Está en la página 1de 77

Dedicado a mis queridos Opositores/opositoras

Esos grandes luchadores.


Índice
1. Introducción
2. ¿Qué requisitos hacen falta para presentarme a unas Oposiciones al Cuerpo de
Maestros en España?
3. ¿Cuáles son las pruebas que debo realizar para obtener mi plaza docente?
4. Academia, preparador o por mi cuenta ¿Qué difícil decidirme?
5. ¿Cuánto tiempo hace falta para preparar unas Oposiciones?
6. ¿Qué se necesita para opositar a maestros?
6.1. Conocer la Oposición
6.2. Un buen temario
6.3. Una buena programación
6.4. Una buena práctica en la resolución de supuestos
7. ¿Qué es el baremo de méritos en una convocatoria de oposiciones?
8. Defectos de los opositores/as principiantes. Que no te pase a ti
9. Preparar oposiciones en casa o en la biblioteca
10. Cuidado con los ladrones de tiempo
11. Herramientas TIC que te pueden ayudar a preparar las Oposiciones.
12. ¿Cuándo es mejor estudiar una Oposición por el día o por la noche?
13. Estudiar Oposiciones ¿con música o sin música?
14. ¿Qué podemos hacer los días de antes de una Oposición?
15. ¿Se puede trabajar y preparar Oposiciones?
16. Cómo evitar la ansiedad en las Oposiciones
17. ¿Qué hay de verdad y de mentira sobre lo que se habla de las Oposiciones?
18. CONSEJOS GENERALES PARA PREPARAR CUALQUIER OPOSICIÓN
19. ¿Qué puede pasar después de una Oposición?
1. INTRODUCCIÓN
Si decidiste estudiar magisterio y ya terminaste la carrera con todo el esfuerzo y
sacrificio que ello conlleva, si tienes muy claro que tu futuro laboral es estar
rodeado de “gamberrillos” a los que guiar en su proceso educativo, el camino hacia
tu meta está claro. No te queda otra que la de estudiar una oposición.
Podría empezar este libro titulándolo: Todo lo que quiso saber sobre las
Oposiciones y nunca le han contado
Esta obra es el fruto de mis años de experiencia como orientador, preparador de
Oposiciones. Con esta publicación quiero ofreceros mi visión general a cerca de las
Oposiciones al Cuerpo de Maestros. Intentar daros los mejores consejos, plantear
vuestras dudas, miedos, experiencias, en definitiva orientaros en este trabajo que
es el de ser opositor/a.
Quiero empezar este libro-guía con una pregunta que creo que es la que muchos
de vosotros/as os planteáis nada más comenzar las Oposiciones. ¿VALE LA PENA
PREPARAR OPOSICIONES A MAGISTERIO?
Ahora que estamos acabando el año, es fecha de realizar buenos propósitos, entre
ellos los de prepararse una oposición. Seguro que te has planteado si merece
realmente o no la pena la de preparársela. Habrás escuchado muchas Opiniones
tales como…. es un trabajo duro, muchas horas de esfuerzo que no siempre
consiguen su recompensa, situaciones que escapan a tu control, mucha dificultad
para volver a estudiar (para unos), mucho desconocimiento de la práctica (para
otros) en definitiva, un largo y costoso camino, lleno de sinsabores y
privaciones…..ufff que agobio….

No voy a decirte que eso no es cierto, porque lo es, pero aprobar unas Oposiciones
hoy en día es asegurarte tu futuro. Aprobar unas oposiciones te va a cambiar
totalmente la vida, vas a tener dos cosas que todos/as buscamos actualmente. Esas
cosas se llaman seguridad y estabilidad. Algo que no tiene precio. Un auténtico lujo
por el que sacrificar unos meses o años de tu vida ¿no crees?

Es una posibilidad al alcance de todos/as los que han trabajado con constancia e
intensidad, sin cejar en el esfuerzo. Si los demás lo han conseguido ¿por qué no vas
a ser tú el siguiente o la siguiente en conseguirlo?

Una cosa que digo siempre a mis opositores/as, es que esto es una carrera de fondo.
Al final gana el último en rendirse. Vas a ver como muchos de tus compañeros/as
que empezaron con todas las fuerzas y ganas al principio, se van quedando por el
camino. Hay que tener claro que llegar a conseguir la plaza te puede suponer tener
que intentarlo varias veces, aprobar y quedarte sin plaza, pasar por el calvario de
las interinidades, pero eso es parte del proceso. Siempre que tu situación lo
permita, nunca te pongas límites de tiempo. No te hagas a la idea que estudiando
un año vas a sacarte la plaza, porque si no lo consigues es muy fácil caer en el
desánimo.
Además si quieres entrar en una bolsa de empleo y poder trabajar, debes
presentarte a las Oposiciones y sacar una nota “medio decente”. Los tiempos en los
que podías entrar en las bolsas de empleo sin realizar exámenes y llegar a trabajar
ya quedaron muy lejos, así que si quieres trabajar para la Administración Pública
no te queda otra que prepararte unas Oposiciones y demostrar tu mérito y
capacidad.

Bueno….. me has convencido, me las preparo. Con estudiar para aprobar tengo
suficiente ¿verdad?

Pues siento decirte que estás totalmente equivocado/a. Por desgracia hay
opositores/as que con un diez se han quedado sin plaza
(https://www.opositor.com/a-pesar-de-sacar-un-diez-en-las-ultimas-
oposiciones-no-obtiene-plaza/6248 ). Pero no te asustes, sacar una buena nota te
va a permitir entrar como interino/a, es el mejor de los males para “meter la
cabeza” en el mundo laboral de la docencia. En cuanto empieces a trabajar
empezarás no sólo a sumar puntos sino a adquirir una experiencia que te ayudará
enormemente en la próxima convocatoria de oposiciones.

Bufff, y si lo dejo para más adelante, ¿a lo mejor es más fácil?

Las oportunidades van pasando por la vida y quizás ya no vuelvan. Con los años se
va haciendo más difícil estudiar (tu capacidad de retención y concentración
disminuye) además cada vez vas a tener más cargos (familia, mantener un hogar,
etc)

Si te has planteado dejar las Oposiciones para un mejor momento con excusas
como, aprendo idiomas, me saco una segunda carrera, cursos de formación, desde
mi punto de vista creo que te estas equivocando. Lo mejor es entrar en el mundo
laboral de la docencia lo antes posible (aunque sea de interino/a) te será de gran
ayuda para las próximas convocatorias siempre hay tiempo de sacar cursos de
formación, idiomas u otras especialidades.

En definitiva, a la pregunta que ha dado origen a esta disertación, deciros que


CLARO QUE MERECE LA PENA estudiar unas Oposiciones.

Así que no le des más vueltas y no te busques más excusas… además como decía mi
madre en estos casos….. “Para que te he pagado una carrera”…

Y dicho esto, en los siguientes apartados te voy a dar una serie de consejos para
preparar unas Oposiciones lo más dignamente posible.
2. ¿QUÉ REQUISITOS HACEN FALTA PARA PRESENTARME
A UNAS OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS EN
ESPAÑA?
Para ser admitidos en los procedimientos selectivos del Cuerpo de Maestros, los
aspirantes deberán reunir, al finalizar el plazo de presentación de instancias, los
siguientes requisitos generales y específicos recogidos en los artículos 12 y 13 del
Real Decreto 276/2007, de 23 de febrero, que ha sido modificado por el Real
Decreto 84/2018, de 23 de febrero, anteriormente mencionado.

REQUISITOS GENERALES
 Ser español o nacional de alguno de los demás Estados miembros de la
Unión Europea o nacional de algún Estado al que sea de aplicación la
Directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo sobre libre circulación de
trabajadores y la norma que se dicte para su incorporación al ordenamiento
jurídico español.
 Tener cumplidos dieciocho años y no haber alcanzado la edad establecida,
con carácter general, para la jubilación.
 No padecer enfermedad ni estar afectado por limitación física o psíquica
incompatible con el desempeño de las funciones correspondientes al cuerpo
y especialidad a que se opta.
 No haber sido separado, mediante expediente disciplinario, del servicio de
cualquiera de las Administraciones públicas, ni hallarse inhabilitado para el
ejercicio de funciones públicas. Los aspirantes cuya nacionalidad no sea la
española deberán acreditar, igualmente, no estar sometidos a sanción
disciplinaria o condena penal que impida, en su Estado, el acceso a la función
pública.
 No ser funcionario de carrera, en prácticas o estar pendiente del
correspondiente nombramiento como funcionario de carrera del mismo
cuerpo al que se refiera la convocatoria, salvo que se concurra a los
procedimientos para la adquisición de nuevas especialidades a que se
refiere el Título V de este Reglamento.
 Acreditar, en su caso, el conocimiento de la lengua cooficial de la Comunidad
Autónoma convocante, de acuerdo con su normativa.

REQUISITOS ESPECÍFICOS
 Estar en posesión del título de Maestro o el título de Grado
correspondiente. El título de profesor de EGB y de Maestro de Enseñanza
Primaria son equivalentes al de Maestro a efectos de docencia según la
disposición undécima de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo.
3. CUÁLES SON LAS PRUEBAS QUE DEBO REALIZAR PARA
OBTENER MI PLAZA DOCENTE
El actual sistema de acceso a los cuerpos docentes está regulado por el Real
Decreto 84/2018, de 23 de febrero, que modifica el Real Decreto 276/2007, de 23
de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de de ingreso, accesos y
adquisición de nuevas especialidades en los cuerpos docentes.
El sistema selectivo es el de concurso-oposición con dos pruebas de carácter
eliminatorio que, a modo de orientación, puesto que puede variar en la publicación
de la la convocatoria en cada Comunidad Autónoma, tienen las siguientes
características. El actual sistema para acceder a una plaza como docente cuenta
con dos Fases, una fase de concurso y otra fase de Oposición. Vamos a hablar de las
dos pruebas en las fases en las que se dividen ambas pruebas.
FASE DE OPOSICIÓN
Constará de dos pruebas, que tendrán carácter eliminatorio.
Todas las pruebas de las especialidades de idiomas modernos se desarrollarán en
el idioma correspondiente. En todas las especialidades que incluyan habilidades
instrumentales o técnicas, éstas deberán ser evaluadas en algunas de las pruebas.
PRUEBA 1
Tendrá por objeto la demostración de los conocimientos específicos de la
especialidad docente a la que se opta. Constará de dos partes que serán valoradas
conjuntamente:
 PARTE A. Prueba práctica + info. Todas las especialidades incluirán una
prueba práctica que permita comprobar que los candidatos poseen la
formación científica y el dominio de las habilidades técnicas
correspondientes a la especialidad a la que opte.
 PARTE B. Desarrollo de un tema + info. Esta parte consistirá en el desarrollo
por escrito de un tema elegido por el aspirante de entre tres o cuatro
extraídos al azar por el Tribunal, dependiendo del número de temas de la
especialidad.

Esta prueba se valorará de cero a diez puntos. Cada una de las dos partes de las que
consta deberá suponer como mínimo tres puntos de los diez que comprenderá la
valoración total de esta prueba. Para su superación, los aspirantes deberán
alcanzar una puntuación mínima igual o superior a cinco puntos, siendo ésta el
resultado de sumar las puntuaciones correspondientes a las dos partes. A estos
efectos la puntuación obtenida en cada una de las partes deberá ser igual o superior
al 25 % de la puntuación asignada a las mismas.
PRUEBA 2
Tendrá por objeto la comprobación de la aptitud pedagógica del aspirante y el
dominio de las técnicas necesarias para el ejercicio docente. Consistirá en la
presentación de una programación didáctica y en la preparación y exposición oral
de una unidad didáctica:

 PARTE A. Presentación + defensa de una programación didáctica + info La


programación didáctica hará referencia al currículo de un área, materia o
módulo relacionados con la especialidad por la que se participa, en la que
deberá especificarse los objetivos, contenidos, criterios de evaluación y
metodología, así como a la atención al alumnado con necesidad específica
de apoyo educativo. Esta programación se corresponderá con un curso
escolar de uno de los niveles o etapas educativas en el que el profesorado
de esa especialidad tenga atribuida competencia docente para impartirlo.
La programación elaborada por el aspirante deberá presentarse y ser
defendida ante el Tribunal en el momento que establezca la Administración
educativa convocante.
 PARTE B. Preparación y exposición oral de una unidad didáctica + info. La
preparación y exposición oral, ante el Tribunal, de una unidad didáctica
podrá estar relacionada con la programación presentada por el aspirante o
elaborada a partir del temario oficial de la especialidad. En el primer caso, el
aspirante elegirá el contenido de la unidad didáctica de entre tres extraídas
al azar por él mismo, de su propia programación. En el segundo caso, el
aspirante elegirá el contenido de la unidad didáctica de un tema de entre
tres extraídos al azar por él mismo, del temario oficial de la especialidad. En
la elaboración de la citada unidad didáctica deberán concretarse los
objetivos de aprendizaje que se persiguen con ella, sus contenidos, las
actividades de enseñanza y aprendizaje que se van a plantear en el aula y sus
procedimientos de evaluación. Para la preparación y exposición de la unidad
didáctica el aspirante podrá utilizar el material auxiliar que considere
oportuno y que deberá aportar él mismo, así como un guión o equivalente
que deberá ser entregado al Tribunal al término de aquella.
Esta prueba se valorará globalmente de cero a diez puntos, debiendo alcanzar el
aspirante, para su superación, una puntuación igual o superior a cinco puntos.

CALIFICACIONES FASE DE OPOSICIÓN


Las calificaciones de las pruebas se expresarán en números de cero a diez. En ellas
será necesario haber obtenido una puntuación igual o superior a cinco puntos para
poder acceder a la prueba siguiente o, en el caso de la última prueba, para proceder
a la valoración de la fase de concurso. La ponderación de la fase oposición es del
60%.
FASE DE CONCURSO
BAREMO DE MÉRITOS
En la fase de concurso se valorarán, en la forma que establezcan las convocatorias,
los méritos de los aspirantes; entre otros figurarán la formación académica y la
experiencia docente previa. La calificación de la fase de concurso se aplicará
únicamente a los aspirantes que hayan superado la fase de oposición. Los baremos
que fijen las convocatorias para la fase de concurso se estructurarán en los tres
bloques que se indican a continuación:
 Experiencia previa: máximo 7 puntos.
 Formación académica: máximo 5 puntos.
 Otros méritos: máximo 2 puntos.
Los aspirantes no podrán alcanzar más de 10 puntos para la valoración de sus
méritos.

SISTEMA DE CALIFICACIÓN
La calificación correspondiente a la fase de oposición será la media aritmética de
las puntuaciones obtenidas en las pruebas integrantes de esta fase, cuando todas
ellas hayan sido superadas. La ponderación de la fase concurso es del 40%.
4. ACADEMIA, PREPARADOR O POR MI CUENTA
Una vez que has decidido prepararte las Oposiciones, viene la gran pregunta. ¿Me
apunto a una Academia? ¿Me busco un buen preparador? Las hago por libre….. por
Dios, que alguien me ayude!!!!!!
Esta es una de las grandes cuestiones que todos me hacéis a través de mis blogs y
grupos en redes sociales. Esta pregunta es tan típica, como complicada su
respuesta, dado que la elección va a depender de muchos factores. Cada persona
está en una situación diferente y lo que a lo mejor a uno/a le puede venir bien, a
otro u otra, no.
Para tomar esta decisión deberemos tener en cuenta una serie de factores.
 Factores económicos. Costearte un preparador es quizás la opción más cara
y a lo mejor se sale fuera de tus posibilidades económica, a esto debes añadir
los gasto que supone tener que desplazarte
 Factores de tiempo. En las oposiciones el tiempo es oro. Si tienes poco
tiempo, las Academias te van robar ese escaso tiempo que posees. En ese
caso sopesa prepararlas por tu cuenta o con un preparador individual.
 Capacidad de trabajar de forma autónoma y por tu cuenta. Si eres una
persona que se sabe organizar y trabajar de forma autónoma y además
posees conocimientos y tienes experiencia en las Oposiciones, desde mi
punto de vista, lo mejor es prepararlas por libre.
 Tu grado de experiencia en el mundo de las Oposiciones. Si posees poca
experiencia en las Oposiciones, quizás una Academia sea lo mejor. Ellos te
van a dar los temas trabajador, el material organizado, te van a dar unas
pautas de estudio….
Todas las modalidades de preparación pueden ser útiles, y aunque parezca una
obviedad busca la que mejor se adapte a tus características. Si eres de los/las que
prefieren que el trabajo lo realicen por ti la Academia es tu Opción, si eres una
persona organizada, con experiencia, espíritu de sacrificio, etc… por tu cuenta o con
un preparador.Las oposiciones son un camino de largo recorrido y seguro que como
muchos de los opositores/as pasarás por varios caminos. Muchos empiezan en una
Academia, cuando no conocen el mundo de las Oposiciones y terminan
preparándolas por su cuenta, cuando han adquirido un bagaje y experiencia.
Para preparar unas oposiciones por tu cuenta debes ser muy disciplinado y
constante y tenerlo cada día que te despiertas muy claro, lo que vas buscando. Si
este es tu caso, o si eres nuevo pero quieres intentarlo te aconsejamos que tengas
claros estos aspectos:
 Redactar tu propio temario de oposiciones. Requisito importantísimo, y que
mediante academia y preparador queda más que resuelto. Si vas a
prepararte las oposiciones por tu cuenta también tendrás que preparar tu
temario de estudio para las oposiciones de infantil y secundaria. Habla con
compañeros y visita fuentes fiables para ayudarte.
 Luchar contra las distracciones. Y es que al lanzarte al ruedo en solitario
tendrás que tener mucha fuerza de voluntad y saber cuándo decir NO, pues
es muy común dejarse distraer por planes de familiares o amigos.
 Actualización diaria. Ya que no contarás con una persona que te informe de
todos los cambios y noticias, serás tú quien tenga que realizar diariamente
una actualización de aquellas oposiciones a las que decidirás presentarte.
 Alerta de cursos homologados. Igual que en el aspecto anterior, del mismo
modo, al no contar con nadie que te indique que cursos realizar para poder
tener más méritos de cara a la oposición, te recomendamos que sigas de
cerca la actualización de cursos homologados para oposiciones de infantil y
primaria.
Yo te recomendaría un preparador sólo en lo que llamo la última fase como
opositor/a. Cuando ya tienes un material, tus temarios, tu programación
confeccionada ya sabes cómo son las Oposiciones, porque ya te has presentado.
Cuando necesitas ese último empujón para conseguir la plaza. Si optas por un
preparador te recomiendo que escojas al mejor que puedas. ¿Pero, cómo sé que es
bueno? Averiguar esto es sencillo. Entrevistarte con él y hacerle un montón de
preguntas te va a dar una idea bastante clara. Sin embargo lo que te tiene que
convencer definitivamente es el número de alumnos que han aprobado con él o ella.
Aprobados demostrables.
Academia Oposiciones Preparador
 Ayuda comunitaria. En las academias se  Atención individualizada. Como te
crea un ambiente óptimo para cualquier comentábamos, contarás con las tutorías que
opositor. Te relacionas con gente con tus necesites o que acuerdes con él, de manera
mismos intereses y con un mismo individual, dónde podrás mostrar todas tus
objetivo. Esto te ayudará a motivarte en dudas y el en forma de “coach” podrá
los mejores momentos, pero también en asesorarte y guiarte para conseguir la mejor
los peores, cuando pretendas abandonar versión de ti mismo.
te servirá de ayudar saber que hay gente  Ayuda en la vuelta al estudio. Si terminaste la
en tu misma situación o peor y que no carrera hace muchos años y has estado
piensa en el abandono bajo ningún trabajando, seguramente hayas perdido el
concepto. hábito de estudio, este aspecto no es ninguna
 Profesores con técnicas de estudio tontería, pues retomar de nuevo el estudio y
actualizadas. Este será, seguramente, uno sobre todo si es de una oposición puede
de los grandes valores de las academias. parecer imposible al principio, pero un
Los profesores consiguen ofrecer al preparador te ayudará a abordar los temas
alumno técnicas para optimizar su tiempo principales y te guiará durante todo el proceso.
en torno a la materia a estudiar, por muy  Empatía tras experiencia propia. La mayoría de
difícil que lo veamos al principio, su ayuda los preparadores de oposiciones son antiguos
nos facilitará semanalmente nuestro opositores, que en su momento optaron a una
estudio de oposiciones. plaza en alguna modalidad de oposición. Esto
 Actualización constante. Si, esta es otra de es un extra y un aspecto diferenciador, pues el
las grandes ventajas y es que si te haber pasado ya por el camino que tu vas a
matriculas en una buena academia te realizar hará que su ayuda gane importancia.
aseguras el estar totalmente enterado de
todo lo que pase en torno a tu oposición:
temario, fechas… y así evitar sustos de
última hora.
No quiero terminar esta parte sin hablarte de que elijas lo que elijas es muy, muy
importante trabajar en grupo en unas Oposiciones.
Aunque las oposiciones son un proceso de selección personal, la “competencia”
sana es un buen elemento de motivación. Además los avances de tu grupo te van a
hacer mejor opositor/a. Estudiar en grupo te pone en contacto con otras personas
que comparten tus mismas inquietudes, metas, ilusiones. Es un acicate contra la
pereza, el aburrimiento, la desidia. Trabajando sólo/a corres mayor riesgo de
aburrirte y abandonar las Oposiciones. Trabajando en grupo puedes compartir
nuevas formas de conocimiento, tener acceso a otras ideas que a lo mejor a ti no se
te habían ocurrido.
En internet hay muchísimos grupos de personas que estudian una Oposición como
tú y están dispuestos a compartir todo su conocimiento. Te cito algunos grupos que
he creado que te pueden ser de utilidad.

