Está en la página 1de 21

CENS 453 – CONSCRIPTO BERNARDI

TERCER
TELEDETECCIÓN
AÑO

BACHILLERATO ORIENTADO EN CIENCICAS SOCIALES


ESPECIALIZADO EN CARTOGRAFIA
Introducción

Espero que a partir de aquí le resulte importante, o al menos interesante, el


tratamiento de las distintas unidades que se estudiarán.

Se le aconseja la lectura pausada y comprensiva de todos los contenidos, como así


también la realización de las actividades de autoevaluación y la concurrencia a las clases de
consulta con el profesor de la asignatura.

Los objetivos específicos que se pretenden alcanzar son:

 Comprender los principios básicos que fundamentan las técnicas de teledetección.


 Conocer las etapas de la interpretación visual, comprendiendo el alcance de la
utilización de esta información.
 Valorar y potenciar la teledetección y sus aplicaciones especialmente en el campo
militar.

La organización de los contenidos de la materia se realizó en función de módulos y


unidades. Ellos son:

 Módulo I

 Unidad Temática Nº 1: Teledetección


 Unidad Temática Nº 2: Fundamentos físicos
 Unidad Temática Nº 3: Sensores y plataformas

 Módulo II

 Unidad Temática Nº 4: Fotografías aéreas


 Unidad Temática Nº 5: Imágenes satelitales
Unidad temática: Teledetección

Objetivos: 1- Conocer la evolución de la teledetección espacial.


2- Interpretar las aplicaciones de la teledetección.
3- Valorar la teledetección como una técnica importante dentro del ámbito
militar.

Contenidos conceptuales: * Teledetección


* Sistema de teledetección espacial
* Evolución histórica de la teledetección
* Espacio exterior

Contenidos procedimentales: * Lectura de bibliografía específica.


* Interpretación de dibujos esquemáticos.

Contenidos actitudinales: * Valorar el contexto de la teledetección dentro del campo


militar.

Bibliografía: * Chuvieco E., 1990; Fundamentos de teledetección espacial. Ed. Rialp.


Madrid.
1- ¿Qué es la teledetección?

“La teledetección es la técnica que permite adquirir imágenes de la superficie


terrestre desde sensores instalados en plataformas espaciales.” (Chuvieco E.,1990: 27)

Teniendo en cuenta la definición, se supone que entre la Tierra y el sensor existe una
interacción energética, ya sea por reflexión de la energía solar o de un haz energético
artificial, o por emisión propia. Una vez que el sensor recibe ese flujo de energía, la
transmite a la superficie terrestre, donde la señal detectada pueda almacenarse y por
último, ser interpretada para una determinada aplicación.

Para poder entender este proceso, la visión humana constituiría un ejemplo del mismo.
El ojo humano recibe un haz energético procedente de los objetos que visualiza, por reflejo
de la luz solar. Esa señal se transmite al cerebro, donde se registran una serie de imágenes
sobre el mundo real que lo rodea. El individuo que observa es a la vez intérprete y usuario
final de la imagen detectada, lo que le permite tomar decisiones sobre su comportamiento.
En definitiva, la visión humana constituye un sistema de teledetección muy sofisticado, que
permite caracterizar con gran detalle los objetos de la realidad.

De esta manera, se puede decir que un sistema de teledetección espacial incluye los
siguientes elementos:

 Fuente de energía: es el origen del flujo energético detectado por el sensor. La energía
solar es la fuente más importante.

 Superficie o cubierta terrestre: constituida por vegetación, suelos, agua y


construcciones humanas que reciben la señal energética y la reflejan o emiten de
acuerdo a sus características físicas.

 Sensor remoto o sistema sensor: es el conjunto formado por el sensor propiamente


dicho y la plataforma que lo sustenta. El sensor remoto es un instrumento que tiene la
habilidad de captar información espacial sin entrar en contacto con el objeto de estudio,
captando la energía del mismo, para codificarla y grabarla o enviarla directamente al
sistema de recepción.

 Sistema de recepción: se recibe la información transmitida por la plataforma, se graba


en un formato apropiado y luego de realizadas las correcciones, se distribuye a los
intérpretes.

 Intérprete: es el que analiza la información, a través de un tratamiento visual o digital,


convirtiéndola en un resultado temático o cuantitativo, orientado a facilitar la evaluación
del problema en estudio.

 Usuario final: es el que recibe el documento luego de ser interpretado.


Actividad: Completa el
esquema del sistema de
teledetección.

