencia escandalosa; Gregory boyd ¿Es culpa de Dios?; Jack
Cottrell, Lo que la Biblia dice acerca de Dios el Gobernante; 110 y
especialmente David Bentley Hart, Las puertas del mar: ¿Dónde estaba
Dios en el tsunami? Aquí ofreceré una muestra de ese último pequeño
volumen, que expresa bien la visión alternativa (al calvinismo) mía y
muchos otros cristianos de la providencia de Dios. Hart explica:
Cuán radicalmente el evangelio está impregnado por la sensación de que el
quebrantamiento del mundo caído es obra de un libre albedrío racional rebelde,
que Dios permite que reine, y también impregnado por un sentido de que Cristo
viene genuinamente para salvar la creación, conquistar, rescatar , para derrotar
el poder del mal en todas las cosas. Esta gran narrativa de caída y redención no
es una farsa, no es simplemente una lección dramatúrgica sobre las prerrogativas
absolutas de Dios preparadas para nosotros desde la eternidad, sino una
consecuencia real del misterio de la libertad creada y de la plenitud de la
gracia. 111

129
CINCO
SÍ A LA ELECCIÓN; NO A LA DOBLE
PREDESTINACIÓN

Nunca descubrí quién lo hizo, pero debo decir que fue inteligente e
intrigante aunque algo extraño. Mi esposa y yo regresamos a mi oficina
para recuperar nuestros abrigos después de un programa y banquete en el
campus por la noche. Enclavado en la puerta de mi oficina había una nota
doblada. Eso no es inusual; A menudo los obtengo de estudiantes, colegas
o visitantes. Así que bajé la nota, abrí la puerta y encendí la luz. Luego leí
la nota: “Profesor Olson, hablé con Dios; estas condenado. Pensé que te
gustaría saber.” Estaba sin firmar. Por supuesto, lo tomé como una
broma; Me había involucrado en un debate en el campus
sobre “predestinación versus libre albedrío", así que asumí que la nota era
alguien intento de humor. Por otro lado, he conocido a calvinistas que
piensan que es posible saber con certeza quién está predestinado al cielo y
quién está predestinado al infierno.
Eso puede no ser tan extraño como piensan algunos calvinistas.
Deberían estudiar su propia historia. En el capítulo anterior mencioné el
libro de John Piper que incluye un capítulo sobre el escritor de himnos
calvinista William Cowper (pronunciado "Cooper") (1731- 1800), autor
de “Hay una fuente llena de sangre” y "Dios se muda". “Mysterious
Way”, así como cientos de otros himnos. Cowper era un calvinista
convencido que creía firmemente en la "doble predestinación". —Que
Dios ha elegido desde la eternidad a algunas personas para salvar y otras
para condenar. Durante gran parte de su vida adulta sufrió episodios de
depresión extrema e incluso pasó un tiempo en un asilo. Durante algunos
de esos momentos estaba convencido de que, de alguna manera, sabía que
estaba predestinado al infierno. Por supuesto, se desconoce si su condena
a la condenación condujo a su depresión o viceversa.

130
Hablé a una clase de escuela dominical para adultos sobre la doctrina
cristiana y pasé una sesión sobre la doctrina de la elección, explicando
cómo los calvinistas lo consideran incondicional y los arminianos (y otros)
lo ven como condicional (cuando se refieren a los individuos y su destino
eterno). Hablamos sobre las fortalezas y debilidades de esta doctrina y
especialmente sobre el problema de la bondad de Dios a la luz de su
supuesto decreto de “pasar por alto” o incluso seleccionar positivamente a
algunos para la perdición eterna. La clase debatió entre ellos si esto es
consistente con el amor de Dios que se muestra en Jesucristo. Más tarde,
un caballero de mediana edad con un doctorado en psicología que también
fue autor de algunos libros conocidos sobre el matrimonio vino a mí para
un "uno a uno". Explicó que no consideraba que la selección de algunos
para la condenación fuera un problema porque había llegado a creer que
los réprobos no eran realmente personas, sino autómatas (máquinas,
robots). Nunca antes había escuchado semejante explicación y hubiera
sospechado que era la imaginación de una mente algo sofisticada, si este
hombre no hubiera sido quien era.
Sin lugar a dudas, la doctrina de la elección incondicional, la "U " en
TULIP, ha sido objeto de mucho debate y controversia entre los cristianos
conservadores y evangélicos. Pero es crucial para todos los verdaderos
calvinistas; Es el corazón de su sistema de soteriología. Para ellos, es una
doctrina dulce y reconfortante porque les dice que su salvación no depende
de nada de lo que son o hacen, sino solo de la gracia de Dios. Para los
calvinistas, está indisolublemente vinculado a la doctrina fundamental de
la Reforma de la justificación por gracia solo a través de la fe. Creen que
cualquier punto de vista, excepto el suyo, conduce inexorablemente a un
debilitamiento de esa doctrina de la Reforma. Para otros, sin embargo
(como los calvinistas como Cowper), es una doctrina del terror debido a
su ineludible revés: que Dios ha elegido a algunos, a los que podría salvar,
para que sufran eternamente en el infierno (aunque solo sea por pasarlos
por alto al seleccionar a otros para la salvación).
Mientras que los defensores de la elección incondicional lo ven como
una expresión de la gran bondad y misericordia de Dios, los opositores
(como John Wesley) lo ven como una expresión de un Dios oscuro y
oculto (el término de Lutero para el lado de Dios que predestina a algunos
al infierno) a quién le importa más su propia gloria que el bienestar de

131
todas las personas. Los opositores dicen que no se puede reconciliar con
las Escrituras como "Dios es amor" y "Dios [no quiere] que nadie perezca"
(1 Juan 4: 8, 16; 2 Pedro 3: 9). Sobre todo, no se puede reconciliar con el
carácter de Dios revelado en Jesucristo, quien lloró sobre Jerusalén cuando
sus habitantes no lo aceptaron como su Mesías (Lucas 19: 41–44).
Pocas personas que conocen la doctrina calvinista de la elección
incondicional (generalmente expresada por los no teólogos como
simplemente "predestinación") son indiferentes; la mayoría están en
contra (como John Wesley) o con firmeza (como Jonathan Edwards).
(Menciono a Wesley y Edwards aquí porque nacieron el mismo año
[1703], sus vidas se superponen significativamente durante el Gran
Despertar en Gran Bretaña y Norteamérica, y generalmente son
considerados los dos bisabuelos del movimiento evangélico). Como
explicaré más detalladamente en este capítulo, estoy a favor de la elección
incondicional, ya que eso se aplica al pueblo de Dios pero no a individuos
específicos, y estoy a favor de la elección condicional de los
individuos. Pero me opongo firme e inalteradamente al inevitable
correlato de la elección individual incondicional: La reprobación. Creo
que esta supuesta doble predestinación de los individuos por parte de Dios
es inconsistente con su amor, y la enseñanza hace difícil distinguir la
diferencia entre Dios y el diablo.

LA ELECCION
INCONDICIONAL ES
LA PREDESTINACION
DOBLE
Algunos calvinistas dicen que creen en la "predestinación única". Lo
que quieren decir es que no creen que Dios elija condenar a nadie; él solo
selecciona parte de la humanidad caída (La “masa de condenación”
según San Agustín) para salvar, y deja el resto a su merecido y libremente
elegido destino en el infierno. ¿Pero tiene esto sentido?

132
Empiezo como de costumbre con Calvino, quien escribió en
los Institutos que “se dice que Dios ordenó desde la eternidad a aquellos a
quienes desea abrazar en amor y a aquellos a quienes desea ventilar su
ira.” 1 El contexto que lo rodea deja en claro que está de acuerdo con lo
que se dice. Sería difícil argumentar que Calvino tenía algo más en mente
que la doble predestinación. Los pasajes de los Institutos citados en el
capítulo 3 lo dejan claro; habla de que el reprobado se ve obligado a
obedecer por Dios. (De nuevo, el contexto deja en claro que no significa
obligado a la obediencia a la voluntad preceptiva de Dios, es decir, a los
mandatos morales de Dios, sino a la obediencia a la voluntad decretada
de Dios, es decir, los decretos de lo que será de Dios, incluido su pecado.)
Calvino, creo, se sorprendería al escuchar que las personas se llaman
calvinistas, pero argumentan que la predestinación es única, que se aplica
solo a la elección y no a la elección/reprobación: Como si los dos pudieran
estar separados o como si Dios pudiera ser soberano en ese caso.
Boettner también afirmó la reprobación divina de algunas personas e
incluso que la voluntad de Dios es el “factor decisivo” en su
condenación. Primero, escribió de la reprobación que “esto,
también, como elección para la salvación, es de Dios.” 2 Además, “
creemos que desde toda la eternidad Dios ha querido dejar algo de la
posteridad de Adán en sus pecados y que el factor decisivo en la vida de
cada uno se encuentra en la voluntad de Dios . " 3 Es importante recordar
que para Boettner, como aparentemente para otros autores calvinistas que
he citado, " los escritores de las Escrituras no dudaron en afirmar el
dominio absoluto de Dios sobre los pensamientos y las intenciones del
corazón. ” 4 Además, “Dios gobierna los sentimientos internos, ambiente
externo, hábitos, deseos, motivos, etc., de los hombres que lo hacen
libremente lo que él propósitos. " 5 Dios, confesó, "En un sentido real "
determina las elecciones de las personas, y no existe tal cosa
como "autodeterminación". ” 6 Por lo tanto, la razón es clara para la
afirmación de Boettner de que la reprobación es necesariamente parte
del plan y propósito soberanos de Dios y no está condicionada en última

133
instancia por nada fuera de Dios mismo. La voluntad de Dios [obviamente
su "voluntad decretiva "] es el "factor decisivo " en la vida del reprobado
y su reprobación.

Al mismo tiempo, sin embargo, como todos los calvinistas que conozco,
Boettner afirma que los reprobados merecen su castigo (sufrimiento eterno
en el infierno) porque "eligieron voluntariamente el pecado.” 7 Por
último, deja esta aparente contradicción en el reino de los misterios: “La
predestinación [incluida la reprobación] y la agencia libre son los pilares
gemelos de un gran templo, y se encuentran por encima de las nubes donde
la mirada humana no puede penetrar.” 8 Sin embargo, me parece que este
misterio es una contradicción flagrante, algo que incluso Sproul excluye del
discurso cristiano. Debemos señalar aquí la diferencia entre misterio y
contradicción; lo primero es algo que la mente humana no puede explicar ni
comprender por completo, mientras que lo segundo es una simple
tontería: dos conceptos que se anulan entre sí y juntos hacen un absurdo. La
teología cristiana nunca debe descansar cómodamente con la última,
mientras que la primera siempre estará presente en la conversación humana
de Dios.

Boettner tiene palabras duras para aquellos calvinistas que optan por la
predestinación única: “Calvinismo moderado (es decir, el intento de creer
en la predestinación única) es sinónimo de enfermizo calvinismo, y la
enfermedad, si no se cura, es el principio del fin.” 9 Aunque admite que la
reprobación es “ciertamente una doctrina desagradable”, 10 Boettner
intenta probar su necesidad. Para él, sin él, la justicia de Dios no se
mostrará completamente y, por lo tanto, Dios no será completamente
glorificado en el mundo y ante los ángeles.

Otro testigo de que la elección incondicional incluye necesariamente la


reprobación como su "otra cara de la moneda " es el pastor y teólogo
calvinista Edwin Palmer, autor de Los cinco puntos del calvinismo, en el que

134
expone y defiende "Doce tesis sobre la reprobación". Primero, él define la
reprobación como “el decreto eterno, soberano, incondicional, inmutable,
sabio, santo y misterioso de Dios, según el cual, al elegir a algunos a la vida
eterna, pasa a otros y luego los condena justamente por su propio pecado.
Todo para su propia gloria.” 11 Al igual que Boettner y otros, él admite que
esta es una doctrina difícil, pero dice que " nuestro Dios infinito nos presenta
algunas verdades sorprendentes. —Las verdades contra las que nuestras
mentes pecaminosas y finitas se rebelan. ” 12 Argumenta que el pecado se
produce mediante el “permiso eficaz de Dios”, algo que ya hemos notado en
otros teólogos calvinistas que se muestran reacios a decir que el pecado es
causado por Dios. Parecería que "permiso eficaz " debe significar, como el
permiso de Dios para el pecado y el mal significa en Edwards, Boettner y
otros, que Dios lo hace seguro sin obligar a la gente a pecar. Palmer
dice: “Todas las cosas, incluso el pecado, son llevadas a cabo por Dios, sin
que Dios viole su santidad.” 13

Palmer sostiene que la predestinación de algunos implica necesariamente


la reprobación de otros: “Si Dios elige a algunos, entonces necesariamente
pasa por otros. Arriba implica abajo; atrás implica frente; mojado implica
seco más tarde implica antes; Elegir implica dejar a los demás sin
elegir. " 14 (¡Note que Palmer está usando la lógica aquí y estoy de acuerdo
con él!) Luego continúa argumentando que Dios no " efectúa "el pecado

e incredulidad de la misma manera que efectúa la fe. 15 “Dios quiere el


pecado y la incredulidad de mala gana; Él no se deleita en ellos. " 16 uno
solo puede preguntarse por qué esto sería así si es verdad que Dios hace
todo " para su gloria. ¿Cómo puede Dios no deleitarse con lo que lo
glorifica? Palmer forja audazmente y afirma que la reprobación de Dios es
condicional e incondicional:

135
La reprobación como condena está condicionada en el sentido de que una vez
que alguien pasa, entonces es condenado por Dios por sus pecados e
incredulidad. Aunque todas las cosas —incluyendo la creencia y el
pecado— proceden del decreto eterno de Dios, el hombre todavía tiene la culpa
17
de sus pecados. Él es culpable; Es culpa suya y no de Dios.

Esto es suficiente para hacer girar la cabeza a cualquiera. Y Palmer está


de acuerdo y se deleita en ello. "Él [el calvinista] se da cuenta de que lo
que defiende es ridículo... El calvinista admite libremente que su posición
es ilógica, ridícula, absurda y tonta.” 18 Sin embargo, “este asunto secreto
pertenece al Señor nuestro Dios, y debemos dejarlo allí. No debemos
investigar ese consejo secreto de Dios.” 19 Al parecer Palmer está de
acuerdo con Martín Lutero que, cuando se empuja a la pared por Erasmo
en su debate sobre el libre albedrío, instó a sus lectores a ‘adorar a los
misterios’ y no tratar de usar la lógica. Palmer también se hace eco del
teólogo de la iglesia primitiva Tertuliano, quien dijo: “¡Lo creo porque es
absurdo!” Quizás muchos calvinistas no estén de acuerdo con Palmer, pero
deberían hacerlo si quieren mantener esta enseñanza de que Dios reprocha
a las personas incondicionalmente (porque él mismo predestinó el pecado
y lo hizo seguro) y, sin embargo, los reprobados son los únicos
responsables y merecen su castigo eterno porque su reprobación
es "condicional". ”

¿Qué impulsa a Palmer y otros calvinistas altos a semejante sacrificio


del intelecto? No lo oculta: Romanos 9, el pasaje fundamental de las
Escrituras para la creencia calvinista en la elección y reprobación
incondicionales: “Cuando Dios habla, como lo ha hecho claramente en
Romanos 9, entonces simplemente debemos seguir y creer, incluso si no
puede entender, e incluso si parece contradictorio a nuestras mentes
insignificantes.” 20 Romanos 9 dice que Dios eligió a Jacob sobre Esaú y
amó a Jacob y odió a Esaú antes de que nacieran o hubieran hecho algo
bueno o malo” para que el propósito de Dios en la elección pueda
sostenerse: no por obras sino por el que llama" (Rom. 9:11 –12). Entonces

136
Pablo cita el éxodo donde Dios le dijo a Moisés: "Tendré misericordia de
quien tenga misericordia, y tendré compasión de quien tengo compasión "
(9:15). Luego leemos: “Por lo tanto, Dios tiene misericordia de quien
quiere tener misericordia, y endurece a quien quiere endurecer” (9:18).
Por supuesto, Romanos 9 dice mucho más e insto a los lectores a leer y
estudiar todo el libro de Romanos e interpretar el capítulo 9 en el contexto
de todo el libro. Como todos los calvinistas, Palmer interpreta estas
afirmaciones literalmente como aplicadas a la salvación y reprobación
individuales. Sin embargo, como mostraré más adelante en este capítulo,
hay otras interpretaciones válidas que no requieren el sacrificio del
intelecto o que consideran a Dios como arbitrario o monstruoso.

Sproul es otro calvinista que sostiene que no puede haber una elección
incondicional para la salvación sin reprobación, por lo que
la "predestinación única " es un concepto imposible. Promueve
audazmente la doble predestinación mientras registra algunas advertencias
importantes. “Si existe la predestinación, y si esa predestinación no
incluye a todas las personas, no debemos evitar la inferencia necesaria de
que existen dos lados para la predestinación. No es suficiente hablar de
Jacob; También debemos considerar a Esaú.” 21 Para suavizar el golpe
(para la bondad de Dios), Sproul argumenta que estos dos decretos de
Dios, para salvar a algunos y malditos a otros, no deben tomarse
como “igualmente definitivos” O ambos positivos. Critica lo que él llama
el hipercalvinismo por hacer que la elección y la reprobación sean
igualmente definitivas: colocarlos en el mismo plano en el plan de Dios y
el desarrollo de ese plan por parte de Dios. 22 Contra el hipercalvinismo
Sproul expresa lo que él cree que es la verdadera doctrina reformada:

La visión reformada enseña que Dios interviene de manera positiva o activa en


las vidas de los elegidos para asegurar su salvación. El resto de la humanidad
Dios se va para ellos. Él no crea incredulidad en sus corazones. Esa incredulidad

137
ya está allí... En la visión calvinista, el decreto de elección es positivo; El decreto
de reprobación es negativo. 23

Uno solo puede preguntarse cuán grande es la diferencia. ¿El decir que la
elección y la reprobación no son igualmente definitivas y que uno es
positivo y el otro negativo realmente logra algo en términos de rescatar la
integridad del carácter de Dios (que es claramente la preocupación
de Sproul )?
Es importante para Sproul que la doble predestinación se entienda a su
manera, como las decisiones desiguales, últimas y no últimas de Dios para
salvar a algunos humanos caídos y dejar que otros sufran el castigo
eterno. Primero, dice, aquellos a quienes Dios permite que sufran el
castigo eterno, aquellos a quienes él pasa, merecen el castigo eterno de
todos modos. Dios no tiene la obligación de salvarlos. Su paso por ellos
no lo involucra en su desaparición de ninguna manera que implique la
imperfección moral en Dios.
Una mirada más cercana a cómo Sproul dice que los reprobados son
malos y que merecen un castigo eterno revela la falla en su razonamiento
sobre el carácter de Dios a la luz de la doble predestinación. Él usa el
endurecimiento del corazón de Faraón de Dios para ilustrar la manera
general de Dios de hacerlo seguro de que alguna parte de la humanidad, la
no elegida o reprobada, merece el castigo eterno. “Todo lo que Dios tiene
que hacer para endurecer los corazones de las personas es eliminar las
restricciones. Él les da una correa más larga... En cierto sentido da la
suficiente cuerda para colgarse.” 24 Él está afirmando la explicación
calvinista normal de que Dios hace la caída y toda su corrupción
consecuente, incluido el pecado y la culpa, por cierto, retirando o
reteniendo la gracia suficiente. Dios elige a ciertas personas para
endurecer sus corazones para que no se arrepientan y crean. Luego dice:

Así es como debemos entender la doble predestinación. Dios da misericordia a


los elegidos trabajando la fe en sus corazones. Él le hace justicia al reprobado
dejándolos en sus propios pecados. No hay simetría aquí. Un grupo recibe

138
misericordia. El otro grupo recibe justicia. Nadie es víctima de la
injusticia. Nadie puede quejarse de que hay injusticia en Dios. 25

¿Tiene esto algún sentido? Realmente no. Primero, ¿cómo no es esto


una simetría a la luz del hecho de que el pecado del pecador está
preordenado y se vuelve seguro por Dios de tal manera que no pueden
hacer otra cosa? ¿Cómo es que el decreto de reprobación de Dios para
pasar por alto a ciertos individuos es meramente negativo y pasivo si Dios
endurece sus corazones? ¿En qué se diferencia realmente el relato
de Sproul de lo que él llama “hipercalvinismo”?

El teólogo reformado James Daane, un archienemigo de la doble


predestinación, llama a este tipo de conversación “verbalismo”, “un juego
teatral en el que las palabras realmente no tienen un sentido
comprobable.” 26 Para Daane, como lo expondré más adelante en este
capítulo, esto se aplica a muchas palabras utilizadas por los dobles
predestinarianos, a quienes él llama “teólogos decretales”. Parece
aplicarse bien a las palabras de Sproul de que los decretos de Dios no son
igualmente definitivos porque uno es positivo y el otro negativo y sus
nociones de justicia y equidad.
Todos los teólogos calvinistas que argumentan para la doble
predestinación y contra la “única predestinación” abrazan y afirman la
idea de que Dios soberanamente predestina a algunos de sus propios seres
humanos, creados a su imagen y semejanza, al diablo, y que esto es
consistente con la bondad, la justicia y el amor de Dios. Estoy de acuerdo
con ellos de todo corazón en que no puede existir una predestinación única
en la medida en que la predestinación es la elección incondicional
de algunas personas, un cierto número de todos, al cielo. La correlación
automática e inevitable con eso es la predestinación al infierno. Es doble
o nada.

Donde no estoy de acuerdo con ellos es que la doble predestinación


puede defenderse como buena o que un Dios que hace esto puede
considerarse bueno, amoroso y, en cualquier sentido, análogo a esas

139
virtudes tal como se nos revelan en Jesucristo y en las Escrituras. Si Dios
hace esto de la manera que describen, entonces la "bondad " de Dios,
el "amor " de Dios , la "justicia " de Dios son meras palabras sin un
significado comprobable. Daane tiene razón; Sería un simple verbalismo
continuar hablando de que Dios tiene esos atributos como aspectos de su
naturaleza y carácter divinos eternos, algo que casi todos los calvinistas
tienen.

Además, incluso si Dios simplemente pasa por alto a algunos de los que
podría salvar, ¿por qué haría eso si es bueno, amoroso y justo? ¿Qué
significado podrían tener esos atributos, incluso cuando se aplican a Dios,
si Dios hace lo que afirman los calvinistas? En otras palabras, no es solo
una cuestión de reprobación, aunque sí creo que la reprobación está
necesariamente implícita en la doctrina calvinista de la elección. Incluso
si fuera posible aferrarse a la idea de que Dios no reprueba positivamente
a nadie, sino que solo afortunadamente elige salvar a algunos y dejar a
otros en su “merecida condenación” , ¿Qué significados
tendrían “bondad” , “amor” y “justicia”. ¿Se han atribuido a un Dios que
podría salvar a todos porque la salvación es absolutamente incondicional
(es decir, no depende de nada que Dios vea en o acerca de las personas que
27
son salvas)?

Aquí hay otro talón de Aquiles del alto calvinismo. A pesar de sus
mejores esfuerzos para evitarlo, la "consecuencia buena y necesaria " de
su soteriología, TULIP, es que Dios es moralmente ambiguo, si no un
monstruo moral. No hay analogía humana para esta "bondad". Cualquier
ser humano que tuviera la capacidad de rescatar a una gran cantidad de
personas de una terrible calamidad, pero que solo rescata a algunos, nunca
sería considerado bueno o amoroso o justo. Algunos dirán que estos
términos significan algo diferente en Dios que en nuestro mundo. El
calvinista Paul Helm tiene razón al rechazar ese argumento: “La bondad
de Dios debe tener alguna relación positiva con el tipo de acciones

140
humanas que consideramos buenas. De lo contrario, ¿por qué atribuir
bondad a Dios? ” 28

UN PROBLEMA PARA EL CARÁCTER Y LA


REPUTACIÓN DE DIOS
Independientemente de las anteriores contradicciones prima facie de la
doble predestinación, los calvinistas defienden esta teología de varias
maneras. Creo que los he entendido correctamente, pero todavía no creo
que estas defensas se mantengan.

Algunos calvinistas simplemente rechazan las objeciones a la doble


predestinación diciendo: "No está dentro de la jurisdicción de la
criatura poner en duda a [Dios].” 29 Esto es, por supuesto, apenas una
defensa, pero es una respuesta. Extrañamente, casi todos los calvinistas,
sin embargo, intentan defender la bondad de Dios, por lo que uno se
pregunta qué tan seriamente tomará esta respuesta a la crítica. Además, no
es Dios a quien los críticos del calvinismo están cuestionando. ¡Lo que
estamos cuestionando son las creencias de los calvinistas acerca de Dios!
Hay una diferencia. La frecuencia con la que uno se encuentra con este
rechazo de la crítica lleva a la conclusión de que al menos algunos
calvinistas tienen problemas para distinguir entre su propia doctrina de
Dios mismo. Como todos los demás, los calvinistas deberían estar
dispuestos a al menos considerar la posibilidad de que existen serias
deficiencias y fallas en sus creencias doctrinales.
Muchos teólogos calvinistas van más allá de los intentos de rechazar las
críticas con declaraciones acerca de "no cuestionar a Dios". Muchos sí
ofrecen estrategias para defender el buen carácter de Dios, la reputación
de Dios, ante las preguntas críticas de los no calvinistas. El tema principal
que abordan es simplemente este: ¿Cómo se puede decir que Dios
es bueno, amoroso y justo frente a estas doctrinas del alto

141
calvinismo? ¿Cómo es Dios bueno, amoroso y justo hacia el reprobado?
¿Cómo es que Dios no es arbitrario en su elección de algunos para salvar
incondicionalmente mientras deja a otros a la condenación? Y una
pregunta crítica relacionada es: ¿Cómo puede darse el llamado del
evangelio como una oferta bien intencionada para todos si algunos ya han
sido elegidos por Dios para la condenación y, por lo tanto, no tienen
ninguna posibilidad de ser aceptados por Dios? (Esta última pregunta se
eleva a un tono especialmente intenso en relación con el siguiente punto
de TULIP: la expiación limitada).

Otra forma de hacer el mismo conjunto de preguntas es plantear pasajes


de las Escrituras a los calvinistas y preguntar cómo concilian su creencia
en la reprobación-predestinación con ellos. Por ejemplo, Juan
3:16: “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su único Hijo, para que
todo aquel que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna.” Note
también los versículos citados anteriormente: 1 Timoteo 2: 4; 2 Pedro 3:
9; y 1 Juan 4: 8. ¿Cómo es el amor de Dios si él preordena a muchas
personas al infierno por toda la eternidad cuando podría salvarlos porque
la elección para la salvación es siempre completamente incondicional y no
tiene nada que ver con el carácter o las elecciones? ¿Cómo es que Dios
quiere que todas las personas se salven si él determina que algunos
individuos específicos serán condenados? ¿Cómo es que a Dios no le
agrada la muerte de los impíos (Ezequiel 18:32) si él predestina todo,
incluso su reprobación y el castigo eterno, por su buena voluntad? ¿De qué
manera es bueno Dios si retuvo a propósito a Adán la gracia que necesitaba
para no caer, sabiendo que la caída de Adán resultaría en los horrores del
pecado y el mal y el inocente sufrimiento de la historia?

Primero, algunas respuestas de Juan Calvino. Calvino tenía poco interés


en defender el carácter de Dios; para él, todo lo que Dios hace es correcto, y
es incorrecto cuestionar a Dios sin importar cuán injustas sean sus
acciones. Con frecuencia reprendió a aquellos que miran los misterios
de Dios demasiado profundamente (por ejemplo, buscando una causa o razón
más allá de simplemente que Dios quiso algo) o que acusan a Dios de actuar

142
injustamente (por lo que parece también referirse a aquellos que acusan su
doctrina de Dios de arruinar la reputación de Dios ). 30

Sin embargo, Calvino intentó explicar algunas Escrituras que pueden


parecer estar en conflicto con sus argumentos sobre la doble
predestinación de Dios. Con respecto a la reprobación de Dios por parte
de algunos a la luz de los pasajes de la Escritura de "todos", escribió:

Se dice que Dios ordenó desde la eternidad a aquellos a quienes desea abrazar
con amor, ya aquellos a quienes desea ventilar su ira. Sin embargo, él anuncia la
salvación a todos los hombres indiscriminadamente. Mantengo que estas
declaraciones concuerdan perfectamente entre sí. Por tan prometedor, él
simplemente quiere decir que su misericordia se extiende a todos, siempre que
la busquen e imploren. Pero solo los que él ha iluminado hacen esto. E ilumina
a los que ha predestinado a la salvación. Estos últimos poseen la verdad segura
e ininterrumpida de las promesas, por lo que no se puede hablar de ningún
desacuerdo entre la elección eterna de Dios y el testimonio de su gracia que

ofrece a los creyentes. 31

Esto solo parece profundizar el misterio. Si esto pretende responder a la


pregunta de cómo estas declaraciones concuerdan perfectamente entre sí,
no veo cómo se logra eso. Como gran pensador y comunicador que Calvin,
a veces encuentro sus explicaciones oscuras, si no evasivas.

Calvino dice más sobre este problema. Primero, argumenta


que "ninguno perece inmerecidamente.” 32 Es por eso que Dios está solo
en castigar al reprobado; ellos lo merecen. ¿Por qué se lo merecen? Por
su “malicia y perversidad.” 33 ¿Cómo es posible que continúen en su
malicia y perversidad en lugar de arrepentirse y creer como los
elegidos? “Para que lleguen a su fin, él [Dios] a veces los priva de la
capacidad de escuchar su palabra; otras veces él, más bien, los ciega y los
aturde con la predicación de esto.” 34 ¿Por qué Dios le hace esto al
reprobado? "El que aquí busca una causa más profunda que Dios El plan

143
secreto e inescrutable se atormentará sin ningún propósito.” 35 ¿Calvin está
llegando a alguna parte para resolver el problema? No veo cómo es ese el
caso; parece que simplemente está profundizando el dilema de la bondad
de Dios.
¿Cómo interpreta Calvino 1 Timoteo 2: 3 –4, la revelación más clara de
que Dios desea la salvación de todos los hombres? “Con esto, Pablo
seguramente solo significa que Dios no ha cerrado el camino a la
salvación de ningún orden de hombres; más bien, ha derramado su
misericordia de tal manera que no tendría ninguna sin ella. En otras
palabras, todo 1 Timoteo 2: 3 –4 (y sin duda 2 Pedro 3: 9) significa que
Dios quiere que algunas personas de cada tribu y nación sean salvas
pero no todas las personas individuales.” Sin embargo, eso difícilmente
se ajusta al lenguaje de 1 Timoteo 2: 4, que dice específicamente “todos
los hombres” , que significa "todas las personas", no todo tipo de
personas.

Entonces, ¿por qué Dios reprocha a algunos y no elige a todos para la


salvación? En algunos lugares, Calvin deja esto en el reino de los
misterios, pero en al menos un caso especula: "Los reprobados se elevan
hasta el fin [propósito] de que a través de ellos la gloria de Dios pueda ser
revelada." 36 Los que acusan a Dios de ser injusto (¡o simplemente acusan
a esta doctrina de hacer a Dios injusto!) Son rechazados por Calvin
como “hombres necios [que] se enfrentan a Dios”. 37 Él declara con
impaciencia que todo lo que Dios hace es correcto y simplemente porque
Dios lo hace, y no hay otra explicación para lo que Dios hace que no sea "
porque lo ha querido ". 38 En ninguna parte intenta siquiera justificar a Dios
o reconciliar su doctrina con Dios el amor El único amor de Dios que
menciona es el amor de Dios por los elegidos.
Afortunadamente, muchos calvinistas no se han conformado con dejar
el asunto allí. A medida que uno avanza hacia la era moderna y al mundo
posmoderno de principios del siglo veintiuno, se encuentra a muchos
calvinistas cada vez más interesados en justificar los caminos de Dios.

144
Jonathan Edwards escribió un ensayo completo sobre “La justicia de
Dios en la condenación de los pecadores. "En él se mantuvo bastante
cerca del enfoque de Calvino, aunque algo más enfático y defensivo (tal
vez debido a la creciente tendencia de la Ilustración a cuestionar la justicia
de Dios). Nuevamente, al igual que con Calvin, el énfasis
de Edwards recae en la justicia de Dios más que en su amor, que apenas
menciona. Esto es lo que Edwards dice a aquellos que cuestionan la
justicia de Dios al condenar por toda la eternidad al infierno a aquellos que
él previamente ordenó e incluso aseguró que caerán en pecado y
permanecerán allí:

Cuando los hombres caen y se vuelven pecaminosos, Dios, por su soberanía,


tiene el derecho de determinar sobre su redención como le plazca. Tiene derecho
a determinar si canjeará o no. Él podría, si le hubiera gustado, haber dejado todo
para perecer, o podría haber redimido todo. O, puede redimir a algunos, y dejar
otros; y si lo hace, puede tomar lo que quiera, y dejar lo que quiera. 39

Sin embargo, esto difícilmente resuelve el problema de la justicia de


Dios, ya que los "hombres " caídos, a quienes Dios tiene el derecho de
disponer como quiere, cayeron por la preordenación de Dios y el poder de
predestinación. Una vez más, la pregunta que surge naturalmente y que
Edwards no responde es la siguiente: ¿qué significado
tienen “bondad”, “justicia” y "amor " en ese contexto? al igual que
Calvino, Edwards parece estar más interesado en dejar de lado todas y cada
una de las preguntas acerca de la justicia de Dios al reprobar y castigar a
las personas. La única respuesta que ofrece es que todo lo que Dios hace
es correcto y está por encima de la culpa. Simplemente asume que su
interpretación de lo que Dios hace es la única razonable a la luz de las
Escrituras como Romanos 9.
¿Qué dijo Boettner sobre la bondad de Dios a la luz de su reprobación
de la gente? Primero deja claro, sin lugar a dudas, que el único propósito
de Dios en la reprobación es su gloria; sin ella, la justicia de Dios no
podría ser exhibida suficientemente, y ese es uno de los propósitos de la
creación y la redención. Por supuesto, esto plantea la pregunta de por qué
es justo que Dios castigue al reprobado, y Boettner simplemente afirma

145
que ellos pecaron "voluntariamente". 41 A la luz de sus explicaciones,
citado y discutido en el capítulo anterior, parece un uso extraño
de ‘voluntariamente’ ya que Dios lo ha determinado. Para él,
obviamente, "voluntariamente" No significa que podrían hacer otra cosa
que ellos. ¿Es ese un significado natural de "voluntario" y responde o
simplemente plantea más preguntas sobre la justicia de Dios? Boettner
no parece reconocer este problema, o prefiere pasarlo por alto. Y
él realmente no trata con el amor de Dios, excepto para decir (de manera
extraña) que "Dios en su amor salva a tantos de la raza culpable de los
hombres como puede obtener el consentimiento de toda su naturaleza para
salvar". 42 Uno solo puede responder con un asombrado, “¿Qué?”

