Está en la página 1de 89

Santiago de Chile, Ministerio de Salud, Octubre 2006

© División de Planificación Sanitaria


Subsecretaría de Salud Pública
Ministerio de Salud
I.S.B.N. 956-7711-49-6

Fragmento Portada: Vasili Kandinski, Fragmento “Komposition VIII”, 1923, óleo sobre lienzo, 201 x 140 cm.
Diseño portada: Cristian de Bittencourt H.
Diseño interior: César Sepúlveda V.
Impreso en Santiago de Chile, Ministerio de Salud, Noviembre de 2006
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

E
ste estudio fue realizado en el contexto del proceso de evaluación del estado
de avance en el cumplimiento de los “Objetivos Sanitarios para la Década
2000-2010”, del Ministerio de Salud. Fue contratado por la Organización
Mundial de la Salud (OMS/OPS) al Instituto de Epidemiología y Políticas de Salud
Pública de la de la Facultad de Medicina Clínica Alemana - Universidad del
Desarrollo , siendo sus autoras:

- Iris Delgado B, bioestadístico


- Liliana Jadue, médico, Directora IEPSA

La contraparte del Ministerio de Salud estuvo conformada por


profesionales de la División de Planificación Sanitaria:

- Ximena Aguilera S, médico, Jefe de División de Planificación


Sanitaria
- Alejandra Burgos B, matrona, Departamento de Epidemiología
- Ximena Carrasco, matrona, Departamento de Estadísticas e
Información en Salud
- David Debrott S, economista, Departamento de Economía de la
Salud
- Andrea Flores M, economista, Departamento de Economía de la
Salud
- Claudia González W, psicóloga, Jefe Departamento de
Epidemiología
- Andrea Guerrero A, ingeniero, Departamento de Departamento de
Epidemiología
- Ciro Ibáñez G, economista, Departamento de Economía de la Salud
- Bárbara Medina D, médico, Departamento de Epidemiología
- Danuta Rajs G, médico, Jefe Departamento de Estadísticas e
Información en Salud

5
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Indice

1 Introducción 11
Equidad en salud y determinantes sociales de salud 12
2 Objetivo del estudio 14
3 Metodología 15
3. 1. Mortalidad Infantil 15
3. 2. Esperanza de Vida 16
3. 3. Fuentes de Información 16
4 Resultados 17
4. 1. Inequidades en condiciones de vida y determinantes del nivel de salud 17
4. 1. 1. Educación 17
4. 1. 2. Género 21
4. 1. 3. Ingreso 25
4. 1. 4. Sistema de salud 27
4. 1. 5. Auto percepción de salud 29
4. 1. 6. Acceso a la atención de salud 32
4. 1. 7. Etnia 36
4. 2 Inequidad en la Situación de salud 42
4. 2. 1. Mortalidad infantil 42
4. 2. 2. Inequidades relacionadas con las causas de muerte 46
4. 2. 3. Desigualdades geográficas 48
4. 2. 4. Esperanza de Vida según nivel de educación 53
4. 2. 5. Mortalidad de la población mayor de 20 años según causa y
nivel de educación 55
Resumen y Conclusiones 67
ANEXOS 70
N° 1: Descripción general de características de las madres de niños fallecidos antes
del año, durante el periodo 2000 y 2003. 70
N° 2: Lista de comunas en cada quintil, ordenadas según tasa de mortalidad infantil 73
Nº 3: Análisis de la Mortalidad Infantil según nivel de educación de la madre,
incluyendo las categorías “sin educación” y “1 a 3 años de educación”. 78
Nº 4: Edades (promedio, máximo y mínimo) y número de casos de fallecidos por
tramo de escolaridad según causa. Chile, trienios 1998-2000 y 2001-2003. 81
Nº 5: Brechas de Riesgo Relativo (RR) según tramos de escolaridad para
las 50 primeras causas de mortalidad en población mayor de 20 años.
Chile, trienios 1998-2000 y 2001-2003. 87

7
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Lista de tablas y gráficos


Tabla 1: Objetivos Sanitarios: indicadores, metas y estrategias para alcanzar mayor equidad en salud. 12
Tabla 2: Indicadores de nivel de educación. Chile 1990 – 1998 y 2003 17
Tabla 3: Proporciones de población según grupos de edad, por sexo. Chile 1998, 2000 y 2003. 21
Tabla 4: Distribución de los hogares (en %) según sexo del jefe de hogar 1990-2003. 22
Tabla 5: Tasa de participación en la fuerza de trabajo de la población mayor de 15 años por sexo
según tramos de edad. CASEN 1998 y 2003. 24
Tabla 6: Población ocupada por sexo, según situación previsional. CASEN 1998 y 2003. 25
Tabla 7: Ingresos promedio por sexo* y quintil de ingresos. CASEN 1998 y 2003. 26
Tabla 8: Gastos en Salud - Porcentaje del PIB y porcentaje del Gasto Total. 27
Tabla 9: Indicadores del Sistema Público de Salud (en pesos año 2003), años 1999 a 2003. 27
Tabla 10: Autopercepción de salud según sexo y grupos de edad. CASEN 2000 y 2003. 31
Tabla 11: Escolaridad promedio de personas mayores de 14 años pertenecientes a etnia originaria y
no pertenecientes a etnia. CASEN 2003. 36
Tabla 12: Problema de salud en los últimos 30 días personas pertenecientes a etnia y
no pertenecientes a etnia. CASEN 2003. 38
Tabla 13: Defunciones, nacidos vivos y tasas de mortalidad neonatal precoz, neonatal tardía y
postneonatal según escolaridad de la madre. Chile, trienio 1998-2000. 43
Tabla 14: Defunciones, nacidos vivos y tasas de mortalidad neonatal precoz, neonatal tardía y
postneonatal según escolaridad de la madre. Chile, 2001-2003. 44
Tabla 15: Brechas de Mortalidad infantil según educación de la madre por componente de la
mortalidad infantil. Chile, 1998-2000 y 2001-2003. 44
Tabla 16: Tasa de mortalidad infantil, Riesgo Relativo entre grupos extremos de escolaridad materna y
muertes atribuibles según causas de fallecimiento. Chile 1998-2001. 47
Tabla 17: Tasa de mortalidad infantil, Riesgo Relativo entre grupos extremos de escolaridad materna y
muertes atribuibles según causas de fallecimiento. Chile 2001-2003. 47
Tabla 18: Mortalidad infantil por Región. Chile, trienios 1998-2000 y 2001-2003,
ordenada según magnitud de las tasas del período 1998-2000. 48
Tabla 19: Comunas con tasa de mortalidad infantil cero, Chile 1999-2003. 50
Tabla 20: Comunas pequeñas con tasas de mortalidad infantil elevada, Chile 1999-2003. 50
Tabla 21: Características de las comunas ordenadas según quintiles de tasa de mortalidad infantil. 51
Tabla 22: Evolución de la esperanza de vida a los 20 años según nivel de escolaridad y sexo.
Chile 1985 a 2003. 54
Tabla 23: Evolución de la esperanza de vida de 20-70 años según nivel de escolaridad y sexo.
Chile 1985 a 2003. 54
Tabla 24: Diferencia en años de la esperanza de vida temporaria entre mujeres y
hombres adultos de 20 a 70 años, según nivel de escolaridad. Chile, 1985 a 2003. 55
Tabla 25: Mortalidad general (por 100.000) según grupos de edad y nivel de educación.
Chile periodo 1985-2003. 56
Tabla 26: Brechas de mortalidad por cánceres según nivel de educación.
Chile trienio 1998-2000 ordenadas según Riesgo Relativo (RR). 57
Tabla 27: Brechas de mortalidad por cánceres para HOMBRES según nivel de educación.
Chile trienio 1998-2000 ordenadas según Riesgo Relativo (RR). 57
Tabla 28: Brechas de mortalidad por cánceres para MUJERES según nivel de educación.
Chile trienio 1998-2000, ordenadas según Riesgo Relativo (RR). 58
Tabla 29: Brechas de mortalidad por cánceres según nivel de educación. Chile trienio 2001-2003,
ordenados según Riesgo Relativo (RR). 58
Tabla 30: Brechas de mortalidad por cánceres para HOMBRES según nivel de educación.
Chile trienio 2001-2003 ordenadas según Riesgo Relativo (RR). 59
Tabla 31: Brechas de mortalidad por cánceres para MUJERES según nivel de educación.
Chile trienio 2001-2003 ordenadas según Riesgo Relativo (RR). 59
Tabla 32: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas según nivel de educación,
ordenadas según RR. Chile, trienio 1998-2000. 61
Tabla 33: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas para HOMBRES según nivel de educación,
ordenadas según RR. Chile, trienio 1998-2000. 61
Tabla 34: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas para MUJERES según nivel de educación,
ordenadas según RR. Chile, trienio 1998-2000. 62

8
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 35: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas según nivel de educación,
ordenadas según RR. Chile 2001-2003. 62
Tabla 36: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas según nivel de educación para HOMBRES,
ordenadas según RR. Chile 2001-2003. 63
Tabla 37: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas según nivel de educación para MUJERES,
ordenadas según RR. Chile 2001-2003. 63
Tabla 38: Brechas de Riesgo Relativo (RR) según tramos de escolaridad para las 20 primeras causas de
mortalidad en población mayor de 20 años, ordenadas por RR entre grupos extremos de educación.
Chile, trienio 1998-2000. 65
Tabla 39: Brechas de Riesgo Relativo (RR) según tramos de escolaridad para las 20 primeras causas de
mortalidad en población mayor de 20 años, ordenadas por RR entre grupos extremos de educación.
Chile, trienio 2001-2003. 66
Tabla 40: Región de residencia para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida,
Chile 2000-2003. Anexo 1. 70
Tabla 41: Zona de residencia para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida,
Chile 2000-2003. Anexo 1. 70
Tabla 42: Comuna de residencia para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida,
Chile 2000-2003. Anexo 1. 71
Tabla 43: Edad de las madres al momento del nacimiento del niño para 61 mujeres sin escolaridad
con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 1. 71
Tabla 44: Estado civil de la madre al momento del nacimiento del niño para 61 mujeres
sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 1. 72
Tabla 45: Comunas del primer quintil de mortalidad infantil, ordenada según magnitud de la tasa
para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 2. 73
Tabla 46: Comunas del segundo quintil de mortalidad infantil, ordenada según magnitud de la tasa
para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 2. 74
Tabla 47: Comunas del tercer quintil de mortalidad infantil, ordenada según magnitud de la tasa
para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 2. 75
Tabla 48: Comunas del cuarto quintil de mortalidad infantil, ordenada según magnitud de la tasa
para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 2. 76
Tabla 49: Comunas del quinto quintil de mortalidad infantil, ordenada según magnitud de la tasa
para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 2. 77
Tabla 50: Defunciones, nacidos vivos y tasas de mortalidad neonatal precoz, neonatal tardía y postneonatal
según escolaridad de la madre, identificando las categorías “sin escolaridad” y “1 a 3 años de escolaridad”.
Chile, 1998-2000 y 2001-2003. Anexo 3. 78
Tabla 51: Defunciones, nacidos vivos y tasa de mortalidad según escolaridad de la madre, identificando las
categorías “sin escolaridad” y “1 a 3 años de escolaridad”. Chile, 1998-2000 y 2001-2003. Anexo 3. 79
Tabla 52: Brecha de Mortalidad infantil entre grupos extremos de nivel de instrucción de la madre, identificando
las categorías “sin escolaridad” y “1 a 3 años de escolaridad”. Chile, 1998-2000 y 2001-2003. Anexo 3. 79
Tabla 53: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de mortalidad,
según nivel de escolaridad en año. Chile 1998-2000. Anexo 4. 81
Tabla 54: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de mortalidad,
para HOMBRES según nivel de escolaridad en año. Chile 1998-2000. Anexo 4. 82
Tabla 55: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de mortalidad,
para MUJERES según nivel de escolaridad en año. Chile 1998-2000. Anexo 4. 83
Tabla 56: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de mortalidad,
según nivel de escolaridad en año. Chile 2001-2003. Anexo 4. 84
Tabla 57: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de mortalidad,
para HOMBRES según nivel de escolaridad en año. Chile 2001-2003. Anexo 4. 85
Tabla 58: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de mortalidad,
para MUJERES según nivel de escolaridad en año. Chile 2001-2003. Anexo 4. 86
Tabla 59: Brechas de Riesgo Relativo (RR) según tramos de escolaridad para las
50 primeras causas de mortalidad en población mayor de 20 años, ordenadas por RR entre grupos
extremos de educación. Chile, trienio 1998-2000. Anexo 5. 87
Tabla 60: Brechas de Riesgo Relativo (RR) según tramos de escolaridad para las 50 primeras causas de
mortalidad en población mayor de 20 años, ordenadas por RR entre grupos extremos de educación.
Chile, trienio 2001-2003. Anexo 5. 88

9
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Figura 1: Objetivos Sanitarios de impacto y de desarrollo para reducir las inequidades en salud 11
Figura 2: Escolaridad promedio en años en población mayor de 25 años, según quintiles de ingreso.
CASEN Chile 1998 y 2003. 18
Figura 3: Escolaridad promedio en años de la población de 25 años y más por sexo y quintil de ingresos.
CASEN 2003. 18
Figura 4: Escolaridad promedio en años según tramos de edad y quintil de ingresos. CASEN 1998 y 2003 19
Figura 5: Porcentaje de población en educación pública, según quintiles de ingreso.
Chile CASEN 1998 y 2003. 20
Figura 6: Distribución de la población por grupos de edad y sexo para Chile. 21
Figura 7: Jefes de hogar según sexo y quintil de ingresos. CASEN 2000 y 2003. 23
Figura 8: Tasa de participación en el mercado laboral para hombres y mujeres. CASEN 2000 y 2003. 23
Figura 9: Distribución de los hogares en quintiles según ingreso autónomo mensual promedio del hogar.
CASEN 1998 y 2003. 25
Figura 10: Ingresos por quintil de ingreso autónomo según sexo ($ pesos del año 2003). CASEN 1998 y 2003. 26
Figura 11: Población según sistema previsional y sexo. CASEN 1998, 2000 y 2003. 28
Figura 12: Sistema previsional según quintil de ingreso autónomo. CASEN 2003. 29
Figura 13: Autopercepción según quintil de ingresos. CASEN 2000 y 2003. 31
Figura 14: Población (%) que presentó enfermedad o accidente en los 30 días previos a la encuesta,
según quintil de ingreso autónomo. CASEN 2000 y 2003. 32
Figura 15: Porcentaje de población que presentó enfermedad o accidente en los 30 días previos a la
encuesta, según grupos de edad y sexo. CASEN 2000 y 2003. 33
Figura 16: Población (%) que tuvo enfermedad o accidente en los 30 días previos a la encuesta y
que consultó, según quintil de ingreso autónomo. CASEN 2000 y 2003. 34
Figura 17: Lugar de consulta según quintil de ingreso. CASEN 2000 y 2003. 34
Figura 18: Razones para no consultar según quintil de ingreso autónomo. CASEN 2000 y 2003 35
Figura 19: Distribución de población por quintil de ingreso según pertenencia a etnia. CASEN 2003. 37
Figura 20: Distribución de población por seguro de salud según pertenencia a etnia. CASEN 2003. 37
Figura 21: Autopercepción de salud (% de población) según pertenencia a etnia. CASEN 2003. 38
Figura 22: Población aymara, indígena y no indígena según línea de pobreza (total país). CASEN 2000. 39
Figura 23: Población aymara y no indígena que no accedió a educación formal, por comuna (15 y más años).
Censo de Población y Vivienda 2002. 40
Figura 24: Tasas de Mortalidad menores 1 año por etnia (trienio 2001-2003).Tabulaciones
Especiales Proyecto Epidemiología Enfoque Sociocultural, 2004. 40
Figura 25: Tasa de mortalidad infantil y sus componentes. Chile, años 1998-2000 y 2001-2003 42
Figura 26: Evolución de la brecha de mortalidad infantil entre grupos extremos de escolaridad
(hasta tres años versus 12 y mas años de escolaridad) para los trienios 1998-2000 y 2001-2003. 45
Figura 27: Mortalidad Infantil por causas y nivel de instrucción de la madre. Chile, años 2001-2003. 46
Figura 28: Ingreso promedio de los hogares y mortalidad infantil por comuna según quintiles de
mortalidad infantil. CASEN 2003. 52

10
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Inequidades en Salud
1 Introducción

El documento “Objetivos Sanitarios para la Década 2000-2010” describe en su Capítulo 3 los


objetivos sanitarios para reducir las inequidades en salud, definiendo objetivos de impacto y de
desarrollo (figura 1). Para los objetivos de impacto, se ha definido tres áreas de intervención:

• la reducción de la brecha de mortalidad infantil según el nivel educacional de la


madre,
• el incremento de la esperanza de vida para la población de menor nivel educacional y
• la reducción de la brecha de AVPP (años de vida potencial perdidos) en los grupos
poblacionales según la comuna de residencia.

La evaluación de este último objetivo fue realizada por el Departamento de Epidemiología del
Ministerio de Salud y será objeto de una futura publicación.

Los objetivos de desarrollo proponen las intervenciones que pueden conducir al logro de los
objetivos e impacto fijados.

Figura 1: Objetivos Sanitarios de impacto y de desarrollo para reducir las inequidades en salud

Objetivo III
Inequidades en Salud
Objetivos de Impacto
1. Reducir la brecha de mortalidad infantil entre grupos educacionales extremos.
Meta: reducir en una 10% el diferencial de mortalidad infantil entre hijos de madres de grupos
educacionales extremos.
2. Aumentar esperanzas de vida en grupos más desposeídos.
Meta: Aumentar en 2 años la esperanza de vida de los grupos más desposeídos.
3. Reducir las diferencias en pérdida prematura de años de vida entre las comunas.
Meta: disminuir en un 30% la brecha de AVPP entre comunas.
Objetivos de desarrollo
1. Focalizar en programas destinados a reducir brechas de mortalidad infantil de causas perinatales,
congénitas y respiratorias.
2. Focalizar en programas de salud en grupos de menor nivel socioeconómico.
3. Refocalizar el programa de prevención y control de accidentes en hombres jóvenes de nivel
socieconómico bajo.
4. Refocalizar los programas de prevención y control de Hipertensión arterial y Cáncer cérvico uterino en
mujeres de edad media, de nivel socioeconómico bajo.
5. Implementar Programa de Prevención y Control de Cáncer de Vesícula y vías biliares focalizado en
mujeres con mayor riesgo.
6. Reasignar recursos para aumentar aporte en las áreas geográficas con mayores necesidades.

Fuente: Objetivos Sanitarios para la Década 2000-2010, pag 227. MINSAL, año 2000.

11
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

La tabla 1 siguiente describe con mayor detalle las metas y las estrategias propuestas para lograr
los objetivos recién descrito, orientados a alcanzar mayor equidad en salud.

Tabla 1: Objetivos Sanitarios: indicadores, metas y estrategias para alcanzar mayor


equidad en salud.

Objetivo Indicador Situación Actual Metas Objetivos de Desarrollo

• Disminuir • Mortalidad Riesgo Relativo: Disminuir  Focalizar los programas de salud en


las infantil 5 entre grupos en 10% grupos de menor nivel socioeconómico
inequidades extremos de brecha según
de Salud escolaridad materna, escolaridad  Focalización en programas para
sin cambios desde materna reducir brechas en causas perinatales,
1970 congénitas y respiratorias

• Esperanza Esperanza de vida Aumentar en  Refocalizar los programas de


de vida en hombres sin dos años la prevención y control de accidentes
temporaria educación disminuyó Esperanza de en hombres jóvenes de nivel
(e20-69) 2 años entre 1985- Vida para los socioeconómico bajo
1997. dos niveles
más bajos de  Refocalizar los programas de
Esperanza de vida escolaridad prevención y control de HTA y Cáncer
en mujeres sin en mujeres de edad media y nivel
educación disminuyó socioeconómico bajo
0,3 años entre 1985-
1997  Implementar Programas de Prevención
y Control de Cáncer de vesícula y
vías biliares con tamizaje en todas las
mujeres de 40 años

• AVPP Brecha de 20 años Disminuir en 30%  Reasignar recursos en las regiones


entre regiones en brecha en AVPP mas afectadas
1997 entre regiones

Fuente: Objetivos Sanitarios para la Década 2000-2010, Resumen ejecutivo pag viii. MINSAL, año 2000.

Equidad en salud y determinantes sociales de salud

Los determinantes sociales de salud (DSS) se definen como las condiciones sociales en las cuales
viven y trabajan las personas o, de acuerdo con Tarlov, como “las características sociales dentro
de las cuales la vida tiene lugar1”. Incluyen tanto las características específicas del contexto
social que influyen en la salud como las vías por las cuales las condiciones sociales en que la
gente vive se traducen en efectos en salud2.

1 Tarlov A. 1996. Social determinants of health: the sociobiological translation. In Blane D, Brunner E, Wilkinson R (eds). Health and social organization. Londres: Routledge. 71-93.
2 Krieger N. A glossary for social epidemiology J. Epidemiology Community Health 2001; 55; 693-700

12
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

El concepto “determinantes sociales de salud” se originó en los años ’70, a partir de una serie de
publicaciones que destacan las limitaciones de las intervenciones de salud orientadas a disminuir
los riesgos individuales de enfermar y morir. Diversos autores argumentaron que, para entender
y mejorar la salud, se requiere centrar la atención en generar políticas dirigidas a las sociedades
a las que pertenecen las personas3 y pasar del estudio de los factores de riesgo individual a
los modelos sociales y las estructuras que determinan las posibilidades de una persona de ser
saludable. Lo anterior implica aceptar que la atención médica no es el principal condicionante
de la salud de las personas, sino que aquélla está determinada en gran parte por las condiciones
sociales en las cuales se vive y trabaja. Estos factores permiten que las personas permanezcan
sanas, mientras la atención médica ayuda a las personas cuando se enferman4.

Los factores determinantes de las diferencias individuales de salud son distintos de los factores
determinantes de las diferencias entre las poblaciones5. En este sentido, resulta útil distinguir dos
clases de preguntas etiológicas: la primera busca las causas de los casos y la segunda las causas
de la incidencia. Cuando se habla de determinantes sociales, se intenta comprender cómo las
causas de los casos individuales se relacionan con las causas de la incidencia de la enfermedad
en la población6.

La equidad en salud se define como “la ausencia de diferencias injustas y evitables en el estado de
salud de individuos, poblaciones o grupos que tienen distintas características socioeconómicas,
demográficas o geográficas”7. El concepto de inequidad en salud es distinto al de desigualdad
en salud. No necesariamente las desigualdades en salud son inequidades por ejemplo, la
brecha en la esperanza de vida promedio entre mujeres y hombres vinculadas a las diferencias
biológicas es diferente de aquellas asociadas a los aspectos de estructuración social en relación
al género. El concepto de inequidad implica que las desigualdades encontradas son injustas
o evitables; es decir, pueden ser prevenidas y corregidas. Las inequidades en salud tienen sus
raíces en los procesos de estratificación social de una sociedad8 9 y, por lo tanto, están vinculadas
con la realidad política y las relaciones de poder dentro de una sociedad. Las inequidades de
salud derivan fundamentalmente de la asignación diferencial del poder y la riqueza de acuerdo
con las posiciones sociales10.

3 Graham H. Social determinants and their unequal distribution : Clarifying policy understandings The Milbank Quarterly, Vol 82, n° 1, 2004 ( pp.101-124).
4 London Health Observatory 2002 Review of the London Health Strategy High-level Indicators.
5 Marmot M. Economic and social determinants of disease. Bulletin of the World Health Organization, 2001,79 (10) pág. 988 -989.
6 Rose G. Sick Individuals and Sick Populations International Journal of Epidemiology 1985, 14(1).
7 Definición práctica del equipo de equidad de la OMS.
8 La posición socioeconómica incluye los recursos materiales y sociales, al igual que la ubicación o la situación en una jerarquía social. Las posiciones sociales derivan de un determinado
contexto social y son generadas por él, lo que significa que las clasificaciones de las posiciones sociales varían en las distintas sociedades y períodos históricos. En algunos países, el
género, la raza o la religión desempeñan un papel fundamental en relación con la posición que ocupa una persona. Debido a que hay una amplia gama de estructuras de desigualdad,
todas las personas ocupan varias posiciones sociales: por ejemplo, un hombre blanco y homosexual en una ocupación manual o una mujer india heterosexual en un cargo gerencial.
9 Graham H, Kelly MP. Health inequalities: concepts, frameworks and policy. 2004. NHS Briefing Paper.
10 Diderichsen, Evans and Whitehead. 2001. The social basis of disparities in health. In Evans et al. (eds). 2001. Challenging inequities in health: from ethics to action. Nueva York:
Oxford UP.

13
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Los determinantes sociales del nivel de salud promedio en una población no son necesariamente
los mismos que los de las brechas en el nivel de salud entre grupos de distinto nivel
socioeconómico11. Entre los muchos factores y procesos sociales que influyen sobre la salud
promedio de una población, algunos afectan de manera más significativa a ciertos grupos más
vulnerables y contribuyen a aumentar las diferencias en nivel de salud entre distintos grupos
sociales. Esta distinción es importante desde el punto de vista de las políticas de salud, porque es
posible promover iniciativas relacionadas con los determinantes sociales de salud que mejoren
los indicadores de salud promedio en un país, sin alterar el grado de inequidad en salud entre
los grupos privilegiados y los más desfavorecidos.

En este análisis, cuyo objetivo principal es hacer una evaluación de los avances en el cumplimiento
de las metas sanitarias fijadas, abordaremos la descripción de la situación de equidad entre
grupos poblacionales chilenos, comprendiendo que utilizar el enfoque del problema desde la
perspectiva de los determinantes sociales es más amplio e incluye elementos y componentes de
otros sectores de la sociedad.

Los resultados de este estudio son un importante insumo para definir políticas públicas, con la
mirada de la equidad y de los determinantes sociales de salud, para el diseño final de políticas
públicas que puedan tener impacto en beneficio de la población.

Desde el punto de vista operacional, definiremos el objetivo del estudio de la siguiente


manera:

2 Objetivo del estudio

El objetivo general del estudio es:

“Realizar una evaluación del estado de avance en el cumplimiento de las metas sanitarias en
Chile, relacionadas con la equidad en salud, en particular la situación de la Mortalidad Infantil, y
la Esperanza de Vida según nivel de escolaridad, para el período 1999-2003, que corresponde
al Objetivo Sanitario III”.

A lo anterior se agrega la actualización del análisis de contexto realizado en el documento de


“Objetivos Sanitarios para la Década 2000-2010”, describiendo la situación de algunos de los
determinantes sociales de la salud, tales como educación, genero, sistema de salud y acceso,
entre otros, que se detallan en la metodología.

11 Hilary Graham Social determinants and their unequal distribution: Clarifying policy understandings The Milbank Quarterly 2004, 82 (1): 101-124.

