Está en la página 1de 5

 Nombre: Jackeline Aneth Torres Ramos

 Carné: 017-15-4984

Acuerdos de París y Conferencias de las


Naciones Unidas sobre el Cambio climático

Acuerdo de París
Tras cuatro años de negociaciones, el 12 de diciembre de 2015 se adoptó, en la
COP21, el Acuerdo de París.
El Acuerdo de París supone un hito histórico en la lucha contra el cambio climático,
fundamental para la promoción de un desarrollo bajo en emisiones, resiliente al clima y
sostenible. Adoptado por todos los países de la Convención Marco de Naciones
Unidas sobre el Cambio Climático, el Acuerdo de París abre una nueva fase en la
negociación internacional en materia de cambio climático que permitirá desarrollar los
elementos para su aplicación completa y efectiva.
En la Conferencia de París sobre el Clima (COP21), celebrada en diciembre de 2015,
195 países firmaron el primer acuerdo vinculante mundial sobre el clima.
Para evitar un cambio climático peligroso, el Acuerdo establece un plan de acción
mundial que pone el límite del calentamiento global muy por debajo de 2 ºC.

¿Cuál es el objetivo del Acuerdo de París?


El Acuerdo de París tiene como objetivo evitar que el incremento de la temperatura
media global del planeta supere los 2ºC respecto a los niveles preindustriales y busca,
además, promover esfuerzos adicionales que hagan posible que el calentamiento
global no supere los 1,5ºC. De esta manera, el Acuerdo recoge la mayor ambición
posible para reducir los riesgos y los impactos del cambio climático en todo el mundo
y, al mismo tiempo, incluye todos los elementos necesarios para que se pueda
alcanzar este objetivo.
Se establece la necesidad de conseguir la neutralidad de las emisiones, es decir, un
equilibrio entre las emisiones y las absorciones de gases de efecto invernadero en la
segunda mitad de siglo.
¿Cuáles son los objetivos de reducción de emisiones de los
países?
Cada 5 años, todos los países deben comunicar y mantener sus objetivos nacionales
de reducción de emisiones (sus planes de desarrollo para la reducción de emisiones).
Además, todos los países deben poner en marcha políticas y medidas nacionales para
alcanzar dichos objetivos.
El Acuerdo de París reconoce la importancia de ir incrementando la ambición de los
compromisos con objetivos cada vez más ambiciosos, es decir, cada 5 años los
compromisos de los países serán cada vez mayores.
Asimismo, el Acuerdo reconoce la importancia de los ecosistemas como sumideros de
carbono, en particular, los bosques, que se incluyen explícitamente en el Acuerdo, y
reconoce la posibilidad de utilizar mecanismos de mercado para cumplir con los
objetivos que se marquen los países, si éstos así lo deciden en sus contribuciones.
¿Cómo se garantiza la ambición del Acuerdo?
El Acuerdo de París incluye un ciclo de revisión o sistema de ambición que establece
que, cada 5 años (comenzando en 2023), es necesario hacer un balance del estado
de la implementación del Acuerdo, incluyendo el progreso respecto al objetivo de los
2ºC. El vínculo que se ha logrado entre el análisis del estado de situación y la
presentación de las sucesivas rondas de compromisos permite que el Acuerdo de
París sea lo suficientemente dinámico como para ser duradero en el tiempo y
garantizar un aumento de ambición progresivo.
¿Cómo se abordan la adaptación y las pérdidas y daños
ocasionados por el cambio climático?
El Acuerdo de París pone en valor la importancia de adaptarse a los efectos adversos
del cambio climático, estableciendo un objetivo mundial cualitativo que consiste en
aumentar la capacidad de adaptación, fortalecer la resiliencia y reducir la
vulnerabilidad, en un contexto en el que todos los países se están enfrentando a los
impactos derivados del incremento de la temperatura global.
Se fortalece el marco de cooperación global, de forma que los países en desarrollo
más vulnerables puedan afrontar mejor las pérdidas y daños asociados a estos
impactos. Esto supone un reconocimiento de las necesidades específicas que tienen
los países más vulnerables y que vienen demandando desde hace años en el proceso
de negociación.
¿Cómo sabremos si se cumplen los compromisos de los países?
El Acuerdo de París establece un marco de transparencia (sistema de presentación de
información y revisión de calidad la misma) para todos los países. Este marco cubre la
información sobre emisiones y absorciones de gases de efecto invernadero y sobre el
apoyo (financiación, tecnología, etc.), tanto proporcionado como recibido por todos los
países, así como información sobre necesidades de apoyo de los países en desarrollo.
El objetivo de este marco es proporcionar un entendimiento claro de las acciones de
cambio climático y garantizar así que todos los países llevan a cabo aquello a lo que
se han comprometido. Además, se construirá sobre el sistema ya existente en la
CMNUCC, y se especifica que debe suponer una mejora con respecto a éste, lo que
indica que, poco a poco, se tendrá un marco mejorado y único.
Se establece un proceso de revisión de la información presentada por los países que
servirá para identificar áreas de mejora. El marco contará con flexibilidades para
aquellos países en desarrollo que las necesiten.
Este marco de transparencia juega un papel clave en el ciclo de revisión/mecanismo
de ambición del Acuerdo, ya que proporciona información sobre la evolución en
materia de mitigación y apoyo, que contribuirá al balance del estado de la
implementación del Acuerdo.
El Acuerdo de París es jurídicamente vinculante para los Estados Parte que lo
ratifiquen. En él se establece la obligatoriedad de presentar y mantener objetivos de
reducción de emisiones determinados a nivel nacional. El cumplimiento de dichos
objetivos queda garantizado mediante el mecanismo de revisión de los compromisos
de cada país y mediante el mecanismo para facilitar el cumplimiento. Este último está
formado por un Comité destinado a facilitar la aplicación y promover el cumplimiento
de todas las cláusulas previstas en el Acuerdo por todos los países. Este Comité tiene
naturaleza facilitadora, no contenciosa y tampoco sancionadora.
¿Cuándo ha entrado en vigor el Acuerdo de París?
El Acuerdo de París entró en vigor el 4 de noviembre de 2016, una vez que, el 5 de
octubre de 2016, más de 55 Partes, que representan más del 55% de las emisiones
globales, habían ratificado el Acuerdo. España depositó ante Naciones Unidas el
instrumento de ratificación del Acuerdo de París el 12 de enero de 2017.

