Está en la página 1de 3

Programas de patio, una experiencia inclusiva

MODULO I

1.5. RELACIONES SOCIALES EN EDUCACIÓN SECUNDARIA

El inicio de la adolescencia coincide con una serie de cambios físicos que se producen
en los niños: la pubertad. Ésta condiciona fuertemente su manera de verse a sí
mismos, de sentir y de percibir el mundo que les rodea. Una serie de cambios
hormonales irán modelando su cuerpo con la consiguiente maduración de sus órganos
sexuales y la aparición de caracteres secundarios también de índole sexual. Estamos
ante una etapa de cambio rápido en el que los aspectos físicos del cuerpo toman la
delantera sin esperar a que éstos sean encajados emocional y madurativamente por
parte del (pre)adolescente. Los estudiantes de Educación Secundaria (12 a 16 años)
están en pleno proceso de afirmación de su personalidad y búsqueda de su lugar,
pueden entrar en crisis valores y sentimientos de seguridad que hasta ese momento
les hacían sentirse anclados a su realidad.

Desarrollo psicológico.

Como ya hemos esbozado, las personas de esta edad se encuentran en plena crisis
originada por los cambios físicos que experimenta su cuerpo y la necesidad de
recolocarse en la realidad. A grandes rasgos destacamos algunos aspectos importantes
del momento que nos ocupa en relación con el desarrollo psicológico:

 Reiteramos, por considerar que condiciona fuertemente la personalidad, el


sentimiento de inseguridad que pueden presentar los estudiantes de esta edad
debido a los cambios físicos que experimentan y que no son correspondidos
por un proceso madurativo de la misma entidad.
 Pueden experimentar una auténtica “tormenta sentimental”. Sin causa
aparente pueden transitar de emociones de rebeldía o negatividad
generalizada a momentos de euforia.
 Su necesidad de autoafirmarse puede llevarles a cuestionar el funcionamiento
de la escuela, su propia familia y demás focos sociales y llegar a presentar
comportamientos con mayor o menor grado de rebeldía. En esta etapa tanto la
escuela como la familia deben estar en guardia para poder acompañar al joven
en esta etapa de transito, brindarle apoyo emocional y no caer en el error de
combatir lo que se podría malinterpretar como conductas desafiantes.
 Muchos adolescentes desarrollan una excesiva preocupación por su aspecto
físico o por seguir determinadas modas.

1.5. Las relaciones sociales en Educación Secundaria


© Olga Fernández Sánchez y Narciso Rodríguez Zarallo

1
Programas de patio, una experiencia inclusiva
MODULO I

 Las exigencias escolares, el abismo que les supone asomarse a


responsabilidades para las que no se sienten maduros y otros cambios psico-
físicos a los que se están viendo sometidos pueden llevarles a desarrollar
sentimientos de angustia.
 Todas las características apuntadas llevan al adolescente a ser
extremadamente celoso de su privacidad. Niños que hasta el momento
parecían ser abiertos y cariñosos pueden tornarse en jóvenes reservados.
 Con todas las hibridaciones posibles, se conjugan varios modelos de
personalidad:

o Marginalidad voluntaria. Adolescentes deseosos de romper modelos


sociales preestablecidos y que por convicciones propias desean
mantenerse al margen del sistema de valores y de sociedad
mayoritarios.
o Vanguardista. Suponen un escalón por debajo del modelo de
personalidad anterior. Son partidarios de cambios pero de manera
poco radical y partiendo de las estructuras actuales.
o Pragmático. Se encuentran cómodos en el sistema social actual, se
proponen metas y quieren alcanzar sus objetivos para prosperar.

Desarrollo físico y motriz.

 Las personas de esta edad se encuentran en pleno proceso de readaptación a


las nuevas condiciones de su cuerpo. Van tomando conciencia de esta nueva
realidad y aunque pueden presentar buen nivel de rendimiento deportivo,
también es posible que tengan descoordinación en sus movimientos.

Lenguaje y comunicación.

 Es probable que el adolescente se muestre retraído. No es capaz de


contextualizar sus sentimientos, su identidad,… en la realidad que vive.
 En la familia es donde más pueden hacerse patentes dificultades
comunicativas. Los padres, si no tiene la información necesaria, pueden
afrontar estos cambios con angustia por ver como desaparecen los “puentes”
que les unían a sus hijos y vivir nuevas situaciones que les hacen sentirse
impotentes a la hora de conectar con ellos.

1.5. Las relaciones sociales en Educación Secundaria


© Olga Fernández Sánchez y Narciso Rodríguez Zarallo

2
Programas de patio, una experiencia inclusiva
MODULO I

 Merece especial mención la utilización de mensajería instantánea mediante


teléfono móvil como fenómeno emergente en los últimos años y las redes
sociales como elemento fuertemente asociado a la comunicación y
socialización del adolescente. Merecería este aspecto un profundo abordaje
que no es el motivo de este curso.

Socialización.

La familia como núcleo socializador pierde notable influencia al igual que sucede con el
colegio. Los amigos asumen un protagonismo progresivo como potente núcleo de
referencia social.

 Adquiere especial relevancia la amistad y, de manera más o menos incipiente,


las relaciones de pareja.
 Hay adolescentes con un marcado deseo de acción social por lo que empiezan a
tomar contacto con entidades de carácter humanitario o político mientras que,
en el otro extremo, están aquellos con un sentido más práctico y que persiguen
conseguir objetivos relacionados con un proyecto académico-profesional.

1.5. Las relaciones sociales en Educación Secundaria


© Olga Fernández Sánchez y Narciso Rodríguez Zarallo