Componentes de un sistema de teledetección


(Chuvieco E., 1990. Fundamentos de teledetección espacial. Ed. Rialp. Madrid)

El creciente empleo de distintos sensores de observación terrestre no sólo origina


una enorme cantidad de información, sino también una nueva forma de estudiar la
superficie terrestre.

Concretamente, las aplicaciones de esta técnica en las diversas ciencias del medio
ambiente son:

 Cartografía de la cobertura del suelo.  Análisis en tiempo real de masas nubosas.


 Control de la calidad del agua.  Inventario del agua superficial.
 Seguimiento del movimiento de glaciares en  Cartografía geológica para la exploración
zonas polares. mineral y petrolífera.
 Evolución de la cobertura nival.  Cartografía de recursos agrícolas.
 Inventario regional del medio ambiente para  Verificación de contenidos de salinidad en las
realizar estudios de impactos ambientales. principales corrientes de agua.
 Control de la erosión y la escorrentía.  Cartografía de nuevos depósitos volcánicos.
 Cartografía térmica de la superficie del mar.
(Chuvieco E., 1990. Fundamentos de teledetección espacial. Ed. Rialp. Madrid)

La mayor parte de las aplicaciones arriba señaladas no son exclusivas de la


teledetección espacial, sino que comparten su empleo con la fotografía aérea y los trabajos
de campo. Sin embargo, el uso de la teledetección espacial facilita un apoyo muy
conveniente para reducir los costos y el tiempo invertido en obtener resultados. Se puede
decir que esta técnica aporta las siguientes ventajas con respecto a la fotografía aérea:

 Cobertura global y periódica de la superficie terrestre: por las características orbitales


de los satélites se pueden obtener imágenes repetitivas de la mayor parte de la Tierra,
incluso de áreas inaccesibles por otros medios (zonas polares o desérticas)
 Visión panorámica: la altura orbital del satélite le permite detectar grandes espacios.
 Homogeneidad en la toma de datos.
 Recepción de información sobre regiones no visibles del espectro: los sensores óptico-
electrónicos facilitan imágenes sobre áreas no accesibles con la fotografía convencional:
infrarrojo medio y térmico, micro-ondas.

2- Evolución histórica de la teledetección

Esta es una técnica aplicada y por ello, depende del estado de desarrollo tecnológico
de cada momento. Hay que considerar que en ella se conjugan aspectos muy variados, como
óptica, detectores del sensor, vehículo que lo sustenta, sistemas de transmisión, dando
lugar a una gran variedad de formas de teledetección a lo largo de los años.

Las primeras experiencias de teledetección se remontan a 1859, cuando Gaspar de


Tournachón obtiene las primeras fotografías aéreas desde un globo. En 1909, gracias a los
importantes progresos realizados en óptica y emulsiones, Wilbur Wright obtiene la primera
fotografía aérea, abriendo el camino a una larga historia de observación desde plataformas
remotas. La primera cámara aérea propiamente dicha se desarrolla durante la 1º Guerra
Mundial.

Evolución histórica de los sistemas de teledetección


(Chuvieco E., 1990. Fundamentos de teledetección espacial. Ed. Rialp. Madrid)

Sin embargo, durante la 2º Guerra Mundial es cuando se produce un notable


desarrollo de las técnicas de teledetección aérea. El progreso se orienta a mejorar la
óptica de las cámaras de reconocimiento y las emulsiones utilizadas. En esta época,
surgieron las primeras películas en el infrarrojo, desarrolladas por Kodak Research
Laboratories. También se incorporan nuevos sensores como el radar y se mejoran los
sistemas de comunicación. A su vez, la aeronáutica prospera notablemente, otorgando
mayor estabilidad a las plataformas de observación.

Durante la época de la denominada “guerra fría”, el espacio es uno de los objetivos


principales de las fuerzas soviéticas y estadounidenses, realizando las primeras misiones
civiles y militares con el propósito de explorar la Tierra, la luna y los planetas vecinos.
Luego de esto, comienza a surgir el interés de usar las plataformas para adquirir datos de
la superficie y atmósfera terrestre.

En 1960, la NASA coloca en órbita el primer satélite de la serie TIROS, pionero de


múltiples misiones de observación meteorológica. También se lanzaron otros satélites que
aportaron valiosas imágenes de la superficie terrestre, que fueron muy útiles para planear
proyectos dedicados exclusivamente a esta finalidad.

En la década del 70, la NASA pone en funcionamiento el proyecto ERTS (Earth


Resources Technollogy Satellite) luego, denominado Landsat, utilizado para aplicaciones
civiles de la teledetección. A partir de este momento, el interés de la comunidad científica
internacional por esta técnica creció exponencialmente, al haber una gran cantidad de
estudios desarrollados sobre las imágenes proporcionadas por estos satélites.