Dudas Oposiciones al cuerpo de Maestros


https://www.facebook.com/groups/966361183550920/?ref=bookmarks

Maestros/as y Opositores/as de Infantil y Primaria


https://www.facebook.com/Maestros-y-Opositores-de-Educaci%C3%B3n-Infantil-y-
Primaria-106939039397059/

Opositores/as y maestros/as de Educación Infantil


https://www.facebook.com/groups/mestrosinfantil/

Este es nuestro grupo de twitter.


https://twitter.com/oposicionesinf1

Este es nuestro grupo de google +


https://plus.google.com/communities/113041556318604855310?hl=es

Como ves, las posibilidades son ilimitadas.


5. ¿CUÁNTO TIEMPO HACE FALTA PARA PREPARAR UNAS
OPOSICIONES?
Es muy difícil hablar de cuánto tiempo es necesario para la preparación de unas
Oposiciones, porque esto va a depender de múltiples aspectos, experiencia,
conocimientos previos, tiempo disponible para estudiar, facilidad para estudiar,
grado de disciplina, etc. Lo que si os recomiendo es que no os fijéis unas metas de
tiempo. Para no caer en el desánimo debes tener presente que obtener una plaza
en la Administración Pública es un proceso largo, difícil y laborioso que requiere de
constancia, paciencia y tiempo.

Por lo general la gente suele empezar a preparar las Oposiciones un año antes de
presentarse. Desde mi punto de vista es poco tiempo. Muchos confían en su suerte,
o en su experiencia y luego se llevan una gran desilusión al no obtener los
resultados que esperaban

Hay que tener claro que a unas oposiciones no se va a aprobarlas, sino a ser el mejor
entre los demás y sacar la plaza y esto conlleva tiempo y preparación.

Las oposiciones como siempre digo son una carrera de fondo y eso requiere tiempo
y aguante, el que se propone en serio sacar la plaza, al final con constancia y
perseverancia lo consigue.

6. ¿QUÉ SE NECESITA PARA OPOSITAR A MAESTROS?

Muy buena esta pregunta. Aunque parezca una obviedad pero hay que tener muy
claro con qué materiales vamos a contar para presentarnos a las Oposiciones y
tener éxito en las mismas.

Lo primero desde mi punto de vista es tener información de la Oposición a la que te


vas a presentar. Con esto me refiero a conocer el número de plazas requisitos para
presentarse, dónde presentar las solicitudes, conocer las partes de la que se
compone la oposición, cómo se puntúa, etc. Esto es lo básico

Una vez que conocemos cómo es la mecánica de la oposición a la que nos vamos a
presentar deberemos de hacernos de los mejores materiales posibles. Algo que nos
haga diferente a los demás opositores/as.

Lo primero es contar con un buen temario.

De momento se siguen manteniendo los 25 temas de las Oposiciones de toda la


vida. Aquí tienes los temas que son para las Oposiciones al Cuerpo de Maestros de
Infantil. https://lasopodeinfantil.blogspot.com/2018/01/lista-de-los-25-temas-
vigentes-para-las.html . En este enlace podrás conocer cuáles son los 25 temas
actuales y los 60 temas propuestos. Os pongo los de la especialidad de infantil. Si
no es esta tu especialidad los puedes encontrar fácilmente por internet.

El temario va a ser el primer elemento es el temario de oposiciones. Será la base


para la preparación de las programaciones y los supuestos prácticos.

Un buen tema de Oposiciones debe ser completo, original y con personalidad. Los
tribunales se cansan de leer lo mismo que escriben los opositores que vienen de
Academias y se limitan a repetir párrafo a párrafo lo que le han dado ya trabajado.

Para comenzar, no es mala idea tomar como referencia otros temarios,


bibliografías, artículos, páginas web. Pero el resultado tiene que ser algo tuyo, no
copiado. Una interpretación de todas esas fuentes. Es lo que aconsejamos cuando
vendemos nuestros materiales de Oposiciones.

Para evitar los exámenes monótonos a veces incluso es buena idea hacer
referencia a la actualidad o a tus propias experiencias y opiniones si viene a cuento
y si sabes bien de que estás hablando. Siempre teniendo cuidado de no meter
“paja” en un tema, ya que puede resultar peligroso en el sentido de aburrir a la
persona que lee tu examen.

Los miembros del tribunal que van a leer tu examen son personas, no robots.
Cuando están leyendo un tema y todo el mundo pone como ejemplo lo mismo y las
mismas palabras, al décimo examen se quieren morir de aburrimiento. Eso no
quiere decir que te vayan a suspender, pero un toque de originalidad le va a
suponer un aire fresco entre tantos exámenes iguales. Le va a dar a entender que
sabes de lo que hablas y que no te limitas a repetir como un loro lo que te han dado
en la Academia. Además no hay que olvidar que los itens de evaluación también
tienen en cuenta la originalidad.

Empatiza y ponte en su lugar, piensa qué te gustaría leer a ti, como te gustaría verlo
redactado, cómo lo puntuarías tú….

Intenta personalizar lo más posible cada apartado, justificando con ejemplos,


opiniones, relación con teorías educativas, autores, legislación, novedades
educativas, uso de las TICs, etc.

Otra parte importante es la Programación Didáctica

Para empezar debes tener una cosa bien clara. DALE A LA PROGRAMACIÓN LA
IMPORTANCIA QUE TIENE

Ese es uno de los grandes fallos que cometen los opositores/as, que no le da la
suficiente importancia. Como la primera parte es eliminatoria, se centran en la
parte teórica de los temarios y dejan de lado la programación didáctica. A ella le
dedican los tiempos libres. Incluso las Academias dejan un poco de lado este
aspecto
Este razonamiento no es correcto en mi opinión por varios motivos.

 De poco te va a servir pasar el primer corte y trabajar unos días o semanas


haciendo una sustitución corta como interino/a.
 No olvides nunca que lo que buscamos es la plaza y que las plazas las
adjudican en la segunda parte. En la realidad es en la segunda parte donde
el tribunal ve el tipo de profesor que vas a ser. Es en la segunda parte donde
el tribunal ya puede calcular sus propias medias (saben incluso los méritos
provisionales). Hablando en plata, es aquí donde el tribunal decide quien se
lleva las plazas y quién no. Si tu objetivo es sacarte una plaza, dale a la
programación la importancia que se merece.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es la confección de la


Programación. Muy importante. HAZ TU MISMO LA PROGRAMACIÓN
DIDÁCTICA. Por falta de tiempo es muy tentador coger o comprar
programaciones ya confeccionadas, algo que nos va a valer de muy poco. El tribunal
te va a pillar por todos lados. No vas a saber defender algo que no es tuyo. Si te
limitas a copiar de unos y de otros tu programación didáctica no tendrá sentido en
su conjunto y el día que la defiendas se notará.

Os aconsejo que os hagáis de muchas programaciones y os vayáis familiarizando


con ellas, cuánto más programaciones diferentes tengas para comparar y sacar
ideas mejor, pero la elaboración debe ser 100% tuya. Así que abre tu procesador
de textos en blanco y empieza a escribir. Copiar y pegar está prohibido.

Para la confección de las programaciones debes tener una buena legislación


actualizada. Madre mia…!!! Menudo tostón las Leyes nacionales de educación,
Reales Decretos que las desarrollan, leyes autonómicas propias, decretos para
cada Comunidad Autónoma, órdenes que las desarrollan, instrucciones de todo
tipo...

Muchos opositores/as se presentan a unas Oposiciones sin haberse leído la


legislación. Un gran error. No quiero decir con esto que tengamos que leer las leyes
como si fuésemos juristas, nada más lejos de la realidad. Yo recomiendo leeros
básicamente todo lo que tenga que ver con elementos de tu programación
didáctica: Competencias, objetivos, contenidos, metodología, evaluación y
atención a la diversidad. Por supuesto que te va a hacer alguna cosa más, como la
cantidad de horas lectivas de tu materia, el calendario escolar de ese año etc etc,
pero al tener las leyes en PDF, las podemos encontrar fácilmente con el buscador.
Mi consejo aquí es: Imprime todas las leyes que necesites, seleccionando aquellas
partes en las que está "toda la chicha" y ponte a subrayar todo lo que tenga que ver
con los elementos que hemos mencionado anterioremente.

La diferencia en la programación lo es todo. Los tribunales se cansan de escuchar


horas y horas el mismo soniquete de los Opositores. En el momento que hay algo
que rompe esa rutina, rápidamente se activa un chip que hace captar su atención lo
que aumenta las posibilidades de tener una buena puntuación.
Este concepto DIFERENCIACIÓN, podríamos aplicarlo a todas las pruebas de la
oposición. Piensa que en tu tribunal hay más de 100 personas y sólo unas pocas
plazas. Si hay 70 de vosotros que hacéis exactamente lo mismo, ¿por qué te vas a
llevar tu la plaza en lugar de tu compañero que ha hecho lo mismo que tú? Por aquí
vienen muchos lamentos "he clavado el tema que me dio mi academia" "he puesto
perfecto lo que me ha dado ese preparador tan famoso". La respuesta aquí suele
ser "las oposiciones son subjetivas" "simplemente a esta gente no le ha gustado"
"todo es cuestión de suerte". Cuando la respuesta real, la respuesta que el tribunal
no te puede dar el día que vas a protestar es "no has hecho nada diferente a estos
50 para que te demos una plaza".

Al igual que tu examen escrito, tu programación didáctica tiene que ser diferente a
las demás. Algo que haga al tribunal querer llevarse tu programación a casa. Joder
Javi, me estás deprimiendo, ¿Y cómo soy diferente a los demás? Ahí está la clave,
tú y solo tú puedes encontrar que es aquello que te hace diferente. Pero tiene que
haber algo más allá de competencias, objetivos, contenidos etc porque nadie
absolutamente nadie va a dejar de tocar todos esos puntos de la programación.

Presenta un documento que sea llamativo. La primera impresión cuenta mucho.


Algo que el tribunal esté deseando leer. Para infantil colorear las programaciones
viene muy bien. Una programación sin esquemas, dibujos, en blanco y negro, llama
poco la atención. Mete dibujos y fotos que ayuden a entender mejor la
programación, añade gráficos que te permitan concentrar información (ahorran
espacio) y usa tablas que te permitan relacionar varios puntos de la programación
y le ahorren tiempo al tribunal (muy muy muy importante).

Otra idea que os doy. Enseñar la programación a muchos compañeros que estén
opositando con vosotros. Su opinión y su punto de vista va a ser muy importante. A
lo mejor ellos pueden ver algún defecto que tú no habías visto, y que te va a permitir
modificarla antes de presentarla y defenderla ante el tribunal.

Con respecto a la Programación poco más puedo añadir. Así que paso a otro
aspecto que considero importante que se necesita para opositar con garantías.

Dominio de los supuestos prácticos.

Los supuestos prácticos son una de las pruebas más temidas por todo opositor. Se
dice que está muy sujeta a “la suerte” o a la subjetividad del tribunal y que se trata
de un mundo aparte en las oposiciones, porque hay cientos de ellos, cientos de
criterios y son específicos para cada tribunal en cada convocatoria así que los hay
de muchos tipos.

Los supuestos prácticos consisten en la realización por escrito de una prueba


práctica donde se va a comprobar si el opositor/a posee la formación científica y las
habilidades técnicas para la especialidad a la que opta. El objetivo principal es
aplicar los conocimientos adquiridos en un caso real, y por tanto una prueba muy
válida para seleccionar a los mejores. Parece que todo esto da mucho miedo, pero
si sabemos estructurarlos y justificarlos bien, nos resultarán bastante más sencillos
de resolver. No olvidemos que el conocimiento ya lo tenemos de la carrera y de las
prácticas, ahora sólo hay que ponerlo en juego.

Los supuestos prácticos hacen alusión a situaciones educativas de lo más variado,


por eso admiten muchas formas de resolverlos, no hay una única forma, por lo que
es difícil crear patrones que puedan aplicarse como norma para todos los
supuestos prácticos.

Dependiendo de las Comunidades Autónomas, varían tanto en número de casos


como en extensión de los mismos. Las pruebas pueden ser de respuesta más o
menos corta o de desarrollo de una situación educativa.

A continuación te voy a ofrecer una serie de consejos muy generales, que te pueden
venir muy bien a la hora de resolver un Supuesto Práctico.

Recopila materiales.
Es importante hacer una recopilación de actividades sobre las áreas principales
que engloban la educación infantil, así se tendrá un banco de recursos que se puede
memorizar y utilizar a la hora de hacer el supuesto.

Recopila información de tu comunidad

Resulta muy interesante introducir información de aspectos relevantes tanto de la


comunidad como de la localidad en que se contextualice el supuesto, siguiendo dos
caminos:
 Legislación. Es importante tener en cuenta aspectos legislativos propios de
tu comunidad que puedes introducir en muchos ti pos de supuestos. Por
ejemplo: aprenderse órdenes o decretos relacionados con Necesidades
Específicas de Apoyo Educativo, con el medio ambiente, de evaluación…
puede ser de gran utilidad. También muchas veces las comunidades sacan
materiales curriculares de gran interés que es interesante nombrar en los
supuestos.
 Recopila información de aspectos relevantes de tu comunidad como son:
museos, lugares de interés cultural, castillos, monumentos de importancia
arquitectónica… Así como personas destacadas: poetas, escritores (tanto de
libros de adultos como de libros para niños/as), pintores, científicos,
matemáticos… Es importante enseñar cultura de nuestra comunidad

El guión

Es esencial tener un guión memorizado para que a la hora de hacer el supuesto no


se pierda mucho tiempo en pensar cómo organizarlo. Y también es de notable
eficacia el aprenderse introducciones con cada guión, estas introducciones nos van
a permitir por un lado ir enlazando un epígrafe con otro, por otra parte nos servirán
para que nuestro supuesto tenga una coherencia y una formalidad, y por otro lado
cuando estés escribiendo en un examen en el que el tiempo debe jugar a tu favor y
nunca en tu contra, estas pequeñas frases memorizadas te permitirán ir
escribiendo de forma mecánica mientras piensas lo siguiente que vas a escribir.

Un ejemplo es el siguiente: “La metodología constituye el conjunto de normas y


decisiones que organizan de forma global la acción didáctica en el centro de
Educación Infantil, esto nos conduce a la necesidad de hacer explícitos los
principios metodológicos que deben enmarcar nuestra acción pedagógica

Características del alumnado

En cualquier supuesto puedes introducir características del alumnado


relacionadas con el supuesto, así que estúdiate bien los temas en los que esto
aparece. Así, memoriza bien fases de adquisición de lectura y escritura;
clasificaciones de la evolución del pensamiento y el razonamiento; etapas
madurativas relacionadas con la psicomotricidad; proceso evolutivo relacionado
con la expresión plástica y matemática, entre otras muchas.

Además, realiza un guión con una serie de problemas que pueda tener un alumno
con NEAE (Necesidades Específicas de Apoyo Educativo), tales como: hipovisión;
dificultades de aprendizaje; TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo); TEA
(Trastorno del espectro autista); enfermedades de tipo psicomotor, por ejemplo,
síndrome de Duchenne.

Haz una lista con cada necesidad educativa, con las adecuaciones y
consideraciones que has de tener en el aula y con actividades específicas que
necesite este tipo de alumnado, así cuando te encuentres con el supuesto serás
capaz de elegir una rápidamente y escribir las pautas necesarias. Has de tener en
cuenta que a veces también en la descripción del supuesto te dice que trates con
un alumno/a con una determinada necesidad, así que es necesario tenerlas
trabajadas previamente. Y no te olvides de tener una bibliografí a para cada uno de
los trastornos, es importante que coloques en el supuesto una bibliografí a
coherente, por ejemplo:
 Si tenemos un alumno con hipovisión podremos poner el siguiente artículo:
GARCÍA VILLALOBOS (2004): discapacidad visual y tecnología digital en la
escuela. Un nuevo paradigma, un nuevo reto y una nueva metodología.
Revista Digital, nº 5. CNICE.
 O con un niño con TEA (Trastorno del Espectro Autista) el siguiente libro:
JUAN MARTOS Y ÁNGEL RIVIERE (2000): El niño pequeño con autismo. Ed.
Autor-Editor

Características del centro

Es importante que el centro se refleje en el supuesto. A veces en los supuestos lo


único que se nombra de la contextualización del centro son sus unidades y en qué
población se encuentra y su nivel socioeconómico.
Tu supuesto destacará si ti enes en cuenta muchos otros aspectos como pueden
ser:

 Si hay que tomar alguna decisión, por ejemplo, si se está hablando del
periodo de adaptación, se tendrá que nombrar su aprobación en claustro y
consejo escolar.
 También es importante nombrar los distintos niveles de concreción
curricular. Siempre nombramos el primer nivel de concreción que es el
currículo prescriptivo, esas enseñanzas mínimas que el gobierno nos
establece, olvidándonos en muchas ocasiones de los otros dos niveles de
concreción: el segundo que sería el Proyecto Curricular del Centro y el
tercer nivel de concreción que será la Programación de Aula.
 Otro aspecto que no se nos puede olvidar son las coordinaciones: de nivel,
de ciclo o de centro. Cuando un supuesto nos pide organizar una actividad,
un proyecto o una secuencia didáctica será interesante nombrar alguna
actividad en la que haya habido alguna coordinación con nuestro
compañero/a de nivel si el colegio es de más de una línea o una coordinación
del ciclo haciendo una actividad conjunta, o incluso de centro.
 Y por último resulta muy llamativo ver cómo un supuesto puede
relacionarse con los distintos programas o planes que se llevan a cabo en un
centro, así por ejemplo, podemos relacionar un proyecto de
interculturalidad con el proyecto de bilingüismo del centro, como veremos
en uno de los supuestos; o si tenemos

Los objetivos.

Es importante que conozcas los objetivos del decreto que desarrolla el currículo de
tu comunidad, apréndetelos de memoria ya que te servirán en cualquier supuesto,
y añade aquéllos que tengan más relación.

A la hora de realizar los objetivos más específicos, por ejemplo, si ti enes que
organizar unos rincones de trabajo o elaborar un proyecto, piensa en cada uno de
los bloques de contenido de cada área y añade un objetivo de cada uno, así no se te
olvidará nada. En estos ejemplos puedes apreciar como la mayoría de los objetivos
te servirán para cualquier aspecto, simplemente tendrás que hacer un poco más
explícito alguno para concretarlo con el supuesto y el tema que hayas elegido, así
que una buena idea es aprenderse un objetivo de cada bloque de memoria. Además,
todo aquello que hagas de forma mecánica te ayudará a ir escribiendo y poder ir
pensando en otros aspectos que vas a poner, ya que un aspecto fundamental es
jugar con el tiempo.