Mitigación: reducir las emisiones

Los Gobiernos acordaron:


 el objetivo a largo plazo de mantener el aumento de la temperatura media
mundial muy por debajo de 2 °C sobre los niveles preindustriales
 limitar el aumento a 1,5 °C, lo que reducirá considerablemente los riesgos y el
impacto del cambio climático
 que las emisiones globales alcancen su nivel máximo cuanto antes, si bien
reconocen que en los países en desarrollo el proceso será más largo
 aplicar después rápidas reducciones basadas en los mejores criterios
científicos disponibles.
Antes y durante la conferencia de París, los países presentaron sus planes
generales nacionales de acción contra el cambio climático (CPDN). Aunque los
planes no bastarán para mantener el calentamiento global por debajo de 2 °C, el
Acuerdo señala el camino para llegar a esa meta.

Transparencia y balance global

Los Gobiernos acordaron:


 reunirse cada cinco años para fijar objetivos más ambiciosos basándose en
criterios científicos
 informar a los demás Gobiernos y a la ciudadanía sobre sus avances
 evaluar los avances hacia el objetivo a largo plazo mediante un sólido
mecanismo de transparencia y rendición de cuentas.

Adaptación

Los Gobiernos acordaron:


 reforzar la capacidad de las sociedades a la hora de afrontar las
consecuencias del cambio climático
 ofrecer a los países en desarrollo una ayuda internacional a la adaptación
mejor y más permanente.

Daños y perjuicios

Además, el Acuerdo:
 reconoce la importancia de evitar, reducir al mínimo y atender a los daños y
perjuicios debidos a los efectos adversos del cambio climático
 admite la necesidad de cooperar y mejorar la comprensión, actuación y
apoyo en diferentes campos: sistemas de alerta temprana, preparación para
emergencias y seguro contra los riesgos.

