Está en la página 1de 50

Oriente y su música

En el oriente de Venezuela abunda la buena música, como en todo el


país, pero hablaremos un poco de la música oriental. Los músicos
orientales se dejan llevar por sus sentimientos para plasmarlo en
letras y sonidos. El oriente del país está constituido por los estados,
Monagas, Sucre, Nueva Esparta y Anzoátegui.

¿Buenas fiestas tradicionales?

Como en todo pueblo, en los de los estados Anzoátegui, Sucre,


Nueva Estar y Monagas tienen sus fiestas tradicionales; las más
famosas la virgen del valle, en esta celebración abunda el baile, la
música, comida etc. Los festivales de galerones pertenecen a El Pez
Volador, una tradición oral donde los locales y hasta los turistas
disfrutan de este festejo.

En el estado Sucre las celebraciones de Velorios de Santa Cruz,


celebrada en el mes Mayo donde se encuentran orquestas típicas. Lo
que es el sebucán, el carite el pájaro, la barca, la burriquita son
interpretaciones y bailes típicos en los festejos navideños. En
Monagas y Anzoátegui lo que es La Jota y El Galerón y La
Malagueña son imprescindibles.

El polo y el galerón se tienen características típicas que lo


identifican pero en general se asemejan por la expresión de los
sentimientos. Aunque en tal región lo más destacados son La Jota,
El Galerón, El Polo, La Malagueña, El Joropo Oriental.

Estos compositores se dejan llevar por el ambiente tropical, por los


sentimientos. Los ritmos típicos son la Jota, El Galerón, El Polo y El
Joropo Oriental.
La Jota a diferencia de las otras que son unos cantos muy vivos este
es un canto triste lleno de melancolía que incorpora la pesca y el
amor es acompañada por los instrumentos la guitara, cuatro y
bandolín. Este ritmo La Jota es muy parecida a La Malagueña, la
diferencia es que la malagueña es cantada y tocada en un tono
menor.

El Galerón es uno de los ritmos tradicional más conocido en el


oriente del país, es de origen español, es formado en decimas
(estrofas formadas en diez versos) sus coplas definen muy bien la
identidad del oriental venezolano. Sus instrumentos básicos están
compuestos por la guitarra, cuatro y bandolín es decir puros
instrumentos de cuerda, vale acotar que es tradición cantarlo en los
velorios.

El polo es un canto alegre, los pobladores, pescadores cantan


anécdotas del dia a dia pueden entonar cuentos del pueblo, echan
historias. Y con El joropo orienta se escucha y se canta en varias
parte del país, es muy famosa pero pertenece al región oriental; Los
instrumentos en este ritmo tan conocidos son el bandolín, el cuatro,
bandola oriental (8 cuerdas de nylon), violín, y armónica y una que
otras veces el acordeón y la cureta (un tipo de acordeón pequeño).
Por parte de La Malagueña es más común en el estado Nueva
Esparta, este ritmo rinde homenaje a la virgen del valle, también
expresa la vida cotidiana del oriental llenas de sentimientos.

Los pobladores, pescadores de oriente hacen que tanto como locales


o visitantes sientas esos ritmos apasionados llenos de sentimiento
tropical, haciendo que nos sintamos relacionados. Esta región tiene
celebraciones todo el año, dando con esta música amor y regalando
alegrías.
Polos, jotas y galerones margariteños
Los polos y galerones margariteños son representaciones musicales
típicas del oriente venezolano, en el estado Nueva Esparta son las
representaciones musicales más autóctonas de la zona.
En Oriente se identifican diversos géneros musicales que están
íntimamente ligados y que forman parte de fiestas y celebraciones
populares, cada género tiene características que lo identifican pero
en general se asemejan en ser la expresión de los sentimientos y
experiencias cotidiana de los pobladores de la zona, unas alegres,
otras melancólicas pero todas muy nuestras y parte importante del
folklore popular.
El galerón es música de compás lento, su acompañamiento es
realizado por cuatro, guitarra y bandolín, varios cantantes van
alternando creando una especie de contrapunteo, las letras de los
galerones usualmente se realizan en décimas y hablan de temas
patrióticos, religiosos, filosóficos y sentimentales. Se utiliza en
celebraciones y festividades populares, es un canto libre y se
encuentra además en el estado Lara y en los Andes aunque con
algunas variaciones que lo caracterizan en cada zona.
El polo es un canto mas alegre que el galerón, en el se cuentan las
anécdotas del día a día de los pobladores, pescadores casi siempre,
cuenta las historias del pueblo, los hechos históricos, los amores y
sus caminos. Uno de los representantes más valiosos de este género
musical es Francisco Mata, cantautor de origen margariteño que
lleva mas de 40 años cantándole a nuestra tierra, Francisco Mata
asegura que lleva como bandera que el folklore nuestro es de aquí,
nada tiene que ver con España... El polo margariteño es nuestro y
estamos orgullosos de esta representación musical. Definitivamente
es así y aunque tenemos una gran influencia española en nuestras
costumbres y tradiciones, las mismas no dejan de ser muy
autóctonas y marcadas por nuestra forma de vida.
La Jota es un canto triste y melancólico que involucra temas
relacionados a la pesca y el amor, se acompaña de guitarra, cuatro y
bandolín, su origen se le atribuye a los españoles, pero en nuestro
país está ligado al canto, se asemeja mucho a otro género llamado
malagueña que se diferencia solo porque es cantada y tocada en tono
menor, esta se acompaña de los mismo instrumentos que en los
géneros musicales antes descritos, la malagueña rinde homenaje a
La Virgen del Valle y expresa también la vida cotidiana del pueblo,
los sentimientos amorosos y hechos históricos.
Tanto los polos, como las malagueñas, jotas y galerones son
expresiones típicas de los pueblos orientales, escuchar cualquiera de
ellos moviliza algo que nuestro corazón guarda en silencio, el amor,
el día a día, los sueños y esperanzas del venezolano, de la triste
melancolía de las jotas y malagueñas a la alegre tonada del polo, el
amor, el mar azul, el cielo inmenso, el horizonte infinito, las garzas
y gaviotas, guanaguanares y alcatraces, playas, amores, aventuras,
desazones y alegrías son parte de sus letras, la música que acompaña
estos cantos es asombrosa a los oídos del pescador que llega a la
orilla, del transeúnte que deambula por las bellas costas
venezolanas, del poblador oriental y de todo aquel ser sensible que
escuche la expresión musical de nuestro pueblo a través de cuatros,
guitarras, mandolinas, bandolines y canto.

Generos Musicales del Oriente Venezolano

Venezuela, como todos sabemos, es un país marcado por la


diversidad. Desde siglos pasados, nuestra tierra ha sido punto de
encuentro de numerosas culturas; culturas que se han asentado desde
nuestros antepasados hasta nuestros días. Lo mismo pasa con el
aspecto musical, la música venezolana no es más que una mezcla de
diferentes gentilicios, culturas, razas, religiones, etc; que ha ido
evolucionando y desarrollándose progresivamente, a tal punto que
actualmente se puede decir que tenemos de las manifestaciones
musicales y folklóricas más ricas a nivel internacional.
Adentrándonos un poco más en este tema, este blog ha sido diseñado
con el propósito de conocer un poco más acerca de nuestras
manifestaciones musicales populares, específicamente en la zona del
Oriente venezolano; el oriente venezolano está conformado por los
Estados Anzoátegui, Monagas, Nueva Esparta y Sucre. Por estar
situados – en gran parte – a lo largo de la costa venezolana,
encontramos una música muy rica en ritmo, armonía, diversos
timbres e instrumentos musicales (como lo son la fulía, malagueña,
joropo oriental, calipso, etc

Manifestaciones
Velorios de Cruz de Mayo

El velorio de cruz de mayo es una de las manifestaciones culturales


más ricas del Oriente venezolano. Se ha transmitido de generación
en generación desde la colonia, mezclándose con aportes indígenas y
africanos. El día de la cruz es el 3 de mayo. Sin embargo, en
Venezuela esta celebración se lleva a cabo durante los siguientes
fines de semana hasta el mes de junio, en el Oriente, Centro y
Occidente del país.

Es la celebración en la cual la Iglesia Católica recuerda el hallazgo


del madero en el cual murió Jesucristo, en el año 324. Sin embargo,
en Venezuela ha evolucionado y se ha convertido además en un
velorio, un ritual para propiciar buenas cosechas (por el comienzo de
la época de lluvias), y una forma de pedirle a la virgen su protección
durante el resto del año.

Los Velorios de Cruz de Mayo son motivo para la interpretación de


las diversas manifestaciones musicales de la región como son los
galerones, fulias, malagueñas, décimas en las que dos o más
contrincantes rivalizan en ingenio e improvisaciones, por lo que han
venido a ser hasta competencias de galerones. Los instrumentos
utilizados son: cuatro, mandolina, guitarra, tambor cuadrado,
maracas y acordeón. Se reparten también bebidas y dulces típicos.
La música, los rezos, la comida y demás elementos varían de
acuerdo a la región. Pero los ritos más importantes son los llamados
Velorios de Cruz, que son una muestra excepcional en América
Latina de la más extraordinaria polifonía popular. Una polifonía en
la que se nota no sólo la presencia de antiquísimas tradiciones
europeas, sino además, junto con ellas, la presencia de diferentes
estilos semejantes a los del fauxbordon, el contrapunto libre o
imitativo, y la influencia del canto gregoriano. Tal polifonía la
entonan tres hombres (guía, falsa y tenor), que se colocan muy
juntos frente al altar, de manera que sus voces se mezclan y reúnen
estrechamente. Hay siempre un cantor principal, llamado Guía, que
sabe los versos y los temas musicales; este guía ocupa la parte
central en la polifonía, es el que inicia el canto, y al cual se suman
los otros dos en improvisadas armonías o contrapuntos según el
estilo del tono. Los tonos de velorio se cantan en algunas zonas a
capella, y en otras con acompañamiento del cuatro, que es el único
instrumento acompañante que admiten los cantores. Estas
ceremonias suelen durar hasta el amanecer, en las que se combinan,
además de estos cantos, rezos y recitaciones frente a un altar
especial y laboriosamente preparado para la ocasión en patios de
vivienda, edificios o plazas públicas.

