Está en la página 1de 7

LA TOMOGRAFÍA AXIAL VS RESONANCIA MAGNETICA NUCLEAR

Un TAC (Tomografía Axial Computarizada) consta básicamente de un anillo


(como un donut) en el que se introduce al paciente, un emisor y un receptor de
rayos X tras las paredes del anillo que pueden girar alrededor de él, y un
ordenador que analiza los datos obtenidos por el detector.
Cabe resaltar que no se debe confundir con los escáneres de Resonancia
Magnética, esto poseen características diferentes como: posee forma de un tubo
largo, en ocasiones causa problemas a claustrofóbicos problemas que no
presenta una TAC.

Escáner TAC de 64 capas “Brilliance”, de Philips


Las imágenes de secciones transversales generadas durante la exploración por
TAC pueden ser reordenadas en múltiples planos, e incluso pueden generar
imágenes en tres dimensiones que se pueden ver en un monitor de
computadora, imprimir en una placa o transferir a medios electrónicos.
La exploración por TAC es, por lo general, el mejor método para detectar varios
tipos de cánceres, ya que las imágenes le permiten a su médico confirmar la
presencia y determinar el tamaño y ubicación de un tumor. En casos de
emergencia, puede identificar lesiones y hemorragias internas lo suficientemente
rápido como para ayudar a salvar vidas.
HISTORIA
La TAC es, sin duda, el más significativo avance de la historia de la imagen
médica desde el descubrimiento de los Rx por Röengent en 1895.
En 1967 Goodfrey N. Hounsfield, ingeniero que dirigía la sección médica del
laboratorio central de investigación de la compañía discográfica EMI Capitol
(Electric and Musical Industries), inicia sus investigaciones sobre el
reconocimiento de imágenes y técnicas de almacenamiento de datos en el
ordenador.
De modo que, en 1967 propuso la construcción del escáner EMI, que fue la base
de la técnica para desarrollar el TAC, como una máquina que unía el cálculo
electrónico a las técnicas de rayos X según la siguiente descripción:
” Crear una imagen tridimensional de un objeto tomando múltiples mediciones
del mismo con rayos X desde diferentes ángulos y utilizar una computadora que
permita reconstruirla a partir de cientos de “planos” superpuestos y
entrecruzados”.

Sir Godfrey Hounsfield


El 1 de Octubre de 1971 se realiza el primer escáner craneal en un hospital de
Londres y desde su presentación en 1972 esta técnica radiográfica se ha
convertido en un método insustituible para el estudio de múltiples procesos
patológicos y prueba de ello es la concesión del Premio Nóbel a sus
descubridores en 1979.

El TAC se constituyó como el mayor avance en radiodiagnóstico desde el


descubrimiento de los Rayos x. Su introducción al mercado de Estado Unidos en
1972, tuvo un éxito abrumador, ya que 170 hospitales lo solicitaron, aun cuando
el costo era de 385.000 dólares.
Primer tomógrafo para “cuerpo” 1973
Principios de Funcionamiento del TAC
La obtención de imágenes en el equipo de TC viene dada por un tubo emisor de
un haz de Rx que está enfrentado con suma precisión a una columna de
detectores. En la tomografía lineal convencional, los Rx realizan un barrido de
todo el grosor del cuerpo, consiguiéndose la imagen deseada por el movimiento
conjunto del foco de Rx y de la placa, que borra y desdibuja los planos inferiores
y superiores al plano deseado.
La cantidad de radiación que recibe el paciente en este estudio, es grande y la
nitidez de la imagen se resiente por las imágenes de barrido.
Ambos, es decir el bloque tubo-detectores, se moverán sincrónicamente para ir
girando siempre enfrentados y de esta forma se obtendrán las distintas
proyecciones del objeto.
Cada detector tendrá un canal por el cual enviará las señales recibidas de cada
uno de los detectores en cada proyección, y a partir de ellas reconstruye la
imagen, pero siempre quedarán archivadas en la memoria del ordenador o en el
disco magnético de donde podrán ser extraídas siempre que se desee.
Por tanto, los detectores convierten la señal de radiación en una señal
electrónica de respuesta o “señal analógica” (sí o no, es decir, hay pulso o no
hay pulso) que a su vez se convierte en “señal digital” por medio de una
conversión analógico-digital (si hay señal se obtiene como resultado 1 y si no
hay señal el resultado es 0).
TAC helicoidal multicorte
Algunos equipos de TAC multicorte para compensar la pérdida de resolución
espacial usan colimadores de detectores adicionales, pero tienen el
inconveniente de desaprovechar rayos X, teniendo que aumentar el mA para
conseguir la misma intensidad de señal. Por tanto, aumentará la dosis de
radiación al paciente.
A estos equipos se les denomina equipos de TAC multicorte de alta resolución.
Entre los parámetros que hay que determinar en la exploración de TC multicorte
están el factor de desplazamiento del haz y el factor de desplazamiento del corte
(pitch).
El factor de desplazamiento del haz relaciona el movimiento de la camilla del
paciente por cada revolución de 360º por la anchura del haz de RX. Por ejemplo,
con una matriz de 16 coronas de detectores de 1,25 mm de anchura cada uno,
cuando usemos todos los detectores la anchura del haz sería 20 mm, si el
movimiento de la camilla es de 20 mm, el factor de desplazamiento del haz es
de 1,0.

