Está en la página 1de 6

Navegadores de internet.

No cabe duda de que Internet es uno de los grandes inventos del último siglo. Desde
su creación no ha dejado de crecer a un ritmo casi exponencial. Igual que para
conducirnos por las carreteras necesitamos un buen vehículo, para navegar por
Internet necesitamos un buen navegador.

Igual que con los buscadores, que salieron cientos y ahora quedan unos pocos, con
los navegadores se reparten el mercado entre unos pocos.
Navegadores de internet:
1.- MOZILLA FIREFOX: Por la sencillez, estabilidad y el gran
número de posibilidades que ofrece, Mozilla Firefox es el
segundo navegador más usado por detrás de Internet Explorer.

2.- GOOGLE CHROME: Google Chrome es un navegador web


desarrollado por Google y compilado con base en componentes
de código abierto.

3.- OPERA: El Opera Browser es uno de los mejores navegadores


que existe en la actualidad.
4.- AVANT BROWSER: Avant Browser es un navegador de internet
que usa el motor de búsqueda de Windows Internet Explorer.

5.- IE, INTERNET EXPLORER: Es el navegador de Internet más


utilizado de la actualidad.

6.- NETSCAPE NAVIGATOR: Netscape Navigator compitió cabeza


a cabeza con Internet Explorer.

7.- FINEBROWSER: Este multinavegador permite la visualización de


páginas web de forma múltiple en una sola ventana.

8.- SAFARI: Este navegador de Apple, denominado Safari crece cada


día más en el mercado.
9.- CRAZY BROWSER: Crazy Browser es un novedoso navegador
web.
10.- KALGAN: Es un conjunto de herramientas que permite al usuario
tener un producto muy completo.

BUSCADORES.
Atrás han quedado aquellos momentos en los que para buscar algo había que
recurrir a revistas, guías telefónicas físicas o recortes de periódicos antiguos. Los
más reticentes a la tecnología aún siguen usando alguno de esos métodos, pero la
mayoría de la población se ha volcado al excelente de internet.
Tanto si no sabes hacer el nudo de una corbata, no sabes el número telefónico de
un restaurante, buscas la biografía de algún personaje histórico o simplemente
quieres saber el significado de tu nombre, los buscadores de internet serán tus
mejores aliados.
Por regla general cuando hablamos de un buscador pensamos en primera instancia
en el gran Google, pero existen más motores de búsqueda que pueden adaptarse
a tus propias necesidades. Lo más importante a tener en cuenta siempre es tener
claro el objetivo de qué es lo que queremos buscar. Veamos una lista de los
buscadores más populares de Internet.
Google
Foto © Google Nadie tiene dudas que se trata
del mejor y más popular buscador que existe
en la internet. Fue creado en el año 1997 y
más del 90% de los usuarios de la red utilizan
su servicio. Además de ser un motor de
búsqueda, con el tiempo ha ido ampliando sus servicios hasta convertirse en el líder
absoluto.
Bing
Foto © Bing Antes lo conocíamos con el
nombre de Live Search. Es el buscador oficial
de Microsoft y se caracteriza por tener una
imagen de fondo muy atractiva. Su búsqueda
se basa en el sistema Powerset2. Además de
la búsqueda tradicional te permite realizar una lista de búsquedas relacionadas y
personalizarlas de acuerdo a tus preferencias.
Yahoo
Foto © Yahoo Es sin dudas el competidor nato
de Google. Durante muchos años, fue el líder
en búsquedas y poco a poco se fue haciendo
conocido como un portal, en el que además de
buscar contenidos obtenías servicios de alta
calidad como lo eran los desaparecidos
grupos, directorios, noticias, email y más.
Creada en 1994, su motor de búsqueda se
caracteriza por brindar los resultados más ajustados y exactos a tus intereses.

