Está en la página 1de 26

Aparato Respiratorio:

El aparato respiratorio o sistema respiratorio, es el conjunto de órganos que


poseen los seres vivos con la finalidad de intercambiar gases con el medio
ambiente. Su estructura y función es muy variable dependiendo del tipo de
organismo y su hábitat.
El órgano principal del aparato respiratorio humano y de los
animales mamíferos es el pulmón. En los alveolos pulmonares se produce
mediante difusión pasiva el proceso de intercambio gaseoso, gracias al cual
la sangre capta el oxígeno atmosférico y elimina el dióxido de carbono (CO2)
producto de desecho del metabolismo.3 El aparato respiratorio humano está
constituido por las fosas nasales, boca, faringe, laringe, tráquea y pulmones.
Los pulmones constan de bronquios, bronquiolos y alveolos pulmonares.

Los músculos respiratorios son el diafragma y los músculos intercostales. En


la inspiración el diafragma se contrae y desciende, por lo cual la cavidad
torácica se amplía y el aire entra en los pulmones.1 En la espiración
o exhalación, el diafragma se relaja y sube, la cavidad torácica disminuye de
tamaño provocando la salida del aire de los pulmones hacia el exterior.
Además del intercambio de gases, el aparato respiratorio juega un importante
papel en mantener el equilibrio entre ácidos y bases en el cuerpo a través de
la eficiente eliminación de dióxido de carbono de la sangre.
Partes Del Aparato
Respiratorio:

El aparato respiratorio humano consta de los siguientes elementos:

 Fosas nasales: Son dos amplias cavidades cuya función es permitir la


entrada y salida del aire, el cual se humedece, filtra y calienta a través de
unas estructuras llamadas cornetes.
 Faringe: Estructura con forma de tubo situada en el cuello y revestido de
membrana mucosa; conecta la cavidad bucal y las fosas nasales con
el esófago y la laringe.
 Laringe: Es un conducto que permite el paso del aire desde la faringe
hacia la tráquea y los pulmones. En la laringe se encuentran las cuerdas
vocales que dejan entre sí un espacio llamado glotis.
o Cuerdas vocales. Son dos repliegues situados en la laringe que vibran
cuando el aire la atraviesa produciendo la voz.
o Glotis. Es la porción más estrecha de la luz laríngea, espacio que está
limitado por las cuerdas vocales.
o Epiglotis: La epiglotis es un cartílago situado encima de la glotis que
obstruye el paso del bolo alimenticio en el momento de la deglución
evitando que este se vaya al sistema respiratorio. Marca el límite entre
la orofaringe y la laringofaringe.
 Tráquea: Es un conducto en forma de tubo que tiene la función de hacer
posible el paso del aire entre la laringe y los bronquios. Su pared está
reforzada por un conjunto de cartílagos con forma de C que dificultan que
la vía se colapse por compresión externa sobre el cuello.6
 Pulmones: Órganos cuya función es realizar el intercambio gaseoso con
la sangre. Dentro de cada pulmón, el árbol bronquial se divide
progresivamente dando ramificaciones cada vez más pequeñas. La tráquea
da origen a los dos bronquios principales que se dividen en bronquios
secundarios o lobares. Cada bronquio lobar se divide en bronquios
terciarios o segmentarios que se dividen en bronquiolos. El bronquiolo
continúa el proceso de ramificación y da origen al bronquiolo terminal de
donde parten los bronquiolos respiratorio que es donde se encuentran los
sacos alveolares.

o Bronquio: Conducto tubular fibrocartilaginoso que conduce el aire


desde la tráquea hasta los bronquiolos.
o Bronquiolo: Conducto que conduce el aire desde los bronquios hasta
los alvéolos.
o Alvéolo: Los alveolos están situados al final de las últimas
ramificaciones de los bronquiolos. Tienen la forma de pequeños sacos
y son el lugar en el que se produce el intercambio de gases con la
sangre. Su pared es muy delgada, pues está constituida por una capa
unicelular, es decir formada por una única célula. Sumando los dos
pulmones, el organismo humano dispone de alrededor de 300 millones
de alveolos que si se desplegaran en su totalidad ocuparían una
superficie de 60 m², esta enorme superficie es la que hace posible
obtener la cantidad de oxígeno necesaria para las funciones vitales.6
 Músculos intercostales: Músculos situados en el espacio existente entre
dos costillas consecutivas. Tienen un importante papel para movilizar el
tórax durante la inspiración.
 Diafragma: Músculo que separa la cavidad torácica de la cavidad
abdominal. Cuando se contrae baja y aumenta el tamaño de la cavidad
torácica provocando la inspiración. Cuando se relaja sube, disminuye el
tamaño de la cavidad torácica y provoca la espiración.
 Pleura y cavidad pleural: La pleura es una membrana serosa que recubre
ambos pulmones. Consta de dos capas, la pleura parietal en contacto con
la pared del tórax y la pleura visceral en contacto con los pulmones. Entre
ambas capas queda un espacio que se llama cavidad pleural. La presión
en la cavidad pleural es menor que la presión atmosférica lo cual hace
posible la expansión de los pulmones durante la inspiración.
Fosas Nasales:
Las fosas nasales, Son dos cavidades separadas por un
delgado tabique sagital, comunicadas con el exterior por los orificios nasales
o narinas situadas en la cabeza, por encima de la cavidad bucal. Constituyen
el tramo inicial del aparato respiratorio, y sirven para la entrada y la salida
de aire y además forman parte del sentido del olfato y el sistema olfatorio. El
pelo o vello nasal tiene importantes funciones, entre las más destacadas están
la actuación como barrera primaria del sistema inmune y humedecer del aire
inhalado.