Al menos Boettner, en contraste con Calvin y Edwards y algunos otros


calvinistas, intenta responder la pregunta. ¿Pero no plantea más
preguntas? ¿Está Dios limitado de alguna manera? ¿Por qué no
puede obtener el consentimiento de su "naturaleza entera " para salvar a
todos? La implicación obvia, dado todo lo que dice Boettner, es que
Dios debe condenar a algunos para mostrar su atributo de justicia y, por lo
tanto, glorificarse a sí mismo. Así que la necesidad de Dios de glorificarse
a sí mismo (y "necesidad " es la palabra correcta, dado el lenguaje
de Boettner de la limitación divina en relación con el alcance de la
salvación) anula y controla su amor.
Esto es exactamente lo que preocupa a los no calvinistas con respecto
al calvinismo: que su lógica interna y profunda conduce inexorablemente
a exaltar la gloria de Dios sobre e incluso contra su amor. Aparentemente,
Dios puede (o debe) limitar su amor, pero no puede limitar su auto-
glorificación. Lo pondría al revés y diría que a la luz del auto-
vaciamiento de Cristo (Fil. 2), Dios puede limitar su gloria (poder,
majestad, soberanía) pero no su amor (porque Dios es amor; vea 1 Juan
4!).

Boettner sostiene que Dios no es arbitrario en sus juicios, lo que


significa que su elección de a quién salvar no es una cuestión de tirar los
dados. 43 Él dice que Dios "tiene sus razones" incluso si ni siquiera

146
podemos adivinar cuáles son. 44 Aquí hay otro problema. Como todos los
calvinistas, Boettner afirma que la elección de las personas a elegir
por Dios es absolutamente incondicional; no tiene nada que ver con lo que
Dios ve en los que él elige. 45 Así como la reprobación es la otra cara
necesaria de la elección, la elección de ignorar a algunos al elegir a otros
no necesariamente tiene que ver con nada especialmente malo que Dios
vea en ellos. Todos son igualmente dignos de un castigo eterno. Una vez
que se ha descartado la elección sobre la base de algo particular sobre los
elegidos, ya sea para elección o reprobación, ¿qué queda? Argumento que
todo lo que queda, y esto es una cuestión de pura lógica, es una elección
arbitraria, no hay una tercera alternativa concebible.
Imagina que te enfrentas a tu hijo porque encuentras su nombre escrito
con crayón en la pared del dormitorio. Él o ella niega hacerlo. Usted
pregunta: "Entonces, ¿quién lo hizo?” Y el niño dice: “Alguien
más.” Entonces responde: “Pero espera, esta es tu habitación y tu nombre
está escrito en la pared y nadie más que tú has estado aquí desde la última
vez que vi la pared y luego tu nombre no fue escrito en ella.” Su hijo
dice: “Está bien, no lo hice, pero nadie más lo hizo.” ¿Cuál será tu
respuesta? ¿Podrías creer esa explicación? ¿Por qué no? ¿No podría haber
una tercera posibilidad? A menos que crea que la casa esté embrujada o
algo así, probablemente no considerará seriamente la explicación de su
hijo. El escritor de graffiti debe ser el niño o alguien más; No hay una
tercera posibilidad concebible. Así que es con la "explicación "
de Boettner (la misma que usan la mayoría de los calvinistas) que Dios
no elige arbitrariamente, pero tampoco elige basándose en nada especial
acerca de las personas que elige. No hay tercera alternativa. Tiene que ser
arbitrario si es absolutamente incondicional.

A diferencia de Boettner y otros calvinistas, Edwards parece haber


aceptado, al menos una vez, que la elección de Dios entre el elegido y el
no elegido es arbitraria. Esto puede ser un shock para muchos calvinistas
posteriores que se oponen con vehemencia a esta acusación sobre el Dios
calvinista. En su famoso (o infame) sermón "pecadores en las manos de

147
un Dios enojado " , Edwards apeló a la " voluntad arbitraria de Dios" para
explicar el tratamiento que Dios le da a los no elegidos. 46 Esto es al menos
honesto, audaz y consistente, pero plantea problemas serios para el
carácter y las formas de Dios.

¿Cómo trata Boettner los pasajes "todos " de las Escrituras? Con
respecto a Juan 3:16 y otros versos similares, él dice que "mundo " no
significa cada persona individual. Significa todo tipo de personas. 47 Como
muchos calvinistas dan esta explicación, guardaré la mayor parte de mi
crítica para más adelante en este capítulo cuando resumo los problemas
con las explicaciones calvinistas de la reprobación de Dios . Por ahora,
basta con decir que esta interpretación de "mundo " apenas funciona, ya
que requeriría que numerosas referencias a todo el mundo como caído
significaría solo que personas de todo tipo caen.

Por ejemplo, Juan 1:10 dice que el "mundo" (la misma palabra griega
que Juan 3:16) no reconoció la Palabra cuando vino. Si “mundo” en Juan
3:16 significa “todo tipo de personas ” , entonces Juan 1:11 posiblemente
signifique que solo algunas personas —de todas las clases de personas,
pero no todos— no reconocieron a Jesús como el Hijo de Dios. ¡Ningún
calvinista interpreta a Juan 1:11 de esa manera! La interpretación
de Boettner de Juan 3:16 parece forzada. A pesar de que no sale de
inmediato y dice: "Dios odia a los no elegidos y es por eso que los
reprocha " , él más que lo implica. Entonces, me parece justo y seguro
decir que Boettner, como muchos calvinistas, no cree que Dios sea amor
como dice 1 Juan 4: 8: o al menos cae en inconsistencia en el manejo del
asunto. Si la naturaleza misma de Dios es el amor, entonces él ama a todos
y no solo a personas "de todo tipo". "(Por supuesto, eso supone una vez
más que " amor "en Dios es análogo y no totalmente diferente del mejor
amor como lo conocemos. Con Helm supongo que de lo contrario, la
palabra no significa nada).

¿Qué pasa con 1 Timoteo 2: 4 que dice que Dios quiere que "todas las
personas" se salven? Boettner explica: “Versos como 1 Timoteo 2: 4,

148
parece, se entienden mejor para no referirse a los hombres
individualmente, sino como enseñando la verdad general de que Dios es
benevolente y que no se deleita en los sufrimientos y la muerte de Sus
criaturas.” 48 Uno solo puede preguntar cómo esa es una posible
interpretación de ese versículo? Además, ¿cómo puede Dios no deleitarse
con lo que él mismo ha preordenado y dado para su gloria? ¿No se goza
en lo que hizo para Su gloria? Este es un enigma calvinista, sin duda. Pero
Boettner agrega esto: “Es cierto que algunos versos tomados en sí mismos
parecen implicar la posición arminiana [es decir, que Dios realmente desea
la salvación de todos y lo hace posible]. Esto, sin embargo, reduciría la
Biblia a una masa de contradicciones.” 49 Se podría sólo a su vez con la
misma facilidad que en torno y sustituir ‘la posición calvinista’ para ‘la
posición arminiana’ y sería más cierto.

Sproul lucha admirablemente pero, en última instancia, sin éxito, con el


problema de la bondad, el amor y la justicia de Dios frente a su
reprobación de muchas personas humanas a las que podría salvar. Primero,
admite que Dios preordenó el pecado, y estoy seguro de que lo he citado
suficientes veces para dejar en claro que también cree que Dios lo hizo
cierto. 50 Sin embargo, argumenta, Dios no es responsable por el pecado;
estamos. 51 Dios es justo para condenar al reprobado porque lo odian y son
malvados: “¿Hay alguna razón por la que un Dios justo deba amar a una
criatura que lo odia y se rebela constantemente contra su autoridad y
santidad divinas?” 52 Uno solo puede responder… ¡Sí Porque es
su naturaleza amar! (1 Juan 4: 8). Además, Romanos 5: 8 –10 dice que
Dios amó a los pecadores cuando aún eran pecadores y ¡entregó a Cristo
por ellos! Sproul está al borde de representar a Dios como no teniendo una
naturaleza amorosa; Él más que implica que Dios ama a algunos y odia a
otros cuando todos lo han odiado y se han rebelado contra su autoridad y
santidad. 53 Eso nos lleva de nuevo al tema de la arbitrariedad.

149
Sproul enfrenta el tema de la aparente arbitrariedad de Dios y su falta
de equidad (y yo agregaría aparente falta de amor) en la doble
predestinación: "El problema desagradable para el calvinista [es] ... si Dios
puede y elige asegurar la salvación de algunos, ¿Por qué entonces no
asegura la salvación de todos? ” 54 En efecto, ¿por qué no? Aquí está la
respuesta de Sproul:

La única respuesta que puedo dar a esta pregunta es que no lo sé. No tengo idea
de por qué Dios salva a algunos, pero no a todos. No dudo por un momento que
Dios tiene el poder de salvar a todos, pero sé que él no elige salvar a todos. No sé
por qué... Una cosa que sí sé. Si le agrada a Dios salvar a algunos y no a todos,
no hay nada de malo en eso. Dios no tiene la obligación de salvar a nadie. Si
elige guardar algo, eso de ninguna manera lo obliga a guardar el resto. 55

Sproul luego se opone a que los no calvinistas consideren que esto es


un problema de justicia y dice que Dios no tiene que responder a nuestros
estándares de justicia. 56Bastante justo. Pero la justicia no es el problema
principal. El tema principal, que las faldas de Sproul, es el amor. Si Dios
pudiera salvar a todos porque la elección para la salvación es incondicional
y si Dios es por naturaleza amor, ¿por qué no lo hace? Las únicas
respuestas que Sproul puede ofrecer son (1) él no ama a todos, y (2)
Dios puede hacer lo que quiera hacer porque no está obligado a hacer nada
por nadie. Estas respuestas degradan a Dios e impugnan su bondad y dañan
su reputación, que se basa en su carácter moralmente perfecto.

¿Qué dice Sproul sobre 1 Timoteo 2: 4? Nada. No he podido encontrar


ninguna explicación de ese importante pasaje en los escritos de Sproul,
pero él ha escrito tantas cosas que tal vez no lo encontré. Sin embargo,
en Elegido por Dios, pregunta acerca de 2 Pedro 3: 9, que dice lo mismo

150
pero tal vez no tan enérgicamente. En la medida en que Dios no quiere
que “nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento”, Sproul
dice que "cualquiera " significa "el elegido". " 57 Eso no funciona a la luz
de 1 Timoteo 2: 4, sin embargo, lo que claramente se refiere a todas las
personas sin excepción. (¿Es por eso que Sproul pasa por encima de ese
pasaje sin comentarios?)

Sproul toma otra ruta también. Él sugiere que la Biblia habla “más de
una manera” acerca de la voluntad de Dios. 58 Primero, dice,
está la "voluntad soberana y eficaz de Dios". Esto es lo que otros
calvinistas han llamado la voluntad decretiva de Dios". Luego
está la "voluntad preceptiva" de Dios (sus mandamientos). Finalmente,
está la “disposición de Dios, lo que le agrada”. 59 Entonces, de acuerdo
con esta interpretación de 2 Pedro 3: 9 (y por extensión 1 Tim. 2: 4), se
dice que Dios desea que todos puedan ser salvos aunque no tenga
la intención de salvar a todos.

Sproul dice que entristece a Dios castigar a los malvados. 60 Utiliza una
analogía de un juez que debe sentenciar a su amado hijo a prisión. Él tiene
que hacerlo, pero le duele. La analogía, por supuesto, se rompe por
completo. El juez en la ilustración no predestinó y declaró el crimen de su
hijo . ¡Si lo hubiera hecho, estaría equivocado al sentenciarlo a prisión!
Además, el juez en la analogía está obligado a sentenciar a su hijo a
prisión; según Sproul, Dios no está obligado a salvar a nadie y podría
salvar a todos. Finalmente, ¿qué pasaría si el juez de Sproul condenara a
su propio hijo a la cárcel pero liberara a otro joven que cometió el mismo
crimen? ¿No cuestionarán todos el amor del juez por su hijo?
Cambiemos un poco la analogía. Supongamos que un juez se sentó en
su banco y lloró mientras condenaba a su hijo a prisión por robo a mano
armada. Luego, salió a la luz que usó el condicionamiento del
comportamiento para hacer creer a su hijo que el robo a mano armada es

151
bueno y correcto y lo llevó al banco para robarlo. Luego también salió a la
luz que el juez otorgó clemencia a otro joven que también robó un banco
exactamente de la misma manera que su hijo. ¿Quién pensaría que el juez
era bueno? ¡Y sin embargo, esa es una analogía mejor para la doble
predestinación de Sproul que la suya!

¿Qué pasa con el problema de la aparente arbitrariedad de Dios en la


elección y reprobación? Sproul dice: "Dios no hace nada sin una
razón. No es caprichoso ni caprichoso. ” 61 ¿Pero qué razón podría tener él
para elegir a John para la salvación y a Bob para la condenación? Deja
muy claro que la elección y la reprobación son absolutamente
incondicionales. Entonces, su última palabra sobre el tema es que Dios
elige "de acuerdo con la buena voluntad de su placer... Dios nos predestina
según lo que plazca a Él… Lo que agrada a Dios es la bondad... Aunque
la razón para elegirnos no está en nosotros sino en el placer divino
soberano, podemos estar seguros de que el placer divino soberano es un
placer agradable.” 62 Una vez más, solo puedo responder con un aturdido
o perplejo, “¿Eh?”

Volviendo a la analogía que ofrecí anteriormente en respuesta a la


afirmación de Boettner de que la elección de Dios no es arbitraria, sino que
tampoco se basa en nada acerca de las personas que elige. La apelación
de Sproul al “beneplácito de Dios” no dice nada acerca de cómo Dios elige.
Después de descartar cualquier cosa que Dios vea en o acerca de las
personas que elige (por ejemplo, una respuesta libre al evangelio habilitada
por su gracia) y también descartar una elección arbitraria, ¿qué queda?
Nada concebible. Decir “el placer de Dios” es, entonces, decir (como lo
hizo Edwards al menos una vez) "elección arbitraria".

John Piper aborda el problema del amor de Dios en relación con su


elección de algunos para sufrir en las llamas del infierno por la eternidad
para su gloria con gran vigor e imaginación. Primero, ¿cómo trata con
los pasajes "todos " del Nuevo Testamento y con Ezequiel 18:23, a los que
llama "los textos del pilares arminianos?” 63Apela a dos voluntades de

152
Dios: “Dios decreta un estado de cosas, mientras que también está
dispuesto y enseña que un estado de cosas diferente debe suceder.” 64En
otras palabras, Dios quiere que algunos perezcan y al mismo tiempo quiere
que nadie perezca. “Como buen creyente en la elección incondicional e
individual, me alegro de afirmar que Dios no se deleita en perecer a los
impenitentes y que tiene compasión por todas las personas. Mi objetivo es
mostrar que esto no es una doble conversación. ” 65
Entonces, ¿cómo demuestra que no es una doble conversación? Piper
escribe sobre los "complejos sentimientos y motivos de Dios". ” 66 Por un
lado, Dios ama a su gloria por encima de todo: “Dios elige, predestina, y
asegura por un gran propósito final -es la gloria de su gracia pueda ser
alabado por siempre y con afecto al rojo vivo.” 67 Pero a pesar del hecho de
que Dios obtiene la gloria de la elección y la reprobación (está de acuerdo
con los que sostienen que son inseparables como las dos caras de una
moneda), también ama a los no elegidos y tiene una compasión genuina por
ellos. Afirma que Dios tiene "amor universal para todas las criaturas "
que no es El amor que tiene para los elegidos. Entonces esta es su
explicación de Juan 3:16 y 1 Juan 4: 8. “Hay un amor general de Dios que él
otorga a todas sus criaturas. ” 68 Pero a pesar de amar a todas las personas de
alguna manera, Dios solo ama a algunas personas de la mejor manera. Su
amor por los no elegidos aparece en las bendiciones temporales que él les da.
(No puedo resistirme a decir otra vez que la opinión de Piper aquí equivale a
decir que Dios le proporciona a los no elegidos un poco de cielo para ir al
infierno).

¿Qué pasa con el amor de Dios y la compasión por los no elegidos?


Piper afirma que Dios tiene "una verdadera compasión, que aún está
restringida, en el caso de los no elegidos, por razones consistentes y santas,
de tomar la forma de una volición para regenerarse. ” 69 Además, “ Yo
afirmo que Dios ama al mundo con una profunda compasión que desea su
salvación; sin embargo, también afirmo que él ha escogido desde antes de

153
la fundación del mundo a quien salvará del pecado. La elección es la buena
noticia de que la salvación no es solo una oferta sincera hecha a todos, sino
un efecto seguro en la vida de los elegidos. ” 70

Para ilustrar y defender su idea de estas dos voluntades en Dios, Piper


cuenta la historia de George Washington y un cierto comandante llamado
André que había cometido algunos actos de traición durante la Guerra de
la Independencia. 71 Según la historia, Washington condenó a muerte al
comandante André a pesar de que tenía el poder de perdonarlo. El futuro
presidente y comandante en jefe del Ejército Continental tuvo gran
compasión por el comandante André cuando firmó su sentencia de muerte,
que se consideró necesaria para cumplir con el deber y la política. Piper
compara esto con los complejos sentimientos y emociones de Dios cuando
condena al reprobado.
Pero, ¿esta analogía funciona mejor que la analogía de Sproul del juez
que condena a su hijo? La respuesta es no, no lo hace. Primero, si Piper
tiene razón, si Washington fuera verdaderamente comparable a Dios,
habría diseñado y gobernado el crimen del comandante André y se habría
ocupado de cometerlo. ¿Quién consideraría a Washington bueno por
condenar a muerte al comandante André si ese fuera el caso, sin importar
cuán "necesario " fuera para cumplir con el deber y la política?
En segundo lugar, si el comandante André fuera realmente comparable
al reprobado en la teología de Piper, no lo habría podido hacer otra
cosa que cometer su crimen. Piper niega el libre albedrío libertario.
¿Quién consideraría que el comandante André merecía la muerte si
fuera controlado por alguien más? (Recuerde que, aunque Piper cree
que las personas siempre actúan de acuerdo con sus motivos más
fuertes —el punto de vista de Edwards sobre el “libre albedrío”, Dios
también es la realidad determinante y, por lo tanto, debe ser la causa
última de los motivos de control de las criaturas).
Tercero, la analogía implica una limitación de Dios, algo que
seguramente Piper no quiere admitir, dada su poderosa elevación de la
supremacía de Dios en todas las cosas. Washington estaba obligado a

154
condenar a muerte al Mayor Andre; se sentía obligado a hacerlo y era
responsable ante otros, como el Congreso Continental, sus compañeros
oficiales y soldados y los ciudadanos de las colonias. ¿A quién le es
responsable Dios? Si siente una gran compasión por el reprobado, ¿por
qué nolos perdona? Podría hacerlo, a menos que esté limitado y controlado
por algo sobre lo que no tiene poder. Después de todo, recuerde, en el
calvinismo , la elección deDios para la salvación es absolutamente
incondicional. ¡De vuelta al problema de la dependencia implícita de
Dios de Edwards en el mundo!

Finalmente, la analogía se rompe porque para ser una analogía válida,


Washington ya debería haber indultado al menos a otra persona que
cometió exactamente el mismo crimen que el comandante Andre. Después
de todo, según Piper, eso es lo que Dios hace: los perdones (eligen la
salvación incondicionalmente) a muchas personas que no son mejores que
las que él reprocha. ¿Quién consideraría a Washington "compasivo " en
ese caso? ¿No sería considerado arbitrario y caprichoso y sospechoso de
72
querer mostrar su severidad?

¿Qué pasa con el problema del llamado e invitación del evangelio si


Dios ya ha elegido a algunos para ser condenados? Muchos de los autores
calvinistas encuestados aquí no abordan directamente el problema: ¿Cómo
puede darse el llamado del evangelio como una oferta bienintencionada
para todos (lo que afirma la mayoría de los calvinistas) si algunos ya han
sido elegidos por Dios para condenación y no tienen oportunidad? ¿De ser
aceptado por Dios? Piper responde la pregunta brevemente en “¿Hay dos
testamentos en Dios? "Dice: " La elección incondicional [y por extensión,
por supuesto, la reprobación] ... no anula los sinceros ofrecimientos de
salvación a todos los que se pierden entre todos los pueblos del
mundo. ” 73 por supuesto, esto es sólo una afirmación; se queda corto de
una explicación.

155
Este es un gran problema para cualquier persona que crea que es
apropiado que un predicador del evangelio haga una oferta de salvación a
todos los que están a la vista. Sin embargo, la mayoría de los calvinistas
evangélicos sí creen que es legítimo, aunque el predicador sabe que
probablemente haya muchos presentes que no puedan responder y para
quienes la invitación es imposible de aceptar porque Dios cerró la puerta
a la posibilidad de que ellos vinieran a la fe y Cristo no murió por
ellos! (Este es el tema del siguiente capítulo.)

TESTIGOS CONTRA LA DOBLE


PREDESTINACIÓN
Aunque ya he dado a conocer mis reparos (¡por decir lo menos!) acerca
de la doble predestinación y, especialmente, su parte reprobadora, ahora
quiero pedir a otros testigos que den testimonio de por qué no es bíblico e
indigno del carácter de Dios como se revela en las Escrituras y
especialmente en Jesucristo, y también por qué es simplemente ilógico en
términos de su no deseado (por los calvinistas mismos) "buenas y
necesarias consecuencias.”
Mi primer testigo es el teólogo G. C. Berkouwer: Uno de los
pensadores reformados más influyentes en el siglo XX. En su
libro Elección divina, Berkouwer expresa gran incomodidad con
cualquier forma de determinismo divino y, especialmente, con
cualquier preordenamiento de los individuos a la condenación eterna.
Argumenta que la doctrina calvinista de la predestinación debe
interpretarse de manera no determinista: "Por un lado, queremos
mantener la libertad de Dios en la elección, y por otro lado, queremos
evitar cualquier conclusión que haga a Dios la causa". de pecado y
incredulidad. " 74 Expresa frustración con el enfoque de Calvin , que
dice, por un lado, que los seres humanos son la única causa de su
rechazo, pero también dice, por otro lado, que Dios es la fuente última
de su " ruina y condena.” 75

156
Berkouwer rechaza cualquier causalidad divina de pecado, maldad o
reprobación y defiende una sola predestinación sin llamarlo así. Para él, la
reprobación no es un decreto de Dios sino "el lado oscuro " de "la luz de la
elección". 76 Desde su punto de vista, que según él es coherente con las
confesiones reformadas, dice: "Esta doctrina se opone a los
llamados 'predestinacionalistas ' que enseñan una doble predestinación en el
sentido de que Dios desde la eternidad ha preordenado un grupo para la
salvación y otro como decididamente a la pretensión [condena], y que Cristo
no murió por los reprobados.” 77

Lo más importante para nuestros propósitos es que Berkouwer rechazó


la interpretación tradicional calvinista de Romanos 9: el texto fundamental
de la doble predestinación. De Romanos 9 a 11, escribió: "Se acepta cada
vez más que este pasaje no se ocupa principalmente de establecer un locus
de praedestinatione como un análisis de elección individual o rechazo,
sino de ciertos problemas que surgen en la historia de la
salvación". 78 Según él, las “vasijas de ira” de Pablo no son individuos
predestinados al infierno, sino Israel, que Dios abandonó temporalmente
para injertar a los gentiles en su pueblo. 79

Berkouwer no es tan claro ni cercano a sus puntos de vista sobre la


predestinación como me gustaría. Pero una cosa está clara, él rechaza el
determinismo divino, especialmente con respecto al mal y la condenación.
Opta por un enfoque dialéctico o paradójico que intenta conducir un curso
entre la Escila del indeterminismo y la Caribdis del determinismo. Ambas
son rocas sobre las que la teología se estrellará si no tiene cuidado. En
última instancia, afirma sobre la voluntad de Dios y la voluntad del
hombre que “toda forma de competencia se hace imposible. Hay
relaciones aquí que no tienen analogías humanas. ” 80 Sproul crítica
mordaz 's de la predestinación sola podría aplicarse a Berkouwer La
explicación (¡si se puede llamar una explicación!), pero el punto aquí es

157
simplemente que uno de los teólogos reformados más influyentes del siglo
veinte argumentó vehementemente contra la reprobación divina como
inconcebible, dado el carácter de Dios revelado en Jesús y en todo Sagrada
Escritura.
Una de las razones principales por las que Berkouwer rechaza la doble
predestinación o cualquier tipo de determinismo divino es que socava la
predicación del evangelio. Aquí continuaré y volveré a este punto
importante con más detalle al considerar las objeciones del principal
discípulo estadounidense de Berkouwer, James Daane, quien escribió un
libro completo sobre el conflicto entre el determinismo divino y la
predicación del evangelio.
Berkouwer toma los pasajes "todos" de la Biblia con la máxima seriedad
y afirma el amor de Dios por todo el mundo sin excepción. Rechaza la noción
dualista de dos voluntades en Dios. 81 Dice que los textos universalistas
deben tomarse en serio sin afirmar el "universalismo objetivo", la opinión de
que, en última instancia, no hay condenados. En el análisis final, el enfoque
de Berkouwer solo es útil para criticar la doble predestinación, pero no para
ofrecer una alternativa viable porque, aunque dice que toma en serio "todos"
los textos, se aferra a la idea de la sola predestinación, que finalmente es
insostenible. No creo que sea posible tomar el "todo" de textos en serio al
tiempo que abarca cualquier forma de elección incondicional: La
inconsistente visión de predestinación única de Berkouwer (a menos que
uno opte por el universalismo).

Un teólogo reformado que se aleja más de la elección incondicional que


Berkouwer, pero por las mismas razones, es James Daane. En La libertad
de Dios, destruye todo el alto sistema calvinista de pensamiento de la
elección incondicional en términos de la elección de Dios de los
individuos y especialmente en términos de números. Él llama al alto
calvinismo "teología decretal" y "teología del decreto único"
y "escolástica reformada ", todo lo cual significa lo que he
llamado "determinismo divino". "Esta teología, dice, no predicará, y es

158
por eso que hay tan poca predicación de elección en las iglesias
reformadas. (Él escribió esto mucho antes del renacimiento del calvinismo
en el nuevo calvinismo del movimiento reformado joven e inquieto). Para
él (como para mí), la elección incondicional de los individuos no es
realmente una buena noticia porque implica necesariamente la reprobación
de los individuos: " Una vez que uno se compromete con el decreto de la
teología decretal, es teológicamente imposible para él permitir, justificar
o explicar la predicación del evangelio a todos los hombres." 82

Daane sostiene que los seguidores de Calvin definieron cada vez más la
elección aparte de la gracia al incorporar la reprobación en sus teologías.
Para él, “las Escrituras hablan de predestinación a la vida pero no a la
muerte” 83. Y reconoce que la predestinación a la muerte es
automáticamente la otra cara de la elección incondicional de los individuos
para la salvación. Daane rechaza todo el enfoque del calvinismo
tradicional, ya que inevitablemente hace a Dios el autor del pecado y la
condenación y tiene que apelar a dos o tres voluntades en Dios, incluida
una voluntad secreta (para condenar a algunos a pesar de revelar su
voluntad de salvar a todos). 84 También se contradice a sí mismo al culpar
a los humanos por su depravación y condena cuando Dios lo decretó todo
desde el principio. 85

El análisis de Daane del alto calvinismo penetra directamente en su


fundamento básico: la doctrina de Dios. “La debilidad básica de la teología
decretal parece ser precisamente su comprensión de la relación de
Dios con el mundo. " 86. Esta teología escolástica, él argumenta
acertadamente, hace que Dios y la relación de Dios con el mundo sean
históricas, mientras que la Biblia describe a Dios como entrando
libremente en la historia. “La posibilidad de tomar en serio la historia,
como real y no meramente aparente, está excluida por la definición
escolástica del decreto único.” 87 Para la teología decretal escolástica,

159
dice, nada en el mundo puede afectar realmente a Dios; Todo lo que
incluye el pecado, el mal y la condenación están determinados por Dios.
El resultado, dice, es que “la teología decretal es una racionalización
profunda de lo que sea. ” 88 Además, en esta teología, el amor de Dios es
realmente su amor por sí mismo y Cristo murió por Dios y no por el
mundo. 89 Lo peor de todo, según Daane, esta teología termina privando a
Dios de su libertad; lo que sea, es lo que debe ser, incluso para Dios.

Para Daane, la teología reformada necesita respaldar y tomar la


narrativa bíblica más seriamente de lo que tiene en su escolástica. El Dios
de la Biblia sí decreta algo; él decreta “ir histórico al moverse
creativamente hacia y hacia la creación y la redención." 90 Daane dice
que “al crear el mundo, Dios se condicionó a sí mismo, pero con esta
condición, que sigue siendo Dios.” 91 Esta es la libertad de Dios:
Involucrarse en el mundo, en su tiempo y en su historia, en su sufrimiento
y en su dolor, para poder tomarlo sobre sí mismo y así redimirlo. El
pecado, entonces, no está preordenado por Dios como dice el alto
calvinismo. Daane rechaza esa noción: “La teología decretal es muy
vulnerable por su incapacidad para mantener la gravedad del
pecado. ” 92 Lo que quiere decir que hace pecado, como todo, una cuestión
de rutina; Dios lo ha decretado y preordenado necesariamente y, por lo
tanto, no es realmente algo opuesto a Dios.
Daane parece estar avanzando hacia una teología de Dios como tomar
riesgos, aunque no llega al arminianismo o el teísmo abierto (la
opinión de que Dios no conoce el futuro absolutamente). ¿Por qué se
mueve en esa dirección? Porque toma en serio la historia: la historia
bíblica de la redención que incluye a Dios como algo muy involucrado
en lugar de cernirse sobre ella como su autor. Además, toma muy en
serio el amor de Dios en Jesucristo; él toma en serio la libertad
de Dios como no su libertad de ser afectado por el mundo sino como
su libertad de ser afectado por el mundo.

160
¿Qué hay de la elección? Si Daane es "Reformado", debe dar cuenta de la
elección. Lo hace. Y lo llama elección incondicional. Pero es la elección
incondicional de Dios de Jesucristo y su pueblo, Israel y la iglesia. No es la
aceptación incondicional de Dios de algunas personas humanas individuales
a la salvación y el rechazo correspondiente de otras a la condenación. “La
Biblia no sabe nada de una doctrina aislada e individualista de
elección.” 93 Y no tiene nada que ver con el determinismo histórico.

Para Daane, la elección no tiene nada que ver con los números; hacer
las cosas con números es inevitablemente volver a hacer de la reprobación
una parte de la elección, lo que hace que la elección sea inalcanzable. “La
elección en el pensamiento bíblico nunca es una selección, una toma de
esto y un rechazo de eso por múltiples realidades. "Más bien, " la elección
es un llamado al servicio, una convocatoria para ser un colaborador con
Dios en la actualización del propósito y la meta electiva de Dios.” 94 Ese
propósito y objetivo electivo gira en torno a Jesucristo como la misión
de Dios en el mundo para salvarlo. 95

¿Qué pasa con Romanos 9 –11 y Efesios 1? Se dice que estos dos
pasajes del Nuevo Testamento son las pruebas de la alta doctrina calvinista
de la doble predestinación. Daane dice con razón que “Romanos 9 –11 no
forma un comentario bíblico sobre la verdad de la elección individual. Más
bien, es un comentario sobre el hecho de la inviolabilidad de la elección
de Dios de Israel como nación. ” 96 ¿Elección a qué? Servir para bendecir
a las naciones produciendo a Jesucristo, el verdadero sujeto y objeto de la
gracia que elige a Dios. Efesios 1, que habla mucho de elección, no se trata
de individuos y sus destinos eternos, sino del pueblo de Dios. El "tú"
repetido en todo el capítulo como Dios. El elegido es plural: la gente
nueva de Dios, la iglesia. 97

161
El enfoque reformista revisionista de Daane es mucho más preferible
que el determinismo divino del alto calvinismo y la doble predestinación,
incluida la reprobación. Y va mucho más allá de Berkouwer al derrocar la
escolástica calvinista. Es correcto enfocarse en la incapacidad de predicar
que la teología es una buena noticia porque incluye inevitablemente el
pecado, el mal, el sufrimiento inocente y el infierno como la voluntad
de Dios, lo que digan sus defensores. Además, su “consecuencia buena y
necesaria” es hacer a Dios menos que amar, menos que libre y menos que
bueno. También hace que la historia sea irreal porque nada sucede
realmente; todo es solo la obra de Dios El plan eterno, preordenado en un
escenario que se dice que glorifica al autor y director de la obra, pero, de
hecho, lo convierte en monstruoso.
Tal vez nadie en la historia de la iglesia desde la Reforma haya atacado
al alto calvinismo y especialmente a la doble predestinación tan
ferozmente como John Wesley, autor de dos tratados sobre el
tema: "Gracia libre " y "Predestinación considerada
tranquilamente". Sugiero que cualquiera que quiera leer una crítica
relativamente breve del calvinismo elevado que simplemente la saque del
agua, mire uno de estos dos escritos. Desafortunadamente, a veces la
ferocidad de Wesley contra esta teología se vuelve casi personal; Su
lenguaje contra él contribuyó a la ruptura de su amistad con el revivalista
George Whitefield (1714–1770), un calvinista de cinco puntos.
Wesley declara acertadamente, incluso con Sproul y muchos
calvinistas, que la “predestinación única” es imposible. Vale la pena citar
este argumento en detalle para aquellos que aún piensan que es posible
creer en una elección sin reprobación:

Sigues creyendo que, como consecuencia de un decreto inmutable e irresistible


de Dios, la mayor parte de la humanidad permanece en la muerte, sin posibilidad
de redención: en la medida en que nadie pueda salvarlos, sino Dios; y él no
los salvará. Tú crees que ha decretado absolutamente no salvarlos; ¿Y qué es
esto sino decretar para condenarlos? Es, en efecto, ni más ni menos; se trata de
lo mismo. Porque si estás muerto, y eres incapaz de darte vida; entonces, si Dios

162
ha decretado absolutamente tu muerte eterna, estás absolutamente condenado a
la condenación. Entonces, aunque usas palabras más suaves que algunas [a
98
saber, predestinación única], te refieres a la misma cosa.