14
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

3 Metodología
Para el desarrollo del estudio, se seguirá la estructura del documento original “Objetivos Sanitarios
para la Década 2000-2010, MINSAL, año 2000”, actualizando los datos presentados para los
determinantes sociales que se listan a continuación y los indicadores de equidad en salud;
haciendo los análisis que corresponden en cada caso. Se utilizará como fuente de información
principal la serie de Encuestas CASEN y también otras publicaciones y fuentes nacionales. Los
determinantes sociales cuya situación se describe son los siguientes:

• Educación.
• Género.
• Participación en la fuerza de trabajo.
• Ocupación.
• Ingreso.
• Sistema de salud.
• Auto-percepción de salud.
• Acceso a la atención médica.
• Etnia.

Indicadores de equidad en salud

Para la construcción de los indicadores relacionados con la mortalidad infantil y la esperanza de


vida, se procedió según se describe a continuación.

3. 1. Mortalidad Infantil

A partir de las bases de datos de defunciones y nacimientos de los años 1999; 2000, 2001;
2002 y 2003, se creó un archivo de mortalidad infantil, seleccionando a todos los menores
que fallecen antes de cumplir un año de vida. Con ello se calculó la mortalidad infantil total,
neonatal e infantil tardía para el quinquenio observado, según las siguientes dimensiones:

• Dimensión Territorial: País; zona; región; comuna.


• Dimensión Socioeconómica: Escolaridad del padre; escolaridad de la madre.
• Por principales causas de muerte por grandes grupos según CIE 10: Causas
perinatales, anomalías congénitas; enfermedades respiratorias; traumas; enfermedades
infecciosas; otras.

15
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

3. 2. Esperanza de Vida

Para cada una de las bases de datos de las defunciones de los años 1999; 2000, 2001; 2002
y 2003, se hizo un análisis descriptivo de la mortalidad según distintos niveles de escolaridad
alcanzados por cada una de las personas fallecidas mayores de 20 años12. Este análisis incluyó
la estratificación según sexo, tramos de edad y causas de muerte. Los tramos de escolaridad
utilizados fueron los ya estudiados en años anteriores y corresponde a: Sin escolaridad; 1 a 8
años; 9 a 12 años; y 13 y más años de escolaridad.

No obstante lo anterior, este estudio propone modificar los tramos de menor educación,
ampliando el grupo “sin escolaridad” a “0 a 3 años de escolaridad”, para el análisis de la
mortalidad infantil, porque el tamaño absoluto del grupo sin escolaridad actualmente es muy
reducido.

En una segunda etapa, se calcularon las Esperanza de Vida al nacer y temporarias de los adultos
de 20 69 años de edad según sexo y los tramos de escolaridad mencionados anteriormente.
Para este cálculo además de las bases de datos de defunciones se necesitan las proyecciones de
población INE-CELADE, en base al último CENSO del país. Complementariamente se calculó la
estimación de la población según los distintos tramos de escolaridad por sexo y para cada uno
de los años observados (1999 al 2003), trabajo realizado por un Demógrafo, de tal manera de
asegurar la calidad del dato.

3. 3. Fuentes de Información

• Bases de datos de Mortalidad para los años 1999-2000-2001-2002-2003 y las


bases de datos de los Nacidos Vivos para los años 1999 al 2003, construidas por
DEIS – MINSAL.
• Estimaciones de población por sexo y quinquenios de edad por zona, región
comuna y sexo entre 1999 y 2003, realizadas por INE – CELADE.
• Código Internacional de Enfermedades CIE-X para las causas de muerte en la
base de datos de defunciones.
• Estimaciones de Población según tramos de escolaridad y sexo. Esta base de
datos debe construirse con el aporte de un demógrafo y debe ajustarse a las
estimaciones de población por tramos de edad y sexo que entrega oficialmente
el INE.
• Bases de datos de la serie de Encuestas CASEN, que se obtuvieron desde
MIDEPLAN.

16
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

4 Resultados

4. 1. Inequidades en condiciones de vida y determinantes del nivel de salud

4. 1. 1. Educación
Con respecto del nivel de educación, en Chile se observan avances que son notables. El nivel
promedio de educación del país ha mejorado, con un incremento en la media de escolaridad
desde 9,7 años en 1998 a 10,2 años en 2003 en la población mayor de 14 años (tabla 2). Con
la entrada en vigencia de la Ley de Enseñanza Media Obligatoria en el año 2003, que garantiza
educación gratuita hasta los 21 años de edad, este indicador a nivel nacional debería mostrar
mayores logros en los próximos años. Además, la cifra de analfabetismo también mantiene su
tendencia a la baja y alcanza solo al 4,2% de la población mayor de 14 años.

Tabla 2: Indicadores de nivel de educación. Chile 1990 – 1998 y 2003

Indicador 1990 % 1998 % 2003 %


Tasa analfabetismo 6,3 4,6 4,2
(mayores de 14 años)
Años promedio de escolaridad 9,0 9,7 10,2
(mayores de 14 años)
Cobertura educación básica 96,9 98,3 99,1
Cobertura educación media 80,9 87,2 92,8
Fuente: CENSOS de Población y serie de encuestas CASEN

No obstante la buena situación de los indicadores de educación en el nivel nacional, el análisis


según quintil de ingreso, considerando la población mayor de 24 años13, muestra que esta
ganancia en años promedio de educación, al igual como se ha observado en períodos anteriores,
se debe al mayor incremento de la educación en los quintiles superiores, especialmente el 4º
quintil, con incrementos más discretos en los quintiles 2º y 3º y ninguna mejoría en el primer
quintil, correspondiente a los hogares de menores ingresos, como se observa en la figura 2.

Al observar los promedios de años de educación alcanzados por sexo y quintil de ingreso (figura
3), se constata el incremento del promedio desde 8,1 a 13,4 años promedio de educación entre
el primer y quinto quintil desde 1998 a 2003, según evidencia la serie de Encuestas CASEN.

Otro logro a destacar de nuestro país es que al interior de cada quintil, las diferencias por sexo
son mínimas y no alcanzan a ser significativas. La igualdad en el nivel educacional de hombres
y mujeres se observa ya desde 1998.

12 Este análisis se aplica sólo para los mayores de 20 años, bajo el supuesto de que a esa edad ya se ha alcanzado un nivel de escolaridad de a lo menos 13 años.

17
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Figura 2: Escolaridad promedio en años en población mayor de 25 años, según quintiles


de ingreso. CASEN Chile 1998 y 2003.
Promedio 1998 Promedio 2003

14 13,60
13,10

12
AÑOS PROMEDIO DE ESTUDIOS 10,80
9,70 9,90
10 9,30 9,20
8,40 8,50
8 7,40 7,40 7,50

0
Quintil 1 Quintil 2 Quintil 3 Quintil 4 Quintil 5 Media
país

Fuente: Encuesta CASEN 1998 y 2003

El análisis del promedio de años de educación alcanzado en las cohortes por grupo etáreo (figura
4) muestra los avances de los grupos más jóvenes, con mayores logros en los quintiles más pobres
en el grupo de 15 a 29 años de edad, creciendo de 10,9 a 11,4 años en promedio para el país.
De hecho, para las cohortes más jóvenes, la brecha entre los quintiles extremos se va reduciendo
de manera importante. Para las personas de más de 45 años, esta diferencia alcanza a 6,7 años,
la que se reduce a 6,1 años de estudios para el grupo de 30 a 44 años y alcanza a 3,9 años en
la cohorte de 15 a 29 años. La curva de la cohorte más joven probablemente seguirá mostrando
avances en las evaluaciones sucesivas, ya que estos jóvenes se beneficiarán de la nueva de la
ley de educación media obligatoria y podrían sacar a las personas pertenecientes al quintil más
pobre, de su estancamiento en la escolaridad promedio.

Figura 3: Escolaridad promedio en años de la población de 25 años y más por sexo y quintil de
ingresos. CASEN 2003.

Todos Hombres Mujeres

14 13,4 13,6 13,2

12
11,0 11,2 10,9
10,2 10,3 10,0
10 9,8 10,0 9,6
9,0 9,0 9,0
8,1 8,1 8,1
8

0
Quintil I Quintil II Quintil III Quintil IV Quintil V Media
pais

Fuente: Encuesta CASEN 2003

13 Cuando se utilizan los quintiles de ingreso como estratificador para comparación, se cambia el universo a población mayor de 24 años, que
corresponde al universo que ya ha completado su educación formal y que es la base de la población económicamente activa.

18
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Figura 4: Escolaridad promedio en años según tramos de edad y quintil de ingresos.


CASEN 1998 y 2003
CASEN 1998
15 - 29 años 30-44 años 45-59 años 60 y + años
16
14,4
14 13,5
12,7
12,0 11,9
12 11,0
10,6 10,9
10,1 10,3 10,5
10 9,0 9,3 9,3
8,6
7,8 7,7
8 7,0
6,6
6,3
6 5,4 5,3
4,4
4 3,6

2
0
Quintil I Quintil II Quintil III Quintil IV Quintil V Media país

CASEN 2003
15-29 años 30-44 años 45-59 años 60 y + años
16
14,6
14 13,7
13,3
12,3 12,2
12 11,5 11,4
10,9 10,8 11,0
10,6 10,3
10 9,8 9,8 9,5
8,5 8,8

8 7,7 7,5
6,6 6,6
6 5,7
4,8
4,1
4

0
Quintil I Quintil II Quintil III Quintil IV Quintil V Media país

Fuente: Encuesta CASEN 1998 y 2003

19
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Con respecto de la proporción de población que asiste a establecimientos de educación


pertenecientes al sistema público, se observa que hubo un incremento importante de 70% a
83,4% como indicador global (figura 5). Sin embargo, en la distribución por quintiles, hay una
discreta mayor cobertura de la educación pública en los quintiles inferiores y una reducción
importante de la proporción de población en el quintil superior, de 63,8% a solo 45% de
cobertura en este grupo. Es probable que esta migración se deba a la importante diferencia
que aún persiste en los resultados de la prueba SIMCE14 o de ingreso a la Educación Superior
(PSU15) entre establecimientos de educación privada y pública. Sin embargo, es importante
mencionar que se está implementando una reforma educacional, cuyo impacto todavía no es
posible de medir.

Figura 5: Porcentaje de población en educación pública, según quintiles de ingreso.


Chile CASEN 1998 y 2003.

1998 2003
100 97,3
94,7
93,4 91,6
90 88,8
86,8
84,7 83,4
80 77,2
70,0
70
63,8
60
50 45,0

40
30
20
10
0
Quintil 1 Quintil 2 Quintil 3 Quintil 4 Quintil 5 Media país

Fuente: Encuesta CASEN 1998 y 2003

14 SIMCE es la sigla del Sistema Nacional de Medición de Calidad de la Educación, organismo del Ministerio de Educación encargado de obtener información acerca de la calidad,
de algunos aspectos, del proceso educativo que se realiza en los establecimientos educacionales del país, aplicando la prueba SIMCE. Fuente: www.mineduc.cl
15 PSU es la sigla de la Prueba de Selección Universitaria, que se utiliza desde 2003 por las universidades chilenas para seleccionar a sus postulantes. Reemplaza transitoriamente a
la prueba SIES (Sistema de ingreso a la educación superior), la que a su vez debía reemplazar a la antigua Prueba de Aptitud Académica (PAA).

20
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

4. 1. 2. Género

4. 1. 2. 1 Distribución de la población
La distribución de la población por grupos etáreos corresponde a las estimaciones hechas con
base en el Censo 2002. No obstante que nacen mayor número de varones, hecho de observación
común en todas las poblaciones, ellos fallecen con mayor frecuencia que las mujeres en todas
las edades y a partir de los 30 años se incrementa la proporción de mujeres en la población
general, diferencia que se acentúa después de los 65 años de edad (figura 6).

Figura 6: Distribución de la población por grupos de edad y sexo para Chile.

Chile 1998 Chile 2003


Hombres 1998 Mujeres 1998 Hombres 1998 Mujeres 1998

58.4% 41.6% 65 y + 58.4% 41.6% 65 y +

51.7% 48.3% 45-64 años 51.7% 48.3% 45-64 años

50.1% 49.9% 30-44 años 50.1% 49.9% 30-44 años

49.5% 50.5% 15-29 años 49.5% 50.5% 15-29 años

49.1% 50.9% 0-14 años 49.1% 50.9% 0-14 años


0
3000000

2000000

1000000

-1000000

-2000000

-3000000

0
3000000

2000000

1000000

-1000000

-2000000

-3000000
Fuente: CHILE: Proyecciones y Estimaciones de Población .por Sexo y Edad, 1990-2020. INE, agosto 2005

Pese al envejecimiento de la población, la proporción de hombres y mujeres en cada grupo


etáreo se ha mantenido en el periodo observado, manteniéndose la mayor presencia femenina
en el grupo de 65 años y más (tabla 3).

Tabla 3: Proporciones de población según grupos de edad, por sexo. Chile 1998, 2000 y 2003.

Año
1998 2000 2003
Hombres Mujeres Hombres Mujeres Hombres Mujeres
0-14 años 50,9 49,1 50,9 49,1 50,9 49,1
15-29 años 50,5 49,5 50,6 49,4 50,6 49,4
30-44 años 49,9 50,1 49,9 50,1 49,9 50,1
45-64 años 48,3 51,7 48,5 51,5 48,6 51,4
65 y+ años 41,6 58,4 41,7 58,3 42,0 58,0
Fuente: Estimaciones Censo 2002

21
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

4. 1. 2. 2 Jefaturas de hogar
Chile es un país en el cual observamos un incremento de los hogares cuyo jefe de hogar16 es
una mujer. Así, desde el año 1990 en la serie de encuestas CASEN sube de 20% a 26,2% la
proporción de hogares con jefatura femenina (tabla 4).

Tabla 4: Distribución de los hogares (en %) según sexo del jefe de hogar 1990-2003.

Sexo del jefe de Hogar


Año
Hombre Mujer
1990 80.0 20.0
1992 79.5 20.5
1994 78.7 21.3
1996 78.1 21.9
1998 77.2 22.8
2000 76.9 23.1
2003 73.8 26.2
Fuente: Encuesta CASEN 2003

Hay un incremento de las jefaturas femeninas entre 2000 y 2003, el cual se acentúa en los
quintiles de menores recursos (figura 7). Esta situación tiene impacto en las familias pues se ha
demostrado que el aporte de las mujeres muchas veces contribuye a que un hogar sobrepase
la línea de la indigencia o de la pobreza, a pesar de que ellas reciben ingresos menores que los
hombres, en niveles similares de educación.

16 Definición del Instituto Nacional de Estadísticas: “Jefe del Hogar”, es la persona, hombre o mujer, reconocida como tal por los demás miembros del hogar. En matrimonios
o parejas en unión consensual, (convivientes), se aceptará como Jefe de Hogar a quién declaren como tal. Todo hogar particular debe tener necesariamente un Jefe. En caso
que el hogar esté constituido por personas no unidas por parentesco, el Jefe es la persona propietaria o arrendataria de la vivienda, o la que sea considerada jefe por los demás
miembros del hogar.
Basado en lo anterior, en la Encuesta CASEN, “Hogar” se define como aquel constituido por una persona o un grupo de personas, con o sin vínculos de parentesco, que
comparten vivienda y tienen presupuesto de alimentación común”. El “Jefe de hogar” es aquel reconocido como tal por los miembros del hogar al momento de la aplicación
del instrumento.

22
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Figura 7: Jefes de hogar según sexo y quintil de ingresos. CASEN 2000 y 2003.

CASEN 2000 CASEN 2003


80 77,9 76,9 78,3 76,5
76,2 74,5 75,0 74,5
72,1 71,6
70

60

50

40

30 27,9 28,4
23,8 25,5 25,0 25,5
22,1 23,1 21,7 23,5
20

10

0
Quintil I Quintil Quintil Quintil Quintil Quintil I Quintil Quintil Quintil Quintil
II III IV V II III IV V

Fuente: Encuesta CASEN 2000 y 2003

4. 1. 2. 3 Participación en la fuerza de trabajo


La tasa de participación de la población en el mercado laboral aumentó desde 55,6% en el año
2000 a 57,0% en 2003. En el mismo periodo, la tasa de participación de las mujeres creció de
de 39,3% a 42,0% (figura 8). Este aumento, significa que aproximadamente 300 mil mujeres se
incorporaron a la población económicamente activa (PEA17).

Figura 8: Tasa de participación en el mercado laboral para hombres y mujeres.


CASEN 2000 y 2003.

2000 2003
80
73,20 73,10
70
PROPORCIÓN DE POBLACIÓN

60 57,00
55,60

50
42,00
40 39,30

30

20

10

0
Hombres Mujeres Total

Fuente: Encuesta CASEN 2000 y 2003

Desagregando la información por tramo de edad y por sexo, entre 1998 y 2003, se observa que
el incremento de la participación de las mujeres ocurre en todos los grupos de edad, pero con
mayor énfasis en el grupo de 30 a 59 años, situación inversa a la de los hombres, con reducción
de la participación laboral en esos tramos etáreos (tabla 5).
17 Población económicamente activa, PEA: (Definición del Instituto Nacional de Estadísticas) la constituyen las personas de uno u otro sexo, que proporcionan la mano de obra
para la producción de bienes y servicios económicos durante el período de referencia elegido para investigar las características económicas. Operacionalmente, involucra tanto
a ocupados como a desocupados.

23
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 5: Tasa de participación en la fuerza de trabajo de la población mayor de 15 años por sexo
según tramos de edad. CASEN 1998 y 2003.

Tasa de participación en la fuerza de trabajo


Grupos etáreos 1998 2003 1998 2003 1998 2003
Hombre % Mujer % Total %
15 a 29 años 59,5 54,8 37,6 38,6 48,5 46,8
30 a 44 años 96,1 95,9 51,6 56,6 72,8 75,5
45 a 59 años 91,1 90,9 42,1 49,4 65,3 69,1
60 y más años 42,6 42,6 11,7 13,0 25,1 26,0
Fuente: Encuesta C ASEN 1998 y 2003

4. 1. 2. 4. Situación previsional
En el punto anterior, se describió el incremento de la participación femenina en la
población económicamente activa, sin embargo, entre el año 2000 y 2003 se observa un
significativo aumento en el porcentaje de población sin sistema provisional, incremento que
está particularmente concentrado en la población femenina, creciendo la proporción de
desprotección en las mujeres de 36,5% en el 2000 a 41,7% en el 2003 (tabla 6). Este es un tema
que si bien es cierto no es objeto de este estudio, debiera generar preocupación, puesto que el
aumento de la participación de la mujer en el mercado del trabajo puede estar ocurriendo en
condiciones de precariedad como por ejemplo, sin contrato de trabajo, sin seguro de salud y sin
cotizaciones previsionales.

El trabajo precario y las condiciones de pobreza son determinantes importantes del estado de
salud que podrían operar por mecanismos fisiológicos relacionados con el stress, entre otros,
causando una mayor vulnerabilidad desde la perspectiva de salud en la población menos
protegida y más deprivada. Hoy día contamos con evidencia científica que permite ligar y
comprender los posibles mecanismos de acción de los determinantes sociales para producir
efectos fisiológicos, que eventualmente son negativos para la salud18.

18 Iain K Crombie, Linda Irving, Lawrence Elliott, Hilary Wallace. Closing the Health Inequalities Gap: An International Perspective. WHO Europe, University of Dundee, NHS
Scotland, 2005.

24
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 6: Población ocupada por sexo, según situación previsional. CASEN 1998 y 2003.

Situación CASEN 2000 CASEN 2003


Previsional
Hombre % Mujer % Total % Hombre % Mujer % Total %
Con 64,3 62,6 64,3 64,5 51,3 59,4
Previsión
Sin 35,6 38,1 36,5 31,0 54,7 41,7
Previsión
Sin datos 0,1 0,3 0,2 2,3 3,1 2,7
Total 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0
Fuente: Encuestas CASEN 1998 y 2003

4. 1. 3. Ingreso
Como ya se observa desde hace años en nuestro país, la distribución de la población según
quintiles de ingreso autónomo del hogar no muestra modificaciones entre 1998 y 2003 (figura
9). Las familias del quintil más rico disponen de aproximadamente el 50% de los ingresos
familiares mensuales, en cambio, los hogares del quintil más pobre solo del 6%, es decir, de 8
veces menos ingresos que el quintil superior.

Figura 9: Distribución de los hogares en quintiles según ingreso autónomo mensual promedio del
hogar. CASEN 1998 y 2003.

Quintil 1 Quintil 2 Quintil 3 Quintil 4 Quintil 5


120
Proporción de ingresos autónomos por quintil

51,00 49,80
100

80

60
19,90 19,70

40
13,30 13,90

20 10,20 10,70

5,50 6,00
0
1998 2003

Fuente: Encuestas CASEN 1998 y 2003

La tabla 7 y la figura 10 muestran que el ingreso promedio total por sexo y quintil varía levemente
en algunos quintiles (comparados en moneda del mismo año), en tanto la distribución porcentual
se mantiene igual desde 1998 al 2003 y tampoco se modifica la tendencia de mayores ingresos
a favor de los hombres en los distintos quintiles de ingreso.

25
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

En ambos años 1998 y 2003, la diferencia de ingresos entre hombres y mujeres en términos
porcentuales alcanza aproximadamente al 30% en promedio (rango de 30 a 32% año 2003)
para los quintiles 1 a 4. Sin embargo, esta diferencia crece notablemente alcanzando al 46% en
el quintil 5 (tabla 7 y figura 10, año 2003). Estas diferencias son estadísticamente significativas
con un valor p menor a 0,001, con 99% de confianza. En la figura 10 se observa también, la gran
concentración de los ingresos en el quintil superior de la población chilena, cuyos ingresos son
8,5 veces los ingresos del quintil inferior.

Tabla 7: Ingresos promedio por sexo* y quintil de ingresos. CASEN 1998 y 2003.

CASEN 1998 CASEN 2003


Ingresos (en valor $2003) Ingresos (en valor $2003)
Diferencia Diferencia
Hombres Mujeres Todos Hombres Mujeres Todos
% %
Quintil 5 933.701 519.688 44,3 762.046 941.188 512.552 45,5 765.002
Quintil 4 282.037 193.880 31,3 248.705 275.081 192.201 30,1 242.986
Quintil 3 188.188 128.379 31,8 167.283 192.027 131.584 31,5 169.970
Quintil 2 140.455 95.105 32,3 126.820 147.337 100.216 32,0 131.843
Quintil 1 95.929 70.034 27,0 89.611 101.262 69.241 31,6 92.426
Media país 338.660 240.452 29,0 304.426 348.827 235.048 32,6 307.536
*: Ingresos individuales de la ocupación principal.

Fuente: Encuestas CASEN 1998 y 2003

Figura 10: Ingresos por quintil de ingreso autónomo según sexo ($ pesos del año 2003). CASEN
1998 y 2003.

Hombre 1998 Mujer 1998 Todos 1998

Hombre 2003 Mujer 2003 Todos 2003

1000000

900000

800000

700000

600000
Miles de $

500000

400000

300000

200000
8,5 Veces
100000

0
Quintil 5 Quintil 4 Quintil 3 Quintil 2 Quintil 1

Fuente: Encuesta CASEN 1998 y 2003

26
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

4. 1. 4. Sistema de salud
Chile tiene un gasto total en salud que alcanza al 3,0% del PIB en 2003 y que se ha mantenido
en el mismo valor desde 2001, según las cifras publicadas por la DIPRES (tabla 8). Sin embargo,
el gasto en salud como porcentaje del gasto total, ha crecido del 12,6% al 14% desde 1998
al 2003. Estas cifras muestran una recuperación respecto de años anteriores en los cuáles el
crecimiento del sector público de salud fue muy escaso y se inserta en el marco de crecimiento
global del gasto social en el país.

Tabla 8: Gastos en Salud - Porcentaje del PIB y porcentaje del Gasto Total.

Porcentaje del PIB


1998 1999 2000 2001 2002 2003
Salud 2,6 2,8 2,8 3,0 3,0 3,0
Servicios Hospitalarios 2 2,2 2,2 2,2 2,3 2,2
Servicios de Salud Pública 0,1 0,1 0,1 0,1 0,1 0,1
Salud n.e.p. 0,5 0,5 0,5 0,6 0,6 0,6
Porcentaje del Gasto Total
Salud 12,6 12,4 12,7 13,3 13,4 14
Servicios Hospitalarios 9,8 9,6 9,7 10,1 10,1 10,5
Servicios de Salud Pública 0,6 0,6 0,6 0,6 0,5 0,5
Salud n.e.p. 2,2 2,2 2,4 2,7 2,8 3,0
Fuente: Estadísticas de las Finanzas Públicas 1995-2004. DIPRES, julio 2005. http://www.dipres.cl/publicaciones/finanzas.asp

El gasto en salud por beneficiario del sistema público según las cifras que publica el Fondo Nacional
de Salud (FONASA19), para el periodo 1999 a 2003 muestra este crecimiento (tabla 9),

Tabla 9: Indicadores del Sistema Público de Salud (en pesos año 2003), años 1999 a 2003.

Indicadores 1999 2000 2001 2002 200320

Gasto en prestaciones por Beneficiario del


101.043 101.035 107.297 118.182 122.370
Sistema Público de Salud (1)
Gasto en administración por Beneficiario del
1.398 1.259 1.276 1.884 2.012
Sistema Público de Salud (2)
Gasto en Bienes Públicos Per-cápita (3) 7.832 5.647 6.009 7.267 7.193
Gasto Total por Beneficiario del Sistema Público
110.273 107.942 114.582 127.334 131.575
de Salud
Gasto Público en Salud como % del PIB (4) 3,13% 3,10% 3,25% 3,0% 3,0%

Gasto Fiscal en Salud como % del PIB (4) (5) 1,70% 1,68% 1,76% 1,5% 1,5%
Notas:
(1) Incluye gasto en atenciones de la Modalidad Atención Institucional, Libre Elección, atención a particulares y subsidios de incapacidad
laboral. Nº de beneficiarios 10.580.90.
(2) Incluye gasto en administración FONASA y el gasto del módulo Informático.
(3) Considera el programa nacional de alimentación complementaria, vacunaciones, campañas sanitarias y auxilios extraordinarios,
prestaciones ambientales y subsidio de reposo maternal. Incluye toda la población nacional.
(4) Se utilizó el producto interno bruto publicado por el Banco Central de Chile y valorados a pesos de 2003, cifras provisionales.
(5): Se ocupa Gasto Fiscal en vez del Aporte Fiscal.
Fuente: Departamento de Finanzas, Proyecciones de la Población publicadas por el INE,

Boletín – Banco Central de Chile. www.fonasa.cl

19 www.fonasa.cl : estadísticas, indicadores del sistema público de salud.


20 Beneficiarios de FONASA en 2003:

27
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Desde el punto de vista de la población, la distribución por sistema de aseguramiento en salud


muestra una migración de la población desde el sistema privado al sistema público. Según las
estimaciones de CASEN, la cobertura global del sistema público crece desde 61,9% en 1998 a
71,6% en el 2003, y por otra parte, el sistema privado se reduce desde 23,7% de la población
a 16,7% en igual periodo (figura 11). También se observa en el periodo una reducción de la
población no adscrita a ningún sistema de salud.

