Está en la página 1de 11

Historia

y Critica
II
Trabajo: Neoclásico.Europa-America.

Facultad de arquitectura y urbanismo


PANTEON DE PARIS IGLESIA DE SANTA GENOVEVA

Contexto

En el año 1744, a causa de una grabe enfermedad que padecía Luis XV,
prometió a cambio de su cura reemplazar la iglesia semi-destruida de la abadía
de Santa Genoveva, por un imponente edificio en el punto mas alto de la orilla
izquierda del Sena.
Una vez recuperado de su enfermedad, cumplió su promesa y encargo la
construcción al Márquez de Marigny, quien delego la idea y conducción del
proyecto a Jacques Germain Soufflot. El monumento comenzó a construirse a
partir de 1764, aunque diez años antes de su inicio, Soufflot, comenzó con el
diseño de las soluciones constructivas, compositivas y figurativas que utilizaría
en el edificio. La ejecución de la obra duro un periodo de 26 años, en tanto el
arquitecto falleció en 1780 sin llegar a ver su obra terminada. Sus socios
Rondelet y Brebion fueron quienes la terminaron en el año 1970.
La iglesia se encuentra ubicada en Paris, Francia.
Aspecto formal
La planta del panteón, de cuatro naves, se dispone en forma de cruz griega, la
cual proviene de raíces renacentistas y presenta una gran cúpula central. El
cuerpo de la iglesia resulta de la elevación de la planta.

Rectángulo
menor
posterior.

Cruz griega,
resultado de la Cúpula central
intersección de
dos
rectángulos,
una mayor y
otra menor.

Columnas
Pórtico exteriores.
.

El eje mayor longitudinal y eje mejor transversal a la planta.


En el interior de los cuatro brazos de la iglesia, el espacio fue ordenado por
columnas aisladas que soportaban un entablamento recto, de esta forma, uno
de los brazos debía contener imágenes alusivas al Antiguo Testamento, otro al
Nuevo, así como el tercero debía tener representaciones que hicieran
referencia a la Iglesia de Roma y el cuarto a la de Francia, todo ello coronado
por la exaltación de Sainte Geneviéve en la cúpula.

Fachada

La fachada principal del panteón parisino, coincide en gran manera con la


composición formal del Panteón romano, pues presenta, por ejemplo filas de
enormes columnas, aunque el interior de construcción hace referencia mas
directamente en una gran iglesia, o más bien una catedral, con su planta en
cruz y gran cúpula central.
El pórtico de la fachada es el que daría origen a la conversión de la iglesia en
templo laico a partir de 1790.
Las pilastras no son utilizadas en esta construcción, solamente en el exterior,
en forma de retropilastras, aumenta levemente el espesor del muro, colocadas
para reforzar los ángulos de la pared.
Mas allá de que la iglesia posee una fachada clásica, inspirada en el Panteón
de Roma, posee un ritmo compositivo de tradición francesa.
Puede observarse que su volumétrica es sobresaliente por el resto de los
edificios que lo rodea. Debido no solo se debe a la altura del edificio ya que
todas sus dimensiones son monumentales, sino también a su ubicación, el
edificio se encuentra en el cruce de las calles que lo rodean impidiendo a la vez
la cercanía inmediata de cualquier otro.

Cúpula Frontón
clásico

Pórtico
de
columna
s

Cúpula

La cúpula, fue inspirada en la Catedral de San Pablo


(Londres, Inglaterra) sobresale por encima del resto del
edificio, haciendo de este su punto mas visible e
importante a la distancia. Llegando a una altura de 83
metros en su pico mayor. El efecto de transparencia
espacial gótica que permitía el uso de columnas exentas
y la renuncia militante a las embarazosas pilastras, llevó
a Soufflot al extremo de disminuir peligrosamente el
volumen y espesor de los cuatro pilares que debía
soportar la cúpula central, lo que le ocasionó no pocas
críticas sobre su fragilidad y, además, bastantes
indecisiones sobre las dimensiones y forma de aquélla. Para solucionar estos
problemas se usó arbotantes camuflados y cambió el perfil constructivo de las
cúpulas y bóvedas haciéndolos parabólicos, casi apuntados.

Bajo la cúpula está colgado el enorme


“Péndulo de Foucault”, el cual fue creado
por León Foucault para explicar la rotación
de la Tierra, teoría que demostró en el
mismo Panteón.
Ventanas
amuralladas

Arcos
delgados
que
sostienen la
gran cúpula

Péndulo de
Foucault

Como se dijo con anterioridad, en el centro de la cúpula oscila el Péndulo de


Foucault, la cual es una esfera de 47 Kg suspendida de un hilo de 67 metros,
la cual prueba el movimiento de rotación de la tierra sobre su eje.
Unas escaleras llevan a la cripta, donde se conservan los restos de 73
personalidades.

