Está en la página 1de 65

Fuerzas Armadas Españolas

Por Antonio J. Candil Muñoz

HISTORIA DE UNA ILUSIÓN: LO QUE PUDO SER, LO QUE FUE Y LO QUE

Revista Ejércitos - Número 5 78


El Leopard en España
Durante nueve años fui director
del programa del carro de combate
E ES (1998-2007) Leopard 2 para el Ejército de Tierra,
y como el general Luis Alejandre –en
junio de 2004, en su calidad de Jefe
del Estado Mayor del Ejército-, le
dijo al ministro Bono delante de mí,
quemé mi carrera militar en aras de
una ilusión, y con el convencimien-
to de estar haciendo lo necesario en
pro del beneficio del Ejército, y por
ende del conjunto nacional, en el
marco de su seguridad y defensa.

P
robablemente si hubiera sabido
en su momento como iba a evo-
lucionar el programa, todos los
problemas que iba a suscitar, el tiempo que
iba a tomar y, en suma, las circunstancias
y servidumbres que supondría, no lo ha-
bría impulsado como lo hice, y no “habría
quemado mi carrera” como dijo el general
Alejandre. Quizás limitándome a hacer lo
preciso de mi deber, y no teniendo inicia-
tivas de ningún tipo, mi propia situación
hoy sería diferente. No obstante, no me
arrepiento de nada, el programa supuso la
culminación de muchas aspiraciones pro-
fesionales, y me hizo sentirme razonable-
mente satisfecho de los logros alcanzados.
Su aprovechamiento y utilidad posterior
quedan fuera de mi alcance y en ello ya
no tengo ni influencia ni responsabilidad, y
con toda probabilidad mi situación hoy es
mejor de la que hubiera sido, de haber sido
diferente. Al menos personalmente lo es,
y mi tranquilidad de ánimo y de vida tam-
bién lo son.
El programa Leopard 2 no supuso para
el Ejército de Tierra solamente equiparse
con el carro de combate más moderno del
mundo en su día, y con el mejor sistema
acorazado en servicio. Además conllevó
una verdadera revolución industrial, de la
cual a pesar del mal hacer de los políticos
y empresarios, algo queda, y supuso la
entronización en el Ejército de la idea de
programas de equipamiento -en contrapo-
sición a la adquisición pura y dura que se
venía haciendo tradicionalmente- , modifi-
có la gestión del mantenimiento y del apo-
yo logístico –aunque posteriormente la pe-
nuria económica en la que viven sumidas
las Fuerzas Armadas haya dado al traste
79 Fuerzas Armadas Españolas - Mayo de 2010
Fuerzas Armadas Españolas

Por Antonio J. Candil Muñoz

◄ Leopard 2A4 y Pizarro; un binomio


ideal que ha perdido actualidad. Foto: Ar-
chivo del Autor.

–AMX-30-, también había al menos dos


versiones. A todos ellos se sumaban ade-
más los M60 –también en dos versiones
A1 y A3-, que se estaban recibiendo en el
marco del llamado programa TLE (Transfer
of Limited Equipment), consecuencia de
la desaparición de la URSS y del desarme
generalizado de los Estados Unidos. La lle-
gada de los M60 llevaría consigo la retirada
de los carros más antiguos, M47, pero eso
todavía tomaría un tiempo.
Desde mi puesto –como teniente co-
ronel-, en el Estado Mayor de la Defensa,
asistía perplejo a un espectáculo que se
me antojaba dantesco. Entre 1977 y 1978
había realizado el curso avanzado del Arma
con todas las buenas intenciones alberga- Un punto de partida, 1993: situación Acorazada en los Estados Unidos, y con-
das-, y, en suma, contribuyó a modernizar caótica para las unidades acorazadas secuentemente había manejado y traba-
sustancialmente la fuerza terrestre. jado básicamente con el carro M60, carro
En cualquier caso,cal igual que, como En 1993 la situación del parque de entonces en servicio con el US Army. No
dicen los expertos en aviación, para el medios acorazados del Ejército español podía creer que casi 20 años después, el
Ejercito del Aire siempre hay un antes y un no podía ser más dramática. A los restos Ejército español iba a recibir los carros que
después del F-18, para el Ejército de Tierra de los carros sobrevivientes de la primera yo había conocido en 1977.
siempre habrá un antes y un después del hornada de carros norteamericanos recibi- En mi tiempo libre me puse a escribir
Leopard 2. Pese a los esfuerzos baldíos, a dos a partir de 1953, se sumaban los AMX- con la idea de llamar la atención del Esta-
que no se lograse una reforma integral de 30 fabricados bajo licencia a finales de los do Mayor del Ejército sobre el asunto, y
la fuerza, o a no adaptarse esta a las mo- años ´70. De los primeros había M47, en no en especial sobre el hecho de que alguien
dernas técnicas de gestión, eso no lo podrá menos de dos versiones, más los M48 mo- pretendiera lanzar un programa especial
borrar nadie por mucho que lo intente. dernizados, mientras que de los segundos de modernización de los M60 que se reci-
El Leopard en España
bían y cuyo resultado, se mirase por donde
se mirase, no iba a ser otro que el de que
España fuera el país dotado con el equi-
pamiento más obsoleto de toda la Alianza
Atlántica, a la misma altura de Portugal,
Grecia y Turquía, si acaso, un resultado no
muy alentador por cierto.
Redacté un documento que me permití
enviar como un resumen de ideas perso-
nales a los generales Faura, Romero Alés
–a la sazón Capitán General de Canarias-,
Ramón Porgueres –entonces Jefe del Es-
tado Mayor del Ejército-, Juan Peñaranda
Algar –Director de Abastecimiento y Man-
tenimiento, López Perea –Director de la Es-
cuela Superior del Ejército- , Uxó -Director
de la Revista Ejército-, y Manuel Aleñar,
teniente general entonces ya en la reser-
va. No me podía imaginar el efecto que mi
escrito iba a alcanzar, pero fue fulminante.
El teniente general Romero Alés me llamó
desde Canarias, diciéndome que llevaba mi  
escrito al Consejo Superior del Ejército, y redón, y en mi caso –había tenido suerte ▲ En 1993 el programa estrella eran
el general Peñaranda me citó en su despa- por no encontrarme en ninguna campa- los carros M60A3 que se recibían de los es-
cho, para ir a ver al teniente general José ña-, se aplaudía mi planteamiento, y se tados Unidos en el marco de un programa
Peñas, entonces Jefe del Mando de Apoyo iba a tratar de capitalizar mi idea. Lo que de transferencia de material retirado del
Logístico del Ejército. es más, mi trabajo se iba a publicar en la servicio en el US Army. Foto: Archivo del
En mi escrito exponía el estado defi- revista Ejército –y si bien se me sugirieron Autor.
ciente de las unidades acorazadas, las ca- algunos cambios en el texto, suavizándolo, dernizaciones, mejoras y reformas que se
rencias del material disponible y su poca los ignoré a propósito sin que se advirtie- habían introducido. El techo fijado para el
utilidad en las condiciones del combate ra-, y de hecho, no solo se publicó sino que Ejército por el Tratado CFE era de 794 ca-
moderno, abogando por la adquisición de se me concedió ese año -1993-, el primer rros aunque por decisión propia se habia
un material moderno que sustituyese a premio literario de la Revista al mejor artí- acordado mantener un nivel inferior.
todo lo existente, simplificando la logística, culo profesional. Ahora solo restaba mover
En 1993 el programa estrella eran los
la instrucción y mejorando las capacidades las voluntades necesarias para aplicar mis
carros M60A3 que se recibían de los esta-
tácticas. Consciente de las restricciones propuestas.
dos Unidos en el marco de un programa de
económicas proponía que el nuevo mate- En cualquier caso, ya en 1995 una vez
transferencia de material retirado del ser-
rial se fabricase por la industria nacional, completado el Programa TLE, la situación
vicio en el US Army.
añadiendo puestos de trabajo, e inyectan- de las unidades acorazadas españolas era
do tecnología y capacidades a la agonizan- El Ejército español siempre había so-
realmente caótica ya que el parque de ca-
te industria terrestre española, entonces rros estaba constituido por los siguientes ñado con adquirir carros Leopard, dada
representada por la Empresa Nacional San- tipos: la reputación del material alemán, y ya
ta Bárbara casi en exclusiva, y por su filial en varias ocasiones ese sueño había esta-
sevillana SBB, en lugar de dedicarse a mo- • 60 carros AMX-30ER1 do a punto de materializarse. A finales de
dernizar un sistema ya en sí anticuado. • 164 carros M48 A5E2 los años ‘60, se había decidido sustituir los
El teniente general Peñas me dijo de • 150 carros AMX-30EM2 M47 recibidos en los ‘50, por Leopard 1
forma campechana que las iniciativas en • 244 carros M60 A3TTS nuevos que eventualmente podrían ser fa-
campaña conducían o a la gloria o al pa- • 50 carros M60 A1 bricados en España. Gracias a la testarudez
británica, que no autorizó la venta de los
◄ En un principio el gobierno alemán En total había en servicio, incluyendo cañones L7 de 105/51 que armaban a los
trato de convencer al Ejercito español de unidades de enseñanza y centros logísti- Leopard 1, se propició la entrada del carro
que el Leopard 1A5 era el carro ideal para cos, ¡668 carros de cinco tipos diferentes!, francés AMX-30 en el arsenal de las fuerzas
España, un carro muy similar al M60A3. y en todos los casos de unos modelos que acorazadas españolas, y se puso de relieve,
Foto: Archivo del Autor. databan de los años ‘60, por muchas mo- si cabe con más insistencia entonces, la ne-
81 Fuerzas Armadas Españolas - Mayo de 2010
Fuerzas Armadas Españolas

Por Antonio J. Candil Muñoz

cesidad de contar con un carro de combate ► SBB llegó a proponer una moderniza-
moderno y eficaz dadas las pobres caracte- ción del M60 –aquí una especie de prototi-
rísticas, y problemas que el AMX-30 pronto po en el acuartelamiento de El Goloso-, que
empezó a presentar. naturalmente el proyecto Leopard canceló
Mi escrito, -que abogaba por la adquisi- de forma definitiva. Foto: Archivo del Au-
ción del Leopard 2-, sirvió de revulsivo, y la tor.
maquinaria empezó a moverse, actuando
el Ejército de Tierra casi de manera unilate- propia empresa Santa Bárbara, en su nue-
ral, sin contar con el Ministerio de Defensa, va denominación GD-SBS, como asesor, sin
y especialmente sin decirle a la Dirección ningún desparpajo ni reticencia. Penoso,
General de Armamento y Material (DGAM) pero así se escribe la historia.
–entonces dirigida por un torticero funcio- Dentro de la propia División de Logís-
nario socialista de Hacienda, el Sr. Arenas, tica, destacó por su oposición el entonces
que acabaría trabajando indirectamente coronel Jorge Ortega, quien pocos años
para la empresa alemana Krauss Maffei-, más tarde sería uno de los responsables
más que lo que fuera mínimamente pre- directos de que el carro de combate casi
ciso. El teniente general Peñas fue el alma llegase a desaparecer por completo del
que lideró e impulsó lo que yo modes- inventario de la Caballería, abogando por
tamente había sugerido, y el general de los vehículos de ruedas 8x8, y especial- obraba movido por una mezcla de celos y
división Juan Peñaranda tomó el mando mente por el Centauro, cuya adquisición se envidia, no tolerando bien que la idea no
directo de toda la operación. A mí se me convirtió en prioritaria con el solo y pobre hubiera sido suya. Yo, a la postre, no era
advirtió de que se me destinaría al Cuartel objetivo en aquellos días de equipar a la sino un advenedizo, un oficial destinado en
General del Ejército para ejecutar precisa- Fuerza de Acción Rápida con un vehículo el Estado Mayor de la Defensa, ni siquie-
mente mi propuesta, en justo castigo a mi que pudiera ser aerotransportado, algo ra en el Ejército de Tierra, y obviamente
osadía. naturalmente imposible en aquellos mo- no dependiente de él, y para nada era mi
Si hubo un obstáculo en aquellos días, mentos, ni siquiera con el C-130 Hercules, responsabilidad ocuparme de los temas de
no fue otro que el propio Estado Mayor del situación que obviamente aún perdura. Or- material. Sin duda era una osadía pensar
Ejército, especialmente la División de Lo- tega basaba toda su argumentación en que y tener iniciativa. Grandeza y servidumbres
gística, cuyo jefe entonces –el general Car- el Leopard era muy caro y que el Ejército del propio ser humano, sin duda.
los Herrera Ruiz-, llegó a “razonar” que el no disponía de presupuesto para adquirir- No obstante no se tomaría ninguna de-
Leopard llegaba ya tarde y que dado el es- lo. Mi argumentación era que si era caro, cisión durante mucho tiempo, y realmente
fuerzo planificado para integrar los carros había que buscar el dinero, convenciendo nada serio comenzó hasta que una dele-
M60 que se recibían casi gratis de los Esta- al Ministerio de su conveniencia, en justa gación militar española se trasladó a Ale-
dos Unidos, no merecía la pena ya. El ge- equiparación con la Armada y el Ejército mania en el verano de 1994, con objeto de
neral Herrera acabaría siendo un defensor del Aire, implicados en aquella época en la mantener conversaciones con el Ministerio
del Leopard –a la fuerza ahorcan-, ya una adquisición de la fragata F-100 y del Euro- de Defensa alemán y la empresa Krauss-
vez tomada la decisión –sin duda, además, fighter, programas ambos muchísimo más Maffei en Bonn y Munich. La visita era una
Paris bien vale una misa-, siendo Jefe del caros. Resulta penoso decirlo, pero siem- consecuencia de ciertos movimientos de
Mando de Apoyo Logístico, terminando in- pre tuve la sensación de que Ortega –un aproximación que se habían iniciado al res-
cluso trabajando –ya en la reserva-, para la oficial muy capaz y más antiguo que yo-, pecto, desde mi escrito, con ocasión de la
cumbre anual Hispano-Alemana celebrada
en Granada en noviembre de 1993 entre
Helmut Kohl y Felipe González (a tal efecto
tuve incluso que asesorar al Gabinete del
Presidente en Moncloa, llegando a mante-
ner una reunión con el entonces teniente
coronel Pedro Pitarch), y de la actitud fa-

◄ En Alemania comenzaba a entrar en


servicio el carro Leopard 2A5 –con cañón
120/44-, que era el carro adquirido igual-
mente por Suecia, y el que, inicialmente, se
contrataría para España. Foto: Archivo del
Autor.
Revista Ejércitos - Número 5 82

 
El Leopard en España
el mismo cañón L7 rayado de 105/51-, y rigirnos a Bonn, el general Peñaranda me
adoptar material de origen soviético hu- dejó perplejo al decirme en privado que,
biera constituido un error monumental independientemente, de lo que dijera el
de orden tanto técnico como logístico. coronel Ortega, supuestamente en nom-
Consecuentemente se pudo convencer al bre del Estado Mayor, el nuevo JEME –ya
Ministerio de Defensa de que ninguna de el teniente general Faura-, había decidido
las ofertas era de interés, y que tan sólo el apostar a favor del Leopard 2, y que había
Leopard 2 podía resultar atractivo para el que lograrlo, para lo cual nuestra tarea en
Ejército y para la industria. Alemania, no era otra que obtener un trato
La delegación que visitó Alemania en especial y un acuerdo tan favorable que re-
aquellos días de junio de 1994, estuvo di-
sultase casi imposible para las autoridades
rigida por el general Juan Peñaranda, for-
políticas, rechazarlo. Sinceramente no se
mando parte de la misma el coronel Or-
me ocurría nada, pero el general me dijo
tega, el teniente coronel Corisco –ambos
–a título de ejemplo-, que ello podía con-
de Caballería, y este último subordinado
a Ortega, y amigo mío personal-, y repre- sistir en traernos una cantidad determina-
sentando los dos al Estado Mayor, un re- da de carros Leopard 2 ya, casi de forma
presentante de la DGAM -el general de gratuita, y que para ello se basaba en lo
  que yo mismo le había informado acerca
vorable demostrada ante tales extremos brigada ingeniero politécnico Hidalgo, un
por el entonces Ministro de Defensa, Julián personaje peculiar y taciturno que habla- del programa Leopard para Suecia, en don-
García Vargas, con quien el teniente gene- ba chino-, y yo mismo. Nos acompañaron de el Ejército sueco había obtenido más
ral Peñas tenía muy buena relación. el coronel Peter Nagel, entonces agregado de un centenar de carros Leopard 2A4, en
Cabe añadir que, en aquellos días, el militar alemán en Madrid, y el teniente co- condiciones económicas muy ventajosas,
Gobierno alemán trató de ofrecer prácti- ronel Erich Lang, del Ministerio de Defen- como condición previa y paralela a la co-
camente como regalo al Ejército español, sa alemán, y ambos también amigos míos producción.
tanto carros Leopard 1 A5 como carros y personales, que hablaban español, y esta-
vehículos acorazados de origen soviético ban informados de nuestras necesidades y ▼ Uno de los Leopard 2A4 –con su pin-
procedentes del antiguo Ejército Popular conocían nuestro interés. tura original alemana-, cedidos en 1995-96
de Alemania Oriental. El carro Leopard 1 La visita fue altamente interesante y todavía en servicio hoy en la Academia de
no suponía una gran diferencia respecto provechosa, sino definitiva. Ya al tomar el Infanteria de Toledo. Foto: Archivo del Au-
del M60 A3 -ambos estaban armados con avión que nos llevaría a Colonia, para di- tor.

83 Fuerzas Armadas Españolas - Mayo de 2010

 
Fuerzas Armadas Españolas

Por Antonio J. Candil Muñoz

Alemania

De esta guisa, y con tal tarea, empren-


dimos el viaje hacia Alemania, y ya en el
avión, confiando en mi buen amigo el co-
ronel Nagel, le conté los planteamientos e
idea del general, haciendo hincapié en el
valor político de obtener un acuerdo de
tal índole, las ventajas industriales para
ambos países, pero especialmente para la
industria alemana. Sucedia que, además,
en aquellos días el ministro de Defensa en
Alemania, era el Sr. Volker Ruhe, del par-
tido liberal, a quien yo conocía personal-
mente desde mis tiempos en Gran Breta-
ña, habiendo coincidido con él varios días
durante un seminario en la Universidad de
Oxford –cuando ni siquiera era aún minis-
tro-, entablando incluso una cierta relación
personal de simple amistad. El coronel Na-
gel sabía este aspecto, y además se hallaba
muy próximo al ministro, por lo que podía
hacerle llegar informaciones adicionales
al margen de lo que surgiera formalmen-
te durante las conversaciones. Eran unos
ingredientes y condiciones que había que
aprovechar, sin duda. Naturalmente, man-
tuve al corriente de todo al general Peña-
randa.
En Bonn, en la sede del Ministerio de
Defensa –que todavía no se había trasla- Krauss Maffei, fabricante del carro, y pre- iba a resultar fácil convencer al ministro en
dado a Berlín-, nos recibió el coronel Juan senciar asimismo una demostración en un España para hacer ahora un esfuerzo que
Calero Torrens, agregado militar español,
polígono de maniobras de los diversos ma- podía tener los mismos resultados operati-
y también un buen amigo personal, que
teriales acorazados alemanes en servicio. vos después de todo.
simpatizó con nuestro propósito de forma
La delegación alemana intentó durante Los alemanes nos indicaron su con-
inmediata, y se dispuso a aportar lo que
muy buena parte del tiempo convencernos formidad, y acuerdo por completo, pero
fuera necesario. En la sede del Ministerio
de que el carro ideal para España era el indicándonos que entonces teníamos que
alemán, nos recibió el general de división
Leopard 1A5, un carro excelente sin duda, ir a Munich y abordar con la industria el
Franz Lanz, junto con sus colaboradores,
entre los que destacaba el coronel Gerhard pero que ya se había decidido en Alemania llegar a un acuerdo para la fabricación y
Symanzik, con quien acabaría teniendo que iba a ser retirado del servicio, y susti- adquisición de carros nuevos, ya que era la
una muy buena relación personal. tuido por completo por el Leopard 2, en- única posibilidad al no disponer el Ejérci-
Los alemanes nos preguntaron ense- tonces en su última versión Leopard 2A5, to alemán de ningún excedente de carros
guida, sin ninguna cautela y de forma di- de los que había muy pocos ejemplares por Leopard 2, y estar todos desplegados en
recta, cuál era el objeto de nuestra visita, el momento. Fue en esta situación cuan- unidades operativas. Aquello era obvia-
a lo que tras responder de forma proto- do el general Peñaranda me dio la palabra mente verdad, pero también muy discu-
colaria brevemente, el general Peñaranda a fin de que explicara a los alemanes por- tible ya que sabíamos la entrega hecha a
expuso nuestro deseo de modernizar las que no podía ser el Leopard 1A5, y tenía Suecia de carros Leopard 2, directamente
unidades acorazadas, en particular los ca- que ser el Leopard 2. A mis argumentos, por el Ejército alemán –aún en condiciones
rros de combate, y que habíamos fijado esencialmente técnicos, el general añadió de régimen de leasing-, y sabíamos que era
nuestro objetivo en el carro Leopard 2. Se todas las consideraciones políticas posi- inminente que se desactivasen algunos ba-
barajaron a continuación diversas alterna- bles, argumentando, con toda naturalidad, tallones de carros más, al haber desapare-
tivas y posibilidades, acordándose viajar a que cuando se estaban recibiendo carros cido ya la amenaza soviética y del extinto
Munich para visitar la sede de la empresa M60A3 muy comparables al Leopard 1, no Pacto de Varsovia.
Revista Ejércitos - Número 5 84
El Leopard en España
◄ Ensayo de la parada militar celebra- M1 Abrams, tan buenos o mejores que los
da en la Brigada de Infantería Acorazada Leopard 2. Y en este momento, el general
“Guadarrama” 12 con motivo de la festi- Lanz procedió a calmar a su subordinado
vidad de su patrona “ Virgen Inmaculada Symanzik, afirmando que no tenía autori-
Concepción” patrona del arma de Infante- dad para tomar una decisión en tal sentido,
ría, el día 8 de diciembre. Foto: Diario de y que teníamos que entender que debía
un Carrista. consultar con el ministro Volker Ruhe, lo
cual era absolutamente lógico. Lo que no
sarlo demasiado, respondí con el recuerdo era lógico, quizás, era que Juan Peñaranda
puesto en mis tiempos de joven teniente se hubiera lanzado a proponer tal cosa, sin
que eran 108, pensando en las secciones contar con ningún respaldo por parte del
a 5 carros, cosa que ya sabía que había Ministerio en Madrid. Sin duda, teníamos
cambiado –las secciones eran entonces a 3 entonces otro tipo de generales.
carros-, y por lo tanto la cifra verdadera era En ese punto, yo tuve la sensación de
inferior. Nadie se inmuto –los representan- que habíamos hecho blanco, ya que lo que
tes del Estado Mayor no abrieron la boca-, no sabía el pobre general Lanz era que el
y el general alemán Lanz dijo entonces: “O ministro estaba suficientemente informa-
sea, que ¿Uds. quieren 108 carros Leopard do ya de nuestras intenciones, aunque no
2 del Ejército alemán, a un precio simbó- se le hubiera dicho la cifra de carros –a
lico, al margen de los que puedan contra- través de una oportuna llamada previa del
tar de nueva fabricación con la industria?” coronel Nagel-, y por lo tanto el tema había
La respuesta del general Peñaranda fue sido sopesado ya debidamente, casi con
afirmativa, y el coronel Symanzik, echán- toda seguridad, por las más altas instancias
dose las manos a la cabeza, dijo que si de las autoridades alemanas.
los queríamos también con tripulaciones Y de aquí salió la cifra mágica de 108
alemanas y añadiendo que era totalmen- carros, que casi nadie entendió nunca.
te imposible, salida algo impertinente a la Simplemente de mi error de no saberme
que, sin pedir la palabra, contesté dirigién- las plantillas de material vigentes, y de
dome al general Peñaranda y diciéndole que nadie me llevase la contraria. Tras un
–en inglés- que no había problema, que
Llegados a este punto el general Peña- debíamos entender la situación y postura ▼ Los Leopard 1 A5 como este belga,
randa indicó a la delegación alemana que, alemana, y que era más procedente que, fueron una opción apenas considerada, ya
efectivamente, esa era la idea, pero que se al volver a Madrid, reemprendiéramos un que hubiese supuesto un paso atrás, pese a
iba a necesitar algún gesto simbólico por nuevo viaje pero esta vez a los Estados Uni- que hay ejércitos que aun los tienen en ser-
parte alemana que hiciera irrechazable a dos, donde teníamos conocimiento de que vicio, a costa de notables modificaciones.
los ojos del Ministerio de Defensa, en Es- si había excedentes de carros de combate Foto: Internet.
paña, la opción de adquirir carros Leopard
nuevos. No cabe duda de que el general
Peñaranda era todo un valiente en atrever-
se a presentar la situación de ese modo,
especialmente cuando asistía a la reunión
una persona que, en alguna forma, estaba
obligado por lealtad con el Ministerio –el
general Hidalgo-, y además, cuando el co-
ronel Ortega, representando al Estado Ma-
yor, no estaba muy a favor del asunto.
El punto álgido de la reunión tuvo lugar
cuando los alemanes preguntaron a qué
clase de gesto simbólico nos referíamos, y
fue entonces cuando el general Peñaranda
me preguntó, de repente, sin haberlo pre-
parado previamente: “Antonio, ¿Cuántos
carros son dos batallones?”, y yo, sin pen-
85 Fuerzas Armadas Españolas - Mayo de 2010
Fuerzas Armadas Españolas

Por Antonio J. Candil Muñoz

◄ Incluso a día de hoy, especialmente


después de las ventas a estados como Egip-
to o Iraq, sorprende que Estados Unidos no
hiciese un esfuerzo mayor por colocar su
producto que, además, es perfectamente
comparable al Leopard 2. Foto: Internet.

sector industrial en España. Más adelante


llegaría a trabar una relación muy especial
de amistad con los Sres. Stangl y Opiela,
que se portaron siempre como buenos
amigos. Desafortunadamente hoy ya se
encuentran jubilados. Con Krauss Maffei
se habló de muchos aspectos, pero in-
eludiblemente los alemanes preguntaron
cuales eran nuestras intenciones. Todo fue
pura especulación, ni sabíamos aún cuan-
tos carros queríamos o necesitábamos –yo
postulaba no menos de 350 carros, con lo
cual habría que adquirir por lo menos 250,
si el Ministerio alemán nos cedía los 108
planteados en Bonn-, ni teníamos autori-
zación alguna del Ministerio para plantear
ninguna adquisición, y ni mucho menos se
almuerzo de trabajo rápido se dio por ter- Krauss Maffei, contratista principal del Leo- había contemplado ningún esquema in-
dustrial de cofabricación, fabricación bajo
minada la reunión, y emprendimos viaje en pard en Alemania y poseedor de la propie-
licencia, o como el general Peñaranda te-
helicóptero a Munich, con la promesa del dad intelectual del sistema-, sorprendida
nía en mente, de venta o privatización de la
general Lanz de hacernos saber lo antes totalmente por los hechos, y hasta cierto
Empresa Nacional Santa Bárbara.
posible la decisión del ministro alemán. punto incrédula con lo que oía, y no le falta-
Cuando al poco de llegar a Munich,
La visita a la industria alemana no se ban razones para mostrarse así. De hecho,
se recibió llamada por partida doble –del
había planeado, y hubo que improvisar una Krauss Maffei había intentado, por activa
general Lanz y del gabinete del ministro
puesta en común muy sencilla que Peña- y por pasiva, vender el carro Leopard 2 al
alemán al coronel Nagel-, comunicándo-
randa resumió en que solo hablábamos él Ejército español ya a principios de los años
nos que se autorizaba la cesión de los 108
y yo, debiendo los demás solo estar aten- ’80, e incluso se había estudiado la cofabri-
carros planteados en Bonn, siempre que
tos, sin tomar la palabra ni dar opiniones cación de una posible variante del Leopard se llegase a un acuerdo de compra o fabri-
no consensuadas. El general Peñaranda, 2, más reducido y con menos peso, y más cación de carros nuevos con la industria,
como Director de Abastecimiento y Man- adaptado a las necesidades y limitaciones vimos todo de otro color y también Krauss
tenimiento, tenía buen conocimiento del tácticas españolas –el malogrado proyec- Maffei empezó a creer que esta vez todo
tejido industrial militar español y, por lo to Lince-, según se dijo en aquellos días. iba en serio y por buen camino, mostrán-
tanto, era capaz de aventurar bastantes Ahora, unos 10 años después, no existían dose la empresa dispuesta a facilitar todo
opciones posibles con vistas a una posible ya necesidades especiales ni limitaciones lo que fuera necesario para llegar a poner
cofabricación o cooperación bilateral en de ningún tipo. Dado el tiempo y recursos a punto el acuerdo que resultase más satis-
el carro Leopard 2. Conviene resaltar aquí que, al parecer, Krauss Maffei había dedi- factorio. Yo no era consciente, en verdad,
que si no se hubiera producido la cesión cado a aquel proyecto, sin ningún resul- de lo que iniciábamos ni de cómo ello iba a
casi gratuita de 108 carros Leopard 2 A4, tado, es comprensible que recibiera a la influir en mi vida profesional, y hasta per-
que hoy equipan todavía a los Regimientos delegación española poco menos que con sonal.
de Caballería de Ceuta y Melilla, y equipa- ciertas reservas. Al llegar a España todo fue una activi-
ron a las Brigadas Mecanizadas X y XI, en un Por parte de Krauss Maffei nos recibie-
principio, hubiera sido altamente improba- ron los Sres. Gerhard Haas –a la sazón Pre- ► Incluso para los mejores hay obs-
ble que finalmente el Programa Leopardo sidente de la empresa, ya fallecido-, Franz táculos insuperables. Por fortuna, con la
hubiera seguido adelante y se hubiera ini- Stangl –Director de ventas, Rudolf Opiela – compra de los carros, se negoció la de los
ciado la fabricación del carro Leopardo 2E. Director de ingeniería-, y Hans Ohlert –que vehículos de recuperación. Foto: Diario de
En Munich nos recibió una empresa – hablaba español y presumía de conocer el un Carrista.
Revista Ejércitos - Número 5 86
El Leopard en España
dad frenética, informando a las diversas por la interoperabilidad del material y ar- pasividad más que por otra cosa-, no lo
instancias. Yo me reintegré al Estado Ma- mamento, y ciertamente el carro M60 no bloquearon abiertamente. El tándem Pe-
yor de la Defensa, donde estaba destinado, entraba en ese esquema. Por último, no ñaranda – teniente general Peñas, al que
informando al JEMAD –entonces el tenien- parecía realista que los Estados Unidos se unió el nuevo JEME, teniente general
te general Rodrigo, de Tierra-, quien apo- fueran a tener con España el mismo grado Faura, era muy poderoso en sus razona-
yó el proyecto de todo corazón, aunque, de condescendencia que Alemania, ni que mientos, despachaba directamente con el
en privado, me hizo saber que prefería el estuvieran dispuestos a tener ningún ges- ministro, y dentro de lo que cabe ignoraba
carro Abrams, por considerar al material to simbólico para con el Ejército español, bastante tanto a la DGAM, como a un or-
americano más fiable, más duro y más ex- ni a aceptar de buen grado algún tipo de ganismo no muy claro -del que ya hablare-
perimentado. Era, sin duda, un punto de cooperación industrial o siquiera cofabrica- mos-, denominado Gerencia de Compen-
vista legítimo y no muy desacertado, pero ción. Esto se estimaba así, y aunque pudie- saciones Industriales (GERCOIN), adscrito
se daban ciertas circunstancias que hacían ran estos planteamientos estar equivoca- informalmente al Ministerio entonces, y
inviable la adquisición de carros norteame- dos, nunca se sondearon adecuadamente, posteriormente integrado en ISDEFE, a pe-
ricanos de última generación. ni los Estados Unidos hicieron el menor sar del papel que éste se arrogaba, preten-
En primer lugar estaba la propia línea gesto por indicar alguna posibilidad que diendo controlar o fiscalizar todo posible
política del gobierno del momento –se vi- apuntase a lo contrario. contrato que las Fuerzas Armadas preten-
vía la última legislatura de Felipe Gonzá- Respecto de la actitud que se provocó, dieran realizar.
lez-, no precisamente pro-norteamericana tras la visita a Alemania, tanto en la DGAM Prácticamente el resto del año 1994
y esencialmente proclive a la integración como en el Estado Mayor, realmente no transcurrió entre la realización de infor-
de la defensa en las estructuras europeas tuve conocimiento, y si alguien lo tuvo mes, reuniones y asesoramientos a las
y la colaboración con otros ejércitos euro- fue naturalmente el general Peñaranda. diversas autoridades que tenían el papel
peos. En segundo lugar, estaba la reciente En cualquier caso, era patente que ningu- de decidir, así como también con reunio-
adhesión de España al Cuerpo de Ejército no de esos organismos estaba interesado nes técnicas con la empresa Krauss Maffei,
Europeo (EUROCORPS), y se propugnaba en el proyecto, pero al menos –quizás por efectuándose las diversas aproximaciones

87 Fuerzas Armadas Españolas - Mayo de 2010


Fuerzas Armadas Españolas

Por Antonio J. Candil Muñoz

▲ Tan importantes como los propios guieron los generales que García Vargas fir- dos, cuyo director –Pedro Franco-, un típi-
carros son los vehículos escuela. Foto: mase la carta es algo que desconozco, pero co producto de la picaresca celtibérica, se
Howitzer.dk ciertamente tras ese hecho todo cambió y permitió hasta comentarios jocosos sobre
ya no habia lugar ni a oposiciones del Esta- nuestras intenciones que pronto llegaron
necesarias que llevarían a la definición de do Mayor ni de la DGAM. Ahora se trataba a mis oídos. SBB estaba entonces compro-
la configuración española del carro Leo- solo ya de lograr poner a punto el acuerdo metida con la posible modernización de los
pard. Yo me encargué de estos aspectos, mejor posible y abrir el camino para la fir- M60 americanos que se recibían y no le ha-
decidiéndose que sería destinado por ne- ma de un contrato. cía ninguna gracia dejar de ganar un dinero
cesidades del servicio al Cuartel General La primera consecuencia de la decisión fácil y entrar, a cambio, en aventuras que
del Ejército, en principio para llevar el Pro- y rumbo por la que se disponía a marchar no podía controlar.
grama TLE –de transferencias del material el Ejército fue cancelar el proyecto previsto El programa TLE conllevaba no solo la
americano-, que se iría transformando en de modernización de los carros M60 ce- transferencia de los carros M60, sino de
el Programa Leopardo de forma paulatina. didos por los Estados Unidos. Por ello, el otro material americano acorazado como
Hubo, no obstante, un hito importante primer sector que iba a acusar el golpe del fueron TOA,s M113 y M548, y piezas auto-
antes de acabar 1994 , cuando finalmente proyecto que habíamos concebido fue la propulsadas M110. Los carros venían en un
se materializó la realidad del proyecto en propia industria de armamentos española, estado regular, faltos de pintura, muchas
una carta de intenciones que firmaron el que ya hecha a la idea de un proyecto fácil veces sin zapatas, sin ametralladoras, tubos
ministro de Defensa, García Vargas, y su como era todo lo que se derivaba del pro- lanzafumígenos, y ciertamente material de
homólogo alemán, Volker Ruhe, en la ciu- grama TLE, vio con sospechas cuanto se re- transmisiones, no llevando ni siquiera una
dad holandesa de Noordwijk el 14 de no- lacionaba con el Leopard, y un antagonista simple radio, y a veces les costaba arran-
viembre de 1994, en el marco de un Con- notable fue –como no podía ser de otra car el motor. Era lo que había y lo mejor
sejo de Ministros de Defensa de la UEO que manera-, la Empresa Nacional Santa Bár- que las diversas comisiones encontraron
tenía lugar en la citada ciudad. Como consi- bara, y especialmente su filial SBB Blinda- almacenado en los diversos parques y de-
Revista Ejércitos - Número 5 88
El Leopard en España
pósitos del US Army en Alemania. Por ello a la integración de nuevos medios acora- claras las posibilidades y ventajas del nue-
hubo que establecer un programa especial zados en el seno del Ejército español. A fi- vo carro. Incluso en un amplio sector del
para poner en servicio operativo el mate- nales de diciembre de 1994 me despedía Ejército se consideraba que era un carro
rial, y a tal efecto se firmo un contrato con del Estado Mayor de la Defensa y me incor- más, ciertamente más moderno, con más
SBB mediante el cual se hacia un overhaul poraba al Cuartel General del Ejercito para potencia de fuego pero nada más. Para
completo de motor y transmision a todos hacerme cargo del programa en forma gra- ello, el Ejercito alemán se avino a enviar
los carros, se repasaba y reacondicionaba dual. Así el Programa Coraza-2000 –como –aun sin haberse firmado todavía ningún
el tren de rodaje, se pintaban los carros, y se le bautizó inicialmente-, fue creado en compromiso ni acuerdo- ya como adelanto
se les dotaba con ametralladoras, coaxia- marzo de 1995 por orden del Jefe del Esta- un carro Leopard 2A4, con una tripulación
les –la MG3-, y antiaérea -la M85 de 12.70 do Mayor del Ejército y tras aprobación del alemana, que fue recogido en Alemania
mm-, un nuevo telémetro láser,y equipos ministro García Vargas. por un barco de la Armada y trasladado a la
de comunicaciones, PRG4 que montaba en En esas fechas, y con objeto de exponer base naval de Rota, desde donde se trans-
España la empresa AMPER. Eso era lo míni- lo que se pretendía, se nos ocurrió organi- portó a Madrid. Este carro fue el primero
mo que se debía hacer para poner los ca- zar una demostración del carro Leopard de los 108 que se iban a transferir en el
rros en servicio operativo, pero ya SBB ha- 2 en España, para acabar de convencer a marco de los acuerdos que se contempla-
bía propuesto un ambicioso programa de todos aquellos que dudaban y no tenían ban. La demostración tuvo lugar en los te-
modernización para transformar los M60
en una especie de Super M60, siguiendo
en alguna manera el programa israelí que
se había aplicado a estos mismos carros.
Tal programa –cuyo resultado, al final, era
seguir contando con un carro igualmente
obsoleto-, suponía una cifra del orden de
los 50.000 millones de pesetas de la épo-
ca, que naturalmente el proyecto Leopard
canceló, quedándose solo con lo básico,
que eran alrededor de 10.000 millones so-
lamente.
SBB llegó a proponer una moderniza-
ción del M60 –aquí una especie de proto-
tipo en el acuartelamiento de El Goloso-,
que naturalmente el proyecto Leopard
canceló de forma definitiva.
Ni que decir tiene que todos los que
integrábamos el proyecto de alguna forma
nos convertimos en enemigos públicos de
Santa Bárbara, y especialmente el autor de
estas líneas. A los ojos de Santa Bárbara les
habíamos hecho perder un negocio, y no
veían nada claro que el Leopard pudiera
resultar mejor, y en cualquier caso, consi-
deraban que iba a ser cuando menos bas-
tante más complicado. No andaban desca-
minados.
La adquisición de un sistema de armas
de la naturaleza del carro Leopard 2 fue la
principal razón que movió al Estado Mayor
del Ejército, impulsado desde el Mando de
Apoyo Logístico, a crear un programa que
respondiese a las tareas y necesidades es-
pecíficas que se requerían para proceder

► Durante el proceso de montaje....


