Está en la página 1de 4

Si su niño tiene una derivación ventrículo-peritoneal (VP shunt), es posible que usted tenga preguntas sobre

este dispositivo. Esta guía le brindará información importante que usted debe saber sobre la derivación
ventrículo-peritoneal.

¿
El líquido cefalorraquídeo (CSF por sus siglas en inglés) normalmente se desplaza constantemente por el
cerebro y la médula espinal. La hidrocefalia se provoca cuando el líquido cefalorraquídeo se obstruye y se
acumula dentro del cerebro. Esto ejerce mayor presión en el cerebro. El aumento de presión puede dañarlo
poniendo en riesgo la vida del paciente. A menudo la derivación ventrículo-peritoneal se utiliza para tratar la
hidrocefalia. La derivación ventrículo-peritoneal ayuda a preservar la salud del paciente aliviando el aumento
de presión dentro del cerebro.

¿
La derivación ventrículo-peritoneal es un tubo plástico largo que
permite que el líquido drene del cerebro a otra parte del cuerpo. Este
drenaje evita el aumento de presión en el cerebro causado por la
hidrocefalia.
La derivación ventrículo-peritoneal (VP shunt) tiene por lo menos
tres partes. La primer parte es el catéter ventricular, que va dentro del
cerebro. La segunda parte es la válvula. Controla la presión dentro del
cerebro. La tercera parte es el catéter distal. Se encuentra debajo de la
piel y conecta la otra parte de la derivación (VP shunt) a otro espacio
del cuerpo, generalmente a la cavidad abdominal (también llamada
cavidad peritoneal).
Es posible que usted pueda sentir el catéter distal detrás del oído de
su niño. Este tubo se extiende desde el cuello hasta el abdomen. La
imagen de la derecha muestra la derivación VP dentro del niño. El
líquido fluye dentro del tubo desde el cerebro a la cavidad abdominal.
En esta área el cuerpo reabsorbe el líquido. El líquido no entra en el
estómago.
Si la derivación de su niño drena dentro de una bolsa que se
encuentra fuera del cuerpo, el personal le dará una copia de la guía
“Sabe usted… Derivaciones externas”.

El propósito de este documento no es reemplazar el cuidado y la atención de su médico u otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo
es que usted desempeñe un papel activo en su cuidado y tratamiento; para este efecto, le proporcionamos información y educación. Consulte a
su médico si tiene preguntas o dudas sobre su salud o sobre alternativas para un tratamiento específico.

Derechos reservados © 2006 St. Jude Children's Research Hospital www.stjude.org Página 1 de 4
Revisado en enero de 2006 (Revised 1/06)
En la mayoría de los casos, después de que se coloca la derivación ventrículo-peritoneal (VP shunt) dentro del
niño, el niño depende de la derivación para tener buena salud, La derivación ventrículo-peritoneal tiene que
funcionar correctamente para prevenir un aumento de presión dentro del cerebro. Por esta razón, usted debe
conocer las señales de advertencia que se presentan cuando la derivación no está funcionando correctamente.
Si bien las señales pueden variar de un niño a otro, con frecuencia son similares en el mismo niño.

 Dolor de cabeza que aumenta a medida que pasa el tiempo. El niño está irritado (impaciente,
protestón, quejoso, ansioso); esto puede ser la única señal de que un niño pequeño tiene dolor de
cabeza pero no puede manifestarlo.
 Vómitos pero con poco o nada de nauseas ( se siente mal del estómago)
 No tan alerta – Si usted no puede despertar a su niño, llevélo a la sala de emergencias más
cercana inmediatamente, o llame al 911.
 Cambios de carácter- Por ejemplo un niño que normalmente es muy tratable, de repente se convierte
en alguien muy difícil de manejar o “simplemente no está bien.”
 Hinchazón de la piel en la zona por donde pasa la derivación ventrículo-peritoneal
 Un bulto suave en la cabeza de su niño
 Problemas en la visión (visión borrosa, o doble o tiene pérdida de la visión)
 Pérdida de habilidades mentales o físicas que ya tenía dominadas (hitos de desarrollo que
corresponden a la edad de su niño)

Estas señales de advertencia pueden aparecer rápidamente. Por ejemplo, su niño parece estar bien un dia, pero
al día siguiente usted puede notar una (1) o más de estas señales.
Si usted nota cualquiera de las señales antes mencionadas, llame al médico de su niño inmediatamente (de día
o de noche). Si se encuentra en el área de Memphis, llame al médico o a la enfermera o enfermero de la
clínica principal o al médico de guardia al 595-3300. Si se encuentra fuera del área de Memphis, llame a su
neurocirujano o médico local. Si se encuentra de vacaciones, llame al 911 o diríjase a la sala de emergencia
más cercana y dígale que su niño tiene una derivación que puede haberse deteriorado.

¿
La infección en la derivación se puede provocar cuando una bacteria infecta el tejido que se encuentra
alrededor de la derivación ventríçulo-peritoneal. Cuando el tejido se infecta puede provocar que la derivación

El propósito de este documento no es reemplazar el cuidado y la atención de su médico u otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo
es que usted desempeñe un papel activo en su cuidado y tratamiento; para este efecto, le proporcionamos información y educación. Consulte a
su médico si tiene preguntas o dudas sobre su salud o sobre alternativas para un tratamiento específico.