3- Comité de Naciones Unidas para el Uso del Espacio Exterior

Como ya se señaló, la teledetección supone la observación exterior de la superficie


terrestre. Pero el satélite no ajusta su órbita a las fronteras nacionales, sino que adquiere
imágenes de todo el planeta. Esta adquisición de datos sobre un territorio soberano, puede
implicar una violación de su espacio aéreo, además de poner en evidencia recursos de un
país que podrían ser explotados abusivamente por terceros. Por esta razón, se puso de
manifiesto la necesidad de regular jurídicamente las actividades de teledetección espacial.

El Comité de Naciones Unidas para el Uso Pacífico del Espacio Exterior intentó
desarrollar unos principios legales que salven las tensiones entre estados observados y
observadores. El mismo estableció una doble idea: libertad de exploración y uso del espacio
exterior, y empleo en provecho común, sin posibilidad de apropiación por ningún estado. Es
decir, que al espacio exterior se lo define como un patrimonio común de la Humanidad, no
sujeto a intereses nacionales. (Chuvieco E.,1990:38)
Unidad temática: Fundamentos físicos

Objetivos: 1- Comprender los principios básicos de los fenómenos electromagnéticos.


2-Valorar la importancia de los fundamentos físicos como base para comprender
el proceso de teledetección.

Contenidos conceptuales: * Espectro electromagnético


* Interacción energía-atmósfera: refracción, reflexión, dispersión y
absorción
* Ventanas atmosféricas
* Firmas espectrales
* Adquisición e interpretación de datos

Contenidos procedimentales: * Lectura de bibliografía específica


* Interpretación de esquemas
* Confección de cuadros

Contenidos actitudinales: * Valorar la física como ciencia auxiliar de la percepción remota.

Bibliografía: * Chuvieco E., 1990; Fundamentos de teledetección espacial. Editorial Rialp.


Madrid.
* CIAF, 1983; Percepción remota desde el espacio ultraterrestre. Bogotá.
* CNIE, 1980; Manual de Sensores Remotos. Buenos Aires.
* García Ferré. Atlas satelital de la República Argentina. Buenos Aires.
* Gonima G., 1990; Fundamentos físicos de la percepción remota. Bogotá.
1- El espectro electromagnético

Teniendo en cuenta la teoría ondulatoria, la energía electromagnética se transmite de


un lugar a otro siguiendo un modelo armónico y continuo, a la velocidad de la luz y
conteniendo dos campos de fuerzas ortogonales entre sí, eléctrico y magnético. Las
características de este flujo energético pueden describirse por dos elementos:

 longitud de onda (L): es la distancia entre dos picos sucesivos de una onda.
 frecuencia (F): es el número de ciclos que pasan por un punto fijo en una unidad de
tiempo.

Estos elementos están inversamente relacionados, como lo expresa la siguiente fórmula:

c: L*F c: velocidad de la luz

De esta forma, se puede afirmar que a mayor longitud de onda, la frecuencia es menor y
viceversa.

Esquema de una onda electromagnética


(Chuvieco E., 1990. Fundamentos de teledetección espacial. Ed. Rialp. Madrid)

Así, se puede describir cualquier tipo de energía radiante en función de su longitud de


onda o frecuencia. Aunque la sucesión de valores de longitud de onda es continua,
extendiéndose desde las más cortas (rayos gamma y X) hasta las kilométricas
(telecomunicaciones), suelen establecerse una serie de bandas en donde la radiación
electromagnética manifiesta un comportamiento similar.

Se denomina espectro electromagnético a la organización de la energía en bandas


según la longitud de onda o frecuencia. (Chuvieco E., 1990:48) Desde el punto de vista de la
teledetección, conviene destacar una serie de bandas espectrales:
 Espectro visible (0,4 a 0,7 micrones): lleva ese nombre porque es la única radiación
electromagnética que puede percibir la visión humana. Se distinguen tres bandas
elementales, la azul (0,4 a 0,5 micrones), verde (0,5 a 0,6 micrones) y la roja (0,6 a 0,7
micrones).
 Infrarrojo próximo o cercano (0,7 a 1,3 micrones): también se denomina infrarrojo
reflejado y fotográfico, ya que puede detectarse a partir de cintas dotadas de
emulsiones especiales. Esta banda resulta importante por su capacidad de detectar
masas vegetales y concentraciones de humedad.
 Infrarrojo medio (1,3 a 8 micrones): en esta banda se entremezclan los procesos de
reflexión de la luz solar y de emisión de la superficie terrestre.
 Infrarrojo lejano o térmico (8 a 14 micrones): incluye la porción emisiva del espectro
terrestre.