Luego procede a destruir esta doctrina: “¡Se supone que él [Dios] debe
enviarlos [al reprobado] al fuego eterno, para no escapar del pecado! Es
decir, en términos sencillos, por no tener esa gracia que Dios había
decretado que nunca deberían tener. ¡Oh extraña justicia! ¡Qué dibujo del
juez de toda la tierra! ” 99

A la luz de los pasajes "todos" mencionados varias veces en este


capítulo, Wesley dice que la elección incondicional, que necesariamente
incluye la reprobación, pone en duda la sinceridad de Dios. Al referirse al
llamado universal al arrepentimiento y la salvación y al deseo expresado
por Dios de que todos respondan para salvarse, Wesley presenta una
imagen para ilustrar el problema: un carcelero que llama a los prisioneros
a abandonar sus celdas sin abrir las puertas. 100 "¡Ay! Hermanos míos,
¿qué tipo de sinceridad es esta que atribuyen a Dios nuestro salvador? ” 101

Luego toma el tema de la bondad y el amor de Dios claramente revelado


en Jesucristo y en pasajes como Juan 3:16 y 1 Juan 4: 8. “¿Cómo es Dios
bueno o que ama a un reprobado, o uno que no es elegido? " 102 Para
aquellos que argumentan que Dios ama al reprobado de alguna manera y
que es bueno para ellos, Wesley pregunta cómo Dios podría ser bueno con
él en este mundo (es decir, en los regalos temporales) " cuando era mejor
para él no tener nunca ¿nacido? " 103 En cuanto al amor de Dios por ellos: "
¿No es esto un amor que hace que tu sangre se enfríe? ... Si, por el bien de
la elección, se tragará la reprobación, bueno. Pero si no puede digerir esto,
necesariamente debe abandonar la elección incondicional. ” 104

Wesley continúa en su sermón "Predestinación tranquilamente


considerada " (¡lo que quizás debería ser titulado “Predestinación no tan

163
tranquilamente considerada”!) Para argumentar que Dios no es exaltado
por una elección incondicional sino más bien "deshonrado, y eso en el
grado más alto, por suponiendo que desprecie la obra de sus propias
manos.” 105 Pero nuevamente, a esos calvinistas que dicen que Dios ama a
los no elegidos y que es bueno con ellos, les pregunta con desprecio:

¿Qué pronunciaría la voz universal de la humanidad del hombre que debería


actuar así? El hecho de poder liberar a millones de hombres de la muerte con un
solo aliento de su boca, debería negarse a salvar a más de uno de cada cien, y
decir: “¡No lo haré, porque no lo haré! ¿Cómo, entonces, exaltas la misericordia
de Dios cuando le atribuyes tal procedimiento? ¡Qué extraño comentario es este
sobre su propia palabra, que "su misericordia está sobre todas sus obras”! 106

Al final de su diatriba, Wesley llama la doble predestinación (que es


necesariamente la otra cara de la elección incondicional) “un error tan
pernicioso para las almas de los hombres.” 107

¿Qué hay de Romanos 9? ¿Cómo trata Wesley este pasaje tan


importante (para los calvinistas)? Él lo interpreta de la manera que
virtualmente todos los no calvinistas tienen:

Es innegable que estas dos Escrituras [versículos 12 y 13] se relacionan, no con


las personas de Jacob y Esaú, sino con sus descendientes; los israelitas surgieron
de Jacob, y los edomitas surgieron de Esaú. En este sentido solo “el mayor”
(Esaú) “sirvió al más joven”; no en su persona (porque Esaú nunca sirvió a
Jacob) sino en su posteridad. Esta posteridad del hermano mayor sirvió a la
posteridad de los más jóvenes. 108

164
En otras palabras, "Jacob" y "Esaú" son cifras cifradas para Israel y
Edom, y para Pablo en Romanos 9 se refieren a Israel y los gentiles, ¡que es
toda la carga de Pablo en esta sección de Romanos!

Wesley concluye: “Entonces, tampoco aquí hay ningún caso de que un


hombre sea finalmente condenado por la mera voluntad soberana de
Dios.” 109
Para Wesley, la doctrina de la doble predestinación es "una doctrina
llena de blasfemia", 110 ", tal como [debería] hacer que los oídos de un
cristiano hormiguen” 111 Destruye todos los atributos de Dios (amor,
justicia, compasión, etc.) y representa al Dios más santo como “peor que
el diablo, ya que es más falso, más cruel y más injusto” 112 Es por eso que
Wesley finalmente concluye acerca de Romanos 9 y pasajes similares
reclamados por los calvinistas como prueba de su doctrina: “Lo que sea
que demuestre la Escritura, nunca puede probar esto. Cualquiera que sea
su verdadero significado, este no puede ser... Ninguna escritura puede
quiere decir que Dios no es amor, o que su misericordia no está sobre todas
sus obras. Es decir, lo que sea que pruebe, ninguna Escritura puede probar
la predestinación.” 113

ALTERNATIVAS A LA ELECCIÓN
/ REPROBACIÓN
INCONDICIONAL
Afortunadamente, Wesley no dejó el asunto allí; ofreció una alternativa
a la doctrina que llamó "blasfemia". "Su alternativa es el arminianismo
clásico, que no es lo que la mayoría de los calvinistas piensan. Con
demasiada frecuencia, la situación se representa como un bien definido
o bien: ya sea por salvación por obras o por salvación por elección
incondicional. Como todos los verdaderos, los arminianos clásicos Wesley
afirmaron como principio su primer principio: “Todo lo que es bueno en

165
el hombre, o lo hace el hombre, Dios es el autor y el que lo
hace. " 114 Contrariamente a lo que muchos piensan, Wesley, como un
arminiano clásico, afirmó que la salvación es toda gracia y no tiene nada
que ver con el mérito del hombre:

[La salvación] es gratuita en todo a quien se le da. No depende de ningún poder o

mérito en el hombre; No, no en ningún grado, ni en su totalidad, ni en parte. De


ninguna manera, no depende de las buenas obras o de la rectitud del receptor; no en

nada de lo que ha hecho, o de lo que sea. No depende de sus esfuerzos. No depende

de sus buenos temperamentos, buenos deseos, buenos propósitos e intenciones;

porque todos estos fluyen de la gracia gratuita de Dios. 115

Sin embargo, Wesley no creía que esta posición de “gracia gratuita” sobre
la salvación requería una elección incondicional. Para él, Dios otorga la
salvación a la persona que responde libremente al evangelio con
arrepentimiento y fe, que no son regalos de Dios o “buenas obras” sino
respuestas humanas al regalo de Dios de la gracia preveniente. Afirmó el
pecado original, incluida la depravación total en el sentido de impotencia
espiritual. Pero también afirmó el don universal de Dios de la gracia
preveniente o habilitadora que restaura la libertad de la voluntad: El poder
mismo para “trabajar junto con Él” era de Dios.” 116 Este poder para trabajar
junto con Dios para la salvación (que es todo Dios El hacer) es simplemente
la gracia llamativa, esclarecedora y habilitadora que Dios implanta en un
corazón humano por su amor y por la obra de Cristo. 117 Pero esta gracia es
resistible, no irresistible. Se da en alguna medida a todos. La elección es
simplemente la presciencia de Dios de quién recibirá libremente esta gracia
para salvación (Rom. 8:29). 118 La reprobación es simplemente el rechazo
del hombre a esta gracia y la presciencia de Dios de eso.

Wesley le pregunta a los calvinistas y a aquellos que tienen la tentación de


unirse a sus filas porque parecen hacer a Dios más glorioso: "¿Cómo es más

166
para la gloria de Dios salvar al hombre de manera irresistible, que salvarlo
como agente libre, por la gracia que pueda?" ¿Coincidir con o
resistir? ” 119 Para Wesley, este último hace que Dios sea más glorioso porque
no requiere que Dios odie a nadie ni trate a nadie injustamente. Para Wesley,
la gloria de Dios radica en su carácter moralmente perfecto más que en su
naturaleza: algo que rechaza como impropio de Dios dado el mal en el
mundo.

Alguien que ha trabajado en el problema de Romanos 9 y otros pasajes


sobre la elección sin llegar a la conclusión de que requiere creer en la
predestinación individual e incondicional, es el erudito bíblico arminiano
William Klein, autor de The New Chosen People. Allí lleva a cabo un
estudio detallado de los idiomas originales de los pasajes bíblicos que se
afirma que apoyan la predestinación individual al cielo o al infierno y
concluye que “los escritores del Nuevo Testamento abordan la elección
salvífica en términos corporativos principalmente, si no
exclusivamente.” 120 Su conclusión teológica sistemática es que “Dios ha
elegido a la iglesia como un cuerpo en lugar de los individuos específicos
que pueblan ese cuerpo.” 121 Klein encuentra apoyo para este punto de
vista a través de las Escrituras, pero especialmente menciona 2 Juan 1 y
13.

Sin embargo, según Klein, incluso más básica que la elección


corporativa, es la elección de Jesucristo por parte de Dios: “Cristo es el
Elegido de Dios , y la iglesia es elegida en él. ” 122 Los dos están
inextricablemente unidos. Señala Romanos 5, donde Pablo habla
de “Adán” y “Cristo” como representantes y, en cierto sentido, como
personalidades corporativas. 123 Romanos 9, entonces, presupone esta idea
de solidaridad corporativa, que, según Klein, se presupone en todas partes
en el mundo del pensamiento bíblico. 124 Así como el “primer Adán”
representa a la humanidad caída en Romanos 5 y allí "Cristo, el nuevo
Adán”, representa a la nueva humanidad, así también en Romanos

167
9 “Jacob” representa al pueblo de Dios y “Esaú” no representa al pueblo
de Dios. Según Klein, entonces, ¿cómo uno se convierte en uno de los
elegidos de Dios? “Cuando Israel se convirtió en el pueblo elegido de Dios
cuando Dios escogió a Abraham, Abraham respondió con fe, y así la
iglesia encuentra su elección en solidaridad con Cristo y su elección.” 125 A
través de la fe, una persona entra en Cristo, es decir, en su iglesia y por lo
tanto se convierte en “elegida”.“Ejercitar la fe en Cristo es entrar en su
cuerpo y convertirse en uno de los 'elegidos.'” 126
Aquí será útil, casi necesario, citar extensamente a Klein porque varios
párrafos de su libro resumen muy bien la principal alternativa a la visión
de la elección y la salvación del calvinismo superior. Es una breve
declaración de la teología arminiana clásica:
Cuando se trata de la provisión de la salvación y la determinación de sus
beneficios y bendiciones, el lenguaje de los escritores del Nuevo Testamento es
dominante. Dios decretó en su voluntad soberana para proveer la salvación, y
luego puso a Jesús en un camino para asegurarla a través de su vida humana,
muerte y resurrección (Hebreos 10: 9-10). Se propuso extender misericordia a
su pueblo y endurecer y castigar a los incrédulos. Él predestinó o predeterminó
lo que los creyentes disfrutarán en virtud de su posición en Cristo. Podemos
rastrear la salvación y todo lo que conlleva únicamente a la voluntad placentera
de Dios.

La voluntad de Dios no determina los individuos específicos que recibirán esa


salvación. El lenguaje de "dispuesto" abarca todo, no un número
seleccionado. La voluntad de Dios no es restrictiva; Él quiere que todos sean
salvos. Sin embargo, las personas pueden procurar la salvación solo en los
términos de Dios. Aunque Jesús desea revelar a Dios a todos, solo aquellos que
acuden a él con fe encuentran a Dios y la salvación que ofrece. El hecho de que
algunos no encuentren la salvación puede atribuirse solo a su falta de voluntad
para creer, a su preferencia por su propio camino y no a Dios. Si Dios desea la
salvación para todos, él quiere (en el sentido más fuerte) dar vida a los que
creen. Estos no son incompatibles. Ellos colocan la iniciativa con Dios para

168
proporcionar la salvación y la obligación con la gente de recibirla en los
términos de Dios: fe en Cristo. Dios ha hecho más que meramente proveer la
salvación; Él "atrae" a la gente (Jn 6:44) para que vengan a Cristo. De hecho,
la gente viene a Cristo porque Dios los capacita (Jn 6, 65). Sin embargo, estas
acciones de atracción y habilitación no son selectivas (solo algunas se eligen),
ni son irresistibles. La crucifixión de Jesús fue el medio de Dios para atraer a
todas las personas a Cristo (Jn 12:32). Fue la provisión de Dios para su
salvación. Todos pueden responder al llamado de Dios, pero deben hacerlo
depositando su confianza en Cristo. Dado que Dios atrae a todos a través de la
Cruz, y desea que todos se arrepientan de sus pecados y encuentren la salvación,
no es la voluntad de Dios lo que determina con precisión qué individuos
encontrarán la salvación. Aunque Dios seguramente siempre ha sabido quiénes
serán, y aunque los eligió como un cuerpo en Cristo, los individuos deben

arrepentirse y creer para que se haga la voluntad de Dios. 127

Alguien podría decir: “Bueno, eso está muy bien, excepto por un
detalle: “¡Hace que Dios sea menos glorioso!” La respuesta correcta
es “¿Cómo es eso?” El crítico podría decir: “Limita a Dios.” La respuesta
es: " ¿No es Dios soberano por encima de su soberanía? ¿No puede Dios
limitarse a dar libre albedrío a las personas humanas? Si Dios hace que la
salvación dependa de las decisiones de las personas humanas se basa
enteramente en la elección voluntaria de Dios, ¿cómo es eso menos
glorioso? ¿Era la cruz menos gloriosa porque no era una demostración de
poder y poder o majestad, sino que sufría la servidumbre? ¿Es acaso el
caso de que la alta visión calvinista de la gloria de Dios se base en una
noción humana de gloria?”

Un teólogo que utiliza la idea de la autolimitación de Dios para hablar


sobre la grandeza y la bondad de Dios, incluida la elección condicional de
individuos, es Jack Cottrell, autor de muchos libros de teología arminiana.

169
Al igual que otros críticos del alto calvinismo, argumenta que
inevitablemente conduce al determinismo y, por lo tanto, se aleja del libre
albedrío y de un Dios de amor y compasión. El dios del calvinismo, según
él, es uno cuya soberanía está marcada por la naturaleza y
la incondicionalidad. 128 A la luz del pecado, el mal y el inocente sufrimiento
de la historia y especialmente a la luz de la realidad del infierno, estos son
inconsistentes con Dios. la bondad de Un Dios soberano, tanto orgánica
como incondicional, sería el autor de todo eso. La única forma de evitarlo,
Cottrell argumenta con razón, es creer en sí mismo divina limitación y la de
un tipo más allá de lo que normalmente calvinistas lo permitan. Según
Cottrell,
Dios se limita a sí mismo no solo creando un mundo como tal, sino también y
aún más por el tipo de mundo que eligió crear. Es decir, eligió hacer un mundo
que sea relativamente independiente de él… Esto significa que Dios ha creado
a los seres humanos.
Como personas con un poder innato para iniciar acciones. Es decir, el hombre
es libre de actuar sin que sus actos hayan sido predeterminados por Dios y sin
las coacciones simultáneas y eficaces de Dios. Normalmente, al hombre se le
permite ejercer su poder de libre elección sin interferencia, coerción o
preordenación. Al no intervenir en sus decisiones a menos que sus propósitos
especiales lo requieran, Dios respeta tanto la integridad de la libertad que dio
a los seres humanos como la integridad de su propia elección soberana para
hacer criaturas libres en primer lugar. 129

Por supuesto, Cottrell no es el primer teólogo que piensa en esto. Uno


puede encontrarlo, por ejemplo, en el teólogo reformado suizo Emil
Brunner (y Cottrell cita a Brunner como fuente). Sin embargo, Cottrell
explica la idea de la autolimitación divina de manera clara y concisa y la
defiende bien como sea necesario para comprender cómo Dios es soberano
y, sin embargo, no controla de manera determinista todo lo que llevaría a
la doble predestinación y, por lo tanto, socavaría, si no destruir, la bondad
de dios
Al crear este mundo particular con su libertad humana dada por Dios
para rebelarse y pecar, Dios se obligó a reaccionar solo de ciertas maneras
y no de otras. Esto de ninguna manera resta valor a su soberanía porque

170
¡es una expresión de su soberanía! Según Cottrell, y estoy de acuerdo con
él, si bien esto no se puede enseñar explícitamente en las Escrituras, en
todas partes se asume. Por ejemplo, en la narrativa bíblica Dios aflige y
cede, promete y reacciona, y todas esas son expresiones de
condicionalidad, lo que implica una limitación voluntaria. Dios
obviamente ha otorgado a los seres humanos un grado de libertad incluso
para hacerle daño y frustrar su voluntad (solo hasta cierto punto, por
supuesto). Dios sigue siendo omnipotente y omnisciente, y por lo tanto es
omnisciente y capaz de responder a lo que hacen las personas libres de la
manera más sabia para preservar su plan y lograr los fines que ha decidido.

Un área en la que no estoy de acuerdo con Cottrell es que él afirma que


este Dios autolimitado conserva el "control soberano". Mientras rechaza
el determinismo, dice que "Dios permanece completamente en control
de todo porque a menos que Dios esté en control total, él no es
soberano." 130 Eso me parece una declaración a priori (enteramente
presupuesta) y no está realmente justificada por su propia sugerencia de
autolimitación divina. Un Dios que no ejerce el poder determinista no está
totalmente en control. Prefiero decir que Dios está "a cargo, pero no en
control". Me parece que “completamente en control de todo” Implica algo
que ni yo ni Cottrell creemos: El determinismo divino.
Después de todo, el contexto de las declaraciones de Cottrell sobre la
autolimitación divina es la doctrina de la elección (Al menos en la
fuente que cito aquí). Si uno dice que Dios está "completamente en
control de todo " y eso incluye quién se salvará y quién no se salvará,
esa enseñanza no es lo que cree Cottrell o cualquier persona no
calvinista. Si vamos a explotar la idea de autolimitación divina para
evitar la doble predestinación, podríamos descartar el concepto de
control total, o de lo contrario estamos recuperando con una mano lo
que se da con la otra.
En este punto, algún lector calvinista (u otro) puede estar tirando de su
cabello y gritando (en sentido figurado): “¿Qué pasa con este negocio del
libre albedrío? ¿Qué es el libre albedrío? ¿No ha demostrado Edwards que
el libre albedrío no existe, excepto como hacer lo que está de acuerdo

171
con el motivo más fuerte?” Cottrell y otros críticos del alto calvinismo
apelan al libre albedrío incluso al punto de decir que limita a Dios (o, mejor
dicho, Dios le permite limitar sus acciones). Para Edwards y la mayoría de
los calvinistas, por supuesto, no limita a Dios porque Dios controla incluso
las decisiones y acciones de libre voluntad de los seres humanos.
Pero eso nos lleva de nuevo al determinismo divino: algo que muchos
calvinistas niegan, pero no sirve de nada. Después de todo, ¿cómo puede
Dios controlar o incluso gobernar las decisiones y acciones humanas a
menos que imparta motivos? Son, después de todo, lo que controla las
decisiones y las acciones. Eso convierte a Dios en la fuente del pecado y
el mal, porque surgen de y se encuentran dentro de motivos (o lo que
Edwards llamó disposiciones).
Abordaré el tema del libre albedrío en su forma calvinista
(compatibilismo) y su forma no calvinista (no compatibilismo) en el
capítulo 7 (sobre la gracia irresistible). Basta decir por ahora que admito
que el libre albedrío libertario (la voluntad no está completamente
gobernada por motivos y es capaz de actuar de otra manera) es algo
misterioso, pero no creo que sea imposible o ilógico. Tampoco muchos
filósofos. Y creo que, con Cottrell y Wesley y otros calvinistas citados
aquí, que sin la libertad libertaria, que presupone la soberanía divina
autolimitada, estamos de vuelta en el determinismo divino con todas sus
consecuencias perjudiciales y necesarias.
Entonces, ¿qué misterio es mejor? ¿Con cuál se puede vivir una
persona? ¿El misterio de cómo Dios es bueno a pesar de su preordenación
y determinación del pecado, el mal y el sufrimiento inocente, así como el
sufrimiento eterno del reprobado (quienes son reprobados por el diseño y
control de Dios ), o el misterio sobre de dónde provienen las elecciones
libres? Me importa más preservar y defender la reputación de Dios como
incondicionalmente buena que resolver el problema del libre albedrío.

Quiero terminar este capítulo sobre la elección incondicional (y su


correspondiente correlato de reprobación) apelando a ciertos textos
específicos de las Escrituras. Veamos nuevamente a Juan 3:16. Todo el
mundo lo sabe de memoria. Dice que Dios ama al “mundo”. Los
calvinistas o bien no creen que se refiera a todos sin excepción, o dicen

172
(con John Piper) que Dios ama incluso a los no elegidos de alguna manera.
Ambas explicaciones de Juan 3:16 no tienen sentido. Los mejores exegetas
críticos de Juan 3:16 afirman que sí significa "toda la raza
humana. ” 131 incluso algunos calvinistas no pueden estar de acuerdo con
sus compañeros calvinistas de que en ese pasaje, “ mundo ”se refiere solo
a los elegidos. Reconocen muy bien lo que la interpretación que
limita. "Mundo " a solo algunas personas de cada tribu y nación harían
con otros versos que mencionan "mundo " en el evangelio de Juan .
En cuanto a los calvinistas que piensan que Dios ama a “todo el
mundo ” pero no de la misma manera, es un tipo de amor extraño y que
apenas se ajusta al contexto de Juan 3:16: “Porque Dios no envió a su hijo
al mundo para condena al mundo, pero para salvar al mundo a través de
él ”(3:17). Si “mundo ” en el versículo 16 significa todas las personas,
entonces el versículo 17 dice claramente que Jesús vino para salvar a todos
(o darles a todos esa posibilidad). ¡Eso entra en conflicto con la afirmación
de Piper y de otros de que Dios ama a los no elegidos (incluido
en "mundo " en el versículo 16) porque seguramente no enviaría a Jesús al
mundo para salvar a los no elegidos! Ambas interpretaciones calvinistas
de Juan 3:16 caen como imposibles. Se erige como un monumento contra
la elección incondicional con su lado oscuro de reprobación necesario.
Finalmente, ¿qué hay de 1 Timoteo 2:4, que dice que Dios quiere que
"todos los hombres" sean salvos y donde el griego no puede ser
interpretado de otra manera que no sea cada uno sin excepción? Después
de todo, la misma palabra griega para "todo" se usa en 2 Timoteo 3:16 de
la Escritura inspirada. Si no significa literalmente "todo" en 1 Timoteo 2:4,
entonces no significa "todo" en 2 Timoteo 3:16, pero todos los calvinistas
piensan que significa literalmente "todo" en 2 Timoteo 3:16 ("toda la
Escritura es inspirada por Dios"). Primera Timoteo 2:4 (que no es el único
que universaliza la voluntad de Dios para la salvación, pero que es el
menos abierto a cualquier otra interpretación) está junto a Juan 3:16 como
un texto de prueba contra la elección incondicional, que, excepto en el caso
del universalismo, necesariamente incluye la reprobación.

173
SEIS

SÍ A LA EXPIACIÓN; NO A
LA EXPIACIÓN LIMITADA
/ LA REDENCIÓN
PARTICULAR

Durante una de mis sesiones de clase con oradores calvinistas, un líder de


la Fraternidad de la Universidad Reformada (RUF) local preguntó a mis
alumnos: “¿Cuántos de ustedes creen que Cristo murió por todos?” Sabía
que quería decir “para todos de la misma manera: sufrir el castigo por sus
pecados”" La mano de cada estudiante se disparó. “Entonces tienes que
creer que todos son salvos; Tienes que ser un universalista. ¿Cuántos de
ustedes son universalistas?” Todas las manos cayeron, excepto una o
dos. “Ya ven”, dijo el orador, “si Cristo ya sufrió el castigo de todos por
los pecados, incluido el pecado de la incredulidad, entonces nadie puede
ir al infierno porque sería injusto que Dios castigue el mismo pecado dos
veces.”
El orador sacó uno de los “ganchos” favoritos del calvinismo para que
los jóvenes consideren incluir en su soteriología la "L " de TULIP, la
expiación limitada. Y si alguien acepta "yo", argumentan los calvinistas,
tienen que aceptar el resto del sistema. Después de todo, si todas las
personas no van a ser salvas, entonces Cristo murió solo por algunos, a
quienes vino a salvar. ¿Quiénes serían? Los elegidos incondicionalmente
por dios. ¿Por qué serían elegidos incondicionalmente por Dios? Porque
son totalmente depravados y no tienen otra esperanza que la elección de
Dios para ellos y para Cristo. La muerte de ellos. ¿Y cómo traerá Dios a
aquellos por quienes Cristo murió para beneficiarse de su muerte en su
nombre? Irresistiblemente atrayéndolos a sí mismo.
¿Cómo podría alguien, elegido y atraído por Dios, cuyos pecados ya están
pagados, perderse? Es imposible

174
Inteligente. ¿Pero funciona? ¿Es la expiación limitada, que la mayoría
de los calvinistas prefieren llamar “redención particular”, bíblica? ¿Es
consistente con el amor de Dios mostrado en Jesucristo y expresado en el
Nuevo Testamento muchas veces de muchas maneras (por ejemplo, Juan
3:16)? ¿Calvin creyó en eso? ¿Creía alguien en la historia cristiana
antes de los seguidores escolares de Calvino? ¿Es quizás más una
deducción de la T, la U, la I y la P que una verdad de revelación? ¿Los
altos calvinistas realmente lo abrazan porque es bíblico, o lo abrazan
porque la lógica lo requiere y piensan que las Escrituras lo permiten? ¿El
rechazo de la expiación limitada requiere el universalismo como
una "consecuencia buena y necesaria”, como el orador reclamó? Estas y
otras preguntas serán consideradas aquí con cierto detalle.
Mi conclusión será que la expiación limitada es otro de los talones
de Aquiles del calvinismo elevado. No puede ser apoyado por las
Escrituras o la Gran Tradición de la creencia cristiana (fuera del
calvinismo escolástico después de Calvino). Contradice el amor de Dios,
haciendo que Dios no solo sea parcial sino también odioso (hacia los no
elegidos). Su rechazo no requiere lógicamente el universalismo, y quienes
lo sostienen lo creen porque (piensan) la lógica lo requiere y las Escrituras
lo permiten, no porque una parte clara de las Escrituras lo enseñe.
Otra conclusión aquí será que la T, la U, la I y la P de la TULIP
requieren la L y que los calvinistas que afirman ser "de cuatro puntas" y
rechazan la L están siendo inconsistentes. Irónicamente, ¡allí estoy de
acuerdo con todos los altos calvinistas de la variedad TULIP! También
argumentaré que la creencia en la expiación limitada, la redención en
particular, hace imposible razonablemente hacer una oferta bien
intencionada del evangelio de salvación a todos indiscriminadamente.
¡Irónicamente, allí también estoy de acuerdo con los hiper-calvinistas!

Finalmente, el orador calvinista de mi clase apuntó su último argumento


calvinista típico a mí y a aquellos estudiantes que están de acuerdo en que
la expiación no puede ser limitada. “Puede que no lo sepas, pero también
limitas la expiación. De hecho, lo limitan más que los calvinistas. En
realidad, son ustedes, los arminianos [y él quería incluir a todos los que
dicen que Cristo murió por todos] quienes creen en la expiación

175
limitada. ¡Eso llamó la atención de los estudiantes! Lo había escuchado
antes y ya sabía a dónde iba con esto. “Limitas la expiación al robarle el
poder para salvar a cualquiera; para usted, la muerte de Cristo en la cruz
solo brindó una oportunidad para que las personas se salven a sí mismas.
Nosotros los calvinistas creemos que la expiación realmente aseguró la
salvación para los elegidos.”
Aquí, como entonces, objetaré este intento de cambiar las tablas. No
estoy de acuerdo con que los no calvinistas limiten la expiación. Esta queja
frecuentemente escuchada simplemente no contiene agua porque incluso
Calvino no creyó que la expiación salvó a nadie hasta que se cumplan
ciertas condiciones, a saber, el arrepentimiento y la fe. Incluso si estos son
regalos de Dios para los elegidos, eso significa que la expiación no es
más gente "salvada " de lo que creen los arminianos (y otros no
calvinistas).

DOCTRINA CALVINISTA DE LA
EXPIACIÓN
Por lo que he podido comprobar, todos los calvinistas verdaderos (a
diferencia de algunos teólogos reformistas revisionistas) adoptan la
llamada "teoría de la sustitución penal " de la expiación. Por supuesto, no
creen que sea “solo una teoría”. "Con muchos no calvinistas (como Wesley),
lo consideran como la enseñanza de la Biblia acerca de la muerte salvadora
de Cristo en la cruz. Según esta doctrina, la muerte de Jesús fue
principalmente un sacrificio de sustitución ofrecido a Dios por Jesús (es
decir, al Padre por el Hijo) como la "propiciación " por los
pecados. "Propiciación " significa apaciguamiento. En este punto de vista, el
evento cruzado es visto como el apaciguamiento de Dios por Dios. la ira Él
sufrió el castigo por los pecados de aquellos a quienes Dios quiso salvar de
su merecida condena al infierno. Calvino lo pone en pocas palabras:

Esta es nuestra absolución: la culpa que nos impuso el castigo ha sido transferida
a la cabeza del Hijo de Dios (Isaías 53:12). Debemos, sobre todo, recordar esta
sustitución, no sea que nos estremezcamos y permanezcamos ansiosos durante

176
toda la vida, como si la venganza justa de Dios, que el Hijo de Dios ha tomado
sobre sí mismo, aún se cierne sobre nosotros. 1

Calvino, y la mayoría de los calvinistas, creyeron que la muerte


de Cristo se logró más (por ejemplo, la “transmutación” o transformación
de nuestra naturaleza pecaminosa 2 y el cumplimiento de la ley de Dios en
nuestro lugar) 3,, pero el logro crucial de Cristo en la cruz. Fue el
sufrimiento de nuestro castigo.

Otras teorías de la expiación han surgido en la historia cristiana, y


algunas de ellas encuentran eco en la teología de Calvino. Por ejemplo, la
llamada visión de "Christus Victor" de la muerte salvadora de Cristo es
popular, especialmente desde la publicación del clásico libro sobre la
expiación del teólogo sueco Gustaf Aulén , Christus Victor. 4 Calvino
asiente con la cabeza hacia esta imagen de la muerte expiatoria de Cristo,
que conquistó a satanás y liberó a los pecadores de la esclavitud, 5 pero su
enfoque principal es la satisfacción de Dios con Cristo. La justicia
sufriendo el castigo que merecen los pecadores para que Dios pueda
perdonarlos justamente. Contrariamente a muchos críticos de esta teoría
de la sustitución penal, no se basa en una visión de Dios como sediento de
sangre o como un abusador de niños. Calvino subraya correctamente el
amor como motivo de Dios al enviar a su hijo a morir por los pecadores. 6

Casi sin excepción, los altos calvinistas desde Calvino se han aferrado
firmemente a esta visión de la expiación y su logro en nombre de Dios y
los pecadores. No rechazan otras dimensiones de la expiación, pero esta
es fundamental y crucial para toda la soteriología calvinista. Muchos no
calvinistas están de acuerdo. Pero el problema que está en juego aquí es si
Cristo murió de esta manera para todas las personas o solo para algunos:
los elegidos. Ningún calvinista niega la suficiencia de la muerte de
Cristo en términos de valor para salvar a toda la raza humana. Lo que

177
algunos han venido a negar es que Cristo realmente sufrió el merecido
castigo para todas las personas. Algo claramente enseñado por los padres
de la iglesia griega y la mayoría de los teólogos medievales e incluso de
Lutero. El calvinismo clásico y elevado ha llegado a creer y enseñar que
Dios solo pretendía que la cruz fuera la propiciación para algunas
personas y no para otras; Cristo no sufrió por todos (al menos no de la
misma manera, a Piper le gustaría agregar) sino solo por aquellos a quienes
Dios ha escogido salvar.

Esta es la doctrina de la "expiación limitada", o lo que algunos


calvinistas prefieren llamar expiación "definida " o "particular "
o “eficiente”. Boettner declara bien la doctrina: “Si bien el valor de la
expiación fue suficiente para salvar a toda la humanidad,
fue eficiente salvar solo a los elegidos.” 7 Para que nadie malentienda y
piense que esto significa que Dios lo quiso para todos, pero que solo
efectúa la salvación de aquellos que lo reciben con fe (la visión de la
mayoría de los evangélicos no calvinistas), Boettner dice que los no
elegidos fueron excluidos de su trabajo por Dios. : “No fue, entonces, un
amor general e indiscriminado del cual todos los hombres son igualmente
los objetos [que enviaron a Jesús a la cruz], sino un amor peculiar,
misterioso e infinito para los elegidos, que hizo que Dios enviara a Su Hijo
a la mundo para sufrir y morir”, y él murió solo por ellos. 8 Al igual que
muchos calvinistas, Boettner afirma que los "ciertos beneficios " de la cruz
se extienden a todas las personas en general, pero son
simplemente “bendiciones temporales” y no son nada salvífico. 9

Los no calvinistas miran afirmaciones como éstas y tiemblan. Esto


sería, de hecho, un "amor peculiar " que excluye a algunas de las criaturas
que Dios hizo a su imagen y semejanza de cualquier esperanza de
salvación. Por otra parte, estas "bendiciones temporales",
que supuestamente fluyen hacia los no elegidos desde la cruz, apenas
valen la pena mencionarlas. Como señalé en el capítulo anterior,
¡representan un poco de cielo para ir al infierno!

178
Steele y Thomas, autores de Los cinco puntos del calvinismo , definen
y describen la expiación limitada, que prefieren llamar la redención
particular, de esta manera:

El calvinismo histórico o principal ha sostenido constantemente que el trabajo redentor

de Cristo fue definitivo en diseño y logro, que estaba destinado a brindar completa

satisfacción a ciertos pecadores específicos y que en realidad obtuvo la salvación para

estos individuos y para nadie más. La salvación que Cristo ganó para su pueblo incluye

todo lo que implica llevarlos a una relación correcta con Dios, incluidos los dones de la

fe y el arrepentimiento. 10

Al igual que Boettner, estos teólogos afirman que la expiación de Cristo


no fue limitada en valor sino solo en diseño . Y afirman que los
arminianos (y otros no calvinistas) también limitan la expiación en
la forma mencionada anteriormente. 11
Steele y Thomas reclaman apoyo para la expiación limitada en pasajes
bíblicos como Juan 10:11, 14 –18 y Romanos 5:12, 17 –19. Sin embargo,
incluso un somero vistazo a estos pasajes indica que no no limitan la
expiación, pero sólo dicen que es de Dios y se aplica a las personas 's. No
niegan que sea para otros también.
¿Qué pasa con los pasajes de "todos " y "mundo ", como 1 Juan 2:
2: “Él es el sacrificio expiatorio por nuestros pecados, y no solo por los
nuestros, sino también por los pecados de todo el mundo”? Steele y
Thomas explican esto así:

Una razón para el uso de estas expresiones fue para corregir la falsa noción de que la
salvación era solo para los judíos... Estas se pretende que las expresiones muestren
que Cristo murió por todos los hombres sin distinción (es decir, murió por judíos y
gentiles por igual), pero no pretende indicar que Cristo murió por todos los
hombres sin excepción (es decir, que no murió por el propósito de salvando a
todos y cada uno de los últimos pecadores). 12

Una pregunta crucial que surge en respuesta a estas afirmaciones es la


distinción entre el valor de la muerte expiatoria de Cristo y

179
su diseño y propósito. Aparentemente, Boettner y Steele y Thomas (y otros
calvinistas que citaré) creen que la muerte de Cristo en la cruz fue
un sacrificio suficiente por los pecados de todo el mundo. Entonces, ¿qué
quieren decir con que Cristo no murió por todas las personas? Si fue un
sacrificio suficiente por los pecados de todo el mundo, incluidos todos, y fue
lo suficientemente valioso para todos, ¿cómo no es una contradicción decir
que Cristo no murió por todos?

