Está en la página 1de 3

EL HOMBRE COMO POSEEDOR

El ser humano tiene como propósito la felicidad, es lo que toda persona desea alcanzar, y
en esta búsqueda las personas emprenden caminos distintos, aunque no todos logren
alcanzar la felicidad.
El hombre por naturaleza busca el bien, incluso cuando realizamos malos actos creyendo
que de esta manera obtendremos un bien para para nosotros o para los demás. esto sucede
por elegir un mal creyendo que es un bien, un falso bien o un mal con apariencia de bien.
Teniendo en cuenta que nuestro propósito es la felicidad; podemos afirmar que el hombre
nace prematuro, inacabado e imperfecto.
Al decir que el hombre esta inacabado e imperfecto significa que no estamos
completamente o plenamente satisfechos, que tenemos carencias, que nos faltan cosas,
que tenemos necesidades. Pero el hombre es “perfecto en su imperfección”; el hombre
aspira a la felicidad perfecta, la lograra con la acción, con el trabajo, porque no la tiene
dada de antemano.
El hombre por si solo no puede llegar a la felicidad, necesita de los demás para sobrevivir,
de la humanidad y de su entorno, por eso se dice que el hombre es un ser dependiente, un
hombre solo no puede alcanzar su plena satisfacción.
Nosotros sentimos insatisfacción cuando tenemos alguna necesidad que no está cubierta,
entonces esta insatisfacción es lo que nos mueve a actuar, a hacer planes, para poder así
cubrir estas necesidades.

Teoría de las necesidades


Por lo tanto, vemos que el hombre no es un ser terminado, le falta crecer. Eso significa
que no estamos completamente satisfechos, necesitamos cubrir ciertas necesidades, Juan
Antonio Perez Lopez las clasifica en 3 grandes grupos:
1. Necesidades materiales (tener material). – esta relacionado con el mundo material,
lo que percibimos con los sentidos, son las cosas externas al hombre, lo corpóreo,
a esto se debe añadir la necesidad de dinero, ya que con esto se puede adquirir las
cosas materiales como, por ejemplo: el alimento, el vestido, un departamento,
servicios básicos, etc.
Estas necesidades se satisfacen desde fuera de nosotros, a través de la interacción
de los sentidos con el mundo físico, esto significa que el hombre puede poseer
cosas o la posibilidad de establecer relaciones sensibles con las cosas.
La satisfacción de estas necesidades va unida a lo que normalmente denominamos
sensación de placer, y su insatisfacción, a la sensación de dolor. Una vez cubiertas
estas necesidades el ser humano podrá sobrevivir, esto nos conducirá a la
dimensión de tener. Esta necesidad puede ser satisfecha en lo más básica, no es
prioridad satisfacerla totalmente, ya que hay otras más importantes que esta.

2. Necesidades cognoscitivas (tenencias cognoscitivas). –estas van relacionadas con


el aumento de nuestro conocimiento operativo, se trata de aquellas necesidades
que con nuestro saber podemos controlar, es el poder hacer cosas y conseguir lo
que queremos como, por ejemplo: el conocer una materia específica como la física
o la literatura, el andar en bicicleta, el nadar, etc.

AUTOR: ING. AARON SAMAEL ALVA RIVERA


Se satisfacen en la medida que somos más capaces de controlar la realidad que
nos rodea o de comprenderla mejor, el hecho de satisfacer estas necesidades se
relaciona con la sensación de poder y seguridad; están acompañadas ambas por el
goce o gusto de comprender y dominar más a fondo las cosas, el penetrar más
profundo la realidad, mientras más conocimiento adquieras te llevara a sentirte
más seguro de ti mismo, como por ejemplo: cuando trabajas en el campo que más
dominas dentro de una empresa te sentirás tranquilo y te desenvolverás de la mejor
manera, ya que tienes el conocimiento adecuado en la materia para hacerlo.
La satisfacción de estas necesidades están relacionadas con la dimensión del
saber-hacer, estas dos son muy importantes para el ser humano, como por
ejemplo: Un estudiante universitario que es primer puesto de su promoción, que
durante toda su vida académica ha sido uno de los mejores estudiantes en el plano
académico adquirió todo el conocimiento brindado por sus profesores, cuando
salga a trabajar su realidad será diferente ya que este puede Saber, pero en el plano
laboral no se desenvuelve bien, en el plano de Hacer. Es por eso que muchos
alumnos que siendo primeros puestos en las universidades les es difícil
desenvolverse en su trabajo y no logran Hacer a pesar que tienen todo el
conocimiento adquirido.

3. Necesidades afectivas (tenencias éticas). – son aquellas que están ligadas al logro
de relaciones satisfactorias con otras personas, a la certidumbre que no somos
indiferentes con los demás, de que nos quieren como personas por como somos,
y no por lo que tenemos en lo material o porque tengamos cualidades que les sean
útiles a los demás.
La satisfacción de esta necesidad se manifiesta a través de la seguridad de que a
una persona le afecta, lo que le afecta a la otra. Esto esta relacionado con la
empatía, en la capacidad que tiene la persona de interiorizar lo que le ocurre a los
demás. A medida que se satisface esta necesidad, la persona experimenta lo que
se llama la felicidad o alegría.
En conclusión, es la necesidad de amar y ser amado. La hombre tiene la necesidad
de ser amado, de saber que otras personas la aman, la quieren, por como es, con
sus cualidades y defecto y no por lo que puedan obtener de ella, a esto se le llama
amor afectivo (necesidad de ser amado), esto es muy diferente al amor efectivo
(necesidad de amar) que viene a ser la capacidad de la persona de amar a los
demás, a la gente que lo rodea, a querer el bien común para todos los seres, de
contribuir a mejorar la sociedad, es la idea de servir a los demás.

Comentario:
El hombre como poseedor tiene 3 tenencias, que son: materiales, cognoscitivas y éticas,
estas tenencias o necesidades están interrelacionadas entre sí, y es indispensable para la
vida que se logre una satisfacción mínima de esas necesidades.
El tener material no es lo primordial para satisfacer, claro el hombre tiene que satisfacer
mínimamente esta necesidad sino en consecuencia este enfermaría, pasaría hambre, frio
y moriría, pero muchas veces confundimos y pensamos que es la única necesidad,
nosotros por naturaleza tenemos una capacidad de consumo limitada: podríamos tener
toda la comida del mundo, pero solo podremos comer un poco cada día.
Ahora el tener material ayuda de cierta forma a satisfacer las necesidades cognoscitivas,
una laptop nos permite acceso ha mayor conocimiento y a hacer más. Por esto es que se
tiene una jerarquía o subordinación del saber – hacer sobre el tener, mientras mayor
conocimiento adquiera y lo aplique, mayores tenencias materiales obtendré.

AUTOR: ING. AARON SAMAEL ALVA RIVERA


¿Entonces para que saber más y tener más?, aquí entra la jerarquía o subordinación a las
tenencias éticas, utilizar el tener y el saber al servicio de los demás, esto nos ayuda a
crecer ya no como profesional, sino como persona; nos superamos a nosotros mismos.

AUTOR: ING. AARON SAMAEL ALVA RIVERA