Por sexo, la presencia de las mujeres en el sistema público es siempre de mayor magnitud,
diferencia que se mantiene en las mismas proporciones a través del periodo de observación, lo
cual es consistente con sus remuneraciones más bajas.

Figura 11: Población según sistema previsional y sexo. CASEN 1998, 2000 y 2003.

Público ISAPRE Otros

16,90 13,40 15,10 15,70 11,70 13,70 13,50 9,80 11,70


100
Proporción de ingresos autónomos por quintil

19,20 15,70 16,70


90 22,40 23,00 19,80 17,00
23,70 20,50
80
74,50
71,60
69,10 69,50
70 66,50
64,20 63,70
61,90
59,40
60

50

40

30

20

10

0
98

00

03
98

98

00

00

03

03
19

20

20
19

19

20

20

20

20
os

os

os
e

er

er

er
br

br

br
uj

uj

uj
d

d
m

m
To

To

To
M

M
Ho

Ho

Ho

Fuente: Encuestas CASEN 1998, 2000 y 2003

Por quintil de ingresos en 2003 (figura 12), la proporción de población que pertenece al
sistema privado de seguros en el quintil 1 es menor al 2%, pero la adscripción a este sistema se
incrementa al subir de quintil hasta alcanzar 51% de la población en el quintil 5. De manera
inversa, la adscripción al sistema público es de 91% en el quintil 1 y se reduce hasta 33% en el
quintil 5. Globalmente, 12% de la población (rango de 7% a 12% desde quintil 1 al quintil 5)
declara pertenecer a otros sistemas de seguros, que incluye FFAA; otro ó no sabe.

28
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Figura 12: Sistema previsional según quintil de ingreso autónomo. CASEN 2003.

FONASA Otros/ No sabe ISAPRE

100
90,9
90 85,2
80 75,6
71,6
70
60,0
% población

60
51,2
50

40
33,2
30
24,4
20 15,6 15,6 16,7
12,611,5 11,7
10 7,5 9,1
5,7
1,6
0
Quintil I Quintil II Quintil III Quintil IV Quintil V Media
país

Fuente: Encuesta CASEN 2003

4. 1. 5. Auto percepción de salud


Medir el estado de salud de la población es tarea compleja, y lo habitual es utilizar indicadores
de las enfermedades o de las muertes, aplicando un concepto “tradicional” de salud como la
ausencia de enfermedad. Sin embargo, es posible aproximarse al problema con un abordaje más
“vigente” e intentar medir la “buena salud” o la “calidad de vida” de las personas, concepto que
también se asocia a la buena salud, en que las dimensiones utilizadas, entre otras, se refieren
a la posibilidad de sentirse satisfechos con la vida propia, desarrollar actividades laborales y
personales; sentirse pleno y feliz.

Para ello, en los últimos años se han utilizado encuestas poblacionales que miden diversas
dimensiones de la salud y la calidad de vida, utilizando, entre otras, preguntas sobre la
percepción de su estado de salud. Esta medición se ha aplicado en muchos lugares del mundo,
con resultados confiables y consistentes, aportando información sobre diversos grupos en la
sociedad. Una ventaja adicional del uso de indicadores poblacionales obtenidos por encuestas
directas sobre la percepción del estado de salud utilizando un concepto amplio de salud como
un estado de bienestar integral y no sólo la detección de problemas fisiológicos o clínicos.

En Chile, la pregunta de auto percepción de salud se aplicó por primera vez en una encuesta
de hogares en el año 2000, con una formulación directa: “Usted diría que su salud en general
es”, todas las personas de 15 y más años, presentes en el hogar al momento de la encuesta,
responden una de las siguientes alternativas: muy buena; buena; regular; mala y muy mala.

29
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Para mostrar los datos, estas categorías se han resumido en 3 grupos: Buena (que incluye Muy
buena y buena), Regular y Mala (que incluye Mala y Muy mala salud). Estos resultados han servido
de línea de base y permiten comparar con otras mediciones nacionales e internacionales.

La auto-percepción de salud medida en CASEN 2003 muestra que 62,9% de la población se


declara con buena salud y 9,2% en el otro extremo, es decir, con mala salud, resultados que
son discretamente peores que la observación del año 200021. Estas diferencias de reducción
en 2,3% para la buena salud y de incremento de 2,2% para la mala salud (tabla 10), aunque
pequeñas, son significativas en el nivel poblacional. Sin embargo, un factor que puede influir
en esta medición es el envejecimiento de la población, pues es sabido que los adultos mayores
perciben su salud como más mala en comparación a la población más joven, hallazgo que se
corrobora en esta encuesta, conjuntamente con el crecimiento de la proporción de adultos
sobre 65 años en el periodo analizado.

Estos resultados del año 2000 y 2003 (tabla 10 y figura 13) siguen las mismas tendencias por
sexo y quintil de ingresos, en que los hombres y las personas de los quintiles de mayores recursos
tienen mejor percepción de su salud, situación que se confirma en otras mediciones realizadas
en la encuesta de calidad de vida MINSAL 2000.

No obstante lo anterior, estos resultados pueden revelar un deterioro de la percepción del


estado de salud de los chilenos, y es necesario profundizar estos análisis para confirmar esta
observación y vigilar esta tendencia.

Aunque no parece haber duda de la relación entre el ingreso y el nivel de salud de la población,
este análisis requiere mayor profundidad y la consideración de la situación de los individuos en
el contexto de su área de residencia o entorno, pues la situación de mayor o menor equidad
de la comunidad22, también tiene efectos en el estado de salud de sus individuos. Como es
sabido, Chile es un país con grandes diferencias en la distribución de los ingresos e importantes
diferencias geográficas, la cual se ha mantenido con pocas variaciones en los últimos años.

21 Jadue L, Delgado I, Sandoval H, Cabezas L, Vega J, Análisis del Nuevo Módulo de Salud de la Encuesta CASEN 2000. Rev Med Chil 2004, 132:750-760.
22 Subramanian V, Delgado I, Jadue L, Kawachi I, Vega J. Inequidad de ingreso y autopercepción de salud: un análisis desde la perspectiva contextual en las comunas chilenas. Rev
Med Chile 2003, (131): 321-330.

30
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 10: Autopercepción de salud según sexo y grupos de edad. CASEN 2000 y 2003.

Sexo
Hombres Mujeres Todos
CASEN 2000
Buena Regular Mala Buena Regular Mala Buena Regular Mala
salud salud salud salud salud salud salud salud salud
15-24 años 85,3% 13,7% 1,0% 81,0% 17,3% 1,7% 82,8% 15,8% 1,4%
25-44 años 82,1% 15,9% 2,0% 73,3% 22,8% 3,9% 76,1% 20,6% 3,3%
45-54 años 62,5% 29,6% 7,8% 46,7% 41,2% 12,1% 52,5% 36,9% 10,5%
65 y+ años 42,3% 40,8% 16,9% 34,1% 45,6% 20,3% 37,3% 43,7% 19,0%
Total 2000 71,7% 22,8% 5,6% 62,6% 29,6% 7,8% 65,9% 27,2% 7,0%

CASEN 2003
15-24 años 86,8% 11,6% 1,5% 79,0% 18,6% 2,4% 82,2% 15,7% 2,0%
25-44 años 81,1% 16,7% 2,2% 70,6% 25,3% 4,2% 74,1% 22,4% 3,5%
45-54 años 60,9% 31,0% 8,1% 47,1% 39,9% 13,0% 51,8% 36,8% 11,3%
65 y+ años 42,3% 42,4% 15,3% 33,8% 45,9% 20,3% 36,9% 44,6% 18,5%
Total 2003 71,2% 23,3% 5,5% 60,3% 31,2% 8,6% 64,1% 28,4% 7,5%
Fuente: Encuesta CASEN 2000 y 2003

Figura 13: Autopercepción según quintil de ingresos. CASEN 2000 y 2003.

CASEN 2003

Q1 Q2 Q3 Q4 Q5 Todos
80 77,7

70
62,8
60,4
60 55,6 56,4
52,5
50

40 35,2 34,5
32,4
30 28,5 27,9

20 16,5
12,3 10,2
10
10,2 9,6 9,3
5,8
0
Buena salud 2003 Regular salud 2003 Mala salud 2003

CASEN 2000

Q1 Q2 Q3 Q4 Q5 Todos
79,3
80
70,2
70 65,3
62,2 64,1
60 57,1

50

40
33,4
31,2 30,8
30 27,7
25,4
20 17,6
9,5 9,2 8,2 7,1
10 6,8
3,1
0
Buena salud Regular salud Mala salud
2000 2000 2000

Fuente: Encuestas CASEN 2000 y 2003

31
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

4. 1. 6. Acceso a la atención de salud


En el año 2000, se hizo una modificación al módulo de salud de la encuesta CASEN,
incorporando preguntas que permiten evaluar la equidad en el acceso a la atención de salud en
la población que ha tenido algún evento de salud en los 30 días previos a la consulta, las cuáles
se mantuvieron en la aplicación del instrumento en el 2003.

Se observó en el año 2003 (figura 14), que 11,7% de la población declaró haber tenido algún
evento de salud en los 30 días previos a la encuesta, sin diferencias importantes por quintil de
ingreso. Esta cifra es bastante similar a lo observado en el año 2000, en que alcanzó a 13,2% de
la población, con una curva en paralelo, pero ubicada 2 puntos porcentuales más abajo.

Por grupos de edad (figura 15), los menores de 5 años y los mayores de 60 son aquellos que
han tenido la mayor frecuencia de eventos, grupos etáreos que tradicionalmente concentran las
mayores necesidades de salud. Cabe destacar que por sexo, los hombres menores de 6 años
tienen mayor número de eventos de salud que las mujeres, curva que se invierte a partir de esa
edad para mostrar mayores necesidades de salud en la población femenina.

Figura 14: Población (%) que presentó enfermedad o accidente en los 30 días previos a la encuesta,
según quintil de ingreso autónomo. CASEN 2000 y 2003.

2000 2003
Personas % con evento de salud ultimos 30 días

14,5
14,1
14,0
14,0

13,5
13,2
13,0
13,0 12,8
12,6
12,5
12,5

12,0 11,8
11,7 11,7

11,5 11,4

11,0 10,9

10,5
Quintil I Quintil II Quintil III Quintil IV Quintil V Media país

Fuente: Encuesta CASEN 2000 y 2003

32
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Figura 15: Porcentaje de población que presentó enfermedad o accidente en los 30 días previos a
la encuesta, según grupos de edad y sexo. CASEN 2000 y 2003.
Hombres 2003 Mujeres 2003 Todos 2003 Hombres 2000 Mujeres 2000 Todos 2000
Personas % con evento de salud ultimos 30 días

24 23,1 30
22
20,4 25,3
20 25
18,9

% con evento de salud


18 16,4 21,0
15,8 15,9
20 18,8
16 14,9 13,3 17,9
14,7 16,9
16,6
14 15,2
12,8 17,0 14,5 14,8
15
9,4 11,6
12 13,5 15,1 10,9
10,7 11,9
9,3 10,9 11,0
10 9,4 10,3
9,0
8,2 10,3 10 9,0
9,9 10,3
8 9,4 7,5
7,0 8,3 8,6 6,2
6,2
6 5
0 años 1-5 6-14 15-19 20-29 30-59 50-59 "60 y + Todos 0 años 1-5 6-14 15-19 20-29 30-59 50-59 60 y + Todos
años años años años años años años años años años años años

Fuente: Encuestas CASEN 2000 y 2003

Dentro del grupo que declaró haber tenido algún problema de salud, la mayoría de ellos
buscaron atención, con cifras globales de 66,3% en el 2000 que sube a 76,5% en el 2003 (figura
16). Sin embargo, en ambos años, la probabilidad de buscar atención es menor en los quintiles
bajos y crece desde 74,1% en el quintil 1 hasta 79,9% en el grupo de mayores ingresos. Esto
resulta coherente con el leve incremento de consultas en los servicios públicos de salud que
se observa en la figura 17, que también es de magnitud discreta, pero consistente en el mismo
grupo poblacional, es decir, crece el uso de servicios públicos especialmente en los quintiles
mas pobres.

33
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Figura 16: Población (%) que tuvo enfermedad o accidente en los 30 días previos a la encuesta y
que consultó, según quintil de ingreso autónomo. CASEN 2000 y 2003.

No consulta 2000 Si consulta 2000 No consulta 2003 Si consulta 2003


62,40 66,70 67,80 68,80 73,90 66,30 74,10 76,20 75,30 78,40 79,90 76,50
100 100
90 90
80 80
70 70
60 60
50 50
40 37,60 40
33,20 32,20 33,70
31,20
30 26,10 30 25,90
23,80 24,70 23,50
21,60 20,10
20 20
10 10
0 0
Quintil I Quintil II Quintil III Quintil IV Quintil V País Quintil I Quintil II Quintil III Quintil IV Quintil V País

Fuente: Encuesta CASEN 2000 y 2003

Figura 17: Lugar de consulta según quintil de ingreso. CASEN 2000 y 2003.

90 88,2

80 75,6
70 68,2
61,7 60,6
60

50 47,9
% 43,5
40
32,5 32,7
30
21,7
20 18,1
10,1
10 8,1 6,3 5,7 8,5 6,7
3,8
0
Centro público 2000 Centro privado 2000 Otros 2000
90 89,1

80 78,2
70 72,1
63,6 62,7
60

50 46,2
47
%
40
29,2 31,6
30
20
20 17,3

7,8 7,1 6,8 7,9


10 4,5 5,7
3,2
0
Centro público 2003 Centro privado 2003 Otros 2003
Quintil 1 Quintil 2 Quintil 3 Quintil 4 Quintil 5 Media País
Fuente: Encuesta CASEN 2000 y 2003

34
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

El análisis de la variable “tener un evento de salud” al igual que la autopercepción, es


heterogéneo, en los diversos grupos de la población. En efecto, la población de mayores
ingresos percibe y declara mayor número de problemas de salud que la población más pobre
por varias razones: tiene mayores conocimientos de cómo cuidar su salud, puede enfrentar el
gasto asociado al uso de servicios médicos con su sistema de previsión o con dinero propio, y
esta en mejores condiciones de enfrentar la ausencia laboral con los mecanismos de previsión
social. Complementariamente, una persona con trabajo inestable y de alta vulnerabilidad, no
puede permitirse ausentarse del trabajo y no cuenta con recursos para enfrentar los gastos
asociados a la atención de salud. Probablemente, estos últimos en general consultan cuando el
problema de salud es más serio, con las consecuencias asociadas a una atención más tardía que
en muchos casos se traduce en mayores daños a la salud y riesgo de complicaciones.

Aunque las preguntas en la encuesta CASEN no incorporan gravedad del evento de salud, sí se
pregunta por “intención de consulta” por el evento declarado y razones para no hacerlo, cuando
corresponde. El análisis de estas variables (figura 18) muestra, que las razones más frecuentes
para no consultar, habiendo declarado evento de salud son el “uso de remedios caseros” y “no
considerarlo necesario”. Es importante mencionar el incremento en todos los quintiles de las
personas que declaran que no consultan porque “no tuvieron dinero” y porque “no obtuvieron
hora de atención”, ambas razones se consideran “verdaderas barreras” de acceso a la atención
de salud.

Figura 18: Razones para no consultar según


quintil de ingreso autónomo. CASEN 2000 y 2003

CASEN 2000 CASEN 2003


No logró hora Sin tiempo Sin dinero No logró hora Sin tiempo Sin dinero
No necesario Remedios caseros No necesario Remedios caseros
100 41,00 40,00 37,00 43,00 30,00
100 49,00 44,00 36,00 50,00 52,00
46,00
39,00

90 90

80 80

70 70 53,00
% de población

29,00
% de población

30,00 25,00 27,00 32,00 31,00


60 60
26,00
50 26,00 25,00 50
19,00 32,00

40 40
20,00 17,00 18,00
18,00 16,00
30 15,00 17,00 30 14,00
12,00 15,00
8,00
20 20 9,00 9,00
6,00 9,00 7,00 8,00 8,00 8,00
5,00 8,00 5,00 8,00
10 6,00 5,00 10 6,00 7,00 7,00
4,00 3,00 4,00 4,00 5,00
2,00 2,00 1,00
0 0
Quintil 1 Quintil 2 Quintil 3 Quintil 4 Quintil 5 País 2000 Quintil 1 Quintil 2 Quintil 3 Quintil 4 Quintil 5 País 2003

Fuente: Encuesta CASEN 2000 y 2003

35
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

4. 1. 7. Etnia
En Chile, según el Censo 2002, la población que se declara perteneciente a etnia originaria
corresponde al 5,0% del total del país, es decir 692.192 personas. La mayor parte de ellos
pertenece a la etnia mapuche, sin embargo, se identifican los siguientes grupos: Aymara,
Rapa-nui, Quechua, Mapuche, Coya, Kawaskar y Yagán. Las etnias que habitan a lo largo de
Chile tienen escasa representación, en general, como comunidades con necesidades de salud
distintas a las del resto de la población. A pesar de que hay reconocimiento de que, usualmente,
su situación social y económica está por debajo del nivel promedio del país la información
disponible es escasa y se difunde poco.

En el siguiente análisis se entregan algunos datos sobre la situación de la población perteneciente


a etnias comparando con el resto de la población.

Desde el punto de vista del nivel de educación, se observa que las comunidades étnicas tienen
un nivel educacional inferior a la media del país en casi 2 años (tabla 11). Esta situación no
puede pasar inadvertida y dada la relevancia que tiene el nivel educacional como determinante
de la salud los pone en una notable situación de desventaja.

Tabla 11: Escolaridad promedio de personas mayores de 14 años pertenecientes a etnia originaria y
no pertenecientes a etnia. CASEN 2003.

Etnia Escolaridad Promedio en años


Pertenece a etnia 8,4
No Pertenece a etnia 10,3
Total 10,2
Fuente: Encuesta CASEN 2003

Una consecuencia directa del nivel de educación de la población es su nivel de ingresos y los
grupos aborígenes están en una situación de desmedro frente al resto del país. En la figura 19,
que muestra a la población según su pertenencia a etnias y luego distribuida por quintil de
ingresos, se observa que más del 41% de la población de etnia pertenece al quintil de menores
ingresos, versus solo 22% en el resto de la población; en el otro extremo, solo 5,4% se encuentra
en el 5to quintil, en comparación con 16,7% de la población que no pertenece a que se ubica
en el quintil de mayores recursos.

36
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Figura 19: Distribución de población por quintil de ingreso según pertenencia a etnia. CASEN 2003.
Quintil I Quintil II Quintil III Quintil IV Quintil V

45
41,2
40

35

30

25 23,5
22,1 22,2
20,1
20 18,9
16,1 16,7
15 13,7

10
5,4
5

0
Etnia No Etnia

Fuente: Encuesta CASEN 2003

La pertenencia al sistema de previsional de salud también muestra diferencias, la población


perteneciente a etnias está adscrita principalmente al sistema público de salud, con casi 15
puntos porcentuales por sobre la media nacional y por sobre la población no perteneciente a
etnias. Pertenecen a ISAPRE(s) solo el 5,8% versus el 17,3% de la población que se declara no
pertenecer a etnias (figura 20).

Figura 20: Distribución de población por seguro de salud según pertenencia a etnia. CASEN 2003.

FONASA ISAPRE Otro - No sabe

90
84,7
80
70,9
70

60

50

40

30

20 17,3
11,8
10 9,5
5,8
0
Etnia No etnia
Fuente: Encuesta CASEN 2003

37
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

La auto-percepción de salud muestra una situación distinta de la población general, con mayor
proporción de personas que declaran tener una salud regular o mala (figura 21).

Figura 21: Autopercepción de salud (% de población) según pertenencia a etnia. CASEN 2003.

Buena salud Regular salud Mala salud

70
64,6

60 56,6

50

40
35,1

30 28,0

20

10 8,3 7,4

0
Etnia No etnia
Fuente: Encuesta CASEN 2003

Referente a las necesidades de salud, este grupo poblacional tiene igual proporción de personas
que declaran haber tenido evento de salud en el último mes, pero el acceso a la atención de
salud es menor en 7,7% puntos porcentuales con respecto a la media del país (tabla 12). En
un grupo poblacional de menor nivel de educación y mayor pobreza, esta observación puede
asociarse a problemas de acceso a los servicios de salud, sin embargo, esta hipótesis debe ser
verificada.

Tabla 12: Problema de salud en los últimos 30 días personas pertenecientes a etnia y no
pertenecientes a etnia. CASEN 2003.

Problema de Consultó por


Etnia el problema de
salud % salud %
Pertenece a etnia 11,6 69,2

No Pertenece a etnia 11,7 76,9


Fuente: Encuesta CASEN 2003

En el estudio de MINSAL “Perfil epidemiológico básico de la población aymara. Área de


cobertura del Servicio de Salud Arica”, finalizado recientemente (2005, comunicación de
MINSAL), se analiza detalladamente la situación epidemiológica de la población aymara en
Chile, con resultados que confirman las tendencias aquí descritas.

38
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

El documento ilustra un modelo para construir perfiles de salud diferenciales combinando


la información proveniente de diversas fuentes, incluyendo los servicios de salud local, y la
Corporación Nacional de Desarrollo Indígena entre otros, contribuyendo con evidencia para el
desarrollo de planes y políticas de salud mas adecuados a su realidad social y cultural. Lo anterior
porque los autores postulan que pese a las limitaciones metodológicas, el perfil de morbilidad y
mortalidad de la población aymara estaría asociado no solo a sus diferentes modos de vida, sino
que también a su posición marginal en la estructura social.
En el estudio se realiza descripción de la situación de salud y de las condiciones de vida de la
población aymara en el Servicio de Salud de Arica, aportando información sociodemográfica y
epidemiológica actualizada. Este grupo poblacional está constituida por 25.615 personas, según
los datos del Censo 2002, proporción que corresponde a un 53% de los aymaras de Chile. A
continuación, se muestran algunos resultados de este estudio.

Los Aymaras muestran una proporción de pobreza mayor que la población no indígena del resto
del país (figura 22). En acceso a educación formal, su situación también es de desventaja y tiene
menor acceso que la población no indígena, como se observa en la figura 23. Consecuentemente,
el promedio de años de estudio aprobados en los aymaras de más de 15 años es también menor,
con diferenciales por las mismas comunas de 1 hasta 5,8 años entre ambos grupos.

Figura 22: Población aymara, indígena y no indígena según línea de pobreza (total país). CASEN 2000.

Pobre No Pobre
79,9
80

70 67,3 67,6

60

50

40
32,7 32,3
30
20,1
20

10

0
Aymaras Indígenas No indígenas
Fuente: Estudio MINSAL: “Perfil epidemiológico básico de la población aymara. Área de

cobertura del Servicio de Salud Arica” 2005.

39
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Figura 23: Población aymara y no indígena que no accedió a educación formal, por comuna (15 y
más años). Censo de Población y Vivienda 2002.

Aymaras No indígenas

40
35,7
35

30

25
20,0
20 18,7

15 14,4
12,9

10
6,3
5 4,1
1,5
0
Arica Camarones Putre G. Lagos

Fuente: Estudio MINSAL: “Perfil epidemiológico básico de la población aymara. Área de cobertura del Servicio de Salud Arica” 2005.

En su perfil de mortalidad, este grupo étnico muestra que tiene una sobre tasa de mortalidad por
sobre el resto de la población que es llamativo. Pese a que el Servicio de Salud de Arica muestra
indicadores por debajo del promedio nacional para la mortalidad general y la mortalidad infantil,
los aymaras tienen mayor riesgo en todas las edades de la vida. Así, la tasa de mortalidad infantil es
casi dos veces superior que la cifra para el resto de la población del Servicio de Salud (figura 24).

Figura 24: Tasas de Mortalidad menores 1 año por etnia (trienio 2001-2003).Tabulaciones
Especiales Proyecto Epidemiología Enfoque Sociocultural, 2004.

8 7,9

4 3,8

0
Aymaras No indígenas
Fuente: Estudio MINSAL: “Perfil epidemiológico básico de la población aymara. Área de cobertura del

Servicio de Salud Arica” 2005.

Respecto de las causas de mortalidad, el comportamiento es distinto del resto de la población


chilena; en orden decreciente, las principales causas de muerte aymara corresponden a
“tumores” (24,9%), “traumatismos, envenenamientos y algunas otras consecuencias de causas
externas” (13,5%), “Enfermedades del sistema circulatorio” (13,5%), “Enfermedades del sistema
respiratorio” (13,1%) y “Enfermedades del sistema digestivo” (9,7%). Es notable la menor
relevancia de las causas cardiovasculares, que se mantiene al hacer ajustes por edad. Tal vez el
estilo de vida andino, con mayor ejercicio, dieta baja en grasas y otros elementos constituyan

40
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

factores de protección, pero se requiere mayor investigación al respecto. Por otro lado, el
riesgo de morir por tumores y por traumatismos y violencias son claramente mayores entre
los aymaras, situación que también requiere mayores análisis. El estudio analiza factores que,
más que relacionarlos a características de la etnia propiamente tal, dan origen a diferencias se
pueden deber a factores de riesgo evidentes de la pobreza y exclusión social. Estos, a su vez,
pueden estar modulados por algunos factores protectores vinculados al modo de vida andino,
sin los cuáles, probablemente, la sobremortalidad bruta sería aún mayor. En el análisis del perfil
de morbilidad de los aymaras, falta información para completar un mejor diagnóstico de la
situación.

El estudio enfatiza la necesidad de contar con estudios epidemiológicos con enfoque sociocultural
para comprender mejor los hallazgos descritos a la vez que sugiere incorporar la variable “etnia”
en las estadísticas vitales y mejorar los registros de residencia y nacionalidad en los sistemas de
información de salud, para facilitar la construcción de evidencia de las condiciones de vida de
este y de otros grupos étnicos.

En general, para abordar estos factores relacionados con la pertenencia a etnia, se requieren más
estudios específicos de las poblaciones indígenas que se realicen en el marco de su propia visión
del mundo y de la conceptualización de salud y enfermedad para reducir y cerrar estas brechas,
evitando la exclusión social en la cual se encuentran hoy día.

41
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

4. 2 Inequidad en la Situación de salud

4. 2. 1. Mortalidad infantil
Ya desde el año 2000 Chile ha descendido a cifras de mortalidad infantil de solo 1 dígito. Para el
trienio 2001 – 2003 (figura 25) la mortalidad infantil alcanzó a 8,2 por 1.000 nacidos vivos (NV),
lo que representa una disminución de 17% con respecto al trienio anterior. Esta cifra confirma el
mejoramiento sostenido que han experimentado en las últimas décadas los indicadores globales
que dan cuenta de la situación general de la salud de la población en Chile.

