Está en la página 1de 8

Facultad de Teología

De las Asambleas de Dios

RESEÑA CRÍTICA

Nombre del alumno: Josué Valdez Pachac Fecha: 05 de febrero de 2019

Datos bibliográficos del libro


Michael J. Anthony y James Estep, Administración Básica para las Iglesias y Ministerios
Cristianos. Alabama Street, El Paso, Texas: Editorial Mundo Hispano, 2008.
¿Cuántas páginas del libro leyó? 312
Cuente algo acerca del autor.

Michael Anthony es profesor de educación. Fue presidente de North American. El doctor Anthony

es autor de varios libros en el campo del manejo administrativo, también trabaja como consultor

de ministerios sin fines de lucro. El libro en sí es una compilación por el referido autor y James

Estep quién es profesor de educación cristiana y reside con su familia en Lincoln, Illinois.

¿Cuál es el tema principal del libro?

La administración cristiana

 Explique cómo desarrolla el autor el tema del libro.

Los compiladores presentan una particularidad de desarrollar el tema partiendo de la bases

Bíblicas, donde en los primeros capítulos tratan de equilibrar sus argumentos tanto en el

Antiguo y Nuevo Testamento; sin embargo a partir del tercer capítulo se inclinan más por

el sustento con citas del Nuevo testamento. Con toda esta observación los autores y los

compiladores parten de la doctrina Bíblica, luego aplican teológicamente la administración

específicamente para las iglesias locales. En resumen se puede decir sobre el desarrollo del
tema que integran componente como Bíblico, teológico y científico, porque interrelaciona

con las disciplinas mencionadas para aterrizar en aplicaciones.

No se puede pasar por alto que para cada capítulo los compiladores se toman el espacio

necesario para abundar con todos los presupuestos de argumentación, de esta manera

presentan una amplia información teórica, no puede ser de menos por abordar la Biblia, la

teología y la administración como ciencia, más las ilustraciones a través de experiencias

para luego dar la utilidad.

 ¿Cuáles son los puntos principales?

Los autores compiladores han estructurado la obra en seis partes muy interesantes. La

primera parte trata sobre la integración de todos los elementos, es como una introducción,

pero ayuda en síntesis la comprensión de todas las partes del libro para una idea general.

Trata sobre las perspectivas de la administración cristiana y la teología de la

administración. La segunda parte comienza con os elementos del proceso administrativo

como es la planificación. El tercero la organización para ejecutar lo planeado. La cuarta

parte desarrolla sobre el reclutamiento del personal. El quinto es la dirección y la última

parte es con la evaluación de todo lo planeado, organizado para ver los resultados y tomar

acciones que corrijan o potencialicen al personal o priorizar las acciones y otras más

captados durante este proceso.

 ¿De qué manera sostiene sus argumentos?

Los autores argumentan desde perspectiva teológica, Bíblica y científica. A nivel de teoría

es información basta, suman a ello los ejemplos Bíblicos y las experiencias como

ilustraciones. Se percibe su intencionalidad de persuadir a los lectores para aplicar los

conceptos, ya que muchas veces se presume que la administración es más ciencia que está
distante con la Biblia; por tanto los compiladores se esmeran por presentar casos y ejemplos

tanto del Antiguo y Nuevo testamento para dar peso a sus propuesta y como respaldo

presentan posturas, conceptos y definiciones de muchos expertos que son cristianos y han

trascendido en su ministerio por aplicar bien la administración.

 ¿Lo que presenta es una secuencia lógica y coherente?

Como maestros expertos sobre la administración presentan una secuencia lógica, donde

para entusiasmar al lector en la primera parte sin esperar demasiado enfocan

teológicamente que la Biblia como la base de la administración vista desde la creación y

Dios trabajando en orden. Una vez dado la carnada la secuencia sigue en cinco palabras

del proceso administrativo y estos son: Planificación, organización, reclutamiento,

dirección y evaluación.