 Conocimiento de si mismo y autonomía personal


o El cuerpo y la propia imagen: Identificar y expresar sentimientos,
emociones, vivencias, preferencias e intereses propios y de los
demás.
o Juego y movimiento: Comprender y aceptar las reglas para jugar y
valorarlo como medio de disfrute y de relación con los demás.
o La actividad y la vida cotidiana: Tener una actitud positiva para
establecer relaciones de afecto con las personas adultas y con los
iguales.
o El cuidado personal y la salud: Practicar hábitos saludables
relacionados con la higiene personal, la alimentación y el descanso.
 Conocimiento del entorno
o Medio físico: elementos, relaciones y medidas: Interesarse por
clasificar elementos y por explorar sus cualidades y grados; o tomar
conciencia de la funcionalidad de los números en la vida cotidiana.
o Acercamiento a la naturaleza: Observar características,
comportamientos, funciones y cambios en los animales salvajes, por
ejemplo (dependerá del tema que estemos tratando)
o Cultura y vida en sociedad: Interesarse en actividades de interés
cultural que se realicen en el centro o también por aprender aspectos
de otras culturas.
 Lenguajes: comunicación y representación
o Lenguaje verbal:
- Escuchar, hablar y conversar: Utilizar la lengua oral para
relatar hechos, explorar conocimientos, expresar y comunicar
ideas y sentimientos y como ayuda para regular la propia
conducta y la de los demás.
- Aproximación a la lengua escrita: Interesarse por producir
mensajes con trazos cada vez más precisos y legibles.
- Acercamiento a la literatura: Escuchar y comprender cuentos,
relatos, leyendas, poesías, rimas o adivinanzas como fuentes
de placer y de aprendizaje.
o Lenguaje audiovisual y tecnologías de la información y la
comunicación: Iniciarse en el uso de instrumentos como el ordenador
y valorarlo como elemento de información y comunicación.
o Lenguaje artístico: Expresar y comunicar hechos, sentimientos y
emociones, vivencias o fantasías a través del dibujo y de
producciones plásticas realizadas con disti ntos materiales y
técnicas.
o Lenguaje corporal: descubrir y experimentar con gestos y
movimientos para expresarse y comunicarse.

(Recuerda que cada Comunidad establece sus bloques de contenido dentro de cada
área, así que haz este esquema

Conclusión

Para la conclusión está muy bien tener como referencia fases célebres de autores
importantes que te puedan servir para muchos ti pos de supuestos, para que a
partir de ahí puedas hacer una reflexión personal que te sirva para concluir tu
supuesto.

Un ejemplo de éstas sería:


 Yo no soy un maestro: sólo un compañero de viaje al cual has preguntado el
camino. Yo te señalé más allá, más allá de mí y de ti mismo.” George Bernard
Shaw
 El arte de enseñar es el arte de ayudar a descubrir. (Mark Van Doren)
 Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.
Benjamín Franklin
 Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas, más; con mis
alumnos todavía más. Proverbio hindú
 Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí. Confucio
 Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que
puedan aprender. Albert Einstein
 Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. Confucio

Bibliografía

Selecciona bibliografía realmente relevante para un determinado tema de


supuesto. Me explico, a veces los opositores cogen una bibliografía válida para
todos los supuestos, pero como bien sabemos, se trata de destacar, y para ello es
importante que organices una serie de libros por categorías, como por ejemplo:
Si tenemos un supuesto relacionado con la lectoescritura, podríamos destacar la
siguiente bibliografía:

 Castelló, M. y Camps, A. (1996): “Las estrategias de enseñanza-aprendizaje


en la escritura”, en Monereo, C. (coord.): El asesoramiento psicopedagógico;
Una perspectiva profesional y constructi vista. Madrid. Alianza (Psicología)
 Coll, C. y otros (1993): El constructi vismo en el aula. Barcelona. Graó.
 Ferreiro, E. y Teberosky, A. (1979): Los sistemas de escritura en el desarrollo
del niño. México. Siglo XXI.
 Ferreiro, E. y Gómez, M. (1991): Nuevas perspecti vas sobre los procesos de
lectura y escritura. México. Siglo XXI.
 Kamii, C. y Devries, R. (1983): Piaget y la Educación Preescolar. Madrid.
Aprendizaje/Visor.
 Maruny, L. y otros: Escribir y leer, tomo I-III. Edelvives y Ministerio de
Educación.
 Laguía, M. J. y Vidal, C. (2001): Rincones de acti vidad en la escuela infanti l
(0 a 6 años).Barcelona. Graó.
 Solé, I. (1992): Estrategias de lectura. Barcelona. Graó. ICE.
 Teberosky, A. (1993): Aprendiendo a escribir. Barcelona. ICE-Horsori.
 “Los conocimientos previos del niño sobre el lenguaje escrito y su
incorporación al aprendizaje escolar del ciclo inicial”, Revista de educación,
288, pp. 161-183.
 Tolchinsky, L. (1993): Aprendizaje del lenguaje escrito. Barcelona.
Anthropos.
 Vigostsky, L. S. (1976): El desarrollo de los procesos psicológicos superiores.
Barcelona. Crítica.

Siempre se evaluará las argumentaciones de las respuestas dadas con referencias


bibliográficas.
7. ¿QUÉ ES EL BAREMO DE MÉRITOS EN UNA
CONVOCATORIA DE OPOSICIONES?
Cuando empezamos a prepararnos un apartado que no podemos olvidar es el
baremo de las oposiciones. Ahora estamos a tiempo de tomar algunas decisiones
que nos permitirán mejorar nuestra puntuación en el baremo y por tanto nuestras
posibilidades de conseguir plaza. Toda la información de este apartado es válida
tanto para el acceso al cuerpo de maestros como al de profesores de secundaria.
Pero vamos a empezar por el principio. ¿Qué es el baremo? Para conseguir plaza en
las oposiciones es necesario superar un concurso-oposición, ¿qué quiere decir
esto?, pues que no basta con “aprobar” las diferentes pruebas, sino que la nota final,
la que se tiene en cuenta para ordenar a todos los aprobados para ver hasta dónde
llegan las plazas, se compone en parte por la nota obtenida en las diferentes
pruebas (ponderada conforme a la convocatoria) y en parte por los puntos que se
tienen en el baremo de oposiciones. Fase oposición (2/3): pruebas selectivas: tema,
caso práctico y programación didáctica, fase concurso (1/3): valoración de los
méritos que se adjunten. Es decir, que la nota final es la suma de multiplicar la nota
de la fase de oposición por 0,66 y la de la fase de concurso por 0,33
¿Por qué es tan importante?
Porque si no tienes puntos en el baremo tu nota final de las oposiciones resultará
considerablemente menor que la que has obtenido en las pruebas.
Por ejemplo, sacas un 10 en la fase de oposición pero tienes 0 puntos en el baremo,
la nota final sería 6,6, habitualmente insuficiente para obtener plaza.
Y, además, la nota final de muchos de los otros opositores resultará mejorada si
tienen muchos puntos en el baremo, por lo que te “pasarán por delante” para
conseguir plaza candidatos que en las pruebas obtuvieron menos nota que tú.
Por ejemplo un candidato que tiene 10 puntos en el baremo al sacar un 6 su nota
final resultante sería un 7,6 que es una nota con muchas más posibilidades de
conseguir plaza frente a tu 6,6 del ejemplo anterior.
Pero no te olvides que de lo que primero tienes que preocuparte es de llevar una
buena preparación, al fin y al cabo si no apruebas las oposiciones tener el máximo
en el baremo no te servirá de nada.
¿Qué méritos cuentan en el baremo?
La puntuación máxima que se puede alcanzar son 10 puntos, pero como ves se
pueden obtener de diferentes maneras, puedes tener el máximo de experiencia y
de formación académica, en cuyo caso ya no te contarían los que pudieras acumular
por “Otros méritos”, pero también ocurre que sin experiencia no puedes llegar al
máximo, solo se pueden acumular 7 puntos.
Es por ello que los interinos con experiencia están en mejor situación en el baremo,
lo que se basa, como es lógico, en que se reconoce la experiencia como un factor
importante a la hora de conseguir plaza
Para todos los futuros docentes que tengan pensado presentarse a una oposición
deben tener en cuenta la importancia del baremo tanto para maestros como para
profesores. Los méritos a los que tendrás que prestar atención son los siguientes:
 Experiencia docente previa: este aspecto hace referencia a la experiencia
que tengas en el mismo sector profesional y que puedas argumentarlo. Por
norma general se suele otorgar un máximo de 5 puntos.
 Formación académica: si tienes más de una carrera o algún máster que
hiciste y pensabas que nunca utilizarías, no es así, en este apartado puedes
aprovecharte de toda tu formación. Por norma general se suele otorgar un
máximo de 5 puntos.
 Otros méritos: en este apartado se incluye todos los méritos que tengan
relación con formación, premios o premios deportivos. En cuanto a
formación aquí si incluirían los cursos acreditados por la universidad
pública. Con estos cursos podrás conseguir un máximo de 2 puntos
presentando la acreditación en la que se muestre el número de horas o
créditos.
¿Cómo mejorar la puntuación en el baremo de oposiciones?
Experiencia
En este apartado se puede llegar a acumular 5 puntos, sólo incrementas puntuación
desde que empiezas a trabajar, por lo que es conveniente que empieces cuanto
antes.
Si te estás planteando si presentarte a las próximas oposiciones o seguir
preparándote para tener más puntos que mejoren tus oportunidades más adelante,
este es uno de los motivos que tienes que tener en cuenta antes de tomar tu
decisión.
Mi recomendación siempre es que te presentes a las oposiciones, aunque sepas que
tienes pocas posibilidades de sacarlas, si entras en bolsa y empiezas a trabajar
empezarás a sumar puntos. Además adquirirás una experiencia que te preparará
mejor que cualquier formación de cara a las siguientes oposiciones, créeme.
Si trabajas en centros concertados, o en otras etapas (como por ejemplo trabajar
en escuelas infantiles municipales en puesto de maestro) también puntúa, aunque
menos, así que no desperdicies ninguna oportunidad.
En Madrid, puede que también en otras comunidades, valoran en el 1.2. la
experiencia como educador en escuelas infantiles (ver la
Formación académica
En este apartado, que también puede llegar a los 5 puntos.
 Expediente académico. Con un poco de suerte tendrás algo de puntuación
por la nota media que tuvieras en el expediente académico de la
universidad, necesitas documentarlo conforme a la convocatoria así que si
no tienes el certificado o no lo encuentras es buen momento para que vayas
tramitando una copia.
 Posgrados, doctorados y premios extraordinarios. En este apartados e
incluyen los títulos de máster, ten en cuenta que tienen que ser oficiales
 Otras titulaciones universitarias, también siempre que no sean requisito,
claro.
 Titulaciones de enseñanzas de régimen especial. Si tienes titulación
profesional de música o danza, técnico superior de Artes Plástica y Diseño,
de FP, o Técnico Deportivo Superior te puntuarán en este apartado.
También los niveles avanzados de las EOI, es decir, el B2 o superior (C1 y
C2)
Otros Méritos
Este es el apartado donde podrás incluir cursos y seminarios de formación,
participación en proyectos de innovación y actividades formativas varias, por tanto
es un apartado muy importante si aún no has empezado a trabajar y no tienes
ninguna puntuación en el primer apartado del baremo.
Tienes que tener en cuenta:
 si se pueden incluir cursos tendrán que estar realizados después de haber
obtenido la titulación y no vale todo tipo de cursos
 es competencia de cada comunidad autónoma desarrollarlo, cada una
incluye aquello que considera oportuno
 puede cambiar en cada convocatoria.
Por tanto no hay más remedio que consultar la convocatoria correspondiente para
ver qué se valoró en la última oposición y confiar en que no cambie demasiado.
Hay comunidades que dan bastante puntuación a los cursos pero en otras los
requisitos o las exigencias limitan mucho esta opción (en la de Andalucía para
secundaria se especificaba que los cursos certificados por universidades sólo
valdrían si habían sido impartidos por las mismas no por terceros, práctica muy
habitual en los cursos ofertados por los sindicatos que de esta manera quedarían
excluidos).
Además debes consultar la convocatoria de la comunidad por la que te vas a
presentar para ver cómo se justifica cada uno de los apartados de manera que te
asegures de que cuando la necesites tendrás toda la documentación
correspondiente.
En esta página web de Aula Didáctica puedes calcular el baremo de méritos
dependiendo de cada Comunidad Autónoma.
https://www.auladidactica.com/baremo-meritos/
8. DEFECTOS DE OPOSITORES/AS PRINCIPIANTES. QUE
NO TE PASE A TÍ
A continuación te voy a indicar una lista de errores que suelen cometer los
aspirantes con poca experiencia y que aseguran el fracaso, te los recuerdo para que
te sirva de lección y no los cometas
 Pensar que superar la oposición es imposible ¿por qué voy a perder el
tiempo? Es posible y muchos/as lo consiguen. Por qué no vas a ser tu unoa
de ellos/as
 Pensar que una oposición es fácil. Una oposición no es fácil, es una
competición contra un montón de personas que van muy bien preparadas.
 Presentarse a oposiciones “a ver qué sale” o “por si tengo suerte”.
 No estudiar a fondo la convocatoria y sus características.
 Ir leyendo temas a ratos sueltos sin orden, planificación ni sistematización.
El orden, la constancia y la sistematización lo son todo en unas oposiciones.
 No lanzarse a preparar a fondo por no frustrarse si no sale bien. En unas
oposiciones tienes que poner toda la carne en el asador. Si no salen bien, no
pasa nada. Una experiencia nueva que has tenido
 Olvidar lo que ha estudiado durante la carrera, libros, apuntes, experiencias,
etc. Todo lo que has aprendido en la carrera te va a venir muy bien para las
Oposiciones.
 Confiar demasiado en su capacidad de improvisación y no ensayar. En las
oposiciones no dejes nada a la improvisación. Llévalo todo preparado.
 Centrarse exclusivamente en los temas olvidando el resto de las partes del
examen. Si vas a por la plaza, debes trabajar todo.
 Encarar el temario de oposiciones como si fuese un contenido diferente a
los estudios que ha realizado y no aprovechar todo el material de que
dispone.
 Estudiar los temas sin relacionar unos con otros: le faltarán contenidos y la
memoria fallará.
 Llevar una programación didáctica que no la has hecho tú. No la vas a poder
defender y te van a pillar por todas partes.
 No repasar con frecuencia y de forma sistemática.
 No cerciorarse de cuándo, dónde y a qué hora es el examen.
 No llevar los materiales de escritura y corrección por duplicado: lápices,
bolígrafos, reglas, gomas, correctores, etc.
 Olvidar el DNI.
 Olvidar el reloj y no poder controlar los tiempos en el examen.
 Llegar tarde al examen.
 No seguir las orientaciones que damos en este libro.
 Si te equivocas y te das cuenta, corrige en cuanto puedas o justifica el error.
El tribunal valorará negativamente que te mantengas en él.
9. PREPARAR OPOSICIONES EN CASA O EN LA BIBLIOTECA
PREPARAR OPOSICIONES EN CASA O EN LA BIBLIOTECA

Tanto si estás empezando a preparar oposiciones como si ya llevas un tiempo


haciéndolo es importante que elijas un lugar en donde saques el mejor partido de
tu tiempo.

Los dos lugares tienen sus ventajas y sus desventajas.

Aunque ambas opciones no son excluyentes el mejor lugar es el que minimice las
distracciones.

¿Estudiar en casa o en la biblioteca? Este es uno de los dilemas a los que todo
opositor se enfrenta en alguna de las etapas de esta carrera de fondo.

Lo habitual es empezar con una costumbre ya adquirida en aquellos hermosos años


en los que estudiar era algo temporal, cosa de la llamada “época de exámenes”, y no
nuestra forma de vida. La elección casa-biblioteca será, durante la misma, algo
personal. Ahora bien, ¿qué pasa cuando o, bien no existe una pauta previa
determinante o la misma va perdiendo eficacia a medida que se queman etapas?

Aunque la decisión siempre va a depender de vosotros, vamos a exponer


argumentos a favor y en contra de cada uno de estos espacios que, durante un
período más o menos prolongado, se convertirán en nuestro “OPOHOGAR”.

¿Donde mejor que en casa?

 Comodidad. Estudiar en casa facilita el trabajo a los opositores. Evita la


elección del “modelito del día”, ya que tendremos un uniforme fijo, que
puede variar entre pijama y chándal, y nuestra única preocupación será
escoger entre los más fresquitos o cálidos en función de la estación del año.
Además, el uniforme estará acompañado de la oportuna coleta o moño (para
el caso de las opositoras), así que el peinarse no será una preocupación
adicional a la ya ardua tarea de memorizar y memorizar temas. Ahora bien,
acordaros que se trata de un UNIFORME DE ESTUDIO del que debéis
liberaros el día de descanso semanal, en el que es aconsejable salir a la calle
dejando el “modo opositor” en casa. Así que, ese día, abrid el armario y dejad
paso a los vestidos, vaqueros, jerseys, plancha y rizadores… ¡Siempre sienta
bien sentirse guap@ y salir de la rutina!
 Ligereza. Este segundo punto podría llamarse, nuevamente, comodidad.
Está claro que los opositores vivimos rodeados de leyes, manuales, apuntes,
material, libretas de colores… Y en casa tenemos TODO de nuestra mano,
sin necesidad de tener que ir con una maleta cada día llena de cosas que
“seguro que esto hoy también lo necesito”. Bien es verdad que, si no somos
fieles defensores del papel, todo eso que “seguro que necesitamos” es
fácilmente transportable en una tablet, portátil o, incluso, el móvil.
 Quiero hacer ruído. Esto de primeras os puede parecer raro pero, ¿qúe
mejor para practicar el cante que cantar los temas? Está claro que siempre
podremos hacer “play-back” en la biblioteca pero ¿y la satisfacción que
reporta escucharse un tema bien cantado y ajustado en tiempo? Ahora bien,
si el ruido es nuestro perfecto, pero quizá el de terceras personas nos puede
resultar molesto. Por eso debemos asegurarnos que no vamos a estar
rodeados de madres que nos tienen cosas que contar cada media hora,
padres que se preocupan de nuestra alimentación durante el mismo
intervalo de tiempo o tuberías que se rompen y requieren obreros picando
justo debajo de nuestra venta.
 Ni molesto ni me molestan.
 Estudiar en voz alta, baja, de pié o sentado, eso va a gusto del consumidor.
 Distracción cero, nadie pasa a la habitación a visitarme mientras está la
puerta cerrada.
 Libros, leyes, apuntes, a mano para cuando los necesite, así no tengo que ir
cargada con todo el arsenal.
 En verano el aire acondicionado, está a todo meter, así no me congelo y no
tengo que ir cargada con la chaqueta a 40ª en tierras manchegas.
 Las visitas a la panadería de enfrente de la biblioteca (buen estudio de
marketing montar una panadería enfrente de la biblio), se reducen a un té
con limón en casa.
 La pasarela de moda “Fashion Week” la dejo en casa para cuando la salida
sea más interesante y merezca la pena, por que parece la pasarela Cibeles a
alto nivel.
 Y no digo nada con respecto al frigorífico :-), si es que mi madre lleva
muchísima razón…..como en casa….

La fría y silenciosa sala de una biblioteca.