Características:
En aves y mamíferos las fosas nasales contienen huesos ramificados
o cartílagos cuya función es calentar el aire durante la inhalación y retener la
humedad en la exhalación. Los peces no respiran a través de sus narices, pero
poseen dos pequeños agujeros llamados narinas para patas
Algunos mamíferos acuáticos, como las ballenas o los delfines, tienen las
fosas nasales situadas en la parte superior del cráneo en lugar de en la nariz,
facilitando así la respiración cuando ascienden a la superficie.

Los Procellariiformes se distinguen de otros pájaros por tener extensiones


tubulares de sus narinas.
En los humanos el ciclo nasal es ultradiano. Los vasos sanguíneos de cada
fosa nasal aumentan su tamaño hinchándose y luego decrecen.
La irritación de las fosas nasales es la que desencadena el reflejo
del estornudo que puede resultar en la excreción de mucosidad o mocos.
Función:
La respiración nasal es el elemento básico que es indispensable para la vida
del ser humano.
El aire debe penetrar dentro de nuestro organismo y llegar a los pulmones. La
entrada es y debe ser a través de las fosas nasales o nariz. Cuando
respiramos, el aire entra por las fosas nasales que son dos orificios cubiertos
de vellosidades con células que secretan mucosidad (moco).
Tras la entrada del aire en las fosas nasales, las partículas de mayor tamaño
quedan atrapadas en las vellosidades y en la mucosidad, tras esto el aire se
calienta y se humedece gracias a numerosos capilares que se encuentran por
todas las fosas nasales. Llegando ya a la faringe.

Anatomía:
Anatomía de la fosa nasal.
La nariz es la parte superficial y anterior de las fosas nasales, de naturaleza
principalmente cartilaginosa y recubierta por piel, situada en nuestra cara o
fascies, mientras que el resto de las fosas nasales está formado por dos
cavidades óseas excavadas en el interior del cráneo y con sus paredes
tapizadas internamente por mucosa. Las fosas nasales muestran dos orificios
anteriores llamados narinas, situadas en la base o superficie inferior de la
nariz, que representan la comunicación con el exterior para la entrada o
salida de aire. Detrás de cada narina aparece un pequeño espacio
llamado vestíbulo nasal cuyas paredes internas presentan unos pelos gruesos
llamados vibrisas. En el límite posterior de las fosas nasales otros dos
orificios llamados coanas desembocan en la rinofaringe o nasofaringe,
sirviendo por lo tanto de comunicación con el resto del aparato respiratorio.1
Parte interna:
Anatómicamente, estas fosas nasales tienen una pared medial que se
denomina tabique nasal y una pared lateral, que presenta los
llamados cornetes nasales (son unas procidencias óseas). Estos cornetes
nasales ofrecen una anatomía muy irregular y es en esta pared donde hay las
comunicaciones con los senos paranasales.
Las fosas nasales están recubiertas de una mucosa, que es como un tapiz, o un
velo, que se encuentra pegado al hueso, es decir, recubre todo el tabique y
todas las cavidades y salientes de estas fosas nasales, así como también
recubre el interior de los senos paranasales.

Fisiología:
El aire, entra en las fosas nasales por la inhalación y crea una corriente
hacia su interior. Esta corriente de aire, es la responsable del intercambio
aéreo de los senos. Esta corriente aérea, llega a una zona muy alta dentro de
estas fosas nasales, que es donde se encuentra el órgano de la olfación, así
podemos tener un correcto olfato. Mientras existe esta corriente de aire,
gracias al moco existente en esta mucosa este aire sufre unos cambios
fundamentales.
Este aire es humidificado, así al pasar por la laringe, en su trayecto hacia los
pulmones, no estropea este órgano, llegando correctamente saturado de agua.
Este aire es también filtrado, dejando en la nariz o fosas nasales, todas las
partículas que son dañinas a nuestra laringe y tráquea. Este filtro puede ser y
en realidad lo es, muy útil para la prevención de alergias y procesos
asmáticos. Este aire, es calentado, es decir, penetra dentro de las fosas
nasales a una temperatura ambiental, la existente, que en ocasiones puede ser
muy fría y con el contacto de la mucosa, este aire adquiere la temperatura
corporal que es necesaria e indispensable para que no dañe a la laringe,
tráquea y pulmones. De esta forma se previenen bronquitis y otros procesos
inflamatorios o infecciosos del aparato respiratorio.
Mecanismos Para Obtener
Una Respiración Nasal
Satisfactoria:
Mecanismos fisiológicos:
Lavados nasales.
Vahos.
Mecanismos terapéuticos:
Mecanismos locales:
Instilación de sprays.
Gotas nasales.
Mecanismos por vía general:
Toma de medicamentos (que deben estar prescritos por el médico).

