Está en la página 1de 3

Amalia Garcia J.

Psicóloga

LA RECUPERACION DE UNA ADICCION

Partiendo del reconocimiento de que las adicciones son una enfermedad del cerebro, se hace
una sentencia significativa que ayuda a reconocer las dificultades que se presentan para
recuperarse de estas.

La adicción, cualquiera que sea su origen, como enfermedad, tiene las mismas características:

 Crónica.
 Progresiva
 Deteriorante
 Recidivante
 Mortal.

Características que están mostrando un proceso de esclavitud comportamental, deterioro


mental y funcional en tanto solo se vive en función de las exigencias adictivas, cómo conseguirla,
cómo estar en contacto con ella, cómo evitar estas situaciones negativas, cómo volver a obtener
la recompensa, “se asume el riesgo para obtener el beneficio”. El arriesgarse va impulsado por la
idea positiva de calmar la ansiedad, pasar así sea momentáneamente al estado de calma.
Comportamiento que se vuelve repetitivo cual mecanismo de reloj invariablemente se repiten
las mismas secuencias pero con menor gratificación, con el transcurso del tiempo se pierde el
placer, aflora la conciencia de dependencia, el displacer se generaliza bajo efecto y sin el efecto
porque se avecina la necesidad imperiosa de volver a la repetición. Para salir de la adicción se
requiere de desintoxicación y deshabituación, esta ultima la más compleja y prolongada, es la
que va unida a rituales y creencias que han mantenido el proceso adictivo, se han afianzado en
acuerdos con el carácter de la persona y las facilidades del entorno, estas circunstancias son las
que pueden llegar a ser un lastre en la recuperación, incluso van de la mano con los aspectos
recidivantes de las adicciones, es decir posibilitan la reincidencia en las conductas adictivas.

Dejar el consumo, alejarse de las situaciones u objetos adictivos no es suficiente, una


abstinencia prolongada muestra resultados muy positivos de cambio pero es bueno tener en
cuenta la posibilidad de recaída, situación que es previsible y trae aprendizajes importantes para
quien está en proceso de rehabilitación y para quienes lo rodean. La recaída puede mostrar los
falsos positivos que se venían dando y por lo cual se regresa a la fatal situación inicial, muestra
que hace falta mayor rigor en la aplicación del programa, señala situaciones de engaño, así como
afianzar la esperanza de que si fue posible estar “limpios” por un tiempo prudencial, también
será posible recomenzar afirmándose en clarificar aquello que estaba falseado desde el inicio.
Amalia Garcia J.
Psicóloga

La anterior situación exige que se reprograme y no solo se reeduque, es menester que en el


proceso de recuperación de la adicción se trabaje la programación neurolingüística, en tanto la
persona conciba que llegó a tal situación porque la sustancia, el juego, las compras, lo que sea su
objeto de deseo adictivo, lo llevó a tal situación por exceso de gusto, por fascinación no por
repulsión y si esto gustó una vez va a seguir siendo agradable toda la vida, en este punto la PNL.
es de vital importancia porque ayuda a revertir el sentimiento, la sensación y la emoción unida a
dichas experiencias, se requiere que el cerebro aprenda a hacer otro tipo de lecturas e
interpretaciones sobre la adicción, puede ser desde la pérdida, desde la moción de saturación y
cansancio sensorial, desde la visión de fracaso por el estancamiento y abandono de metas a
realizar, o el solo deseo de cambio.

Cada proceso de rehabilitación desde lo más interno del ser, es personal, único, inigualable.
Cada persona realizará lecturas diferentes de una misma situación o estimulo, se planteará
metas diferentes, tendrá motivos de superación muy personales así como un entorno de ayuda
bastante diferente entre ellos mismos, de ahí la necesidad de realizar psicoterapias que le
proveerán técnicas e instrumentos para el manejo de cada situación a enfrentar, además, si la
persona moviliza demanda terapéutica, es decir, tiene la conciencia y la necesidad de trabajar
aspectos internos de su carácter y comportamientos, similar al inventario de defectos de
carácter que promulga AA. Esto le ofrece mayor estabilidad al proceso de recuperación,
obteniendo el empoderamiento necesario para auto regularse y auto dirigirse en la ejecución de
su proyecto de vida.

Desde lo externo, cada proceso de rehabilitación presenta similitudes que permiten ayuda
masiva, esto son los grupos de apoyo, donde se universaliza el problema cualquiera sea el origen
de la adicción, se generalizan los aportes, se trabaja desde el sentido de equidad y justicia,
además de ser un soporte para el manejo de las tensiones del diario vivir, las dificultades que
afloran en la convivencia familiar, el aplanamiento emocional y afectivo, la sensación dudosa
sobre si vale la pena haber cambiado, sensación de monotonía que le llevará a evocar la
preferencia por las experiencias pasadas y el deseo de retornar a lo ya vivido , posible recaída.
La asistencia a los grupos de apoyo permite frenar en el momento justo, evitar la recaída a
través de la mirada en espejo que permite estar reunidos por una misma causa, si el caso trata
de haber recaído, el grupo le ofrece la escucha, le permite expresar su sentir y luego obtendrá la
devolución, en la que sus pares le confrontaran por tener “guardados”, solo haber “tapado la
botella”, el “autosabotaje” y le aportaran sentimientos y herramientas necesarias para retomar
el camino de la recuperación.

Texto elaborado por Amalia García J.2013


Amalia Garcia J.
Psicóloga

Definición de términos:

Guardados: falta de sinceridad, decir verdades a medias.

Tapar la botella: conservar la idea de volver a consumir “en pequeñas dosis”.

Auto sabotaje: inseguridad, hacer todo lo necesario para que las cosas salgan mal y luego auto
compadecerse y recurrir al consumo.

El águila es el ave con mayor longevidad de esas especies. Llega a


vivir 70 años, pero para llegar a esa edad, a los 40, debe tomar una
seria y difícil decisión.