 Solo mesas y sillas. Aunque nuestros OpoZulos estén plagados de cosas


bonitas y cuquis que quedan perfectos en la oportuna foto de instagram, lo
cierto es que lo único que se necesita para ser opositor es una mesa, una silla
y el material. La biblioteca nos aporta un lugar con una temperatura ideal y
CERO distracciones (bueno, nuestra capacidad de concentración también
ayuda) en el que lo único que vamos a poder hacer es estudiar. Podemos
equipararlo, incluso, a una oficina de trabajo. ¡Ojo! , como ya dije antes,
nuestra capacidad de concentración ayuda, porque está claro que no
podremos evitar al resto de estudiantes o los eternos cafés en la puerta.
 Los opositores también socializamos. Está claro que podrían considerarnos
una tribu urbana, pero los opositores somos mucho más que gente que solo
estudia (aunque no siempre lo parezca). Salir del “modo pijama”, peinarse,
caminar y relacionarnos con otra gente, aunque también sean opositores,
nos puede venir muy bien emocional y psicológicamente; y, de paso, siempre
podremos contar con la ayuda de otros OpoCompis (dos cabezas piensan
más que una). Pero, ¡CUIDADO! Socializar durante los descansos es
positivo. Dedicar al estudio el tiempo del descanso, no.
 Mens sana in corpore sano. Finalmente, y sobre todo para aquellas épocas
en las que el examen está lo suficientemente cerca como para que relajarnos
en el gimnasio sea algo absolutamente inviable, siempre podremos hacer del
camino hacia la biblioteca nuestra sesión de ejercicio diario.

Bueno, hasta aquí las ventajas y desventajas de estudiar en casa o en la biblioteca.


Esperamos que os sirvan de ayuda aunque sabemos que la opción por un u otro
espacio es algo personal. Lo importante es que, sea donde sea, cread un lugar
agradable en el que os sintáis cómodos porque, durante un tiempo, pasaréis
muchas horas en él.

10. CUIDADO CON LOS LADRONES DE TIEMPO


LADRONES DE TIEMPO DE ESTUDIO. CUIDADO!

Pero… existen de verdad los ladrones de tiempo?


Se oye mucho hablar de los ladrones de tiempo pero no es más que otra excusa para
posicionarte como víctima.

 “yo quería estudiar pero no han parado de llegarme wassaps”


 “Estaba superconcentrada en mi tema y me han llamado por teléfono 3
veces.”
 “Me he puesto a buscar una cosa en internet y he ido pinchando enlaces y de
repente es la hora de comer.”

“Yo estaba siguiendo mi planning del día pero los ladrones de tiempo han ido a por
mi a saco y no he podido hacer nada”

Si te posicionas como víctima la culpa ya no es tuya, la causa de que tú no hayas


estudiado ya es ajena a ti y tu puedes lavarte las manos porque ya no eres el
culpable.

Amig@ recuerda que tú y sólo tú tienes la última palabra. Tú y sólo tú eres dueñ@
de tu tiempo. Y recuerda que el tiempo es oro y hay que tratarlo como tal. De hecho
el tiempo es mucho más valioso que el oro porque siempre se puede conseguir más
dinero pero no más tiempo.

De todas formas es necesario conocer estos supuestos ladrones porque


identificarlos es el primer paso para evitarlos.

El primer paso para vencer a los ladrones de tiempo es identificarlos


Los llamados ladrones de tiempo internos y externos. Los clásicos y los no tan
clásicos.

Atención a los 7 ladrones de tiempo clásicos

 El móvil. Los móviles tienen una cosa que se llama “modo avión”, el tuyo
también. Empieza a usarlo frecuentemente. Elige cuando interrumpes tu
estudio o los demás lo harán por ti.

 El multitasking. Hacer varias cosas a la vez nunca ha funcionado ni nunca lo


hará porque el cerebro humano no está diseñado para poder concentrarse en
más de una cosa. La atención es como un rayo laser y sólo puede apuntar a
un lugar.
 Las interrupciones de amigos y familiares. Esto es como el móvil, te tienes que
poner en “modo avión” vete a la biblioteca o encierrate en tu opozulo y pon
un cartel de “no molestar”

 La improvisación: Trabajar sin un plan es una receta para el trabajo mediocre


y disperso. Tu trabajo tiene que estar planeado a un año, a un mes, a una
semana vista… y por supuesto tu trabajo de hoy tiene que estar planeado
desde la noche anterior.

 El desorden: Una mesa desordenada, una habitación con cosas tiradas, fuera
de sitio, papeles por todos lados… es reflejo de una mente sin foco.

 La falta de un horario definido. Para poder respetar un horario de estudio


primero hay que tenerlo. Por escrito. Tener algo planificado por escrito
dispara tus posibilidades de cumplirlo por las nubes.

 Procrastinación. Si esta palabra no está ya en el RAE poco le queda. Hay que


cambiar el “Si eso ya lo hago luego” a “Ahora o nunca!”.

Aparte de esos “ladrones de tiempo” clásicos existen otros ladrones de tiempo a los
que enfrentarte te va a ser más duro aún.

El miedo al fracaso.

El miedo es una emoción muy útil. Pero a ti en cambio esta emoción te paraliza
muchas veces y hace que tardes más en ponerte a estudiar.

¿qué puedes hacer?

Lo primero reconocerla por lo que es: una programación de tu cerebro que viene
de serie y está allí para garantizar tu supervivencia. Luego dale las gracias. Sientete
agradecido y dile: “gracias por tu ayuda pero ahora no te necesito, ahora mismo
necestito cumplir con mi programa”

Y esta es otra clave importante: tu rutina y tus hábitos. Si tienes una rutina de
estudio arraigada después de muchos días y muchas repeticiones, tu cerebro no se
va a cuestionar si tiene miedo al fracaso o si te va a comer un tigre o lo que sea
porque lo que va a decirte es “son las 9 y a las 9 tu tienes que estar sentad@
estudiando”.

Recuerda que todos sentimos miedo. La cuestión es que hacemos al


respecto. Tener miedo es una oportunidad. Una oportunidad de aprender.
El perfeccionismo.

El perfeccionismo es una variante del anterior: “ Si no lo tengo todo preparado bien,


bien, bien… voy a fracasar, me va a comer un tigre dientes de sable etc.”

Vamos a ver, el perfeccionismo tiene dos grandes imperfecciones:

Primero . el perfeccionismo puede desembocar en paralísis por análisis. Hasta que


no lo tenga todo perfecto no hago nada y como nunca voy a conseguir llegar a la
imagen de perfección que yo me he montado en mi mente, no voy a hacer nada.

Y Segundo: El que tu intentes que todo esté perfecto al cien por cien te está
quitando un montón de tiempo y posibilidades de concluir otras tareas.

Las Comparaciones:

Otro ladrón de tiempo (silencioso) y otra programación más de las neuronas que
todos llevamos de serie.

Medirte a ti mism@ en relación a lo que otros han hecho o han conseguido puede
ser peligroso. Sobre todo si intentas vivir tu vida basandote en la imagen que
proyectan en instagram, facebook y demás.

¿Por qué no debes compararte?

Es peligroso porque puede llevarte a la parálisis y ya hemos visto que lo peor que se
puede hacer cuando estás preparando unas oposiciones es: nada.

En este aspecto hay varios estudios que dicen que las mujeres suelen ser más
propensas a caer en la trampa de compararse con los demás.

¿Cómo puedes evitar la trampa de las comparaciones?

Antes de nada sientete agradecid@ por tener lo que tienes y ser como eres. Si estás
leyendo esto es porque vives en el primer mundo como yo, tienes internet, comida
y cobijo asegurados y gente que te quiere.

Estás viviendo sin lugar a dudas una buena vida.

Para contínuar tienes que aprender a conocerte a ti mism@, tener tus objetivos, tus
metas y tu visión de la vida muy muy claros.

Planear una estrategia para conseguirlos y no apartarte de ella hasta que lo logres.
Pero recuerda que la vida es andar un camino, no llegar a un sitio y quedarte allí
instalado.

Y ayuda a los demás. Nada sube más tu autoestima que ayudar a la gente, en serio.

Nada sube más tu autoestima que ayudar a los demás

La verguenza y la culpa:

Dos emociones que juegan un papel importante en quitarte tiempo productivo. A


estas alturas ya te has dado cuenta de que vienen programadas en nuestras
neuronas para ayudarnos a sobrevivir y que para vencerlas tienes que reconocerlas
¡Muy bien!

La culpa es ese sentimiento de haber hecho algo mal, mientras que la verguenza
está más relacionado con cómo somos.

Tu sabes muy bien lo que tienes que hacer y sin embargo no lo haces. Son los
ejemplos del principio: debería seguir mi horario de estudio pero me he liado con el
wasapp y se me ha ido la mañana etc.

El no hacer lo que tienes que hacer te hace sentir culpable. Sentirte culpable te
hace trabajar menos.

Un círculo vicioso ¿Cómo salir de él?

Reconoce estas emociones por lo que son: programaciones de tu cerebro para


sobrevivir y perdonate a ti mism@. Todos somos débiles y cometemos errores.
Machacarte reviviendo una y otra vez lo que podías haber hecho mejor no sirve de
nada.

Lo que si sirve es extraer una lección e intentar mejorar la próxima vez. Date
permiso para cometer errores y sigue adelante.

No hay nada peor que la esperanza pasiva: esperar que las cosas cambien sin hacer
nada. Para vencer a la culpa tienes que tener propósito de cambio. No puedes
cambiar el pasado pero tú si puedes cambiar.

La indecisión y la duda.

Este para mi es el más gordo: Al final del día nuestra vida es fruto de las decisiones
que tomamos. Estas decisiones pueden tener más peso en nuestro destino que el
trabajo duro o que incluso la suerte.
Sin embargo ni tu ni yo podemos ver el futuro, así que tenemos que tenemos que
arriesgarnos y decidir.

Aquí puede aparecer la parálisis por análisis. Y mientras estes decidiendo qué
demonios tienes que hacer no vas a estar haciendo nada. Aquí si que se puede ir
tiempo y mucho.

La duda es paralisis y la peor es la duda de uno mismo. La falta de confiaznza en ti


mismo y en tus habilidades

¿Qué puedes hacer?

Si no decides tu camino a tomar, otros lo decidirán por tí. Vivirás de la peor manera
que se puede vivir: de manera reactiva. Reaccionando a lo que se te va poniendo
por delante pero sin decidir tu propio destino.

En la mayoría de las decisiones que tomamos suele haber una que es mejor que las
demás, a veces es sólo “ligeramente” mejor, otras veces no somos capaces de verla.

¿Cuál es la peor decisión?

La peor decisión es la la que no se hace. En lugar de atascarte y sobre analizar un


tema gastando tiempo y energía en encontrar la decisión perfecta usa ese tiempo y
energía en seguir un plan que te lleve a que lo que has elegido tenga éxito.

Si lo piensas verás que no existe la decisión perfecta sino la decisión que te has
“currado” para que sea la mejor.

¿Qué has aprendido hoy?

Recuerda! Los ladrones de tiempo no existen. El único ladrón de tiempo eres tú

Hay ladrones de tiempo externos que puedes controlar si quieres controlarlos.

 el móvil
 la multitarea
 las interrupciones
 la improvisación
 el desorden
 y la procrastinación

Y hay ladrones de tiempo internos que son mucho más complicados de controlar
pero que puedes conseguir combatir siendo consciente de ellos.
 el miedo al fracaso
 el perfeccionismo
 las comparaciones
 la verguenza y la culpa
 la indecisión y la duda

Pero sin duda todo es una cuestión de auto-responsabilidad.


11. HERRAMIENTAS TIC QUE TE PUEDEN AYUDAR A
PREPARAR LAS OPOSICIONES.
Los avances tecnológicos nos pueden resultar un potente aliado en la preparación
de nuestras oposiciones. Existen un montón de aplicaciones que podemos utilizar
para mejorar en nuestro rendimiento. Paso a citar algunas, se trata de 4
herramientas que te ayudarán a estudiar oposiciones y a mejorar tus técnicas de
estudio:
Google Drive, tu temario listo para estudiar en cualquier sitio

Seguramente la conocerás ya, si no es así tienes que hacerlo cuanto antes, te


cambiará la vida, también en el estudio de las oposiciones. Ya lo verás.

Google drive es uno de los servicios gratuitos de Google al que tienes acceso si
tienes una cuenta de Gmail.

Te permite almacenar en la nube una cantidad importante de archivos (15 GB para


empezar) y la misma aplicación funciona como procesador de textos, hoja de
cálculo, herramienta para hacer presentaciones, etc. Puedes acceder desde
cualquier dispositivo a través de tu cuenta de Gmail, y si instalas la aplicación en tu
ordenador se sincronizarán automáticamente todos los archivos que tengas.

Si conoces Dropbox encontrarás que su funcionamiento es parecido, con mayor


espacio de almacenamiento y la ventaja de contar con las aplicaciones propias
comentadas.

Aquí tienes unas breves instrucciones para comenzar a utilizarlo de la Consejería


de Educación de Navarra, si quieres conocer el uso de las diferentes aplicaciones te
recomiendo el tutorial elaborado por Raúl Diego, puedes verlo en su blog.

Podrás guardar en ese espacio en la nube todos los temas que tengas en word, pdf o
cualquier otro formato, o crear los tuyos propios con el editor de texto (google
docs), con la ventaja de que de esa manera no ocuparán espacio (google no los
tendrá en cuenta para ese tope de 15 GB) y que podrás ir editándolos en todo
momento. De esta manera tendrás todo tu temario e información relacionada
siempre a tu alcance, desde casa, desde el colegio o en cualquier sitio desde el que
puedas acceder a internet.

Google Drive también te permite trabajar de forma colaborativa, así que si tienes
un grupo de estudio con el que repartes el trabajo de los temas, o de la
programación, podréis mediante la utilidad de “compartir archivos” trabajar todos
sobre el mismo documento sin necesidad de enviaros copias, ya que las
actualizaciones estarán disponibles para todos de forma inmediata.
Cuando estudias oposiciones es importante, si vas en serio, que durante el tiempo
que dure la preparación está se convierta en una forma de vida, que mantengas un
ritmo alto de estudio, que aproveches cualquier momento de que dispongas para
estudiar o mejorar tu preparación. Con Google Drive tendrás acceso a todos tus
archivos desde donde estés, desde cualquier ordenador o tablet podrás repasar,
actualizar un tema, añadir normativa, enlazar recursos… lo que necesites.

Para mejorar todavía las posibilidades vamos a ver ahora dos herramientas o
complementos que puedes utilizar de forma independiente o integrada en Google
Drive.

Texthelp Study Skills, para estudiar y resumir los temas fácilmente

Es un complemento para el navegador Chrome que funciona integrado en Google


Drive de forma que una vez instalado (gratis) te permite fácilmente subrayar los
textos con diferentes colores, como lo harías con subrayadores fosforescentes
sobre temas en papel.

Utilizando los colores con una jerarquía organizada que te permita estructurar el
tema esta estrategia te ayudará mucho en el estudio y organización del contenido.
Se trata de utilizar siempre el mismo código de colores, utilizando colores
diferentes, pero siempre los mismos, para títulos, subtítulos, ideas principales,
ideas secundarias, también conviene que elijas colores para identificar otros
elementos que te resulte interesante señalar como normativa, bibliografía,
autores, etc.

Utilizando adecuadamente los colores podrás identificar de un vistazo los


apartados del tema, la normativa de interés, autores…, lo que hayas decidido
destacar.

Esta herramienta tiene la opción además de realizar un resumen con el texto


subrayado, por lo que es recomendable, además de seguir el código mencionado,
subrayar lo más importante del texto de forma que de un vistazo se lea un texto con
cierto sentido y así, además de ser útil para el estudio y repaso tendrás un resumen
“automático” al finalizar el subrayado. En el video tenemos un tutorial que nos
explica paso a paso su utilización.

Lucidchart, los mapas conceptuales que te facilitarán la comprensión y la


memorización

Lucidchart es una aplicación que ya he recomendado en otras ocasiones, permite


hacer todo tipo de esquemas, diagramas y mapas conceptuales. Trabaja además
integrada en Google Drive, así que si te decides a hacer tus propios temas podrás
fácilmente integrar en ellos los mapas hechos con Lucidchart.
Es una aplicación de muy fácil uso, se aprende a utilizar de manera muy intuitiva,
los mapas que realices los puedes exportar en diferentes formatos, pdf. por
ejemplo, insertar en documentos o en páginas web o blogs.

Con una dirección de correo electrónico de educación podrás conseguir una cuenta
gratuita.

Hacer mapas mentales es una técnica de estudio que te ayudará a comprender


mejor las relaciones entre los distintos contenidos, organizar la información de un
tema, servir de apoyo para el repaso, etc.

Recuerda, es conveniente utilizar la misma jerarquía de colores que utilizas para


subrayar para los diferentes niveles del mapa, de esta forma ambas técnicas se
reforzarán mutuamente ayudándote tanto a la hora de estudiar como a la de
repasar. La aplicación tiene una estructura propia de colores por defecto pero
puedes modificarla para que se ajuste a la tuya.

En el video puedes ver como un profesor de secundaria explica el funcionamiento


de la aplicación con un ejemplo para trabajar con los alumnos.

Hay muchas otras herramientas que también te pueden ser de utilidad en esta larga
tarea de estudiar oposiciones, tendremos ocasión de ver otros más adelante. Si
conocer algunas otras herramientas TIC, técnicas de estudio o estrategias que
puedan ser de utilidad utiliza los comentarios para compartirlas, así aprenderemos
todos.

Anki.

Anki es un programa para el estudio que se basa en dos aspectos… en la


“Examinación de recuerdo activo”, es decir, te hacen preguntas y tú tratas de
recordar la respuesta. Y la otra es “la repetición espaciada”, o, dicho de otra manera,
cada vez que respondes a la pregunta, tú mismo le dices al programa si ha sido fácil
o difícil, dependiendo de lo que respondas tardará más o menos en que te vuelva a
salir la misma pregunta.