Lo que distingue a los Velorios de Cruz de la región es el


predominio del galerón como el aire musical más frecuente y la
notable ascendencia hispánica que se detecta en las piezas
compuestas por los cantantes capaces de improvisar velozmente
décimas dedicadas a relatar temas históricos; religiosos o
mitológicos que cumplen una función similar a la de los juglares en
el medioevo europeo.

La Cruz de Mayo se ha convertido en una de las que sobrevive con


mayor vitalidad y en la que confluyen las creencias religiosas de sus
pobladores con la capacidad de creación de la música y la poesía
popular.
Diversiones Orientales

En el oriente de nuestro país las celebraciones decembrinas


tradicionales que se realizan durante el ciclo del carnaval se conocen
como Diversiones Orientales y consisten en divertidas comparsas
que funden elementos propios del teatro, la danza y el canto. Las
piezas teatrales pueden estar inspiradas en leyendas o referirse a
sucesos de la vida cotidiana. Un personaje central sufre el acoso en
medio de situaciones llenas de drama y humor surgidas de la
imaginación popular.

En la trama argumental de las diversiones predomina la figura de un


animal, que puede ser un pez, pájaro o cualquier variedad de animal
terrestre. Pueden también tener rol protagónico objetos como un
avión o barco con sus respectivos tripulantes. En todo caso, estos
protagonistas están representados por una figura que recibe el
nombre de pantomima o símbolo.

De acuerdo al argumento de la diversión pueden intervenir distintos


personajes que pueden tener parlamentos. Habitualmente existe un
coro femenino que recibe el calificativo de "guarichas", a quienes les
corresponde entonar la melodía que identifica la diversión y además
dar colorido a la misma con su baile y vestuario.
Los temas en cada obra a representar son muy diversos y varían
según la oración. La gran capacidad creadora como actoral de los
participantes no solo les permite alegrar a la colectividad, sino que
también es un recurso para enfocar los acontecimientos del
momento social o político.
Las Diversiones mas populares a lo largo del oriente venezolano
son: el Pajaro Guarandol, El Sebucan, La Burriquita, El Chiriguare,
La Iguana, La Culebra, El Carite, El Maremare, entre otros.

Diversion cum

Décimas

Música Profana, con textos destinados a relatar hechos diversos,


unas veces históricos o simplemente anecdóticos, otras sirviendo
como de instrumento periodísticos y hasta de repudio social, ante
hechos delictivos, e incluso criminales, acaecidos en la región. La
décima como pieza musical es desconcertante, no hay manera de
ubicarla en ningún lado, pues tiene características de diferentes
piezas: de golpe, de gaita, de corrido, de golpe larense. Su carácter
puede ser profano o religioso. A veces por sus textos, entra también
dentro del genero narrativo y se identifica con el romance.

Fulía

Fulía
Expresión musical que forma parte de los velorios de cruz de la
región oriental. Los cantos de fulía tienen contenidos religiosos y
son interpretados por solistas que se alternan y reciben respuestas
del coro de asistentes. También pueden tratar temas alusivos a
asuntos históricos o anecdóticos. La fulía de la región oriental posee
mayor influencia de las melodías europeas. En los velorios de Cruz
de Mayo, se alternan con el galerón y el punto (tono de velorio). Los
instrumentos que la acompañan son la guitarra, el cuatro, el bandolín
y algunas veces las maracas. Esta variante de la fulía es cantada con
la misma libertad característica de otros cantos de oriente.
Intervienen uno o más cantores separadamente que van
desarrollando temas de contenido religioso y entre el canto del
solista suelen intercalarse trozos instrumentales

Malagueña

Malagueña

Repertorio de los velorios de cruz en el oriente del país. Se


diferencia de la jota porque es interpretada sólo en tono menor.
Utiliza los mismos instrumentos acompañantes de otros cantos
orientales: el cuatro, la guitarra y el bandolín. Emplea cuartetas de
once, doce y hasta catorce sílabas, en las que rinde homenaje a la
Virgen del Valle, se expresa la cotidianidad de los pueblos
pesqueros, se relatan acontecimientos históricos y se cantan los más
variados sentimientos.
Aun cuando su aire es bastante reposado, se conoce de una variante
denominada malagueña carrera, de ritmo más rápido, que usa
cuartetas endecasílabas, que se entona repitiendo el primer y último
verso de la cuarteta.

Galeron

Galerones

Se trata de un canto libre de compas lento, que tiene como base


estrófica a la décima, acompañado de bandolín, cuatro y guitarra.
Los galeronistas crean una especie de contrapunteo, suelen
improvisar las décimas, los temas pueden ser en torno al amor, a la
historia, a la política y a la religión. Actualmente este género no se
limita al uso ritual o religioso, si no que también es interpretado en
fiestas populares y festivales.

El galerón es el canto típico de la celebración de los velorios de cruz


en la región oriental, donde se alterna con las fulías características
de esta zona, distintas a las del centro del país.
De claro origen hispano, el galerón forma parte de un antiguo
cancionero que se difundió por toda el área del Caribe. En Cuba, el
punto guajiro, en México la bamba, en Colombia el torbellino, en
Panamá la mejorana, son otras especies musicales pertenecientes al
mismo cancionero. Sólo varían sus ritmos o compases, pues hasta
las estrofas que acompañan la melodía son las mismas: las décimas

Jota

Jota

La Jota forma parte del cancionero oriental, al igual que el polo y la


malagueña. Se trata de un canto triste y melancólico que se refiere al
tema de la pesca y del amor. Se acompaña con guitarra, cuatro, y
bandolín, este último se encarga de realizar el contracanto en forma
de floreo sobre la melodía vocal. Su origen se le atribuye a los
españoles, pero en nuestro país está ligado al canto, se asemeja
mucho a otro género llamado malagueña que se diferencia solo
porque es cantada y tocada en tono menor. Al igual que la
malagueña, se utilizó para el acompañamiento de los velorios de
cruz en Anzoátegui y Monagas, mientras que en Nueva Esparta
cumplió funciones de divertimento.
sábado, 14 de marzo de 2015
Polo

Polo

El polo es un canto alegre de tiempo moderado, en él se cuentan las


anécdotas del día a día de los pobladores, pescadores casi siempre,
cuenta las historias del pueblo, los hechos históricos, los amores y
sus caminos. Se toca en un compás de tres cuartos o seis octavos (o
ambos) a una velocidad moderada. La melodía evoluciona sobre una
variación de cuatro acordes, y se cantan versos que varían
dependiendo de la canción. Normalmente es tocada
con cuatro ymaracas, aunque no posee una instrumentación estricta
y como toda música folclórica es adaptable a pequeños y grandes
ensambles.

El maestro Ramón y Rivera explica que "el polo se canta


generalmente como canto alterno entre dos hombres, pero también
muchas veces como expresión de la antigua costumbre de
improvisar en controversia sobre un tema determinado."
Uno de los representantes más valiosos de este género musical es
Francisco Mata, cantautor de origen margariteño que lleva más de
40 años cantándole a nuestra tierra.

oropo Oriental

En la zona oriental se interpreta el joropo con estribillo o golpe y


estribillo el cual permite la improvisación del cantante, que
asumegeneralmente los giros cadenciales del galerón, a la vez que el
acompañamiento de las maracas sigue los diseños rítmicos típicos de
la zona oriental aludida. El llamado “Joropo con estribillo” se
compone de dos secciones: la primera sección o “golpe” es
tradicionalmente una melodía fija en ritmo 3/4 que es repetida dos o
más veces; la segunda sección o “estribillo” es una melodía
improvisada sobre un ciclo armónico fijo que está a ritmo 6/8.

La riqueza del joropo nacional se hace presente en el oriente


venezolano a través de las variantes: zumba que zumba (en modo
mayor), sabana blanca, catira y golpe con estribillo. En esta región el
bandolín y la bandola oriental sustituyeron al arpa como instrumento
melódico. En la costa del estado Sucre se han incorporado: la
cuereta o acordeón, para el fraseo melódico y la tambora como
percusión, ambos integrados a la ejecución del golpe con estribillo.

Un elemento característico del joropo oriental es la elegancia de su


baile. Aquí las parejas se van deslizando sin levantar los pies
del sueloni realizar movimientos bruscos de cadera.

