Está en la página 1de 1

Hoja de respuestas de la reunión Vida y Ministerio Cristianos

PARA EL PRESIDENTE DE LA REUNIÓN (SEMANAS DEL 4 AL 25 DE NOVIEMBRE DE 2019)

FUENTES DE INFORMACI ÓN: La Biblia. Traducción del Nuevo Mundo (nwt),


La Atalaya (w) y (wp) y “Ven, sé mi seguidor” (cf).
INSTRUCCIONES: Estas preguntas de repaso se responden en la sección “Tesoros
de la Biblia”. Con bastante antelación, el presidente de la reunión debe asegu-
rarse de que el anciano o siervo ministerial que tenga una intervención en esta
sección de la reunión analice la pregunta de repaso de la semana. Durante la
reunión, el presidente debe asegurarse de que los asistentes respondan correcta-
mente esta pregunta. Si es necesario, puede aclarar las ideas más importantes,
destacar por qué se da esa respuesta o mencionar cómo se puede poner en prác-
tica la información. En los últimos tres minutos de la reunión, el presidente deberá
repasar brevemente la pregunta de esa semana y podrá mencionar la de la sema-
na siguiente.
La fecha entre corchetes corresponde a la semana en que se analizará esta infor-
mación.

1. ¿Por qué es antiguo y nuevo el mandamiento al que se refería Juan? (1Jn 2:7, 8) [4 de nov.,
w13 15/9 10 párr. 14]. El mandamiento de amar al prójimo era “viejo” porque Jesús lo había
dado décadas atrás. Pero también era “nuevo” en el sentido de que exigía seguir demostrando
amor abnegado ante nuevas circunstancias.
2. ¿Por qué habló Enoc de un suceso futuro como si ya hubiera ocurrido, y cuándo se cumple su
profecía? (Jud 14, 15) [11 de nov., wp17.1 12 párrs. 1, 3]. Enoc podía dar esa profecía como si ya
se hubiera cumplido porque su cumplimiento estaba garantizado. La profecía se cumplió cuan-
do Jehová trajo el Diluvio y acabó con el mundo corrupto de los días de Noé. Ese suceso fue
un ejemplo a pequeña escala de la destrucción aún mayor que tendrá lugar en el Armagedón.
3. ¿Qué significa “comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios”? (Ap 2:7) [18 de nov.,
w09 15/1 31 párr. 1]. El “árbol de la vida” representa la inmortalidad. Los cristianos ungidos
reciben esta recompensa en el paraíso celestial.
4. ¿Por qué a Jesús se le llama “el León de la tribu de Judá”? (Ap 5:5) [25 de nov., cf 36 párrs. 5, 6].
Porque Jesús ha demostrado el valor de un león al defender la verdad, al promover la justicia
y al afrontar oposición.

lma19.11-S