Como meter conceptos básicos en estas tarjetas para aprender unas oposiciones,
donde tienes que escribir temas completos es imposible, y un poco absurdo, lo
vamos a utilizar para repasar temario una vez estudiado.
12. ¿CUÁNDO ES MEJOR ESTUDIAR UNA OPOSICIÓN POR
EL DÍA O POR LA NOCHE?
Esta es una buena pregunta. Una pregunta que muchos opositores/as se hacen.
A esa pregunta tú y sólo tú tienes la respuesta, tú mejor que nadie conoces tu
cuerpo y sabes a qué horas del día es cuando puedes dar más de sí. Otra cosa es
que estés condicionado por diferentes aspectos como pueden ser el trabajo, la
familia, que te obliguen a estudiar a unas horas determinadas y no tengas más
opción.
Hay gente que prefiere madrugar mucho y aprovechar el día y hay gente que
prefiere levantarse más relajadamente y estirar al máximo las últimas horas del
día.
Durante la noche la concentración aumenta, gracias al silencio y la tranquilidad que
hay. Eso si, hay que tener en cuenta los riesgos de no descansar lo suficiente y es
necesario tener una zona de estudio lo suficientemente iluminada para no
perjudicar la vista durante la noche. Por otro lado, durante el día, somos más
propensos a distraernos con el móvil, la televisión o incluso con nuestros grupos de
estudio.
Por eso hay quienes consideran que la noche es el momento idóneo para
interiorizar contenidos. Si has elegido estudiar durante la noche, deberían tener en
cuenta los siguientes consejos para lograr rendir más: establecer una rutina para
que el cuerpo se acostumbre a estudiar de noche, descansar durante el día, cuidar
la zona de estudio e iluminarla correctamente afirma Carlos Martínez, director de
IMF Business School, controlar el tiempo para no perder la noción y poder
planificar el tiempo de estudio y descanso.
Pero al estudiar por la noche se altera el reloj biológico y provoca una acumulación
de sueño. Aunque nos parezca que estamos despiertos, cuanto más se acerque
nuestra hora de dormir más nos costará concentrarnos. No hay que olvidar que
somos seres diurnos y nuestro cuerpo está preparado para rendir más por el día.
Hay muchos estudios científicos acerca de cuál es la mejor hora para el estudio y
llegan a contradecirse.
 Un informe de la Universidad de Nevada concluyó en 2017 que la mejor
franja para estudiar empieza a las 11 de la mañana y acaba las 9 y media de
la noche.
 Un estudio del portal Examtime.es, estudiar de noche es más provechoso
por factores como el silencio y la tranquilidad. Además, la creatividad
aumenta lo que permite asimilar conceptos y conseguir una mayor
concentración.
Algunas ventajas de estudiar de día.
Tradicionalmente se ha recomendado estudiar por la mañana ya que se asocia con
horas de mayor concentración. En esas primeras horas del día estamos más lúcidos
y contamos con la energía que proporciona el descanso nocturno. Pero no todo el
mundo está dispuesto a comerse el mundo de buena mañana ni tiene un despertar
tan productivo.
Una importante ventaja de estudiar por la mañana es seguir el ritmo natural del día
a día. La mayor parte de nuestros familiares y amigos trabajan durante el día y las
tareas y gestiones que se presenten se concentrarán a lo largo de esas horas. Si
tienes alguna duda o necesitas apuntes de un compañero, será más fácil localizarlo
que de madrugada. Disponer de luz natural y poder planificar mejor rutinas y
descansos son algunas otras ventajas de estudiar durante la mañana o la tarde.
Las ventajas del estudio nocturno
Si eres de los que te vence el sueño fácilmente te costará creerlo pero por la noche
solemos ser más creativos. La oscuridad hace que veamos las situaciones desde
otro punto de vista y afrontemos situaciones de forma diferente. Por un lado
estudiar de noche será más fácil porque no tendremos distracciones y habrá más
silencio en general.
Como podemos ver hay quienes recomienda el estudio por la noche, otros por el
día. Cada opción tiene sus pros y contras.Hay partidarios y detractores de cada
opción. Al final tú tienes la última palabra
13. ESTUDIAR OPOSICIONES. ¿CON O SIN MÚSICA?
¿Eres de los que escuchas música mientras estás estudiando? ¿O por el contrario
necesitas silencio para poder concentrarte?
No podemos ofrecerte una fórmula exacta sobre la idoneidad de utilizar la música
para estudiar oposiciones. Sin embargo, existen diversas investigaciones que
ofrecen puntos a favor y en contra sobre el uso de la música mientras estudias.
Si después de leer cada una de las razones que exponen los beneficios de usar
melodías en tu estudio quieres incorporar este hábito en tu preparación, te
ofrecemos una serie de recomendaciones sobre la mejor elección al respecto.
A continuación encontrarás una relación de motivos argumentados sobre las
ventajas o desventajas de utilizar la música para estudiar oposiciones.
A favor
 El profesor Morten Kringelbach (Universidad de Oxford, Reino Unido)
indica que hay que usar estilos de música que no sean muy predecibles, de
ritmos repetidos; ni muy caóticos, de ritmos complejos. La virtud está en
elegir el punto medio, por ejemplo, los ritmos funk.
 La investigadora Teresa Lesiuk (Universidad de Windsor, Canadá)
argumenta que la música produce placer y buen humor. Mientras la
escuchas liberas dopamina, que aumenta tu concentración y el rendimiento
laboral.
 Diferentes estudios han coincidido en confirmar que escuchar la música que
te gusta influye en la disminución de los niveles de cortisol, la hormona
producida por el estrés. En este sentido, la música te ayudará a relajarte
antes del examen.
 El doctor Manuel Arias, de la Sociedad Española de Neurología, afirma que
hay que escuchar la música que mejor te venga.
En contra
 Hay investigaciones que hablan sobre el efecto perjudicial de la música para
el estudio de contenidos complejos, como podrían ser las oposiciones. Para
tareas más complicadas necesitamos tomar un control total de nuestro foco
de atención, según afirman Carol A. Smith y Larry W. Morris
 Según los estudios del Dr. Nick Perham (Cardiff Metropolitan University,
Reino Unido), escuchar música afecta al transvase de información desde la
memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo.
 Utilizar música mientras se estudia obliga al cerebro a desdoblarse en dos
acciones (multitarea o multitasking), perdiendo así la concentración.
 El silencio ayuda a la concentración mientras se estudia. Facilita que el
cerebro se centre en la materia de estudio al estar libre de cualquier
distracción ambiental.

Como vemos, sobre este aspecto hay una gran variedad de estudios. Aunque los
últimos trabajos nos hablan de que todo depende del tipo de contenidos que
vayamos a estudiar. A tipo de contenido me refiero a lo siguiente:

 ¿Es una tarea mecánica?


 ¿Es memorización pura y dura?
 ¿Necesitas comprender?

BUENOS RESULTADOS
Según diversos estudios la música ofrece buenos resultados en actividades
mecánicas o repetitivas, nos ayuda a relajar la mente. Por ejemplo:
 Hacer ejercicios mecánicos de matemáticas.
 Dibujo o alguna actividad manipulativa.
 Pasar apuntes a limpio.
Pero… ¿Sirve cualquier tipo de música? Siento deciros que no. Tenemos que evitar
todo aquello que tenga letra ya que podemos caer en la tentación de comenzar a
cantar y perder nuestra concentración.
MALOS RESULTADOS
Sin embargo no es recomendable escuchar música cuando la tarea es más compleja.
Pueden ser actividades como:
 Memorizar.
 Comprender o sintetizar.
 Razonar.
 Realizar operaciones matemáticas complejas.
En este caso lo recomendable es silencio total, si estás en un espacio con algo de
ruido ambiente te recomiendo usar tapones.

¿Cuál es la razón por la que no es aconsejable estudiar con música?


La razón es la “Multitarea”. Nuestro cerebro no es capaz de realizar dos actividades
en paralelo cuando una de ellas está relacionada con la memoria de trabajo.
Cuando memorizamos o comprendemos debemos focalizar nuestra atención, así
conseguiremos mejores resultados.
La música puede relajarte o animarte. ¿Puede además ayudarte a estudiar mejor
tus oposiciones?
¿Qué música debería oír?
La música da igual. Lo que importa es que sea siempre la misma.
Lo que quieres es condicionar tu cerebro cuando suene esa música. Entrar en
“modo estudio” y crear un ambiente determinado. Un ambiente que te ayude a
estudiar mejor.
¿Qué es esto del reflejo condicionado?
Si dos cosas ocurren de manera seguida o simultánea varias veces, se puede
producir una asociación. Esta asociación puede hacer que el primer suceso
ocasione el segundo de manera automática.
Esto te lo explico mejor con un ejemplo.
El ejemplo clásico es el de el famoso perro de Pavlov: Le presentan la comida a un
perro acompañada del sonido de una campana y el perro empieza inmediatamente
a relamerse y salivar. Después de hacerlo varias veces, el simple sonido de una
campana (sin la comida) consigue que los perros se relaman y saliven
automáticamente. Tras varios experimentos más se descubrió que también
funciona con los humanos. Quizás no seamos tan inteligentes después de todo o
quizás la parte reptiliana de nuestro cerebro tenga más influencia sobre nuestras
acciones de lo que queremos admitir.
El caso es que de aquí se han derivado multitud de “trucos” usados en la publicidad,
en la propaganda, en la persuasión etc.
¿Cuales son los beneficios de estudiar con la misma música?
Beneficios de estudiar siempre con la misma música:
 Bloqueas el ruido exterior.
 Activas tu cerebro para estudiar. Lo pone en piloto automático. Tu cerebro
percibe la música y se pone en “modo estudio”
 Bloqueas las interrupciones. Si te ven oyendo música con los auriculares en
la biblioteca o en tu casa no te van a molestar. Si te hablan, hazte el sordo
 Al oír siempre la misma música no le vas a prestar mucha atención. Lo que
quieres es concentrarte, no tararear o “disfrutar” de la música.
 Si usas música relajante te relajarás, pero también activarás tu cerebro.
 Si usas música animada, cuando estes medio dormido te puede ayudar a
espabilarte o a conseguir un “sentido de urgencia” que te impulsará a
trabajar más.
 Al estar más aislado. Aumentas el foco.
 Pero el beneficio más importante de todos es que te ayude a entrar en la
zona.
El efecto Mozart
Se ha estudiado y concluido que oír música de Mozart (o cualquier otra música
barroca que prefieras) ayuda a la concentración y por lo tanto a estudiar mejor. A
esto se le ha llamado el efecto Mozart.

Las ondas alfa


También se habla mucho de las ondas alfa. De una música en concreto que produce
estas ondas que relajan la mente y te ayudan a estudiar.
Si decides estudiar escuchando música te recomendamos lo siguiente.
Solo instrumentales. Evita las canciones con voz, especialmente si están en tu
idioma o si te sabes la letra. Es preferible reproducir bandas sonoras de películas o
música clásica. Un ejemplo es la música de Mozart, que mejora el rendimiento
mental. Lo llaman el “Efecto Mozart”.
Controla el volumen. La música es utilizada como una compañía cuando se estudia.
No obstante, es fundamental que el volumen no sea demasiado alto, ya que
terminará desconcentrándote y provocando el efecto contrario al deseado.
Lista de reproducción. Es adecuado crear una lista de reproducción, cuya duración
máxima no excede las dos horas. Te recomendamos crear esta lista antes de
comenzar a estudiar las oposiciones. De lo contrario, deberás detenerte para
buscar canciones nuevas.
Emisora de radio. Te aconsejamos evitarla, ya que tendrás varios factores de
distracción, como los locutores y los anuncios publicitarios.
Varía los géneros
La música elegida dependerá de la materia de estudio. Para materias como la
preparación de unas oposiciones, que requieren una lectura profunda, se
recomiendan melodías suaves, sonidos relajantes de la naturaleza, música clásica,
etc. La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo. Platón

En Conclusión
El uso de la música para estudiar oposiciones es un factor que depende de cada
opositor. La música puede ser una buena aliada durante tu preparación, siempre
que encuentres una melodía que te permita concentrarte y te ayude a conseguir un
mejor estado de ánimo. Con las recomendaciones que te ofrecemos podrás escoger
la música que más te conviene. Si has hecho la prueba y no eres capaz de centrarte
en el estudio, será mejor que intentes otras técnicas.
14. ¿QUÉ PODEMOS HACER LOS DÍAS DE ANTES DE UNA
OPOSICIÓN?
¿QUÉ HACER LOS DÍAS ANTES DE TU OPOSICIÓN?

¿Te tomarías un café los dos últimos días antes de tu oposición? La preparación de
una oposición es un proceso. Un proceso aburrido.
Y tú que estás leyendo esto lo sabes mejor que nadie.

Sin embargo según se va acercando el día D y la hora H, la cosa se va poniendo…


más emocionante.

Pero emocionante para mal: empiezas a dormir peor, te cuesta mucho


concentrarte, no te cabe un tema más en el cerebro, estás de mal humor.

Eso le ha pasado a todos/as los que han preparado oposiciones

Cuando llega el momento de competir (el día del examen) es simplemente: “un día
más”.

Entonces, ¿debería seguir con la rutina de siempre o tomarse los dos últimos días
de relax?

Es una pregunta que como opositor tienes que hacerte antes o después y yo creo
que las opciones son 3:

1. No alteras tu rutina en absoluto. Es un día más de estudio. Es un día normal


y tu cerebro lo percibe así y no se altera (demasiado) porque como decía en el
artículo, somos animales de costumbres.
2. Te intentas olvidar del examen. Te vas a pasear con tus amigas (no se te
ocurra tomar café), o a la playa a jugar con tu perro o a hacer deporte o a
cualquier sitio que no te recuerde ni remotamente a la oposición.
3. Una mezcla de los dos: Te das un repasito rápido de tus esquemas y te vas a
pasear a la playa. No miras tu móvil, no tomas bebidas azucaradas, ni cafeina,
ni ves en la tele cosas que te alteren el sueño.

Lo que yo no haría bajo ningún concepto sería intentar meterme información nueva
con calzador, leerme todos los temas como un cafre y en general intentar deglutir
lo que no he podido en los meses anteriores.

Pegarte un atracón final es un Grave error.


Lo que no te has estudiado en los meses previos no lo vas a asimilar 24 horas antes
del examen. Nadie es inmune a los nervios. No te consideres más débil por
estresarte. Perdónate y sigue adelante.

¿Quién es el gran enemigo de un opositor antes de un examen?


El miedo a quedarse en blanco. Este miedo es bastante lógico, aunque la mayoría
de los miedos a los que nos enfrentamos en nuestro día a día, no tienen
fundamento. Es lo que ocurre en el caso de un opositor.
¿Qué podemos hacer para combatir el miedo?
 Preguntar a gente conocida que haya pasado por esta experiencia. La
información nos ayuda a eliminar los miedos.
 Ponerse en lo peor. Si lo hacemos, nos daremos cuenta de que no pasa nada
y nos podremos preparar para las siguientes.
 Visualizar lo que nos da miedo. Relájate e intenta imaginar cómo será el
examen, de esta manera, conseguiremos superarlo.
¿Qué hay que hacer el día de antes del examen?
 Descansar, para no llegar agotado al examen.
 Es recomendable dejar de estudiar sobre las diez, y después, realizar alguna
actividad que nos ayude a relajarnos.
 Preparar todo el material lo que necesito llevar al examen: bolígrafo, DNI,…
 Una vez que nos hemos acostado, no pensar en el examen. Lo ideal es dormir
unas ocho horas, para estar descansados.
El día del examen. Unas horas antes.
Por fin, ha llegado el gran día. Es un día crítico en el que tienes que demostrar todo
lo que sabes. Recomendaciones:
 Si el examen es por la mañana, debes tomar un desayuno suave. Y si es por
la tarde, deberás tomar un tentempié. Hay que evitar los extremos, ni tomar
comidas copiosas, ni acudir al examen en ayunas.
 Si quieres repasar los temas del examen, porque te da seguridad, es
recomendable repasar solo los esquemas. De lo contrario, sólo conseguirás
ponerte más nervioso.
 Conversaciones con otros compañeros sobre los temas. Es mejor evitarlo,
porque solo te va a generar más ansiedad y nerviosismo.
 Y por último, intentar llegar al examen con un margen de tiempo, para no
llegar tarde.
Recuerda, que no basta con conocer y dominar el contenido del temario del
examen, hay factores externos que nos pueden ayudar o perjudicar a la hora de
enfrentarnos a un examen. El día del examen es el día más importante para un
opositor y hay que estar preparado.
15. TRABAJAR Y PREPARAR OPOSICIONES. SI QUIERES
PUEDES.
Quizás te consuele un poco el pensar que hay opositores/as que están peor que tu:
son los que tienen que trabajar y preparar oposiciones. Hay muchas personas que
se encuentran en esta tesitura. Más de las que puedas pensar.
Lo primero que debes asumir es que opositar en tu situación es sacrificio y más
sacrificio. Hay que asumir que tendrás menos tiempo libre y que tu ocio está
supeditado a tu estudio. El tiempo libre será un privilegio que deberá limitarse a
pocas horas semanales pero tendrás la tranquilidad de no necesitar con urgencia
aprobar la oposición, currar aporta dinero mensual, y eso relaja.

Hay oposiciones en las que esto sería casi un imposible, pero en las Oposiciones al
Cuerpo de Maestros, no es raro ver a opositores haciendo auténticos malabares
para sacar las dos cosas adelante y finalmente con mucho esfuerzo y sacrificio, lo
consiguen.
Además la cosa puede complicarse aún más. Están los casos en los que hay que
trabajar, preparar oposiciones y dedicarse a la familia. Toma ya…!!!!
Por eso, recordad, los que opositáis sin cargas familiares ni laborales, pensad lo
afortunados que sois y aprovechad mejor el tiempo que tenéis para preparar
oposiciones sin estas cargas.
Para los que estáis en esta situación os voy a dar una serie de consejos que os puede
venir bien para sobrellevar esta dura carga.
 Planifica al milímetro lo que vas a hacer cada día
 Graba los temas de las Oposiciones en formato mp3 y escúchalos en el
camino a tu trabajo, o en el trabajo, siempre que lo puedas hacer. En
cualquier rato libre. No creas que escuchar los temas es algo en balde. Es un
sistema que funciona, siempre se quedan cosas, o ¿te has puesto alguna vez
a estudiar en profundidad alguna canción? Normalmente, la música se
aprende a base de escucharla, pues esto, lo mismo, sólo que con esfuerzo
extra.
 Existen pequeños trucos para recordar datos, utilizar todos los momentos
del día por pequeños que sean. Muchos opositores trabajadores los han
utilizado, y por qué no, ahora es tu momento. Unos son más útiles que otros,
pero todos sirven.
 Puedes cargar los temas en powerpoint y reproducir desde cualquier
terminal y así verlos de manera genérica para darle un repaso.
 Utiliza programas de repaso como Anki. Anki es un programa para el
estudio que se basa en dos aspectos… en la “Examinación de recuerdo
activo”, es decir, te hacen preguntas y tú tratas de recordar la respuesta. Y
la otra es “la repetición espaciada”, o, dicho de otra manera, cada vez que
respondes a la pregunta, tú mismo le dices al programa si ha sido fácil o
difícil, dependiendo de lo que respondas tardará más o menos en que te
vuelva a salir la misma pregunta. Aquí puedes ver un tutorial.
https://www.youtube.com/watch?v=6Eh1xlaAM1Y
 Lleva siempre un cuaderno en el que apuntar dudas o ideas para desarrollar
más tarde.
 Auto- examínate. Ponte exámenes mentales, pregúntate tu mismo/a
 Nunca uses los momentos de relax de tu trabajo (descansos, tiempos de
comidas, etc) para estudiar. No es nada recomendable. Esos momentos son
sagrados y hay que respetarlos.
 Saca tiempo de donde no lo haya. Con la práctica te irás acostumbrado a
valorar el tiempo y sacarle más provecho.
 Divide los temas por bloques y enlázalos entre sí. En Los temas de
Oposiciones tienes bloques comunes de psicología de desarrollo, de
legislación, de las diferentes áreas, de funciones de los docentes etc. Te
recomiendo estos artículos.
o Estudiar el temario de la oposición por bloques
 https://lasopodeinfantil.blogspot.com/2017/06/estudiar-el-
temario-de-la-oposicion-por.html
o Organizar el temario de Oposiciones Infantil por mapas mentales.
 https://lasopodeinfantil.blogspot.com/2017/07/organizar-
el-temario-de-oposiciones.html
 Crea partes comunes que te sirvan para uno o más temas. Aquí puedes ver
como construir APARTADOS COMUNES en los temas de Oposiciones.
https://lasopodeinfantil.blogspot.com/2017/06/trucos-para-construir-
apartados-comunes.html
 Las nuevas tecnologías son tus aliadas y te van a permitir estudiar estés
donde estés. 3 HERRAMIENTAS DE LA RED QUE TE AYUDARÁN EN EL
ESTUDIO DE TUS OPOSICIONES.
 Si tu trabajo y situación económica te lo permiten, puedes solicitar una
reducción de jornada, para dedicarla al estudio
 Si tienes pareja explícale tu nueva situación. Háblale que sólo será un
tiempo y que el esfuerzo va a merecer la pena para ambos, para que ella o el
se impliquen más en las tareas doméstica y familiares y a ti te dejen más
tiempo en el estudio de la oposición. La ayuda y comprensión familiar son
los puntos de partida. Esta decisión debe ser consensuada. Necesitas su
apoyo. No voy a negártelo, si vives solo, estás algo fastidiado. Trabajar,
estudiar y hacer las tareas de la casa uno mismo, es duro, muy duro, y
además el día tiene sólo 24 horas y por suerte, o por desgracia, el ser
humano tiene que dormir entre 6 y 8 horas para ser uno mismo. Necesitarás
toda la ayuda del mundo, el currante que oposita está exento de las tareas
del hogar, hacer comidas, lavadoras, etc, etc, etc. Si eres la pareja, la madre,
o compañero de piso de un currante opositor, que Dios te pille confesado/a
aunque la recompensa también te llegará, aunque sea de forma indirecta.
 Búscate un apartado donde puedas estar lo más agusto posible, donde no
encuentres cosas que te distraigan y te roben el escaso tiempo que
dispones.
 Si opositas y trabajas hay tres cosas que no debes descuidar, no le quites
tiempo a esto para estudiar las Oposiciones. Hablo del sueño, la
alimentación y el deporte. Si lo descuidas tus rendimientos bajaran
notablemente.
 A muchos nos gusta leer antes de dormirnos, y eso es una baza a nuestro
favor. Hazte los temas leíbles en breves páginas y, todos los días, todos,
todos los días, antes de irte a dormir, léelo, imaginándote que es un capítulo
de una buena novela.
 Después de cenar debes dedicarle al estudio como mínimo dos horas antes
de irte a dormir y, por supuesto, el fin de semana has de dedicarle alrededor
de 6 horas, ampliables a medida que se acerque la fecha de los exámenes.
 Si tu jornada es completa pero de mañana, lo mejor será es que estudies
cuatro horas, eso sí, después de comer y algo de siesta, sin descansar no
rendirás como necesitas. El horario perfecto sería entre las cinco y las nueve
de la tarde; y, no pienses que es suficiente, dedícale también unas cuatro
horas en las mañanas de los sábados y los domingos, así tendrás, las tardes
del fin de semana para tu relax. En el caso contrario, jornadas de tarde, lo
ideal es seguir este mismo plan pero estudiando las cuatro horas por la
mañana, de ocho a doce
 Para que no te entren ganas de abandonar, o pienses que estas condenado
al trabajo basura de por vida porque el estrés te pueda y creas que si sigues
este ritmo, un día vas a saltar por la ventana, cógete un fin de semana libre
al mes. Intenta no variarlo, que sea siempre el mismo, y mientras lo estés
disfrutando ni se te ocurra pensar en las oposiciones, y mucho menos en el
trabajo. Es sólo para ti, que nada interrumpa tu momento sagrado de ocio.
 Deja a un lado los “ladrones de tiempo”. Esas cosas que te roban el escaso
tiempo que posees. Por ejemplo la televisión, el wasap.
 Ve siempre por delante del tiempo. Ten la sensación que controlas el tiempo
y no al revés.
 Se consciente que vas a tener que decir que no a muchas cosas. Explícalo a
las personas que te quieren, ellas lo van a entender.
 Motívate diariamente, recuerda que hay muchas personas que están en tu
misma situación, pero que al final lo han conseguido. Por qué tú no. Además
tienes la enorme suerte de estar trabajando, si no te salen las Oposiciones,
siempre te queda el trabajo.
Creo que si sigues estos consejos trabajar y estudiar oposiciones, si es posible.
Resumiendo, opositar y trabajar a la vez no es una locura. Sólo es algo más difícil.
Aunque también tiene sus ventajas. No desconectas del mundo y sigues
relacionándote con gente aunque sea en el curro. Un opositor en exclusiva vive al
margen de la sociedad, en una realidad paralela que a veces lo desmotiva.
Finalmente he encontrado por internet, los siguientes testimonios reales de
personas que están trabajado y estudian. Quizás os sintáis identificados.
“Maria”
Al principio era un alma en pena (casa, comida, cuidar de mis animales, trabajo,
pareja, etc), se me hacía un mundo, hasta que me mentalicé y marqué un objetivo
(querer mejorar mi vida), visualizando cómo quería que fuese mi vida dentro de
unos años (trabajar en lo que me gusta, estabilidad económica, poder viajar, ect).
Esa fue la medicina que curó mi desilusión,apatía,cansancio…; mentalizándome de
que no soy menos que nadie, si otros lo han conseguido yo también puedo.
A partir de ahí, saqué impreso el calendario de los meses que me quedaban hasta el
momento de la oposición y organicé el tiempo que le tenía que dedicar a cada cosa
( supuestos, programación,temas), contando siempre con el tiempo real del que se
dispone; y a pesar de que acabas al final del día agotada, te sientes satisfecha de
haber cumplido el objetivo del día; de hecho el día que por cualquier motivo
personal no he podido cumplirlo, he sentido como una especie de “mono” ( como el
que se siente cuando estas dejando de fumar), te haces a la rutina.
El lado bueno de los que estamos trabajando (porque aunque parezca que no, lo
hay) está relacionado con una de las frases que antes ha mencionado
“Si tienes poco aprenderás a valorarlo más y sobre todo a utilizarlo mejor” y es
totalmente cierto, tener poco tiempo te obliga a ponerte las pilas, a dar el 100 x 100
y exprimir el tiempo al máximo. Ánimo a tod@s los que estudian y trabajan, no
estáis sol@s, Con voluntad, esfuerzo y un objetivo claro, todo es posible.