Sin embargo, la disminución observada no es homogénea cuando se analiza según componente


de la mortalidad infantil. En efecto, la mortalidad infantil de manera global disminuye de 9,9 en
el trienio 1998-2000 a 8,2 por mil NV en el trienio siguiente, lo que en términos porcentuales
representa un 24%, mientras que la mortalidad neonatal precoz y neonatal tardía se reducen en
11% y 15% respectivamente.

Figura 25: Tasa de mortalidad infantil y sus componentes. Chile, años 1998-2000 y 2001-2003

1998-2000 2001-2003
10 9,9

9
8,2
8

7
Tasas por 1000 NV

5 4,5
4,0 4,1
4
3,1
3

2
1,3 1,1
1

0
M Neonatal P M Neonatal T M Post Neon Mortalidad Inf
recoz ardía atal antil

Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

Las tablas 13 y 14 entregan los números absolutos de fallecidos y las tasas para cada componente
de la mortalidad infantil según el nivel de educación de la madre, para los tríenos 1998-2000 y
2001-2003. Sin embargo, se ha introducido un cambio en los grupos de comparación. En efecto,
el análisis de la tasa de mortalidad infantil según el nivel de educación de la madre hasta ahora
ha comparando los grupos extremos de “madres sin escolaridad” versus “madres con 13 o más
años de escolaridad”. No obstante, gracias a los avances el nivel de educación de la población
chilena, el tamaño absoluto del grupo “sin escolaridad” se ha reducido notablemente, y por
ello, las tasas calculadas son inestables, reflejando más bien la sensibilidad de los cálculos a los

42
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

números pequeños que la realidad poblacional. Por esta razón, los cálculos y comparaciones
se realizaron identificando a las mujeres con “hasta 3 años de escolaridad” como grupo de
menor nivel educacional. Las tablas completas con los datos de cada subgrupo según nivel de
educación se incluyen en el anexo 1.

En el periodo 1998-2000, la tasa de mortalidad infantil observada de los hijos de madres con
hasta 3 años de escolaridad fue de 15,6 por 1.000 NV, mientras que para las madres con 13
o más años de escolaridad este indicador era de 6 niños por 1.000 NV (tabla 13). Es decir, el
riesgo de fallecer antes de alcanzar un año de vida era de 2,6 veces mayor para aquellos niños
de madres con hasta 3 años de escolaridad, comparado con el riesgo de los niños cuyas madres
alcanzan el nivel de educación superior (13 ó más años de estudio).

Tabla 13: Defunciones, nacidos vivos y tasas de mortalidad neonatal precoz, neonatal tardía y
postneonatal según escolaridad de la madre. Chile, trienio 1998-2000.

Escolaridad N° Defunciones N° Nacidos


Tasa de mortalidad infantil 98-00
de vivos
Neonatal Neonatal Post Infantil Neonatal Neonatal Post Infantil
la madre Precoz Tardía neonatal Total Total Precoz Tardía neonatal Total
Hasta 3 años 74 38 115 227 14.543 5,1 2,6 7,9 15,6

4- 6 años 374 134 476 984 63.931 5,9 2,1 7,4 15,4

7-9 años 599 186 722 1.507 123.788 4,8 1,5 5,8 12,2

10-12 años 1.808 496 1.505 3.809 399.066 4,5 1,2 3,8 9,5

13 y más años 550 126 247 923 153.619 3,6 0,8 1,6 6,0

Total 3.405 980 3.065 7.450 754.947 4,5 1,3 4,1 9,9
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

El mismo análisis de la mortalidad de los menores de un año para el período 2001-2003 (tabla
14) según escolaridad de la madre, muestra que a pesar de la importante disminución de la
mortalidad infantil a nivel global, la tasa mortalidad para niños de madres con hasta 3 años
de educación se mantiene en 15,1 por 1000 NV. El análisis de los componentes muestra que
hay una reducción de 2,6 a 1,4 por mil NV de la mortalidad neonatal tardía, pero se observan
incrementos discretos de los componentes neonatal precoz y también post-neonatal.

43
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 14: Defunciones, nacidos vivos y tasas de mortalidad neonatal precoz, neonatal tardía y
postneonatal según escolaridad de la madre. Chile, 2001-2003.

N° Nacidos
Escolaridad de N° Defunciones Tasa de mortalidad infantil 01-03
vivos
la madre Neonatal Neonatal Post Infantil Neonatal Neonatal Post Infantil
Precoz Tardía neonatal Total Total Precoz Tardía neonatal Total
Hasta 3 años 60 15 86 161 10.666 5,6 1,4 8,1 15,1
4- 6 años 272 83 302 657 49.287 5,5 1,7 6,1 13,3
7-9 años 440 160 469 1.069 106.328 4,1 1,5 4,4 10,1
10-12 años 1.595 444 1.188 3.227 392.997 4,1 1,1 3,0 8,2
13 y más años 483 112 212 807 159.963 3,0 0,7 1,3 5,0
Total 2.850 814 2.257 5.921 719.241 4,0 1,1 3,1 8,2
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

La tabla 15, muestra el Riesgo Relativo en los distintos tramos de escolaridad versus la escolaridad
más alta (13 y más años) para cada componente de la mortalidad infantil en los dos periodos
de estudio. Al observar la contribución de cada componente al total de la mortalidad infantil
según escolaridad de las madres, se evidencia la importancia del componente post neonatal en
las mujeres con menor educación.

Por otra parte, los datos también ponen en evidencia para ambos periodos, que la mortalidad
neonatal precoz, habitualmente asociada a causas relacionadas con el niño o con la evolución
del embarazo y por ello más dependientes de la calidad y del acceso a la atención médica es
relativamente estable en todos los grupos, con excepción del grupo de mujeres sin escolaridad.

Tabla 15: Brechas de Mortalidad infantil según educación de la madre por componente de la
mortalidad infantil. Chile, 1998-2000 y 2001-2003.

Escolaridad Mortalidad Mortalidad Mortalidad Post Mortalidad Infantil


de las Neonatal Precoz Neonatal Tardía neonatal Total
madres 1998-2000 2001-2003 1998-2000 2001-2003 1998-2000 2001-2003 1998-2000 2001-2003

Hasta 3 años 1,4 1,6 3,2 1,7 4,9 5,0 2,6 3,0
4- 6 años 1,6 1,8 2,6 2,4 4,6 4,6 2,6 2,6
7-9 años 1,4 1,4 1,8 2,1 3,6 3,3 2,0 2,0
10-12 años 1,3 1,3 1,5 1,6 2,3 2,3 1,6 1,6
13 y más 1,0 1,0 1,0 1,0 1,0 1,0 1,0 1,0
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

En síntesis, se observa que el riesgo relativo para la mortalidad infantil entre madres de hasta
tres años de escolaridad versus madres con más de 13 años de educación ha aumento de 2,6
a 3,0. En otras palabras, esto significa que el diferencial de mortalidad infantil entre grupos
educacionales extremos ha aumentado en un 15%. Esta situación es distinta en los componentes
de la mortalidad, (figura 26). En efecto, el aumento de la brecha se observa principalmente en
la componente neonatal precoz y en la pos-neonatal, mientras que el riesgo de la mortalidad
neonatal tardía disminuye de manera importante (3,2 a 1,7) en el periodo observado.

44
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Figura 26: Evolución de la brecha de mortalidad infantil entre grupos extremos de escolaridad
(hasta tres años versus 12 y mas años de escolaridad) para los trienios 1998-2000 y 2001-2003.

1998-2000 2001-2003
4,9 5,0
5,0

4,5

4,0

3,5
3,2
Riesgo Relativo 3,0
3,0
2,6
2,5

2,0
1,6 1,7
1,5 1,4

1,0

0,5

0,0
M Neonatal M Neonatal M Post Mortalidad
Precoz Tardía Neonatal Infantil

Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

En relación al cumplimiento de uno de los objetivos de este estudio que es “evaluar el estado de
avance en el cumplimiento de las metas sanitarias en Chile, relacionadas con la equidad en salud,
en particular la situación de la Mortalidad Infantil según nivel de escolaridad de la madre, para el
período 2001-2003”, se puede decir que, no obstante la disminución de la mortalidad infantil
a nivel global la brecha entre grupos educacionales extremos ha aumentado de 2,6 a 3,0 lo que
en términos porcentuales representa un aumento de un 15%.

El primer objetivo de impacto relacionado con la mortalidad infantil propuesto en los objetivos
sanitarios para el periodo 2000-2010, plantea: “Reducir en un 10% el diferencial de mortalidad
infantil entre hijos de madres de grupos educacionales extremos”. Dado que la brecha de
mortalidad para el trienio 1998-2000 era de 2.6, en términos concretos esta meta significaba
reducir a 2,34 (2,6-0,26=2,34) el diferencial de mortalidad infantil entre hijos de madres de
grupos educacionales extremos.

Según el análisis realizado con la información correspondiente al trienio 2001-2003, para


alcanzar la meta propuesta23 es necesario reducir el diferencial de mortalidad infantil entre
grupos extremos de 3 a 2,34. En términos porcentuales esto representa una reducción de 25%
en el diferencial entre grupos extremos al año 2010.

Bajo el supuesto de mantener constante la mortalidad infantil observada en el último trienio


de los niños de madres con mayor escolaridad, es decir, 5 por mil NV, la mortalidad infantil de
madres con menos escolaridad debe reducirse de 15,1 a 11,7 por mil NV.

23 Objetivos Sanitarios 2000-2010.

45
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

4. 2. 2. Inequidades relacionadas con las causas de muerte


La tasa de mortalidad infantil por grupos de causas también varían de acuerdo al nivel
socioeconómico, con una clara tendencia de mayor mortalidad en los niveles más bajos de
escolaridad de la madre para todos los grupos de causas que son catalogadas como “evitables”
o reducibles 24 25 (figura 27).

Figura 27: Mortalidad Infantil por causas y nivel de instrucción de la madre. Chile, años 2001-2003.

Anom congen Respiratorias Mal definidas Perinatales

Resto Traumas Infecciosas


7
6,45
Tasas de Mortalidad Infantil

5 4,57 4,49
4,30
4,03 4,07
4 3,87

3,38
3,21
3,03
3
2,46
2,06
2 1,88
1,74
1,61
1,32
1,19
1,07
1 0,81
0,93
0,56 0,54
0,67 0,65 0,71
0,51
0,32 0,35 0,29
0,18 0,24 0,22 0,21 0,13 0,06
0
Sin escolaridad 1 a 6 años 7 a 9 años 10 a 12 años 13 y + años

Fuente: MINSAL, DEIS: Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

Según se observa en la tabla 16 los mayores riesgos relativos, entre los grupos extremos de
escolaridad (hasta 3 años versus 13 y más años de estudio) para los años 1998-2000, están
en las causas: Enfermedades respiratorias (10,1); causas mal definidas (6,1); Traumatismos
(7,0) y enfermedades infecciosas (4,3) lo que da un total de 680 muertes atribuibles a estas
causas. Sin embargo, el análisis por riesgo atribuible poblacional muestra que después de las
enfermedades respiratorias, son las anomalías congénitas y las causas perinatales las de mayor
relevancia, seguidas muy de cerca por las causas mal definidas y los traumatismos, pero restando
relevancia a la educación de la madre como factor de riesgo modificable en este aspecto para
las enfermedades infecciosas.

24 Taucher E. Mortalidad desde 1975 a 1995. Tendencias y causas. CELADE, Serie A, No. 162, 1978. p. 14-5.
25 Taucher E, Jofré I: Mortalidad infantil en Chile: el gran descenso. Rev Med Chile 1997; 125: 1225-35.

46
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 16: Tasa de mortalidad infantil, Riesgo Relativo entre grupos extremos de escolaridad
materna y muertes atribuibles según causas de fallecimiento. Chile 1998-2001.

Riesgo
Tasa N° Riesgo Atribuible Muertes
Causas Mortalidad defunciones Relativo* Poblacional Atribuibles
Infantil %**
Causas perinatales (P000 P96X) 3,7 2.797 1,9 24,5 685
Anomalías Congénitas (Q000-Q99X) 3,3 2.512 1,8 20,6 516
Enfermedades Respiratorias (J000-J99X) 1,1 849 10,1 49,9 423
Causas Mal definidas (R000-R99X) 0,7 565 6,1 27,1 153
Resto de las causas 0,6 426 2,2 6,2 26
Traumatismos (S000-Y89X) 0,5 365 7,0 22,0 80
Enfermedades Infecciosas (A000-B99X) 0,3 251 4,3 9,6 24
Total 10,3 7.765 2,6 61,5 1.908
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

• Riesgo Relativo: Riesgo Relativo (compara niños fallecidos de madres con hasta 3 años de escolaridad
versus hijos de madres con 13 y más años de estudios).

• ** Riesgo atribuible poblacional porcentual (RAP%): Esta medida permite estimar la proporción de
enfermedad en la población que es explicada por la exposición al factor estudiado.

El trienio 2001-2003 muestra una situación menos favorable aún que lo observado en el periodo
anterior, (tabla 17). Se constata un aumento importante del Riesgo Relativo en las causas Mal
definidas (de 6,1 a 13,5); enfermedades respiratorias (10,1 a 12,7) y enfermedades Infecciosas
(4,3 a 11,7), lo que significa un total de 455 muertes atribuibles a estas causas. El riesgo por
traumas es la única causa en la cual se observa una disminución importante del diferencial entre
grupos extremos de escolaridad en los períodos observados de 7,0 a 3,7.

Tabla 17: Tasa de mortalidad infantil, Riesgo Relativo entre grupos extremos de escolaridad
materna y muertes atribuibles según causas de fallecimiento. Chile 2001-2003.

Riesgo
Tasa N° Riesgo Atribuible Muertes
Causas Mortalidad
defunciones Relativo* Poblacional Atribuibles
Infantil %**
Causas perinatales (P000 P96X) 3,2 2.365 1,5 30,0 380
Anomalías Congénitas (Q000-Q99X) 2,8 2.052 2,5 57,5 703
Enfermedades Respiratorias (J000-J99X) 0,6 607 12,7 73,1 185
Causas Mal definidas (R000-R99X) 0,8 415 13,5 71,0 338
Resto de las causas 0,5 384 3,7 32,2 57
Traumatismos (S000-Y89X) 0,1 151 3,7 26,1 3
Enfermedades Infecciosas (A000-B99X) 0,2 84 11,7 19,2 32
Total 8,4 6.058 3,0 83,6 1.698
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

47
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

4. 2. 3. Desigualdades geográficas
Panorama Regional
Los logros alcanzados a nivel regional en materia de mortalidad infantil revelan una importante
heterogeneidad territorial, destacando la realidad de un conjunto de regiones situadas a una
mayor distancia de la tasa de mortalidad infantil del país.

En efecto, para los años 1998 - 2000 la mortalidad de los menores de un año alcanzaba al 9,9
por 1.000 nacidos vivos, con importantes diferencias a nivel regional. Las mayores tasas de
mortalidad infantil en el periodo ya mencionado, fueron en la Región de Atacama (III) y en la
Región de Aysén (XI), con tasas de 13,8 y 12,6 por mil nacidos vivos respectivamente.

Para los años 2001 al 2003, el análisis establece que la mortalidad para el país disminuye a 8,2
por mil nacidos vivos, es decir, una reducción de un 18% aproximadamente. Cabe destacar que
las regiones con los mayores logros en disminuir la mortalidad infantil son las de Tarapacá y
Aysén (tabla 18).

Tabla 18: Mortalidad infantil por Región. Chile, trienios 1998-2000 y 2001-2003, ordenada según
magnitud de las tasas del período 1998-2000.

Tasa de mortalidad infantil por 1.000 N.V.


Región
1998-2000 2001-2003 Diferencia (%)
III Tarapacá 13,8 9,3 32,6
XI Aisén Gral. C. Ibáñez del Campo 12,6 9,0 28,6
II Antofagasta 11,9 9,3 21,8
VIII Bio Bio 11,5 9,3 19,1
IV Coquimbo 11,1 9,1 18,0
X Los Lagos 10,9 9,4 13,8
IX Araucanía 10,8 10,1 6,5
VI Libertador Bernardo Ohiggins 10,5 9,1 13,3
I Atacama 10,2 8,1 20,6
V Valparaíso 10,2 7,8 23,5
VII Maule 10,2 7,9 22,5
R Metropolita de Santiago 9,3 7,7 17,2
XII Magallanes y Antártica Chilena 9,2 9,4 -2,2
País 9,9 8,2 17,2
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

Otros cambios importantes se observan en las regiones de Valparaíso (23,2%), del Maule (22,7%)
y de Tarapacá (20,7%), con disminuciones de más de 20% en la tasa de mortalidad infantil,
entre los periodos observados.

La Región de Magallanes y de la Antártica Chilena (XII), con la menor tasa de mortalidad infantil
(9,2 por 1.000 N.V.) en el trienio 1998-2000, presenta un leve aumento entre el 2001-2003,
alcanzando el valor de 9,4 por mil nacidos vivos.

48
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Finalmente, es importante explicitar que la Región de La Araucanía (IX), es la que presenta


la menor disminución en la tasa de mortalidad infantil (6,5%), siendo la única región que
actualmente tiene una tasa de mortalidad infantil mayor de 10 por 1.000 NV.

Dada la gran heterogeneidad que existe en el país en relación a la dimensión tamaño de la


población a nivel comunal, que oscila entre 300 y más de 600.000 habitantes, el análisis de
la mortalidad infantil a este nivel territorial reviste especial importancia, constituyéndose en un
instrumento orientador para las decisiones políticas, inversiones e implementación de planes y
programas a nivel de comunal que corresponde al nivel político administrativo mas desagregado
del país.

Observando el periodo de los últimos 5 años para los cuales se dispone de información oficial,
1999 al 2003 y utilizando los nacidos vivos del año 2001 (punto medio del quinquenio) se
calcularon las tasas de mortalidad infantil. A continuación se describen los hallazgos más
importantes.

En 17 comunas, la tasa de mortalidad infantil es cero, es decir, en el periodo de los cinco años
observados no falleció ningún niño menor de un año. Si bien es cierto, en términos generales
se puede decir que esta situación es positiva, no es menos cierto que esta situación en términos
objetivos es irreal y es necesario identificar los distintos contextos en los que ocurre..

En primer lugar, en tres de las 17 comunas que corresponden a Ollagüe, Río Verde y Timaukel,
durante el año 200126 no se registra nacimientos, por lo tanto no pueden tampoco registrarse
muertes de menores de 1 año. Además es importante explicitar, que en estas tres comunas la
población estimada para 2001 es menor a 500 habitantes.

En segundo lugar, en seis de las 17 comunas que corresponden a las comunas de Laguna Blanca;
Juan Fernández, Torres del Paine, San Gregorio y General Lagos (tabla 19), en el quinquenio
observado, nacieron menos de 10 niños, lo que en términos de tasa significa que el universo
potencial para que ocurra un fallecimiento es muy bajo. Complementariamente, en estas
comunas de muy baja densidad poblacional, -menos de 1.300 habitantes- las tasas son muy
sensibles, ya que basta que ocurra un fallecimiento para que esta cifra cambie de 0 a valores
muy altos, comparados con el promedio país que es levemente superior a ocho por mil nacidos
vivos.

En tercer lugar, en las demás comunas que no registran mortalidad infantil, se identifican dos
grupos. Hay 6 comunas con menos de 6.000 habitantes que registran más de 20 nacimientos
en el año 2001 y ningún menor fallecido, estas son Guaitecas, Futaleufú, Quilaco, Paiguano,
Cochamó y Papudo, y otras dos, Pozo Almonte y Puerto Natales, comunas de tamaño medio,
con más de 10.000 habitantes, en las cuáles, no obstante que nace un número importante de
niños, 190 y 245 nacidos vivos respectivamente, ninguno muere antes de cumplir el año de
vida. Estas comunas representan la situación ideal. Dado que algunas de ellas son comunidades
expuestas a climas muy duros, en situaciones de aislamientos geográficos y también alejados de
grandes ciudades, probablemente representen ejemplos de buenas prácticas en la atención de su

26 Para calcular la tasa de mortalidad infantil entre el periodo 1999 al 2003 se utilizó como denominador los nacidos vivos del año 2001, que corresponde al punto medio del
periodo observado.

49
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

población, especialmente de los niños. Sin embargo, es necesario considerar que pueden existir
problemas de registro y que algunas de sus defunciones queden erróneamente asignadas a las
ciudades más cercanas donde hay centros de atención de mayor complejidad u hospitales.

Tabla 19: Comunas con tasa de mortalidad infantil cero, Chile 1999-2003.

Nacidos vivos
Comuna Población año 2001
año 2001
Ollague 318 0
Rio Verde 364 0
Timaukel 457 0
Laguna Blanca 664 2
Juan Fernández 665 5
Torres Paine 787 1
San Gregorio 1.129 2
Gral Lagos 1.202 7
Camarones 1.278 1
Guaitecas 1.612 21
Futalelfu 1.859 28
Quilaco 4.003 44
Paiguano 4.270 73
Cochamo 4.414 63
Papudo 5.021 69
Pozo Almonte 11.668 190
Natales 19.568 245
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1999 al 2003

En contraste a lo anterior, en las comunas de Tortel y Primavera se observan tasas de mortalidad


infantil excesivamente altas, 100 y 633 niños por cada mil nacidos vivos. Sin embargo, esta
situación, debe ser descrita cuidadosamente, ya que se explica por el hecho de que son
comunas con menos de 1.000 habitantes y el número de nacidos vivos es menor de 10 niños,
por lo tanto la muerte de un solo menor eleva notablemente la tasa (tabla 20).

Tabla 20: Comunas pequeñas con tasas de mortalidad infantil elevada, Chile 1999-2003.

Nacidos vivos año 2001 Fallecidos entre el año Tasa de mortalidad


Comuna 1999 y 2003 infantil x 1000
Tortel 532 4 100

Primavera 991 6 633


Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1999 al 2003

Para el resto de las 321 comunas del país, las tasas de mortalidad infantil presentan una gran
heterogeneidad, variando entre 1 y 43 por cada mil nacidos vivos.

50
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Para facilitar entonces, el análisis de las desigualdades existentes a nivel comunal se creó la
variable “quintil de tasa de mortalidad infantil” que permite clasificar a la totalidad de las
comunas en cinco grupos de igual número. En el primer quintil, se agrupan las comunas con las
tasas de mortalidad infantil más bajas y el quinto corresponde al conjunto de comunas con las
tasas de mortalidad infantil más altas. La siguiente tabla 21 muestra las características generales
de cada quintil de mortalidad infantil.

Tabla 21: Características de las comunas ordenadas según quintiles de tasa de mortalidad infantil.

Quintil según tasa Tasa de Mortalidad Infantil


Número de
de mortalidad Población
Promedio Tasa mínima Tasa máxima comunas
infantil

I 5,0 1,4 6,9 64 1.813.981


II 7,8 6,9 8,5 64 4.513.052
III 9,1 8,5 9,8 64 5.296.689
IV 10,8 9,8 12,3 65 2.878.427
V 16,7 12,4 42,9 64 1.074.375
Total 8,2 1,4 42,9 321,0 15.576.524
Fuente: Elaboración propia en base a Estadísticas Vitales y Estimaciones de Población

El promedio de la mortalidad infantil varía desde 5 por mil nacidos vivos hasta aproximadamente
17 por mil nacidos vivos en las comunas correspondientes al quintil con las más altas tasas de
mortalidad infantil.

Es importante observar la gran heterogeneidad en la población de cada quintil, considerando


que en cada grupo el número de comunas es el mismo (64), con la excepción del cuarto quintil
que agrupa a 65 comunas. La mayor cantidad de población se agrupa en torno a las comunas
del tercer quintil, cuya tasa promedio de mortalidad infantil es cercana a la media país, de 9 por
mil nacidos vivos.

Debido a la ausencia de datos de ingreso económico en el certificado de defunción, en general


la relación de inequidad que existe entre mortalidad infantil y nivel socioeconómico del entorno
en el cual de desarrollan los niños, se analiza considerando los años de estudios de padre y
madre del menor.

51
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

En este sentido se debe considerar que el análisis de la mortalidad a nivel comunal, se realizó
incorporando la variable de ingreso per-cápita autónomo del hogar27. Cuando se analiza la
relación entre la tasa de mortalidad infantil y el ingreso promedio de los hogares de las comunas
según quintil de mortalidad infantil (figura 28) se observa que hay una clara relación entre
el ingreso de los hogares de las comunas y la mortalidad infantil, de manera que el quintil de
comunas con mayor mortalidad infantil tiene el menor ingreso promedio, el cual aumenta hacia
los quintiles con menores mortalidades infantiles. Este hallazgo, además de ratificar la relevancia
del entorno socioeconómico, permite confirmar las asociaciones con el nivel de educación de
la madre, proxy más utilizado como medida del nivel socioeconómico en Chile, a falta de otros
indicadores directos.

Figura 28: Ingreso promedio de los hogares y mortalidad infantil por comuna según quintiles de
mortalidad infantil. CASEN 2003.

Miles de
X Mil NV Tasa de M,Infantil Ingreso Promedio M$ Pesos
18 350

16
300
14

12 250

10
200
8

6 150

4
100
2

0 50
I II III IV V
Quntil de Tasa de Mortalidad Infantil

Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

27 Incluye los ingresos derivados del trabajo de todas las personas económicamente activas del hogar divido por el total de personas que viven juntas.
Fuente: Encuesta CASEN 2003.

52
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

4. 2. 4. Esperanza de Vida según nivel de educación


Como es ampliamente conocido, la esperanza de vida es considerada como uno de los
indicadores que reflejan la situación de salud de una población. En nuestro país, la esperanza
de vida al nacer, para el periodo 2000 - 2005 ya sobrepasó los 77 años, estando para las mujeres
por sobre los 80. Sin embargo, estos beneficios no se distribuyen de igual manera entre nuestra
población.

La tabla 22 muestra la esperanza de vida prevista a los 20 años de hombres y mujeres según su
nivel educacional. Las personas con menos educación presentan una esperanza de vida inferior
a las con más educación, diferencias que van desde 51,8 años a 63,8 en los hombres y 57,2 a
66,8 en las mujeres. Por otra parte, la esperanza de vida aumentó en un año en ambos sexos
durante el periodo estudiado, pero este aumento es distinto según los años de estudios. En los
hombres sin educación se observa más bien una disminución de 0,1 años, mientras que en los
con más escolaridad el aumento es de 1,6 años. En las mujeres la tendencia también es clara: a
mayor escolaridad mayor aumento en la esperanza de vida.

El cambio de la esperanza de vida en función de la edad temporaria entre los 20-70 años para
hombres y mujeres (tabla 23) entre los dos periodos observados, muestra un descenso de la
expectativa de vida en hombres y mujeres sin educación, mientras que en el grupo de más
educación hay un aumento de 0,2 y 0,1 años para hombres y mujeres respectivamente. En
otras palabras, las expectativas de vida temporaria del grupo de los hombres sin educación
disminuyeron en 0,5 años y en el grupo de más educación aumentaron en 0,2 años. En el caso
de las mujeres, las tendencias son las mismas pero las magnitudes son menores.
Estas diferencias están medidas en el universo y por ello, aunque pequeñas, resultan
significativas.