Al parecer, lo que al menos algunos calvinistas quiere decir que Cristo


es la muerte 's era lo suficientemente grande en alcance y el valor que Dios
perdona a todos a causa de ella, pero Dios no tiene la intención que para
cualquier persona, pero los elegidos. Pero, ¿por qué Dios causó que Jesús
sufriera un castigo suficiente para los pecados que Dios no quería
perdonar? Y si su muerte fue un castigo suficiente para todos, ¿no implica
eso que soportó el castigo de todos? Y si eso es así, entonces, incluso si
Dios lo propuso solo para los elegidos, la acusación de que la expiación
universal requeriría que todos sean salvos (porque los pecados no pueden
ser castigados dos veces) regresa para acosar a los calvinistas. Hay algo
terriblemente confuso en el corazón de las típicas afirmaciones calvinistas
sobre esta doctrina.
Esta confusión se vuelve especialmente intensa cuando el teólogo y
pastor calvinista Edwin Palmer ridiculiza la visión de la expiación
universal: "Para ellos [significa específicamente arminianos, pero esto
podría aplicarse a otros no calvinistas] la expiación es como una bolsa de
mano universal: hay un paquete para todos, pero solo algunos agarrarán
un paquete… algo de su sangre [de Cristo ] fue desperdiciada: fue
derramada” 13 Pero, ¿no sería esto cierto de cualquier doctrina de la
expiación que diga que fue un “sacrificio suficiente” para todo el mundo
y que dice que su valor es infinito? Parecería que los defensores de la
expiación limitada deberían decir que la muerte
de Cristo no fue suficiente para todo el mundo y no tuvo un valor
infinito si van a acusar a los creyentes de la expiación universal de creer
que parte de la sangre de Cristo fue desperdiciada (porque no todos se
benefician de ello). ¿Acaso su afirmación acerca de su suficiencia y valor
no equivale a lo mismo, incluso si continúan diciendo que Dios lo diseñó
y lo intentó sólo para los elegidos? Eso parece.

180
Palmer toma el mismo enfoque que Steele y Thomas con respecto a los
pasajes universales, incluido Juan 3:16 –17: “Porque tanto amó Dios al
mundo que dio a su único Hijo, para que quien crea en él no perezca sino
que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su hijo al mundo para
condenar al mundo, sino para salvar al mundo a través de él. Según
Palmer, “en este pasaje, 'mundo ' no significa cada persona ... sino ...
14
personas de todas las tribus y naciones. " Sobre los pasajes que dicen
que Cristo murió por " todos ", él dice: “Todo no es todo”. 15

Palmer llama al hecho de que Cristo murió solo por los elegidos y, sin
embargo, Dios "ofrece libre y sinceramente la salvación a todos ",
un "misterio fundamental".” 16 Como mostraré, sin embargo, los críticos
de la vista calvinista argumentan que esto no es un misterio, pero una
contradicción -una distinción RC Sproul delinea (y rechaza
contradicciones en teología). ¿Cómo puede un predicador calvinista del
evangelio, por no hablar de Dios, decir a cualquier congregación u otra
asamblea, “Dios te ama y Jesús murió por ti para que puedas ser salvo si
te arrepientes y crees en el Señor Jesucristo” , sin agregar ¿La
advertencia, “si eres uno de los elegidos de Dios ”? Él o ella no
pueden hacerlo con la conciencia tranquila.
Sproul, un calvinista particularmente fuerte en la expiación limitada,
llama a la doctrina “la expiación intencionada de Cristo” 17 Esto es,
por supuesto, un poco falso en la medida en que se pretende expresar
lo que es distinto en la visión calvinista, porque, por supuesto, todos
los cristianos creen que la expiación de Cristo fue "intencionada".
Desde el principio, al principio de su exposición de esta doctrina,
Sproul tergiversa e incluso caricaturiza puntos de vista no calvinistas.
Para apoyar su creencia en la expiación limitada, Sproul cita al teólogo
evangélico calvinista J. I. Packer, quien escribió: "La diferencia entre
ellos[la visión calvinista y arminiana de la expiación] no es
principalmente de énfasis, sino de contenido. Uno proclama un Dios

181
que salva; el otro habla de un Dios que permite al hombre salvarse a sí
mismo” 18
Esta es quizás la calumnia más cruel contra los no calvinistas. Ningún
arminiano u otro cristiano evangélico informado cree en la auto-salvación.
Sproul explica la acusación de Packer diciendo que para el calvinista,
Cristo es un "verdadero salvador " , mientras que para el arminiano, Cristo
es solo un "potencial salvador". ”He demostrado la falsedad de esta
interpretación de la teología arminiana en mi teología arminiana. A
continuación explicaré por qué está mal.

Sproul continúa lanzando otra acusación cansada contra la teología


arminiana y cualquier teología de la expiación universal (por ejemplo,
luterana). “Si Cristo realmente satisface objetivamente las demandas
de la justicia de Dios para todos, entonces todos serán salvos.” 19 Aquí
Sproul se basa en gran medida en la teología del teólogo puritano John
Owen (1616 -1683), que fue uno de los primeros defensores de la novedad
teológica de la expiación limitada. Según Owen y Sproul, expiación
universal, la creencia de que Cristo llevó el castigo para cada persona,
necesariamente conduce al universalismo de la salvación. Después de
todo, argumentó Owen, y Sproul le hace eco, ¿cómo puede el mismo
pecado, incluida la incredulidad, ser castigado dos veces por un Dios
justo?
Uno tiene que preguntarse si Sproul nunca ha escuchado la respuesta
obvia a esto o si simplemente está optando por ignorarlo (vea mi respuesta
más adelante en este capítulo). Basta por ahora decir simplemente que este
argumento es tan fácil de ignorar que hace que uno se pregunte por qué
alguien lo toma en serio. Luego está el problema que mencioné
anteriormente: si la muerte de Cristo fue una satisfacción suficiente para
los pecados de todo el mundo , ¿en qué se diferencia de Cristo al
sufrimiento del castigo para todos? Realmente no hay diferencia; lo
primero incluye lo segundo!

182
Sproul asume el texto clásico de expiación universal (2 Pedro 3: 9) pero
ignora los pasajes universales igualmente importantes, 1 Timoteo 2: 5 –6
y 1 Juan 2: 2. Según él y muchos otros que se adhieren a la expiación
limitada, 2 Pedro 3: 9 debe interpretarse como una referencia a
la "voluntad de disposición", que es diferente de su "voluntad
decretiva". ” 20 En otras palabras, este versículo no expresa lo que
Dios decreta que sea el caso, pero lo que Dios desea podría ser el caso. Si
bien esa podría ser una posible interpretación de 2 Pedro 3: 9 (aunque lo
dudo), uno no puede interpretar 1 Timoteo 2: 5 –6 de esta manera, ni
muchos otros pasajes universales donde se dice que Cristo da su vida
por "todos". ”O “el mundo” o “todos” Sproul también sugiere que en 2
Pedro 3: 9, “cualquiera” se refiere a los elegidos de Dios. 21 Nuevamente,
por más forzada que sea esta interpretación, posiblemente sea posible. Sin
embargo, no es posible como una interpretación para los otros "todos "
textos, incluyendo 1 Timoteo 2: 5 –6.

El estadista evangélico Vernon Grounds ( 1914-2010), antiguo


presidente del Seminario de Denver y autor de muchos libros de teología,
menciona los siguientes pasajes universales sobre la expiación de Cristo:
Juan 1:29; Roman 5:17 –21; 11:32; 1 Timoteo 2: 6; Hebreos 2: 9; y 1 Juan
2: 2 (además, por supuesto, a 2 Pedro 3: 9). Luego dice acerca de la visión
defendida por Sproul y otros calvinistas de cinco puntos: "Se necesita un
ingenio exegético que es algo más que un virtuosismo aprendido para
evacuar estos textos de su significado obvio: se necesita un ingenio
exegético al margen de sofisticación para negar su universalidad
explícita” 22
Esta observación es quizás la razón por la cual calvinistas
como John Piper han enfatizado tanto la idea de que Cristo murió por
todos, pero no de la misma manera. Dudo que eso satisfaga a Grounds o
cualquier otro crítico de expiación limitada. Solo genera más preguntas

183
sobre el amor, la sinceridad y la bondad de Dios, así como sobre el valor
de las "bendiciones temporales " que proporciona la expiación para los no
elegidos cuando estarían mejor que nunca nacieran.
John Piper defiende firmemente la expiación limitada y al mismo
tiempo sostiene que también hay una cierta universalidad. Esta es su
manera, al parecer, de resolver el dilema planteado por los pasajes
de "todos " ante la creencia en una redención particular y de resolver el
problema de cómo el creyente puede predicar que Cristo murió por todos
en su vida ante una audiencia. La doctrina de Piper sobre el propósito de
la expiación es interesante porque va más allá de la habitual teoría de la
sustitución penal en algo como la teoría gubernamental. Se suele pensar
que la teoría gubernamental es la típica doctrina arminiana de la expiación,
aunque ni Arminio ni Wesley la enseñaron.
Según el punto de vista gubernamental, Cristo no sufrió el castigo
exacto que merecía todo ser humano, sino un castigo equivalente a ese.
Esto fue formulado por el antiguo pensador arminiano Hugo Grotius
( 1583–1645) para resolver el problema de cómo la expiación podría ser
universal y, sin embargo, no se puede salvar a todos. (Al igual que muchos
arminianos, creo que hay una respuesta más fácil a ese problema que
desarrollar una nueva teoría de cómo la muerte de Cristo satisfizo la ira de
Dios). Según Grocio y otros que sostienen este punto de vista, el propósito
principal de la expiación era defender el gobierno moral de Dios del
universo frente a dos realidades: (1) nuestro pecado, y (2) Dios El perdón
de nuestros pecados. ¿Cómo puede Dios ser el justo, gobernador moral del
universo y guiñar el pecado perdonando a los pecadores? El no puede ser
Así que Dios resuelve ese dilema interno enviando a Cristo a sufrir un
castigo exactamente como lo merecen los pecadores, pero no su castigo
(que Grocio creyó que sería injusto y daría lugar a que todos sean salvos).
Esto sostiene la justicia de Dios cuando él perdona a los pecadores.

Piper no rechaza el punto de vista de la sustitución penal en favor de la


teoría del gobierno moral, pero sí subraya el motivo del gobierno moral.
Él pregunta: “¿Por qué lastimó Dios [es decir, mató] a su Hijo y lo llevó
al dolor? ”Y luego responde: “ para salvar a los pecadores, y al mismo

184
tiempo para magnificar el valor de su gloria. " 23 Al poner " nuestro pecado
en Jesús y abandonarlo a la vergüenza y masacre de la cruz " , " Dios evitó
su propia ira.” 24 Piper también deja en claro que la cruz es principalmente
una vindicación de la justicia de Dios para perdonar a los pecadores.
Muchos, si no la mayoría, los arminianos y otros cristianos evangélicos no
calvinistas pueden dar un cordial saludo a eso. Los únicos problemas son
(1) cuando Piper continúa diciendo, como lo hace ocasionalmente en los
sermones, que Jesús murió “por Dios”, y (2) que el beneficio salvador de
su muerte fue solo para los elegidos. Romanos 5: 8 declara clara e
inequívocamente que Cristo murió "por los pecadores", y muchos versos
ya citados, incluyendo especialmente 1 Juan 2: 2, dicen que su muerte fue
un sacrificio expiatorio por los pecados de todo el mundo.

Piper predica que Cristo murió tal muerte solo para algunos:
los elegidos. Para ellos y solo ellos realmente consiguió la justificación de
Dios. No solo lo hizo posible; en realidad lo logró. Por eso, argumenta, si
Cristo muriera por todos, todos estarían justificados y no podría haber
infierno. Entonces, ¿cómo explica versos como 1 Juan 2: 2? “El 'mundo
entero' se refiere a los hijos de Dios esparcidos por todo el mundo.” 25 Pero
también afirma que “no negamos que todos los hombres sean los
beneficiarios previstos de la cruz en cierto sentido” 26 y que Cristo murió
por cada persona pero no de la misma manera. “Hay muchas Escrituras
que dicen que la muerte de Cristo fue diseñada para la salvación del pueblo
de Dios, no para cada individuo.” 27 Luego cita a Juan 10:15; 17: 6, 9, 19;
11:51 - 52; y Apocalipsis 5: 9.

Es cierto que estos versículos mencionan la muerte de Cristo por “sus


ovejas” y “por aquellos a quienes el Padre atrae al Hijo.” Sin embargo, ni
un solo versículo limita explícitamente su muerte a estas personas. Que
Cristo murió por ellos [es decir, los cristianos] de ninguna manera requiere

185
que él muriera solo por ellos. El crítico David Allen señala acertadamente
que “el hecho de que muchos versículos hablan de la muerte de Cristo por
sus 'ovejas', Su 'Iglesia' o 'Sus amigos' no prueba que Él no muriera por
otros que no están incluidos en esas categorías.” 28 Decir que murió por
otros de una manera diferente, no sufriendo el castigo por ellos, sino que
solo proporcionó algunas vagas bendiciones temporales, no es
satisfactorio. ¿De qué servirían aquellos a menos que Cristo también
abriera la posibilidad de su salvación?
En general, la alta doctrina calvinista de la expiación limitada es confusa
en el mejor de los casos y descaradamente autocontradictoria y no
escritural en el peor.

PROBLEMAS CON LA EXPIACIÓN


LIMITADA / LA REDENCIÓN
PARTICULAR
Antes de profundizar en las numerosas objeciones enérgicas a la
expiación limitada, es al menos interesante observar que el propio Juan
Calvino no creía en esta doctrina. En 1979, el investigador RT Kendall (n.
1935) publicó un poderoso argumento de que Calvino no creía en la
expiación limitada: Calvino y el calvinismo inglés hasta 1649. 29 Kevin
Kennedy utiliza la mayoría de sus argumentos, junto con otros, en
un artículo titulado “¿Calvino era un 'calvinista'? Juan Calvino sobre el
alcance de la Expiación.” Siguiendo a Kendall, Kennedy admite que
Calvino en ninguna parte aborda explícitamente el problema; al parecer,
ni siquiera lo consideraba un problema o se habría alineado audazmente
de un lado o del otro (¡lo que se sabía que Calvin hacía!). Pero uno no
puede encontrar en los escritos de Calvin una declaración como "Cristo

186
cargó con el castigo para cada persona " , un hecho que los calvinistas que
afirman que creía en la redención en particular utilizan para su beneficio.
Sin embargo, como Kennedy apunta claramente, Calvino sí dice cosas
que nadie diría que creían en la expiación limitada:

Por ejemplo, si Calvin profesara una expiación limitada, uno no esperaría


encontrarlo intencionalmente universalizando pasajes de las Escrituras que
afirman los teólogos de la tradición Reformada posterior, a partir de una simple
lectura del texto, claramente enseña que Cristo murió solo por los elegidos.
Además, si Calvino realmente creyera que Cristo murió solo por los elegidos,
entonces uno no esperaría encontrar a Calvino afirmando que los incrédulos que
rechazan el evangelio están rechazando una provisión real que Cristo hizo para
ellos en la cruz. Ni uno esperaría que Calvin, si él es un partidario de la expiación
limitada, no refute las afirmaciones audaces de que Cristo murió por toda la
humanidad cuando estaba involucrado en discusiones polémicas con los
católicos romanos y otros. Sin embargo, la verdad es que Calvin hace todo esto
y más. 30
Pero Kennedy no tiene que inferir la creencia de Calvin en la expiación
universal de lo que no dice; proporciona muchas citas de Calvin,
especialmente de sus comentarios, que son declaraciones universales no
calificadas con respecto a la expiación. Dos deben ser suficientes aquí. En
su comentario sobre los gálatas, Calvino escribió con respecto al
1:14: “[Pablo] dice que esta redención fue obtenida por la sangre
de Cristo, ya que por el sacrificio de su muerte todos los pecados del
mundo han sido expiados.” 31 En su el comentario sobre Isaías, Calvino
escribió sobre Cristo que “en él se impuso la culpa de todo el
mundo.” 32 Una vez más, Calvino escribió en un sermón sobre la deidad
de Cristo:

187
Él [Cristo] debe ser el redentor del mundo. Él debe ser condenado, de hecho, no
por haber predicado el Evangelio, pero para nosotros debe ser oprimido, por así
decirlo, a las profundidades más bajas y sostener nuestra causa, ya que él estuvo allí, por
así decirlo, en la persona de todos los malditos y de todos los transgresores, y de
aquellos que merecieron la muerte eterna. Desde entonces, Jesucristo tiene este oficio,
y él lleva las cargas de todos los que habían ofendido mortalmente a Dios, por eso

guarda silencio. 33

Después de citar numerosos pasajes de los escritos de Calvino, Kennedy


concluye: “Estos pasajes proporcionan solo una muestra de los muchos
lugares donde Calvino usa lenguaje universal para describir la
expiación.” 34

Kennedy continúa examinando el único pasaje de Calvin que los


partidarios de la expiación limitada apuntan a lo que parece probar su
creencia en la doctrina: sus comentarios sobre el pasaje universalizador 1
Juan 2: 2 en su comentario sobre esta carta. Kennedy argumenta que allí,
Calvin simplemente estaba tratando de evitar cualquier interpretación del
versículo como enseñanza de la salvación universal. 35 Además, señala
acertadamente que uno de los muchos pasajes que tratan sobre el alcance
de la expiación difícilmente debe interpretarse para contradecir al resto.
¿Realmente importa si Calvino creía en la expiación universal o en la
expiación limitada? No particularmente. Nadie duda de que Calvino estaba
firmemente a favor de los otros cuatro puntos de TULIP. ¿Habría vivido
más tiempo, habría encontrado su camino a "L"? Quizás. Ciertamente,
algunos de sus sucesores inmediatos lo hicieron. Sin embargo, el hecho de
que Calvino aparentemente no lo vio explícitamente enseñado en las
Escrituras socava los reclamos de aquellos altos calvinistas que dicen que
es claramente enseñado allí.

Más importante que si Calvin creyó en la expiación limitada es si Pablo lo


hizo. ¿Hay un verso en las cartas de Pablo que contradiga clara e
inequívocamente la doctrina de la redención particular? Creo que en toda mi
lectura de literatura calvinista y anticalvinista no he encontrado ninguna

188
mención de 1 Corintios 8:11, aunque este versículo parece contradecirlo.
Allí, Pablo escribe al cristiano que insiste en hacer alarde de su libertad de
comer carne en un templo pagano, incluso a la vista de los cristianos que
tienen una conciencia más débil y que podrían “tropezar”: “Así que este débil
hermano o hermana, por quien murió Cristo, es Destruido por tu
conocimiento. “Claramente, Pablo está emitiendo una advertencia grave a los
de “fe fuerte” Para evitar ofender a las conciencias de sus hermanos y
hermanas más débiles. Su advertencia es que al ejercer públicamente la
libertad cristiana del legalismo, un “cristiano fuerte” en realidad podría
causar que una persona amada por Dios, por quien Cristo murió,
sea "destruida".” 36
Ahora, si la expiación limitada es cierta, la advertencia de Paul es una
amenaza vacía porque no puede suceder. Una persona por quien Cristo
murió no puede ser destruida. Cristo murió solo por los elegidos, y los
elegidos son atraídos irresistiblemente hacia Dios (el tema del siguiente
capítulo) y serán guardados por Dios (la "P " en TULIP) sin importar lo
que suceda.
Los creyentes en la expiación limitada plantean dos objeciones. Primero,
¿qué significa "destruido"; podría significar sólo "dañado" o "herido"?
La palabra griega traducida como "destruido" es apollytai, que significa
"destruir, perecer, morir". Es improbable, si no imposible, que la palabra
pueda significar algo más, especialmente en este contexto. Segundo, he
oído a algunos calvinistas insistir en que sólo significa "daño" o "herida".
¿Pero por qué la advertencia de Paul sería tan terrible en ese caso? "Por
quien Cristo murió" - suena como si Pablo estuviera diciendo que esta
ofensa es un asunto serio. La conjunción de "por quien Cristo murió" con
"daño" no tiene mucho peso.
El sentido claro del texto es que Pablo está advirtiendo a los cristianos
de una conciencia más fuerte que tengan cuidado de causar la ruina y la
destrucción, espiritualmente, de un cristiano más débil o al menos alguien
por quien Cristo murió. Si eso es así, y estoy firmemente convencido de

189
que ninguna otra exégesis es razonable, este versículo destruye la doctrina
de la expiación limitada al demostrar que Pablo no creyó en ella.
Antes de pasar a otras objeciones a la expiación limitada, quiero
prescindir del argumento que afirma que la expiación universal implica
necesariamente universalismo. ¡No es así! Primero, incluso Calvino
sabía que hay una diferencia entre la muerte expiatoria
de Cristo en nombre de alguien y los beneficios de que esa expiación se
aplique a la vida de la persona para el perdón. El perdón es claramente
condicional para Calvin; requiere fe y arrepentimiento. 37 Es decir, la
persona elegida no se salva en el momento en que Cristo murió por ella;
esa salvación personal es una obra del Espíritu Santo a través de la
Palabra cuando Dios da los dones de fe y arrepentimiento para el
perdón. incluso la regeneración ocurre simultáneamente con el
arrepentimiento y no, por supuesto, cuando Cristo murió por la
persona. 38 Prácticamente todos los calvinistas que conozco creen
que "Salvación " es la experiencia de una persona solo cuando los
beneficios de la muerte de Cristo se aplican a su vida; Ya no están
salvados en el momento en que Cristo murió por ellos.
Por lo tanto, el argumento de que la expiación universal implica
necesariamente la salvación universal no toma en cuenta la brecha, por así
decirlo, entre la muerte de Cristo para alguien y la aplicación de su
beneficio a la vida de la persona. Todos por quienes Cristo murió no
fueron salvos cuando murió. Incluso en el Calvinismo de cinco puntos, la
muerte de Cristo no "logra " la salvación de la gente, sino que
la "asegura ", como dicen Piper y otros. Pero incluso Piper y otros
defensores de la expiación limitada están de acuerdo en que las personas
por quienes Cristo murió, en el sentido de sufrir su castigo, deben tener fe
para ser salvos por la muerte de Cristo.
Creo, al igual que todos los arminianos y otros protestantes no
calvinistas, que Cristo murió por cada persona humana de tal manera que
asegure su salvación sin requerirla o asegurarla. La apropiación subjetiva
es una condición para que dicha salvación asegurada sea posesión de uno.
¿Significa eso que se desperdició algo de la sangre de Cristo? Quizás. Y
eso es lo que hace que la muerte espiritual y el infierno sean tan
trágicos: son absolutamente innecesarios. Pero Dios, en su amor, prefería

190
desperdiciar algo de la sangre de Cristo, por así decirlo, en lugar de ser
egoísta con ella.
Una analogía ilustrará mi punto aquí. Justo un día después de su toma
de posesión, el presidente Jimmy Carter cumplió su promesa de campaña
y garantizó un perdón total para todos los que resistieron el reclutamiento
durante la Guerra de Vietnam huyendo de los Estados Unidos a Canadá u
otros países. En el momento en que firmó esa orden ejecutiva, cada
proyecto de exiliado era libre de regresar a casa con la garantía legal de
que no sería procesado. “Todo está perdonado; volver a casa” fue el
mensaje para cada uno de ellos.
Esto le costó caro al presidente Carter; algunos creen que fue tan
controvertido, especialmente entre los veteranos, que contribuyó a su
derrota ante Ronald Reagan en las próximas elecciones. Sin embargo,
aunque hubo una amnistía y un indulto generalizados, muchos exiliados
del proyecto eligieron quedarse en Canadá o en otros países a los que
huyeron. Algunos murieron sin tener la oportunidad de volver a estar en
casa con familiares y amigos. El perdón costoso no les sirvió de nada
porque tenía que ser subjetivamente apropiado para poder ser disfrutado
objetivamente. Dicho de otra manera, aunque el perdón era objetivamente
suyo, para poder beneficiarse de él tenían que aceptarlo subjetivamente.
Muchos no lo hicieron.

La afirmación de que la expiación objetiva necesariamente incluye o


implica una salvación subjetiva y personal es errónea. El argumento, por
lo que con frecuencia realizado por lo menos desde que John Owen 's la
muerte de la muerte en la muerte de Cristo , 39 que Cristo sea murió por
todos y por lo tanto todos se salvan, o murió por una parte y , por tanto,
algunos se salvan, es lógicamente absurda . Simplemente ignora la
posibilidad real de que Cristo sufrió el castigo para muchas personas que
nunca disfrutan de esa liberación del castigo. ¿Por qué sufriría Cristo el
castigo para las personas que nunca disfrutan de sus beneficios? Por el
amor de Dios por todos.

191
Todavía está el asunto del argumento de Owen (y la mayoría de los
calvinistas más altos) de que el mismo pecado no puede ser castigado
dos veces. Una vez más, eso es simplemente falso. Imagine a una
persona que recibe una multa de $ 1000 por un delito menor y otra
persona interviene y paga la multa. ¿Qué sucede si la persona multada
se niega a aceptar ese pago e insiste en pagar la multa él mismo? ¿La
corte reembolsará automáticamente los primeros $ 1,000?
Probablemente no. Es el riesgo que corre la primera persona en
pagar la multa de su amigo . En tal caso, el mismo castigo se pagaría
dos veces. No es que Dios exija el mismo castigo dos veces; es que el
pecador que rechazó la oferta gratuita de salvación por defecto se
somete al castigo que ya ha sufrido por él o ella. Como se señaló
anteriormente, eso es lo que hace al infierno tan terriblemente trágico.

Entonces, hay una diferencia entre la provisión del perdón de los


pecados y la aplicación del perdón de los pecados. Calvin lo sabía.
Sospecho que la mayoría de los calvinistas lo saben, pero tal conocimiento
hace retroceder su deseo de manejar su argumento de que la expiación
universal requeriría la salvación universal. El teólogo arminiano Robert
Picirilli (n. 1932) tiene razón cuando dice en relación con 1 Timoteo
4:10: “Que [Jesús] es el salvador de todos los hombres habla de provisión;
Que Él es el salvador, especialmente de los creyentes, habla de
aplicación.” 40
Muchos calvinistas han argumentado que la creencia en la expiación
universal conduce al universalismo. Señalan a ciertos arminianos de los
siglos XVII y XIX que formaron la base del movimiento universalista (que
más tarde se unió a la iglesia unitaria). Sin embargo, mi opinión es que
el calvinismo, con su doctrina de la expiación como la obtención de la
salvación de una manera necesaria para que todos aquellos por quienes
Cristo murió deben ser salvados, conduce al universalismo. La razón es
que para alguien que toma absolutamente en serio el claro testimonio
bíblico del amor universal de Dios para todas las personas y cree que la
expiación necesariamente asegura la salvación, el universalismo está a
solo un paso. La única manera de evitarlo es negando el amor de Dios en

192
su sentido más pleno y verdadero o la expiación necesariamente asegura
la salvación de la persona expiada.

Un estudio de caso en esta trayectoria desde el calvinismo al


universalismo es Karl Barth, quien, estoy convencido, llegó a creer en la
doctrina de la apokatastasis: que todos son o serán salvados. Lo hizo sin
sacrificar la T, la U, la I y la P de TULIP. Pero sí retuvo la noción calvinista
errónea de que la sustitución penal necesariamente asegura la salvación
personal y subjetiva. 41 Una vez que llegó a creer que Cristo murió por
todos sin excepción, porque Dios es "el que ama en libertad",
el universalismo siguió lógicamente.
Me parece, y a muchos otros no calvinistas, que cualquier persona que
tenga una comprensión profunda del testimonio bíblico de Dios como se
revela especialmente en Jesucristo, pero también en versos como Juan 3:16
y 1 Juan 4: 8 , deberá renunciar a una redención particular y, para evitar el
universalismo, cualquier conexión necesaria entre la redención realizada
y aplicada. Los calvinistas de cuatro puntos, que intentan negar "L " pero
se aferran al resto de TULIP, tienen que explicar por qué Cristo sufrirá el
castigo por el reprobado: pecadores que Dios intencionalmente rechaza de
la posible salvación.
La mayoría de los calvinistas de alto rango, incluidos Boettner, Steele y
Thomas, Sproul y Piper, creen apasionadamente en el evangelismo
universal; rechazan el hipercalvinismo que dice que una oferta de
salvación bien intencionada no puede hacerse a todos ni por Dios ni por
los predicadores. Sin embargo, como ya se indicó, existe tensión e incluso
conflicto entre la expiación particular y el evangelismo
indiscriminado. Entre otros críticos de la expiación limitada, Gary Schultz
ha argumentado convincentemente que no hay sinceridad en una
predicación indiscriminada del evangelio y la invitación a arrepentirse,
creer y ser salvo si la expiación limitada es verdadera. "El quid de la
cuestión ", señala con razón,

193
Es cómo el evangelio se puede ofrecer genuinamente a los no elegidos si Dios
no pagó por sus pecados... Si Cristo no pagó por los pecados de los no
elegidos, entonces es imposible ofrecer genuinamente la salvación a los no
elegidos, ya que no hay salvación disponible para ofrecerlos. En cierto sentido,
cuando se les ofreció el evangelio, a los no electos se les ofrecería algo que
nunca estaba allí para que recibieran en primer lugar. 42

Luego, Schultz también lleva el punto a casa con razón: “Si la expiación
fuera solo para los elegidos, predicar este mensaje a los no elegidos sería,
en el mejor de los casos, darles una falsa esperanza y, en el peor de los
casos, sería falso.” 43
Algunos calvinistas pueden responder que un predicador nunca sabe con
certeza quiénes en su audiencia son los elegidos y quiénes no son los
elegidos, por lo que debe ofrecer la salvación a todos mientras piensa en
su propia mente que solo los elegidos responderán. Pero dos cosas
bloquean esa objeción. Primero, la mayoría, si no todos, los no
hipercalvinistas creen que no solo el predicador sino también
el mismo Dios ofrece salvación a todos como una "oferta bien
intencionada " (como se mencionó anteriormente como una declaración de
la Iglesia Cristiana Reformada contra el hiperactividad). Calvinismo).
Seguramente Dios sabe quiénes son los elegidos y los no electos.
Porque dios Teniendo ese conocimiento, ofrezca la salvación a aquellos
que pretende excluir y por quienes Cristo no murió. En segundo lugar, si
eso es lo que el predicador calvinista cree, por qué no ofrecer el evangelio
de salvación a todos indiscriminadamente, incluso si el predicador no sabe
quién es electo y quién no lo es?
¿Cuál es la aplicación práctica aquí? Es simplemente esto: si crees que
puede haber algunos en tu audiencia que no pueden ser salvos porque
Cristo no hizo provisión para su salvación, no puedes con toda
honestidad predicar que todos puedan venir a Cristo a través del
arrepentimiento y la fe porque Cristo murió por ellos. Tienes que adaptar
tu oferta e invitación a tu teología y decir algo como esto: “Si eres uno
de los elegidos de Dios y si Cristo murió por ti, puedes ser salvo al
responder con arrepentimiento y fe. "No puedes decir a todos: "Cristo
murió por ti para que puedas ser salvo; arrepiéntete y cree para que Dios

194
pueda perdonar tus pecados y aceptarte como su hijo.” Pero parece que
el no-hipercalvinismo está diciendo que Dios daría la segunda oferta e
invitación, por lo que el predicador también puede hacerlo. No obstante,
eso sería insincero para Dios y el predicador. El punto es que, en
la medida en que el predicador cree en la expiación limitada, debe unirse
a los hipercalvinistas y no ofrecer el evangelio de salvación a todos
indiscriminadamente. Además, el punto es, ¿cómo puede la creencia en la
expiación limitada no obstaculizar el evangelismo?

LA ALTERNATIVA A LA
EXPIACIÓN LIMITADA / LA
REDENCIÓN PARTICULAR
Afortunadamente, la expiación limitada / particular no es la única
opción para los cristianos que consideran lo que Cristo logró en la cruz.
Una persona puede afirmar la sustitución penal, incluyendo la creencia de
que Cristo cumplió con la ley para todos y sufrió el castigo de todos, y
todavía creer que las personas deben apropiarse subjetivamente de esos
beneficios por fe para ser salvos. Esta fue, por ejemplo, la doctrina
de Wesley . También es la doctrina de muchos bautistas y otros que a
veces aceptan ciertos puntos del calvinismo pero no la expiación limitada
(por muy inconsistente que pueda ser).
La gran mayoría de los cristianos a lo largo de los siglos, incluidos todos
los padres de la iglesia de los primeros cuatro siglos (es decir, antes de
Agustín), creían en la expiación universal. El gran padre de la iglesia
Atanasio, muy apreciado por todos los cristianos, incluyendo ortodoxos
orientales, católicos romanos y protestantes, insistió firmemente en que
con su muerte, Cristo trajo la salvación a todos sin excepción:

La Palabra percibió que la corrupción no podía librarse de otra manera que a


través de la muerte; sin embargo, Él mismo, como la Palabra, siendo inmortal y
el hijo del Padre, era tal que no podía morir. Por esta razón, por lo tanto, asumió

195
un cuerpo capaz de morir, para que, al pertenecer a la Palabra que está por
encima de todo, pueda convertirse en un intercambio suficiente para todos, y
permanecer incorruptible a través de Su morada, pueda posteriormente poner fin
a la corrupción para todos los demás, por la gracia de la resurrección. Fue al
rendirse a la muerte del cuerpo que Él había tomado, como ofrenda y sacrificio
libre de toda mancha, que Él abolió de inmediato la muerte de Sus hermanos
humanos mediante la ofrenda del equivalente. Naturalmente, ya que la Palabra
de Dios era sobre todo, cuando ofreció su propio templo y su instrumento
corporal como sustituto de la vida de todos, cumplió en la muerte todo lo que se
requería. Naturalmente también, a través de esta unión del inmortal Hijo de Dios
con nuestra naturaleza humana, todos los hombres fueron vestidos con
incorrupción en la promesa de la resurrección. Porque la solidaridad de la
humanidad es tal que, en virtud de la Palabra. Al residir en un solo cuerpo
humano, la corrupción que acompaña a la muerte ha perdido su poder sobre
todos. Ya sabes cómo es cuando un gran rey entra en una gran ciudad y habita
en una de sus casas; Debido a su morada en esa única casa, toda la ciudad es
honrada, y los enemigos y ladrones dejan de molestarla. Así es con el rey de
todos; Él ha venido a nuestro país y ha habitado en un cuerpo entre los muchos,
y en consecuencia los diseños del enemigo contra la humanidad han sido
frustrados, y la corrupción de la muerte, que antes los mantenía en su poder,
simplemente ha dejado de serlo. Porque la raza humana habría perecido
completamente si el Señor y el salvador de todos, el hijo de Dios, hubiera venido

entre nosotros para poner fin a la muerte. 44 (cursiva agregada para énfasis)

Claramente, Atanasio (junto con todos los padres de la iglesia griega,


Martín Lutero, Juan Wesley y muchos otros grandes hombres y mujeres
ortodoxos en la historia cristiana) creía que Cristo murió por todos sin
excepción, incluso sufriendo la pena por los pecados de todos. Es evidente
también, Atanasio hizo no creen (como lo hicieron unos padres de la

196
Iglesia griega) en el universalismo. Él declaró claramente, para que no
se malinterprete, que la salvación completa en el sentido de la vida eterna
llega finalmente solo a aquellos que se arrepienten y creen y que muchas
almas se perderán para siempre porque rechazan a Cristo.
Lo que los padres griegos y casi todos los cristianos de renombre creían
sobre el alcance y el alcance de la expiación (hasta los seguidores
escolásticos de Calvino) era que Cristo era el sustituto de todos sin
excepción, de modo que todo obstáculo para el perdón de Dios para cada
persona Fue eliminado por su muerte. También creían que los beneficios
de ese sacrificio solo se aplicarían a las personas que creen, ya sea que
sean elegidos (Lutero y Calvino) o elijan libremente aceptar la gracia de
Dios (Atanasio, Aquino, los anabaptistas, Wesley).

