Está en la página 1de 2

RESUMÉN

William Ospina presentó El País de la


Canela.
El escritor colombiano presentó en Bogotá su novela El
País de la Canela, de la que dijo es “el nombre de una
ilusión”, esa fuerza que impulsó a un puñado de
conquistadores españoles a buscar lo que ya no se
encontraba en Europa.
La obra, la segunda de una trilogía en la que la primera es Ursúa y la tercera será
La Serpiente sin Ojos, cuenta a lo largo de 368 páginas la sorprendente historia
del descubrimiento del río Amazonas, ese que por lo grande, parece un mar.

Ospina explicó que el título del libro siempre le gustó y que emergió ante sus
ojos leyendo las crónicas de la conquista del Perú, en el siglo XVI. "Hasta ahora
la literatura no había aprovechado la resonancia sensorial y la magia de ese
nombre".

Además, explicó que en el libro se refleja la historia de los conquistadores


españoles en América, a la que llegaron empujados por la codicia, la avaricia y
también impulsados por las leyendas que les aseguraban que aquí, en América,
podían encontrar sirenas, centauros, gigantes, enanos y amazonas.

Recordó que la canela y, en general las especias olorosas, eran apreciadas y


tenían gran valor en Europa y que, incluso la historia cuenta que cuando murió la
emperatriz Popea, el emperador Nerón hizo quemar en las calles de Roma toda la
cosecha de canela producida en Arabia.

Ospina, quien estudió derecho y ciencias políticas y más tarde se dedicó al


periodismo, precisó que a raíz del alto valor comercial que tenían las especias,
como la canela, no es extraño que los españoles también la buscaran, pues al fin
y al cabo llegaron a América pensando que estaban en las Indias, en donde
abunda la planta.

Al explicar las razones que lo llevaron a escribir El País de la Canela y Ursúa


dijo que estuvo leyendo y estudiando a lo largo de 18 años la historia y "cuando
me sentí con fuerza necesaria y la irresponsabilidad suficiente" se lanzó a
"atrapar la historia de aquellos hombres".

Explicó que según sus indagaciones, para lograr la empresa que finalmente
terminó con el descubrimiento del río Amazonas se preparó una expedición que
incluía 240 españoles, 4.000 indios, 2.000 llamas, perros de presa y cerdos, estos
últimos para servir de alimento a todos.

Críticos locales dan a Ospina el faro de un grupo de escritores colombianos que


se abren camino en el difícil y competido mundo de las letras. Señalan que
además de ser una pluma ágil, de prosa elegante, es también un consumado poeta
y traductor.

Entre los títulos más destacados están Aurelio Arturo, Es Tarde para el Hombre,
Esos Extraños Prófugos de Occidente y ¿Dónde Está la Franja Amarilla? , entre
otros.

Web grafia
https://www.elespectador.com/entretenimiento/arteygente/articulo86690-william-ospina-
presento-el-pais-de-canela