Foto: Howitzer.dk
89 Fuerzas Armadas Españolas - Mayo de 2010
Fuerzas Armadas Españolas

Por Antonio J. Candil Muñoz

rrenos de maniobras de El Goloso, y en ella ► Suecia fue otro de los estados que
participaron un carro M60A3, un M48A5, seleccionó una variante del Leopard 2, en
y un AMX-30EM2, quedando claramen- este caso un Leopard 2A5 como el de la
te de manifiesto la superioridad del carro imagen, como carro de combate principal.
Leopard 2 en todos los aspectos. A la de- Además, su experiencia en el proceso de
mostración asistió gran parte de la cúpula selección le evitó un costoso trabajo a Es-
militar del momento, y de autoridades del paña. Foto: Archivo del Autor.
Ministerio de Defensa, incluido el propio
ministro, y se consideró como un éxito ro- cación en régimen de coproducción de un
tundo por parte del Ejército de Tierra. número estimado del orden de 200 carros
Un aspecto al que se dedicó un tiem- nuevos Leopard 2. Aun recuerdo las pa-
po notable fue a la definición y materia- labras del ministro, tras la firma: “Bueno,
lización de los acuerdos de cesión de los esto ya lo hemos firmado, ahora hay que
108 carros que se iban a recibir del Ejército ver como lo pagamos…”. Fue una de las úl-
alemán. Lleve a cabo personalmente este timas actuaciones del ministro, ya que casi
tema, con las únicas directrices que me inmediatamente se vio arrastrado por uno
daba el general Peñaranda, junto con un de los escándalos del CESID de aquellos
funcionario civil alemán –el Dr. Klinker-, del días y presentó su dimisión, pero los acuer- Civil-, Ignacio Cosidó –hoy senador por
BWB, especie de DGAM alemana, con el dos se habían firmado ya con Alemania, y Palencia-, y Rafael Bardají, que sería más
que mantenía largas conferencias telefóni- nadie se preocupó ya de este tema, dándo- tarde uno de los asesores del ministro de
cas para redactar los términos del acuerdo se por sentado que se seguía adelante. El Defensa. Todos apoyaron decididamente
en forma que resultase satisfactoria para sucesor de García Vargas, Gustavo Suárez el proyecto, por lo que no entendí nunca
ambas partes. En nuestro caso, en ningún Pertierra, apenas se ocupó del tema si es como tanto Cosidó como Bardají lo critica-
momento intervino ni el Ministerio, ni la que se enteró de algo en algún momento. ron abiertamente ya en 2004, tras ganar
DGAM, ni la ya citada Gerencia. Sin duda la No había que ser un águila para intuir Zapatero las elecciones generales. De ma-
situación por la que atravesaba el Gobier- que el felipismo estaba llegando a su fin, nera casi clandestina llegamos a realizar un
no –habían tenido lugar los escándalos de por lo que de manera informal, se informó viaje a Munich antes de las elecciones de
Roldán, y las escuchas del CESID-, provoca- a los lideres del PP sobre la naturaleza de 1996, acompañando a Valdivielso y Cosidó,
ba que el Ministerio mantuviese un perfil los acuerdos contraídos con Alemania, al para visitar nuevamente a KMW y seguir
muy bajo de actuación. objeto de que tras las elecciones, que final- definiendo detalles del futuro contrato.
En junio de 1995, se firmaron en Bru- mente tuvieron lugar en marzo de 1996, el Con los acuerdos firmados a nivel mi-
selas, por parte de los ministros español y nuevo gobierno –si resultaba vencedor el nisterial todo parecía más o menos bajo
alemán, coincidiendo con una reunión mi- PP-, sancionase los acuerdos y el proyecto control, y de lo que había que preocupar-
nisterial de la OTAN, tanto el Acuerdo de no se viera afectado. Personalmente ase- se, por consiguiente, en aquellos días era
Cesión de los 108 Leopard 2A4 aceptados soré en numerosas ocasiones a los Sres. de llevar a buen puerto los acuerdos de
ya de alguna forma, como el Memorándum Santiago López Valdivielso –que acaba- cesión, y recibir los carros que nos cedía
de Entendimiento que garantizaba la fabri- ría siendo Director General de la Guardia Alemania, en modo a sacar de ello el ma-
yor partido posible. Aunque los carros se
cedían por un periodo de tiempo limitado
–en principio cinco años-, no era un tema
que preocupase en exceso, y de alguna
manera se contemplaba ya que los carros
se quedarían en España de forma perma-
nente a su debido tiempo, como así ha sido
finalmente.
Según el Memorándum firmado con
Alemania, España se comprometía a fa-
bricar no menos de 200 carros Leopard de

◄ Los LST Pizarro (L-42) y Hernán Cor-


tés (L-41) fueron los principales medios na-
vales de la Armada utilizados para trans-
portar a España los carros cedidos por
Alemania. Foto: Internet.
Revista Ejércitos - Número 5   90
El Leopard en España
El programa Coraza-2000 que país se trate. Como puede imaginar
cualquiera que esté familiarizado con es-
El Programa Coraza-2000 alcanzó su tos temas, un día normal de trabajo en el
madurez hacia 1999, y fue sustituido pos- Programa Coraza-2000 era una experiencia
teriormente por la actual Subdirección verdaderamente trepidante y excitante.
de Programas de la Dirección de Abaste- No puedo quejarme de mis subordinados,
cimiento del Ejército de Tierra que en la pero si, en general, de mis superiores y del
actualidad gestiona no sólo el Proyecto Estado Mayor del Ejército, al igual que de
Leopard 2 sino también otros proyectos la DGAM y del Ministerio, que no solo no
igualmente importantes. En este sentido ayudaban sino que hacían infinitamente
está la decisión tomada el 9 de febrero todo muy difícil con su burocracia y rigidez.
de 1997 por el Consejo de Ministros de Bajo el marco de su misión principal:
aprobar formalmente la adquisición para “Llevar a cabo la integración en el Ejército
el Ejército español del nuevo vehículo de aquellos medios y vehículos acorazados
acorazado de combate para infantería y que se decidan por el Estado Mayor”, el
caballería Pizarro. Desde su crea- Programa Coraza-2000 estaba organizado
ción
  el Programa Coraza-2000 dedicó gran como un órgano de gestión con autoridad,
la nueva versión, mientras que mediante parte de su energía y capacidad a fijar las sin embargo, para emitir instrucciones y
el Acuerdo Alemania cedía a España 108 fases iniciales del proceso de integración directivas en todas las unidades y organis-
carros Leopard 2 A4 excedentes de la Bun- en el Ejército español de los carros Leopard mos del Ejército en los que las mismas eran
deswehr, que el Ejército español se com- 2 A4 cedidos por la Bundeswehr. El princi- de aplicación. La gestión logística y de apo-
prometía a mantener en perfecto estado pal esfuerzo se aplicaría, sin embargo, en yo general comprendía también la gestión
de operatividad. Los carros fueron cedidos la puesta a punto de la estructura de co- de las actividades de transporte, en parti-
por Alemania en lo que se denominó esta- operación industrial y militar para llevar a cular de las relacionadas con el Programa
do de servicio A –plenamente en servicio cabo finalmente la producción en España LEOPARDO, y de adquisición de repuestos
(era terminología alemana)-, equipados del Carro Leopardo 2E tal y como fue de- y de apoyo de mantenimiento, aspectos
con todo su lote de a bordo, ametrallado- nominado por el Ejército de Tierra. por otra parte contractuales e incluidos
ras y transmisiones (estas eran alemanas Prácticamente todo estaba incluido en dentro de la adquisición de los carros nue-
y parcialmente compatibles solo con las el Programa, como por ejemplo logística, vos bajo el capítulo del Apoyo Logístico
transmisiones españolas), junto con una instrucción, distribución de recursos, y ges- Integrado (LSA). El Programa Coraza-2000
serie de repuestos y equipos auxiliares de tión de presupuestos, sin olvidar las tareas estaba igualmente, también implicado en
instrucción. Paralelamente se incluían cur- normales y rutinarias de cada día propias la definición de los criterios técnicos gene-
sos para capacitación del personal, tanto de cualquier programa militar importante, rales para el mantenimiento de los carros
de tripulaciones como de especialistas en no importa en el seno de que Ejército o de Leopard 2 A4 cedidos por Alemania. El ca-
mantenimiento, que tuvieron lugar en Ale-
mania. Gracias a este acuerdo el Ejército
español recibió prácticamente gratis dos
batallones de carros en el bienio 1995-
1996, que fueron destinados a potenciar
las unidades comprometidas en el EURO-
CUERPO (las Brigadas Mecanizadas X, en
Córdoba, y XI, en Badajoz, ambas integra-
das en la División Mecanizada Brunete 1).
Además –dada la cifra de carros que se
acordó-, se pudo contar con un número
no despreciable de carros que equiparon a
los centros de enseñanza : Academias de
Infantería, en Toledo, y Caballería, en Valla-
dolid, y Academia de Logística, en Villaver-
de primero, y en Calatayud después.

► También se utilizó el transporte L-21


Castilla, aunque era de menor rendimiento.
Foto: Archivo del Autor.
 
91 Fuerzas Armadas Españolas - Mayo de 2010
Fuerzas Armadas Españolas

Por Antonio J. Candil Muñoz

◄ Munición DM33 (perforante), del gos, pero ello no me preocupó.


mismo tipo que la adquirida con los 108 ca- La Armada participó de forma entu-
rros contratados en leasing. Foto: Archivo siasta desde el primer momento, y mantu-
del Autor. vimos un enlace continuo durante todo el
tiempo que duró la operación, desde no-
dad diaria tanto con la Dirección General viembre de 1995 a junio de 1996. Por par-
de Armamento del Ministerio de Defensa te del AJEMA se designaron tres buques:
(DGAM), como con la División de Logística el transporte L-21 Castilla, y los buques de
del Estado Mayor del Ejército. desembarco de carros (LST) L-41 Hernán
El transporte de los carros y material Cortés y L-42 Pizarro.
que Alemania cedió al Ejército era natural- Los transportes se hicieron aproxima-
mente por cuenta de España y su gestión damente con una frecuencia mensual, des-
corrió a cargo del Programa Coraza. Y éste de la base naval alemana de Wilhemsha-
fue, de nuevo, un aspecto que el Programa ven hasta la base naval de Rota, y desde
lideró casi en solitario, y que sin duda, le allí a su destino final por carretera con las
granjeó nuevas enemistades o antagonis- góndolas y camiones de la Agrupación de
mos, principalmente personalizados con- Transporte del ET. Un equipo del Programa,
tra mi persona. con los brigadas Luis Millán y Juan Torre-
La postura que adopté en el Programa, grosa acompañó embarcado a todos los
y que se llevó a cabo finalmente, fue la de transportes.
que el transporte de los carros debía co- La recepción de carros y material en
rrer a cargo de la Armada, y en ningún caso Alemania se hizo esencialmente en los
  debía hacerse por ningún consignatario o acuartelamientos de Luneburg y Brauns-
pítulo de formación se refería a organiza- transportista civil, y aquí parecieron surgir chweig, en el norte de Alemania, en las
ción general de cursos, preparación de los todas las iras, que desafié contra viento y sedes de dos batallones de carros que,
manuales técnicos y tácticos, adquisición marea. Eran varios los argumentos a favor precisamente, el Ejército alemán procedía
de simuladores, ayudas a la enseñanza y de que lo hiciese la Armada, el primero, a desactivar en aquellos días. Para efec-
apoyo a los centros de enseñanza depen- el ahorro, de recursos y presupuestos, en tuar las recepciones el Programa había
dientes del Mando de Doctrina del Ejército.segundo lugar, la fiabilidad y seguridad del organizado –e instruido-, dos equipos bá-
La definición de la configuración y de las
transporte, y por último, el efecto benefi- sicamente de cada uno de los batallones
especificaciones técnicas fueron también cioso en cuanto a entrenamiento e instruc- que iban a recibir el material –batallones
responsabilidad del Programa en coordi- ción de transporte, tanto para la Armada, de carros de las BRIMZ X y XI, en Córdoba
nación con los Requerimientos Operativos como para el propio ET. y Badajoz-, que todos los meses se despla-
definidos conjuntamente con la División de Sin embargo, y aunque nadie me había
Operaciones del Estado Mayor del Ejército. advertido nada al respecto, incurrí en las
El Programa Coraza-2000 dependía di- iras de una empresa –SLI, que supongo si-
rectamente del Director de Abastecimien- gue en liza-, que, al parecer, detentaba un
to del Ejército (DIAB), que depende a su contrato con el Ministerio de Defensa, por
vez del Mando de Apoyo Logístico del Ejér- el cual se convertía en transportista con ex-
cito (MALE). En la actualidad, plenamente clusividad de todo lo que las Fuerzas Arma-
alcanzada su mayoría de edad, y transfor- das desearan mover o trasladar, y de hecho
mado en la Subdirección General de Pro- había sido esta empresa la que había eje-
gramas de la actual Dirección de Sistemas, cutado los transportes del Programa TLE.
está dirigido por un General de Brigada delSufrí todo tipo de presiones para cambiar
Cuerpo General de las Armas, ya de forma mi decisión –que ya había sido aprobada
normal en la reserva, algo difícil de enten-
por el JEME y por el AJEMA-, e incluso ma-
der. Los Oficiales destinados en esta Sub- ledicencias, pero no cedí, y el transporte se
dirección de Programas pertenecen bien al ejecutó como se había propuesto. Obvia-
Cuerpo General de las Armas o al Cuerpo mente me había buscado nuevos enemi-
de Ingenieros Politécnicos (CIP). Por con-
siguiente, la Subdirección General de Pro- ► Munición DM12 (de carga hueca),
gramas hoy está integrada plenamente en cuya adquisición también formó parte del
el Mando de Apoyo Logístico del Ejército acuerdo alcanzado con Alemania. Foto: Ar-
de Tierra (MALE), coordinando su activi- chivo del Autor.  
Revista Ejércitos - Número 5 92
El Leopard en España

 
zaban a las localidades citadas en Alema- ► Munición DM38 (de instrucción), si-
nia, y procedían a recepcionar los carros, milar a las utilizadas en España. Foto: Ar-
comprobándose el funcionamiento de chivo del Autor.
todos los sistemas. El ritmo de inspeccio-
nes era de un carro al día. Todos los carros que se dejó fuera del alcance del acuerdo
estaban en perfecto estado, y habían sido de cesión fue la munición adquiriéndose
revisados previamente por Krauss Maffei. por separado, y en propiedad, un lote de
La colaboración alemana fue absoluta e munición de guerra e instrucción de exce-
impecable. En Alemania se designó a un dentes del propio Ejército alemán. En prin-
oficial de las tropas Panzer –el teniente cipio, todo el material se cedía a España
coronel HartmutVollkammer-, para apoyo por un período de cinco años –hasta 2001-,
al Programa, cuya colaboración fue total lapso de tiempo considerado para iniciar la
en todo momento, solucionando hasta las fabricación de los carros nuevos, y que se
menores dificultades. Krauss Maffei, por su rebasó con creces.
parte, destacó a un ingeniero técnico a la El coste total del contrato de cesión,
oficina del Programa –el Sr Peter Kerls-, a repartido entre los cinco años iniciales de
su entero coste, con objeto de darnos su contrato, fue de 1.034 millones de pe-
apoyo, con los manuales, puesta en servi- setas, de entonces, es decir menos de 10
cio y primeras revisiones. millones de euros actuales, lo cual es una
A Alemania se enviaron para su instruc- cifra verdaderamente simbólica, y que se
ción, aproximadamente 30 oficiales y sub- atendió con los ahorros derivados de can-
oficiales a hacer un curso de tripulaciones celar el proyecto de modernización de los
y empleo del carro, en la Escuela de Carros carros M60, incluyendo los gastos opera-
(Panzerschule 2) en Munster, en calidad de tivos del empleo de los carros. Del mismo
instructores de tripulaciones, y cerca de modo se atendió la compra de munición 2A4 que se iban recibiendo, pero paulati-
60 oficiales, especialistas, y suboficiales que el Ejército adquirió fuera del contrato, namente se iba trabajando en la definición
a la Escuela Técnica de Aachen, para rea- por considerar que estaba fuera de lugar de requerimientos y en la puesta a punto
lizar cursos de mantenimiento de 2º y 3º alquilar un consumible que, de llegar el de la configuración del nuevo carro –en
escalones. Junto con los carros, además caso, habría que devolver de nueva fabri- principio el Leopard 2A5 ya-, que acabaría
se recibieron repuestos estimados para un cación al Ejército alemán. traduciéndose en la llamada peculiaridad
periodo de dos años para los dos batallo- Prácticamente la atención del Progra- española.
nes, y dos simuladores mecánicos de torre. ma durante el primer semestre de 1996 A lo largo de 1996 sucedieron muchas
Todo ello incluido en el precio básico del estuvo dedicada por entero al transporte, anécdotas interesantes, pero entre ellas
leasing acordado para los carros. Lo único y entrada en servicio de los carros Leopard cabe resaltar los esfuerzos que otros países
–ya conocedores de la dirección tomada
por España-, llegaron a realizar para obte-
ner el contrato a su favor, y ello a pesar de
los acuerdos firmados con Alemania. Fran-
cia, en particular, actuó de forma patética,
llegando a escribir el Presidente del GIAT
(Groupement Industriel des Armements
Terrestres) –hoy NEXTER-, al ministro, y
diciéndole con un descaro inaudito que el
carro Leopard era un mal carro, plagado
de defectos, que Suecia se arrepentía de la
decisión tomada y que el carro Leclerc era
el carro ideal para España. ¡Increíble! Pero
cierto, vi personalmente la carta e ignoro si
el ministro llegó a contestarla alguna vez.
También los Estados Unidos intentaron

◄ Los canadienses se llevan la palma


al enviar sus leopard 2A6 directamente al
escenario afgano. Foto: Wikipedia.
93 Fuerzas Armadas Españolas - Mayo de 2010
El Leopard en España
Por Antonio J. Candil Muñoz

ver si había alguna posibilidad, aunque no cia, que había sido el caso más reciente, y yor participación de la industria española
cometieron semejante impertinencia. La se conocían sobradamente las condiciones con el menor coste suplementario y las ma-
compra de Santa Bárbara vino después y económicas de los posibles competidores, yores garantías de calidad. Las perspectivas
fue una maniobra mucho más sofisticada en concreto los carros M1 A2 Abrams y generadas por el Programa Leopard dieron
e inteligente. Leclerc, cuyos precios eran considerable- lugar incluso a un principio de acuerdo
Pero, ¿por qué se había escogido el mente superiores. No obstante, llamó po- de colaboración entre SBB Blindados, que
Leopard 2? ¿era un capricho? En absoluto, derosamente la atención el que nunca se quería ser ya el contratista principal espa-
El sistema de armas Leopard 2 A5, era en- llegara a presentar una oferta norteameri- ñol, y la entonces Empresa Nacional Bazán
tonces el carro que presentaba las mejores cana relativa al carro M1, oferta que podía –hoy Navantia-, interesada en producir los
prestaciones operativas, así como la más haber sido tan generosa o más que la ale- motores del Leopard, con Krauss Maffei
alta fiabilidad de sus equipos; cualidades mana, y que habría sido difícil de rechazar. y con MTU. Obviamente volvimos de ese
demostradas en los concursos realizados Para Alemania no cabe duda de que viaje con las manos vacías, dado lo obvio
por Suiza, que lo seleccionó frente al carroel contrato era también muy rentable, a que resultaba que el PSOE iba a perder las
norteamericano M1 Abrams, y por Suecia, pesar de la cesión de esos dos batallones elecciones. El teniente general Peñas llegó
que lo había preferido frente al Leclerc iniciales, ya que, en primer lugar, dio una a escribirle al ministro aconsejándole de
francés y también frente al M1 Abrams. fuerza enorme a la cadena de producción que, fuera la decisión la que fuera, SBB –y
Por otra parte, el propio Ejército norte- de Krauss Maffei, que como mínimo se Santa Bárbara-, no debían participar en el
americano había adoptado como arma- aseguró trabajo hasta 2010, solamente con Programa, dada su incapacidad manifiesta,
mento principal de su carro M1 Abrams, el los carros del contrato español, y por otra probada ya con la fabricación y moderniza-
cañón de ánima lisa de 120 mm Rheinme- parte, como efecto último del contrato, in- ción del AMX-30, y la modernización, toda-
tall alemán, que equipaba al Leopard 2, lo tegraba en alguna forma tanto a las indus- vía en curso, en aquellos días, del M60, y
que sin duda, hablaba por sí sólo. trias españolas de defensa como al Ejército en la que no cesaban de surgir problemas.
Aun cuando, a diferencia de lo sucedi- español con sus homólogos alemanes, faci- La victoria del PP en las elecciones de
litando la interoperabilidad de sus equipos
do en Suiza y Suecia, por ejemplo, el Ejérci- marzo de 1996 traería consigo no pocas
to español no efectuó un concurso para la y material con los existentes en servicio en novedades para el Programa, derivadas,
elección de un nuevo carro de combate, la la Bundeswehr. sobre todo, de la designación de la Empre-
elección era obvia ya que se tenía conoci- A finales de febrero de 1996, pocas días sa Nacional Santa Bárbara como contratis-
miento de lo ocurrido, sobre todo en Sue- antes de las elecciones generales, acompa- ta principal para el Programa, y de su con-
ñé, junto al general Peñaranda, al último secuente privatización. Continuará... ■
▼ Otros estados como Grecia también Secretario de Estado de Defensa socialis-
se han convertido en operadores de las ver- ta, Juan Ramón García Secades, que viajó
siones más avanzadas del Leopard 2. Foto: a Múnich para discutir el punto central del
Wikipedia. proyecto entonces: cómo conseguir la ma- Antonio J. Candil Muñoz

Revista Ejércitos - Número 5 94


Historia del Segunda par

Con los carros Leopard 2A4 cedidos


por Alemania, ya en España en 1996, y
las cartas de compromiso firmadas a
nivel ministerial, no parecía que pudie-
ra ya surgir ningún contratiempo para
el programa, y los implicados en él nos
dispusimos a abordar el futuro con ilu-
sión. No imaginábamos los problemas
que iban a aparecer, y el cambio político
ocurrido tras las elecciones lejos de fa-
cilitar las cosas, como cabía esperar, las
complicó extraordinariamente. La doble
cuestión a resolver era ¿qué versión
del carro Leopard 2 se iba a fabricar? y,
¿quién sería el fabricante?

C
onsumadas las elecciones ge-
nerales en 1996 –que ganó el
PP-, y aunque el resultado de las
mismas no debía ser nada que debiera pre-
ocupar en el Programa, la realidad es que
llegaría a afectar y mucho. Para empezar,
el nuevo ministro de defensa fue Eduardo
Serra Rexach, algo no previsto, y Santiago
López Valdivielso acabó dirigiendo la Guar-
dia Civil, llevándose a Ignacio Cosidó como
jefe de gabinete, con lo cual se perdió la po-
sibilidad de contar con el apoyo de ambos.
El teniente general Faura continuó todavía En el Ministerio de Defensa el nuevo mente en la confianza de que Arenas sería
como JEME –lo cual fue positivo-, pero en Secretario de Estado fue finalmente Pe- sustituido brevemente, lo que finalmente
breve, por edad, pasaron a la reserva tanto dro Morenés Eulate. Aunque el cambio de tuvo lugar a comienzos del mes de julio,
el teniente general Peñas, como el general Director General de Armamento tardó en como ya se ha citado, siendo nombrado
Juan Peñaranda. A Peñas le sustituyó el te- producirse casi hasta el mes de octubre, a nuevo DGAM el Sr. Pascual Pery Paredes,
niente general Juan García Martínez –apo- pesar de que Francisco Arenas fue cesado un ingeniero de caminos totalmente desco-
dado “Juanito el Malo”-, y a Peñaranda, el en el mes de julio, Arenas protagonizaría to- nocido en el ámbito de defensa, hijo del al-
general Carlos Herrera Ruiz, anterior jefe davía algún hecho imprevisto –e impresen- mirante Pery Junquera, que había sido uno
de la División de Logística del EME, lo que table- como fue el de escribir, entre marzo de los jefes del Estado Mayor de la Armada
era casi como tener al enemigo en casa. y julio, a Krauss Maffei desautorizando al durante la transición política, a raíz de ce-
En el Estado Mayor del Ejército, el nuevo Ejército como interlocutor para cualquier sar al almirante Pita da Veiga tras la legali-
jefe de la División de Logística fue el gene- conversación en relación con el programa, zación del partido comunista. No se distin-
ral José Luis Rubio Barberá. Nada sería ya sin haber mediado siquiera ni advertencia guiría especialmente por ningún hecho, y si
igual, y las dificultades irían en aumento. Ni ni comunicación al propio Ejército, envián- acaso tuvo mucho que ver en una decisión
el teniente general Peñas ni el general Pe- donos la empresa alemana copia de tal que resultaría esencial como veremos.
ñaranda volverían a aparecer, y mucho me- comunicación, al programa. Obviamente la Aunque ya se ha citado brevemente, al
nos trabajando o colaborando con ninguna imagen que se debió dar a los alemanes no objeto de conocer bien con quien tuvimos
empresa. Como ya se ha dicho, aquellos debió ser muy digna. Por parte del Ejército la “fortuna” de lidiar, resultará, sin duda, de
generales eran de otra estirpe. se optó por aguantar el chaparrón estoica- interés para el lector saber que Francisco

70 Revista Ejércitos
Historia del Leopard 2 en España

l Leopard 2 en España
rte: definición de la configuración y contrato para la fabricación de los nuevos carros

“A todos mis subordinados y colaboradores en el


Programa, el mejor equipo humano que he tenido el
honor de dirigir…”

Antonio J. Candil Muñoz

Arenas, al poco, empezó a reaparecer –por ba directamente como asesor para el repre- Estado Mayor. Algo que resultaría ser un in-
lo visto no le gustó reintegrarse como probo sentante oficial de Krauss Maffei, en Espa- conveniente serio a lo largo del tiempo, ya
funcionario a su antiguo puesto en Hacien- ña, en lo relacionado con la privatización de que nada puede suplir al contacto directo,
da-, y de repente, sin más prolegómenos, SBB. TECNOBIT, por otra parte, acabaría especialmente cuando surgen dificultades.
un día recibí una llamada telefónica suya, participando en el programa, pero ya sin es- Recuerdo haber mantenido un encuen-
en un tono encantador y totalmente fami- tar el Sr. Arenas en su plantilla. tro aquellos días con el general Israel Tal,
liar –incluso me llamaba “Antonio”-, cuando Como jefe del Programa Coraza 2000 padre de las fuerzas acorazadas israelíes,
nunca, nunca, en ningún momento había se designó al general de brigada Emilio quien me dijo que su despacho estaba en el
departido conmigo lo más mínimo, mientras Martín Gallego, un excelente jefe del que propio estado mayor israelí, ya que ¡su ene-
era Director de Armamento y Material, para guardo un grato recuerdo. Una de las des- migo principal no era otro que el mismísimo
estado mayor, antes que los árabes! ¡Qué
proponerme ir con él a visitar en Valdepe- ventajas que sufrimos en el Programa fue
gran verdad!
ñas, las instalaciones de TECNOBIT, una abandonar las oficinas en las que estába-
Ya en nuestra nueva sede constituimos
empresa que, según el Sr. Arenas –que mos ubicados en el Cuartel General, en
ahora ocupaba algún cargo en la misma-, Cibeles, justo en las inmediaciones del des- ▲ Entre las numerosas demostraciones
podía colaborar mucho y bien en el progra- pacho del propio JEME, trasladándonos a del día de las Fuerzas Armadas celebrado en
ma de fabricación del carro Leopard 2. Me las actuales de la Subdirección de Progra- Badajoz, pudimos disfrutar del espectáculo
lo quité de encima como pude, y ya solo mas en la Escuela Politécnica del Ejército, de los Leopard 2A4 como el de la imagen,
evolucionando sobre el terreno. Foto: Alberto
volví a saber algo más de él, al cabo de en la calle Joaquín Costa, desconectando
Velasco Gil.
cierto tiempo, cuando supimos que trabaja- en consecuencia en el trabajo día a día, del

Julio de 2010 71
un equipo que tengo que reconocer fue excelente, apoyado por un equipo de inge- gada del apoyo a las Fuerzas Armadas, y
formidable, y aunque el programa Leopard nieros de ISDEFE, liderados más tarde por otros organismos de la Administración, y de
como tal todavía no se hallaba constituido un ingeniero naval, y excelente profesional la que, en aquellos días, era consejero de-
oficialmente, yo estaba ya al mando, aun y amigo, que fue José Luis Sánchez Me- legado José Vicente Cebrián –casualmente
siendo todavía teniente coronel. Como su- néndez. hermano de Juan Luis Cebrián, del Grupo
bordinados y colaboradores directos, conté Tengo que aclarar aquí que nunca fui PRISA-, siendo director de la división de
con dos coroneles ingenieros politécnicos, muy favorable a la implicación de ISDEFE Defensa de la misma, Francisco González
Rafael Rodrigo y Enrique Iglesias –quienes en el programa, pero fue algo que me vino Mené, quien pasaría más tarde a INDRA,
a pesar de ser coroneles y muchísimo más impuesto, ya desde el comienzo –cuan- siendo sustituido por Alberto Parrondo,
antiguos no presentaron ninguna objeción do todavía era ministro García Vargas-, y otro intrigante y ambicioso sin parangón,
sino todo lo contrario-, más un comandante aunque se pueda –y se deba- criticar a la que hoy dirige finalmente Thales España.
también ingeniero, Gerardo Gallegos, y un organización en sí, en sus alturas, y en su Como se puede ver, ISDEFE era un patio
capitán igualmente ingeniero, Joaquín Es- liderazgo, los ingenieros no tenían la culpa de Monipodio bastante peculiar, del que
solo se salvaban sus funcionarios de a pie.
teban Lefler, aunque procedente de Caba- de las intrigas que corrían por las alturas,
No obstante, entretanto se afinaban lo
llería, y por lo tanto versado no solo en el ni del politiqueo reinante. Eran excelentes
que serian los comienzos del programa,
diseño técnico de los vehículos acorazados profesionales que venían a sustituir las ca-
nos dedicamos a cerrar todo lo que se re-
sino en su empleo táctico. A este equipo se rencias del Ejército. Otra cosa es que esas
fería a los carros Leopard 2 A4 cedidos por
unían cuatro oficiales de Infantería, los co- carencias fueran culpa del propio Ejército,
Alemania. La recepción de la totalidad de
mandante Palacios –ya hoy coronel-, y Mu- o del Ministerio. De todos modos había dos los 108 carros se completó en el mes de
ñoz, el capitán Jorge Bertolín, y el capitán ISDEFES tras las elecciones de marzo de junio de 1996, siendo destinados a consti-
Fernando Pérez de Lema Hollweg –de len- 1996, una la situada en la Avenida de Bra- tuir los batallones de carros de las brigadas
gua materna alemana, y que había hecho sil, en las inmediaciones del Ministerio, y mecanizadas X y XI, en Córdoba y Bada-
el curso de Leopard en Alemania-, y los ca- dirigida por el supremo intrigante Antonio joz, respectivamente. Los primeros carros
pitanes de Caballería Paco Marín y Vicente Rodríguez Rodríguez, que no era sino la –hasta totalizar 44-, fueron a parar al Regi-
Infante, antiguo alumno mío, más los briga- llamada GERCOIN (Gerencia de Coopera- miento Córdoba 10, de la BRIMZ X, preci-
das Torregrosa y Millán, y el ingeniero de ción Industrial), y otra la situada en la calle samente por el hecho de ser esta brigada
Krauss Maffei, Peter Kerls. Eran un equipo Edison, cercana a López de Hoyos, encar- la primera unidad que España aportaba al
Eurocuerpo. En poco más de seis meses
▼ Primer plano de un Leopard 2A4 exhibido en Badajoz. Se echa en falta la instalación de se había conseguido tener no solo los 108
una ametralladora de 12,70 -de ser posible robotizada- que permita mejorar sus capacidades en
carros –en un estado impecable-, sino tam-
combate urbano. Foto: Alberto Velasco Gil.
bién un cierto lote de repuestos que debían

72 Revista Ejércitos
Historia del Leopard 2 en España

◄ Un Centauro. La decisión de no dotar a


la Caballería de los 101 Leopard 2E previstos
ha supuesto su práctica reconversión en una
unidad de ruedas y posiblemente, su senten-
cia. Foto: Alberto Velasco Gil.

coronel Carlos Álvarez Abeilhé, de la Divi-


sión de Logística del EME, un personaje de
trato difícil que se manifestó claramente en
contra del Programa y que, naturalmente,
llegaría a ascender a general. Pero esto es
otra historia.
A pesar de todo, no tardarían en pre-
sentarse algunas deficiencias de nuestra
propia gestión en lo relativo a los carros
Leopard 2 A4, fruto, sin duda, de la premura
e improvisación con que se actuó en la ya
citada visita a Alemania de junio de 1994.
Así, pronto vimos que 2 juegos solamente
de herramientas de 2º escalón, y uno de
3º -que se depositó en el PCMASA 1 (Par-
que Central de Mantenimiento de Sistemas
Acorazados), en Villaverde, Madrid, no
cubrir las necesidades iniciales (en princi- de la BRIAC XII, el que quizás hubiera sa- bastaban, y se trató de adquirir algún juego
pio 2 años), un conjunto suficiente de he- cado mejor partido de estos carros, y que, adicional más. También notamos ensegui-
rramientas de 2º escalón y 3º escalón de sin embargo, siguió equipado con carros da la carencia de un medio de recuperación
mantenimiento, los manuales de tripulación M-60A3 hasta 2003. El batallón de carros adecuado, ya que los existentes –los ca-
traducidos al español, dos entrenadores del Regimiento Córdoba 10 había pasado, rros M-47 E3R-, no poseían capacidad de
de cámara de conducción y torre (uno de en un breve lapso de tiempo, de tener ca- tracción suficiente para tratar con un medio
cada tipo para cada batallón), y un número rros M-47E2 primero -de hecho esta unidad mucho más pesado como era el Leopard
adecuado de jefes de carro (30) y especia- nunca antes había sido acorazada-, y M- 2. Hubiera sido muy juicioso, quizás, ha-
listas de mantenimiento instruidos (60), al 60A3 después, a tener los mejores carros ber negociado algunos carros menos con
margen de un lote de munición adquirida de todo el Ejército. Lo que estuvo fuera de Alemania, y traernos, como mínimo, 2 ca-
en propiedad de los excedentes del propio toda lógica más tarde, sería entregar los pri- rros Büffel de recuperación. Tampoco se
Ejército alemán. Supuso un logro notable, meros carros de nueva fabricación al RIAC dispuso de ningún carro escuela. Asumo
ya que era la primera vez que se aplicaba 61, ignorando la experiencia adquirida para la responsabilidad de ese error, aunque no
un concepto integral de adquisición de un entonces, en el manejo de los carros Leo- obstante, se resolvieron sin mayores dificul-
sistema de armas en el Ejército, que no se pard 2, por parte de las BRIMZ,s X y XI. tades los problemas que llegarían a surgir.
ha vuelto a repetir, ni siquiera de forma tan Se podría haber llevado a cabo un progra- En todo caso eran enseñanzas a aprender.
completa ni con la fabricación y entregas ma de adaptación previo o un proceso de Los carros vinieron totalmente equipa-
de los carros Leopard 2E nuevos, y mucho familiarización en cadena, pero no se hizo dos, sin embargo, incluyendo transmisio-
menos con el VCI Pizarro. Aunque desde nada de eso. El “genio” que estaba detrás nes, ametralladoras y tubos lanza-fumí-
el Programa simplemente habíamos cum- de toda esta planificación fue el teniente genos. Las transmisiones –las originales
plido con nuestro deber, la verdad es que
se tuvo la sensación de que no se aprecia-
ba su verdadero valor, y en consecuencia
no recibimos ningún tipo de agradecimiento
ni felicitación. Tampoco lo esperábamos, a
decir verdad.
La decisión de que fuera la BRIMZ X la
primera unidad que recibió los Leopard 2
A4 fue responsabilidad del Estado Mayor, y
no hay nada que objetar, aunque desde al-
gún sector se argumentaba con razón, que
la unidad más capacitada y mejor prepara-
da era el Regimiento Alcázar de Toledo 61,

► Una hermosa fotografía de nuestros


medios de cadenas, rota por el vuelo, en pri-
mer plano, de un Chinook. La sustitución de
los M-113 es un tema espinoso. Por una par-
te, las Fuerzas Armadas tienen una deuda del
orden de 27.000 millones de euros. Por otro,
nadie cree que puedan servir hasta que esta
se aligere de forma palpable. Foto: Alberto
Velasco Go.