1. 1. ESCUELA DE MÚSICA, FAC. ARQUITECTURA


UNIVERSIDAD DE LOS ANDES rago@ula.ve
2. 2. ALGUNAS REGIONES MUSICALES DEL PAIS
3. 3. LA REGIÓN ORIENTALCARACTERÍSTICA
GENERALES LOS INSTRUMENTOS LOS PRINCIPALES
GÉNEROS SUS GRANDES FIGURAS
4. 4. "allá en oriente el que más y el que menos desde que nacen
saben tocar y cantar“ Y entonces, ¿cómo se le convence a uno,
oriental, que cuando la música es alegre, no es como sentir el
tumultuoso repicar de campanas anunciando resurrección,
resonando las aleluyas, y es el cohete que impone su surco de
pólvora restallante sobre la noche? Y Oriente, que es San
Lorenzo Mártir de Caranapuey, Turimiquire, San José y María
de Caigua es el inicio, el origen, porque Oriente es la puerta de
entrada al Nuevo Mundo. Si recordamos que Sevilla es la
puerta de salida del Viejo Mundo, entenderemos por qué la
música del velorio oriental irradia españolidad, en su poesía,
en su cadencia andaluza: malagueñas, polos, jotas
5. 5. Es entonces cuando las velas que han permanecido
encendidas mientras duran los rezos y los cantos de la
devoción, se apagan; la cruz se tapa con una sábana, porque
acaba de llegar el Negro Cruz Quinal con su bandola. Es el
momento de cantos profanos, y la cruz no debe ser irrespetada.
Ha comenzado el Bailorio. La música se vuelve puro nervio y
es el tambor que se colea cuando el joropo oriental se vuelve
estribillo cotorreao que alegra a los bailadores.
ESPAÑOLIDAD LIBERTAD LIRISMO CULTAS
6. 6. LOS INSTRUMENTOS DE LA MÚSICA ORIENTAL
galerón CUATRO BANDOLÍN MARACAS MARÍMBOLA
BANDOLA CUERETA CAJA GUITARRA
7. 7. LOS INSTRUMENTOS DE LA MÚSICA ORIENTAL EL
CUATRO Gaita Andres Salazar Afinación la-re fa# si Libertad
en La ejecución
8. 8. LOS INSTRUMENTOS DE LA MÚSICA ORIENTAL EL
BANDOLÍN AFINACIÓN: Sol – re – la – mi PRINCIPALES
INTÉRPRETES Atanasio “Chiguao”Rodríguez Morocho
Fuentes Domingo Natera Daniel “pluma de oro”Maiz
INSTRUMENTO SOLISTA EN Galerones Fulías Puntos
Merengues Joropos estribillos valses Entrada a Cumanacoa,
Daniel Maiz
9. 9. LOS INSTRUMENTOS DE LA MÚSICA ORIENTAL LA
CUERETA Perucho Cova Cuereta Conjunto de Perucho Cova
ORIGEN: Corso SOLISTA EN: Galerones y estribillos
Similitud con la Puya colombiana
10. 10. LOS INSTRUMENTOS DE LA MÚSICA
ORIENTAL LA CAJA Y LA MARÍMBOLA Influencias
Africanas vía Las Antillas caja Sonido de la caja
11. 11. LOS INSTRUMENTOS DE LA MÚSICA
ORIENTAL LA BANDOLA ORIENTAL ASCENDENCIA:
Laud Árabe Cuatro órdenes dobles cuerdas nylon Afinación:
Por quintas: sol re la mi/ do sol re la Solista en Puntos, polos
galerones, valses, golpes… Intérpretes notables: Epifanio
Rodríguez, Luis Miranda, Ricardo Sandoval, Beto Valderrama
afinación Jota-punto Luis Miranda: Llabajero Polo
Carupanero: USP Punto
12. 12. LAS FORMAS MUSICALES DE ORIENTE Golpe
de arpa Gaita Diversión Galerón Polo Golpe con estribillo
Fulía Jota PuntosValses y merengues Cantos de Pilón
Malagueñas
13. 13. GALERÓN Origen: cantos andaluces que arraigaron
en Margarita, Nueva Cádiz, como cantos de galeones. Ciclo
armónico: ½ compás en T - 1/2 C – 1 D a 3/4 Base poética:
décima espinela Instrumentos: Bandolina o bandola, cuatro,
maracas, guitarra, … Contexto: Velorios de cruz donde ha
monopolizado su presencia Modalidad: contrapunteos entre
cantistas o “repentistas”, modalidad de presencia en América
Latina. Similitudes: punto cubano, mejorana panameña, la
bamba mexicana, el torbellino colombiano. Se habla de su
presencia en Mérida y Cojedes…
14. 14. GALERÓN Galerón tradicional (1941) Andrés
Salazar Héctor Benjamín Jin Jin y Emilio Rodríguez Galerón 2
Mientras Apolo escondía Su faz en el horizonte Contemplaba
todo el monte El cielo y la mar bravía A la vez se entretenía
con una canción divina Que su voz cálida y fina Llena de
gracia y candor La dedicaba a su amor Una hermosa
campesinaLa Virgen y San José
15. 15. POLO Andrés Salazar Polo Andrés Salazar Oh mi
viejo rosal alto y florido Me asomo a la ventana para verte Hoy
me invaden las sombras del olvido mensajero piadoso de la
muerte Yo fui al olvido y vengo del olvido Con más penas y
menos alegrías Aquí les traigo el carbón medio encendido La
polvorosa de la ceniza fría Ya está bueno ya no más cantares
Es preciso que calles lira mía No le cuentes a nadie mis
pesares No le cuentes a nadie mi agonía
16. 16. POLO Instrumentos: bandolina o bandola, cuatro,
guitarra, maracas… Tonalidad mayor con modulación al
relativo: T/D/R/CR/DR/R/D/T Origen: Cantos de pregones en
Carmona, (Sevilla), heredero directo del maqán andalucí y es
considerado como el cante más antiguo de España. Aparece en
un villancico de Luis de Narváez, siglo XVI (1538):
Diferencias sobre Guárdame las vacas. Estructura Literaria:
cuartetas octosílabas, decasílabas, endecasílabas y
Alejandrinos. Temas filosóficos y marinos Polo USP
“Carmona tiene una fuente De catorce o quince caños Y una
leyenda que dice Viva el polo de Tobago” Sugiere la cadencia
andaluza: la-Sol-Fa- Mi
17. 17. POLO “Sólo una rosa amarilla del camino Y este
resto de llanto que me queda”Polo con bandola El Indio Rivera
Polo Liscano La noche me enamora más que el día Y mi ánima
sutil nunca se sacia De buscar su inefable poesía Y enaltecer su
esbelta aristocracia
18. 18. FULÍA ORIENTAL Heredera de la folía española
(follie = locura) Folía: danza portuguesa muy ruidosa
Contexto: la devoción a la cruz, velorios de cruz de mayo
Instrumentos: bandolín o bandola, cuatro, guitarra Ritmo lento,
tocado en 2/4, caráter lírico Solista usualmente femenina.
Tonalidad menor con modulación al relativo mayor Poesía:
Décima espinela y de modo excepcional la copla Línea
melódica entra de manera curiosa Fulía María Rodríguez 1
19. 19. FULÍA Bendigo la Santa cruz Bendigo a quien la
adornó Quien en la cruz esmaltó Con ricas conchas del mar
Dime quién pudo pintar Toda la pasión entera El martillo y la
escalera Los tres clavo’ y la tenaza Y para cantar con gracia
Echen carato pa’fuera Fulía María Rodríguez 2 Fulía
monaguense 6/4 voz masculina
20. 20. PUNTOS CONTEXTO: Velorios de cruz (Salve -
Fulía – Punto – Galerón – Puntillanto INSTRUMENTOS:
Bandola, bandolina… TONALIDAD: menor con
modulaciones al relativo mayor VERSIFICACIÓN: Décima, 4
versos primero (redondilla) + 6 versos restantes COMPÁS:
Ternario con evidentes quiebres y síncopas VARIANTES:
Punto cruzao, Punto Marinero, Punto y Llanto. Punto
tradicional Punto, canta Juana Gómez, bandola Epifanio
Rodríguez
21. 21. PUNTOS Punto cruzao Francisco Pacheco Bandola
oriental IsmaelQuerales Punto navegante Francisco Pacheco
Punto y llanto Convenezuela Punto cruzao Punto navegante
Punto y llanto
22. 22. MALAGUEÑA ORIGEN: Descendiente directa del
fandango español que en Huelva (Málaga) es un canto y un
baile: la malagueña. CARÁCTER: Canto de evocaciones
melancólicas, muy libre, casi ad libitum TEMAS: religiosos,
filosóficos, los amores TIEMPO: En general 3/4 VERSOS:
Arte mayor, repitiendo el primero, para simular la Quintilla de
la malagueña andaluza, finalizando en la dominante del
relativo menor (carácter modal) Malagueña de Los Roques
Matías Rojas y Benito Marín Dame las cartas que con amor te
di Que sin amor no quiero que las tengas Como yo fui borrado
para ti Hoy tienes otro amante que te quiera Malagueña de
Serenata Guayanesa
23. 23. LA JOTA ORÍGENES: a.- Xota en árabe = baile b.-
Aben Jot, cantante de Aragón CARÁCTER: Temas filosóficos
A veces de gran lirismo, cercana a la canción Estrofas
octosílabas, ritmo a 3/4 o 2/4 Jota, PachecoJota, A.Salazar
Jota, María R.
24. 24. LA GAITA A. Salazar Claros orígenes españoles
Versificación: décima espinela Tonalidad menor a 6/8 La
concha dice en el mar Yo mantengo una riqueza Una ofrenda
de beleza Por un brillo natural Yo valgo más que el coral Que
el diamante, que el rubí Yo no me cambio por ti Pues yo valgo
dondequiera En regiones extranjeras Allí me aprecian a mí
Gaita de Araya María Rodríguez
25. 25. LA DIVERSIÓN Comparsas callejeras con motivos
variados La preside un “bandero” Disfraces, las guarichas
bailan y cantan Versos octosílabos, tiempo 3/4 o 6/8 Ejemplos:
El carite, La culebra, La iguana Diversión
26. 26. LA DIVERSIÓN María Rodríguez, la muerte del
torero
27. 27. GOLPE Y ESTRIBILLOJoropo oriental: joropo –
golpe de arpa –estribillo Joropo: 3/4 y con modulaciones
diversas Golpe de arpa: 3/4, equivale al corrío llanero con un
ciclo armónico T-C-DD, en tonalidad mayor Estribillo: al final
de la pieza, cambio de 3/4 a 6/8 La pieza gana alegría y
potencia. Ciclo es C-T-D-T, eventualmente en menor (Media
diana) Ocasión para el despliegue de virtuosismos del
ejecutante de la bandola o el bandolín, cantantes y bailadores
Joropo Quinal, con media diana Hernán Marín Golpe de arpa