Esta es la enseñanza de la iglesia ortodoxa; La expiación limitada /


particular es la enseñanza aberrante de la iglesia. El hecho de que haya
existido entre los calvinistas durante mucho tiempo (¡pero solo después
de Calvino!) No lo hace menos aberrante. Incluso algunos de los teólogos
Reformados reunidos en el Sínodo de Dort rechazaron este punto de
TULIP, y se pusieron del lado de los Remonstrantes sobre este asunto.
Luego, cincuenta años después, muchos puritanos de la Asamblea de
Westminster que escribieron la Confesión de Fe de Westminster se
opusieron a esta doctrina. 45 ¿Qué pasó? Evidentemente, las voces más
fuertes e insistentes ganaron el día a pesar de no tener la verdad de su lado.
Hasta el día de hoy, muchas personas reformadas y muchos calvinistas no
pueden soportar este elemento del sistema TULIP, extraerlo y rechazarlo,
incluso si eso los pone en conflicto con el resto de lo que creen y con sus
compañeros creyentes reformados y calvinistas.

197
SIETE

SÍ A LA GRACIA; NO
A LA GRACIA
IRRESISTIBLE /
MONERGISMO

Aunque le había demostrado que mi teología, el arminianismo


clásico, no dice que las personas se salven a sí mismas a través de sus
buenas obras o que contribuyan con algo meritorio para su salvación, mi
interlocutor calvinista no estaba convencido. “Tu teología”,
acusó, "todavía es semi-pelagiana, si no es completamente pelagiana.”
Algo ofendido porque considero que son herejías, le pedí que me
explicara con más detalle. Pensé que se había dado cuenta de que los
arminianos no creen en la rectitud de las obras y sí creen que la salvación
es todo gracia y no tiene nada que ver con las obras meritorias. Pero él
respondió: "Porque tú tomas el factor decisivo de la salvación en tu propia
decisión de libre albedrío.”

En ese momento, hace años, nunca había escuchado esa acusación, pero
sabía con certeza que ningún Arminiano dice eso. Cuando me presionaron,
mi amigo calvinista dijo: “Verán, si la salvación no es toda la obra
de Dios y no tiene nada que ver con lo que hacemos, no es por gracia y no
es un regalo. Al hacerlo dependiente de la libre aceptación de la gracia de
Dios por parte de la persona, usted hace de la salvación una buena obra y,
por lo tanto, no un regalo; y eso contradice a Efesios 2: 8 –9.” He
encontrado esta acusación contra el arminianismo (y todas las teologías no
calvinistas) muchas veces desde entonces. De alguna manera, esta noción
de que los no calvinistas toman su decisión de libre albedrío, el “factor
decisivo en la salvación” se ha convertido en un mantra para muchos
calvinistas.

198
Si bien creo que este cargo específico tiene una respuesta adecuada (que
explicaré más adelante), el problema subyacente en esta conversación fue
realmente acerca de la gracia como resistible o irresistible. Un examen
minucioso sugiere que este es exactamente el problema subyacente en la
acusación de que el arminianismo equivale a "justicia de obras". ¿Cómo la
gracia salvadora de Dios trae el beneficio de la muerte expiatoria de
Cristo, el perdón, la reconciliación con Dios y la justificación en la vida
de una persona? ¿Es un regalo impuesto o un regalo recibido libremente?

La visión calvinista se llama monergismo, de dos palabras griegas que


significan "uno" y "energía" o "acción". El monergismo es la creencia de
que la salvación es todo lo que Dios está haciendo de principio a fin sin
ninguna cooperación de la persona que está siendo salvada, aparte de lo
que Dios inculca en esa persona. La alternativa es el “sinergismo”: la
creencia de que la salvación es toda gracia pero requiere cooperación libre
para que se active en la vida de una persona.

LA DOCTRINA CALVINISTA DE
GRACIA IRRESISTIBLE O
EFECTO / MONERGISMO

Hay una razón por la que el "I " sigue a la T, la U y la I en TULIP, y


no es solo porque así se deletrea la flor. Para los calvinistas, gracia
irresistible, que muchos prefieren llamar

La "gracia efectiva" es tanto bíblica como lógicamente necesaria debido a


la depravación total, la elección incondicional y la expiación
limitada. Para apoyo bíblico, generalmente señalan a Juan 6:44: “Nadie
puede venir a mí a menos que el Padre que me envió los atraiga.”
Interpretan la atracción “como” obliga "pero sin la connotación de fuerza
externa contra la voluntad de la persona. En otras palabras, Dios dobla

199
la voluntad de la persona elegida para que él o ella quiera venir a Jesús
con arrepentimiento y fe.
En cuanto a la lógica, el argumento es que debido a que las personas
están totalmente depravadas y muertas en delitos y pecados, a menos que
Dios lo elija, la persona nunca responderá al llamado interno del Espíritu
Santo. Entonces, el Espíritu Santo tiene que cambiar internamente a la
persona de una manera efectiva, que es la regeneración. Luego, la persona
nacida de nuevo desea venir a Cristo, en cuyo caso se le otorga el
arrepentimiento y la fe (conversión) y la justificación (perdón e
imputación de la justicia de Cristo). Este proceso se llama "gracia
monergística " o simplemente "monergismo".
El teólogo reformado Henry Meeter, en Las ideas básicas del
calvinismo , define el monergismo de esta manera:
Uno podría decir: Dios planeó la salvación, y la ganó en Cristo. Ahora la
elección de aceptación o rechazo es solo mía. En cierto sentido es así. Pero,
¿quién hace que un cristiano acepte a Cristo? “Porque todos nos hemos
extraviado. No hay quien busque a Dios. "Así que Cristo envía al Espíritu Santo
a nuestros corazones testarudos, nos regenera y pone fe y amor a Dios allí, así
como nuevas ambiciones y deseos. Esto lo hace con un poder irresistible, no,
como dicen los arminianos, si se lo permitimos; Nunca lo dejaríamos
espontáneamente. Solo trabajamos nuestra propia salvación porque es Dios
quien obra en nosotros... Así, toda la obra de la redención en su esencia es la
obra de Dios. Dios el Padre lo planeó. Dios el Hijo lo ganó. Y Dios el Espíritu
Santo lo aplica, regenerando corazón y vida. 1

Si Meeter tiene razón con el arminianismo es discutible, y he desafiado


descripciones similares en mi Teología arminiana . Sin embargo, la suya
es una expresión clara y concisa del monergismo universalmente sostenido
y enseñado entre los calvinistas.
El punto es que, para el calvinista, cualquier contribución que la persona
humana haga a su salvación es realmente, aunque no se note, una obra de
Dios en ella. Meeter cita parcialmente a Filipenses 2:12, que dice: “Por lo
tanto, mis queridos amigos, como siempre han obedecido, no solo en mi
presencia, sino ahora mucho más en mi ausencia, continúen trabajando en
su salvación con temor y temblor. El versículo 13, que Meeter omite
(posiblemente por error), dice: “porque es Dios quien trabaja en usted para
querer y actuar para cumplir su buen propósito. "Para él y para todos los

200
calvinistas con los que me he encontrado, lo que Pablo quiso decir es
esto: " Si está trabajando en su salvación con temor y temblor, recuerde
que es Dios quien lo hace todo en y a través de usted.” Solo de esta manera
se puede dar a Dios toda la gloria para la salvación solamente.
¿Calvin creyó en la gracia monergística? Lo que hizo se revela en
sus institutos de la cristiandad. Religión donde se refirió a la “llamada
interior”. "Declaró: " La forma de la llamada en sí claramente. Indica que
depende solo de la gracia. ”Él continúa:
Incluso la naturaleza misma y la dispensación de la llamada demuestran claramente [que]
consiste no solo en la predicación de la Palabra, sino también en la iluminación del
Espíritu... Cuando brilla por primera vez con la luz de su palabra sobre los que no lo
merecen, por lo tanto muestra una prueba suficientemente clara de su bondad libre. Aquí,
entonces, la bondad ilimitada de Dios ya se está manifestando, pero no para la salvación de
todos; porque un juicio más fuerte permanece sobre los malvados porque rechazan el
testimonio del amor de Dios. [¡Por supuesto, Calvin previamente dejó en claro que esto se
debe a que estaban predestinados a hacerlo!] Y también Dios, para mostrar su gloria, retira
de ellos el trabajo efectivo de su Espíritu. Esta llamada interna, entonces, es una promesa
de salvación que no puede engañarnos... Pero no sea que la carne se jacte de que al menos
le respondió cuando llamó y se ofreció libremente. Él mismo declara que no tiene oídos

para oír, ni ojos para ver, a menos que los haga. Además, los hace no de acuerdo

con el agradecimiento de cada persona , sino de acuerdo con su elección. 2

Aquí Calvino expresa claramente el monergismo o la gracia


irresistible. Dios "hace " que los oídos del pecador elegido para escuchar
y los ojos para ver el evangelio, y "retira " ese "trabajo efectivo "
(irresistible gracia) de lo no elegido, lo reprobado.
Como explicaré más adelante, la mayoría de los calvinistas afirman que
los sinergistas quieren poder jactarse, aunque sea un poco, que
contribuyeron con algo para su salvación y / o están tan enamorados del
libre albedrío que no pueden aceptar que Dios los acepte. Lo hace todo en
la salvación y no aportan nada. Sin embargo, eso no refleja las
declaraciones reales hechas por los sinergistas. El hecho es que la mayoría
de los sinergistas se oponen al monergismo debido a la necesaria
implicación expresada claramente por Calvin de que requiere que Dios
retenga o retire la gracia monergística de muchas de las personas que creó

201
a su propia imagen y semejanza a su condenación y sufrimiento
eternos "por su gloria”

Este Calvin declara claramente sobre el reprobado: “Se elevan hasta el


final para que a través de ellos se pueda revelar la gloria
de Dios . ” 3
Para que nadie malinterprete la fuente de su
reprobación: “Porque cuando dice que Dios endurece o muestra
misericordia con quien quiere, a los hombres se les advierte que no
busquen causa alguna fuera de su voluntad. ” 4 La única razón por la que
los cristianos evangélicos no calvinistas se oponen al monergismo es
porque convierte a Dios en la causa última, aunque sea indirecta, de
la incredulidad y la condenación de los reprobados . Hace un daño grave
a la reputación de Dios.

Lorraine Boettner sigue de cerca de Calvin al atribuir todo en la


salvación a Dios a la exclusión de cualquier cooperación humana libre con
la gracia. Él basa esto en las doctrinas de la depravación total y la elección
incondicional. “Si el hombre está muerto en pecado, entonces nada menos
que… el poder sobrenatural del Espíritu Santo que da vida alguna vez hará
que haga lo que es espiritualmente bueno. ” 5
por lo tanto, la regeneración
debe preceder a la conversión: “La regeneración es un don soberano de
Dios, otorgado con gracia a aquellos que Él ha elegido. ” 6
Implica un
cambio fundamental de carácter para que la persona regenerada quiera
arrepentirse y creer y servir a Dios. Boettner afirma que esta doctrina de
la gracia irresistible es la única teología evangélica porque solo se le
atribuye a Dios toda la obra de la salvación, dando así Solo Dios la
gloria. 7 El arminianismo no es evangélico, afirma, porque hace que el
hombre y no Dios "en última instancia, el factor decisivo" en la

202
salvación. 8 Es por esto que él y otros calvinistas atacan la teología
arminiana como “centrada en el hombre” en lugar de “centrada en Dios”.

Sin embargo, uno tiene que preguntarse quién es el Dios en el centro de


esta teología. Boettner admite que Dios podría salvar a todos, porque la
elección para la salvación es incondicional y la regeneración y la fe son
únicamente regalos de Dios dados solo a los elegidos: “Pero por razones
que solo se han revelado parcialmente, deja a muchos impenitentes.” 9 Si
bien los no calvinistas están dispuestos a admitir que el alto calvinismo
está centrado en Dios, tienen buenas razones para preguntarse cómo
distinguir exactamente entre el Dios en el que se centra y satanás, excepto
que Satanás quiere que todas las personas estén condenadas al infierno y
que Dios solo quiere una Cierto número condenado al infierno. Eso puede
sonar duro, pero es la razón por la que la mayoría de los cristianos no son
calvinistas. Y no es menos dura que la frecuente acusación de los
calvinistas de que los arminianos (y otros no calvinistas) colocan al
hombre, no a Dios, en el centro de su teología porque quieren alardear y
robar a Dios de su gloria legítima.

Irónicamente y de manera confusa, Boettner afirma que el monergismo


no implica una violación de la agencia libre del pecador. “Este cambio
[es decir, la regeneración] no se logra a través de una compulsión externa,
sino a través de un nuevo principio de vida que se ha creado dentro del
alma y que busca el alimento que solo puede satisfacerlo (a saber, la
palabra de Dios ] . ” 10
Luego agrava la confusión diciendo que “los
elegidos están tan influenciados por el poder divino que su venida es un

203
acto de elección voluntaria. ” 11 solo podemos preguntarnos qué significa
" elección voluntaria " en este contexto; Supongo que Boettner se refiere
a la libertad compatibilista de Edwards y otros calvinistas, una libertad
compatible con el determinismo.

Steele y Thomas pesan en esta doctrina que llaman "el eficaz


llamamiento del Espíritu ": "En pocas palabras, esta doctrina afirma que
el Espíritu Santo nunca deja de llevar a la salvación a aquellos pecadores
que Él personalmente llama a Cristo". Inevitablemente, aplica la salvación
a cada pecador a quien pretende salvar, y es su intención salvar a todos los
elegidos. ” 12
Al igual que Calvin, Boettner y la mayoría de los
calvinistas, distinguen entre una "llamada general y externa" del
evangelio, que es una invitación universal a todas las personas para ser
salvas, y una "llamada especial, interna" que sale solo a los elegidos y
efectúa su regeneración antes de que respondan con arrepentimiento y
fe. Este llamado especial es irresistible: “La gracia que el Espíritu Santo
extiende a los elegidos no puede ser frustrada o rechazada, nunca deja de
13
llevarlos a la verdadera fe en Cristo.”
Para apoyo bíblico, Steele y Thomas se dirigen a Romanos 8:30: “Y a
los que predestinó, también llamó; a los que llamó, también los justificó; A
los que justificó, también glorificó. "La omisión de 8:29 parece
conveniente para su propósito de mostrar a Dios total y exclusivamente
responsable de la regeneración. Ese versículo dice: “Para aquellos que
Dios supo, él también estaba predestinado a ser conformado a la imagen
de su Hijo, para que pudiera ser el primogénito entre muchos hermanos y
hermanas. "La elección se basa en la presciencia de Dios: algo que los
calvinistas rechazan como un error. Además, el versículo 30 no dice nada
acerca de que la gracia es irresistible. Además, Pablo salta la regeneración

204
para justificar. Este versículo, en su contexto y no se trata de manera
eisegética (leer los significados en un texto que no está allí), no admite la
gracia irresistible.
El calvinista Palmer está totalmente de acuerdo con Calvino, Boettner,
y Steele y Thomas acerca de la gracia irresistible, y por las mismas
razones; pero enfatiza más la respuesta activa a la gracia que es necesaria
por parte de la persona elegida si se quiere salvar. Como ya hemos visto,
como algunos calvinistas, Palmer se deleita en la paradoja. Aquí hay otro
caso:

Si bien es cierto que nadie se salvaría si no fuera por la gracia irresistible de


Dios, nadie puede caer en la trampa racionalista de decir que no tiene nada que
hacer. Puede que no piense que, dado que todo depende del Espíritu Santo, no
necesita creer; o que simplemente debe esperar a que el Espíritu lo mueva, y no
hay nada que pueda hacer para ser salvo. 14

Esta advertencia suena calvinista y arminiana al mismo tiempo; Palmer


aparentemente quiere tener su pastel y comérselo también. Note
especialmente las palabras finales de su declaración donde advierte contra
creer que no hay nada que una persona pueda hacer para ser
salvada. Luego, él escribe: “Si [crees], agradece a Dios por hacer que lo
hagas. ” 15 Entonces, por un lado, Dios "hace " que la persona elegida crea,
y se nos prohíbe sugerir que es de alguna manera un acto de libre
albedrío. dieciséis por otro lado, tenemos prohibido sugerir que no hay nada
que una persona pueda hacer para ser salvada. Estas ideas son difíciles, si
no imposibles, de reconciliar.

RC Sproul también defiende la gracia irresistible: “Dios, de manera


unilateral y monergística, hace por nosotros lo que no podemos hacer por
nosotros mismos. ”17 Prefiere llamarlo "gracia efectiva " para evitar que
alguien malentienda al pensar que, en esta creencia, Dios obliga a alguien
a ser salvo en contra de su voluntad.Más bien, Dios imparte con gracia el

205
don de la fe para que la persona quiera creer: “La fe por la cual somos
salvos [los elegidos] es un don. Cuando el apóstol dice [en ef. 2: 8 –9] no
es de nosotros mismos, no quiere decir que no sea nuestra fe. De nuevo,
Dios no hace el creer por nosotros. Es nuestra propia fe pero no se origina
con nosotros. Se nos da a nosotros. El regalo no es ganado o merecido. Es
un regalo de pura gracia. " 18 Además, " todo el punto de la gracia
irresistible es que el renacimiento acelera a alguien a la vida espiritual de
tal manera que Jesús ahora se ve en su dulzura irresistible.” 19

Para Sproul, entonces, Dios “monergísticamente y unilateralmente”


salva a la persona elegida al darle el don de la fe, que es entonces la fe
de la persona y Dios regenera a la persona para que, por primera vez,
vean a Jesús “en su irresistible dulzura. Todo esto sin violar
la voluntad de la persona.”

Al igual que Boettner, Sproul considera la gracia irresistible o el


llamamiento efectivo como un tema aún más básico y fundamental de la
teología protestante (y, por lo tanto, evangélica), que la justificación solo
por la fe. Después de todo, argumenta que si una persona contribuye con
algo a la salvación, incluso con un permiso simple para permitir que Dios
trabaje, entonces la justificación no es únicamente por la gracia. El tema
de la gracia de la salvación es más importante porque es más básico que el
tema de la salvación solo por la fe. “Aquí llegamos al punto final de
separación entre el semi-pelagianismo y el agustinianismo, entre el
arminianismo y el calvinismo, entre Roma y la Reforma.” 20

Observe cómo Sproul está poniendo al Arminianismo, por lo que quiere


decir cualquier punto de vista protestante que no sea el Calvinismo
elevado, del lado de"Roma ", que significa catolicismo romano, en contra
de la Reforma. Lo que está diciendo aquí es que el arminianismo (es decir,
cualquier otro punto de vista que no sea el suyo) no es realmente
protestante y, por lo tanto, tampoco es realmente evangélico. Vivo en

206
Texas y por aquí podríamos decir: “ ¡Son palabras de lucha ! "En serio,
uno tiene que preguntarse por qué Sproul sería tan descaradamente
ofensivo para los demás cristianos protestantes, incluidos todos en la
tradición wesleyana, todos los pentecostales, muchos si no la mayoría de
los bautistas y muchos otros cristianos evangélicos que, por muy buenas
razones, no aceptan Su punto de vista.
Sproul continúa:

En la visión de la Reforma, el trabajo de la regeneración es realizado por Dios y


solo por él. El pecador es completamente pasivo al recibir esta acción. La
regeneración es un ejemplo de gracia operativa.Cualquier cooperación que
mostramos hacia Dios ocurre solo después de que la obra de regeneración ha

sido completada. 21

El único apoyo que Sproul da por su afirmación de que esta es "la visión
de la Reforma " es la respuesta viciosa de Lutero a Desiderius erasmus
(1466-1536) titulada Sobre la atadura de la voluntad. Allí, es cierto,
Lutero expresó esta opinión. ¿Eso lo hace “la visión de la
Reforma”? Apenas. La mano derecha de Luther, Philip Melanchthon
(1497–1560), era más bien un sinergista, coincidiendo con Erasmo en que
la salvación implica cierta cooperación con la gracia de Dios por parte de
la persona humana, aunque insistió firmemente en que no hay mérito en
22
esta cooperación. Reformistas anabaptistas como Balthasar Hubmaier
(1480 - 1528) y Menno simons (1496 - 1561) enfatizaron el libre albedrío
frente a la gracia monergística. Para Sproul enfrentar su visión
monergística de la salvación como la única Protestante contra todas las
demás como católica romana es, en el mejor de los casos, engañosa y, en
el peor, falsa.

207
Se puede contar con John Piper para que esté de acuerdo con Calvin,
Boettner, Steele y Thomas, Palmer y Sproul. Sumergiéndose en la
paradoja con ellos, escribe: "Dios se encargará de que sus elegidos
escuchen la invitación y respondan como deben... Pero él no hace esto de
una manera que disminuye nuestra responsabilidad de oír y
creer” 23 También argumenta que la gracia irresistible, junto con la
elección incondicional, constituye el único motivo razonable para la
oración intercesora y la guerra espiritual. Eso se debe a que, argumenta,
no tiene sentido orar por la salvación de los perdidos o la derrota de
Satanás, quien admite que es “el dios de este mundo”, a menos que Dios
intervenga poderosamente para hacer que estas cosas sucedan. Si las
personas tienen libre albedrío, argumenta Piper, no tiene sentido orar por
su salvación o que no apoyen a Satanás en su "devastación " del
mundo. “O renuncias a orar para que Dios convierta a los pecadores o
renuncias a la autodeterminación humana definitiva. ” 24

Por supuesto, cualquiera puede ver la profunda ironía en tales


afirmaciones. En otra parte Piper ha declarado de manera inequívoca,
Dios ordena, gobierna e incluso causa todo lo que sucede. 25 Cualquiera
que sea el caso, Dios lo ha preordenado. Si responde a una oración, por
ejemplo, para la salvación de un ser querido perdido , es porque la ha
predestinado. La oración en realidad no cambia nada; es simplemente
un medio preordenado para un fin preordenado. Piper es un determinista
divino, le guste esa etiqueta o no. Entonces, ¿qué papel juega realmente
la oración o la guerra espiritual en su teología? Ciertamente no es que
realmente puedan hacer que Dios actúe de una manera diferente a la que
él ya planeó y necesariamente actuará.

MÁS LESIÓN A LA REPUTACION DE DIOS


En la siguiente sección de este capítulo, “Alternativas a la gracia /
monergismo irresistible”, mostraré que muchas de las acusaciones de

208
calvinistas como Sproul contra los puntos de vista no calvinistas y
especialmente arminianos pierden completamente sus objetivos. En esta
sección, quiero una vez más exponer las falacias de los argumentos
calvinistas para el monergismo y demostrar que el monergismo en realidad
daña la reputación de Dios al socavar necesariamente la bondad y el amor
de Dios.

Comienzo con las refutaciones de las típicas interpretaciones calvinistas


de las Escrituras que supuestamente requieren monergismo. Los
versículos más importantes son Juan 6:44 y 65, donde Jesús dice que nadie
viene a él a menos que el Padre lo “atraiga”. Sproul y otros calvinistas
argumentan que el verbo griego aquí traducido “atrae” siempre y solo
significa "obliga" o “arrastrar”. 26 En un brillante pero inédito documento
de 2003 titulado “The ‘Drawings’ of God,” el pastor y teólogo Steve
Witzki demuestra de manera concluyente que Sproul está
equivocado. Cita numerosos léxicos griegos que dicen que la palabra
griega no siempre significa "obliga ", sino que a menudo
significa “atraer”. 27
Sproul cita una obra de referencia que muchos consideran definitiva en
cuanto a la interpretación del Nuevo Testamento griego, el Diccionario
Teológico del Nuevo Testamento de Kittel , para respaldar su definición
del término en todo el Nuevo Testamento, incluido Juan 6:44 y pasajes
afines. Sin embargo, Witzki cita a Kittel por permitir una gama más amplia
de significados posibles. Con referencia a Juan 6:44 y 12:32, el autor
del artículo de Kittel (Albrecht Oepke) escribe:

No hay pensamiento aquí de fuerza o magia. El término expresa de manera


figurada el poder sobrenatural del amor de Dios o de Cristo que se dirige a
todos... Pero sin el cual nadie puede venir ... La aparente contradicción muestra
que tanto la elección como la universalidad de la gracia deben tomarse en
serio; La compulsión no es automática. 28

209
El argumento más devastador en contra del caso de Sproul de que el
término siempre significa “obliga” es Juan 12:32. Allí, Jesús dice que si es
levantado de la tierra, él “atraerá a todas las personas” hacia sí mismo. El
verbo griego traducido como “atraerá” es el mismo que en Juan 6:44 y
65. Si Sproul tiene razón y el verbo siempre debe
significar “obligar”, entonces este versículo enseña el universalismo. De
hecho, sin embargo, la palabra puede significa simplemente dibujar o
atraer en lugar de obligar o arrastrar. La interpretación arminiana de estos
versos. en Juan 6 y 12 es razonable: que nadie puede venir a Jesucristo a
menos que sea atraído por la gracia prevenible de Dios que llama y habilita
pero no obliga.
¿Hay Escrituras que contradicen la gracia irresistible? Steve Lemke
reúne muchos pasajes que lo refutan. Por ejemplo, Mateo 23 y Lucas 13
describen el lamento de Jesús sobre Jerusalén:
Jerusalén, Jerusalén, tú que matas a los profetas y apedreas a los que te han
enviado, con qué frecuencia he deseado reunir a tus hijos, como una gallina junta
sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste. Mira, tu casa te queda
desolada. Porque te digo que no me volverás a ver hasta que
digas: “Bienaventurado el que viene en el nombre del Señor.” (Mateo 23:37 –
39)

Lemke nota acertadamente que si el calvinismo es correcto, “el lamento


de Jesús hubiera sido por la dureza del corazón de Dios.” 29
Hay tantos
pasajes como este a lo largo de la Biblia, donde Dios o Jesús o un profeta
condena la dureza del corazón de la gente con tristeza, como si pudiera
ser de otra manera. Si la gracia irresistible fuera cierta, por supuesto, Jesús
podría simplemente haber atraído a la gente de Jerusalén de manera
efectiva hacia sí mismo. ¿Por qué no lo hizo si estaba tan triste por su
rechazo? ¿Y por qué estaría triste por su rechazo si, como todo lo demás,
estaba preordenado por Dios?
La respuesta calvinista habitual a estos pasajes es que Dios está triste
por la dureza del corazón y el rechazo de la gente. Que no haga nada al
respecto solo puede ser porque elige no hacerlo, y que elige que no puede

210
ser porque su motivo más fuerte (la definición de libre albedrío
de Edwards) es no hacerlo. En resumen, noquiere pero desea poder
hacerlo. El único indicio que los calvinistas nos dan acerca de por qué Dios
no hace lo que desea es "para su gloria". "¿Qué clase de Dios es
glorificado por las personas que lo rechazan cuando elige no vencer ese
rechazo cuando puede?
Además, ¿por qué estaría Dios triste o triste por lo que lo
glorifica? ¿Qué posible analogía podría haber a esto en la experiencia
humana? Supongamos que un padre tiene una poción de amor que haría
que todos sus hijos lo amaran y nunca se rebelaran contra él. Se lo da a
algunos de sus hijos pero no a otros, y luego llora porque algunos de sus
hijos lo rechazan y no lo aman. ¿Quién lo tomaría en serio? O, si lo
tomaron en serio, ¿quién no lo consideraría insincero o un poco
enojado? Lemke concluye de la historia del lamento de Jesús sobre
Jerusalén:

Si Jesús creyó en la gracia irresistible, con los llamamientos tanto externos como
internos, su aparente lamento por Jerusalén habría sido simplemente un acto
deshonesto, un espectáculo cínico porque sabía que Dios no había dado y no
30
daría a estas personas perdidas las condiciones necesarias para su salvación.

Otro pasaje bíblico interesante mencionado por Lemke es Mateo 19:24,


donde Jesús les dice a sus discípulos: "Nuevamente les digo que es más
fácil para un camello atravesar el ojo de una aguja que para alguien que es
rico entrar en el reino" de Dios. ¿Qué sentido tiene este verso a la luz de
la gracia irresistible? ¿Está diciendo Jesús que es más difícil para Dios
salvar a un hombre rico que a un pobre? ¿Cómo es posible? Si todos, sin
excepción, solo entran al reino de Dios solo por el trabajo de Dios sin la
cooperación requerida de su parte, entonces el dicho de Jesús no tiene
ningún sentido. Nuevamente, el comentario de Lemke es acertado:

Por supuesto, si Jesús fuera un calvinista, nunca hubiera sugerido que era más
difícil para las personas ricas ser salvadas por la gracia irresistible de Dios que
las personas pobres. Sus voluntades serían cambiadas inmediatamente e
invenciblemente al escuchar el llamado efectivo de Dios . No sería más difícil

211
para una persona rica ser salvada por el llamamiento monergístico e irresistible
de Dios que lo sería para cualquier otro pecador. Pero el verdadero Jesús estaba
sugiriendo que su salvación estaba ligada en cierta medida a su respuesta y
31
compromiso con su llamamiento .

Lemke también señala las numerosas invitaciones con todo incluido


para que la gente venga a Dios y a Cristo en las Escrituras, especialmente
a los pasajes "todos "ya discutidos que expresan el deseo de Dios de que
todos sean salvos y ninguno perezca (Mateo 18 : 14; 1 Timoteo 2: 4; 2
Pedro 3: 9; 1 Juan 2: 2). Como ya he demostrado, esto no puede
interpretarse como que se refiera solo a algunas personas.

Lo más devastador de todo, Lemke señala acertadamente que “los


calvinistas esencialmente culpan a Dios por aquellos que no vienen [a la
salvación]. ” 32 Después de todo, si bien dirían que aquellos que rechazan el
evangelio simplemente reciben sus justos desiertos cuando son
condenados, “realmente hay más que eso. Los calvinistas dicen que Dios
eligió a algunos para gloriarse por sus propias razones antes de que el mundo
comenzara, y

Él les dio gracia irresistible a través de su Espíritu para que


inevitablemente se salvaran.” 33
Este es el punto principal en contra de
esta doctrina del calvinismo (¡ya que es el punto principal en contra de
todos ellos!). Representa a Dios como un respetador de personas porque
elige a algunos para ahorrar de manera irresistible y otros a no recibir ese
regalo crucial, con el resultado de que están condenados para
siempre. Que merecen la condena no es el problema. El problema es
que todos lo merecen, pero Dios es selectivo en cuanto a salvar a algunos
de manera irresistible y dejar que otros mueran como una eterna

212
separación de él en el infierno. Los calvinistas no ofrecen ninguna razón
para esto más que “el placer de Dios” y / o la “gloria de Dios.”

Sin embargo, todos los calvinistas afirman que Dios es bueno y


amoroso. ¿Qué bondad y amor es esto? De hecho, para decirlo sin rodeos,
el calvinismo implica necesariamente, ya sea calvinista que lo diga o no,
¡que Dios requiere de nosotros una mejor calidad de amor que la que él
mismo ejerce! En Lucas 6:35 y en pasajes paralelos, Jesús nos ordena amar
a nuestros enemigos; No hay ninguna pista de excepción. Pero de acuerdo
con el calvinismo, Dios no hace eso. Por supuesto, algunos calvinistas
insisten en que Dios hace el amor hasta sus enemigos réprobos. Pero no
hay analogía con ese tipo de amor en la experiencia humana. Sería un
amor en el que una persona podría rescatar a algunos de muertes terribles,
pero elige no hacerlo para mostrar cuán grande es. ¿Hay alguna analogía
con esta "bondad " y "amor " en la experiencia humana? Si no, entonces
sugiero, con Paul Helm, que no tiene sentido.

Walls y Dongell ofrecen una analogía para probar si un ser humano sería
considerado amoroso o bueno si actuara como lo dice el calvinismo. Dios
actúa para dar gracia irresistible solo a algunas de sus criaturas humanas
caídas. (Recuerde, él creó todo a su imagen y semejanza.) En su
ilustración, un médico descubre una cura para una enfermedad mortal que
mata a un grupo de niños del campo y se la da al director del campo . El
director lo administra a algunos niños enfermos para que se curen y lo
retiene de otros para que mueran terriblemente. No le falta la cura; nada
le impide curar a todos los niños. aunque algunos de los niños se
resistieron a la cura, el director tuvo la capacidad de persuadirlos a todos
para que la tomaran; Sólo persuadió a algunos. Cuando los padres se
enfrentan al director, él sostiene apasionadamente que amaba a todos los
niños, incluso a los que murieron. Él los cuidó mientras estaban enfermos

213
y los hizo sentir lo más cómodos posible. 34Walls y Dongell concluyen
acertadamente:

La afirmación del director de que ama a todos los niños suena hueco en el mejor
de los casos, engañoso en el peor. Si el amor no emplea todos los medios
disponibles para rescatar a alguien de la pérdida definitiva, es difícil escucharlo
como amor. En nuestro juicio, carece de sentido afirmar que Dios desea salvar
todo y al mismo tiempo insistir en que Dios se abstenga de hacer posible la
salvación. ¿Qué vamos a hacer de un Dios cuyo camino no coincide con su
discurso? 35

El hecho claro del asunto es que la doctrina de la gracia irresistible, sin


salvación universal que la mayoría de los calvinistas rechazan, conduce a
la "consecuencia buena y necesaria " de que Dios no es bueno y no
amar. Ahora, por supuesto, ¡ningún calvinista lo admitiría! Pero su
enseñanza debería llevar a una persona pensante a esa conclusión. Y lo
que dicen es inconsistente y, por lo tanto, altamente problemático, si no
completamente incoherente. Cuando escucho o leo un calvinista que dice
que Dios ama a todos y que es un buen Dios, realmente no tengo idea de
lo que eso significa.

Otro problema con la gracia irresistible es que las relaciones personales


requieren reciprocidad. El filósofo y teólogo holandés Vincent Brümmer
ha demostrado esto de manera concluyente en su Discurso de Dios
personal, donde presenta un argumento lógico paso a paso que la
mutualidad, en el sentido de libre La respuesta que es resistible, es parte
de cualquier relación personal. Sin libertad de voluntad, que incluye la
capacidad de resistir, los actos de una persona no son realmente "actos"
en absoluto, sino "Eventos".” 36 Por definición, la realización de una
relación personal requiere actos libres de ambas partes hacia la otra:

214
Para la realización de una relación personal, la iniciativa de ambos socios en la
relación es necesaria. Dado que ambos miembros de una pareja tales, las
personas, ambos tienen, por definición, la libertad de la voluntad, por el cual
debe ser fácticamente posible para los dos para decir “no” a la otra y así para
evitar que la relación de venir a la existencia. Es solo por medio del “sí” De una
pareja que la otra recibe la libertad de capacidad para realizar la relación. En este
sentido, las relaciones personales son simétricas y difieren de las relaciones
puramente causales que son asimétricas, porque solo un compañero (la causa)
puede ser el iniciador. El otro socio en una relación puramente causal es un
objeto de manipulación causal y, por lo tanto, carece de la libertad de voluntad

para poder decir "no " con respecto a lo que le sucede a él o ella. 37

Brümmer argumenta además que en nuestra relación con Dios, Dios


puede ser el iniciador y debe ser debido a nuestra falta de "libertad de
capacidad " debido a nuestro pecado. Sin embargo, "una relación personal
con Dios asume que el compañero humano también sigue siendo una
persona en la relación y que su libre elección es igualmente una condición
necesaria para que se produzca la relación.” 38 Finalmente, Brümmer
niega la idea de la gracia irresistible diciendo que incluso

Dios no puede hacer nuestra elección sin que deje de ser nuestra. Por definición,
una relación personal con Dios no puede ser, de hecho, inevitable para el
compañero humano. Por esta razón, la doctrina de la irresistibilidad objetiva
39
excluye una relación personal entre Dios y las personas humanas.

