Está en la página 1de 27

Lluvia ácida

LLUVIA ÁCIDA

Gobierno del distrito FEDERAL DIRECCIÓN GENERAL DE PREVENCIÓN RED AUTOMÁTICA DE MONITOREO
SECRETAríA DEL MEDIO AMBIENTE Y CONTROL DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICO -r.a.m.a.-
Lluvia ácida

Diseño y elaboración:
Biol. Alfredo Gallardo Torres
Biol. Lilia García Galván

Diseño de portada:
Dis. Graf. Gabriela López Aguilar

Ilustradores:
Biol. Pedro Gabriel Suárez (Figuras 1, 6, 7, 8, 9, 10)
Dis. Graf. Gabriela Gonzalez Montalvo (Figuras 2, 3, 14, 18)
Ing. Luis A. Castellanos Fajardo (Figuras 11, 17)
I. Q. César Sánchez Carrillo (Figura 16)
Dis. Graf. Edgar Torres Campos (figura 4)

Agradecemos los comentarios y sugerencias de la Lic. Claudia de la Cruz


Domingo, de los I. Q. Alejandro Campos Díaz y César Sánchez Carrillo, así
como del técnico Jorge Montaño García y la revisión del I. Q. César Galvez
Hernández.

Junio, 1999
Lluvia ácida

Lluvia Ácida

A lo largo de toda su historia, la humanidad ha aprovechado los recursos


que la naturaleza le brinda, sin embargo, como consecuencia del desarrollo
industrial se generan grandes cantidades de desechos, los cuales son vertidos
diariamente a la biósfera, a tal grado que ya estamos sufriendo las
consecuencias del cambio en las condiciones del planeta.

Figura No. 1. Actividades humanas que propician la contaminación

Por ejemplo, uno de los problemas ambientales al que nos enfrentamos


actualmente es el de la lluvia ácida. Un fenómeno que no solo es de interés
ambiental, sino de gran importancia económica, por sus efectos sobre los
ecosistemas y las edificaciones del hombre.

1
Lluvia ácida

Sin embargo, éste no es un problema reciente; ya desde 1872 un químico


inglés Robert Angus Smith, se percata de éste fenómeno en las áreas
industriales de Inglaterra y le da el nombre de «lluvia ácida»; no obstante, poca
fue la atención que recibió su descubrimiento, pasando desapercibido por la
mayoría de la gente.

Figura No. 2. Robert Angus Smith

¿Que es la lluvia ácida?

La lluvia ácida es toda agua de lluvia cuyos valores de pH son inferiores a


los de la lluvia normal. Y ¿qué es el pH? El pH es una escala que va de 0 a 14
y nos indica que tan ácida o alcalina es una sustancia, por ejemplo, como se
indica en la figura de la página siguiente, el agua pura tiene un valor de pH de
7, que se considera neutro; valores de pH menores a 7 son ácidos, como el
jugo de limón que tiene un pH de 2.3, el vinagre al cual le corresponde un pH de
2.9 o el vino tinto cuyo valor de pH es de 3.8 y valores superiores a 7 se
consideran alcalinos, por ejemplo, la sosa que tiene un valor de pH de 14, o
bien la sangre humana con un valor de 7.3.

2
Lluvia ácida

Figura No. 3. Escala de pH

¿ Y cómo se forma?

En la atmósfera se da una multitud de reacciones químicas, muchas de


las cuales son producto de la actividad de los seres vivos (por ejemplo, la
actividad bacteriana) o de la propia dinámica terrestre (por ejemplo, la actividad
volcánica), lo que ocasiona que en un ambiente limpio la lluvia sea ligeramente
ácida, por los compuestos que de forma natural se encuentran en la atmósfera
(por ejemplo el dióxido de carbono CO2) y se mezclan con el agua de lluvia,
formando ácidos débiles que originan un valor normal de pH de 5.0 a 5.6 para
el agua de lluvia.