28. 28. GOLPE Y ESTRIBILLO Estribillo cotorreao
Estribillo con cuereta Eduardo Marín “El Indio” El Cruzao,
Ricardo Sandoval Joropo estribillado: Cancamure Perucho
Aguirre
29. 29. Valses y Merengues Valse Tucuchare Merengue El
Parrandero, de D. Maiz
30. 30. Cantos de Pilón Cantos de Pilón
31. 31. Luis Mariano Rivera Nació el 19 agosto de 1906 en
Canchunchú, Sucre, donde murió el 15 de marzo de 2002.
Compositor, poeta, cantante. Premio Nacional de Cultura
Popular “Aquiles Nazoa” Composiciones: Cerecita, La
guácara, Canchunchú Florido, La Cocoroba, Lucerito…
Intérpretes de sus canciones: Gualberto Ibarreto, Quinteto
Contrapunto, Morella Muñoz, Jesús Sevillano, Rafael
Montaño, Magdalena Sánchez
32. 32. María Rodríguez Nació en Cumaná en 1924, llamada
“La voz de Cumaná” excepcional cantante de fulías, Jotas,
Polos, Malagueñas. Con el conjunto de Anastasio Rodríguez,
“Chiguao” recorrió parte de Europa, Canadá, Las Antillas
Intérprete del estribillo La oración del tabaco, Dos Gigantes,
innumerables fulías, es una gloria de la canción popular
33. 33. Cruz Quinal Cruz Alejandro n. 3 de mayo de 1934 en
San Lorenzo, Sucre y falleció a los 53 años el 17 julio de 1987.
Compositor de joropos y merengues, ejecutante y constructor
de instrumentos Composiciones: Quebrada Seca, El bandolín
morocho, San Lorenzo, El Garrapatero
34. 34. Cruz Quinal Cruz Alejandro Quinal, hijo de Juan
"Delvira" Montes y de Juana Quinal, nace el 3 de mayo de
1934 en Botucal, caserío cercano a San Lorenzo. Considerado
el rey del bandolín, el más destacado interprete del joropo con
estribillo de la región de Cumanacoa y uno de los más
brillantes de ese género oriental. Además de excelente músico
y compositor se destacó también como artesano llegando a
fabricar más de diez mil (10.000) cuatros de sonido perfecto,
así como tres bandolas, violines, escarpándolas y
especialmente el bandolín morocho, su obra maestra, no sólo
como instrumento, sino también como tema musical al que
bautizó con ese mismo nombre. Cruz Alejandro Quinal muere
el 17 de julio de 1987 en la población de San Lorenzo a la
edad de 53 años, en el momento más productivo de su
autodidácta carrera como artesano, músico y compositor de
joropo y merengue oriental. San Lorenzo, a lo largo de su
historia ha sido cuna de labriegos, poetas, músicos, políticos,
deportistas, así como de importantes educadores. Pero han
sido, sin duda, el bandolín morocho, los cuatro y la música de
Cruz Quinal, junto con las acciones boxísticas de su hermano
Faustino, (fallecidos ambos) lo que ha proyectado más allá de
nuestras fronteras el nombre de San Lorenzo. Hoy se pretende
que su más importante casa de estudio como es el caso de su
liceo, lleve el nombre de Cruz Alejandro Quinal.
35. 35. Otros Perucho Aguirre Julián Villafranca Perucho
Cova Beto Valderrama El Indio Rivera Eduardo Marín
36. 36. LUIS MARIANO RIVERA EN EL ESPEJO DEL
UNIVERSO Jesús Arnaldo Pérez Caracas, 31 de marzo de
2004 La cosmogonía poética de Luis Mariano Rivera nace en
Sucre, en "esa tierra de Gracia" que contiene como espejo de
su sonora naturaleza y origen lírico de su imaginería, el Valle
de Canchunchú Florido, tan cantado y ritualizado, tan
humanizado y poetizado por la voz indeleble y el cuatro
secular de nuestro más grande cantor de la naturaleza, la vida y
la humildad del amor, como lo fue Luis Mariano. Su obra nace
pero no muere en Sucre. Nace, quiero decir, para crecer como
un ser vivo y sumarse al universo y a la polifonía, a la herencia
plural que nos han dejado trovadores y poetas exponentes no
sólo de tradiciones occidentales, sino de otras latitudes. Como
lo señala con acierto Rafael Salazar, cronista, historiador y
prologuista de ese hermoso libro que condensa la dimensión
humana de Luis Mariano, Sucre ha acobijado desde los
tiempos del llamado descubrimiento de América, una tradición
tan rica como múltiple de "cantares ajenos", que no es otra
cosa que la base desde donde se ha edificado la cultura musical
de ese hermoso y peninsular estado venezolano. Cantares
ajenos que se articulan y dan aliento a la historicidad a través
de existencia de juglares tan míticos como místicos que han
poblado nuestra América y en cuyas voces están sin duda los
sonetistas y coplistas latinos más antiguos, Propercio, Góngora
y Quevedo: juglares, cantautores, poetas de la libertad, como
Mercedes Sosa, Atahualpa Yupanqui, Facundo Cabral, Lilia
Vera, Cecilia Todd, Gualberto Ibarreto y otros tan raigales o
arraigados como Luis Mariano Rivera: poeta universal y por
excelencia de la naturaleza como metáfora vivificante de la
condición humana y amorosa que lo define como el hombre
que sembró en mi un recuerdo imperecedero, a la hora de
contarme la historia de Lucerito, hace poco años, cuando lo
conocí y me dignó otorgarle la hasta entonces inédita
condición de Ecociudadano de Venezuela, cuando fui Ministro
del Ambiente y de los Recursos Naturales, como
reconocimiento a su condición de hombre integralmente
debido a su pasión por la defensa de la naturaleza en todos sus
órdenes. (Anécdota de la Lapa y de la periodista que
investigaba sobre su obra "Lucerito") La dimensión lírica de
esta vocación, la plasma Luis Mariano en una canción
compuesta a su Negra, fuente permanente de su inspiración, de
nombre Lucerito.
37. 37. Ciertamente esa hibridez cultural, resultante de la
Edad Media española, cruzada también a su vez con el lejano
continente africano y asentada en el corazón de nuestro
ancestro aborigen, es la que germina y florece en la "Casa de la
tierra" que es Carúpano, donde está y pervivirá el refugio del
poeta en Canchuchú: Canchanchú como la Itaca de Cavafi,
como el Escuque de Ramón Palomares, como el Macondo de
Gabriel García Márquez, como la Granada de Federico García
Lorca o la Comala de Juan Rulfo, es hoy para nosotros, los
venezolanos que reencontramos nuestra historia en este
presente fulgurante que ha dado origen a una nueva República,
un referente epocal: allí, en ese valle florido que bordea a
Carúpano, nuestro trovador convirtió su vida en una
experiencia de canto sencillo y puro. La naturaleza y el campo
fueron sus metáforas vivientes. Inspirado en ellas escribió
acerca de su gente, de su familia, de sus compañeros.
"Canchunchú florido", "La Guacara", "Cerecita", "El Mango",
"La Pascua es hermosa, "El Rancho", "Lucerito", son legados
de esa obra en la que se transparenta un espíritu consagrado a
la belleza, a la costumbre vital del hombre sencillo y llano, a
su amor por el paisaje humano y popular. De este modo tanto
en La Guácara como en la Negra Ciriaca, Luis Mariano da
cuenta de la miseria cotidiana de la realidad que debe soportar
su gente. " …el niño del campesino, el muchacho barrigón
cuando el hambre lo atormenta lleva mi cuerpo al fogón" o "la
pobre negra Ciriaca preparaba que almorzá con las patas en el
suelo y la cabeza arrará" "…Un puerco flaco con hambre junto
al fogón le gruñía y un negrito barrigón lloraba por su comía.
Luis Mariano exaltó el amor y el apego a lo nuestro,
popularizando y reivindicando en algunas de sus canciones
nuestros elementos culinarios: el casabe, la arepa blanca y
sabrosa, "el dulce criollo oloroso que se hace con papelón", el
sancocho a la oriental y "la botellita de ron que no debe de
faltar". También Luis Mariano en su canto enalteció los
valores de la igualdad y la dignidad: " Allá en nuestro campo
hay humildes flores que no tienen nombres pero dan olores;
flores que no entran a regio salón pero son felices de su
condición." No quiero dejar de expresar mi emoción y
agradecimiento ante la presencia de Doña Máxima Marcella y
Alejandro, compañera eterna e hijo de Luis Mariano; a Hernán
Marín y a los integrantes de la agrupación "Canchunchú
Florido", grupo musical creado por Luis Mariano en 1963. Mi
especial reconocimiento al Consejo Nacional de la Cultura, de
la Universidad de Oriente, a la Biblioteca Nacional, al Banco
Central de Venezuela y a la Fundación Bigott, instituciones y a
todos los intérpretes, cantores y cantoras, amigos, que han
hecho posible este homenaje a Luis Mariano Rivera, digno y
raigal exponente de la identidad venezolana y de nuestros
valores más significativos que son los que nos proponemos
recuperar en nuestra V República. Anunciar la realización en
Caracas del Primer Festival Internacional a la Canción al
Ambiente en honor al "Ecociudadano Luis Mariano Rivera y a
la Ecociudadana Kathy Ph
MUSICA POR REGIONES

De acuerdo con las características mismas de su


conformación, hoy día podemos distinguir en función
de la ubicación geográfica, varios tipos de música
dentro de nuestra tradición.