Espectro electromagnético
(Chuvieco E., 1990. Fundamentos de teledetección espacial. Ed. Rialp. Madrid)

2- Interacciones de la energía electromagnética con la atmósfera

Entre el sensor remoto y la superficie terrestre se interpone un medio gaseoso, la


atmósfera, que interfiere de distintas maneras con el flujo radiante que emite la
superficie terrestre.

La atmósfera es la envoltura de aire que rodea la Tierra y está compuesta en su


mayor parte por nitrógeno, oxígeno, ozono, dióxido de carbono, vapor de agua y
contaminantes. Justamente estos componentes atmosféricos son los que interaccionan con
la energía electromagnética de las siguientes formas:

 Refracción: se produce cuando la energía electromagnética atraviesa capas de la


atmósfera de distinta densidad, lo que motiva que la misma no se propague en línea recta
sino que lo haga con una leve curvatura.
 Reflexión: sucede cuando la energía solar interactúa con las capas de la atmósfera con
un ángulo muy pequeño, produciendo su refracción hacia el espacio. Generalmente esto
ocurre en horas del amanecer y atardecer, de allí que las fotografías aéreas se tomen
durante el mediodía, es decir cuando los rayos del sol son perpendiculares a la superficie
terrestre.
 Dispersión: se produce debido a las partículas en suspensión y gases presentes en la
atmósfera. Los principales causantes son los aerosoles y el vapor de agua. Los primeros son
partículas en suspensión de origen oceánico o continental, polvo atmosférico o pequeños
restos emitidos por combustión. Existen diferentes tipos de dispersión si se tiene en
cuenta el tamaño de las partículas que interactúan con la energía electromagnética:
 dispersión Rayleigh: se produce entre los 10.000 y 5.000 metros de altura y cuando el
tamaño de las partículas es menor a la longitud de onda. Esta es la más conocida y de
mayor influencia en teledetección, afecta a las longitudes de onda más cortas y por
ejemplo es la causante del color azul del cielo.
 dispersión Mie: se produce debajo de los 5.000 metros de altura y cuando el tamaño
de las partículas es mayor a la longitud de onda.
 dispersión no selectiva: se produce a cualquier altura y cuando las partículas
interactúan con cualquier longitud de onda.
 Absorción: este concepto
Actividad: Teniendo en hace referencia a la
cuenta los conceptos absorción de la energía por
anteriores, completa parte de los gases que se
este esquema. encuentran presentes en la
atmósfera, haciendo referencia
principalmente al ozono,
vapor de agua y anhídrido
carbónico. Estos componentes
al absor ber cier tas
longitudes de onda de
energía hacen que la
observación espacial se
reduzca a determinadas
bandas del espectr o,
denomi nadas venta nas
atmosféricas, en donde la
tr ansmisividad de la
atmósfera es suficientemente
alta.
Los sistemas de sensores
r emotos son dis eñados
par a que funcionen
exclusivamente en los
rangos espectrales de
estas ventanas atmosféricas.
Un ejemplo de ella es la
parte visible del espectro
que permite pasar todas las radiaciones comprendidas entre 0,4 y 0,7 micrones. A partir de
esta última medida existe una sucesión de sectores cerrados y abiertos que se ubican en
las regiones del infrarrojo, que son detectados únicamente por equipos diseñados para
trabajar en el infrarrojo.

2-1- Firmas espectrales

De la interacción de la energía electromagnética con los cuerpos que se encuentran


sobre la superficie terrestre surgen las denominadas curvas, signaturas o firmas
espectrales.

Las firmas espectrales se obtienen del reflejo o emisión de energía a distintas


longitudes de onda de una determinada cubierta. (Chuvieco E., 1990: 61)

Estas curvas van a adoptar distintas formas en función de las características físicas
y químicas de los objetos que las originan al reflejar o absorber en menor o mayor medida
esa energía.

En principio, se asume que cada cuerpo u objeto va a poseer una única signatura que lo
caracterizará. Es decir, que la vegetación va a estar representada de una manera, el suelo
de otra y así sucesivamente. Sin embargo, hay que tener cuidado con esta idea porque
existen ciertos factores que van a modificar esa firma espectral. Ellos son:

 Angulo de iluminación solar, dependiente de la fecha del año y del momento de paso del
satélite.
 Modificaciones que el relieve introduce en el ángulo de iluminación, como las pendiente
de las laderas.
 Influencia de la atmósfera, especialmente en lo que se refiere a la dispersión selectiva
en distintas longitudes de onda.
 Angulo de observación, relacionado con la órbita del satélite y con las características
del sensor.

