Está en la página 1de 10

Introducción

El presente trabajo tiene como objetivo estudiar sobre el origen de la


Tierra, la teoría quimiosìntesis y de cómo surgió la vida en nuestro planeta, así
mismo, los experimentos realizados por Stanley L. Miller y Harold Clayton Urey,
Melvin Calvin y Sídney Fox. Por otra parte, la Teoría del Big Bang y los
coacervados.

Por tanto, el origen de la Tierra data de hace unos 4.500 millones de


años, el cual se produjo una concentración de materia de polvo y gases en
forma de nube (nebulosa) en una parte de la Vía Láctea (nuestra galaxia). Hay
comienza la formación de nuestro Sistema Solar. La nube se contrajo, es decir,
se juntaron las partículas, posiblemente debido a la onda expansiva de la
explosión de una estrella cercana, llamada supernova.

A partir de entonces, una parte de esos gases se concentraron en el


centro de la nebulosa y se transformaron en una esfera incandescente, La
presión en el núcleo de esa esfera era tan grande que los átomos de hidrógeno
comenzaron a combinarse (juntarse) y formar helio, liberando una enorme
cantidad de energía. De esta forma nació nuestra estrella llamada el Sol. A
partir de aquí comienza el origen de la tierra.
Origen de la Tierra

Según la teoría nebular de (Kant y Laplace, siglo XVIII). Formado hace 5x


109 años (100.000 millones de años después del origen del Universo). Abundan
elementos pesados, muy escasos en el Universo. Esto indica que el Sol es una
estrella de 2ª generación, formada después de la explosión de una Supernova.
Esta nebulosa se encontraba en contracción gravitatoria, al mismo tiempo que
giraba sobre sí misma. La acción conjunta de estos dos procesos hace que la
nebulosa vaya tomando la forma de un disco, con una masa central que dará
lugar al Sol y un anillo de materia alrededor que dará lugar a los planetas. Al
continuar la contracción gravitatoria, la masa central aumenta de temperatura
hasta alcanzar los quince millones de grados, momento en que comienzan las
reacciones nucleares y la radiación que se crea es capaz de oponerse a la
atracción gravitatoria, con lo que cesa la contracción y se forma una estrella de
dimensiones constantes.

De manera que, los planetas se forman a partir del material disperso en el


anillo que rodea a la masa central, por un proceso de acreción (adición de
materia). Los granos de polvo y moléculas de gas se atraen y chocan para
formar partículas mayores. El proceso continúa con partículas cada vez
mayores, formándose núcleos de condensación que recogen a las partículas
más pequeñas y a moléculas de gas. Los impactos producidos por los
fragmentos de rocas sobre el núcleo de condensación de los planetas hacen
que la temperatura aumente hasta fundirse los materiales, y el planeta se
convierte en un cuerpo de rocas fundidas. Se producen erupciones volcánicas
que liberan del interior los gases que forman la atmósfera del planeta, y al
mismo tiempo se producen desplazamientos verticales de materiales (los más
densos hacia el interior) que han dado lugar a la estructura en capas
concéntricas que presentan los planetas.

En síntesis, podemos señalar que la Tierra se originó al mismo tiempo


que el Sol, hace unos 4.500 millones de años. Cuando nuestra estrella, el Sol,
se condensó a partir de una nube de gases interestelares (gases del espacio).
El material dejado por el sol (restos de la formación del sol) choca unas
contra otras y se fueron agrupando en trozos de rocas cada vez más grandes
que giraban alrededor del sol debido a la atracción gravitatoria del sol. Estas
agrupaciones se convirtieron en los inicios de los planetas rocosos, incluido la
Tierra.

Esta teoría afirma entonces que, en este disco se formó alrededor del sol,
las fuerzas gravitatorias (de atracción), actuaron para unir la materia en lo que
los astrónomos llaman corpúsculos espaciales, es decir, pedazos de roca y
líquidos helados que se alineaban en tamaño desde unos pocos metros a unos
cuantos kilómetros de diámetro.