En Venezuela existe una variedad de regiones, cada


una de ellas con un ritmo musical característico:

Región Central: Aragua, Distrito Federal, Carabobo,


Miranda.

Región Centro Occidental: (Falcón, Lara, Yaracuy)

Región Llanera: (Apure, Barinas, Cojedes, Guárico,


Portuguesa)

Región andina: (Mérida, Táchira, Trujillo)

Región Nor-Oriental: (Anzoátegui, Monagas, Nueva


Esparta, Sucre.

Región Zuliana: (Zulia)

1. Región Central: En dicha región destaca el


Merengue venezolano, o más específico aún, el
Merengue caraqueño, que es (o casi habría que decir
"fue") muy superior al dominicano, pero se quedó en
Caracas, en tanto que el dominicano se conoce en el
mundo entero. Ambos, el caraqueño y el dominicano,
provienen de la Contradanza española modificada
especialmente por los esclavos africanos. La otra forma
musical caraqueña fue el Paso Doble, hoy también
desaparecido, y que no era una copia del madrileño,
sino más bien una versión caraqueña, simplificada, del
Paso Doble canario. Y hubo además, aunque nunca
tuvo mucha importancia, la Polka, igualmente hija de
la Polka canaria con su carga de humor urbano. El
Merengue y el Paso Doble tuvieron algo muy parecido
a un renacimiento gracias al trabajo de los "Cañoneros"
caraqueños, que no sólo los tocaban en fiestas y en
actos públicos, sino que los grabaron para la
posteridad.

2. Región Occidental: El calipso es el genero musical


de dicha región. Tiene su origen en la música antillana,
que llegó a tierras del sur de Venezuela en manos de
los inmigrantes atraídos por la explotación minera.
Posee tradicionalmente un ritmo pausado y cadencioso
e incluye estribillos cantados en inglés y patois (francés
criollo). En nuestro país, adquirió características
propias, como la presencia del coro y el uso del cuatro,
que lo diferencian del calypso de otros países del
Caribe.

El Tambor principal, llamado "Bum - Bac" o Bubaco,


Líder o Repinto, es el más pequeño y está elaborado en
madera y sólo tiene un parche. La piel de chivo o de
vaca es fijada al cuerpo del instrumento, con los dedos
que entorna el ritmo que es repetido en forma de
contrapunto por los otros tambores.

En la ejecución de este género participan los tambores


cilíndricos o steel band, destacando entre ellos el
tambor Bumbac y el tambor Grande, además cuatro y
maracas.

3. Región Llanera: El llanero se acompaña en sus


trabajos con el ganado, entonando cantos de arreo y de
ordeño, libres e inspirados. En sus bailes o joropos, se
usa la recia Arpa o Bandola Llanera junto con el
Cuatro y las Maracas, para que el cantante dispare su
voz en alto con coplas y contrapunteos de versos
tejidos. Con pasajes, golpes y corridos, la música
llanera ha representado a Venezuela como su principal
género musical.

El Joropo con su música identifica plenamente al


venezolano. Su origen proviene del Fandango español
y la música melismática (un grupo de notas cantadas
sobre una misma sílaba) árabe. El fandango es una
danza negro-africana, proveniente de la Guinea, que
llegó a Las Antillas a partir de la dispersión de los
esclavos traídos por la fuerza a América para las rudas
tareas de la agricultura y la minería".
El baile que acompaña esta música al ritmo del arpa, el
cuatro y las maracas, la pareja zapatea, mientras realiza
sincronizados giros que simbolizan el sutil coqueteo de
la mujer y el galanteo y caballerosidad del hombre ó el
desafiante espíritu del llanero recio.

4. Región andina: La música andina es diferente a la


del resto del país, y llama la atención en ella, aún
cuando no es exclusivo de Los Andes, la presencia del
violín como instrumento folklórico.
Hay manifestaciones y formas variadísimas, que
demuestran que en buena parte fue Venezuela el
territorio por donde más entraron los usos y costumbres
de los españoles, especialmente de los canarios, para
mezclarse con los de los indígenas y los africanos. En
esa materia es mucho lo que falta por hacer, pero es
también mucho lo que han hecho personas como Juan
Liscano, Isabel Aretz, Luis Felipe Ramón y Rivera,
Oswaldo Lares y, recientemente, instituciones como la
Fundación Bigott.
5. Región Nor-Oriental: En el Oriente del país,
especialmente en el Estado Sucre y en la Isla de
Margarita, sobreviven varias de las formas musicales
mejores y más puras venidas de España, o mejor aún,
de las Islas Canarias: el Polo, la Malagueña, la Jota, a
los que hay que agregar el Galerón.

En primera instancia, el Polo, que a veces es alegre y a


veces triste en cuanto a lo que narra o expresa, es
musicalmente alegre, y aunque llegó de las Canarias
aquí se convirtió en venezolano al mezclarse con las
formas musicales indígenas. Existe también y es casi
idéntico, en Coro, al Occidente del país. La Jota es más
bien melancólica, canto de pescadores, tal como la
Malagueña, que se diferencia de la Jota en que es
cantada en tono mayor y en que, sin duda, está bastante
más cerca de la Malagueña canaria. El Galerón no es
otra cosa que la Décima, con una melodía muy
específica del Oriente que lo diferencia de la Décima
occidental, especialmente de la zuliana.

De igual forma, encontramos los golpes de tambor los


cuales se han ligado al culto a San Juan y San Pedro,
esta música se ha concentrado en la costa.

6. Región zuliana: Otra música muy popular en


Venezuela es la gaita. Este género originado en la
región del estado Zulia y es muy popular durante la
estación de Navidad. La gaita unido al aguinaldo,
conforman la representación nacional de la Navidad
venezolana. Esta música folklórica es una de las
principales en este país.

Algunos afirman que es producto del legado africano, y


para otros es el resultado de la influencia española. No
obstante, la opinión más popular es que se trata de la
fusión de estas culturas con la indígena. Los más
entendidos en la materia señalan que la gaita zuliana es
descendiente de la gaita gallega, y que los primeros
pobladores del Zulia organizaban parrandas donde
cantaban décimas, aguinaldos, villancicos y fandangos,
siguiendo el ejemplo de los colonizadores.

Actualmente la gaita ha desbocado una gran afición en


todo el país y se le han agregado variaciones que la han
hecho más rica, según algunos. Para otros, se ha
degenerado de su tradicional origen.

En todo caso, es el ritmo por excelencia de la Navidad


en Venezuela, y se ha convertido en un modo de
celebrar, describir y denunciar una forma de vida, o
una circunstancia histórica específica.

Los instrumentos necesarios para tocar la gaita son


cuatro, tambora, charrasca y furro; aún cuando en
lugares como Gibraltar y Bobures se interpreta sin
furro, con una tambora grande y un tambor pequeño.
DELEITA TUS SENTIDOS AL MEJOR RITMO DE
LA MÚSICA VENEZOLANA...DAR CLIC...

MUSICA VENEZOLANA

Venezuela se puede dividir en nueve regiones musicales en todo su


territorio, que por su contenido cultural, cada una produce música
con marcadas diferencias a las otras regiones. Venezuela es un país
grande conformado de una diversidad geográfica sorprendente:
Contamos con extensos llanos, una zona montañosa de picos
nevados como son los Andes. Selvas vírgenes impenetrables en
Guayana, una larga costa de bellas playas, islas, un enorme río con
su delta caudaloso, lagos gigantes, complejas urbes y hasta un
desierto en . . . ¡Los Médanos de Coro! Las diferencias en el medio
ambiente físico natural, aunado a las distintas mezclas de culturas
que cada región contiene, desarrollaron un mapa de gran variedad
musical en nuestro país, dividido por zonas más que por estados.

Por sus características especiales, dos de estas regiones, la Region


Indígena y la Región Urbana, están distribuídas por todo el territorio
venezolano. La Región Urbana está constituida por las ciudades
medianas a grandes, donde su música tiene características culturales
diferentes y especiales que existen sólo en las ciudades. La Región
Indígena señala los lugares donde nuestras comunidades indígenas
habitan y producen su música.