Ask.com
Foto © Ask También conocido como Ask Jeeves es un
buscador que se caracteriza por la respuesta a distintas
preguntas. A simple vista parece un motor de búsqueda
como cualquier otro, sin embargo, intenta responder de
forma sencilla aquellas preguntas que pueden surgir a
través de la búsqueda de la palabra clave que has
realizado. Interesante buscador para ampliar
conocimientos insospechados.

CORREO ELECTRÓNICO
El correo electrónico (en inglés: electronic mail, comúnmente abreviado e-mail o
email) es un servicio de red que permite a los usuarios enviar y recibir mensajes
(también denominados mensajes electrónicos o cartas digitales) mediante redes de
comunicación electrónica. El término «correo electrónico» proviene de la analogía
con el correo postal: ambos sirven para enviar y recibir mensajes, y se utilizan
«buzones» intermedios (servidores de correo). Por medio del correo electrónico se
puede enviar no solamente texto, sino todo tipo de archivos digitales, si bien suelen
existir limitaciones al tamaño de los archivos adjuntos.
Los sistemas de correo electrónico se basan en un modelo de almacenamiento y
reenvío, de modo que no es necesario que ambos extremos se encuentren
conectados simultáneamente. Para ello se emplea un servidor de correo que hace
las funciones de intermediario, guardando temporalmente los mensajes antes de
enviarse a sus destinatarios. En Internet, existen multitud de estos servidores, que
incluyen a empresas, proveedores de servicios de internet y proveedores de correo
tanto libres como de pago.
Redes sociales.
Son sitios de Internet formados por comunidades de individuos que comparten
intereses o actividades, como son amistad, parentesco, trabajo, hobbies, y que
permiten intercambio de información.
No necesariamente los integrantes se tienen que conocer previamente, sino que
pueden hacerlo a través de ella.
Historia
Fue en esa época cuando Internet empezó a ser una herramienta masificada que
realmente es útil pero también peligrosa
En la primera parte de la década del 2000 empezaron a aparecer muchos sitios web
dedicados a brindar la posibilidad de comunicación dentro de lo que se llamó las
redes sociales, que en aquella época eran conocidas como Círculos de Amigos.
En el año 2003 aparecieron algunos de los sitios más populares que lograron hacer
crecer exponencialmente el uso del servicio, como MySpace, Friendster, Tribe y
Xing, entre otras.23
En julio de 2006 se lanzó la versión definitiva de Twitter.
Entre los años 2007 y 2008 se puso en marcha Facebook en español,
extendiéndose a los países de Latinoamérica y a España.