Estos corpúsculos espaciales empezaron a unirse para formar los


planetas, incluida la Tierra, el cual se formó por acumulación de estos cuerpos,
restos del Sol. Debido a la elevada temperatura empezaron a formarse gases
por la ebullición de muchos materiales, incluidos metales, y la gravedad de la
tierra (fuerza de atracción) los atrapó, quedando girando a su alrededor. Esos
gases atrapados formaron la primera atmósfera llamada protoatmósfera.

Lógicamente el contenido de esta atmósfera hacía imposible la vida en la


tierra, pero los meteoros ya no impactaban todos contra la tierra debido a que
se desintegraban al chocar con esta protoatmósfera, y eso hizo que fuera
disminuyendo su temperatura.

Quimiosìntesis

La quimiosìntesis conocida también como la teoría biosintética o teoría


fisicoquímica del origen de la vida, se fundamenta en la hipótesis de que la vida
en nuestro planeta se originó a partir de la agrupación (síntesis) de moléculas
muy primitivas en el origen de los tiempos y que fueron complejizándose hasta
formar las primeras células.

Esta teoría fue desarrollada casi al mismo tiempo -entre 1924 y 1928-,
pero separadamente por los científicos Alexander I. Oparin (bioquímico ruso) y
John B.S. Haldane (biólogo inglés), confirmando la teoría del Big Bang y
echando por tierra la teoría de la generación espontánea, creencia
prevaleciente desde la antigüedad.

Entre las aportaciones a los trabajos de estos dos científicos, se destaca


la participación del farmacéutico mexicano Alfonso Luis Herrera, quien realizó
estudios sobre el origen y la evolución de la vida en la tierra y a quien se le
considera el creador de la plasmogenia, ciencia que estudia el origen del
protoplasma, es decir, el origen de la vida.

Sus estudios fueron publicados en el extranjero y sirvieron de base a


Oparin y Haldane para desarrollar su teoría que se nutrió también con estudios
geológicos, paleontológicos y bioquímicos.

En la actualidad, la teoría quimiosintética es la más aceptada por los


científicos. En ella se explica el origen de la vida a partir de la evolución
química y de los fenómenos físicos de la materia.

La teoría quimiosintética: ¿cómo surgió la vida en la tierra?

De acuerdo a la teoría del Big Bang, la tierra surgió hace unos 5.000
millones de años a partir de una nube de gas de hidrógeno. Simultáneamente
se originaron el sol y los demás planetas del sistema solar.

Al principio, la temperatura de la tierra era extremadamente alta, pero


poco a poco se fue enfriando y comenzaron a formarse los océanos primitivos.

En ese entonces, la atmósfera era muy diferente a la actual.


Predominaban el vapor de agua, el metano, el amoníaco, el dióxido de carbono
y el hidrógeno.

A diferencia de lo que sucede en nuestros días, en esa fase inicial no


existía la capa de ozono, por lo que todo tipo de radiaciones llegaba a la
superficie de la tierra, incluyendo los rayos ultravioletas y los infrarrojos.
Además, había muchísima energía producida por constantes erupciones
volcánicas, rayos y relámpagos.
Bajo este escenario es muy posible que los primeros compuestos
orgánicos en estos océanos primitivos, entre los cuales se encontraban
carbohidratos, lípidos y algunos aminoácidos, se hayan formado y destruido
una y otra vez hasta que, finalmente, encontraran cierta estabilidad para
evolucionar.

Durante millones de años estas sustancias se fueron combinando


químicamente entre sí, formando sustancias cada vez más complejas que
quedaron delimitadas por una membrana.

A estas sustancias, Oparin las llamo protobiontes. Su existencia se


prolongó por millones de años y, con el paso del tiempo, adquirieron
características propias de los seres vivos, realizando funciones como la
nutrición y la excreción. Asimismo comenzaron a reproducirse, lo que implicó la
aparición de los ácidos nucleicos portadores de la información genética.