53
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 22: Evolución de la esperanza de vida a los 20 años según nivel de escolaridad y sexo. Chile
1985 a 2003.

Esperanza de vida a los 20 Años E(20), según escolaridad

Periodo Total Sin 1-8 años 9-12 años 13 y+ años


educación
Hombres
1985-87 51,3 45,9 50,0 52,9 56,9
1990-92 53,2 47,2 51,5 55,0 58,8
1995-97 54,0 49,5 53,6 53,3 54,3
1998-00 54,8 51,9 51,6 55,8 62,2
2001-03 55,8 51,8 51,6 57,1 63,8
Cambio 98-03 1,0 -0,1 0,0 1,3 1,6
Mujeres
1985-87 57,4 52,1 56,7 61,0 60,4
1990-92 58,7 52,6 57,8 61,8 62,8
1995-97 59,6 55,9 59,2 60,5 59,7
1998-00 60,5 56,8 58,3 62,4 65,7
2001-03 61,5 57,2 58,7 63,6 66,8
Cambio 98-03 1,0 0,4 0,4 1,2 1,1
Fuente: MINSAL-DEIS, Estadísticas Vitales, 1985 al 2003

Tabla 23: Evolución de la esperanza de vida de 20-70 años según nivel de escolaridad y sexo.
Chile 1985 a 2003.

Esperanza de vida temporaria: E(20-70)


Hombres Total Sin 1-8 años 9-12 años 13 y+ años
educación
1985-87 44,5 40,4 43,9 45,3 47,1
1990-92 45,5 40,8 44,5 46,4 47,8
1995-97 45,8 41,8 45,6 45,8 46,4
1998-00 46,0 43,5 44,4 46,4 48,5
2001-03 46,3 43,0 44,4 46,7 48,7
Cambio 98-03 0,3 -0,5 0,0 0,3 0,2
Mujeres Total Sin 1-8 años 9-12 años 13 y+ años
educación
1985-87 47,2 44,5 46,9 48,0 48,1
1990-92 47,6 44,4 47,2 48,3 48,6
1995-97 47,8 45,7 47,8 47,9 47,9
1998-00 48,0 46,0 47,4 48,3 49,2
2001-03 48,2 45,7 47,5 48,5 49,3
Cambio 98-03 0,2 -0,3 0,1 0,2 0,1
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1985 al 2003

Es ampliamente reconocido que la esperanza de vida de las mujeres es mayor que la de los
hombres. En la tabla 24, se observa que esta diferencia ha disminuido entre los años 1985
al 2003, de 2,7 a 1,9 años, para toda la población. Al interior de los grupos según nivel de
educación, las mayores diferencias se observan en las personas sin educación con una reducción
de la brecha desde 4,1 años en trienio 1985-1987 a 2,7 en el trienio 2001-2003. En los grupos
de mayor educación, todos muestran la tendencia a la reducción de la brecha, aunque la
velocidad ha sido menor en los últimos años.

54
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 24: Diferencia en años de la esperanza de vida temporaria entre mujeres y hombres adultos
de 20 a 70 años, según nivel de escolaridad. Chile, 1985 a 2003.

Diferencia en años de Esperanza de Vida de 20 a 70 años entre Mujeres y Hombres


Diferencia Nivel de Escolaridad
Periodos Total en
años Sin 1-8 años 9-12 años 13 y+ años
educación
1985-87 2,7 4,1 3,0 2,7 1,0
1990-92 2,1 3,6 2,7 1,9 0,8
1995-97 2,0 3,9 2,2 2,1 1,5
1998-00 2,0 2,5 3,0 1,9 0,7
2001-03 1,9 2,7 3,1 1,8 0,6
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1985 al 2003

4. 2. 5. Mortalidad de la población mayor de 20 años según causa y


nivel de educación
Con respecto de las tasas de mortalidad según nivel educacional y grupo etáreo, para el periodo
1985-2003, se observa que en general hay una tendencia a la reducción, situación que se repite
en casi todos los grupos etáreos en las mujeres, especialmente sobre 65 años. Sin embargo, en los
hombres, se pueden distinguir dos claras tendencias, la primera dice relación con un incremento
o estancamiento de la mortalidad en los grupos con menos de 9 años de educación, la segunda
corresponde a una reducción de las tasas de mortalidad en los grupos con mayor escolaridad.
Es posible plantear que aquellas personas con menor nivel de educación son aquellos que
conforman las cohortes poblacionales de mayor edad y que ahora están falleciendo. Por otra
parte, es importante explicitar que a diferencia de lo planteado para la mortalidad infantil, la
comparación con el grupo de personas “sin escolaridad” todavía es válida ya que se trata de un
amplio grupo de la población.

El efecto neto es que las brechas en las tasas de mortalidad entre grupo extremos de educación
crecen entre los trienios, tanto para hombres como para las mujeres (tabla 25). Así, en el
trienio 85-87, en la cohorte de hombres de 20 a 44 años, la tasa de los sin educación fue 8,9
veces mayor a las tasa del grupo mas educado, diferencia que incrementó a 11 veces en el
trienio 01-03. Esta situación se repite para los 3 grupos de escolaridad y en ambos sexos de
manera consistente, explicando el menor crecimiento de las esperanza de vida en los grupos
menos educados.

55
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 25: Mortalidad general (por 100.000) según grupos de edad y nivel de educación. Chile
periodo 1985-2003.

20 a 44 años 45 a 64 años 65 y más años


Hombres
85-87 90-92 95-97 98-00 01-03 85-87 90-92 95-97 98-00 01-03 85-87 90-92 95-97 98-00 01-03

Sin educación 6,2 7,6 6,5 4,1 5,4 13,6 14,3 11,7 10,0 10,3 67,9 68,3 57,0 57,8 52,8

1 a 8 años 2,6 2,0 2,3 3,0 3,3 10,9 5,8 9,0 10,8 11,2 59,3 33,2 59,0 64,6 65,7

9 a 12 años 1,7 1,5 1,7 1,7 1,6 12,2 8,1 9,1 6,2 5,9 69,0 54,3 64,4 49,1 41,3

13 y más años 0,7 0,7 1,1 0,5 0,5 5,5 5,0 8,5 2,9 2,4 50,9 42,9 68,8 27,9 21,0
Brecha del
trienio 8,9 10,9 5,9 8,2 10,8 2,5 2,9 1,4 3,5 4,3 1,3 1,6 0,8 2,1 2,5
20 a 44 años 45 a 64 años 65 y más años
Mujeres
85-87 90-92 95-97 98-00 01-03 85-87 90-92 95-97 98-00 01-03 85-87 90-92 95-97 98-00 01-03

Sin educación 3,1 2,9 2,4 2,0 2,7 9,8 9,0 6,6 6,3 6,0 65,0 93,6 52,0 51,1 46,6

1 a 8 años 1,1 0,8 0,8 1,1 1,1 6,1 3,5 5,0 5,9 6,0 42,9 35,1 43,1 47,4 48,4

9 a 12 años 0,7 0,7 0,7 0,6 0,6 4,8 4,7 4,3 3,0 3,0 37,8 47,6 36,9 29,4 23,6

13 y más años 0,4 0,4 0,4 0,2 0,2 3,4 4,6 4,6 1,5 1,3 40,6 47,0 46,3 18,2 12,9
Brecha del
trienio 7,8 7,3 6,0 10,0 13,5 2,9 2,0 1,4 4,2 4,6 1,6 2,0 1,1 2,8 3,6

Adicionalmente, se hizo el análisis según causas específicas de muerte por sexo y nivel de
escolaridad alcanzado, comparando ambos periodos28.

En las tablas 26, 27,28, 29, 30 y 31 se muestran las brechas en la mortalidad por los distintos
tipos de cáncer según nivel de educación para toda la población mayor de 20 años y por sexo,
para los trienios 1998-2000 y 2001-2003. Llama la atención, la enorme magnitud de las brechas
en tumores que son de alta incidencia entre nuestra población, como vesícula, estómago, cuello
del útero y próstata. Las causas con las mayores brechas en el trienio 98-00 se mantienen
similares y se agrega el cáncer de mama.

Desde hace un tiempo, la literatura específica ha documentado que los tumores que ocupan los
primeros lugares según la magnitud de la brecha, el cáncer de vesícula y de estómago, ambos
con incidencias nacionales entre las más altas del mundo, afectan con mayor frecuencia a
población de menor nivel socioeconómico, situación que no tiene un correlato biológico y que
requiere mayor estudio en nuestro país.

El análisis cuidadoso de esta lista puede dar pistas que permitan definir intervenciones específicas
y dirigidas a grupos poblacionales de mayor riesgo, como por ejemplo el cáncer de la piel, con
factores de riesgo asociados al trabajo de personas expuestas a la radiación solar sin protección.

En el caso de las mujeres, el cáncer de cuello de útero muestra que la brecha entre mujeres con
y sin educación es aún muy amplia. Este es un problema de salud que cuenta con estrategias
de prevención efectivas si la población las utiliza; por ello, insistir en identificar y eliminar las
barreras para el acceso de las mujeres al examen de diagnóstico precoz del cáncer cervicouterico
(PAP) sigue siendo una prioridad en nuestro país.

28 Para asegurar la comparabilidad, este cálculo se realizo para los dos trienios, utilizando los mismos códigos CIE-10.

56
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 26: Brechas de mortalidad por cánceres según nivel de educación. Chile trienio 1998-2000
ordenadas según Riesgo Relativo (RR).

Población total 1998-2000 RR sin


Causa y código CIE-10 Tasas de mortalidad según cáncer y años de estudio escolaridad
v/s 13 y+
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total años
Vesícula (C23-C24;D376) 62,1 34,0 7,9 2,3 18,9 27,1
Estómago (C16) 93,7 55,6 13,7 4,4 31,0 21,1
Cuello del útero (C53-C55) 24,1 16,2 5,3 1,5 9,4 16,5
Próstata (C61) 32,6 22,3 6,6 3,1 12,9 10,5
Piel (C43-C44) 6,9 4,0 1,6 0,7 2,5 10,0
Hígado (C22) 14,5 11,9 4,1 2,0 7,0 7,3
Colon (C18) 15,8 12,6 5,6 3,1 8,1 5,0
Mieloma múltiple (C90) 4,1 5,1 2,1 0,9 3,1 4,6
Pulmón (C33-C34) 25,9 31,4 13,3 6,4 19,1 4,1
Riñón y pelvis (C64-C66;C68) 5,4 7,8 2,9 1,5 4,5 3,7
Mama (C50) 14,2 15,8 8,2 4,0 10,4 3,5
Leucemia (C91-C95) 5,6 6,4 3,8 1,9 4,4 2,9
Linfoma (C81-C85;C96) 6,3 7,2 4,2 2,3 5,0 2,7

Tabla 27: Brechas de mortalidad por cánceres para HOMBRES según nivel de educación. Chile
trienio 1998-2000 ordenadas según Riesgo Relativo (RR).

Hombres, 1998-2000 RR sin


escolaridad
Causa y código CIE-10 Tasas de mortalidad según cáncer y años de estudio
v/s 13 y+
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total años
Estómago C16 120,9 77,5 19,0 6,4 41,8 18,9
Vesícula (C23-C24;D376) 28,7 18,3 5,2 1,7 10,2 17,0
Próstata (C61) 72,3 46,8 13,5 6,1 26,5 11,8
Mama (C50) 0,5 0,3 0,2 0,1 0,2 7,5
Piel (C43-C44) 6,6 4,7 1,8 1,0 2,9 6,6
Hígado (C22) 14,8 13,1 5,2 2,9 8,0 5,0
Mieloma múltiple (C90) 3,9 5,0 2,3 1,1 3,1 3,5
Pulmón (C33-C34) 34,0 44,6 18,6 9,7 26,7 3,5
Leucemia (C91-C95) 6,6 6,5 4,3 2,2 4,7 3,0
Colon (C18) 10,1 9,2 5,2 3,8 6,6 2,7
Riñón y pelvis (C64-C66;C68) 5,5 10,1 4,1 2,3 5,9 2,4
Linfoma (C81-C85;C96) 6,4 7,3 4,8 3,0 5,4 2,1

57
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 28: Brechas de mortalidad por cánceres para MUJERES según nivel de educación. Chile
trienio 1998-2000, ordenadas según Riesgo Relativo (RR).

Mujeres, 1998-2000 RR sin


escolaridad
Causa y código CIE-10 Tasas de mortalidad según cáncer y años de estudio
v/s 13 y+
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total años
Vesícula (C23-C24;D376) 89,7 48,2 10,6 2,9 27,2 30,7
Estómago C16 71,3 35,6 8,5 2,4 20,7 29,4
Cuello del útero (C53-C55) 43,8 31,0 10,5 3,0 18,4 14,8
Hígado (C22) 14,2 10,8 3,0 1,0 6,1 14,2
Riñón y pelvis (C64-C66;C68) 5,3 5,8 1,8 0,6 3,2 9,4
Colon (C18) 20,4 15,6 6,0 2,5 9,7 8,3
Pulmón (C33-C34) 19,2 19,5 8,2 3,0 11,9 6,5
Mieloma múltiple (C90) 4,4 5,3 1,8 0,7 3,0 6,3
Linfoma (C81-C85;C96) 6,1 7,0 3,7 1,6 4,6 3,8
Mama (C50) 25,4 30,0 15,9 8,1 20,1 3,1
Leucemia (C91-C95) 4,8 6,3 3,2 1,6 4,1 2,9
Piel (C43-C44) 7,2 3,4 1,4 0,4 2,2 2,3

Tabla 29: Brechas de mortalidad por cánceres según nivel de educación. Chile trienio 2001-2003,
ordenados según Riesgo Relativo (RR).

Población total, 2001-2003 RR sin


escolaridad
Causa y código CIE-10 Tasas de mortalidad según cáncer y años de estudio
v/s 13 y+
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total años
Mama (C50) 55,8 38,5 7,8 2,0 18,8 28,5
Vesícula (C23-C24;D376) 89,5 60,3 13,1 3,9 30,1 23,1
Hígado (C22) 21,4 16,5 4,8 1,1 8,5 19,8
Cuello de útero (C53-C55) 35,0 26,3 6,3 2,9 13,4 11,9
Próstata (C61) 7,3 4,5 1,5 0,9 2,6 8,3
Linfoma (C81-C85;C96) 12,0 13,0 4,2 1,8 6,9 6,8
Mieloma múltiple (C90) 7,1 7,8 3,4 1,1 4,5 6,5
Estómago C16 32,4 36,0 13,4 5,6 19,9 5,8
Piel (C43-C44) 5,0 6,2 2,0 0,9 3,3 5,5
Pulmón (C33-C34) 15,4 16,0 5,6 3,0 8,9 5,2
Colon (C18) 13,5 18,0 8,0 3,2 10,4 4,2
Riñón y pelvis (C64-C66;C68) 7,2 8,0 4,0 1,8 4,9 4,1
Leucemia (C91-C95) 6,6 8,8 4,3 1,7 5,3 4,0

58
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 30: Brechas de mortalidad por cánceres para HOMBRES según nivel de educación. Chile
trienio 2001-2003 ordenadas según Riesgo Relativo (RR).

Hombres, Chile, 2001-2003 RR sin


escolaridad
Causa y código CIE-10 Tasas de mortalidad según cáncer y años de estudio
v/s 13 y+
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total años
Vesícula (C23-C24;D376) 124,8 84,7 18,3 5,4 41,0 23,0
Colon (C18) 28,5 21,0 5,2 1,9 10,4 15,3
Estómago C16 76,9 55,5 12,8 5,8 27,6 13,3
Próstata (C61) 0,3 0,3 0,2 0,0 0,2 12,0
Piel (C43-C44) 8,2 5,3 1,9 1,2 3,1 6,9
Mama (C50) 44,1 49,2 18,3 8,1 26,8 5,5
Linfoma (C81-C85;C96) 8,4 10,3 5,1 1,9 6,1 4,4
Mieloma múltiple (C90) 4,4 5,8 2,2 1,2 3,2 3,7
Hígado (C22) 9,6 13,9 5,5 2,6 7,7 3,7
Riñón y pelvis (C64-C66;C68) 7,2 8,6 4,3 2,2 5,3 3,4
Leucemia (C91-C95) 6,5 8,8 4,9 2,1 5,5 3,1
Pulmón (C33-C34) 8,8 13,2 5,9 4,0 7,9 2,2

Tabla 31: Brechas de mortalidad por cánceres para MUJERES según nivel de educación. Chile
trienio 2001-2003 ordenadas según Riesgo Relativo (RR).

Mujeres, Chile 2001-2003 RR sin


escolaridad
Causa y código CIE-10 Tasas de mortalidad según cáncer y años de estudio
v/s 13 y+
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total años
Vesícula (C23-C24;D376) 78,5 54,3 10,3 2,1 26,7 38,2
Mama (C50) 60,1 38,4 8,1 2,3 19,6 26,5
Mieloma múltiple (C90) 6,1 5,6 1,7 0,2 2,9 24,9
Cuello de útero (C53-C55) 39,2 31,3 9,4 2,2 16,6 17,9
Hígado (C22) 14,1 12,1 2,8 0,9 6,1 15,3
Pulmón (C33-C34) 20,9 18,5 5,4 1,9 9,8 10,7
Riñón y pelvis (C64-C66;C68) 5,5 6,6 1,8 0,6 3,4 8,5
Colon (C18) 22,6 24,1 8,6 3,1 13,3 7,3
Linfoma (C81-C85;C96) 6,7 8,8 3,7 1,2 5,0 5,6
Leucemia (C91-C95) 7,2 7,5 3,6 1,4 4,6 5,1
Estómago C16 24,5 33,8 15,4 6,5 20,1 3,8
Piel (C43-C44) 6,6 3,9 1,1 0,6 2,2 2,3

Realizando el mismo análisis para las otras causas de muerte, también para la población mayor
de 20 años (tablas 32, 33, 34, 35, 36 y 37) excluyendo los tumores, se observan también brechas
de enorme magnitud entre los grupos educacionales, confirmándose además que corresponden
a diagnósticos en los cuáles la asociación con desventajas sociales están siendo documentada
en la bibliografía médica como son la demencia, las enfermedades respiratorias agudas y
los accidentes cerebrovasculares en ambos trienios. Si bien en este ranking el orden cambia
levemente de un trienio a otro, las causas involucradas son las mismas, entregando elementos
para diseñar estrategias de intervención específicas que permitan cambiar esta situación.

59
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Las infecciones respiratorias agudas29 (IRA), la cardiopatía isquémica y las enfermedades


cerebrovasculares, las tres causas con las mayores tasas de mortalidad en la población sin
educación y con brechas muy amplias con respecto de los mas aventajados, son todos
problemas de salud en que la literatura ya muestra algunas evidencias que permiten relacionar
las condiciones de vida y el stress asociado a las situaciones de desventaja social con el daño
fisiológico que puede desencadenar estos problemas. El abordaje desde la perspectiva de los
determinantes sociales de la salud en las políticas públicas y en las políticas de salud puede
representar una forma de intervenir estos problemas para disminuir y eliminar estas brechas.

Los accidentes de tránsito, causa que lidera las brechas en el último trienio estudiado, cobra
mayor importancia cada día en Chile y se observa que es un problema principalmente de
los hombres, probablemente adultos jóvenes quienes contribuyen principalmente a esta
desigualdad. Este elemento debe orientar las intervenciones en esta área.

En el análisis de estas brechas, es posible argumentar que estas comparaciones pueden estar
distorsionadas por las edades de los individuos y el tamaño de los grupos en cada tramo de
educación que se presenta. Sin embargo, es necesario considerar que el análisis se realiza
sobre la población mayor de 20 años, es decir, sobre los individuos que alcanzaron su mayor
nivel educacional.

En el anexo 4 se incluyen las tablas con las edades promedio, el rango de edad y el número de
fallecidos para cada categoría educacional y para cada sexo en las causas seleccionadas que se
presentan.

Resulta interesante observar que las edades promedio muestran que en la mayoría de las
causas, los fallecidos de mayor educación tienen promedios de edad menores que los de menor
educación, situación que se esperaba resultara en el sentido inverso, dado que la esperanza de
vida de la población chilena, en el nivel nacional, ha crecido sobretodo por el aumento de la
expectativa de vida del población de mayor educación. Se necesitarán otros análisis para buscar
una explicación a este hecho, probablemente realizando ajustes de las tasas de mortalidad por
edad al interior de cada causa, para controlar el efecto que podrían tener diferencias atribuibles
a esa variable y no la educación.

Los rangos de edad son similares en la mayoría de los grupos, con límite inferior en la década
de los 20 años, dado por la metodología, y muy amplios, destacando edades máximas por sobre
los 100 años en varios grupos de educación y causas, información que ha sido validada en la
base de datos.

Respeto del tamaño absoluto de los grupos, la distribución por tramo de escolaridad es similar en
todas las causas, con la mayor cantidad de fallecidos en el grupo de educación básica completa,
y el grupo mas pequeño con educción por sobre los 13 años de escolaridad.

29 IRA: infecciones respiratorias agudas.

60
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 32: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas según nivel de educación, ordenadas
según RR. Chile, trienio 1998-2000.

Población total, 1998-2000 RR sin


escolaridad
Causas y códigos CIE-10 Tasas de mortalidad según causas y años de estudio
v/s 13 y+
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total años
Demencia, (F00-F03)) 22,5 9,1 2,0 0,7 5,3 31,9
IRA, (J00-J20;J40-J42) 242,4 102,9 23,4 8,1 59,9 29,8
Cerebrovasculares, (I60-I69) 262,6 136,3 36,3 12,3 78,8 21,3
Diabetes, (E10-E14) 64,8 45,5 10,6 3,7 24,6 17,6
Cirrosis, (K70;K74;K76) 57,3 61,3 16,0 4,7 32,3 12,3
Cardiopatía Isquémica, (I20-I25) 207,1 138,3 44,6 19,2 81,5 10,8
Homicidios, (X85-Y09) 5,7 8,0 3,9 0,7 4,8 8,0
Suicidios, (X60-X84) 14,1 16,7 9,7 4,0 11,3 3,5
Accidentes tránsito, (V01-V99) 21,4 23,4 16,2 7,5 17,3 2,8
Hepatitis (B15-B19) 0,4 1,4 0,8 0,2 0,9 1,5
VIH–SIDA, (B20-B24) 1,5 5,1 5,6 2,1 4,5 0,7

Tabla 33: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas para HOMBRES según nivel de
educación, ordenadas según RR. Chile, trienio 1998-2000.

Hombres, 1998-2000 RR sin


escolaridad
Causas y códigos CIE-10 Tasas de mortalidad según causas y años de estudios
v/s 13 y+
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total años
Demencia (F00-F03)) 20,8 7,3 1,8 0,8 4,4 26,8
IRA (J00-J20;J40-J42) 249,3 105,5 25,6 10,5 60,9 23,6
Cerebrovasculares (I60-I69) 258,4 136,4 40,4 15,3 79,1 16,9
Cirrosis (K70;K74;K76) 81,2 93,9 25,8 7,0 48,6 11,6
Homicidios (X85-Y09) 10,5 15,1 7,0 1,2 8,8 9,0
Diabetes (E10-E14) 46,1 41,9 13,4 5,3 23,3 8,7
Cardiopatía Isquémica (I20-I25) 209,2 157,7 58,6 29,5 94,5 7,1
Suicidios (X60-X84) 27,9 31,6 17,1 6,0 20,4 4,6
Accidentes de tránsito (V01-
41,4 41,4 27,9 11,2 29,7 3,7
V99)
VIH–SIDA (B20-B24) 2,7 9,4 10,3 3,9 8,3 0,7
Hepatitis (B15-B19) 0,2 0,9 0,7 0,3 0,7 0,5

61
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 34: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas para MUJERES según nivel de educación,
ordenadas según RR. Chile, trienio 1998-2000.

Mujeres, Chile 1998-2000


RR sin
Causas y códigos CIE-10 Tasas de mortalidad según causas y años de estudios escolaridad
v/s 13 y+ años
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total
IRA (J00-J20;J40-J42) 236,8 100,5 21,3 5,6 58,9 42,0
Diabetes (E10-E14) 80,1 48,8 7,9 2,0 25,8 39,6
Demencia (F00-F03)) 23,8 10,7 2,2 0,6 6,2 37,8
Cerebrovasculares (I60-I69) 266,1 136,1 32,3 9,3 78,6 28,7
Cardiopatía Isquémica (I20-I25) 205,3 120,6 31,1 8,6 69,1 23,9
Cirrosis (K70;K74;K76) 37,6 31,6 6,6 2,2 16,7 16,9
Homicidios (X85-Y09) 1,9 1,5 0,9 0,3 1,1 7,0
VIH–SIDA (B20-B24) 0,5 1,3 1,0 0,2 0,9 3,2
Hepatitis (B15-B19) 0,5 1,8 0,8 0,2 1,0 3,2
Suicidios (X60-X84) 2,8 3,3 2,5 2,0 2,7 1,4
Accidentes de tránsito (V01-
4,9 7,2 5,0 3,7 5,6 1,3
V99)

Tabla 35: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas según nivel de educación, ordenadas
según RR. Chile 2001-2003.

Población total, 2001-2003


RR sin
Causas y códigos CIE-10 Tasas de mortalidad según causas y años de estudios escolaridad v/
s 13 y+ años
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total
Demencia, (F00-F03)) 68,5 29,6 5,5 1,6 15,5 43,2
IRA, (J00-J20;J40-J42) 154,8 65,6 11,8 3,7 34,3 41,5
Cerebrovasculares, (I60-I69) 245,6 145,7 33,6 10,8 75,1 22,7
Diabetes, (E10-E14) 81,6 61,1 13,5 4,1 30,2 20,0
Cirrosis, (K70;K74;K76) 60,9 70,8 17,5 4,2 34,0 14,5
Cardiopatía Isquémica, (I20-I25) 194,3 148,1 41,3 16,0 77,7 12,2
Homicidios, (X85-Y09) 8,0 11,6 6,6 1,3 7,1 6,0
Accidentes tránsito, (V01-V99) 25,7 28,0 16,3 7,0 18,4 3,7
Suicidios, (X60-X84) 18,1 21,6 14,3 5,4 14,7 3,3
Hepatitis (B15-B19) 0,4 1,4 0,7 0,2 0,8 2,1
VIH–SIDA, (B20-B24) 2,2 5,4 5,7 2,2 4,6 1,0

62
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 36: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas según nivel de educación para
HOMBRES, ordenadas según RR. Chile 2001-2003.

