Está en la página 1de 8

¿QUÉ ES PROCESO ADMINISTRATIVO?

El proceso administrativo es un conjunto de funciones administrativas que buscan


aprovechar al máximo cada recurso que posee una empresa de forma correcta, rápida y
eficaz.

El proceso administrativo se compone de 4 funciones elementales: planeación,


organización, ejecución y control. A continuación, explicamos cada etapa del proceso.

Planeación:

Esta función es la primera que debe ejercer el cuerpo administrativo de una empresa. Aquí
es donde serán previstos los objetivos y metas que deberá cumplir la empresa y
los métodos a llevar a cabo.

La relación entre el personal trabajador y el personal administrativo debe tener un carácter


en común de modo tal que puedan complementarse el uno con el otro para el
funcionamiento correcto de la empresa y el cumplimiento de sus objetivos.

Se desarrolla un plan que contenga objetivamente las diferentes actividades


futuras que se van a realizar; dicho plan deberá implementarse con una visualización
previa tomando en cuenta cada característica.
Algunas de las actividades más importantes de la planeación son:

 Predefinir los objetivos y metas que quieran lograrse durante


un tiempo determinado.
 Pronosticar.
 Establecer una estrategia con sus correspondientes métodos y técnicas a llevar a
cabo.
 Accionar frente a problemas futuros.

Organización:

Se debe hacer una selección detallada de los trabajadores indicados para el puesto.

Luego de la planeación de los objetivos y actividades futuras a realizar para lograr las
metas propuestas, el siguiente paso es distribuir cada actividad a los diferentes grupos
de trabajos que componen a una empresa.

Está fuertemente relacionado con las aptitudes físicas e intelectuales de cada trabajador y
con los recursos físicos que posee la empresa. La finalidad de la organización es aquel
objetivo asignado a cada actividad de la empresa para que pueda ser cumplido con el
mínimo de los gastos y a su vez con un grado de satisfacción máximo en cada empleado.

Algunas de las actividades más importantes de la organización son:

 Hacer una selección detallada de los trabajadores indicados para el opuesto indicado
 Subdividir cada tarea en unidades operativa
 Seleccionar una autoridad administrativa para cada sector
 Proporcionar de materiales y recursos útiles a cada sector

Ejecución:

Aquí es necesaria la figura de un gerente capaz de dirigir, tomar decisiones, instruir y


ayudar a los diferentes sectores laborales. En la ejecución se busca dar el primer paso en la
realización de las actividades designadas a cada grupo de trabajo y que los mismos
continúen realizando dichas actividades de manera periódica y eficaz.

Cada grupo trabajador está regido por normas y medidas que mejoran su funcionamiento.

Algunas de las actividades más importantes de la ejecución son:

 Ofrecer un carácter motivador al personal


 Recompensar a cada empleado con el sueldo correspondiente
 Estar atento a las necesidades de cada trabajador
 Mantener una comunicación estable entre todos los sectores

Control:

Se debe comparar los resultados obtenidos con los planes previamente hechos.

Esta última función tiene el papel de garantizar que la empresa está encaminada por el
rumbo del éxito. Si bien cada función anteriormente nombrada puede ser realizada al pie
de la letra, eso no garantizará que la entidad se incline hacia un camino económico positivo.

El control es una tarea administrativa, la cual debe ser ejercida con profesionalidad y de
forma transparente. El control de las actividades que se desarrollan en una empresa sirve
para analizar los puntos altos y los puntos bajos de las mismas.

Luego de obtener los resultados correspondientes, se harán factibles las diferentes


modificaciones que tendrán que llevarse a cabo para corregir aquellos puntos bajos.

Algunas de las actividades más importantes del control son:

 Comparar los resultados obtenidos con los planes previamente hechos


 Evaluar y analizar los resultados obtenidos
 Iniciar las acciones de corrección correspondientes.

¿EN QUÉ CONSISTE EL PROCESO ADMINISTRATIVO?

El proceso administrativo es un flujo continuo de actividades que se realizan de una manera


establecida para aprovechar los recursos de una empresa u organización con la finalidad de
alcanzarse los objetivos empresariales comunes. Estos recursos son de toda índole,
materiales e inmateriales, todos aquellos necesarios para que una organización funcione.

El proceso administrativo existe y es necesario para prevenir situaciones indeseadas en el


futuro de la organización y controlar la eficiencia y la eficacia de los recursos.

CARACTERÍSTICAS DEL PROCESO ADMINISTRATIVO

Existen algunos aspectos y rasgos que definen y caracterizan el proceso administrativo.