Lavados Nasales:
Es la introducción de agua, suero etc. a través de las fosas nasales. Se
recomienda que si son a base de agua, sean de agua de mar. Usar
preferentemente productos farmacéuticos, ya que las concentraciones de sal y
otros iones están correctamente proporcionadas y actúan de modo totalmente
fisiológico.
El lavado nasal debe hacerse para que penetre hasta la rinofaringe, es decir,
el lavado debe caer hacia la cavidad bucal.
En niños pequeños se usa suero fisiológico y se instila con un cuentagotas
(mayoritariamente), pero debe insistirse de manera que sea efectivo para que
se solucione el problema con la mucosa y evitar enfermedades tipo gripe.
Vahos:
Son medidas terapéuticas muy sanas, que anteriormente se practicaban con
más frecuencia, quizá por falta de las medidas o tratamientos actuales.
Al igual que el lavado nasal, se recomienda usar productos farmacéuticos,
pero, de todos modos, las conocidas sustancias derivadas de plantas, hojas de
árboles e hierbas son totalmente efectivas.
El vaho bien hecho es el que se realiza a conciencia, es decir, tapados con
una toalla y respirando por la nariz, hasta que prácticamente la piel de la
cara nos moleste o impida su prolongación; y, evidentemente, que no sea
molesto para la persona que lo efectúa.
Son también totalmente válidos todos los mecanismos humidificantes que
existen en el mercado farmacéutico.

Boca:
Para otros usos de este término, véase Boca (desambiguación).
La boca, también denominada como una cavidad bucal o cavidad oral, siendo
en realidad divisiones en sí de la boca del aparato digestivo;1 es la abertura
corporal por la que se ingieren alimentos. Está ubicada en la cara y
constituye en su mayor parte el aparato estomatognático, así como la primera
parte del aparato digestivo. La boca se abre a un espacio previo a
la faringe llamado cavidad oral, o cavidad bucal.
La boca humana está cubierta por los labios superior e inferior y desempeña
funciones importantes en diversas actividades como el lenguaje y en
expresiones faciales, como la sonrisa.
La boca es un gran indicador de la salud del individuo. La mucosa, por
ejemplo, puede verse más clara, pálida o con manchas blancas, indicador de
proliferaciones epiteliales.
En la boca se pueden distinguir tres tipos de mucosas:
Simple de revestimiento: Presenta submucosa.
Masticatoria: Con probable ausencia de submucosa, queratinizada o
paraqueratinizada y en contacto directo con el tejido óseo.
Especializada: Se presenta en ciertas regiones de la lengua. Se refiere a la
mucosa relacionada con los receptores de gusto.

Etimología:
Boca procede del latín bucca, voz de origen celta; cónfer galo boc[c]a.2
Paredes de la cavidad oral o boca
La boca puede considerarse una estancia con cinco paredes:
Pared anterior: Está formada por los labios.
Paredes laterales: Están formadas por las mejillas.
Pared inferior: Formada por el piso de la boca, donde se ubica la lengua.
Pared superior: o paladar, conformado por una porción ósea (paladar duro,
la bóveda palatina) y membranoso (paladar blando).
Pared posterior: realmente es un orificio irregular llamado istmo de las
fauces que comunica la boca con la faringe.
Los anexos de la boca son los dientes, las encías y las amígdalas.

Microbioma oral:
Microbioma en la cavidad oral humana. Se observa la diversidad de especies.
La boca humana sana es una de las partes más colonizadas de nuestros
cuerpos, contiene cientos de diferentes especies de bacterias, virus y hongos.
El equilibrio ecológico en la cavidad oral, se mantiene mediante las
interacciones entre especies.
La mayoría de las especies son comensales, pero ellas pueden volverse
patogénicas en respuesta a cambios en el medio ambiente de la cavidad
bucal.
Enfermedades de la cavidad
oral o boca:
Por razón de las terminaciones nerviosas sensitivas de la mucosa oral, casi
todas las enfermedades que afectan a la cavidad bucal no relacionada con los
dientes se presentan con dolor. Las alteraciones que afectan a la mucosa
presentan ulceración, vesículas y cambios de color.
Ulceraciones: son frecuentes en alergias, infecciones, traumatismos y algunas
neoplasias.
Vesículas: características de algunas infecciones (herpesvirus), patologías
inmunitarias (pénfigo vulgar, eritema multiforme).
Masas: pueden ser sólidas o quísticas en cualquier parte de la boca.

