Está en la página 1de 4

del 11 al 17 de novembre de 2019 www.parroquialavilavella.

es

S a g r a d a F a milia - La V ila vella

o 


CELEBRACIONES E INTENCIONES

Lunes 11 Martes 12 Miércoles Jueves 14


San Martín de San Josafat, 13 A las 9:30h
Misa y Novena a la
Tours, obispo obispo y mártir San Leandro,
Virgen de la Medalla
A las 19:00h A las 9:30h obispo Milagrosa (8)
Misa y Novena Misa y Novena
a la Virgen de la a la Virgen de la A las 9:30h A las 19:00h
Medalla Medalla Misa y Novena
Misa en sfgr. de Diego y
Milagrosa (5) Milagrosa (6) a la Virgen de la difuntos familia Martínez
Medalla
- Boronat
Milagrosa (7)

Viernes Sábado 16 Domingo 17


15 A las 7 Canto y Rosario Aurora.
A las 19:00h
San Alberto Misa en sfgr. de Vicente Vicent A las 8:00 Misa en sfgr. de
Magno Roque y María Carreguí; José, Juanam Teresa Mª Teresa,
A las 19:00h Pascual Carratalá Ibáñez, Filo, Elvira y José Alba; Maelia
Misa y difuntos fan. Martínez - Montón; Escrig, Manuel Notari, Roberto
Novena a la por los miembros difuntos de las Notari.
Virgen de la comisiones de Sant Roc.
A las 11:0h Misa en Acc. de
Medalla A las 22:00h Vigilia de la Gr. a Nuestra Señora de la
Milagrosa (9) Adoración Nocturna Medalla Milagrosa.
del 11 al 17 de novembre de 2019 www.parroquialavilavella.es

ACCIÓN DE GRACIAS II
Un par de propuestas más para esos momentos de
acción de gracias después de comulgar. Oraciones que
nos ayudan a decirle al Señor lo mucho que sentimos,
aunque la palabras se queden cortas. La primera de San
Ignacio.
“Toma, Señor, y recibe toda mi libertad,
mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad;
todo lo que soy y poseo.
Tú me lo diste; a ti, Señor, te lo devuelvo:
todo es tuyo, dispón de ello según tu voluntad
Dame tu amor y gracia, que esto me basta".

Y otro clásico, el Adorote devote (el nombre le viene de las


primeras palabras en latín), atribuido a Santo Tomás.
“Te adoro con devoción, Dios escondido, oculto verdaderamente bajo
estas apariencias. A Ti se somete mi corazón por completo, y se rinde
totalmente al contemplarte.
Al juzgar de Ti, se equivocan la vista, el tacto, el gusto, pero basta con
el oído para creer con firmeza; creo todo lo que ha dicho el Hijo de Dios;
nada es más verdadero que esta Palabra de verdad.
En la Cruz se escondía sólo la Divinidad, pero aquí también se
esconde la Humanidad; creo y confieso ambas cosas, y pido lo que pidió el
ladrón arrepentido.
No veo los llagas como las vio Tomás, pero confieso que eres mi Dios;
haz que yo crea más y más en Ti, que en Ti espere, que te ame.
¡Oh memorial de la muerte del Señor! Pan vivo que da la vida al
hombre; concédele a mi alma que de Ti viva, y que siempre saboree tu
dulzura. Señor Jesús, bondadoso pelícano, límpiame a mí inmundo, con tu
Sangre, de la que una sola gota puede librar de todos los crímenes al
mundo entero.
del 11 al 17 de novembre de 2019 www.parroquialavilavella.es

Jesús, a quien ahora veo escondido, te ruego que se cumpla la que


tanto ansío: que al mirar tu rostro ya no oculto, sea yo feliz viendo tu gloria.
Amén.
No leas estas oraciones, díselas al Señor. Es muy diferente.

POLÍTICA
Los sacerdotes no hablamos de
política. Es algo que aprendí al poco de
entrar en el seminario. De joven, con esa
fuerza (e ignorancia) que dan los pocos
años, dejaba claro lo que pensaba. Pero al
empezar mi formación me hicieron ver,
muy juiciosamente, que un ministro del
Señor, no puede alejar a alguien de la Fe por temas opinables. No solo
incluye la política, pero ese tema cae de lleno. Así que desde entonces no
comento estos temas ni en público ni en privado (si alguna vez te dicen lo
contrario, se equivocan). Quizás soy un poco exagerado, pero ni siquiera
hablo de esos temas en familia.
Aclaro. Que no hablemos de temas opinables, no quiere decir que
obispos o sacerdotes no hablen de temas que afectan a la vida pública.
Directamente sobre la Fe y sobre los medios que la garantizan. Por eso
oyes a los obispos hablar defendiendo la familia, la vida o la libertad. La
vida de la Fe de un cristiano incluye, obviamente,
la dimensión social.
Los sacerdotes tenemos además, la
seguridad de no equivocarnos en temas de fe,
siempre que no nos apartemos de lo que dice
nuestra madre la Iglesia (nos podemos equivocar
en el tono, la palabras o la oportunidad). Pero
cuando hablamos de política nos equivocamos
como todo hijo de vecino. Así que si alguna vez
oyes algún clérigo dar su opinión sobre el tema
hazle el mismo caso que si hablara de física
del 11 al 17 de novembre de 2019 www.parroquialavilavella.es

cuántica. Ninguno.
Dicho esto. Este domingo hay
elecciones. No hace falta ser un analista
experto para decir que, aunque seguro que
hay gente muy buena entre los que se
dedican a la política, con un claro espíritu de
servicio, en general el nivel es bastante bajo.
Estas líneas las escribo no para orientar
el voto. Un cristiano vota como hace todo lo demás, en conciencia (aunque
nos lo ponen muy difícil). Es para recordar que tenemos que rezar.
Tenemos un deber de rezar por aquellos que nos gobiernan. No solo en
momentos de elecciones, sino siempre. Es lo que se nos da mejor.
Decía el Papa hace un par de meses, que el gobierno “tiene la
responsabilidad de conducir el país, pero, ¿y nosotros lo vamos a dejar
solo sin pedirle a Dios que lo bendiga?”. “Estoy seguro de que no se reza
por los gobernantes, incluso, parece que la oración por los gobernantes es
insultarlos”.
Hace un año comentaba: “No, yo lo he votado ’… ‘yo no lo he votado,
que haga lo suyo’. No, nosotros no podemos dejar a los gobernantes
solos: debemos acompañarlos con la oración. Los cristianos deben rezar
por los gobernantes. ‘Pero, Padre, ¿cómo voy a rezar por  éste, que hace
cosas tan graves?’ – ‘Tiene más necesidad aún. Reza, haz penitencia por
el gobernante’. La oración de intercesión  es para todos aquellos que están
en el poder”.
Incluso el Papa pidió que se haga un examen de conciencia sobre la
oración por los gobernantes: “Les pido un favor: cada uno de ustedes
dedique hoy cinco minutos, no más que eso. Si es un gobernante,
pregúntese: ¿‘Yo rezo al que me ha dado el poder a través del pueblo?’. Y
si no es gobernante: ¿‘Yo rezo por los gobernantes? Sí, por éste o por
aquel sí, porque me gusta; por aquellos, no. ¡Y tienen más necesidad
aquellos que éste!’. ¿Rezo por todos los gobernantes? Y si ustedes
encuentran, cuando hacen el examen de conciencia para confesarse, que
no han rezado por los gobernantes, lleven esto a la confesión. Porque no
rezar por los gobernantes es un pecado”.

También podría gustarte