Está en la página 1de 5

Más que un orientador

Darcy Roxana Nieves Trillos

Paola Rueda
Docente

Universidad Cooperativa de Colombia


Facultad de psicología
Informes psicológicos
Sexto semestre
10/10/19
Más que un orientador

La psicología es la ciencia que estudia el comportamiento y los procesos mentales del ser

humano, por esto tiene distintas áreas de especialización, en este caso se hablará de la

psicología educativa, la cual es la encargada de los procesos de aprendizaje y enseñanza (

Arilla, Palacio y Arango, 2011).

Según el Colegio Colombiano de Psicólogos (citando a Forns 1994, Campos 1995 y

Hernández 2008) el psicólogo educativo desempeña multiplicidad de funciones, tales como la

orientación vocacional, clima escolar, convivencia y mejoramiento educativo etc.

Hernández (2008, citado por Cabrera, Mendoza, Arzate y González, 2015) menciona que

el rol del psicólogo educativo es muy amplio y su objetivo en la educación es el

mejoramiento de esta, por lo cual se estudia tanto al maestro como al estudiante, pues es de la

misma importancia el proceso de enseñanza y aprendizaje, teniendo en cuenta lo anterior, el

psicólogo puede diseñar planes y estrategias para el fortalecimiento en habilidades de

enseñanza y de aprendizaje.

En este campo lo importante es entender la educación y todo lo que ella conlleva,

asumiendo una responsabilidad social y llegando más lejos que solo las instalaciones de una

institución, para orientar e incluir a la sociedad en pro del mejoramiento educativo.

Hoy en día el psicólogo educativo trabaja en un contexto psico-socio-educativo, ya que

no solo se centra que los procesos de aprendizaje o enseñanza, sino también en las relaciones

fundamentales de la persona, el hogar, el aula y las relaciones sociales; dado esto, algunos

casos que llegan hasta el psicólogo no son necesariamente de aprendizaje o enseñanza, y se

involucra más con la esencia de la persona en sí, por lo cual se presenta una delgada línea

entre la psicología educativa y la psicología clínica, por ello es necesario tener claro el rol del

educativo, quien no interviene, sino orienta y da un acompañamiento durante el proceso.


Como lo propone Vidal (2007, citado por Barraza, 2015), muchas veces el rol del

psicólogo educativo no se distingue en las instituciones y tiende a ser más clínico, se enfoca

en el psicodiagnóstico de casos al interior de establecimiento escolar, por lo cual el psicólogo

está limitado en su accionar, ya que este tipo de circunstancias no forman parte de sus

competencias profesionales.

Como se nombraba anteriormente, existe una delgada línea con la psicología clínica, por

lo cual el rol del educativo es conocer todo lo que sucede en la psique de la persona y

orientarlo, sin intervenir en las dificultades de la persona, que no representen un conflicto

académico.

En este orden de ideas el psicólogo debe tener una “mirada psicológica” del proceso

educativo, teniendo en cuenta cada aspecto que se presente en este ámbito, utilizando sus

conocimientos para atender necesidades y diversas situaciones presentes en el proceso de

educar y aprender, desarrollando la capacidad de generar estrategias para brindar el apoyo y

orientación requerida en el caso.

Su papel es necesario en las instituciones educativas, al brindar herramientas para el mejor

funcionamiento tanto de los estudiantes como de los maestros, mejorando no solo su vida

académica y laboral, sino su vida diaria, al ser humano sentirse capaz de aprender (en caso de

los estudiantes), su salud mental mejora y su rendimiento aumenta, y se evidencia en las

calificaciones de dichos estudiantes.

¿El papel del psicólogo educativo se limita solo a ser un orientador? La respuesta es un no,

ya que, aunque no intervenga clínicamente, lo hace desde su papel académico, no solo brinda

asesoría académica, sino que genera herramientas, que llevan a un cambio en la conducta y

pensamiento del individuo (maestros o estudiantes), originando cambios importantes dentro

de las instituciones, mejorando las debilidades presentes, tanto académicas como en el


vínculo maestro-estudiante, lo cual tiene como resultado una mejoría dentro de la institución

y en la vida diaria de los sujetos.

Teniendo en cuenta lo anterior el psicólogo en su rol psico-socio-educativo, interviene en

las dificultades diarias del sujeto, con el fin de desarrollar sus habilidades, para una mejor

adaptación y funcionamiento en su vida académica, de igual manera toma en cuenta la vida

diaria del sujeto, partiendo de la relación con su familia y amigos, ya que este es un factor

fundamental del ser humano, que influye en los procesos cognitivos y conductuales del

mismo.

De esta manera el psicólogo educativo trabaja distintas áreas en el contexto educativo y

detecta situaciones que pueden alterar el desarrollo académico de los docentes y estudiantes,

por lo tanto, es necesario que se desempeñe en actividades más allá de un asesoramiento o

consultoría e intervenga mediante la educación, evaluación y diseño de programas que

generen un cambio en los procesos de aprendizaje y enseñanza.

En muchas ocasiones el trabajo del psicólogo educativo es desmeritado por los docentes,

directivos y padres de familia, quienes esperan que este sea un solucionador de todos los

conflictos de los estudiantes de manera “mágica”, y considerando que su papel no es tan útil

dentro de las instituciones, haciendo que la definición del rol sea más compleja y optando por

cumplir las demandas de la institución aun estando estas alejadas de las competencias del

psicólogo educativo.

Para finalizar, es necesario conocer el rol y las competencias de esta área de la psicología, ya

que es un punto importante y trae aportes fundamentales a la vida del ser humano, partiendo

desde lo académico, es decir los procesos de aprendizaje y de enseñanza del estudiantes y

maestro, para tener una mejoría y mejor desempeño en la institución, lo cual lleva a que la

persona se sienta mejor dentro de las instalaciones educativas y en su vida cotidiana.


Referencias.

Arvilla, A. Palacio, L & Arango, C. (2011). El psicólogo educativo y su quehacer en la

institución educativa , Vol. 8 Nº 2, pg 258-261.

Barraza, R. (2015). Perspectivas acerca del rol del psicólogo educacional: propuesta

orientadora de su actuación en el ámbito escolar. Revista Electrónica "Actualidades

Investigativas en Educación", vol. 15, núm. 3, pg 1-21. Tomado de:

https://www.redalyc.org/pdf/447/44741347029.pdf

Cabrera, L. Mendoza, H.Arzate, R. & González, R. (2015). El papel del psicólogo en el

ámbito educativo. Alternativas en Psicología. Revista Semestral, N°3, Pg 144- 155. Tomado

de:

https://alternativas.me/attachments/article/70/9.%20El%20papel%20del%20psic%C3%B3log

o%20en%20el%20%C3%A1mbito%20educativo.pdf

Colegio Colombiano de psicólogos (COLPSIC). Tomado de:

http://www.colpsic.org.co/productos-y-servicios/campo-psicologia-educativa/92

Fernández,J. Vásquez, A, Ubiarco, A. (2016). Rol del psicólogo educativo. Una mirada

desde sus actores. Revista Iberoamericana de Producción Académica y Gestión Educativa.

También podría gustarte