3
Lluvia ácida

Sin embargo, como puede observarse en la siguiente figura, debido


principalmente a la quema de combustibles se lanzan a la atmósfera gases de
dióxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOx), los cuales reaccionan
químicamente con el vapor de agua y otras sustancias de la atmósfera para
formar ácidos sulfúrico (H2SO4) y nítrico (HNO3), dos ácidos fuertes que cuando
caen a la superficie mezclados con el agua de lluvia producen una disminución
en el pH de la lluvia por debajo de 5.0, lo cual es conocido como lluvia ácida.
Tales reacciones pueden tomar horas o incluso días en llevarse a cabo, por lo
que el viento puede acarrear esos contaminantes cientos de kilómetros antes
de que caigan en forma líquida, ya sea como lluvia, niebla, nieve o granizo
(depósito húmedo) o en forma de partículas y polvos (depósito seco) que se
adhieren a las superficies. La lluvia ácida o depósito ácido es por lo tanto, una
consecuencia directa de los procesos de auto limpieza de la atmósfera.

Figura No. 4. Formación de la lluvia ácida

4
Lluvia ácida

¿A que países afecta la lluvia ácida?

El fenómeno de la lluvia ácida es un problema a nivel mundial, el cual se


presenta tanto en países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo,
lo que ha causado una intensa preocupación por los efectos, declarados o
sospechados, que ocasiona sobre los ecosistemas, la salud y la economía. En
países como Estados Unidos de Norteamérica, Canadá, Suecia, Alemania, y
Japón, entre otros, se han desarrollado intensos programas para entender los
procesos que conllevan a la formación de la lluvia ácida y los efectos que esta
ocasionando sobre los ecosistemas, tanto terrestres como acuáticos, las áreas
de cultivo y los materiales de construcción empleados por el hombre. A
continuación se presentan algunos datos del pH del agua de lluvia en diferentes
regiones del mundo:
Figura No. 5. pH del agua de lluvia en diferentes regiones del mundo

Fuentes: * Página del Programa SWOOPE. Promedios de la primavera de 1997.


**Forti, M., y cols. 1990. Elements in the precipitation of S. Paulo city (Brazil).
Atmospheric Environment Vol. 24B, No. 2. p.p. 355 - 360.
*** Davies, D.T., et al., 1990. Use of simple daily atmospheric circulation types for
the interpretation of precipitation composition at a site (Eskdalemuir) in
Scotland,1978 - 1984. Atmospheric Environment 24A (1), p.p. 63 - 72.
****DGPCC. Informe Anual 1998 del Programa de Precipitaciones Ácidas en la
ZMCM. En proceso.
ºAl-Momani, I.F., et al., 1995. Chemical composition of precipitation near an industrial
area at Izmir, Turkey. Atmospheric Environment Vol. 29 No. 10. p.p. 1131 - 1143.

5
Lluvia ácida

¿Por qué es importante el estudio de la lluvia ácida?

La lluvia ácida constituye un indicador de la calidad del aire, mediante la


medición de algunos parámetros en el agua de lluvia podemos saber que tan
contaminada está nuestra atmósfera y que tan eficaces han sido las medidas
para combatir la emisión de contaminantes precursores de lluvia ácida (óxidos
de nitrógeno y azufre). También es posible conocer la relación entre las zonas
que presentan éste fenómeno con daños observados a flora, fauna, salud
humana y materiales para así continuar con las medidas de prevención y control
e incluso hacerlas más estrictas.

¿Cuáles son los efectos de la lluvia ácida?

Ríos y lagos
Los efectos nocivos que la lluvia ácida ocasiona sobre las áreas naturales
son muy diversos y dependen del tipo de ecosistemas; así por ejemplo, en ríos
y lagos, éste fenómeno ha provocado una acidificación de sus aguas, dañando
a plantas y animales que las habitan, y en casos extremos, se produce una
aniquilación completa de especies sensibles a la acidez del agua.
Figura No. 6. Efectos de la lluvia ácida en cuerpos de agua

6
Lluvia ácida

Bosques
En los ecosistemas terrestres, los daños ocasionados por la lluvia ácida,
afectan principalmente a las plantas, ocasionando en algunas especies
sensibles, lesiones y caída de las hojas, sin embargo, usualmente la lluvia ácida
no acaba con la vegetación directamente sino que actúa de manera gradual,
haciendo más lento su crecimiento y favoreciendo el ataque de plagas y
enfermedades.

