Está en la página 1de 4

CIUDADANIA Y TRABAJO

Trabajo Práctico Unidad 2:

“Mercado de Trabajo y Estadísticas”

Profesora: Barbara Carolina Mele.

Estudiante: Favio Fernandez.

CONSIGNAS
A partir de la lectura y análisis del artículo periodístico titulado “Empleo y Mercado
Laboral” publicado en el diario Clarín el día 21 de marzo del 2019 responder y desarrollar
las siguientes preguntas:

1.- Explicar brevemente con tus palabras de qué se trata el artículo periodístico.

2.- Identificar en el artículo periodístico: ¿Quiénes son los principales actores del mercado
de trabajo? Desarrollar el papel que desempeñan cada uno de ellos dentro del mercado de
trabajo.

3.- Identificar en el texto los principales indicadores y tasas del mercado de trabajo
analizadas durante la Unidad 2. Explica brevemente: ¿Qué mide cada uno de ellos? y
¿Cómo varió cada uno de ellos en el periodo analizado en el artículo?

4.- ¿De dónde se obtienen los datos exactos de estos indicadores? ¿Cómo podrías verificar
esta información? ¿A dónde accederías para verificar que los números sean correctos?

5.- Al inicio del segundo párrafo menciona “(…) esos tres meses el desempleo no fue
mayor porque unos 35.000 desocupados o trabajadores que perdieron el empleo dejaron o
no buscaron más por las pocas chances de encontrarlo”. ¿Qué significa dicha afirmación?
¿A quiénes abarca la tasa de desempleo?

6.- El artículo habla de la “informalidad laboral”. ¿A qué te parece que hace referencia?
Investigar y desarrollar brevemente.

7.- Buscar otro artículo periodístico (de una fuente distinta) en el que también se encuentre
presente algún análisis estadístico del mercado de trabajo Argentino. Explicar brevemente
con tus palabras de qué se trata el artículo periodístico seleccionado.

1.- El artículo periodístico trata la problemática social del tema del trabajo y empleo (o
desempleo), tomando como base los datos medidos por el INDEC.

2.- Los principales actores del mercado de trabajo son los empleados (personas físicas) y
los empleadores (personas físicas y/o empresas u ONGs). Los primeros ofrecen su fuerza
productiva, mientras que los segundos demandan dicha fuerza abonando a cambio un
salario.
El Estado es otro actor en el mercado de trabajo, su función es la de dictar normativas que
regulan (establecen derechos y obligaciones) la relación laboral entre empleados y
empleadores, y a su vez actua como policía del cumplimiento de dichas normas; no
obstante, también actua como empleador, atento que para poder cumplir su función debe
desarrollar una actividad administrativa materializada por personas físicas que son
empleados por el mismo Estado.
Por último, podemos incluir como actores del mercado de trabajo a los gremios y sindicatos
que actúan en representación de las distintas ramas de las actividades laborales; y a las
cámaras empresarias, que actúan en represantación de las distintas ramas empresarias.
Habitualmente ambos actúan para acordar salarios mediante paritarias, las que son
supervisadas por el Ministerio de Trabajo (actualmente Secretaría) del Estado. A su vez, los
gremios y sindicatos, pueden actuar tomando distintas medidas de fuerza para presionar a
las empresas y/o al estado en el respeto y cumplimiento de los derechos laborales de los
trabajadores.

3.- Los principales indicadores del mercado de trabajo que analiza el artículo son:
- La tasa de actividad: es el cociente entre la población económicamente activa (población
empleada más población desempleada) y la población total.
- La tasa empleo: es el cociente entre la población empleada y la población total de
referencia y la tasa de desempleo.
- La tasa de desempleo: es el cociente entre la población desempleada y la población
económicamente activa.
La tasa de actividad cayó 2,5%, la tasa de empleo cayó 1,2%, la tasa de desempleo subió
0,1%, (no fue mayor porque los desocupados dejaron de buscar empleo por el “factor
desaliento”).