Evolutivamente, los protobiontes antecedieron a las primeras células


simples y sencillas que surgieron miles de años después. Se cree que los
primeros seres vivos que aparecieron en la tierra eran muy semejantes a las
bacterias. Estos seres primigenios extremadamente sencillos fueron
evolucionando y complejizándose hasta convertirse en organismos
pluricelulares.

Experimento de Stanley L. Miller y Harold Clayton Urey

En 1953, los químicos estadounidenses Stanley L. Miller y Harold Clayton


Urey intentaron reproducir en un laboratorio las condiciones sugeridas por
Oparin y Haldane en su teoría. Miller y Urey crearon un aparato en el cual
reprodujeron las condiciones de la tierra primitiva planteada por la teoría
quimiosintética.

El aparato consistía en varios recipientes conectados entre sí. Con el fin


de recrear las condiciones de la atmósfera primigenia de la tierra, estos
científicos colocaron en los recipientes dos electrodos, agua, metano,
amoníaco e hidrógeno. Mediante los electrodos produjeron descargas
eléctricas que hacían saltar chispas similares a las generadas por los
relámpagos. El agua que simulaba los océanos primitivos fue llevada al punto
de ebullición. En ella se introdujeron una multitud de moléculas inorgánicas a
partir de las cuales debían formarse seres vivos simples y sencillos.

El experimento se prolongó durante varias semanas, al término de las


cuales los científicos advirtieron que en el agua y en las paredes de los
recipientes se habían acumulado algunas sustancias. Al analizarlas, Miller y
Urey se dieron cuenta de que se trataban de varios compuestos orgánicos,
entre ellos cuatro aminoácidos diferentes, los cuales intervienen en la
formación de las proteínas.

Con su experimento, los científicos estadounidenses lograron comprobar


que a partir de los compuestos inorgánicos se formaban compuestos
orgánicos. De este modo abrieron el camino para demostrar que la evolución
pre biológica, tal como la plantearon Oparin y Haldane, era posible.

Desde entonces, se han realizado experimentos parecidos a los de Miller


y Urey, pero variando las cantidades y tipos de gases. Asimismo, en algunos
experimentos se han empleado diversas fuentes de energía como los rayos
infrarrojos y ultravioletas. La mayoría de estos experimentos obtuvieron gran
diversidad de compuestos orgánicos que forman parte de los seres vivos.

Limitaciones para la comprobación

Los experimentos realizados para comprobar la teoría quimiosintética han


logrado demostrar que es factible que el origen de la vida haya sido tal y como
lo expusieron Oparin y Haldane. Sin embargo, no puede obviarse el hecho de
que esto sucedió a lo largo de miles de millones de años. Debido a este amplio
período de tiempo, que abarcó el proceso del surgimiento de la vida en la tierra,
resulta imposible reproducirlo en su totalidad y con fidelidad dentro de los
laboratorios.

El obstáculo del tiempo ha puesto a los científicos frente a un difícil


escenario, pues tal vez nunca sea posible saber exactamente cómo se
formaron los primeros organismos que habitaron el planeta. A pesar de este
inconveniente, la teoría quimiosintética ha permitido dibujar una imagen
bastante cercana a lo que pudo haber sido la génesis de la vida en la Tierra.

Experimento de Melvin Calvin

Melvin Calvin y su equipo el que describió las reacciones independientes


de la luz (reacciones de la fase oscura) gracias a la disponibilidad de carbono-
14 (radioactivo) y a los desarrollos de la cromatografía en los años cuarenta.
Calvin recibiría el premio Nobel de química de 1961 por desentrañar el
recorrido del carbono durante la fotosíntesis. Sería un miembro del equipo de
Calvin, Daniel Arnon, quien establecería definitivamente que los cloroplastos
aislados podían realizar todas las funciones asociadas a la fotosíntesis.