Julio de 2010 73
alemanas eran SEM 25 y SEM 35-, repre- ¿QUÉ LEOPARD 2 NECESITABA ES- siquiera remotamente, y se dispuso a ana-
sentaron algún problema de compatibilidad PAÑA? lizar, por su parte, la industria española y
con los equipos radio PR4G, de Thales – las diferentes empresas con las que, even-
entonces todavía Thomson-, recientemente Con estos mimbres nos pusimos manos tualmente, iba a tener que colaborar. El Sr.
adoptados por el ET en aquellos días, pero a la obra. Por parte del Programa Coraza Franz Stangl se convirtió en asiduo visitan-
fue algo que se pudo solventar sin excesiva 2000 la prioridad se fijó en definir la confi- te del programa, informándonos siempre
complicación. guración del futuro carro Leopard español, de los resultados de sus diferentes visitas y
La llegada de los carros Leopard 2 su- mientras que, teóricamente, en el Ministerio reuniones, y un joven ingeniero, Frank Sch-
–especialmente en la DGAM-, se apresta- nuur, casi fue destacado en permanencia al
puso casi con carácter inmediato, la retira-
ron a definir y decidir la estructura indus- Programa para trabajar conjuntamente con
da de todos los carros M-47 modernizados,
trial que llevaría a cabo la fabricación del nuestro equipo en la definición de la confi-
que seguían en servicio, la de los AMX-30
carro. No era fácil, éramos conscientes, guración.
igualmente, y también la de los M-48 A5. De
pero desde el punto y hora en que el nuevo La primera decisión que se tomó en
golpe habíamos conseguido reducir todo el aquellos momentos iniciales, casi sin con-
gobierno asumió el compromiso adquirido
parque a solo 2 modelos: Leopard 2 A4 y sultarlo al EME, fue qué versión del Leo-
por el equipo anterior, era lo que había que
M-60 A3; era también un logro adicional, y hacer. La alternativa de adquirir el carro pard 2 se iba a fabricar para el Ejército
suponía una racionalización importante de enteramente en Alemania –que era lo que español, ya que Krauss Maffei indicó que,
la logística operativa del Ejército. Los ca- los alemanes querían, obviamente-, no se si se deseaba, era incluso posible seguir
rros de recuperación M-47 –había un total consideró seriamente en ningún momento, fabricando el Leopard 2 A4, un carro cier-
de 22, transformados por la empresa vasca aunque para el ET hubiera sido lo más sen- tamente excepcional ya de por sí, y que
GAMESA-, continuarían en servicio hasta la cillo y lo más barato, y con toda seguridad, podría resultar más barato. Sin apenas du-
llegada de los Büffel de nueva fabricación, los carros se habrían entregado ya hace darlo nos lanzamos a la versión A5, que era
pero eso era un problema menor, y además mucho tiempo en su totalidad. No obstan- la que había sido adoptada por el ejército
eran lo único disponible en su género por te, Krauss Maffei comprendió enseguida sueco, y la que se iba a fabricar, en breve,
el momento. que tal posibilidad no debía proponerla, ni para el propio ejército alemán, aunque en
este último caso se iba a tratar de transfor-
▼ El Pizarro. Sin duda es uno de los proyectos que ha pagado, por partida doble, el pato de mar carros A4, en vez de carros de nueva
la incompetencia de de Santa Bárbara por una parte y de la estrechez presupuestaria por otra. fabricación. Se llevó a cabo, en aquellos
Sin ser el mejor del mundo en su clase, ni mucho menos, hubiese sido un medio más que digno días, no obstante, una macro-conferencia
de adquirirse y mantenerse operativas las cifras que se barajaron en principio. Por desgracia, la
en el EME –presidida por el general Martin
segunda fase sigue dejándose morir... Foto: Alberto Velasco Gil.
Gallego-, con asistencia de diversos oficia-
Historia del Leopard 2 en España

les procedentes de las divisiones de opera-


ciones y logística, y a la que asistió incluso
un representante del gabinete militar de la
presidencia del Gobierno –el coronel inge-
niero politécnico Javier Melero-, en la que
se acordó sin ninguna reserva que efecti-
vamente el carro español sería el Leopard
2 A5 con cañón de 120/44. En el Programa
sabíamos muy bien que en Alemania se es-
taba progresando ya mucho con la integra-
ción del nuevo cañón de 120/55, pero en
aquel momento era prematuro tomar una
decisión en ese sentido, y nos pareció me-
jor ir sobre seguro. Siempre habría tiempo
para rectificar, si se revelaba conveniente,
aunque aquí finalmente la actitud del que
sería finalmente el contratista –SBB-, se re-
velaría poco honrada, como había venido
siendo siempre, y sigue sucediendo en la
actualidad.
Desde el Ministerio de Defensa, a nivel
de la Secretaría de Estado, y presidido por
el propio Sr. Morenés se creó un Comité
de Dirección del Programa, que tengo que Pero esto es también otra historia. Director General de Armamento, Pascual
decir que se reunió religiosamente casi to- El gran problema de fondo de aquellos Pery Paredes, visitó la fábrica de la empre-
dos los meses mientras Pedro Morenés fue primeros tiempos hasta que se llegó a fir- sa en Las Canteras, en Alcalá de Guadaira,
Secretario de Estado, hasta el año 2000. mar el contrato, no fue otro que la identi- Sevilla, y salió diciendo que aquello le pa-
Por parte del Mando de Apoyo Logístico dad del que sería el contratista principal del recía ¡“una cacharrería”!, episodio que fue
del Ejército se constituyó la preceptiva Co- programa. Naturalmente, SBB, y por ende muy comentado, no solo en el Ministerio,
misión de Seguimiento del Programa, que la Empresa Nacional Santa Bárbara, aspi- sino en todo el Cuartel General del Ejército.
solía presidir yo mismo, excepto cuando raban a ser designados, de alguna forma, Sorprendentemente –aunque era una em-
el general Martin Gallego se sumaba a la por el Ministerio o por el gobierno. Sería, presa del Estado-, no rodó ninguna cabeza,
misma. Ya en 1997, por decisión del Secre- sin embargo, el mismísimo ministro, Eduar- y los directores de las fábricas y el propio
tario de Estado, Morenés, fui nombrado ofi- do Serra, quien explicó ante el Congreso presidente de la empresa siguieron en sus
cialmente Jefe del Programa –aun siendo de los Diputados, en octubre de 1996, que puestos.
todavía teniente coronel-, puesto en el que el contrato con Krauss Maffei no se podía La realidad era que todo el complejo de
permanecí hasta que, voluntariamente, en firmar hasta no proceder a una reestructu- Santa Bárbara, en 1996, era un completo
enero de 2007, renuncié a mi puesto –debi- ración de la industria de defensa nacional, desastre. El ministro Eduardo Serra decía
do a las dificultades por las que atravesaba y que desde luego SBB en su situación, en literalmente el 7 de noviembre de 1996 :…..
el programa, y la falta de apoyo de mis su- aquellos días, no era una empresa capaz “Es verdad que hay una simbiosis extraor-
periores al máximo nivel-, y solicité pasar a de acometer un programa como el Leopard, dinariamente deseable entre las Fuerzas
la reserva ya sin destino alguno, lo que fue algo de lo que ya había avisado el tenien- Armadas y las industrias suministradoras,
efectivo finalmente el 1 de agosto de 2007. te general Peñas. Casi a continuación, el en algún caso;…….. Desdichadamente,
no puedo decir lo mismo en el Ejército de
Tierra. En el Ejército de Tierra, como he
señalado alguna vez, hay una queja gene-
ralizada por el mal servicio de la empresa
nacional Santa Bárbara. Su señoría se ha
referido a algunas declaraciones. A este
Ministro no le gusta ser pródigo en decla-
raciones, pero si hubo algún malentendido,
es hora de deshacerlo. Los trabajadores
nunca tienen la culpa de lo que pase en
una empresa; nunca. La responsabilidad es
de los que dirigen la empresa. Desde ese
punto de vista, lo que constaté —y, lamen-

◄▲ La Infantería de Marina, pese a


continuar manteniendo sus M-60 es ya en la
práctica una unidad de ruedas y apenas se ha
vuelto a debatir sobre la necesidad de dotarla
de carros de combate. Nunca fueron incluidos
en las previsiones de compra del programa
Leopardo. En las imágenes un Mowag Piran-
ha IIIC en versión ambulancia y un AAV7P de
asalto anfibio de Infantería de Marina. Foto:
Alberto Velasco Gil.

Julio de 2010 75
máximo por el Ministerio de Defensa, y sus
▲ Indra se postuló como candidata a diseñar desde cero un sistema de dirección de tiro para
los Leopard 2A5. Por fortuna, la razón se impuso a los condicionantes industriales y se adoptó el posibilidades de tener un buen anclaje con
sistema alemán ya que, pese a la innegable capacidad de esta empresa, era un cometido prácti- una industria que le suministre la tecnología
camente imposible. Foto: Alberto Velasco Gil. que se necesita en los años 90”.
Y estando así las cosas nadie hacía
tablemente, debo volver a decir— es que la . Tenemos una enorme preocupación e in- nada, ni se relevaba a la dirección de la
relación entre Santa Bárbara y el Ejército terés por que esos pedidos sean recepcio- empresa. Los alemanes –Krauss Maffei,
de Tierra no ha sido satisfactoria. Es ver- nados por el Ministerio de Defensa en plazo esencialmente, pero también la embajada
dad que los armamentos terrestres, por su y de conformidad. Al mismo tiempo, hay un en Madrid-, visitaron todas y cada una de
mayor antigüedad, mayor obsolescencia, antiguo acuerdo del anterior Gobierno, de las plantas de la empresa en la geografía
menos componente tecnológico, han tenido adquirir una cantidad muy importante de nacional. Las conclusiones eran penosas,
más dificultades para la reconversión. Eso carros Leopard-2 en el extranjero. Han apa- y ya el Ministerio anunció de alguna forma
se ve desde los edificios —no en España, recido declaraciones —pero no nuestras— que el programa no se podría iniciar en
en el extranjero— a los productos finales. contradictorias; es cierto. Lo que hay es lo 1997, y habría que esperar a ver si, al me-
Además, Santa Bárbara tiene muchos es- siguiente. Un deseo, manifestado a Alema- nos, en 1998 o Santa Bárbara había mejo-
tablecimientos industriales y está siendo nia, de replantear, sobre bases operativas rado, o surgían otras empresas nacionales
estudiada cuál puede ser la reconversión y financieras reales, cuáles son las posibili- capaces de asociarse y sumarse al proyec-
final. El propósito último, señoría, de esas dades del Ministerio de Defensa y, también, to. No era fácil entender como esperaba el
declaraciones es algo que a este Ministro señoría, las capacidades de la industria Ministerio que Santa Bárbara mejorase sin
siempre le parece bueno, que es mirar de española. Ver hasta el último punto qué se introducir ninguna reforma, entre otras co-
frente a la realidad. La situación no es bue- puede hacer en España —a lo mejor en la sas por la férrea oposición de los sindica-
na, hay que mejorarla; la salud de la empre- empresa a la que nos acabamos de refe- tos, firmemente apoyados por la Junta de
sa no es buena, el coeficiente de rentabili- rir— y que eso pueda contribuir al manteni- Andalucía, sobre todo.
dad de esa compañía es de menos 340 por miento del empleo. Eso es lo que está pa- Es evidente que nadie apostaba por
ciento. Eso quiere decir que la situación es sando. No hay ninguna negativa. Hay una SBB, ni por la empresa matriz ENSB. Esta
extremadamente grave y que debe ser ob- petición de replanteamiento, porque no se empresa nacional venía presentando año
jeto de una atención muy prioritaria, por los puede hacer frente, de manera realista, a la tras año, a lo largo de la década de los años
responsables de la industria y también por adquisición de esa cantidad de carros, con 90, balances con pérdidas y proponiendo
nosotros, que estamos deseando encontrar el desembolso económico y la, si se quiere sucesivas reducciones de personal en las
una buena solución para la empresa y, por —entre paréntesis—, escasa rentabilidad plantillas de todas sus factorías, en las que
tanto, para sus trabajadores”. industrial para España de la adquisición. tanto el nivel de gestión como el tecnológi-
Y seguía diciendo el Sr. Serra: “…..Esa Es, por tanto, éste un caso paradigmático, co dejaban mucho que desear. No hay más
empresa tiene unos pedidos por valor de donde vamos a ver las posibilidades rea- que indagar un poco entre el personal mili-
60.000 millones de pesetas en el año 1996 les de la industria nacional, potenciadas al tar veterano de aquella época para conocer

76 Revista Ejércitos
Historia del Leopard 2 en España

alemana Heckler y Koch, junto con innume- entonces Empresa Nacional Santa Bárbara
rables asuntos y problemas menores más (ENSB) y su filial SB Blindados (SBB), sólo
que impresionaron muy negativamente a con la finalidad de privatizarla y venderla a
los sucesivos mandos del Ejército y autori- terceros; más bien al contrario propugnaba
dades del Ministerio de Defensa. capacitarla a través del proyecto Leopard
No oculto que la situación era un ver- para dejarlas en condiciones de involucrar-
dadero galimatías, las más de las veces se a fondo en los posibles programas de
agravado por la propia actitud hasta chu- material pesado futuros en Europa. Algo así
lesca y desafiante de algunos directivos de como aprovechar unas circunstancias muy
la propia empresa, que se apoyaban ya en favorables para lograr el fin último de trans-
algunos generales. Fueron varios, y en dife- formar Santa Bárbara en una herramienta
rentes fechas, los informes elevados desde modélica y eficaz del ramo de las industrias
el Cuartel General del Ejército al Ministerio de defensa. Obviamente yo era un iluso to-
de Defensa llamando la atención por los in- tal, y me di cuenta pronto.
cumplimientos y defectos tecnológicos de Casi ya desde el mismo comienzo de
ENSB, pidiendo una solución para trans- las conversaciones recuerdo haber oído al
formar su organización y dirección, moder- general Peñaranda referirse siempre a una
nizándola y capacitándola para que pudie- “Nueva Santa Bárbara”, y aunque yo pen-
ra afrontar con responsabilidad y eficacia saba que se refería a la nueva empresa que
el reto que le imponía su principal cliente, saldría de todo el proyecto, posiblemente
llegándose a propugnar la entrega del con- en su mente, o lo sabía ya de buena tinta,
trato industrial del Leopard a la firma vasca la idea fue privatizar, y en este marco, en
GAMESA, previa condición de hacerse car- el transcurso de las numerosas conversa-
go, al menos de SBB, en Sevilla, lo que no ciones formales e informales que se man-
prosperó por la negativa del principal accio- tuvieron con la empresa Krauss Maffei, y
nista de GAMESA –el BBVA-, que no debía también con Wegmann –empresa que se
ver claro el negocio, si es que lo había. Así fusionaría con Krauss Maffei-, a la empresa
estaban las cosas. alemana se le indicaba siempre que, casi
En todo esto subyacía una idea favo- como condición indispensable para iniciar
rable a la imbricación de Santa Bárbara el Programa Leopard, sería deseable que
con la industria alemana. Tanto el gobierno se hiciera cargo de Santa Bárbara, al me-
el descrédito y la poca confianza generado anterior del PSOE, como el actual del PP, nos en las facetas de asistencia tecnoló-
por Santa Bárbara, a lo largo de ese perio- estaban a favor de privatizar todo el ente. gica y de asesoramiento técnico y gestión
La cuestión era como, y con quien, ya que para reflotar la entera ENSB, dando así a
do. Los carros de combate M 60, revisados
no era fácil vender una empresa que solo KMW un papel clave, como no era menos
y reacondicionados en las instalaciones
arrojaba pérdidas. Había que adornarla y de esperar, en la buena marcha de todo el
de SBB en Sevilla, salían frecuentemen-
mucho. conjunto del proyecto. Sin embargo KMW,
te con numerosos defectos de fábrica; los
Y sin embargo, la idea inicial, y lo que con razón, se mostró reticente a hacerse
nuevos y flamantes vehículos de combate
yo mismo expresé en el documento ya re- cargo de todo el complejo de ENSB y más
VCI/C Pizarro se entregaban al Ejército con
ferido en la primera parte a propósito del bien prefería limitarse a su función de socio
retrasos y problemas de funcionamiento
estado de las unidades acorazadas, no tecnológico durante el futuro montaje o inte-
que nunca acababan de solucionarse; la
contemplaba que nuestra hacienda públi- gración de los futuros carros Leopard 2E en
modernización de los vehículos blindados ca invirtiese fuertes sumas en potenciar la Sevilla. Incluso cuando se mencionaba que
BMR llegó a provocar en el Cuartel Gene-
ral del Ejército no pocas situaciones ten-
sas, y parte de la modernización se acabó
haciendo en el propio Ejército, y con otros
contratistas como la ya desaparecida SPA.
Las municiones de 25 mm. fabricadas por
ENSB para el vehículo de exploración de
Caballería VEC desgastaban los cañones a
los pocos disparos, teniendo que recurrir el
Ejército a compras de municiones en Esta-
dos Unidos para dotar a las Unidades des-
tacadas en Bosnia y Kosovo; los defectos
del último modelo de fusil de asalto CETME
Mod. L, de 5,56 mm., fabricado en La Co-
ruña, llevaron a tener que contratar con ur-
gencia, como resultado de los rechazos de
los tres Ejércitos, un nuevo fusil que resultó
ser más tarde el G-36 HK de la industria

► A diferencia de otros vehículos, los ca-


rros de combate tienen cada uno un nombre.
En este caso, el suyo lo dice todo. Foto: Alber-
to Velasco Gil.

Julio de 2010 77
◄ Detalle de los lanzafumígenos Weg-
mann de 76 milímetros que dotan a los Leo-
pard 2A4. En total, dieciseis, repartidos a am-
bos lados de la torreta. Es uno de los pocos
puntos que sitúan a nuestros carros por de-
trás del Leclerc francés o los T-90 rusos que
cuentan con sistemas activos Galix y Sthora
respectivamente. No obstante, cabe la posi-
bilidad en el futuro de incorporar el sistema
AWiSS. Foto: Alberto Velasco Gil.

mente habrá que dotar al Ejército de Tierra


con carros de combate, pero eso pasa, al
igual que con los otros grandes programas
de armamento y material, por tener una co-
herencia industrial a través de la cual una
inversión de 240.000 ó 280.000 millones de
pesetas, todavía no está perfectamente es-
pecificado, tenga una incidencia directa en
beneficio de las industrias españolas, parti-
cularmente de aquellas que sean capaces
de construir estos carros. Es decir, se trata
de que la compensación no sea solamen-
el vehículo Pizarro pasase a formar parte cuanto a los Leopard —y con esto voy a te a través de otras industrias por comprar
de la propia línea de productos de Krauss en Alemania, como se ha hecho en el pro-
procurar contestar a varias preguntas que
Maffei, recuerdo que el presidente Sr. Haas, grama EFA, sino de que nosotros seamos
me han hecho SS. SS.— la situación es la
respondía que el Pizarro “no era su cerve- capaces de construir esos carros en una
siguiente. El Ejército de Tierra no ha pro-
za”, indicando que ni le gustaba ni quería organización industrial eficiente y entonces
gramado para el año que viene los carros
involucrarse en él. Hoy, con retrospectiva, poder dotar de los mismos a las Fuerzas
Leopard. No significa que no los quiera. Es
creo que Haas y Krauss Maffei se equivo- Armadas. Es proyecto de la secretaría de
más, yo creo que el Ejército de Tierra se
caron no aceptando quedarse con Santa Estado abordar inmediatamente unas con-
tendrá que dotar de carros de combate en versaciones con las industrias capaces de
Bárbara de inmediato, sobre todo con las el futuro, porque es arma todavía puntera
condiciones tan favorables que acabarían este país y con la industria alemana para
desde el punto de vista tecnológico y militar tratar de llegar a un acuerdo de cómo pro-
rigiendo para su venta final. y por lo tanto tendremos que actuar en ese
Los nuevos inquilinos del Ministerio ceder a organizar industrialmente la cons-
sentido. Ante el compromiso que tenemos trucción de los futuros carros de combate
de Defensa se tomaron el programa Leo-
ahora de adquirir los Leopard, este secre- del Ejército de Tierra. Por tanto, repito, des-
pard con cierta tranquilidad –la prioridad
tario de Estado y el secretario alemán van de el punto de vista de la noticia, en el año
de Eduardo Serra fue, sin duda, la profe-
a tener una entrevista en noviembre para 1997 no hay iniciación de los Leopard, pero
sionalización de las Fuerzas Armadas y la
aclarar cuál puede ser el mecanismo indus- no significa el abandono del programa, sino
derogación del servicio militar obligatorio-,
aunque, en cierto modo, se vieron abruma- trial a través del cual podamos dotar al Ejér- un período de tiempo de reflexión y trabajo
dos por la cuantía total que se podía intuir cito de Tierra de estos carros de combate, para invertir de manera eficiente esos re-
iba a alcanzar el programa, y que se va- pero la filosofía general es que evidente- cursos económicos en España y dotar al
loraba en torno a una cifra cercana a los
240.000 millones de las antiguas pesetas
para un total aproximado de 200 carros de
combate. Desde la división de logística del
Estado Mayor se hicieron todo tipo de ejer-
cicios económicos y, naturalmente, con los
presupuestos disponibles para el ET –y los
que se preveían-, era totalmente imposible
afrontar una adquisición como la que se
contemplaba.
En comparecencia ante el Congreso
el 17 de octubre de 1996, el secretario de
estado, Pedro Morenés, ya decía : “…..En

► Un poco de demagogia, para alige-


rar... ¿Alguien prefiere explorar en un VEC
antes que en un Leopard?. Por supuesto,
la respuesta depende de muchos factores,
pero cuando la situación se pone en contra,
no hay color. Además, no se puede comparar
la pegada del cañón Bushmaster de 25 mm
del pequeño blindado, con los 120 mm de los
Leopard 2E. Foto: Alberto Velasco Gil.

78 Revista Ejércitos
Historia del Leopard 2 en España

Ejército de Tierra de los carros de combate


▲ No es una leyenda urbana. Sobre pista no hay problemas, marchando en formación, pero
que empieza ya a necesitar desde el punto en campo abierto, con las limitaciones de tiempos de paz anuladas, ni los Pizarro, ni mucho
de vista de lo que es la operativa militar es- menos los M-113 son capaces de seguir el ritmo de los Leopard, cuya velocidad máxima real es
tablecida por el Gobierno”. un secreto, pero se acerca más a loa 100 km/h que a los 70 km/h que se citan en muchas fichas
Había aquí ya alguna falacia que otra, técnicas. Foto: Alberto Velasco Gil.
por parte del Ministerio, y como se puede
suponer, empezamos a preocuparnos, no LA BÚSQUEDA DE FINANCIACIÓN que, lógicamente, no era de mi competen-
sin motivo. Hoy, con la retrospectiva que cia y que, en todo caso, debería resolverse
nos da el tiempo, y a tenor de cómo se Ante la penuria de fondos y recursos en el Ministerio. El almirante Casajús, no
desarrollaron algunos aspectos, estoy con- económicos se hizo lo único que se podía obstante, absorbió con elegancia mi res-
vencido de que si no hubiera sido porque se hacer. Recuerdo con claridad meridiana, lo puesta, y al acabar la reunión me llevó a su
sucedido una tarde de finales del mes de despacho, y me entregó una copia del con-
había firmado un acuerdo a nivel ministe-
octubre de 1996 en la que tuve que asistir trato de adquisición de las fragatas F100,
rial con Alemania, y los 108 carros cedidos
a una reunión inopinada, convocada total- diciéndome: “…mi teniente coronel, copie
ya estaban en España, el gobierno del PP
mente por sorpresa, en la DGAM del Minis- Ud. al pie de la letra todo lo que aquí figu-
habría cancelado el proyecto. Ironías de la
terio, y a la que fui acompañado exclusiva- ra, poniendo Leopard donde dice fragata, y
historia, ciertamente, y de alguna manera
mente por el coronel Rodrigo. La reunión la trataremos entre los dos de llevar a buen
nos sentíamos traicionados. Me pregunto
convocó el vicealmirante Carlos Casajús, puerto este proyecto…” Recuerdo ahora
si, dado como ha evolucionado todo poste- en su calidad de subdirector de Planes y con cariño al vicealmirante, era todo un ca-
riormente, no hubiera sido mejor no seguir Programas de la DGAM, y tras informar ballero, y se portó bien con el ET, siendo
adelante. No parece que el propio Ejército, por mi parte sobre diversos datos técnicos una buena ayuda en la DGAM. Nada volvió
institucionalmente, haya valorado el hecho relativos al carro, el vicealmirante, de for- a ser lo mismo cuando se retiró, al cumplir
de contar con el carro de combate mejor ma abrupta y directa, me interpeló diciendo: la edad reglamentaria.
de Europa, desde luego no sus generales, “…Teniente Coronel, y ¿cómo piensa el ET Cuando informé de lo sucedido, mi su-
ni tampoco el gobierno –ni el de entonces pagar estos carros?”, a lo que respondí, sin perior directo el general Martin Gallego, no
ni los sucesivos-, y yo, personalmente, he cortarme lo más mínimo: “Almirante, de la pudo evitar reírse, pero, al mismo tiempo,
sido etiquetado de forma poco justa en di- misma forma que la Armada paga sus fra- echarse las manos a la cabeza, diciendo
versos ámbitos. Sea como sea, mi satisfac- gatas, con dinero, supongo...” que no podía dejarme solo. En cualquier
ción personal no me la han podido quitar, y Reconozco que fui algo impertinente, caso mi iniciativa fue celebrada, y natural-
los carros están ahí, para lo bueno y para lo pero también el vicealmirante lo fue, espe- mente copiamos íntegramente el contrato
malo. En su momento hice lo que creí era cialmente por preguntarme, siendo solo un de la Armada, en donde venía especificada
mi deber. simple teniente coronel, por una cuestión la contribución del Ministerio de Industria

Julio de 2010 79
◄ Famoso por su discurso, el Teniente
General Mena no quiso nunca ganar la misma
fama, aunque hay que decir que le hubiese
sido muy dificil, defendiendo el arma de la que
procedía. Foto: Internet.

hoy-, sin faltar a la verdad hay que expo-


ner también que si para el Ejército, y el Mi-
nisterio de Defensa, y la nación en suma,
la colaboración del Ministerio de Industria,
es beneficiosa porque sufraga unos gas-
tos que no habría otra forma de afrontar,
en realidad enmascara una grave realidad
que no es otra que la escasez de los presu-
puestos propios de la defensa y seguridad
nacionales, con cuyos solos recursos sería
imposible de atender a la necesaria mo-
dernización de los Ejércitos y por tanto de
proporcionarles los medios necesarios para
que puedan cumplir las misiones que les
encomienda la Constitución y la Ley de la
Defensa Nacional. Éste es un aspecto que
es determinante y que no tiene ninguna otra
con todo detalle. Nos pusimos manos a la sideró, o intentó, zafarse del programa, y lectura.
obra y se iniciaron conversaciones con el solo cuando vio que no había alternativa, lo Por otra parte, como se ha indicado ya,
Ministerio de Industria, llamado por aque- asumió y siguió adelante con el modelo de esta colaboración conlleva una grave ser-
llas fechas, de Industria, Ciencia y Tecno- financiación a cargo del Ministerio de Indus- vidumbre al obligar a constituir unos com-
logía –entonces dirigido por Josep Piqué-, tria. Ese momento tuvo lugar tras la cumbre plicados y artificiales esquemas industriales
y en el que el secretario de estado era, en entre Aznar y el canciller Helmut Kohl, cele- difícilmente gobernables, que son los que
aquellos días, otro catalán, Pau Guardans, brada en Bonn a finales de enero de 1997. motivan a posteriori entrar en complicados
resultado todo aquello de las cesiones que No obstante, conviene aclarar que, si procesos de homologación y de transferen-
Aznar tuvo que hacer a Convergencia y bien es cierto que el contrato para la adqui- cias de tecnología que provocan retrasos
Unión. Desde Industria se recibió toda la sición del carro Leopard 2E no hubiera sido cuando no encarecimientos del producto
colaboración posible, y el proyecto empe- posible sin la colaboración del Ministerio final, que, después de todo, deben ser su-
zó a tomar forma, y tanto nosotros como de Industria, enmarcada esta colaboración fragados por el Ministerio de Defensa. En
los alemanes, respiramos más tranquilos. dentro del acuerdo entre este Ministerio y cualquier caso, la situación es así y paro-
No obstante, todo tenía un precio, y aquí el de Defensa, que se puso a punto a prin- diando a Enrique IV de Navarra, quizás
el precio era que el programa debería de cipios de los años 90 –precisamente bajo “Paris bien vale una misa”, pero es una rea-
aportar una alta participación de la industria el gobierno del PSOE, con Julián García lidad que no se nos debe escapar, y que es
española, incluyendo el hecho de que la fi- Vargas como Ministro de Defensa-, para la que volverá a repetirse si el anunciado
gura del llamado contratista principal, sería afrontar el Programa Eurofighter –sin duda, programa 8x8 llega a iniciarse.
deseable que fuera también una empresa el programa más caro en toda la historia de Todo ello no encajaba bien con lo adver-
española. Dado que las industrias españo- las Fuerzas Armadas españolas, hoy por tido por Morenés, en la misma intervención
las no tenían apenas capacidad tecnoló-
gica para abordar un proyecto semejante,
era presumible que todo iba a encarecerse
bastante, y Krauss Maffei nos lo advirtió,
pero no pasaba nada, pagaba Industria y,
al parecer, los fondos de Industria eran in-
agotables. Muy parecido a lo que ahora se
quiere hacer con el hipotético 8x8.
No deja de resultar curioso que la forma
de financiación por adelantado que ya se
había aplicado tanto a la fragata F100 como
al Eurofighter, tuviera que venir sugerida
por el propio ET, gracias a la colaboración
del vicealmirante Casajús, y no viniera casi
impuesta, ya desde el comienzo, desde el
propio Ministerio o desde el gobierno. La
sensación era la de que el gobierno con-

► Imagen en detalle de los rodillos de


apoyo, las cadenas y los tacos de goma que
permiten no castigar demasiado ni el asfalto
ni as propias cadenas al avanzar por carrete-
ra. Foto: Alberto Velasco Gil.