Papel de las ciudades, las regiones y las administraciones locales

En la lucha contra el cambio climático, el Acuerdo reconoce la importancia de


las partes interesadas no signatarias: las ciudades y otras administraciones
subnacionales, la sociedad civil, el sector privado, etc. Les invita a:
 intensificar sus esfuerzos y medidas de apoyo para reducir las emisiones
 aumentar la resistencia y reducir la vulnerabilidad a los efectos adversos del
cambio climático
 mantener e impulsar la cooperación regional e internacional

La Convención Marco de Naciones Unidas (CMNUCC)


Es la respuesta internacional al cambio climático. Es un tratado que establece las
obligaciones básicas de las 196 Partes (Estados) más la Unión Europea para combatir
el cambio climático. Se firmó en la Cumbre de la Tierra en 1992 y entró en vigor en
1994. Chile adhirió ese año.
La Conferencia de las Partes (COP) es el órgano de decisión supremo de la
Convención. Las Partes se reúnen anualmente para revisar el avance en la
implementación de la Convención donde se proponen, evalúan y aprueban otros
instrumentos que apoyen su instauración.
La primera COP se realizó en Berlín, en 1995. A la fecha se han realizado 24 COPs, la
última en Katowice, Polonia, en diciembre 2018.
La Presidencia COP va rotando en las siguientes 5 regiones de Naciones Unidas:
África, Asia, Europa central y oriental, Europa Occidental y Latinoamérica y el Caribe.
Ahora es el turno de Chile.

Conferencia de Katowice (2018)

A pesar de las largas y complicadas negociaciones para llegar a un acuerdo sobre el


Paquete de Katowice para el clima, los países adoptaron, finalmente, un conjunto de
directrices para aplicar el histórico Acuerdo de París sobre el cambio climático,
aprobado en 2015.
En Katowice, los países recalcaron «el apremio de contar con una mayor ambición
para poder garantizar los esfuerzos de mitigación y adaptación más altos posibles de
todas las partes».
Katowice supuso un gran paso adelante para poner en marcha el Acuerdo de París. El
Acuerdo, aprobado en diciembre de 2015 y al que ya se han unido 184 países, tiene
por objeto limitar el calentamiento global muy por debajo de 2 grados centígrados o
incluso 1,5 grados centígrados.
El paquete de Katowice incluye directrices que harán operativo el marco de
transparencia.
Además, establece la manera en que los países informarán sobre sus acciones
climáticas internas en el marco de sus respectivas contribuciones determinadas a nivel
nacional. Esta información abarca medidas de mitigación y adaptación, así como
detalles sobre el apoyo financiero a la acción climática en los países en desarrollo.
El paquete también incluye directrices relacionadas con:
 El establecimiento de nuevos objetivos de financiación a partir de 2025,
para dar seguimiento al objetivo actual de movilizar 100 000 millones de
dólares anuales a partir de 2020 para apoyar a los países en desarrollo
 Cómo llevar a cabo el Balance mundial sobre la eficacia de la acción
climática en el mundo en 2023
 Cómo evaluar los avances en el desarrollo y la transferencia de tecnología

Bibliografía
 Ministerio para la transición ecológica. (2018). Principales elementos del
Acuerdo de París. 28/10/2019, de MITECO Sitio web:
https://www.miteco.gob.es/es/cambio-climatico/temas/el-proceso-
internacional-de-lucha-contra-el-cambio-climatico/naciones-
unidas/elmentos-acuerdo-paris.aspx
 Comisión europea. (2018). Acuerdo de París. 28/10/2019, de Comisión
europea Sitio web:
https://ec.europa.eu/clima/policies/international/negotiations/paris_es#tab-0-
0
 Cumbre acción climática 2019. (2018). Conferencia de Katowice.
28/10/2019, de Cumbre acción climática 2019 Sitio web:
https://www.un.org/es/climatechange/cop24.shtml