Patologías:
Estomatitis, por el virus del herpes simple tipo 1 que puede ser vesicular o
ulcerativa.
Candidiasis bucal (llamado muguet o algodoncillo), una micosis causada por
un hongo oportunista.
Estomatitis aftosa: Asociada con úlceras genitales, conjuntivitis y síndrome de
Behçet.
Infecciones poco comunes: actinomicosis por Actinomyces israelis o A.
bovis, angina de Vincent o boca de trinchera, sífilis.
Queilitis.
Sialadenitis: Inflamación de una glándula salival.
Tumores benignos: mucocele, ránula, granuloma piógeno, épulis, tiroides
lingual, neoplasias benignas.
Estomatitis gangrenosa.
Cáncer de boca, un carcinoma escamoso en la cavidad bucal, fuertemente
asociado al tabaquismo
.
Fenómenos:
En la boca se distinguen dos tipos de fenómenos fundamentales para la
digestión:
Fenómenos mecánicos: Se da gracias a la masticación. Durante la
Masticación hace una ruptura de la saliva a la boca
Fenómenos químicos: Se da gracias a la salivación

Faringe:
La faringe es una estructura con forma de tubo que está situada en el cuello y
revestida de una membrana mucosa; conecta la cavidad bucal y las fosas
nasales con el esófago y la laringe respectivamente, y por ella pasan tanto el
aire como los alimentos, por lo que forma parte del aparato digestivo así
como del respiratorio. Ambas vías quedan separadas por la epiglotis, que
actúa como una válvula. En el ser humano la faringe mide unos trece
centímetros, extendida desde la base externa del cráneo hasta la sexta o
séptima vértebra cervical, a la altura del borde caudal del cartílago cricoides.
Está ubicada delante de la columna vertebral.

Localización:
La faringe es un órgano muscular y membranoso que se extiende desde la
base del cráneo, limitado por el cuerpo del esfenoides, apófisis basilar del
hueso occipital y el peñasco, hasta la entrada del esófago que coincide con la
séptima vértebra cervical. Se encuentra sostenida por una masa muscular, los
músculos constrictores de la faringe, los músculos que se insertan en la
apófisis estiloides (como el estilogloso, estilofaríngeo, etc.) y los músculos que
se insertan en la apófisis mastoides, principalmente el
esternocleidomastoideo.
La faringe se encuentra recubierta por una mucosa la cual es diferente según
la zona que se estudie:
Nasofaringe: epitelio cilíndrico ciliado pseudoestratificado;
Orofaringe: epitelio escamoso estratificado;
Laringofaringe: epitelio cilíndrico ciliado pseudoestratificado.

Partes:
Nasofaringe: también se llama faringe superior o nasofaringe al arrancar de
la parte posterior de la cavidad nasal.1 El techo de la faringe situado en la
nasofaringe se llama cavum, donde se encuentran las amígdalas faríngeas o
adenoides. La nasofaringe está limitada por delante por las coanas de las
fosas nasales y por abajo por el velo del paladar. A ambos lados presenta el
orificio que pone en contacto el oído medio con la pared lateral de la faringe
a través de la Trompa de Eustaquio. Detrás de este orificio se encuentra un
receso faríngeo llamado fosita de Rosenmüller. En la pared posterior de la
nasofaringe se aprecia el relieve del arco anterior del atlas o primera
vértebra cervical.
Orofaringe: también se llama faringe media o bucofaringe, debido a que por
delante está ubicada la boca o cavidad oral a través del istmo de las fauces.
Por arriba está limitada por el velo del paladar y por abajo por la epiglotis.
En la orofaringe se encuentran las amígdalas palatinas o anginas, entre los
pilares palatinos anteriores o glosopalatino y posterior faringopalatino.
Laringofaringe: también se llama hipofaringe o faringe inferior. Comprende
las estructuras que rodean la laringe por debajo de la epiglotis, como los
senos piriformes y el canal retrocricoideo, hasta el límite con el esófago. En
medio de los senos piriformes o canales faringolaríngeos se encuentra la
entrada de la laringe delimitada por los pliegues aritenoepiglóticos.
Funciones:
Deglución: Es el paso alimenticio desde la boca hacia el esófago.
Respiración: Por respiración generalmente se entiende al proceso fisiológico
indispensable para la vida de los organismos que consta de inspiración o
inhalación y espiración (suele simplificarse en aeróbicos y anaeróbicos
vulgarmente). El aire pasa a la faringe, con esta cavidad también conecta con
la boca, por lo tanto, también puede pasar aire a través de esta, aunque no es
lo más recomendable, ya que no filtra ni calienta el aire.
Fonación: Es el trabajo muscular realizado para emitir sonidos inteligibles,
es decir, para que exista la comunicación oral. Es el mayor resonador.
Audición: Interviene en la audición, ya que la trompa auditiva está lateral a
ella y se unen a través de la trompa de Eustaquio.
Otras funciones de la faringe son la olfacción, salivación, masticación,
funciones gustativas, protección y continuación de la cámara de resonancia
para la voz.