En la fotosíntesis se sabe hoy que el agua actúa tanto como donante de


hidrógeno como fuente del oxígeno molecular liberado; que sólo parte del
proceso depende de la luz (fase luminosa); que las plantas no crean energía
sino que simplemente fijan en forma de carbohidratos la que reciben del Sol. A
partir de los años sesenta la elucidación de los detalles moleculares ha
avanzado sobremanera, pero hoy día la fotosíntesis sigue encerrando muchos
misterios, como los efectos cuánticos macro que intervienen, y promesas,
como paneles fotovoltaicos más eficientes.

Experimento de Sídney Fox

Basándose en los coacervados de Ocarin, demostró que las proteínas


térmicamente forman esfèlulas con un diámetro más o menos similar a una
célula bacteriana. Estas esfèlulas, como los coacervados, están separadas del
medio externo por una capa superficial.

Al igual que las células vivientes las células muestran propiedades


osmóticas. Además dos células se pueden fusionar y romper al llegar a un
tamaño crítico.
La Teoría del Big Bang

También es conocida como teoría de la Gran Explosión. Es la que


sostiene que nuestro universo tal y como lo conocemos se inició hace miles de
millones de años en una gran explosión. Toda la materia existente en el
universo actualmente estaba concentrada en tan sólo un punto.

Desde el momento de la explosión, la materia comenzó a expandirse y


aún lo está haciendo en la actualidad. Los científicos no paran de repetir que el
universo está en continua expansión. Por ello, la teoría del Big Bang incluye la
teoría del universo en expansión. La materia almacenada en un solo punto no
sólo comenzó a expandirse, sino que también comenzó a formar estructuras
más complejas. Nos referimos a los átomos y moléculas que, poco a poco,
fueron formando organismos vivientes.

La fecha del inicio del Big Bang la han estimado los científico. Tuvo su
origen hace aproximadamente 13.810 millones de años. Durante esta etapa en
la que el universo recién estaba creado, se le denomina universo primigenio.
En él, se supone que las partículas tenían enorme cantidad de energía.

Con esta explosión se formaron los primeros protones, neutrones y


electrones. Los protones y neutrones se fueron organizando en núcleos de
átomos. Sin embargo, los electrones dado su carga eléctrica, se organizaron
alrededor de ellos. De esta forma se originó la materia.

¿Qué es Coacervados?

Son sistemas formados por la unión de moléculas complejas como las


proteínas y los aminoácidos. Estos elementos son calificados como seres vivos
primitivos ya que, de acuerdo a los biólogos, resultaron claves en el desarrollo
de la vida en el planeta Tierra.

El ruso Aleksander Oparin fue quien descubrió que era posible generar
membranas lipìdicas carentes de vida. Después de diversos experimentos,
logró producir gotas con un elevado nivel de biomolèculas, aisladas del medio
acuoso mediante una membrana primaria. A dichas gotas les dio el nombre de
coacervados.
Conclusión

Nuestro planeta Tierra es uno de los más importantes del sistema solar y
para los seres humanos, ya que en ella habitamos y forma parte de nuestra
vida. En ella habita el hombre, en su interacción con los animales y la
naturaleza. En la actualidad es el único lugar donde se conoce la existencia de
vida. Se formó hace aproximadamente 4.600 millones de años.

Según los aportes realizados por los científicos en medio de estudios


profundos y experimentos llegaron a la conclusión de cómo inició el origen de
la Tierra basada en la teoría del Big Bang, dicha teoría explica cómo comenzó
todo lo que vemos hoy en día. Teniendo así las ecuaciones de cuatro
científicos Stanley L. Miller y Harold Clayton Urey, Melvin Calvin y Sídney Fox,
sobre la base de la recesión de las nebulosas espirales, que el universo se
inicio con la expansión de un átomo primigenio, conocido como la teoría del Big
Bang.
República Bolivariana de Venezuela
Ministerio del Poder Popular para la Educación
U.E.P. “Santo Ángel de la Guarda”
Asignatura: Biología
Cumaná- edo. Sucre

ORIEGEN DE LA TIERRA

Nombre:

Zorzini M. Giancarlo
NL.:35
4to año, sección “B”

Cumaná, 4 de noviembre de 2019

También podría gustarte