Está en la página 1de 6

COLEGIO PAULA VIVANCO

INDEPENDENCIA 1400
LIMACHE
%Logro Ptje. Real Nota

Evaluación lenguaje.
Curso: 8° básico
Profesora Carolina Vásquez Paz. Puntaje ideal: ptos Fecha:

Nombre: _____________________________________________________________

I. Lee atentamente y realiza las actividades propuestas.

Texto 1

Cada oveja con su pareja


Daniel Barros Grez

Lucía. (Yendo a abrazar a don Cayetano). -¡Tío mío!


Alberto. (Abrazando a doña Bernarda). -¡Mi querida madre!
Don Cayetano: -¡su tío! (Da un paso atrás).
Doña Bernarda. -¡Su madre! (A don Cayetano) ¿Qué significa esto, señor?
Don Cayetano. -Eso mismo iba a preguntar a usted.
Doña Bernarda. –Pues yo no entiendo una palabra.
Don Cayetano. –Y yo estoy en ayunas… ¡Su tío!
Doña Bernarda. -¡Su madre! ¡Explíqueme esas palabras, Alberto!
Don Cayetano. –Y tú, Lucía, dime, ¿por qué me has dado ese título.
Alberto. (A doña Bernarda). –Yo no veo la causa de tanta admiración… Si yo me voy a casar con Lucía,
claro es que puedo llamarle a usted mi madre.
Lucía. (A don Cayetano). –Y yo digo: si me he de casar con Alberto, claro es que puedo llamarle mi tío.

Doña Bernarda
Y Don Cayetano. -¡Ah!
Lucía. (A don Cayetano). –Pero si usted, por ser el esposo de mi mamá, prefiere que le dé el nombre
de padre, lo haré con mucho gusto!
Alberto. (A doña Bernarda). –Y su usted quiere que le llame tía, puesto que ha de ser la mujer de mi tío
querido, no tengo inconveniente.
Doña Bernarda. -¡ay Dios mío! (Se cubre la cara con las manos).
Don Cayetano. (Poniéndose los dedos en la frente). -¡Ahora sí que ya voy entendiendo el negocio! (A doña
Bernarda, con la cual sigue hablando aparte, mientras que Lucía y Alberto se unen para hablar
en secreto en el otro extremo). Dígame, señora ¿no comprende usted ya todo este enredo?
Doña Bernarda. –Demasiado bien, por desgracia.
Don Cayetano. –Cierto que ha sido un fiasco salado, pero en este mundo es preciso sacar partido de todo para
ser feliz. ¿Quiere que hagamos una cosa?
Doña Bernarda. -¿Qué cosa?
Don Cayetano. –Que dejemos a esos muchachos en su dulce error. Amo demasiado a Lucía para que quiera
verla casada con su padre.
Doña Bernarda. –Soy de su mismo parecer… Yo tampoco quiero casarme con mi hijo.
Don Cayetano. –En cuanto a este pobre muchacho, a quien siempre he querido mucho… sería una crueldad
separarlo de Lucía.
Doña Bernarda. –Y yo no tendría valor para hacer una cosa semejante con mi pobre hija.
Don Cayetano. –Esto es por lo que toca a ellos. Ahora, por lo que atañe a nosotros… es menester que sigamos
el ejemplo que ellos dan.
Doña Bernarda. -¿Qué dice usted?
Don Cayetano. –Digo, señora, que aquí la perdí y aquí la he de hallar. Yo no soy de esos hombres que se
ahogan en poca agua. He venido a casarme, y volveré casado a mi hacienda. ¿Qué le parece a
usted?
Doña Bernarda. –Que es resolución bien cristiana; pero todavía no sé lo que usted quiere decir…
Don Cayetano. –Que, bien pensado, señora, debemos agradecerles a estos muchachos la jugada que, sin
saberlo ellos mismos, nos han hecho. Hemos olvidado aquello de “Cada oveja con su pareja”, y
hemos cambiado los frenos, como dicen en mi tierra. Hagámonos perdonar nuestra locura con
gran cordura, volviendo sobre nuestros pasos. Si ellos se casan allá entre sí, casémonos
nosotros acá internos.
Doña Bernarda. -¡Oh! En cuanto a eso… yo…
Don Cayetano. –Si me hallaba bueno como marido de su hija ¿por qué no me encuentra regularcito siquiera
para usted?
Doña Bernarda. –Con esa razón quedo convencida. Acepto. […]
Cae el telón

