Está en la página 1de 4

DO

SS
IE
R
El regalo ha supuesto poder acercarnos con nuestra

UN
mirada gráfica a una cultura como la mochica,
verdaderos artistas gráficos que desarrollaron sus
Proyecto Museo
exquisitos dibujos de “línea fina” durante siete siglos
Huacas de Moche
a partir del año 100 d.C. Hasta el siglo XXI han llegado
más de 500.000 cerámicas que muchos expertos
no han dudado en describir como un complejo
sistema de comunicación de su cosmovisión, que

PARA
están comenzando a entender gracias al diálogo
interdisciplinario, de la arqueología, la antropología, la
historia del arte.

El reto ha consistido en desprendernos de la manera


tradicional de presentación de su universo iconográfico
evitando referencias que sobre la cultura mochica
se han plasmado ampliamente en libros, revistas o
museos. Cerrar de alguna manera los ojos ha sido
La llamada telefónica de fundamental. Nuestro norte siempre ha sido presentar
una mirada fresca del pasado desde el presente y
la arqueóloga y museóloga
con proyección de futuro. La propuesta de Fábrica de
Ulla Holmquist durante Ideas ha intentado convencer desde el comienzo a los
arqueólogos responsables que las piezas exhibidas
la segunda semana de
no perderán su presencia por convivir con una gráfica
diciembre fue, primero, moderna y que más bien ésta suma al fin último: el fácil
acceso al contenido propuesto.
un regalo; después, un
reto. Y, en cualquiera La responsabilidad ha sido con el contenido. Somos
“Queremos un museo que sea accesible un estudio de periodismo visual porque entendemos
de los casos, una gran a todos los públicos y que este alejado el diseño desde la perspectiva de la información.
responsabilidad. de tecnicismos. Pretendemos que el público, al Comunicar es para nosotros fundamental y el acceso
salir del museo, tenga la sensación de haber accedido al contenido propuesto ha estado en este proyecto en plataformas con arqueólogos y especialistas buscando
a todo el contenido propuesto sin una sensación de el primer puesto de nuestras prioridades. La apuesta pistas para nuestro trabajo posterior en el Estudio. La
saturación”, comentó en nuestra primera reunión a por utilizar el espíritu de las infografías fue clara desde clave se produjo durante el segundo día, al coincidir

FÁ inicios de enero de 2010. el inicio. Las infografías −una mezcla de periodismo, con una sesión de fotos en el altar mayor, el lugar

BRICA
diseño e ilustración− han sido la herramienta perfecta más sagrado para la antigua cultura. Durante los 700
Tuvimos apenas tres meses para desarrollar el para desarrollar la propuesta: información presentada años de vigencia, el complejo sufrió tres grandes

DE
concepto gráfico del último y más moderno museo de manera estética, con mucha composición; remodelaciones que en la actualidad se aprecian
del país, planificado como uno de los proyectos más apostando por los niveles de lectura y reinterpretando

IDEAS
con claridad. En los muros del altar mayor se pueden
importantes para impulsar el nuevo eje estratégico las ilustraciones originales de la cultura mochica a observar las tres etapas y sus pinturas significativas.
del turismo en la costa norte del país: la ruta de los través de una sutil edición. La superposición de capas que cualquier visitante
deas.pe
www.fabricadei Reinos de Arena, un espacio que abarca, entre Trujillo puede experimentar fue la clave que inspiró nuestra
0051 1 243 3214
309 y Piura, más de 400 kilómetros de litoral; un territorio Al comenzar el verano austral viajamos a la ciudad propuesta: la gráfica debería recoger esta manera
0051 1 999666
rico en los vestigios de las más importantes culturas de Trujillo para visitar la Huaca de la Luna y realizar actual de observar la Huaca donde los diferentes
precolombinas del Perú. el trabajo de campo in situ. Recorrimos sus murales, sólo separados por finas capas de estuco,
DO
SS

IE
R
BRICA
DE
IDEAS

son apreciados en simultáneo. Esta opción de


trabajar por capas nos permitió también dosificar,
jerarquizar y ordenar la información (textual y
visual), evitando la competencia entre la principal y
secundaria, y facilitando su comprensión.

La paleta de colores fue trabajada a partir de


un muro recientemente descubierto y que, por
estar enterrado, ha conservado sus tonalidades
originales. Los ocho colores seleccionados
han servido para categorizar las secciones
(Los moche, el complejo moche, los rituales,
los sacrificios, los gobernantes, el culto al dios
de las montañas, el poder del templo y la vida
en la ciudad) en las que la museografía dividió
el espacio aplicándose a todos los niveles,
especialmente en los textos.