Derechos reservados © 2006 St. Jude Children's Research Hospital www.stjude.org Página 2 de 4
Revisado en enero de 2006 (Revised 1/06)
no funcione correctamente. Una derivación que no funciona correctamente puede causar un aumento de
presión dentro del cerebro. Este aumento en la presión puede dañar el cerebro o amenazar la vida de su niño
Para ayudar a que su niño permanezca sano, usted debe conocer las tres señales que indican una infección en
la derivación ventrículo-peritoneal.

 Fiebre de 100.4 grados F (38.0 grados C) o más


 Enrojecimiento o hinchazón de la piel en la zona por donde se extiende la derivación VP.
 Dolor alrededor de la derivación o del tubo.
Le pedimos que se comunique con el médico de su niño con la enfermera o enfermero de cabecera
inmediatamente si usted tiene sospechas de que algo no anda bien en la derivación VP. Si se encuentra en el
área de Memphis, llame al médico de St.Jude de su niño o a la enfermera o enfermero de cabecera al 595-
3300. Si se encuentra fuera del área de Memphis, llame al médico o neurocirujano local.

¿
Conozca de antemano el nombre del neurocirujano de su área que se encargará de la derivación de su niño en
caso de que no funcione correctamente. Un neurocirujano es un médico que realiza cirugías de cerebro. Llame
al neurocirujano o al enfermero o enfermera de cabecera de ese consultorio inmediatamente, si usted observa
señales que indiquen que la derivación no está funcionando correctamente o la presencia de una infección.
Conozca el nombre de la derivación que tiene su niño, Lleve en su billetera una pequeña copia de la imagen
de resonancia magnética o de la tomografía computada que fue tomada cuando la derivación de su niño
funcionaba correctamente. Puede solicitarle al personal de Diagnóstico por Imágenes de St. Jude una de estas
tarjetas. Pídale la tarjeta al médico o a la enfermera o enfermero de cabecera.

¿
Los niños y los adolescentes que tienen colocados una derivación VP normalmente la necesitan para el resto
de sus vidas.
La derivación VP fue dejar de funcionar correctamente o infectarse en cualquier momento en la vida de su
niño. Siempre tendrá que prestar atención a las señales de advertencia de estos problemas.
¿Quienes tienen que saber que mi niño tiene colocado una derivación VP?
 El neurocirujano o médico local de mi niño : El neurocirujano tiene que controlar la derivación VP
por lo menos 1 vez por año. Este médico sabrá que hacer si la derivación deja de funcionar
correctamente o si el tejido que se encuentra alrededor de la derivación se infecta.

El propósito de este documento no es reemplazar el cuidado y la atención de su médico u otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo
es que usted desempeñe un papel activo en su cuidado y tratamiento; para este efecto, le proporcionamos información y educación. Consulte a
su médico si tiene preguntas o dudas sobre su salud o sobre alternativas para un tratamiento específico.

Derechos reservados © 2006 St. Jude Children's Research Hospital www.stjude.org Página 3 de 4
Revisado en enero de 2006 (Revised 1/06)
 Si su niño vive dentro de las 100 millas de Memphis, los neurocirujanos pediátricos de la
Murphy Clinic en Memphis podrán revisar la derivación. Llame al 552-7700 para pedir una
cita.
 Si su niño vive a más de 100 millas de Memphis; un neurocirujano de su área tendrá que
controlar la derivación VP de su niño. St Jude le dará una copia de las imágenes de
Resonancia Magnética o de tomografía computada para que conserve en sus archivos. Hable
con el médico de su niño o la enfermera o enfermero de cabecera .sobre esto.
 Personal del servicio de emergencia: Su niño siempre debe llevar la pulsera o el collar MedicAlert®.
Si alguna vez su niño está herido y necesita ayuda médica, este brazalete o pulsera indicará al
personal del servicio de emergencia que su niño tiene una derivación VP. Usted puede anotarse para
recibir este tipo de brazalete o collar en su farmacia local. También puede visitar el sitio de internet
(www.medicalert.com). para averiguar sobre sus servicios.
 Alguien que viva con o cerca del paciente: Cuando su niño crezca y se vaya de su casa, es muy
importante que por lo menos 1 persona sepa que su niño lleva una derivación VP. Puede ser un
amigo, un compañero de trabajo o un vecino. Esta persona tendrá que aprender las señales de
advertencia de que una derivación no está funcionando correctamente. También, esta persona deberá
observar si se presentan estas señales y en ese caso, solicitar ayuda médica para su niño.
Recuerde: Su niño depende de la derivación. Esto significa que debe funcionar correctamente de
manera que su niño permanezca sano el resto de su vida.

¿
Para más información sobre la derivación ventrículo- peritoneal consulte con su enfermera o enfermero de
cabecera. Si se encuentra dentro del hospital, marque 3300. Localmente, llame al 595-3300. Si se encuentra
fuera del área de Memphis, marque, la línea gratis 1-866-2STJUDE (1-866- 278-5833), y presione 0 una vez
comunicado.

El propósito de este documento no es reemplazar el cuidado y la atención de su médico u otros servicios médicos profesionales. Nuestro objetivo
es que usted desempeñe un papel activo en su cuidado y tratamiento; para este efecto, le proporcionamos información y educación. Consulte a
su médico si tiene preguntas o dudas sobre su salud o sobre alternativas para un tratamiento específico.

Derechos reservados © 2006 St. Jude Children's Research Hospital www.stjude.org Página 4 de 4
Revisado en enero de 2006 (Revised 1/06)