No hace falta un filósofo para establecer estos hechos; Son de sentido


común. Pero ayuda a un filósofo apoyarlos. Y no hará nada para que los
calvinistas se quejen de los críticos que apelan a la filosofía; son buenos
para usar la filosofía cuando ayuda a sus argumentos. 40 El sentido común

215
dicta que una relación verdaderamente personal siempre implica libre
albedrío; En la medida en que una parte controla a la otra de manera que
la otra no tiene una opción real de estar en la relación o no, no es una
relación real. No hace ninguna diferencia que ambas partes quieran. estar
en la relación. Imagina una amistad donde una persona ha manipulado a la
otra para que sea su amiga. Tal vez lo haya juntado con dinero o incluso
le haya dado una droga que lo hace amigable. Cualquier observador
objetivo de tal "amistad " diría que en realidad no es una amistad legítima ,
al menos no una sana. El consentimiento mutuo e informado es un
requisito previo para cualquier buena relación.
Pero Brümmer no deja el asunto allí. Apunta directamente su crítica a la
noción de salvación del calvinismo superior . Refiriéndose al calvinismo
alto con la metonimia de "Dordt " (refiriéndose al Sínodo de Dort de
1618/1619) dice:

Me parece que las dificultades aquí tienen su origen en el hecho de que los
teólogos de Dordt no vieron la salvación humana en términos de
una relación personal con Dios, sino en términos de una condición renacida en
nosotros. La única pregunta entonces concierne a la causa de esta condición: ¿es
Dios o nosotros, la gracia o la voluntad humana? 41

Pero cuando la salvación no se considera como una mera condición causal


sino también, y aún más, como una relación personal, como la mayoría de
los evangélicos lo consideran, la idea de que puede basarse
en la gracia y la voluntad humana (con la gracia tiene prioridad) es
irresistible.
Completaré esta descripción y crítica de la doctrina del
calvinismo sobre la gracia irresistible, el monergismo, con una cita
apropiada de Vernon Ground, un teólogo evangélico que está
completamente de acuerdo con Brümmer: "Dios trata personalmente con
los seres personales ... gracia que no dejó opción

216
Lo que no sea gracia, sería otra cosa. Deberíamos tener que decir: 'Por la
fuerza sois salvos, y no de vosotros mismos.' 42

ALTERNATIVAS A LA GRACIA
IRRESISTIBLE / MONERGISMO

Ahora abordaré algunas de las objeciones al "sinergismo evangélico "


planteadas por los calvinistas. Por "sinergismo evangélico " me refiero
aproximadamente a la teología arminiana, aunque muchos de los que
sostienen este punto de vista de la salvación no desean ser llamados
arminianos. Respeto eso y también les pido respetuosamente que
consideren si la etiqueta puede ser más apropiada de lo que piensan.
A lo largo de los siglos, los teólogos calvinistas, por pura repetición y
tergiversación, han provocado una situación en la que el
término “arminiano” se considera en general como una herejía. He
demostrado de manera concluyente en mis Arminiana Teología: mitos y
realidades que es no lo que dicen. Por ejemplo, a diferencia de Sproul y
otros críticos calvinistas mal informados o deshonestos, no es semi-
pelagiano. El semi-pelagianismo es la herejía que dice que la iniciativa en
la salvación es nuestra, de la persona humana, y no de Dios. 43
El
arminianismo siempre ha insistido en que la iniciativa en la salvación es
de Dios; se llama "gracia preveniente,” Y es habilitante pero
resistible. Sería un shock para muchos calvinistas saber cuánto de la
salvación y de toda la vida cristiana que tanto Arminius como Wesley
atribuyeron a la gracia, todo eso.

217
Pero la teología arminiana supone, porque la Biblia en todas partes
asume, que Dios se limita a sí mismo por amor, de modo que su gracia
iniciadora y resistente sea resistente. Es poderoso y persuasivo pero no
convincente en el sentido determinativo. Deja al pecador una persona, no
un objeto. El teólogo bautista Robert E. Picirilli dice:

Lo que Arminio quiso decir con "gracia preveniente " fue esa gracia que precede
a la regeneración real y que, excepto cuando finalmente se resiste, conduce
inevitablemente a la regeneración. Rápidamente se dio cuenta de que
esta "ayuda del Espíritu Santo" es de tal suficiencia "como para mantenerse a la
mayor distancia posible del pelagianismo.” 44

Otro teólogo bautista, Stanley J. Grenz, fue un arminiano sin etiquetarse


a sí mismo. En su teología sistemática, Teología para la comunidad de
Dios, describe la gracia preveniente de tres maneras: como esclarecedor,
como convicto, y como llamador y habilitador. 45 Él deja en claro que
siempre es resistible porque se trata de personas y no de máquinas a través
de la escucha de la Palabra de Dios. El punto aquí es simplemente este: la
teología arminiana (y muchas teologías no calvinistas que no están tan
etiquetadas) 46 coloca la iniciativa en la salvación y toda la obra de la
salvación directamente en el lado divino de la ecuación. La gracia de Dios
es la causa eficaz de la salvación, pero la persona humana debe tener fe
como respuesta a la gracia preveniente es la causa fundamental de la
salvación. ¿Qué es esa fe? simplemente confianza en Dios; no es un “buen
trabajo” o algo meritorio de lo que el pecador salvado pudiera jactarse.
Pero, ¿qué hay de los ataques calvinistas contra la teología arminiana
como una forma de auto-salvación y obras de justicia similares a (dirían)
teología católica romana? Los calvinistas expertos no dicen que los
arminianos creen que tienen que trabajar para su salvación; dicen que los
arminianos y otros no calvinistas hacen de la decisión humana de la fe

218
el "factor decisivo " en la salvación y, por lo tanto, la devuelven, aunque
sin querer, a la salvación mediante buenas obras.
Para los arminianos, sin embargo, esta acusación es ridícula. Imagine a un
estudiante que se muere de hambre y está a punto de ser desalojado de su
habitación debido a la falta de dinero. Un amable profesor le da un cheque
por $ 1,000, lo suficiente para pagar su renta y llenar su cocina con comida.
Además, imagine que el estudiante rescatado lleva el cheque a su banco, lo
respalda y lo deposita en su cuenta (lo que eleva su saldo a $ 1,000). Imagina
también que el estudiante luego recorre el campus alardeando de que ganó $
1,000. ¿Cuál sería la respuesta de todos los que sabían la verdad de la
situación? Ellos acusarían al estudiante de ser un desgraciado desgraciado.
Pero supongamos que el estudiante dijo: "Pero aprobar el cheque y
depositarlo fue el factor decisivo para tener el dinero, así que hice un buen
trabajo que ganó al menos una parte del dinero, ¿no es así? “Sería
ridiculizado y posiblemente incluso condenado al ostracismo por tales
tonterías.

¿En qué situación en la experiencia humana es simplemente aceptar un


regalo “el factor decisivo” para tenerlo? Es un factor, sí, pero no el decisivo.
El mero hecho de aceptar un regalo no le da derecho a jactarse. Oh, pero el
calvinista dirá, el estudiante en la ilustración anterior podría presumir si el
profesor ofreció un regalo similar de dinero a otros estudiantes hambrientos
y lo rechazaron. Él podría jactarse de que de alguna manera él es mejor que
ellos. Lo dudo. Podría intentarlo, pero ¿quién le creería? La gente le
decía: “¡Deja de tratar de tomar algo de crédito por haber sido rescatado! Que
otros no No aceptes el dinero, fueron desalojados y están pidiendo comida
en la calle, no dice nada sobre ti. Dale todo el crédito al que pertenece: al
amable profesor. ¿Quién puede realmente discutir con eso?
¿Por qué los arminianos y otros no calvinistas rechazan la gracia
irresistible? ¿Porque aman el libre albedrío y no quieren darle toda la
gloria a Dios, como sugieren algunos calvinistas? De ningún modo. Esa es
una calumnia indigna de cualquiera que se haya molestado en estudiar el
asunto. Cada arminiano, desde Arminio hasta el presente, siempre ha
dejado en claro el motivo real detrás del rechazo de la doctrina de la gracia
irresistible: preservar el carácter bueno y amoroso de Dios. Por
supuesto, si una persona pudiera ser un universalista, no habría ningún
obstáculo necesario para la gracia irresistible, excepto posiblemente el que

219
se mencionó anteriormente sobre la naturaleza de las relaciones
personales. Sin embargo, si la única manera posible de salvar a las
personas era que Dios las abrumara y las obligara a aceptar su
misericordia, no tendría ninguna objeción fundamental a creer en
ella mientras Dios lo hiciera por todos. Afortunadamente, hay otro
camino: la gracia preveniente. Y como no puedo creer en la salvación
universal, esa es la única alternativa al monergismo que preserva el
carácter de amor perfecto de Dios, revelado en Jesucristo.
Otra objeción calvinista común al sinergismo evangélico/arminianismo
es que no toma la depravación humana lo suficientemente en serio.
Después de todo, los calvinistas aseguran que las personas humanas caídas
están literalmente muertas en delitos y pecados. Su única esperanza es que
Dios los resucite. De hecho, pero la reanimación de Dios no incluye no
dejarles ninguna opción de aceptarlo o no. En realidad, los arminianos y
otros agentes sinérgicos qué creen que la gracia preveniente devuelve la
vida a la persona muerta en delitos y pecados. Sin embargo, no los obliga
a aceptar la misericordia de Dios para la salvación, que requiere el
arrepentimiento y la fe (conversión) libres.
Entonces, en la teología arminiana, una regeneración parcial precede a
la conversión, pero no es una regeneración completa. Es un despertar y
habilitación, pero no una fuerza irresistible. Así es como los sinergistas
evangélicos interpretan la “atracción” en el Evangelio de Juan,
incluidas las palabras de Jesús acerca de atraer a todas las personas a sí
mismas si él es elevado. De hecho, solo esta interpretación de estos
dibujos los mantiene juntos, lo que significa lo mismo: el poderoso poder
de atracción y persuasión de Dios que realmente imparte el libre albedrío
para ser salvado o no. Ser salvo no es una cuestión de hacer un trabajo; Es
solo una cuestión de no resistir. Cuando una persona decide permitir a
Dios La gracia de salvar, él o ella se arrepiente y confía única
y completamente en Cristo. Eso es un acto pasivo; podría compararse con
una persona que se está ahogando que decide relajarse y dejar que su
salvador lo salve de ahogarse.
Así es como los arminianos/sinergistas evangélicos entienden a los
Filipenses 2:12 a 13 citados anteriormente. El apóstol Pablo, bajo la
inspiración del Espíritu Santo, le dice a sus lectores cristianos que

220
recuerden “trabajar” su salvación con temor y temblor. Los críticos
piensan que los sinministas evangélicos y los arminianos generalmente se
detienen allí e ignoran el siguiente verso. Pero no lo hacen. Se dan cuenta
y enseñan que si la gente está trabajando en su salvación, de principio a
fin, es solo porque "Dios está obrando " en ellos. Ese La gracia preventiva
y asistencial: preveniente que conduce a la conversión y ayuda a lo largo
de toda la vida cristiana. Pero sería inútil que Pablo instara a sus lectores
a trabajar en su salvación con temor y temblor si Dios estuviera haciendo
todo lo posible y ni siquiera tuvieran que cooperar permitiendo que la
gracia de Dios obrara en ellos.

Cuando termino este capítulo, pido la indulgencia del lector al


proporcionar dos ilustraciones bastante amables de sinergismo evangélico
que creo que hacen más justicia al texto bíblico y la experiencia
cristiana y al carácter de Dios que a las imágenes y analogías
calvinistas. Primero, imagine un foso profundo con lados empinados
y resbaladizos. Varias personas yacen rotas y heridas, totalmente
indefensas, en el fondo del pozo.

• El semi-pelagianismo dice que Dios viene y tira una cuerda


hasta el fondo del foso y espera que una persona comience a
jalarla. Una vez que lo hace, Dios responde gritando, "tómalo
con fuerza y envuélvelo alrededor de ti mismo. Juntos
te sacaremos. "El problema es que la persona está demasiado
lastimada para hacer eso, la cuerda es demasiado débil y Dios
es demasiado bueno para esperar a que la persona inicie el
proceso.

• El Monergismo dice que Dios viene, tira una cuerda hacia el


hoyo, la baja, la envuelve alrededor de algunas personas y
luego vuelve a salir del pozo y los lleva a un lugar seguro sin
ninguna cooperación. El problema es que el Dios de Jesucristo
es demasiado bueno y amoroso para rescatar solo a algunas de
las personas indefensas.
• El sinergismo evangélico dice que Dios viene y tira una
cuerda hacia abajo y grita: “¡Agárrate y tira y juntos

221
te sacaremos!” Nadie se mueve. Están demasiado heridos.
De hecho, para todos los propósitos prácticos
están “muertos” porque están completamente indefensos.
Así que Dios vierte agua en el pozo y grita: “¡Relájate y deja
que el agua te levante!” En otras palabras, “¡Flota!” Todo lo
que una persona en el pozo tiene que hacer para ser
rescatado es dejar que el agua lo saque del pozo. Toma una
decisión, pero no un esfuerzo. El agua, por supuesto, es
gracia
preveniente. 47
Segundo, aquí hay una ilustración de la gracia y "trabajando en tu
salvación " a lo largo de la vida cristiana. Durante los veranos calurosos
tengo que regar mis plantas a menudo. Así que voy al grifo exterior donde
está conectada la manguera, la enciendo completamente, y luego camino
hasta el final de la manguera y la arrastro por el costado de la casa para
regar un arbusto. Invariablemente, cuando llego al casquillo y presiono el
asa del accesorio al final de la manguera, no sale nada. Regreso al grifo y
descubro que todo está bien allí. La presión del agua es fuerte; El agua
fluye hacia la manguera con toda su fuerza. Ah, me doy cuenta, hay una
torcedura en la manguera. Así que voy y encuentro la curva que impide
que fluya el agua dentro de la manguera y la resuelvo.
En esta ilustración, el agua representa la gracia que ayuda a Dios;
Siempre es "plena fuerza " en la vida de un cristiano . No hay “refuerzos
de gracia”. ”La gracia está llena y libre de conversión y regeneración en la
vida de santificación. Pero si no estoy experimentando el flujo de la gracia
de Dios en confianza y poder para el servicio, no es por falta de gracia; Se
debe a torceduras en la manguera de mi vida. ¿Qué son las torceduras?
Actitudes, pecados, falta de oración. Todo lo que tengo que hacer es
decidir eliminar esos pliegues y se permite que fluya la gracia que ya está
allí.
Esta es una ilustración imperfecta de Filipenses 2:12 a 13 desde una
perspectiva sinergista evangélica. La única modificación necesaria para
hacer que la ilustración realmente "funcione " es que incluso mi capacidad

222
para eliminar esos "pliegues " es un regalo de Dios. Pero tengo que hacer
algo, no una obra buena y meritoria de la que pueda jactarme, sino
simplemente admitir mi impotencia y mi total dependencia de la gracia de
Dios y pedirle a Dios que me dé la habilidad y el deseo de eliminar los
problemas.
La mejor exposición de esta soteriología sinérgica evangélica /
arminiana en lenguaje moderno es The Transforming Power of
Grace por Thomas Oden. Por todo lo que se refiere a un
teólogo ortodoxo, bíblicamente serio y evangélico, Oden articula de
forma cordial y bíblica la teología resumida brevemente más arriba que
llamo sinergismo evangélico. 48 de la gracia Oden dice: “Dios prepara
la voluntad y colabora con la voluntad preparada. En la medida en que
la gracia precede y prepara el libre albedrío, se le llama preveniente. En
la medida en que la gracia acompaña y capacita a los humanos
dispuestos a trabajar con la voluntad divina, se llama gracia
cooperadora. ” 49 “ Solo cuando los pecadores son asistidos por la gracia
preveniente, pueden comenzar a entregar sus corazones a la cooperación
con formas subsiguientes de gracia. " La necesidad de la gracia para
prevenir es grande, porque fue precisamente cuando ' Estuviste muerto
en tus transgresiones y pecados ' (Efesios 2: 1) que 'por gracia has sido
salvo ' (Efesios 2: 8).” 50

223
OCHO
CONCLUSIÓN: LAS CONDICIONES DE
CALVINISMO

La lógica importa. La mayoría de los calvinistas están de acuerdo. Sproul,


por ejemplo, insiste en que la teología no debe contener contradicciones.
Misterios —sí; contradicciones —no. Una vez más, un misterio es algo
más allá de nuestra comprensión completa, como la Trinidad. Una
contradicción es algo imposible: un soltero casado, un cuadrado redondo,
dos más tres son cuatro. Pocos calvinistas quieren abrazar las
contradicciones. Cualquiera que abraza o expresa una contradicción está
incursionando en tonterías. ¿Qué es una paradoja? Es una aparente
contradicción y, por lo tanto, siempre es una tarea para pensar más.
Pero me gustaría sugerir que existe una categoría entre misterio y
contradicción o entre misterio y paradoja: el enigma. Un enigma es un
enigma mental, algo que ataca la mente. Puede ser una contradicción,
pero es difícil de decir. Puede ser un signo de misterio, pero casi no tiene
sentido. En todas partes y para todos, un enigma es una señal de que algo
está mal, algo que hay que examinar, pensar y, con suerte, resolver.
Un ejemplo de la ciencia es la luz. Manifiesta aspectos tanto de
partículas como de ondas. Cómo pueden ser los dos mejores físicos, no
estoy seguro. Parece ser ambas cosas, pero no hay forma conocida de que
pueda ser ambas. Entonces, la ciencia sigue trabajando en el problema.
Simplemente sentarse y decir: “Bueno, no es maravilloso; la luz es un
misterio, así que dejémoslo así y sigamos adelante”, no satisfaría a nadie
con una mente razonadora. Las mentes inquisitivas quieren saber cómo se
puede resolver un enigma.
Creo que el calvinismo tiene muchos enigmas demasiado profundos que
no tienen soluciones aparentes. Incluso aparecen a veces como
contradicciones, aunque no son formales, son contradicciones lógicas. El

224
más obvio y frecuentemente mencionado, incluso por los calvinistas, es la
combinación de la soberanía absoluta divina y la responsabilidad humana.
Como ya se ha visto, incluso John Piper, un académico con un doctorado
en estudios del Nuevo Testamento de una importante universidad europea,
admite que no puede comprenderlo. Él simplemente lo abraza porque
piensa que las Escrituras lo requieren.
La mayoría de los calvinistas admiten que es un problema, un enigma, la
forma en que las personas pueden ser ordenadas y determinadas por Dios
para pecar de tal manera que no podrían hacer otra cosa (por ejemplo, Adán)
y, sin embargo, ser responsables de ello en el sentido de culpa. Bajo ninguna
circunstancia, en situaciones humanas, una persona sería responsabilizada y
castigada por algo que no podía evitar hacer. Sin embargo, eso es lo que dice
el calvinismo acerca de Dios y los pecadores. Esto es, de hecho, un enigma.
Algunos lo llaman una "antinomia", que es simplemente otra palabra para el
enigma. No hay nada estrictamente ilógico en el sentido formal sobre la
combinación de determinismo y responsabilidad, pero va en contra de todos
los pensamientos y experiencias humanos.

Para muchos de nosotros, este dilema está demasiado lleno de tensión


para aceptar. Tiene que resolverse mediante modificaciones y,
afortunadamente, las Escrituras lo permiten. 1 ¿Cómo? La
predeterminación de las decisiones y acciones pecaminosas es otra cosa
que su decisión de permitir ellos. Y los permite por autolimitación, no por
un “permiso voluntario y específico” que los hace seguros. Los que pecan
son responsables y deben rendir cuentas porque podrían haber hecho lo
contrario con el libre albedrío que Dios les dio.
Otro enigma del calvinismo lleno de tensión es el siguiente: si el
determinismo divino es verdadero, nada es realmente malvado.
Piénsalo. Si el Dios bueno y todopoderoso ha querido específicamente
y ha dado seguridad a cada Evento en la historia, ¿cómo puede algo
realmente ser malo? ¿No debe ser este el mejor de todos los mundos
posibles? ¿Por qué Dios preordenaría y daría algo que no fuera el mejor
de todos los mundos posibles? ¿Y cómo podría cualquier cosa en el
mejor de los mundos posibles realmente ser ontológicamente (en lugar

225
de meramente en nuestra percepción) el mal? Si yo fuera calvinista (en
el sentido fuerte y divino determinista) me costaría mucho enfadarme o
trabajar en algo porque trataría de ver todo como la voluntad
de Dios, planeada y con el propósito de Dios por una buena razón,
incluso si esa buena razón es simplemente "la mayor gloria de
Dios". "Incluso el infierno mismo debe ser bueno porque manifiesta a
Dios La justicia y por lo tanto glorifica a Dios. Entonces, ¿por qué
pensar que el infierno es un mal lugar? Del mismo modo, abuso infantil,
asesinato, violación, genocidio: todo lo que Dios quiere y lo confirma.
Entonces, ¿por qué piensan que son malvados?
Aquí es donde los calvinistas responden apelando a dos voluntades en
Dios: secretas y preceptivas. Dios decreta lo que suceda y por lo tanto es, en
cierto sentido, para la mayor gloria de Dios. Pero también nos ordena que no
hagamos ciertas cosas y, por lo tanto, hacerlas es malo. El resultado, por
supuesto, es que cuando una persona asesina a otra persona, está haciendo el
mal y haciendo algo bueno. ¿Cuál es la realidad superior? Bueno,
obviamente, el buen propósito de Dios es la lente más amplia a través de la
cual se debe ver el Evento. Por lo tanto, no es inherentemente malo, ¿verdad?
Luego, algunos calvinistas responderán diciendo que el mal en un acto como
el asesinato está en el asesino. La disposición, la intención y el motivo no
están en el acto en sí. Dios preordena y da seguridad al acto (el asesino
levanta el cuchillo y lo hunde en el pecho de la víctima). Pero el motivo
de Dios es bueno, mientras que el asesino es malo. ¿Cómo ayuda eso?
Después de todo, ¿de dónde provienen el malvado motivo y la intención del
asesino?
Simplemente decir “No sabemos” es solo para plantear una pregunta
mayor: ¿Cómo puede ser eso cuando el calvinista ya ha dicho que Dios
predice y entrega cierto todo sin excepción, incluidos los pensamientos y
las intenciones de las criaturas? ¿Cómo puede eso no incluir el malvado
motivo del corazón del asesino? Además, ¿cómo podría Dios asegurar el
asesinato sin asegurar que el asesino tenga un motivo maligno? Entonces
la mayoría de los calvinistas dirán que el motivo o la intención malvada
surgió porque Dios se retiró o retuvo su gracia inhibidora. ¿Cómo ayuda
eso? Dios sigue siendo el autor del malvado al retirar intencionalmente, a
propósito, activamente o retener lo que él sabía que lo habría evitado. Y
supuestamente lo escribió con un buen motivo para un buen propósito. —

226
Cualquier cosa que sea exactamente. Eso también implica una falla en la
creación, de modo que no era inherentemente buena. Parece que la
explicación calvinista está dando vueltas en círculos, nunca logrando
explicar cómo algo es verdaderamente malo. No creo que la mayoría de
los calvinistas hayan llegado a un acuerdo con este enigma.
Otro enigma estrechamente relacionado es que si el calvinismo es
verdadero, nada puede dañar o disminuir la gloria de Dios. Un amigo
calvinista escribió un libro sobre una supuesta herejía que supuestamente
disminuye la gloria de Dios. 2 Pero, ¿cómo puede suceder eso? No
puede. Cada herejía, como todo lo demás, es preordenada por Dios para su
gloria. Entonces, lógicamente, contribuye a la mayor gloria de Dios. Incluso
si dice que Dios no es glorioso, eso también glorifica a Dios, como todo lo
demás. Lógicamente, parece que un calvinista constante nunca puede decir
que algo dañe o disminuya la gloria de Dios. Todo, sin excepción, glorifica
a Dios y de la mejor manera posible, o si no, Dios no lo habría preordenado
para su gloria.
Justo ahora, algunos lectores podrían estar diciendo: "Espera. No
me importan los enigmas. ¿Y qué? ¿No es espiritual simplemente aceptar
las verdades de la Palabra de Dios, incluso si son confusas e incluso
aparentemente contradictorias?”
Primero, nadie está diciendo que no acepte las verdades de la Palabra de
Dios. La pregunta es si la Palabra de Dios realmente requiere creer en los
enigmas o si los enigmas son siempre una señal de que algo está mal en
nuestra interpretación de la Palabra de Dios. Presumiblemente Dios es el
autor de la lógica y la razón (en sus mejores como funciones de la imagen
de Dios). Toda interpretación bíblica seria busca eliminar las
inconsistencias asumiendo que Dios está apelando a nuestras mentes así
como a nuestros corazones.
En segundo lugar, incluso la mayoría de los teólogos calvinistas quieren
evitar o resolver los enigmas mientras que ocasionalmente y de mala gana
admiten que algunos parecen inevitables.
En tercer lugar, incluso los calvinistas intentan socavar otras teologías
señalando sus enigmas. Sin duda, sería un doble estándar abarcar los
enigmas cómodamente y al mismo tiempo usarlos contra el arminianismo.

227
Por ejemplo, muchos calvinistas señalan la creencia de los arminianos de
que Dios conoce el futuro de manera exhaustiva e infalible como un
enigma cuando se combina con la creencia de que el libre albedrío es la
capacidad de hacer lo contrario. ¿Cómo podría Dios saber el futuro sin
preverlo? En la medida en que los calvinistas utilizan tales tácticas cuando
critican otras teologías, no se les permite abrazar las suyas cómodamente.
Un enigma que ya he señalado anteriormente es la creencia calvinista
de que Dios selecciona a algunas personas para salvar y otras a “pasar por
alto”, y que esta selección no tiene absolutamente nada que ver con lo que
ve en ellas o sobre ellas. Sin embargo, su selección no es arbitraria.
Anteriormente argumenté que no hay un término medio entre lo arbitrario
y que haya algo en las personas que hace que Dios los seleccione (como
una respuesta gratuita a la invitación de Dios a ser salvo). Una apelación
al misterio es incorrecta; Esto no es un misterio sino un enigma.
Pero el mayor enigma de todos ellos tiene que ver con el carácter de
Dios. Casi todos los calvinistas confiesan que Dios es el estándar de la
bondad moral, la fuente de todos los valores, la fuente de amor
perfectamente amorosa. Luego, también confiesan que Dios ordena,
diseña, controla y realiza ciertos actos malvados más atroces, como el
secuestro, la violación y el asesinato de un niño pequeño y la matanza
genocida de cientos de miles en Ruanda. Confiesan que Dios "se ocupa
de " que los humanos pecan, como sucedió con la caída de Adán y Eva. Y
confiesan que toda la salvación es absolutamente obra de Dios y no
depende en absoluto de las decisiones de libre voluntad de las personas
(monergismo), y que Dios solo salva a algunos cuando él puede salvar a
todos. - asegurando que una gran parte de la humanidad pasará la eternidad
en el infierno cuando podría salvarlos de él.

¿No contienen todas las teologías ciertos enigmas en la medida en que


intentan ser comprensivas y sistemáticas? Probablemente sí. Una forma de
ver la elección entre teologías en competencia (cuando las Escrituras no
son del todo claras) 3 es decidir en base a qué enigmas se puede vivir. Para
mí, y la mayoría de los no calvinistas, nada es más importante para
preservar, proteger y promover que el buen nombre de Dios –La

228
reputación de Dios en base a su buen carácter. En la medida en que el
calvinismo socava eso, no puedo vivir con sus enigmas porque, en última
instancia, dañan la reputación de Dios, lo que hace difícil distinguir la
diferencia entre Dios y el diablo.
Algunos lectores pueden cuestionar la sinceridad de mi promesa o el éxito
de mi esfuerzo por escribir sobre el calvinismo con un espíritu irénico. Sin
embargo, le pido que tenga en cuenta claramente la diferencia entre
las personas y las creencias. De ninguna manera quiero denigrar a los
calvinistas; El hecho de que sostenga su sistema de creencias en última
instancia socava la reputación de Dios no es una reflexión sobre su
integridad, sinceridad, espiritualidad o éxito como ministros y evangelistas.
No llevo hostilidad hacia mis hermanos y hermanas calvinistas a causa de
sus creencias erróneas. Lucho con algunas de sus tergiversaciones de mi
propia teología, pero trato de no tener sentimientos duros hacia ellos, incluso
por eso.
Por supuesto, me gustaría persuadir a los demás cristianos para que eviten
el calvinismo, no porque creo que matará su fe o espiritualidad, sino porque
quiero que la gente piense mejor acerca de Dios de lo que permite el
calvinismo. Creo que a Dios le importa lo que pensamos de él y, porque amo
a Dios, quiero que todas las personas lo hagan piensa correctamente en él.

Como he tratado de dejar en claro a lo largo de este libro, creo que el


alto calvinismo inadvertidamente, pero inevitablemente impugna el buen
carácter de Dios. Que quiero persuadir a la gente para que evite el
calvinismo no significa que quiera que eviten a los calvinistas. Para ser
honesto, creo que los calvinistas evangélicos son algunos de los mejores
cristianos del mundo. Simplemente creo que son terriblemente
inconsistentes y enseñan y creen doctrinas contrarias a las Escrituras, a la
mayoría de las tradiciones cristianas y a la razón. Y creo que algunas de
esas doctrinas deshonran a Dios aunque esa no sea la intención de
los calvinistas. También creo que algunas de esas doctrinas conducirán al
menos a algunos cristianos jóvenes a los callejones sin salida teológicos y
espirituales.

229
APÉNDICE 1
INTENTOS CALVINISTAS PARA
RESCATAR LA REPUTACIÓN DE DIOS

A lo largo del tiempo, pero especialmente en nuestro tiempo, ciertos


calvinistas han reconocido los problemas que su visión de la soberanía de
Dios representa para la reputación de Dios y han ofrecido soluciones que
supuestamente liberan a Dios de ser el autor del pecado y del mal. En otras
palabras, estos son intentos de rescatar la bondad de Dios a la luz de la
absoluta ordenación de Dios y hacer que algunas de las cosas queden en
los detalles más pequeños, pero especialmente en las decisiones y acciones
malvadas de las personas. Si Dios es absolutamente soberano sobre todos,
sin autolimitación por el bien del libre albedrío (capacidad para hacer lo
contrario, incluida la capacidad de frustrar la voluntad de Dios), ¿cómo
Dios no es el autor del pecado y el mal? ¿Y cómo son las criaturas y no
Dios responsables del mal?
Comencemos con un caso de prueba que se usará para examinar si estas
estrategias funcionan para aliviar el problema: la caída de Adán en el
Jardín de Edén. Todos los calvinistas están de acuerdo con el mismo
Calvin en que Dios ordenó de antemano y aseguró la caída con todas sus
consecuencias. Ya hemos visto algunas de las formas en que los calvinistas
intentan liberar a Dios, por así decirlo, por ser culpables del pecado de
Adán. ¿Cómo es, entonces, que Dios no es culpable y Adán fue?
La primera estrategia comúnmente utilizada es apelar a causas
secundarias. Este es un concepto filosófico derivado de la filosofía de
Aristóteles; el teólogo medieval Tomás de Aquino (1225-1274) se basó en él
para explicar cómo Dios asegura que todo sucede pero que no es culpable de
pecado y maldad. Calvino usó este concepto para poner distancia entre el
poder soberano de Dios, resolviendo todas las cosas de acuerdo con su

230
propósito y las malas decisiones y acciones de la criatura. El calvinista
contemporáneo Paul Helm dice:

Existe una larga y honorable tradición según la cual


existen causas primarias y secundarias. La causa primaria (o causas) es la
defensa divina; Las causas secundarias son los poderes causales de las cosas
creadas; el poder de la semilla para germinar, de una persona para estar enojada
o para caminar por la calle, y así sucesivamente. 1

Pocos cristianos (o teístas en general) estarían en desacuerdo con este


uso de los conceptos de causas primarias y secundarias. Dios es, por
supuesto, el creador y sustentador de todo lo que está fuera de sí mismo y,
por lo tanto, tiene que defender e incluso concordar (aunque solo sea con
un permiso) con lo que suceda en el ámbito de la criatura. Las criaturas no
tienen un poder absoluto y autónomo propio en contra de Dios, de modo
que puedan estar y actuar totalmente separados de él.

Sin embargo, surgen problemas cuando esta distinción entre causas


primarias y secundarias se aplica a la providencia divina para resolver el
problema de la bondad de Dios y el mal de las criaturas . Por ejemplo, la
calvinista Loraine Boettner sostiene que Satanás fue la "causa próxima "
(lo mismo que la causa secundaria) de la caída de Adán. Esto, dice, quita
toda culpa a Dios, aunque Dios fue la causa última (igual que la causa
2
primaria). Sin embargo, antes, él admite que Satanás era " el
instrumento de Dios ". ” 3 También dice que Dios nunca es la “ causa
eficiente ”del pecado. 4 Esta red enmarañada de causas se arrastra con
frecuencia en los intentos de los calvinistas de proteger a Dios de ser el
autor del pecado, lo que sugiere que los problemas que he resaltado
también a los calvinistas.

El teólogo Henry Meeter trata de aclarar la confusión:

231
Considera el calvinista ¡La visión sobre el universo de las cosas creadas! No solo
cree que fue creado por Dios; pero todo lo que ocurre en él, ya sea en la
naturaleza o en la vida humana, sostiene que no es más que el desarrollo de un
plan divino de las edades. Incluso el pecado no sucede como un accidente. Dios
voluntariamente permitió el pecado, le permite trabajar de acuerdo con su propia
naturaleza inherente y lo controla para su gloria. Dios obra sobre esta creación
de dos maneras. Él trabaja a través de las operaciones normales del universo.
Los hombres, incluso los hombres pecaminosos, y la naturaleza actúan
libremente de acuerdo con sus propios impulsos o leyes. Son, sin embargo, sólo
las causas secundarias; detrás de ellos se encuentra Dios, como la Primera Causa
de todas las cosas. Él, sin obligar a ninguna causa secundaria a actuar en contra
de su propia naturaleza y elección, lleva a cabo todo lo que sucede en el universo
...El calvinista no está contento ... hasta que ha rastreado todos los eventos hasta
Dios y se los ha dedicado. 5

Entonces, en otras palabras, Dios, como la causa principal de todo lo


que sucede, usa causas secundarias para dar certeza a lo que quiere que
suceda de acuerdo con su plan predeterminado. Incluso la caída de Adán
está planeada y se vuelve cierta por Dios, pero Dios no es responsable del
pecado de Adán porque las causas secundarias o próximas, como Satanás
y la elección de Adán de pecar, en realidad lo producen. ¿Qué es esto sino
un recurso a la causación directa e indirecta? En última instancia, como
admite Meeter, todos los eventos, incluida la caída de Adán, deben
rastrearse hasta Dios, quien los hace seguros.