Computación en la nube.
La computación en la nube, conocida también como servicios en la nube,
informática en la nube, nube de cómputo o nube de conceptos (del inglés cloud
computing), es un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través
de una red, que usualmente es Internet.
Introducción
En este tipo de computación todo lo que puede ofrecer un sistema informático se
ofrece como servicio, de modo que los usuarios puedan acceder a los servicios
disponibles "en la nube de Internet" sin conocimientos (o, al menos sin ser expertos)
en la gestión de los recursos que usan. Según el IEEE Computer Society, es un
paradigma en el que la información se almacena de manera permanente en
servidores de Internet y se envía a cachés La computación en la nube son
servidores desde Internet encargados de atender las peticiones en cualquier
momento. Se puede tener acceso a su información o servicio, mediante una
conexión a internet desde cualquier dispositivo móvil o fijo ubicado en cualquier
lugar. Sirven a sus usuarios desde varios proveedores de alojamiento repartidos
frecuentemente por todo el mundo. Esta medida reduce los costos, garantiza un
mejor tiempo de actividad y que los sitios web sean invulnerables a los delincuentes
informáticos, a los gobiernos locales y a sus redadas policiales pertenecientes.
Cloud computing es un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio y
tecnología, que permite incluso al usuario acceder a un catálogo de servicios
estandarizados y responder con ellos a las necesidades de su negocio, de forma
flexible y adaptativa, en caso de demandas no previsibles o de picos de trabajo,
pagando únicamente por el consumo efectuado, o incluso gratuitamente en caso de
proveedores que se financian mediante publicidad o de organizaciones sin ánimo
de lucro.
El cambio que ofrece la computación desde la nube es que permite aumentar el
número de servicios basados en la red. Esto genera beneficios tanto para los
proveedores, que pueden ofrecer, de forma más rápida y eficiente, un mayor
número de servicios, como para los usuarios que tienen la posibilidad de acceder a
ellos, disfrutando de la ‘transparencia’ e inmediatez del sistema y de un modelo de
pago por consumo. Así mismo, el consumidor ahorra los costes salariales o los
costes en inversión económica (locales, material especializado, etc.).
Computación en nube consigue aportar estas ventajas, apoyándose sobre una
infraestructura tecnológica dinámica que se caracteriza, entre otros factores, por un
alto grado de automatización, una rápida movilización de los recursos, una elevada
capacidad de adaptación para atender a una demanda variable, así como
virtualización avanzada y un precio flexible en función del consumo realizado,
evitando además el uso fraudulento del software y la piratería.
El concepto de “nube informática” es muy amplio, y abarca casi todos los posibles
tipo de servicio en línea, pero cuando las empresas predican ofrecer un utilitario
alojado en la Nube , por lo general se refieren a alguna de estas tres modalidades:
el software como servicio (por sus siglas en inglés SaaS –Software as a Service-) ,
Plataforma como Servicio (PaaS) e Infraestructura como Servicio (IaaS).
El software como servicio (SaaS) es un modelo de distribución de software en el
que las aplicaciones están alojadas por una compañía o proveedor de servicio y
puestas a disposición de los usuarios a través de una red, generalmente la Internet.
Plataforma como servicio (PaaS) es un conjunto de utilitarios para abastecer al
usuario de sistemas operativos y servicios asociados a través de Internet sin
necesidad de descargas o instalación alguna. Infraestructura como Servicio (IaaS)
se refiere a la tercerización de los equipos utilizados para apoyar las operaciones,
incluido el almacenamiento, hardware, servidores y componentes de red.
El software tiene una desventaja, puede ser hackeado en cualquier momento ya
que la información se encuentra en la nube (internet).
Ambientes virtuales.
Un ambiente virtual es el medio en el cual se realizan simulaciones de actividades
que encontramos en el la vida cotidiana, esto lo hacemos con el propósito de
llevarlas a un ambiente controlado y analizarlas con mayor profundidad. Permitiendo
que en este medio virtual de prueba puedan ponerse a trabajar diferentes
alteraciones del mismo llevando un estudio completo de la simulación deseada.
Teniendo en cuenta que la tecnología de hoy ha alcanzado grandes avances gracias
a la innovación en el hardware y software que esta tecnología utiliza. De tal manera
que nos permite hacer simulaciones cada vez más reales y complejas.
Características de los Ambientes Virtuales
 La inmersión: propiedad mediante la cual el usuario tiene la sensación de
encontrarse dentro de un mundo tridimensional.
 Existencia de un punto de observación o referencia: permite determinar
ubicación y posición de observación del usuario dentro del mundo virtual
 Navegación: propiedad que permite al usuario cambiar su posición de
observación.
 Manipulación: característica que posibilita la interacción y transformación del
medio ambiente virtual.
Ambientes Virtuales de Aprendizaje
Un Ambiente Virtual de Aprendizaje (AVA) ó Virtual learning environment (VLE) es
un sistema de software diseñado para facilitar a profesores la gestión de cursos
virtuales para sus estudiantes, especialmente ayudándolos en la administración y
desarrollo del curso. El sistema puede seguir a menudo el progreso de los
principiantes, puede ser controlado por los profesores y los mismos estudiantes.
Originalmente diseñados para el desarrollo de cursos a distancia, vienen siendo
utilizados como suplementos para cursos presenciales.