Región Musical Estados

• Central Aragua, Distrito Federal, Carabobo,


Miranda
• Centro-Occidental Falcón, Lara, Yaracuy
• Guayana Amazonas, Bolívar, Delta Amacuro
• Los Andes Mérida, Táchira, Trujillo
• Los Llanos Apure, Barinas, Cojedes, Guárico,
Portuguesa
• Nor-Oriental Anzoátegui, Monagas, Nueva Esparta,
Sucre
• Zuliana Zulia

• Indígena Distribuída en diferentes estados

• Urbana Medianas a grandes ciudades del país

Vamos a conocer un poco la música que vive y suena en estas


regiones, teniendo en cuenta que una festividad, la Navidad, se
mantiene presente en casi todas ellas:

Región Central
Esta región contiene una gran diversidad de manifestaciones
culturales y musicales. La presencia africana es muy acentuada
sobre todo en sus costas y en la zona mirandina conocida como
Barlovento. De estos lugares provienen parrandas y fulías navideñas,
tonos de velorio en la Cruz de Mayo, los Diablos Danzantes de
Corpus Christi, toques y bailes de tambor Cumaco, Pipas,
Quichimba, Mina y Redondos en San Juan; en Carnaval el baile-
teatro "Canto para matar a la culebra" o Sambarambulé y el Entierro
de la Sardina. Se ejecuta en esta zona el Carángano de bambú,
primer monocordio de Venezuela. El estado Miranda es
especialmente rico y variado con manifestaciones como el San
Pedro de Guarenas y
Guatire.
En las grandes
ciudades como
Caracas, Maracay y
Valencia, músicas
tradicionales para el
baile como el merengue han cedido el paso a desarrollos mu-sicales
de más multiplicidad cultural como la salsa, el rock y el reggae. En
los barrios de Caracas una nueva mezcla de culturas y músicas se
está gestando donde se mantiene una pre-sencia afro-caribeña muy
marcada. Venezuela ya es conocida internacionalmente por los
músicos que se dedican a estos géneros. Ver más abajo en “Región
Urbana”.
Por contraste, en los valles de Aragua y Miranda se encuentra una de
las prendas musicales de Venezuela de más valor: el Joropo Central
con su Arpa de cuerdas de metal, y menos conocida, la Guitarra
Tuyera. Junto al maraquero y al cantante, enriquecen los bailes
interminables llamados Joropos, con el Golpe Tuyero y Pasajes
Aragüeños.

Región Centro-Occidental

El Estado Lara con su capital Barquisimeto, ha sido siempre llamada


la “región musical de Venezuela,” donde los niños nacen cantando y
todos son músicos natos. Esta región, con su variedad de diferentes
Cuatros, nos brinda la alegría del Golpe Larense. En las festividades
al santo patrón San Antonio en junio, se puede escuchar y bailar en
todos los pueblos un conjunto de piezas o “suite” del Tamunangue,
así como salves, décimas y tonos de velorio. En el Día de los
Inocentes se festeja por las calles con comparsas de los Saragozas.

Para festejar la cosecha del maíz, en Falcón se celebra el Baile de las


Turas de procedencia indígena con las flautas Turas y los Cachos de
Venado. A pesar de la poca influencia africana en esta región,
encontramos también golpes de Cumaco en Yaracuy para las fiestas
de San Juan, y en Falcón el Tambor Veleño con influencia de las
islas cercanas holandesas.

Región de Guayana

La Bandola Guayanesa es típica del estado Bolívar. En los


carnavales de Ciudad Bolívar se celebra El Paloteo y se encuentra
también el toque en Navidad del Mare-Mare con Carrizos. Guayana
es la gran zona minera de Venezuela, de densa selva tropical aún
con zonas inexploradas. Por contacto minero con el vecino país
Trinidad, recibió la influencia de habla inglesa y un ritmo caribeño,
el Calypso. En El Callao, así como en el resto del país, se celebran
los carnavales con múltiples bandas de Calypso, cantando una
mezcla de inglés, francés y español.

En la región guayanesa habita una gran parte de nuestras


comunidades indígenas con sus propios instrumentos y músicas,
poco conocidos fuera de su entorno geográfico. Esta incluye entre
otros, una parte de los E’ñepá o Panare, los Hiwi o Guajibos, una
pequeña parte de los Kari’ña, los Kúrrim o Kurripaco, Pemón,
Piaroa, la parte mayor de los Warao, los Yanomami, y los Ye’kuana.
Para conocer su música, ver por favor más adelante, bajo “Región
Indígena.”

Región de Los Andes

Nuestra zona de altas montañas entorna a sus habitantes con un


clima frío y sereno. Los bailes se acompañan con aguinaldos,
bambucos, valses, pasajes y merengues en conjuntos variados de
voz, Violín, Mandolina, Cuatro, Guitarra, Tiple y Maracas. Entre
muchas fiestas tradicionales, se destacan las Semejanzas de los
Pastores, Bajada de los Reyes Magos, la Paradura del Niño y el
Espuntón después de diciembre y los Vasallos o Danceros de la
Candelaria en febrero. Se festeja a San Isidro con los bueyes
adornados de flores en Trujillo y a San Benito con los Giros de San
Benito y con golpes de los tambores Chimbagueles para la procesión
del Santo. El único instrumento de cuerda existente en Venezuela
antes de la llegada de los españoles, el Carángano de una sola
cuerda, se ejecuta en las Parrandas de Carángano en Trujillo.

Región de Los Llanos

El llanero se acompaña en sus trabajos con el ganado, entonando


cantos de arreo y de ordeño, libres e inspirados. En sus bailes o
joropos, se tiempla la recia Arpa o Bandola Llanera junto con el
Cuatro y las Maracas, para que el cantante dispare su voz en alto con
coplas y contrapunteos de versos tejidos. Con pasajes, golpes y
corridos, la música llanera ha representado a Venezuela como su
principal género musical. En la parte noroeste de Guárico, existe una
tradición criolla única de aerófonos de origen Kari’ña: Los Carrizos
de San José de Guaribe, junto con el Cuatro, Maracas y el Tambor,
ejecutan golpes para bailes familiares. Muy cerca, en Altagracia de
Orituco se celebra el Baile de los Pintaos en el Día de las Marías.
La presencia indígena en los Llanos se ubica al sur del estado Apure
y Guárico con los Jiwi o Guajibo, y en el centro de Apure donde se
encuentran los Pumé. Ver por favor en “Región Indígena” para más
información sobre estas culturas.

Región Nor-Oriental

La región Nor-Oriental del país mantiene una fuerte esencia


española en su música, a razón de los instrumentos cordófonos
utilizados como la Mandolina, el Cuatro y la Guitarra. Utilizan
además la voz, las Maracas y la Cuereta o acordeón. Muy español
también es el canto del Galerón para los Velorios de Cruz de
Mayojunto con el Punto de Velorio y la Fulía
Oriental. En los bailes y reuniones sociales
escuchamos el Joropo Oriental, Golpes y una
variación formal típica de Oriente, el
Estribillo.

En Carnaval y Navidad, las manifestaciones


populares toman las calles con las Comparsas
o Diversiones. Para estas fiestas populares
abundan las parodías teatralizadas del quehacer cotidiano y las
representaciones con disfraces de animales. De aquí provienen
nuestros conocidos Chiriguare, el Pájaro Guarandol y La Burriquita.
El Baile del Mono en Caicara de Maturín es una comparsa del Día
de los Santos Inocentes que incluye el monocordio Carángano,
conocido también como Marimba. En Oriente, el canto tiene la
función de narrar hechos históricos, situaciones emocionales y
acontecimientos de la cotidianidad, especialmente con los géneros
del Polo, la Gaita, la Jota y la Malagueña.

Por la cercanía a las costas de oriente del país vecino Trinidad y


Tobago, llegó a esta región la influencia africana, generando un
instrumento, la Marímbula, (no confundir con la Marimba), que
creció en tamaño en comparación con su pariente original, la
pequeña Mbira africana. Igualmente, de los barriles de metal de
Trinidad se creó una música afrovenezolana que es una excepción en
toda esta región: el Tambor de Yaguaraparo.

No pudo faltar en la influencia de Trinidad a la Región Nor-Oriental


de Venezuela, la música de sus carnavales, el Calypso Trinitario con
los Steel Bands de barriles de petróleo. Esta influencia se destaca en
una fuerte actividad musical en los carnavales de oriente, sobre todo
en Carúpano, aunque no se ha desarrollado todavía una música con
características propias y diferentes, como es caso del Calypso de El
Callao en Guayana.

En el estado Anzoátegui se concentra la presencia indígena de la


comunidad Kari’ña y al este de Sucre y Monagas parte de los
Warao. Por favor ver “Región Indígena” para más información.

Región Zuliana

El Zulia es una región musicalmente muy interesante por la


confluencia de diferentes culturas en un mismo lugar. Está formado
por las comunidades indígenas Wayúu al norte, y al oeste los Yukpa
y Barí, por una fuerte presencia afro-venezolana, por una zona
industrializada por el petróleo con presencia extranjera, la cercanía
de las islas holandesas y la constante migración colombiana.

La Gaita Zuliana se desarrolló de las gaitas tradicionales como la


Gaita Perijanera, la Gaita de Furro, la Gaita de Tambó Largo y la
Gaita de Tambora, y se ha extendido a un plano nacional y
comercial de gran despliegue en todo el país, especialmente en la
época de Navidad.
La formación de conjuntos de gaitas en las escuelas, sobretodo de
muchachas, es tradición rigurosa a partir del mes de agosto, en
preparación para las com-petencias de fin de año. Para las
festividades de San Benito, repican los golpes de los siete tambores
Chimbangueles, de descendencia africana, especialmente en
Gibraltar y Bobures. En las grandes ciudades como Maracaibo, la
música comercial colombiana se está introduciendo fuertemente a
través de los medios como la radio

Desde el punto de vista musical, el joropo encierra una serie de


estilos. Por ejemplo, en el llano hay alrededor de 20 estilos, en
Oriente hay aproximadamente 12. Estas son las dos zonas que más
tienen. “Cada región tiene su particularidad, tanto en la forma en la
que se ejecutan esos diferentes estilos, como en la instrumentación”,
asegura Beto Valderrama.