Figura No. 7. Efectos de la


lluvia ácida en bosques

Suelos
La lluvia ácida empobrece los suelos, tanto de bosques, como de zonas
de cultivo, ya que a su paso por éstos, lava los nutrientes esenciales para el
crecimiento de las plantas, al tiempo que libera elementos tóxicos, como el
aluminio y el magnesio, que se acumulan en sus tejidos y acaba con
microorganismos útiles en los procesos de formación, descomposición y nutrición
del suelo.

Figura No.8. Efectos de la


lluvia ácida en suelos

7
Lluvia ácida

Salud

No se ha demostrado aún que la lluvia ácida ocasione efectos directos


nocivos en los seres humanos; para que esto sucediera tendrían que presentarse
valores de pH en el agua de lluvia muchísimo más bajos de los que actualmente
se registran. Los riesgos potenciales a la salud se encuentran más bien en los
contaminantes precursores de la lluvia ácida, es decir, en los óxidos de nitrógeno
(NOx) y de azufre (SOx), ya que estudios realizados en otros países han
mostrado que exposiciones continuas a estos contaminantes pueden provocar
y agravar enfermedades respiratorias y del corazón.

Sin embargo, la lluvia ácida puede tener efectos indirectos sobre la salud,
ya que las aguas acidificadas pueden disolver metales y sustancias tóxicas de
los suelos, rocas, conductos y tuberías y posteriormente transportarlos hacia
los sistemas de agua potable.
Figura No. 9. Efectos de la lluvia ácida en la salud

8
Lluvia ácida

Materiales
La lluvia ácida también afecta a nuestro patrimonio cultural, ya que daña
edificios, monumentos históricos, estatuas y otras estructuras de importancia
cultural cuya pérdida sería invaluable. Dicho daño se presenta en los materiales
que recubren dichas estructuras.
Por lo anterior, sabemos que la lluvia ácida no es sólo un problema
ambiental, es además un factor de daño económico por su repercusión en los
recursos naturales y el deterioro de monumentos históricos.

Figura No.10. Efectos de la lluvia


ácida en materiales

¿Cómo se monitorea la lluvia ácida?

En la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, el estudio de lluvia


ácida inició en 1987. Desde entonces se efectúan mediciones de la acidez del
agua de lluvia y de los parámetros químicos: conductancia específica, sulfatos
(SO4=), nitratos (NO3-), calcio (Ca++), potasio (K+) y magnesio (Mg++), que son
los que tienen mayor representatividad en la química del agua de lluvia y que
son vigilados alrededor del mundo por las diferentes redes de monitoreo de
lluvia ácida: NADP (Programa Nacional de Depósito Atmosférico, EUA),JARMN
(Red de Monitoreo de Lluvia Ácida del Japón, Japón), CCPMN (Red de Monitoreo
de la Precipitación Coleson Cove, Canadá), ENBPMN (Red de Monitoreo de
Precipitación de New Brunswick, Canadá), CAPMoN (Red de Precipitación y
Aire Canadiense, Canadá) y ADMNEA (Red de Monitoreo de Depósito Ácido
en el Este de Asia, Asia).

9
Lluvia ácida

Además de analizar el agua de lluvia, también se estudian los polvos que


se depositan en las superficies y que contienen sustancias que provienen tanto
de fuentes naturales como producto de la actividad humana. Éstos polvos reciben
el nombre de depósito seco y en ellos se ha encontrado: calcio (Ca), fierro (Fe),
titanio (Ti), estroncio (Sr), zinc (Zn), rubidio (Rb), bario (Ba), plomo (Pb), cobre
(Cu), silicio (Si), aluminio (Al), potasio (K) y manganeso (Mn), algunos son
elementos tóxicos, geoquímicamente movibles y bioacumulables en el ambiente,
por lo que su emisión debe ser reducida o eliminada. Asimismo, se analizan
algunos elementos biológicos presentes en el agua de lluvia como algas, hongos
y quistes, elementos que pueden modificar la composición del agua de lluvia,
además de que pueden presentar riesgos a la salud humana. Actualmente, se
realizan muestreos semanales del agua de lluvia en 16 sitios del Valle de México
que abarcan zonas urbanas, agrícolas y de conservación ecológica.