“Antonio”
Yo también pase por el calvario. Oposiciones, trabajo y familia, todo en el mismo
saco, y haciendo encaje de bolillos para no morir en el intento o no perjudicar aún
más la salud mental, no muy buena ya de por si al intentar meterme en semejante
berenjenal.
Oposite por una especialidad técnica de FP en Andalucía y a la vez trabajaba en
horario nocturno. Asi que para optimizar me grababa los temas tipo podcast y toda
las noches me los iba escuchando en el curro. Esta técnica me fue bien, ya que
implica tres tareas, resumir el tema, grabarlo con tu voz y escucharlo una y otra vez.
Os puedo decir que es laborioso pero funciona por el machaque continuo al que
sometes el temario y a tus neuronas de camino. Creo que lo fundamental es la
motivación y alcanzar la rutina de estudio, en la cual si vagueas un día te sientes
miserable por desaprovechar el tiempo en la innoble tarea de atender a tu esposa
y niños.
Ellos realmente son el soporte vital necesario, ya que comprendiendo tu situación
van a conseguir que todo fluya más facil y que puedas rascar más tiempo para
resumir ese maldito tema que siempre se encona o definir partes de la
programación para la cual habría que haber cursado un máster específico. Solo
comentaros para el que lo intente que no es imposible, que se arme de motivación,
un buen planning y altas dosis de paciencia y adelante con ello. Yo finalmente
aprobe sin plaza, pero estoy en bolsa y a dos puestos de que se cumpla el sueño de
ser profesor y trabajar de lo que siempre me ha gustado.
“Saray”
En mi caso, yo lo conseguí el año pasado. He estado 7 años y algunos meses como
interina y el año pasado decidí que tenía que hacerlo mejor que nunca.
Y ha sido la vez que más lo he peleado. Vivía con mi pareja a una hora de coche de
mi destino de trabajo. Todos los días eran dos horas de carretera y el rato que
sacaba de estudio por la tarde no podía ser todos los días el mismo.
En mi provincia no había academia para mi especialidad, así que los viernes me
desplazaba a Granada para asistir a clase. Eran las 2h de ida y vuelta al trabajo mas
2 horas de ida y 2 de vuelta a Granada. No pude hacerlo todos los viernes del curso.
Pero muchos si.
Además de eso, organicé con mi compañera de departamento un intercambio en el
cual participé y al cual también me quitó varias horas de estudio. También
preparamos exámenes oficiales y tuvimos que ir varias tardes al instituto.
A todo esto, al igual que todos los compañeros, hay que sumar las obligaciones
personales de cada uno que también requieren su tiempo.
Mi gran apoyo fueron tres amigos de la carrera con los que asistí a la academia y
con los que compartí todo tipo de momentos. Y por supuesto mi familia y mi pareja.
Y finalmente lo conseguimos. La satisfacción ha sido y es muy grande.
Quiero animar a todos los compañeros que cada día pelean por lo que les gusta y
por lo que creen !Ánimo y a por todas!
16. CÓMO EVITAR LA ANSIEDAD EN LAS OPOSICIONES
El estrés es algo normal en la vida del estudiante y más aún si tienes que
compaginar diferentes tipos de estrés: estrés laboral, familiar y académico. El
estrés parece algo negativo ya que produce bastante ansiedad, pero tanto el estrés
y la ansiedad no tienen que ser malos compañeros si los sabes sobrellevar bien y
canalizarlos para que te sirvan de ayuda en lugar de ser un obstáculo que te haga
perder el tiempo, y los nervios.

La ansiedad aparece en tres planos.

LOS TRES PLANOS DE LOS SÍNTOMAS DE LA ANSIEDAD

 Nivel mental o cognitivo: preocupación extrema, inseguridad, falta de


confianza, desconcentración, etc.
 Nivel fisiológico: respiración agitada o entrecortada, sudoración, sequedad
de boca, opresión en el pecho, náuseas y dolor de estómago.
 Nivel conductual: falta de apetito o comer en exceso, tartamudeo, hablar
rápido, risa nerviosa, manipular continuamente objetos, reacciones
impulsivas, responder sin reflexionar.

Si estás estudiando unas oposiciones y queda poco tiempo para las pruebas, es más
que probable que te sientas estresado y que la ansiedad esté presente en tu vida. Y
es que todo el esfuerzo que estás haciendo en tus estudios y todo el sacrificio que
haces en tu vida personal lo vas a plasmar en un examen y unas pruebas que pueden
marcar tu futuro y llevarte por un camino o por otro totalmente diferente al que
ahora mismo esperas.

Un poco de estrés no es malo porque te ayudará a aumentar la productividad de tus


estudios y de lo que tengas que hacer en tu día a día. En cambio, un exceso de estrés
o un estrés mal llevado puede hacer que te sientas bloqueado y que pierdas
demasiado tiempo, un tiempo que sin duda puede ser oro para ti.

Controla la ansiedad

La ansiedad que provoca la ansiedad tiene que ser controlado con técnicas que te
ayudarán a estar más tranquilo y pudiendo estar más tranquilo. Existen algunas
técnicas como la meditación, las técnicas de respiración (que son excelentes y
puedes hacer en cualquier momento y cualquier lugar), el yoga, etc. Estas técnicas
te ayudarán a estar mucho mejor si los haces diariamente, no sólo las semanas
previas al examen.

Debes recordar que preparar una oposición nada tiene que ver con preparar un
examen de cualquier rama de universidad. Una oposición es una oportunidad para
poder tener un trabajo público y para siempre, por eso es normal que te sientas con
más ansiedad de lo normal, pero esa ansiedad tendrá que ser controlada.
No mires el reloj

Lo ideal es no mirar el reloj pero sí mirar el calendario. Con esto quiero decir que
tendrás que marcarte unas pautas de estudio que tendrás que seguir según cómo
sea tu estilo de vida. Si sabes cómo dividir tu estudio según el tiempo disponible que
tienes podrás sentirte mucho más tranquilo porque tendrás una organización
acorde a tu tiempo y disponibilidad.

Cuida tu cuerpo y tu mente

En tus momentos de estudio tendrás que tener tiempos de descanso, dormir de 7 a


8 horas diaria seguidas y que por lo menos haya un día a la semana que no dediques
al estudio en absoluto, porque tu mente también necesita relajarse y centrarse en
otras cosas para “recargar las pilas”. Esto hará que tu mente se relaje y que los
conocimientos que vas adquiriendo se asimilen mejor. Prepararte una oposición es
tan importante como cuidar tu cuerpo y tu mente. Si tu cuerpo y tu mente no está
bien cuidado, tus estudios no servirán de nada y estarás perdiendo el tiempo. No
olvides hacer ejercicio diariamente (o días alternos) y llevar una dieta equilibrada
para que no te falten proteínas ni nada que pueda perjudicar el trabajo de tu mente.

Consejos para evitar la ansiedad


Es importante que durante los días previos al examen evites la cafeína lo máximo
posible de tu dieta, porque si no duermes bien antes del examen estarás perdiendo
capacidades de concentración muy importantes. La cafeína, puesto provoca un
estado de “nerviosismo y confusión” por el cual nos vemos activados pero no por
ello capacitados a retener ideas y conceptos.

Además, el día previo a las oposiciones intenta estar relajado y no hacer esfuerzos
excesivos.

En la última semana cumple tu horario de estudio sin ninguna demora, recuerda


que es muy importante que repases todo lo aprendido en las semanas anteriores.
Además en los días previos a las oposiciones, para evitar la ansiedad, tendrás que
tener todo el temario bien mirado y estudiado para que los últimos días únicamente
sean de repaso.

Recuerda que el ejercicio físico también te ayudará a estar más activo y a tener la
mente más despejada, por lo que no debes dejar de lado el tiempo de ejercicio por
añadirlo al tiempo de estudio, si lo haces, te darás cuenta que es menos productivo
y además perjudicial para tu mente. Realizar ejercicio físico, ya que ayuda a
segregar endorfinas y liberar tensiones.

Tu mente te ayudará a estar bien o mal, por lo que intenta que los pensamientos
que invadan tu mente sean únicamente pensamientos positivos. Y por supuesto no
olvides hacer técnicas de relajación y respiración porque una vez que aprendas a
hacerlas no sólo te ayudarán en tus oposiciones, sino que te acompañarán toda la
vida.
Llevar una alimentación sana. Comer frutos secos entre horas ayuda a
concentrarse ya que contienen azúcares de liberación lenta.
Dormir entre 7 u 8 horas todas las noches, ya que estar descansado nos facilita
lograr la concentración y un estado de ánimo positivo
17. ¿QUÉ HAY DE VERDAD Y DE MENTIRA SOBRE LO QUE
SE HABLA DE LAS OPOSICIONES?
Las oposiciones forman parte de la vida y cómo todo en la vida está lleno de
opiniones personales, experiencias tanto buenas como malas, “leyendas urbanas”.
De las Oposiciones se habla mucho, hablan personas que tienen conocimiento y
base, hablan personas que no tienen conocimiento de las mismas y que repiten
rumores y “mantras” que muchos/as hemos repetido también cayendo en el error.
Son tantas las Opiniones, rumores y consejos que te pueden llegar, que puedes
acabar teniendo un verdadero lio. Por eso en este apartado voy a intentar arrojar
un poco de luz sobre estas cuestiones.
Empezamos con la primera expresión muy común en este mundillo.
“Aprobar las oposiciones es cuestión de suerte”.
El tema de la “suerte” en las oposiciones es un factor importante claro, pero ¿hasta
qué punto puede influir?

Aunque me duela reconocerlo, pero en parte hay un poco de verdad en esta


expresión. Lo ideal sería un examen totalmente objetivo en el que los mejores
preparados/as sacasen la plaza. Pero como en todos los aspectos de la vida, en las
Oposiciones también, la suerte también es importante. La suerte influye en
numerosos factores, desde que te toque un tema que lleves mejor preparado, en el
estado de ánimo en que te encuentres el día del examen, en el tribunal que te haya
tocado, en la preparación de los compañeros/as que estén dentro de ese tribunal y
así un largo etcétera.
Pero como siempre digo, por mucho o por poca que pueda influir la suerte en un
examen de Oposiciones, tu mejor arma va a ser la preparación que lleves, el no
dejar nada al azar. Esa va a ser la “mayor de tus suertes”.
Yo digo que la suerte se trabaja pero es obvio que también hay que cultivarla.
¿Quién tiene más posibilidades de sacar una plaza? Evidentemente aquella persona
que tiene todo estudiado al milímetro y cree en sus posibilidades. Aquel que no
estudie, no lleve el material preparado y no tenga confianza en su preparación,
salvo que le llueva del cielo alguna providencia divina, tendrá escasas opciones de
lograrlo.
Por eso siempre digo: Menos “suerte” y más preparación.

“Si no has trabajado de interino/na va a ser imposible sacar la plaza”


Esto no es así. Aunque lo más frecuente siempre es aprobar sin plaza, entrar de
interino y en las siguientes convocatorias obtener tu plaza, hay muchas
comunidades como por ejemplo la valenciana, donde en la últimas oposiciones un
porcentaje muy significativo de aprobados, fueron nuevos opositores/as.
Bien es cierto que aún sin querer entrar en polémicas, estamos en un sistema donde
se brindan ciertas ventajas a los interinos/as en las Oposiciones. Hay un gran
número de interinidades y se pretende reducir ese número. Pero esto es un mal que
se viene arrastrando desde hace muchos años y que creo que está lejos de
solucionarse.

“Hay personas que con un 10 se han quedado sin plaza”


Como ya os he comentado anteriormente eso es totalmente cierto. No hay que
olvidar que esto es un concurso-oposición en el que va a contar el examen y la
experiencia de opositor. Puede ocurrir que hayas hecho el mejor examen del
mundo, pero tengas una baremación baja en cuanto a experiencia, cursos, méritos
etc y tu puntuación final no te dé derecho a plaza.
Si hay reparto de plazas por tribunal tus posibilidades mejoraran, ya que si el
tribunal te pone un 10 en todo, está claro que te considera de los mejores y
probablemente las notas terminen dándote opciones de conseguir plaza.

“En las oposiciones compites con miles de personas”


Esto no es así. Matizaré. Si bien son miles las personas que se apuntan a un proceso
de oposiciones la realidad a la hora de realizar el examen es bien distinta. Al examen
no se presentan todas las personas que se han apuntado por diferentes razones
(enfermedad, llegan tarde, al final se han arrepentido, etc).
Luego hay que descontar las personas que se presentan sin preparación, sólo para
ver cómo son las Oposiciones, o a ver si tienen suerte y les toca lo poco que se han
estudiado. En realidad esas no van a ser una competencia directa para vosotros/as
si vais bien preparados/as.
Finalmente si tienes una buena preparación no son miles las personas contra las
que vas a competir que estén en tus mismas condiciones.

“Hay que estudiar ahora que va a cambiar todo a partir de 2019”


Este año es un buen año para presentarse, por lo que pueda pasar a partir de 2019.
El anterior gobierno se había comprometido con los sindicatos a realizar cambios
de temario de todas las Especialidades, se pasaría de los 25 temas actuales a 60
temas y eso es mucho más difícil de estudiar.
Se habla de nuevas formas de baremaciones en las que la experiencia contara más,
de la lucha entre sindicatos y Gobierno para que la primera prueba no sea
eliminatoria.
SI bien es cierto que con el nuevo cambio de gobierno este tema ha pasado a un
segundo plano. No sabemos qué cambiará en 2020 (temarios, baremo, las pruebas,
etc). Pero lo que sí hay es una clara intención de hacer cambios en todo el Sistema.

“Si te presentas por una comunidad que no es la tuya tienes menos posibilidades”
Siempre se ha hablado de este tema, pero esto no es así.
Al presentarte por otra Comunidad autónoma tienes el problema de la Legislación,
debes adaptar tus materiales de estudio a la normativa de la Comunidad Autónoma
a la que te presentas y a sus peculiaridades propias, pero pasado este escollo, si vais
bien preparados/as, tenéis las mismas posibilidades que cualquier persona de esa
comunidad.
18. CONSEJOS GENERALES PARA PREPARAR CUALQUIER
OPOSICIÓN
Dando una vuelta por Internet he encontrado esta serie de consejos para aquellos
que están preparando oposiciones. Me han parecido interesantes y os los pongo
aquí por si os son de interés/ayuda.

ANTES DE PONERTE A ESTUDIAR OPOSICIONES…Planifica

1. Tienes que tener claro cómo vas a aprovechar el tiempo. Lo primero es


planificar y decidir qué vas a aprender y cuánto tiempo vas a dedicar.
2. Debes estudiar todo el tiempo que necesites sin dejar a medias un tema o
problema, para ponerte a estudiar otra materia distinta. De lo contrario, lo
aprendido será tan confuso que será igual que no haber estudiado nada.
3. Haz una lista con todas las actividades que vas a realizar esa tarde. Es
conveniente tener un horario de estudio diario, pero realista, teniendo en
cuenta tus capacidades.
4. Ordena las actividades. ¿Por cuál empezar? Algunos expertos aconsejan
empezar por lo que te resulta más fácil, para animarte a seguir estudiando.
Otros opinan que es preferible empezar por las asignaturas difíciles, y
quitártelas de en medio cuanto antes. Tú eliges, según tu propia experiencia.
5. El horario debe ser flexible y preparado para los imprevistos. Te ayudará a
no acumular tareas atrasadas.
6. No olvides incluir en tu horario tiempo para el descanso y el ocio.

