Está en la página 1de 2

Universidad ECCI

Investigación aplicada
Profesor: Edward Valderrama
Estudiante: Jessica Jimenez Molina 8AN

Comentario acerca de la película “El niño de Barro”

Con respecto a lo visto en la película “El niño de barro” su inicio ya es una


advertencia: Al ser una historia sobre un niño que prevé o vive
acontecimientos de un modo especial, la película recrea escenas que pasan
en el pasado haciendo correlación con acontecimientos del presente. El niño
de Barro, a mi parecer es una curiosa e inquietante muestra de cine de
suspenso o intriga, que parte desde un punto interesante y difícil: A principios
del pasado una serie de asesinatos asolaron la ciudad de Buenos Aires, pero
el dato más macabro no es el asesinato en sí, sino la crueldad con las que
estaban ejecutados y el hecho de que todas las víctimas fueran niños.

La película elude con acierto la morbosidad a la hora de mostrar los crímenes


y las víctimas, pero no escatima en violencia, lo que en ocasiones la hace algo
difícil de ver sobre todo por la edad de las víctimas.

Sin duda se consigue hacer intrigante lo cotidiano y convertir la violencia en


algo habitual. Su labor es con diferencia lo mejor de una cinta desigual en
algunos factores, ya que por ejemplo no consigue dotar de un desarrollo
esencial a sus personajes, en lo que pude evidenciar es que los actos de
ciertos actores en ocasiones parecen forzados y sus decisiones son poco
creíbles. Por otro lado, tampoco lo hace en la mezcla entre thriller histórico y
sobrenatural, ya que ambas partes no parecen quedar bien enmarcadas. Sin
embargo, la atmósfera en la que se desarrolla la película y sus excelentes
intérpretes levantan el interés de la película de principio a fin.

Podría llegar a afirmar que la obra se encuadra dentro del cuento policial con
tintes fantásticos, algo así como Mario Mendoza (uno de mis autores favoritos)
pero no el policial básico de seguir las pistas que el guión despide a su paso,
no, me refiero al viejo cuento policial , tanto en actitud como en mentalidad.
Se puede llegar a entender que uno de los principales sospechosos del
asesinato puede ser el niño protagonista que tiene constantes sueños o
pesadillas con este hecho; aunque también puede llegar a ser un tanto
macabro pensar que un niño pudiese ser capaz de realizar dicho acto. De
todos modos, viviendo en una sociedad en la que vivimos, la realidad siempre
superará la ficción.