 Describa algunos puntos fuertes, y por qué lo son.

La planificación

Es donde quiere llegar uno en un futuro para el cual evaluando la situación actual de su

iglesia, instituto u área donde trabaja elabora metas y objetivos. Para este propósito tiene

que ver el personal con que cuenta y necesita, presupuesto y medios para lograr las metas.

No se debe suplir o llevar al extremo de dejar la dependencia de Dios, sino confiar en que

Dios cumple en respaldar cuando se ordena y se tiene claro que se quiere hacer. Para estos

logros se propone que uno debe ser específico, muchos ejemplos abundan como: Josué y

la conquista, Nehemías la reconstrucción del muro y Moisés y la salida de Egipto. Entonces

para tener buena planeación requiere ser preciso de lo que uno quiere alcanzar o hacer.
Las metas aquí son importantes porque algunos asuntos llevarán más tiempo para ser

realizable y otros en menor tiempo, por ejemplo la creación fue en siete días y la

reconstrucción del muro fue en cincuenta y dos días.

La importancia de toda planificación es alcanzar objetivos, no llenarse de actividades,

como una orientación se promueve los ministerios por resultados dentro de la iglesia local,

es decir ser mayordomos de todos los recursos que Dios da y debe mostrarse en cambio y

crecimiento.

Organización

Las Escrituras enseñan que Dios no es de confusión, sino de orden 1 Cor. 14:33. Primero

implica desarrollar una estructura organizacional que presenta las relaciones entre cada uno

de los miembros de la organización es decir un organigrama para tener direcciones y

privilegios. En segundo lugar es importante preparar una descripción de tareas para que los

que sirven sepan lo que se espera de ellos en términos de capacidades y responsabilidades.

En esta etapa de la administración es definir los puestos y funciones que cada servidor va

cumplir, especialmente en la iglesia esto requiere precisión y reiterar para ayudar a cada

integrante del grupo de trabajo no confundirlos porque son voluntarios que sirven a Dios y

lo que se espera en todo es un cambio positivo o más empresarialmente se puede decir que

se espera resultados y rentabilidad.

Ser un agente de cambio en el ministerio cristiano no es para los débiles de corazón. A los

que trabajan en una organización más les vale tener una estrategia clara en mente y estar

preparados para ser malentendidos y objetos de oposición. Esto desafía a organizar

adecuadamente porque el autor asegura que no hay crecimiento sin cambio y para ello debe
estar preparado los líderes y la iglesia. En la organización es establecer orden para la toma

de decisiones ya puede ser de una manera consensuada o vertical; la recomendación a seguir

por el autor es que el equipo de trabajo debe ser inspirado en la solidaridad, la confianza y

la integridad, aquí ya viene la aplicación de la filosofía institucional. El pastor de la iglesia

conforme a las Escrituras debe estar involucrado a la oración y al ministerio de Palabra.

Reclutamiento del personal

El plan de Dios es el de un servicio ministerial compartido basado en los dones que han sido

distribuidos. Conforme cada persona usa sus dones, la iglesia experimentará un crecimiento

espiritual y numérico sano. Se reitera aquí que todo colaborador debe estar identificado con

la filosofía institucional, dentro de la iglesia ya se tiene la razón de ser de la iglesia lo cual

es cumplir la Gran Comisión de Jesucristo. Cuando no hay entendimiento de la filosofía

mucho personal puede entender que está en un área para consumir o tener algún privilegio,

porque se entiende que el cumplimiento de la misión es solo de los remunerados.

La ayuda de este capítulo es que esclarece que al momento de llamar a las personas debe ser

con la intención de que el colaborador perdure para el futuro y no solo suplir la necesidad

del momento, además no se debe mesclar la profesionalización con los dones y ministerios

que cada miembro tiene en la iglesia. Para un crecimiento saludable es importante trabajar

con dones y talentos.

