Está en la página 1de 2

Los principios de gestión de la calidad son el marco de referencia para que la

dirección de cada organización guie a la misma, orientándola hacia la consecución


de la mejora del desempeño de su actividad. Estos principios son los siguientes:
enfoque al cliente, liderazgo, compromiso a las personas, enfoque a procesos,
mejora, toma decisiones basada en evidencia y gestión de relaciones.

El primer principio de la gestión de calidad es el enfoque al cliente; el enfoque


principal de la gestión de la calidad es cumplir con los requisitos del cliente y sus
expectativas, es decir entender las necesidades actuales y futuras de los clientes
para contribuir al éxito sostenido de nuestra empresa, los beneficios claves son
incremento en la satisfacción del cliente, una mejora en la fidelización del cliente,
incremento en la reputación de la organización, incremento en las ganancias de la
cuota de mercado, para ello se debe realizar las siguientes acciones, entender las
necesidades del cliente, relacionar los objetivos de la organización o empresa con
las del cliente y dar soporte a los productos y servicios para cumplir con todas las
expectativas.

El segundo principio del sistema de gestión de la calidad es el liderazgo este


principio explica que los líderes en todo los niveles de la organización establecen la
unidad de propósito y la dirección queriendo decir marcar las pautas hacia donde
quieren q la compañía marchen generando condiciones para que los trabajadores
se comprometan con el propósito de la calidad, teniendo como beneficio aumentar
la eficacia de la eficiencia al cumplir los objetivos de la calidad de la organización,
desarrollo y mejora de la capacidad de la organización y de sus trabajadores para
entregar los resultados deseados, para ellos se deben realizar los siguientes pasos,
comunicar en toda la organización la misión, visión, y procesos de organización
compartiendo los valores corporativos en todos los niveles de la organización
fomentando valores de confianza en todos los niveles de la empresa.
Continuando con los principios es importante respetar e implicar activamente a
todas las personas de los niveles de la empresa esto facilita el compromiso de las
personas en el logro de los objetivos de la calidad de la organización, generando
beneficios como que en la empresa se evidencie una mejora en los objetivos
corporaciones, aumento en el desarrollo e iniciativa de los trabajadores debido a
esta se debe facilitar el diálogo abierto.

El sistema de gestión de la calidad consta de procesos interrelacionados, entender


cómo funcionan estos sistemas produce los resultados requeridos y permite a la
empresa optimizar el sistema, gracias a la norma permiten que se alcancen
resultados coherentes cuando las actividades se gestionan como proceso y
funcionan como un todo complementario, trabajar de esta manera genera una
optimización del desempeño mediante la gestión eficaz del proceso; el sexto
principio del sistema de gestión de la calidad es la mejora esta es esencial para que
una empresa mantenga los niveles actuales de desempeño teniendo en cuenta que
las empresas con éxito esta disponibles constantemente a la mejora esto beneficia
de manera directa generando un aumento en la innovación y capacidad de
adelantarse a los riesgos o amenazas latentes. Seguimos continuamente con la
toma de decisiones basada en evidencias es un proceso complejo ya que es
importante entender las consecuencias potenciales no previstas de manera que
analizar los hechos y evidencias conduce a una mayor confianza en la toma de
decisiones generando beneficios como mejora en el desempeño del proceso y
capacidad de lograr los objetivos, llegando así al último principio de gestión de la
calidad gestión de relaciones, teniendo como beneficios aumento del desempeño
de la empresa respondiendo a las oportunidades con cada parte interesa,
aumentando la capacidad de crear valor compartiendo los recursos y la
competencia gestionando los riesgos entre las partes interesadas ya sean socios,
proveedores, clientes o inversionistas.
Hoy estos siete principios representan los aspectos fundamentales a tenerse en
cuenta para la implementación de un Sistema de Gestión de Calidad efectivo,
abarcando todos los aspectos prioritarios.
En resumen, el uso de estos siete principios de gestión para una organización dará
como resultado beneficios para todas las partes interesadas, así como, una mejora
en la rentabilidad, la creación de valor y el incremento de la estabilidad.