Tecnología

El objetivo principal del arquitecto en esta obra, fue unir la ligereza estructural
de las iglesias góticas con la pureza y magnificencia de la arquitectura griega.
La economía extrema del edificio y su tendencia francesa racionalista así como
la estructura columnar está evidente en el diseño. En ella lograría sintetizar
buena parte de las ideas que había venido elaborando durante los años
anteriores y que acabaría convirtiéndose en un verdadero paradigma del
clasicismo francés de esta época y que, entendido en clave racionalista, ha
podido ser denominado como ideal greco-gótico.
El proyecto definitivamente construido difería en muchos aspectos esenciales
que afectaban desde el lenguaje arquitectónico a las soluciones estructurales y,
sobre todo, a la forma de la cúpula, cuya sola presencia acabaría dando origen
a un revelador debate ideológico y político durante los años de la Revolución.
Pero, en todo caso, el proyecto de Soufflot, en sus líneas generales, se
mantuvo comprometido con la realización de aquel ideal greco-gótico tan
importante para la cultura arquitectónica del siglo XVIII.
El interior revela el magnificente clásico de la
forma que Soufflot prefirió de una orden
Corintia elegante, completamente detallada
con todo extremadamente quebradizo y puro,
que se apoya sobre arcos delgados. La mayor
parte de la bóveda está cortada en la tardía
forma Barroca, aunque en su ligereza cerca
esquelética, estas partes superiores
también fueran inspiradas por el Gótico.

En el interior de la nave se observan


adornos de bajorrelieves y pinturas
donde se mezclan elementos
religiosos y republicanos.

Columnas corintias que sostienen delgados


arcos, los cuales a su vez son el soporte de la
gran cúpula central de la iglesia.
TEMPLO ANGLICANO
DE SAN JUAN BAUTISTA

El 2 de febrero de 1825 se celebro el tratado de paz, amistad, comercio y


navegación con gran bretaña. Uno de sus artículos se vinculaba con la libertad
de cultos. En el se determino que los súbditos de “Su majestad Británica”
residentes en las provincias unidas no serian perseguidos por su religión. Se
garantizaron la libertad de conciencia y de celebración del oficio divino. De esta
manera, se autorizo también la construcción de edificios de culto propios.
La catedral Anglicana de San Juan Bautista es el edificio protestante más
antiguo de America Latina. En 1830, un terreno ubicado en la calle 25 de mayo,
que pertenecía al convento de La Merced, fue cedido a la comunidad inglesa
de Buenos Aires. Ese mismo año comenzó la obra de la iglesia, sobre planos
de Richard Adams. La construcción estuvo a cargo de Thomas Whitfield. La
rápida edificación tomo poco más de un año, y en 6 de mayo de 1831 el templo
fue consagrado con el nombre de Iglesia Episcopal de San Juan Bautista; en
1910 se convirtió en Pro-catedral y en el año 1964, finalmente en catedral.
Envolventes del espacio
Planta

El templo presenta una planta rectangular, de esquema basilical, de tipo


paleocristiano, con tres naves; la central -de mayor altura y ancho que las
laterales- está separada de éstas por filas de columnas corintias; esa diferencia
de alturas determina un claristorio de ventanas circulares; la iluminación de las
naves laterales se produce por medio de ventanas de medio punto con vitrales,
muchos de ellos de valor histórico y artístico; la iglesia culmina en un
presbiterio abovedado, más angosto que la nave central, de construcción
posterior al cuerpo principal.

Este templo expresa la sencilla composición del primer periodo neoclásico.

Rectángulo principal

Presbiterio.

Nave central.

Naves laterales.

Único y principal eje.

Columnas Doricas.
Fachada
La fachada de la iglesia presenta un pórtico hexastilo, es decir posee seis
columnas en su pórtico, dichas columnas son macizas y Dóricas. Sin embargo
el uso del orden no se ajusta estrictamente a los alineamientos clásicos, dado
que, por ejemplo, las columnas se angostan muy rápidamente, el frontón y las
estopas no presentan las decoraciones esculpidas que corresponderían, los
triglifos no tienen relación exacta con las columnas y, en el centro de la
fachada, la separación de las columnas es mayor de la que impondría un
clasicismo mas estricto. No obstante esta separación contribuye a orientar al
visitante, ya que indica más visiblemente el camino de acceso al templo.
El muro de la fachada presenta una única puerta central y tres ventanas con
arcos de medio punto. Siendo así, una combinación de elementos griegos y
romanos.

