Está en la página 1de 2

Manual Maquinaria Agrícola Ingº Mag.

Miguel Angel Aquije García

IMPLEMENTOS PARA MANTENIMIENTO DEL CULTIVO

El grupo de implementos que están diseñados para desempeñar esta labor efectuará el
encargo, para realizar múltiples labores removiendo directamente el suelo, ya sea matando la
mala hierba, dejando el surco abierto para un siguiente riego por gravedad, dejando el surco
abierto para una siembra a “cola de Buey”, desaporcando o aporcando.
El implemento será calificado como cultivadora propiamente dicha cuando su uso es exclusivo
para labor de deshierbo, instalando en la parte inferior de los brazos, como órganos operativos:
puntas, flechas, media flechas, “corazones”, “patas de ganso” o “patas de pato”, etc., para el
control de la mala hierba entre las hileras de las plantas cultivadas, arrancándolas de raíz en
cada paso del instrumento con la finalidad de evitar la competencia de nutrientes y humedad.
Asimismo, en este proceso se puede realizar, además, dejar en el terreno el surco abierto para
un próximo riego por gravedad.
El nombre de este diseño variará a calificativos específicos de acuerdo al tipo de órgano
operativo, es así que:
 Cuando en los brazos de este implemento se instalan, como órganos operativos, cajones
para aporcar, el implemento se denomina “aporcadora”.
 Cuando en los brazos de este implemento se instalan, como órganos operativos, cajones
desaporcadores. el implemento se denomina “desaporcadora”.
 Cuando en los brazos de este implemento se instalan, como órganos operativos, cajones
para surcar, con la finalidad de un riego por gravedad, el implemento se denomina
“surcadora”.
 Cuando en los brazos de este implemento se instalan, como órganos operativos, cajones
para surcar, con la finalidad de una siembra a “cola de buey”, el implemento se
denomina “sembradora”.
Los tipos de cultivador, empleados actualmente en nuestra zona y de uso muy común,
corresponden a los de cultivo en hilera de montaje posterior. Anteriormente se utilizaban los de
montaje delantero, los mismos que estaban diseñados exclusivamente para deshierbar, pero
requerían que el tractor estuviera en la opción de “triciclo”.
Los tractores de tipo triciclo y trocha posterior ajustable fueron ideados para trabajar con
cultivadoras de montaje delantero, empleando hasta cinco brazos, palas o escardillos por cada
centro de hileras, variando de acuerdo al distanciamiento entre hileras y a la topografía del
terreno.
En nuestra zona esta práctica dejó de realizarse por la falta de fabricación de los tractores
triciclo y ello sólo deja lugar al empleo de las cultivadoras de montaje posterior.

Mástil

Barra
portahe
Brazo corto
rramie
nta
Brazo largo

Figura 60.- Cultivadora de montaje Punta


posterior de brazos flexibles. cincel

UNICA-Facultad de Agronomía 31
Manual Maquinaria Agrícola Ingº Mag. Miguel Angel Aquije García

Estos equipos están conformados por un castillo de enganche, que los caracteriza como
equipos integrales, y una barra portaherramienta (Tool bar) rígida, que se constituye en el
chasis o bastidor, variada en dimensiones, en cuya extensión se instalan los respectivos
brazos (los cuerpos). Así presentada, el ancho de corte está determinado por el número de
brazos o cuerpos que se instalan y que tratan el terreno, y no por el largo de la barra
portaherramienta.
Este tipo de herramienta cultivadora puede ser de brazos rígidos y de brazos flexibles o “rabo
de chancho”, de brazos en arco (simple y tipo “S” –que producen un efecto de vibración y por
ello se les conoce también como “vibrocultivadores”) o de discos
La cultivadora de brazos rígidos, a su vez, puede ser de brazos rectos y brazos curvos (Fig.
60A)
La cultivadora de brazos flexibles puede ser de brazos largos y de brazos cortos (Fig. 60).
Las herramientas de contacto con el suelo u órganos operativos del cultivador varían en tipo y
ancho en: puntas o púas tipo cincel (que van desde 2” de ancho, aunque existen de 1 cm
utilizadas para airear, en terrenos suaves), rejas (“pata de ganso”, flechas, medias flechas,
corazones), cajones (aporcadores y desaporcadores); dependiendo su uso y dimensiones del
tipo de cultivo, del suelo y de las condiciones de humedad.
El cultivador o cultivadora, llamado así genéricamente, específicamente se califica de acuerdo al
tipo del órgano operativo que se instale en el extremo inferior de sus brazos. Cuando contienen
puntas o rejas, se les denomina “cultivador”; cuando tiene cajones para surcar se le denomina
“surcador”, cajones para aporcar se le denomina “aporcador”, “desaporcador” cuando tiene
cajones desaporcadores.
Se debe recordar que el tipo de equipo a emplear (con brazos flexibles o brazos rígidos) lo
determina también la altura de las plantas del cultivo a trabajar, teniendo en cuenta que el
empleo de los rígidos acompaña el mantenimiento más tiempo por la facilidad de regular su
altura en la barra portaherramienta; mientras que a pesar del apoyo en el desterronamiento
que brindan los brazos rígidos, por vibración, quedan relegados cuando el cultivo sobrepasa
determinada altura.
Al trabajar con un cultivador se debe saber ciertamente el área de las raíces del cultivo para no
maltratarlas ya que en casos extremos se llega a disminuir la población por daños en dichos
órganos de las plantas.
Cuando el equipo se prepara exclusivamente para controlar la mala hierba es indiferente si
sobre la barra portaherramienta todos los brazos son rígidos rectos o rígidos curvos o todos
flexibles largos o flexibles cortos o de repente indiferentemente mezclados, entre curvos y
rectos o entre largos y cortos. Pero, cuando se aprovecha la labor de deshierbo en dejar el
surco listo para el riego, en los brazos rígidos se deben combinar dos rectos por uno curvo, o,
en el caso de los brazos flexibles, dos brazos cortos por uno largo, entre cada línea de plantas.

Fig. 60ª. Cultivadora de


brazos rectos y curvos.

UNICA-Facultad de Agronomía 32