APUNTES…Toma nota de lo que importa


1. Al tomar apuntes trata de escuchar todo lo que dice el preparador
2. En la Academia ponte cerca, pues tendrás mejor posición para ver y
escuchar.
3. Debes prestar mucha atención en las clases/tutorias
4. Adopta una buena postura en la silla. Te facilitará atender y, por tanto,
comprender la clase.
5. Mientras estás tomando los apuntes, debes ir descubriendo qué ideas son
principales, secundarias o anecdóticas.
6. Deja espacio o margen para posteriores anotaciones.
7. Si hay algo de la explicación que no has pillado, deja un espacio para
completarlo al finalizar la clase.
EN FORMA PARA LAS OPOSICIONES…Mens sana in corpore sano
1. Para estudiar bien tan importante es tener un buen estado físico como
psíquico.
2. Se recomienda una alimentación equilibrada, rica en fósforo, calcio y
vitaminas: vegetales, pescado, leche, huevos y frutas. Recuerda que la
comida es tu gasolina.
3. No te excedas con comidas copiosas. La pesadez de estómago te impedirá
estudiar.
4. Es aconsejable comer pocas cantidades, pero varias veces al día.
5. Duerme entre 7 y 9 horas. El descanso es esencial para estudiar.
6. Si eres de los que se estresan y quieres garantizar un sueño tranquilo, toma
un baño de agua tibia antes de cenar o acostarte.
7. Los ejercicios de respiración profunda también relajan.
8. El ejercicio físico de manera habitual es otra buena práctica contra el estrés.
9. No conviene tomar estimulantes para estudiar. Las bebidas ricas en cafeína,
como el café o la cola, te pueden poner nervioso y producir un efecto
contrario al que deseas.
EL HORARIO…¡Organízate!
1. Acostúmbrate a tener un horario fijo de estudio.
2. Haz descansos de 5 a 10 minutos cada hora.
3. Se recomienda estudiar de lunes a sábado de 2 a 3 horas diarias.
4. Administra bien el tiempo de estudio. El tiempo es difícil de controlar y
fácilmente se desperdicia en tareas improductivas y sin objetivos.
5. Utiliza los domingos para el ocio y tus hobbies.
6. No dejes el estudio para el último momento. Las prisas no ayudan a
aprender. Comienza a preparar los exámenes desde principios de curso.

LUGAR DE ESTUDIO…Cada cosa en su sitio

1. Estudia siempre en la misma habitación. Te ayudará a concentrarte.


2. El lugar de estudio debe estar aireado y ventilado.
3. Tiene que haber una temperatura adecuada. Ni demasiado frío, ni
demasiado calor.
4. Estudia en una habitación sin ruidos. En todo caso, música suave.
5. Procura que no haya distracciones como televisión, radio, juegos, móvil o
adornos en la mesa.
6. La mesa de trabajo debe tener todo el material necesario para el estudio.
7. La luz debe ser preferentemente natural, si no blanca o azul. Debe venir del
lado contrario a la mano con la que escribes.
8. Es recomendable un flexo con una bombilla azul de 60 w. En el resto de la
habitación una luz tenue.
9. La mesa y la silla deben estar en consonancia con tu estatura.
10. La silla debe ser cómoda, pero no en exceso y con respaldo.
11. El tronco debe estar estirado y la espalda apoyada en el respaldo de la silla.
12. Debes estar a unos 30 centímetros de los apuntes o el libro de estudio.
EL MOMENTO DEL ESTUDIO…Estudiar toca
1. Es importante estar decidido a la hora de ponerte a estudiar. Hay que
mentalizarse que es un trabajo que hay que hacer y es mejor hacerlo con
ganas y alegría.
2. Primero ojea el tema y separa las partes de las que consta el tema.
3. Observa los dibujos y gráficos.
4. Intenta relacionar ese tema con conocimientos adquiridos anteriormente.
5. Haz una síntesis inicial del tema.

SUBRAYADO…Destaca lo importante
1. Trata de comprender el tema antes de empezar a subrayar.
2. El subrayado es una selección crítica. Debes destacar las ideas principales.
3. Lo subrayado debe de tener sentido completo.
4. Subraya las ideas principales con rojo o raya doble.
5. Subraya con azul o raya sencilla las ideas secundarias, ejemplos y datos.
6. No se aconseja utilizar más de dos colores.
7. Una raya vertical en el margen significa que se marca todo el párrafo.
8. Otros signos que puedes usar son el redondeo, para numeraciones o
clasificaciones; recuadro, para enunciados, nombre o fechas claves;
interrogación, cuando hay indicios de error; admiración, para comprobar
una afirmación; punto, cuando haya que completar con otras lecturas…
9. Se aconseja subrayar entre un 25 y 30% del texto.

ESQUEMA…Ordena las ideas


1. Ordena de modo lógico las ideas principales y secundarias subrayadas.
2. Clasifícalas según tu criterio.
3. Utiliza tus propias palabras. Será más fácil memorizar luego
4. Ante todo brevedad, frases cortas, precisas y claras.
5. Intenta decir todo lo importante en el menor espacio posible.
6. El esquema debe tener una presentación limpia.
7. Puedes utilizar el símbolo de las flechas como nexos de unión
8. Debes hacer un título que resuma el contenido.
9. Divide el tema en tres o cuatro apartados que recojan varias ideas
principales y que de ellas cuelguen las secundarias.
10. Deja espacios en los márgenes para posteriores anotaciones.
11. Utiliza el mismo sangrado para los mismos apartados.
12. Hay varias clases de esquemas: numérico (sólo número), mixto (números
romanos, letras mayúsculas y minúsculas, números…) y el cuadro sinóptico
(de gráficos o llaves).
13. Utiliza el cuadro sinóptico para fechas, nombres, cantidades…

RESUMEN…Sé breve

1. Se suele hacer después del subrayado y de haber estudiado el tema.


2. Se debe hacer intentando no mirar los apuntes.
3. Debe ser breve pero con todas las ideas principales.
4. Luego debes leerlo detenidamente con el texto original para completar lo
que falte.

REPASAR…Asegura lo aprendido
1. Consiste en repetir mentalmente las ideas principales del subrayado o
esquema.
2. Se debe hacer con los libros cerrados y apuntes a un lado.
3. Se debe comprobar con los apuntes.
4. Se ha de repetir este paso hasta memorizar el esquema y tener la seguridad
de que sabes la materia.
5. Se recomienda llevar a cabo todas las buenas prácticas que hemos
comentado. Los atracones de última hora no funcionan. La memoria hay que
usarla los días anteriores al examen principalmente para memorizar los
esquemas.
DESCANSA…Recarga pilas
1. Cuando llegue el momento de descansar, sal de la habitación en la que
estudias. Relájate, come algo, charla con alguien, pasea, o cualquier otra
cosa que no esté relacionada con el estudio. De esta manera, evitarás la
fatiga mental.
EXAMEN DE LAS OPOSICIONES…El momento de la verdad
1. Es importante ir en buenas condiciones físicas y mentales.
2. Descansa bien la noche anterior. Como mínimo duerme 6 horas.
3. Acude con todo el material necesario.
4. Antes del examen dedica unos minutos a relajarte: respira hondo, cierra los
ojos… Te ayudará a controlar los nervios naturales del comienzo del
examen.
5. Escucha siempre las indicaciones del profesor, antes y durante el examen.
Son importantes.
6. Da un vistazo general al examen para organizarte el tiempo.
7. Distribúyete el tiempo y las preguntas.
8. Si ves alguna pregunta que no sabes, no te pongas nervioso. Déjala para el
final. Haz primero las preguntas que te sepas mejor.
9. Es importante tener en cuenta qué tipo de examen vas a tener (desarrollo,
tipo test…) y qué quiere el profesor (concisión, claridad…)
10. Lee detenidamente las preguntas para saber exactamente lo que te piden.
11. Recuerda destacar en tu examen aquello que el profesor ha destacado en
clase.
12. Responde a la pregunta. No te vayas por los cerros de Úbeda.
13. Para hacer exámenes de desarrollo: haz un esquema de los puntos que
quieras tratar en un hoja aparte.
14. No respondas como un telegrama, ni tampoco te enrolles demasiado.
15. Repasa todo el examen antes de entregarlo, fijándote en faltas de
ortografía, omisiones, redacción. Tan importante es saber como parecer que
sabes y esto los profesores lo tienen en cuenta a la hora de puntuar.
16. Mira al reverso por si hay más preguntas. No serías el primero que con las
prisas y nervios, deja sin responder una pregunta que sabe, simplemente
porque no la ha visto.
17. Cuida la limpieza, la letra y la presentación. Es fundamental que el profesor
te entienda.

¿Y SI, DESPUÉS DE TODO, SUSPENDO?


1. Tranquilo, de los fracasos también se aprende. Reflexiona e intenta
encontrar las razones de porqué ha sucedido.
2. Si han sido los nervios los que te han jugado una mala pasada, ya sabes,
practica técnicas de relajación y deja a un lado las bebidas excitantes.
3. Si el motivo del suspenso ha sido que no estudiaste lo suficiente o de la
manera adecuada, planifícate mejor y empieza a estudiar desde ya para los
próximos exámenes. Ten en cuenta en qué has fallado, para no volver a
hacerlo y echa mano de estos consejos cuando te despistes.

(Fuente: Examenoposicion.com. Podéis consultar el artículo original en este


enlace)

Otro buen truco para preparar una oposición es valerte de rutinas.

Rutina para estudiar oposiciones Un opositor necesita una rutina de opositor


Qué mal suena esto de la rutina… algo repetitivo, aburrido, de personas mayores
acabadas que ya ni se molestan en pensar.
Si buscas en google la palabra rutina verás que siempre se utiliza en negativo, y sin
embargo los deportistas de élite que llegan lejos lo consiguen gracias a rutinas de
entrenamiento férreas arraigadas durante años.

Prepararse para unas oposiciones es prepararse para correr un marathon. No va a


ganar el que salga más fuerte el primer kilómetro sino el que consiga aguantar con
mejor ritmo hasta el kilómetro 42.

Todos hemos oído que la fuerza de voluntad es como un músculo y que como todos
los músculos se puede entrenar y fortalecer. Sin embargo… soy un ser humano y
cuando mi voluntad flaquea me siento muy abatido, lo cual es absurdo ya que con
el tiempo he comprendido que la fuerza de voluntad es una fuente de energía no
renovable. La fuerza de voluntad se agota y se agota fácil y rápido

La fuerza de voluntad es un músculo, pero tanto para lo bueno como para lo malo.

Los músculos efectivamente se fortalecen al entrenarlos pero también llega un


momento en el que se acaban agotando.

Estudios científicos han llegado a esta misma conclusión por otros caminos. La
voluntad es un recurso finito que se acaba por fatigar.

Tu fuerza de voluntad es más fuerte por la mañana, sobre todo a primera hora de la
mañana después de una buena noche de sueño pero a partir de aquí empieza un
declive progresivo e inexorable.

Ya me he referido en otros posts a las tres maneras básicas de aumentar tu energía:

 Un buen sueño reparador (invierte más dinero en tu cama que en tu coche!)


 Una alimentación equilibrada (huye de las comilonas)
 Una sesión diaria de ejercicio (sin pasarse pero haciendo algo todos los días)

Pero hay una cuarta vía y es sustituir tu fuerza de voluntad por hábitos y rutinasque
te hagan entrar en modo “piloto automático” y no tengas ni que pensar en si
sentarte a estudiar o no. Tu cerebro te va a decir automáticamente: “son las 9, me
siento a estudiar un tema”.

De esto también he hablado en anteriores artículos.

Una buena rutina bien entendida te pone en modo “piloto automático” y tu cerebro
repite las acciones que repitió los días anteriores sin ni siquiera pensarlo.

Me levanto a la misma hora > me ducho > me tomo una taza de café > hago
estiramientos > me siento a estudiar etc.
El mejor truco para comenzar a arraigar un hábito o una rutina es dar el primer
paso. Pero es fundamental que estos primeros pasos sean tan sencillos de dar y
tan fáciles de realizar que no puedas negarte. Muchos hábitos mueren antes de
empezar porque nos “emocionamos” en exceso al comenzar.

Todos los deportistas de élite tienen sus hábitos y rutinas que siguen
rigurosamente y les permiten llegar a donde no ha podido llegar casi nadie. Leía
este verano la rutina de Michael Phelps, multimedallista olímpico en uno de los
deportes más sacrificados que hay (la natación) , y me sorprendía ver hasta que
punto era detallada y realizaba los pasos más pequeños exactamente igual día tras
día, año tras año hasta que llegaba el día de la competición y sin ponerse nervioso
realizaba una vez más su rutina, la que le había estado preparando para ese mismo
instante.

Otro de los beneficios de una rutina bien entendida es que te mantiene en


un estado mental familiar que te hace sentir más relajado.

Cuando llegues a tu examen oral de oposiciones no te vas a poner nervioso si es


algo que has repetido miles de veces. Tu cerebro lo va a interpretar como “una
práctica más” y tu cuerpo va a reaccionar como siempre lo ha hecho, sin
alteraciones de ritmo cardiaco ni ataques de pánico innecesarios.

Tu cerebro lo va a interpretar como “lo de siempre”, “lo de todos los días”, algo
aburrido por lo que no merece la pena ponerse nervioso.

¿Qué puedes aprender de esto?

Tu fuerza de voluntad se puede agotar. Tus hábitos no.

Diseña tu rutina por escrito y… simplemente repítela día tras día durante un
mes. Antes de darte cuenta será algo para ti tan natural como respirar.

Diseña tu rutina diaria (de estudio, de trabajo…) minuciosamente como Michael


Phelps, que siempre se ponía el auricular izquierdo antes que el derecho para oir su
música motivadora 20 minutos antes de tirarse a la piscina.

Tu rutina aumentará tu confianza en ti mismo. Cuando llegue el momento de


“tirarte a la piscina” tu cuerpo va a responder como siempre lo hizo durante los
entrenamientos.

No hay nada más poderoso que la repetición. Una gota de agua cayendo durante
milenios puede deformar la piedra y formar estalactitas y estalagmitas. No
menosprecies lo que puedes hacer al cabo de un año trabajando día a día.
Recuerda siempre cumplir una serie de fases.

 Primera Fase: Lectura. Cuando por fin tenemos todo el temario, hay que
sentarse a leer tranquilamente. En esta primera fase, la ilusión está al
máximo de los niveles posibles. Todo es positivo.
 Segunda Fase: El subrayado. Es un paso sencillo, estamos en pleno apogeo
de la ilusión. Subrayamos y nos parece tan sencillo recordar lo subrayado.
La motivación está en época de esplendor.
 Tercera Fase: El resumen. Algunos comienzan a flaquear en esta parte del
estudio. Supone el primer esfuerzo real y la motivación puede que haya
comenzado a descender la escalera.
 Cuarta Fase: Los esquemas. Hacer esquemas nos refuerza ya que nos ayuda
a recordar palabras e ideas clave con relativa facilidad.
 Quinta Fase: Memorización. El gran problema suele llegar en esta fase de
memorización. ¡No, es imposible! ¡Jamás voy a ser capaz de aprenderme
todo esto! Dime, ¿no estarás en esta fase? Te parece que no avanzas y te
desesperas. Tranquilízate, es cuestión de tiempo. Muchos antes lo
estudiaron y ahora tienen su plaza. Es el periodo más duro de una oposición,
el de mayor sacrificio, pero no lo olvides, la constancia es la clave del éxito.
NO desistas, todo aquello por lo que has decidido ser opositor te ayudará en
el sacrificio, en aguantar la hincada de codos y el ritmo frenético de unas
oposiciones.
 Sexta Fase: El repaso. Ultimo paso para acercarnos al triunfo sólo quedaría
la parte más agradecida del estudio, el repaso. Cada tema repasado es un
paso adelante. Cada día nos queda menos para alcanzar nuestro objetivo.
Aquí, nuestra autoestima se reactiva.

Finalmente y para terminar este trabajo vamos a ver una serie de CONSEJOS PARA
CADA PRUEBA DE LA OPOSICIÓN

EL EXAMEN ESCRITO O SUPUESTOS

En este caso se debe tener presente los criterios generales antes de los
entrenamientos.

Ese día, comenzamos a leer detenidamente los temas propuestos por el tribunal y
se elegirá el que mejor dominemos y nos sea de mayor el lucimiento.

Después de seleccionar el tema, se realizará un breve esquema, de todas las ideas


que os vengan a la mente o podéis hacer el esquema inicial del tema para recordarlo
y de ahí lo desarrollamos.

Otra dificultad es sintetizar y plasmar toda la información en dos horas, de ahí lo


bueno de hacer simulacros.

 Debemos cuidar la letra, la ortografía, claridad, limpieza, subrayado,


mayúsculas.
 Se debe tener una actitud positiva, pensando que con el entrenamiento se
domina y recuerda mejor, para estar más tranquilo el día del examen.
 Se debe distribuir el tiempo a lo largo del tema a desarrollar. Al terminar el
ejercicio, hay que comprobarlo.

No empieces a escribir directamente. Antes de redactar el tema elegido, tómate


unos minutos para pensar y haz el esquema, te aconsejo que primero lo hagas en
sucio, por si cambias de idea.

El comienzo del examen podría ser el título y el esquema del tema en limpio, así el
tribunal conocerá el orden de los datos, epígrafes y razonamientos.

No te dejes dominar por el pánico. Si te quedas bloqueado es preferible dedicar


unos minutos para leer lo que has escrito. Después te resultará más fácil seguir, si
esto no ocurre vincula el tema con otros, pon ejemplo y explicar mejor lo dicho,
matizando las afirmaciones y citando bibliografía.

Mientras vas escribiendo te surgirán nuevas ideas.


 Piensa antes de contestar. En los supuestos prácticos nunca contestes con
un SI o un No solamente, sigo argumenta con rigor y seguridad, tampoco un
discurso largo.
 Procura reforzar las ideas principales con ejemplos.
 Explica con exhaustividad pero al mismo tiempo con medida. No aburras, lo
ideal es poner los datos con originalidad.
 Si puedes procura ser breve. No se trata de llenar y llenar hojas, sino de
responder a los epígrafes del tema o de las preguntas, de forma correcta.
 Cuida la letra y la ortografía
 Cita las fuentes bibliográficas utilizadas o que sabes que existen para ese
tema
 Conviene que subrayes frases, conceptos o definiciones que ayudan al
tribunal a corregir.
 Antes de entregar el ejercicio repasa. Aunque estés cansado, vuelve a leer
todo lo escrito. Si no encuentras errores, emplea los últimos minutos en
guardar el tema tal y como te han explicado.

CONSEJOS PARA EL DIA ANTES DE LO PRUEBA

En días anteriores a la prueba os aconsejo:

 Alimentarse bien, sin excesos, de forma sana y equilibrada.


 Hacer deporte, sin agotarse, podéis hacer relajación.
 Repasar los esquemas y recordad el contenido de cada epígrafe.
 No estudiar, lo que no se ha memorizado, ya no será posible, solo repasar.
 Dormir ocho horas diarias.
 No tomar cafeína, por muy cansado que se esté.
 Seleccionar la vestimenta adecuada, ropa fresca, cómoda, pero correcta, no
llevar deportivas, camisetas extravagantes o con eslogan, maquillajes
excesivos, joyas sobre todo en las manos, pueden producir ruidos en el
examen escrito.

Preparar de forma cuidadosa:

 El material de escritura que necesitará en la prueba, varios bolis, típex,


goma, lápiz, etc.
 Material de apoyo situacional, pañuelos, toallitas perfumadas, caramelos
con azúcar, chocolatinas, agua o zumos, abanico. Evitar situaciones de
estrés como emociones fuertes, ruidos y evitar las compañías “peligrosas”.
 Para ganar en seguridad, si se puede, ir días antes al centro, para ver la zona
sino la conocéis y calcular el tiempo que tardáis.
 Poner dos o tres despertadores o alarmas, ni se os ocurra llegar tarde.

Durante el examen:
 Realizar en un folio aparte, en sucio, el esquema y alguna anotación que
creamos que no se nos puede olvidar.
 Comenzar a escribir, recordar en primer lugar, el número del tema y el título,
dejar un par de dedos en cada apartado por si luego os acordáis de escribir
algo.
 Respirar profundamente cada vez que nos invada el nerviosismo.
 Recodar paginar las caras, no las hojas.
 Legibilidad.
 Recapitular lo dicho.