1. De acuerdo con lo leído ¿qué quiere decir el título de esta obra?


a. Que cada persona tiene que buscar a la persona que le gusta.
b. Cada uno tiene que ser feliz con uno mismo y después con los demás.
c. Lo ideal para una persona es vincularse con una que tenga gustos parecidos y se le parezca.
d. Lo mejor para un individuo es buscarse a una persona diferente ya que los “polos opuestos se atraen”.
2. Como se puede describir el problema al que se enfrentan los personajes del fragmento.
a. Bernarda y Cayetano esperaban casarse respectivamente con Alberto y Lucía, pero se enteran que los jóvenes
van a casarse entre ellos. Por eso, deciden finalmente dejarlos y ellos mismos unirse en matrimonio.
b. Bernarda y Cayetano deciden contraer matrimonio respectivamente con Alberto y Lucía, pese a que estos
jóvenes se amaban.
c. Alberto y Lucía sobrino de Cayetano e hija de Bernarda, respectivamente, planean que sus padres contraigan
matrimonio ya que estaban enamorados, pero no se daban cuenta.
d. Alberto decide casarse con Bernarda y Lucía con Cayetano para que estos estén contentos, pese a que ambos
jóvenes no están enamorados de sus parejas.
3. ¿Cuál de los siguientes enunciados expresa mejor la solución del conflicto?
a. Trágico, porque ni Don Cayetano ni doña Bernarda logran casarse con quienes aman.
b. Feliz, porque a pesar de todo, don Cayetano y doña Bernarda encontraron una solución.
c. Absurdo, porque ese tipo de enredos no es frecuente que ocurra en la vida real.
d. Serio, porque el matrimonio no es algo que se pueda tomar a la ligera.
4. ¿En qué aspectos identificas que los personajes de esta obra son cotidianos?
a. En el vestuario de los personajes y el espacio de la obra.
b. En el vestuario y en las relaciones interpersonales de los personajes.
c. En el espacio y el conflicto de la obra.
d. En el conflicto de la obra y las relaciones interpersonales.
5. ¿Qué significa “Cae el telón”, al final del fragmento?
a. La obra cambia de escena. c. La obra cambia de acto.
b. Finaliza la obra. d. Hay un cambio de escenografía en la obra.

Respecto a la obra vista en clases el Avaro, responde:

6. La obra pertenece a una:


a. Comedia b. Drama c. tragedia d. tragicomedia

7. El conflicto de la obra es:


a. Harpagón está enamorado de una muchacha que es pobre y que solo se va a casar por su dinero
b. Cleanto está enamorado de Mariana, pero esta ama a Harpagón y a su fortuna.
c. Harpagón y Cleanto están enamorados de la misma mujer, pero el padre no lo sabe, Cleanto urde un plan para
que el padre desista del matrimonio con la muchacha.
d. Harpagón contraerá matrimonio con Mariana, ya que está tiene mucha fortuna, pero su hijo se opone y planea
huir con la muchacha.

8. ¿Cuál es el defecto que trata esta obra?:


a. El egoísmo y la avaricia. d. La envidia y la avaricia.
b. Los celos y el egoísmo. c. La envidia y el egoísmo.

9. ¿Cuántos actos se aprecian en la obra?:


a. 3 b. 4 c. 5 d. 6
10. Una de las características que la hace una obra teatral es:
a. El ambiente y los personajes. c. Las acotaciones y los apartes.
b. La virtualidad teatral. d. Las descripciones de los personajes.

Texto 2

Noche de equinoccio

Segundo acto.