80 Revista Ejércitos
Historia del Leopard 2 en España

anterior citada ante el Congreso, cuando


▲ Aunque hubo algunas dudas, finalmente la variante escogida fue el Leopard 2A5 con algu-
decía: “…nosotros arbitraremos las solucio- nas modificaciones que, de hecho, lo igualaron en capacidades con el modelo 2A6 como el de la
nes de tipo industrial y económico necesa- imagen, perteneciente al Bundeswerh.. Foto: Internet.
rias para que ese programa se pueda llevar
a efecto. Desde luego, insisto en que tendrá Aguado. José Mena –llamado cariñosa- decir que el ET no necesita enemigos fuera
que ser utilizando los recursos industria- mente por sus compañeros de promoción de su estructura, los tiene todos ya en su
les que España tiene en estos momentos, “el mono Mena”-, era, a la sazón, jefe del propia organización.
siempre mejorados y capaces de abordar PCMASA 1, en Villaverde, y había recibido Con el recién ascendido general Mena,
un programa dentro del concepto de merca- bastantes parabienes por su labor iniciando o sin él, la realidad es que el esquema de
do internacional que no cargue de ninguna la modernización de un lote de BMR,s en la posible organización industrial para la fa-
manera los presupuestos de la defensa, los las propias instalaciones del centro, aun- bricación del nuevo carro progresaba poco,
presupuestos generales o los presupuestos que contó con algún apoyo externo, y reali- y no se veía que el director general, Sr.
venideros, idea que estoy seguro que S. S. zándolo mucho mejor que SBB, cuya labor Pery, impulsase nada, más bien la DGAM
comparte...” Los presupuestos, con la fi- dejaba mucho que desear, como ya se ha parecía ser un freno a casi todo. Krauss
nanciación adelantada de Industria, no solo citado. Mena ascendió a general de briga- Maffei continuó, no obstante, sus gestiones
iban a hipotecar los presupuestos hasta da, y por idea del propio JEME –teniente y contactos con la industria española y, gra-
ya el año 2025, sino que iban a cargar con general Faura-, fue destinado a la DGAM, cias a su labor, en el programa nos hicimos
un extracoste cercano al 40% al tener que como asesor del propio Director, Pascual también una muy buena idea de las capa-
implicar a unas industrias simplemente no Pery, de forma que los intereses del ET no cidades reales de la industria, que, a decir
preparadas para la tarea que se les exigía. se descuidasen en el órgano central, y se verdad, no eran muchas.
Económicamente era todo una barbaridad, equilibrase la influencia negativa que –se INDRA como grupo industrial surgió
pero se disparaba con “pólvora del Rey”. Y pensaba-, el vicealmirante Casajús podía como la única verdaderamente capaz de
son palabras muy parecidas a las que aho- ejercer, favoreciendo más a la Armada. aportar verdaderamente algunas posibi-
ra pronuncia el Sr. Constantino Méndez, Dados los resultados que se obtuvieron lidades. No obstante se empeñaron, por
hablando de los futuros programas de de- no parece que Mena hiciera mucha labor, aquellos días, en presentar una propues-
fensa. o quizás no pudo realizarla ante la propia ta para que el carro Leopard 2 tuviese un
En aquellos días fue aupado al genera- idiosincrasia del Ministerio, y la personali- componente genuino español, que nos dio
lato desde el Estado Mayor, y muy espe- dad ciertamente más enérgica del viceal- considerables dolores de cabeza. La genial
cialmente por el teniente general Peñas, mirante Casajús, aunque éste no actuó en idea –propugnada desde la antigua ENOSA
alguien que alcanzaría más tarde una cierta ningún momento contra el ET, y doy fe de (Empresa Nacional de Óptica), en Aranjuez,
notoriedad por motivos fuera de lo que nos ello. De forma que es tradicional, se puede y ya integrada en INDRA, era nada menos
ocupa: el coronel de Caballería José Mena

Julio de 2010 81
que desarrollar un nuevo sistema de direc- produjo más confusión y no ayudó en nada del armamento principal y las municiones.
ción de tiro para el carro, totalmente hecho al programa, y si acaso, lo retrasó. Sin que La DGAM no había conseguido nada, ex-
en España. INDRA argumentaba su “con- ni siquiera hoy sepamos la razón, se llegó a cepto perder el tiempo, y retrasar un poco
siderable” experiencia, ya que había mo- poner en duda la cualificación de propiedad más la toma de decisiones.
dernizado la dirección de tiro del AMX-30, y de Krauss Maffei como interlocutor adecua- No mucho más sucedería a lo largo de
también la del M-48A5, e incluso había pro- do para la fabricación del carro, sugiriéndo- 1997, exceptuando un suceso que tuvo
porcionado el nuevo telémetro láser del M- se que también Rheinmetall –a través de su graves consecuencias para la BRIMZ XI,
60A3. Los alemanes estaban horrorizados subsidiaria MaK-, podría hacerlo, y que si en Badajoz. Entre los días 5 y 7 de no-
y nosotros también. Era como si fuéramos
se pedía oferta a ambos, se podrían rebajar viembre, las copiosas lluvias provocaron
a adquirir el último modelo de BMW, y toda
los costes. Era un argumento pueril que solo la crecida de dos afluentes del río Guadia-
la electrónica la quisiéramos poner en el ta-
podía derivarse de la falta de conocimiento na, y la inundación de una parte de la ciu-
ller de la esquina, salvando las distancias.
Personalmente, no podía creer en la osadía
y arrogancia de que daba pruebas INDRA.
El desarrollo de un sistema de control
y dirección de tiro es una tarea altamente
compleja, que requiere, para empezar el
conocimiento detallado y exhaustivo del
sistema de arma, es decir de la plataforma
carro, y del arma principal, es decir el ca-
ñón y sus municiones. Los ingenieros de
INDRA que hubieran debido de realizar tal
barbaridad, de haber prosperado la idea,
habrían tenido que desplazarse a Alema-
nia, por supuesto, estudiar el carro, su sus-
pensión, sus momentos de inercia (el nue-
vo carro tenía pesos diferentes, de torre, y
de chasis..a los del A4),..etc, el cañón, su
retroceso, vibraciones,…la potencia de fue-
go, velocidad inicial,…etc, y naturalmente
¡contar con que tanto Krauss Maffei como
Rheinmetall les iban a transferir gratis toda
la tecnología! INDRA pretendía desarrollar,
sin haberlo hecho nunca antes, un sistema
de dirección de tiro totalmente nuevo, para
un carro de nueva fabricación del que no
sabía absolutamente nada, y además todo
ello ligado a un sistema de estabilización en
tres ejes. Habría necesitado no menos de
5 años, contando con la colaboración ale-
mana, lo cual estaba, obviamente, fuera de
lugar.
La osadía y la inconsciencia de INDRA
fueron, ciertamente, más allá de lo razona-
ble, y aunque hubo un momento de duda,
desde la DGAM –aquí el vicealmirante Ca-
sajús quiso apoyar a INDRA-, y desde el
propio ET, al final los razonamientos que
el Programa presentó se impusieron, y se
le indicó a INDRA que la única opción de
que disponía si quería participar en el pro-
yecto era colaborar con la empresa STN
Atlas Krupp Elektronik –hoy fusionada en el y, quizás, también de la probable insidia del dad –produciéndose victimas-, incluyendo
grupo Rheinmetall-, diseñadora de la direc- representante de Rheinmetall en España, el acuartelamiento del RIMZ Castilla 16, y
ción de tiro y del sistema de estabilización,
Gerhard Paukner, que trató de obtener su todo el batallón de carros, y quedando prác-
y responsable de su integración, lo que, fi-
propio beneficio personal. Al final, y tras las ticamente sepultados bajo el agua todos los
nalmente, hizo, y se pudo desbloquear un
gestiones apropiadas, el Ministerio de De- Leopard 2A4. Fue un desastre descomunal.
tema tan fuera del sentido común, aun al
precio de un desgaste personal conside- fensa alemán en carta al Ministerio espa- Las pérdidas civiles fueron cuantiosas y el
rable. INDRA, no obstante, llevaría a cabo ñol, aclaró la situación exponiendo que la batallón de carros fue prácticamente borra-
una participación y contribución notables en única empresa autorizada a negociar la ex- do del despliegue del ET.
el programa, siendo la única empresa que, portación del Leopard 2 era Krauss Maffei, Fue una absoluta calamidad. No había
en su momento, cumpliría en plazo y cali- que detentaba además, los derechos de la culpables, tan solo, si acaso, los respon-
dad con su contrato. propiedad intelectual del sistema completo. sables de las infraestructuras civiles y de
Desde la DGAM se produjo algún que Mak, por otra parte, poseía los derechos del previsión, pero no había nada que hacer.
otro movimiento, por otra parte, que solo carro de recuperación, y Rheinmetall, los En el Regimiento, por otra parte, aunque la

82 Revista Ejércitos
Historia del Leopard 2 en España

mayoría de los carros estaban aparcados fieles brigadas Torregrosa y Millán junto con sible. Finalmente se logró recuperar el ba-
y con escotillas cerradas, algunos no lo el alemán Peter Kerls, recurrimos a solicitar tallón, que volvió a ser operativo en 2000,
estaban. El cuadro era dantesco. Cuando el apoyo de Krauss Maffei. Los órganos lo- aunque desde Alemania siempre se dieron
bajaron las aguas, y se despejó un poco la gísticos del ET se volcaron por completo, ciertas reticencias al respecto.
situación, sobre algún carro apareció, inclu- como era natural, pero la labor a desarrollar No obstante, y aunque en estos días, se
so, algún turismo o vehículo comercial que fue ingente. El batallón de carros Leopard ha podido ver el perfecto comportamiento
había sido arrastrado por la riada. Todos de la BRIMZ XI (44 carros) tardaría en vol- de los Leopard 2 A4, del RIMZ Castilla 16
los carros fueron afectados, algunos muy ver a ser operativo más de dos años. –más de 10 años después-, en las jorna-
gravemente. Las direcciones de tiro, la óp- Sabemos que, en Alemania, el Ejérci- das de celebración de las Fuerzas Armadas
tica, toda la electrónica, motores,…Resulta to alemán quedó desolado. Nunca había celebradas en Badajoz, si alguna vez se
imposible de descr ibir. Lo peor no ocurrido nada parecido con anterioridad. El acomete el proyecto de transformación de
carros Leopard 2 en carros de zapadores
y lanzapuentes, yo recomendaría transfor-
mar los carros del Regimiento de Badajoz,
algo que ignoro si se tendrá presente hoy
en el EME, por razones obvias.
El desastre de Badajoz consumió prác-
ticamente la casi entera totalidad de los
repuestos recibidos desde Alemania, por
lo que hubo que arbitrar mecanismos de
urgencia para adquirir nuevos repuestos.
Uno de estos mecanismos fue el de en-
lazar con uno de los grupos de trabajo de
la organización LEOBEN (Asociación de
Usuarios del Sistema de Armas Leopard)
–a la que España ya pertenece hoy como
miembro de pleno derecho-, el Grupo KO-
OPLOG (Kooperative Logistik), que permi-
tía, básicamente, la adquisición conjunta de
piezas de repuesto, herramientas y hasta
municiones, con procedimientos normales
y de urgencia, entre todos los países do-
tados con el mismo sistema de armas, a
precios, en principio, más asequibles que
los que podían encontrarse de forma inde-
pendiente en el mercado industrial, y con
plazos más rápidos. En aquellos días, sin
embargo, solo Alemania y Holanda –Suecia
apenas acababa de adherirse a la organi-
zación-, eran usuarios del Leopard 2, por lo
que la disponibilidad de repuestos gestio-
nados colectivamente no era muy grande.
No obstante, entre todos, y sobre todo con
el apoyo de Krauss Maffei, lo reconozco
públicamente, se consiguió resolver la si-
tuación paso a paso. A mediados de 1998,
asistiríamos –el general Martin Gallego, el
comandante Gallegos, y yo-, en calidad de
observadores a la reunión anual de la or-
fue el agua, sino el barro, que entró por to- consejo recibido fue el de trasladar todos los ganización LEOBEN, que tuvo lugar en la
dos los lugares. carros recuperados de nuevo a Alemania, y sede de la Escuela de las Tropas Acoraza-
Aun recuerdo la llamada telefónica a mi proceder allí a su reparación, sustituyendo das italianas en Lecce, Italia.
domicilio un sábado por la mañana –el 7 de todos los conjuntos afectados, ya que teóri-
noviembre-, del general Lago, a la sazón camente, los carros seguían siendo propie- ◄ El Tiger es el complemento perfecto
jefe de la División Acorazada Brunete 1, dad alemana. El ET no aceptó la propuesta, de los carros de combate, especialmente en
tareas de reconocimiento armado y como pro-
desde Burgos, pidiéndome que pusiera en y era lo más sensato a pesar de las circuns-
tección ante otros helicópteros. A día de hoy
marcha inmediata cuantas medidas se me tancias, ya que, naturalmente, era España son las dos puntas de lanza de nuestro Ejér-
ocurriesen para rescatar el batallón de ca- quien tendría que pagar la factura. El coste cito de Tierra. Hubiese sido interesante contar
rros de Badajoz. La actividad fue frenética hubiera sido enorme, y no había manera de con una unidad específica que dispusiese de
todo el fin de semana, pero era muy poco hacer frente a tal contingencia. Se decidió ambos medios para estas tareas, pero nunca
lo que nosotros podíamos hacer. Aparte de contratar a Krauss Maffei, y hacer todo en se previó al involucrarnos en ambos progra-
mas. Foto: Alberto Velasco Gil.
hacer acto de presencia, y destacar a mis España, minimizando costes en todo lo po-

Julio de 2010 83
AÑO NUEVO… ¿CARRO NUEVO? el cañón L55, denominado todo ello como 12,70 mm –al estilo del AMX-30-, en lugar
Sistema K900. Los suecos habían susti- de la original MG de 7,62 mm. El motivo no
A principios de 1998, asistimos –el tuido, sin embargo, los tradicionales tubos era otro que considerábamos que la efica-
general Martin Gallego y yo- a la entrega lanza-fumígenos Wegmann alemanes, por cia de un arma de 7,62 mm contra objetivos
del primer carro Leopard 2 A5 al Ejército los mismos tubos –Gallix-, que montaba el ligeramente protegidos, o vehículos, era
alemán, primero de un lote de 350, todos carro Leclerc. Además Suecia había pro- muy escasa, tanto por razones de alcance
transformados de la versión A4. Holanda cedido a adquirir 160 carros Leopard 2 A4, como de potencia de fuego, y la ametralla-
firmó igualmente un contrato para la trans- excedentes del Ejército alemán, en con- dora pesada de 12,70 mm resultaba mucho
formación de 180 carros A4, y Suecia era diciones de leasing parecidas a las de los más eficaz. Finalmente se abandonó esta
el único país que recibía 120 carros A5 to- 108 carros españoles. Con los suecos ini- idea, ante la dificultad considerable de co-
talmente nuevos. El contrato español pro- ciamos una excelente relación de amistad locar una ametralladora M2 en el interior
metía ser altamente sustancioso ante tales y colaboración profesional que espero haya del Leopard 2, que no había sido diseña-
cifras. perdurado. do para tal eventualidad. Posteriormente,
También en 1998 ya, visitamos el Ejer- Al margen de estas actividades, segui- como hemos visto hoy, en la nueva versión
cito sueco para tener conocimiento de de- mos desarrollando el detalle de la configu- Leopard 2 PSO para el combate en zonas
talle de su programa Leopard, que era el ración del carro, poniendo a punto tanto urbanizadas, sí se ha llegado a introducir
un arma de 12,70 mm, aunque en montaje
que más se parecía a lo que nosotros es- los requerimientos operativos del carro –el
externo en la torre.
tábamos gestionando. Suecia estaba pro- Ejército alemán nos había hecho llegar los
No obstante, es relevante contar como
cediendo a la fabricación de 120 unidades suyos-, como las especificaciones técnicas
en los que serían los últimos días del Sr.
del Leopard 2 A5, denominado STRV 122 de desarrollo (ETDR), estas últimas en co-
Pery Paredes como DGAM, tuvo lugar un
por el Ejército sueco, dotados con sistema ordinación con la industria, o sea Krauss
hecho que resultaría trascendente. Era
integrado de mando y control, blindaje adi- Maffei. Los requerimientos operativos fue-
un hecho claro para el ET que las únicas
cional en techo y superficies horizontales, ron remitidos al EME para su aprobación, unidades que iban a contar con carros de
reservándose una opción de fabricación firmándolos ya a finales de 1998, el tenien- combate en el futuro serían la División
de 90 carros más, que nunca ha llegado te general Narro, como segundo JEME Acorazada/Mecanizada Brunete 1 –esta-
a ejercer luego. Aunque los carros suecos entonces. Como curiosidad es interesante ba en vías de ser cambiada la denomina-
mantenían el cañón original L44, si incor- mencionar el hecho de que estuvimos con- ción acorazada por la de mecanizada-, y la
poraban, en cambio, los nuevos frenos y siderando seriamente que el carro fuera Brigada de Caballería Castillejos II, lo que
órganos elásticos que permitirían integrar armado con una ametralladora coaxial de hacía un total de 320 carros con las plan-
tillas del momento. Ese número era el que
▼ Detalle de la boca de un cañon Rheinmetall L55 de 120 mm de un leopard 2E. Foto: Ca-
se fijó como objetivo de fuerza del EME, y
talan.
a él nos ateníamos en todos los estudios.

84 Revista Ejércitos
Historia del Leopard 2 en España

◄ Los carros Leopard 2 A4 desfilaron por


primera vez en el Paseo de la Castellana el 12
de octubre de 1996. Foto: Archivo del Autor.

El contar con una fuerza total de 320 ca-


rros de combate, todos del mismo modelo y
tipo, siguió siendo un objetivo del ET, y así
siguió figurando en la documentación del
EME, e incluso en el informe justificativo de
necesidad que se incluyó en el contrato, en
su momento. Nadie, sin embargo, aposta-
ba ya por ello. Con los 101 carros que se
perdieron, iban también 7 carros de recu-
peración más, que esos, de todos modos,
siguen faltando, y que se necesitan incluso
para los 108 A4 que finalmente, han pasado
a ser propiedad del ET. En cualquier caso,
la carencia de medios de recuperación
siempre ha sido endémica en el Ejército es-
pañol, así que no resulta ninguna novedad.
Desde el punto de vista industrial no
hubo prácticamente ningún avance, y San-
ta Bárbara, ciertamente, no fue sometida a

 ningún proceso de reajuste, revisión o re-
Al objeto de tratar este aspecto, y fijar un pero como diciéndome: “Tirad sobre noso- estructuración. Durante un tiempo surgió
techo económico, se convocó una reunión tros, el enemigo está dentro…”. No me ima- con mucho interés la posibilidad de que se
en la DGAM a la que asistí, junto con el ge- gino a dos almirantes de la Armada renun- designase a la empresa CAF, de ferrocarri-
neral Rubio Barberá en representación del ciando sin lucha a una fragata. Al salir de la les, como la empresa española que podría
EME, y en la que también estuvo presente reunión les dije a ambos que iba a escribir acometer el proyecto. Tuvimos bastantes
el general Mena Aguado, recién ascendi- en el Memorial del Arma de Caballería que, contactos con ellos, al igual que Krauss Ma-
do. La reunión fue presidida por el Sr. Pery gracias a ellos, la Caballería se había que- ffei. De hecho, Krauss Maffei era también
quién comenzó diciendo: “¿Por qué 320 y dado prácticamente sin carros en el futuro. un constructor de ferrocarriles en Alema-
no 321?”, pensando, por lo visto, que era El general Rubio me conminó diciéndome: nia, y compartía con CAF muchos puntos
un número caprichoso que se nos había “¡Ya te guardarás mucho!”, no hice nada comunes. En el ET nos pareció una buena
ocurrido al azar. Sorprendentemente ni el pero lo hago hoy, para que históricamen- solución, que nos daba confianza. Los ca-
general Rubio, ni el general Mena, respon- te se sepa la realidad. Dado que el propio rros se hubieran fabricado en Zaragoza, lo
dieron nada de nada, y yo no reaccioné en general Rubio representaba al EME, nadie que dado la proximidad del campo de ma-
ese momento, dada mi sorpresa. Al contra- movió un dedo, y aunque se pueda decir niobras de San Gregorio, hubiera resulta-
rio, creo recordar que fue el Sr. Pery quién que era obvio que se contaba con los Leo- do muy útil. Recuerdo de aquellos días la
nos preguntó cuál era la plantilla de carros pard 2 A4, no era así, y quizás con lo que amistad que entablé con Luis Arconada –el
de la División Brunete, que se le explicó se contaba era con el Centauro, y en algún famoso guardameta de la Real Sociedad y
era de 207 carros –incluyendo el Regimien- nivel se había decidido ya que el futuro de de la selección española-, que era entonces
to de Caballería divisionario-, pero que se la Caballería estaba en las ruedas. Nunca uno de los directivos de CAF. Desgraciada-
contemplaban 12 más para los centros de lo supe a ciencia cierta, y dudo mucho que mente, desde algún sector del gobierno, y
enseñanza. Consecuentemente se fijó así, así fuera. Fue un error y era simplemente del Ministerio de Defensa, no se veía a CAF
sin más, en 219 el número de carros nue- incompetencia. con buenos ojos, y la idea no prosperó.
vos a adquirir, a los que se añadían 16 ca-
rros de recuperación. Repuesto de mi sor-
presa expliqué al Sr. Pery, obviando a los
dos generales ya, que los 101 carros que
faltaban eran la plantilla de la Brigada de
Caballería,a lo cual el Sr. Pery respondió,
sonriéndose: “Ah, sí,…no vamos a dejar a
la Caballería sin carros, claro…”, y ambos
generales le rieron la gracia, y ¡eran de Ca-
ballería, los dos!. Así, sin más ambages, se
selló el futuro de la Brigada II. El almirante
Casajús que también asistió a la reunión
–y no abrió la boca-, me miró con simpatía,

► Los últimos carros M-47E2 prestaron


servicio en el Regimiento Córdoba 10 hasta
muy poco tiempo antes de la llegada de los
Leopard. El cambio fue radical. Foto: Archivo
del Autor.

Julio de 2010 85
CAMBIOS, CAMBIOS Y MÁS CAM-
BIOS

El año 1998 iba a resultar, al margen de


lo expuesto, un año complicado, repleto de
cambios, algunos inesperados. A principios
del verano, y sin muchas explicaciones, fue
cesado el Director General de Armamento,
Sr. Pery, y sustituido, con gran sorpresa de
todos, por el general de división del Aire,
Miguel Valverde Gómez, que era totalmen-
te desconocido en el ET, y en gran parte de
la Administración militar. Valverde era el pri-
mer director militar de la DGAM en muchos
años. Curiosamente yo le conocía perso-
nalmente ya que él como teniente coronel,
y yo como capitán, habíamos trabajado
juntos cuando coincidimos como alumnos 

de las respectivas escuelas de estado ma-
yor, y amigo personal. Con todo el cambio les fueron altamente difíciles y tensas-, y el
yor, en un ejercicio conjunto allá por 1981.
más espectacular fue el del JEME, teniente Programa Coraza 2000 incorporó además
Aunque no resultase relevante, nos alegra-
general Faura, que tras varios desacuer- al Programa Pizarro –que venía ya duran-
mos del cambio, si bien para el almirante
dos con el ministro Serra, fue relevado del do 2 años-, pasando a llamarse Subdirec-
Casajús pudo no resultar agradable, ya que
mando en octubre de 1998, y sustituido por ción de Programas, nombre que perdura
Valverde era, en cierto modo, un advene-
el teniente general Alfonso Pardo de Santa- en la actualidad. También se incorporaría el
dizo, y más moderno que él. También pa-
yana. La pérdida de Faura fue muy sentida Programa de modernización del BMR, que
saría a la reserva el teniente general Juan
por todos nosotros, decididamente todo ha- había empezado en 1994. Yo mismo ascen-
García Martínez, sustituyéndole como Jefe
bía cambiado y las cosas serian muy difíci- dería a coronel a finales de 1998, y hoy no
del Mando de Apoyo Logístico el teniente
les más adelante, esencialmente debido a alcanzo a comprender como no fui sustitui-
general Carlos Herrera Ruiz, viejo conocido
la falta de carácter de la gran mayoría de do por alguien más acomodaticio y dado al
ya. García Martínez, curiosamente, pasó a
los nuevos altos cargos. compromiso.
trabajar posteriormente como asesor de la
También el programa experimentó nue- Los cambios llegaron, incluso, a Alema-
Empresa Nacional Santa Bárbara, aunque
tengo que decir que fue de forma efímera vos cambios considerables. En primer lu- nia, y así con la victoria electoral del can-
y muy breve, obviamente por no coincidir, gar, el general Martín Gallego ascendió a ciller Schroeder, Helmut Kohl desapareció
con toda seguridad, con los planteamientos general de división, y aunque le prometie- de la escena política en Alemania, y con él,
y rumbo tomados por la empresa. ron elevar de rango el programa, a efectos nuestro ministro de Defensa “amigo”, Volker
Como Director de Abastecimiento fue de que continuase en él, no quiso seguir en Ruhe. El nuevo parlamento alemán llego a
nombrado el general Rubio Barberá, y a la Madrid y fue destinado a Valladolid. Su rele- cuestionar la razón de tan especial trato de
división de Logística del EME, fue destina- vo fue alguien cuyo nombre prefiero omitir, favor a España, mientras que el contrato de
do el general de brigada Antonio Labalsa dada su incompetencia y estulticia sin lími- fabricación de los nuevos carros –transcu-
Llaquet, de mi promoción de Estado Ma- tes, -y con quien las relaciones profesiona- rridos ya 2 años desde la cesión de los 108
carros A4-, seguía sin firmarse. El agrega-
do militar alemán en Madrid, coronel Peter
Nagel, también fue trasladado a Alemania,
ascendiendo a general, y se envió, en su
lugar, a un nuevo agregado que era un co-
ronel de la Luftwaffe, y de carros de comba-
te no sabía nada. Para colmo, el Sr. Haas,
presidente de Krauss Maffei falleció repen-
tinamente, y fue sustituido interinamente,
para ya en 1999 pasar la empresa a fusio-
narse con la empresa Wegmann, de Kas-
sel, pasando el conjunto a llamarse Krauss
Maffei Wegmann, con el Sr. Manfred Bode,
como nuevo presidente. No podía haber ya
más cambios, “annus horribilis” como dijo,
una vez, la reina Isabel II de Inglaterra, y lo
peor estaba aun por venir.

▲ En 1996 el único carro de recuperación


disponible en España era el M-47E3R. Foto:
Archivo del Autor.

◄ En 1996, Alemania, Suecia y España


fueron los primeros compradores del Leopard
2 A5. Foto: Archivo del Autor.

86 Revista Ejércitos
Historia del Leopard 2 en España

LA IRRUPCIÓN DE ISDEFE Y SBB Leopard. Era justo lo contrario de todo lo plan de gestión correcto, ni un plan de ries-
que, tanto el ministro Serra, como el secre- gos, ni un calendario aceptable, así como
Durante el último trimestre de 1998, tario de Estado Morenés, habían expuesto un desglose de precios, separación de cos-
irrumpió ya con toda energía en el Programa en el Congreso en 1996. No se podía en- tes recurrentes y no recurrentes, ni tampo-
–y en la Subdirección-, la llamada Gerencia tender, ni se entiende aun hoy. Era obvio co un plan logístico admisible ni correcto
de Compensaciones Industriales –más tar- que se quería privatizar la empresa y no desde ningún punto de vista. SBB, por boca
de y hoy ya, Gerencia de Cooperación In- cargar más con las pérdidas continuas que de su director entonces –Pedro Franco-, se
ternacional (GECOIN)-, que dirigía Antonio su mala gestión acarreaba desde hacía ya echaba las manos a la cabeza, decía que
Rodríguez. Este organismo que no figuraba muchos años, y también, quizás, la presión no entendía lo que le pedíamos, y que solo
en ningún sitio había sido creado por Nar- del nuevo gobierno alemán obligaba ya a buscábamos su ruina,…resultaba inaudi-
cís Serra, en 1982, con la inestimable ayu- firmar un contrato. La única esperanza que to! Era obvio que estaban acostumbrados
da de Eduardo Serra, entonces Secretario se mantenía abierta era que se adjudicase, a hacer lo que les daba la gana, y ahora
de Estado, colocando a Antonio Rodríguez después de todo, a la propia Krauss Maffei unos cuantos “iluminados”, como nos cali-
–antes director de ENOSA en Aranjuez-, a Wegmann en algún momento. ficaban, no les iban a enseñar cómo hacer
su frente. Fue un organismo de inestimable A partir de ahí todo fueron ya reuniones las cosas. La realidad fue mucho peor de lo
ayuda para el PSOE y para Narcís Serra. sin fin, y preparación del contrato. Las jor- que parece al reflejarla en estas páginas, y
Ahora, dos años después de la victoria del nadas que dedicamos fueron agotadoras e resulta indescriptible. El propio Pedro Fran-
PP, renacía con inusitada fuerza. En el mo- interminables, saliendo, en ocasiones, del co se permitía el lujo de calificar a Krauss
mento de la victoria electoral –en 1996-, un Ministerio de Defensa a las 2 de la madru- Maffei como “una cabra mocha” de la que
“golpe de mano” burocrático y de oportuni- gada del día siguiente. Se logró, finalmente, no tenía nada que aprender, palabras tex-
dad integró la GECOIN en la organización poner a punto un contrato aceptable, hasta tuales auténticas.
ISDEFE, al objeto de preservarla de su po- que caímos en la cuenta de que el contrato Ante este estado de cosas el Programa
sible desaparición si es que el gobierno del no hacía ninguna mención a Krauss Maffei informó tanto al Mando de Apoyo Logístico
PP decidía tal eventualidad. La “inocencia” Wegmann, que era quien sabía fabricar el del Ejército como al mismo Estado Mayor
del gobierno de Aznar, conservando en sus carro. De acuerdo con la Ley de Contra- del Ejército, de que era inviable firmar un
puestos a todos aquellos intrigantes rayó tos de la Administración del Estado, que contrato con SBB en tales condiciones, ni
en la pusilanimidad, por no emplear otro llegamos a sabernos casi de memoria, no siquiera aconsejable, y que, en cualquier
calificativo. Antonio Rodríguez pasó a ser, se podía contratar con nadie que no acre- caso, se iban a necesitar no menos de seis
incluso, consejero delegado adjunto de la ditase la suficiente experiencia ni la capa- meses todavía para que SBB presentase la
propia ISDEFE. cidad tecnológica adecuada para producir documentación preceptiva que se le reque-
La Gerencia, al igual que la ISDEFE de un producto determinado, a la par que la ría para firmar un contrato, y llegase, ade-
hoy que cita continuamente el Sr. Constan- propiedad intelectual sobre el producto o en más, a los acuerdos necesarios con Krauss
tino Méndez para el programa 8x8, era la su defecto, la existencia de unos acuerdos Maffei que garantizasen que SBB podía fa-
encargada de definir la estructura industrial de transferencia tecnológica tales que ga- bricar el carro. Desde el Ministerio –Antonio
más apropiada para el Programa Leopard. rantizasen la existencia y posesión de ese Rodríguez al frente-, se argumentó que no
Fue la Gerencia –Antonio Rodríguez perso- conocimiento. Nada de eso se daba, por era posible, dado que el horizonte econó-
nalmente-, quien definió todas y cada una lo que era imposible firmar un contrato tal mico podría variar y no se garantizaba el
de las empresas españolas que llegarían como quería el ministerio, solo con SBB. adelanto de presupuestos que se debía re-
a participar en el proyecto. Su actitud pro- Al margen, se estudió detalladamente cibir desde el Ministerio de Industria, sin lo
vocaba una profunda desconfianza entre la documentación que aportaba la propia cual no había programa. Consecuentemen-
todos nosotros, y bromeando rebautizamos SBB. Era un desastre, ni se presentaba un te se fijó el 31 de diciembre de 1998 como
a la Gerencia con el nombre de “Spectra”
–y los aficionados a las películas de James
Bond lo entenderán-, y al Gerente (AR)
como el “Dr. NO”. Para empezar, y de forma
sorprendente, con nocturnidad y alevosía,
se decidió que la empresa española que fa-
bricaría el carro tenía que ser Santa Bárba-
ra, SBB en concreto. Al parecer se lo comu-
nicó el propio Antonio Rodríguez al JEME,
teniente general Pardo de Santayana, y en
el Programa nos lo presentaron como un
hecho consumado.
De repente, sin preaviso, sin mejorar
para nada la empresa, sin reestructurarla,
sin nada de nada, aquella “cacharrería” de
la que había hablado el Sr. Pery, se trans-
formaba en la empresa española que iba a
tener el privilegio –y la importante inyección
económica-, que suponía el contrato del

► Las inundaciones de Badajoz elimina-


ron totalmente uno de los batallones de carros
Leopard 2 A4 recibidos tan solo un año des-
pués de su incorporación. Foto: Internet.

Julio de 2010 87
, fue la propia SBB la que abogaba por el
nuevo cañón de 120/55, sin argumentar ya
nada en cuanto a experiencia, riesgos, o
materiales previamente adquiridos. Natu-
ralmente, a cambio de un aumento del cos-
te. El “sabio” que proponía ésto ahora, no
era otro que el nuevo presidente de Santa
Bárbara – Alfonso Vila-, un coronel ingenie-
ro que había sido hasta ese momento el
director de la fábrica de La Coruña, y sos-
pechoso principal del fiasco de los fusiles
Cetme L. Alfonso Vila presumía de ser ami-
go de todos los generales, y en particular
del teniente general Herrera, e incluso del
Rey Juan Carlos, ya que era de la misma
promoción, la XIV de la Academia General.
Contrariamente a la recomendación perso-
nal, y del Programa, que se manifestaba a
favor de la nueva arma principal, pero no
al incremento de coste, desde el Ministerio
y desde el ET -quizás Alfonso Vila influyó
después de todo-, se aceptó modificar el

la fecha tope para firmar el contrato, y se y la documentación respectiva. Quedaban


conminó a SBB a mejorar en lo posible su pendientes de contrato, aunque aprobada
documentación. Todo incitaba a una chapu- su contratación desde el Ministerio, y reser-
za, y con la perspectiva que da el tiempo, vados los créditos necesarios, los simula-
está claro ahora que era el ministro Serra dores y medios especiales de enseñanza,
el primer interesado ya en firmar el contrato un lote inicial de munición de guerra, y el
con SBB. sistema de aire acondicionado, que se
Lo que se firmó con SBB el 31 de di- había considerado deseable en los reque-
ciembre de 1998 fue, a todas luces, ilegal, rimientos operativos, junto a una unidad
y lo firmó el propio Eduardo Serra perso- auxiliar de potencia, cuando se presentase
nalmente. Mi firma solo fue en el informe la solución técnica apropiada que, en aque-
de necesidad, que seguía hablando de una llos momentos, no existía. Estas cifras se-
segunda fase –en algún momento- de 101 rian sometidas a revisión posteriormente y
carros más y 7 carros de recuperación. Se requerirían una nueva provisión de fondos.
firmaba un contrato con una empresa cla- Un punto importante, y que daría lugar
ramente no capacitada para acometer el a la primera fricción importante con SBB –y
objeto del contrato, dándole un plazo de con todo el conjunto de Santa Bárbara-, fue
seis meses para llegar a los acuerdos ne- el armamento principal. El carro de com-
cesarios con Krauss Maffei que garantiza- bate que se contrataba era básicamente el
sen el conocimiento tecnológico necesario. mismo A5 de la versión sueca, con cañón
Es decir, se firmó aceptando ya, de entrada, de 120/44, ya que aunque sabíamos de
un retraso de seis meses. No era un buen la existencia ya, con resultados excelen-
augurio. Faltaban, además, los contratos tes –sobre todo una excepcional velocidad
particulares que SBB debería firmar con inicial-, del nuevo cañón de 120/55, SBB
los subcontratistas, que, en ese momento, con vehemencia, expuso que no le daba
eran solo INDRA, para la dirección de tiro, ya tiempo, que estimaba que el cañón no
e IZAR (antes Bazán y hoy Navantia), para estaba suficientemente probado, y que no
el motor. quería arriesgarse, al margen de haber ya
El montante del contrato –a financiar acumulado materiales en la fábrica de Tru-
por Industria-, era de 318.000 millones de bia para el arma de 120/44. Eran excusas
las antiguas pesetas, y cubría, en principio, inaceptables y llenas de falacias que con-
los 219 carros de combate, y 4 carros de vencieron en el Ministerio, a pesar de todo.
enseñanza, los 16 carros de recuperación, Seis meses después –en mayo de 1999-

▲ Un detalle curioso: Se puede apreciar el grosor de los faldones delanteros, muy superior al
de los traseros -la torreta está mirando a popa del carro-. La misión de este blindaje reforzado es
proteger la santabárbara del carro. Foto: Diario de un Carrista.