Los contenidos fueron trabajados con la familia


tipográfica Stag, fácil de leer y que no posee
serif. Un primer trabajo fue descentralizar la
información evitando su concentración en un solo
espacio de la vitrina, desvinculada de los objetos
expuestos. Apostamos, como en las infografías,
colocar en cada vitrina una estructura de título y
bajada que dominara siempre en la parte superior
izquierda. El resto de textos fueron fraccionados
en cuatro o cinco párrafos que fueron colocados
lo más cerca posible de la pieza referida. Una vez
hecha la composición procedimos a resaltar con
negritas las palabras clave e ideas fuerza creando
así diferentes niveles de lectura.

Los dibujos de “línea fina” mochica fueron


redibujados de manera fidedigna. Lo novedoso
fue su edición y composición en los límites de
DO
SS

IE
R
BRICA
DE
IDEAS

cada vitrina. Ante los dibujos complejos y llenos


de detalles temimos perder sus ricos detalles.
La solución surgió ante la lógica imposibilidad
de alterar sus trazados originales: los dibujos
no serían modificados, pero sí su presentación.
Centrarnos en ciertos detalles nos permitió
ampliar la escala para detener la mirada en una
acción o personaje específico. Finalmente los
originales completos se incorporaron en el diseño
de manera discreta y secundaria pensando
en que el visitante tenga siempre el referente
completo de la escena mítica o ritual.

Cada vitrina, siguiendo los conceptos


desplegados, está compuesta por cuatro capas
de información inspiradas en las capas pictóricas
encontradas en el altar mayor de la pirámide.
Textos y demás
CAPA4

La más profunda funciona como contenedor de elementos gráficos que a


través del color permiten
las demás: un fondo neutro en un color plomo una óptima navegación.

azulado escenario de la historia que presenta


cada vitrina.
Textura de cuadritos
de diferentes tonos
Una segunda capa, más superficial, neutros que ayudan a
CAPA3

enmarcar las piezas.


presenta los dibujos desplegados originales
diseñados en negativo. Dichos dibujos han sido
estratégicamente editados para hacer coincidir
ciertos detalles que presentan con las piezas
de cerámica o metal exhibidos en la vitrina,
Iconografía moche, en una
CAPA2

permitiendo así una más fácil comprensión por capa inferior, para que no
compita con las piezas.
parte del visitante al tener la pieza y su referente
contiguos.

La tercera capa, está inspirada en la capa de la Fondo de vitrina.


CAPA1

huaca más antigua y profunda, que muestra una


superficie cuadrículada en bajorelieve del año
100 dC.
DO
SS

IE
R
BRICA
DE
IDEAS

Instrucciones para llevarla al siglo XXI:


Paso 1: hemos diseñado un sencillo damero de
cuadrados en tres tonalidades oscuras que oculta en
su totalidad los diseños que hicimos en tres capas
inferiores (salvando las distancias los mochicas,
cuando querían regenerar el poder del templo,
cubrían con adobes los espacios existentes antes
de construir las nuevas estructuras). Paso 2: Hemos
eliminando cierta cantidad de cuadrados para que
parte del diseño de la primera, segunda y tercera
capa ocultas por este damero vuelva a salir a la luz.
(confesamos habernos sentido un poco arqueólogos
interviniendo la cuarta capa como si hubiéramos
excavado la pirámide de fuera hacia dentro) De
esta manera hemos podido exhibir la información
relevante, ocultando parcialmente la menos relevante.
El damero nos ha permitido, además, crear un fondo
oscuro que enmarque y haga destacar las piezas de
la exposición, en su mayor parte de tonos ocres y
rojizos. El movimiento generado con la composición
de los cuadrados en cada vitrina se extiende a las
adyacentes creando un ritmo, un movimiento, que
acompaña y facilita al visitante la experiencia del
museo a través de todas las salas de la exposición.

Finalmente, la cuarta capa, se destinó a contener


la información textual. Títulos, subtítulos, párrafos e
ideas fuerza resaltadas aparecen en la composición
de cada vitrina con el claro objetivo de que el
visitante asocie de manera intuitiva la pieza y su
contenido. Los textos en inglés han sido trabajados
con un especial tratamiento, trasversal en todas
las salas de exposición, para su fácil ubicación.
Un discreto navegador informa de los aspectos
técnicos de cada pieza: silueta del objeto, tipo de
pieza y contexto funerario al que pertenece. ■

Intereses relacionados