De esta manera, se puede decir que cada cubierta presenta una cierta variabilidad
espectral, debido a los factores mencionados.

2-1-1- Curva espectral de la vegetación

Una de las tareas más interesantes en teledetección es la caracterización espectral


de las masas vegetales. Sin embargo, aún ofrece notables dificultades como consecuencia
de los múltiples factores que influyen en la radiancia final detectada por el sensor. Ellos
son los siguientes:
 la propia reflectividad de la hoja en función de su forma y contenido de humedad.
 las características morfológicas de la planta, como altura, grado de cobertura del suelo,
que provocan una notable modificación en su comportamiento reflectivo.
 la situación geográfica de la planta, como pendiente, orientación, asociación con otras
especies.

Firma espectral de la vegetación


(Chuvieco E., 1990. Fundamentos de teledetección espacial. Ed. Rialp. Madrid)

El comportamiento típico de la vegetación muestra una reducida reflectividad en las


bandas visibles, con un máximo relativo en la porción verde del espectro (en torno a 0,5
micrones). En el infrarrojo cercano presenta una elevada radiancia, reduciéndose
paulatinamente hacia el infrarrojo medio. La baja reflectividad en la porción visible del
espectro se debe al efecto absorbente de la clorofila de las hojas. Dentro de la parte
visible aparece una banda intermedia, efecto absorbente es menor, por eso aparece un pico
relativo de reflectividad que coincide con la banda verde del visible y causa el color con el
que la visión humana percibe la vegetación.
Unidad temática: Sensores y plataformas

Objetivos: 1- Reconocer las características y cualidades de los diferentes sensores.


2- Valorar la utilización de estos instrumentos para obtener información.

Contenidos conceptuales: * Sensor remoto


* Resolución de un sistema sensor: espacial, espectral, radiométrica
y temporal
* Sensores pasivos y activos
* Sensores fotográficos
* Cámaras fotogramétricas, de barrido y multiespectral
* Sensores óptico-electrónicos
* ILR
* Sensor térmico
* Explorador de barrido multiespectral
* Explorador de empuje
* Cámara de vidicón
* Radiómetro de micro-ondas
* Visor nocturno de primera generación
* Radar: SLAR y SAR
* Lídar
* Plataforma

Contenidos procedimentales: * Lectura de bibliografía específica.


* Interpretación de dibujos esquemáticos.

Contenidos actitudinales: * Valorar la utilización de estos elementos dentro del campo


militar.

Bibliografía: * Chuvieco E., 1990; Fundamentos de teledetección espacial. Ed. Rialp.


Madrid.
* CIAF, 1983; Percepción remota desde el espacio ultraterrestre. Bogotá.
1- Sensores

Un sensor remoto es un instrumento que tiene la habilidad de captar información sin


entrar en contacto con el objeto. En la vida cotidiana se emplean en forma constante
sensores, como por ejemplo el ojo humano, que detecta emisiones en el espectro visible, el
oído es un sensor que capta emisiones sonoras y la piel detecta emisiones calóricas.

1-1- Resolución de un sistema sensor

Teniendo en cuenta diferentes autores, la resolución de un sistema sensor se puede


definir como “la habilidad para registrar información de detalle”. (Chuvieco E.,1990: 90)
Este concepto se refiere al trabajo en conjunto de las partes del equipo, y no a cada una de
las mismas por separado. Es decir, que la resolución de un sensor depende del efecto
combinado de todos sus componentes. Por ejemplo: una mejora en la lente, no supone
necesariamente adquirir fotografías con mayor resolución, si no se acompaña de una
película de mayor sensibilidad, o no se modifican las condiciones de exposición.

Esta definición engloba varios aspectos o manifestaciones, que son las siguientes:

 Resolución espacial: se refiere al objeto más pequeño que puede ser distinguido en una
imagen. Tiene un papel protagonista en la interpretación de la imagen porque indica el
nivel de detalle que ésta ofrece.
La resolución espacial de un sensor óptico-electrónico depende de la altura orbital y la
velocidad de exploración. Y la de un sensor de antena depende de la altura de la
plataforma y la longitud de onda a la que trabajen.
Por ejemplo, el sensor MSS tiene una resolución de 80 m. Es decir, que todo objeto cuyas
dimensiones sean menores a esa medida, no va a ser registrado en la imagen.

