Está en la página 1de 4

La Pera: rica y sorprendentemente

nutritiva.

La fruta es aconsejable de consumir en todas las etapas de la vida. Es muy sabrosa especialmente cuando se
ingiere en su punto de sazón. La pera o pyrus communis es una de las 2.000 especies que componen la
familia de las rosáceas, y se encuentran repartidas en todo el mundo como plantas herbáceas, arbustos y
árboles. Su origen proviene de Europa oriental y de Asia occidental, y se supone que ya existía 1.000 ó 2.000
años a.c.. Sin embargo son los romanos quienes introdujeron su cultivo en la Cuenca del Ebro.

Entre las más de 10 variedades que hay de pera, se encuentran, la llamada conferencia, de roma, comice,
blanquilla, etc. y otras que maduran en invierno como coscia, azúcar verde, leonardeta, trinidad y avate fetel.
A tal variedad se debe que podamos encontrar a la pera en las más diversas tonalidades o tamaños. El árbol
de la pera puede llegar a medir 20 metros de altura y vivir hasta 65 años. Se desarrollan con mayor
comodidad en los climas templados y algo húmedos. Es más resistente al frío que al calor. Sin embargo, su
floración no es tan resistente y se perjudica con los rocíos, las nieblas, la humedad y las heladas tardías.
Está compuesta mayoritariamente de agua, pero destaca su aporte en azúcares, fibra, minerales como
potasio que ayuda a la trasmisión y generación del impulso nervioso y de la actividad muscular normal, y
taninos de acción astringente. Debido a esta última característica es un importante recurso antiinflamatorio,
despeja y desinflama la mucosa intestinal (capa que tapiza el interior del conducto digestivo). El consumo de
peras bien maduras resulta eficaz en caso de diarrea y otros trastornos digestivos, como gastritis y úlceras.
Tiene un bajo contenido de hidratos de carbono y de sodio, lo que la hace recomendable para las personas
que padecen diabetes, hipertensión arterial o afecciones cardiovasculares.
Es muy útil en las dietas, por contener vitaminas B1, B2 y B12, que protegen la piel, el cabello y el
crecimiento, y por la presencia de vitaminas A y C, calcio, fósforo, magnesio, hierro, azufre, silicio y sodio.
Tales propiedades ayudan a la estimulación del riñón, cálculos renales, insuficiencia renal, inflamación de la
vejiga, hinchazón de la próstata y también para tratar la obesidad.
También funciona como analgésico, ya que la decocción de la corteza resulta adecuada para mitigar los
dolores producidos por los golpes, torceduras, esguinces, contusiones.
A continuación mostraremos unas deliciosas recetas para disfrutar.
BATIDO DE PERAS
Ingredientes:
3 peras
1 vaso de leche
5 bolas de helado de vainilla
4 cucharadas de azúcar
Un puñado de pasas
1 ramita de canela
Canela en polvo
Preparación:
Pela y quita las pepitas a las peras y pártelas en trozos pequeños. Calienta y hierve la leche con la ramita de
canela, las pasas y el azúcar. Deja enfriar la leche, échala en un bol y retira el palo de canela. Después,
añade las peras y el helado. Bate todo bien y coloca el batido en unas copas decoradas con la canela en
polvo.

POLLO CON PERAS

Ingredientes:
1 pollo
5 peras
1/2 vaso de caldo
1/2 vaso de vino blanco
3 dientes de ajo
Harina de maíz refinada
Sal
Aceite de oliva
Cebollino
Preparación:
Limpia bien el pollo y sálalo. En su interior coloca 3 dientes de ajo, sal y una pera entera, sin pelar. Pon el
pollo en la placa del horno junto con el resto de las peras colocadas alrededor. Rocíalo con aceite, medio vaso
de vino blanco y medio vaso de caldo.
Introdúcelo en el horno a 180º. A los 20 minutos dar la vuelta al pollo (si se ha secado hecha más caldo) y
dejar otros 20 minutos asando a la misma temperatura y a continuación sácalo del horno.
Saca las 4 peras asadas y reservarlas en un plato. Echa el jugo que ha quedado en la placa del horno a una
cazuela. Diluye harina de maíz refinada con agua fría y añádelo a la salsa para espesar. Parte el pollo y ponlo
en un plato. Corta en rebanadas las peras y colócalas en una esquina del plato. Echa la salsa por encima.
Para adornar, limpia y corta en rodajas el cebollino y colócalo por encima.
RAVIOLIS DE QUESO Y PERA CON INTXAURSALSA
Ingredientes:
200 grs. de queso
1 pera
½ kg. de harina
1 huevo
Agua
1 cucharada aceite extra virgen
Una pizca de sal
Grosellas
Arándanos
Hojas de menta
Para la Intxaursalsa:
1 litro de leche
250 grs. de nueces peladas
100 grs. de azúcar
Un trozo de corteza de limón
1 rama de canela
Preparación:
Pon en un bol la harina, el huevo, el aceite y una pizca de sal. Empieza a amasar y vierte un poco de agua.
Amasa bien. Deja reposar la masa tapada con un trapo durante 30 minutos.
Pon en una cazuela grande la leche, la canela, el trozo de limón, el azúcar y las nueces picadas. Pon a cocer
a fuego suave durante 60 minutos. Cuela la mezcla y reserva algunas nueces para decorar.
Pela la pera y rállala. Ralla también el queso y mezcla los dos ingredientes. Extiende con un rodillo la masa de
los raviolis hasta que quede muy fina. Rellena con pequeñas porciones de queso y pera. Ciérralos con un
poco de agua y ponlos a cocer durante 3-4 minutos en una cazuela con agua. Sirve un poco de intxaursalsa y
un ravioli por ración. Adorna con unas frambuesas, grosellas, arándanos, hojas de menta y nueces.

PERAS PATAGONIA

Ingredientes:
6 peras
1 palito de canela
8 cucharadas de azúcar
Agua
Para la crema:
1/4 de l. de leche.
6 cucharadas de azúcar.
2 cucharadas de almendras tostadas y molidas.
3 yemas de huevo.
Para decorar:
Unas hojas de menta, grosellas y frambuesas
Preparación:
Pela las peras y cuécelas cubiertas con agua, canela y azúcar al gusto. Deja enfriar y reserva el jugo también.
Echa el azúcar en un bol y mójala con leche, calienta el resto de la leche en una cacerola. Agrega las yemas y
las almendras al bol, mezcla y vierte sobre la leche caliente.
Calienta hasta que espese removiendo con una varilla de alambre. Si es necesario liga con una cucharada de
maicena diluida en un poco de leche. Corta las peras por la mitad y ábrelas en abanico. Sírvelas en un plato o
fuente. Añade la crema.
También puedes servir las peras enteras en copas con la crema de almendras. Decora con hojas de menta,
grosellas y frambuesas. Puedes servir este postre templado o frío acompañado con el almíbar de cocción de
las peras.