Hombres, 2001-2003 RR sin


escolaridad
Causas y códigos CIE-10 Tasas de mortalidad según causas y años de estudios
v/s 13 y+
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total años
Demencia, (F00-F03)) 61,1 23,1 4,8 1,6 12,3 38,8
IRA, (J00-J20;J40-J42) 148,4 68,1 12,9 4,6 34,4 32,3
Cerebrovasculares, (I60-I69) 248,1 146,5 36,7 12,9 75,1 19,3
Cirrosis, (K70;K74;K76) 90,1 110,7 28,4 7,0 52,2 13,0
Diabetes, (E10-E14) 58,8 58,4 17,4 5,9 29,5 10,0
Cardiopatía Isquémica, (I20-I25) 206,7 172,4 55,6 25,4 92,1 8,2
Homicidios, (X85-Y09) 15,1 22,6 12,3 2,2 13,1 6,9
Accidentes tránsito, (V01-V99) 48,7 50,0 27,6 10,5 31,4 4,6
Suicidios, (X60-X84) 35,9 40,4 24,4 8,1 25,9 4,4
Hepatitis (B15-B19) 0,3 1,1 0,7 0,2 0,7 1,5
VIH–SIDA, (B20-B24) 3,6 9,3 10,3 4,1 8,1 0,9

Tabla 37: Brechas de mortalidad por causas seleccionadas según nivel de educación para MUJERES,
ordenadas según RR. Chile 2001-2003.

Mujeres, Chile 2001-2003 RR sin


Causas y códigos CIE-10 Tasas de mortalidad según causas y años de estudios escolaridad v/
Ninguno 1-8 9-12 13 y + Total s 13 y+ años

IRA, (J00-J20;J40-J42) 160,1 63,3 10,7 2,8 34,1 56,4


Demencia, (F00-F03)) 74,6 35,4 6,3 1,6 18,5 46,8
Diabetes, (E10-E14) 100,6 63,5 9,7 2,2 30,8 45,4
Cardiopatía Isquémica, (I20-I25) 183,9 126,4 27,4 6,3 64,0 29,1
Cerebrovasculares, (I60-I69) 243,4 145,0 30,7 8,7 75,0 28,1
Cirrosis, (K70;K74;K76) 36,4 35,1 7,1 1,4 16,7 27,0
Homicidios, (X85-Y09) 2,0 1,8 1,2 0,5 1,3 4,3
VIH–SIDA, (B20-B24) 1,1 1,9 1,3 0,3 1,2 3,5
Hepatitis (B15-B19) 0,4 1,6 0,7 0,1 0,9 2,9
Accidentes tránsito, (V01-V99) 6,6 8,3 5,4 3,3 6,0 2,0
Suicidios, (X60-X84) 3,2 4,7 4,5 2,6 4,0 1,2

63
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Posterior al análisis de causas seleccionadas, se decidió buscar las causas de mortalidad


que muestran las brechas más altas entre grupos según niveles de educación. Para ello, se
seleccionaron aquellas causas con mayor número de muertes, utilizando la CIE 10 a cuatro
caracteres. Los resultados en las tablas 38 y 39 con las 20 primeras causas30 31muestran que el
mayor diferencial de más de 100 veces, se observa en los certificados de defunción sin causa
identificada. En un país como el nuestro, con una tasa alta de certificación médica de las muertes,
es posible interpretar este hallazgo como una medida del acceso al cuidado de la salud, pues
aquellas personas que fallecen sin diagnóstico de causa, probablemente no estaban al cuidado
de un equipo de salud. Cabe hacer notar que la variable que explicita si el(la) difunto(a) tuvo
atención médica y la que informa la calidad de quien certifica se encuentran disponibles en las
bases de datos, no obstante que la mayor proporción de muertes por causas mal definidas se
encuentra en las que son certificadas por testigos.

Al igual que en el análisis anterior, es posible identificar causas con brechas elevadas que se
asocian a enfermedades crónicas cuyo abordaje debe incluir otras estrategias por fuera del
sector salud además de la atención médica para reducir estas diferencias. Es posible identificar
problemas que se asocian con condiciones y estilos de vida, cuyo mejoramiento depende del
trabajo con otros sectores de la sociedad. Así, surge con mayor importancia la necesidad de
hacer promoción de la salud y educación en estilos de vida saludable.

Chile tiene un “Plan Nacional de Promoción de Salud”, que se aplica principalmente a través de
“Vida Chile”, organismo que convoca al sector salud en todos sus niveles y otras organizaciones
fuera del sector cuyo ámbito de acción se relaciona con los determinantes sociales de la salud.
Sin embargo, el desafío para tener impacto en la salud de la población, es llegar realmente a la
población más necesitada, con menor nivel de educación, pues la mayoría de las estrategias de
promoción se ubican en el marco de la educación, las cuales, hasta ahora, han mostrado escaso
impacto en estos grupos de la población.

30 Algunas enfermedades que tienen más de un código con 4to dígito se agruparon, para reflejar adecuadamente la relevancia del problema de
salud. Por ejemplo J180 y J189.
31 Ver anexo 5 con lista de 50 primeras causas.

64
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 38: Brechas de Riesgo Relativo (RR) según tramos de escolaridad para las 20 primeras causas de
mortalidad en población mayor de 20 años, ordenadas por RR entre grupos extremos de educación.
Chile, trienio 1998-2000.

Total país, años 1998-2000 RR, sin


escolaridad
Causa y código CIE-10 Tasas de mortalidad según años de estudio
versus 13 y +
Ninguno 1-8 9-12 13 y más Total años

R99X Causas mal definidas y no 95,5 16,2 2,5 0,9 11,6 101,2
especificadas
C159 Cáncer de esófago 18,8 7,7 1,3 0,3 4,3 61,5
E46X Desnutrición proteico calórica 10,9 4,2 0,8 0,2 2,4 52,8
R54X Senilidad 33,2 10,7 1,9 0,7 6,3 48,2
I110, I119 Enfermedad cardíaca hipertensiva 30,3 14,8 3,0 0,7 8,2 41,1
I10X Hipertensión esencial (primaria) 13,6 6,0 1,2 0,4 3,4 36,3
I500, I509 Insuficiencia cardiaca 33,9 14,2 2,9 0,9 8,1 35,9
I694 Secuelas de enfermedad 21,6 8,9 2,1 0,6 5,2 35,4
cerebrovascular
C249 Cáncer de Vías Biliares 11,8 5,4 1,4 0,3 3,1 35,2
J448, J449 Enf. Pulmonares obstructivas 42,7 18,6 3,9 1,3 10,7 32,0
crónicas
F03X Demencia 13,5 5,5 1,2 0,4 3,2 31,9
I64X Acc. Cerebro vascular agudo 82,9 35,8 7,9 2,6 20,6 31,6
J180, J189 Neumonía y Bronconeumonía 131,1 54,1 12,0 4,3 31,6 30,7
A419 Sepsis 11,8 5,0 1,3 0,4 3,0 30,7
N390 Infección de vías urinarias 9,2 5,6 1,5 0,3 3,1 26,7
C23X Cáncer de vesícula biliar 22,6 13,6 3,1 0,9 7,4 25,9
I639 Infarto cerebral 8,6 4,1 1,1 0,4 2,4 21,9
I709 Ateroesclerosis general 7,8 4,3 0,9 0,4 2,4 20,9
C169 Cáncer de estómago 52,5 31,4 7,9 2,5 17,5 20,8
N189 Insuficiencia renal crónica 8,7 5,7 1,6 0,5 3,2 18,4

65
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 39: Brechas de Riesgo Relativo (RR) según tramos de escolaridad para las 20 primeras causas de
mortalidad en población mayor de 20 años, ordenadas por RR entre grupos extremos de educación.
Chile, trienio 2001-2003.

Total país, años 2001-2003


RR, sin
escolaridad
Causa y código CIE-10 Tasas de mortalidad según años de estudio
versus 13 y +
años
Ninguno 1-8 9-12 13 y más Total

R99X Causas mal definidas y no


116,1 20,2 2,4 1,1 13,2 107,6
especificadas
R54X Senilidad 33,8 13,4 2,1 0,5 6,9 66,8
E46X Desnutrición proteico calórica 16,8 5,9 0,8 0,3 3,1 63,0
I694 Secuelas de enfermedad
46,4 21,3 3,7 1,0 10,8 47,7
cerebrovascular
C159 Cáncer de esófago 29,5 14,0 2,0 0,7 6,9 45,2
I110, I119 Enfermedad cardíaca
82,6 44,6 7,4 1,9 21,9 43,4
hipertensiva
J180, J189 Neumonía y
136,4 56,8 10,0 3,2 29,7 43,2
Bronconeumonía
F03X Demencia 68,5 29,6 5,5 1,6 15,5 43,2
J448, J449 Enf. pulmonares obstructivas
85,9 40,9 7,1 2,1 20,7 41,6
crónicas
I64X Accidente Cerebro vascular agudo 121,9 59,5 11,8 3,4 30,7 36,2
I500, I509 Insuficiencia cardiaca 61,0 33,2 7,1 1,8 17,0 34,7
A419 Sepsis 5,3 3,2 0,6 0,2 1,6 30,7
C23X Cáncer de vesícula biliar 35,8 25,5 5,1 1,2 12,4 29,6
C249 Cáncer de Vías Biliares 15,5 9,8 2,0 0,6 4,8 27,1
N390 Infección de vías urinarias 15,6 11,3 2,3 0,7 5,5 24,0
C169 Cáncer de estómago 84,0 57,1 12,8 3,8 28,6 22,4
C539 Cáncer de cuello uterino 16,2 12,5 3,7 0,7 6,5 21,7
I709 Ateroesclerosis general 5,7 2,8 0,6 0,3 1,5 21,5
N189 Insuficiencia renal crónica 16,6 12,4 3,0 0,9 6,2 18,4
K703, K709 Cirrosis hepática alcohólica 22,4 26,4 6,0 1,2 12,4 18,3

66
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Resumen y Conclusiones

Nuestro país ha experimentado importantes avances sociales y económicos que ayudan a


comprender la buena situación general de los indicadores de salud de nuestra población. La
comparación del nivel de logro de indicadores globales tales como la esperanza de vida y la
mortalidad infantil con el resto de los países del mundo, incluso con los países desarrollados,
nos ubica en una favorable posición, figurando Chile en los primeros lugares entre los países de
América Latina.

Estos logros pueden explicarse por diversas razones, entre otros, por los importantes cambios
en la situación de contexto que vive nuestro país y que se relacionan directamente con los
determinantes sociales de la salud tales como la educación, el avance en términos de disminución
de brechas según género, la disminución de la pobreza e indigencia, la preocupación por
mejorar el acceso y calidad del sistema del salud y otros que se describen a continuación.

El nivel de educación de la población chilena en los últimos años ha experimentado grandes


logros, la educación básica ha alcanzando cobertura casi universal (99,1%) y hubo un cierre
de la brecha de los años promedios de educación entre hombres y mujeres. El promedio
educacional del país alcanza actualmente niveles altos y la tasa de analfabetismos ha disminuido
sistemáticamente en los últimos años.

Aunque aún persisten diferencias del nivel de escolaridad entre quintiles de ingreso, la nueva
ley que extiende la educación obligatoria a 12 años, tendrá impacto principalmente en las
cohortes más jóvenes y en los grupos de menos ingresos, logros que debieran reflejarse en los
próximos años.

Desde el punto de vista de las diferencias de género, Chile muestra cambios que son evidentes
con un incremento de las mujeres jefas de hogar y un aumento importante de la participación
de la mujer a la población económicamente activa, lo que le ha permitido generar sus propios
recursos, aumentando sus niveles de autonomía personal y económica. Sin embargo, el
aumento de la cantidad de empleos para las mujeres no se ha traducido necesariamente en un
mejoramiento de la calidad de éstos, además de la ya conocida brecha salarial entre hombres y
mujeres, que en nuestro país alcanza hasta un 30%. La desigualdad de ingresos con los hombres
a igual nivel de educación persiste principalmente en los quintiles de mayores ingresos. Es un
desafío aún para las autoridades de nuestro país y de la sociedad en su conjunto mejorar las
condiciones de calidad del empleo principalmente en lo que dice relación con las características
de inestabilidad, falta de protección social y bajos ingresos.

En relación al sistema de salud, en los últimos años se observa una migración de la población
al seguro público, 7 de cada 10 personas pertenecen al FONASA, el resto se distribuye
principalmente en las diversas ISAPREs. Es importante destacar que aproximadamente 1 de
cada 10 chilenos (9%), declara no estar adscrito a ningún seguro de salud.

67
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

La adscripción al FONASA es diferente según sexo y grupos etáreos. La distribución del


aseguramiento según edad muestra que la población al envejecer y pasar de una edad
laboralmente activa a la condición de inactiva, reduce su adscripción al seguro privado, siendo
el seguro público el que los acoge.

La Encuesta CASEN 2003 muestra que más del 60% de la población declara tener una salud
buena o muy buena salud, ésta percepción es distinta según sexo, edad, tipo de seguro y nivel de
escolaridad e ingresos. El acceso a los servicios y nivel de salud medido a través de la percepción
de necesidad muestra que la amplia mayoría (73%) satisface las necesidades. Las razones para la
no satisfacción se distribuyen principalmente entre problemas económicos y en menor medida
debido a falta de acceso y rechazo de la atención dentro del sistema de salud.

En este sentido, la aplicación del plan AUGE o GES 32 con el sistema de garantías explícitas en
salud apunta a cerrar las brechas en términos de acceso y oportunidad en la atención. Además,
ésta debe ser de buena calidad y con un costo controlado desde la perspectiva del usuario, para
dar protección financiera a las familias frente a los problemas de salud. Para efectos de evaluación
del impacto, la puesta en marcha del plan GES para 25 problemas de salud y con cobertura a
toda la población chilena solo lleva 6 meses de aplicación33, por lo cual sus resultados aún no son
evaluables y es un desafío disponer de la voluntad política, de los recursos y de la información
que permita hacer una evaluación tanto del proceso como del impacto en los grupos que más
lo requieren.

La población perteneciente a etnias originarias, constituye aún un grupo prioritario y un reto para
las políticas sociales, pues en todos los indicadores de bienestar ellos muestran logros menores
que el resto de la población. El abordaje de su situación de salud debe además realizarse en un
marco sociocultural que sea satisfactorio y aceptable par ellos.

Como síntesis, se observa que los indicadores relacionados con algunos de los determinantes
sociales presentados en este documento a nivel país continúan su tendencia al mejoramiento.
Sin embargo, constituye un desafío aún para las autoridades y la sociedad en su conjunto
disminuir las brechas de desigualdad y erradicar las inequidades que aun persisten en nuestra
población de nuestro país.

El principal objetivo de este estudio era “realizar una evaluación del estado de avance en el
cumplimiento de las metas sanitarias en Chile, relacionadas con la equidad en salud, en particular
la situación de la Mortalidad Infantil y, la esperanza vida según nivel de escolaridad, para el
período 2000-2003”. Dichos objetivos fueron planteados en términos de reducción de brechas
entre grupos de educacionales extremos.

La mortalidad infantil en Chile en el último trienio disminuyó a 8,2 niños por mil nacidos
vivos. Sin embargo el diferencial de mortalidad entre hijos de madres de grupos educacionales
extremos aumenta. Esto significa que en los próximos años los programas orientados a disminuir
estas inequidades debieran específicamente apuntar a los grupos de mayor riesgo como lo son
las mujeres embarazadas con muy bajo nivel de escolaridad, probablemente pertenecientes a
32 Plan AUGE o GES: plan de atención de salud con “acceso universal y garantías explícitas”, hoy se ha modificado su denominación a Plan GES, o plan
con “garantías explícitas en salud”.
33 Plan GES entró en vigencia en el sistema de salud público y privado el 1 de julio de 2005.

68
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

etnias y que residen en comunas con bajos promedios de ingreso autónomos. Para el sistema de
salud chileno, es posible identificar anticipadamente a esta población e intervenir con estrategias
que protejan al binomio madre-hijo, insertándolos adecuadamente en la red de protección
social, ya sea pública o privada, para mejorar sus condiciones de vida y asegurar su bienestar.

En relación con la esperanza de vida, nuestra población ya ha alcanzado el nivel de los países
desarrollados y en el último trienio, a nivel global, se observa un aumento tanto para hombres
como para mujeres. Desde el punto de vista de la equidad, el análisis según nivel de escolaridad
muestra que, en el grupo de los hombres sin educación hay una leve disminución de la
esperanza de vida temporaria a los 20 años. En las mujeres, el aumento global observado se
explica principalmente por la ganancia en los grupos de mayor educación.

El análisis por causas específicas de muerte muestra que las personas menos educadas mueren
de enfermedades crónicas, como cáncer y enfermedades cardiovasculares o por accidentes, lo
que debería orientar la asignación de recursos en salud a estos problemas específicos, pero sin
perder de vista que las intervenciones o políticas deben apuntar a aspectos más amplios que se
relacionan con los determinantes sociales de la salud.

En otras palabras, es necesario atender a “las causas de las causas”34, además es importante
abordar el gradiente socioeconómico en relación con salud que constituye un modelo más
integral para intervenir las inequidades de salud35.

34 Sir Geoffrey Rose. The strategy of preventive medicine. Oxford (Oxford University Press), 1992.
35 Determinantes sociales de la salud en Chile, en la perspectiva de la equidad, 2005. pág 10.

69
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

ANEXOS

N° 1: Descripción general de características de las madres de niños


fallecidos antes del año, durante el periodo 2000 y 2003.

El total de niños fallecidos de madres sin escolaridad alcanza en el periodo descrito un total de
61 niños.

A continuación se entrega una caracterización general de las 61 mujeres sin escolaridad cuyos
hijos fallecieron antes del primer año de vida entre los años 2000 y 2003.

Tabla 40: Región de residencia para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer
año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 1.

Región N° de mujeres
sin escolaridad
I 1
II 3
IV 1
V 3
VI 4
VII 5
VIII 8
IX 10
X 8
XI 1
R.M. 17
Total 61

Tabla 41: Zona de residencia para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año
de vida, Chile 2000-2003. Anexo 1.

N° de mujeres sin
Zona de residencia
escolaridad
Urbano 45
Rural 16
Total 61

70
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 42: Comuna de residencia para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer
año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 1.

N° de N° de
Comuna mujeres sin Comuna mujeres sin
escolaridad escolaridad
IQUIQUE 1 CARAHUE 1
ANTOFAGASTA 1 NUEVA IMPERIAL 1
CALAMA 2 TRAIGUEN 1
SERENA 1 VICTORIA 1
VINA DEL MAR 1 ANCUD 1
SN ANTONIO 1 OSORNO 1
SN FELIPE 1 FUTRONO 2
RANCAGUA 2 LA UNION 1
SN FERNANDO 1 LOS LAGOS 1
PERALILLO 1 RIO BUENO 2
CURICO 1 COIHAYQUE 1
TENO 1 CERRILLOS 1
PARRAL 2 CERRO NAVIA 2
VILLA ALEGRE 1 LA CISTERNA 3
CORONEL 1 LA FLORIDA 1
HUALQUI 1 LA PINTANA 1
TALCAHUANO 1 MAIPU 2
CURANILAHUE 1 PENALOLEN 1
TIRUA 1 PROVIDENCIA 1
LOS ANGELES 1 QUILICURA 1
COIHUECO 1 PTE ALTO 1
YUNGAY 1 SN BERNARDO 2
TEMUCO 6 ISLA MAIPO 1

Tabla 43: Edad de las madres al momento del nacimiento del niño para 61 mujeres sin escolaridad
con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 1.

N° de mujeres
Edad de la madre
sin escolaridad
15 1
15 1
16 2
17 3
18 2
19 1
20 4
21 4
22 2
23 5
24 1
25 1
26 3
27 1
28 3
29 2
30 2
31 3
32 1
33 3
35 3
36 2
37 1
38 4
39 1
42 1
43 2
44 2
Total 61

71
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 44: Estado civil de la madre al momento del nacimiento del niño para 61 mujeres sin
escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 1.

N° de
Estado civil mujeres sin %
escolaridad
Casada 20 32,8
Soltera 41 67,2
Total 61 100,0

72
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

N° 2: Lista de comunas en cada quintil, ordenadas según tasa de


mortalidad infantil
Tabla 45: Comunas del primer quintil de mortalidad infantil, ordenada según magnitud de la tasa para
61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 2.

Promedio de
N° Región Comuna Tasa MI *1000(a) Población 2001 (b) Ingreso (c)
1 IV MINCHA 1,4 9.407 (d)
2 IV COMBARBALA 2,2 13.484 (d)
3 X QUEILEN 2,3 5.248 73.433
4 VI CHIMBARONGO 2,7 32.886 80.044
5 VII SAN RAFAEL 2,8 7.783 57.707
6 X MAULLIN 2,9 15.635 104.895
7 X PUYEHUE 3,0 11.546 73.075
8 XIII VITACURA 3,1 81.840 987.714
9 VII VICHUQUEN 3,2 4.999 54.165
10 V ZAPALLAR 3,3 5.880 95.372
11 VII RAUCO 3,6 8.792 78.591
12 VII RIO CLARO 3,8 12.958 81.508
13 VIII ANTUCO 3,8 3.928 55.134
14 VIII SN FABIAN 3,8 3.665 48.980
15 X PAILLACO 3,9 19.600 62.154
16 VI QUINTA TILCOCO 3,9 11.549 61.964
17 IX RENAICO 4,0 9.249 62.337
18 VII PELARCO 4,0 7.354 69.337
19 X PUERTO VARAS 4,0 34.295 151.359
20 VI NAVIDAD 4,1 5.400 (d)
21 X CURACO VELEZ 4,2 3.488 71.517
22 X MARIQUINA 4,2 18.601 64.595
23 IV PUNITAQUI 4,3 9.776 55.274
24 X FRESIA 4,5 12.982 88.417
25 V CON CON 4,6 35.047 122.075
26 X CORRAL 4,7 5.495 63.754
27 XIII LO BARNECHEA 4,7 79.300 660.787
28 XIII MARIA PINTO 4,7 10.644 68.542
29 III D ALMAGRO 4,7 18.308 171.699
30 XIII LAS CONDES 4,9 254.972 688.326
31 XIII TILTIL 4,9 15.218 97.246
32 VII EMPEDRADO 5,2 4.291 66.114
33 X PUQUELDON 5,2 4.211 66.491
34 VIII HUALQUI 5,2 19.389 64.764
35 XI RIO IBANEZ 5,4 2.478 81.044
36 VIII LAJA 5,4 22.582 79.337
37 V QUINTERO 5,5 21.915 113.239
38 II TALTAL 5,5 11.294 128.581
39 V LA CRUZ 5,5 13.316 136.334
40 VI SANTA CRUZ 5,5 65.302 119.951
41 XIII SN JOSE MAIPO 5,6 13.670 164.854
42 IX CURACAUTIN 5,7 17.050 76.067
43 III FREIRINA 5,8 5.803 71.658
44 X CHAITEN 5,8 7.337 140.875
45 V SN ESTEBAN 5,9 14.925 97.936
46 VI CHEPICA 6,0 13.925 63.059
47 VI PUMANQUE 6,1 3.416 (d)
48 VII MOLINA 6,1 39.490 79.175
49 VIII NIQUEN 6,2 11.327 52.003
50 XIII LA REINA 6,3 97.614 445.475
51 XIII PROVIDENCIA 6,4 121.000 623.009
52 XIII NUNOA 6,4 161.882 328.566
53 V EL QUISCO 6,5 10.028 108.807
54 VIII PINTO 6,5 10.084 68.868
55 XIII CURACAVI 6,5 25.221 83.931
56 VIII TUCAPEL 6,6 12.974 63.954
57 XIII PADRE HURTADO 6,6 40.577 95.159
58 VI PALMILLA 6,6 11.340 (d)
59 VIII YUNGAY 6,7 17.173 75.970
60 X MAFIL 6,7 7.290 72.234
61 XIII QUILICURA 6,8 137.604 121.639
62 VII LICANTEN 6,9 7.076 108.873
63 X FRUTILLAR 6,9 16.061 85.590
64 XIII HUECHURABA 6,9 77.007 143.812
(a):Periodo de observación 1999 al 2003. El denominador utilizado son los nacidos vivos año 2001, punto medio del periodo de observación
(b): Población estimada junio del 2001, en base al Censo 2002
(c): Promedio de ingreso autónomo percapita del hogar, CASEN 2003
(d): Información no disponible, Comuna no autorepresentada CASEN 2003
73
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 46: Comunas del segundo quintil de mortalidad infantil, ordenada según magnitud de la tasa para
61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 2.

Promedio
N° Región Comuna Tasa MI *1000(a) Población 2001(b) de
Ingreso(c)
1 VIII NACIMIENTO 6,9 26.442 74.260
2 XIII PENAFLOR 6,9 69.752 132.980
3 VII HUALANE 6,9 9.919 55.588
4 XIII TALAGANTE 7,0 62.718 136.701
5 V LIMACHE 7,0 40.375 114.836
6 VII TENO 7,0 26.273 57.353
7 X PURRANQUE 7,0 21.016 73.516
8 V LA CALERA 7,1 50.842 73.719
9 V PETORCA 7,1 9.623 72.930
10 VII ROMERAL 7,1 13.117 86.765
11 X CHONCHI 7,2 13.021 85.866
12 XIII LA PINTANA 7,2 195.947 75.190
13 XIII LA GRANJA 7,2 133.979 (d)
14 III HUASCO 7,2 8.093 102.617
15 XIII PENALOLEN 7,3 223.764 131.395
16 V QUILPUE 7,3 132.914 122.014
17 IX PITRUFQUEN 7,3 22.457 73.989
18 V HIJUELAS 7,4 16.602 77.397
19 XIII SN JOAQUIN 7,4 96.465 113.708
20 VI MALLOA 7,4 13.066 (d)
21 IX ANGOL 7,5 50.060 99.791
22 XIII PAINE 7,5 52.439 103.887
23 XIII LA FLORIDA 7,5 385.715 145.700
24 VII MAULE 7,5 17.572 88.485
25 VI NANCAGUA 7,5 15.951 68.458
26 V VINA DEL MAR 7,6 290.276 147.795
27 VIII NINHUE 7,6 5.721 39.935
28 IX CARAHUE 7,6 26.140 51.279
2 VIII LOTA 7,6 49.731 65.595
3 VI CODEGUA 7,7 17.622 (d)
4 VIII TOME 7,8 53.408 71.122
5 VIII QUILLECO 7,8 10.525 57.118
6 XIII MACUL 7,8 112.227 222.106
7 IX GORBEA 7,8 15.435 65.687
8 V QUILLOTA 7,9 78.057 109.933
9 VI COINCO 7,9 6.482 (d)
10 II TOCOPILLA 8,0 24.188 102.119
1 VIII SN. PEDRO DE LA PAZ 8,0 83.514 201.882
2 IX SAAVEDRA 8,0 14.158 41.949
3 X PUERTO OCTAY 8,0 10.358 84.270
4 XIII MAIPU 8,0 508.457 131.533
5 X ANCUD 8,1 40.906 123.532
6 VIII QUILLON 8,1 15.289 57.147
7 XIII CERRILLOS 8,1 72.481 149.848
8 XII PORVENIR 8,1 5.527 317.605
9 VIII COIHUECO 8,1 24.091 55.942
10 X RIO NEGRO 8,1 14.775 65.387
11 XIII COLINA 8,2 82.899 117.610
12 VIII MULCHEN 8,2 29.377 65.780
13 V LLAY LLAY 8,3 22.214 77.767
14 IX VICTORIA 8,3 33.973 104.755
15 XIII PIRQUE 8,3 17.501 246.993
16 IX VILCUN 8,4 23.073 56.114
17 XIII EL BOSQUE 8,4 178.068 107.614
18 V VILLA ALEMANA 8,4 100.138 106.254
19 V OLMUE 8,4 14.479 101.340
20 VII LINARES 8,4 85.396 100.073
21 VI PERALILLO 8,4 9.861 83.916
22 X LA UNION 8,4 40.059 89.149
23 VIII TALCAHUANO 8,4 260.243 110.043
24 IV COQUIMBO 8,5 170.830 102.439
25 II MARIA ELENA 8,5 7.304 151.074
26 VIII CHILLAN 8,5 165.667 102.898
27 XIII LA CISTERNA 8,5 84.480 185.803
(a):Periodo de observación 1999 al 2003. Denominador utilizado nacidos vivos año 2001, punto medio del periodo de observación
(b): Población estimada a junio del 2001, base Censo 2002
(c): Promedio de ingreso autónomo percapita del hogar, CASEN 2003
(d): Información no disponible, Comuna no autorepresentada CASEN 2003

74
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 47: Comunas del tercer quintil de mortalidad infantil, ordenada según magnitud de la tasa para
61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 2.