Figura No. 11. Sitios de


monitoreo de lluvia ácida en
el D.F. y área metropolitana

C olector A uto m ático

C olector C onvencional

Có digo Nom bre Có digo Nom bre


LO M Lom as RAM A D G PC C -B rasil 7 4
IB M Legaría D IC D icon sa
T LA T lalnep antla E AJ E co gu a rd a s A ju sco Picach o
LB FQ Laboratorio de B ac teriolo gía y F isicoqu ím ica EDL E xco nve n to D e sie rto d e lo s L e on e s
XAL X alostoc P AR P a rre s
CHA C hap ingo CEA C en tro d e E d . A m b . A cu exc óm a tl
NTS N e z a h u a lc ó y o tl S u r MPA M ilp a A lta
TEC C erro de T epeya c SNT S a n N ico lá s To to la pa n

10
Lluvia ácida

Equipamiento

La infraestructura del Programa de Precipitaciones Acidas de la zona


metropolitana de la Ciudad de México está constituida por:

- Colectores convencionales
Son colectores sumamente simples que captan el agua de lluvia junto con
los polvos atmosféricos y consisten de un embudo acoplado a una botella, la
cual se encuentra sostenida por una base de metal.
Figura No. 12. Colector convencional

- Colectores automáticos
Son instrumentos encargados de colectar el agua de lluvia (depósito
húmedo) y los polvos (depósito seco) por separado. Estos colectores tienen
cuatro componentes principales:
(1) Un sensor capaz de detectar el inicio y fin de un evento de lluvia.
(2) Un mecanismo que permite mover el techo de dos aguas en respuesta al
sensor.
(3) Un techo de dos aguas móvil para tapar y sellar las cubetas.
(4) Un par de cubetas colectoras, una para el agua de lluvia y otra para el
polvo.

11
Lluvia ácida

Figura No. 13. Colector automático

El principio de operación de estos equipos es el siguiente:


- Cuando no llueve, la cubeta encargada de captar el agua de lluvia se encuentra
cubierta y sellada por el techo de dos aguas, mientras que la cubeta encargada
de captar polvos se encuentra descubierta (1).
1)

- Al empezar a llover, el sensor detecta el agua de lluvia y activa el mecanismo


para que el techo se deslice (2) y deje al descubierto la cubeta encargada de
colectar el agua de lluvia, al tiempo que cubre y sella la otra cubeta (3).
- Al dejar de llover, el sensor vuelve a activar el mecanismo del techo
regresándolo a su posición original (4).
2) 3) 4)

12
Lluvia ácida

- Pluviógrafos

Son aparatos que miden la cantidad de lluvia, además de su intensidad,


en milímetros por unidad de tiempo. Consisten de una caseta de fibra de vidrio,
la cual tiene en su parte superior un embudo colector que desemboca en un
cilindro medidor, el cual mediante un flotador y un sistema de balancín, registra
la cantidad de agua de lluvia en una gráfica de papel. El uso de estos
instrumentos permite medir con exactitud el volumen del agua de lluvia
precipitada, lo que ayuda a obtener con precisión las concentraciones de los
compuestos medidos en la lluvia.

Figura No. 14. Pluviógrafo

13
Lluvia ácida

¿Cuáles son los resultados obtenidos por el Programa de


Precipitaciones Acidas en la ZMCM?

El valor mínimo histórico de pH registrado por el Programa de


Precipitaciones Ácidas en la ZMCM se obtuvo en 1997 con un valor de pH de
3.38, el cual tiene diez veces menor acidez que la del jugo de limón. Este valor
es 9.5 veces menos ácido que el registrado en Escocia en 1974 (pH 2.74) o 4.8
veces menos ácido que el detectado en Sao Paulo, Brasil en un estudio realizado
de 1983 a 1985 (pH= 2.7). Los valores de pH mínimos, máximos y promedios
ponderados, en la Ciudad de México de los años 1987 a 1998 se presentan
en la siguiente gráfica:

Figura No. 15. pH histórico. Período 1987 - 1998

pH
10

M ínim o - M áxim o
3
1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998
P rom edio ponderado
pH natural del agua
AÑO de lluvia

El porcentaje histórico de eventos de lluvia ácida en los diferentes sitios


de monitoreo del Programa de Precipitaciones Ácidas en la ZMCM se presenta
en la siguiente figura, observándose que los sitios Cerro del Tepeyac (TEC),

14
Lluvia ácida

Museo de la Ciudad de México (MCM), Lomas (LOM) y Felipe Ángeles (FAN)


presentan información completa debido a que el monitoreo inicio con esos sitios,
desde entonces se han registrado con mayor periodicidad eventos de lluvia
ácida en aquellos sitios que se localizan en la zona suroeste de la ciudad.