Para no cansar a los servidores el líder o el pastor no debe estar centrado solo en la s tareas,

sino en las personas. También es importante mostrar un espíritu piadoso, designarles un

tiempo definido para que sepan que es lo que se espera de ellos y fomentar el trabajo en

equipo y no una competencia.


 La evaluación

Su utilidad es que proveen incentivo para hacer planes y establecer metas y estas se evalúan

si es posible o por lo menos se van en dirección de alcanzar. Tiene que ver con la

motivación del trabajador. Saber que se aproxima una revisión de desempeño generalmente

motiva a los trabajadores a cumplir ciertas expectativas, al menos a corto plazo.

Comprender que no siempre es factible escribir una descripción de trabajo solamente de

las actividades preferidas del empleado, permite al administrador quizá revisar una

descripción de trabajo hacia los éxitos del emplead o en lugar de hacia sus fracasos.

Las evaluaciones personales son tan provechosas es porque las reuniones permiten al

administrador preguntar si hay algunas fuentes de descontento, como una descripción de

trabajo que no es cl ara, expectativas vagas, condiciones de trabajo que no conducen a gran

productividad, recursos que necesitan ser distribuidos de mejor manera, o entrenamiento

que debe ser provisto. Para que todo lo planificado resulte en el logro de metas y objetivos,

la evaluación es un acompañamiento pendiente para ir viendo si hay resultados o necesitan

replanteamientos o correcciones en la administración.

 Describa algunos puntos débiles, y por qué lo son.

Sobre la dirección

Los compiladores presentan una metáfora de orquesta que lee pentagramas, así el pastor

cuando dirige sería como el director y todos están con sus dones y talentos sirviendo, esto

expresa como un nivel de profesionalización. Considero que este es el momento de aplicar

todo lo planificado, de vivir la realidad; entonces cuando surge alguna falta o imprecisión

tendría que estar interviniendo la siguiente fase, es decir evaluar constantemente, porque se
comete el error de controlar después de las actividades, cuando esto incluye como sugerencia

de los autores diversos en tres tiempos: antes, durante y después de cada actividad prevista.

El trabajo de dirigir a personas siempre presenta sus desafíos y alternativas de corrección

por más entrenamiento que hayan tenido, surgen imprevistos. Para esta tarea cada

colaborador tiene que desarrollarse en la madurez, así se logra la previsión, la corrección en

el momento o la flexibilidad cuando las circunstancias requieran cambios.

El énfasis en la tarea de una iglesia tiene que ser identidad con la institución, la madurez y

los valores de dignidad, confianza e integridad presente para responder a tiempo y lograr los

objetivos y metas como se ha planificado, especialmente desarrollar el ejercicio de los dones.

¿Qué considera usted el aporte de mayor importancia que logró el autor? ¿Por qué es

importante?

El mayor aporte del libro es entender que la administración tiene su fundamento en Dios

mismo como el Dios de orden, de la misma manera se ilustra en la Biblia en los diferentes

sucesos tanto en el Antiguo y Nuevo Testamento. Ayuda a comprender que todo lo que se

plantea de una manera ordenada con metas y objetivos claros Dios respalda.

En la organización lo importante es describir claramente los puestos y funciones que cada

colaborador debe cumplir y tener una dirección para tomar decisiones en un espíritu de

solidaridad.

En el reclutamiento del personal es centrarse en las personas antes que las tareas.

¿Recomendaría usted este libro? ¿Por qué?

Es recomendable, por su contenido teológico, Bíblico y científico, es abundante información

como corresponde a un espacio académico, los compiladores muestran su investigación,

exponen sus ideas ampliamente a pesar de que todo se centra en las partes de un proceso
administrativo: planificación, organización, reclutamiento del personal, dirección y control,

muestran la utilidad y la necesidad urgente de administrar los recursos que Dios ha confiado

de una manera responsable y con resultados de crecimiento en la iglesia y solo así Dios puede

respaldar al logro de metas y objetivos. Finalmente la administración cristianan es una

herramienta para servir en el reino de Dios.

También podría gustarte