Está en la página 1de 3

¿QUÉ ES LA CONSEJERÍA NOUTÉTICA?

Por Dr. Jay E. Adams


Pastor Roberto Quiñones
November 1, 2009

La Consejería Noutética no es Nueva


http://www.jesuseslaverdad.org/consejera-texto/2009/11/1/que-es-la-consejeria-noutetica-por-
dr-jay-e-adams.html

Aunque el nombre es nuevo, la clase de consejería realizada por


los consejeros noutéticos no lo es. Desde los tiempos bíblicos
hasta el presente el pueblo de Dios ha venido aconsejando
noutéticamente. La palabra misma es bíblica. Viene del nombre
griego nouthesia ( verbo: noutheteo). La palabra, usada en el
Nuevo Testamento principalmente por el apóstol Pablo, está
traducida como “amonestar, corregir o instruir”. Este término, que
probablemente describe mejor lo que es la Consejería Bíblica, se
registra en pasajes como Romanos 15:14: “Yo mismo estoy
también convencido de que vosotros estáis llenos de bondad,
llenos de todo conocimiento y capaces también de amonestaros
los unos a los otros.” En este pasaje, el apóstol estaba animando
a los miembros de la iglesia de Roma a hacer consejería mutua
informal, algo que todo cristiano hoy día debe aprender, de igual
forma. Por otra parte, los líderes de la congregación son
aconsejados noutéticamente en una manera formal como parte de
su ministerio: “ Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que
trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os
amonestan.” – 1 Tesalonicenses 5:12

La Consejería Noutética Abarca Tres Ideas


Debido a que el término en el Nuevo Testamento es más amplio
que la palabra es español “consejo”, y debido a que no tiene el
mismo peso que se le ha conferido a este último, nosotros hemos
simplemente importado el término bíblico al español. De esta
forma, toda la fuerza bíblica de concepto de consejería puede ser
establecido mientras evitamos las muchas contradicciones que
rodean la palabra en nuestro idioma. Las tres ideas que se
encuentran en la palabra nouthesia
son confrontación, preocupación y cambio. Para ponerlo
sencillo, la consejería Noutética consiste en la confrontación
amorosa de las personas, proveniente de una profunda
preocupación, con el propósito de ayudarlos a hacer aquellos
cambios que Dios requiere.
Por confrontación queremos decir que un cristiano personalmente
le da consejo a otros usando las Escrituras. Él no los confronta
con sus propias ideas o las ideas de otros. Él limita su consejo
estrictamente a aquello que encuentra en la Biblia, creyendo
que “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar,
para reargüir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de
Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena
obra.” –2 Timoteo 3:16-17 Los consejeros noutéticos creen que
todo lo que necesitan para ayudar a otra persona a amar a Dios y a
su prójimo como él debe, como el versículo lo indica, puede ser
encontrado en la Biblia.
Por preocupación queremos significar que la consejería siempre
debe ser hecha para el beneficio del aconsejado. EL apóstol
Pablo

Por cambio queremos dar a entender que la consejería es hecha


debido hay algo en la vida de otro cristiano que no se ajusta a los
requisitos bíblicos y que, por tanto le priva de honrar a
Dios. Toda consejería, bíblica o la que sea, procura el
cambio. Sólo el consejero bíblico sabe lo que el aconsejado será
como resultado de la consejería: él se parecerá más a Cristo. Él
es el Estándar. La consejería bíblica es realizada por cristianos
quienes están convencidos de que Dios puede hacer los cambios
que son necesarios mientras su Palabra es ministrada en el poder
del Espíritu. Es su esperanza ayudar a toda iglesia interesad a
desarrollar un programa de consejería que sea una bendición para
todos los miembros de la congregación. La importancia de esta
consejería in las iglesias está encerrada en las palabras de Pablo en
la que él describe su ministerio en Efesios: “Por tanto, velad,
acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado
de amonestar con lágrimas a cada uno” –Hechos 20:31. La
regularidad y naturaleza intensa del consejo de Pablo durante sus
tres años de ministerio en Efesios es enfatizada por estas palabras.
Si Pablo encontró necesario aconsejar noutéticamente por todo
este tiempo, como él dice, seguramente nuestras iglesias lo
necesitan, también.