4.- Estos datos se obtienen de los distintos organismos estatales de estadísticas y censos,
básicamente del INDEC, y de la encuesta permanente de hogares; pero también se pueden
obtener datos relevantes del Ministerio de Trabajo, e incluso la AFIP porque las relaciones
laborales están relacionadas con la recaudación impositiva del Estado.
Se puede consultar a dichos organismos para verificar la información del artículo
periodístico.
No obstante, algunos gremios, sindicatos, ONGs, y cámaras empresarias también elaboran
sus estadísticas, por lo tanto se podrían entrecruzar todos los datos para verificar que la
información sea lo mas correcta y objetiva posible.
Cabe aclarar que, todo sistema de estadísticas y censos resultaría útil, siempre y cuando, los
datos medidos no sean adulterados, falseados, o suprimidos por ninguno de los agentes
intervinientes.

5.- Dicha afirmación, en mi humilde opinión, es un absurdo que intenta justificar el fracaso
de la política económica y social llevada a cabo por una gestión de gobierno nacional
(independientemente del signo político, ya que todos usan la misma metodología
estadística). Dado que, atribuye a la persona la falta de empleo, so pretexto de haber dejado
de buscarlo; cuando en verdad, esconde una profunda depresión que padece gran parte de la
población al no poder encontrar un empleo (causado por la política excluyente), y por ello,
ante las constantes frustraciones, para mitigar el sufrimiento causado por el rechazo
constante deja de buscar empleo activamente.
De este modo, en mi opinión, se falsea la estadística porque la misma considera en su tasa
de desempleo solamente a la porción de la Población Económicamente Activa, que estando
desempleada BUSCA ACTIVAMENTE EMPLEO. Con lo que excluye a aquellos que
dejaron de buscar empleo, como si de buena gana hayan decidido vivir sin un empleo que
le procure su subsistencia; en otras palabras, cabría preguntarse si esa parte de la población
ha decidido suicidarse.

6.- La “informalidad laboral” se refiere a una porción de la población económicamente


activa que está efectivamente trabajando, pero que su relación laboral no fue registrada por
el empleador (popularmete se lo llama “trabajo en negro”), o este la registró de modo
deficiente –por ignorancia o por malicia– (popularmente se lo llama “trabajo en gris”).
Así, una persona que trabaja en negro, no recibe directamente la protección de sus derechos
laborales por el simple hecho de estar en una relación laboral, sino que debe demandar
judicialmente al empleador para que registre dicha relación. Lo cual, en la enorme mayoría
de los casos termina con la finalización de la relación laboral por medio de la figura del
despido indirecto (el trabajador se da por despedido) y el cobro de una indemnización con
mas las multas fijadas por la legislación.
Mientras que el trabajador en gris, recibe parcialmente la protección de sus derechos
laborales, es decir que solo percibirá salarios, aguinaldos, vacaciones, eventualmente
jubilación, etc, según lo que el empleador haya registrado. Y para lograr la protección o
reconocimiento pleno de sus derechos, al igual que el trabajador en negro deberá iniciar
acciones judiciales que, en la mayoría de los casos, finalizarán la relación laboral por medio
de la figura del despido indirecto (el trabajador se da por despedido) y el cobro de una
indemnización con mas las multas fijadas por la legislación.

7.- El artículo periodístico (de una fuente distinta), es el siguiente:

https://www.politicargentina.com/notas/201903/28566-la-gestion-macri-genero-casi-400-
mil-nuevos-desocupados-en-12-meses-y-es-la-desocupacion-mas-alta-en-14-anos.html

En dicho artículo se muestran distintas variables de actividad, empleo, subocupación, y


desocupación conforme a las mediciones oficiales del Estado realizadas por el INDEC.
Pero se destaca que, el nivel de desempleo medido en el último trimestre de 2018, se trata
del más alto en 14 años en comparación cuatrimestral.