Está en la página 1de 5

Nombre del Profesor: Olmedo García Juan Enrique.

Nombre del alumno: Gómez Pedraza Arturo.

Boleta: 2015390457.

Grupo: ACV03.
Oleaje.
Este vocablo se refiere a una sucesión, progresión, serie, relación, secuencia y orden
continuado de olas y que se puede ocurrir de una manera leve e impetuosa, causado por
lo general por presencia de vientos y dependiendo del grado de nivel puede convertir en un
tsunami.
Transformación del oleaje en la zona costera
Conforme el oleaje se aproxima a la costa, los efectos que el fondo produce en el mismo
comienzan a notarse; esto es, cuando la profundidad de la ola es menor a la mitad de la
longitud
Los efectos que se pueden observar son variaciones en la altura de ola o en la dirección de
propagación.
Someramiento.
Cuando un tren de onda, con altura y longitud constante se aproxima a la costa, la variación
en la batimetría de la zona altera la celeridad de las olas, transformando su energía cinética
en energía potencial. La onda sufre un aumento en su altura de ola originándose una
asimetría en el perfil de la ola hasta que finalmente rompe.
Refracción
La celeridad de un frente de ola es mayor en aguas más profundas, por lo que al acercarse
a la costa y disminuir la profundidad se presenta un giro del frente de ola conocido como
refracción, tendiendo a propagarse paralela a la línea de costa.
Difracción
En su propagación hacia la costa, el oleaje se encuentra con obstáculos naturales o
artificiales que generan un cambio abrupto en la altura de ola. Esta alteración provoca una
cesión o transferencia de energía en dirección perpendicular a la propagación. A este
fenómeno se le conoce como difracción.
El estudio de la difracción tiene una especial importancia para la planeación y diseño de
estructuras marítimas, en el estudio de propagaciones de las ondas.
Reflexión
Cuando el oleaje choca con un obstáculo natural o artificial se presenta el fenómeno de
reflexión, causando alteraciones a las características de la ola. La reflexión en playas,
acantilados o estructuras puede cambiar por completo el oleaje incidente, dando lugar a
desplazamientos de la zona de rompientes, cambios en el nivel de disipación de energía o
alteraciones al transporte de sedimentos. Esto hace que, si se quiere determinar
adecuadamente la morfodinámica o estabilidad de la zona, sea de gran importancia la
determinación del campo de ondas que existe frente a una estructura reflejante natural o
artificial.
Teorías del Oleaje
El análisis teórico de la generación de oleaje se inicia a finales del siglo XVIII y principios
del XIX, cuando una serie de investigadores sustenta varias teorías acerca de la forma y
relación de las características del oleaje. (Bustamante Ahumada, et al. 1976) (Silva 2005).
Las teorías que describen el oleaje son aproximaciones a la realidad. Pueden describir bien
aquellos fenómenos cuyas condiciones satisfagan las acepciones hechas en su derivación.
Asimismo, pueden no describir otros fenómenos que violen esas acepciones. Al adoptar
una teoría, ha de asegurarse de que el fenómeno de interés esta descrito razonablemente
bien por la teoría adoptada; la protección de las zonas costeras, que es uno de los objetivos
del estudio del oleaje, depende de la habilidad para predecir los perfiles de la superficie del
mar y movimientos del agua, así como la precisión de esas aproximaciones.

Como se puede observar en la tabla 3, existen dos grupos para clasificar las teorías del
oleaje, las cuales son: Teorías lineales y no lineales.

La teoría más clásica, desarrollada por Airy en 1845, se denomina " teoría lineal de
pequeña amplitud ", siendo su importancia notable debido a que se ajusta bastante bien al
comportamiento real de las olas cuando se encuentran en profundidades relativas muy
grandes, siendo, además, de fácil aplicación.

En 1802 Gerstner desarrolló la " teoría trocoidal" que fue la primera en considerar ondas de
amplitud finita; se considera adecuada para describir el perfil de la onda, dejando mucho
que desear en cuanto al movimiento orbital de las partículas. Por su parte Stokes en 1880
estableció una teoría, también de amplitud finita, la cual en sus aproximaciones de tercero
y cuarto orden describe adecuadamente el oleaje en mar profundo.
Todas las teorías mencionadas no presentan validez cuando se trata de profundidades
reducidas ya que no consideran la influencia del fondo del océano sobre el perfil de las
ondas. La teoría de Corteweg o cnoidal merece especial mención en este sentido ya que
es la que mejor define el funcionamiento ondulatorio en profundidades someras, aunque su
principal obstáculo lo representa la dificultad práctica para su aplicación.

La teoría cnoidal tiene su límite de aplicación cuando se acerca a la rotura del oleaje, en
cuyo caso !a teoría de la onda solitaria ofrece una buena aproximación y su manejo es
relativamente sencillo.

En función del movimiento de las partículas liquidas las teorías se pueden clasificar en tres
grupos (figura 1.3 ).

a),- Oscilatorias; La partícula describe ondas cerradas (trocoidal)

b).- Cuasi - Oscilatorias: Órbitas no cerradas con ligero movimiento neto en algún sentido o
con pequeños desplazamientos de masa (cnoidal),

c).- De translación: Si el movimiento orbital es una translación con transporte de masa;


fenómeno típico de una ola en rotura (teoría de la onda solitaria).

FIGURA 1.3 MOVIMIENTO DE LAS PARTICULAS LIQUIDAS (Del Moral)

Las teorías también pueden caracterizarse en base a los perfiles que describen las ondas
en cada una de ellas(en la figura 1.4 se presentan algunos ejemplos).

FIGURA 1.4 PERFILES DE DIVERSOS TIPOS DE ONDA (Del Moral)


Teoría lineal de ondas (Teoría de Airy)
La teoría lineal es la teoría de oleaje más simple, también denominada teoría de Airy. Esta
teoría fue desarrollada por Airy en 1845, es fácil de aplicar, y da una aproximación razonable
de las características de las olas para un amplio rango de los parámetros de estas. Aunque
hay limitaciones en su aplicación, esta teoría aún puede ser útil siempre que no se infrinjan
las hipótesis de partida.
Las hipótesis de partida son:
1. El agua es homogénea e incompresible; lo que implica que la densidad, ρ, es constante.
2. La tensión superficial puede ser despreciada.
3. El efecto de Coriolis debido a la rotación de la tierra puede ser asimismo despreciado.
4. La presión en la superficie libre del mar es uniforme y constante.
5. El agua del mar carece de viscosidad.
7. El fondo marino constituye un límite horizontal, fijo e impermeable, lo que implica que la
velocidad vertical en él es nula.
8. La amplitud de onda es pequeña y su forma es invariable en el tiempo y en el espacio.
9. Las ondas son planas (de dos
dimensiones).
Las tres primeras hipótesis pueden ser
asumidas en la mayor parte de los
problemas, mientras que las tres últimas han
de asumirse necesariamente en la Ingeniería
Costera.
De la primera hipótesis se extrae la
conclusión de que las líneas de corriente de
un fluido incompresible son paralelas.

Teoría de Stokes
Stokes fue pionero de este tipo de teorías, describiendo en 1847 los cambios que se
introducían en su teoría en relación con la teoría lineal. Estos cambios se pueden apreciar
en la morfología de la ondulación, la cual presenta crestas más pronunciadas y estrechas,
y depresiones más someras y anchas en relación con la teoría lineal.

También podría gustarte