Figura No. 16. Porcentaje histórico de lluvia ácida por sitio

% TEC % M CM

87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98

% LOM % FAN

87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98

% TLA % SHA

87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98

% XAL % PED

87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98

% NTS % XCH

87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98

% CHA % LBFQ

87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98

15
Lluvia ácida

Con los promedios ponderados del pH* del agua de lluvia, obtenidos en
1998 en cada uno de los sitios de monitoreo, se obtuvo mensualmente la
distribución espacial encontrándose que septiembre fue el mes en el que el
agua de lluvia fue ácida, en dicho mes se detectó la mayor cantidad de eventos
de lluvia ácida (44 eventos), esto se debió a que en septiembre ya se
Figura No. 17. Distribución espacial del pH durante septiembre de 1998

TLA

XA L

LB FQ TEC

RAM A

N TS
LO M

EDL

DIC

C EA

In tervalo s d e p H
4.30 - 4.50
4.51 - 4.70
4.71 - 4.99
5.00 - 5.60

* En el promedio ponderado se considera el valor de pH junto con el volumen del agua de lluvia
captada en cada sitio.

16
Lluvia ácida

había realizado el lavado atmosférico de todos los elementos alcalinos que se


encontraban suspendidos en la atmósfera, provenientes de los incendios
forestales y tolvaneras que afectaron al Valle de México durante el primer
semestre de 1998.

Los datos obtenidos por el Programa de Precipitaciones Ácidas en la ZMCM


han mostrado que el problema de lluvia ácida se presenta con mayor frecuencia
e intensidad en la zona suroeste de la ciudad, debido a las condiciones
meteorológicas, principalmente la dirección de los vientos que ocasionan el
transporte de los contaminantes hacia esa zona. Esto es importante, ya que en
ésta zona se encuentran importantes áreas boscosas, además de 36,000
hectáreas de tierras de cultivo y 25 subcuencas que son importantes en la
recarga de los mantos acuíferos de la ciudad.

¿Qué se hace en la Ciudad de México para enfrentar el problema de


la lluvia ácida?
Entre las medidas que se han tomado para reducir la emisión de los
contaminantes precursores de éste problema en el D.F., tenemos las siguientes:
- Se redujo el nivel máximo de azufre en diferentes combustibles
- Se produjo el cierre de la refinería 18 de marzo
- Se ha impulsado el uso de gas natural en diversas industrias
- Se introdujo el convertidor catalítico de tres vías a partir de 1991
- La conversión a gas en vehículos de empresas mercantiles y del gobierno
- Ampliación del sistema de transporte eléctrico
- Continuación del Programa «Hoy No Circula»
- Instalación de equipos de control en distintos establecimientos.
Figura No. 18. Acciones para reducir la contaminación

17
Lluvia ácida

¿Se puede medir la acidez del agua de lluvia?

Se puede evaluar la acidez de la lluvia y la presencia de partículas que


se precipitan como depósito seco, esto se puede realizar mediante los siguientes
experimentos:
¿Cómo evaluar el pH de agua de lluvia?
Para este experimento requieres los siguientes materiales; un recipiente
de vidrio o plástico de boca ancha y con capacidad de por lo menos medio litro,
papel tornasol azul*, un vaso pequeño de vidrio o plástico y papel pH con patrón
de colores*. Se recomienda el recipiente de plástico o de vidrio debido a que
estos materiales limpios son inertes y no afectaran la medición de acidez.

*Encontrarás una tira de papel tornasol azul y una de papel pH, así como el patrón de
colores en la página 24 de este folleto.

18
Lluvia ácida

Procedimiento

Coloca el recipiente en el exterior a por lo menos un metro de altura de


la superficie, en un sitio donde la lluvia caiga directamente hacia el recipiente
y que en su trayecto no choque con cables, postes, ramas de árbol u otro
objeto.

Después de un evento de lluvia revisa si se ha captado un volumen de


por lo menos 50 ml, vacía el agua de lluvia en el vaso pequeño.