 Resolución espectral: es la cantidad de bandas o regiones espectrales en las cuales el


sensor puede registrar información. Teniendo en cuenta este concepto, se puede decir
que un sensor es más idóneo cuanto mayor número de bandas proporcione, ya que facilita
la caracterización espectral de las distintas cubiertas.
Entre los sensores espaciales, el radar y los sistemas fotográficos son los de menor
resolución espectral y los óptico-electrónicos son los que ofrecen un amplio rango de
bandas.
La elección de la cantidad de bandas en las que trabaje un sensor está estrechamente
relacionada con los objetivos de su diseño. Por ejemplo, un sensor destinado a fines
meteorológicos tiene que contar con una banda en el visible porque no existen diferencias
cromáticas en las nubes, dos en el térmico que le permitan conocer la temperatura de
dichas nubes y otra en el infrarrojo medio para observar el contenido de humedad en la
atmósfera. Esta información la recoge el satélite europeo Meteosat.
 Resolución radiométrica: es la cantidad de energía que puede captar un sensor. En el
caso de los sistemas fotográficos se la puede definir como la cantidad de tonos de grises
que pueden registrar los mismos.
Hay que destacar que cuanto mayor sea la precisión radiométrica, mejor será la
interpretación de una imagen. Si esta es visual hay que considerar que el ojo humano
difícilmente pueda percibir más de 64 niveles de gris y no más de 200.000 tonalidades.

 Resolución temporal: es la frecuencia con la que el sensor adquiere imágenes de la misma


porción de la superficie terrestre, pudiendo conformar la evolución del área registrada.
El ciclo de cobertura está en función de las características orbitales de la plataforma
(altura, velocidad, inclinación), así como del diseño del sensor.
Por ejemplo, los satélites meteorológicos están obligados a facilitar una información muy
frecuente, ya que se dedican a observar un fenómeno de gran dinamismo.

Estos cuatro aspectos de la resolución están íntimamente relacionados. A mayor


resolución espacial, disminuye habitualmente la temporal, y es previsible que se reduzca
también la espectral y radiométrica. El principal problema se encuentra en la transmisión
de las imágenes a la superficie terrestre. El aumento en cualquiera de los cuatro tipos de
resolución, también significa un incremento en el volumen de datos que, tanto el sensor
como la estación receptora tienen que procesar, y a veces no es factible.

2- Clasificación de los sensores

Uno de los criterios que se tienen en cuenta para clasificar los sensores remotos es la
forma de recibir la energía procedente de las distintas cubiertas. En este sentido, existen
dos tipos de sensores:

 Pasivos: son aquellos que pueden registrar información a través de la energía emitida o
reflejada por los distintos objetos, siendo el origen de esta energía una fuente
ajena al sensor.
 Activos: son aquellos que pueden registrar información a través de la energía reflejada
por los distintos objetos, siendo el origen de esta energía el propio sensor. Es
decir, que es capaz de emitir su propio haz de energía. Estos son más flexibles
que los primeros porque casi no dependen de las condiciones exteriores al
sistema sensor-Tierra.

2-1- Sensores pasivos

De acuerdo al procedimiento que emplean para recibir la radiación procedente de los


objetos, se pueden clasificar en: sensores fotográficos, óptico-electrónicos y de antena.
2-1-1- Sensores fotográficos

En teledetección, el medio más utilizado continúa siendo la cámara fotográfica desde


plataformas aéreas. Su funcionamiento se basa en la impresión de un objeto sobre películas
fotosensibles, con el apoyo de un sistema óptico que permite controlar las condiciones de
exposición.

Las cámaras que se utilizan para obtener fotografías se denominan:

 Fotogramétricas: son cámaras especiales que tratan de minimizar las deformaciones en


las fotografías. Esta cámara va acompañada de un equipo auxiliar utilizado por el
operador de cámara, constituido por un:
 controlador: que sincroniza la toma de imágenes con la velocidad del avión, con el
objetivo de lograr la cobertura total del área.
 periscopio: que controla el rumbo del avión evitando que se desvíe del área que
debe fotografiar.
Estas cámaras están conectadas a satélites de posicionamiento global, que le indican en
el momento de sacar la fotografía, la posición geográfica de la misma.
 De barrido: en estas el lente efectúa un movimiento sincronizado de barrido con la
velocidad del avión. El producto final es una fotografía rectangular alargada, distinta al
de la cámara fotogramétrica que es una fotografía cuadrada.
 Multiespectral: esta puede obtener seis fotos de un mismo objeto pero en distintas
regiones del espectro electromagnético y el estudio comparativo de esas fotografías
permite precisar detalles que de otro modo pasarían desapercibidos.