Valderrama afirma que el oriente venezolano es uno de los sitios


donde el joropo tiene una forma específica de expresarse de manera
musical a diferencia del resto del país debido a sus vivencias, cómo
fue que se formó este pueblo: Con problemas diversos, peleas y
guerras.

No hay una certeza escrita que diga la época en la que apareció el


Joropo Oriental. Sin embargo, probablemente nació a finales del
siglo XVIII y comienzos del siglo XIX, momento en el que se
generó la venida de cantidad de población capitalina (Caracas) y del
centro del país hacia el oriente huyendo de la guerra. “Eso puede
generar alguna referencia”, dice Beto Valderrama.
Las diferentes corrientes humanas que llegaban a Nueva Esparta
como los canarios , españoles, andaluces, franceses y alemanes
desde la colonización tenían su manera de entretenerse. “Tenían sus
ritos, tenían su música con instrumentos diferentes pero esa era su
música”, asegura Valderrama.

Cuando empezaron a enraizarse esas formas de música que trajeron


los colonizadores con lo que ya había en tierras venezolanas, fue lo
que generó nuestra música la cual, considera Valderrama, “es muy
compleja desde el punto de vista rítmico. La música del joropo
llanero es mucho más fluida, ligera. La del oriente es más sincopada,
tiene mucho rubateo, improvisación, el juego de darle en los acentos
musicales, quitarle un acento y darlo a otro y así sucesivamente”,
agrega.

El maestro manifiesta que en el Oriente cuando se le hablaba a los


músicos de joropo no estaban familiarizados con éste género porque
en esa zona del país siempre sonaban los golpes, guarapos,
manzanares, polo, malagueña, galerones, estribillos, corríos y no se
conocía abiertamente la música de este hecho social.

Joropo Oriental como punto de encuentro de dos pueblos

Hace varios siglos atrás Cubagua, Cumaná y Margarita eran una sola
cosa. Desaparece la isla de Cubagua con el maremoto y queda
Margarita y Sucre. “Pero estas dos regiones son, como decían los
viejos, la misma gente que lo que los separa es una cuarta de agua”,
afirma Valderrama.

Fue el encuentro constante entre estas dos poblaciones, lo que


generó que tocaran los margariteños lo mismo que tocaban los
cumaneses y toda la zona de sucre, sobre todo hacia el Golfo de
Paria, Carúpano, Araya y Manicuare. Así se formó el mismo sentir.

En cuanto a las diferencias musicales en el joropo entre Nueva


Esparta y Sucre, el maestro Valderrama atestigua que cada región
tiene una particularidad casi desapercibida, pero que, por ejemplo,
cuando en Sucre se toca golpeao’, en Margarita se toca un estribillo.
En el joropo oriental no está presente el arpa. En Nueva Esparta
tampoco confluye la cuereta o el acordeón como sí lo hay en Sucre.

Expresión corporal

Fernando Fernández

Fernando Fernández, cultor neoespartano de amplia experiencia,


asegura que en el baile de joropo hay igualdad de género, no es que
uno sea dominante o dominado. En el joropo las parejas van a la par,
y tanto presenta dotes de masculinidad el hombre, como debe
mostrar dotes de feminidad la mujer. “Es un dando y dando”,
destaca.

En todo baile debe haber cortejo y acercamiento de cuerpos.

Fernández, después de haber compartido vivencias e investigaciones


del joropo en estas dos regiones del país, dice que golpe sucrense es
distinto y lleva una rítmica un poco más veloz. El margariteño es
mas acompasado, más suave.

“Al joropo oriental lo diferencia el zapateao, la rítmica, la velocidad


y algunos giros bien melódicos”, destaca Fernández.

Incidencias del capitalismo

Tanto Valderrama como Fernández, coinciden en que la pérdida de


vigencia del joropo se originó por la imposición de intereses
capitalistas que han creado otra cultura y se le ha dado suficiente
promoción como para arraigarlos en la población oriental.

En el caso de la región neoespartana, la incidencia de la Zona Franca


y el Puerto Libre relegaron la tradición, el ser y la idiosincrasia
porque impusieron un modelo económico sin planificación “donde
lo bueno es lo que está de moda. A partir de esto, comienzas a sentir
en vergüenza de lo que eres. Entonces, no me quiero poner
alpargatas porque debo usar unos zapatos de marca. Que no quiere
decir que no los puedo utilizar pero es tener claro que el norte es
nuestra identidad porque un pueblo que no tenga memoria entra
fácilmente cualquier cultura foránea”, asevera Fernández.

Así mismo, también aseguran que esta declaración del joropo como
Patrimonio Cultural es acertada debido a que ésta es una de esas
manifestaciones que nos identifican y que tiene mucho de lo que
somos como pueblo. “No nos importa cómo se generó, dónde, si es
de allá o acá. Lo importante es que el joropo es algo que nos
identifica, es en el pueblo venezolano una bandera, un símbolo de
identificación. Y tenemos que aprovechar este momento para buscar
la forma de divulgarlo en su máxima expresión, y en todo el país”.”
dice el maestro Beto Valderrama.

“Nueva Esparta es Joropo”

Como parte de las actividades que actualmente realiza el Ministerio


del Poder Popular para la Cultura para fomentar en la población
venezolana la tradición del joropo, esta institución en el estado
Nueva Esparta adelanta el taller “Nueva Esparta es joropo” que
comenzó desde el pasado 21 de junio a recorrer toda la región
insular.

Taller «Nueva Esparta es Joropo»

La actividad tiene un ciclo teórico donde se profundiza acerca de las


principales características del Joropo Oriental y éstas son llevadas a
la práctica, teniendo como cierre un concierto didáctico donde se
muestra el resultado de dichos talleres en cada municipio de este
estado.
Joropo, Golpe y Estribillo

http://bailenacionaljoropo.blogspot.com/
EL joropo se constituye en factor definitorio de nuestra identidad
nacional porque posee características y condiciones que así lo
determinan debido a que nuestros pueblos y comunidades hay
cultores populares, artistas. Poetas, cantantes, intérpretes de
instrumentos, copleros, artesanos en la elaboración de instrumentos
musicales. quienes guiados por el profundo amor por Venezuela y
sus tradiciones han hecho posible su mantenimiento sin romper los
lazos del pasado, con nuestras tradiciones y objetivaciones
populares, en los cuales se mezclan raíces indígenas, europeas,
africanas y orientales
EL JOROPO COMO TRADICION..

Afirmamos que el joropo es una tradición porque para los pueblos


del centro, sur, oriente y occidente del país, el joropo es un
comportamiento pactado, transmitido de generación en generación,
de alcance comunitario expresivo, representativo de una identidad
colectiva históricamente gestada, llegaron a caracas a principios del
siglo XVIII. Eran ejecutados con bandurrias, vihuelas y mandoras,
durante las veladas efectuadas en las grandes haciendas de café y
cacao.
ORIGEN Y ANTECEDENTES....

La palabra joropo proviene de la derivación de la voz árabe


XAROP, que traduce jarabe, sirope o hidromiel, de Arabia pasa a
España y llega a Venezuela durante la conquista con el nombre
fandango, fandanguillo o fandango redondo, la palabra fandango es
utilizada en el sentido de fiesta baile y jolgorio.

Sobre el origen del fandango Rafael Salazar indica, que el vocablo


fandango tiene su origen de áfrica negra, nace en la Guinea
Occidental y otros afirman que es propio de la Guinea Ecuatorial, se
trata de una danza negro-africana que se folkloriza en el caribe y que
luego entroniza en Andalucía a través de las voces y zarandeos de
los cuba poesía ya en el siglo XVII. Instrumentos y danzas idénticas
a los que aún podemos ver hoy en sus bailes populares, la isla
formaba parte del vasto sector continental a las influencias africanas.
Exportando danzas que tenían más fuerza y poder de difusión que
las importaban juntos a esos bailes africanos, existía el zapateo, de
origen netamente andaluz. Cuya difusión en América

ALFONSOLUTHIER
VER TODO MI PERFIL
BANDOLA ORIENTAL

Comments: (9)

Este instrumento posee cuatro ordenes dobles de cuerdas de nylon,


teniendo como característica principal que en el tercer y cuarto
orden las cuerdas van "requintadas", es decir, un bordón
acompañado por una cuerda delgada; otra característica es el diseño
de la tapa que tiene puntas en angulo recto y originalmente también
tenía chapa en la parte superior de la tapa.-
Conoce más de la bandola oriental: el toque mágico del Polo
Margariteño