► El Leopard 2 PSO (Peace Support Operations) es una variante especialmente desarrollada


pensando en el combate urbano y COIN. Además de su característica pala tiene un blindaje supe-
rior, sistema de protección activo y ametralladora operada por control remoto, al estilo del Leclerc
Azur. Foto: Veppar.

88 Revista Ejércitos
Historia del Leopard 2 en España

contrato, firmándose ya una primera en- Santa Bárbara en sus fábricas de Murcia y lo expusimos al EME, la respuesta que
mienda al contrato por valor de unos 5.000 Granada. personalmente recibí del teniente general
millones de pesetas más. Empezábamos Los primeros seis meses de 1999 trans- Pardo de Santayana fue que se lo dijera
una historia interminable, con la cúpula mili- currieron con la incertidumbre de ver los re- yo personalmente a Antonio Rodríguez, lo
tar cediendo en todos los campos. sultados a los que llegaba SBB con Krauss
que, naturalmente, no hice. El carro venía
La munición de guerra prevista de con- Maffei Wegmann (KMW). SBB no solo tenia
a costar alrededor de los 1.000 millones de
tratar, también iba a suponer un motivo de que firmar acuerdos con KMW sino también
divergencias, no solo con SBB, sino con la con Rheinmetall-MaK para el carro de recu- pesetas por unidad, cuando en Alemania
propia Rheinmetall, aunque en aquel mo- peración. Y, además, con INDRA y la actual su coste era del orden de los 700 millones,
mento no lo sabíamos. La munición no se Navantia, y éstas, a su vez, con STN Atlas y los carros de recuperación una cifra del
contrató debido a que Rheinmetall informó y con MTU, respectivamente. Y no eran orden de los 1.100 millones cada uno. En el
al Programa de que los tipos previstos: las únicas: estaba la transmisión, que en Programa estábamos convencidos de que
DM 33, perforante, y DM 12 A1, explosiva Alemania era RENK, las cadenas y zapa- el margen habría dado de sobra para haber
de carga hueca, se dejaban ya de fabricar, tas, DIEHL, la óptica, Zeiss,…etc. Todo un incluido de entrada, al mismo precio inicial,
estando previsto fabricar y poner en servi- verdadero galimatías que la GECOIN iba a el cañón 120/55 a poco que se hubiera pre-
cio unos nuevos tipos en breve, incluyendo embrollar aun más.
sionado desde el ET o desde el Ministerio.
aquí un nuevo modelo de munición explo- Desde el Programa se detectó, ya des-
Era, ciertamente, el carro Leopard 2 más
siva rompedora con espoleta de percusión de los primeros momentos, un incremento
o a tiempos. Consecuentemente, el Pro- de costes irrazonable y, desde luego, no caro que se iba a construir en la historia.
grama recomendó esperar y dejar pendien- justificado adecuadamente por SBB. En La realidad es que, personalmente, no me
te la contratación de la munición, que, en suma, este extracoste venía a suponer un sentía orgulloso, más bien me sentía utili-
principio, debería ser también fabricada por 39 % globalmente considerado. Cuando zado.

Julio de 2010 89
EL CONTRATO DEFINITIVO dose todo a una única velada alusión a un Steyr, en Austria. Por otro lado, a partir de
tecnólogo –supuestamente KMW-, con el 1998 se comenzó a insistir con fuerza en el
El Programa comenzaba plagado de di- que SBB acordaría posteriormente la trans- concepto de la llamada “Identidad Europea
ficultades y con las semillas de la discordia ferencia tecnológica indispensable para lle- de Defensa” y en la necesidad urgente de
sembradas de forma inequívoca. Pronto var adelante el contrato. consolidar la actividad de las industrias eu-
lo comprobaríamos. La nacionalización y Más adelante, en 1999, en efecto la em- ropeas de armamento, lo que, en principio,
fabricación en España de componentes y presa española y la alemana suscribirían justificaba rematar cuanto antes la solución
conjuntos principales, conllevaría, no obs- un acuerdo de cooperación industrial en el alemana para la privatización de ENSB. O
tante, un coste que se incrementaba tanto que, con toda lógica, se afirmaba clara a al menos eso parecía.
más cuanto mayor era esta participación inequívocamente la obligatoriedad de sal- Tras la firma del contrato el 31 de di-
y más esfuerzo debía realizar la industria vaguardar la protección de la tecnología del ciembre de 1998, se contempló, en prin-
nacional, que al igual que sucedía con carro Leopard en el caso de privatización cipio, un ritmo de producción mensual de 4
otros programas relevantes entonces, del de SBB a favor de un accionista mayorita- carros, con objeto de finalizar el programa
Ministerio de Defensa –Eurofighter, Fraga- rio que resultase ser competidor directo o hacia el año 2007, como muy tarde. El Pro-
ta F100, etc..-, llevaba a que las industrias indirecto de la industria alemana, algo que grama contemplaba las siguientes fases:
españolas seleccionadas participarían obli- resultaría ser de aplicación en un plazo casi
gatoriamente en el programa Leopard se- inmediato. Lo que quizás no pensaba na- • Fase I: de definición de las especifi-
gún un marco de cofabricación fijado por el die –aun cuando ya hoy tengo dudas-, era caciones detalladas de Requisitos, de
Consejo de Ministros de, al menos, un 60% que KMW habría de enfrentarse a un com- preparación de los Planes del Progra-
del valor total del contrato, pudiendo fabri- petidor por la privatización de una empresa ma, de presentación de las propues-
carse en Alemania hasta el 40% restante española aparentemente ruinosa como era tas de aprobación de subcontratistas,
como máximo y recibiéndose como mínimo ENSB y mucho menos a la poderosa in- por parte del Ministerio de Defensa y
un 20% de transferencias de tecnología. dustria norteamericana General Dynamics, de negociación y firma de subcontra-
El resultado de la decisión de firmar fue que ya empezó entonces a interesarse por tos con tecnólogos y subcontratistas
un contrato, en el que la Administración se algunas empresas europeas, y adquirió de 1er nivel, con una duración de seis
vinculaba con la Empresa Nacional Santa
Bárbara (ENSB), sin que existiese todavía ▼ Bergepanzer BPz3 Büffel. Se trata de la variante de recuperación del Leopard 2, de los que
un acuerdo efectivo entre SBB y la empresa España cuenta con 16 unidades, un número a todas luces insuficiente que viene a prolongar la
carencia de nuestras FAS en este tipo de medios. Foto: Sandtein.
alemana Krauss Maffei Wegmann, limitán-
Historia del Leopard 2 en España

peso se seguía manteniendo, gracias


al motor MTU MB 873 Ka 501, en el
orden de los 25 HP/tm, una de las
más elevadas, incluso hoy, y prácti-
camente no conseguida por ningún
otro carro del mundo.

• Operatividad: sistemas de visión


diurna/nocturna independientes para
el jefe de carro. Quizás lo más signi-
ficativo sea la adopción de un siste-
ma totalmente eléctrico para el movi-
miento de la torre del carro, habiendo
quedado eliminado por completo el
sistema hidráulico y reduciéndose así
considerablemente los riesgos de in-
cendio. Sistema de navegación GPS
y posibilidad de ir dotado con un sis-
tema integrado de mando e informa-
ción para dirección del combate. Los
meses. energía cinética (KE), como poliva- carros suecos y alemanes iban ya do-
lente (MZ) y de alto explosivo (HE). tados con este sistema denominado
• Fase II: de desarrollo de la peculiari- IFIS (Integrierte Führung Systeme)
dad española y de desarrollo y adap- • Protección: mejora considerable y en Alemania. Para el modelo español
tación de los carros de combate y de aumento del blindaje, que incluía un quedó pendiente de desarrollo, defi-
recuperación fabricación del 1er carro nuevo diseño de la parte frontal de niéndose como sistema de combate
y CRec. Calificación del 1er carro de la torre (más parecida ahora a los al conjunto de la dirección de tiro más
combate y CRec. Inicio del suminis- primeros prototipos) y de la proa del el sistema de mando y control.
tro del apoyo logístico. carro. Asimismo se incrementaba la
protección del techo y partes supe- Si la fase de contratación había sido
• Fase III: de producción en serie. riores contra armas de tiro vertical, dura, la producción no lo iba a ser menos,
como son las bombas de dispersión ya que se vería agravada muy seriamente
La versión A6, finalmente contratada con lanzadas por aviones, helicópteros por la decisión sobre la privatización.
la modificación del cañón L55, incorporaba o artillería. Aunque el resultado ha
al diseño inicial, todas las enseñanzas de- sido aumentar en unas 7 toneladas el
rivadas de los últimos conflictos, así como peso del carro, la relación potencia/ Antonio J. Candil Muñoz
las experiencias obtenidas del empleo de
las variedades hasta ahora en servicio, y
de los equipos y accesorios utilizados has-
ta aquel momento. Sin embargo, la mayor
parte de los componentes eran idénticos o
con sólo mejoras relativas, respecto de los
utilizados en la versión A4. Básicamente las
mejoras introducidas respecto del A4 eran
las siguientes:

• Potencia de fuego: introducción de


municiones mejoradas para el cañón
de ánima lisa de 120 mm, tanto de

▲ El Kodiak, la variante para ingenieros


del Leopard 2 que constituye uno de los sue-
ños de los zapadores españoles, pero que
España difícilmente se podrá permitir. Foto:
Rheinmetall.

► Cambio de motor en un Leopard 2 A4


del Bundesheer. El motor que equipa a estos
carros es un motor MTU MB 873 diesel de 12
cilindros que desarrolla 1.500 Cv. Foto: Ejér-
cito austríaco.

Julio de 2010 91
EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

LEOPARD 2
Historia del Tras lo que no fue sino una firma apresu-
rada del contrato con SBB a finales de 1998,
los que componíamos el ya oficialmente Pro-
grama Leopardo nos dispusimos a afrontar

en España 1999 con el mejor espíritu. No era fácil. Des-


pués de tanto porfiar, nos encontrábamos con
que –independientemente de los Leopard 2 A4
cedidos por Alemania, y que hoy veo como un
éxito irrepetible-, estábamos abocados a tra-
bajar con una empresa que, en palabras del
propio Ministro de Defensa, y del Secretario
de Estado, era mala, no estaba cualificada
para acometer el proyecto, y además, no tenía,
a efectos prácticos, ningún acuerdo firmado
con el verdadero propietario de la propiedad
intelectual del carro Leopard, que era Krauss
Maffei, que le permitiera llevar a cabo la fabri-
cación del carro.

por Antonio J. Candil Muñóz

A
todas luces, si la empresa alemana se
hubiera echado atrás, el contrato no
habría sido más que papel mojado sin
ningún valor, y además iba en contra de la legis-
lación de la propia Administración del Estado, que
establece que para otorgar un contrato a una em-
presa, es condición “sine qua non” que ésta acre-
dite su capacidad técnica para cumplir el contrato.
El exagerado apresuramiento en la firma del
contrato –que, como ya se ha dicho, fue desacon-
sejado desde el Programa, indicándosele al Minis-
terio de Defensa, que se precisaban al menos seis
meses más-, entiendo que debió obedecer a la
necesidad de salvar la cara con Alemania, espe-
cialmente cuando habían transcurrido ya casi más
de tres años desde que se cedieran los carros A4.
Empero, si tenemos en cuenta como evolucionó
"A todos mis subordinados y colaboradores en todo, está claro hoy que tuvo que haber otros mo-
el Programa, el mejor equipo humano que he te- tivos que sin duda solo el Sr. Eduardo Serra cono-
nido el honor de dirigir..." cerá. Por nuestra parte, en el Ejército habíamos
perdido el control del programa, y lo que fuese a
Antonio J. Candil Muñóz ser, ya estaba fuera de nuestra gestión. Solo nos

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 50


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

quedaba decir algo en el aspecto tecnológico, y de aire acondicionado, por no existir una solución ficación o evaluación, nada de nada. Y además, ma sueco por aquellos días –general de brigada
tampoco demasiado, como veremos. técnica en el momento de la firma del contrato. insistía en que no tenían nada que aprender de Stüre Arlebeck-, me comentó que en Suecia, aun
Al final, se acometía la fabricación del carro Todos estos aspectos que se dejaban pendientes Krauss Maffei. Por supuesto, cuando finalmente teniendo una industria pesada notable que iba
Leopard 2E “a toda costa”, como lo calificaba el supondrían una lucha constante y agotadora más SBB llegó a un acuerdo con Krauss Maffei, ni en desde Hagglunds a Volvo, pasando por Saab, ha-
entonces director técnico del Programa, y buen tarde, tanto con SBB como con Krauss Maffei. el Programa ni en el ET supimos nada del conte- bían preferido designar como contratista principal
amigo, coronel ingeniero Rafael Rodrigo. De esta El primer semestre de 1999 transcurrió dedi- nido, ni se nos dio siquiera una copia de cortesía a Krauss Maffei, dado que era la mejor manera de
manera, puede decirse que los ingredientes de cándonos a seguir profundizando en la definición del acuerdo, aunque más tarde y con ocasión de responsabilizar a quien de verdad sabía fabricar el
una chapuza estaban ya servidos, y nada de lo de la configuración del carro, concretamente en el la privatización si tuvimos conocimiento de una carro, y exigirle, en consecuencia, sus responsa-
que inicialmente habíamos contemplado para el desarrollo de las especificaciones técnicas de los de las clausulas vinculantes, y determinantes, del bilidades. Este hecho se revelaría como una gran
entorno del Programa iba a sostenerse, llegándo- requisitos operativos, mientras SBB ponía a pun- mismo. verdad, ya que en alguna ocasión más adelante,
se a extremos increíbles. Ibamos a luchar contra to su contrato con Krauss Maffei Wegmann para Las relaciones del Programa con Krauss Ma- cuando surgieron algunas dificultades y yo, per-
los elementos –parodiando a Felipe II-, y desgra- poder participar en el proyecto, al tiempo que nos ffei seguían siendo excelentes, y ello era una sonalmente, exigí a Krauss Maffei la toma de me-
ciadamente, como dijo el general Westmoreland, presentaba, con cuentagotas, toda la documenta- buena ayuda, que nos permitía anticiparnos a las didas, por parte alemana se me respondió, edu-
a propósito de Vietnam, el enemigo “estaba den- ción preceptiva que debía haber figurado ya en el barbaridades que SBB podía llegar a realizar. El cada pero duramente, recordándome que Krauss
tro”. contrato. haber designado a SBB como contratista principal Maffei no tenía contraído ningún contrato con el
Resultaba agotador, y todos en el Programa era un error que sorprende no se haya enmen- Ejército español, lo que era verdad, y por lo tanto
teníamos la sensación de estar trabajando para dado ya de cara a futuros proyectos, y además no tenía ninguna obligación para con el Programa.
SBB, en realidad, ya que no solo le indicábamos casi se haya repetido recientemente en el caso Más tarde supimos que la actitud de Krauss Maffei
que los diversos planes que presentaba no valían, del MRAP RG-31, con los resultados conocidos estaba motivada en parte por la falta de pago en la
LOS ENTRESIJOS DEL CONTRATO sino que además, teníamos que decirle como te- de retrasos y averías o fallos en la integración, que SBB incurría con frecuencia.
nía que hacerlos. En más de una ocasión, tuve que se han hecho públicos. El Jefe del Progra- Hoy resulta evidente la incapacidad de SBB
El contrato firmado por el ministro Eduardo Se- que echar mano de todos los recursos diplomáti-
rra –técnicamente denominado Orden de Ejecu- cos habidos y por haber, ya que mi propio equipo
ción (OE-INV-98/B) por si alguien quiere localizar se cansaba, y me exponía que no estaban dis-
su referencia-, comprendía la fabricación y entre- puestos a hacer el trabajo que se suponía que
ga al ET de: debía hacer la empresa. Trabajo que además, la
empresa estaba cobrando. Puede resultar increí-
• 219 carros de combate Leopard 2E ble, pero SBB no sabía cómo hacer un plan de
• 4 carros escuela gestión, no presentaba un plan de riesgos, y el
• 16 carros de recuperación CRec Büffel 2, calendario de entregas que nos exponía era poco
en España denominados Leopard 2ER. menos que una broma, ya que todos sabíamos
que no era real. Ni que decir tiene que el concep-
Adicionalmente se contemplaban una serie de to de apoyo logístico integrado que exigíamos le
simuladores y entrenadores, un sistema de ense- sonaba a chino. En resumen, y en palabras del
ñanza asistida por ordenador, manuales técnicos, propio director todavía en aquellos días de SBB
un módulo de munición de guerra y un conjunto –Pedro Franco-, el ET le había firmado un con-
completo de repuestos a definir según un concep- trato, y ahora lo que debíamos hacer era esperar
to de apoyo logístico integrado para el ciclo de a que él nos avisase, diciéndonos que los carros
vida (ILS), y que había que definir, siempre dentro estaban listos y que podíamos pasar a recogerlos.
del alcance económico fijado y que era el estipu- Ni más ni menos, y al precio módico de 323.000
lado en el contrato, de 318.000 millones de pe- millones de pesetas. No contemplaba ni hitos de
setas inicialmente. Cantidad que, como ya hemos control, ni inspecciones técnicas, ni fase de cali-
visto, aumentó a 323.000 millones al modificarse
el contrato en mayo de 1999 para dar cabida al
► De esta guisa pudimos ver los Leopard 2 A4
cañón L55. Aunque también se consideraba en
en el último día de las FAS, en Badajoz, durante
los requerimientos, se aplazó la contratación de
una exhibición dinámica.
la unidad de potencia auxiliar (UPA) y del sistema

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 51


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

Otorgar la consideración de contratista principal cación, y SBB llegaba al acuerdo pertinente con
para el proyecto, y por tanto la responsabilidad Krauss Maffei Wegmann, en el Programa nos de-
consiguiente, a una empresa que no detentaba la dicamos, como ya se ha dicho, a dar los últimos
propiedad intelectual del producto, ni conocía el toques a la especificación técnica de requisitos
equipo, no fue muy sensato. Hay que exigir res- del carro, y a profundizar en aquellos aspectos
ponsabilidades al contratista principal, y solo se que podrían mejorarse, o ser de aplicación en la
le pueden exigir a quién conoce en profundidad el versión española.
producto, y ése es solo el fabricante original. Ello,
sin menoscabo alguno, de la producción y de la
carga de trabajo que se realice por las empresas
locales. Los suecos, y posteriormente también los
griegos, lo entendieron perfectamente. LA CONFIGURACIÓN DEL LEOPARD 2E
La firma del contrato para la adquisición del ca-
rro de combate Leopard 2, el 31 de diciembre de Así, la experiencia obtenida con los carros A4
1998 entre el Ministerio de Defensa y la Empresa cedidos, permitió detectar algunos problemas me-
Nacional Santa Bárbara (ENSB) contemplaba, en nores que nos dispusimos a solucionar de cara
un principio, un ritmo de producción mensual de 4 a la fabricación del nuevo carro, y a raíz de los
carros, con objeto de finalizar el programa hacia problemas que, ya a mediados del periodo 1996-
el año 2007, algo que ya pertenece al pasado, en 1997, presentaron los carros Leopard 2A4, en
tanto, cuando nos acercamos ya a 2011, el contra- Córdoba, en cuanto al desgaste prematuro, y
to aun no ha finalizado. acusado, de las zapatas de los citados carros, y
En cualquier caso, y mientras se ponía a pun- siempre de acuerdo con el fabricante original ale-
to el esquema industrial apropiado para la fabri- mán, Diehl -ya que no se podían utilizar sobre los

para gestionar un programa cuyo alcance econó- privatización y venta al postor que resultase más
mico excedía con mucho del propio capital social conveniente.
de toda la Empresa Nacional Santa Bárbara y Sin duda, uno de los principales problemas del
de todos sus activos, y por ello desde el Ejérci- Programa –si no el principal-, vino por la decisión
to nunca se apoyó que Santa Bárbara liderase el de determinar precisamente esa figura de contra-
Programa, fuese el contratista principal o tuviese tista principal, ya que según la actual legislación,
parte importante en el mismo. El hecho de que la por el momento, no está claramente definido que
empresa tuviera alguna experiencia anterior –por es un contratista principal ni un subcontratista. En
cierto con nefastos resultados (AMX-30, M-60…)-, España no existe, como en otros países, una re-
no justificaba en modo alguno que se le otorgase glamentación contractual que regule los niveles
tamaña responsabilidad, ni su participación en el de los contratos, y se deberían tener en conside-
ración las responsabilidades de los contratistas
mismo. Su entrada en escena fue decidida exclu-
principales para que éstos puedan asumir este
sivamente por motivos políticos de escaso inte-
rol con los subcontratistas de primer nivel y de-
rés industrial, con el fin último de proceder a su
más proveedores, así como sus cualificaciones.
Un contratista principal debe ser una empresa
▲ Los Leopard 2 A4 recibidos entre 1995-1996 que posea las capacidades para llevar a cabo
continúan prestando servicio en la actualidad en la ejecución de un contrato, que disponga de la
Ceuta y Melilla. ingeniería de sistemas acreditada para ello, que
posea el “know-how” imprescindible asimismo, y
► Para cuando se firmó el contrato español,
que sea capaz igualmente de asumir el riesgo que
Suecia ya había recibido todos sus carros Strv
su incumplimiento conlleva. Nada de eso lo cum-
122 (Leopard 2 AS5).
plía SBB en 1998-1999, ni lo cumple tampoco hoy.

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 52


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

citados carros repuestos o componentes distintos igual manera y en forma directa al Parque Cen-
de los originales-, se procedió a realizar durante tral de Mantenimiento de Sistemas Acorazados
el primer semestre de 1999 unas pruebas de di- (PCMASA 1, de Villaverde), como 4° escalón de
versos tipos de zapatas en las instalaciones de Ejército designado para el material Leopard. Lo
las BRIMZ,s X y XI, tanto en Córdoba como en previsto era, por lo tanto, que las adquisiciones
Badajoz. En total, se utilizaron 4 carros Leopard de zapatas posteriores a las pruebas, -para el CC
2A4 (2 de cada batallón), efectuando un recorrido Leopard 2A4-, hubieran sido ya de la citada za-
total del orden de 4.000 km., y 4 tipos diferentes pata “VERDE”. Sin embargo no se hizo así, y la
de zapatas, resultando seleccionada una zapata razón de porqué no se hizo, y porqué las reco-
denominada HT 60, que fue apodada como “VER- mendaciones sobre adquisición de repuestos que
DE” en razón del color con el que había sido tinta- hacía el Programa, eran ignoradas, escapa a mi
da para facilitar su identificación, y que fue la que conocimiento (1).
presentó menor desgaste, siempre claro está en Cuando dejé el Programa en 2007, entre la
el terreno de las citadas Brigadas y con la base de desidia de GD-SBS, la falta de colaboración de la
los carros A4, que presentaban un peso en orden Dirección de Mantenimiento, y el egoísmo y arro-
de combate de 55 tms. gancia de Diehl, este tema aun no estaba resuelto
Es importante resaltar que esta zapata “VER- y la política aplicada era la de solicitar a SBS la
DE” fue presentada al Ejército por la empresa sustitución en garantía de las zapatas, que, en al-
Diehl junto con el resto de zapatas para que el gunos casos, no habían ni siquiera cumplido 500
Ejército hiciera su elección, y en ningún caso su km. Las zapatas que montaban los carros M-60
mezcla fue propuesta por el propio Ejército ni el A3, sin embargo, daban un resultado excelente, y
Laboratorio de Carburantes y Grasas del ET, lo aun así, no hubo manera de hacer que se adop-
que hubo que dejar claro de forma terminante y tasen –previa modificación, naturalmente-, para
definitiva a lo largo de numerosas reuniones pos- el Leopard. Nadie parecía interesarse por este
teriores al no resultar idónea tampoco en los nue-
vos carros Leopard 2E, y que ha venido siendo ▲ El Ejército alemán envió rápidamente alguno
disputado por Diehl en el sentido de que la zapata de sus nuevos Leopard 2 A5 a Kosovo, sin duda
“VERDE” había sido decisión del Programa. Cier- sacando conclusiones de interés.
tamente lo fue, pero a propuesta de Diehl.
Como es natural, nunca hubo ocasión de pro-
► Dinamarca también procedió a adoptar el
bar esta zapata en aquellos días, en los nuevos
Leopard 2A5, transformando para ello 51 carros
carros, ya que no había ninguno fabricado toda-
A4 excedentes del Ejército alemán.
vía, ni siquiera en Alemania, ya que incluso el
nuevo carro alemán Leopard 2A6, tampoco alcan-
zaba el peso del modelo contratado para Espa- 1 - La política errática de adquisición de re-
ña, y en cualquier caso, los carros A6 empezaron puestos por parte de los órganos de mantenimien-
a ser entregados al Ejército alemán, a partir de to del ET es una constante que dura hasta nues-
2000. No obstante, siguiendo un razonamiento ló- tros días. En 2006, el Coronel Jefe del PCMASA
gico, se consideró que la citada zapata “VERDE” 1, adquirió por importe de varios cientos de millo-
también tendría un buen comportamiento sobre nes de pesetas, cadenas 570 F para el Leopard
el carro Leopardo 2E, y sus especificaciones se 2 en el mercado internacional -supuestamente
añadieron al contrato. muy baratas-, pero que ya estaban en desuso y
De todas estas decisiones tuvo siempre cono-
desaconsejadas por el ejército alemán y habían
cimiento la Dirección de Mantenimiento del ET,
sido sustituidas por la cadena FT en servicio, por
que inicialmente estaba integrada en la entonces
lo que no se usaron nunca. Naturalmente, el cita-
Dirección de Abastecimiento y Mantenimiento del
do coronel -Agustín Ázabal- ascendió a general.
Mando de Apoyo Logístico del ET, y se informó de

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 53


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

asunto. habia sido concebido y diseñado según los re-


La relación con la empresa alemana Diehl re- querimientos tácticos y operativos del Ejército ale-
sultaría complicada, en todo caso, y se iría agra- mán, y éstos, en su día, no contemplaban ninguna
vando con el paso del tiempo, al ir esta empresa de estas mejoras, y ni siquiera en 1999 existía un
dificultando e incumpliendo en gran medida los requerimiento a tal efecto.
acuerdos de cooperación que establecería con las Los generadores auxiliares no eran ninguna
empresas españolas, especialmente con SAPA, novedad en los carros de combate, sin embargo.
de Guipúzcoa, con quien había acordado la fa- Los carros norteamericanos M-41, M-47 y M-48
bricación conjunta de las cadenas para el carro. originales, con motor de gasolina, que entraron
Diehl llegaría, incluso, a establecer una filial en en servicio en España a finales de la década de
España –concretamente en Sevilla-, ya hacia fi- los 50, y 60, disponían de un generador auxiliar
nales de 2006 -2007, aunque no se tienen noticias para facilitar el arranque del motor principal en
de que haya fabricado allí ningún componente ni tiempo frio, y con baterías bajas. Con la introduc-
conjunto destinado al carro. Más bien se trató de ción de los motores Diesel se suprimieron estos
una argucia empresarial y de negocio para eludir generadores. Para el Leopard 2E, el EME consi-
las obligaciones de cofabricación contraídas. deró su disponibilidad como un requerimiento por
Entre los asuntos de interés que se llegaron a otros motivos además: Necesidad de contar con
estudiar por aquellos días, estuvo la idea de in- un equipo de aire acondicionado que facilitara las
corporar al carro un sistema automático de segui- condiciones de vida de la tripulación y mejorase
miento de puntería (Automatic Tracking System), su efectividad en combate, y mejorar la operativi-
que se habría integrado en la dirección de tiro del dad del carro de combate ante la posibilidad de su
carro, y sin duda, mejorado sus a posibilidades en empleo en condiciones de guerra asimétrica como
cuanto a precisión, por muy elevadas que éstas operaciones de mantenimiento e imposición de la
fueran ya. El sistema que se llegó a estudiar era paz, ayuda humanitaria o de baja conflictividad
de la empresa israelí Elbit, y era el mismo que es- como es el caso hoy, y lo fue entonces, de las
taba asociado al carro Merkava. Ante la compli- operaciones en Irak y Afganistán. Dado que pos-
cación de su integración en el Leopard, y la falta teriormente el aire acondicionado se desecharía
de interés del EME, así como las reticencias de finalmente, y no se ha llegado a enviar ningún ca-
Krauss Maffei, se abandonó la idea definitivamen- rro Leopard 2E a participar en ninguna operación
te. Lo mismo sucedió con la aplicación del sistema multinacional, se puede decir que adoptar una
antimisil Arena, puesto a punto por Rusia, y que UPA fue un error y un malgasto innecesario de los
entonces llegó a comercializar para Europa occi- recursos disponibles, aunque técnicamente cons-
dental, la empresa alemana Deutsche Aerospace tituyó un acierto de la industria española –no de
(DASA), una de las que llegaría más tarde a inte- SBS, por supuesto-, que finalmente sería la que
grar la EADS actual. lograse desarrollarla.
Sin duda los aspectos que más problemas su- Krauss Maffei, sin mucho entusiasmo, procedió
pusieron fueron la integración de un generador a poner a punto un prototipo basado en el motor
auxiliar (unidad de potencia auxiliar/UPA), y de un de dos tiempos Faireyman que llevaba el TOA de
sistema de aire acondicionado. Y ni siquiera hoy mando M-577, e hizo una presentación del mismo
se puede decir que ambos aspectos hayan sido para el Programa, en Munich, con resultados de-
resueltos satisfactoriamente. El carro Leopard 2 sastrosos, ya que se puso de manifiesto que tras
2 horas de funcionamiento el generador se calen-
◄ La fábrica de San Bárbara en Alcalá de Gua- taba excesivamente y se paraba, y además hacia
daira, en 1999, era poco más que una cacharre- un ruido incluso mayor que el del propio motor
ría, como la definió el Director General de Arma-
principal del carro, por lo que rechazamos sin más
la proposición, y se le indico a Krauss Maffei que
mentos, Sr. Pascual Pery, en aquellos días.
se debía mejorar tanto el diseño, como las pres-

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 54


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

taciones considerablemente. Krauss Maffei no se bilidad, hubo que actuar en relación con el siste- res auxiliares, y que, por lo tanto, si el Programa
tomó a bien nuestra actitud, aunque procedió a ma de aire acondicionado. Krauss Maffei propuso encontraba una solución que satisfaciera mejor
mejorar ligeramente su propuesta que finalmente una primera solución provisional que se probó en nuestros requerimientos, ellos estarían encanta-
con algunas modificaciones sería adoptada por la Academia de Infantería en Toledo con pobres y dos de ayudar a integrar y homologar esos equi-
los ejércitos danés y griego. escasos resultados, siendo desechada de inme- pos. No resultarían las cosas tan sencillas, sin
Posteriormente, ante lo que consideramos diato por el equipo de ingeniería del Programa. embargo.
que era falta de interés, tanto de SBB como de Más tarde se probaría una versión mejorada de En relación con el aspecto del aire acondicio-
Krauss Maffei, sería uno de los subcontratistas la misma solución –esta vez en Córdoba y cuan- nado para el carro, conviene aclarar que aquí, a
españoles de primer nivel del proyecto, quien de- do más calor hacía en el verano-, pasando varias diferencia de lo fijado para la UPA, el EME solo
sarrollaría una solución que resultó adecuada, y tripulaciones por el interior de un carro A4 provi- fijó este requerimiento como deseable, y cuando
además aportó innovación y contenido al Progra- sionalmente equipado con esta solución, y al mis- se encontrase una solución válida en el merca-
ma. Entretanto, y para no perjudicar ni retrasar el mo tiempo comparando las temperaturas con otro do. La realidad es que, en aquellos días, ningún
desarrollo, se le indicó a Krauss Maffei –SBB era carro A4 sin ningún equipamiento, no notándose carro aliado (M1A2, Challenger, Ariete o Leclerc)
pura comparsa, y no aportaba nada en realidad-, casi ninguna diferencia, quizás solo 2 o 3 grados iba equipado con algún sistema de aire acondicio-
que fuera cual fuera la solución que se adopta- de diferencia menos, y cuando se trataba aquí nado. Tan solo el Leclerc exportado a los Emira-
se, aceptábamos que tendría que adecuarse a de temperaturas de más de 40°C. Naturalmente tos Árabes iba dotado con un primitivo –valga la
las dimensiones y condiciones de integración que se volvió a rechazar la propuesta, y ya Krauss palabra-, sistema de climatización. Incluso, ya en
ya Krauss Maffei, como diseñador, había definido Maffei pareció desinteresarse de este aspecto, 2003, los carros norteamericanos que actuaron en
para la UPA. Sin duda, era un riesgo y restringía hasta el punto de que uno de los directores de Irak, tampoco iban dotados con ningún sistema de
mucho las opciones que iban a poder encontrarse Krauss Maffei –el Sr. Franz Stangl- me comunicó aire acondicionado. El Ejército alemán continuaba
pero el desarrollo no podía retrasarse más. personalmente que ellos no eran ni fabricantes de sin considerarlo necesario, y Krauss Maffei solo
Igualmente, aunque aquí si cabía mayor flexi- sistemas de aire acondicionado ni de generado- tomó interés cuando, más tarde, el Ejército griego
lo exigió, y los daneses también lo solicitaron para
sus carros A5, de cara precisamente a enviarlos
a Afganistán.

LA ESTRUCTURA INDUSTRIAL

Con estos mimbres, y en esta situación se


llegó por fin a la puesta a punto de la estructura
industrial. Todo era un despropósito –como solía
decir mi buen amigo y subordinado el comandan-
te Joaquín Esteban Lefler-, ya que más de seis
meses después de haberse firmado el contrato,

▲ El desgaste prematuro de las zapatas de


caucho suministradas por Diehl llegó a constituir
un contencioso de cierta gravedad en el que Santa
Bárbara no quiso asumir sus responsabilidades.