2-1-2- Sensores óptico-electrónicos

Estos combinan una óptica más o menos similar a las cámaras fotográficas, pero
poseen un sistema de detección electrónica, que les permite transmitir a distancia las
imágenes captadas, en tiempo real.

Los más habituales son los intensificadores de luz residual, sensor térmico,
exploradores de barrido, de empuje y cámara de vidicón.

2-1-2-1- Intensificador de luz residual (ILR)

Consiste en un tubo que contiene un sistema multiplicador de electrones, con un


dispositivo de observación en un extremo y una lente en el otro. El tubo recoge la luz y la
amplía hasta 50.000 veces. Estos sistemas trabajan entre los 0,7 y 1,2 micrones de
longitud de onda.
Los ILR de primera generación amplían las imágenes en etapas y se los denomina
tubos en cascada. Los de segunda generación mejoran ese sistema de cascada y se los
denomina placa de microcanales, empleando fibra óptica para acelerar el proceso. Los que
se utilizan en Infantería de Marina, pueden distinguir con luz de luna a un hombre a 600 m
y a un vehículo a 1000 m.

2-1-2-2- Sensor térmico

Capta la energía emitida por los cuerpos, desde los 2.525ºC hasta –175ºC, que se
distribuyen en las regiones del infrarrojo medio y lejano. Estos sensores son de uso
habitual en las miras infrarrojas que emplean las aeronaves de ataque.

2-1-2-3- Exploradores de barrido

Estos se denominan exploradores o rastreadores de barrido (scanners). Constan de un


espejo móvil, que oscila perpendicularmente a la dirección de la trayectoria, que les
permite explorar una franja de terreno a ambos lados de la traza del satélite. La radiancia
recibida por este componente óptico, se dirige a una serie de detectores, que la amplifican
y convierten en una señal eléctrica. Esta, a su vez, se transforma en un valor numérico, que
puede almacenarse a bordo o transmitirse a la red de antenas receptoras. La información
recibida por éstas se graba en cintas compatibles con ordenador, para su posterior
proceso.

En definitiva, el sensor convierte una


señal analógica (la radiancia recibida) en un
valor digital, por lo que no se puede hablar
propiamente de fotografías, sino de imágenes
digitales, en razón de su estructura interna.
Estos valores numéricos se pueden traducir
nuevamente en niveles de radiancia. Es decir,
que es posible realizar la conversión contraria,
digital-analógica, para obtener los valores de
radiancia originales, lo que implica que este tipo
de sensor no sólo facilita una imagen, sino
también una medición de la superficie que
observa. Diagrama de un explorador de barrido
(Chuvieco E., 1990. Fundamentos de teledetección espacial.
Ed. Rialp. Madrid)
En muchos equipos de exploración por barrido, la señal recibida se descompone en
varias longitudes de onda, cada una de las cuales se envía a un tipo especial de detectores,
sensibles a ese tipo de energía. En este caso, se habla de exploradores de barrido
multiespectral, ya que detectan la misma superficie de terreno en distintas bandas del
espectro.
Las ventajas que poseen estos equipos de barrido multiespectral con respecto a los
sensores fotográficos son:

 Permiten ampliar la banda del espectro detectada a longitudes de onda mayores


del visible. Abarcan el infrarrojo medio y el térmico.
 Posibilidad de realizar coberturas sistemáticas, y de grandes espacios, gracias a su
capacidad de transmitir datos en tiempo real.
 Grabación digital de la información, que asegura su fiabilidad y permite su
tratamiento asistido por ordenador.

A este tipo de sensor corresponden el MSS y TM de los satélites Landsat.

2-1-2-4- Exploradores de empuje

En estos equipos el espejo oscilante es


reemplazado por una cadena de detectores que
cubre todo el campo de visión del sensor. Esos
detectores van funcionando con el movimiento
orbital del satélite, de ahí el nombre de explorador
de empuje, ya que se explora en cada momento, una
línea completa, desplazándos e ésta
simultáneamente con la plataforma. Los detectores
sólidos que forman un explorador por empuje se
denominan dispositivos de acoplamiento por carga.
Diagrama de un explorador por empuje
(Chuvieco E., Fundamentos de teledetección
A este tipo corresponde el HRV (Haute Resolution espacial. Ed. Rialp. Madrid)
Visible= Alta Resolución Visible) del satélite Spot.