Músculos de la faringe:
1. Músculo tensor del velo del paladar.
2. Músculo elevador del velo del paladar.
3. Músculo constrictor superior de la faringe.
Se inserta arriba por fuera en el ala interna de la apófisis pterigoides
(además de su gancho), el ligamento pterigomandibular, del proceso alveolar
de la mandíbula sobre el extremo posterior de la línea del milohioidea. Las
fibras se dirigen hacia atrás para insertarse en el rafé medio, también se
prolonga a través de su fascia en el tubérculo faríngeo de la apófisis basilar
del hueso occipital. Las fibras superiores se arquean debajo del elevador del
velo del paladar (periestafilino interno) y de la trompa de Eustaquio. El
intervalo entre el límite superior de este músculo y la base del cráneo es
cerrado por la fascia Faríngea (conocido como el seno de Morgagni).
Músculo estilo faríngeo.
Músculo constrictor medio de la faringe.
Más pequeño que su predecesor. Se inserta en toda la longitud del asta mayor
y hasta menor del Hioides además del ligamento Estilohioideo. Las fibras más
inferiores descienden debajo del Constrictor inferior; las fibras medias pasan
transversalmente, y las fibras superiores ascienden traslapándose con las del
constrictor superior. Hacia atrás se inserta en el rafe fibroso medio posterior,
mezclando con músculo opuesto.

Músculo constrictor inferior de la faringe:


El más grueso de los 3, se inserta a los lados del cartílago cricoides y
tiroides. En el cartílago cricoides se inserta en el intervalo entre el
Cricotiroideo (en frente), y la faceta articular para el cuerno inferior del
cartílago de tiroides (por detrás). En el cartílago de la tiroides se inserta por
detrás de la línea oblicua. Hacia atrás se une medialmente con el músculo del
lado opuesto en el rafe fibroso (línea media posterior de la faringe). Las
fibras inferiores son horizontales y continuas con las fibras circulares del
Esófago; el resto asciende, aumentando de oblicuidad, continuándose con el
constrictor medio.
Músculo cricotiroideo.
Músculo digástrico.
Músculo hioso.
Músculo estilogloso.
Músculo salpingofaríngeo.
Músculo palatofaríngeo.
Enfermedades de la faringe:
Faringitis.
Amigdalitis.
Cáncer de orofaringe.
Carcinoma de cavum.
Carcinoma de hipofaringe.
Ronquido.
Cáncer.
Faringitis aguda

Fenómenos en la faringe y
esófago:
El alimento es propulsado en dirección posterior hacia el esófago (tubo
muscular de unos 25 cm de largo).
La deglución es el pasaje del alimento hacia el esófago y a través de él hacia
el estómago. Comienza como una acción voluntaria, una vez encaminada
continúa involuntariamente.
La parte superior del esófago es un músculo estriado, pero la parte inferior es
lisa.
Tanto los líquidos como los sólidos son propulsados a lo largo de ese órgano
por peristalsis, este proceso es tan eficiente que se puede
tragar agua estando cabeza abajo.
El alimento pasa por la faringe y el esófago, en cuestión de segundos, debido
a las contracciones de las paredes musculares de estos órganos. La fuerza de
gravedad tiene poca importancia en la progresión del bolo alimenticio, ya que
es igualmente rápida tanto en posición horizontal como vertical (peristalsis).
El esófago pasa a través del diafragma (separa la cavidad torácica y cavidad
abdominal), y se abre en el estómago que con el resto de los órganos
digestivos, se encuentran en el abdomen.

Laringe:
La laringe es un órgano tubular. La pared de la laringe está compuesta por 9
piezas de cartílagos. Tres son impares (cartílago tiroides, epiglotis y cartílago
cricoides), y tres pares (cartílagos aritenoides, cuneiformes y corniculados).
Además, comunica la faringe con la tráquea y se halla delante de aquella.
Es una estructura músculo-cartilaginosa, situada en la parte anterior
del cuello, a la altura de las vértebras cervicales C3, C4, C5 y C6. Está
formada por el hueso hioides y por los
cartílagos tiroides, cricoides, aritenoides, corniculado, cuneiforme,
la epiglotis y por cuatro pares laterales, todos ellos articulados, revestidos
de mucosa y movidos por músculos.
Corniculados: Son pequeños cartílagos cónicos, incurvados hacia dentro,
situados sobre los aritenoides.
Aritenoides: Cartílagos de forma piramidal asentados sobre el cricoides, en el
cual se insertan las cuerdas vocales.
La laringe es la parte superior de la tráquea, adaptada a las necesidades de
la fonación o emisión de la voz. Es el órgano de la fonación pues contiene
las cuerdas vocales superiores o falsas (también llamado pliegues
vestibulares) e inferiores o verdaderas (también llamado pliegues vocales). El
término pliegues es el que se usa según la terminología anatómica
internacional; los pliegues están separados por el ventrículo laríngeo.
En los mamíferos, la posición de la laringe en el cuello ocupa una posición
elevada, comunicándose casi directamente con la nariz. Esto permite a los
mamíferos beber líquidos mientras se respira, en forma simultánea. Este
atributo es esencial para la lactancia. Sin embargo existe una pequeña pero
importante excepción: en el Homo sapiens esta posición elevada de la laringe
está modificada y ocupa una posición más bien baja, lo que permite generar
sonidos de diversas variedades, cosa que otros mamíferos no pueden hacer.
Pero incluso en el Homo sapiens, desde el nacimiento hasta los dos años la
laringe ocupa una posición elevada (los bebés pueden lactar y respirar al
mismo tiempo), posicionándose definitivamente en forma más baja a los dos
años.