Población Promedio de
N° Región Comuna Tasa MI *1000(a) 2001(b) Ingreso(c)
1 VIII NACIMIENTO 6,9 26.442 74.260
2 XIII PENAFLOR 6,9 69.752 132.980
3 VII HUALANE 6,9 9.919 55.588
4 XIII TALAGANTE 7,0 62.718 136.701
5 V LIMACHE 7,0 40.375 114.836
6 VII TENO 7,0 26.273 57.353
7 X PURRANQUE 7,0 21.016 73.516
8 V LA CALERA 7,1 50.842 73.719
9 V PETORCA 7,1 9.623 72.930
10 VII ROMERAL 7,1 13.117 86.765
11 X CHONCHI 7,2 13.021 85.866
12 XIII LA PINTANA 7,2 195.947 75.190
13 XIII LA GRANJA 7,2 133.979 (d)
14 III HUASCO 7,2 8.093 102.617
15 XIII PENALOLEN 7,3 223.764 131.395
16 V QUILPUE 7,3 132.914 122.014
17 IX PITRUFQUEN 7,3 22.457 73.989
18 V HIJUELAS 7,4 16.602 77.397
19 XIII SN JOAQUIN 7,4 96.465 113.708
20 VI MALLOA 7,4 13.066 (d)
21 IX ANGOL 7,5 50.060 99.791
22 XIII PAINE 7,5 52.439 103.887
23 XIII LA FLORIDA 7,5 385.715 145.700
24 VII MAULE 7,5 17.572 88.485
25 VI NANCAGUA 7,5 15.951 68.458
26 V VINA DEL MAR 7,6 290.276 147.795
27 VIII NINHUE 7,6 5.721 39.935
28 IX CARAHUE 7,6 26.140 51.279
29 VIII LOTA 7,6 49.731 65.595
30 VI CODEGUA 7,7 17.622 (d)
31 VIII TOME 7,8 53.408 71.122
32 VIII QUILLECO 7,8 10.525 57.118
33 XIII MACUL 7,8 112.227 222.106
34 IX GORBEA 7,8 15.435 65.687
35 V QUILLOTA 7,9 78.057 109.933
36 VI COINCO 7,9 6.482 (d)
37 II TOCOPILLA 8,0 24.188 102.119
38 VIII SN. PEDRO DE LA PAZ 8,0 83.514 201.882
39 IX SAAVEDRA 8,0 14.158 41.949
40 X PUERTO OCTAY 8,0 10.358 84.270
41 XIII MAIPU 8,0 508.457 131.533
42 X ANCUD 8,1 40.906 123.532
43 VIII QUILLON 8,1 15.289 57.147
44 XIII CERRILLOS 8,1 72.481 149.848
45 XII PORVENIR 8,1 5.527 317.605
46 VIII COIHUECO 8,1 24.091 55.942
47 X RIO NEGRO 8,1 14.775 65.387
48 XIII COLINA 8,2 82.899 117.610
49 VIII MULCHEN 8,2 29.377 65.780
50 V LLAY LLAY 8,3 22.214 77.767
51 IX VICTORIA 8,3 33.973 104.755
52 XIII PIRQUE 8,3 17.501 246.993
53 IX VILCUN 8,4 23.073 56.114
54 XIII EL BOSQUE 8,4 178.068 107.614
55 V VILLA ALEMANA 8,4 100.138 106.254
56 V OLMUE 8,4 14.479 101.340
57 VII LINARES 8,4 85.396 100.073
58 VI PERALILLO 8,4 9.861 83.916
59 X LA UNION 8,4 40.059 89.149
60 VIII TALCAHUANO 8,4 260.243 110.043
61 IV COQUIMBO 8,5 170.830 102.439
62 II MARIA ELENA 8,5 7.304 151.074
63 VIII CHILLAN 8,5 165.667 102.898
64 XIII LA CISTERNA 8,5 84.480 185.803
(a):Periodo de observación 1999 al 2003. El denominador utilizado son los nacidos vivos año 2001, punto medio del periodo de observación
(b): Población estimada junio del 2001, en base al Censo 2002
(c): Promedio de ingreso autónomo percapita del hogar, CASEN 2003
(d): Información no disponible, Comuna no autorepresentada CASEN 2003

75
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 48: Comunas del cuarto quintil de mortalidad infantil, ordenada según magnitud de la tasa para
61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003. Anexo 2.

Población Promedio de
N° Región Comuna Tasa MI *1000(a)
2001(b) Ingreso(c)
1 IX LAUTARO 9,8 33191 65729
2 IX VILLARRICA 9,8 47584 92337
3 XI COIHAYQUE 9,9 51968 182157
4 V STO DOMINGO 9,9 7682 132500
5 VIII CABRERO 9,9 26181 56990
6 XIII PEÑAFLOR 9,9 27430 132980
7 XIII RECOLETA 10,0 147744 110011
8 II ANTOFAGASTA 10,0 309956 135124
9 IV HIGUERA 10,0 3811 (d)
10 IV MONTE PATRIA 10,0 31082 62049
11 V LA LIGUA 10,0 33134 94523
12 X LANCO 10,0 15500 55482
13 VIII CONCEPCION 10,0 219660 174246
14 IV SALAMANCA 10,0 25030 66971
15 IX COLLIPULLI 10,0 22689 60175
16 V CABILDO 10,1 19497 75931
17 X DALCAHUE 10,1 11313 95057
18 V CALLE LARGA 10,1 10636 75294
19 VIII PENCO 10,2 47416 85185
20 VI GRANEROS 10,2 26730 89560
21 XIII CONCHALI 10,2 132363 120555
22 XIII QTA NORMAL 10,2 103316 127734
23 VIII SANTA BARBARA 10,3 83513 76218
24 VIII SN IGNACIO 10,3 16251 62349
25 VI COLTAUCO 10,4 16482 67157
26 V CATEMU 10,4 12434 72725
27 IV OVALLE 10,4 101265 121100
28 V CASABLANCA 10,5 22992 84736
29 V PUCHUNCAVI 10,5 13429 123576
30 VIII EL CARMEN 10,5 12884 81484
31 VI MARCHIGUE 10,5 7019 (d)
32 XII NAVARINO 10,5 2401 (d)
33 X LLANQUIHUE 10,6 16880 118830
34 IX NUEVA IMPERIAL 10,6 41008 (d)
35 XI AYSEN 10,7 23263 105998
36 VIII LOS ANGELES 10,7 172683 95030
37 VIII SN NICOLAS 10,7 9878 63376
38 XIII LAMPA 11,0 43247 92301
39 VI OLIVAR 11,1 12663 81704
40 IV LOS VILOS 11,1 17912 78978
41 V LOS ANDES 11,1 62616 131443
42 VI PEUMO 11,2 14218 (d)
43 II CALAMA 11,2 143058 150622
44 IX PERQUENCO 11,2 6610 59528
45 V RINCONADA 11,2 6921 93909
46 VIII STA JUANA 11,3 12912 59250
47 VIII COELEMU 11,4 16166 72684
48 X LOS LAGOS 11,4 20726 70460
49 V PUTAENDO 11,5 15071 77715
50 V SN FELIPE 11,5 66465 111086
51 XIII SN PEDRO 11,6 7679 (d)
52 XIII LO ESPEJO 11,7 113424 84255
53 III COPIAPO 11,9 135033 91289
54 IX MELIPEUCO 11,9 5589 54583
55 IX CURARREHUE 12,0 7024 49106
56 XI COCHRANE 12,0 2922 107748
57 X LAGO RANCO 12,0 10213 46798
58 VIII CORONEL 12,1 98480 74516
59 V STA MARIA 12,2 13193 76868
60 VII CHANCO 12,2 9617 63228
61 XIII ALHUE 12,2 4518 79490
62 XIII SN MIGUEL 12,3 78589 253839
63 V CARTAGENA 12,3 17751 93171
64 IV ANDACOLLO 12,3 10278 70262
65 VIII LOS ALAMOS 12,3 19237 71689
(a): Periodo de observación 1999 al 2003. El denominador utilizado son los nacidos vivos año 2001, punto medio del periodo de observación
(b): Población estimada junio del 2001, en base al Censo 2002
(c): Promedio de ingreso autónomo percapita del hogar, CASEN 2003
(d): Información no disponible, Comuna no autorepresentada CASEN 2003

76
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 49: Comunas del quinto quintil de mortalidad infantil, ordenada según magnitud de la tasa
para 61 mujeres sin escolaridad con hijos fallecidos en el primer año de vida, Chile 2000-2003.
Anexo 2.

Población Promedio de
N° Región Comuna Tasa MI *1000(a) 2001(b) Ingreso(c)
1 VIII SN CARLOS 12,4 50.796 82.289
2 X PANGUIPULLI 12,4 34.037 62.334
3 IV VICUNA 12,4 24.720 90.364
4 VII PELLUHUE 12,5 6.617 91.667
5 VII CONSTITUCION 12,5 47.927 128.100
6 VI DONIHUE 12,5 17.390 119.377
7 VIII TIRUA 12,6 10.011 51.662
8 VI PICHILEMU 12,6 12.719 107.076
9 IX TEODORO SCHMIDT 12,6 15.836 65.845
10 III A CARMEN 12,7 4.890 76.747
11 VII YERBAS BUENAS 12,7 16.514 63.548
12 X RIO BUENO 12,7 33.003 63.304
13 XIII ISLA MAIPO 12,7 26.807 116.470
14 I HUARA 13,0 2.709 63.786
15 IX ERCILLA 13,2 9.236 73.828
16 IX LUMACO 13,3 11.500 60.669
17 XI LAGO VERDE 13,3 1.065 (d)
18 VI SN FERNANDO 13,4 40.939 111.834
19 IX LOS SAUCES 13,5 7.559 49.137
20 VIII YUMBEL 13,5 20.647 65.913
21 IX LONCOCHE 13,5 23.291 63.554
22 X PUERTO MONTT 13,7 185.658 124.447
23 IX FREIRE 13,7 26.187 42.316
24 IX TRAIGUEN 13,8 19.658 108.194
25 VIII QUIRIHUE 13,8 11.562 85.179
26 IX PUREN 13,9 12.961 (d)
27 VIII COBQUECURA 14,0 5.635 78.013
28 VII CUREPTO 14,2 10.774 85.761
29 IV RIO HURTADO 14,3 4.784 60.622
30 IV ILLAPEL 14,4 30.939 65.458
31 XI CISNES 14,7 5.925 126.722
32 IX TOLTEN 14,8 11.317 54.238
33 VIII NEGRETE 14,9 8.754 56.849
34 II MEJILLONES 15,2 8.840 109.169
35 VIII CURANILAHUE 15,2 32.368 65.351
36 X SN PABLO 15,3 10.158 58.384
37 VIII CANETE 15,3 32.071 100.172
38 VI PICHIDEGUA 15,7 18.026 108.429
39 XIII CALERA TANGO 16,0 19.382 272.341
40 II SN PEDRO ATACAMA 16,1 5.391 116.336
41 III CHANARAL 16,3 13.766 77.601
42 X QUEMCHI 16,3 8.876 81.726
43 X QUINCHAO 16,3 9.130 96.209
44 I PUTRE 16,7 1.901 74.895
45 VIII PORTEZUELO 16,7 5.468 52.851
46 X FUTRONO 17,1 15.416 57.951
47 IX LONQUIMAY 17,2 10.599 63.134
48 VIII BULNES 17,6 20.963 83.055
49 IX GALVARINO 18,7 12.658 59.974
50 VII VILLA ALEGRE 18,8 14.904 80.701
51 VI LOLOL 19,4 6.245 48.389
52 VIII RANQUIL 19,6 5.615 53.048
53 VIII SN ROSENDO 20,0 3.929 62.379
54 X LOS MUERMOS 20,2 17.165 86.220
55 X SN JUAN LA COSTA 20,4 8.847 39.790
56 VIII TREHUACO 20,7 5.303 50.690
57 VI PAREDONES 20,8 6.726 (d)
58 VI LA ESTRELLA 21,4 4.293 68.613
59 I CAMINA 22,2 1.288 61.424
60 I PICA 25,0 7.092 93.759
61 I COLCHANE 32,0 1.669 27.267
62 VIII CONTULMO 32,6 5.830 59.947
63 II SIERRA GORDA 33,3 2.519 127.720
64 VI LITUECHE 42,9 5.570 (d)
(a):Periodo de observación 1999 al 2003. El denominador utilizado son los nacidos vivos año 2001, punto medio del periodo de observación
(b): Población estimada junio del 2001, en base al Censo 2002
(c): Promedio de ingreso autónomo percapita del hogar, CASEN 2003
(d): Información no disponible, Comuna no autorepresentada CASEN 2003

77
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Nº 3: Análisis de la Mortalidad Infantil según nivel de educación de


la madre, incluyendo las categorías “sin educación” y “1 a 3 años de
educación”.

En el periodo 1998-2000, la tasa de mortalidad observada de los hijos de madres sin escolaridad
fue de 18,2 por 1.000 NV, mientras que para las madres con 13 o más años de escolaridad este
indicador era de 6 niños por 1.000 NV, (tabla 42). Es decir, el riesgo de fallecer antes de alcanzar
un año de vida era tres veces mayor para aquellos niños de madres sin escolaridad, comparado
con el riesgo de los niños cuyas madres alcanzan el nivel de educación superior (13 ó más años
de estudio).

Tabla 50: Defunciones, nacidos vivos y tasas de mortalidad neonatal precoz, neonatal tardía y
postneonatal según escolaridad de la madre, identificando las categorías “sin escolaridad” y “1 a 3
años de escolaridad”. Chile, 1998-2000 y 2001-2003. Anexo 3.

Escolaridad Defunciones Nacidos Tasa de mortalidad:


de Neonatales Neonatales Post Todas las vivos Neonatal Neonatal Post
la madre Infantil
Precoces Tardías neonatales infantiles Precoz Tardía neonatal
Sin 18 6 24 48 2.633 6,8 2,3 9,1 18,2
escolaridad
1-3 años 56 32 91 179 11.910 4,7 2,7 7,6 15,0
Hasta 3 años 74 38 115 227 14.543 5,1 2,6 7,9 15,6
4- 6 años 374 134 476 984 63.931 5,9 2,1 7,4 15,4
7-9 años 599 186 722 1.507 123.788 4,8 1,5 5,8 12,2
10-12 años 1.808 496 1.505 3.809 399.066 4,5 1,2 3,8 9,5
13 y más años 550 126 247 923 153.619 3,6 0,8 1,6 6,0
Total 3.405 980 3.065 7.450 754.947 4,5 1,3 4,1 9,9
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

En el período 2001-2003 (tabla 43) la mortalidad infantil según la escolaridad de la madre,


muestra que, no obstante la importante disminución de la mortalidad infantil a nivel global, hay
un aumento de la tasa mortalidad para niños de madres sin educación, de 18,2 a 31,0 por 1000
NV. El incremento se observa principalmente en la componente post-neonatal, (después de los
27 días de vida), el cual tradicionalmente se considera que depende más de factores asociados
al entorno, como el nivel socioeconómico que de la atención médica36.

78
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 51: Defunciones, nacidos vivos y tasa de mortalidad según escolaridad de la madre,
identificando las categorías “sin escolaridad” y “1 a 3 años de escolaridad”. Chile, 1998-2000 y
2001-2003. Anexo 3.

N° Nacidos
Escolaridad de N° Defunciones Tasa de mortalidad infantil
vivos
la madre Neonatal Neonatal Post Neonatal Neonatal Post
Total Total Total
Precoz Tardía neonatal Precoz Tardía neonatal
Sin escolaridad 19 4 38 61 1968 9,7 2,0 19,3 31,0

1-3 años 41 11 48 100 8698 4,7 1,3 5,5 11,5

Hasta 3 años 60 15 86 161 10666 5,6 1,4 8,1 15,1

4- 6 años 272 83 302 657 49287 5,5 1,7 6,1 13,3

7-9 años 440 160 469 1069 106328 4,1 1,5 4,4 10,1

10-12 años 1595 444 1188 3227 392997 4,1 1,1 3,0 8,2

13 y más años 483 112 212 807 159963 3,0 0,7 1,3 5,0

Total 2850 814 2257 5921 719241 4,0 1,1 3,1 8,2
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

La tabla 44 muestra el riesgo relativo en los distintos tramos de escolaridad versus la escolaridad
más alta (13 y más años) para cada componente de la mortalidad infantil en los dos periodos
de estudio. Al observar la contribución de cada componente al total de la mortalidad infantil
según escolaridad de las madres, se evidencia la importancia del componente post neonatal en
las mujeres con menor educación.

Por otra parte, la tabla 44 también muestra para ambos periodos, que la mortalidad neonatal
precoz, habitualmente asociada a causas relacionadas con el niño o con la evolución del
embarazo y por ello más dependientes de la calidad y del acceso a la atención médica es
relativamente estable en todos los grupos, con excepción del grupo de mujeres sin escolaridad.

Tabla 52: Brecha de Mortalidad infantil entre grupos extremos de nivel de instrucción de la madre,
identificando las categorías “sin escolaridad” y “1 a 3 años de escolaridad”. Chile, 1998-2000 y
2001-2003. Anexo 3.

Riesgo relativo “sin escolaridad” versus “13 y más años de escolaridad”


Escolaridad Años 1998-2000 Años 2001-2003
de la madre Mortalidad Mortalidad Mortalidad Mortalidad Mortalidad Mortalidad Mortalidad Mortalidad
Neonatal Neonatal Post Infantil Neonatal Neonatal Post Infantil Total
Precoz Tardía neonatal Total Precoz Tardía neonatal
Sin 1,9 2,8 5,7 3,0 3,2 2,9 14,6 6,1
escolaridad
1-3 años 1,3 3,3 4,8 2,5 1,6 1,8 4,2 2,3
Hasta 3
años de 1,4 3,2 4,9 2,6 1,6 1,7 5,0 3,0
escolaridad
4- 6 años 1,6 2,6 4,6 2,6 1,8 2,4 4,6 2,6
7-9 años 1,4 1,8 3,6 2,0 1,4 2,1 3,3 2,0
10-12 años 1,3 1,5 2,3 1,6 1,3 1,6 2,3 1,6
13 y más años 1,0 1,0 1,0 1,0 1,0 1,0 1,0 1,0
Fuente: MINSAL, Estadísticas Vitales, 1998 al 2003

79
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Si bien con este análisis se podría concluir que el riesgo relativo de mortalidad infantil para los
hijos de mujeres sin escolaridad versus el de los hijos de las que cuentan con 13 y más años de
estudio ha aumentado de 3 a 6 entre los periodos estudiados, una lectura más detallada muestra
que este cambio se explica principalmente por la “sensibilidad del indicador” que depende de
dos situaciones.

En primer lugar el aumento del número de niños fallecidos en los periodos observados de
48 a 61, (numerador) lo que representa un incremento de un 27%. En segundo lugar, por la
importante disminución del denominador ya que las madres sin escolaridad se reducen de
2.633 a 1.968 mujeres. Complementariamente, dada la evolución y buenos logros de los
indicadores de escolaridad mostrados por la población chilena en los últimos años, además de
la prioridad otorgada por el gobierno al tema educación, como lo demuestra la implementación
de la obligatoriedad de los 12 años de estudio, afortunadamente las mujeres sin escolaridad en
edad fértil constituyen un universo cada vez más pequeño con una tendencia a cero. Por estas
razones el análisis de la mortalidad infantil según escolaridad de las madres, comparando el
grupo de madres sin escolaridad versus madres con mas de trece años de estudio es “inestable”
desde el punto de vista estadístico e induce a conclusiones erróneas. Por lo tanto, conjuntamente
con la contraparte técnica del Ministerio de Salud, se resolvió cambiar la categoría de mayor
riesgo desde “sin escolaridad” por “hasta tres años de escolaridad”.

En síntesis, con esta nueva categorización de la escolaridad de las madres, se observa que el
riesgo relativo para la mortalidad infantil entre madres de hasta tres años de escolaridad versus
madres con más de 13 años de educación aumentó de 2,6 a 3,0 veces. En otras palabras, esto
significa que el diferencial de mortalidad infantil entre grupos educacionales extremos ha
aumentado en un 15%.

36 Objetivos Sanitarios para la década 2000-2010, pág. 238.

80
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Nº 4: Edades (promedio, máximo y mínimo) y número de casos


de fallecidos por tramo de escolaridad según causa. Chile,
trienios 1998-2000 y 2001-2003.
Tabla 53: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de
mortalidad, según nivel de escolaridad en año. Chile 1998-2000. Anexo 4.

Población total, 1998-2000


Causas y códigos CIE-10 Años de escolaridad alcanzados
Edad Total
Ninguna 1-8 años 9-12 años 13 y + años
Promedio 77,9 74,4 70,7 68,7 74,1
Mínimo 23 20 20 21 20
Cerebrovasculares (I60-I69
Máximo 113 108 101 104 113
N° casos 3.614 14.499 3.906 752 22.771
Promedio 77,4 73,2 70,0 68,7 72,9
Mínimo 27 25 20 26 20
Cardiopatía Isquémica (I20-I25)
Máximo 121 105 104 98 121
N° casos 2.198 10.813 3.468 838 17.317
Promedio 82,5 79,6 77,4 79,3 79,8
Mínimo 29 20 33 36 20
IRA (J00-J20;J40-J42
Máximo 103 101 100 99 103
N° casos 114 391 86 16 607
Promedio 74,9 72,6 70,1 70,5 72,4
Mínimo 29 21 22 30 21
Diabetes (E10-E14)
Máximo 103 103 102 97 103
N° casos 891 4.841 1.142 225 7.099
Promedio 67,2 64,0 62,1 62,1 63,8
Mínimo 30 24 27 22 22
Cirrosis (K70;K74;K76)
Máximo 94 96 98 94 98
N° casos 403 3.507 1.016 187 5.113
Promedio 84,4 84,1 84,7 87,3 84,3
Mínimo 60 39 58 57 39
Demencia (F00-F03))
Máximo 102 106 104 103 106
N° casos 309 969 218 43 1.539
Promedio 57,7 49,4 38,1 38,2 44,9
Mínimo 20 20 20 20 20
Accidentes del tránsito (V01-V99)
Máximo 94 94 92 92 94
N° casos 294 2.493 1.748 459 4.994
Promedio 56,5 45,5 37,7 38,9 43,1
Mínimo 20 20 20 20 20
Suicidios (X60-X84)
Máximo 95 100 92 89 100
N° casos 194 1.779 1.044 247 3.264
Promedio 44,4 40,1 37,6 40,2 39,0
Mínimo 24 21 20 22 20
VIH–SIDA (B20-B24)
Máximo 66 78 81 72 81
N° casos 21 547 604 127 1.299
Promedio 64,6 64,1 57,5 60,8 61,7
Mínimo 40 25 21 30 21
Hepatitis (B15-B19)
Máximo 81 95 88 86 95
N° casos 5 147 82 15 249
Promedio 55,1 38,9 33,5 36,8 38,0
Mínimo 21 20 20 20 20
Homicidios (X85-Y09)
Máximo 91 86 83 81 91
N° casos 55 602 319 38 1.014
Promedio 75,7 69,4 61,0 59,8 68,0
Mínimo 20 20 20 20 20
Total de grupo
Máximo 121 108 104 104 121
N° casos 8.098 40.588 13.633 2.947 65.266

81
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 54: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de
mortalidad, para HOMBRES según nivel de escolaridad en año. Chile 1998-2000. Anexo 4.

Población Masculina, 1998-2000


Causas y códigos CIE-10 Años de escolaridad alcanzados
Edad Total
Ninguna 1-8 años 9-12 años 13 y + años
Promedio 76,1 72,5 68,3 67,9 72,0
Mínimo 23 20 20 21 20
Cerebrovasculares (I60-I69
Máximo 103 102 101 101 103
N° casos 1.605 6.903 2.138 473 11.119
Promedio 75,4 70,8 67,2 67,0 70,2
Mínimo 29 25 20 26 20
Cardiopatía Isquémica (I20-I25)
Máximo 107 101 99 96 107
N° casos 1.051 6.159 2.313 660 10.183
Promedio 79,7 77,0 75,1 83,7 77,4
Mínimo 29 20 33 75 20
IRA (J00-J20;J40-J42
Máximo 95 96 94 99 99
N° casos 52 181 45 12 290
Promedio 74,2 71,3 69,1 69,1 71,0
Mínimo 30 23 22 32 22
Diabetes, (E10-E14)
Máximo 96 99 101 97 101
N° casos 286 2.120 710 164 3.280
Promedio 65,3 62,2 61,1 61,2 62,1
Mínimo 30 27 27 29 27
Cirrosis, (K70;K74;K76)
Máximo 94 96 98 93 98
N° casos 221 2.197 721 133 3.272
Promedio 82,6 81,7 82,6 84,6 82,2
Mínimo 60 39 60 57 39
Demencia, (F00-F03))
Máximo 99 102 100 96 102
N° casos 129 370 97 24 620
Promedio 56,4 48,1 37,7 38,1 44,1
Mínimo 20 20 20 20 20
Accidentes tránsito, (V01-V99)
Máximo 94 93 92 92 94
N° casos 257 2094 1474 346 4171
Promedio 56,8 45,5 37,6 39,2 43,3
Mínimo 20 20 20 20 20
Suicidios, (X60-X84)
Máximo 95 100 92 89 100
N° casos 173 1597 907 187 2.864
Promedio 42,6 40,0 37,6 40,1 38,9
Mínimo 24 21 20 22 20
VIH–SIDA, (B20-B24)
Máximo 63 77 81 72 81
N° casos 17 475 547 122 1.161
Promedio 40,0 62,2 57,3 61,0 59,9
Mínimo 40 32 22 44 22
Hepatitis (B15-B19)
Máximo 40 90 85 86 90
N° casos 1 48 38 10 97
Promedio 50,9 38,1 32,9 38,2 37,1
Mínimo 21 20 20 20 20
Homicidios, (X85-Y09)
Máximo 82 86 83 81 86
N° casos 44 527 278 30 879
Promedio 72,8 65,5 56,9 58,3 63,7
Mínimo 20 20 20 20 20
Total de grupo
Máximo 107 102 101 101 107
N° casos 3.836 22.671 9.268 2.161 3.7936

82
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 55: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de
mortalidad, para MUJERES según nivel de escolaridad en año. Chile 1998-2000. Anexo 4.