► Carro T-80U con el sistema de defensa ac-


tivo ARENA instalado. El EME no lo consideró de
utilidad para el carro Leopard 2E

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 55


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

era cuando finalmente la empresa agraciada con Programa fue impuesto por el artículo 8 y el ane-
el mismo estaba cualificada administrativamente xo 8 del propio contrato, firmado en diciembre de
para acometerlo –que no industrial ni técnicamen- 1998, en la línea de cofabricación expuesta, y que
te-, y se habían designado las empresas subcon- fue decidido en alguna manera por la SEPI, y la
tratistas de primer nivel que iban a participar en el Gerencia de Cooperación Industrial de ISDEFE,
proyecto. Empezaba una nueva fase que, salvo en nombre del Ministerio de Defensa, sin atender
aspectos puntuales, iba a convertirse en una es- demasiado a consideraciones ni militares ni tec-
pecie de “Casa de los horrores”. nológicas.
El acuerdo entre las empresas incluía que los Las dificultades ocasionadas por este esque-
30 primeros carros de combate, los 4 carros es- ma industrial han sido numerosas y han provoca-
cuela, y los primeros 4 carros de recuperación do que, en suma, el Programa haya acumulado
Büffel, se fabricarían por entero en Alemania – a el retraso que hoy, en 2010, todavía presenta, y
cargo de Rheinmetall/Mak-, aunque podrían ir que, por citar un ejemplo ilustrativo, provocó que a
incorporando de forma progresiva componentes fecha de 1 de junio de 2006 –casi 8 años después
ya fabricados en España. El resto del contrato de firmar el contrato-, el Ejército hubiera recibido
se debería fabricar enteramente por la industria solo un total de 48 carros de combate y 9 carros
española, e integrar en Sevilla, aunque seguiría de recuperación –cifras globales en torno a 1⁄4 momento, la viabilidad de ningún calendario de El seguimiento y vigilancia del cumplimiento de
habiendo componentes alemanes, ya que, en el parte del total contratado en cuanto a los carros entregas. Al depender todos los suministros –den- los acuerdos de cooperación industrial firmados
más puro respeto al contrato, el porcentaje de fa- de combate-, cuando el Programa debería haber tro de la proporción de participación industrial de –obviamente responsabilidad de la GECOIN (IS-
bricación era de un 60% en España y un 40% en finalizado ya durante 2007. 60/40 % aprobada-, de la integración final o apor- DEFE) brilló por su ausencia, independientemen-
Alemania. La debilidad del esquema industrial creado tación última del subcontratista alemán, que en la te de que no estaba claro cuales hubieran sido los
El esquema industrial constituido así para el por GECOIN-ISDEFE, no garantizaba, en ningún mayoría de las ocasiones era también el tecnólo- mecanismos a aplicar para obligar a las empresas
go –como sucedía con Krauss Maffei-, no habría alemanas a cumplir lo acordado. Cuando ya en
forma para el contratista principal, SBB/GD-SBS, 2006-2007 trascendieron los resultados de una
de garantizar el cumplimiento de los plazos acor- auditoría efectuada por el Grupo de Evaluación de
dados y del calendario comprometido. Lo que Costes (GEC) de la Dirección General de Asuntos
es más, los subcontratistas alemanes se dieron Económicos del Ministerio de Defensa –a petición
cuenta pronto de que retrasando las entregas del del Programa-, salió a relucir que –por citar un
contratista español correspondiente, el contratista caso-, la actual Navantia –entonces IZAR-, no ha-
principal español, o sea SBB/GD-SBS solía optar bía fabricado prácticamente nada de los motores
por adquirir directamente en Alemania el compo- MTU de los carros, e importaba todo de Alemania,
nente necesario, para así no incurrir en retrasos. limitándose en realidad solo a ensamblar e inte-
Naturalmente ello echaba por tierra el porcentaje grar los componentes recibidos en su factoría de
de participación industrial, incumplía el acuerdo motores de Cartagena, y a ponerles su etiqueta.
del Consejo de Ministros y socavaba la verdadera Era un fraude, pero no pasó nada, y hasta cier-
naturaleza del Programa, además, de traicionar to punto era comprensible la actitud de Navantia,
el espíritu de la financiación acordada por el Mi-
nisterio de Industria, al tiempo que no hacía sino ▲ A partir del periodo 2000 - 2003 los genera-
alentar a las empresas alemanas a poco menos dores auxiliares integrados en los carros de com-
que sabotear el esquema de cooperación indus- bate recobraron popularidad y el Leopard 2E -al
trial existente, con las miras puestas en suminis- igual que los carros M1 A2 y Merkava 4- no fue
trar directamente, que era lo que más les conve- una excepción, por lo que el EME estableció su
nía, obviamente. Fue una deslealtad permanente necesidad como requerimiento operativo.
de Santa Bárbara –o GD-SBS, como convenga
► Krauss-Maffei propuso una UPA basada en
mejor-, protagonizada personalmente por quien
el generador Faireyman del M-577, que no cum-
ocupa hoy la vicepresidencia de GD Europe, en
plió con los requisitos técnicos exigidos.
  Viena, Alfonso Ramonet.

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 56


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

ya que para un total de 239 motores solamente, en suma, con la rigidez y trato casi draconiano
nadie monta una línea de fabricación que, ob- por el que abogaba siempre la propia SBB/GD-
viamente, resultaría improductiva e imposible de SBS para tratar a sus subcontratistas de primer
amortizar solo con tan pingüe contrato, por mucho nivel, que para colmo, ¡¡ esos sí que eran, y son,
que se empeñase –o falsease la verdad-, algún empresas españolas !!, y que fueron elegidas pre-
descerebrado de GECOIN o de la SEPI. cisamente para dar contenido industrial nacional
Alguna otra empresa alemana, como fue al proyecto, aunque se vieran obligadas a pasar
RENK –fabricante de las cajas de cambio auto- todo tipo de penalidades y humillaciones en sus
máticas-, también propuso el mismo planteamien- relaciones con las empresas alemanas, sin haber
to a SAPA, en este caso, aunque ésta no aceptó, contado, en ningún momento con el apoyo de su
motivando al final una rivalidad entre ambas, que contratista principal que, simplemente se limitaba
afectó seriamente al proyecto, y en cuyo conten- a esperar, y trataba de enmascarar sus propios
cioso, Santa Bárbara siempre apoyó a la empresa errores e incumplimientos, amparándose en las
alemana en contra del subcontratista español. La- deficiencias de esos subcontratistas debido a los
mentablemente ni desde el Ministerio de Defensa problemas derivados del esquema de cooperación
ni desde la DGAM se movió un dedo para apoyar industrial diseñado por la GECOIN de ISDEFE.
a los subcontratistas españoles, dejando solo por Llamaría poderosamente la atención aquí que,
completo al Programa, que acabó teniendo no po- en algún momento posterior –ya en 2005-2006-,
cos enfrentamientos con la industria alemana. el entonces presidente de GD-SBS –Alfonso Ra-
En otro caso, se llegó a montar por parte de un monet-, llegara incluso a proponer al Ejército –a
desaprensivo – Gerhard Paukner, representante, través del Programa-, aumentar la cuota de pro-
a la vez, de Rheinmetall en España, y bien cono- ducción enteramente alemana, a expensas de re-
cido en ámbitos del Ministerio de Defensa-, una ducir la española, e incluso de ver reducidos sus
empresa fantasma que hacía, de hecho, lo mismo propios márgenes, con la finalidad de no incurrir
que Navantia: importaba todo de Alemania, y lo en incumplimientos y no dar mala imagen, según
  montaba e integraba en sus minúsculas instala- dijo, y así consta en los archivos del Mando de
ciones de Alcobendas, en Madrid, falseándose to- Apoyo Logístico del Ejército. No sabemos qué opi-
talmente la cuota de participación española. Esta naba de esto la casa matriz GD, y, obviamente,
empresa no era otra que ELECTROOP, asociada pronto se nos pidió que olvidáramos la propuesta.
a ESW –responsable alemán del sistema de es- Aunque se puede argumentar que, después de
tabilización-, y que, transcurrido un tiempo pru- todo, lo expuesto son problemas industriales entre
dencial, fue comprada al 100 % por la casa matriz empresas, y que allá se las compongan éstas, la
alemana. Y todo esto era conocido por GECOIN, realidad es que existía un gran componente políti-
y por ende, por el Ministerio de Defensa, y por el co en todo lo expuesto.
Ministerio de Industria, y no se tomó nunca ningu- Para empezar hay que establecer que había
na medida. sido un organismo no bien tipificado –vinculado en
Contrasta, sin embargo, esta falta de firmeza alguna forma a la Dirección General de Armamen-
del Ministerio de Defensa, y de la Administración to y Material (DGAM), y por tanto al Ministerio de
Defensa-, la Gerencia de Cooperación Internacio-
▲ Navantia, en Cartagena, era el subcontratis- nal (GECOIN) –integrado en la empresa asesora
ta designado para cofabricar los motores MTU de del Ministerio de Defensa, ISDEFE-, y su direc-
los carros Leopard 2E. tor, el sempiterno Antonio Rodríguez Rodríguez,
quienes fijaron los modelos de acuerdos de coo-
peración industrial que las empresas españolas y
◄ En 1999-2000 el único carro equipado con
alemanas firmaron conjuntamente, por lo que la
aire acondicionado era el Leclerc, en servicio con
vinculación política y responsabilidad de la Admi-
los Emiratos Árabes.
  nistración era innegable.

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 57


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

La cofabricación como modelo elegido de pro- la transmisión, e INDRA-AMPER lo eran, a su vez, entender, pero más aun difícil de coordinar, y con- cierto tiempo, Krauss Maffei, con cierta prudencia
ducción, por otra parte, conllevaba unos proble- por poner un ejemplo, del sistema de combate (di- trolar, lleno de lagunas, y plagado de incertidum- y confidencialidad, informó al Programa de ciertos
mas importantes de orden práctico, de los que rección de tiro más equipo de mando y control), bres. En cierto modo es una hazaña que tamaño hechos alarmantes: de un total de 200 componen-
unos de los más importantes fue, sin duda, el de pero, al mismo tiempo, dependían del tecnólogo despropósito no se haya desmoronado y el pro- tes encargados a SBB, en Alemania se habían
la homologación de las diferentes industrias es- respectivo para la transferencia de la tecnología yecto haya continuado. visto obligados a rechazar 180, pero lo que más
pañolas implicadas. La homologación no era un apropiada (SBB de Krauss Maffei, Navantia de Para darnos una idea de la necesidad e impor- les había preocupado era que cierta pieza de ace-
aspecto caprichoso, sino que verdaderamente era MTU, SAPA de RENK, e INDRA-AMPER, de STN tancia de la homologación, basta traer a colación ro que debía recibir un tratamiento de cadmio y
necesaria y estaba enmarcada dentro del proce- Atlas/Rheinmetall), y que era quién además tenía lo ocurrido con SBB a comienzos del año 2000. consecuentemente adoptaba una tonalidad ama-
so de aseguramiento de la calidad. A pesar de la la ultima palabra para homologarlas y cualificarlas Iniciada ya la producción en Alemania, Krauss rillenta, SBB las entregaba ¡pintadas de amarillo!,
política y de cualquier otra circunstancia que se como unidades de producción, pero que también Maffei procedió a encargar a SBB del suministro es decir que ni las trataba ni nada, y esperaba así
hubiera impuesto al proyecto, la realidad última era respectivamente, subcontratista de las mis- y producción de determinados componentes que engañar a los alemanes. Las piezas, en su mayo-
era que, por amor propio, ni Krauss Maffei ni la mas en el suministro del 40% respectivo de los se irían fabricando en España (válvulas, soportes, ría, ni daban las medidas especificadas ni nada de
industria alemana, en general, estaban dispues- componentes. En suma, un galimatías difícil de tornillos, anillos, cables,..etc). Transcurrido un nada, y fueron devueltas a España (2). Pero ello
tos a que el carro español resultase una chapuza
y tuviera menos calidad que el alemán. Y preci-
samente chapuzas era lo que SBB estaba acos-
tumbrada a hacer, especialmente con un cliente
cautivo –como era y es el ET-, que aunque protes-
tase, acababa aceptando todo. Por ello, querían
–y desde el Programa lo apoyábamos al máximo-,
asegurarse de que las empresas españolas sa-
bían hacer su trabajo con la calidad y precisión
necesarias.
El problema de la homologación de las empre-
sas españolas nació viciado ya de origen, debido
al complicado esquema de estructura industrial
que se aprobó. Las empresas españolas eran –
todas ellas-, contratistas principales en sus nive-
les respectivos: SBB lo era del sistema completo,
como Navantia lo era del motor, SAPA lo era para

► El primer Leopard 2E integrado en Sevilla


se entregó oficialmente en Junio de 2004, nue-
vamente con un gobierno del PSOE. Nueve años
después de la firma de una carta de intenciones
por parte de un gobierno del mismo color. Había
sido un largo camino.

2 - En aquellos días pudimos saber que en el


Programa que alguno de los fabricantes de las
piezas devueltas llegó a quejarse ásperamente al
propio Pedro Franco, en Sevilla, diciéndole literal-
mente: "Pero, ¿desde cuándo se ha hecho aquí
una pieza conforme a plano?". Era una triste rea-
lidad que no parece que General Dynamics haya
corregido a fecha de hoy.

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 58


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

suponía retrasos notables en casi todo, retrasos de doble filo que también permitía los abusos, y,
que sumados a los que más tarde se producirían sin duda, la industria alemana abusó. Recuerdo
han llevado, sin duda, a la situación actual. Na- en particular una ocasión, cuando fui testigo –por
turalmente el Programa propuso la adopción de casualidad-, del proceso de homologación de la
medidas urgentes, y se llamó a capítulo al director empresa SAPA, de Andoaín, en Guipúzcoa, como
de SBB, Pedro Franco, pero no llegó la sangre al fabricante de la cadena 570F de Diehl, el hecho
río, y SBB no resultó muy afectada. de que la empresa alemana rechazase otorgar la
En cualquier caso, Santa Bárbara procedió a certificación solo por la circunstancia de que no
algunos cambios, contratando nuevo personal, jo- se había engrasado la cadena. La cadena estaba
ven y recién graduado de las universidades, que perfecta, las tolerancias, dimensiones y medidas
aunque sin experiencia alguna en temas de de- eran correctas, pero SAPA había olvidado –o no
fensa, supuso una bocanada de aire fresco para había considerado que tenía hacerlo en ese mo-
la empresa, y cierta esperanza para el Programa mento-, engrasar la cadena. Tuve que intervenir,
–aunque esta se desvanecería pronto, ya que los y advertí al representante alemán lo inapropiado y
recién llegados se adaptaron pronto a las practicas rígido de su proceder, pero era obvio que el Pro-
equivocadas y deshonestas que eran tradición en grama –y en suma, el Ejército-, no podía intervenir
la empresa. Asimismo fue en este momento que en todas las situaciones, dándose por tanto situa-
las instalaciones existentes estaban inservibles, ciones insostenibles.
tanto en Sevilla como en Trubia y Oviedo-, y que Pero lo peor estaba por venir...
como es natural iban a llevar su tiempo de cons-
trucción. Los retrasos que se vislumbraban ya en
el horizonte iban siendo casi inconmensurables.
SBB procedió a enviar algunos de estos inge-
nieros a Alemania, a Krauss Maffei –entre ellos el SANTA BÁRBARA PASA A SER GD-SBS
actual director de la planta de Sevilla, José An-
drés López de Fez-, a formarse en el proceso de Cuando allá por el año 1994, se decidió dar luz
integración, y también Krauss Maffei envió algún verde al Programa Leopard, se perseguía alcan-
representante a Sevilla –especialmente al viejo zar un doble objetivo: dotar al Ejército de un medio
conocido ya del Programa, Frank Schnuur-, aun- acorazado moderno y eficaz, y, a la vez, hacer
que en honor a la verdad fueron tratados en Sevi- posible que la decadente y enfermiza industria
lla más como enemigos que como amigos, sobre pesada militar española se revitalizase a incluso
todo por el citado Pedro Franco, que no quería llegara a poder integrarse un día en el entramado
ni admitía ningún consejo ni asesoramiento. Tam- de la potente industria europea del ramo de de-
bién se desplazó a Alemania –en concreto a Bre- fensa. Jamás se pensó seriamente en que la ha-
men-, personal de la fábrica de Trubia y Oviedo, cienda pública invirtiese fuertes sumas en poten-
para el aprendizaje de las tareas de soldadura y ciar la entonces Empresa Nacional Santa Bárbara
fundición de barcazas y torres, en la sede de la (ENSB) y su filial SBB Blindados (SBB) sólo con la
empresa alemana Blohm&Voss. Por nuestra par- finalidad de venderlas a terceros; más bien al con-
te, en el ET, se procedió a destacar al comandante trario se buscaba capacitarlas a través de aquel
Joaquín Esteban Lefler, como representante del proyecto para dejarlas en condiciones de involu-
Programa, a la sede de Krauss Maffei en Munich,
quien llevó a cabo una excelente labor de inmen- ◄ Ante la postura de Krauss Maffei y la dejadez
sa utilidad, que el Ejército nunca le reconocería ni de SBS fue imposible encontrar la solución co-
agradecería. rrecta para dotarse de un sistema de aire acondi-
Por otra parte, y de cara a Alemania, la situa-
cionado para el Leopard 2E. El ET tampoco supo
ción no era tampoco para felicitarse, ya que la ho-
exigir lo suficiente.
mologación –por poner un ejemplo-, era un arma

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 59


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

crarse a fondo en todos los futuros programas de que resultaba lógico suponer que la industria nor-
material pesado. Algo así como transformar Santa teamericana trataría de interferir en ese proceso,
Bárbara en una herramienta modélica y eficaz del y si ello requería invertir en España y conservar
ramo de la industria de defensa. unas plantillas de personal no ajustadas a las
Aunque a Krauss Maffei se le exigió desde necesidades reales de las factorías y órganos de
un principio, como condición indispensable para dirección de Santa Bárbara, quizás valía la pena
abordar el Programa Leopard, hacerse cargo de el esfuerzo económico que podría exigir la compe-
Santa Bárbara, al menos en las facetas de asis- tencia industrial. En todo caso está fuera de toda
tencia tecnológica y de asesoramiento, dándo- duda que si SBB no hubiera obtenido el contrato
le así el estatus de fiadora para que el proyecto de los Leopard, el grupo industrial norteamericano
saliese adelante, Krauss Maffei prefería más bien no habría estado interesado en la adquisición de
limitarse a su función de socio tecnológico durante Santa Bárbara.
el montaje de los Leopard en Sevilla. Los primeros contactos se produjeron en 1999,
Nadie pensaba entonces que Krauss Maffei y aunque parecían una broma en un principio, la
habría de enfrentarse a un nuevo competidor y realidad fue que General Dynamics, a través de
mucho menos a la poderosa industria norteameri- una paciente e insistente gestión (3) en Madrid,
cana General Dynamics (GD)-, ¬en una pugna por durante casi dos años consiguió que, desde la
hacerse cargo de una empresa española ruinosa administración del PP en aquellos días, se mira-
(era, sin duda, una novia fea pero con una buena se con recelo y desconfianza la fórmula alemana.
dote, que apuntaba a medio billón de pesetas de Cuando la ficción se hizo realidad, para los impli-
cartera de pedidos a medio plazo). Por otra parte, cados en el Programa era obvio que la decisión de
a partir de 1998 se había comenzado ya a insistir la SEPI de calificar la fórmula de General Dyna-
con fuerza en la “Identidad europea de defensa”, mics como la mejor opción para Santa Bárbara, y
y en la necesidad urgente de consolidar la activi- llegar a suscribir un preacuerdo con la firma ame-
dad de las industrias europeas de armamento, lo ricana, sobrepasó los límites de la tarea, y segura-
  que justificaba rematar cuanto antes una solución mente de la autoridad que se había encomendado
alemana para la privatización de Santa Bárbara. a esa sociedad estatal, dejando al Gobierno en
Esta idea parece que fue uno de los puntos de situación poco cómoda en el difícil asunto de la
apoyo del Canciller Schroeder en sus conversa- privatización de Santa Bárbara, y las relaciones
ciones, entonces, con el Presidente Aznar. Para con Alemania.
Alemania se trataba de proteger precisamente
esa consolidación de la industria europea y de 3 - En aquellos días fueron frecuentes las vi-
impedir que los Estados Unidos controlasen un sitas de empresarios norteamericanos de relieve,
producto estrella de su propia industria como es el que eran recibidos en la 4ª planta del Ministerio
carro Leopard 2, que estaba en servicio, además, de Defensa, casi al final de la jornada de trabajo,
en Holanda, Suiza, Austria, Dinamarca, Suecia y especialmente representantes del grupo indus-
España, y lo iba a estar en otros países. trial Carlyle, y hasta el general Alonso Manglano
La aparición de General Dynamics en el esce- - casado con una norteamericana-, llegó a surgir
nario español es posible que fuera debida a que como mediador. Y está claro con quien se entre-
pudiera llegar a ser realidad la “identidad europea vistaban.
de defensa”, y, sin duda la perspectiva de la in-
tegración de la industria pesada de armamento
europea alarmó a la industria de defensa nor- ▲El Leopard 2E, con 62,5 tons. es el Leopard 2
teamericana, que ya estaba decidida a intervenir más pesado de todos los producidos.
en Europa de algún modo (de hecho GD ya había
▼ Entrega del primer carro español LEOPAR-
adquirido Steyr en Austria, y estaba negociando
DO 2E en Munich, el 2 de Diciembre de 2003.
la adquisición de Mowag, en Suiza). De modo

 
Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 60
▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

La realidad es que la elección del grupo indus- escasamente antes de confirmarse la operación-, donde, tras los vientos creados por el escándalo UBS (Union de Banque Suisse) en España, una
trial que pudiera hacerse cargo de Santa Bárbara, y Federico Trillo, en el Ministerio de Defensa. de Gescartera, quizás era conveniente salir. Díez de las sociedades financieras y de inversión que
había quedado prácticamente en las exclusivas Sin embargo, la mente –perversa o providen- Moreno no era mal funcionario, pero no puedo de- había estado detrás del proceso de privatización.
manos de la SEPI –y de su presidente entonces, cial, según del lado que esté el lector-, en todo el cir que resolviera ninguno de los problemas que De la otra sociedad –Wintherthur, también suiza-,
Pedro Ferreras-, como sucesora del INI, y ésta asunto de la privatización de Santa Bárbara era empezaban a aquejar al Leopard y su fabricación. era presidente el Duque de Lugo. Dejo libertad al
progresivamente había ido atendiendo a su obje- evidente, para todos los que componíamos el pro- Quizás eran ya problemas insolubles. lector para sacar sus propias conclusiones.
tivo social de traspasar unos paquetes accionaria- grama, fue Eduardo Serra, quién, “sabiamente”, La decisión sobre la privatización de Santa Se ha especulado mucho sobre las ofertas que
les a otras entidades para liberar al Estado de una en el momento de formalizar la operación ya no Bárbara a favor de General Dynamics constituyó presentaron, en su día, tanto Krauss Maffei como
importante deuda y carga financiera. Esto lo hizo era ministro de Defensa desde hacía unos días. realmente una sorpresa para casi todos los que General Dynamics, y aunque desde la SEPI se in-
dejando a un lado tanto la importante circunstan- También Pedro Ferreras, curiosamente, dejó vo- estábamos implicados en el Programa de alguna sistió en presentar la oferta americana como muy
cia que se trataba de resolver sobre el presente luntariamente la SEPI, en aquellas fechas. forma. Pocos días antes de hacerse pública, el superior a la alemana, la realidad es que todo era
y futuro de la industria militar española, como las En 2000 hubo otros cambios, ya que también propio Pedro Franco –director de SBB en Sevilla-, discutible, y ambas ofertas fueron muy similares,
implicaciones diplomáticas. Sea como sea, es ob- Pedro Morenés dejó la secretaría de Estado de había llamado al Programa comunicando que iba siendo, en el fondo, la principal cuestión cuan-
vio que fue José Mª Aznar quién finalmente au- Defensa para pasar al Ministerio del Interior, sien- a ser Krauss Maffei la favorecida, e incluso Pe- tos puestos de trabajo -muy pocos realmente-,
torizaría la privatización, con Josep Piqué como do sustituido por Fernando Díez Moreno, quien dro Morenés, como secretario de Estado, también se iban a mantener. Sin embargo, ese no era el
Ministro de Industria –quien también dejó su cargo llegaba al Ministerio procedente de Hacienda, de había dejado traslucir que la decisión iba a favor tema que debiera haber preocupado entonces a
de la empresa alemana. Incluso el ministro de la SEPI o al Gobierno, ya que lo que aquí estaba
Hacienda –Rodrigo Rato-, había asegurado en en juego iba mucho más allá. Tampoco se trataba
el Congreso, que no había límites ni plazos en el de lo que iban a desembolsar ambos, ya que, en
proceso de privatización de la Empresa Nacional términos reales, el precio de venta de Santa Bár-
Santa Bárbara, cuya última instancia debería ser bara -algo que no se ha dicho nunca-, fue CERO.
la aprobación por el Consejo de Ministros. Una O es que ¿pensaba alguien que existía alguna
vez más, Eduardo Serra con nocturnidad y ale- empresa dispuesta a pagar por algo que hasta el
vosía, se había salido con la suya, contra todo último ejercicio fiscal lo único que había hecho era
pronóstico, y le pasaba “elegantemente” la patata aportar números rojos de miles de millones? (4)
caliente a Federico Trillo. General Dynamics, según se dijo a la opi-
Algo más tarde se pudo saber que Eduardo Se- nión pública, iba a invertir cifras considerables y
rra pasó –entre otras cosas-, a ser presidente de se atrevía a garantizar, entonces, unos contra-
tos para 2001 del orden de los 13.000 millones
▲Simulador de torre instalado en el Centro de de pesetas. Lo que no se revelaba es que esos
Enseñanza de Zaragoza. Indra fue una de las po- contratos eran contratos ya acordados y firmados
cas empresas, quizá junto con SAPA que actua- con el Ejército de Tierra para la fabricación de los
ron en todo momento de forma ejemplar. vehículos Pizarro correspondientes al año 2001,
sobre todo, y algunos otros menores, y no se tra-
taba de contratos que traía la empresa norteame-
4 - Según manifestó el propio presidente -toda- ricana bajo el brazo. Además, las inversiones que
vía-, de Santa Bárbara, Alfonso Vila, el 9 de Oc- se dijo iba a garantizar la empresa norteamerica-
tubre de 2000 ante el Congreso de los Diputados na, estaban basadas en un sinfín de imponde-
(Diario de Sesiones núm.76), en el año 1999 la rables que nadie estaba dispuesto a asegurar, ni
cuenta de resultados negativos fue de 2.289 mi- comercial ni mucho menos jurídicamente, ya que,
llones de pesetas (13,76 millones de euros) y en entre otras cosas, sería necesario que el Ejército
la última previsión anual sobre el año 2000, los de Tierra, sobre todo, adquiriese todos sus sis-
resultados nevagtivos eran de 4.243 millones de temas y equipo en la nueva SANTA BARBARA,
pesetas (25,50 millones de euros). En cuanto a algo que nadie podía garantizar ni comprometer-
las previsiones para el año 2001, preveía todavía
se a ello, especialmente cuando en un futuro, no
unas pérdidas de 1.551 millones de pesetas (9,32
iba a ser vigente ya el acuerdo INI-Defensa, y
millones de euros). Archivo original aquí.
  la nueva empresa sería una empresa totalmente

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 61


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

FICHA TÉCNICA - LEOPARDO 2E


País de Origen: España (el carro es una versión del alemán Leopard 2A6EX)

Tripulación: 4 (Conductor, cargador, tirador y Jefe de Carro)

Armamento: Cañón Rheinmetall de 120/55 mm


Ametralladora coaxial MG-3 de 7,62mm
Ametralladora antiaérea MG-3 de 7,62 en la escotilla del cargador
Dos montajes octuples de lanzagradas fumígenos
Munición: 42 proyectiles de 120 mm (APFSDS-T, HE-T y HEAT)
4.750 de 7,62 mm
Dirección de Tiro: Automática, compuesta de:
Computador balístico
Estabilización del armamento principal en dos ejes
Visor diurno/nocturno estabilizado EMES 15 con cámara térmica EWS
Telémetro laser integrado para el tirador
Visor diurno/nocturno estabilizado PERI-R17 con cámara térmica EWS
para el jefe de carro
Otros Equipos Electrónicos: Sistema de mando, control, comunicaciones e información LINCE:
Sistema hibrido de navegación (inercial/GPS)
Sistema de Cartografía digital
Sistema mensajería
Equipo de transmisiones AMPER PR4GE
Protección: Blindaje básico Chobham
Módulos de blindaje adicional de composición desconocida en el frontal
y parte superor de la torre y casco
Sistema automático de extinción de incendios
Sistema de protección NBQ
Aire acondicionado

Dimensiones (LxAxH): 11,3 m. x 3,78 m. x 3,65 m.


Peso Máximo: 62,5 toneladas
Planta Motriz: Motor diesel MTU-873 Ka 501 de 12 cilindros de 1.500 hp a 2.600 rpm.
Transmisión: Renk HSWL 354 con 4 velocidades hacia delante y 2 hacia atrás
Suspensión: Barras de torsión en todas las ruedas de apoyo
Relación Peso/Potencia: 24 hp/ton
Prestaciones: Velocidad máxima en carretera: 68 km/h
Autonomía: 340 km.
Obstáculo vertical: 1,1 m.
Zanja: 2,9 m.
Capacidad de vadeo: 1,2 m. sin preparación
Pendiente: 60%
Peralte: 30%

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 62


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

privada, ya que, de lo contrario, sería denunciado de producción, incluso los que no producían nada. Maffei se trataba de proteger un contrato que, en cerla competitiva. Es la ley de los mercados y ésto
desde todos los frentes sociales, económicos e in- Casi parecía un cuento, pero en principio General justicia, les pertenecía. El producto objeto del liti- no se podía ignorar, y no hay duda que eso era lo
dustriales del país. Casi se puede decir que era lo Dynamics aceptó no modificar nada de la actual gio era alemán y eso es claro. Está fuera de toda que más aterraba al liderazgo jurásico de la em-
contrario, y que General Dynamics precisamente situación en Santa Bárbara hasta 2005. La reali- duda que si Santa Bárbara no hubiera obtenido presa nacional que vislumbraba su despido -to-
se quedaba con Santa Bárbara por haber firmado dad es que en la mentalidad anglosajona no cabe el contrato de los Leopard los americanos no ha- talmente justificado en base a su incompetencia-,
precisamente los contratos que entonces ya tenía, hacer regalos a fondo perdido, y basta mirar la in- brían estado interesados en adquirirla. La oferta y por lo tanto se atrincheraba en una defensa a
Pizarro y Leopard, esencialmente, pero eso no se versión de Hughes-Raytheon en la actual INDRA- alemana, al igual que la americana, no contem- toda costa de sus propios intereses, cerrando filas
podía decir. La manipulación oficial, y el papana- EWS y ver cuántos contratos le ha aportado a la plaba ninguna reducción de plantilla – se diga lo con los intereses, quizás inconfesables, de alto
tismo de la opinión pública iban parejos. empresa española. que se diga, al menos inicialmente -, pero no es dirigentes de la SEPI y de otros organismos, que
Por otra parte, también se afirmaba que se iba La empresa alemana Krauss Maffei, como em- menos cierto que advertía de que la gestión de postulaban a favor de la oferta norteamericana. La
a garantizar la plantilla de trabajadores –aunque presa, tampoco estaba dispuesta a regalar nada Santa Bárbara tenía que cambiar, y no podía se- oferta alemana, cuando menos, era más realista y
fuentes de la propia General Dynamics llegaron a a España, no hay que engañarse, y los alemanes guir teniendo pérdidas, admitiendo que, quizás, no prometía imposibles.
afirmar que ellos no garantizaban nada-, y que GD son, si cabe, más tacaños que los norteamerica- más adelante habría que cerrar algunos centros Para darnos idea de la importancia que lo ex-
se comprometía a tener abiertos todos los centros nos. Sin embargo, para Alemania, y para Krauss y proceder a una seria reestructuración para ha- puesto supuso para Alemania -algo que nunca
realmente consideró la SEPI, en su ignorancia
de la industria de defensa internacional-, cuando
en los momentos iniciales de toma de decisiones
sobre la privatización afirmaba que el Programa
Leopard no se vería afectado por el resultado, el
Gobierno alemán tomó cartas en el asunto, y des-
de junio de 2000, empezó a controlar la marcha
de las conversaciones para el acuerdo de trans-
ferencia de tecnología entre Krauss Maffei y SBB,
tal como parece estaba estipulado en el acuerdo
entre ambas empresas, a pesar de que el Gobier-
no no es parte en tales acuerdos.
El solo hecho de la participación oficial del Go-
bierno, y de su toma de postura revelaba clara-
mente que la situación creada iba, para Alemania,
mucho más allá de una simple situación comercial
e industrial. Estaba claro que había mucho más
que eso en juego. Es por ello que, inicialmente, no
hubo ningún avance real en las negociaciones, y
el tan cacareado acuerdo de transferencia de tec-
nología permaneció congelado. Esto es una rea-
lidad que no admite ninguna otra interpretación.
También es cierto que el Canciller Schroeder llegó
a escribir en, al menos, dos ocasiones al Presi-
dente Aznar, advirtiéndole de la inconsistencia de
la privatización a favor de la oferta norteamerica-
na, cuando España no dejaba de abogar y defen-

◄ ¿Alguien imagina que General Dynamics


hubiese permitido a Santa Bárbara fabricar el
Abrams tras ser adquirida por Krauss Maffei?. Es
lógico el enfado alemán que hubo de aplacar con
una serie de compras posteriores.

