Está en la página 1de 1

¿Te encanta tu ropa?

Por Carie Mercier Lafond, Coach de Imagen

Lo creas o no es una pregunta muy importante. Todas las mañanas tenemos que escoger la ropa y accesorios que nos
pondremos para ir a trabajar, para salir o para ir a un evento importante. Si eres capaz de encontrar las prendas adecuadas y
combinarlas para que tu aspecto sea el mejor, enhorabuena. Pero si por el contrario, eres de los que se pasa minutos parado
delante del armario o clóset, sin saber que ponerse o poniéndose y quitándose ropa porque no te convence el resultado. Créeme,
puedo ayudarte. Tu situación indica que no te encantan tu ropa y accesorios.

Recuerdo cuando era una adolescente y solía decirle a mi madre: No tengo nada que ponerme! Sin embargo, ahora ya no me sucede, ya sea que
tengo que ir a una reunión de negocios, una fiesta o una boda, no suelo tardar casi nada en escoger porque mentalmente tengo una idea muy
clara de lo que tengo en mi armario y cómo puedo combinar mis prendas.

¿Cuál es el secreto? Supongo que te preguntarás. Las prendas que tienen un espacio en mi armario, no están ahí por azar. Cada una de ellas ha
sido escogida teniendo en cuenta mis gustos, mi estilo de vida y por supuesto mi tipo de cuerpo. Cada una de las piezas que tienen reservado su
sitio son de mi estilo, siento que transmiten mi personalidad. En mi caso me gustan las prendas clásicas pero a ser posible con un tipo original.
Por ejemplo, tengo varias faldas asimétricas, una que tiene un lado como si fuera recta y el otro con forma de A. ¿Eres consciente de cuál es tu
estilo personal’? ¿Sabes cuál es el mensaje que los demás perciben por la ropa y accesorios que llevas?

Por lo tanto, si quieres tener esa imagen elegante, con clase, tienes que ponerte manos a la obra. Saber qué tienes en tu armario, que cada una
de las piezas te encante, jugar con ellas, crear diferentes combinaciones teniendo en cuenta las limitaciones de tu tipo de cuerpo. Sin conocimiento
no se puede conseguir una imagen ganadora.

Tres pasos puedes seguir para disfrutar de tu guardarropa

1. Sé selectivo/a. No todo tiene cabida en tu espacio. El armario es el templo de tu ropa y accesorios y si no tiene el nivel suficiente, ya
sabes, hay que dejarlo fuera. De qué te sirve tener montones de ropa y accesorios si luego no combinan los unos con los otros, no
están en buen estado o ni siquiera son de calidad.

2. La ropa tiene que sentarte como un guante, es decir ni demasiado grande ni demasiado pequeña. El ajuste tiene que ser perfecto y si
la ropa recién comprada no te va bien no dudes en contratar a una modista o sastre para que haga los arreglos pertinentes. Desde
las mangas, pasando por el largo del pantalón o el ancho de la cintura, cada detalle cuenta.

3. Deja que el color reine en tu guardarropa. Está claro que necesitamos los colores neutros porque nos facilitan el combinarlos y no
suelen pasar de moda pero no permitas que se apoderen de tu armario. Aparte de gris, negro, azul marino o camel, hay todo un
mundo de colores que puedes utilizar en las camisas, camisetas, tops, corbatas, y otros accesorios. Usando el color de forma
estratégica te distinguirás de los demás. ¿Sabes cuáles son los colores que te dan energía o los que te calman? ¿Los que te ayudan a
transmitir seriedad y profesionalidad?

Claro que hay más etapas pero empieza por una de estas medidas y ya verás como al ver los resultados tienes ganas de aprender más
sobre el arte del buen vestir y deseas utilizar todo el poder de tu imagen. Recuerda que nadie nace sabiendo y que el asesoramiento de un
profesional te puede ayudar a aprender en menos tiempo lo que necesitas y a evitar errores costosos.

Si tú eres tu propia marca personal, entonces la ropa es tu logo ¿le estás prestando la suficiente atención para conseguir tus objetivos
personales y profesionales?

Carie Mercier Lafond es Coach de Imagen. Si quieres utilizar todo el poder de la imagen para conseguir tus objetivos, ve ahora a
www.karysabeauty.com. Puedes apuntarte a nuestro boletín gratis para conseguir trucos y estrategias para tener una marca
personalpoderosa.