¿De qué manera este llamamiento a las causas secundarias libra a Dios
del mal o rescata su reputación? Helm reconoce el problema y lo empuja
aún más al apelar a diferentes intenciones en eventos como la caída
de Adán: “Dios ordena el mal pero no pretende que el mal sea malo, como
lo pretende el agente humano. En el caso de Dios, hay alguna otra

232
descripción de la acción moralmente mala que él intenta que se complete.
Hay otros fines o propósitos que Dios tiene a la vista.” 6
Entonces, Dios planeó, ordenó, dio certeza y controló la caída, pero
Dios no es culpable y Adán se debe a sus diferentes intenciones como
causas primarias y secundarias. Pero, ¿no sirve Dios en última instancia
como el instigador de la mala intención de Adán? ¿De dónde más podría
venir? Si remontamos todo a Dios, como Meeter insiste en que debemos,
¿no es Dios todavía el iniciador e instigador y la causa última de la mala
voluntad de Adán? ¿El solo hecho de decir que Dios pretendió que la caída
por el bien lo libere de la responsabilidad en tal caso? No lo creo.

¿Hay alguna analogía con esta explicación calvinista del papel


inocente de Dios en el pecado y el mal en la experiencia humana? Yo creo
que no. Recuerda la analogía que ofrecí anteriormente del padre que
manipuló a su hijo para robar dinero. No puedo pensar en un solo ejemplo
en la experiencia humana en el que una persona que asegura que otra
persona va a hacer algo malo se considere inocente, incluso si lo hizo para
bien. En mi analogía, el padre manipulador intentó usar el dinero que su
hijo robó para ayudar a los pobres, lo que no disminuiría su
responsabilidad legal por el robo. Como Evans (citado anteriormente)
escribió: "La responsabilidad última... reside donde está la causa última.” 7
Parece que la apelación a la distinción entre causas primarias y
secundarias no ayuda a los calvinistas a resolver el problema de Dios y el
mal. Dios sigue siendo la causa última del mal y en más del sentido común
de ser el creador y sustentador del universo y el poderoso que debe estar
de acuerdo con la acción del hacedor del mal.

Otra estrategia empleada por algunos calvinistas para rescatar la


reputación de Dios a pesar del determinismo divino del pecado y el mal es
apelar a lo que se conoce como "molinismo" o "conocimiento medio". El
teólogo calvinista Bruce Ware usa este método para explicar cómo Dios

233
precede e impone ciertas acciones malvadas de personas como Adán en su
rebelión y, sin embargo, no es el culpable y no tiene la culpa. 8 El molinismo
(llamado así en honor al teólogo jesuita del siglo XVI Luis de Molina [ 1535–
1600]) es la creencia de que Dios posee “conocimiento
medio”: conocimiento de lo que cualquier criatura haría libremente en
cualquier posible conjunto de circunstancias. La criatura puede poseer
libertad libertaria —la libertad no es compatible con el determinismo y es
capaz de hacer otra cosa que la que tiene— pero Dios sabe qué haría él o
ella con esa capacidad en cualquier situación concebible (es decir,
lógicamente posible). Un molinista calvinista como Ware debe alterar la
idea tradicional molinista de conocimiento medio porque no cree en la
libertad libertaria, el poder de la elección contraria. Así que Ware intenta
construir una versión del molinismo que no conceda la libertad libertaria
sino la libertad compatibilista al conocimiento medio.
Ware emplea esta idea de conocimiento medio para explicar la
implacable soberanía de Dios sobre el mal. Según Ware, Dios tiene la
habilidad

para visualizar, a través del conocimiento medio, una serie de situaciones en las
cuales sus criaturas morales (angélicas y humanas) elegirían y actuarían como
lo harían. Más específicamente, Dios [es] capaz de saber qué haría un agente
moral en una situación, con sus factores complejos particulares, a diferencia de
lo que haría ese agente en una situación ligeramente diferente, con un complejo
de factores ligeramente diferente. 9

Para asegurar que el pecado que Dios quiere que suceda suceda sin que
él sea su causa directa o responsable (en un sentido culpable), Dios
simplemente coloca a la criatura (por ejemplo, Adán) en una situación en
la que sabe que la criatura desarrollará un motivo controlador de su propia
voluntad y actuará pecaminosamente fuera de él. Ware llama a esto

234
un "agente divino pasivo-indirecto", que controla las elecciones
pecaminosas humanas sin causarlas. Ware explica más adelante:

Cuando Dios visualiza varios conjuntos de factores dentro de los cuales un


agente desarrollará una inclinación más fuerte para hacer una cosa u otra, la
inclinación más fuerte que surge de esos factores no es causada por los factores,
ni es causada por Dios. Más bien, a la luz de la naturaleza de la persona, cuando
ciertos factores están presentes, su naturaleza responderá a esos factores y
buscará hacer lo que, por naturaleza, más quiere hacer. En resumen, la causa de
la inclinación más fuerte y la elección resultante es la naturaleza de la persona
en respuesta a los factores que se le presentan. 10

Ware piensa que esto libera a Dios del mal y al mismo tiempo explica la
soberanía absoluta de Dios incluso sobre el mal. Sugiere que, por este
motivo, deberíamos pensar que Dios “ocasiona” las decisiones y acciones
pecaminosas de una persona mientras no las “causa”.

Debido a que Dios conoce perfectamente la naturaleza de cada persona, sabe


cómo responderán esas naturalezas a los conjuntos particulares de factores que
se les presentan. Por lo tanto, sin hacer que una persona haga el mal, él sin
embargo controla el mal que hace. Él controla si se hace el mal, qué mal se hace
y, en cualquier caso, podría evitar que se haga el mal. Pero en ningún caso hace
que se haga el mal. De esta manera, Dios mantiene un control meticuloso sobre
el mal, mientras que solo sus criaturas morales son los agentes que hacen el mal,

y solo ellos tienen la responsabilidad moral del mal que hacen libremente. 11

Varias preguntas surgen del relato de Ware (y otros calvinistas) de la


participación de Dios en el pecado y el mal. Primero, dada la fuerte visión
de la soberanía de Dios, ¿cómo es posible que una criatura tenga una
naturaleza que luego desarrolle automáticamente una inclinación de control
del mal independiente de la causalidad última de Dios? ¿De dónde viene tal
naturaleza? ¿Cuál es la fuente del mal en él que hace que se desarrolle una
inclinación o motivo pecaminoso más fuerte y luego actúe sobre él? ¿No

235
introduce este relato de la naturaleza humana un elemento de autonomía de
las criaturas que no está permitido en el calvinismo tradicional?
Para ser específico, ¿qué defecto en la naturaleza de Adán hizo
inevitable que, si se colocara en ciertas circunstancias (a saber, el huerto
de Edén con la serpiente, etc.), pecaría? ¿Y de dónde vino esa falla si no
de Dios? La explicación de Ware parece introducir en la existencia
humana una naturaleza defectuosa dada por Dios o un grado de autonomía
de Dios no consistente con la propia visión calvinista de la soberanía
de Ware.
En segundo lugar, y quizás más obvio, ¿cómo este relato de la
soberanía de Dios sobre el mal realmente libera a Dios, por así
decirlo? Después de todo, Dios sigue siendo el que manipula las decisiones
y acciones que ocurren. Por ejemplo, según Ware, Dios conocía a Adán tan
bien que sabía que lo haría desarrollar un motivo de control del mal y luego
pecar si se coloca en el jardín con la serpiente y el árbol. ¿En qué experiencia
humana una persona tan manipuladora y controladora no sería al menos igual
de culpable que la persona que pecó (o cometió un crimen)? Ware ofrece un
par de ilustraciones de tal experiencia, pero fracasan en puntos cruciales. Por
ejemplo, pide a sus lectores que se imaginen una operación policial en la que
la policía sepa con seguridad que un determinado delincuente violará la ley
si se ve involucrado en una determinada situación.
Tal escenario no es difícil de imaginar; cualquier espectador del
programa de televisión Dateline ha visto muchas veces en el programa
de la serie To Catch a Predator. Hay vicepresidentes (o personas guiadas
por ellos) que usan salas de chat informáticas para atraer a los
depredadores sexuales a una casa para tener relaciones sexuales con un
menor. Cuando aparecen los depredadores, la policía está allí para
saludarlos y esposarlos. La policía, por supuesto, es inocente a pesar de
que ha manipulado al depredador para que intente cometer un delito. Ware
ofrece tal ejemplo (sin ser tan específico). ¿Pero funciona? ¿Es esto
realmente una analogía con el uso de Dios del conocimiento medio para
controlar el mal en su visión de la soberanía de Dios?
Yo digo que no funciona. Aquí el por qué. Primero, la policía que atrae
a los depredadores no tuvo nada que ver con convertirse en pervertidos
sexuales. No son los creadores de las personas y no son los gobernantes

236
soberanos del universo de los depredadores. Aquí hay genuina autonomía;
Los depredadores no dependen de ninguna manera de la policía para su
existencia o su naturaleza. Ware parece olvidar por el momento que, según
el calvinismo, al cual se suscribe plenamente, Dios es el creador de todo,
incluida toda naturaleza. El calvinismo rechaza radicalmente la autonomía
de la criatura. Parece que es compatible con el calvinismo decir que una
cierta naturaleza inclinada hacia el mal puede existir sin que Dios sea su
fuente. (Sólo el libre albedrío libertario puede realmente explicar cómo
una buena naturaleza se vuelve mala sin que Dios sea responsable de eso.
Pero el calvinismo de Ware rechaza el libre albedrío libertario).
En segundo lugar, y estrechamente relacionado con la primera objeción,
para que la analogía funcione, tendría que imaginar que la policía no solo
atrae a una persona desconocida a una casa en línea. Tendría que imaginar
que la policía también está preparando a la persona para que se conecte en
línea buscando un menor con quien tener relaciones sexuales. Y tendrías
que seguir retrocediendo para mantener funcionando la analogía entre
Dios y la policía. La policía tendría que manipular de alguna manera al
depredador potencial para tener pensamientos, sentimientos y deseos
anormales. Después de todo, Ware no cree que Dios
simplemente "encuentre " a una persona como Adán y luego use su
naturaleza retorcida que ya existe independientemente y que
inevitablemente surgirá como una inclinación rebelde. Dios es el Creador
de Adán ; todo acerca de Adán es Dios la creacion Decir lo contrario es
introducir un elemento de autonomía de criatura descartado por el fuerte
relato del calvinismo sobre la soberanía de Dios .
Tercero, en una trampa policial como Para atrapar a un depredador, la
policía nunca permite que el depredador dañe a alguien . Solo les
permiten ir tan lejos en esa dirección. Si la policía, o los agentes
del programa de televisión bajo la vigilancia de la policía, alguna vez
permitieron que la persona dañara a un menor, ellos mismos serían
responsables de cargos criminales.
La principal objeción al uso de Ware del conocimiento medio como
herramienta para explicar la soberanía de Dios sobre el mal es que
convierte a Dios en un maestro manipulador que hace que el pecado y el
mal sean ciertos. En su opinión, Adán se encontraba en una situación

237
precaria en la que Dios sabía con seguridad que caería. No importa si cayó
voluntariamente o no; no se habría caído si Dios no lo hubiera colocado
en esa situación específica con el propósito de asegurar que él peca.
No importa cuán inflexiblemente diga lo contrario, Ware todavía hace
a Dios el autor del pecado y del mal. Incluso si de alguna manera pudiera
explicar a nuestra satisfacción cómo, en un sentido puramente legal, Dios
no era responsable por el pecado real y Adán solo (lo cual dudo que sea
posible), todavía habría

El problema de la intencionalidad de Dios al dar certeza al pecado. ¿Por qué


un Dios bueno, un Dios de amor perfecto, querría que el pecado sea seguro
incluso de una manera tan indirecta (pero manipuladora)? La explicación de
que la intención de Dios es buena para dar seguridad al mal simplemente
no convence por razones ya explicadas, especialmente cuando el sufrimiento
eterno en el infierno espera a aquellos que Dios manipuló para pecar.

En resumen, entonces, muchas de las defensas estándar del calvinismo,


cuando se las investiga profundamente, revelan una confianza
perturbadora en las nociones de la soberanía de Dios que lo convierten en
el último autor del pecado y el mal. A pesar de sus intenciones, no logran
sacar a Dios del gancho, por así decirlo, por el mal. Es decir, no rescatan la
reputación de Dios de los efectos corrosivos del determinismo divino.

238
APÉNDICE 2
RESPUESTAS A LAS RECLAMACIONES
CALVINISTAS

1. Cualquier otro punto de vista de la soberanía de Dios que no sea


el calvinismo disminuye la gloria de Dios; solo las “doctrinas de la
gracia” honran y defienden plenamente la gloria de Dios.
Todo depende de lo que significa "la gloria de Dios". Si significa poder,
entonces quizás esto sea correcto. Pero el poder no es glorioso, excepto
cuando es guiado por la bondad y el amor. Hitler era poderoso pero
obviamente no glorioso. Jesucristo reveló a Dios como "nuestro Padre " y,
por lo tanto, como bueno y amoroso. De hecho, el calvinismo elevado
(TULIP), erróneamente etiquetado como "las doctrinas de la gracia " por
los calvinistas, disminuye la gloria de Dios al describirlo como malicioso
y arbitrario. Además, si el calvinismo es correcto, nada puede "disminuir
la gloria de Dios " porque Dios ordenó todo para su gloria.
2. Las teologías no calvinistas de la salvación, como el arminianismo,
hacen que la salvación dependa de las buenas obras porque
la decisión del pecador de aceptar a Cristo se convierte en el factor
decisivo de su salvación.
Parece más bien que el calvinismo hace que la salvación dependa de las
buenas obras o algo bueno acerca de las personas elegidas para la salvación,
o si no, ¿cómo los elige Dios de la masa de personas destinadas al infierno?
Ya sea algo que Dios ve en ellos, o de lo contrario la elección de Dios de
ellos es arbitraria y caprichosa. Además, la teología arminiana no hace que
la salvación dependa de las buenas obras; Toda la "obra " de la salvación es
de Dios. El pecador está capacitado para arrepentirse y creer por la gracia
preveniente de Dios y la decisión de aceptar la salvación de Dios no es una
buena obra; es simplemente aceptar el don de la gracia. En ningún caso está
aceptando un regalo considerado "el factor decisivo " en su posesión.

239
3. Solo el calvinismo puede explicar cómo Dios vio que Cristo moriría
en su muerte expiatoria en la cruz. A menos que Dios haya preordenado
que ciertos hombres pecaminosos lo crucificarían, Dios no podría haberlo
asegurado.
Esto es totalmente innecesario suponer. Seguramente Dios en su
sabiduría y poder puede asegurar que cierto Evento ocurra sin manipular
a ciertas personas al pecado. Sí, Dios preordenó la cruz de Cristo, pero no
causó que ciertos hombres (o "se encarguen de que lo hicieran”)
pecarían. Una alternativa es que, en el momento adecuado, Jesucristo entró
en Jerusalén en la “entrada triunfal”, sabiendo que provocaría su
crucifixión. No había necesidad de manipular a ciertos individuos para
pecar.
4. A menos que el calvinismo sea verdadero, no podemos confiar en
que la Biblia esté sin error. Solo si Dios anula el libre albedrío del
autor, la Biblia puede ser la Palabra de Dios.
Ni el arminianismo ni otras teologías cristianas no calvinistas dicen que
Dios nunca anula el libre albedrío de una persona. Lo que dicen es que
Dios nunca preordena o impone cierto pecado o la opción de aceptar la
gracia de Dios. Dios presiona a las personas para que hagan el bien,
incluso para recibir a Cristo, pero nunca influye en el mal ni anula el libre
albedrío en el asunto de la salvación.

5. Solo el calvinismo puede dar cuenta de la soberanía de Dios sobre


la naturaleza y la historia; a menos que Dios preordene y controle cada
Evento, hasta el soplo más pequeño de la existencia y hasta cada
pensamiento e intención de la mente y el corazón, Dios no puede ser
soberano.
Esto no es lo que significa “soberanía” en ningún contexto humano. Un
soberano humano está a cargo pero no controla lo que sucede en su reino.
Dios puede dirigir el curso de la naturaleza y la historia hacia su objetivo
previsto y asegurar que lo alcancen sin controlarlo todo. Dios es como el
maestro de ajedrez que sabe cómo responder a cada movimiento que hace
su oponente. No hay peligro de que la voluntad última de Dios no se haga.
De hecho, el calvinismo no puede explicar la oración del Señor que nos
enseña a orar: "Hágase su voluntad en la tierra como en el cielo " , lo que

240
implica que la voluntad de Dios no se está haciendo en la tierra. Según el
calvinismo, lo es!
6. Solo el calvinismo puede explicar pasajes como Romanos 9, que
dice que Dios muestra misericordia a quien mostrará misericordia.
Extraído del contexto de todo el libro de Romanos, el capítulo 9 puede
parecer un problema para creer en el libre albedrío. Sin embargo, la
interpretación calvinista, que enseña la elección incondicional e incluso
arbitraria de Dios de individuos para salvar y otros individuos para
maldecir, nunca se supo antes de San Agustín en el siglo quinto. Todos los
padres de la iglesia griega lo interpretaron de manera diferente. Una
interpretación alternativa perfectamente sólida dice que Romanos 9 no se
refiere a individuos o salvación personal, sino a grupos y al servicio. Dios
es soberano al elegir a Israel y luego a la iglesia gentil para que desempeñe
sus respectivos papeles en su plan de redención.
7. La teología reformada, el calvinismo, es la única base sólida para
la teología cristiana bíblica y conservadora. Todos los otros enfoques,
como el arminianismo, una teología centrada en el hombre, conducen
inevitablemente a la teología liberal.
El arminianismo no es una “teología centrada en el hombre” sino una
teología centrada en Dios. Es impulsado en su totalidad y exclusivamente
por una visión de la bondad y el amor incondicionales de Dios. La única
razón principal por la que los arminianos y otros no calvinistas creen en el
libre albedrío es preservar y proteger a Dios La bondad para no convertirlo
en el autor del pecado y del mal. El calvinismo hace que sea difícil
reconocer la diferencia entre Dios y el diablo, excepto que el diablo quiere
que todos vayan al infierno y Dios quiere que muchos vayan al infierno.
La teología arminiana no conduce a la teología liberal. En todo caso, el
calvinismo hace eso. ¡Friedrich Schleiermacher, el padre de la teología
liberal moderna, era un calvinista! Ni siquiera consideró el arminianismo;
Se movió desde el calvinismo elevado y conservador al universalismo
mientras se aferraba a Dios. La meticulosa providencia incluso sobre el
mal. La mayoría de los teólogos liberales del siglo XIX fueron antiguos
calvinistas que llegaron a aborrecer su visión de Dios y desarrollaron la
teología liberal sin ninguna ayuda del arminianismo clásico. El
arminianismo clásico ha sido preservado por muchos fundamentalistas,

241
santos y cristianos pentecostales, y por los bautistas de libre albedrío,
ninguno de los cuales puede considerarse liberal.
8. Dios tiene el derecho de hacer lo que quiera con sus criaturas y
especialmente con los pecadores que todos merecen condenación. Su
bondad se muestra en su misericordioso rescate de algunos pecadores; No
le debe nada a nadie. Aquellos por los que pasa merecen el infierno.
Si bien puede ser cierto que todo el mundo merece el infierno, aunque
incluso muchos calvinistas dudan en decir lo mismo de los niños, Dios es
un Dios de amor que realmente quiere que todos los hombres sean salvos,
como el Nuevo Testamento testifica claramente en 1 Timoteo 2: 4: “ que
quiere que todas las personas se salven y lleguen a un conocimiento de la
verdad. "No hay forma de evitar el hecho de que " todas las
personas "significa cada persona sin excepción. El tema no es la justicia
sino el amor. Un Dios que podría salvar a todos porque él siempre salva
incondicionalmente, pero elige solo que algunos no serían un Dios bueno
o amoroso. Ciertamente no sería el Dios de 1 Timoteo 2: 4 y pasajes
similares.

9. Si Dios conoce de antemano todo lo que sucederá en el mundo que


él va a crear, incluyendo la Caída y todas sus consecuencias, es lo
mismo que preordenar todo, incluyendo el pecado y el mal.
Dios lo sabe de antemano porque algo va a pasar; Él no lo sabe de
antemano porque predomina. En otras palabras, de acuerdo con las
Escrituras, la tradición y la razón, el pecado de Adán es lo que hizo que
Dios lo supiera de antemano. Dios no imaginó el pecado de Adán y luego
decidió crear el mundo en el que Adán pecaría. La diferencia radica en la
intencionalidad de Dios. El calvinista debe creer que Dios quiso que Adán
pecara y lo volvió seguro, haciendo de Dios el autor del pecado. Los
arminianos y otros no calvinistas creen que Dios nunca tuvo la intención
de que Adán pecara aunque sabía que eso sucedería. No fue su
voluntad. El calvinismo hace que sea la voluntad de Dios.
10. Las teologías no calvinistas socavan la seguridad y la confianza de
la salvación porque la hacen dependiente de las decisiones humanas. Solo
el calvinismo proporciona consuelo y seguridad porque dice que todo es
de Dios , incluidos los dones del arrepentimiento y la fe .

242
En realidad, el calvinismo socava el confort y la seguridad al hacer que
Dios sea arbitrario y moralmente ambiguo. Un Dios que predestine a
muchas personas al infierno cuando podría salvarlos porque su elección de
salvar es siempre incondicional no es confiable. Además, ¿cómo puede la
gente saber con seguridad de su elección? Muchos calvinistas han dudado
de su elección. Los calvinistas hablan de "signos de gracia " que prueban
que alguien es elegido, pero ¿qué sucede si una persona no está segura de
que está mostrando suficientes signos de gracia? El calvinismo no
proporciona más consuelo y seguridad que el arminianismo y otras
teologías no calvinistas que aseguran a las personas que son salvas si
confían solo en Cristo.
11. Las teologías no calvinistas como el arminianismo creen en algo
que es imposible: el libre albedrío libertario: la creencia de que las
decisiones y acciones libres simplemente vienen de la nada. El calvinismo
y algunas otras teologías, así como muchos filósofos, saben que el "libre
albedrío " simplemente significa hacer lo que uno quiere hacer y las
personas siempre están controladas por sus motivos más fuertes, por lo
que ser capaz de hacer lo contrario, el libre albedrío libertario, es una
ilusión.
Si el “libre albedrío” solo significa hacer lo que usted quiere hacer
aunque no pueda hacerlo de otra manera, ¿cómo es responsable alguien
por lo que hace? Si un asesino, por ejemplo, no hubiera podido hacer otra
cosa que no fuera un asesinato, entonces un juez o un jurado deberían
declararlo inocente, tal vez debido a la locura. La responsabilidad moral,
la responsabilidad y la culpa dependen de la capacidad para hacer lo
contrario: la libertad libertaria. La visión calvinista del “libre albedrío”
no es realmente libre albedrío.
Además, si no existe el libre albedrío libertario, entonces Dios tampoco
lo tiene, y eso hace que la creación de Dios en el mundo sea necesaria y
no elegida libremente, en cuyo caso no es por gracia sino por necesidad. La
visión calvinista del “libre albedrío” le roba a Dios y a las personas la
capacidad de hacer lo contrario que ellos y, por lo tanto, hace que sus
decisiones y acciones no sean loables ni loables. Lo que es simplemente
es, y lo que será, será. Eso va en contra de todos nuestros instintos e
intuiciones sobre la responsabilidad moral y la libertad trascendente
de Dios para crear o no crear.

243
NOTAS

Capítulo uno: Introducción: ¿Por qué este libro ahora?


1. Collin Hansen, joven, inquieto, reformado: El viaje de un
periodista con los nuevos calvinistas (Wheaton, IL: Crossway, 2008).
2. John Piper, Dios que desea: confesiones de un hedonista
cristiano (Portland, OR: Multnomah, 1986).
3. Hansen, joven, inquieto, reformado , 15.

4. Ibid., 21.

5. Ibid., 20 –21. Lo que constituye exactamente “sentirse bien


teología ” no siempre es fácil de decir, pero muchos de los nuevos calvinistas
(¡y otros, incluido este autor no calvinista!) Lo ven manifestado en la
predicación popular y en la publicación que promociona el cristianismo
como el camino hacia la autoestima. Actualización y éxito si no prosperidad
material.
6. vea Christian smith y Melinda Lundquist Denton, "Interpretación
resumida: Deísmo terapéutico " , en Búsqueda de almas: Las vidas
religiosas y espirituales de los adolescentes estadounidenses (Nueva York:
Oxford Univ. Press, 2005), 102–71.

7. Loraine Boettner, La Doctrina Reformada de la


Predestinación (Grand Rapids: Eerdmans, 1948).

8. Ibid., 7.

9. Ibid., 248.

10. RC Sproul, ¿Qué es la teología reformada? (Grand Rapids: Baker,


1987); Idem, elegido por Dios (Wheaton, IL: Tyndale, 1988).
11. Michael Horton, Cristianismo sin Cristo: El Evangelio Alternativo
de la Iglesia Americana (Grand Rapids: Baker, 2008).
12. Robert W. Jenson, teólogo de Estados Unidos : una
recomendación de Jonathan Edwards (Nueva York y Oxford: Oxford Univ.
Press, 1988).
13. Mi conocimiento de este episodio y desarrollo en la carrera
de Piper proviene de una larga conversación con uno de los profesores del
seminario de Piper , Lewis Smedes (1921–2002 ). Smedes era algo
calvinista, pero al final de su vida se apartó del calvinismo elevado (el
sistema TULIP) y me confesó que abrazaba el teísmo abierto: la opinión de
que Dios se limita a sí mismo para no conocer el futuro de manera exhaustiva
e infalible. . Sin embargo, como uno de los mentores de Piper en el
Seminario Fuller años antes, Smedes recordó recomendar que Piper se
enfrentara a Edwards y se sumergiera en su teología. Su mensaje para mí fue
que, en su opinión, ¡Piper se tomó la tarea demasiado en serio!

14. J. Todd Billings, " ¿El regreso de Calvin ? The Irresistible


Reformer, ” Christian Century (1 de diciembre de 2009), 22–25.
15. John Piper, “Por qué no digo, 'Dios no causó la calamidad, pero
puede usarla para el
bien. ' ' Www.desiringgod.org/Resourcelibrary/TasteAndsee/ByDate/2001/11
81_Why_I_Do_not_say_God_D

16. He escrito un libro completo sobre la teología arminiana, una


tradición a menudo tergiversada por los críticos calvinistas como centrada en
el hombre (entre otras cosas): Teología arminiana: mitos y
realidades (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 2006). Allí demuestro
que la mayoría de las críticas a la teología evangélica no calvinista de los
calvinistas (y quizás algunas otras) son falsas.
17. Hansen, joven, inquieto, reformado , 19.

18. A lo largo de este libro, usaré la frase "hecho cierto " para describir
lo que creen los calvinistas de alto rango sobre el papel de Dios en el pecado
y el mal. Pocos calvinistas altos dirán que Dios causó el Holocausto, pero
dirán que Dios lo ordenó previamente y (para usar la terminología de John
Piper ) se aseguró de que sucediera. El "hecho seguro " es una manera de
evitar el lenguaje causal porque los calvinistas se sienten incómodos con eso,
mientras que al mismo tiempo expresan lo que se debe creer dentro de una
alta visión calvinista de la providencia.
Capítulo dos: ¿De quién es el calvinismo? ¿Qué teología
reformada?
1. Ver, por ejemplo, Caspar Nervig, Christian Truth and Religious
Delusions (Minneapolis, MN: Augsburg, 1941). El libro de Nervig fue
durante años un texto ampliamente utilizado por los luteranos sobre los
pros y los contras de las denominaciones; enumera y describe bajo "Las
iglesias reformadas " iglesias llamadas Reformadas, Presbiterianas,
Congregacionales, Episcopales Protestantes (y sus vástagos), Metodistas
y Bautistas. Muchos conservadores reformados y calvinistas se
sorprenderían al encontrar metodistas y bautistas agrupados en su
categoría de reformados. Los metodistas, por ejemplo, siguiendo a John
Wesley, rechazan el sistema TULIP.

2. www.warc.ch .

3. www.warc.ch/who/mc.html

4. Presumiblemente, este seguirá siendo el caso con el WCRC


aunque, en el momento en que se está escribiendo, su sitio web no ofrece
tal lista de criterios. El sitio web del WCRC es www.wcrc.ch/ .
5. Alan PF vende, El gran debate: calvinismo, arminianismo y
salvación (Grand Rapids: Baker, 1982), 21.
6. Ibid., 23.

7. Ibid., 22.

8. Ibid., 23.

9. Venta de Alan PF, Doctrine and Devotion (Nueva York: Ragged


edge Press, 2000). Los tres volúmenes son Dios nuestro Padre, Cristo
nuestro Salvador y El Espíritu nuestra vida.
10. Ver mi teología arminiana: mitos y realidades . Este es un tema que
corre a lo largo del libro. El tema es el llamado pelagianismo, la teología
condenada tanto por católicos como por protestantes que las personas
humanas inician y contribuyen a su propia salvación. He demostrado de
manera concluyente que la teología arminiana clásica no tiene nada en común
con el pelagianismo. En cuanto a las afinidades de Sell con el arminianismo,
considérelo en The Spirit Our Life , 27: “Casi parece que la salvación es algo
que Dios está haciendo y que nuestro: regenera, tenemos fe. ¿Es la salvación
un esfuerzo cooperativo en el que Dios juega su papel y nosotros jugamos el
nuestro? Sí, excepto que solo podemos desempeñar nuestro papel como Dios
nos permite. ”
11. vea especialmente la teología sistemática magisterial
de Berkhof Fe cristiana: Introducción al estudio de la fe (Grand Rapids:
Eerdmans, 1991), donde presenta una teología reformada radicalmente
revisada que prácticamente cualquier arminiano podría adoptar.

12. James Daane, La libertad de Dios: un estudio sobre la elección


y el púlpito (Grand Rapids: Eerdmans,

1973).

13. Adrio König, ¡ Aquí estoy! Reflexión de un creyente sobre


Dios (Grand Rapids: Eerdmans, 1982).

14. Donald K. McKim, La Enciclopedia de la Fe


Reformada (Louisville, KY: Westminster John Knox, 1992); idem, El
Manual de Westminster para la Teología Reformada (Louisville, KY:
Westminster John Knox, 2001); Idem, Introducción a la fe
reformada (Louisville, KY: Westminster John Knox, 2001).
15. McKim, Introducción a la fe reformada , xiii.

16. Ibid., X v.

17. Ibid., 2.

18. Ibídem.

19. Ibid., 7.

20. Ibid., 8.
21. Ibid., 7.

22. Ibid., 51 –52.

23. Ibid., 52.

24. Ibid., 124.

25. Ibid., 183.

26. RC Sproul, ¿Qué es la teología reformada? Comprendiendo


lo básico (Grand Rapids: Baker,

1997), 27.

27. Ibid., 141.

28. Richard J. Mouw, Calvinismo en el Aeropuerto de Las


Vegas (Grand Rapids: Zondervan, 2004).

29. Ibid., 14.

30. Ibid., 15.

31. Ibid., 39 –40.

Capítulo tres: Calvinismo simple: el sistema TULIP


1. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 23.

2. Ibid., 24.

3. John Calvin, Institutos de la Religión Cristiana , Biblioteca


de Clásicos Cristianos 20 –21; ed. John T. Mcniell; trans. Ford Lewis
Battles (Filadelfia: Westminster, 1959), 1.16.9 (p. 210).
4. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 16.
5. Ibid., 14.

6. Calvin, Institutes , 1.18.1 (pp. 228 –29).

7. Edwin H. Palmer, Los cinco puntos del calvinismo (Grand


Rapids: Baker, 1972).

8. David N. Steele y Curtis C. Thomas, Los cinco puntos del


calvinismo: definidos, defendidos y documentados (Nutley, nJ:
Presbiteriano y reformado, 1963).
9. H. Henry Meeter, Las ideas básicas del calvinismo (Grand
Rapids: Baker, 1990).

10. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 59.

11. Ibid., 63.

12. Ibid., 62. Esta es una cita de la Confesión de Fe de


Westminster.

13. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 72.

14. Ibid., 63.

15. Ibid., 72. He discutido esto en Teología de Armin: Mitos y


realidades , 137 –57.

16. Calvin, Institutos , 2.1.9 (p. 253).

17. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 120.

18. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 77.

19. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 123.

20. Calvin, Institutes 2.2.13 –14 (pp. 271 –74).


21. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 120.

22. Ibid., 83.

23. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 102.

24. Ibid., 104.

25. Ibid., 105.

26. Calvin, Institutos 3.21.7 (p. 937).

27. Ibid., 3.27.1 (p. 947).

28. Ibid., 3.28.7 (p. 955). La frase real que Calvin usó en el
original fue "decretum horribile". "Es traducido por Batallas como " el
decreto es realmente terrible. ”
29. Sproul, elegido por Dios , 137.

30. Ibid., 141.

31. Ibid., 142.

32. Ibid., 142 –43.

33. Sproul, elegido por Dios , 143.

34. John Piper, Los placeres de Dios (Portland, OR: Multnomah,


1991), 132.

35. Ibid., 144.

36. Aquí me gustaría señalar que algunos luteranos creen en la elección


incondicional, pero la mayoría no cree en un decreto de reprobación. Esto
es lo que los calvinistas consistentes, de todos modos, encuentran
lógicamente imposible. Entonces, no solo los calvinistas creen en la
elección incondicional, sino que aparentemente solo los calvinistas creen
en un decreto de reprobación.
37. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 98 –
101.

38. Ibid., 117.

39. Ibid., 152.

40. a algunos calvinistas les gusta decir que los puntos de vista no
calvinistas de la expiación, como la expiación universal (que Dios quiso que
los beneficios de la cruz sean para todos) disminuyen el poder y la gloria de
la cruz al hacer que solo sea la creación de la posibilidad de la salvación y
no que la realización real de la salvación. John Piper ha dicho públicamente
que la cruz en realidad logró la salvación de los elegidos. ( “¿Por quién murió
Cristo? ¿Y qué logró realmente Cristo en el

Cruz para aquellos por quienes


murió? ”): Www.monergism.com/thethreshold/articles/piper/piper_atone
ment.html 2/26/2009.) El problema Con esto es bastante obvio y se tratará
más adelante. Solo para insinuarlo: si la muerte de Cristo realmente logró
la salvación para alguien, entonces esa persona no tendría que
arrepentirse y creer para ser salvada, e incluso los calvinistas creen que
la salvación real incluso de los elegidos "sucede " no en la cruz sino
cuando Dios imparte fe a esa persona

41. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 157.