2-1-2-5- Cámara de vidicón

Es un sistema muy parecido a la cámara de


tel evisión, que puede tr abajar en for ma
pancromática o multibanda. La imagen es enfocada
sobre un foto-conductor, construyéndose una réplica
electrónica de la imagen original, que se mantiene en
esa superficie hasta que el haz de electrones la
barre de nuevo, restaurando así su equilibrio. El RBV
de los satélites Landsat corresponde a uno de éstos,
pero mejorado.
Diagrama de un sensor vidicón
(Chuvieco E., 1990. Fundamentos de teledetección
espacial. Ed. Rialp. Madrid.)
2-1-3- Sensores de antena

En este grupo se encuentra el radiómetro de micro-ondas, que es un sensor que


opera en el rango del espectro correspondiente a longitudes de onda largas, normalmente
entre 1 y 100 mm. Por esto, no está afectado por la situación atmosférica ni por las
condiciones de iluminación.

El radiómetro está compuesto por un elemento direccional, un receptor, que permite


la recepción y amplificación de las micro-ondas, y un detector. Su gran desventaja es la
pobre resolución espacial que proporciona, ya que, al tratarse de un sensor de apertura
circular, la resolución es inversamente proporcional al diámetro de apertura y directamente
a la longitud de onda. En consecuencia, para poseer una adecuada resolución sería preciso
contar con una antena de enormes dimensiones. Sin embargo, este sensor es utilizado para
realizar cartografía de hielo y nieve, por ser muy sensible a las bajas temperaturas.

2-2- Sensores activos

Existen distintos tipos de sensores remotos activos entre los que se destacan el visor
nocturno de primera generación, el radar y el lídar.

2-2-1- Visor nocturno de primera generación

Este dispositivo emplea un emisor de luz infrarroja. Surgió durante la 2º Guerra


Mundial con el propósito de distinguir blancos enmascarados. Pero, desde el punto de vista
militar se ha dejado de utilizar por ser fácilmente detectable. Además, al emplear un
elemento refrigerante gaseoso, ocupa un lugar importante, y su peso y volumen lo hacían
poco práctico para ser usado en infantería.

2-2-2- Radar

Esta sigla proviene de Radio Detection And Ranging, que en castellano significa
Detección y Medición de Distancias por Radio. Este dispositivo emite una onda
electromagnética, que al rebotar en el objeto regresa al emisor, dando además de las
formas, la distancia al mismo. Trabaja en la región de las micro-ondas (0,1 cm y 1 m), cuyas
bandas fueron denominadas con letras.

Como el radar es un sensor que puede emitir su propia energía, de esa manera es
posible conocer con exactitud los parámetros de emisión de la misma, como longitud de
onda, intensidad y duración del impulso energético.
Existen dos tipos de radares:

 SLAR (Side Looking Airborne Radar) o Radar de Apertura Real: se inventó en 1974,
pero en la actualidad ya no tiene más utilidad.
 SAR (Synthetic Aperture Radar) o Radar de Apertura Sintética: surgió después del
anterior, debido a la necesidad de conseguir una mayor resolución espacial (30 m) sin
aumentar el tamaño de la antena del radar.

Se emplea, entre otros usos, para la navegación, la meteorología y la cartografía.


Gracias a su flexibilidad puede trabajar en cualquier condición atmosférica. Ultimamente,
está siendo utilizado en países ecuatoriales, en donde resulta casi persistente la cobertura
de nubes. Su uso militar es restringido en el campo de combate por su indiscreción.

2-2-3- Lídar

Significa Light-wave Detection and Ranging que en castellano quiere decir Detección
y Medición por Ondas Luminosas. Emite pulsos de luz polarizada entre el ultravioleta y el
infrarrojo cercano.

Dentro del campo militar permite guiar misiles y bombas inteligentes desde el
lanzador al blanco. Desde tierra o desde una aeronave, se ilumina el blanco y el lídar analiza
la señal de retorno, guiando el arma al blanco. Este dispositivo fue empleado por las fuerzas
británicas durante la Guerra de Malvinas y en la Guerra del Golfo Pérsico.

En lo que se refiere a la teledetección de cubiertas terrestres, a este equipo se lo


utiliza para detectar manchas de aceite, algas, contaminantes del agua y condiciones de
humedad en la vegetación.

3- Plataformas

Son los medios donde se ubican los sensores para obtener la información necesaria.
Pueden ser trípodes para las cámaras fotográficas, globos aerostáticos para los sensores
meteorológicos, aviones para las cámaras fotográficas aéreas, satélites para los
barredores multiespectrales, etc.

También podría gustarte