Cuadro primero. Rebeca y Gustavo. (Gustavo se pasea nervioso. Pausa. Están alumbrados por las luces de los
candelabros)

Rebeca. –Te repito que eso es todo. Gustavo. Estaba muy cansada. Le pedí que volviera mañana; pero como
no tenía dónde ir, le ofrecí que se alojara en la pieza de huéspedes.
Gustavo. -¡Rebeca! Es un desconocido. No sabes de dónde viene y por qué, y lo alojas en tu casa. ¿Estás loca?
Puede ser un ladrón, un asesino, ¡qué sé yo!
Rebeca. –Es un buen muchacho, y nada. Uno se da cuenta al verlo. Seguramente quiere que yo le dé una carta
de recomendación para alguien en Santiago, un empleo, cualquier cosa…
Gustavo. -¿Y si no fuera eso?
Rebeca. –Mañana lo sabremos. He de confesarte que al comienzo me intrigó. No sé, su aparición fue tan
extraña. Pero luego, cuando quedamos solos, vi que era un muchacho como todos los demás, un
poco menos tímido quizás, y no obstante igual a todos los que han venido este verano a pedirme una
recomendación.
Gustavo. -¿Han venido muchos?
Rebeca. –Sí. Toda esta gente de por aquí sueña con irse a Santiago. Todos los veranos invaden la casa,
pidiéndome una carta… Y más ahora que han descubierto que Iván, mi cuñado, es ministro. Casi
todos son profesores primarios o hijos de algún empleado fiscal.
Gustavo. –Sin embargo, Rebeca, no es lo mismo una carta de recomendación que alojarlo en tu casa.
Rebeca. –No podía dejarlo dormir en la playa.
Gustavo. –Pero podías haberlo mandado algún hotel.
Rebeca. –Todos están cerrados.
Gustavo. –Siempre tienes una respuesta para todo.
Rebeca. –Gustavo: escucha. No te he llamado para hablar de él sino de ti.
Gustavo. –¿De mí?
Rebeca. –Sí, tengo que pedirte perdón.
Gustavo. –Perdón… ¿Por qué?
Rebeca. –Por todo. Por la manera estúpida en la que te hable después de la comida. En realidad, yo quería
explicarte esas cosas en otra forma […]
Gustavo. –No recuerdo exactamente lo que dijiste, Rebeca; pero te aseguro que no puede haber sido tan
grave.
Rebeca. –Sí, Gustavo. Te hablé con demasiada rudeza. Analicé, critiqué tu carácter. No era mi intención
hacerlo. Uno no tiene ese derecho, y yo mucho menos con respecto al tuyo.
Gustavo. –Bien sabes que siempre has tenido ese derecho en todo lo mío.
Rebeca. –Es verdad, Gustavo, sigues siendo el niño que necesita cuidado. Todo te ha resultado con demasiada
facilidad. Ahí está la clave. Y por eso hoy, hoy que ves que algo se derrumba, experimentas esa
sensación de vacío. ¿Comprendes? Has excedido los límites de tu sueño. No tienes culpa. Y yo no
tenía derecho a reprochártelo.
Gustavo. –Rebeca…
Rebeca. –Solo quiero pedirte que tengas confianza en mí.
Gustavo. –Gracias, Rebeca. Es cierto. Hoy ya no cuento sino contigo. Eres la única persona junto a la cual me
siento acompañado, comprendido talvez… Por eso el martes, cuando sucedió aquello, solo tuve un
pensamiento: decirte lo que pensaba hacer.
Rebeca. –Y por ello también quiero que me perdones. Leí tus versos, Gustavo. Por eso te llamé.
Gustavo. –¿Mis versos?
Rebeca. –Sí, los encontré aquí. Al comienzo, no sabía de qué se trataba y por eso los leí. Te juro que me han
emocionado.
Gustavo. –¿Pero de qué versos estás hablando, Rebeca?
Rebeca. –De los tuyos, estos… (Le pasa los papeles).
Gustavo. –Pero si yo no he escrito estos versos.
Rebeca. –¿Cómo? ¿No son tuyos?
Gustavo. –No […]
Rebeca. –(De pronto) ¡Entonces son de Pablo!
Gustavo. –¿Pablo?
Gustavo. –¿Pablo?
Rebeca. –Sí, Pablo, ese muchacho que viste hace un rato. Escúchame, Gustavo, tengo que hablar con él a solas.
¿Te importaría que siguiéramos hablando mañana?
Gustavo. –Pero Rebeca, tú no estás en tu sano juicio. Me llamas, me dices que me vaya, que vuelva, que… Ahora
no me iré. Pasaré la noche aquí. Tráeme una frazada y dormiré en este sofá.
Rebeca. –Tienes que irte. Debo hablar con ese muchacho cuanto antes.
Gustavo. –Pero, Rebeca.
Rebeca. –No, es necesario que hable ahora, y a solas. (Pausa).
Gustavo. –Está bien. Me voy.