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 63


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

◄ Copia del esquema industrial puesto a punto


por ISDEFE (GECOIN) en Junio de 1999, en el
que ya se han escrito las siglas de Santa Bárbara
como son en la actualidad tras la privatización lle-
vada a cambo en 2000.

hubiera sido, quizás, no privatizar la ruinosa em-


presa Santa Bárbara –como se ha hecho con Na-
vantia-, y seguir adelante, en espera de mejores
tiempos.
Ciertamente hay varias enseñanzas a sacar
de todo lo que ocurrió, aunque sorprende que no
hayan sido tenidas en cuenta ya por los grandes
expertos en macroeconomía que, teóricamente,
habitaban en la SEPI. No se puede pretender fa-
bricar el último modelo de Renault Megane, con-
tratarlo, y luego pretender que se haga cargo de
la producción Seat Volkswagen, eso no funciona,
igual que tampoco El Corte Inglés aceptaría un
contrato multimillonario, y que luego le digan que
lo va a gestionar Marks & Spencer. Además la
SEPI no puede jugar a privatizar cosas tan serias
como la industria de defensa terrestre sin contar
con el Ministerio de Defensa ni con el Ejército. Eso
tampoco funciona, y a la larga pone en riesgo y
en entredicho aspectos que afectan a la seguridad
nacional. Se argumentará que Defensa y Ejército
estaban informados; NO es cierto. Se les decía
lo acordado simplemente, con una política de he-
chos consumados, que es algo muy diferente de
der la necesidad de crear una identidad europea bre el carro Leopard no es menos cierto que el que se siguió avanzando en el Programa, desde informar, y menos de coordinar.
de defensa independiente de los Estados Unidos Gobierno alemán quería velar por la protección de el punto de vista técnico, la situación desde el En ningún momento existió, una comisión
y además, acababa de solicitar el ingreso en la los derechos de propiedad intelectual de su carro, punto de vista del Ejército, no pareció resentirse, mixta industria-defensa para la privatización, y
Organización para la Cooperación en Armamento y no iba a dejar que cayese en manos norteame- en cuanto que los primeros 30 carros de combate el Ejército se quejó, con toda la razón, de que la
en Europa (OCCAR). ricanas. ¿Alguien puede imaginar una situación a se debían fabricar e integrar enteramente en Ale- SEPI obró exclusivamente con unas miras comer-
En este sentido cabe decir que la propuesta la inversa, es decir que España fuese a fabricar el mania, pero estaba claro que, verdaderamente, la ciales e industriales, sin tener en cuenta ni el carro
alemana, en aquellos días, de que Santa Bárbara carro ABRAMS norteamericano, adjudicándoselo alarma sonaría cuando debiese comenzar la fabri- Leopard ni los intereses militares. Aquí también
entrase a formar parte de un hipotético grupo in- a la empresa alemana Krauss-Maffei? cación -mejor dicho, montaje-, en España. Claro pecó por omisión la cúpula del Ejército, que, una
dustrial europeo especializado en sistemas y ve- Así las cosas, el presidente de Krauss Maffei está que para entonces iba a ser ya muy tarde y la vez más, se extralimitó en su obediencia y discipli-
hículos acorazados no fue muestra de una actitud -Manfred Böde-, escribió al todavía presidente de situación se tornaría irreversible. na acatando y callando tanto, que casi se podría
oportunista, como algún medio ha señalado, sino la Empresa Nacional Santa Bárbara –Alfonso Vila- Está claro que al Presidente Aznar le habían acusarles de falta de interés, cuando menos. Está
realmente respuesta a la petición de España de , expresando el deseo de su empresa de no seguir metido un gol, y los responsables no están ya lo- claro que “el gran mudo” no siempre tiene que es-
ingresar en la OCCAR, que tuvo lugar el 23 de negociando el acuerdo de transferencia de tecno- calizables para responder a cargos. En realidad, tar tan mudo, y mucho menos en aquello que es
junio de 2000. Por otra parte, también es cierto logía, en tanto los Gobiernos alemán y español no se quedó mal tanto con Alemania como con los de su competencia y que puede afectar a su ope-
que aunque hubiese, en realidad, pocos secretos llegasen a un compromiso, al haber aceptado la Estados Unidos, que nos miraron como a una ratividad. Debe callarse en muchas otras cosas y
tecnológicos que los americanos no supieran so- oferta norteamericana el Gobierno español. Aun- república bananera. La única solución práctica hablar alto y claro cuando haga falta. Nunca ha

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 64


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

habido, en el ámbito castrense, mayor falta que oferta que “convertiría a Santa Bárbara en una Arabia Saudí).
5 - El informe del Tribunal de Cuentras, remitido
dar novedades falsas. Al menos así lo recuerdo nueva y dinámica Compañía con proyección inter- Resumiendo, hay que decir alto y claro que se
al Congreso de los Diputados, que se hizo público
el 7 de Febrero de 2007, revelaba que el coste de desde mis tiempos en servicio activo, y de mi for- nacional, la cual alcanzará una mayor capacidad han incumplido todos y cada uno de los compro-
la privatización de Santa Bárbara ascendía, hasta mación en la Academia General Militar. de producción para apoyar la nueva línea de pro- misos teóricamente asumidos (6). GD recibió una
ese momento, a 499,68 millones de euros (86.139 Lo que si resultaba imperativo era proceder a ductos y servicios que requiera tanto el mercado Santa Bárbara con la mayor cartera de pedidos
millones de pesetas), de los que 267,9 (44.574 una total restructuración y renovación completa de nacional como internacional”. de su historia, y lejos de aprovechar esa coyun-
millones de pesetas) correspondían a aportacio- la empresa, que pasaba naturalmente por licen- Pues bien, hoy en 2010, en el apartado de re- tura para potenciarla y situarla en posiciones de
nes económicas realizadas por la SEPI antes de ciar al liderazgo prehistórico de la misma, principal cursos humanos, la empresa no solo no ha incre- vanguardia, se ha limitado a dejarla languidecer,
la formalización del contrato, 47,4 millones (7.886 responsable de la situación caótica en que se en- mentado la plantilla sino que ni siquiera ha mante- permitiendo, cuando no promoviendo, dudosos
millones de pesetas) al Plan Corrector, 1,70 millo- contraba, y de los muchos años de números rojos. nido el volumen de empleo, ni a nivel de Empresa negocios con empresas escasamente recomen-
nes (282 millones de pesetas) a gastos directos, No hay duda de que si en lugar de una empresa ni por Centros de Trabajo. En el área industrial, dables a los que se subcontratan trabajos que la
181,7 (30.2323 millones de pesetas) al Plan de estatal, hubieran dirigido una empresa privada, no se ha efectuado inversión significativa alguna, empresa no es capaz de hacer. Desde el Ministe-
Municionamiento y 890,500 euros (148,1 millones habría hecho ya muchos años que habrían sido salvo aquellas financiadas por la SEPI que ya es- rio de Defensa se ha dejado hacer.
de pesetas) a reclamaciones laborales y de Segu- historia. El desembolso de casi medio billón de las taban comprometidas con anterioridad. No se ha El comité de empresa de Santa Bárbara se
ridad Social. Por contra, los ingresos que, por la antiguas pesetas - si se sumaban los programas transferido tecnología alguna que mejore la posi- opuso, en su día, a la privatización y presentó una
privatización de Santa Bárbara obtuvo la SEPI, se
Leopard y Pizarro-, debería haber permitido que ción de Santa Bárbara. Y no se ha incorporado reclamación ante los juzgados por el bajo precio
cifraban en 5 millones de euros (831,93 millones
Santa Bárbara se renovase y se convirtiese en, ninguna carga de trabajo significativa –a excep- de la venta. El Tribunal Supremo falló diciendo
de pesetas).
al menos, una empresa con los mismos niveles ción del contrato de los MRAP RG-31, claramente que la adjudicación “puede ser inferior al coste
6 - Todos estos extremos figuran en el citado de calidad que sus hermanas Navantia (Bazán), un trato de favor desde el Ministerio de Defensa-, económico que pueda tener para el Estado, pero
informe, en el que se instaba a la SEPI a "hacer y EADS-CASA, ni mucho menos perfectas, pero a la existente con anterioridad. Tampoco se ha ello no afecta a la validez del acto”. Lo cual con-
cumplir" a GD los compromisos pactados. sí mucho mejores. Entonces, se hubiera podido promovido la colaboración con otras empresas firma que la venta fue legal, pero también dictami-
privatizar la empresa y hubiéramos visto si tanto que lleven a a facilitar la internacionalización de naba y confirmaba que esta se llevó a cabo muy
7 - En el mismo informe se explicaba que, tras alemanes como americanos estaban dispuestos Santa Bárbara (el contrato en el Reino Unido para por debajo de su precio real. Lo que hubo detrás
la venta, se adquirieron con Santa Bárbara, com- a invertir, y cuanto estaban dispuestos a pagar, y el sistema FRES se ha otorgado a General Dyna- de toda la operación sigue sin conocerse. Aunque
promisos de compra de munición por 180,30 mi- no como ocurrió, que se trató solo de hacerle un mics UK, no a General Dynamics-SBS, por muy el procedimiento de selección del comprador de
llones de euros y se aportaron 11,17 millones para favor a la SEPI y hacerse cargo gratuitamente de basado en el ASCOD que esté). Y además de Santa Bárbara puede considerarse “correcto” en
la protección de la tecnología del Programa Leo- un desastre. Después de todo, si se invirtió en que todo ello, no se ha contribuido a facilitar que se función de las circunstancias de aquel momento,
pard, así como otros 25,69 millones para inver- Santa Bárbara pudiera fabricar el Leopard y, al fi- cumpla ni el calendario de entregas del principal el Tribunal de Cuentas, en su informe elevado al
siones, cuando la cantidad autorizada era de 18. nal, hubiera sido Krauss Maffei quien se hubiera programa que posee la empresa, la fabricación Congreso de los Diputados en 2007, entendía que
quedado con la empresa, ¿qué se habría conse- del carro Leopard, que va ya por su duodécimo el conocimiento previo de los compromisos (7)
8 - En cuanto al cumplimiento por parte de Ge-
guido? ¿Qué todo volviese a Alemania? Para ese año –se dice pronto-, desde que se firmó el con- que después asumió la SEPI habría podido influir
neral Dynamics de los compromisos anunciados
en su Plan Industrial, el Tribunal de Cuentas cons-
viaje no hacían falta tales alforjas. Lo ocurrido: trato en 1998. en la presentación de ofertas más beneficiosas
tataba igualmente que tanto el auditor como la que las inversiones realizadas hayan terminado, En el terreno financiero (5), por otra parte, San- para el Estado.
SEPI ponían de manifiesto que existían "significa- al final, en manos norteamericanas, no justifica ni ta Bárbara se ha endeudado hasta unos límites in- Estos son los lamentables resultados de la
tivos retrasos en la realización de las inversiones el programa, ni el esfuerzo realizado. sostenibles, como prueba la petición urgente de fi- gestión (8) del ex-ministro Serra, que ha genera-
comprometidas y en la aportación de negocio por Santa Bárbara poseía en el momento de la pri- nanciación de sus extracostes en 2006-2007, que do la situación en la que actualmente se halla in-
parte del comprador". Igualmente, se denuncia- vatización una cartera de pedidos en firme supe- superan en 200 veces su capital social –las cifras mersa SBS, desprestigiada y erosionada como ya
ba el "importante retraso" en el cumplimiento del rior a los 500.000 millones de las antiguas pese- son públicas-, y lejos de internacionalizar sus ven- estaba antes de la privatización, y que está siendo
Plan Corrector ya que, con arreglo a lo pactado, tas (3.000 millones de euros) que el Gobierno de tas, siguen siendo el Ministerio de Defensa espa- tan lesiva, que ahora la empresa, para asegurar
el 67,9% de su presupuesto debería haber estado Aznar entregó por unos simbólicos 825 millones ñol, y el ET, los principales y casi únicos clientes. su continuidad como tal, clama y exige que se le
invertido y justificado, en principio, en el mes de de pesetas (cinco millones de euros), a General Todo esto es así, por mucho que se alardee hoy, otorgue el hipotético y dudoso nuevo contrato del
Julio de 2005 y, un año después, aún no había Dynamics, con el supuesto fin de asegurar su via- e incluso se proclame, que se está a punto de vehículo 8x8, recurriendo para ello –en la mejor
emitido el auditor su certificado sobre la aplicación bilidad futura a través de unos compromisos de vender ahora Leopard, por cuenta de Alemania, tradición del chantaje social-, a la presión de sin-
de la totalidad de las sumas transferidas. De igual aumento de empleo, inversiones, carga de trabajo a Arabia Saudí (aunque aquí lo que podría ocu- dicatos y Junta de Andalucía, una vez más, y no
forma, 15 millones de euros que no se habían en-
adicional, traspaso de tecnología, modernización rrir –ante la crisis económica galopante que vive a la calidad y excelencia de sus productos. La in-
tregado todavía entonces a SBS, habían de estar
de estructuras, internacionalización de sus pro- España, es que se cancele ya el programa para el hibición de la casa matriz norteamericana resulta
aplicados y justificados en Julio de 2007.
ductos, etc…, que afirmaba textualmente en su ET, y los carros pendientes de entregar acaben en llamativa.

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 65


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

No obstante, la decisión del Gobierno no tuvo el gobierno alemán diese el visto bueno a la ope- mis simpatías y apoyo, le advertí que lo pensaran el nuevo equipo. El nuevo presidente formal de
aplicación inmediata, y pasaría casi más de un ración, y posteriormente Krauss Maffei y la nueva y valoraran con prudencia, pero también le advertí la empresa pasó a ser, sin duda por razones po-
año en entrar en vigor. Este tiempo fue el necesa- GD-SBS se pusieran de acuerdo en cómo se iba que si llegaban a un acuerdo y aceptaban trabajar líticas y de imagen, el diplomático, y embajador,
rio no solo para negociar los detalles de ejecución a llevar a cabo la aplicación del contrato existen- en el nuevo marco, deberían respetar lo acordado Antonio de Oyarzábal, casado con una norteame-
de los acuerdos, sino para que, en primer lugar, te. También hubo que proceder a renegociar el y cumplir escrupulosamente los acuerdos, y que ricana de la influyente familia Cabot-Lodge, y el
acuerdo de financiación entre Santa Bárbara y el yo, personalmente, mientras dirigiera el Programa nuevo presidente ejecutivo, o consejero delegado,
Ministerio de Industria, ya que ahora se trataba se lo iba a exigir. Desgraciadamente muchos cam- fue Charles Meeks, quien venía directamente de
► Portada del Libro Azul de Ética Empresarial
de financiar a una empresa extranjera, un contra- bios iban a tener lugar, y Krauss Maffei acabaría GD en los Estados Unidos, y no hablaba nada de
de General Dynamics - Santa Bárbara Systemas.
sentido notable que nadie trató de explicar ni en portándose –valga la palabra-, deslealmente con español. Como vicepresidente para programas se
Se puede acceder al contenido pinchando aquí.
el Congreso de los Diputados, ni mucho menos la industria española, algo comprensible a tenor nombró a Javier Blanque, una de las pocas perso-
a la opinión pública, y que, en buena ley, era ya de cómo se había portado el Gobierno español, nas honorables que conocí en SBS, y que ya no
improcedente y hasta ilegal, pero, claro, el ET no pero políticamente, e industrialmente sobre todo, sigue trabajando para la empresa. Para el puesto
9 - Resulta inaudito, pero así ocurrió, que el
disponía de presupuestos y de algún sitio tenía inaceptable. de director de SBS en Sevilla se designó a Alberto
propio presidente –en funciones-, de Santa Bár-
que salir el dinero para pagar el proyecto. Sorprendentemente, y mientras siguieron las Posadas, hasta ese momento director de la fábri-
bara, Alfonso Vila, en el transcurso de la ya citada
comparecencia ante el Congreso, el 9 de octubre
Los detalles de la privatización, no obstante, negociaciones –a cuatro bandas: gobiernos espa- ca de Trubia, en Oviedo, un excelente ingeniero y
de 2000, declarase: “Sobre el capítulo de la priva- no fueron divulgados a casi nadie (9), y mucho ñol y alemán, y empresas-, la directiva de Santa gestor, del cual guardo un grato recuerdo. Y como
tización, lamento que la Empresa Nacional Santa menos al Ejército, aunque poco a poco se fueron Bárbara no sufrió cambios, y los incompetentes de jefe de programa en Sevilla, se nombró a Manuel
Bárbara sea mera gestora de una empresa, pues conociendo algunos de ellos. Resultaba altamen- siempre continuaron apalancados en sus puestos, Serrano, uno de los nuevos ingenieros, con quien
la privatización corresponde al accionista, que en te incoherente que a nivel mismo de la dirección especialmente el presidente, el ya citado Alfonso mantuve una buena relación personal en la que no
este caso es SEPI, por lo que ignoro el calendario de Santa Bárbara se declarase no conocer estos Vila, y el incombustible, y sempiterno, Pedro Fran- dejamos que interfiriesen los problemas derivados
de privatización…”, y para más oprobio añadía: aspectos. Y era falso que lo acordado no tuviera co, director de SBB en Sevilla. Finalmente, cuan- del trabajo. Y quiero aprovechar estas líneas para
“Acerca de los compromisos adquiridos con G.D, incidencia sobre el proyecto de cofabricación del do tuvo ya efecto la privatización –un año después recordar también aquí a mi buen amigo Luis Estai-
lamento no poder contestar, ya que no estoy sen- carro Leopard. La tuvo y mucha. de tomarse la decisión-, ambos fueron fulminan- re, director de calidad de la nueva GD-SBS, quien
tado en la mesa de negociación de la privatiza- Sea como sea, no deja de llamar poderosa- temente cesados –aunque suponemos que con- se debatió siempre entre la lealtad a su función,
ción; esto lo lleva el accionista, pero Santa Bárba- mente la atención que, posteriormente, se haya venientemente indemnizados-, y sustituidos por su amistad personal conmigo, y la obediencia que
ra no interviene” Naturalmente sus afirmaciones llegado a debatir tanto, incluso por parte del PP,
provocaron cierta hilaridad en el auditorio y un sobre las razones estratégicas que aconsejaban
diputado –el Sr. De la Encina Ortega, del PSOE- mantener a ENDESA dentro del esquema de so-
, le respondió: “…solamente insistiré en una de
beranía industrial nacional, y no hubieran las mis-
las preguntas en las que, diciéndolo en término
mas razones entonces, en 2000, que aconsejasen
coloquial, ha echado balones fuera. Sabemos que
ustedes son gestores, que el accionista SEPI es
mantener Santa Bárbara en España, y muy por
el que tiene que dar cuenta de ello, pero me gus- el contrario se privatizase al 100%, vendiéndola
taría que me contestara a la pregunta que le he por una cifra más bien simbólica a una empresa
hecho sobre qué incidencia puede tener en los totalmente norteamericana. Y nada se ha debati-
resultados del 2000 la decisión del Gobierno so- do al respecto. Ciertamente no hay dudas de que
bre el futuro de Santa Bárbara, y si tiene algún la entrada en escena de GD fue decidida exclusi-
compromiso firmado con General Dynamics. Us- vamente por motivos políticos de escaso interés
ted como presidente de la empresa tendrá alguna industrial, con el fin último de proceder a su priva-
valoración que hacer al respecto...”. tización y venta al postor que resultase más con-
veniente para los que formalizaron la operación.
10 - En una ocasión, hacia 2002, acompañé Para empezar, recuerdo haber mantenido una
al secretario de Estado, Sr. Díez Moreno, a vi- conversación en Munich con Franz Stangl –uno
sitar SBS en Sevilla. En la fábrica nos recibió el de los vicepresidentes de Krauss Maffei-, en la
Sr.Charles Meeks, quien al llegar al muro que cual hablamos incluso de la posibilidad de can-
separaba las instalaciones dedicadas al Leopard,
celar el acuerdo y proponer la adquisición directa
se despidió, diciendo que irónicamente no podía
de los carros en Alemania, obviando ya a la nueva
entrar aunque fuera el consejero delegado.
GD-SBS. Personalmente, y expresándole todas

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 66


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

debía a la empresa, pero avisándome siempre de mento de tomar posesión de su cargo, el nuevo El retraso inicial iba a ser finalmente de DOS
todo lo que se hacía mal, y ayudándome en mi consejero delegado –Charles Meeks-, comunicó AÑOS nada menos, retraso que sería asumido,
función, aunque ello perjudicase a la empresa. al Ejército que, examinada la situación, GD se sin pestañear, por el Ministerio de Defensa, y sin
Desgraciadamente ninguno de los españoles veía en la obligación de informar que el calendario imponer ninguna penalización, ya que, en el fon-
citados, con alguna excepción, ha prosperado en acordado era inviable y que una vez se estudiase do, la culpable era la propia Administración al ha-
la empresa, en la que hoy, un liderazgo digno he- detenidamente todo el proyecto, comunicaría el ber efectuado la privatización de la empresa en la
redero del de toda la vida, aprovechando ya que nuevo calendario que GD se encargaría de man- forma en que la había hecho. Nos íbamos en tér-
no hay prácticamente ningún norteamericano en tener. minos prácticos a 2009, aunque como ya es sa-
la nueva SBS, ha vuelto a las prácticas tradicio- Santa Bárbara pasó efectivamente a llamarse bido hoy, cuando casi estamos acabando 2010, el
nales del pasado. En defensa de SBS tengo que General Dynamics-Santa Bárbara Sistemas (GD- Programa aun no ha finalizado, y en junio de 2006
decir que la empresa hoy, no es ni mejor ni peor SBS) en abril de 2001. La empresa se privatizó hubo que asumir nuevos retrasos, resultando que
que su cliente –el Ejército-, y sus prácticas son fiel al 100% a favor de la sociedad norteamericana, se presentó un retraso inesperado de NUEVE
reflejo de lo que es hoy el componente terrestre aunque –contrasentido importante-, los terrenos meses más, y parece que posteriormente volvió
de las Fuerzas Armadas, y por ende, el conjunto sobre los que se asentaban sus instalaciones a haberlos por razones ya desconocidas para mí,
de la sociedad española. seguían perteneciendo al Ministerio de Defensa aunque no serán muy diferentes de las habituales.
La privatización llegaría a suponer, en toda su (ignoro si esto se habrá modificado de 2007 para La situación se tornaría crónica, ya que en
extensión, que los nuevos dueños de la empre- acá, aunque lo dudo). marzo de 2006 SBS había entregado un informe
sa –General Dynamics-, no podían tener acceso Durante la intervención ya citada del anterior al Programa en el que reconocía que a lo largo
(10) a nada que tuviera que ver con la fabricación presidente de Santa Bárbara –Alfonso Vila-, ante
del Leopard, ni siquiera acercarse ni entrar en las el Congreso, el 9 de octubre de 2000, éste ha- 11 - En una ocasión incluso resultó que los
instalaciones donde hubiera algo relacionado con bía expuesto: “…En cuanto al Leopardo, ha habi- planos enviados desde Alemania eran del carro
su montaje o fabricación. Cuando ya en Europa, do un decalaje en el tiempo de dos unidades, ya sueco Strv 122, con cañón L44, y no del Leopar-
el muro de Berlín no existía, se habían levantado que se preveía, en principio, entregar, durante el do 2E. En otra ocasión, durante 2001, pero con
unos muros semejantes –incluso con alambrada-, año 2001, dos unidades, que serían montadas en repercusiones que duraron hasta 2005, Krauss
en el interior de las fábricas de Sevilla y Trubia, Alemania. ….Esto ha pasado al año 2002, donde Maffei llegaría a reconocer seis meses tarde , un
cuyo acceso estaba controlado por personal ale- entregaremos dos Leopardo y un vehículo de re- error en una entrega de planos –había entregado
mán –de la empresa Krauss Maffei-, que elevaban cuperación. Esto se debe a que ha habido una va- planos del carro A4 en lugar del 2E-, lo que motivó
un informe periódico a Alemania, relacionando de- riación en el diseño del Leopardo para acoger las la pérdida de toda la fabricación de seis meses de
bidamente a todo el personal que entrase a las últimas modificaciones que va a introducir Alema- Talleres Iruña, de Pamplona, que fabricaba la ces-
instalaciones. Se establecieron tarjetas magné- nia en sus carros de combate…..Esto ha supuesto ta de la torre, y el consiguiente retraso adicional.
ticas de acceso y se prohibió el uso, dentro de que el programa se retrase en siete meses, aun- Naturalmente no se hizo nada porque desde el
las instalaciones, de teléfonos móviles y fax, y que yo pienso que se va a retrasar un año, pero Ministerio de Defensa no se consideró oportuno,
se fijaron penalizaciones millonarias para SBS los papeles dicen siete meses. Eso sería en el año ni GD quiso enrarecer sus relaciones con Krauss
Maffei.
en caso de que documentos técnicos o planos 2002. En el año 2003 pasaremos a fabricar 31
desapareciesen de la empresa. Era un completo vehículos, de los cuales España montará ya tres
despropósito que ocasionaría tremendas disfun- Leopardo y dos Crec, vehículos de recuperación, ▲ El ex-Ministro Eduardo Serra Rexach dirigió,
cionalidades. y, en Alemania, se montarán 23 Leopardo y tres desde el 6 de Mayo de 1996 al 27 de Abril de 200
Crec. En el año 2004, fabricaremos 45 carros, de el MinDef en un periodo decisivo en la evolución y
los cuales España fabricará 35 más 5 y Alemania posterior fracaso del Programa Leopard.
5. Desde el año 2005 España fabricará todos los
vehículos, 45 unidades, y ya 40 más 40 y 31 has- ◄ Su sucesor, Federico Trillo Figueroa demos-
ARRANCA LA PRODUCCIÓN ta terminar la programación en el 2008,…”. Na- tró no estar al tanto de muchos de los planes de
Leopardo 2E made by GD-SBS (Spain) turalmente el Sr. Vila ocultaba al Congreso todos
su antecesor en el cargo y asistió como un mero
los desaguisados cometidos en Sevilla, pero, en
expectador a la consumación de las decisiones de
Lo expuesto, unido a la falta de capacidad de cualquier caso, en abril de 2001, el Sr. Meeks de-
Eduardo Serra, lo que provocó a la postre que Es-
SBS para abordar el proyecto, supuso que los re- claraba que no sabía el alcance total del retraso.
paña tuviese que concesiones a Alemania.
trasos fueran mayores de lo esperado. En el mo- Cualquier cosa podía esperarse.

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 67


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

da en cuenta no era otra que la aplicación clara llamarse ya General Dynamics, una circunstancia
y sin subterfugios de la legislación vigente, sobre que no había cambiado para nada la realidad dia-
todo cuando GD-SBS es ya una empresa privada, ria de la empresa y en donde lo que eran pérdi-
y por ende, norteamericana, con una cabecera in- das tradicionales por mala gestión volvían ahora
termedia en Viena ya, desde donde se obedecía a a aparecer de nuevo, especialmente en la Fábri-
lo que se decidía y dictaba en los Estados Unidos. ca de Trubia, adonde se volvió a enviar a Alberto
SBS proponía entonces modificar el contra- Posadas desde Sevilla, sustituyéndole allí uno de
to una vez más, para adaptarlo a la realidad del aquellos nuevos ingenieros que se habían contra-
momento, ya que durante aquel año 2006 corres- tado en el periodo 1999-2000, José Andrés López
pondían unas entregas de 52 carros, que habían de Fez, quien debe seguir al frente de la fábrica de
quedado Las Canteras, hoy por hoy.
  reducidas a solamente 25, y ello empe-
de la ejecución del Programa desde la firma de la res (11). No se podía creer que no fueran intencio- zando a partir del último trimestre, y sin contar el GD-SBS había cambiado bastante ya desde
Orden de Ejecución en diciembre de 1998, las di- nados, mucho menos tratándose de una industria retraso acumulado anterior que suponía una cifra la entrada en vigor de la privatización. En enero
ficultades ocasionadas por el esquema industrial con la fama de excelencia y precisión que tenía la del orden de 40 carros, o sea un año entero de de 2004, Charles Meeks había sido sustituido por
puesto a punto por GECOIN/ISDEFE habían re- industria alemana. producción. Naturalmente esta modificación de la Patrick Sullivan, y en noviembre de 2005, Alfonso
sultado ser insalvables para el objetivo de cumplir En 2006, cuando el Programa entraba en su Orden de Ejecución solo beneficiaba a GD-SBS, Ramonet sustituía a éste, prescindiéndose ya del
el calendario de entregas fijado en el contrato. La octavo año desde que se firmó el contrato –en incapaz de cumplir sus compromisos, y no se vis- embajador Oyarzábal, quien no parecía muy con-
cooperación de Krauss Maffei se había tornado 1998-, la situación no era como para sentirse op- lumbraba bajo ningún aspecto en donde estaba tento con la dirección por la que se movía la em-
en poco menos que una simple presencia nominal timista. Ciertamente el Programa progresaba, aún el beneficio para el Ejército, ni para la Administra- presa. Ramonet era vicepresidente de tecnología
que nada o poco ayudaba hasta el punto de que, cuando no sin dificultades, de las que las dispu- ción. O sea se empezaba 2007 con TRES años y programas, habiendo participado sobre todo en
siempre según SBS, mucha de la documentación tas tras la venta de SBS a GD constituye la raíz de retraso sobre el calendario inicial acordado en
suministrada para iniciar el proceso de compra esencial de todos los problemas soportados y que diciembre de 1998.
era incompleta, obsoleta o con errores que en fueron anticipadas en su día por el Ejército, en el La situación ya había llegado, en algunos mo-
ocasiones no se detectaban hasta el montaje del marco y forma que fue posible, siendo ignoradas mentos, a ser alarmante, y en octubre de 2005
elemento en la línea de fabricación. En la citada por completo por el entonces primer gobierno del –ya con Carlos Villar como DGAM-, el Programa
fecha se habían detectado un total de 1.450 erro- Partido Popular. llegó a proponer una moratoria en las recepcio-
Los primeros 30 carros, los 4 carros escuela nes de los carros hasta que se celebrase un juicio
12 - La aparición, incluso de una grieta en el
y los 4 Büffel, fabricados todos en Alemania se crítico y análisis de los problemas técnicos que
blindaje de un carro recepcionado en el mes de entregaron también con retraso, pero fue con la se venían sucediendo, dado el aumento alarman-
julio de 2005, se consideró un aspecto de suma producción de SBS donde la situación se tornaría te de incidencias, disfunciones y averías que se
gravedad que, unido a otro problema sucedido casi caótica. Hasta el mes de noviembre de 2003, venían produciendo con carácter creciente en los
en otro carro en el que se había producido una SBS no había recibido la documentación necesa- carros entregados en Sevilla, y que no se habían
mezcla de aceite de motor y líquido refrigerante, ria para la producción de la torre. En dicha fecha producido con los entregados en Alemania. Aun
obligaba a pensar que no se estaba prestando la se seguía pendiente de recibir la documentación cuando todo ello ocurría dentro del plazo de ga-
debida atención a la calidad final del producto ni relativa a la integración del vehículo completo. rantía y por parte del SBS se venía atendiendo
por parte del contratista principal SBS ni por parte En julio de 2004, se solicitó a Krauss Maffei que con relativa prontitud el problema, se considera-
de su tecnólogo Krauss Maffei. corrigiera la documentación facilitada relativa a la ba que era un aspecto al que se debía prestar la
fase de integración, al identificarse errores o por máxima atención por parte de la empresa, y que el
ser incompleta. Obviamente, lo anterior impidió Ejército no debía admitir (12). Desde el Ministerio
▲▲ La munición DM 53 de Rheinmetall, des- cumplir con la obligación contractual para SBS de no se consideró oportuno parar la producción, y
gastaba los tubos de los cañones a los 100 dispa- entregar el primer carro fabricado en España, en los problemas siguieron, naturalmente.
ros, por lo que fue rechazada. diciembre de 2003, fecha ya, dos años, posterior En suma, se puede simplemente decir que el
a la acordada inicialmente. Programa Leopardo, a principios de 2007, estaba
▲ Finalmente, y solo después de numerosos La situación, quizás, no era irreversible, a pe- plagado de incertidumbres que impedían su nor-
problemas, se optaría por adquirir la munición
sar de todo, pero exigía una firmeza por parte de mal desarrollo, con un contratista principal que no
perforante israelí de IMI y la explosiva sueca de
la Administración española que nunca se hizo ver. ejercían como tal y que confesaba abiertamente
NAMMO.
La premisa principal que debería haber sido teni- que no sabía cómo actuar, todo ello a pesar de  

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 68


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

el desarrollo del obús remolcado de 155/52. Per- Coincidiendo con el nombramiento de Patrick
tenecía a la vieja escuela de Santa Bárbara –era Sullivan, en 2004, como nuevo consejero delega-
procedente de la antigua Empresa Nacional Santa do, GD-SBS dejó de depender directamente de
Bárbara-, y lo iba a demostrar pronto. Bajo su di- GD en los Estados Unidos, y pasó a depender
rección SBS empeoró, las relaciones volvieron a de la nueva GD Europe, que se creó entonces en
ser tensas con el Programa y con los subcontra- Viena, y que pasó a presidir un austríaco, antiguo
tistas, aparecieron los problemas financieros nue- presidente de Steyr. Por qué GD USA tomó tal
vamente, y los incumplimientos se multiplicaron, decisión, no se sabe, pero no sentó bien, ni en
llegando hasta los retrasos ya más conocidos hoy el Ministerio, ni en el Ejército, y se vio como una
del RG-31. Sorprendentemente, este individuo ha pérdida de interés ya de la empresa norteamerica-
sido nombrado recientemente vicepresidente de na en España, algo que, en cualquier caso, esta-
GD para Europa, habiéndose trasladado a Viena. ba ya confirmado por la ausencia de inversiones,
Ramonet fue quien llevó al ex–JEME, Carlos transferencias de tecnología, o equipamiento y
Villar Turrau, en 2009, a SBS, quien posteriormen- modernización.
te ahora en mayo de 2010, ha sustituido incluso Igualmente se puso de manifiesto el desinterés
al propio Ramonet, como consejero delegado. de GD por los problemas generados por la cofa-
Huelga comentar más este tema, aunque no pue- bricación en sí en España del carro Leopard 2E.
do dejar escapar la ocasión de invitar al lector a No solo lo tenía prohibido técnicamente según los
ojear el llamado “Libro Azul” de ética que figura en acuerdos de protección de la tecnología impues-  
la página web de la propia GD-SBS. Es una burla tos por Krauss Maffei, sino que, además, como
de cualquier planteamiento de ética empresarial, y resultaba obvio, Estados Unidos y Alemania, que ner a discutir por un programa menor –desde su mantenimiento y apoyo logístico. No parece que
obviamente no se aplica en España. tenían otros intereses comunes, no se iban a po- punto de vista-, a realizar en España (13). Algo tan los “asesoramientos” de ambos dieran resultados
obvio no lo entendían algunos generales y políti- en SBS a tenor de la situación. Al teniente general
cos que esperaban que en el último momento el Arregui le sucedió el teniente general Ignacio Ro-
Tío Sam arrimase el hombro. may, quien por motivos de salud tampoco ayudó a
En todo este lapso de tiempo, también en el resolver casi ninguno de los contenciosos que se
Ministerio de Defensa se habían producido cam- le presentaban al Programa. Finalmente Romay
bios, y al general Pardo de Santayana, como
JEME, le había sustituido el general Luis Alejan- 13 - Durante el primer trimester de 2005 tuve
dre Sintes en enero de 2003. Alejandre a, su vez, que viajar a Munich para tratar de resolver con
fue sustituido en junio de 2004 por el general Gar- Krauss Maffei un contencioso entre las empresas
cía González. Ninguno se interesó realmente por RENK y SAPA, que venía ocasionando numero-
el Programa ni por el proceso de fabricación del sas interrupciones. Estuvieron presents los Sres.
carro, no recuerdo haber mantenido ni una sola Ramonet y Thomas Bledsoe –éste, vicepresiden-
reunión informativa con ninguno de ellos, lo que te de operaciones de GD-SBS entonces-, sin que
si hice con los anteriores. La calificación de pro- el norteamericano abriese la boca, ni manifestase
grama más importante del Ejército que se daba ningún apoyo a la gestión española.
al Programa Leopard era, obviamente, solo para
la galería.
También hubo cambios en el seno del Mando ▲ Algo realmente incomprensible es que nun-
de Apoyo Logístico del Ejército, que, de alguna ca General Dynamics ofertase sus propias muni-
manera, afectaban al Programa. El teniente ge- ciones de 120 mm para el Programa.
neral Carlos Herrera pasó a la reserva, y directa-
mente como asesor, a GD-SBS ya. Le sustituyó el ◄ Durante un tiempo se habló, en diversos
foros, de la posibilidad de implementar diversas
teniente general Antonio Arregui Asta, quien a su
mejoras en los Leopard 2 A4. Finalmente, todo ha
vez al pasar a la reserva, también se incorporó a
quedado relegado al olvido.
GD-SBS, como asesor, aunque éste dedicado al