31/07/2018 2:58pm
Escudriñando en los diferentes instrumentos musicales típicos en el
país, encontramos a la bandola, un instrumento que se adapta de
acuerdo con cada región de Venezuela. Entre ellas están: la bandola
oriental, bandola guayanesa, bandola central y la llanera.
En el caso de la bandola oriental, esta está dentro del grupo de las
bandolas de ocho cuerdas que hay en el país. Su mayor uso radica en
la región oriental, con énfasis en los estados Sucre y Nueva Esparta,
siendo este último, la cuna del género musical del polo
margariteño.
Las características principales de este instrumento son los
hombrillos cuadrados, una afinación por quintas y sus dos últimos
órdenes en octavados. Se diferencia de las otras bandolas por su
construcción y diseño cuadrado en la parte superior.
Este instrumento es fabricado generalmente en el estado Sucre, al
oriente del país. Sus cuerdas son de nilón y su afinación más común
es La, Re, Sol, Do; de las cuerdas más agudas a las más graves.
La bandola oriental es muy versátil, en ella pueden sonar géneros
cómo: galerones, malagueñas, joropos con estribillos, fulía, gaita,
malagueña, merengue y el popular género musical del oriente del
país, el polo margariteño, también conocido como polo oriental.
Para conocer más sobre este interesante género musical te invitamos
a ver nuestro video en YouTube sobre el polo oriental del Capítulo
2 de la primera temporada.
Síguenos en nuestras redes
sociales Instagram @LeVoyAMiTierra Facebook Le Voy A Mi
Tierra y suscríbete en el canal de YouTube Le Voy a Mi Tierra
Channel

Su origen se remonta a los primeros esclavos africanos que


laboraban en las plantaciones de caña de azúcar de la Isla de
Trinidad y Tobago y que fueron traídos a Venezuela. Era la forma
de expresión de hombres y mujeres que se hallaban lejos de sus
seres queridos y, de su tierra además de servir para unirlos y
permitirles desahogar sus penas.
El calipso o calypso es sentimiento, se trata de un ritmo que está
lleno de emociones y que se basa, al igual que en el pasado, en las
vivencias cotidianas para elaborar las letras.
En Venezuela se interpreta el Calipso en la zona oriental del Estado
Sucre, Nueva Esparta, Monagas, en Ciudad Guayana y en el estado
Bolívar sobretodo, bajo la modalidad de Steel-Band, motivado a la
influencia fronteriza, la utilización de mano de obra antillana en la
explotación petrolera y en la industria del hierro.
Es un ritmo alegre y pegajoso, es un género musical que se
interpreta en todas las Antillas que de alguna manera se adaptó a
nuestro país y e interpreta con los instrumentos musicales
venezolanos, que le imprimen el carácter de venezolanidad.
Su peculiaridad es que usa como instrumento principal unos
tambores, fabricados a partir de barriles de petróleo reciclados,
llamados steeldrums (‘tambores de acero’) o simplemente tambores
metálicos de Trinidad, muy usados en los carnavales trinitarios. Esos
tambores se crearon por la necesidad de percutir que tenían los
descendientes de los africanos en estas islas y, dado que no poseían
ningún instrumento, empezaron a percutir los barriles, los cuales se
fueron abollando y luego estableciéndose alturas definidas, lo que
haría que en el futuro el instrumento se pudiera templar con una
escala cromática.

Tambores metálicos
Imagen de sonidosclandestinos.blogspot.com
El calipso venezolano o calipso de El Callao, cantado
tradicionalmente en inglés, se hace a partir de una batería rítmica de
percusión basada en el bumbac, acompañada de charrasca, campana
o cencerro y cuatro (especie de guitarra pequeña, típica de
Venezuela). Comúnmente se adiciona además teclado, bajo
eléctrico, instrumentos de viento y voces masculinas y femeninas.
Calypso, Carnaval y El Callao

Carnaval en el Callao
Imagen de noticias24.com
El calipso, como música y el carnaval como fiesta colectiva, se han
convertido paulatinamente en un auténtico símbolo cultural ya no
sólo de El Callao, sede principal de sus manifestaciones, sino de
todo el estado Bolívar. El carnaval, basado en los alegres compases
del calipso, reúne durante varios días a las comparsas de disfraces y
bailarines que realizan largos desfiles coreando las canciones con el
acompañamiento de la concurrencia que por miles acuden a la fiesta.
El Calipso del Callao y su carnaval forman parte ya del repertorio
cultural venezolano y son un testimonio viviente del mestizaje

La Madama, un estilo de vida del carnaval venezolano de El

Callao
© Flickr / Vincent Ader
AMÉRICA LATINA
22:16 27.02.2017(actualizada a las 17:28 28.02.2017)URL corto
0 32
Síguenos en
CARACAS (Sputnik) — La Madama, una de las figuras
principales del carnaval que celebra la población minera de El
Callao, en el estado Bolívar de Venezuela, más que un disfraz,
representa a la mujer del pueblo, sus tradiciones y costumbres.
"Ser Madama no es un disfraz, es una costumbre de aquí, un
deber ser, y todas las mujeres somos madamas, y madama no es
porque nos vestimos en carnavales, es porque nacimos en El
Callao y mantenemos esas costumbres", dice a Sputnik Nivis
Yraima López, una habitante local que suele encarnar al
personaje.

Llevando la batuta
© REUTERS / SERGIO MORAES
Los carnavales del Callao, la fiesta que une a los venezolanos
La Madama es un personaje de la cultura afro que lleva la batuta en
la comparsa; se enfunda en una ropa íntima de encajes que llegan
más abajo de la rodilla y que se dejan entrever al bailar, por encima
polleras de antaño, pero con mucho colorido y en ocasiones de
flores, mientras la cabeza se cubre con un pañuelo y el cuello de
muchos collares.
Hasta la forma de atar el pañuelo esconde un mensaje, "las solteras,
las que andan buscando novio, llevan un solo nudo, pero las más
amarradas (con dos nudos), esas están casadas", cuenta Nivis López.

La Madama tiene su comparsa, un desfile con música que se hace


después de la misa del domingo de carnaval, por eso comienza a las
12:00 hora local (04:00 GMT), y culmina cuatro o cinco horas
después, pese a que se recorren solo dos manzanas.
© REUTERS / SERGIO MORAES
América del Sur se va de parranda en carnaval
Sin embargo, "quienes lo desean no solo participan en la comparsa
del domingo, después de la misa de las Madamas, sino que
participan en todas, porque igual donde una madama se para, es
respetada", afirma.
En su comparsa, ellas van adelante, bailando al ritmo de los
músicos.

Estos "son toda la gente mayor que alguna vez participó con trajes
en el carnaval, personas de muchos años y experiencia", acota
López.

Una vida de Madama


López participa en el carnaval de El Callao desde que nació; se
inició en los brazos de su madre y al crecer se convirtió en
formadora de jóvenes, "porque lo importante es resguardar nuestra
tradición", explica.

Recuerda que cuando era niña la llevaban a las comparsas, en las


que la fantasía y el color danzaban al ritmo del calipso, género
musical originario de Trinidad y Tobago, muy popular en el sur
venezolano.

© FOTO : MARCELO PEREIRA/ LIGASP / FOTOS PÚBLICAS


Venezuela despliega 182.000 efectivos para seguridad en
carnavales
A los 12 años se inició en los disfraces, porque todo el que vive en
El Callao lleva en la sangre el carnaval, asegura.
"Hace 47 años empecé a disfrazarme y fui cantante en las voces
blancas de la Nueva Onda" una agrupación de calipso famosa por la
improvisación, señaló.

Comida caribeña
La comida que se ofrece por doquier durante el carnaval de El
Callao no es la típica de Venezuela, sino una fusión de culturas
caribeñas y europeas, incluso con un toque asiático.

Son numerosas las islas del Caribe representadas tanto en el desfile


como en los aromas, Trinidad y Tobago, Haití, Barbados, Dominica,
Santa Lucía, Jamaica, San Vicente y Granada, junto con el Caribe
continental, como Venezuela, Guyana, Surinam y Belice; todo se
mezcla.

Entre los principales ingredientes están el tamarindo, el limón, el


jengibre, la leche, el aceite de coco, el pimiento, el cilantro y el
masalá (mezcla de especias procedente de India y que llegó hasta
este lugar desde Trinidad y Tobago).

Lea más: Se viene el carnaval


"Pero quien no coma dumplings (una suerte de empanada hervida
con rellenos dulces o salados), no tome yinyabié ("ginger beer",
cerveza de jengibre) ni monkypis (orín de mono, una bebida típica)
no vino a El Callao", dice López.

Toda la familia
Nivis López y sus 11 hermanos participan del carnaval al igual que
sus tres hijos, dos de ellos músicos y una dedicada a la confección
de los trajes.
"Así vamos todos, de generación en generación se pasa y se vive la
tradición; todas las familias del pueblo celebramos el carnaval de El
Callao", dijo.

Patrimonio de la humanidad
© AFP 2019 / YASUYOSHI CHIBA
La Unesco declara el Carnaval de El Callao de Venezuela como
Patrimonio de la Humanidad
La celebración de más de 160 años de antiguedad tiene además otros
personajes principales, como el Pinto y el Diablo.
En diciembre, la Organización de las Naciones Unidas para la
Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) la declaró Patrimonio
Inmaterial de la Humanidad.

Para López es la mejor recompensa por el esmero y dedicación con


que ha resguardado y promovido esta tradición.

"Lo más especial que me ha regalado Dios es haber participado en


apoyar y traer la declaratoria de Patrimonio, una experiencia con
la que me tocó ir a Francia y a Etiopía", añadió.
Este fue un motivo más de celebración colectiva este año, pues
"todo el mundo danza, todo el mundo come, colabora y celebra",
dice López.

En efecto, en El Callao el visitante no va a observar una carroza o


una comparsa, sino a fundirse en el calipso y en los aromas de la
comida, a compartir, en síntesis, la pasión de un pueblo que vibra al
son que el carnaval le toca

También podría gustarte