11. ¿Cuál es el conflicto presente en Noche de equinoccio?


a. Una pareja que tiene problemas de infidelidad.
b. Una pareja que tiene problemas de comunicación.
c. Una pareja que está pronta a terminar su relación.
d. Una pareja que está amenazada por el actuar de un hombre.

12. ¿Qué acciones o características identifican a Gustavo como el antagonista?


I. La evidente atracción que siente por Rebeca lo que hace no dejarla tranquila
II. Su resistencia y condena ante la decisión de Rebeca de alojar a Pablo
III. Sus problemas personales, que han incomodado previamente a Rebeca.
IV. El haber escrito poemas que incomodaron a Rebeca.
a. I, II,III b. II,III,IV c. III,IV d. II, III

13. ¿Cómo es la imagen de la mujer en el fragmento?


a. Una mujer caprichosa y controladora. c. Una mujer cariñosa y comprensiva.
b. Una mujer maternal y contenedora. d. Una mujer empoderada y justa.

14. ¿Este fragmento, según sus características y relación entre los personajes sería?:
a. Drama b. Comedia c. Tragedia d. Ópera.

Texto 3

Brave: una princesa rebelde y peleona.

Conviene llegar con puntualidad a la proyección. Como viene sucediendo con Disney-Pixar, antes de comenzar el
largometraje se obsequia al espectador con un corto casi siempre impagable. En este caso se trata de La luna, que optó
a la estatuilla en la última edición de los Oscar, debut como realizador y guionista de Enrico Casarosa, una pequeña joya
futurista con reminiscencias de Méliès y El principito de Saint-Exupéry.

Precisamente, la rebelde antiheroína de Brave es una princesa que no quiere serlo, algo poco habitual en el edulcorado
cine de dibujos animados. Es la hija del histriónico rey Fergus y de la calculadora e inteligente reina Elinor (en la versión
original habla con voz de Emma Thompson), que es quien lleva las riendas del imperio. Pese a su linaje, la pelirroja
Mérida detesta convertirse en princesa. Es una adolescente muy guerrera, que practica el tiro con arco y a la que
encanta galopar por la Escocia medieval. Por eso se subleva cuando, según la tradición ancestral, debe elegir un futuro
marido entre varios pretendientes vikingos de evidente necedad y conservadurismo.

Película dedicada a la memoria del desaparecido Steve Jobs, creador de Apple y uno de los fundadores de Pixar, Brave
no sigue el camino habitual de este tipo de cine. Se trata de un cuento y no faltan algunos de sus arquetipos (la bruja,
sin ir más lejos), pero narra una historia donde reinan las mujeres. Los varones emplean el tiempo en otras cosas:
libaciones alcohólicas, bravuconadas y guerras necias. Son ellas quienes llevan el peso de todo, debido a su inteligencia
y facilidad con que saben sortear la aparente condición de servidoras.

No es usual que esto suceda en esta clase de películas destinadas al consumo infantil, lo que ennoblece un proyecto de
semejantes características. Seamos sinceros: los presuntos adultos no lo somos tanto como imaginamos, y el siempre
desbordante universo infantil puede alcanzar niveles que a menudo ignoramos. A ello no es ajeno que la codirectora y
escritora de la historia sea una mujer, Brenda Chapman (debutante con El príncipe de Egipto), impulsora del proyecto
de Brave durante varios años, si bien terminó siendo reemplazada por Mark Andrews a causa de divergencias artísticas,
aunque su nombre siga figurando en los títulos de crédito.

Tal vez no esté a su altura, pero Brave no desentona en absoluto al lado de anteriores maravillas manufacturadas por
Disney-Pixar, casos de Toy Story, Up o Wall·e.

Ficha Técnica
Dirección: Mark Andrews y Brenda Chapman Producción: Estados Unidos, 2012. Duración: 100 min. Cine de animación.

Texto 4

Brave: Pixar remonta el vuelo con un cuento de hadas con reminiscencias del Disney más clásico.