Frontón y mestopas. Arcos de medio punto

Triglifos.
Única puerta de acceso

Columnas Dóricas.

Interior
En el interior de la iglesia se destaca la influencia de la época victoriana donde
los vitrales de gran belleza son una muestra de la marca de su estilo.
La luz ingresa al edificio a través de ojos de buey ubicados en la zona más alta
sobre las naves laterales antes del cielo raso, el que esta decorado con seca
geometría.
El altar se amplio con el presbiterio con un tramo
de bóveda de cañón corrido lo que acentúa la
perspectiva hacia el altar.
Techos planos

Alquitrabe

Columnas jonicas
rediseñadas en el estilo
corintio, donde el tercio
inferior presenta una
decoración.

Arco anterior a la zona


del presbiterio, posterior
a las reformas
realizadas.

Claristorios con forma de


ojo de buey.

Ventanales trabajados
con vitrales.

Armoniza con el tono general del edificio, orientado hacia una exploración de
elementos grecorromanos. El empleo de una tipología basilical puede ser
interpretado como una alusión a un templo histórico percibido como mas puro,
el tiempo de los primeros siglos de la iglesia, intensamente buscado por las
iglesias de la reforma.
En el proyecto de Adams la nave final terminaba con un muro, donde había una
pizarra con el Credo, la Oración Dominical y los Diez Mandamientos y una obra
que representaba la adoración de los Reyes Magos. Durante la reforma de
Green se construyo un presbiterio con cobertura abovedada. Este cambio es
muy significativo porque parece alterar el espacio esencialmente no
fraccionado que había concedido a Adams, y agrega un área con una
cobertura distinta de la del resto del edificio.
La ausencia del presbiterio en el proyecto original rompe con la tradición de las
iglesias cristianas, probablemente en busca de una solución afín con el mundo
clásico.
Considerando el tema mas digno de imitación y meditación, el arte producido
por la incomparable cultura grecorromana vuelve a encontrarse en Buenos
Aires. Esta obra, además, es testimonio de una sociedad incipientemente
pluralista.
El estilo neoclásico se expresa aquí con el orden dórico; alude a la fuerza y
potencia de los principios morales.

La Catedral Anglicana de San Juan Bautista celebró sus 175 años de


existencia el 5 de marzo con una reunión especial en la calle 25 de Mayo 282,
en pleno centro financiero de Buenos Aires, donde se abrieron sus puertas por
primera vez el día 6 de marzo de 1831. Ubicado en un terreno que antes se
había utilizado como el cementerio del convento de la Merced, y que había sido
donado a la comunidad británica por el gobernador Juan Manuel de Rosas, su
construcción solamente demoró seis meses.
La obra maestra del arquitecto local Richard Adams se constituyó en el nuevo
templo anglicano, que desde sus inicios contó con el ministerio del reverendo
John Armstrong, primer capellán anglicano en la República Argentina. El
templo gozaba de un lugar privilegiado en la orilla del Río de la Plata y se
encontraba en el "barrio inglés" de la época. Por ser el primer edificio en el
estilo neoclásico en Buenos Aires llamaba mucho la atención a los porteños y
ganó su fama como un lugar donde se daban excelentes conciertos y recitales.
Aunque su interior se adornó progresivamente durante el siglo XIX, la
estructura básica es totalmente original. Las autoridades felicitaron a las
autoridades de la iglesia por el buen estado de conservación del edificio. Su
importancia se reconoció en el año 2000 cuando, por decreto presidencial, fue
declarado "Monumento Histórico Artístico Nacional".
En el culto especial del 5 de marzo el obispo diocesano, Gregory Venables,
predicó y el embajador británico John Hughes descubrió una placa donada por
la Secretaría de Culto como homenaje en este aniversario. La Cantoría
Lugano, dirigida por el maestro Eduardo Raúl Vallejo, cantó la Misa en D mayor
de Antonin Dvorak y tocó el organista de la catedral, Carlos Morelli. En otros
momentos se unieron a ellos la trompeta y la gaita. Representantes de las
parroquias y misiones anglicanas en Buenos Aires y de otras iglesias
acompañaron en ese día a los anglicanos por el aniversario de esta "casa de
oración para todos los pueblos" que quieran conocer, adorar y servir a Dios.