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 69


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

fue sustituido por el teniente general Miguel de La Julio Rodríguez. Toda una saga. tor Volkswagen, para la pieza Bofors de artillería mantenía su temperatura en un orden de los 22-
Calle, una personalidad absolutamente incapaz y antiaérea de 40/70, se le encargó el diseño de una 23°C., derivando asimismo alguna corriente de
sin ningún interés, que no tomaba ninguna deci- unidad apta para el carro Leopard 2E. Tengo que aire hacia el compartimento que albergaba la elec-
sión, y que sería el origen y razón esencial de mi decir que ni SBS ni Krauss Maffei –por supuesto-, trónica del sistema de combate. A consecuencia
decisión de abandonar el Programa y el Ejército. se entusiasmaron con la idea, hasta el punto de de esta visita, se organizó una comisión que visitó
Más directamente relacionados con el Ministe- OTROS PROBLEMAS “MENORES” boicotear y retrasar la entrega de la información Israel en el mes de julio de 2000 y durante varios
rio, los cambios fueron dramáticos. Al margen del Unidad de potencia auxiliar, aire acondiciona- necesaria para que SAPA pudiera tener listo, en días probó en Israel el sistema LSS, en condicio-
propio ministro que en abril de 2004 pasó a ser do, exceso de peso, y munición…, total, nada de fecha útil, un primer prototipo. nes de cámara climática, y operativas, con salidas
José Bono, ya en 2001, Federico Trillo había nom- qué preocuparse Todo ello llevó a que se entregase el prototipo al campo. Esta comisión, dirigida por el coronel
brado Director General de Armamento y Material de la UPA a Krauss Maffei en abril de 2004, en lu- de Caballería Francisco de la Plaza, estuvo com-
al general de división Carlos Villar Turrau, ascen- Cuando la industria alemana empezó a no gar de en julio de 2003, durando las pruebas para puesta por representantes de las Academias de
diéndole a teniente general. Bono le confirmaría portarse bien, y a no actuar de buena fe, los pro- la integración en Alemania más de lo previsto, y Infantería y Caballería, de la Oficina del Progra-
en su cargo, y ya en abril de 2006, el ministro blemas fueron muchos. El primero de ellos fue el finalizando en febrero del 2005, ya demasiado tar- ma, de las unidades, y también de SBS -entonces
José Antonio Alonso, que había sustituido a su ya citado de la unidad de potencia auxiliar. Ante de, por lo que todos los 30 carros fabricados en todavía SBB Blindados-, por lo que el tema era
vez a Bono, le designaría como nuevo JEME,…y la ausencia de interés de Krauss Maffei, tras los Alemania vinieron sin UPA –y siguen sin ella, y en- ya de sobra conocido cuando se hizo efectiva la
de ahí, como ya se ha dicho, a SBS. A Villar le rechazos iniciales sufridos, el Programa no tuvo cima con 2 baterías menos - (14), exclusivamente privatización. Los resultados fueron muy positivos
sustituyó el general de división del Aire, José Julio más alternativa –para no complicar las cosas-, gracias a la mala fe tanto de Krauss Maffei como y la comisión recomendó el sistema, motivo por el
Rodríguez, ascendido inmediatamente a tenien- que recurrir a la industria nacional, y dado que de SBS. La UPA desarrollada por SAPA probó ser cual se organizó una prueba adicional con un pro-
te general, y actual JEMAD. Tuve que tratar en SAPA había sido capaz de diseñar una unidad de mejor, más silenciosa y más fiable que la alema- totipo experimental sobre un carro Leopard 2 A4,
numerosas ocasiones, tanto con Villar como con potencia auxiliar muy eficiente, basada en un mo- na, que aun así acabó instalándose en los carros en la sede de la BRIMZ X, que resultó igualmente
Leopard 2 daneses y griegos, tras desaconsejar positiva y muy satisfactoria, según todas las tripu-
vivamente Krauss Maffei la solución española por laciones expusieron.
motivos enteramente de rivalidad comercial. Fue A la luz de estos primeros resultados, el Pro-
éste un episodio absolutamente descorazonador, grama solicitó de SBS y de Krauss Maffei, que se
que resultó altamente insatisfactorio para todos iniciasen los primeros contactos con la empresa
los que componíamos el Programa. israelí KINETICS, responsable del sistema LSS,
Otro tanto sucedería con el sistema de aire con objeto de estudiar su posible aplicación al
acondicionado, aunque aquí la actitud de SBS fue Leopardo 2E, negándose la empresa alemana a
casi más negativa que la de Krauss Maffei que,
hasta cierto punto, era previsible. Los requeri- 14 - Hubo que dejar ya fabricado el espacio y
mientos fijados por el Ejército para el Leopardo 2E hueco necesarios para instalar la UPA, llevando
establecían como deseable que dicho sistema de ello consigo que en lugar de las 8 baterías habi-
armas contase con un sistema de aire acondicio- tuales, los carros con UPA lleven solo 6. Claro es
nado para mejorar su eficacia en combate. Estos que, debido a ello,los carros fabricados en Alema-
requerimientos eran conocidos por SBS y Krauss nia, ni llevan UPA y solo tienen 6 baterías.
Maffei, desde el momento de la firma del contrato
en 1998, y estaban ligados a que el sistema dis- 15 - La instalación del sistema de aire acondi-
pusiera asimismo de una unidad de potencia auxi- cionado, según la oferta presentada por GD-SBS
liar, que finalmente estuvo disponible y contratada y Krauss Maffei equivalía a comprar con cada ca-
desde 2003. rro Leopard 2E un BMW 750, lo que multiplicado
por 219 puede dar idea del volumen económico
Ante la ausencia de una solución útil alemana,
de la misma, y su inaceptabilidad.
con ocasión de una visita del Programa a Israel,
se tuvo conocimiento del sistema que el Ejército
israelí había integrado en sus carros Merkava Mk ◄ Imagen de la pantalla de presentación de da-
3 y posteriores. Este sistema denominado LSS tos del Sistema de Mando y Control Integrado del
consistía básicamente en un equipamiento indivi-
carro Leopardo 2E (LINCE).
dual que refrigeraba el vestuario del tripulante y

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 70


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

cooperar con la empresa israelí, dando evasivas y


◄ Leopard 2 A6 alemán, durante unas manio-
retrasando cualquier toma de decisión, a pesar de
bras. Por desgracia, pese a que los carros son
su manifestación inicial de estar dispuesta a con-
muy parecidos, la operatividad no es la misma y
siderar cualquier sistema que el Ejército estimase.
los españoles han sufrido numerosos problemas
Ante la exigencia firme del Programa, Krauss Ma-
técnicos y también relacionados con los repues-
ffei trabajó de mala gana en el desarrollo del sis-
tos.
tema, colaborando erráticamente con la empresa
KINETICS, y llegando finalmente a presentar una
oferta en 2005 que, dado su elevado coste (15) – 16 - Dado que ya Krauss Maffei no nos daba
tras incluir un deliberado incremento del coste en ninguna confianza, se procedió a pesar un carro
lo tocante a la participación de la propia KMW-, 2E, fabricado en España, en la báscula del puerto
y al calendario que, prácticamente, contemplaba de Sevilla. Fue toda una epopeya. Los resultados
que se instalase el sistema LSS en los carros una confirmaron lo confesado por Krauss Maffei.
vez se hubiera terminado la producción, fue re-
chazada. No obstante, y quizás como un intento 17 - Rheinmetall había desarrollado también
de salir del paso, Krauss Maffei acabó anunciando la denominada DM 43, destinada al carro fran-
que desarrollaría un nuevo sistema -denominado cés Leclerc, y que se fabricaba ya en Francia por
ahora MKK 12-, destinado al Ejército griego, que GIAT, hoy Nexter.
esperaba llegase a satisfacer al Ejército español.
Este nuevo intento, acabó en un estrepitoso fra- des no se hayan visto mermadas. Ignoro si se ha
caso al anunciar sorprendentemente la misma que descartar intervenciones en zonas climáticas bía entregado toda su cuota de producción de 30 acabado adoptando la cadena ligera, pero lo dudo
Krauss Maffei en junio de 2005, haber cometido que hicieran necesario contar con estos sistemas. carros: el carro presentaba un exceso de peso de mucho, dadas las implicaciones industriales que
un error de cálculo, y que el sistema era inviable Si se procedía a integrar el sistema LSS, único aproximadamente media tonelada. Ello puede pa- conllevaba el posible cambio.
por lo que renunciaba a su desarrollo y exponía no equipo entonces en servicio, probado y experi- recer no demasiado, pero sí lo era, ya que con La munición a adquirir para el carro constitu-
tener solución efectiva alguna. mentado satisfactoriamente, se entraba en un un peso de 62,5 ton –incluyendo la UPA- , la inte- yó también una fuente de problemas y de tensio-
La situación era inaceptable desde todos los desarrollo industrial no exento de dificultades. gración de cualquier equipo adicional (aire acondi- nes con la industria alemana, especialmente con
puntos de vista. Krauss Maffei no solo no había En cualquier caso, hay que resaltar en todo este cionado supuestamente…) colocaría el peso total Rheinmetall. La adquisición de la munición se ha-
ofrecido soluciones, sino que había bloqueado y asunto, la conducta deplorable de General Dyna- en el límite de la clase de peso superior MLC 80: bía aplazado en el momento de la firma del con-
retrasado cualquier otra opción. El solo hecho de mics, que no solo no había hecho valer su papel 63,1 ton, por lo cual contrariamente a como opi- trato al haber anunciado Rheinmetall que dejaba
que SIETE años después de recibir un requeri- de contratista principal como propietaria de SBS, naba irresponsablemente GD-SBS, Krauss Maffei de fabricar las series existentes –DM 33, DM 12 y
miento presentase un prototipo destinado a otro ante Krauss Maffei, sino que tampoco había apor- aconsejaba imperativamente reducir el peso de DM 38-, y que procedía a desarrollar unos nuevos
Ejército, era motivo de una airada protesta a los tado ninguna posible solución como propietaria de alguna forma (16). Para ello, aun siendo su cul- tipos. Pues bien, cuando llego el momento hacia
más altos niveles, pero no se hizo nada. La si- una alta tecnología en el mundo de los carros de pa, proponía la adopción de diversas medidas, de finales de 1999, principios de 2000, resultaba que
tuación no acababa aquí, no obstante, sino que combate, como demostraba su propio producto, el entre las cuales la más “sencilla” que se sugería Rheinmetall, efectivamente, había desarrollado
Krauss Maffei, ante el rechazo de la oferta pre- carro norteamericano M1A2 Abrams. era la sustitución de la cadena actual FT por una un nuevo tipo de munición perforante –la DM 53
sentada sobre el sistema LSS por su inviabili- Cuando dejé el Programa, en agosto de 2007, nueva cadena ligera –denominada P0-, de Diehl, (17) -, pero no había puesto a punto ninguna nue-
dad, expuso que desautorizaba y negaba a SBS seguía sin tomarse ninguna decisión. Finalmente que proporcionaría una reducción de peso con- va munición explosiva o rompedora, mantenién-
la posibilidad de integrar el sistema LSS sin su ocurrió lo que, sin duda, SBS prefería, que era no siderable (del orden de 600 Kg.). Naturalmente, dose simplemente los stocks de DM12 A1 –de
colaboración, y que, llegado el caso, procedería hacer nada y tener menos problemas. Los Leo- este asunto aconsejaba aún más no adoptar ni carga hueca-, y estándose a la espera de un nue-
judicialmente contra SBS y rechazaría cualquier pardo 2E se quedaron sin aire acondicionado, ni integrar en el carro ningún equipo ya, especial- vo desarrollo de munición explosiva rompedora
reclamación contra la garantía que pudiera surgir, el ET ni el Ministerio de Defensa pelearon por ello. mente el sistema de aire acondicionado. La pri- conjuntamente con Holanda, pero sin anticiparse
nada más y nada menos. Los acontecimientos han probado que tampoco mera recomendación que se nos ocurría era, por ninguna fecha. Por otra parte, la munición DM 53
La situación en que Krauss Maffei colocó al era necesario, dado el empleo que se da a los supuesto, denunciar el contrato y devolverle a presentaba el grave inconveniente de provocar un
Ejército no fue cómoda. Si se abandonaba la in- carros. Krauss Maffei los carros. Ni que decir tiene que el excesivo desgaste de los tubos de los cañones,
tegración de un sistema, fuera el que fuera, no se La actitud de Krauss Maffei había tenido su Ministerio bloqueó cualquier solución de reclama- que obligaba a ¡cambiarlos cada 100 disparos!
daba satisfacción a los requerimientos, especial- remate –a mediados de 2005 también-, con la ción. El Leopardo 2E español es hoy el Leopard Ante estas circunstancias, el Programa rechazó
mente en unas circunstancias en las que no había confesión de un error inesperado, cuando ya ha- 2 más pesado en servicio, aunque sus capacida- la oferta alemana y se dispuso a encontrar otras

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 71


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

soluciones. bara, acusándoles de manipuladores, de tratar de


◄ La perpepción -entre la clase política, la ciu-
Dado que el EME había fijado en los requeri- obviar la Ley de Contratos del Estado, de cometer
dadanía y los propios militares- sobre la utilidad
mientos operativos que el carro 2E estaría dotado fraude y posiblemente hasta de alterar las ofertas
o no de un sistema de armas tiene mucho que
con un tipo de munición perforante de energía ci- en función de lo que les resultara más convenien- ver en su éxito o fracaso. Pese a que en el ima-
nética, y un tipo de munición explosiva rompedo- te (18). Se invitó a los representantes de Santa ginario oficial, el PP sea para muchos el adalid
ra, la única alternativa existente en el momento Bárbara a abandonar la sala y naturalmente no de la defensa en España, fue este partido quien
era la que había aplicado el Ejército sueco para se tomó ninguna decisión. Por separado ya, se le relegó a un segundo plano los medios de cadenas
sus Leopard (Strv 122). Efectivamente, Suecia indicó a las empresas originales y propietarias de al decidirse la participación en Iraq y Afganistán
había recurrido a adquirir municiones perforan- la tecnología que presentasen directamente sus de los VEC y BMRs en oposición a los Pizarros
tes de nuevo desarrollo en Israel –denominadas ofertas sin intermediarios españoles, aplazándose o Leopards. Cuando llegó la hora del cambio, los
CL 3143-, diseñadas para el carro Merkava pero la designación del posible subcontratista español ministros socialistas solo tuvieron que seguir el
aptas para el Leopard –de hecho, eran del mis- para cuando se eligiese definitivamente el tipo de camino marcado por la anterior administración y
mo tipo, incluso con vaina combustible-, y con el munición a adquirir. produndizar en una vía que ha dado pésimos re-
mismo principio, la industria sueca, junto con la is- Días más tarde, el propio JEME –teniente ge- sultados. Al contrario que Canadá en Afganistán,
raelí, había puesto a punto un proyectil rompedor neral Alfonso Pardo de Santayana-, me llamó per- Alemania en Kosovo o Francia en Líbano, hemos
con espoleta de percusión instantánea, basado en sonalmente a mi teléfono móvil, diciéndome que perdido una serie de ocasiones perfectas para ga-
la granada de mortero de 120 mm. El desarrollo Santa Bárbara me “demonizaba”, y que le habían nar experiencia, desarrollar procedimientos ope-
había sido efectuado en Suecia por la empresa pedido mi cese como jefe del Programa (obvia- rativos y tácticos y sacar a relucir las deficiencias
Nammo –antes Bofors-, y resultaba sencillo, ba- mente se refería al presidente Alfonso Vila), pero del Leopard 2E
rato, a la par que daba todas las garantías. En que él personalmente tenía confianza en mí, y que
principio, y sin descartar otras opciones –incluso siguiera adelante sin preocuparme de los rumo- El organismo supuestamente encargado de la
18 - Para más oprobio, ésto era verdadera- de la propia Rheinmetall-, el Programa propuso res. Agradecí infinitamente esta prueba de apoyo, homologación era la Subdirección de Inspeccio-
mente así ya que el propio presidente de Santa adoptar la solución sueca. Ello abrió la puerta a ya que no era fácil seguir adelante con tantos obs- nes Técnicas y Servicios de la DGAM, dirigida,
Bárbara en aquellos días, -el ínclito Alfonso Vila- todos los demonios. táculos. Pudimos saber –y en el Programa tuvi- entonces, por un turbio funcionario del PSOE,
, tuvo incluso la desfachatez de anunciar en el Debido a que la munición tenía también que mos incluso prueba escrita-, que Santa Bárbara que había desembarcado en 1982 en Defensa
Congreso de los Diputados con ocasión de su tener un elevado componente de fabricación na- había escrito a todas las empresas advirtiéndoles tras Narcís Serra, y Eduardo Serra, llamado An-
intervención el 9 de octubre de 2000 (Diario de cional –de acuerdo con el esquema industrial y la que, sin ellos, era inviable ningún contrato ya que gel Jara Albarrán, y que, finalmente, ha cesado
Sesiones núm.76, pag.2044) que: “…en cuanto a financiación del Ministerio de Industria-, se indicó su influencia política era total y el Gobierno no iba en sus funciones en fecha reciente en el presente
la munición del Leopardo, también se está nego- tanto a Rheinmetall como a las empresas israelí y a autorizar ningún contrato que no fuera con ellos. 2010, después de casi 30 años de mala gestión.
ciando qué tipo de munición se va a emplear entre sueca –IMI y Nammo, respectivamente-, que se De todos modos no sirvió de nada conocer este A las empresas afectadas se les mareó con todo
las distintas procedencias de munición que exis- pusieran en contacto con las empresas españolas “chantaje” ya que no se quiso actuar contra la em- tipo de solicitudes peregrinas e innecesarias –
ten en el mundo, tendremos que fabricar aquella
que considerasen más oportunas. Al efecto de reci- presa que estaba negociando los últimos detalles mientras que a Rheinmetall no se le pedía nada-,
que decida comprar el Cuartel General del Ejérci-
bir las ofertas pertinentes, se convocó una reunión del proceso de privatización. y ni siquiera se aceptaron certificados de homolo-
to; por tanto, estamos a la espera de esa decisión
y de la negociación correspondiente. No estamos en la sede de GECOIN/ISDEFE a mediados de Cuando finalmente se decidió optar por la al- gación efectuados en Suecia y en Italia, país este
inquietos en absoluto por el tipo de munición, ya abril de 2000 –justo en los días en que se decidía ternativa sueca, las intrigas de Rheinmetall –a las último que sí era miembro de la OTAN y que tam-
que tenemos firmado un MOU —«memorandum la privatización-, y sorprendentemente –yo mismo que se avenía ya GD-SBS-, no tuvieron límite, y bién había adoptado la munición israelí para su
of understanding»— con todos y cada uno de los asistí a la reunión-, solo asistieron representan- al margen de acusaciones personales (se me lle- carro Ariete. Tras más de 2 años de aportar docu-
posibles adjudicatarios de la munición; elijan el tes de la todavía Santa Bárbara, que esgrimían gó a calificar como agente de influencia israelí), mentos, y dado que el organismo del Sr. Jara aca-
que elijan, apostamos a caballo ganador”. Era una un poder notarial que argumentaban les habían utilizaron que desde DGAM con anterioridad –fue bó declarándose incompetente para determinar la
admisión de posible fraude a voz en cuello ante el otorgado tanto Rheinmetall, como IMI y Nammo, personalmente el general Miguel Valverde (19)-, homologación –como si no hubiera pasado nada-,
Parlamento, y no pasó nada, como siempre. y todo bicho viviente que fabricase municiones, se había establecido que la munición debía ser finalmente desde DGAM se suavizó la postura –
para presentar las ofertas en su nombre. Yo per- homologada por las autoridades competentes del ya bajo el general Villar Turrau-, y se autorizó la
19 - El general Valverde dijo, incluso, que solo manecí callado –junto al gerente de GECOIN, An- Ministerio de Defensa, y por lo tanto, el contrato contratación de la munición con IMI y Nammo, ¡en
se podía contratar la munición de Rheinmetall ya tonio Rodríguez-, mientras el general de brigada quedó supeditado a que se obtuviera la citada ho- 2004!-, si bien se impuso que GD-SBS fuera sub-
que era la única que estaba homologada en un
del Cuerpo de Intervención Militar, Enrique Torres mologación. El proceso de homologación resulta- contratista de ambas. SBS acababa, después de
país OTAN, y por tanto se convalidaba automáti-
Viqueira –que asistía como observador-, increpa- ría ser un viacrucis para IMI y Nammo, y para el todo, subida al caballo ganador como su ex–pre-
camente la homologación.
ba fuera de sí a los representantes de Santa Bár- Programa. sidente afirmara en el Congreso.

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 72


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

Ni que decir tiene que la participación de SBS al Programa la visión que se tuvo en su momento, bas de tiro de precisión. Cuando lo solicitamos, a –a quien el nuevo ministro José Antonio Alonso
conllevó problemas y retrasos, no entregándo- y la defensa de los propios intereses que, en con- nuestra vez, del Ministerio de Defensa, argumen- había nombrado JEME con gran sorpresa de todo
se las primeras municiones hasta noviembre de secuencia, se hizo. tando la necesidad de SBS, y que ello era precep- el Ejército-, y le había sustituido el general de
2007, ya cuando yo ya no dirigía el Programa. No obstante, sin duda, para mí el problema tivo, de acuerdo con el contrato, nos encontramos división del Aire, José Julio Rodríguez, quien se
Solamente como una reflexión final, es importante más grave que se produjo, por sus repercusiones con que la DGAM –al mando del general Villar-, encontraba con unos problemas que, ciertamen-
resaltar que, en todo este proceso, GD USA nun- inmediatas, fue otro, y fue la gota que colmó el exponiendo una orden del ministro Bono, nos co- te, no entendía. Llegó, incluso, a sugerir que los
ca llegó a proponer siquiera la adopción de muni- vaso de agua de mi propio aguante y paciencia municaba que quedaban prohibidas las pruebas carros se enviasen a Canadá a hacer las pruebas.
ciones fabricadas en los Estados Unidos, y había profesional. Los carros que se habían fabricado de ese tipo –ya que se debía disparar con muni- No tomó ninguna decisión, ni resolvió nada.
una buena selección y casi todas bajo control de en Alemania habían realizado allí, tanto pruebas ción de guerra-, en todos los campos dependien- A finales de noviembre de 2006, con más de
GD, aunque países como Holanda y Dinamarca de fuego del sistema, como pruebas de precisión tes del Ministerio de Defensa. No podíamos dar 40 carros aparcados en las instalaciones de Santa
si lo hicieron. Es un misterio que no se ha podi- de tiro, que eran preceptivas como parte del plan crédito, y mientras dábamos cuenta de la situa- Bárbara, sin poder hacer las pruebas, y sin poder
do desvelar, pero que el Sr. Ramonet y, quizás, el de calidad. La industria alemana, Rheinmetall en ción a la cadena de mando militar, se le dijo a SBS ser entregados al ET, me presenté ante el tenien-
nuevo consejero delegado, Sr. Villar Turrau, po- particular, disponía de sus propios centros de ex- que tuviera paciencia, y que se harían en cuanto te general Miguel de La Calle, previa autorización
drían clarificar. En cuanto a Rheinmetall, el tiempo periencias y no tuvo dificultad en probar todo lo se aclarase la situación, sin parar las entregas ni de mi superior directo (20), y le comuniqué que la
acabó dando la razón al Programa ya que la mu- que era necesario. la fabricación en ningún caso. situación era insostenible, que me sentía no apo-
nición DM 53 se retiró del servicio en 2007, y dejó GD-SBS, tras la privatización, no disponía ya En 2006 la situación se había agravado con- yado por él, y que si no se resolvía procedería a
de fabricarse, siendo sustituida por la nueva DM de terrenos de pruebas propios, y tenía que so- siderablemente ya que se seguía sin poder tirar solicitar mi cese y el pase definitivo a la reserva,
63, ya menos abrasiva. licitar la utilización de los mismos al Ministerio de con los carros, pero el número de éstos –sin haber sin ocupar ningún destino, fueran cuales fueran
De la supuesta nueva munición explosiva que Defensa. En 2005, Manuel Serrano, director del hecho las pruebas- entregados al Ejército era ya las consecuencias.
Rheinmetall iba a desarrollar, cuando dejé el Pro- programa de fabricación del Leopardo 2E en Se- considerable y ello constituía no solo una ilegali- El 8 de enero de 2007, más de un mes des-
grama seguía sin saberse nada real. Ni el Ejército villa, solicitó a través del Programa, la designación dad sino que además, técnicamente, era una bar- pués, formalicé mi petición de cese y pase a la
ni la DGAM, ni el Ministerio, llegarían a agradecer de campo de tiro para la realización de las prue- baridad. Por ello, el oficial responsable del ase- reserva sin destino. Se acordó que cesaría el 1
guramiento de la calidad (RAC) en SBS, Sevilla, de agosto, para dar tiempo a destinar a un coro-
dependiente de la DGAM –comandante ingeniero nel para sustituirme en el mando del Programa.
politécnico Gómez Ramos-, decidió no otorgar
ningún certificado de conformidad más, mientras 20 - En mis dos últimos años al frente del Pro-
no se hicieran las citadas pruebas de precisión, grama conté con la gran suerte de tener como
en completo acuerdo y coordinación con el Pro- superior directo al general de brigada Fernando
grama, en donde tampoco estábamos satisfechos Cano Velasco, quien como Subdirector de Progra-
con la situación. De esa forma esperábamos for- mas, hizo lo que pudo contra todo aquel maras-
zar una decisión positiva del Ministerio. mo. Después de lo que había venido sucediendo
No conseguimos nada de nada. La DGAM fue una bocanada de aire fresco. Sentí abando-
no se inmutó, y el Mando de Apoyo Logístico del narle y espero que no me lo tenga en cuenta.
Ejército –teniente general Miguel de La Calle-, no
movió ni un dedo. Tampoco se llamó al orden al
comandante Gómez Ramos, quien dependía en el ◄ Días más tarde, el propio JEME –teniente
fondo de la DGAM, ni a mí, personalmente menos, general Alfonso Pardo de Santayana-, me llamó
ya que sin certificado de conformidad del RAC, yo, personalmente a mi teléfono móvil, diciéndome
de facto, estaba inhabilitado para recepcionar nin- que Santa Bárbara me “demonizaba”, y que le
gún carro. Era el mayor despropósito nunca vis- habían pedido mi cese como jefe del Programa
to: la propia Administración impedía a la empresa (obviamente se refería al presidente Alfonso Vila),
pero que él personalmente tenía confianza en mí,
efectuar unas pruebas que eran preceptivas, y
y que siguiera adelante sin preocuparme de los
como consecuencia de ello, no se recepcionaba
rumores. Agradecí infinitamente esta prueba de
el material, en base, precisamente, a que no se
apoyo, ya que no era fácil seguir adelante con
habían hecho las pruebas. Ni la mejor comedia de
tantos obstáculos. Enlace al archivo original, pin-
los Hermanos Marx podía producir más hilaridad. chando aquí.
En la DGAM ya había cesado el general Villar

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 73


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

Cuando me despedí el 1 de agosto, nadie me sus- que eran simuladores y medios de enseñanza que
tituyó, simplemente me sucedió mi segundo en el se recibieron incluso antes de la llegada de los
mando, teniente coronel Juan Escudero, una ex- carros, un hito difícilmente repetible. En total se
celente persona y buen amigo. Hasta diciembre habían finalizado y entregado los medios de simu-
no se incorporó un coronel para ocupar mi pues- lación siguientes:
to, esa era la importancia que tenía realmente el
Programa. Así acababan más de diez años de mi • 9 Simuladores de torre.
vida profesional, y también acababa mi vida militar • 1 Simulador de puntería, tiro y táctico.
que comencé al ingresar en la Academia General • 1 Simulador de conducción.
Militar en 1968. Me sentí confuso, sin entender –lo • 9 Simuladores de conducción en aulas.
confieso-, por algún momento a qué había dedica-
do mi vida. La persona que lo hizo posible fue un ingeniero
Dejé el Programa no cuando había problemas, que se dedicó al Programa por completo, con el
sino cuando vi que no había interés en los más que mantengo una especial relación de amistad,
altos niveles de mando y dirección por resolverlos Francisco Poyatos. Personas como él hacían que
y, en consecuencia, no quise ser un instrumento el Programa mereciera la pena.
útil en manos de aquellos a quien solo les impor- En defensa de SBS, tengo que decir que la
taba quedar bien, y decir sin novedad. Como ya empresa no es mejor ni peor que su cliente: el
se ha dicho, cuando durante 2007 se debían ha- Ejército de Tierra. Es simplemente un reflejo del
ber entregado 43 carros de combate Leopard 2 al mismo, de su incapacidad, de su falta de lideraz-
Ejército, la realidad es que hasta noviembre ¡solo go, y de su baja profesionalidad, especialmente
se habían entregado 3!. Posteriormente, gracias en los niveles de dirección, y por ende del resto
a la buena voluntad del Ejército y a las presiones de empresas, y de la sociedad española actual,
políticas ejercidas desde el Ministerio de Defen- en general. Quizás por eso, la casa matriz GD
sa, se desbloqueó la entrega de 15 carros más, USA no ha invertido ni potenciado la empresa.
y antes de finalizar el año, al objeto de salvar la Efectivamente, a pesar de la privatización, la em-
imagen, se lograron entregar otros 10 carros más; presa Santa Bárbara ha cambiado poco y no se
toda una hazaña. Todavía faltaban por entregar ha convertido en la General Dynamics española
más de la mitad de los carros contratados. Aun que algunos esperaban, pero quizás tampoco la
así, con toda desfachatez SBS llegaría a presen- casa matriz norteamericana lo ha intentado. De
tar, en 2007, y a pesar de todos los incumplimien- hecho, hoy en GD-SBS no hay ya ningún directi-
tos, una reclamación de extracostes incurridos por vo norteamericano, y los españoles que la dirigen
valor de 50 millones de euros, que parece que la son algunos de los que ya estaban en la antigua e
Administración decidió pagar en 2009. improductiva Santa Bárbara de otras épocas, algo
Hoy todavía falta, al menos, un batallón por en- que no sucede, por poner un ejemplo, en la actual
tregar -44 carros-, y llegan rumores, sin confirmar,
de que podría cancelarse el Programa, tal como ▲ Finalmente la Rheinmetall sustituyó la muni-
está, y vender los carros contratados y por entre- ción DM-53 por la DM-63, mucho menos abrasiva,
gar a Arabia Saudí, algo que podría estar gestio- cuando ya era tarde para el Programa.
nando la sempiterna ISDEFE. Sin comentarios.
En todo este maremágnum no puedo dejar de ► Otro programa que sigue por los mismos
emitir un recuerdo a la única empresa que hizo fueros, el Pizarro. En el fondo, más que los pro-
bien las cosas, y no sin dificultades. INDRA fue,
blemas de incapacidad de la industria, pesa la de-
en todo momento, un ejemplo de cómo una em-
cisión de dejar de lado las cadenas en las Fuerzas
presa moderna gestiona y resuelve. Cuando dejé
Armadas y de paso, condenar a empresas como
el Programa, INDRA había prácticamente entre-
SAPA, que han demostrado su potencial.
gado toda su tarea, especialmente todo aquello

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 74


▲ Volver al Índice EL LEOPARD 2 EN ESPAÑA

EADS-CASA. presa en España que fabrique vehículos blinda- bate y vehículos acorazados. Ninguna empresa problema –solo bastaría ver los partes de averías
La industria española adolece de falta de pa- dos propios, el Pizarro fue un diseño conjunto española fabrica municiones perforantes subcali- de las unidades-, con deficientes soluciones téc-
tentes y de productos propios. Cualquier estudio con otro país y ni uno solo de sus componentes bradas de alta velocidad (HVAPDS) -una carencia nicas para los temas pendientes, con un mante-
económico importante sobre España lo presenta esenciales era español, y si Krauss-Maffei no hu- endémica-, y una dependencia que hace al Ejérci- nimiento deficitario y sin recursos, adquiriéndose
como primera conclusión y como una carencia biera estado presente, el carro Leopard 2 no se to especialmente vulnerable. Solo se fabrica car- los repuestos prácticamente a “chatarreros”, la
básica. Por ello, el primer objetivo de cualquier in- podría haber fabricado nunca. Todo lo más que tuchería, y munición de pequeño calibre. constatación de ese fracaso es aún mayor, como
versión pública debería ser, además de cumplir el pueden hacer es ensamblar, o integrar, siempre Es el precio que hay que pagar tras numerosos lo es el del Pizarro, un programa hermano, que
objetivo de dicha inversión, lógicamente, apoyar y cuando el propietario de la tecnología les deje, años de no invertir en I+D, de no potenciar a las tampoco ha finalizado después de 14 años.
o, casi imponer, la incorporación de tecnologías y les enseñe como hacerlo. Del mismo modo hay industrias, y de “que inventen ellos”, como ya dijo Puede dar la impresión de que cargo las tin-
propias, y no conformarse con que se fabrique que decir que no hay NADIE que haya inventado uno de nuestros más insignes pensadores. Ahora tas contra la gestión habida durante los 8 años
tal o cual porcentaje por parte de determinadas en la Península Ibérica una dirección de tiro que no hay vuelta atrás, y ni el camino ni el tiempo de gobierno del PP, pero la realidad es que desde
industrias locales, esa debería ser la función del funcione y se adapte a cualquier vehículo, así sin perdidos son recuperables. Las empresa españo- Julián García Vargas, ningún ministro se intere-
Ministerio de Industria y lo que debería haber bus- más, y siempre detrás de lo que se hacía al final las especializadas –en simulación y en tecnolo- só directamente por el Programa. Nunca hubo
cado con la financiación adelantada de los pro- uno se encontraba con nombres como Hughes o gías de la información hay algunas-, solo pueden ocasión ni ninguno de ellos solicitó información
gramas de defensa. En España no había en 1998 Raytheon. Tampoco hay NINGUNA empresa que aspirar a formar parte de algún grupo o proyecto, detallada, desde Serra a Alonso, ninguno. El úl-
–y sigue sin haberla hoy, en 2010-, una industria fabrique motores de altas prestaciones; el motor y aportar lo que saben hacer. En ningún caso se timo secretario de estado que se relacionó con el
capaz de fabricar un carro de combate moder- de los BMR es de la marca Scania, los motores puede liderar ni articular un proyecto completo por Programa fue Fernando Díez Moreno –al que yo
no, como el Leopard 2 o el Abrams, y no querer de los Pizarro son MTU, y los de los Leopard, lo sí solo y en exclusividad. personalmente expliqué con detalle el sistema, e
reconocerlo nos ha llevado a la situación actual. mismo.Y no hablemos de cajas de cambio o trans- Ahora, cuando se dice que se va a abordar un incluso acompañé a una visita a SBS en Sevilla-, y
Solo quiero recordar al lector que el 40% del carro misiones ya que la empresa que ha hecho algo – nuevo programa de un vehículo acorazado, resul- posteriormente, nada de nada. La indiferencia fue
Leopardo 2E, como figuraba en los acuerdos, se ciertamente la única, SAPA-, lo ha hecho siempre ta que no hay ni una sola de las tecnologías, que absoluta. Al gabinete de Trillo tuvimos que hacer-
siguió fabricando en Alemania, de modo que SBS con acuerdos con Teledyne, Allison o Renk, y en se supone se recibieron en el programa Leopard, le llegar incluso una nota, explicando y aclarando
–como la propia empresa reconocía-, solo era ca- el caso del Pizarro 2ª fase, se trata de un dise- que vaya a ser de aplicación, y el vehículo que que la munición que se adquiría no era de ¡uranio
paz de fabricar, como mucho, un 60%. ño adquirido fuera, en Canadá, que, en cualquier se adquiera tendrá las tecnologías que haya in- empobrecido!, algo que parece que se le había
La realidad es la que es, y España, guste o caso, todavía no ha entrado en servicio, y no se corporado el nuevo fabricante, como no podía ser transmitido por algún ignorante. (¡Como si los is-
no, carece de una industria de defensa terrestre sabe si algún día lo hará. Lo mismo sucede con de otra manera. No solo habrá que adecuar las raelitas nos fueran a regalar el uranio!, y darnos
relevante. No había, y no hay, NINGUNA em- las municiones específicas para carro de com- instalaciones que sean pertinentes, y establecer “gato por liebre”,…era otra de las historias cómi-
las correspondientes cadenas de montaje, sino cas del Programa). En suma, el desinterés que se
que además será preceptivo homologar de nuevo sentía era tremendo, y ya con la nueva gestión
a los fabricantes por los respectivos tecnólogos, del PSOE a partir de abril de 2004, y la avidez de
como quedó demostrado con el Leopardo 2E. Si Bono por recortar, y sacar fondos para otros pro-
a GD-SBS, no se le da un nuevo contrato, verá gramas, se llegó a pensar que el Programa podría
infrautilizadas todas las instalaciones que había cancelarse en cualquier momento, algo que aho-
venido dedicando al Leopard, y tendrá que cerrar ra se rumorea de nuevo. Da la sensación de que
algunas de ellas, si no todas. Sin embargo, aun- nada ha ocurrido en los tres últimos años.
que se dé cierta consideración a este problema, Hasta aquí lo que el Programa Leopard llegó
ello no debe afectar al proceso de decisión del Mi- a ser, y no lo que debió haber sido. Algunos lo
nisterio de Defensa. SBS no lo merece. Las em- intentamos, y lo hicimos como mejor supimos. ■
presas privadas saben cuáles son las reglas en un
mundo de economía libre de mercado.
A mediados de 2006 en una exposición de ◄ Incluso a día de hoy, no se ha conseguido
situación al general Fernando Cano, Subdirec- unificar el vehículo de recuperación para todos los
tor de Programas, me vi obligado a decirle que vehículos de cadenas del Ejército de Tierra y se
consideraba ya –tras 8 años de problemas-, que sigue insistiendo en la necesidad de un vehículo
el Programa Leopard era un fracaso. Hoy 4 años
sobre el chasis del Pizarro modificado a tal efec-
después –en 2010-, cuando aún no ha finalizado,
to... Enlace al archivo original, pinchando aquí.
con la gran mayoría de carros aquejados de algún

Revista Ejércitos - Septiembre de 2010 - Nº 8 75