El factor de desplazamiento del corte o pitch del TC helicoidal es el


movimiento del paciente cada 360º dividido por el grosor del corte.

Resonancia magnética nuclear cuantitativa


Varios métodos han ido ocupando un lugar como parte de las baterías de
análisis desarrolladas para los controles de calidad y proceso de los productos
intermedios en la producción de vacunas, en dependencia de la complejidad
estructural de cada producto y la disponibilidad de equipamiento analítico en
cuestión. Generalmente, son muy utilizados los métodos basados en la
espectrofotometría. Estos incluyen la transformación cuantitativa de los
productos de interés analítico para obtener un derivado con un máximo de
absorbancia sin interferencias en las regiones ultravioleta y visible del espectro.
Dado que las mediciones de esta prueba se realizan por la sincronización de las
señales nucleares atómicas que ya existen en los tejidos, la RMN es una de las
técnicas diagnósticas menos invasoras de que disponemos hoy en día.

HISTORIA
Tuvo sus inicios a principios de la década de 1950, cuando se comercializaron
los primeros espectrómetros para la obtención de espectros de protones, tras el
descubrimiento en 1945 de la resonancia. Este fenómeno plantea que los
núclidos sometidos a un campo magnético externo absorben radiación
electromagnética en el orden de las radiofrecuencias. Como la frecuencia exacta
de esta absorción depende del entorno químico de los núclidos, el espectro de
señales de absorción de los mismos revela una valiosa información sobre la
estructura de la molécula.

Bases Físicas
La información obtenida en RM proviene de las propiedades magnéticas
naturales de los átomos. La base física de este fenómeno está dada por la
existencia de dos tipos de movimientos de los núcleos atómicos:
- el movimiento giratorio o spin (alrededor de su eje)
- el movimiento de precesión (alrededor del eje gravitacional

Dichos movimientos generan un campo magnético alrededor de cada núcleo,


especialmente los átomos que poseen un número impar de protones y
neutrones. En éstos predominan las cargas positivas y en consecuencia,
adquieren mayor actividad magnética.
Dado que el hidrógeno es el átomo más abundante en los tejidos orgánicos y su
núcleo tiene 1 protón (impar) resulta ideal para el examen de RM.
Papel en la Medicina
La RMN ha permitido obtener mucha información respecto a la estructura de las
complicadísimas moléculas biológicas. Ademas de que ha permitido ver el
interior del cráneo, el cerebro; actualmente es llamada entre los médicos una
IRM (Imagen por Resonancia Magnética) que literalmente ha revolucionado las
técnicas de las imágenes medicas pues ha superado a todas.
El primer nombre que le dio uno de sus autores a esta técnica fue, por curiosas
y muy complejas razones, ZEUGMATOGRAFÍA, pero como a nadie le gustó no
se usó.
Usos de la RMN
Se prefiere la resonancia magnética nuclear (RMN) a la tomografía
computarizada (TC) cuando el médico necesita más detalles sobre los tejidos
blandos, por ejemplo, para obtener imágenes de anomalías en el cerebro,
médula espinal, músculos e hígado.
También utilizado para:
 Medir ciertas moléculas en el encéfalo que distinguen un tumor de un
absceso
 Identificar alteraciones en los genitales femeninos y fracturas en la cadera
y la pelvis
 Facilitar al médico la valoración de ciertas anomalías articulares
frecuentes (como roturas de ligamentos o cartílagos de la rodilla) y
esguinces
 Facilitar al médico la valoración de hemorragias e infecciones.
Algunas aplicaciones de la RMN para la evaluación de intermedios en
vacunas
Existen numerosas vacunas comerciales y candidatos vacunales multivalentes
basados en polisacáridos que protegen contra varias bacterias. Los análisis
asociados a los procesos de producción y control de la calidad de estas vacunas
resultan extremadamente complejos y en muchos casos la RMN se encuentra
insertada entre las técnicas comúnmente empleadas.
La aplicación de la RMN como método de caracterización para vacunas, con el
ingrediente farmacéutico activo (IFA) de naturaleza glicosacarídica o
glicoproteica es amplia. La vacuna multivalente antineumocócica Pneumovax®
23 emplea un método por RMN para confirmar la identidad estructural de cada
uno de los polisacáridos capsulares empleados en el IFA.
La selectividad y la reproducibilidad de los métodos de RMN empleados para
este fin resulta superior a la de prácticas usuales, como los análisis
espectrofotométricos. Ensayos similares son empleados para la evaluación de
otros polisacáridos bacterianos como: el polisacárido Vi de Salmonella entérica
serovar typhi, los serogrupos A, C, Y y W135 de Neisseria meningitidis, los
serotipos 5 y 8 de Streptococcus aureus y al serotipo b de Haemophilus
influenzae.