Lectura del tema escrito:


 Repasar el tema como lo hemos estudiado en nuestros apuntes.
 No angustiarse por las carencias, errores u omisiones que descubriremos
del texto ya entregado, ya que no hay un único texto posible y el tribunal no
conoce nuestros apuntes.
 Recordar es subjetivo, muy subjetivo.
 Pensar en positivo.
 No evaluarnos nosotros mismos ni reprobarnos por nuestros errores.
 Intentad dar la mejor imagen del texto mediante la lectura y nuestro aspecto
personal.
 Saludar al tribunal con gesto cordial y mirando a todos sus miembros.
 Esperar a qué nos inviten a sentarnos y a proceder a la lectura, sino lo hace,
preguntar si podemos empezar.
 Mostrará confianza y seguridad en uno mismo.
 Leer alto y claro.
 Tono y entonación adecuada.
 Enfatizar mediante la pronunciación, la mirada, el gesto y el tono.
 Despertar y mantener la atención del tribunal, recordad que es difícil
mantenerla de forma continuada.
 Mantener la postura correcta, espalda recta, dirección del cuerpo, mirada a
Controlar la respiración, respetar las pausas, evitar ahogos, pérdida de voz.

LA ENCERRONA
Para preparar la exposición oral el opositor dispone de una hora, donde estará él
sÓlo en un aula, donde podrá consultar el material que quiera para preparar su
exposición ante el tribunal, en la mayoría de convocatorias ya ponen que no se
pueden entrar dispositivos que puedan conectarse con el exterior, como un móvil,
el portátil…
El opositor elegirá una unidad didáctica de entre tres propuestas por el tribunal.
 Coloca en tu mesa de trabajo un reloj o cronómetro.
 Elige la unidad didáctica que mejor sepas o la más original.
 Lleva una carpeta los esquemas preparados y la programación.
 Recuerda la bibliografía.

CONSEJOS RESUMIDOS
 Copiar en el folio entregado por el tribunal, el guión que hemos llevado
preparado de casa.
 Repasar la propuesta didáctica signada y la defensa de nuestra
programación.
 Repetir.
 Ejercicios de relajación, porque no vamos a estudiar, ya lo sabemos de sobra.
 Recordar las pautas de expresión oral.
 Pensar en dar la mejor imagen de mí mismo, como conocedor del tema
asignado, por las conexiones expresadas, como docente futuro y como
persona correcta y responsable.

ACTUACIÓN ANTE EL TRIBUNAL


La segunda parte de la prueba tiene cierta dificultad para las personas que no
tienen costumbre de hablar en público o les da miedo. Además tiene la dificultad
añadida, que no son pasivos, pueden intervenir en cualquier momento, sobre un
tema que “suelen” estar preparados.
Por ello, debemos ser meticulosos con la preparación.
La exposición oral, es una puesta en escena y debemos abordarla correctamente,
para lograr nuestro objetivo que es conseguir la atención y aprobación del tribunal.
Cómo dirigirse al tribunal, seguro pero sin arrogancia. Mantenimiento del
autocontrol. Sonrisa sincera (evitando la mueca) Saludando y presentándose.
 Motivar al tribunal, debes trasmitir entusiasmo por lo que haces.
 Gestualización. La vista dirigida a los ojos de todos los miembros,
alternativamente y manteniendo la mirada. Los gestos de las manos deben
mostrar convicción. Es conveniente moverse por la sala y señalar a la pizarra
o a la pantalla, cuando sea necesario.
 Actitud, las acciones deben ser bien interpretadas, modificando las que
puedan dar lugar a suspicacias.
Preparar la entrada. Asistir a alguna exposición, son públicas y se pueden extraer
valiosas conclusiones sobre el comportamiento de los aspirantes y del propio
tribunal.
Corrección y respeto, el aspirante debe saludar con un buenos días, lo primero y
cuando empieza lo mismo, buenos días, soy… o me llamo….
Debes tratarlos de usted.
Los nervios, nunca hay que pensar que el tribunal es el enemigo simplemente es
alguien a los cuales debes de convencer de que eres el mejor. Ellos suelen ayudar
con los nervios.
Quedarse en blanco, puede ocurrir, es difícil teniendo el guión. Después de un
silencio o pasamos a la siguiente o si ha sido mucho tiempo, pedir perdón y decirlo
sinceramente y con naturalidad y se pasa a lo siguiente.
Uso de medios técnicos, desde retroproyector con las transparencias hasta
programas informáticos expuestos con proyector (cañon).
 Si se utiliza retroproyector señalar sobre la transparencia, no en la pantalla.
 Para señalar la pantalla al poder ser con un puntero láser no con el dedo.
 El tribunal debe ver bien todo.
 No ponerte a leer ni que el tribunal lea, sino las demostraciones breves.
 Nunca des la espalda al tribunal, siempre de frente, si escribes en la pizarra,
Control de tiempo, a través de muchísima práctica o lo mejor dejar un reloj encima
de la mesa para ir viéndolo.
Defectos evitables, pongo una lista con defectos que algunos aspirantes con poco
experiencia suelen tener:
 Considerar la oposición imposible
 Ser pesimistas constantemente.
 Pensar que la oposición es algo fácil o aprobar un examen
 Ir pensando “a ver si hay suerte”
 No estudiar a fondo la convocatoria y sus características.
 No planificar el estudio.
 Olvidar lo que se ha estudiado durante la carrera, libros, apuntes,
experiencias, etc.
 Confiar en la capacidad de improvisación y no ensayar.
 Estudiar todo sin relacionarlo entre sí.
 No repasar a menudo.
 Olvidar el DNI
 Llegar tarde a las pruebas.

DEFENSA DE LA PROGRAMACIÓN
No consiste en volver a relatar todo lo que se ha escrito, sino en hacer hincapié en
lo más importante, ya que se supone que el tribunal ha leído tu programación.
En mi caso realice un guión con los puntos más importantes de la programación,
explicándolos.
Demostrar que la hemos realizado atendiendo la normativa de nuestra comunidad.
Decir varias veces que nuestra programación es abierta y flexible, y siempre
susceptible de mejora.
Incluir aspectos originales siempre que sea posible.
UNIDADES DIDÁCTICAS
La Unidad Didáctica debe recoger lo indicado en la convocatoria.
En esta prueba, el proceso es semejante al de la programación.
Debemos contar en media hora en qué consiste nuestra unidad didáctica, aquí no
podemos dejarnos ningún punto.
Es conveniente seguir un orden, comenzar con la presentación, justificación,
objetivos, contenidos, metodología, actividades, evaluación…
Las actividades deben ser originales, pero sin caer en la excentricidad.
Podemos acompañar de fichas, fotocopias, diapositivas, etc.
Utilizar la pizarra también, ya que supone un cambio en la exposición, así el tribunal
no se aburre de estar escuchando durante toda la mañana.
Lleva todas las Unidades didácticas bien preparadas y con el material necesario.

CONSEJOS RESUMIDOS
EXPOSICIÓN ORAL:
 Automotivación y autoconocimiento, pensar en positivo.
 Evita mecanismo de auto-boicot.
 Ensayar todo lo que se pueda, grabarse, autoevaluarse.
 Ordenar todo el material para la encerrona mediante una carpeta para cada
propuesta didáctica, una copia de la programación y su defensa, es
recomendable que el opositor lleve folios, bolis, no dejar nada al azar.
 Memorizar sin angustiarse.
 Al llegar ante el tribunal saludar el tribunal y presentarse.
 Manifestar actitud amable, cordial y segura.
 Recordad el uso de la pizarra para hacer vuestro esquema y que lo tengan
presente.
 Lenguaje verbal, correcto, preciso, formal, culto, evitar muletillas,
vulgarismo, léxico informal, expresiones coloquiales, etc.
 Cuidar la voz para dar dinamismo, vivacidad, seguridad.
 Vocalizar bien, velocidad ni lenta ni demasiado rápida.
 Mantener una intensidad vida, expresiva, ajustada, con ritmo.
 Tono optimista, entusiasta, convincente, seguro.
 Movimiento de manos, correcto.
 Mirar siempre de frente al tribunal.
 No prolongar la mirada en exceso.
 No evitar la mirada de los miembros.
 Evitar gestos inconscientes.
 Mover las manos sin exageraciones.
 Mirar con cortesía, sonreír.
 Mantener una distancia formal.
 No apoyarse en la pared ni en ningún mueble.
 Para la programación, se debe dar la imagen de que se trata de un
documento de elaboración propia y no de un acopia.
 En la defensa, siga el esquema que hemos utilizado y practicado, insista en
aquellos elementos que son más originales dentro de la misma.

UNIDAD DIDÁCTICA:
 Utilizar el esquema para todas las unidades didácticas.
 Es la oportunidad para demostrar nuestro potencial docente.
 Presentar de forma bien estructurada y de forma clara, todos los elementos
del proceso de enseñanza-aprendizaje: objetivos, contenidos, actividades,
recursos, evaluación.
 Describir las actividades del modo más vivo posible, como si lo viviéramos
en el momento.
 Integrar actividades innovadoras.
 El debate, que en verdad, no lo es, porque no hay argumentación ni igualdad
de roles, simplemente preguntan y tu respondes.
 Evitar prejuicios y presuposiciones negativas no intentan señalar nuestros
errores, ni acorralarnos.
 Cuando tenemos que repetir algo, decid “en la línea de lo… y a expuesto…”.
 El número de preguntas no depende de la calidad de la exposición,
exposiciones brillantes se cierran con muchas y otras sin ellas.
 Si no entendemos la pregunta, pedir la reformulación, tendremos tiempo de
repensar la respuesta.
 Contestar siempre, nunca quedarse callado, ni confesar la ignorancia,
buscar alternativas, dad un rodeo, etc.

RECOMENDACIONES PARA EL OPOSITOR


Como opositores tenemos que simpatizar con todo el tribunal, los discursos deben
ser precisos y veraces. No se puede inventar material en el momento.
Además de precisos y veraces, deben ser adecuados y profesionales.
Como opositores debemos tener una mentalidad positiva, con gran autoestima y
autoconocimiento.
Siempre debemos manifestar seguridad, claridad, precisión y dominio de la
nomenclatura específica.
No podemos mostrar actitudes de soberbia, de superioridad y menos aún de
desagrado. El opositor de forma involuntaria a través de sus gestos o muecas puede
ganarse la animadversión del tribunal, ejemplo cuando el opositor adopta una
posición magistral en la exposición, como si el tribunal fuera un niño. Si le hacen en
el debate una pregunta muy parecido a la otra y le decís “eso ya lo he explicado” de
malas maneras o con mirada desagradable. No ser victimitas, no reconocer culpas,
olvidos ni confesarse, nunca reconozcáis los errores que hayáis podido cometer,
defender todo lo que llevéis, nada de decir que estoy nervioso o la falta de
experiencia.
Los exámenes se desarrollarán (seguramente) en aulas de instituto, en ocasiones
puede ser que el tribunal no dé muestras de seriedad o la actitud debida, el opositor
no puede hacer caso a eso y seguir con lo suyo, ya sea el examen escrito u oral.
Debéis recordar que un buen docente siempre debe motivar a sus alumnos en los
peores momentos y en las condiciones más adversas.
Os podéis encontrar estas circunstancias, temperatura elevada y ruidos
procedentes del exterior, incluso del propio tribunal. Se puede pedir de forma
educada que si pueden abrir las ventanas si es por el calor, pero claro puede ser que
el ruido de la calle sea aún peor, incluso a veces los propios miembros del tribunal
pueden abrir la puerta, con lo que eso conlleva, ver pasad a gente, ruidos, etc., ni
caso a lo vuestro, subid la voz, acercaros a ellos, etc.
En la espera no hacer ningún tipo de comentarios al tribunal y al poder ser con los
demás opositores, a no ser que seáis vosotros los que desmoralicéis, ya que los
veteranos suelen tener más tablas, puede ir peor que vosotros pero os destruya
mentalmente. Con el tribunal lo mínimo, puede resultar molesto y puede llegar a
impugnarse.

Para todo opositor, el repaso final es duro. Son muchas horas, pero los exámenes
están cerca, muy cerca. Todo llega a su fin, o eso esperamos. Conforme tengas tu
programación y unidades didácticas deberás dedicarte a hacer también simulacros
orales, como una vez cada 15 días más o menos, un día diferente del simulacro del
examen escrito, porque acabarás agotado.
Intenta exponer delante de otras personas, no siempre delante de la pared, pídele
a los familiares que te escuchen y corrijan cualquier muletilla o gesto, que sin darte
cuenta repites sin cesar.
“Otro consejo muy importante: cumple tu planning al 100%”
Podemos realizar dos listas, una para establecernos unos castigos y otra para unos
premios, no es ninguna tontería, sino que nos ayuda a motivarnos y debemos
cumplirlo. Por ejemplo, si en una semana tengo que estudiarme un tema y
repasarme tres, si llega el viernes y no lo he cumplido, me castigaré con una hora
más de estudio, estudiando el sábado por la mañana, etc., si lo cumplo, pues me
compensaré saliendo al cine, cenando fuera, etc. Nuestra motivación estará a diario
perfectamente.

“Por último, mucho ánimo y mucha suerte, piensa que otros lo


han conseguido y tú también lo harás”
19. ¿QUÉ PUEDE PASAR DESPUÉS DE UNA OPOSICIÓN?
Aunque seguro estás deseando que pase de una vez, para terminar con todo ese
calvario, hay ocasiones que cuando pasa parece que te falta algo o que te sientes
perdido/a, por no hablar de la obsesión que crea. Has estado mucho tiempo
habituado a la rutina del estudio, ahora pareces que se sientes extraño/a, ya no
habrá biblioteca, la rutina de la charla con los compis de estudio, los colegas de la
Academia, etc.
Una vez que hemos pasado todo el calvario de la Oposición, podemos encontrarnos
ante tres situaciones.
Has aprobado con plaza
Si has aprobado con plaza, mi más sincera enhorabuena. Es como si hubieses
acertado la lotería, estás a un pasito de tener tu futuro asegurado. Vas a sentir en
un momento un montón de situaciones, lloros, alegrías, vas a gritar. Te vas a
acordar de todas las personas que han estado a tu lado. Es el momento de disfrutar
de tu momento de gloria.
Revisa la convocatoria de tu comunidad para ver qué indica sobre la
documentación que debas entregar y asegúrate de que cumples plazos, requisitos
y documentación, no porque vaya a pasar nada pero evitarás sustos. Tendrás que
rellenar unos papeles en la Delegación o Servicios Periféricos. En septiembre
comienza la fase de prácticas.
Luego viene el periodo de prácticas. No tienes que sufrir por ello, sólo procura
hacer bien tu trabajo, llevar algún tipo de diario por si tienes que presentar una
memoria y ten tu clase en condiciones por si tienes visita de la Inspección que
pueda hacer sin problemas un informe favorable. Tendrás un tutor en el centro,
trabaja con él, pídele ayuda, coordínate, que te vea trabajar, llevar tu aula, atender
bien a tus alumnos, facilítale que llegado el momento te haga un informe favorable
y aprovecha para aprender que aún te queda mucho. En pocos casos se “suspende”
por las prácticas a alguien que ha aprobado la oposición. De nuevo debes recurrir a
tu convocatoria para saber si hay posibilidad de repetirlas, cuánto tiempo estarás
de prácticas, si estás de baja o tienes una baja de larga duración, por ejemplo por un
parto, cómo se soluciona, etc
Otra situación es que hayas aprobado, pero sin plaza.
Una de las realidades que hay es la de aprobar una oposición sin plaza; aunque
parezca raro es un caso que ocurre mucho más de lo que creemos. Teniendo en
cuenta que cada oposición tiene unos procesos de selección, las formas de escoger
las plazas se suelen repetir. Lo que tenemos que tener claro es que aprobar una
oposición no es sinónimo de tener plaza. Con solo aprobar no basta, hay que tener
en cuenta que estamos delante de un proceso de selección al que se suele presentar
mucha gente y donde las plazas son limitadas. Es por ello que solo suelen obtener
plaza los opositores más preparados; es la denominada nota de corte, la cual la
marca la nota más baja con plaza. Esta marca las plazas, reseteando cada año las
notas obtenidas.
Si has aprobado, pero sin plaza, bien, ahora saldrá una lista con todos los interinos
y ahora toca esperar a que te llamen para trabajar, depende de la comunidad o en
algunos casos de las provincias. En algunas comunidades debes aprobar para estar
en la lista de interinos, es decir, para trabajar antes. Debes estar atento porque en
ocasiones sacan bolsas para cubrir puestos en otras comunidades, te puede
interesar, aunque actualmente no es lo más normal.
Y lo peor de todo… has suspendido.
Suspender, te sientes mal, te sientes triste, sobre todo si has trabajado mucho, es
normal, después del esfuerzo, de la tensión, pero no te des por vencido, vuelve con
más fuerza.
Si estás muy mal déjalo unos días, pero al mes o así comienza a ver dónde te habrás
equivocado, donde tuviste menos nota, es decir, busca fallos y ves pensando poco
a poco porque tienes mucho tiempo por delante, como arreglarlos e ir pensando
cosas nuevas.
Después de un periodo de esfuerzo, de ilusiones y de la tensión y estrés de las
oposiciones ahora te sentirás fatal, acusarás todo el cansancio y la desilusión y no
tendrás ganas ni fuerzas para nada.
Es normal, y aunque ahora te parezca que no, mejorarás.
Trata de descansar, disfruta del verano, recupera tus fuerzas, esfuérzate en alejar
los pensamientos negativos que seguramente te abrumarán: no lo voy a conseguir
nunca, esto es un fracaso tremendo, me he equivocado totalmente en mis
planteamientos, los tribunales juegan con nosotros… todos estos pensamientos no
te llevarán a ninguna parte y minan tus fuerzas, así que resiste y no te dejes
arrastrar por ellos… aléjate de la resaca.
Si puedes analiza la situación, y trata de aprender de ella. Si no, déjalo para más
adelante, después del verano, de cara al nuevo curso será un buen momento para
realizar estas reflexiones:
¿Dónde he fallado?
Analiza si de verdad ibas bien preparado, si los temas los habías estudiado en
profundidad y los habías redactado y leído correctamente. Ten en cuenta que a
veces estudiamos un resumen y a la hora del examen recordamos sólo parte de
este, podemos terminar el examen con la sensación de haberlo hecho bastante bien
pero en realidad haber hecho un tema bastante flojo.
Recuerda que no estás en la universidad, estás compitiendo por una plaza.
Tal vez has tenido problemas con la programación: ¿era original? (me refiero a si la
habías hecho tú o era una “adaptación” de alguna que habías conseguido), ¿estaban
bien desarrolladas las unidades?, ¿te dio tiempo a explicar de forma comprensible,
organizada, bien argumentada, tus propuestas?
Es posible que hayas tenido dificultades en resolver el supuesto práctico, sobre
todo si todavía no has trabajado, puede ser que vayas a necesitar ayuda en esa
parte de la oposición.
¿Cuáles han sido las causas de mi fracaso?
Busca las causas internas, las que dependen únicamente de ti.
No digo que no haya habido o que no pueda haber causas externas (tribunales
intransigentes, competencia muy bien preparada, casos prácticos muy
enrevesados…) pero es que sobre esas causas no puedes influir y si atribuyes las
causas del fracaso a factores externos, estarán fuera de tu control, y no podrás
modificarlos y por tanto revertir la situación.
Céntrate en lo que sí depende de ti, sobre eso es sobre lo que tendrás que trabajar
más adelante.

¿Qué he aprendido?
Aunque ahora no lo creas has aprendido muchas cosas, ahora ya sabes
perfectamente cómo se desarrollan las pruebas, qué tipo de contenido tienen los
casos prácticos, cuánto has podido escribir del tema, qué fallos viste en tu propia
redacción a la hora de leerlo, qué tal te salió la exposición, si llevabas el material
adecuado, si te pusiste demasiado nervioso…
“El fracaso da la oportunidad de comenzar de nuevo en una manera más
inteligente.” Henry Ford
¿Qué puedo hacer para mejorar mis opciones para la próxima oposición? esta es la
pregunta decisiva.
Una vez que hemos caído, nos lamentamos, curamos nuestras heridas… y nos
levantamos y seguimos adelante.
Analiza detenidamente la situación, identifica los puntos de mejora, empieza a
pensar dónde puedes encontrar los recursos que necesites, una ayuda externa si es
el caso, compañeros para prepararte en grupo de forma colaborativa, encuentra
soluciones.

También podría gustarte