Está en la página 1de 2

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN SOBRE ECONOMÍA AMBIENTAL

¿Qué factores hay que tener en cuenta para la agregación de los beneficios individuales de los
bienes ambientales?

 Es importante estudiar teóricamente las relaciones entre las mediciones individuales del
bienestar y los agregados sociales.
 La utilización de datos agregados para evaluar los efectos en el bienestar social de medidas
de política alternativas sólo puede justificarse si la distribución de la renta es constante, o
si la elasticidad renta de la demanda es la misma para todos los individuos.
 La condición es que tanto las ponderaciones individuales de la renta como las utilidades
marginales sean constantes e iguales para todos los individuos.

¿Cuál es el error que se comete al estimar el bienestar económico de los bienes ambientales
utilizando el excedente del consumidor ordinario (o marshalliano), y de qué depende?

La medición del excedente ordinario intenta reflejar el cambio en la satisfacción (utilidad) que se
produce en el consumidor como consecuencia de la variación de precios. El problema es que la
utilidad no es medible ni observable, el excedente del consumidor debe ser interpretado sólo como
una medición monetaria del cambio experimentado en la satisfacción, o bienestar y no como una
medición directa de la utilidad. Para transformar cambios en la utilidad (no observable) en medidas
monetarias (observable) esta resulta de multiplicar el excedente ordinario del consumidor por λ, o
sea, por la utilidad marginal de la renta o multiplicador lagrangiano. Si definimos el excedente del
consumidor marshalliano u ordinario como:
∆𝑉
𝑆=
𝜆
Esta es la disposición a pagar no compensada (marshalliano) del individuo. En general, esta medida
monetaria no proporciona una correspondencia con el orden de utilidad subyacente si la utilidad
marginal de la renta no es constante, y depende del orden en que tiene lugar el cambio en la calidad
ambiental.

¿Es el valor de no uso del medio ambiente un valor económico?

Los valores económicos del medio ambiente comprenden el valor de uso y el valor de no uso. el
valor de no uso se corresponde con el deseo que tienen las personas de la sociedad de preservar el
medio ambiente, aunque no realicen un uso directo de sus servicios o funciones. El valor de no uso
puede tener diversas motivaciones. Por definición, los no usuarios de los recursos ambientales
presentan sólo este tipo de valor, mientras que los usuarios pueden presentar todo tipo de valores,
tanto de uso como de no uso.

La discusión sobre los motivos subyacentes al valor de no uso ha estado basada en los argumentos
de existencia, herencia y altruismo. El motivo de existencia indica que el valor del bien ambiental se
puede explicar porque los individuos piensan que el bien o recurso tiene derecho a la existencia,
independientemente de su consumo presente o futuro. Se trata de un derecho intrínseco del bien
natural, que, por tanto, no tiene una explicación basado en el disfrute por la sociedad humana.
El motivo de herencia implica que los individuos pueden valorar un bien ambiental porque quieran
dejarlo en sucesión para el disfrute de las generaciones futuras. Se trata de un tipo de consumo
indirecto del bien, pero que en cualquier caso no es un consumo atribuible de forma exclusiva al
sujeto en el momento presente. El motivo de altruismo constituye una preocupación por el
bienestar de otras personas de la sociedad, tanto en el presente como en el futuro, las cuales se
pueden beneficiar del consumo del bien ambiental.

El valor de no uso, que en definitiva conducen a un cierto tipo de uso indirecto de los bienes
ambientales. Se trata, por tanto, de un uso que se realiza de forma indirecta o no activa, en el
sentido de que el sujeto en cuestión no participa activamente del consumo del bien ambiental.