Después del descalabro de Cars 2, una secuela indigna del estándar de calidad Pixar, cayó un mito. Pixar no es infalible,
y antes o después tenía que llegar el paso hacia atrás; en esa tesitura se imponía, por fuerza, un volantazo. En muchos
aspectos Brave (Indomable) es más película Disney que película Pixar. No es que lo uno sea incompatible con lo otro,
pero es cierto que, por vez primera, el estudio de John Lasseter irrumpe en un mundo y en un modelo de animación
que no es el suyo, guiñando un ojo a los años dorados de la animación tradicional, cuando Disney hizo del cuento de
hadas, de la recreación de mundos exóticos, reinos lejanos y culturas remotas, su seña de identidad y su especialidad
más genuina.
Brave (Indomable) se aleja del paisaje de la fábula contemporánea que ha caracterizado los mejores trabajos de Pixar
para adentrarse en la Escocia medieval, en el universo del tartán y los clanes con un cuento de hadas de libro, con una
única variante. Aquí hay princesa pero no príncipe, y el clímax sentimental no es el beso romántico entre héroe y
heroína. Brave (Indomable) es una entrañable historia de amor materno-filial, una fábula sobre el reencuentro
emocional de una madre con su hija y viceversa. Pero alrededor sí confluye toda la parafernalia habitual de las fábulas
Disney.
Mirando al pasado Pixar trata así de retomar el estándar de calidad que se le presupone, pero al que traicionó con la
tediosa Cars 2. Lo logra a medias. Brave (Indomable) es un Pixar notable, pero un Pixar menor. Quizá el guion no está a
la altura de los mejores días, pero la impecable ambientación, la excelente banda sonora y el carisma de protagonistas y
secundarios (Mérida es una magnífica heroína) bastan para rubricar una estimable sesión de cine familiar.
Pixar es dueña de una sensibilidad deliciosa, que ya quisieran para sí sus competidores, para diseñar personajes
infantiles. Su última película no es una excepción. Los tres gemelos pelirrojos y principescos son, probablemente, lo
mejor de la función. Personajes que recuerdan mucho a los entrañables críos de Monstruos S.A. o Up. Si además el
clímax tiene el poder de ponerte un nudo en la garganta, la conclusión solo es una: Pixar vuelve a ocupar el trono,
aunque sea un trono más modesto que el de los años mejores.

15. Compara el inicio de ambos comentarios y anota dos diferencias entre ellos.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

16. El arquetipo se entiende como un modelo a seguir, por ejemplo el arquetipo de las princesas de Disney, siendo
así ¿Por qué Merida no sería un arquetipo? Fundamenta a partir del texto.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

17. La película Brave no es la típica cinta de princesas ¿Cómo crees que influyó que la codirectora y escritora haya
sido mujer? Entrega dos razones.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

18. La opinión que expresa el autor del primer texto ¿es positiva o negativa? Fundamenta con una cita del texto.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
19. En el segundo texto, con qué propósito el autor nombra la película Cars 2?

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

20. ¿Qué quiere decir la expresión “nudo en la garganta”?

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

21. ¿Con qué propósito ambos autores mencionan a Pixar y Disney en sus texto?

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

II. Lee las siguientes oraciones y escribe la coma donde corresponda.

22. Mariana la hermana de Ernesto me prestó El médico a palos de Moliere.


23. Hemos acordado reunirnos el próximo lunes es decir dentro de tres días.
24. Efectivamente la máquina era capaz de viajar en el tiempo.
25. El protagonista es un hombre tranquilo estudioso tímido y de poco hablar.
26. Hernán te volveré a llamar pero espero que esta vez me respondas.

III. Corrige los errores de concordancia que identifiques.

Los expertos sitúa el origen de la ciencias ficción en los siglo XVIII. Pero otro estudiosos lo ubican en el
siglo III, con la publicación de la obra Viaje a la luna, de Lucien de Samosate. No obstante, la ciencia
ficción adquieren su carácter de anticipación tecnológica en el siglo XIX. Es en este periodos en que
autor como Julio Verne y Herbert George Wells inauguran el mundo de la ciencia ficción como tal y
como lo conocemos hoy.

__________________________________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________

________________________________________________________________________________________________

También podría gustarte