42. Piper, “¿Por quién murió Cristo? ”De nuevo, esto plantea algunas
dificultades. No todos los calvinistas dirán que la cruz en realidad salva a
nadie hasta que Dios crea fe en el corazón de la persona elegida y le imputa
el beneficio salvador de la cruz de Cristo . Piper parece estar confundido
en este punto. O tal vez no. Sin embargo, sus palabras son confusas.
43. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 177.

44. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 160.


45. Piper, “¿Por quién murió Cristo? ”

46. Piper, Los placeres de Dios , 148.

47. Ibid., 144 –46.

48. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 163.

49. Sproul, elegido por Dios , 123.

50. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 177.

51. Ibid., 178.

52. Calvin, Institutos 3.22.7 (p. 941).

53. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? , 188.

54. Ibid., 191.

55. Ibídem.

56. vea "Declaración de los sentimientos de Arminio " en Las obras


de James Arminio (traducción, James Nichols; Grand Rapids: Baker,
1996), 1: 667.

57. Sproul, elegido por Dios , 173.

58. Augustus Hopkins Strong, Teología sistemática (Valley


Forge, PA: Judson, 1907), 772.

59. Millard Erickson, Teología cristiana (Grand Rapids: Baker,


1984), 2: 835.

60. Daane, La Libertad de Dios , 138.


61. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 129.

62. Sproul, Elegido por Dios , 142 –43.

63. Ibid., 27.

64. Ibid., 31.

65. Ibídem.

66. Paul Helm, La Providencia de Dios (Downers grove, IL:


InterVarsity Press, 1994), 22.

67. Ibid., 172.

68. Vincent Cheung, “El autor del


pecado. ” Www.vincentcheung.com/2005/05/31/the-author-of-sin/ .

69. Ibídem.

70. “Entrevista con John Frame sobre el problema del


mal. ” Http://thegospelcoalition.org/blogs/justintaylor/2008/08/20/interview
-with-john-frame-on-problem- of / .

71. Esto se encuentra en el sermón mencionado anteriormente "Por


qué no digo: 'Dios no causó la calamidad ' ... ”
72. John Piper, “Dios centrado en Dios ” , predicó un sermón en la
conferencia Passion (nashville, Tn; 2 al 5 de enero de 2005).
73. Herman Hoeksema, dogmáticos reformados (Jenison, MI:
Reformed Free Publishing Association, repr. 1985).
74. Anthony Hoekema, Salvado por Gracia (Grand Rapids:
Eerdmans, 1989), 72.

75. Ibid., 73.

76. Ibídem.
77. Daane, La Libertad de Dios , 24.

78. Konig, aquí estoy! 198 –99.

79. Creo que no se necesita un análisis estadístico porque el fenómeno


es aceptado universalmente por quienes enseñan estudios bíblicos y
teológicos en colegios y universidades cristianas. Pocos estudiantes conocen
algún himno, y los himnos fueron una de las formas en que la fe cristiana se
transmitió de generación en generación. La música cristiana contemporánea
es notoriamente superficial cuando se trata de doctrina y teología (con
algunas excepciones, por supuesto). Me he encontrado con estudiantes
criados en hogares e iglesias cristianas e incluso niños de pastores y
misioneros que afirmaron que nunca habían oído hablar de la resurrección
del cuerpo como una creencia cristiana. Pocos pueden dar siquiera una
expresión superficial de la Trinidad o la deidad y la humanidad de Jesucristo
más allá de las consignas religiosas populares, como que Jesús era "Dios en
piel humana " —Una expresión popular de la antigua herejía del
apolinarismo.

80. El título de su libro publicado en 2008 por Baker.

81. Piper, “¿Por quién murió Cristo? ”

82. Cuando me puse en contacto con Piper sobre esta cita, señaló
que en el sermón no dijo

Arminianos qué dice esto acerca de la expiación y la salvación sino sólo


que hay que decir esto. Dejaré que los lectores decidan qué pensarán la
mayoría de sus oyentes y lectores. Conozco a algunos que pensaron que
quería decir que esto es en realidad teología arminiana. En mi opinión , la
declaración de Piper aquí y las declaraciones de muchos calvinistas sobre
el arminianismo violan una regla básica del debate civil que siempre debe
guiar no solo a los cristianos sino a todas las personas serias: siempre
describa la opinión de sus oponentes como lo describen, y si lo son los
acusará de llevar a una conclusión que en realidad no aceptan, dicen que
en realidad no lo aceptan. Me parece que en este sermón, Piper hace lo que
muchos calvinistas hacen con el arminianismo. - Descríbalo de la manera
más generosa al atribuirle las conclusiones consideradas lógicamente
necesarias pero no aceptadas por sus seguidores. No me opongo a
argumentar en contra de una teología porque necesariamente lleva a algún
lugar considerado malo. Así es como atacaré el calvinismo. Pero me
opongo a atribuir a los partidarios de una teología ciertas creencias que
rechazan explícitamente. Eso es injusto en el mejor de los casos y
deshonesto en el peor.
83. Dos exposiciones importantes de la teología arminiana que también
se pueden leer son Thomas Oden, El poder transformador de la
gracia (Nashville, TN: Abingdon, 1993) y Robert E. Picirilli, Gracia, Fe,
Libre albedrío (Nashville, TN: Randall, 2002) .

84. Esta ecuación se puede encontrar en muchas páginas de las obras


publicadas de Sproul , como ¿Qué es la teología reformada? 145, 149.
Sproul sí reconoce la creencia arminiana en la gracia preveniente, pero luego
tergiversa el punto de vista arminiano cuando pregunta a los arminianos: “Si
la carne puede, por sí misma, inclinarse a la gracia, ¿dónde está la necesidad
de la gracia? ”(188). Ningún verdadero arminiano dice que la carne (el ser
humano natural y caído) puede inclinarse a la gracia; 83. tal
inclinación siempre viene del Espíritu Santo. La diferencia entre esto y el
calvinismo es que, de acuerdo con el arminianismo, esta obra del Espíritu
Santo llamada gracia preveniente es resistible (¡porque Dios elige permitir
que sea resistida!).
85. vea el conjunto multivolumen de Berkouwer con los estudios de
títulos de la serie general en Dogmatics, publicado por Eerdmans.

Capítulo cuatro: Sí a la soberanía de Dios ; No al determinismo


divino
1. Ulrich Zwingli, En Providence y otros ensayos , eds. Samuel
Jackson y William John Hinke (Durham, nC: laberinto, 1983), 137.
2. Ibid., 157.

3. Calvin, Institutes 1.16.9 (pp. 208 –9).

4. Ibid., 1.16.7 (p. 206).


5. Ibid., 1.18.2 (p. 232).

6. Jonathan Edwards, La gran doctrina cristiana del pecado original ,


ed. Clyde A. Holbrook (New Haven, CT: Yale Univ. Press, 1970), 402.
7. Jonathan Edwards, Libertad de la Voluntad , en The Works of
Jonathan Edwards (New Haven, CT: Yale Univ. Press, 1957), 1: 431.
8. Ibid., 434.

9. Ibid., 395.

10. Ibid., 377.

11. Ibid., 380.

12. ver John W. Cooper, Panentheism: El otro dios de los


filósofos (Grand Rapids: Baker,

2006). Cooper explica bien por qué el panentismo se considera herético


según los estándares doctrinales ortodoxos y argumenta que la visión
de Edwards de la relación entre Dios y el mundo es panentea (77).

13. Edwards, pecado original , 384.

14. Ibid., 393.

15. Edwards, Libertad de la Voluntad , 411-12.

16. Ibid., 399.

17. Sproul, elegido por Dios , 59.

18. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 191.

19. vea la Enciclopedia de Filosofía de


Stanford ( http://plato.stanford.edu/ ).
20. Sproul, elegido por Dios , 25. El pasaje de la Confesión de Fe de
Westminster a que se refiere Sproul como un requisito para no ser un "ateo
convencido " es que "Dios desde la eternidad lo hizo, por el consejo más
sabio y santo" De su propia voluntad, libremente, e inmutablemente,
ordene lo que sea que suceda. ”
21. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 27.

22. Sproul, Elegido por Dios , 14 –15.

23. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 141.

24. Ibid., 172.

25. Ibid .

26. Ibídem.

27. Ibid., 173.

28. Ibídem.

29. Sproul, elegido por Dios , 97.

30. Ibid., 98.

31. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 133.

32. Ibid., 132.

33. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 24.

34. Ibid., 30.

35. Ibid., 38.

36. Helm, La Providencia de Dios , 22.


37. Ibid., 104.

38. Ibid., 133.

39. Ibid., 171.

40. Ibid., 167.

41. John Piper, “¿Hay dos testamentos en Dios? ” En Still Sovereign:


Contemporary Perspectives on Election, Foreknowledge, and Grace , eds.,
Thomas R. Schreiner y Bruce Ware (Grand Rapids: Baker, 2000), 123.

42. Ibid., 109.

43. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 251.

44. Ibid., 243.

45. Ibid., 229.

46. Craig R. Brown, Los cinco dilemas del calvinismo (orlando,


Fl: Ligonier, 2007), 45 –58.

47. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 40.

48. ver, por ejemplo, Brown, Los Cinco Dilemas del


Calvinismo , 43–44.

49. Esto no pretende ser una explicación exhaustiva de la existencia del


pecado y el mal en el mundo de Dios ; Aquí solo me estoy refiriendo a las dos
historias bíblicas a las que los calvinistas a menudo apuntan a demostrar su
visión de la soberanía de Dios incluso en los actos de personas
pecaminosas. Afirmo, con la mayoría de los no calvinistas, que Dios a menudo
simplemente permite el pecado para preservar el libre albedrío de la gente
porque Dios no quiere tener robots sino agentes moralmente libres que eligen
amarlo y servirlo libremente o no.
50. Jerry Walls, "La defensa del libre albedrío, el calvinismo, Wesley y
la bondad de Dios " , Christian Scholar 's Review 13/1 (1983): 29.
51. Ibid., 32.

52. David Bentley Hart, Las puertas del mar: ¿Dónde estaba Dios en
el tsunami? (Grand Rapids: Eerdmans, 2005).
53. Ibid., 89.

54. Ibid., 91.

55. Ibid., 99.

56. Jerry Walls y Joseph Dongell, por qué no soy calvinista (Downers
grove, IL: InterVarsity Press, 2004), 125.
57. Ibid., 126.

58. Ibídem.

59. Ibid., 98 –99.

60. Ibid., 129.

61. Ibid., 130.

62. Ibid., 131.

63. Ibid., 132.

64. Ibid., 133.

65. John Piper, La sonrisa oculta de Dios (Wheaton, IL:


Crossway, 2001).

66. Ibid., 67 –69.

67. Ibid., 89.


68. Ibid., 102.

69. Ibid., 108.

70. Hart, Las puertas del mar , 99.

71. Ibid., 100.

72. Ibídem.

73. Calvin, Institutes 1.16.2 (pp. 198 –99).

74. Hart, Las puertas del mar , 101.

75. Piper, La sonrisa oculta de Dios , 8.

76. Daane, La libertad de Dios , 81. Por supuesto, los calvinistas a


menudo apuntan a pasajes de las Escrituras que parecen retratar a Dios como
monstruoso. Cité algunos de estos pasajes del Antiguo Testamento cerca del
comienzo de este libro. Daane, y la mayoría de los críticos del calvinismo,
creen que el carácter de Dios se revela perfectamente en Jesucristo y que
debemos interpretar otras descripciones de Dios de esa manera. Jesús estaba
realmente afligido por el pecado y el mal y buscó claramente aliviar el
sufrimiento. Los calvinistas a menudo acusan a los no calvinistas de no tomar
las Escrituras lo suficientemente en serio. ¡Lo que quieren decir es que se
toman los "textos de terror " del Antiguo Testamento más en serio que a
Jesús! Al menos así es como la mayoría de los no calvinistas lo ven.
77. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 24.

78. Helm, La Providencia de Dios , 138.

79. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 37.

80. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 234.

81. John E. Smith, “Dios el autor del pecado, ” Introducción a


Edwards ' El Gran Cristiana Doctrina del Pecado Original , de 64 años.
82. Edwards, Libertad de la Voluntad , 377.
83. Bruce A. Little, "el mal y la soberanía
de Dios ", en Quienquiera que quiera: una crítica bíblica-teológica del
calvinismo de cinco puntos , eds. David l. Allen y Steve W. lemke
(nashville, Tn: Broadman

Y Holman, 2010), 283.

84. poco, “el mal y la soberanía de Dios ”, 290.

85. Jeremy A. Evans, "Reflexiones sobre el determinismo y la


libertad humana " , quien quiera , 266.

86. Calvin, Institutos 1.17.5 (p. 216).

87. Ibid., P. 217.

88. Ibídem.

89. Recuerda la cita anterior de los Institutos de que Dios "obliga


a los impíos a la obediencia. ”

90. Edwards, Libertad de la Voluntad , 404.

91. Ibídem.

92. Ibid., 411 –12.

93. Edwards, pecado original , 384.

94. Smith, "Dios, el Autor del pecado " , 46.

95. Ibid., 62

96. Ibid., 52.

97. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 209.


98. Ibid., 234.

99. Ibid., 235.

100. Yelmo, la Providencia de Dios , 170 –71.

101. Ibid., 171.

102. evans, “Reflexiones sobre el determinismo y la libertad


humana ” , 263.

103. Una de las expresiones más claras y menos complicadas de este


punto de vista es la charla de Piper "La Soberanía de Dios y la
Responsabilidad Humana " , en www.youtube.com : "Elogiando a Cristo
Preguntas y Respuestas Conferencia para los Pastores Deseando a Dios 2009
4 de febrero de 2009. ”

104. Sproul, elegido por Dios , 41.

105. William G. MacDonald, "La Doctrina Bíblica de la


elección " , en La Gracia de Dios, La Voluntad del Hombre: Un Caso para
el Arminianismo , editor, Clark H. Pinnock (Grand Rapids: Zondervan,
1989), 213.
106. Piper, Los placeres de Dios , 146.

107. Stanley J. Grenz, teología para la comunidad de Dios (nashville,


Tn: Broadman y Holman, 1994), 140.
108. mi. Frank Tupper, una escandalosa providencia: La historia de
Jesús de la Compasión de Dios (Macon, GA: Mercer Univ. Press,
1995), 334–35.
109. Hendrikus Berkhof, La fe cristiana: una introducción al estudio de
la fe (Grand Rapids: Eerdmans, 1991), 146.
110. Frank E. Tupper, una providencia escandalosa ; Gregory A.
Boyd, ¿Dios tiene la culpa? (Downers grove, IL: InterVarsity Press,
2003); Jack Cottrell, Lo que dice la Biblia sobre Dios el
gobernante (Eugene, OR: Wipf & Stock, 2001).
111. Hart, Las puertas del mar , 97.

Capítulo Cinco: Sí a la Elección; No a la doble predestinación


1. Calvin, Institutos 3.24.17 (p. 985).

2. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 104.

3. Ibídem.

4. Ibid., 209.

5. Ibid., 214.

6. Ibid., 215, 217.

7. Ibid., 125.

8. Ibid., 222.

9. Ibid., 105.

10. Ibid., 108.

11. Palmer, Los cinco puntos del calvinismo , 95.

12. Ibid., 97.

13. Ibid., 101.

14. Ibid., 106.

15. Ibídem.

16. Ibid., 107.


17. Ibid., 105 –6.

18. Ibid., 85.

19. Ibid., 87.

20. Ibid., 109.

21. Sproul, elegido por Dios , 141.

22. Ibid., 142.

23. Ibídem.

24. Ibid., 145.

25. Ibid., 147 –48.

26. Daane, La Libertad de Dios , 71.

27. Algunos calvinistas pueden objetar mi redacción aquí y decir que


mientras que "elección " es incondicional, "salvación " no lo es. En otras
palabras, de acuerdo con su teología, Dios elige a las personas para ahorrar
sin tener en cuenta nada de ellas, pero las salva solo a condición de su
arrepentimiento y fe (conversión). Sin embargo, parece correcto y justo decir
que la salvación en sí también es incondicional porque Dios proporciona
incluso el arrepentimiento y la fe a los elegidos antes y aparte de cualquier
decisión o acción que tomen. En mi opinión, la distinción entre la elección a
la salvación como incondicional y la salvación misma como condicional es
una distinción sin una diferencia.

28. Helm, The Providence of God , 167. Here it would be possible and
right to get into the whole “nominalism ” versus “realism ” debate about
universals such as“goodness ” and about whether God has an eternal nature
that determines his character or simply chooses to do things, making them
automatically good because God chooses them. The vast majority of
orthodox Christians down
A través de los siglos se ha rechazado el nominalismo por buenas
razones. Lutero fue una excepción, tal vez Zwingli también. Sin embargo,
la mayoría de los calvinistas claramente no quieren ser nominalistas; creen
que Dios tiene una naturaleza y un carácter eternos e inmutables y actúa
de acuerdo con ello. Por lo tanto, decir que "todo lo que Dios hace es
automáticamente bueno, amoroso, y simplemente porque Dios lo hace " es
volver a caer en el nominalismo y en su idea de " Dios oculto" que
lo acompaña , lo que hace que Dios sea incognoscible y no confiable y
hace hablar de la verdad de Dios . Atributos morales sin sentido.
29. Steele y Thomas, Los cinco puntos del calvinismo , 31.

30. a veces Calvin suena como un nominalista, alguien que niega


que Dios tenga una naturaleza que guía o controla lo que hace. Esto
aparece cuando dice que Dios puede hacer lo que quiera, de modo que sus
acciones no necesitan ser consistentes con virtudes como la bondad, el
amor o la justicia. En otras ocasiones, sin embargo, Calvin suena como un
realista: alguien que cree que Dios tiene una naturaleza, en cuyo caso sus
objeciones a que Dios no puede ser acusado de ser injusto (o desamor)
porque todo lo que hace es automáticamente justo (o amoroso) sonar
vacío. .

31. Calvin, Institutos 3.24.17 (p. 985).

32. Ibid., 3.24.12 (p. 979).

33. Ibídem.

34. Ibid., 3.24.12 (p. 978).

35. Ibídem.

36. Ibid., 3.22.11 (p. 947).

37. Ibid., 3.23.2 (p. 949).


38. Ibid .

39. Jonathan Edwards, "La justicia de Dios en la condenación de


los pecadores " , 2.3, en Jonathan Edwards: Selecciones representativas,
con introducción, bibliografía y notas , rev. ed., Clarence H. Faust y
Thomas H. Johnson, eds. (Nueva York: Hill y Wang, 1962), 119.

40. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 79,


117.

41. Ibid., 125.

42. Ibid., 306.

43. Ibid., 97.

44. Ibídem.

45. Ibid., 83.

46. Jonathan Edwards, “pecadores en las manos de un Dios


enojado ” , en Jonathan Edwards: Representaciones representativas ,
156.
47. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 293.

48. Ibid., 295.

49. Ibídem.

50. Sproul, elegido por Dios , 31.

51. Ibídem.

52. Ibid., 33.

53. De hecho, en ¿Qué es la teología reformada? 161, Sproul


dice que Dios odia a los
reprobar.
54. Sproul, elegido por Dios , 35.

55. Ibid., 37.

56. Ibídem.

57. Ibid., 197.

58. Ibid., 195.

59. Ibid., 195 –96.

60. Ibid., 196.

61. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 156.

62. Ibid., 158.

63. John Piper, “¿Hay dos testamentos en Dios? ”108.

64. Ibid., 109.

65. Ibid., 108.

66. Piper, Los placeres de Dios , 146.

67. Ibid., 137.

68. Ibid., 148.

69. Ibid., 145.

70. Ibid., 146.


71. Piper, “¿Hay dos testamentos en Dios? "128.

72. algunos calvinistas, y sospecho que Piper es uno de ellos, sin duda
responderían a mis afirmaciones de que su doctrina de elección hace que
Dios sea arbitrario al decir que Dios tiene "razones consistentes y santas "
para sus decisiones, razones que no podemos entender. Sin embargo, esto
es sólo una frase; No nos informa de nada. Una vez que Piper y otros
calvinistas descartan cualquier cosa que Dios vea en o acerca de los
elegidos que hacen que los elija, la única alternativa que queda es la
elección arbitraria. Desafío a los calvinistas que decir lo que
Dios 's ‘razones consistentes y sagrados ’ para la elección de una persona
sobre otra vez podrían ser todo sobre la persona elegida se descarta como
causa de Dios ' s elección.

73. John Piper, “¿Hay dos testamentos en Dios? ”107.

74. GC Berkouwer, Studies in Dogmatics: Divine


Election (Grand Rapids: Eerdmans, 1960),

181.

75. Ibid., 187.

76. Ibid., 195.

77. Ibid., 198.

78. Ibid., 212.

79. Ibid., 215.

80. Ibid., 216.

81. Ibid., 238 –39.

82. Daane, La Libertad de Dios , 33.


83. Ibid., 37.

84. Ibid., 39.

85. Ibídem.

86. Ibid., 63.

87. Ibid., 86.

88. Ibid., 81.

89. Ibid., 67, 92.

90. Ibid., 149.

91. Ibid., 63 –64.

92. Ibid., 80.

93. Ibid., 114.

94. Ibid., 150.

95. Ibid., 109.

96. Ibid., 114.

97. Ibid., 139 –40.

98. John Wesley, "Free Grace " , en Las obras de John Wesley ,
vol. 3, Sermones 71 –114 (Grand Rapids: Zondervan, sf), 547.
99. John Wesley, "Predestinación tranquilamente
considerada " , en The Works of John Wesley , vol. 10, Cartas, Ensayos,
Diálogos y Direcciones (Grand Rapids: Zondervan, nd), 221.
100. Ibid., 227.
101. Ibídem.

102. Ibídem.

103. Ibid., 227 –28.

104. Ibid., 229.

105. Ibid., 255.

106. Ibid., 235.

107. Ibid., 256.

108. Ibid., 237.

109. Ibídem.

110. Wesley, "Gracia libre " , 554.

111. Ibid., 555.

112. Ibídem.

113. Ibid., 556.

114. Ibid., 545.

115. Ibídem.

116. Wesley, "Predestinación tranquilamente considerada " , 230.

117. Ibid., 232 –33.

118. Ibid., 210.

119. Ibid., 231.


120. William Klein, The New Chosen People (Eugene, OR: Wipf
& Stock, 2001), 257.

121. Ibid., 259.

122. Ibid., 260.

123. Ibid., 262.

124. Ibid., 260 –61.

125. Ibid., 264.

126. Ibid., 265.

127. Ibid., 281 –82.

128. Jack Cottrell, "La naturaleza de la soberanía divina " en La gracia


de Dios, La voluntad del hombre , ed. Clark H. Pinnock (Grand Rapids:
Zondervan, 1989), 106 –7.
129. Ibid., 108.

130. Ibid., 111.

131. Por ejemplo, AT Robertson citado por Jerry Vines, "Sermon on


John 3:16 " , en el que quisiera: una crítica bíblico-teológica del calvinismo
de cinco puntos , ed. David l. Allen y Steve W. lemke (Nashville, TN:
Broadman & Holman, 2010), 17.

Capítulo Seis: Sí a la Expiación; No a la expiación limitada /


redención particular
1. Calvin, Institutes 2.16.5 (pp. 509 –10).

2. Ibid., 2.16.6 (p. 511).


3. Ibid., 2.16.5 (p. 507).

4. gustaf Aulén, Christus Victor: Un estudio histórico de los tres


tipos principales de la idea de la expiación (Nueva York: Macmillan,
1969).
5. Calvin, Institutos 2.16.7 (p. 512).

6. Ibid., 2.16.4 (p. 506).

7. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 152.

8. Ibid., 157.

9. Ibid., 160.

10. Steele y Thomas, Los cinco puntos del calvinismo , 39.

11. Ibídem.

12. Ibid., 46.

13. Palmer, Los cinco puntos del calvinismo , 41.

14. Ibid., 45.

15. Ibid., 53.

16. Ibid., 51.

17. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? 163.

18. Ibid., 163.

19. Ibid., 166.

20. Ibid., 169.


21. Ibid., 171.

22. Vernon C. Grounds, “ La gracia salvífica universal de


Dios ” , en Grace Unlimited , ed. Clark H. Pinnock (Minneapolis: Bethany,
1975), 27.
23. Piper, Los placeres de Dios , 165.

24. Ibid., 165, 167.

25. Piper, “¿Por quién murió Cristo? ”

26. Ibídem.

27. Ibídem.

28. David L. Allen, “¿La expiación: limitada o


universal? ”En Cuya voluntad , 93.

29. RT Kendall, Calvin y Calvinismo inglés hasta 1649 (Oxford:


Oxford, Univ. Press, 1979).

30. Kevin Kennedy, "¿Calvin era un 'calvinista '? John Calvin sobre el
alcance de la expiación " , en Quienquiera que quiera: una crítica bíblica-
teológica del calvinismo de cinco puntos , ed. David L. Allen y Steven W.
Lemke (Nashville, TN: Broadman & Holman, 2010), 195.

31. Ibid., 198.

32. Ibídem.

33. Ibid., 199 –200.

34. Ibid., 200.

35. Ibid., 211.


36. algunos lectores pueden preguntarse acerca de la relevancia de este
pasaje para lo que a veces se llama "seguridad eterna " , la perseverancia
incondicional de los santos. Me parece posible interpretarlo de cualquier
manera, como referirse a alguien que ya es creyente y podría perder su
salvación debido a la ofensa del hermano más fuerte, o como referirse a una
persona que aún no es cristiana (pero para quien Cristo murió) que podría ser
expulsado por la ofensa.

37. Calvin, Institutos 3.3.19 (p. 613).

38. Ibid., 3.3.9 (p. 600).

39. Muchas ediciones de este libro de John Owen ( 1616–1683) están


disponibles, tales como: La muerte de la muerte en la muerte de Cristo ,
ed. JI Packer (Londres: Banner of Truth Trust, 1963).
40. Picirilli, Gracia, Fe, Libre albedrío , 136.

41. Para un análisis detallado y exhaustivo del movimiento de Barth del


calvinismo de cinco puntos al universalismo, ver g. C. Berkouwer, El triunfo
de la gracia en la teología de Karl Barth (Grand Rapids: Eerdmans,
1956). Si bien Berkouwer no acusa a Barth de un descarado universalismo,
sí indica que la salvación universal está implícita en la doctrina de elección
de Barth . Estoy de acuerdo con esa evaluación.
42. Gary l. Schultz, Jr., "Por qué un llamado universal genuino al
Evangelio requiere una expiación que paga por los pecados de todas las
personas " , Evangelical Quarterly 82: 2 (2010): 122.
43. Ibid., 115.

44. Atanasio, Sobre la Encarnación de la Palabra 2.9, en Escritos


selectos y Cartas de Atanasio, Obispo de Alejandría , trad. Archibald
Robertson, Nicene y Post-Nicene Fathers , segunda serie, vol. 4 (Grand
Rapids: Eerdmans, 1980), 40 –41.

45. Para estos hechos históricos, vea Allen, “¿La expiación:


limitada o universal? ”67 –77.
Capítulo Siete: Sí a la Gracia; No a la gracia / monergismo
irresistible
1. Meeter, Las ideas básicas del calvinismo , 45.

2. Calvin, Institutos 3.24.2 (p. 967).

3. Ibid., 3.22.11 (p. 947).

4. Ibídem.

5. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 163.

6. Ibid., 164.

7. Ibid., 173 –74.

8. Ibid., 175.

9. Ibid., 169.

10. Ibid., 177.

11. Ibid., 178.

12. Steele y Thomas, Los cinco puntos del calvinismo , 48.

13. Ibid., 49.

14. Palmer, Los cinco puntos del calvinismo , 66.

15. Ibídem.

16. Ibid., 60.

17. Sproul, ¿Qué es la teología reformada? , 188.

18. Ibid., 119.


19. Ibid., 123.

20. Ibid., 186.

21. Ibídem.

22. ver Melanchthon 's Commentarius De anima (1540) (pescado


blanco, TA: Kessinger Publishing,

2009) en el que identifica tres "causas concurrentes " de justificación:


palabra, espíritu y libre albedrío. Aunque algunos monergistas estrictos
desean "rescatar " la reputación de Melanchthon de la afirmación de que
adoptó una visión sinérgica de la salvación, la mayoría de los eruditos de
Melanchthon reconocen su acuerdo fundamental con Erasmus sobre esta
cuestión, aunque siempre rechazó cualquier idea de que la aceptación
humana gratuita La gracia equivale a un acto de mérito.

23. Piper, Los placeres de Dios , 202.

24. Ibid., 226.

25. vea su sermón (o publicación en un blog) con fecha del 17 de


septiembre de 2001, justo después de los ataques terroristas en Nueva
York y Washington, DC, cuyo título es: "¿Por qué no digo " Dios no causó
la

Calamidad, pero puede usarla para


bien. ' ”( Www.desiringGod.org/Resourcelibrary/TasteAndsee/ByDate/200
1/1181_Why_I_Do_not_say_God_ ¡ Claramente, entonces dice que Dios
causa el pecado y el mal!
26. Sproul, elegido por Dios , 69.

27. Steve Witzki, "Los 'Dibujos ' de Dios " (unpub. Paper, 2003),
2 –3.
28. ver el Diccionario Teológico del Nuevo Testamento (Edición
abreviada) , ed. Gerhard Kittel y

Gerhard Friedrich; Trans., Geoffrey W. Bromiley (Grand Rapids:


Eerdmans, 1985), 227.
29. Lemke, "Una crítica bíblica y teológica de la gracia
irresistible " , en Quienquiera que quiera: Una crítica bíblica-teológica
del calvinismo de cinco puntos , ed. David L. Allen y steve W.
lemke (nashville, Tn: Broadman & Holman, 2010), 120.

30. Ibídem.

31. Ibid., 121.

32. Ibid., 122.

33. Ibid., 122 –23.

34. Muros y Dongell, por qué no soy calvinista , 54–55.

35. Ibid., 55.

36. Vincent Brümmer, Hablando de un Dios personal (Cambridge,


Reino Unido: Cambridge University Press,

1992), 75.

37. Ibídem.

38. Ibídem.

39. Ibid., 75 –76.

40. Cualquiera que dude de esto nunca ha estudiado la teología de


Jonathan Edwards, quien vio en el empirismo de Locke un aliado para
establecer la soberanía de Dios y la falta de libre albedrío libertario. Uno
de los intérpretes más destacados de Edwards dice: “ el tratamiento de
Locke de las facultades humanas y su teoría de la 'idea simple ' se volvió
útil para Edwards en una descripción de la dinámica interna del acto de
fe. ”Ver Conrad Cherry, La teología de Jonathan Edwards: Una
reevaluación (Bloomington, In: Indiana Univ. Press, 1966), 15.

41. Brümmer, Hablando de un Dios personal , 75, 76 –77.

42. motivos, “ la gracia salvífica universal de Dios ” , 28.

43. ver Rebecca Harden Weaver, Divine Grace y Human Agency: A


Study of the Semi Pelagian Controversy (Macon, GA: Mercer Univ.
Press, 1996), 110 –11.
44. Picirilli, Gracia, Fe, Libre albedrío , 153.

45. Stanley J. Grenz, Teología para la comunidad de


Dios (Grand Rapids: Eerdmans, 2000).

46. Por ejemplo, los anabaptistas como los menonitas no se llaman a sí


mismos arminianos, pero su soteriología también es sinérgica. Cuando uso
los términos "arminiano " y "sinergismo evangélico " pretendo incluirlos.

47. Otro aspecto de esta ilustración que me parece útil es que el agua
destinada a salvar a las personas indefensas en el pozo se convierte en su
destrucción al ahogarse si se resisten, ¿ una imagen de la ira de Dios?
48. Quiero dejar claro que mis ilustraciones hogareñas no son de Oden
y no sé qué pensaría de ellas. Él no tiene la culpa de sus imperfecciones.
49. Oden, El poder transformador de la gracia , 47.

50. Ibídem.

Capítulo ocho: Conclusión: los enigmas del calvinismo


1. En Los placeres de Dios, John Piper critica al teólogo Clark Pinnock
por abrazar el teísmo abierto porque “la lógica lo requería y las Escrituras
lo permitieron. "Pero creo que es una crítica inválida. Todos los cristianos
creen algunas cosas porque la razón los requiere y las Escrituras los
permiten, incluso John Piper. Quizás no lo sepa, pero me parece claro que
él cree en la expiación limitada de la misma manera que Pinnock cree en
el teísmo abierto. Después de todo, ningún lugar en las Escrituras dice
explícitamente o requiere la creencia de que Cristo murió solo por los
elegidos; es una inferencia de algunos pasajes en Juan. ¿Por qué la gente
como Piper lo cree? Creo que es porque la lógica de TULIP lo requiere.

2. Bruce Ware, La Gloria Menor de Dios: El Dios Disminuido del


Teísmo Abierto (Wheaton, IL: Crossway, 2000).
3. por supuesto, algunas personas en ambos lados de la división de
monergismo / sinergismo argumentarán que las
Escrituras son absolutamente claras sobre estos asuntos en disputa. Pero,
¿cómo puede ser que, si los cristianos son igualmente sinceros, temerosos
de Dios, amantes de Jesús y creyentes de la Biblia, hayan estado en
desacuerdo durante cientos de años y continúen discrepando a pesar de los
análisis igualmente penetrantes de los textos bíblicos? un orador calvinista
declaró públicamente que los no calvinistas no "honran " las Escrituras. Se
pueden escuchar declaraciones similares de los no calvinistas acerca de los
calvinistas. No creo que los calvinistas, incluso los calvinistas de alto
rango de la variedad de "cinco puntos ", deshonren las Escrituras. Lo que
sí creo es que están ciegos a las "consecuencias buenas y necesarias " de
su sistema teológico.

Apéndice 1: Intentos calvinistas de rescatar la


reputación de Dios
1. Helm, La Providencia de Dios , 87.

2. Boettner, La Doctrina Reformada de la Predestinación , 251.

3. Ibid., 241.

4. Ibídem.

5. Meeter, Las ideas básicas del calvinismo , 44.


6. Helm, La Providencia de Dios , 190.

7. evans, “Reflexiones sobre el determinismo y la


libertad ” , 263.

8. La visión discutida aquí es también la sugerida por el teólogo


evangélico Millard Erickson en Teología cristiana (Grand Rapids, Mich .:
Baker, 1983), 1: 356 –62. Erickson lo
llama "un modelo moderadamente calvinista. "Es difícil ver qué es "
moderado "cuando Erickson termina donde todos los calvinistas lo
hacen, con determinismo divino. Pero, como Ware más tarde, Erickson
usa el conocimiento medio para intentar reconciliar el determinismo
divino con la libertad humana (compatibilista) y rescatar la reputación de
Dios al aliviar a Dios de causar el pecado y el mal.

9. Bruce Ware, la Gloria Mayor de Dios: El Dios Exaltado de las


Escrituras y la Fe Cristiana (Wheaton, Il .: Crossway, 2004), 120.
10. Ibid., 122.

11. Ibid., 124.