1. Es un proceso universal

El proceso administrativo tiene un marcado carácter social; es decir puede darse en


cualquier momento y en cualquier lugar donde se encuentre un grupo de personas que
persigan un fin común. La naturaleza de estas organizaciones es independiente del proceso;
pueden tratarse de organizaciones públicas o privadas, con o sin fines de lucro. Esta es una
de las principales características del proceso administrativo, porque a partir de ella es de la
que surgen el resto de cualidades que permiten identificar a este proceso como algo insólito
y especial.

2. Es un proceso versátil

El proceso administrativo no puede entenderse desde una sola disciplina; para su


comprensión se sirve de muchas áreas como las administrativas, la psicología, la
sociología, la ingeniería y muchas otras. En su esencia las integra a todas y se complementa
de las distintas disciplinas, para generar un sistema único y transversal al conocimiento del
ser humano y sus capacidades.

3. Es un proceso ordenado

El proceso administrativo se da por etapas comenzando siempre por la planificación;


siguiendo la organización; continuando con la dirección y terminando con el control. Cada
una de las etapas del proceso administrativo tiene sus propias funciones y de su correcta
aplicación depende el éxito del proceso.

De ahí, que al principio de todo resulte fundamental poder establecer un plan de negocio
específico,

4. Es un proceso jerárquico

Existe una línea constante de subordinación donde la autoridad debe respetarse para
alcanzar el fin de la manera más eficaz. Las autoridades deben tener visión, conocimiento y
ética para guiar de manera eficaz a su equipo.

En este sentido, el liderazgo empresarial es clave para poder desarrollar y construir una
relación profesional estable entre los distintos miembros de la jerarquía del negocio, a
través de la motivación y el crecimiento personal.

5. En el proceso se debe sistematizar el conocimiento

La observación y la crítica durante todo el proceso deben hacerse constantemente, de


manera que cada vez sea más eficiente. Todo conocimiento adquirido debe ser
sistematizado de esta manera se asegura el ciclo del proceso de manera sostenible y
sustentable. Esto estimula una mentalidad de innovación constante.
¿QUÉ SON LAS COMPETENCIAS GERENCIALES?
Las competencias gerenciales son el conjunto de conocimientos, habilidades,
comportamientos y actitudes que una persona debe poseer para ser efectiva en una amplia
gama de puestos y organizaciones. En la actualidad, en el trabajo no solo se juzga a una
persona por su inteligencia sino también por su capacidad de manejarse y administrar a
otras personas. Las empresas contratan a personas que suponen son inteligentes, cuentan
con los conocimientos técnicos necesarios para desarrollar su trabajo y además por poseer
competencias gerenciales que las llevarán a un desempeño sobresaliente para la
organización.
Las competencias gerenciales ayudan a las personas a destacar en distintos ámbitos y en
diferentes puestos, así por ejemplo las personas que trabajan en atención al cliente deben
tener competencias para la autoadministración y comunicación, en otros campos es
importante la planeación y gestión y el trabajo en equipo.
Para ocupar un cargo ejecutivo, como el de gerente general, una persona debe tener una
mezcla de varias competencias y no sólo una o dos.
¿Cómo se adquieren estas competencias?
No existe una receta que indique la manera de adquirir una u otra competencia, serán la
experiencia, las vivencias, la retroalimentación constante, etc., las que ayuden a una
persona a adquirir competencias en determinados ámbitos.
Algunas competencias gerenciales
Entre estas se tienen:

 Comunicación
 Planeación y gestión
 Trabajo en equipo
 Acción estratégica
 Autoadministración
 Tolerancia
 Las competencias gerenciales son una combinación de los conocimientos, destrezas,
comportamientos y actitudes que necesita un gerente para ser eficaz en una amplia
gama de labores gerenciales y en diversos entornos organizacionales.

 Como se definió anteriormente la competencia es una característica subyacente de la


personalidad que garantiza un desempeño exitoso en un puesto de trabajo.

 La competencia tiene tres componentes: el saber hacer (conocimientos), el querer


hacer (factores emocionales y motivacionales) y el poder hacer (factores situacionales
y de estructura de la organización).
 Después de conocer las funciones que desarrolla un gerente y de acuerdo al perfil
profesional señalado, se puede establecer las competencias específicas que requiere
un gerente, las mismas que se pueden agrupar en tres tipos que son: cognitivas,
interpersonales y técnicas.

 Para el psicólogo organizacional es importante conocer las competencias


gerenciales por dos razones esenciales: la primera para efectuar selección de personal
gerencial y la segunda para asesorarlo en sus funciones al interior de las
organizaciones.