Tráquea:
La tráquea (del griego τραχυς trakhys; "áspero, rugoso") es
un órgano del aparato respiratorio de carácter cartilaginoso y membranoso
que va desde la laringe a los bronquios. Su función es brindar una vía abierta
al aire inhalado y exhalado.

Estructura:
La tráquea es un cilindro semirrígido de unos 13 cm de largo que se extiende
desde el borde inferior del cartílago cricoides en la laringe hasta su
bifurcación, a nivel de la cuarta vértebra torácica, dando origen a
los bronquios derecho e izquierdo.1 Una característica de la tráquea es la
presencia de arcos de cartílago hialino en su pared, lo que impide el colapso
del órgano. Entre los arcos de cartílago hay tejido fibroso y músculo liso.2
En el extremo inferior de la parte interna de la tráquea se encuentra la carina
traqueal. Es una cresta ubicada de forma anteroposterior que divide la
tráquea en dos, el bronquio principal izquierdo y bronquio principal derecho.
La carina traqueal posee un esqueleto cartilaginoso correspondiente al último
cartílago de la tráquea.
La tráquea está en relación estrecha con el esófago, que se encuentra detrás
de ella. Del lado izquierdo, el nervio laríngeo recurrente izquierdo recorre el
ángulo formado por los dos órganos.
Histología:
El epitelio que recubre la superficie interna de la tráquea es del tipo pseudoestratificado.
Está formado mayormente por células ciliadas y células caliciformes. En la lámina
propia subyacente al epitelio se puede observar abundante tejido linfoide.
En la submucosa, formada por un tejido conectivo relativamente laxo, se pueden encontrar
glándulas que secretan principalmente glucoproteínas hacia la luz traqueal. Los cartílagos
traqueales y músculo liso separan la submucosa de la capa más externa, la adventicia.

Patologías:
En las personas enfermas o accidentadas, la vía natural de respiración que
constituye la tráquea puede sufrir daños e incluso obstruirse.
El procedimiento médico habitual en caso de obstrucción es la intubación
endotraqueal. La intubación consiste en introducir un tubo o sonda en la
tráquea del paciente a través de las vías respiratorias altas. Dependiendo de la
vía de acceso que escojamos, tenemos dos tipos de intubación:
Naso traqueal: a través de las fosas nasales. Suele utilizarse en intubaciones
programadas (anestesia, dificultad respiratoria en aumento...)
Oro traqueal: a través de la boca. Por lo general se utiliza en intubaciones
dificultosas o de urgencia (reanimación cardio pulmonar (R.C.P.)), ya que es
la más rápida.

Tipos:
Oro traqueal:
Intubación de emergencia
Obstrucción de las fosas nasales (estenosis o atresia de coanas, pólipos...)
Obstrucción de la nasofaringe (tumores, hipertrofia de adenoides...)
Sospecha de fractura de base de cráneo
Diátesis hemorrágica moderada-severa
Naso traqueal:
Traumatismo facial severo con dificultad para abrir la mandíbula
Rotura de lengua
Quemaduras graves de la cavidad bucal
Otro procedimiento frecuente es la traqueotomía, mediante la cual se abre
una vía en el frente de la garganta, insertando un corto tubo que lleva hasta
la tráquea, por debajo de la laringe y las cuerdas vocales.

Entre Las Enfermedades Y


Condiciones De La Tráquea
Se Encuentran:
Atragantamiento
Tumor traqueal
Colapso traqueal
Desgarros traqueobronquiales
Estenosis laringotraqueal
Fractura de tráquea
Obstrucción aérea
Traqueobronquitis
Traqueitis
Traqueomalacia
Traqueotomía
Síndrome de Mounier-Kuhn

Trasplante de tráquea:
El 6 de noviembre de 2002 fue realizado el primer trasplante de tráquea en el
hospital universitario San Vicente de Paul en Medellín, Colombia.
La tráquea es un tubo que se continúa con la laringe por arriba y que termina
por división en los bronquios primarios dirigidos hacia cada pulmón. Este
órgano posee algunas características singulares como su alto grado de
desplazamiento lateral y la posibilidad de sufrir estiramiento (hasta un 50%)
sin sufrir estrechamiento de su luz. Esta elasticidad está garantizada de forma
importante por la presencia de gran cantidad de fibras dispuestas
longitudinalmente.
El diámetro de la luz queda garantizado por la presencia de 15 a 20 fíbulas
cartilaginosas en forma de U. La pared posterior de la tráquea corresponde a
la porción desprovista de cartílago, membranosa, rodeada de fibras
musculares con gran poder constrictor más no dilatador.
El recubrimiento epitelial de la tráquea es de tipo ciliado seudo estratificado
con presencia de células caliciformes. En relación con este epitelio, al
parecer las células caliciformes deben expulsar su contenido de moco de
manera cíclica, de modo que cuando vierten su contenido en la superficie las
células constitutivas del epitelio pierden su aspecto de ciliadas y mucosas. La
apariencia de la superficie es de microvellosidades dispuestas de manera
regular en la superficie libre por lo que han sido llamadas células en cepillo.