Población Femenina, 1998-2000


Causas y códigos CIE-10 Años de escolaridad alcanzados
Edad Total
Ninguna 1-8 años 9-12 años 13 y + años
Promedio 79,3 76,1 73,6 70,1 76,2
Mínimo 26 20 20 24 20
Cerebrovasculares (I60-I69
Máximo 113 108 101 104 113
N° casos 2.009 7.596 1.768 279 11.652
Promedio 79,1 76,3 75,8 74,9 76,6
Mínimo 27 29 31 28 27
Cardiopatía Isquémica (I20-I25)
Máximo 121 105 104 98 121
N° casos 1.147 4.654 1.155 178 7.134
Promedio 84,8 81,9 79,9 66,0 82,0
Mínimo 48 23 41 36 23
IRA (J00-J20;J40-J42
Máximo 103 101 100 91 103
N° casos 62 210 41 4 317
Promedio 75,3 73,6 71,9 74,4 73,7
Mínimo 29 21 22 30 21
Diabetes, (E10-E14)
Máximo 103 103 102 97 103
N° casos 605 2721 432 61 3.819
Promedio 69,5 66,9 64,5 64,5 66,7
Mínimo 30 24 28 22 22
Cirrosis, (K70;K74;K76)
Máximo 93 94 95 94 95
N° casos 182 1.310 295 54 1.841
Promedio 85,6 85,5 86,3 90,7 85,7
Mínimo 60 56 58 76 56
Demencia, (F00-F03))
Máximo 102 106 104 103 106
N° casos 180 599 121 19 919
Promedio 67,1 56,4 40,3 38,6 49,0
Mínimo 23 20 20 20 20
Accidentes tránsito, (V01-V99)
Máximo 92 94 88 90 94
N° casos 37 399 274 113 823
Promedio 54,1 44,7 38,4 38,0 42,1
Mínimo 26 20 20 20 20
Suicidios, (X60-X84)
Máximo 76 86 81 61 86
N° casos 21 182 137 60 400
Promedio 51,8 40,7 36,7 43,4 39,5
Mínimo 44 21 21 36 21
VIH–SIDA, (B20-B24)
Máximo 66 78 72 51 78
N° casos 4 72 57 5 138
Promedio 70,8 65,0 57,7 60,4 62,9
Mínimo 47 25 21 30 21
Hepatitis (B15-B19)
Máximo 81 95 88 72 95
N° casos 4 99 44 5 152
Promedio 71,7 45,0 37,2 31,4 44,0
Mínimo 49 21 21 23 21
Homicidios, (X85-Y09)
Máximo 91 84 74 44 91
N° casos 11 75 41 8 135
Promedio 78,3 74,4 69,6 64,0 74,0
Mínimo 23 20 20 20 20
Total de grupo
Máximo 121 108 104 104 121
N° casos 4.262 17.917 4.365 786 27.330

83
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 56: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de
mortalidad, según nivel de escolaridad en año. Chile 2001-2003. Anexo 4.

Población total, 2001-2003


Causas y códigos CIE-10 Años de escolaridad alcanzados
Edad Total
Ninguna 1-8 años 9-12 años 13 y + años
Promedio 77,9 74,8 70,1 68,6 74,2
Mínimo 23 20 20 21 20
Cerebrovasculares (I60-I69
Máximo 101 106 104 101 106
N° casos 3.425 14.828 3.850 811 22.914
Promedio 76,6 73,2 68,9 66,8 72,5
Mínimo 22 25 22 23 22
Cardiopatía Isquémica (I20-I25)
Máximo 107 105 105 108 108
N° casos 2.152 11.134 3.470 896 17.652
Promedio 81,8 77,9 77,3 84,5 78,8
Mínimo 29 44 54 58 29
IRA (J00-J20;J40-J42
Máximo 102 99 107 99 107
N° casos 68 207 42 8 325
Promedio 75,2 72,8 70,0 69,3 72,5
Mínimo 20 23 22 26 20
Diabetes (E10-E14)
Máximo 104 103 101 101 104
N° casos 1.138 6.215 1.547 306 9.206
Promedio 66,9 63,9 60,6 61,7 63,4
Mínimo 29 20 20 28 20
Cirrosis (K70;K74;K76)
Máximo 97 96 101 92 101
N° casos 408 3.627 1.064 202 5.301
Promedio 84,1 84,0 84,5 85,6 84,1
Mínimo 20 39 43 55 20
Demencia (F00-F03))
Máximo 110 108 107 103 110
N° casos 955 3.011 635 119 4.720
Promedio 56,7 50,3 39,4 38,6 46,0
Mínimo 20 20 20 20 20
Accidentes del tránsito (V01-V99)
Máximo 99 95 92 86 99
N° casos 359 2.854 1.867 523 5.603
Promedio 53,7 46,2 37,4 38,5 42,7
Mínimo 20 20 20 20 20
Suicidios (X60-X84)
Máximo 94 96 95 81 96
N° casos 252 2.199 1.633 407 4.491
Promedio 42,6 41,0 38,3 40,6 39,7
Mínimo 23 20 20 22 20
VIH–SIDA (B20-B24)
Máximo 65 90 78 82 90
N° casos 31 548 654 168 1.401
Promedio 61,0 63,5 61,4 57,0 62,4
Mínimo 35 20 20 39 20
Hepatitis (B15-B19)
Máximo 71 86 98 73 98
N° casos 5 139 82 13 239
Promedio 46,9 37,6 33,6 38,7 36,7
Mínimo 20 20 20 20 20
Homicidios (X85-Y09)
Máximo 86 88 88 88 88
N° casos 86 919 638 90 1.733
Promedio 75,5 69,8 59,7 58,4 67,8
Mínimo 20 20 20 20 20
Total de grupo
Máximo 110 108 107 108 110
N° casos 8.879 45.681 15.482 3.543 73.585

84
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 57: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de
mortalidad, para HOMBRES según nivel de escolaridad en año. Chile 2001-2003. Anexo 4.

Población Masculina, 2001-2003


Causas y códigos CIE-10 Años de escolaridad alcanzados
Edad Total
Ninguna 1-8 años 9-12 años 13 y + años
Promedio 76,3 72,5 68,3 69,1 72,1
Mínimo 23 20 20 21 20
Cerebrovasculares (I60-I69
Máximo 101 102 101 99 102
N° casos 1.575 7.054 2.063 491 11.183
Promedio 74,6 70,5 65,9 65,5 69,5
Mínimo 22 25 22 23 22
Cardiopatía Isquémica (I20-I25)
Máximo 102 100 100 108 108
N° casos 1.087 6.252 2.334 717 10.390
Promedio 81,1 75,0 75,3 83,2 76,7
Mínimo 45 44 63 58 44
IRA (J00-J20;J40-J42
Máximo 102 99 107 99 107
N° casos 34 94 23 6 157
Promedio 74,6 71,4 69,1 69,4 71,1
Mínimo 27 24 25 28 24
Diabetes, (E10-E14)
Máximo 99 99 101 101 101
N° casos 373 2.810 979 224 4.386
Promedio 64,2 61,8 59,8 61,0 61,4
Mínimo 30 20 23 36 20
Cirrosis, (K70;K74;K76)
Máximo 91 94 94 92 94
N° casos 218 2.246 745 152 3.361
Promedio 81,8 81,4 82,7 84,9 81,8
Mínimo 20 39 45 60 20
Demencia, (F00-F03))
Máximo 101 102 99 97 102
N° casos 388 1.113 269 60 1.830
Promedio 55,5 49,3 38,7 39,0 45,3
Mínimo 20 20 20 20 20
Accidentes tránsito, (V01-V99)
Máximo 99 95 92 86 99
N° casos 309 2.408 1.553 401 4.671
Promedio 53,6 46,0 37,4 38,7 42,8
Mínimo 20 20 20 20 20
Suicidios, (X60-X84)
Máximo 94 96 95 81 96
N° casos 228 1.947 1.373 310 3.858
Promedio 42,2 40,9 38,2 40,5 39,6
Mínimo 23 20 20 22 20
VIH–SIDA, (B20-B24)
Máximo 65 79 78 82 82
N° casos 23 446 581 157 1.207
Promedio 53,0 61,8 58,4 55,1 59,8
Mínimo 35 25 20 39 20
Hepatitis (B15-B19)
Máximo 71 83 82 65 83
N° casos 2 54 41 8 105
Promedio 43,8 37,1 32,8 37,0 35,8
Mínimo 20 20 20 20 20
Homicidios, (X85-Y09)
Máximo 78 87 86 88 88
N° casos 73 835 577 74 1.559
Promedio 72,2 65,3 55,6 57,1 63,1
Mínimo 20 20 20 20 20
Total de grupo
Máximo 102 102 107 108 108
N° casos 4.310 25.259 10.538 2.600 42.707

85
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 58: Edad promedio, mínimo, máximo y número de casos para causas seleccionadas de
mortalidad, para MUJERES según nivel de escolaridad en año. Chile 2001-2003. Anexo 4.

Población Femenina, 2001-2003


Causas y códigos CIE-10 Años de escolaridad alcanzados
Edad Total
Ninguna 1-8 años 9-12 años 13 y + años
Promedio 79,3 76,9 72,3 67,8 76,3
Mínimo 30 23 20 22 20
Cerebrovasculares (I60-I69
Máximo 101 106 104 101 106
N° casos 1.850 7.774 1.787 320 11.731
Promedio 78,6 76,7 75,1 71,9 76,6
Mínimo 25 26 24 31 24
Cardiopatía Isquémica (I20-I25)
Máximo 107 105 105 101 107
N° casos 1.065 4.882 1.136 179 7.262
Promedio 82,5 80,2 79,7 88,5 80,7
Mínimo 29 45 54 86 29
IRA (J00-J20;J40-J42
Máximo 101 99 98 91 101
N° casos 34 113 19 2 168
Promedio 75,4 73,9 71,6 69,3 73,8
Mínimo 20 23 22 26 20
Diabetes, (E10-E14)
Máximo 104 103 100 96 104
N° casos 765 3.405 568 82 4.820
Promedio 70,0 67,3 62,6 64,0 66,7
Mínimo 29 27 20 28 20
Cirrosis, (K70;K74;K76)
Máximo 97 96 101 81 101
N° casos 190 1.381 319 50 1.940
Promedio 85,7 85,6 85,9 86,3 85,6
Mínimo 23 49 43 55 23
Demencia, (F00-F03))
Máximo 110 108 107 103 110
N° casos 567 1.898 366 59 2.890
Promedio 64,1 55,4 42,9 37,0 49,2
Mínimo 20 20 20 20 20
Accidentes tránsito, (V01-V99)
Máximo 97 91 88 77 97
N° casos 50 446 314 122 932
Promedio 54,1 47,4 37,3 37,6 42,0
Mínimo 22 20 20 20 20
Suicidios, (X60-X84)
Máximo 82 96 94 77 96
N° casos 24 252 260 97 633
Promedio 43,9 41,5 38,6 42,7 40,6
Mínimo 34 21 20 28 20
VIH–SIDA, (B20-B24)
Máximo 55 90 76 59 90
N° casos 8 102 73 11 194
Promedio 66,3 64,6 64,4 60,0 64,4
Mínimo 60 20 38 42 20
Hepatitis (B15-B19)
Máximo 70 86 98 73 98
N° casos 3 85 41 5 134
Promedio 63,9 42,6 41,3 46,5 44,1
Mínimo 34 20 20 21 20
Homicidios, (X85-Y09)
Máximo 86 88 88 84 88
N° casos 13 84 61 16 174
Promedio 78,5 75,3 68,6 61,9 74,3
Mínimo 20 20 20 20 20
Total de grupo
Máximo 110 108 107 103 110
N° casos 4.569 20.422 4.944 943 30.878

86
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Nº 5: Brechas de Riesgo Relativo (RR) según tramos de escolaridad


para las 50 primeras causas de mortalidad en población mayor de 20
años. Chile, trienios 1998-2000 y 2001-2003.
Tabla 59: Brechas de Riesgo Relativo (RR) según tramos de escolaridad para las 50 primeras causas de
mortalidad en población mayor de 20 años, ordenadas por RR entre grupos extremos de educación.
Chile, trienio 1998-2000. Anexo 5.

Total país, años 1998-2000 RR, sin


Tasas de mortalidad de las 50 causas con mayores escolaridad
Causa y código CIE-10 brechas según años de estudio versus 13 y
Ninguno 1-8 9-12 13 y más Total más años
R99X Causas mal definidas y no especificadas 95,5 16,2 2,5 0,9 11,6 101,2
C159 Cáncer de esófago 18,8 7,7 1,3 0,3 4,3 61,5
E46X Desnutrición proteico calórica 10,9 4,2 0,8 0,2 2,4 52,8
R54X Senilidad 33,2 10,7 1,9 0,7 6,3 48,2
I110, I119 Enfermedad cardíaca hipertensiva 30,3 14,8 3,0 0,7 8,2 41,1
I10X Hipertensión esencial (primaria) 13,6 6,0 1,2 0,4 3,4 36,3
I500, I509 Insuficiencia cardiaca 33,9 14,2 2,9 0,9 8,1 35,9
I694 Secuelas de enfermedad cerebrovascular 21,6 8,9 2,1 0,6 5,2 35,4
C249 Cáncer de Vías Biliares 11,8 5,4 1,4 0,3 3,1 35,2
J448, J449 Enf. Pulmonares obstructivas crónicas 42,7 18,6 3,9 1,3 10,7 32,0
F03X Demencia 13,5 5,5 1,2 0,4 3,2 31,9
I64X Acc. Cerebro vascular agudo 82,9 35,8 7,9 2,6 20,6 31,6
J180, J189 Neumonía y Bronconeumonía 131,1 54,1 12,0 4,3 31,6 30,7
A419 Sepsis 11,8 5,0 1,3 0,4 3,0 30,7
N390 Infección de vías urinarias 9,2 5,6 1,5 0,3 3,1 26,7
C23X Cáncer de vesícula biliar 22,6 13,6 3,1 0,9 7,4 25,9
I639 Infarto cerebral 8,6 4,1 1,1 0,4 2,4 21,9
I709 Ateroesclerosis general 7,8 4,3 0,9 0,4 2,4 20,9
C169 Cáncer de estómago 52,5 31,4 7,9 2,5 17,5 20,8
N189 Insuficiencia renal crónica 8,7 5,7 1,6 0,5 3,2 18,4
K703, K709 Cirrosis hepática alcohólica 14,9 14,8 3,5 0,8 7,6 18,3
C539 Cáncer de cuello uterino 11,4 7,5 2,6 0,6 4,4 17,8
E142, E1405, E146 Diabetes mellitus 16,1 12,8 3,0 1,0 6,8 15,6
J841 Enfermedad con fibrosis pulmonar 7,6 6,4 1,8 0,5 3,5 14,3
I619 Hemorragia intra encefálica 20,7 15,3 4,7 1,5 8,7 14,0
C80X Cáncer no especificado 9,7 6,0 1,9 0,7 3,5 13,0
K769 Enfermedad del hígado no especificada 4,2 3,6 1,0 0,3 2,0 12,5
I219 Infarto agudo miocardio 92,8 58,7 18,3 7,9 34,5 11,8
C61X Cáncer de próstata 19,6 13,4 4,0 1,9 7,7 10,5
C229 Cáncer de hígado 7,0 5,0 1,5 0,7 2,9 9,7
K746 Otras cirrosis hepáticas no alcohólicas 13,0 15,6 4,3 1,4 8,2 9,6
I420 Cardiomiopatía dilatada 4,5 4,0 1,3 0,5 2,3 8,8
T751 Ahogamiento y sumersión no mortal 6,7 4,9 2,0 0,8 3,0 8,8
I251 Enfermedad artero esclerótica del corazón 26,5 20,5 6,9 3,1 12,0 8,6
I609 Hemorragia subaracnoidea 3,4 3,8 1,6 0,7 2,3 5,0
C259 Cáncer de páncreas 6,7 6,0 2,6 1,4 3,8 4,8
C56X Cáncer de ovario 2,8 3,2 1,4 0,6 1,9 4,8
C189 Cáncer de colon 8,0 6,3 2,9 1,7 4,1 4,7
T71X Asfixias 8,2 10,2 6,0 1,9 6,8 4,3
C349 Cáncer de pulmón y bronquios 15,4 18,6 7,9 3,7 11,3 4,1
C64X Cáncer de riñón 3,0 4,4 1,7 0,8 2,6 3,6
C509 Cáncer de mama 8,5 9,5 4,9 2,4 6,2 3,5
T07X Traumatismos múltiples 7,7 8,2 5,6 2,5 6,0 3,0
C859 Linfoma no Hodgkin 3,1 3,3 1,9 1,1 2,3 2,9
S069 Traumatismo intracraneal 7,7 10,5 5,8 2,7 7,0 2,8

87
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Tabla 60: Brechas de Riesgo Relativo (RR) según tramos de escolaridad para las 50 primeras
causas de mortalidad en población mayor de 20 años, ordenadas por RR entre grupos extremos de
educación. Chile, trienio 2001-2003. Anexo 5.

Total país, años 2001-2003 RR, sin


Tasas de mortalidad de las 50 causas con escolaridad
Causa y código CIE-10 mayores brechas según años de estudio versus 13 y
Ninguno 1-8 9-12 13 y más Total más años
R99X Causas mal definidas y no especificadas 116,1 20,2 2,4 1,1 13,2 107,6
R54X Senilidad 33,8 13,4 2,1 0,5 6,9 66,8
E46X Desnutrición proteico calórica 16,8 5,9 0,8 0,3 3,1 63,0
I694 Secuelas de enfermedad cerebrovascular 46,4 21,3 3,7 1,0 10,8 47,7
C159 Cáncer de esófago 29,5 14,0 2,0 0,7 6,9 45,2
I110, I119 Enfermedad cardíaca hipertensiva 82,6 44,6 7,4 1,9 21,9 43,4
J180, J189 Neumonía y Bronconeumonía 136,4 56,8 10,0 3,2 29,7 43,2
F03X Demencia 68,5 29,6 5,5 1,6 15,5 43,2
J448, J449 Enfermedades pulmonares obstructivas crónicas 85,9 40,9 7,1 2,1 20,7 41,6
I64X Accidente Cerebro vascular agudo 121,9 59,5 11,8 3,4 30,7 36,2
I500, I509 Insuficiencia cardiaca 61,0 33,2 7,1 1,8 17,0 34,7
A419 Sepsis 5,3 3,2 0,6 0,2 1,6 30,7
C23X Cáncer de vesícula biliar 35,8 25,5 5,1 1,2 12,4 29,6
C249 Cáncer de Vías Biliares 15,5 9,8 2,0 0,6 4,8 27,1
N390 Infección de vías urinarias 15,6 11,3 2,3 0,7 5,5 24,0
C169 Cáncer de estómago 84,0 57,1 12,8 3,8 28,6 22,4
C539 Cáncer de cuello uterino 16,2 12,5 3,7 0,7 6,5 21,7
I709 Ateroesclerosis general 5,7 2,8 0,6 0,3 1,5 21,5
N189 Insuficiencia renal crónica 16,6 12,4 3,0 0,9 6,2 18,4
K703, K709 Cirrosis hepática alcohólica 22,4 26,4 6,0 1,2 12,4 18,3
E142, E1405, E 146 Diabetes mellitus 36,9 27,9 6,3 2,2 13,9 17,1
I639 Infarto cerebral 6,0 4,7 1,4 0,4 2,5 16,8
C80X Cáncer no especificado 15,2 11,7 2,8 0,9 5,9 16,1
J841 Enfermedad con fibrosis pulmonar 18,4 14,6 3,7 1,3 7,4 14,4
I619 Hemorragia intra encefálica 33,1 28,3 7,6 2,5 14,4 13,2
I219 Infarto agudo miocardio 148,9 105,0 29,0 11,5 55,5 13,0
C61X Cáncer de próstata 35,0 26,3 6,3 2,9 13,4 11,9
K769 Enfermedad del hígado no especificada 3,8 4,9 1,2 0,3 2,3 11,4
K746 Otras cirrosis hepáticas no alcohólicas 24,2 29,3 7,7 2,2 14,3 11,2
C229 Cáncer de hígado 9,0 8,7 2,6 0,9 4,5 9,8
T751 Ahogamiento y sumersión no mortal 9,2 7,9 3,2 1,0 4,5 9,6
I251 Enfermedad arteroesclerótica del corazón 35,5 35,4 10,0 3,8 18,1 9,4
C259 Cáncer de páncreas 13,8 12,5 4,7 2,1 7,1 6,5
C349 Cáncer de pulmón y bronquios 31,8 35,4 13,1 5,5 19,5 5,8
S069 Traumatismo intracraneal 17,9 17,0 8,4 3,1 10,4 5,8
C64X Cáncer de riñón 6,0 7,4 3,2 1,1 4,2 5,6
C56X Cáncer de ovario 4,6 5,6 2,3 0,9 3,2 5,3
C189 Cáncer de colon 13,3 13,5 5,0 2,7 7,6 5,0
T71X Asfixias 15,0 17,4 10,9 3,2 11,4 4,6
C509 Cáncer de mama 13,4 17,9 7,9 3,2 10,4 4,2
I609 Hemorragia subaracnoidea 5,1 6,1 2,9 1,2 3,7 4,2
C859 Linfoma no Hodgkin 4,3 6,4 3,0 1,1 3,7 3,8
T07X Traumatismos múltiples 10,3 11,7 7,2 2,9 7,8 3,5

88
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Edad promedio de fallecidos. Trienio 1998-2000


Causas y códigos CIE-10 Años de escolaridad alcanzados
Ninguna 1-8 años 9-12 años 13 y + años Todos
Cerebrovasculares (I60-I69 77,9 74,4 70,7 68,7 74,1
Cardiopatía Isquémica (I20-I25) 77,4 73,2 70 68,7 72,9
IRA (J00-J20;J40-J42 82,5 79,6 77,4 79,3 79,8
Diabetes (E10-E14) 74,9 72,6 70,1 70,5 72,4
Cirrosis (K70;K74;K76) 67,2 64 62,1 62,1 63,8
Demencia (F00-F03)) 84,4 84,1 84,7 87,3 84,3
Accidentes del tránsito (V01-V99) 57,7 49,4 38,1 38,2 44,9
Suicidios (X60-X84) 56,5 45,5 37,7 38,9 43,1
VIH–SIDA (B20-B24) 44,4 40,1 37,6 40,2 39
Hepatitis (B15-B19) 64,6 64,1 57,5 60,8 61,7
Homicidios (X85-Y09) 55,1 38,9 33,5 36,8 38
Total de grupo 75,7 69,4 61 59,8 68

Número de fallecidos. Trienio 1998-2000


Causas y códigos CIE-10 Años de escolaridad alcanzados
Ninguna 1-8 años 9-12 años 13 y + años Todos
Cerebrovasculares (I60-I69 3.614 14.499 3.906 752 22.771
Cardiopatía Isquémica (I20-I25) 2.198 10.813 3.468 838 17.317
IRA (J00-J20;J40-J42 114 391 86 16 607
Diabetes (E10-E14) 891 4.841 1.142 225 7.099
Cirrosis (K70;K74;K76) 403 3.507 1.016 187 5.113
Demencia (F00-F03)) 309 969 218 43 1.539
Accidentes del tránsito (V01-V99) 294 2.493 1.748 459 4.994
Suicidios (X60-X84) 194 1.779 1.044 247 3.264
VIH–SIDA (B20-B24) 21 547 604 127 1.299
Hepatitis (B15-B19) 5 147 82 15 249
Homicidios (X85-Y09) 55 602 319 38 1.014
Total de grupo 8.098 40.588 13.633 2.947 65.266

89
Evaluación a mitad de período. Objetivo III Disminuir las Desigualdades en Salud

Edad promedio de fallecidos. Trienio 2001-2003


Causas y códigos CIE-10 Años de escolaridad alcanzados
Ninguna 1-8 años 9-12 años 13 y + años Todos
Cerebrovasculares (I60-I69 77,9 74,8 70,1 68,6 74,2
Cardiopatía Isquémica (I20-I25) 76,6 73,2 68,9 66,8 72,5
IRA (J00-J20;J40-J42 81,8 77,9 77,3 84,5 78,8
Diabetes (E10-E14) 75,2 72,8 70 69,3 72,5
Cirrosis (K70;K74;K76) 66,9 63,9 60,6 61,7 63,4
Demencia (F00-F03)) 84,1 84 84,5 85,6 84,1
Accidentes del tránsito (V01-V99) 56,7 50,3 39,4 38,6 46
Suicidios (X60-X84) 53,7 46,2 37,4 38,5 42,7
VIH–SIDA (B20-B24) 42,6 41 38,3 40,6 39,7
Hepatitis (B15-B19) 61 63,5 61,4 57 62,4
Homicidios (X85-Y09) 46,9 37,6 33,6 38,7 36,7
Total de grupo 75,5 69,8 59,7 58,4 67,8

Número de fallecidos. Trienio 200-2003


Causas y códigos CIE-10 Años de escolaridad alcanzados
Ninguna 1-8 años 9-12 años 13 y + años Todos
Cerebrovasculares (I60-I69 3.425 14.828 3.850 811 22.914
Cardiopatía Isquémica (I20-I25) 2.152 11.134 3.470 896 17.652
IRA (J00-J20;J40-J42 68 207 42 8 325
Diabetes (E10-E14) 1.138 6.215 1.547 306 9.206
Cirrosis (K70;K74;K76) 408 3.627 1.064 202 5.301
Demencia (F00-F03)) 955 3.011 635 119 4.720
Accidentes del tránsito (V01-V99) 359 2.854 1.867 523 5.603
Suicidios (X60-X84) 252 2.199 1.633 407 4.491
VIH–SIDA (B20-B24) 31 548 654 168 1.401
Hepatitis (B15-B19) 5 139 82 13 239
Homicidios (X85-Y09) 86 919 638 90 1.733
Total de grupo 8.879 45.681 15.482 3.543 73.585

90
Vasili Kandinski
Fragmento “Komposition VIII”,
1923, óleo sobre lienzo,
201 x 140 cm.