 Competencias cognitivas
 Las competencias cognitivas del ser humano en general son todas aquellas
habilidades que le permiten aprehender, conocer, comprender, entender e interpretar
la realidad circundante y aprender nuevas cosas. Las competencias cognitivas del
gerente se refieren a aquellas habilidades que le permiten conocer, comprender y
dirigir la organización de acuerdo a los objetivos establecidos.

 Peter Drucker afirma que el gerente es un trabajador basado en el conocimiento, es


un trabajador cerebral y su trabajo esencial es pensar, por su parte Philip Crosby
considera que un gerente debe ser un estudiante perpetuo ya que el flujo constante de
información y las ideas cambiantes lo obligan a estudiar sin cesar. Lo que implica que
las competencias cognitivas juegan un rol clave en las funciones del gerente.

 Estas competencias le permitirán identificar, analizar y resolver problemas de todo


tipo, tomar decisiones bajo condiciones de poca información o completa
incertidumbre, analizar datos e información del mercado y de la propia empresa,
incorporar nuevas ideas y conocimientos a la empresa, diseñar nuevos procesos,
innovar productos o servicios, etc.

 Competencias emocionales y sociales


 Son las habilidades adquiridas a lo largo de su vida social, son aprendidas y
desarrolladas a través de la experiencia social, son básicas y necesarias para
interactuar, influir, motivar, guiar y orientar a otras personas en diferentes escenarios
y circunstancias.

 Estas competencias también son llamadas interpersonales, son claves en las


organizaciones para interactuar con otras personas, para trabajar en equipos, resolver
conflictos y lograr resultados con y a través de otros, ejercer el liderazgo que implica
la capacidad de comunicar efectivamente a los demás, generar motivación y
compromiso, confrontar y manejar acertadamente las diferencias con otros, influir
sobre los subordinados, colaterales y superiores.

 Competencias de técnicas o de gestión


 Las competencias de técnicas o de gestión están asociadas en el campo laboral con
destrezas gerenciales y son básicamente procesos aprendidos a través de la formación
regular y algunas experiencias ligadas a la conducción de organizaciones.

 Son competencias con las que un gerente dirige una empresa, la dirección es la
habilidad para analizar, planificar, organizar, sopesar cursos de acción, tomar
decisiones y evaluar el logro de los objetivos, abarca temas como la dirección
participativa, el aseguramiento de la calidad, el servicio al cliente, la implantación de
tecnología nueva, la compra de acciones por los empleados, el otorgamiento de
incentivos y premios, promociones y ascensos, el cambio organizacional, el
desarrollo de productos, entre otros, todos estos temas gerenciales tienen una cosa en
común: deben ser dirigidos.

 Las competencias técnicas comprenden conocer el manejo de personas, gestión del


tiempo, manejo económico financiero, lectura e interpretación de información
estadística y estados financieros, etiqueta personal y social, manejo del correo
electrónico y software, efectuar coaching y mentoring y manejo de la prensa en los
medios de comunicación social.
¿Qué son competencias?

El enfoque de competencias se inicia por los años 1960 según Brundrett (2000) y es
denominado enfoque moderno de competencias por Adams (1996) y Brudrett (2000) y se a
partir de Boyatzis (1982) aparece en el léxico empresarial. [2]

El concepto de competencias para el desarrollo de la gente, no es nuevo. Ha estado presente


en la edad media, en el adiestramiento de aprendices de oficios; en el desarrollo de
“currículos” a nivel de educación. En el mundo del trabajo el concepto de competencia
puede tener muchos significados: tareas, resultados, efectividad, características personales,
destrezas y actitudes, son algunos de los términos asociados.

El determinar cuáles son las competencias que una empresa necesita para alinear gente con
estrategias, cual es la mejor forma de desarrollarlas, como se evalúan, son planteamientos
que deben realizar y responder los líderes encargados de las organizaciones.

Esto implica definir las competencias que los niveles gerenciales deben incorporar a su
práctica labora, pues estas son aprendidas y la persona puede desarrollarlas a través de
diferentes estímulos. Las organizaciones deben establecer mecanismos para medirlas y, así,
proyectar su potencial y correcto desarrollo

Las competencias son comportamientos asociados a la experiencia, los conocimientos y las


capacidades emocionales. Las competencias de gestión están asociadas en el campo laboral
con destrezas gerenciales y son básicamente procesos aprendidos a través de la vida y
convertidos en hábitos mediante comportamientos repetitivos que se van incorporando en
las personas para lograr los resultados que se esperan.

Conceptualizando competencias

No existe consenso sobre la conceptualización de competencia. Algunos autores consideran


que esta noción surge como parte de un discurso empresarial, con ausencia de la idea de
relación social, siendo una especie de contrapunto al concepto de evaluación presente en la
sociología del trabajo francesa.

También podría gustarte