Miscelánea:
El diámetro de la tráquea de los niños es considerado en la manufactura
de juguetes. Se ha desarrollado un tubo de material sintético que asemeja el
diámetro y longitud de la tráquea y sirve como un práctico instrumento de
medición para determinar el peligro que puede representar un objeto, y así
prevenir la asfixia u otros males que pudieran producirse.
Pulmones:

Los pulmones humanos son estructuras anatómicas pertenecientes al aparato


respiratorio, se ubican en la caja torácica, a ambos lados del mediastino.
Debido al espacio ocupado por el corazón, el pulmón derecho es más grande
que su homólogo izquierdo. Poseen tres caras; mediastínica, costal y
diafragmática, lo irrigan las arterias bronquiales y las arterias pulmonares le
llevan sangre para su oxigenación. Embriológicamente deriva del endodermo.
Los pulmones son los órganos en los cuales
la sangre recibe oxígeno procedente del aire inspirado y se desprende
del dióxido de carbono, el cual pasa al aire espirado. Este intercambio, se
produce mediante difusión simple de los gases gracias a la diferencia
de presiones parciales de oxígeno y dióxido de carbono entre la sangre y los
alvéolos.

Anatomía y características
Los pulmones están situados dentro del tórax y a ambos lados del corazón.
Están protegidos por las costillas y separados el uno del otro por
el mediastino. Están cubiertos por una doble membrana llamada pleura, entre
ambas pleuras se forma una cavidad (cavidad pleural) que está ocupada por
una fina lámina de líquido seroso.
La superficie de los pulmones es de color rosado en los niños y algo más
grisácea en los adultos. El peso depende del sexo y del hemitórax que ocupen:
El pulmón derecho pesa en promedio 600 gramos y el izquierdo 500 g. Estas
cifras son un poco inferiores en el caso de la mujer, debido al menor tamaño
de la caja torácica, y algo superiores en el varón.1 Se describen en ambos
pulmones un vértice o ápex correspondiente a su porción superior y una base
o porción inferior que se apoya en el músculo diafragma. El pulmón derecho
está dividido en 3 lóbulos por dos cisuras, mientras que la izquierda cuenta
únicamente con 2 lóbulos, superior e inferior, separados por una cisura.
Cisuras y lóbulos:

Vista frontal de ambos pulmones abiertos en un plano de disección para


visualizar las cisuras, los lóbulos y las vías respiratorias: tráquea y árbol
bronquial.
El pulmón derecho está dividido por dos cisuras (horizontal y oblicua) en 3
partes o lóbulos (superior, medio e inferior). El pulmón izquierdo tiene dos
lóbulos (superior e inferior) separados por una cisura (oblicua). La cisura
mayor de ambos pulmones va desde el 4º espacio intercostal posterior hasta
el tercio anterior del hemidiafragma correspondiente. En el pulmón derecho
separa los lóbulos superior y medio del lóbulo inferior, mientras que en el
pulmón izquierdo separa los dos únicos lóbulos: superior e inferior. La cisura
menor separa los lóbulos superior y medio del pulmón derecho y va desde la
pared anterior del tórax hasta la cisura mayor. Puede estar ausente o
incompleta en hasta un 25 % de las personas.
En cada lóbulo se distinguen diferentes segmentos, bien diferenciados,
correspondiéndole a cada uno un bronquio segmentario (3.ª generación
bronquial). Existen varias clasificaciones para nombrar a los diferentes
segmentos, siendo una de las más aceptadas la de Boyden.2Los bronquios
segmentarios se subdividen en bronquios propiamente dichos y bronquiolos
(generaciones 12-16). Estos últimos carecen de cartílago y se ramifican en
bronquiolos terminales y bronquiolos respiratorios (generaciones 17 a 19)
que desembocan en los alvéolos: las unidades funcionantes de intercambio
gaseoso del pulmón.

Pleura:
La pleura es una membrana de tejido conjuntivo, elástica ella evita que los
pulmones rocen directamente con la pared interna de la caja torácica. Posee
2 capas, la pleura parietal o externa que recubre y se adhiere al diafragma y
a la parte interior de la caja torácica, y la pleura visceral que recubre el
exterior de los pulmones, introduciéndose en sus lóbulos a través de las
cisuras. Entre ambas capas existe una pequeña cantidad (unos 15 cm³) de
líquido lubricante denominado líquido pleural.

Circulación:
Circulación pulmonar. Las arterias pulmonares estás representadas en color
azul y las venas pulmonares en rojo.
El pulmón recibe la sangre procedente del ventrículo derecho a través de
la arteria pulmonar. La arteria pulmonar se divide en dos ramas una para el
pulmón derecho y otra para el izquierdo, las cuales se ramifican
progresivamente siguiendo un trayecto paralelo al de las vías respiratorias.
El sistema venoso es más variable y puede disponerse en diferentes trayectos,
pero finalmente las cuatro venas pulmonares, dos procedentes del pulmón
derecho y dos del izquierdo, desembocan en la aurícula izquierda. Hay que
tener en cuenta que la circulación pulmonar presenta una peculiaridad con
respecto al resto de la circulación sistémica, puesto que las arterias
pulmonares son las únicas arterias del organismo que transportan sangre
desoxigenada, mientras que las venas pulmonares, tras el intercambio
gaseoso en los alvéolos, aportan sangre oxigenada hacia la aurícula
izquierda, el intercambio entre oxígeno y dióxido de carbono se realiza
mediante difusión entre la luz de los alveolos pulmonares y los capilares
sanguíneos.
Por otra parte el pulmón recibe sangre oxigenada a través de las arterias
bronquiales que surgen directamente de la arteria aorta, esta sangre
oxigenada irriga sobre todo las paredes de los bronquios y los bronquiolos.
Enfermedades Del Pulmón:

Radiografía de tórax en la que puede observarse rodeada por un círculo


una neumonía en el pulmón derecho
Las enfermedades del pulmón pueden ser congénitas (presentes desde el
nacimiento) o desarrollarse a lo largo de la vida. Algunas de las más
frecuentes son la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC, causada
mayoritariamente por la inhalación del humo de tabaco, el asma
bronquial provocado frecuentemente por alergia al polen u otras sustancias,
la neumonía y bronconeumonía debida a la proliferación de bacterias o virus
patógenos en los alveolos pulmonares, el cáncer de pulmón también muy
relacionado con el tabaquismo y la tuberculosis pulmonar muy frecuente en
determinados países y asociada tradicionalmente a la desnutrición, la
pobreza, hacinamiento y malas condiciones de vida. A continuación una lista
incompleta de algunas enfermedades del pulmón:

Alveolitis alérgica extrínseca: También llamada neumonitis por


hipersensibilidad, son un conjunto de enfermedades pulmonares difusas
provocadas por una reacción inmunitaria a agentes externos inhalados que
provoca fibrosis y pérdida de función del pulmón. Existen muchas variedades
dependiendo del agente inhalado, con frecuencia son enfermedades
profesionales, como el pulmón del granjero y el pulmón del cuidador de aves.

Asbestosis: Es una enfermedad irreversible producida por inhalación


prolongada de asbesto. Después de la inhalación, el asbesto se fija en los
pulmones produciendo cicatrización y engrosamiento de las pleuras. Por esto
los pulmones no se contraen ni expanden en forma normal.
Asma bronquial. Enfermedad que se caracteriza por obstrucción reversible de
las vías aéreas.

Bronquitis: Cuando aparece inflamación únicamente en los conductos aéreos


de grueso calibre.

Cáncer de pulmón: Es una de las enfermedades pulmonares más graves y uno


de los cánceres con mayor incidencia en el ser humano. En función de la
apariencia de las células cancerosas, puede distinguirse entre cáncer de
pulmón microcrítico y cáncer de pulmón no microcrítico. El primero recibe
también el nombre de cáncer de células en grano de avena, su nivel de
incidencia representa entre un 10 y un 15 % del total de cánceres de pulmón
diagnosticados. El no microcítico se divide, a su vez, en adenocarcinoma,
carcinoma de células escamosas y carcinoma de células grandes. Otros tipos
de tumores malignos en los pulmones son los tumores
carcinoides, linfomas y sarcomas. El tabaco es el factor de riesgo más
importante a la hora de sufrir un cáncer de pulmón, motivando hasta un 80 %
de las muertes por esta enfermedad.
Fibrosis quística. Enfermedad de origen genético que se inicia en la infancia
y afecta a la función pulmonar y del páncreas.
Neumonía y bronconeumonía: La inflamación generalmente de origen
infeccioso afecta a los alveolos pulmonares.
Las neumonías y bronconeumonías han sido durante muchos siglos la causa
de mortalidad más importante entre niños y ancianos. En la actualidad son un
problema muy grave estadísticamente, y gran parte de la mortalidad senil se
debe a ello.

Enfisema: Enfermedad crónica12 caracterizada por el agrandamiento


permanente de los espacios aéreos distales a los bronquiolos respiratorios y
destrucción de la pared alveolar, con o sin fibrosis manifiesta.
EPOC. Las siglas corresponden a enfermedad pulmonar obstructiva crónica,
la principal causa es el humo del tabaco.
Insuficiencia respiratoria. Puede ser aguda o crónica y es el resultado final
de muchas enfermedades del pulmón. Se caracteriza por la incapacidad del
organismo para mantener los niveles arteriales de oxígeno (O2) y de dióxido
de carbono (CO2) adecuados para las demandas del metabolismo celular.

Neumotórax: Se produce por la entrada de aire al espacio pleural, causando


un colapso pulmonar. Algunos síntomas son dolor agudo en el pecho y
sensación de asfixia.

Tuberculosis: Se trata de una enfermedad infecto-contagiosa que se suele


contagiar por vía aérea, está provocada por el mycobacterium tuberculosis.
Trasplante:
El trasplante de pulmón es una de las últimas alternativas en caso de una
insuficiencia pulmonar. El pulmón donante se obtiene de una persona
declarada con muerte cerebral, pero que permanezca con soporte vital. Los
tejidos deben ser lo más compatible posible para que no haya rechazo. Los
primeros trasplantes de pulmón fueron experimentales con perros, corderos y
monos entre 1947 y 1950.