19
Lluvia ácida

Sumerje unos segundos una tira de papel tornasol azul de 5 cm de


largo. Normalmente la tira se pondrá roja porque el agua de lluvia tiene por
naturaleza un valor ácido (5.0 - 5.6). Si el papel continúa azul, significa que el
agua de lluvia contiene cierta cantidad de partículas alcalinas, las cuales
provienen de tolvaneras, incendios forestales, de calles sin pavimentar y, en
menor medida, de actividades industriales y emisiones vehiculares.

Para conocer con mayor exactitud el pH del agua de lluvia, realiza el


mismo experimento utilizando ahora una tira de papel pH, compara la tonalidad
obtenida en la tira con la tabla de colores que se presenta en la página 24 de
este folleto. Anota el valor obtenido y relaciónalo con la figura comparativa de
pH’s en diferentes sustancias (página 3).

Repite el experimento en diferentes sitios y recuerda que la acidez en el


agua de lluvia depende de factores como la química atmosférica, vientos
predominantes, intensidad y duración de la lluvia, etc. siendo entonces difícil
predecir donde caerá y cual será el valor de acidez de la lluvia. Por lo que
pueden registrarse valores de acidez en sitios alejados de centros industriales.

20
Lluvia ácida

¿Cómo se puede evaluar de forma fácil si se ha depositado polvo


(depósito seco)?

En ocasiones podemos observar a simple vista que en la superficie de


mesas, ventanas, tejados, etc. se forma una fina capa de polvos, pero en muchos
casos ésta capa no se percibe y una forma fácil de verificar es la siguiente:

Primero debes conseguir el siguiente material: rondanas de tela adhesiva


o papel de 6 mm de diámetro (éstas se pueden hacer con cinta adhesiva y una
perforadora), papel filtro y tijeras.

Realiza el siguiente procedimiento:


A. Limpia los lugares que se han de revisar (vidrios de ventanas, buzones,
etc.)

21
Lluvia ácida

B. Dos semanas después fija las rondanas de tela adhesiva o papel en los
sitios que elegiste.

C. Cubre cada rondana con un cuadro de papel filtro limpio de 10 x 10 cm.

D. Presiona ligeramente sobre la superficie del papel haciendo leves


movimientos circulares.

22
Lluvia ácida

E. Retira el papel filtro. Al hacerlo se notarán claramente manchas de polvo.


El borde del papel filtro que ha quedado limpio es un excelente punto de
comparación.

F. Compara la mancha que ha quedado en el papel filtro con otras que hayas
tomado en lugares diferentes.

Puedes ver que las manchas más oscuras en el papel, son las que se
tomaron en lugares donde existe un mayor tránsito de vehículos, caminos sin
pavimentar y lugares donde hay áreas con tierra suelta y sin vegetación.

Ahora ya sabes que la lluvia ácida es un problema ambiental causado


por la contaminación atmosférica.

!
re
l ai
de
d ad
li
ca
l a
a r
or
ej
m
o sa
m
u ya
b
n tr i
o
¡C

23
Lluvia ácida

Aquí tienes una tira de papel tornasol azul y una de papel pH, junto con
su escala de colores, con las cuales podrás realizar los experimentos que se
indican en este folleto. Recuerda que debes leer el patrón de colores de la tira
de papel pH en la dirección que marca la flecha. No olvides que una vez
utilizadas las dos tiras de papel ya no pueden volver a utilizarse.

pH 3 4 5 6 7 8 9 10

24
Lluvia ácida

DIRECTORIO

ING. CUAUHTEMOC CARDENAS SOLORZANO


Jefe de Gobierno del Distrito Federal

LIC. ALEJANDRO ENCINAS RODRIGUEZ


Secretario del Medio Ambiente

ING. ENRIQUE RICO ARZATE


Director General de Prevención y Control de la Contaminación

ING. JOSE LUIS PEDROZA SERRANO


Director de la Red Automática de Monitoreo Atmosférico

Para mayor información comunicarse a los teléfonos: 55 26 48 52 y


55 26 47 92 con la Biól. Lilia García Galván, responsable del Programa de
Precipitaciones Ácidas en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.
También puedes consultar el apartado de lluvia ácida en la página web de
la Secretaría del Medio Ambiente: www.sma.df.gob.mx

UN BUEN
A M B IE N TE
PA R A TO D O S

Secretaría del Medio Ambiente