Está en la página 1de 1

Para iniciar un estudio teórico de lo que viene a ser el consentimiento debemos definir primero qué

entendemos por consentimiento. Una definición podría ser que es la exteriorización de la voluntad entre
dos o varias personas para aceptar derechos y obligaciones.

Para que un contrato exista es necesario que haya acuerdo de voluntades de las partes que lo celebran. Este
acuerdo de voluntades se denomina consentimiento. Dado que sin él, no hay contrato, debemos considerarlo
como un elemento constitutivo del mismo. Pues el consentimiento desempeña un rol importante en la
formación de los contratos, ya que todos los contratos son consensuales. Dicho papel esencial que representa
el consentimiento se vincula al principio de la autonomía de la voluntad con sus manifestaciones de la liberta
de contratar y de la libertad contractual-

Esa voluntad debe ser seria, no lo es cuando el consentimiento se prestó por


jocandi causa
(pura broma), o con reservas mentales conocidas por la otra parte, o bajo una condiciónpuramente potestativa
de la voluntad del deudor.
El consentimiento no es un simple hecho psicológico. Para que produzca efectos jurídicosdebe expresarse esa
voluntad común.La voluntad como fenómeno psicológico en sí, no engendra consecuencias jurídicas si nosale
del fuero interno. Debe revelarse al exterior para que terceras personas puedan percibirla.Quien está
interesado en celebrar un contrato, debe conocer la voluntad de la otra parte.El contrato es un acto jurídico
bilateral. Por definición, acto jurídico es un acto voluntariolícito (art. 944) y para que haya acto voluntario
debe ser ejecutado con discernimiento, intencióny libertad (artículo 897), pero ese acto sólo tiene relevancia
jurídica cuando esa voluntad semanifiesta exteriormente . Determinar el momento en que se logra el
acuerdo es de sumo interés, ya que, a partir de entonces, surge el consentimiento, nace el contrato
y empieza a producir sus efectos legales, pues antes de su formación no hay contrato ni obligaciones
salvo la de mantener la propuesta en los casos excepcionales en que surte efectos autónomos
La manifestaciónpuede ser expresa o tácita, con o sin intermediarios, por medio de cualquier procedimiento,
poractitudes que lo presupongan, etcétera.No obstante en determinados casos la ley o las propias partes
pueden restringir esa libertad,condicionando la existencia del contrato a cumplir con determinada formalidad.
Respecto al silencio No es manifestación de voluntad, ni por ende puede inferirse del mismo, una
propuesta o aceptación de contrato. El silencio presenta un significado equívoco, y por mucho que
se deseche el formalismo, el consentimiento necesariamente ha de demostrarse. Cuando ante una
propuesta sólo se reacciona manteniendo silencio, no puede decirse que se ha aceptado, y por tanto
no hay contrato. No obstante, hay situaciones en que el acto parece integrarse por efectos del
silencio, pero en ellas no es el silencio, sino los 7 hechos que lo acompañan, los que demuestran la
voluntad de negociar

El consentimiento es el resultado de la integración armoniosa y conjunta de las declaraciones de voluntad de


las partes. en este orden de ideas, el consentimiento es la coincidencia de dos declaraciones de voluntad que
procediendo de sujetos diversos concurren a un fin común y se unen. Una de las partes promete y la otra
acepta, y ambas declaraciones dan lugar a una nueva denominada voluntad contractual y que es el resultado
de las voluntades individuales, y que constituye una entidad nueva capaz de producir por si el efecto jurídico
deseado. Esa voluntad contractual resulta del encuentro de la oferta con la aceptación, que si bien constituyen
declaraciones de voluntad procedentes de centros de interés distintos, tiene un mismo contenido

Por otra parte, la aceptación debe ser pura, y corresponder exactamente a la propuesta, dado que en otro
caso, sería una contrapropuesta o nueva oferta; y evidentemente, ha de ir dirigida al oferente con el propósito
serio de celebrar contrato, debiendo hacerse dentro del plazo que expresa o tácitamente conlleve la oferta.